Você está na página 1de 2

Razones para ser vegetariano:

A través de los siglos la alimentación del hombre ha ido distanciándose


cada vez más de la alimentación natural que le corresponde dada su
constitución y naturaleza; por tanto la consecuencia no ha podido ser
más deplorable, pues hoy en día el hombre es un ser enfermo y de corta
vida, que en la mayoría de los casos no puede ser feliz y no emplea bien
sus facultades.

Ser vegetariano más que una opción es un estilo de vida, para ello se
recomienda: Estar alerta de las necesidades de tu cuerpo, descansar cuando se esté cansado, comer
cuando se tenga hambre, ojo presta atención a tu cuerpo, descubrirás que irá desapareciendo esa sensación
de “pesadez” luego de comer. Los alimentos vegetarianos no sólo sientan bien, sino que energizan tu vida,
respeta tu cuerpo, aprende la conexión entre lo que le entregas y lo que te devuelve,
Una dieta vegetariana puede adoptarse por sus beneficios para la salud, o como forma de proteger a los
animales y ayudar al resto del planeta, porque procuran:
Menor consumo de agua: La producción ganadera requiere más agua que los cultivos, así: para producir
alrededor de un kilo de carne se requieren aproximadamente 15.500 litros, mientras que una porción de
quinua necesita menos de 100 litros.

Proteger los espacios verdes y Detener la erosión del suelo: muchísimas hectáreas son utilizados para
alimentar y almacenar los animales de donde luego proviene la carne y el suelo se degrada tras ciclos de
pastar la tierra con el ganado.

Reducción de Gas Invernadero: La producción de carne contribuye a una mayor liberación de Gas
Invernadero a la atmósfera, responsable del calentamiento global. Se estima que la refrigeración de la carne
produce la alarmante cifra del 37% de emisión de metano del total de gas emitido por la actividad humana.

Minimizar el consumo de plástico y paquetes: La carne, por su tendencia a descomponerse rápidamente,


se vende en paquetes que llevan mucho contenido de plástico, film o poli estireno. Normalmente el paquete
termina en la basura, siendo de materiales de difícil degradación que contaminan el medio ambiente. Mientras
tanto, las frutas, verduras y granos pueden comprarse con una bolsa.

Restos biodegradables: Después de cocinar, siempre quedan algunos restos de comida que deben ser
arrojados a la basura. Generalmente al cocinar carne nos deshacemos de huesos, mientras que los
deshechos de una dieta vegetariana son biodegradables y, además, no llaman la atención de ratas y moscas.

“Nada beneficiaría más a la salud humana que la evolución hacia una dieta vegetariana”.
Albert Einstein
Algunos Hábitos que podemos abandonar para proteger el medio ambiente
Proteger el medio ambiente requiere de un esfuerzo considerable. Se menciona, hábitos de la vida cotidiana
que fácilmente podemos abandonar para desacelerar la contaminación y, en ocasiones, hasta favorecer nu
estra economía y nuestra salud.
Dejar de comprar agua embotellada: se requieren 26 botellas de agua para producir tan sólo el contenedor
plástico de una botella de un litro. Lo mejor es optar por embotellar el agua en casa con una botella que ya
tengamos. Si es de plástico, chequea el número encerrado en el triángulo del envase: evita usar plásticos
numerados con 3, 6 y 7, porque pueden ser malos para tu salud. Opta por el 1, 2, 4 y 5.
Abandonar las bolsas de plástico y papel: Las bolsas son necesarias para transportar lo que compremos,
pero no abusar de su uso, lo mejor es conseguir una bolsa que resista.
Optar por la bicicleta: La bicicleta no nos puede llevar a todos lados pero sí a muchos lugares cercanos o
donde un vehículo tiene problemas para llegar. Optar cuando se puede por la bicicleta es bueno para la salud,
para el medio ambiente, y para el bolsillo.
Olvidar el papel para limpiar: Como en el caso de las bolsas y de las botellas, utilizar materiales no
duraderos para limpiar genera basura. Para evitarla, opta por un trapo que con sólo escurrirse puede
utilizarse muchas veces.
Minimizar el uso la Tv: si es posible optar por una radio.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: :::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Remedios caseros contra la alergia en los ojos

 Aplicar rodajas de pepino recién cortado sobre los ojos, reduce la inflamación y
enrojecimiento de los ojos.

 Por otro lado, el té de hinojo es un remedio ideal para relajar los ojos y evitar el
enrojecimiento e hinchazón de los mismos.

 Otra de las plantas medicinales que actúa como un remedio natural para dicha alergia es
la infusión de cola de caballo. Para lograr sus beneficios antinflamatorios, puedes
realizar lavajes con dicho té en los ojos.

 Por último, otro de las plantas que reducen los síntomas de la alergia de los ojos es la vid
roja, ya que reduce la inflamación del ojo y disminuye el dolor y picor. Para lograrlo, lava
los ojos con dicha infusión fría.