Você está na página 1de 6

ESQUEMA:

1. Recursos Administrativos Jerárquicos


2. Recursos de Revisión
3. OTROS
4. Recursos Jurisdiccionales
5. Recursos Contencioso Tributario
6. Acción de Amparo
7. Acción de Repetición
8. Juicio Ejecutivo
9. Privilegios y garantías del fisco nacional

1. RECURSOS ADMINISTRATIVOS JERARQUICOS

Es un medio de impugnación del acto administrativo, ejercido ante el superior


jerarquico de la autoridad administrativa que dicto el acto impugnado. Es intentado
por el contribuyente con el objeto de hacer valer sus derechos ante actos
administrativos que lesionaron sus intereses, cumpliendo con las formalidades y los
lapsos establecidos en el art. 242 del COT.
Es importante señalar que el recurso jerárquico es la única acción establecida en el
COT para impugnar actos en vía administrativa, sin embargo se separa de lo
dispuesto en la LOPA, que regula la actividad de la administración publica en
general; la cual indica en su art. 95 que para el ejercicio del recurso jerárquico es
indispensable solicitar previamente el recurso de reconsideración, que procede ante
el funcionario que emitió el acto, donde se ejercerá el recurso jerárquico sobre una
petición de reconsideración realizada por el contribuyente; a diferencia del COT
donde el recurso se interpone para recurrir directamente el acto.
El recurso de reconsideración consagrado en la LOPA es ejecutado contra el acto
administrativo, dentro de un plazo de 15 días siguientes a la notificación del acto
que se impugna; el órgano administrativo debe emitir una decisión en 15 días. Si el
interesado no tiene respuesta a su solicitud, puede interponer el recurso jerárquico.

2. RECURSO DE REVISION

En algunos ordenamientos se designa así aquel mediante el cual se impugnan las


resoluciones de la Suprema Corte de Justicia, en los casos
de competencia originaria, a los efectos de la reconsideración por parte de la misma
Corte.
Este es un Recurso que sólo se presentará en la práctica en casos muy
excepcionales, tales como si después de haberse dictado la decisión o la sentencia
aparecieran pruebas decisivas en el asunto de que se trate, o se prueba que hubo
soborno o se cometió algún delito que sirvió de base a la sentencia o decisión.

Nociones Generales:
Forma de iniciación: A solicitud del interesado.
Tipo de procedimiento: Revisión de actos.
Órgano que resuelve el procedimiento: Órgano administrativo que haya dictado el
acto objeto del recurso.
Plazo máximo resolver y notificar: 3 Meses.
Efectos de la falta de resolución en plazo: Desestimatorios.
Recurso: Contencioso-Administrativo.
Plazo de interposición del recurso: 2 meses si el acto fuera expreso ó 6 meses si no
lo fuera.
Órgano que resuelve el recurso: Tribunales de la Jurisdicción Contencioso-
Administrativa.
Normativa: Ley 30/1.992, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de las
administraciones publicas y del procedimiento administrativo común, modificada por
ley 4/1999, de 13 de enero, (BOE Nº 285, de 27 de noviembre de 1992 y BOE Nº
12, de 14 de enero de 1999).

El Recurso se intenta ante La Sala Constitucional, ya que es quien se encarga de


atender las violaciones fragantes a la Normas constitucionales.

¿Cuándo procede este Recurso y en qué tiempo es decidido?


El Recurso de Revisión contra los actos administrativos firmes podrá intentarse ante
los funcionarios competentes en los siguientes casos:
1- Cuando hubieren aparecido pruebas esenciales para la resolución del asunto, no
disponibles para la época de la tramitación del expediente.
2- Cuando en la resolución hubieren influido en forma decisiva documentos o
testimonios declarados falsos, por sentencia judicial definitivamente firme.
3- Cuando la resolución hubiere sido adoptada por cohecho, violencia, soborno u
otra manifestación fraudulenta, y ello hubiere quedado establecido en sentencia
judicial definitivamente firme.
El Recurso de Revisión será decidido dentro de los 30 días siguientes a la fecha de
su presentación.

3. LOS RECURSOS TRIBUTARIOS


Los procedimientos ejecutados por el órgano de control fiscal, finalizan con una
declaración en la cual se dejara constancia de la conformidad o no de lo fiscalizado.
En este sentido, cuando toda la situación tributaria del contribuyente se encuentre
dentro de la normativa, se emitirá un Acta de Conformidad; en caso contrario se
levantara un Acta de Reparo.
Estas declaraciones por sí mismas no ponen fin a la actuación de la administración
tributaria, ya que su naturaleza es de mero trámite; el acto administrativo al cual le
corresponde la determinación de la obligación tributaria, accesorios, multas y
sanciones, es la providencia que culmina el procedimiento. Donde la administración
le hace saber al contribuyente el resultado de la fiscalización; determinando la
procedencia de la obligación tributaria, señalando la infracción que da lugar a la
sanción establecida.
Es sobre la Providencia Culminatoria que el contribuyente puede ejercer los
recursos previstos en la ley para defender sus intereses. Cuando la comunicación
final afecta los derechos del administrado, este puede impugnar el acto en sede
administrativa o vía judicial, si se establece de manera inmediata o indirecta alguna
obligación tributaria o pecuniaria. El interesado puede refutar la providencia
Culminatoria emitida por la administración en sede administrativa, recurriendo al
recurso jerárquico y al de revisión; en vía judicial podrá interponer el recurso
contencioso tributario y el amparo tributario.
Según Villegas, "el derecho procesal tributario está constituido por el conjunto de
normas que regulan las múltiples controversias que surgen entre el fisco y los
particulares, ya sea en relación a la existencia misma de la obligación tributaria
sustancial, a la forma (arbitraria o no) en que el fisco desea efectivizarla, a la validez
constitucional de los preceptos normativos que rigen tal obligación, a los pasos que
debe seguir el fisco para ejecutar forzadamente su crédito, a las infracciones que
atribuye y a las sanciones que en su consecuencia aplica; e incluso en relación a los
procedimientos (administrativos y jurisdiccionales) que el sujeto pasivo debe
emplear para reclamar la restitución de las cantidades indebidamente pagadas al
fisco".
4. RECURSO CONTENCIOSO
Es un recurso de impugnación jurisdiccional contra los actos de la Administración
Tributaria de efectos particulares que determinen tributos, apliquen sanciones o
afecten en cualquier forma los derechos de los administrados. El recurso
contencioso tributario puede interponerse sin haber ejercido previamente el recurso
jerárquico y habiéndolo ejercido, en los casos en que hubiera sido denegado
tácitamente e incluso cuando hubiese sido resuelto denegándolo total o
parcialmente.

Tiene por objeto la anulación del acto administrativo de efecto particular que causa
afectación a derechos e intereses directos, este recurso es de plena jurisdicción,
término que implica, que el juez conocedor del mismo está en amplia potestad de
conocer del fondo del acto así como también de la forma de este, su recurribilidad y
procedencia, sin obviar, la facultad que esta misma cualidad del recurso otorga al
juzgador para no solo anular el acto administrativo sino también de modificar o
reformar su contenido.

EXTINCIÓN DE LA INSTANCIA
La instancia se extinguirá según el artículo 265 del COT por el transcurso de un año
sin haberse ejecutado ningún acto de procedimiento. La inactividad del Juez, se
después de vista la causa, no producirá la perención.

La perención es la extinción del proceso en virtud del transcurso del tiempo


establecido por la ley, en nuestro caso de un año, sin que se hubiese ejecutado
ningún acto de procedimiento por las partes. Esta institución tiene su fundamento en
la presunta intención de las partes de abandonar el proceso y en la necesidad de
evitar la pendencia indefinida de los litigios, por el riesgo que ello conlleva para la
seguridad jurídica.

PRESUPUESTOS PROCESALES DE LA ACCIÓN


1. La legitimación para recurrir del acto
2. El acto de efectos particulares de contenido tributario
3. El Juez de la Jurisdicción contenciosa tributaria.
4. La representación o asistencia de abogados.
5. El escrito o libelo demandatorio de la nulidad o reclamo de cantidades pagadas
indebidamente.
6. La tempestividad del recurso.
7. La notificación de la Administración Tributaria emisora del acto o responsable de
la omisión

EL LAPSO PROBATORIO EN EL PROCESO CONTENCIOSO TRIBUTARIO


Una vez vencido el lapso para apelar o desde que conste en autos la devolución del
expediente del Tribunal de Alzada que admitió el recurso, quedará el juicio abierto a
pruebas, sin necesidad de decreto o providencia alguna, a menos que las partes
soliciten que la causa se decida como de mero derecho o solo con los elementos de
prueba cursante en autos, en cuyo caso el juez lo decida así.

El LAPSO PARA INTERPONER EL RECURSO CONTENCIOSO TRIBUTARIO


El lapso para interponer el recurso contencioso tributario comenzará a computarse a
partir del vencimiento del lapso previsto para decidir el recurso jerárquico, que es de
sesenta días contados a partir de la fecha de culminación del lapso probatorio a que
hace referencia el artículo 254 del COT.

Continúa contemplándose el período de 25 días hábiles contados a partir de la


notificación o de la fecha efectiva del silencio administrativo para ejercer el recurso
contencioso tributario, que estaba establecido en el Código de 1994 en su artículo
187, actualmente el Código Orgánico Tributario señala en el artículo 261 “ El lapso
para interponer el recurso será de veinticinco (25) días hábiles, contados a partir de
la notificación del acto que se impugna o el vencimiento del lapso para decidir el
recurso jerárquico, en caso de denegación de esta.

PRESENTACIÓN DE INFORMES
Los informes son los escritos que presentan las partes, y donde se analizan las
pruebas actuadas, tanto de cargos como de descargo para demostrar que han sido
probados o desmentidos los alegatos, los hechos traídos al proceso por las partes,
siempre, claro está, con el fin de facilitar al juez el estudio del caso para su
resolución, exponiendo los fundamentos de derecho en que se funda la
controversia.
Una vez concluido el lapso probatorio, al decimoquinto día de despacho, las partes
presentarán los informes

OBSERVACIONES
Cada parte podrá presentar sus observaciones escritas sobre los informes de la
parte contraria dentro de los ocho (8) días de despacho siguientes, y si el tribunal
cuando el caso lo amerite podrá disponer que estos sean expuestos en forma breve
y oral.

AUTO PARA MEJOR PROVEER


Vencido el término para presentar los informes, dentro del lapso perentorio de
quince (15) días de despacho, podrá dictar un auto de mejor proveer de
conformidad con la disposición del artículo 514 del CPC. En el auto para mejor
proveer, se señalara término suficiente para cumplirlo. Contra este auto no se oirá
recurso alguno; cumplido que sea, las partes podrán hacer al Tribunal, antes del
fallo, las observaciones que crean pertinentes respecto de las acusaciones
practicadas.

SENTENCIA
1.- LAPSO PARA LA SENTENCIA
El artículo 277 del COT indica que presentados los informes o cumplido el auto para
mejor proveer o pasado el término para su cumplimiento, el tribunal pasará a dictar
sentencia dentro de los sesenta (60) días siguientes continuos. Solo para ser
diferido por una sola vez y por un lapso que no exceda de treinta (30) días. Los
lapsos procesales son de cumplimiento obligatorio y hay que dejarlos correr
totalmente a los efectos de interponer el recurso de apelación.

Cuando la sentencia es dictadas fuera de los plazos establecidos o su diferimiento,


deberá ser notificado a las partes, quienes una vez conste en auto su notificación,
sin esta notificación no correrá el lapso para interponer apelación.

2.- APELACIÓN DE SENTENCIA


Luego de esta notificación empezará a correr el término de ocho (8) días de
despacho, para apelar la sentencia definitiva o interlocutoria que cause un
gravamen irreparable. Cuando se trate de determinación de tributos o de sanciones
tributarias o pecuniarias, solo procederá la apelación cuando la cuantía sea de cien
(100) UT., si se trata de personas naturales y de quinientas (500) UT para personas
jurídicas.

3.- EJECUCIÓN DE LA SENTENCIA


La ejecución de la sentencia o cualquier acto que tenga fuerza tal, corresponderá al
tribunal que haya conocido de la causa en Primera Instancia, una vez que ella haya
quedado definitivamente firme, pasada con autoridad de cosa juzgada. El tribunal a
petición de parte interesada decretará su ejecución.
Las partes de mutuo acuerdo, siempre que conste en autos podrán suspender la
ejecución por un tiempo determinado que no sea menor de tres (3) días ni mayor de
diez (10) días, así como también realizar actos de composición voluntaria con
relación al cumplimiento de la sentencia. Transcurrido el término establecido sin que
haya cumplido voluntariamente la sentencia, se procederá a la ejecución forzosa
(Remate de bienes del deudor y designación del depositario al Fisco Nacional).