Você está na página 1de 2

CUALES SON LOS PROLEMAS DE SALUD ¿

La enfermedad que presenta el niño en este caso es la HEPATITIS A, La hepatitis A es el tipo de hepatitis más
frecuente en los niños. El virus vive en las heces (caca) de la gente que ha contraído la infección. Por eso
es tan importante lavarse las manos después de ir al baño. Las verduras y hortalizas, las frutas y el
marisco (como las gambas y los langostinos) también pueden transmitir la hepatitis si se recogen en
aguas contaminadas o han vivido en condiciones de falta de higiene. La hepatitis A dura poco y, cuando
la persona afectada se recupera, no la vuelve a contraer.
En el presente caso clínico el niño tuvo varios síntomas como:

_ICTERICIA: La ictericia es probablemente el síntoma más característico de las hepatitis. Damos el


nombre de ictericia a la coloración amarilla de la piel, ojos y mucosas provocada por la acumulación en la
sangre de una sustancia llamada bilirrubina.

_ – HECES CLARAS: La presencia de heces claras, casi blancas, es llamada de acolia fecal, siendo
también una señal común de la hepatitis.

_– ORINA OSCURA:La orina oscura es otra señal de la hepatitis que ocurre debido a la acumulación de
bilirrubina en la sangre.

_– COMEZÓN DIFUSA EN LA PIEL: La ictericia viene frecuentemente asociada a la comezón, pues la


bilirrubina depositada en la piel causa irritación de las terminaciones nerviosas.

_– DOLOR ABDOMINAL: La inflamación de la hepatitis aguda puede causar una hinchazón del hígado,
provocando dolor en el mismo.

_– MALESTAR: La hepatitis siempre causa un cuadro poco específico de malestar, que puede incluir
diversos síntomas, como debilidad, cansancio fácil, pérdida del apetito,ETC.

_– FIEBRE: Otra manifestación común de la hepatitis, pero muy poco específica, es la fiebre.

¿QUE ES LA ICTERICIA?¿CUAL ES SU INTERPRETACION EN ESTE CASO?

La ictericia es la coloración amarillenta de la piel, mucosas y conjuntiva causada por cifras de


bilirrubina en sangre superiores a lo normales. La ictericia nunca es una entidad en sí misma sino
el reflejo de una enfermedad específica.

Explicando algunas líneas sobre la bilirrubina, pues varios síntomas de la hepatitis son provocados por su
acumulación en el organismo.

Nuestros hematíes (glóbulos rojos) viven un promedio de 120 días, y son destruidos en el bazo cuando
están viejos. Uno de los elementos liberados por el hematíe cuando está destruido es la bilirrubina, un
pigmento amarillo-verdoso.

Diariamente, millones de hematíes viejos son destruidos en el bazo, provocando una liberación constante
de bilirrubina hacia la sangre. Para que esta bilirrubina no se acumule en el cuerpo, este necesita
eliminarla de algún modo. Es en este momento que entra en acción nuestro hígado.

Uno de los papeles del hígado es captar esta bilirrubina circulante en la sangre, metabolizarla y excretarla
en dirección a los intestinos para que sea eliminada en las heces.

En los cuadros de hepatitis, el hígado se encuentra inflamado y enfermo, perdiendo la capacidad de


metabolizar y/o eliminar la bilirrubina que es constantemente producida por el bazo. Por lo tanto, es muy
común, en los cuadros de hepatitis, la acumulación de bilirrubina en la sangre. Este exceso de bilirrubina
acaba extravasándose a la piel y mucosas, la cual provoca la apariencia amarillenta en el paciente.
La ictericia es una señal típica de la hepatitis, pero puede también surgir en otras enfermedades del
hígado, como cirrosis o síndrome de Gilbert, en infecciones, como fiebre amarilla o leptospirosis, o
cuando hay destrucción masiva de hematíes, un cuadro llamado de hemólisis.

Interesses relacionados