Você está na página 1de 6

Líneas Programáticas

Artes Escénicas, Artes Visuales, Cine y la Música son las líneas programáticas que desarrolla
M100, con una oferta amplia y variada, tanto en formatos como en propuestas artísticas,
destinadas a audiencias y públicos diversos, siempre con la orientación de lo contemporáneo
ajustado a cada disciplina.

Teatro
Reconocidas compañías, directores y dramaturgos nacionales e internacionales han hecho de M100
su espacio de desarrollo, desde su nacimiento en 2001 hasta la fecha. Estrenos, reposiciones de obras
de calidad, intercambio con regiones, funciones familiares y escolares forman parte del trabajo
colaborativo que M100 realiza con los artistas del teatro, configurándose en un centro cultural que
acoge a los creadores, a los educadores y al público. Anualmente M100 presenta una Convocatoria de
teatro, concurso abierto a todo tipo de proyectos, desde allí sale parte importante de nuestra
programación. M100 también colabora y es sede de importantes festivales como Santiago a Mil,
Santiago Off , Famfest y la Muestra Nacional de Dramaturgia.

Danza
Para M100 la danza es una disciplina de gran relevancia y un eje de nuestra programación. Contamos
con Convocatoria de Danza anual en la que recibimos las propuestas de compañías y coreógrafos.
Programamos obras experimentales de creadores emergentes, así como otras que forman parte del
patrimonio coreográfico nacional. También acogemos encuentros y festivales, en colaboración con
los elencos y también con escuelas y universidades. Conscientes de que los espacios para la danza son
más escasos, asumimos su programación con especial compromiso.
Circo
A partir de 2015, M100 también cuenta con una Convocatoria de Circo, en respuesta al crecimiento
de esta actividad entre los artistas chilenos, casi siempre ligada a un rol social. El Circo contemporáneo
tiene múltiples expresiones, muchas veces con integración de elementos del teatro, la danza, la música
y el audiovisual. Su presencia en nuestra programación ha ido creciendo en cantidad, calidad e
importancia. Compañías nacionales e internacionales forman parte de nuestra cartelera.
Música
Grandes conciertos, ciclos temáticos, lanzamientos de discos, encuentros como Celadores y Pulsar, y
festivales como Neutral y el nuestro propio, Mfest, forman parte de nuestra propuesta musical,
conservando la línea programática multidisciplinaria y contemporánea. Conscientes de la riqueza de
la escena chilena, asumimos nuestro rol de agente cultural y somos un nexo entre creadores y públicos,
aportando al circuito musical nuestros espacios y nuestras audiencias.
Artes Visuales
En M100 otorgamos gran relevancia a las artes visuales, ellas inciden de manera trascendental en la
sociedad, por la capacidad de experimentación y el compromiso que los artistas despliegan con
respecto al momento que les toca vivir. Contamos con dos espacios para las exposiciones: La Galería
de Artes Visuales que alberga tres grandes muestras anuales, de producción propia, y la Galería
Concreta, dedicada exclusivamente al videoarte. Nuestra línea curatorial se sustenta, por una parte, en
ofrecer nuestro espacio a artistas consagrados como José Balmes, Gracia Barrios, Eugenio Dittborn,
Gonzalo Díaz, Juan Pablo Langlois y Juan Dávila, así como producir muestras colectivas con artistas
nacionales e internacionales y colaborar con curadores invitados.
Cine.
El cine es una de las áreas programáticas que se ha consolidado en M100 y que, gracias a su marcado
sello de calidad, alejado de lo comercial, se ha posicionado en circuito de exhibición capitalino.
Nuestra propuesta pone énfasis en la programación de películas chilenas, con estrenos en nuestro
Teatro Principal, pero también contempla ciclos temáticos, ciclos de cine internacional en
colaboración con embajadas y la participación en diversos encuentros y festivales como Femcine,
Muestra de cine y video Indígena y otros.

Transparencia
MATUCANA 100 es una corporación de derecho privado sin fines de lucro, que tiene por objeto
desarrollar acciones y manifestaciones culturales, científicas, tecnológicas, sociales y de
perfeccionamiento, promocionando actividades del saber humano, permitiendo el acceso de personas
de todas las condiciones; y promoviendo y participando activamente en el desarrollo y
perfeccionamiento de las aptitudes y aficiones culturales y artísticas.
Esta multiplicidad de propósitos se traduce en compromisos de gestión que hemos asumido como
equipo, con el gran desafío de trabajar intensamente por alcanzarlos. Nuestra tarea fundamental
es generar espacios para la cultura contemporánea, procurando visibilizar el trabajo de los artistas
y acercarlos al público; siendo así agentes fundamentales del tejido cultural.
Pero así como debemos responder a los intereses de nuestro público actual, requerimos atraer a nuevas
audiencias con el fortalecimiento de nuestro enfoque contemporáneo, ampliando la oferta cultural
artística hacia otros paradigmas: cultura ambiental, proyectos educativos, vínculos comunitarios e
institucionales, entre otros; buscando la integralidad sin olvidar que el acceso a los bienes culturales
y la participación de la sociedad civil son ejes fundamentales que articulan no solo las políticas
públicas, sino que le dan sentido a las acciones que como corporación de derecho privado con vocación
pública, impulsamos.
En la búsqueda de consolidar una impronta ligada al arte contemporáneo, entendemos que el resguardo
a la diversidad y la misión de albergar la más amplia gama de manifestaciones y expresiones
ciudadanas, es otro de nuestros imperativos como espacio cultural.
MISIÓN: Somos una plataforma para el arte contemporáneo que favorece la horizontalidad y
cercanía con los creadores y públicos. Garantizamos una experiencia transversal desde el campo de lo
artístico y promovemos el acceso con la finalidad de contribuir al desarrollo cultural del país.
VISIÓN: Buscamos ser un espacio cultural que transforme la vida de las personas a través de
experiencias significativas en torno al arte contemporáneo, asegurando amplitud de accesos y una
programación de calidad en las distintas disciplinas artísticas
Hoy, M100 establece su planificación anual según el Plan Estratégico 2017 – 2020 elaborado durante
el año 2016, y que presenta los siguientes objetivos estratégicos:
 Potenciar la sustentabilidad económica y operacional de la Corporación Cultural.
 Consolidar nuestro posicionamiento como Centro de Arte Contemporáneo..
 Fidelizar y ampliar los públicos del Centro Cultural.
 Fortalecer la vinculación con creadores y agentes culturales.
Transformarnos en uno de los Centros Culturales modelos a nivel nacional e internacional, en donde
resalten aspectos como la gestión, la relación con los artistas, y la percepción de los públicos. Al
mismo tiempo se pretende haber ejecutado la última etapa de infraestructura del proyecto.

HISTORIA
La Corporación Cultural Matucana 100 nace el año 2001 con el fin de administrar el Centro Cultural
instalado en las antiguas bodegas de la Dirección de Abastecimiento del Estado. M100 se concibió,
desde su inicio, como un espacio público donde sucederían simultáneamente exposiciones de arte
visuales, teatro, danza, cine y música.
Su ubicación estratégica en el sector poniente de la ciudad, fortaleció un polo urbano de gran interés
histórico y arquitectónico, ubicado entre el Parque Quinta Normal y la Estación Central, iniciando el
desarrollo cultural del “Barrio Matucana”, que con el tiempo se ha convertido en uno de sectores más
ricos y dinámicos de la ciudad.
Matucana 100 se ha desarrollado en etapas sucesivas, que le han permitido ir ampliando su
infraestructura y fidelizando a sus audiencias, logrando así albergar una programación amplia y
diversa en sus espacios: Explanada, Teatro Principal, Espacio Patricio Bunster, Galería de Artes
Visuales, Galería Concreta, Microcine y las Microsalas 1 y 2.
La primera etapa de funcionamiento, entre 2001 y 2002, fue denominada “Matucana 100 en
rodaje”. Durante este período se habilitaron cuatro espacios donde debutaron las primeras actividades
programadas, todavía en marcha blanca y sin las condiciones óptimas. Sin embargo, el inicio fue en
grande, pues destacados directores, intérpretes, artistas y músicos nos dieron su apoyo. Compañías del
más alto nivel quisieron participar con su sello de calidad, entre ellas, el Teatro La Memoria, Equilibrio
Precario, La Batería y La Troppa. Además, dos emblemáticos artistas visuales, Gracia Barrios y José
Balmes, también apostaron por el nuevo proyecto.
En 2003 se inicia la segunda etapa, “Matucana 100 en construcción”, en la que comienza a
materializarse el sueño de construir el Teatro Principal, con capacidad para 544 personas y una galería
para el arte emergente de 300 metros cuadrados, denominada Concreta.
Este hito, el de levantar un edificio de gran envergadura, especialmente diseñado para las artes
escénicas, legitimó al proyecto, lo que le permitió también posicionarse en los medios de
comunicación. La prensa, los críticos y, sobre todo, el público manifestaron un claro reconocimiento
de los avances que se vislumbraron en esta etapa.
Finalizada la construcción del Teatro Principal, 2004 aparece como el año de la consolidación, a través
del concepto “Matucana 100, simplemente cultura”, con más cien espectáculos, 16 exposiciones y
una afluencia de público que superó las 380.000 personas. Fuimos sede de grandes estrenos teatrales
como Provincia Kapital, la X Muestra de Dramaturgia Nacional y 1907, El Año de la Flor Negra y de
encuentros de relevancia nacional como los Premios Altazor y el Foro Bicentenario.
Los años 2005 y 2006 representan una nueva etapa institucional. M100 deja los slogans y se presenta
solo como Centro Cultural Matucana 100, pues así lo identifican el público y los creadores. Se
concretan las remodelaciones de la Galería de Artes Visuales y el Espacio Patricio Bunster, que son
recuperados para acoger nuevas creaciones. Comienza también la internacionalización a través de
alianzas y redes con instituciones principalmente europeas y con proyectos de largo plazo como las
exhibiciones Circuitos y Projet Cône Sud, y la presentación de espectáculos del Institut Ramón Llull.
En 2010 comienza una nueva etapa en M100, que está marcada por los daños ocasionados por el
terremoto, lo que obliga a impulsar un plan maestro y estratégico a cinco años, para abordar las
necesidades de infraestructura y, por cierto, el nuevo contexto social, político y cultural del país. El
desafío en ese momento era re-pensarse y conectar con nuevas audiencias, a la vez que optimizar los
recursos humanos y económicos para dar sustentabilidad al desarrollo del centro.
Hoy, gracias al cumplimiento de una parte importante de los objetivos definidos en el Plan
Estratégico 2010-15, entre ellos, la rehabilitación de la Galería de Artes Visuales, la construcción de
dos Microsalas, el desarrollo de la nueva Huerta Urbana, la ampliación de nuevas bodegas y espacios
de trabajo, M100 ha logrado potenciar y aumentar su oferta programática.
Dentro de nuestra programación, destacamos nuestro propio Festival de música, Mfest; la ampliación
y diversificación de la cartelera de cine, con énfasis en las producciones nacionales, nuestro
compromiso con el Videoarte con muestras permanentes en Galería Concreta, el desarrollo de la danza
urbana, el teatro familiar y escolar y la alianzas con importantes festivales como Santiago Off,
Santiago a Mil, Famfest y Femcine, así como los acuerdos con centros culturales de regiones en un
trabajo permanente de descentralización de la actividad artística.
En la actualidad, cuando hemos cumplido los 15 años de vida, estamos proyectando el Plan
Estratégico 2016-20, pensando en los nuevos desafíos y compromisos de M100, con la cultura y el
arte contemporáneo en nuestro país.
CONSEJO DIRECTIVO CORPORACIÓN CULTURAL MATUCANA 100
DIRECTORIO
Directorio
Presidente: Matías Rivas Undurraga.
Vicepresidente: Luisa Durán de la Fuente.
Secretario: Arturo Duclos Zúñiga.
Tesorero:Rodrigo Araya Dujisin .
Director: Juan Manuel Zolezzi.
Director: Hernán Larraín Matte.
Directora: Verónica López Helfmann.
EQUIPO
Dirección Ejecutiva: Cristóbal Gumucio.
Asistencia de Dirección y Proyectos: Daniela Benincasa.
Coordinador Artes Visuales: Ximena Moreno.
Producción Artes Escénicas: Gian Reginato.
Coordinación General: Giselle Jimenez.
Producción en Terreno: Patricio Parra.
Productor en Terreno vespertino: Francisco Morales.
Coordinador de educación y mediación: Gonzalo Bustamante.
Jefatura Técnica: Antonio Palacios.
Prensa: Julio Saavedra.
Contenido Digital: .
Diseño: Catalina Toro.
Audiovisuales: Andrés Olivares.
Administración y Contabilidad: Karen Pailacura.
Contabilidad: Marcia Gatica.
Asistencia Contabilidad: Fernanda Castillo.
Recepción: Mario Muñoz.

Descripción de funciones por área


Dirección Ejecutiva
Área a cargo del Director Ejecutivo, autoridad responsable de la gestión organizacional del centro
cultural, cuyas principales funciones guardan relación con representar a la institución frente a su
Directorio, Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y otras organizaciones e instituciones
relevantes en el área de cultura. La Dirección Ejecutiva se encarga de dar seguimiento y tener un
control del presupuesto de la Corporación, dar atención al cumplimiento de su plan estratégico y
objetivos propuestos, impulsar mejoras y monitorear a los departamentos a su cargo, así como velar
por el pleno desarrollo del Centro Cultural y establecer lineamientos, políticas y protocolos en
relación a la visión de la Corporación.

Departamento de Administración y Finanzas


Área a cargo del control financiero y contable de la Corporación; entre sus funciones se destaca la
coordinación del normal funcionamiento de los procesos de contratación, el seguimiento de los
acuerdos comerciales, la gestión de contratos con los distintos proveedores, la coordinación con el
Consejo Nacional de la Cultura y las Artes en relación a la entrega de informes financieros y de
gestión, entre otros. Es además, el departamento encargado de la gestión del recurso humano de la
Corporación, quien se encarga de desarrollar alianzas estratégicas, vinculación con empresas del
área privada, búsqueda de nuevas fuentes de financiamiento, planificación de marketing y labores
de apoyo a la Dirección Ejecutiva.

Departamento de Creación, Producción y Programación (CPP)


Existe un vínculo directo entre CPP y la Dirección Ejecutiva, ya que entre las funciones del área se
encuentra la asistencia y coordinación de la totalidad de la programación anual del Centro.
CPP presta apoyo a las áreas de artes escénicas, visuales, mediación y educación, acompañando a
los creadores en el proceso de producción técnica, desarrollando convocatorias para las distintas
disciplinas artísticas y realizando gestión de público, entre otras acciones.
Departamento de Comunicaciones
Es el área encargada de elaborar, coordinar e implementar estrategias comunicacionales para dar a
conocer el quehacer de la Corporación. Entre otras tareas, se encarga de la elaboración de bases de
datos para canalizar las comunicaciones de forma eficiente, controlar y coordinar las herramientas y
estrategias comunicacionales y publicitarias de la Corporación, mantener relaciones con medios
especializados, hacer un seguimiento de su página web, redes sociales y otros mecanismos de
vinculación directa con las audiencias.