Você está na página 1de 2

La arqueología es una ciencia social que estudia las sociedades humanas y sus

transformaciones en el tiempo.

Quien se forma como profesional de esta ciencia, se convierte en un experto en el área


de investigación de esta ciencia.

El arqueólogo es como un detective en busca de respuestas en la formación de las


culturas en el que el hombre social se ha visto involucrado. Cuando me refiero a un
detective doy a entender que al reconstruir la acción de la humanidad en sus diversas
culturas necesita armar el rompecabezas a fin de presentar un diseño o plano completo
de las estructuras sociales.

Cuando realizan sus investigaciones, de manera teórica presentan hipótesis sobre el


pasado, ayudándose de los métodos más adecuados para contrastar su hipótesis.

Como nos enseñaba el profesor Alberto Pérez, el arqueólogo trabaja en el pasado o en el


presente, es decir, que trabaja en el tiempo presente, estudia el pasado y construye los
modelos. Registra patrones repetitivos de conductas, reconstruye las relaciones y
actividades de los grupos sociales, observa la sucesión a través de tiempo, propone
esquemas de cambio

La meta de un arqueólogo es interpretativa y deductiva, la primera se basa en la


percepción, mientras que la segunda acompañada del método hipotético puede medir y
cuantificar. Todo registro debe ser minucioso.

Una de las diferencia respecto de la historia es que una vez que analiza los procesos,
puede ver el cambio a través del tiempo.

Esta ciencia está conectada a otras ciencias que permiten aportar en sus
reconstrucciones como lo es la antropología, la geología, geofísica, etc.

La arqueología en la actualidad no es como se piensa que fuera según los estereotipos


proyectados en el pensamiento social, en el cual se ve a un arqueólogo rustico, con
herramientas campesinas. La verdad es que cuenta con herramientas muy sofisticadas y
laboratorios, los cuales para poder fechar los materiales arqueológicos hacen uso de
estas herramientas avanzadas.
Se hace necesario ir actualizando los métodos de trabajo, y hacer uso de herramientas de
vanguardia, que permiten a un arqueólogo ser muy específico en cuanto a sus datos
reformulados como hipótesis.

Para algunos que gustan de esta ciencia, han de disfrutar mucho el campo de acción,
otros lo vemos como una oportunidad de adquirir conocimientos y ampliar el espectro
en cuanto a las ciencias.

Es interesante poder entender aunque sea de manera general ésta ciencia.

La forma en que el profesor nos animó a generalizarnos con esta ciencia, es pidiéndonos
un trabajo con datos específicos, en el cual nos pidió identificar una pieza arqueológica
que se encuentra en el museo regional de Temuco.

Este trabajo nos permitió adentrarnos un poco en esta ciencia.

Considero que aprender de una ciencia haciendo, se recibe mejor la información.