Você está na página 1de 15

CASO DE DORA Las proposición amorosa del señor K el día que paseaban y su posterior acusación hacia ella (de

que su esposa le contara que se interesaba en temas sexuales debido a ciertas obras que leía), habrían
¿Por qué consulta Dora? constituido para Dora el trauma psíquico necesario para su enfermedad histérica.
La tos y la afonía (síntomas relacionados con la vía oral) aquejaban a la paciente ya años antes del
El padre de Dora era antiguo paciente de Freud. Y es él quien lleva a Dora para que la trate Freud. Dora trauma, puesto que aparecieron cuando ella cumplió los 8 años.
tiene claros síntomas neuróticos, según Freud. Dora contó un incidente anterior con K mucho más apropiado para haber ejercido sobre ella acción
Dora ya de niña mostró síntomas nerviosos: traumática, cuando tenía 14 años, en donde el señor K se las ingenió para quedarse a solas con
- A los 8 años tuvo disnea. ella y la abrazo fuerte y la beso en la boca. En aquel momento Dora sintió repugnancia y partió. Salió
- A los 12 años tuvo jaquecas y tos nerviosa. corriendo pero nunca mencionó esto a nadie y ambos lo mantuvieron en secreto. Para entonces, según
- A los 16 años los ataques de tos le continuaban (y es entonces cuando visita a Freud por primera vez, Freud, la conducta de Dora ya era totalmente histérica.
aunque luego no asiste a tratamiento puesto que la tos desaparece). Al recordar aquello, Dora dice aún tener repugnancia al recordar la presión del brazo de ese hombre
- A los 18 años es cuando vuelve a ver a Freud para hacer un tratamiento. Entonces tenía nuevamente sobre su busto al abrazarla, pero según Freud aquí se dio un desplazamiento y en realidad no se trataba
los ataques de tos, además tenía depresión, alteración del carácter. Por entonces trataba secamente del brazo sino del miembro erecto. Y Dora evitaría actualmente pasar cerca de un hombre que conversa
a su padre y no se entendía con su madre. Evitaba el trato social alegando fatiga. Había escrito una acalorado con una mujer (al que supone sexualmente excitado), para no sentir nuevamente esa muestra
carta que encontraron sus padres donde anunciaba un suicidio. Luego de una discusión con su padre de excitación.
tuvo un primer acceso de inconsciencia. De dicho suceso vemos entonces surgir 3 síntomas: la repugnancia, la sensación de presión en
Para Freud, desde un comienzo, el caso presentaba todas las características de una “pequeña el busto, y la resistencia a acercarse a individuos abstraídos en un dialogo amoroso.
histeria “con los síntomas somáticos y psíquicos más vulgares: disnea, tos nerviosa, afonía, A Dora le molestaba terriblemente que su padre no le creyera que el señor K la había hecho propuestas
jaquecas, depresión de ánimo, excitabilidad histérica. amorosas en su paseo por el lago. Cuando Dora se sentía amargada, se le imponía la idea de que
su padre la entregaba al Sr. K, como compensación de su tolerancia de las relaciones con su
Los personajes principales en la vida de Dora (de 18 años) son: mujer. Y dado el cariño que Dora sentía por su padre, es de imaginar la ira que le causaba tal idea.
- El padre: Más de 45 años, industrial de excelente posición económica, quien padeció graves Naturalmente, los dos hombres no habían concertado jamás pacto alguno formal en el que ella figurase
enfermedades. Dora tenía mucho cariño hacia su padre pero últimamente lo trataba secamente. como objeto de una transacción.
Dora le exigía que rompiera relaciones con el matrimonio K, y especialmente con la señora K (a Freud dice que si bien Dora tenía razón al afirmar que el padre no quería enterarse
quien consideraba su amante). verdaderamente de la conducta del señor K para con ella, con objeto de no verse perturbado en
- La madre: A quien Freud no conoció personalmente pero de quien, debido a lo escuchado, pudo decir su relación con la señora K, también es cierto que Dora había obrado exactamente igual que su
que era una mujer poco ilustrada, poco inteligente, que al enfermar el marido se concentró en las padre. Es decir que Dora había permitido siempre, hasta entonces, que su padre se viera con la
tareas del hogar, poco interesada en los intereses espirituales de sus hijos, se pasaba el día limpiando señora K sólo porque así ella podía ver al señor K.
lo limpio (características obsesivas). Freud hablaba de esto como de la “psicosis del ama de casa”. Y la prueba de que ella antes sí sabía del romance de su padre con esa señora y no lo impedía está en
Esa tendencia obsesiva a la limpieza y el orden exagerado suele indicar algún tipo de trastorno sexual. el hecho de que jamás los iba a visitar cuando suponía que podían estar solos (para no interrumpirlos),
Dora hacia su madre tenía un trato muy poco amistoso, no se interesaba en ella e incluso la criticaba y además por lo ocurrido con cierta institutriz. Esta institutriz que tuvo Dora le insistía en abrirle los ojos
mucho. para que viera lo que pasaba entre su padre y la señora K. Y pese a que Dora tenía un excelente trato
- El hermano: (Año y ½ mayor que Dora). No mantenía mucha relación con Dora. Él se ponía siempre con esta institutriz, de repente hizo que la despidieran. Además, por varios detalles, se notaba que la
del lado de la madre, mientras que Dora se ponía siempre del lado del padre. institutriz estaba enamorada del padre (la trataba mejor cuando el padre estaba presente). Dora hacia
- Tía (hermana del padre): Que estuvo aquejada por una grave psiconeurosis y luego murió. Dora la algo similar con los hijos del matrimonio K, dado que los niños eran un enlace para ella con el señor K.
había tomado como modelo pues le tenía cariño. Por lo visto hasta ahora: el centro de atención de Dora es la señora K porque justamente el deseo del
- Sr. K: Siempre se mostró cariñoso con Dora. Según ella, él le hizo proposiciones amorosas luego padre de Dora está en esa señora. Y el padre de Dora pretendía ignorar las pretensiones del señor K
de un paseo por un lago aunque él lo negó, y él la acusó a ella demostrar demasiado interés en la para con su hija para no tener problemas en poder seguir viendo a la señora K. Y Dora estaría enamorada
cuestión sexual (esto lo supo él debido a una charla donde su esposa le contó dicha del señor K, y por eso mismo había tolerado que su padre se viera con la señora K.
confidencia).Anteriormente, cuando ella tenía 14 años, él la abrazó al pie de una escalera y la beso Dora reconoció a Freud que tal vez hubiera estado enamorada del señor K durante una época, pero que
a la fuerza. (Ambas situaciones, la del lago y la de la escalera, apropiadas para producir la vivencia de luego eso se había desvanecido tras las propuestas que este le hiciera en aquel paseo por el lago.
un trauma psíquico). En una ocasión Dora se quejaba de dolores de estómago, y justamente la tarde anterior había
- Sra. K: Cuidó en un comienzo de la enfermedad del padre de Dora (la madre de Dora ni siquiera se visitado a sus primas (una de las cuales se quejaba de dolores de estómago).
acercaba al enfermo), por lo que se ganó el reconocimiento del mismo. Para Dora, esta mujer era En cierta ocasión, los accesos de tos de Dora duraron entre 3 y 6 semanas, coincidentemente
amante de su padre. con las ausencias del señor K.
- Los dos hijos pequeños del matrimonio K: Dora los había cuidado en varias oportunidades
mostrándose con ellos de forma maternal. Para Freud, todo síntoma histérico necesita cierta colaboración somática (predisposición debido a una
- La institutriz: Dora mantuvo excelentes relaciones con ella hasta que un día se enemisto e hizo que la dolencia anterior) para que se pueda dar la conversión. Y dice que donde este factor no aparece surge
despidieran. entonces algo distinto de un síntoma histérico, es decir una fobia o una idea obsesiva (es decir un
síntoma psíquico).
Vale recordar que para Freud, en los casos de histeria, se daban las siguientes condiciones: No cabía duda de que Dora perseguía un fin (separar a esa mujer de su padre) y esperaba lograrlo
- trauma psíquico a través de su enfermedad (por supuesto que lo esperaba de forma inconsciente). Freud estaba
- conflicto de los afectos seguro de que los síntomas de Dora desaparecerían si su padre decidía dejar de ver a la Sra. K en
- conflicto en lo sexual beneficio de la salud de Dora. Pero Freud esperaba que el padre no hiciera tal cosa, para que Dora no
tomara como arma su enfermedad usándola siempre que quisiera para obtener beneficios.
Según Freud, uno de los sentidos de un síntoma se relaciona siempre con una fantasía sexual. Y - Dora dice que su madre y su padre discutieron las últimas noches porque ella se empeña en cerrar
Freud interpretó la tos nerviosa de Dora como expresión de una situación sexual fantaseada. Del con llave el comedor, y su marido no quiere tal cosa puesto que así quedaría encerrado el
análisis Freud dedujo que esa tos periódica originada por un cosquilleo en la garganta expresaba hermano de Dora y podría ocurrir algo que los obligara a salir de urgencia por la noche.
una situación de satisfacción sexual (a partir de sexo oral) entre su padre y la señora K. Y el hecho - El padre de Dora había expresado directamente su temor a un incendio cuando llegaron a la
de que al poco tiempo de dada esta explicación la tos desapareciera por completo, parecía confirmar localidad donde ocurrió la escena del lago, dado que allí la casita que habitarían era toda de madera
esa teoría (recordemos que al comprender el sentido de un síntoma ese mismo síntoma desaparece, y no tenía pararrayos y había además una tormenta.
según Lección 17 y 18). Los sueños de Dora comenzaron después de la escena del lago.
Freud dice que la conducta de Dora iba más allá de su condición final. Dora sentía y obraba más bien
como una mujer celosa, tal y como hubiera parecido comprensible que obrase su madre. Con el · Dora cuenta que ella y K regresaron del paseo del lago. Y que después de almorzar ella se recostó
dilema que a su padre planteaba (“esa mujer o yo”), se estaba situando claramente en el lugar de su en un sofá de la alcoba del matrimonio K. Y de pronto Dora despertó y lo vio a K de pie junto al
madre. sofá (de igual modo que vio a su padre en el sueño de pie junto a su cama).
Su disposición congénita la había impulsado siempre hacia el padre (a quien se apegó más debido a las Dora después de eso pidió la llave del cuarto a la señora K, pero luego la llave desapareció y ella estaba
enfermedades que el hombre padecía). En ocasiones, el padre sólo había consentido que lo cuidara segura que el señor K la había quitado. (Ella no podría entonces dormir tranquila hasta que saliera
Dora. Y la aparición de la señora K la había suplantado, en muchos sentidos, más que a su madre. de aquella casa, y justamente en el sueño cuando ella sale de la casa es que logra despertar).
Según Freud, la inclinación de Dora hacia su padre tenía carácter de enamoramiento desde edades · Dora cuenta de una discusión entre su padre y su madre por una joya. Dice que su padre no le
muy tempranas. regaló a su madre la joya que esperaba sino otra, y su madre entonces le dijo que se la dé a quien quiera
Y este enamoramiento hacia el padre no se había manifestado desde ya mucho tiempo, lo que indicaba pero que ella no la quería. (Freud interviene aquí preguntándole a Dora si ella acaso no pensó que
que ahora había resurgido como síntoma de reacción para reprimir otro impulso más poderoso (el deseo ella sí aceptaría la joya de su padre, y ella le contestó que no sabía si lo había pensado).
hacia el señor K). Es decir que para reprimir su enamoramiento con el señor K tuvo que evocar y · Dora cuenta que K le había regalado poco antes un alhajero precioso. (Freud le hace ver que ese
exagerar su inclinación infantil hacia el padre. (Podríamos decir que la inclinación hacia el padre nombre “alhajero” se utiliza para denominar al genital femenino. Y ella dice que lo sabía).
actuaría como contra investidura del deseo hacia el señor K).
Y además, podríamos hablar de una supe determinación de los síntomas (es decir de varias causas que El sueño era una reacción a aquel suceso en el lago con el señor K. Estos sueños fueron efecto inmediato
ocasionarían los síntomas). del suceso con K. En el sueño, ella reemplazaba a K por su padre.
Se puede decir que detrás de las ideas preponderantes que giraban entorno de las relaciones del Freud interpreta que: Ella con el sueño se dijo que K andaba detrás de ella, que su “alhajero” corría
padre con la señora K, se escondía también un impulso de celos cuyo objeto era aquella mujer, peligro, y que si sucedía algo la culpa seria de su padre. Y Freud dice que en ese sueño todo se
es decir una inclinación de Dora hacia la misma señora K. transforma en su contrario y que por eso, finalmente en el sueño, es su padre quien la salva.
Según Freud, en los casos de mujeres histéricas cuya libido orientada hacia el hombre ha Debido a esta transformación en lo contrario, también diremos que:
quedado enérgicamente reprimida, aparece regularmente intensificada la corriente homosexual. Dora había estado dispuesta a “dar” a su padre lo que su madre le negaba (y esto es lo relacionado a la
Dora, de hecho, durante años había tenido con la señora K una estrecha amistad. Y además hablaba “joya” y más precisamente con lo que esta representaba). Esto nos habla de una conflictiva idílica sin
del cuerpo de esta mujer alabándolo. Y jamás Freud escuchó palabras ofensivas de parte de Dora hacia resolver típica en la histeria.
la señora K (lo que hubiera sido esperable). Y de la misma manera estaba dispuesta a dar a K lo que su mujer le negaba (y esta idea ha de ser
Dora se sintió traicionada por la señora K, dado que esta mujer le contó al marido acerca de que Dora reprimida con tal esfuerzo que transforma todos los elementos en sus contrarios).
leía textos de carácter sexual y que por tal cosa no podía exigir respeto de un hombre.
Para Freud, los celos de Dora también eran hacia la señora K, eran celos de carácter masculino, En el sueño, entonces, se confirmaría que Dora se esfuerza en despertar de nuevo su antiguo amor a
y esto es típico en la vida amorosa inconsciente de las muchachas histéricas. su padre para defenderse contra el amor a K. Y Dora temería a la tentación de ceder a sus deseos.

CASO DORA (PRIMER SUEÑO) Un sueño regular posee dos puntos de sustentación:
1) el motivo esencial actual
Dora cuenta a Freud un sueño soñado por ella en repetidas oportunidades. 2) un suceso infantil de graves consecuencias
Este sueño repetitivo es el siguiente: El deseo que crea el sueño proviene de la infancia: quiere volver la infancia a la realidad, corregir
el presente conforme al modelo de la infancia.
“Hay fuego en la casa. El padre de Dora acudió a su alcoba para despertarla y está de pie al lado
de su cama. Dora se viste apurada. Su madre quiere poner a salvo el alhajero con sus joyas, pero El componente del fuego también es muy significativo y se relaciona con lo sexual. Su madre quiere
el padre protesta diciéndole que no quiere que por culpa de ese alhajero ardan él y los chicos. salvar el alhajero para que no se queme, y en los pensamientos oníricos se trataría de que el alhajero
Bajan corriendo. Y al salir a la calle se despierta” no se moje.
El sueño, traducido a lo consciente, diría: “tengo que salir de esta casa donde corre peligro mi virginidad”.
Ese sueño lo tuvo Dora tres noches consecutivas durante su estadía con los K (lugar donde ocurrió El propósito de huir de la casa no es por si solo suficiente para producir un sueño, y solo adquiere esa
su escena con K). Luego volvió a tener el sueño una noche atrás ya en Viena. capacidad al agregarle otro apoyado en deseos infantiles. Y es el deseo de reemplazar a K por el padre
Los sueños de repetición tienen que ver con la vida infantil, con lo traumático. el que proporciona la energía productora del sueño.
Es decir que además de la idea diurna, es necesario un deseo de lo inconsciente que corra con el gasto
Los elementos más importantes a tener en cuenta en este sueño son: el fuego y el alhajero. psíquico necesario para la formación del sueño.
Dora se identificó durante algunos días en ciertos síntomas y singularidades con su madre, lo que le dio
Freud invita a Dora a descomponer el sueño en sus elementos, tratando en un comienzo de averiguar ocasión a mostrarse particularmente insoportable. Y dijo que pasaría una temporada en el balneario de
el porqué del último retorno del sueño: Franzensbad. Allí había ido anteriormente con la madre. La madre tenía catarro genital (enfermedad que
obtuvo por contagio sexual con su marido), síntomas que aconsejaban esa agua. Y la persistencia en
la identificación de Dora con su madre lo llevo as Freud a pensar que Dora debía tener también una
afección genital (que en efecto existía). Dora tenia flujo blanco, enfermedad que en las jóvenes solteras - La frase “si tú quieres” que figura en la carta que le envía en el sueño su madre, se relaciona con una
en realidad se atribuía a la masturbación más que a otras cosas. carta que le envío la señora K cuando la invitó a su estadía con ella y su esposo (al lugar donde se dio
En una oportunidad Dora llevó un bolsito pequeño a terapia, con el que jugaba metiendo en el sus dedos la escena del lago). En esa carta, la señora K le dice que puedes ir “si tú quieres” (y coloca allí un signo
mientras hablaba. Esto era un acto sintomático (actos sintomáticos: actos que los sujetos realizan de interrogación que le llamó la atención a Dora, razón por la cual esta frase fue recordada). De aquí se
automática e inconscientemente, sin darse cuenta de ellos, como jugando, y a los que niegan desprende que aquel 2º sueño estaba también relacionado con la escena en el lago. Y Freud aprovecha
toda significación, declarándolos indiferentes y casuales cuando se los interroga sobre ellos. para pedirle que le cuente en detalle la escena del lago, dado que nunca comprendió cuál era realmente
Esto actos exteriorizan ideas inconscientes). el motivo por el cual ella se ofendió tanto con K en la escena en el lago. Ella le contó que K comenzó a
Ese bolsito era una representación de su genital femenino, y el acto de jugar con el constituía una hacerle una propuesta y que de inmediato le dio una bofetada. Dice que sólo recuerda que K dijo: “no
exteriorización mímica de la masturbación. me importa nada de mi mujer”. (El motivo real se aclarará más adelante).
La tos de Dora tuvo seguramente su origen en un catarro real insignificante. Pero constituía además una - Luego del incidente en el lago, ella se fue sola y preguntó a un hombre qué distancia había y este le
imitación compasiva del padre enfermo del pecho. Pero esa tos en Dora expresaba además que ella era respondió 2 horas y media.
hija de su padre, que tenía como el un catarro, que la había contagiado como antes la contagio a su - El bosque junto al lago por donde ella se fue era similar al del sueño, y para Freud se trataba de una
madre. geografía sexual simbólica.
Dora dijo que cada vez que tuvo ese sueño, al despertar advirtió olor a humo. Su padre y K, al igual que - En el sueño el padre había muerto (y si esto hubiera sido así, ella hubiera podido amar como
Freud eran fumadores empedernidos. Freud deduce que en algún punto del tratamiento, debido a una quisiese à nuevamente cumplimiento de deseos).
transferencia, Dora debió desear que él la besase. Esta podría ser la repetición del sueño al estar
ya en Viena y probablemente el motivo por el cual Dora abandonara la cura. Otros detalles importantes relacionados que prueban la histeria de Dora:

Dora había tenido en Viena una supuesta apendicitis, poco después de la muerte de su tía. Esa
EL CASO DORA (SEGUNDO SUEÑO) apendicitis también fue un producto de su histeria.
Dora reveló que antes de aquello había buscado en una enciclopedia para averiguar sobre los síntomas
de la apendicitis debido a que un primo suyo la padecía.
Este sueño se dio pocas semanas después del primer sueño. Y tras la apendicitis de Dora, ella había quedado con una dolencia extraña: dificultades para caminar
(pues arrastraba un pie). Y esto llamaba la atención a los médicos porque no entendían la relación entre
El sueño era así: esto y l apendicitis padecida.
“Dora paseaba como extranjera por una ciudad que le era desconocida hasta llegar a la casa en la que Esto era en realidad un genuino síntoma histérico.
supuestamente vivía. Sube a la sería su habitación y sobre la cama encuentra una carta. La carta es de Ella se había procurado una enfermedad sobre la cual había leído en la enciclopedia, y se había
su madre, donde le dice que el padre de Dora murió y que si quiere puede ir. Dora entonces va a buscar castigado por la lectura de aquella enciclopedia. Pero claro que el castigo no pudo deberse a haber leído
la estación y pregunta unas cien veces ‘dónde está la estación’. Sólo le responden ‘cinco minutos’. un artículo inocente, sino que debió ser más bien por haber leído además otro tipo de artículo más
Luego ve un bosque, entra en él y encuentra a un hombre a quien le pregunta, y este le contesta culposo como un artículo sexual.
‘todavía 2 horas y media’. Se ofrece a acompañarla. Ella lo rechaza y se va. Luego de pronto ya se Freud le preguntó si la apendicitis fue antes o después de la escena del lago, y Dora dijo que fue nueve
halla en casa, no sabe cómo. Llega a la portería, y la muchacha le dice que la madre y los otros ya están meses después. Ella no pudo negar, tras dicho esto, que probablemente el otro artículo leído aquella
en el cementerio”. vez fuera sobre embarazo y nacimiento. Respecto a la pierna que se arrastraba, podía deberse a que
“había dado un mal paso” y que lógicamente podía parir entonces 9 meses después de la escena junto
En este sueño se explicará el motivo que la llevó a Dora a sentirse tan ofendida por el cortejo de K. al lago. Dora, incluso, de niña había tenido una dolencia real en ese pie tras una torcedura, lo que facilitó
que esta fuera la zona propicia para que desarrollara un síntoma histérico.
En el sueño aparecen muchos componentes producto de restos diurnos, como por ejemplo:
- Para Navidad le habían enviado un álbum con postales de una ciudad alemana y justo un día anterior
al sueño lo había vuelto a ver.
- Para las fiestas había recibido la visita de un primito a quien debió mostrarle la ciudad de Viena.
- El primo le trajo a la memoria una breve estadía en Dresde, donde deambuló como extranjera. El motivo real por el cual Dora se ofendió y abofeteó a K en la escena del lago:
- Otro primo, que estaba con ellos, quiso hacer de guía por la galería y ella lo rechazó. Se fue sola y se
detuvo frente a la Sixtina, donde se detuvo 2 horas. Lo que más le gustó de allí fue la Madonna (la Un día Dora dice a Freud que va a abandonar el tratamiento y que ya había decidió hacer esto hace 14
virgen). días. Freud le comenta que casualmente 14 días es el plazo que da una muchacha de servicio como
- El día anterior, el padre le pidió que le buscara coñac, ella le pidió a la madre la llave del lugar donde preaviso al renunciar. Y así surge una importante novedad hasta el momento desconocida para él:
este se guardó pero no recibió respuesta. Tuvo que decirle a la madre: “Te he preguntado unas cien Dora contó luego que en la estancia del lago, había una muchacha de servicio que parecía llevarse mal
veces”. (Para Freud, la pregunta por la lleve se relaciona con los genitales. La llave la relaciona con el con el señor K, dado que casi ni se hablaban. Esta muchacha, en determinada oportunidad, la llamó a
correspondiente masculino de la cajita en la mujer). ella y le contó cómo el señor K había tenido amoríos con ella, explicándole que “no le importaba nada
- La carta del sueño nos remite a otra carta, la de Dora en donde atemorizaba a su padre con la idea de de su mujer” (exactamente esas mismas palabras que le dijera a ella en el lago antes que lo abofeteara).
un suicidio para que así su padre se horrorizara y renunciara a la señora K. (Es importante ver lo Luego el señor K no le dio más trato a esa muchacha y ahora la misma estaba enojada y por eso no le
siguiente: la carta que en la realidad dejó al padre, procuraba que dejara con eso a la señora K o en su hablaba. Y esa muchacha no había dado el preaviso de 14 días pero estaba a punto de hacerlo, sólo
defecto mortificarlo a modo de venganza. Y en el sueño, justamente, ella estaba en el extranjero, lejos que esperaba que el señor K volviera a ella. (Nótese que Dora le habla a Freud justamente de 14 días a
de casa, y el padre había muerto probablemente de nostalgia por su ida. Aquí entonces la venganza ¿esperaba algo más de Freud como producto de un sentimiento hacia él surgido a partir de la
estaría cumplida, y este sería entonces un cumplimiento de deseo de este sueño. Recordemos que los transferencia?)
sueños son siempre un cumplimiento de deseos.).
De lo anterior se desprende que la bofetada de Dora se debió en realidad a celos, a una venganza, a no
tolerar que le dijera a la muchacha las mismas palabras que le acababa de decir a ella, casi como si
fueran lo mismo.

El Caso Dora (epílogo):

En el epílogo, Freud dice que la sexualidad constituye la clave para el problema de las psiconeurosis,
así como de las neurosis en general.
Dice que los síntomas no desaparecen mientras dura el trabajo psicoanalítico, pero sí un tiempo
después, cuando se han disuelto los vínculos con el médico.
Freud habla sobre las transferencias, y dice que son reediciones, recreaciones de las mociones y
fantasías que a medida que el análisis avanza no pueden menos que despertarse y hacerse consientes;
pero lo característico de todo el género es la sustitución de una persona anterior por la persona del
médico. Toda una serie de vivencias psíquicas anteriores no es revivida como algo pasado, sino como
vínculo actual con la persona del médico.
La transferencia es algo necesario y no hay forma de evitarla, pero es preciso combatir a esta última
creación de la enfermedad como se lo hace con todas las formaciones anteriores. Y esta es la parte más
difícil.
La transferencia, destinada a ser el escollo máximo para el psicoanálisis, se convierte en su auxiliar más
poderoso cuando se logra colegirla en cada caso y traducírsela al enfermo.
Freud dice que con Dora no logro dominar a tiempo la transferencia. Desde el comienzo fue claro que el
hacía en su fantasía del sustituto del padre. Luego lo identificó con K. Freud admite que debió haberle
dicho: “Ahora usted ha hecho una transferencia desde el señor K hacia mí. ¿Hay algo en particular por
lo cual usted ha puesto su atención en mi como lo ha hecho antes con K?”
Freud cree que así tal vez hubiera surgido algo, algún detalle en su propia persona que fuera análogo
con K, y que mediante la solución de esa transferencia el análisis hubiera conducido hacia nuevo material
mnémico.
Freud omitió esa advertencia y así fue sorprendido por la transferencia y, a causa de esa incógnita por
la cual él le recordaba a K, ella se había vengado de él abandonándolo del mismo modo (dejando el
tratamiento).
Quince meses después del tratamiento, Dora visitó a Freud:
En mayo de ese año había muerto un hijo de los K, por lo cual Dora se reconcilió con ellos. Tras el
reencuentro, Dora le dijo a la señora K que sabía que tenía una relación con su padre (y la señora K no
lo negó), y movió al marido a confesar la escena junto al lago. Luego llevó al padre esta noticia. No
reanudó el trato con esa familia.
Luego ella estuvo bien hasta octubre, donde tuvo otro ataque de afonía, tras haberse cruzado en la calle
con el señor K y haberlo visto cuando un carruaje lo arrollaba. Dice que se aseguró de que estuviera
bien.
Actualmente ella tenía una neuralgia facial.
La pretendida neuralgia entonces respondía a un autocastigo, al arrepentimiento por la bofetada que
propino aquella vez a K y por la transferencia vengativa que hizo después sobre mí.

Si el primer sueño dibujaba el apartamiento del hombre amado y el refugio en el padre, vale decir, la
huida de la vida hacia la enfermedad, el segundo sueño anunciaba que se desasiría del padre y se
recuperaría para la vida.
CASO JUANITO, UN INTENTO DE RESUMEN que sí a lo cual contesta...” nunca te lo he visto cuando te desvestías “(está
marcando que lo estaba observando en la situación de desvestirse. Con la madre
El historial clínico y terapéutico no pertenece a Freud. Orientó el plan de
le pasa lo mismo y a la respuesta afirmativa de la madre este responde.” Como eres
tratamiento en su conjunto, y tuvo una intervención con el niño en una plática. El
grande, pensé que lo tendrías grande con él un caballo “.
que llevó adelante el tratamiento fue el padre, que a su vez le facilitó los apuntes
a Freud. Además Freud destaca que mucha de la información que se obtuvo, A la edad de 3 ½ ocurre el momento más importante en la vida de Juanito la llegada
solamente el padre la podría haber obtenido. Destaca Freud que en los trabajos de su hermanita Hanna. El padre de Juanito anota con detalles lo ocurrido; el tema
con los neuróticos adultos el analista debe transitar el descubrimiento de etapas central en los días previos y el día del parte es “ viene la cigüeña?”. El médico, la
de la vida sexual infantil, donde estarían las fuerzas pulsionales de los síntomas partera, y el nacimiento generan la lógica inquietud en Juanito. Lo llevan al cuarto
neuróticos de la vida posterior. En este caso el trabajo se efectuó sobre un niño de de los padres y antes de interesarse por la madre, se interesa por gasas y líquido
5 años, lo cual permitiría verificar sus asertos de Tres ensayos de la teoría Infantil. con sangre, como así también por una bacinilla con sangre y se dice “ de ni hace-
pipí no sale sangre”. Freud dirá que aquí se ha presentado su primera desconfianza
Las primeras comunicaciones sobre Juanito son de cuando todavía no tenía 3 años. sobre la cigüeña. Con el nacimiento de la nena se presenta lo consabidos celos y en
Ya presentaba en esta época un vivo interés en la parte del cuerpo que él llamó “el tono burló dice “... pero si todavía no tiene dientes “. Como respuesta a la situación
hacer-pipí“. en los días siguientes contrajo una angina y en medio de la fiebre se le oyó
De esa época es también la visita a un establo y confunde la ubre de la vaca con el decir...“pero si yo no quería una hermanita”.
hacer pipí y la leche como pipí.
Luego de ½ año los celos desaparecen y se transforma en un hermano afectuoso y
Esto corroboraría la primera etapa del desarrollo sexual del niño, donde el cariñoso, propio de la mayoría de edad. Detecta, durante un baño de su hermanita,
miembro y la ubre de la vaca estarían equiparados a la teta de la madre. y hace un análisis de su tamaño, planteando que con el tiempo “le crecerá “.
Su interés en el hacer pipí no en meramente formal, ya que esta investigación lo A los 3 ¾ presenta el primer relato de un sueño “estando dormido se vio en
lleva a tocarse el miembro. A la edad de 3 ½ años, su madre ante una situación Gmunden con Marield “, esta es la hija del dueño de la casa que ha jugado en más
similar identificada lo amenaza con “llamar a Dr. A, para que se lo corte “. Él de una oportunidad con él. Cuando el padre relata el hecho a la espeso con él
responde que no le importa que “hará pipí por la cola”. Freud dirá que desde su presente corrige,..” yo totalmente solo con Marield”. Suma a su historia de
respuesta y desde su inocencia, este es el momento en que adquiere “EL Gmunden, el hecho de sumar a los niños Berta, Olga y Fritzl y fantasea que juega
COMPLEJO DE CASTRACIÓN”, este es el momento preciso, que en los neuróticos con ellos. Hasta tal punto que los nombra sus hijos y que Berta y Olga fueron traídas
adultos es difícil de identificar y además, estos se niegan a admitir. (Freud aclarará por la cigüeña.
que esta instalación del complejo de castración se puede colegir de los mínimos
También el padre anota que ha dibujado una jirafa del zoológico de Schönbrunn y
indicios, no necesariamente de una amenaza fortuita y directa).
este le pide que le dibuje un hacer-pipí, a lo cual el padre le pide que lo haga él.
A la misma edad da cuenta de haber visto el hacer- pipí del león. Juanito se ha
Dibuja un tramo y luego le agrega otro y dice “el hacer-pipí es más largo “.
convertido en un investigador, que aprovecha lo expuesto de los órganos sexuales
Juega en el parque con dos niñas de 10 años a las que llama “mis niñitas”, y quines
de los animales y sus prácticas, para hacer sus conjeturas.
alaba durante toda oportunidad que tiene.
A la edad de 3 ¾ ve como una locomotora larga agua y se interroga ¿dónde tiene
Cuando tiene 4 años, está de visita un primo de Juanito, al que abraza en más de
el hace-pipí? ¿Sabe analizar y discernir que un perro y un caballo tienen... pero una
una oportunidad y repite “te quiero mucho” (planteará Freud, que es el primer
mesa y un sillón no? Esto le permite distinguir entre un ser vivo y uno inanimado.
rasgo de homosexualidad, pero no el último). A la edad de 4 años se mudan de casa
Continuando con su investigación le pregunta al padre si tiene... y este le responde
y en un departamento vecino descubre una niñita de 7 u 8 años, a la cual no deja y ahora no quería ser visto. (Éste es el deseo que aparece en el sueño, según el
de espiar, y hasta preocuparse por su no aparición en los horarios habituales. deseo reprimido).

(El alto interés el padre lo marca en el hecho de no tener compañeritos de juegos A los 4 ½, ve nuevamente a su hermanita mientras la bañan y mientras mira el
y acota que niño los necesita). hacer-pipí de su hermanita, ríe, a la pregunta de por qué? , este responde “porque
es muy bonito. En realidad la respuesta se detecta como falsa, él quiere, decir
Las mociones eróticas que desencadenan el dormir con los padres, en forma
COMICO, esta la primera manifestación de reconocer la diferencia de los sexos y
fantaseada él lo quiere repetir con Marield, la hija del propietario de la casa de
no la desmentida de la diferencia.
Gmunden
De 14 años. A la insistencia de que Marield venga a incorporarse a la familia y el HISTORIAL CLINICO Y ANÁLISIS
rechazo de la madre y la postura de esta de decir “si quieres separarte de papi y
El padre escribe a Freud, preocupado por una perturbación nerviosa que se le ha
mami, entonces llévate tus pantalones y tu chaqueta “, este responde como un
declarado a Juanito, la cual el padre la relaciona con una hiperexcitación sexual por
varón y luego de tomarlos se va, es detenido en la puerta. (De esta época a los 4 ¼
ternura de la madre. Plantea que este tiene miedo a que un caballo lo muerda por
de edad juega con el resto de los hijos e hijas del propietario, así como dos niñas
la calle. El padre insinúa en esta comunicación a Freud que el temor estaría
de la vecindad, de todos los participantes del juego...el elige a Fritzl).
vinculado a que lo asusta un pene grande. Recuerda el hecho de que en otro
También el padre relata el caso de una niñita de 8 años que ya se ha cruzado en la momento Juanito había hecho una comparación de tamaño con el pene “de la
hostería donde van a comer y la que cree cortejar y ante la respuesta afirmativa de madre “. El padre no puede encontrar nada pertinente que pueda vincularse con
esta él se siente avergonzado y cambia la dirección de su mirada. El padre para este temor y se pregunta si no habrá visto a un exhibicionista. Salvo esta
aliviar la tensión generada en la vida anímica de Juanito, invita a la niñita a jugar manifestación el resto de su vida continúa de la misma manera: jovial y divertida.
por la tarde en el jardín de la casa. Esta situación pone en estado de vigilia nerviosa
a Juanito, preguntándose y preguntándole a Marield... ¿Crees que me querrá? Esa Luego de recibida esta comunicación Freud planteará que sacará ninguna
tarde llueve y luego de su pendida la visita, Juanito se consuela con Berta y Olga. conclusión, en todo caso dejará el juicio en suspenso y la atención pareja, frente a
A los 4 ¼ , la madre baña a Juanito y lo entalca, se plantea una situación de todo lo que hay que observar.
seducción, ya que la madre no quiere tocarle el pene y este le dice “... por qué no
A los 4 ¾, Juanito despierta de un sueño llorando y diciendo que... ¿pensó que la
pasas el dedo ahí?” , a lo cual la madre le responde ..” porque es una porquería “,
madre estaba lejos y que no la tendría para hacerle cumplidos? Freud marcará, este
“ es indecente “ y él riendo responde ..” pero gusta “.
es un sueño de Angustia.
El padre cuenta un sueño de Juanito (a los 4 ¼) donde este plantea a remedo de un
Recuerda una frase de la Tía M dicha por lo bajo a la madre mientras lo bañaba
juego de prendas, que el que quiera participar tiene que hacer-pipí (el premio o el
“...que lindo pichillín tiene “.
castigo, no son bofetadas o besos: es hacerle hacer-pipí). Esto se refiere al hecho
de abrirle la ropa para sacarle el pene para hacer pipí. Esto para Juanito está teñido Llora en el trayecto de la casa al parque y tiene que volver para que la mami le haga
de placer. (Cuando sale de paseo el que hace este trabajo es el padre, lo que hace cumplidos, por la tarde se pone bien y durante la noche se pone sentimental, la
que se fije una inclinación homosexual). (Él quiere que las chicas lo ayuden a hacer madre le hace cumplidos y luego duerme bien.
pipí, esto para Juanito es muy grato). Después de la escena del baño con la madre,
plantea que no quiere hacer pipí donde siempre “pues no quieren que lo observen Sale con la madre por la calle rumbo al zoológico y le pasa lo mismo: comienza a
las niñas amigas”. Ya había pasado un año y el placer de ser visto se había reprimido llorar y tiene que volver a la casa. Luego de mucho llanto le dice a la madre “tuve
miedo de que un caballo me mordiera “; se sobresalta por la noche y plantea
que...mañana me llevarán el parque de nuevo y agrega, entrará un caballo en la la habitación ( no es simplemente una tonta idea de una niño pequeño Freud
pieza. dirá...” la neurosis no dice nada tonto, como tampoco lo dice el sueño).
La madre averigua si se pasa la mano por el hacer-pipí, y confiesa que un poquito, Desde hace un año Juanito se toca regularmente el pene por las noche y más allá
cuando está en la cama. del placer masturba torio obtenido, esto no debe producir angustia. Algo ha
ocurrido para que la misma aparezca. Justo en el momento, que según su padre,
Desde aquí trabaja Freud y plantea que es el comienzo de la angustia así como el
este lucha por deshabituarse de este toqueteo, lo cual está más relacionado con la
de la fobia. La perturbación se introduce con unos pensamientos tiernos-
represión y la formación de angustia.
angustiados y un sueño de angustia. (Contenido de este perder a la madre y que
no le haga cumplidos). Se plantea la cuestión de qué papel juega la madre es esta aparición de la neurosis,
por su apego y ternura hipertrófica, como así también el permitir que se instale en
El fenómeno básico es el incremento de la ternura hacía la madre. Lo marcan dos
su lecho. Freud marcará como elemento a tener en cuenta el hecho de haber
situaciones de intento de seducción para con ella. Este aumento de ternura es el
cortado los cortejos de forma abrupta, abriendo el camino hacia la represión (
que genera angustia y cae en el campo de represión (esfuerzo de desalojo). Freud,
refiriendo al toqueteo de su pene, esta le dirá...”pero es una porquería”.
en esta etapa no puede colegir de donde proviene este empuje, seguramente una
Freud le imparte una serie de indicaciones al padre para cumplir con Juanito :
parte de la moción reprimida, pero solo eso o algo más? En primera instancia se
1) que lo del caballo era una tontería nada más
instala un cierto miedo a andar por la calle, sin saber a qué le tiene miedo; solo
puede decir que quiere que la madre lo acaricie. Cuando se instala este miedo no 2) que quería mucho a la mamá y que esta lo recibiría en la cama
existía ninguna fobia. Las reacciones nocturnas se presentan con un reclamo de 3) y que ahora tenía miedo de los caballos por haberse interesado tanto por su
querer tener a la madre junto a él, ya que mientras estaba en Guinden, en hace-pipí
normalmente estaba solo con la madre y la carga libidinal la compartía con ella y 4) interesarse por esclarecimiento sexual de Juanito , en un tiempo en que
sus amiguitos de juegos. preguntase, indicándole que las personas de sexo femenino , como su hermanita y
su madre no tenían hacer-pipí.
Freud nos dirá que la Angustia corresponde entonces a una añoranza reprimida,
pero no es lo mismo que la añoranza; la represión cuenta también en algo. Freud Luego de un mes el padre reporta nueva información sobre Juanito. Este ya no
hará un análisis de sí se puede cancelar la angustia devolviendo el objeto deseado teme salir de paseo, el miedo a los caballos pasa ahora a la compulsión de mirarlos
y con concluirá que no (llamamos angustia patológica a una sensación de añoranza y este dirá: “tengo que ver a los caballos y entonces me da miedo”. Cae en cama
angustiada, desde el momento en que ya no se puede cancelar aportándole el con influenza (gripe), y durante este periodo se le refuerza la fobia. Viaja con el
objeto ansiado). Esto se verifica en el segundo paseo, cuando Juanito sale con la padre a Lienza los domingos pues hay pocos carruajes en la calle, pero ya no quiere
madre y ocurre lo mismo que en el primero: tiene angustia, más allá de estar con salir de la casa, solo llega hasta el balcón. Lo operan de amígdalas, y vuelve a
la madre hay una parte de la añoranza que no está asociada. En el paseo se reforzarse la fobia. En alguno de los viajes a la estación de ferrocarril el padre
exterioriza por primera vez el ser mordido por un caballo. Freud se preguntará de intenta en vano explicarle que los caballos no muerden, el replica que en
donde viene el material de la fobia? Seguramente, dirá, de aquellos complejos que “Gmunden hay un caballo blanco que uno le acerca los dedos y muerde “, ( este es
constituyeron la represión y mantienen en estado reprimido la libido hacia la el resultado de una historia que también le cuenta al padre de una vecinita , Lizzi ,
madre. que estaba por partir de viaje en un carruaje con caballos blancos , cuando estando
El padre deja planteado el tema en relación al temor de Juanito por él hace-pipi el padre Lizzi cerca le dijo al darse vuelta el caballo ...no le acerques los dedos al
grande del caballo en relación a la madre: este se podría entender con caballo caballo blanco, de lo contrario te morderá.)
sustituto de la madre; pero y la exteriorización nocturna de ver el caballo entrar en
El padre le marca a Juanito que en realidad lo que tiene en la mente no es el caballo, efecto retrógrado se hace presente desde lo inconsciente, justo ahora que “ya está
sino el hacer pipí, a lo que él responde que el hacer-pipí no muerde. Frente a este crecido”, como marcando el temor mayor por perder el miembro en estas
hecho el padre le dice a Juanito que LA TONTERÍA se te pasará si sales más seguido circunstancias. Freud hablará del efecto retardado de la amenaza de que se lo
de paseo, él responde “...no, es tan intensa porque todas las noches me sigo corten. La información recibida por Juanito de que las mujeres no tienen hace-pipi
pasando la mano por el hacer-pipí. Padre y paciente están concluyendo que la despertó en él una angustia mayor, al pensar que él también lo puede perder.
génesis del presente estado patogénico está vinculada con el onanismo de Juanito. (Freud en un apartado dirá que históricamente el complejo de castración es la raíz
Freud dirá, que hay más indicios de otras cosas. del antisemitismo, pues a estos les falta una parte del pene. Lo mismo será tenido
en cuenta para comparar a los judíos con las mujeres. Todo esto dentro de un juego
Una nueva empleada empieza a trabajar en la casa que despierta la curiosidad de
neurótico de opiniones).
Juanito, ya que esta le permite mientras hace las cosas montar a caballo. Juanito la
llamará, “mi caballo”. Se plantea la curiosidad de verla sin ropas a lo que esta no En otra parte de las comunicaciones el padre cuenta la historia de una noche donde
plantea reparos dentro de un juego, Juanito reacciona con rechazo moralista “eso se apareció en su cuarto y se metió en la cama cerca de las 6 de la mañana.
es una chanchada, se verá el hacer-pipí”. Preguntando qué pasaba, respondió que luego lo diría. Al día siguiente contó la
siguiente: “en la noche había en la habitación una jirafa grande y una jirafa
Una mañana se levanta, angustiado y dice que por haberse tocado el hace-pipí, ha
arrugada, la grande ha gritado porque le he quitado la arrugada. Luego dejó de
visto el dela madre por debajo de una camisa y que se lo mostraron entre él y Greta.
gritar y entonces yo me he sentado encima de la jirafa arrugada”. Frente a esta
1) Se plantea que la reprimenda de la madre surtió efecto, (tiene que ver con que
narración Juanito aclara que esto se lo ocurrió que lo ha pensado, que no era un
el Dr. A, le cortará el hacer-pipí sí se lo sigue tocando.
sueño (esto era una fantasía). Cuenta que mantiene a la jirafa arrugada en sus
2) Que en un comienzo no acepta que las mujeres o tienen. Esto lo lleva a manos hasta que la jirafa grande deje de gritar, luego de estirarla a la arrugada se
lamentarse de que así sea. monta sobre la misma. Le pregunta al padre por qué anota todo, le dice que es para
mandárselo al profesor que le puede quitar la tontería (pregunta si agregó lo de la
Se plantea otro viaje al zoológico, donde reacciona negativamente a ver o entrar madre que se sacó la camisa).Dentro de la charla el padre ensaya el forma precaria
en las jaulas o lugares donde están los animales grandes: jirafa, elefante, mientras la técnica psicoanalítica y le pregunta en que piensa y el responde: “en, un jugo de
que se entretiene con animales pequeños, el padre le quiere aclara que él tiene frambuesas y en un fusil para disparar “. El padre luego concluirá con el siguiente
miedo de los animales grandes por tener una hace-pipi grande y le aclara que los análisis de lo contado por Juanito:
pequeños tienen uno pequeño. El recuerda que ha visto a los caballos y sus hace-
pipi en los establos, el padre trata de orientar la charla hacia el punto de decirle
que no tiene que tener miedo y analiza el tamaño del animal y el tamaño del Fantasía de las Jirafas
miembro, a lo cual Juanito responde...” el hombre tiene hace pipi, y este crece
La jirafa grande soy yo dice el padre, para mejor decir el pene grande (el cuello
conmigo cuando yo me hago grande, este se hace grande”.
largo), la jirafa arrugada la esposa o más bien su miembro. Dirá el padre que
A esta información del padre corregirá que el pequeño puede temor a los animales responde en un todo a la práctica que ha adquirido en los últimos días, todas las
grandes, no así a los miembros grandes. En un principio sentía placer al ver, pero mañanas se presenta en la habitación y la madre lo levanta hacia la cama, mientras
al actuar un elemento externo, un trastorno universal, de placer hacia displacer, él le recrimina por la acción (la jirafa grande grita, porque Juanito le ha quitado la
por un camino no esclarecido, deja de lado la investigación sexual. Siente pena por arrugada). A lo cual la mujer responde que tan poco tiempo no puede producir
el tamaño de su pene con relación al de los animales grandes. El consuelo estará efecto negativo alguno, y Juanito se queda con la madre por un ratito (luego la
en que el miembro crecerá con él. Al pasar 1 ¼ de la amenaza de la madre, con jirafa grande deja de gritar y luego Juanito se sienta encima de la jirafa arrugada).
Juanito sintió añoranzas de la madre, de sus caricias y de su miembro, lo cual lo Freud para tranquilizar al pequeño le dice que no debe tener miedo del padre y que le
llevó a su dormitorio. cuente todo lo que le pasa, que el padre no le tiene rabia. El padre participa y le pregunta
a Juanito por qué cree que le tiene rabia, si acaso lo ha insultado o le ha pegado. Este
El padre agregará que él todo es la continuación del miedo al caballo. responde que sí. Responde el choque que sufrieron padre e hijo y que el pequeño que se
golpeó en la cabeza respondió con un golpe de mano. Allí cae en la cuenta el padre que el
Freud dirá además que: El sentarse encima es tomar posesión, en forma figurada pequeño, mantenía una relación hostil para con él y que además estaría esperando recibir
de la madre. Es una satisfacción porfiada “grita todo lo que quieras, mami me toma algún castigo. Desde esta reunión, las comunicaciones fueron diarias y permitieron mostrar
en la cama, mami me pertenece”. El padre analizará esta cuestión y dirá que la los avances en la presentación de sus producciones inconscientes y desovillar sus fobias.
angustia es por no tener un hace-pipi grande como el del padre.
Luego de esta comunicación, puede pasar algunas horas frente a la puerta viendo pasar los
carruajes, sin angustiarse; aunque a veces corre hacia el interior de la casa, lo piensa bien y
El padre, en un viaje en tren le aclara el contenido de la fantasía de la jirafa. Juanito
vuelve a la puerta. Algún resto de angustia sigue presente. El mismo se dice, como dándose
la acepta, no por el contenido sexual, solamente por identificar al padre y la madre. fuerzas, si ya vamos a la puerta, ahora vamos al parque.
Se suman dos hechos vinculados con el concepto que los hombres decentes no se
deslizan por debajo de las cuerdas. Esto está en relación a un recinto con carneros En diálogos con el padre por la mañana en su cuarto deja traslucir la ambivalencia de sus
que estaba protegido solamente por una cuerda y el pensar de Juanito, de que fácil sentimientos hacia el padre, su cariño por un lado y su hostilidad por estar en el papel de
competidor ante la madre. Este concepto no es tenido muy en cuenta por el padre, hasta
sería cometer la travesura de pasar por debajo. En otra oportunidad le comunica al
que lo capta en su significado. El hijo le estaba reprochando al padre, al ser el competidor
padre que ha pensado que han roto una ventanilla en el tren y el guardia lo había
frente a la madre, por qué no le llamó la atención sobre este juego de fuerzas que
detenido. necesariamente lleva a la angustia. Se plantea entre el padre y el pequeño un diálogo que
deja al descubierto la hostilidad hacia el padre pero también su amor. El temor a que el
El planteo aquí tiene que ver con “la ley “, lo que es correcto hacer y cómo padre no vuelva porque él se ha portado mal, incrustado en la información por dichos de la
transgredirla. madre. Y una frase aparece como vinculante entre padre y caballo, cuando el pequeño
Juanito, vez de decir “no te marches “, él dice, “no te trotes”.
Freud dirá que Juanito vislumbra que está prohibido tomar posesión de la madre, Estamos frente a una pieza de angustia de doble articulación: la angustia por el padre y la
lo cual indica que ha chocado con la barrera del incesto. En todas las fantasías que angustia ante el padre.
realiza está el padre presente, el pasar por debajo de la cuerda, el romper una 1) La angustia ante el padre proviene, de la hostilidad hacia el padre,
ventanilla, todo representa según Freud: El penetrar en un recinto prohibido, el 2) La angustia por el padre proviene, del conflicto entre la ternura y la hostilidad.
saber que el padre hace algo enigmático con la madre, y que él se sustituye por
algo violento.

En una visita a Freud, padre e hijo, surgen algunos elementos que le aclaran mucho
la realidad de Juanito. El siempre indicaba que le molestaba de los caballos lo que
tenían delante de los ojos y lo negro alrededor de la boca. La Angustia seguía y Freud,
ensaya la interpretación de decir si los caballos usaban gafas y él responde que no, y si su
padre las usaba, y ante la evidencia de que si, este respondió que no. Luego la pregunta
estuvo vinculada a: si los caballos usaban bigotes? En esta situación Freud les reveló que le
tenía miedo al padre por querer él tanto a la madre.
asombrosamente agudo e intuición penetrante; su poderoso intelecto habría
podido recibir un sólido alimento espiritual y lo requería, pero éste cesó tras
abandonar la escuela. Ricas dotes poéticas y fantasía, controladas por un
entendimiento tajante y crítico. Este último la volvía también por completo
insugestionable; sólo argumentos, nunca afirmaciones influían sobre ella. Su
voluntad era enérgica, tenaz y persistente; muchas veces llegaba a una testarudez
que sólo resignaba su meta por su bondad, por amor hacia los demás. Entre los
rasgos más esenciales del carácter se contaba con una bondad compasiva; el
CASO ANNA O. cuidado y el amparo que les brindó a algunos pobres y enfermos le prestaron a ella
Resumen del caso.7 Josef Breuer (1842-1925) llevó a cabo el tratamiento de la misma señalados servicios en su enfermedad, pues por esa vía podía satisfacer una
señorita Anna O. entre 1880 y 1882. La paciente tenía 21 años. Breuer gozaba de poderosa pulsión. Mostraba siempre una ligera tendencia a la desmesura en sus
una alta reputación en Viena como facultativo de gran experiencia y destacado talantes de alegría y de duelo; por eso era de genio un poco antojadizo. El elemento
científico, en tanto Sigmund Freud apenas se iniciaba como médico. Eran, no sexual estaba asombrosamente no desarrollado; la enferma cuya vida se volvió
obstante, amigos desde varios años atrás. El tratamiento finalizó a comienzos de transparente para mi como es raro que ocurra entre seres humanos, no había
junio de 1882 y en noviembre de ese año, Breuer relató el caso a Freud, quien, a conocido el amor, y en las masivas alucinaciones de su enfermedad no afloró nunca
pesar de estar en ese momento dedicado a la anatomía del sistema nervioso, ese elemento de la vida anímica. Esta muchacha de desbordante vitalidad espiritual
quedó muy impresionado por él, hasta tal punto que tres años más tarde, cuando llevaba una vida en extremo monótona, y es probable que el modo en que ella se
estudiaba en París con Charcot, informó sobre el caso a este último. Este caso la embellecía resultara decisivo para su enfermedad. Cultivaba sistemáticamente
constituye el origen de la terapia psicoanalítica. Se publicó como el primer historial el soñar diurno, al que llamaba su “teatro privado”. Mientras todos la creían
clínico de los Estudios sobre la histeria (1895, Breuer y Freud). Anna O. es Berta presente, revivía en su espíritu unos cuentos: si la llamaban estaba siempre alerta,
Pappenheim, amiga de Marta Bernays, quien luego fuese la esposa de Freud. Se de suerte que nadie sospechaba aquello. Esta actividad transcurría entre los
trataba de un caso de “enfermedad nerviosa” que, por sus características, se quehaceres hogareños, que ella cumplía de manera intachable. Informaré luego
diagnostica como histeria: tos, anorexia, trastornos visuales, parálisis y, como una sobre cómo esa ensoñación habitual de la mujer sana pasó directamente a la
de las expresiones más significativas del cuadro, una grave perturbación funcional enfermedad. El ciclo de la enfermedad se descompone en varias fases bien
del lenguaje. A continuación exponemos un resumen del relato que hace Breuer separadas; ellas son: A) La incubación latente, desde mediados de julio de 1880,
del caso. La señorita Anna O., de 21 años cuando contrajo la enfermedad en 1880, momento en que enferma el padre de Anna O., hasta el 10 de diciembre de ese
parece tener un moderado lastre neuropático a juzgar por algunas psicosis año. B) La enfermedad manifiesta: durante el periodo de agravamiento del padre,
sobrevenidas en su familia extensa; los padres son sanos, pero nerviosos. Ella con Anna O. en cama hasta el 1 de abril de 1881. El 5 de abril, cuatro días después,
siempre fue sana antes, sin mostrar nerviosismo alguno en su periodo de muere el padre de la paciente. Presenta una psicosis peculiar, parafasia, estrabismo
desarrollo; tiene inteligencia sobresaliente, un poder de combinación convergente, perturbaciones graves de la visión, parálisis por contractura, total en
la extremidad superior derecha y en ambas inferiores, parcial en la extremidad cama (siempre que sus contracturas se lo permitían); se quejaba de que se volvía
superior izquierda, paresia de la musculatura cervical. Progresiva reducción de la loca y que la trataban mal. Tenía ausencias (amnesia) de casi todo lo que le ocurría
contractura en las extremidades del lado derecho. Alguna mejoría interrumpida en este estado. Con el apogeo de la enfermedad, este segundo estado era el
por un grave trauma psíquico (muerte del padre). C) Periodo de sonambulismo predominante y sólo por breves lapsos estaba casi normal durante el día. Oscilaba
permanente, que luego alterna con estados más normales; continuación de una entre una fugacísima alegría y sentimientos de angustia grave; mostraba una
serie de síntomas duraderos hasta diciembre de 1881. D) Paulatina involución de empecinada oposición a las prescripciones médicas y sufría angustiosas
estos estados y fenómenos hasta junio de 1882, fecha de la terminación definitiva alucinaciones sobre unas serpientes negras, que así le parecían sus cabellos o
de la enfermedad. En julio de 1880, el padre de la paciente, a quien ella amaba con cintas. Tras esto ella misma se exhortaba a no ser tan tonta, dado que sólo eran sus
pasión, contrajo un absceso de peripleuritis que no sanó y a consecuencia del cual cabellos. En momentos de claridad total, se quejaba de profundas tinieblas que
murió en abril de 1881. invadían su cabeza, de que no podía pensar, se volvía ciega y sorda, tenía dos yoes,
Durante los primeros meses de esa enfermedad, Anna se consagró al cuidado del el suyo real y uno malo que la constreñía a un comportamiento díscolo. En las
enfermo con toda energía, y a nadie sorprendió que se debilitara mucho. Pero poco siestas caía en una somnolencia que duraba hasta la puesta de sol; despertaba y se
a poco empeoró tanto su estado de debilidad, anemia, asco ante los alimentos, que quejaba de que algo la martirizaba, o siempre repetía el infinitivo: “Martirizar,
para su máximo dolor la alejaron del cuidado del enfermo. La ocasión para ello fue martirizar”. Simultánea a la formación de las contracturas, sobrevino una profunda
una tos intensísima, a raíz de la cual la examinó Breuer por primera vez: Era una perturbación funcional del lenguaje: le faltaban palabras, perdió la gramática y la
típica tussis nervosa. Pronto acusó una llamativa necesidad de reposo en las horas sintaxis, hasta llegar a hablar sólo con infinitivos; rebuscaba las palabras que le
de la siesta, a la que seguía, al atardecer, un estado de adormecimiento y luego una faltaban en cuatro o cinco idiomas y apenas si se la entendía; si escribía, lo hacía
intensa inquietud. A comienzos de diciembre surgió el estrabismo convergente, en ese mismo dialecto. Incluso durante dos semanas cayó en un mutismo total, que
que las emociones agravaban mucho. El 11 de diciembre cayó en cama donde sólo desapareció cuando Breuer le interpretó que si no hablaba era porque algo la
permaneció hasta el 1 de abril. En rápida sucesión se desarrollaron una serie de estaba mortificando mucho y se había decidido a no decir nada. Entonces
graves perturbaciones, en apariencia totalmente nuevas: dolores en parte desapareció tal inhibición, a la vez que mejoraba la motilidad de las extremidades
izquierda de la cabeza; quejas de ver inclinarse las paredes; diversas del lado izquierdo. Esto ocurrió en 1881. Así, la parafasia desapareció pero
perturbaciones visuales; paresias en el cuello; contracturas y anestesia de las entonces sólo hablaba en inglés, aunque entendía el alemán. Sólo en momentos
extremidades, sobre todo del codo, que fue la zona más insensible. En este estado de gran angustia, dejaba de hablar o lo hacía en su dialecto mezcla de varias
la encuentra Breuer cuando empieza a tratarla. En su investigación lo primero que lenguas. Cuando esto sucedía, existía una amnesia total. El estrabismo también fue
destaca es la existencia de dos estados de conciencia enteramente separados que desapareciendo y sólo aparecía cuando sentía una emoción violenta. Por fin el 1 de
alternaban entre sí muy a menudo y sin transición, y que fueron separándose cada abril abandonó la cama. Pero cuatro días después, el 5 de abril, murió su padre, el
vez más a lo largo de la enfermedad: en uno conocía su entorno, estaba triste y más grave trauma que pudiera afectarle. Tras una emoción violenta surgió un
angustiada, pero relativamente normal; en el otro alucinaba, se portaba mal, profundo estupor, que duró cerca de dos días, y del que salió muy alterada: volvió
insultaba, tiraba objetos a la gente, arrancaba los botones de las sábanas de la la contractura y anestesia del brazo y pierna derechas; dificultad para reconocer a
las personas (las reconocía por deducción de los elementos aislados: ojos, nariz, (sin peligro) y alucinaciones sin ausencias, claramente diferentes a las anteriores.
boca…); estaba ensimismada hasta tal punto de no notar la presencia de personas Luego se tranquilizó, tomó el alimento que le suministraba la enfermera y el cloral
conocidas por ella. Sólo a mi me conocía siempre que entraba… estaba presente y prescrito al anochecer. Si durante la somnolencia e hipnosis de la tarde podía
espabilada mientras hablaba con ella, salvo en las ausencias alucinatorias que narrar sus alucinaciones del día, despertaba alegre y lúcida y así estaba hasta las
irrumpían súbitamente. Ahora sólo hablaba en inglés y no entendía el alemán; sólo cuatro de la madrugada en que se volvía a acostar tras largas horas dedicadas a
leía en francés e italiano, pero si narraba lo leído en voz alta, sólo lo hacía en inglés; dibujar y escribir. En el campo, donde yo podía visitar a la paciente diariamente, la
escribía con letras de imprenta del tipo “Antigua”. …ahora se negaba por completo situación se desarrollaba del siguiente modo: yo llegaba de noche, cuando la sabía
a comer; pero permitió que yo la alimentara, de modo que su nutrición fue en en su estado hipnótico, y me hacía cargo de todas las reservas de fantasmas que se
rápido aumento. La somnolencia y el sopor profundo hasta el atardecer habían acumulado desde mi última visita. Esto tenía que suceder en forma total si
continuaban. Ella denominaba a este estado de hipnosis “Clouds” (“nubes”). Estos se quería obtener un buen resultado. Entonces quedaba calma y al día siguiente
estados los relaciona Breuer con el ritmo sueño-vigilia que la paciente adquirió estaba amable, obediente, laboriosa, incluso alegre; al segundo día, de más en más
durante los meses dedicados al cuidado del padre enfermo: por la noche lo velaba voluble, malhumorada, desagradable, lo que aumentaba al tercero. En este estado
o permanecía en su cama despierta hasta la mañana, al acecho y llena de angustia; de ánimo no siempre resultaba fácil moverla a hablar ni aún bajo hipnosis; para
a la siesta se recostaba para descansar un rato. Breuer reparó en que durante sus este proceder había inventado un buen y serio nombre, talking cure y otro
ausencias diurnas, forjaba siempre alguna historia o cuento, siempre triste, y la humorístico, chimney-sweeping. Ella sabía que, después de haber hablado,
mayoría de las veces su argumento era la situación de una muchacha sentada ante perdería todo su mal humor y su ‘energía’, y cuando hacía bastante tiempo que
el lecho de un enfermo y presa de angustia. Momentos después de terminado el estaba de mal humor (después de una separación prolongada) se negaba a decir
relato, despertaba completamente sosegada. Si en la hipnosis del anochecer no palabra, de tal modo que tenía que arrancármelas mediante insistencia, ruegos, y
podía contarle la historia, esa calma le faltaba. Diez días después de la muerte del usando alguna artimaña tal como el repetir una estereotipada fórmula de iniciación
padre, se llamó a un médico en consulta (Kraft-Ebing); ella lo ignoró por completo, de sus historias. Hablaba siempre sólo después que una exploración detallada y
como a todos los extraños, mientras Breuer hacía una demostración de sus rarezas. cuidadosa de mis manos la había convencido de mi identidad. En las noches en que
El médico sólo se hizo notar echándole humo a la cara, resultando primero un la calma por la conversación no se lograba, había que ayudarla con cloral. Lo había
desmayo, luego un ataque de cólera seguido de uno de angustia. Fue muy trabajoso probado antes algunas veces, pero tuve que llegar a darle 5 grs. y el sueño fue
para Breuer calmar a la paciente. Desafortunadamente, Breuer se tuvo que precedido por un estado de ebriedad de varias horas, que era alegre durante mi
marchar de viaje esa misma noche y al volver se la encontró muy empeorada, ya presencia, pero que aparecía como un estado de excitación angustioso altamente
que se había negado a comer y había sufrido alucinaciones terroríficas con desagradable durante mi ausencia. El sonambulismo persistente no retornó,
calaveras y esqueletos. Empezaron intensos impulsos suicidas, que hicieron manteniéndose en cambio la alternancia de dos estados de conciencia. En medio
imposible que siguiera residiendo en un tercer piso. Por eso se la trasladó contra de una conversación la paciente comenzaba a alucinar, se escapaba, trataba de
su voluntad a una casa de campo en las cercanías de Viena (el 7 de junio de 1881). subir a un árbol, etc. Si uno la retenía, después de un breve lapso empezaba a
Una vez allí estuvo tres días sin comer ni dormir, tuvo varios intentos de suicidio hablar, retomando la frase interrumpida, sin recordar nada de lo que había pasado
en el ínterin; pero después, en la hipnosis aparecían en su relato todas estas acontecimientos psíquicos del período de incubación de la enfermedad de julio
alucinaciones. En general su estado mejoraba... Breuer quedó atrapado con aquel hasta diciembre de 1880, los que habían provocado la totalidad de los fenómenos
caso. Una vez, a la vuelta de un viaje, y encontrándose a la paciente en tristes histéricos y con cuyo relato los síntomas desaparecieron. Cuando una perturbación
condiciones, perezosa, desobediente, caprichosa y llena de mordacidad, las que ya había persistido durante un tiempo desapareció por primera vez en el curso
autohipnosis se plagaron de alucinaciones estereotipadas que dejaron de ser de la hipnosis nocturna mediante un relato casual y no provocado, me encontré
elaboradas como poemas. Breuer hizo a la paciente volver a la ciudad por una muy sorprendido. Fue en el verano, en una época de intenso calor y la paciente
semana ...y le arranqué, noche tras noche, de tres a cinco historias. sufría mucho de sed ya que sin poder dar una razón, súbitamente le fue imposible
Cuando terminé con ellas, estaba elaborado todo lo que se había acumulado en beber. Tomaba el ansiado vaso de agua en la mano, pero en cuanto lo tocaba con
las semanas de mi ausencia. los labios lo rechazaba como un hidrofóbico. Mientras hacía esto, evidentemente
Sólo ahora se restituyó aquel ritmo de su estado psíquico en que, al día siguiente estaba ausente por un par de segundos. Vivía de frutas, melones y similares, para
de un relato, aparecía amable y alegre, al segundo día un poco más irritable y poder disminuir la torturante sed. Esto duró aproximadamente seis semanas hasta
desagradable, y al tercer día bastante ‘antipática’... Anna O. volvió nuevamente a que una vez, en la hipnosis, empezó a rezongar sobre su acompañante inglesa a la
la ciudad en otoño de 1881. Breuer esperaba que la paciente mejorase, pero en que no quería, y después relató con todas las manifestaciones de repugnancia,
diciembre empeoró llamativamente su estado. Nuevamente excitada, con cómo había ido hasta la habitación de la acompañante y cómo encontró allí que un
desánimo, triste, irritable... La paciente comenzó a contar recuerdos y temores pequeño perro -¡animal asqueroso!- había estado bebiendo de un vaso. No había
ocurridos durante las navidades del año anterior, postrada en la cama. A partir de dicho nada porque quería ser cortés. Después de haber dado enérgica expresión a
ahora, un año después de caer en cama, su estado quedó sistematizado de una éste, su 13 enojo atascado, pidió de beber y bebió sin inhibición una gran cantidad
forma peculiar. Los estados de conciencia comenzaron a alternarse con la aparición de agua, despertando de la hipnosis con el vaso en los labios. Con ello la
progresiva, durante las ausencias, de una personalidad que hablaba y obraba como perturbación desapareció para siempre. Del mismo modo desaparecieron extraños
si viviese exactamente un año atrás. El pasaje de un estado a otro se producía caprichos muy tenaces, después de que el acontecimiento que les dio origen fuera
espontáneamente, o mediante recuerdos que la inducían. Era suficiente relatado. Pero un gran paso se dio cuando desapareció el primero de los síntomas
presentarle una naranja –su alimentación principal durante los primeros tiempos permanentes, la contractura de la pierna derecha, aun cuando ésta ya antes había
de su enfermedad- para llevarla del año 1882 al 1881... Vivía día por día el invierno disminuido mucho. A partir de estas experiencias, de que en esta enferma los
anterior... este revivir el año pasado duró hasta la terminación definitiva de su fenómenos histéricos desaparecían en cuanto era reproducido en la hipnosis el
enfermedad en junio de 1882. La veracidad de esta afirmación se pudo comprobar acontecimiento provocador del síntoma, se desarrolló un procedimiento técnico-
a través de un diario perteneciente a la madre de Anna O., del que Breuer dispuso, terapéutico que nada dejaba que desear en cuanto a congruencia lógica y
pudiendo incluso anticipar algunos acontecimientos que Anna relataría durante la aplicación sistemática. Cada síntoma aislado de este cuadro patológico
hipnosis con posterioridad. Seguimos el relato de Breuer: ... la suma de trabajo a enmarañado fue tomado individualmente; todos los acontecimientos en los cuales
realizar por paciente y médico aumentaba enormemente por un tercer grupo de había aparecido fueron relatados en secuencia inversa, comenzando por el tiempo
perturbaciones aisladas, que igualmente debían ser liquidadas y que eran los en que la paciente caía en cama, retrocediendo hasta su aparición primera. Si ésta
era relatada, el síntoma desaparecía para siempre. De este modo, contracturas calaveras (las uñas). Probablemente hizo tentativas de ahuyentar la serpiente con
paralíticas y anestesias, las más diversas perturbaciones visuales y auditivas, el brazo derecho paralítico y así la anestesia y la parálisis entraron en asociación
neuralgias, tos, temblor y similares y finalmente también la perturbación del con la alucinación de la serpiente. ... El silbido de la locomotora que traía al médico
lenguaje, fueron ‘sacadas por el relato’. Todas las perturbaciones visuales, por esperado interrumpió todo este embrujo. Cuando al día siguiente quiso sacar un
ejemplo, fueron eliminadas individualmente. ...Se comprobó como totalmente aro de los arbustos en que había caído en el curso de un juego, una rama encorvada
inútil pretender abreviar la cosa buscando directamente en su recuerdo para lograr produjo nuevamente la alucinación de la serpiente, y al mismo tiempo el brazo
la evocación de la motivación primera del síntoma. No la encontraba, se volvía derecho nuevamente se volvió rígidamente extendido. Esto se repetía siempre,
confusa y se enlentecía aún más que cuando se procedía dejando tranquila y toda vez que un objeto más o menos similar a una serpiente provocaba la
seguramente desenrollarse hacia atrás el hilo del recuerdo. Breuer ideó una alucinación. Pero tanto ésta como la contractura aparecían solamente durante
modificación del procedimiento, con la finalidad de acelerar el tratamiento: La breves ausencias que, a partir de aquella noche, se hicieron cada vez más
visitaba de mañana, la hipnotizaba (eran procedimientos hipnóticos muy simples frecuentes. Esta alucinación angustiante es declarada por Breuer como la raíz de
hallados empíricamente) y bajo concentración de sus pensamientos le preguntaba toda la enfermedad. ... Ahora estaba creada la tendencia a las ausencias
entonces por el síntoma recién tratado y sobre las ocasiones en las que había autohipnóticas. Al día siguiente a aquella noche en que esperaba al cirujano, se
aparecido. La paciente, en una rápida sucesión y con palabras claves, precisaba sumergió en tal ausencia que finalmente éste se encontraba en la habitación sin
ahora las motivaciones externas y yo las anotaba. Luego en la hipnosis de la noche, que ella lo hubiera oído entrar. ... Así, las perturbaciones visuales en su totalidad
apoyada por esta sucesión anotada, relataba bastante extensamente aquellos fueron retrotraídas a ocasiones aisladas más o menos claramente determinantes,
acontecimientos. ... Dado que este trabajoso análisis de síntomas se refería a los por ejemplo del tipo que la paciente, con lágrimas en los ojos, sentada al lado de la
meses de verano de 1880, durante los cuales se preparaba la enfermedad, obtuve cama, de pronto era preguntada por el padre sobre qué hora era y veía de una
una visión plena de la incubación y la patogenia de esta histeria, que ahora manera borrosa, empero se esforzaba y traía el reloj cerca de sus ojos y entonces
expondré brevemente. En julio de 1880 en el campo, el padre de la paciente lo veía muy grande (macropsia y estrabismo convergente); o hacía esfuerzos por
enfermó gravemente de un absceso subpleural; Anna se repartía con la madre el no lagrimear para que el paciente no la viera. Una discusión en la que reprimió una
cuidado del enfermo; en una oportunidad velaba de noche, con gran temor por el respuesta le provocó un espasmo de glotis, que se repetía en cada ocasión similar.
enfermo, quien tenía mucha fiebre y estaba en gran tensión porque se esperaba ...La tos apareció por primera vez cuando, durante el cuidado del enfermo, desde
un cirujano de Viena para la operación. La madre se había 14 alejado por un rato y la casa vecina se oyó música bailable y el deseo creciente de estar allá despertó en
Anna estaba sentada en la cama del enfermo, con el brazo derecho colocado ella autorreproches; desde entonces reaccionó durante toda su enfermedad con
encima del respaldo de una silla. Cayó en un estado de ensoñación y vio cómo, una tos nerviosa a cada música fuertemente ritmada. …De este modo se cerró toda
desde la pared, una serpiente negra se acercaba al enfermo para morderlo. Quería la histeria; la enferma misma se había hecho el firme propósito de estar pronta al
ahuyentar al animal, pero estaba paralizada; el brazo derecho que colgaba sobre el aniversario de su traslado al campo, por eso practicaba a principios de junio la
respaldo de la silla se había ‘dormido’, se había vuelto anestésico y parético y talking cure con grande y excitada energía. El último día, con la ayuda de arreglar
cuando lo miraba, se transformaban los dedos en pequeñas serpientes con la habitación de tal modo que se pareciera a la habitación del padre enfermo,
reprodujo la alucinación angustiante que ya mencioné y que constituía la raíz de empezaron a acumularse las ausencias con amnesia total y fenómenos histéricos
toda la 15 enfermedad y durante la cual sólo había podido pensar y rezar en inglés. concomitantes, se multiplicaron las oportunidades para que se formaran nuevos
Inmediatamente habló alemán y ahora estaba libre de todas aquellas innumerables síntomas y para que los ya formados se afianzaran en una repetición frecuente. A
perturbaciones aisladas que había presentado anteriormente. Después abandonó ello se sumó que, cada vez más, cualquier afecto penoso y repentino le producía
Viena para hacer un viaje, pero necesitó aún mucho tiempo hasta lograr su los mismos efectos que una ausencia; coincidencias casuales formaban
equilibrio psíquico total; desde entonces goza de completa salud. Hasta aquí el asociaciones patológicas, perturbaciones sensoriales o motrices, que desde
relato de la experiencia clínica de Breuer con Anna O. A partir de ahora Breuer entonces aparecían simultáneamente con el afecto. Así llegaron a convertirse en
intenta durante las últimas páginas de su aportación al caso, teorizar sobre la síntomas permanentes, acaecidos en el periodo en que más débil se encontraba
experiencia. En las consideraciones finales Breuer señala que como predisponentes (cuando tuvo que guardar cama, tras un cuidado agotador al padre). 16 Durante
a contraer la histeria se encuentran en la muchacha todavía completamente sana todo el trayecto de la enfermedad subsistieron uno junto a otro los dos estados de
dos peculiaridades psíquicas: • El excedente de movilidad y energía psíquicas no conciencia: el primario, en el cual la paciente era por entero normal psíquicamente,
empleado en la monótona vida familiar y sin correspondiente en un trabajo y el estado segundo, que bien podemos comparar con el sueño por su riqueza en
espiritual, sobrante que se aligera en el continuado y progresivo trabajar de la fantasmas y alucinaciones, por las grandes lagunas que presentaba en su recuerdo,
fantasía • El soñar despierto habitual (“teatro privado”), consecuencia de lo y por el hecho de que sus ocurrencias carecían de inhibición y de control. En ese
anterior, con lo cual se crea el terreno para la disociación de la personalidad. En segundo estado la paciente era alienada. El estado psíquico de la paciente
Anna O., su ensoñación creaba el terreno sobre el cual se establecía el afecto de dependía por entero de la intrusión de ese estado segundo en el estado normal, y
angustia, después de haber recreado la ensoñación habitual como ausencia esto presenta, al menos a mi entender, una variedad de psicosis histérica. Cada
alucinatoria. Ya en las primeras manifestaciones de la enfermedad incipiente, hipnosis del anochecer ofrecía la prueba de que la enferma tenía total claridad y
afloraron los rasgos capitales que permanecerían constantes a lo largo de los dos orden mentales, y era normal en su sentir y su querer, siempre que en “lo
años de enfermedad: la existencia de un estado de conciencia segunda que, inconsciente”8 no obrara como estímulo algún producto del estado segundo. En
habiendo emergido primero como ausencia pasajera, se organizaría más tarde cuanto al hecho asombroso de que, desde el comienzo de la enfermedad hasta su
como doble conciencia; la inhibición del lenguaje, condicionada por el afecto de término, todos los estímulos provenientes del estado segundo, así como sus
angustia, con el aligeramiento contingente a través de un verso infantil en inglés; consecuencias, se eliminaran duraderamente al ser declarados en la hipnosis, no
luego, la parafasia y pérdida de la lengua materna, sustituida por un excelente tengo nada más que añadir que lo descrito en el caso, salvo asegurar que no fue
inglés; por último, la parálisis casual del brazo derecho por opresión, que más tarde una invención mía sugerida a la paciente sino que, al contrario, me sorprendió en
se desarrollará en una paresia por contractura y anestesia del lado derecho. El grado sumo ya que sólo después de haberse producido una serie de tramitaciones
mecanismo de la génesis de esta afección responde por entero a la teoría de espontáneas desarrollé a partir de ahí la técnica terapéutica.
Charcot sobre la histeria traumática: estado hipnótico en el que sobreviene un
trauma leve. Ahora bien, en la paciente las perturbaciones solo aparecían en los
estados de segunda conciencia, como aislados de su ser normal. Sólo cuando