Você está na página 1de 3

Curso de Metafísica

Texto: Kant. Prólogo a la segunda edición de la Crítica de la Razón Pura. Taurus,


2006, México.

ESTRUCTURA CONTENIDO

A. EL CAMINO Kant inicia el prólogo preguntándose si es que acaso la


SEGURO DE LA metafísica nos conduce a través del camino seguro de la ciencia
CIENCIA o si por el contrario nos lleva a las tinieblas.

1. Por qué la ciencia Kant inicia el desarrollo del prólogo analizando la situación de
nos conduce por el la lógica. Sostiene que esta ciencia se encuentra en el camino
camino seguro seguro desde sus inicios ya que nada se le ha agregado ni
quitado desde que Aristóteles la elaboró.
Siguiendo esta afirmación, reconoce que la ciencia lógica se
encuentra acabada.
Sin embargo, Kant concluye que la lógica debe su éxito a su
limitación, ya que tan solo se encarga de exponer y demostrar
las reglas formales del pensamiento, es decir, que el
entendimiento no se ocupa más que de sí mismo.
En este sentido, tenemos que la ciencia nos conduce por el
camino seguro gracias a la clara limitación de sus fronteras.

2. El a priori de las Kant continúa su exposición indicando que para que las ciencias
ciencias permite que posean razón, es decir, para que sean ciencia propiamente
éstas contengan razón hablando, deben contener en ellas algo a priori. Además, estas
pueden tener dos tipos de relación con su objeto de estudio:
determinar su concepto o convertirlo en realidad.
La primera de estas relaciones la denomina conocimiento
teórico; a la segunda, conocimiento práctico. Ambos
conocimientos poseen una parte pura, es decir, aquella en donde
la razón determina su objeto completamente a priori.
Los dos ejemplos que Kant nos brinda para exponer el
conocimiento teórico de la razón son la matemática y la física.
En ambos casos, Kant nos indica que el éxito se debe a que
ambas ciencias supieron reconocer que para saber algo a priori
con certeza (es decir, con razón), uno debe observar lo que pone
uno mismo a la cosa.

3. La razón como juez De lo anterior tenemos que Kant sostiene que la razón solo
reconoce lo que ella misma produce.
En este sentido, podemos preguntarnos por el modo en que la
razón debe acercarse al mundo y para Kant debe hacerlo en
calidad de juez. De no ser así, no estaríamos buscando aquellas
leyes necesarias y universales que no son sino las que buscamos
encontrar a través de la ciencia.
De este modo, Kant presenta a la razón como jueza que obliga a
las cosas de la naturaleza a responder a las preguntas que ella
misma formula.

B. LA METAFÍSICA La metafísica, que para Kant es el conocimiento especulativo de


NO HA LOGRADO la razón y que, por ende, se eleva sobre la experiencia para
TOMAR EL CAMINO dedicarse enteramente a los conceptos, no ha podido tomar el
SEGURO DE LA camino seguro de la ciencia.
CIENCIA

1. Cuestiones Siguiendo la exposición de Kant, el autor sostiene que la


metafísicas: erróneo metafísica, a pesar de ser una de las más antiguas de las
modo de proceder o disciplinas y una de las que seguirá perdurando, su modo de
castigo de la naturaleza proceder le ha obstaculizado de lograr el objetivo: no ha sido
sino andar a tientas a base de simples conceptos.
A partir de esta idea, Kant se pregunta por qué la naturaleza
habría castigado al hombre con un afán perpetuamente
insatisfecho por conocer las cosas, brindándole una herramienta
poco útil para trabajar en ello: la razón.

2. Medidas necesarias Como vemos Kant nos lleva a una conclusión: la razón no sirve
para lograr que la como herramienta para conocer verdaderamente el mundo. Sin
metafísica tome el embargo, el autor desea llevarnos a esta radicalidad para
camino seguro de la permitirse rescatar a la metafísica y a la razón. No ha fallado la
ciencia razón, ha fallado el método.
Esto dará a pie a que Kant exponga su propuesta de método
completamente renovado para el trabajo metafísico.

C. UN NUEVO De acuerdo a lo que venimos viendo, Kant reconoce la


FUTURO PARA EL importancia de dar un giro en el método de la metafísica que le
DESARROLLO DE permita desarrollarse, transformarse, tener movimiento. Desea
LA METAFÍSICA: LA una metafísica renovada.
MORAL
3. La intuición: un Kant descubre luego de esta disertación lo siguiente: se ha
nuevo método para la supuesto que nuestro conocer debe regirse por los objetos,
metafísica cuando en realidad, debe regirse por aquello que nosotros
colocamos en esos objetos.
Intuición: para Kant es el objeto el que se rige por la naturaleza
de nuestra facultad de intuición. Esto permite que uno pueda
conocer un a priori sobre esa naturaleza.
Luego lo anterior, Kant concluye que la experiencia es la única
fuente de conocimiento, sin embargo, esta fuente de
conocimiento e rige por los conceptos de nuestra razón. Estos
conceptos, o reglas, debo suponerlas en mí antes que en los
objetos y, por lo tanto, son reglas a priori.

4. Principales Siguiendo la reflexión de Kant, hemos encontrado que los a


consecuencias del a priori son aquellas reglas de mi entendimiento, las cuales me
priori permiten conocer pero de una manera determinada, de acuerdo a
mi condición de ser humano.
Esto genera una ruptura en la comprensión de la naturaleza, ya
que por un lado Kant descubre que tenemos el “fenómeno”, es
decir, aquello del objeto de la naturaleza que puedo conocer
gracias y a través de mi razón. Así, tenemos una parte que no
podemos conocer ya que nuestra estructura de entendimiento
nos permite conocer de un modo. Algo siempre se nos escapa de
los objetos. A esta porción Kant la denomina “cosa en sí”.
La “cosa en sí”, es real por sí misma, aunque no es conocida por
nosotros.
De este modo, Kant limita las posibilidades de nuestro conocer.
Además, segura que la metafísica cumpliría finalmente su obra,
ya que confía tanto en su método que cree no hace falta nada que
agregarle.
Así, los principios con los que la razón especulativa sobrepasa
sus límites, no amplían sino que reducen el uso de nuestra razón.
Finalmente, Kant sostiene que esto permite abrirle campo al uso
práctico de la razón pura, ya no al especulativo, que ahora puede
dedicarse a los ideales, es decir, a la moral.
Asimismo, se concluye que todo posible conocimiento de la
razón especulativa se encuentra limitado a los objetos de la
experiencia.