Você está na página 1de 8
CIAT CORTURA DEL SUELO CON RASTROJOS Y RESTOS DE COSECHA
CIAT
CORTURA DEL SUELO CON RASTROJOS Y RESTOS DE COSECHA

Erosión del suelo

Guillermo Giraldo Ávila 1

Las plantas se nutren con los fertilizantes que hay en el suelo y los transforman en tejidos, flores, frutos y semillas; y cuando mueren, estos elementos son descompuestos por insectos y microorganismos del suelo y regresan a él como fertilizantes, lo cual facilita posteriormente su reciclaje por un nuevo cultivo.

El

mal

uso

de

este

concepto, causa la

CIAT CORTURA DEL SUELO CON RASTROJOS Y RESTOS DE COSECHA Erosión del suelo Guillermo Giraldo Ávila

erosión, la cual es el agente principal de la

degradación de los suelos, cuyo daño se debe a las grandes perdidas de nutrientes y materia orgánica. Esto trae como consecuencia la baja productividad de las tierras agrícolas de las laderas. Se ha encontrado que haciendo un buen manejo de los rastrojos, se recupera las capas de

los horizontes

superficiales del suelo,

Siembra en suelos limpios aumenta los problemas

especialmente en aquellos suelos cuya capa es muy delgada. Además, los rastrojos interceptan las gotas de lluvia impidiendo que choquen de manera directa contra el suelo, y al interceptarlas, permite que el agua entre en contacto con el suelo de una manera suave, sin causarle daño en su superficie.

CIAT CORTURA DEL SUELO CON RASTROJOS Y RESTOS DE COSECHA Erosión del suelo Guillermo Giraldo Ávila

de erosión

Siembra en pendientes fuertes y quema

BENEFICIOS AL CUBRIR EL SUELO

Reciclaje de nutrientes. Como se sabe, las plantas absorben una parte de los nutrientes del suelo y luego en su desarrollo los

incorporan

en

sus tejidos. El cultivo

de

frijol

llega a producir casi 1.0 tonelada de rastrojo, en tanto que la asociación maíz – sorgo llega

producir entre 1.4 – 2.7 toneladas. Si dejamos

toda esta

biomasa cubriendo el suelo,

CIAT CORTURA DEL SUELO CON RASTROJOS Y RESTOS DE COSECHA Erosión del suelo Guillermo Giraldo Ávila

Cobertura del suelo con caupí y restos de cosecha de maíz

1 Centro Internacional de Agricultura Tropical – CIAT. Proyecto Comunidades y Cuencas. 2003

tendremos no solo el efecto beneficio de la cobertura, sino también la oportunidad de que mucho del fertilizante que esta en ellos sea regresado al suelo y también como humus, tal como se ilustra en los siguientes cuadro.

Cuadro 1. Acumulación de

NPK

en los tejidos de frijol para un rendimiento

quintales por manzana (1)

de grano

de

13.5

Partes de la

Cantidad acumulada en los tejidos (libras por manzana)

planta

N

%

P

%

K

%

Raíces

7.5

 

0.3

 

4.2

 

Tallos

11.9

  • 42.3 51.4

0.7

14.2

69.9

Hojas (*)

4.0

1.2

8.5

Vainas

11.0

 

1.5

 

15.6

 

Granos

46.8

 
  • 57.7 48.6

3.5

 

18.3

30.1

Total

81.2

100

7.2

100

60.8

100

(*) Excepto las hojas caídas antes de la cosecha Tomado de Manual del Capacitador, MAG/CENTA; FAO, PASOLAC, PRO-CHALATE, Febrero 2000

Cuadro 2. Extracción de N-P-K del suelo por el maíz para un rendimiento de 96 quintales por manzana de grano y 117 quintales por manzana de tallos y hojas

Partes de la planta (*)

Cantidad acumulada en los tejidos (libras por manzana)

N

%

P

%

K

%

Tallos y hojas

 
  • 105 23

  • 42 44

 

137

81

Granos

 
  • 145 29

  • 58 56

 

32

19

Total

 
  • 250 52

100

 

100

169

100

(*) No se consideran los nutrientes extraídos y almacenados en las raíces Tomado de Manual del Capacitador, MAG/CENTA; FAO, PASOLAC, PRO-CHALATE, Febrero 2000

Control de erosión. Una practica adecuada para la conservación y fortalecimiento de las capas superficiales del suelo es la de cubrirlo con rastrojos o restos de la cosecha. Pero el suelo no solo se beneficia de esta manera, sino que, además, esta cobertura lo protege contra el arrastre causado por las lluvias (erosión hídrica), las cuales, en suelos con pendiente fuertes como las que usa el agricultor (>40%), son devastadoras. Cuando

tendremos no solo el efecto beneficio de la cobertura, sino también la oportunidad de que mucho

Cubrir el suelo con restos de cosecha en pendientes fuerte reduce la erosión

reducimos su velocidad de escorrentía, su capacidad de arrastre también disminuye, provocando que el suelo no se mueva y por lo tanto haya una mayor infiltración.

La gota de lluvia La gota de lluvia es entre 8 y 30 mil veces más grande que una partícula de suelo ya sea de origen mineral u orgánico, la cual al caer, considerando su tamaño y la energía gravitacional que conlleva, se convierte en un verdadero proyectil, que impacta violentamente al suelo desnudo. Con esta erosión por salpique provocada por las gotas de lluvia se inicia el proceso de erosión. El mantillo que cubre la superficie del suelo lo protege del impacto

de las gotas de lluvia, reduciendo de esta manera en algunos casos hasta cero el proceso de erosión, como lo demuestra la siguiente cuadro

Cuadro 3.

Efecto

de

la

erosión

causada por

las

gotas de

descubierto y uno cubierto con rastrojos

lluvia sobre un suelo

PENDIENTE

EROSIÓN DEL SUELO

MAÍZ - EROSIÓN DEL SUELO CUBIERTO CO

(%)

DESNUDO (SIN CULTIVO) Ton / ha / año

RESIDUOS DE COSECHA (Ton / ha / año)

1

11.2

0.01

5

156.2

0.07

10

229

0.13

15

232

0.20

Conservar humedad y Control de la temperatura. La temperatura del suelo es otro elemento importante en el que se minimiza su efecto nocivo con el uso de cobertura del suelo, ya que los rastrojos impiden que los rayos del sol caigan directamente sobre la superficie, lo cual reduce la Evapotranspiración, pues el suelo permanece un poco más frío que el suelo descubierto, en el cual, el viento arrastra a las capas mas altas el aire con mayor saturación de agua. Esto trae como consecuencia que, el suelo descubierto tenga una mayor capacidad para perder su humedad; en cambio, los suelos cubiertos, además de tener mayor capacidad de conservar la humedad, también tienen mayor capacidad para fijar el nitrógeno y mayor capacidad para descomponer la materia orgánica.

de las gotas de lluvia, reduciendo de esta manera en algunos casos hasta cero el proceso

Cobertura del suelo con rastrojos en maíz

Control de malezas. La cobertura también tiene un papel muy importante en el control de malezas, pues esta impide que la luz llegue a las semillas y sin la presencia de esta, las semillas no pueden germinar. También se ha demostrado que algunos cultivos al descomponerse y liberar substancias, estas ejercen un efecto alelopático sobre otras especies, esto es, inhiben su capacidad para germinar.

Aumento de la materia orgánica. Al descomponerse o pudrirse los residuos de la cosecha y/o rastrojos, hay un aumento substancial de la materia orgánica, la cual es favorecida por la presencia de microorganismos. Este hecho es muy importante pues la materia orgánica tiene, en promedio, una Capacidad de Intercambio Catiónico (CIC) superior en por lo menos 10 veces a la que tienen las arcillas. Además de esto, la materia orgánica puede retener más agua que su propia masa, aparte de los efectos bene ficios sobre la estructura física del suelo, lo cual favorece el crecimiento radicular de las plantas.

Reducción de la quema Algunos agricultores han entendido que no quemar trae mas efectos beneficios que negativos. Aunque quemar los rastrojos o restos de la cosecha les representa beneficios inmediatos, como la facilidad de la limpieza de la parcela, la mejora temporal de la fertilidad del suelo, control de algunos insectos dañinos y algunas esporas de enfermedades, se ha encontrado que la quema habitual de los rastrojos es sumamente destructiva,

Reducción de la quema Algunos agricultores han entendido que no quemar trae mas efectos beneficios que

Agricultores usando quema y siembra sobre suelo descubierto en pendiente fuerte

especialmente en los terrenos de ladera, donde acelera la degradación del suelo y la perdida de fertilidad. Además, con la quema, no solo se pierde la materia orgánica y la mayoría del nitrógeno y azufre, sino también muchos insectos depredadores que ayudan a controlar los insectos dañinos.

También, cuando llegan los vientos o las lluvias, se llevan la ceniza y con ella muchos otros nutrientes como el fósforo, potasio, calcio y magnesio que quedaron disponibles de una manera inmediata al quemar los rastrojos.

Menor costo de producción. Agricultores que están siendo atendidos por El Grupo GUIA, en las Comunidades de Galeras y Lavanderos del Municipio de Guinope, Departamento de Francisco Morazán, Honduras, están validando en maíz, el sistema de cobertura del suelo con rastrojos y restos de cosecha contra el sistema tradicional de siembra (testigo). En el momento, han encontrado que, en la parcela testigo, ellos han realizado hasta el estado de elote, tres limpias; en tanto que en la parcela cubierta han realizado solo dos aplicaciones de gramoxóne; esto les ha representado un ahorro substancial de dinero por jornales del 61% (cuadro anexo). También, han podido comprobar que la parcela testigo sufrió más por el

efecto de la canícula de Agosto que la parcela con

cobertura, lo cual va a repercutir

en una baja de los

Reducción de la quema Algunos agricultores han entendido que no quemar trae mas efectos beneficios que

Cobertura del suelo contra suelo limpio

rendimientos al momento de la cosecha, pues las plantas se ven más pequeñas y afectadas.

También han observado que, solo al momento de la siembra las cosas pueden ser más lentas, pero a partir de ese momento son más fáciles. Otros agricultores de la zona han empezado a implementar esta practica.

Cuadro 3. Datos a la fecha de labores realizadas en la parcela con cobertura y la parcela testigo

Actividad

Parcela cubierta

Parcela testigo*

Preparación

Chapia rastrojos = 40 Lempiras

Chapia = 40 Lempiras Limpia con azadón = 38 Lempira Total = 78 Lempiras

Siembra

10 Lempiras

  • 10 Lempiras

1ª. Limpia

20 cc gramoxóne = 20 Lempiras aplicación = 10 Lempiras

  • 40 Lempiras

2ª. Limpia

Total 30 Lempiras 12.5 cc gramoxóne = 12.5 Lempiras Aplicación = 10 Lempiras Total = 22.5 Lempiras

  • 40 Lempiras

Total a la fecha

102.5 Lempiras

168 Lempiras

(*) Con el manejo que hace el agricultor, señor Mauro Vázquez

Por su parte, la sociedad Garmendia Jirón R.L. reportan que los ingresos que se obtienen con la introducción de rastrojos superan en gran medida la inversión realizada, tal como se observa en el cuadro adjunto, en donde el ingreso recibido es el doble del valor invertido.

Cuadro 4. Análisis económico de la tecnología de cobertura con rastrojo contra testigo sin cobertura

Tratamiento

Total de costos que varían

Beneficios netos

1996

1997

1996

1997

Sin rastrojo + maíz

538.13

630.00

810.86

390.00

 

560.88

330.00

1,131.10

1,030.00

Con rastrojo + maíz Costo Marginal – Beneficio Neto Marginal

22.75

300

320.24

640

Tomado de Revista Laderas, año 2, numero 4

Aumento de los rendimientos en maíz

También, la sociedad Garmendia Jirón R.L. reportan que, los rendimientos son substancialmente mayores en la parcela con cobertura que en la testigo sin cobertura. En el cuadro adjunto se ve claramente como la introducción del rastrojo incrementó los rendimientos del maíz en los dos años del ensayo en 28 y 20 quintales por manzana contra 22 y 15 quintales del testigo (25% y 31% respectivamente).

Cuadro 5. Incrementos en el rendimiento de maíz con la introducción de la práctica de cobertura del suelo con el uso de rastrojos.

Cultivo

 

Tecnologías usadas

 
 

Con rastrojo

Sin rastrojo

Con rastrojo

Sin rastrojo

Maíz

 

1996

 

1997

28

22

20

15

ESTRATEGIAS DE SIEMBRA CON EL SISTEMA DE COBERTURA DEL SUELO

Al utilizar los rastrojos o los restos de la cosecha como cobertura, podemos utilizar cualquiera de estas dos formas de siembra: a) Siembra en Cero Labranza, ó, b) Siembra en Labranza Mínima.

Cero Labranza. Cosiste den dejar los residuos del rastrojo y/o del cultivo cubriendo el suelo y hacer la siembra a chuzo; en este caso no se permite la introducción de animales al sitio de siembra.

Labranza mínima con cobertura. En este caso, se pica solo el suelo donde se depositara la semilla. Esto implica mas trabajo por la acción de roturación y tampoco se permite la entrada de animales a la parcela.

COMO SE DETERMINA EL PORCENTAJE DE COBERTURA

La eficiencia de cobertura en una parcela se puede calcular fácilmente siguiendo estas recomendaciones:

Con una cinta métrica mida 5 metros de largo. Cada 10 centímetros registre la presencia o no de rastrojo. Esto nos da un total de 50 medidas (10 por cada metro).

Con esta información se calcula el porcentaje de cobertura del suelo, al sumar el numero de puntos con rastrojo y dividirlo entre el total de muestras (50). Para mayor exactitud se recomienda repetir este procedimiento por tres o cuatro lugares y luego estimar el valor final al promediar los resultados.

Ejemplo: se observan 22 puntos con rastrojo y 28 sin él. El porcentaje de cobertura será de 44% (dividir 22 entre 50)

Al consultar el cuadro anexo, se encuentra que una cobertura del 44% reduce la erosión en aproximadamente 88%

Estudios realizados por Young (1989) muestran que aun con ligeras coberturas de rastrojos cobertura viva, ayudan a controlar la erosión, tal como se ilustra en el siguiente cuadro.

Cuadro 6. Efecto de la cobertura del suelo sobre la erosión

Superficie del suelo protegida por cobertura viva o muerta

Reducción en la pérdida de suelo por medio de la cobertura

1%

5%

5%

45%

10%

55%

15%

67%

20%

80%

30%

85%

40%

88%

50%

90%

60%

96%

70%

98%

80%

99%

Tomado de Manual práctico de manejo de suelos en laderas, SAG – Proyecto LUPE, 1998

PLAGAS

Aunque se ha discutido mucho que la Labranza de Conservación propicia el incremento de las poblaciones de insectos y patógenos por el hecho de mantener una gran cantidad de residuos vegetales que sirva de hospedero. Sin embargo, experiencias en trabajos de investigación en otros países y la vivencia propia del Centro Demostrativo Villadiego, en términos prácticos en el Bajío se ha observado una disminución de los problemas ocasionados por las plagas y enfermedades por ejemplo: Cuando se establece Maíz en Labranza de Conservación seguido de trigo o cebada en siembras tempranas durante el mes de abril, y que los restos de las plantas no se desmenuza o pica, la incidencia de trips es mínima en comparación a un maíz establecido durante este tiempo bajo la labranza tradicional.

Al sacar una palada de tierra en suelos en donde se viene realizando la Labranza de Conservación nos encontramos que en esta porción de tierra se tienen de 5 hasta 8 gallinas ciegas, sin que los cultivos manifiesten en ninguna etapa de desarrollo sintomatología de daño por ataque radicular, la razón de esto es muy simple, el principal alimento de estas larvas es la materia orgánica.

En algunos cultivos sin cobertura mediante un análisis de suelo podemos conocer el porcentaje de materia orgánica, al verlo, nos daremos cuenta que, en la mayoría de los casos, este no llega a ser superior del uno por ciento, lo que origina que estos insectos al no tener alimento, tengan que comer las raíces de los cultivos, originando con esto un daño económico que en ocasiones es difícil de recuperar.

ANTIPRACTICA AL SISTEMA DE COBERTURA CON RASTROJOS Y/O RESTOS DE COSECHA

En muchas ocasiones se ve en el campo los restos de la cosecha acomodados en hileras (carrileo) al rededor o dentro de la parcela. Esta practica es

recomendada y realizada con el propósito de, a) tener el campo limpio o, b) como barreras muertas para controlar erosión. En el primer caso, tener la parcela limpia por la acción del carrileo de los restos de la cosecha y/o rastrojos, expone la superficie del suelo a los fenómenos erosivos, mayor perdida de agua y menos recuperación de los nutrientes, tal como se ha visto.

En el caso de carrileo como barreras muertas, el espacio que queda libre entre dos barreras esta expuesto y los procesos erosivos empiezan a aparecer; la humedad

recomendada y realizada con el propósito de, a) tener el campo limpio o, b) como barreras

Antipráctica al sistema de cobertura del suelo.

del suelo se concentra solo debajo de ellos y no en el área donde están sembrados los cultivos. Además, los nutrientes que son liberados por los restos de las plantas sólo quedan en los lugares del carrileo, lo que permite que haya unas franjas mas fértiles y otras cada vez mas

empobrecidas; y estas son precisamente en donde van los cultivos.

BIBLIOGRAFIA

Garmendia, Humberto. 1999. En Revista Laderas, año 2 Numero 4. Rastrojo y variedades de maíz resistentes a la sequía. Pgs. 8 a 9.

MAG/CENTA; FAO; PASOLAC; PRO-CHALATE. 2000. Manual del Capacitador. Manejo integrado de la fertilidad del suelo en zonas de ladera. El Salvador. 136p.

Secretaria de Agricultura y Ganadería. Proyecto LUPE. 1998. Manual Practico de Manejo de Suelos en Ladera. Honduras

Interesses relacionados