Você está na página 1de 10

EMOCIONES Y SENTIMIENTOS

AUTOR: LAURA JUDITH PEÑA SIDRAY


UNIVERSIDAD DE LA COSTA

RESUMEN

Emoción y sentimiento es algo que, a menudo, produce confusión a la hora de entender cómo
funciona la mente humana.
Los conceptos de emoción y sentimiento pueden ser confundidos con facilidad y, de hecho,
incluso dentro del mundo de la psicología es frecuente que se utilicen como si fuesen sinónimos.
Cuando hablamos sobre este tema es importante tener presente que existen diferentes teorías
sobre la emoción, las cuales aportan explicaciones distintas acerca de cómo funciona nuestra
faceta emocional y anímica y, desde la perspectiva de las neurociencias, acerca de cómo trabaja
la parte del cerebro encargada de producir emociones: el sistema límbico.
PALABRAS CLAVES: sentimientos, emociones, adaptativa, sociales, motivacionales

ABSTRACT

Emotion and is something that often produces confusión when it comes to understanding
how the human mind works
The concepts of emotion and feeling can easily be confused and, in fact, even within the
world of psychology, they are often used as if they were synonyms.
When we talk about this issue it is important to keep in mind that there are
differenttheories about emotion, which provide different explanations about how our
emotional and psychic aspects work and, from the perspective of neurosciences, about how
the part of the brain responsible for produce emotions: the limbic system.
KEY WORDS: feelings, emotions, adaptive, social, motivational
¿QUÉ ES UNA EMOCIÓN?

Una emoción es un conjunto de respuestas neuroquímicas y hormonales que nos predisponen a


reaccionar de cierta manera ante un estímulo externo (como la visión de una araña) o interno
(como un recuerdo acerca de los años de infancia).
Eso significa que una emoción es lo que es generado por el sistema límbico del cerebro cuando
los grupos de neuronas relacionados con ciertas experiencias, de manera que estamos
predispuestos a actuar de cierto modo.
Eso ocurre porque, a lo largo de nuestra vida, nuestro cerebro no se limita a "memorizar datos",
sino que también aprende ciertos modos en los que hay que reaccionar a esas experiencias. De
algún modo, la información de lo que experimentamos va de la mano de la información acerca de
cómo reaccionamos ante eso; no son dos clases de informaciones separadas.
Es por eso que, si aprendemos a asociar los insectos a las picaduras, cuando veamos uno
tenderemos a experimentar la sensación del miedo: nuestro cuerpo habrá aprendido que, con esa
información visual, esa es la reacción adecuada.

¿QUÉ ES UN SENTIMIENTO?

Un sentimiento es similar a una emoción y está muy relacionado con el sistema límbico,
pero además de esta predisposición espontánea, incontrolable y automática, incluye la evaluación
consciente que hacemos de esta experiencia. Es decir, que en un sentimiento hay una valoración
consciente de la emoción y de la experiencia subjetiva en general.

Por ejemplo, si vemos una araña, seremos capaces de auto-examinar lo que sentimos y lo que
pensamos en una situación así y reflexionar a qué otras experiencias nos recuerda esa situación,
cuáles son las diferentes maneras en las que se puede reaccionar a ese estímulo, hasta qué punto
es racional el asco o el miedo que sentimos, etc.

Tal y como hemos visto, tanto las emociones como los sentimientos tienen que ver con algo
irracional que tiene que ver con la manera subjetiva con la que experimentamos una situación.
Ninguno de los dos fenómenos puede ser traducido en forma de palabras de manera fiel, es la otra
persona la que, haciendo un esfuerzo de empatía, debe construir en su mente y a partir de sus
propias experiencias cómo nos debemos sentir.
Sin embargo, la diferencia fundamental entre la emoción y los sentimientos es que la primera es
totalmente básica, primitiva y unidireccional (en el sentido de que es algo que aparece
automáticamente al presentarse un estímulo) mientras que el sentimiento incluye la capacidad de
pensar y reflexionar de manera consciente sobre lo que se siente y, por tanto, tiene que ver con la
capacidad de pensar en términos abstractos y simbólicos.

Las obras de arte, por ejemplo, son la caracterización clásica de los sentimientos, porque son
sublimaciones abstractas de las emociones. En un poema no hay solo emociones, sino que
necesariamente debe haber también sentimiento, algo que permita expresar de manera simbólica
lo que se siente.

Así pues, los sentimientos son bidireccionales, ya que hay algo que va desde los procesos
mentales más básicos y primitivos hacia la consciencia, pero también hay algo que va desde la
consciencia al modo en el que se valora y se experimenta esa situación de forma holística y
global.

Y aquí es cuando viene una aparente paradoja: aunque los conceptos de sentimiento y emoción se
refieren a cosas diferentes, a la práctica allí donde hay una emoción hay siempre un
sentimiento (o varios). Los dos se presentan a la vez, y las palabras que utilizamos para
separararlos conceptualmente solo existen en la teoría .Del mismo modo en el que allí donde hay
unos genes hay un entorno que influye en el modo en el que estos se expresan, emoción y
sentimientos no pueden presentarse por separado (en el ser humano consciente y sano) y por
consiguiente se solaparán. La distinción entre ambos es más virtual y teórica que material.

Es por eso que la diferencia entre sentimiento y emoción solo se utiliza porque resulta útil en
ciertos casos y porque cada una de ellas podría explicar diferentes procesos neurológicos que
funcionan en paralelo, no porque efectivamente podamos aislar un sentimiento y separarlo de la
emoción con la que se presenta. En psicología y neurociencias, para bien y para mal, las cosas no
resultan tan sencillas.
DESENCADENANTES EMOCIONALES

El antecedente que pone en marcha el proceso emocional es la percepción de un cambio en las


condiciones estimulares tanto externas como internas al organismo. Como vías de acceso tiene la
vista, el oído, olfato, gusto, tacto, propioceptivo y la propia actividad mental.

El cambio debe reclamar nuestra atención o ser detectado por procesos automáticos. Si el cambio
aparece de forma reiterada, perderá́ su capacidad de captar la respuesta emocional (habituación).

Tabla 1.DESENCADENANTES DE LA EMOCION

Emoción DESENCADENANTE
SORPRESA ESTÍMULOS NUEVOS
ASCO ESTÍMULOS DESAGRADABLES
ALEGRÍA OBTENCIÓN DE METAS O DESEOS
MIEDO APARICIÓN DE SITUACIONES PELIGROSAS
IRA CONDICIONES QUE GENEREN FRUSTRACIÓN
TRISTEZA CAMBIOS QUE IMPLICAN PERDIDA

Una emoción es una respuesta adecuada y justificada en la presencia de un evento externo. Estos
pueden ser, el miedo, en caso de peligro, el enojo por falta de respeto, la alegría de un evento
feliz. Incluso si nuestro entorno social no siempre nos permiten expresarnos libremente. Estas
emociones pueden permitir, un grito, pánico, por ejemplo, un “tiro de pelota” ha causado en el
momento la ira. En su deseo de reparación inmediata, los insultos, las reacciones violentas contra
sí mismo o a otros.

Por ejemplo, si cruzó la calle y un auto casi me atropella, una emoción de miedo se va por encima
de mí. La emoción que me va hacer actuar para evitar que ser golpeado. La emoción fue una
indicación de una amenaza inmediata y me permite reaccionar a tiempo. Cuando el evento pasa,
la emoción poco a poco se disipa. Pero, después de lo que paso, medito, y la sensación de ira
contra el conductor. Incluso el sentimiento de culpa en contra de mí mismo, etc. Mi cuerpo sigue
en tensión, bajo presión. Ya que la emoción se, convierte en un veneno que va a cristalizar en mí
para convertirse en una sensación.

Las emociones son también importantes para dirigir nuestra vida psíquica, las sensaciones de un
plan de física. Ellos nos informan sobre el hecho del que somos afectados por las cosas. Su
intensidad nos dice cuan fuerte que estamos sufriendo. Es, por tanto, indicativo del grado de
importancia. Si un gesto, un evento que llega a nosotros, es que tiene una resonancia en nosotros.
Se refiere a una experiencia vivida que tiene un significado subjetivo. Por lo tanto podemos decir
que lo que nos toca es una necesidad en nosotros. Puede haber una necesidad importante, lo que
es cierto es que es lo suficientemente importante para nosotros ser revueltos. Por ejemplo, mi jefe
anunció un mi despido, pero como acabo de ganar la lotería, no me afecta de ninguna manera.
Pero si no me gane la lotería, y me acabo de comprar una casa, sin duda me afectara grave mente.

La forma natural para liberar una emoción, que se expresa completamente, salen a través de la
descarga de energía intensa. Es como un mensaje de correo electrónico. El mensaje es llevado por
una emoción, debe ser aceptado, leído, entendido, podemos responder. También puede ser
arrojado a la basura porque ya no necesitamos. Una emoción no daña el presente, a pesar de que
se hizo eco en nuestras experiencias del pasado. Además, la emoción es una energía, que se
puede utilizar para fines creativos, e incluso para ser favorable. Puede servir para alimentar a
nuestros cuerpos con emociones positivas.
Por ejemplo, si yo alimento mi cuerpo con alegría recordando un acontecimiento feliz. Si luego
me pongo a dibujar, este será evidente en mi ilustración. Mi emoción de alegría se convertirá en
un motor de la creatividad. La emoción exige ser canalizado para ser utilizado con prudencia.

MOTIVACIÓN Y EMOCION

Existe una relación directa entre la motivación y la emoción y esta relación existente ha
dominado el estudio de las emociones y de la motivación en psicoterapia.
La motivación es uno de los aspectos psicológicos que se relaciona más estrechamente con el
desarrollo del ser humano. La motivación no se caracteriza como un rasgo personal, sino por la
interacción de las personas con la situación, por ello la motivación varía de una persona a otra y
en una misma persona puede variar en diferentes momentos y situaciones.
Motivar a alguien, en sentido general, se trata de crear un entorno en el que éste pueda satisfacer
sus objetivos aportando su energía y esfuerzo.
Una motivación se basa en aquellas cosas que impulsan a un individuo a llevar a cabo ciertas
acciones y a mantener firme su conducta hasta lograr cumplir todos los objetivos planteados. La
noción, además, está asociada a la voluntad y al interés. En otras palabras, puede definirse a la
motivación como la voluntad que estimula a hacer un esfuerzo con el propósito de alcanzar
ciertas metas.
En este sentido la emoción nos mueve para acercarnos o alejarnos de cosas, siendo un mecanismo
fundamental para la supervivencia, no sólo para los humanos, sino también para los animales y
son innatas y comunes para todos los individuos de la especie, tanto es así, que las respuestas
automática y los gestos que expresamos ante emociones básicas o primarias como el miedo, el
asco u a otras es reconocible en cualquier raza o cultura de la especie humana, así mismo, lo es en
los animales, ya que todos los animales de la misma especie tienen la misma respuesta
conductual ante emociones específicas.
Las emociones cumplen un papel fundamental, en el ámbito adaptativo ya que Nos permiten
sobrevivir en el medio. El asco, por ejemplo, nos hace no acercarnos a cosas que podrían
infectarnos o producirnos enfermedades a su vez Cumplen una función social. Debido a que
Gran parte de las interacciones sociales están mediadas por las emociones. Por ejemplo, la
empatía, la alegría sirven para establecer relaciones íntimas y la ira tiene la función de controlar
la conducta del otro. Y por último una respuesta emocional debido a que cumple la función de
acercarnos o alejarnos de algo.

Las emociones negativas nos sirven para alejarnos de algo que es peligroso (el miedo) y las
emociones positivas nos ayudan a acercarnos a personas y conductas que nos la producen (el
amor). Son parte del efecto reforzador y de castigo, en este sentido, podríamos afirmar que las
emociones nos mueven o motivan nuestra conducta.

La emoción tiene un proceso específico debido que necesitan de la presencia de un estímulo que
se en el medio. Este estímulo puede ser externo, por ejemplo, la aparición de un coche a toda
velocidad, o puede ser un estímulo interno, un pensamiento, una sensación física; este estimulo
debe ser percibido por los sentidos para que exista un cambio fisiológico es decir, se produce una
serie de síntomas somáticos específicos, como incremento del ritmo cardíaco, sudoración,
incremento de la tasa respiratoria u otros cambios. Estos cambios fisiológicos son idénticos para
todos los individuos de la especie y han sido expresados en símiles culturales; expresiones como
“tener los huevos de corbata”, “sentir mariposas en el estómago” son expresiones populares que
definen dichos cambios fisiológicos; esto producirá una respuesta a una conducta aunque en el
ser humano la conducta es libre y puede modificar la respuesta por su historia de aprendizajes o
por la gestión emocional, lo cierto es que existe una respuesta facial automática que produce
gestos o micro gestos que comunican la experiencia emocional del individuo y que es innata y
similar a todos los individuos de la especie; El aprendizaje Hace que cada individuo (humano)
responda de una forma aprendida ante ciertas emociones y el proceso cognitivo de nuestro
aprendizaje en todos nuestras emociones.
IMAGEN 1.

ESTIMULO.

COMPONENTE
SENTIDOS
COGNITIVO

EMOCION

CAMBIOS
APRENDIZAJE
FISIOLOGICOS

RESPUESTA
CONDUCTA
ASOCIADA

"Casi todo el mundo piensa que sabe qué es una emoción hasta que intenta definirla. En ese
momento prácticamente nadie afirma poder entenderla" (Wenger, Jones y Jones, 1962).
La psicología de la emoción es una de las áreas de la psicología en la que existe un mayor
número de modelos teóricos, pero quizás también un conocimiento menos preciso. Posiblemente
sea debido a que se trata, por las propias características del objeto de estudio, de un campo difícil
de investigar, en el que los estudios sistemáticos son recientes y quizá hasta hace unas décadas
mucho más escasos que en cualquier otro proceso psicológico, al tiempo que la metodología
utilizada es, si cabe, mucho más variada y diversa. En la exposición de los aspectos conceptuales
de la motivación vamos a seguir la misma lógica que en lo que se refiere a la motivación, esto es,
centrarnos en las variables principales que están incidiendo sobre la emoción y relacionar en ese
contexto las aportaciones teóricas y experimentales de diferentes autores. Habitualmente se
entiende por emoción una experiencia multidimensional con al menos tres sistemas de respuesta:
cognitivo/subjetivo; conductual/expresivo y fisiológico/adaptativo. Para entender la emoción es
conveniente atender a estas tres dimensiones por las que se manifiesta, teniendo en cuenta que, al
igual que en el caso de la ansiedad, suele aparecer de sincronía entre los tres sistemas de
respuesta. Además, cada una de estas dimensiones puede adquirir especial relevancia en una
emoción en concreto, en una persona en particular, o ante una situación determinada. En muchas
ocasiones, las diferencias entre los distintos modelos teóricos de la emoción se deben únicamente
al papel que otorgan a cada una de las dimensiones que hemos mencionado. Cualquier proceso
psicológico conlleva una experiencia emocional de mayor o menor intensidad y de diferente
cualidad. Podemos convenir que la reacción emocional (de diversa cualidad y magnitud) es algo
omnipresente a todo proceso psicológico.
Todas las emociones tienen alguna función que les confiere utilidad y permite que el sujeto
ejecute con eficacia las reacciones conductuales apropiadas y ello con independencia de la
cualidad hedónica que generen. Incluso las emociones más desagradables tienen funciones
importantes en la adaptación social y el ajuste personal.

Según Reeve (1994), la emoción tiene tres funciones principales:

FUNCIONES ADAPTATIVAS:
Es preparar al organismo para que ejecute eficazmente la conducta exigida por las condiciones
ambientales, movilizando la energía necesaria para ello, así como dirigiendo la conducta
(acercando o alejando) hacia un objetivo determinado.
Plutchik (1980) destaca ocho funciones principales de las emociones y aboga por establecer un
lenguaje funcional que identifique cada una de dichas reacciones con la función adaptativa que le
corresponde. De esta manera será más fácil operativizar este proceso y poder aplicar
convenientemente el método experimental para la investigación en la emoción.
Tabla 2: FUNCIONES DE LAS EMOCIONES ADAPTATIVAS (TOMADO DE PLUTCHIK,
1980)

LENGUAJE SUBJETIVO LENGUAJE FUNCIONAL


MIEDO PROTECCION
IRA DESTRUCION
ALEGRIA REPRODUCCION
TRISTEZA REINTEGRACION
CONFIANZA AFILIACION
ASCO RECHAZO
ANTICIPACION EXPLORACION
SORPRESA EXPLORACION

FUNCIONES SOCIALES:
Es facilitar la aparición de las conductas apropiadas, la expresión de las emociones permite a los
demás predecir el comportamiento asociado con las mismas, lo cual tiene un indudable valor en
los procesos de relación interpersonal. Izard (1989) destaca varias funciones sociales de las
emociones, como son las de facilitar la interacción social, controlar la conducta de los demás,
permitir la comunicación de los estados afectivos, o promover la conducta pro social. Emociones
como la felicidad favorecen los vínculos sociales y relaciones interpersonales, mientras que la ira
pueden generar repuestas de evitación o de confrontación. De cualquier manera, la expresión de
las emociones puede considerarse como una serie de estímulos discriminativos que facilitan la
realización de las conductas apropiadas por parte de los demás. La propia represión de las
emociones también tiene una evidente función social; pero es Necesario la inhibición de ciertas
reacciones emocionales que podrían alterar las relaciones sociales y afectar incluso a la propia
estructura y funcionamiento de grupos y cualquier otro sistema de organización social. No
obstante, en algunos casos, la expresión de las emociones puede inducir el los demás altruismo y
conducta pro social, mientras que la inhibición de otras puede producir malos entendidos y
reacciones indeseables que no se hubieran producido en el caso de que los demás hubieran
conocido el estado emocional en el que se encontraba (Pennebaker, 1993).

FUNCIONES MOTIVACIONALES
Por último, si bien en muchos casos la revelación de las experiencias emocionales es saludable y
beneficiosa, tanto porque reduce el trabajo fisiológico que supone la inhibición como por el
hecho de que favorece la creación de una red de apoyo social ante la persona afectada, los efectos
sobre los demás pueden llegar a ser perjudiciales, aquéllos que proveen apoyo social al afligido
sufren con mayor frecuencia trastornos físicos y mentales.
La relación entre emoción y motivación es íntima, ya que se trata de una experiencia presente en
cualquier tipo de actividad que posee las dos principales características de la conducta motivada,
dirección e intensidad. La emoción energiza la conducta motivada. Una conducta cargada
emocionalmente se realiza de forma más vigorosa. Como hemos comentado, la emoción tiene la
función adaptativa de facilitar la ejecución eficaz de la conducta necesaria en cada exigencia. Así,
la cólera facilita las reacciones defensivas, la alegría la atracción interpersonal, la sorpresa la
atención ante estímulos novedosos, etc. Por otro, dirige la conducta, en el sentido que facilita el
acercamiento o la evitación del objetivo de la conducta motivada en función de las características
alguedónicas de la emoción. La función motivacional de la emoción sería congruente con lo que
hemos comentado anteriormente, de la existencia de las dos dimensiones principales de la
emoción: dimensión de agrado-desagrado e intensidad de la reacción afectiva. La relación entre
motivación y emoción no se limitan al hecho de que en toda conducta motivada se producen
reacciones emocionales, sino que una emoción puede determinar la aparición de la propia
conducta motivada, dirigirla hacia determinado objetivo y hacer que se ejecute con intensidad.
Podemos decir que toda conducta motivada produce una reacción emocional y a su vez la
emoción facilita la aparición de unas conductas motivadas y no otras
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Chóliz Mariano (2005): Psicología de la emoción: el proceso emocional


https://teoriasdelasemociones.wordpress.com/55-2/IMAGEN
REEVE JOHNMARSHALL P.237. ED5