Você está na página 1de 4

- FILOSOFÍA:

Es la lógica del pensamiento con la que se presenta cada reflexión de una


persona, pretende buscar soluciones a los fenómenos que existen. Estudia los
problemas generales del mundo en forma crítica sin ataduras acerca de la
realidad y en busca de la verdad.

TRASCENDENCIA E INMANENCIA DE DIOS:

Antes de poder desarrollar nuestro estudio es menester llegar la comprender


de manera básica ambos conceptos y su relación entre sí. La inmanencia (del
lat. immanére = quedar dentro, permanecer en) Esto debe implicar un no salir
fuera. Por otro lado la trascendencia (lat. trans = al otro lado de; y ascéndere =
subir) quiere decir traspasar en superioridad a todo. Ambos términos
básicamente significan lo contrario, pero aplicados a Dios no se excluyen sino
se complementan. Estos términos no son atributos de Dios, sino que describen
su relación con todo lo creado.

Inmanencia: Término, opuesto a trascendencia, con el que nos referimos al


carácter de aquella actividad o acción del agente que se da en él y que tiene en
el mismo agente su propio fin, "permaneciendo", por ello, en el interior de
quien la ejecuta. El acto de ver, por ejemplo, fue considerado por los
escolásticos como un caso típico de inmanencia, al no tener efecto alguno
sobre lo visto. Spinoza utiliza también el término en este sentido, cuando
define a Dios como la causa inmanente de todas las cosas.

Trascendencia: Término con el que nos referimos a la acción de "ir más allá", o
al estado de encontrarse "más allá", respecto de algo. La trascendencia se
opone, en este sentido, a la inmanencia (lo que está en, o es propio de algo).

El término es utilizado por Kant para referirse críticamente a lo que sobrepasa


las posibilidades de la experiencia, a lo que pretende ofrecerse como el
conocimiento de una realidad trascendente, conocimiento que no puede
consistir más que en una ilusión, como pretende probar en la "dialéctica
trascendental", la tercera parte de la "Crítica de la razón pura".
La ética, conjuntamente con la estética, constituye el fundamento de la
axiología o ciencia de los valores. Se define la ética como una disciplina de la
filosofía que estudia el "deber ser" del comportamiento humano. La ética se
ocupa de normar lo que los individuos deben hacer en su interacción social; es
decir, indica qué es "lo bueno" y "lo malo" de las acciones humanas. Es objeto
de la ética es estudiar el carácter general de las normas de conducta y de las
elecciones morales concretas que el individuo hace en su relación con los
demás.
La palabra ética deriva de ethos que significa costumbre cuya expresión en latín
esmos, y en plural, mores. De este último vocablo derivan las palabras moral y
moralidad. Así, desde el punto de vista etimológico, la ética consiste en el
estudio de las costumbres humanas.
Pero, además, las costumbres involucran otro tipo de prácticas más
trascendentales que reflejan el carácter o modo de ser de las personas; por
ejemplo, actitud ante los padres y maestros, respeto a la honestidad,
valoración de la libertad, respeto a las leyes y a los derechos humanos, las
cuales se relacionan con la naturaleza social y la esencia espiritual del ser
humano. De este tipo de costumbres referidas al aspecto moral trata la ética.

CONCEPTO DE ÉTICA.
La Ética es una ciencia que estudia lo bueno y lo malo de la conducta humana,
por lo que se dice que esta ciencia ayuda a concienciar a las personas de modo
que reflexionen como ha sido el comportamiento que han llevado con aquel
que lo rodea, ya sea individuo u naturaleza, por lo que conocer ¿qué es la
ética? apoyara en un mejor trato con las personas, aplicando lo moral que en si
viene siendo aplicar nuestras costumbres y aplicar nuestras costumbres es
aplicar los valores de; justicia, libertad, solidaridad, honestidad, puntualidad y
un gran sinfín de cultura trasmitida de generación en generación para llevar un
trato más digno y justo.
Evitar el mal y hacer el bien es ética, porque en ello van implicado lo que debo
hacer y lo que no debo hacer, pero esto con la ayuda de nuestra conciencia,
que finalmente nos recompensara en una calificación que es asignada por los
que están inmersos en el problema, obteniendo una calificación como persona
monstro o como un individuo en el que se puede confiar, a quien se le abrirán
las puertas de los hogares y de los corazones de los demás.
CLASIFICACIÓN DE LA ÉTICA:
Ética de Epicuro: según este personaje y sus seguidores, aquello que produce
placer es bueno, ya que el placer es el propósito de la vida. El placer fue
definido como la paz del alma y el bienestar del cuerpo. Si al alma se encuentra
en un estado de paz, las necesidades físicas serán menores.
Sin embargo, el placer no debe ser algo descontrolado, si no que todo lo
contrario, debe ser totalmente racional y moderado.
Lo malo es definido por esta corriente como lo que causa malestar a las
personas, ya sea a nivel corporal, mental o espiritual.
Ética cristiana: casi todas las religiones poseen un elemento moral y tratan la
problemática de la ética. Se considera que el principio de las religiones por
excelencia es tratar a los demás como nos gustaría ser tratados.
En cuento a la corriente cristiana propiamente dicha, la ética es considerada
como el obrar, de buena o mala manera. Jesús mismo lo encomendó cuando
dijo que hay que querer al prójimo como a uno mismo.
Ética utilitarista: la base de esta ética consiste en aumentar los buenos
resultados para la mayor parte de la población. El bien o el mal de las normas o
el accionar quedan supeditados al uso que le puede dar la humanidad. Las
respuestas que se producen deben llevar a la satisfacción y la felicidad. En
pocas palabras esta ética podría ser definida como “la mayor felicidad para la
mayor cantidad de individuos”
Ética del deber: esta ética surge a partir de la filosofía de Kant. La base es la
experiencia. El propósito de esta corriente es liberar a la humanidad de los
dogmas, para crear una ética totalmente racional. Esta debe depender de los
juicios personales de los individuos. La subjetividad está totalmente permitida
ya que la moralidad puede variar dependiendo de los individuos.
Ética estoica: la moral según esta corriente depende de vivir de acuerdo a la
naturaleza, ya que los hombres son parte de la misma. Es decir que es
necesario vivir en armonía con el cosmos y debe ser hecho lo que la razón
determina. Esta es la base de la ética kantiana.
Ética marxista: esta ética tiene influencias de la economía, la filosofía, la
teología y los escritos marxistas. La base es la lucha de las clases y el
materialismo histórico. Según el marxismo la sociedad se cambia regularmente,
los cambios sociales permitirán acceder a un estado superador, el socialismo.
Como bien lo indica la dialéctica nos encontramos sometidos al cambio, no solo
social e ideal, sino que también la moral se encuentra sometido al cambio. Su
objetivo final es alcanzar una sociedad que no posea divisiones de clases. Según
esta teoría, el estado socialista resulta inevitable.
PRINCIPIOS DE LA ETICA:

a) la autonomía, que exige que a las personas que estén en condiciones de


deliberar acerca de sus metas personales se les respete su capacidad de
autodeterminación, y
b) la protección de las personas cuya autonomía está menoscabada o
disminuida, lo que requiere que a quienes sean dependientes o vulnerables se
los proteja contra daños o abuso. La búsqueda del bien es la obligación ética de
lograr los máximos beneficios posibles y de reducir al mínimo la posibilidad de
daños e injusticias. Este principio da origen a normas que exigen que los riesgos
de la investigación sean razonables frente a los beneficios previstos, que la
investigación esté bien concebida, y que los investigadores sean competentes
para llevar cabo la investigación y para garantizar el bienestar de los que
participan en ella.

LIBROS SOBRE ÉTICA

- “La Fundamentación de la metafísica de las costumbres”, también conocido


como los Fundamentos de la metafísica de la moral, es el primero de los
trabajos maduros de Immanuel Kant en la filosofía de la moral y sigue siendo
uno de los más influyentes en su campo. Publicado en 1785, Kant concibe su
investigación como un trabajo de éticas fundamentales, una que despeja el
camino para futuras investigaciones al explicar los conceptos centrales y los
principios de una teoría moral y mostrando que éstos son normativos para
agentes racionales. Kant aspira a no menos que esto: revelar los principios
fundamentales de la moralidad y mostrar que son aplicables para nosotros. La
ética kantiana entonces toma una postura con marcado contraste de la Teoría
del Sentido Moral y teorías teleológicas morales que dominaban la filosofía
moral en la época que escribía.

- “Más allá del bien y del mal”, es uno de los textos fundamentales de la filosofía
del siglo XIX, del filósofo alemán Friedrich Nietzsche.
Publicado en 1886 a costa del mismo autor, el libro no recibió en un principio
mucha atención. Nietzsche atacaba en él lo que consideraba vacuidad moral de
los pensadores de su siglo, falta de sentido crítico alguno de los
autodenominados moralistas y su pasiva aceptación de la moral heredada
judeo-cristiana. Más allá del bien y del mal recorre todos los temas
fundamentales de la madurez filosófica de Nietzsche y en parte puede ser leído
como un desarrollo, en términos más directos, de las ideas que el autor ya
había propuesto en un sentido más metafórico en Así habló Zaratustra.