Você está na página 1de 20

Universidad Alas Peruanas

Facultad: Ingeniería Y Arquitectura

Escuela: Ingeniería Civil

Curso : Diseño Moderno De Pavimentos

Tema : El Mundo De Los Pavimentos

Docente : Dr. Ing. Luis Alberto Paredes Rojas

Alumno : Jhor Kenedy Ramirez Vega

Tarapoto, 10 de abril de 2018


I. INTRODUCCIÓN

Las teorías de capacidad de carga desarrolladas a partir de 1920, proporcionaron


una base más o menos científica a la base de las cimentaciones. Combinadas con
el creciente conocimiento de los suelos y sus propiedades mecánicas y con el
mejoramiento de las técnicas de medición de campo, han permitido en la
actualidad el desarrollo de una metodología de proyecto y construcción de
cimentaciones mucho más racional y avanzada que la que nunca antes poseyó el
ingeniero.
Siempre que un suelo se exponga a solicitaciones debidas a las cargas que las
diferentes obras transmitan, es importante revisar la capacidad de soporte del
suelo, así como las deformaciones que puede sufrir éste. Para realizar ambos
análisis es importante conocer la estratigrafía y propiedades mecánicas de los
suelos que se encuentran en el sitio, así como las características de la obra y
poseer un conocimiento teórico y práctico de mecánica de suelos para adoptar la
cimentación más adecuada.
En el presente trabajo sobre “Fallas en cimentaciones” se expondrá brevemente
los aspectos teóricos fundamentales de la mecánica de suelos para la evaluación
de la capacidad de carga en cimentaciones superficiales, el cual está desarrollado
en la teoría de Terzaghi.
La parte inferior de una estructura se denomina generalmente cimentación y su
función es transferir la carga de la estructura al suelo en que esta descansa. Una
cimentación adecuadamente diseñada es la que transfiere la carga a través del
suelo sin sobre esforzar a este. Sobre esforzar al suelo conduce a un asentamiento
excesivo o bien a una falla cortante del suelo, provocando daños a la estructura.
Por esto los ingenieros civiles estructurales que diseñan cimentaciones deben
evaluar la capacidad de carga de los suelos.

II. OBJETIVOS

2.1. OBJETIVO GENERAL

 El objetivo general de la Ingeniería de las cimentaciones, permite


proyectar y construir los elementos que transmiten el peso de una
estructura a las capas inferiores de suelo o roca; el papel que juega la
Ingeniería es fundamental en la selección del tipo de cimentación, en
proyectar la subestructura.

2.2. OBJETIVOS ESPECIFICOS

 Conocer la teoría de elástica de los suelos


 Conocer los métodos típicos de falla en el suelo
 Conocer los tipos de cimentaciones y sus descripciones
 Identificar los tipos clásicos de fallas en las cimentaciones
FUNDAMENTO TEORICO

COMPORTAMIENTO ELÁSTICO DE LOS SUELOS.

El módulo de elasticidad del suelo, también se conoce como módulo del suelo o
el módulo de Young, es una característica del suelo que mide cuánto se puede
estirar o exprimir y se debe tomar en cuenta, sobre todo en proyectos de
construcción, ingeniería y paisajismo. Varios factores influyen en módulos de
suelo y diferentes tipos de suelo presentan diferentes módulos.

DEFINICIÓN DE MÓDULOS ELÁSTICOS.

El módulo elástico también se conoce como módulo de Young en honor a


Thomas Young, quien publicó el concepto a principios del siglo 18. Un material
es elástico si puede volver a su tamaño o forma original después de ser estirado
o exprimido (siempre y cuando la aplicación o la acción no se deforman
permanentemente el material). Casi todos los materiales son elásticos hasta
cierto punto, y la elasticidad, junto con la forma geométrica, es parte de la
flexibilidad de un objeto. Un módulo de elasticidad puede calcularse para
cualquier material sólido y es la relación del esfuerzo a la deformación. Un
concepto clave a recordar es que el módulo de elasticidad no es lo mismo que la
fuerza. La resistencia se mide por la tensión necesaria para romper un material,
mientras que las medidas de elasticidad como de bien un material vuelve a su
forma original. Cuanto menor sea el MPa o kPa (pascal), más elástico el objeto o
tipo de suelo es.

FACTORES QUE INFLUENCIAN EL MODULO DEL SUELO.

Suelo con partículas estrechamente empaquetadas tiende a tener un módulo


más alto. Esto puede determinarse mirando la densidad o porosidad seca del
suelo. Sin embargo, dos muestras de suelo pueden tener la misma densidad en
seco pero diferentes estructuras, como suelta o densa, y por lo tanto tienen
diferentes módulos. El contenido de agua también afecta a los módulos. A bajos
contenidos de agua el agua une las partículas, aumenta el estrés y la succión
entre las partículas y da lugar a un alto módulo de suelo. Esto es especialmente
evidente cuando se considera la rigidez de arcilla seca. Sin embargo, esto no es
cierto para los suelos de grano grueso. Si el contenido de agua se eleva
demasiado, las partículas son empujadas aparte y el módulo se reduce.
Si el suelo ha sido sometido a un estiramiento en el pasado, tendrá un impacto
en el módulo. Un suelo consolidado tendrá generalmente un módulo más alto
que en el mismo suelo normalmente consolidado.
Los suelos pueden ver cementación, o un efecto de cola, entre las partículas de
cualquiera de bajo contenido de agua o la cementación química desarrollada en
los contactos. Esta cementación conduce a un aumento en el módulo.

COMPORTAMIENTO PLÁSTICO DE LOS SUELOS.

La plasticidad es la propiedad que expresa la


magnitud de las fuerzas de las películas de
agua dentro del suelo ya que éstas permiten
que el suelo sea moldeado sin romperse
hasta un determinado punto. Es el efecto
resultante de una presión y una
deformación.
La magnitud de la deformación que puede
soportar un suelo con un determinado
contenido de humedad está dada por la
distancia que las partículas pueden moverse
sin perder su cohesión. La presión que se
requiere para producir una deformación
específica es un índice de la magnitud de las fuerzas de cohesión que mantienen
las partículas juntas. Estas fuerzas varían con el espesor de las películas de agua
entre partículas. Puesto que la deformación total que puede ser producida varía
con el tamaño y forma de las partículas, es evidente que la superficie total
presente determina el número de películas de agua contribuyentes a la
cohesión.

TEORÍA ELÁSTICA DE LOS SUELOS.

MÓDULO DE YOUNG.

La ley de elasticidad de Hookeo ley de Hooke, originalmente formulada para


casos del estiramiento longitudinal, establece que el alargamiento unitario (ε)
que experimenta un material elástico es directamente proporcional a la fuerza
aplicada F:
Siendo δ el alargamiento,
L la longitud original,
E el módulo de Young (característica intrínseca del material),
A la sección transversal de la pieza estirada.
La ley se aplica a materiales elásticos hasta un límite, el denominado límite
elástico. Más allá de la tensión a la cual corresponde dicho límite (punto A del
siguiente gráfico) deja de cumplirse el criterio de proporcionalidad lineal entre
la presión ejercida y la consecuente deformación.

CAPACIDAD PORTANTE DE CIMENTACIONES SUPERFICIALES.


SUELOS COMPRESIBLES.
La compresibilidad es el grado en que una masa de suelo disminuye su volumen
bajo el efecto de una carga. A continuación se dan algunos ejemplos de
compresibilidad para diversos suelos:
• Las gravas y las arenas son prácticamente incompresibles. Si se comprime una
masa húmeda de estos materiales no se produce ningún cambio significativo en
su volumen.
• Las arcillas son compresibles. Si se comprime una masa húmeda de arcilla, la
humedad y el aire pueden ser expelidos, lo que trae como resultado una
reducción de volumen que no se recupera inmediatamente cuando se elimina la
carga. En general, la compresibilidad es aproximadamente proporcional al índice
de plasticidad. Mientras mayor es el IP, mayor es la compresibilidad del suelo.

CAPACIDAD DE CARGA.
Se puede definir como capacidad de carga, a la carga por unidad de área bajo la
fundación bajo la cual se produce la falla por corte, es decir es la mayor presión
unitaria que el suelo puede resistir sin llegar al estado plástico.
CAPACIDAD DE CARGA ÚLTIMA NETA.

Se define como la presión última por unidad de área de la cimentación soportada


por el suelo, en exceso de la presión causada por el suelo alrededor al nivel de la
cimentación. Si la diferencia entre el peso específico del material que conforma
la fundación y el peso específico del suelo que rodea a ésta se supone
despreciable, entonces:
q neto = qu – q

CIMENTACIONES EN SUELOS GRAVOSOS.

El diseño de cimientos sobre


suelos granulares estará
gobernado por un criterio de
asentamiento, es decir, no por la
resistencia al cortante a la alta
permeabilidad de las arenas y
gravas, la mayor parte del
asentamiento se efectuará
durante el proceso de
construcción y estará casi
completo al final de éste.
Es probable que los efectos de
deformación plástica sean
despreciables, excepto en el caso de cimientos muy anchos sobre suelos
variables, o donde se tengan mezclas de arena o grava con limo. Otros problemas
de asentamientos pos construcción pueden relacionarse con compactación
inducida por vibración, cambios rápidos en el nivel freático o efectos de sismos.
También es virtualmente imposible obtener muestras no alteradas de suelos
granulares y las muestras recompactadas en general no repiten, con
confiabilidad alguna, las condiciones y propiedades en el campo.

CIMENTACIONES EN SUELOS GRANULARES FINOS.


La cimentación es la parte estructural del edificio,
encargada de transmitir las cargas al terreno, el cual
es el único elemento que no podemos elegir, por lo
que la cimentación la realizaremos en función del
mismo. Al mismo tiempo este no se encuentra todo a
la misma profundidad por lo que eso será otro motivo
que nos influye en la decisión de la elección de la
cimentación adecuada.
Los agregados Finos (arenas) son un tipo de suelo sobre el cual las cimentaciones
tienen que realizarse a una profundidad en el que el terreno sea estable.

El presente trabajo consiste en dar a conocer los diferentes tipos de ensayos a


realizarse en suelos granulares para poder realizar una buena cimentación.

CIMENTACIÓN SOBRE SUELOS ARCILLOSOS EXPANSIVOS.


Se llaman arcillas expansivas aquellas que
presentan cambio de volumen con los
cambios de humedad, cuando la arcilla se
humedece sufre fuerte expansión que
produce daños considerables en paredes
y pisos sobre todo en climas de largos o
intermitentes períodos de humedad,
debido a los cambios de volumen con los
cambios de humedad. Pequeñas zapatas
soportando livianas cargas son más
fácilmente levantadas o movidas por la
arcilla expansiva, lo mismo sucede en las
vigas de cimentación. Cuando la arcilla se encuentra a considerable distancia
bajo la superficie no se expande y contrae tanto, como cuando se encuentra
cerca de la superficie, por lo tanto, los daños por levantamiento o movimientos
de zapatas o muros pueden ser reducidos colocando éstas a suficiente distancia
bajo la superficie. Las arcillas expansivas se caracterizan a menudo por su alto
límite líquido (LL) y un alto índice de plasticidad (IP).

TIPOS DE CIMENTACIÓN Y DESCRIPCIONES


La cimentación es la parte estructural del edificio, encargada de transmitir las
cargas al terreno, éste es el único elemento que no podemos elegir, por lo que
la cimentación la realizaremos en función del mismo. Por otro lado, el terreno
no se encuentra todo a la misma profundidad, otra circunstancia que influye en
la elección de la cimentación adecuada.
La finalidad de la cimentación es sustentar estructuras garantizando la
estabilidad y evitando daños a los materiales estructurales y no estructurales.
Tipos de Cimientos:

 Cimientos superficiales
 Cimiento ciclópeo
 Cimientos de concreto armado
 Cimentaciones corridas
 Cimentación por zapatas
 Cimentación flotante
 Cimentaciones profundas
 Cimentación por pilotes

Cimientos superficiales: los cimientos superficiales son aquellos que descansan


en las capas superficiales del suelo y que son capaces de soportar la carga que
recibe de la construcción por medio de la ampliación de base. La piedra es el
material más empleado en la construcción de cimentación superficial, siempre y
cuando ésta sea resistente, maciza y sin poros. Sin embargo, el concreto armado
es un extraordinario material de construcción y siempre resulta más
recomendable.

Cimiento ciclópeo: en terrenos cohesivos donde la zanja pueda hacerse con


parámetros verticales y sin desprendimientos de tierra, el cimiento de concreto
ciclópeo es sencillo y económico.
Cimientos de concreto armado: los cimientos de concreto armado se utilizan en
todos los terrenos, pese a que el concreto es un material pesado, presenta la
ventaja de que en su cálculo se obtienen, proporcionalmente, secciones
relativamente pequeñas si se las compara con las obtenidas en los cimientos de
piedra.
Cimentaciones corridas: es un tipo de cimiento de hormigón o de hormigón
armado que se desarrolla linealmente a una profundidad y con una anchura que
depende del tipo de suelo. Se utiliza para transmitir adecuadamente cargas
proporcionadas por estructuras de muros portantes. También se usa para
cimentar muros de cerca, muros de contención por gravedad, para cerramientos
de elevado peso….. etc. Las cimentaciones corridas no son recomendables
cuando el suelo es muy blando.

Cimentación por zapatas: las zapatas pueden ser de hormigón en masa o


armado, con planta cuadrada o rectangular, así como cimentación de soportes
verticales pertenecientes a estructuras de edificación, sobre suelos homogéneos
de estratigrafía sensiblemente horizontal.
Las zapatas aisladas para la cimentación serán de hormigón armado para firmes
superficiales o en masa para firmes algo más profundos, salvo las situadas en
linderos y medianeras. La profundidad del plano de apoyo o elección del firme,
se fijará en función de las determinaciones del informe geotécnico, teniendo en
cuenta que el terreno que queda por debajo de la cimentación no quede
alterado. Previamente para saber qué tipo de cimentación vamos a utilizar
tenemos que conocer el tipo de terreno según el informe geotécnico.

Tipos de zapatas:

 Zapatas aisladas
 Zapata aislada cuadrada
 Zapata aislada rectangular
 Zapata aislada descentradas
 Zapatas corridas

Cimentación flotante: cuando la capacidad portante del suelo es muy pequeña y


el peso del edificio importante, puede suceder que el solar del que disponemos
no tenga superficie como para albergar una losa que distribuya la carga; en tal
caso es posible construir un cimiento que flote sobre el suelo
Cimentaciones profundas: las cimentaciones profundas se encargan de
transmitir las cargas que reciben de una construcción a mantos resistentes más
profundos. Son profundas aquellas que transmiten la carga al suelo por presión
bajo su base, pero pueden contar, además, con rozamiento en el fuste; las
clasificamos en:

 Cilindros
 Cajones

Cimentación por pilotes: un pilote es un soporte, normalmente de hormigón


armado, de una gran longitud en relación a su sección transversal, que puede
hincarse o construirse “in situ” en una cavidad abierta en el terreno. Los pilotes
son columnas esbeltas con capacidad para soportar y transmitir cargas a estratos
más resistentes o de roca, o por rozamiento en el fuste. Por lo general, su
diámetro o lado no es mayor de 60 cms. Forma un sistema constructivo de
cimentación profunda al que denominaremos cimentación por pilotaje. Los
pilotes son necesarios cuando la capa superficial o suelo portante no es capaz de
resistir el peso del edificio o bien cuando ésta se encuentra a gran profundidad;
también cuando el terreno está lleno de agua y ello dificulta los trabajos de
excavación. Con la construcción de pilotes se evitan edificaciones costosas y
volúmenes grandes de cimentación.
METODOS TIPICOS DE FALLA EN EL SUELO

Cuando una cimentación produce carga al subsuelo se producen asentamientos


y, si la carga se incrementa lo suficiente, se forman en el suelo superficies de
deslizamiento, a lo largo de las cuales se sobrepasa la resistencia al esfuerzo
cortante y finalmente se produce un colapso o falla por capacidad de carga, es
decir, la carga por área unitaria de la cimentación bajo la cual ocurre la falla por
corte del suelo se llama capacidad de carga última(𝑞𝑢 ).
Factores que afectan la capacidad de carga:
1. La profundidad de la cimentación.
2. El nivel freático.
3. Ángulo de fricción interna
4. Estratificación del suelo.

La carga admisible(𝑞𝑎𝑑 ) en una cimentación es aquella que puede ser aplicada


sin producir desperfectos en la estructuras soportada, teniendo además, un
margen de seguridad dado por el llamado factor de seguridad adoptado.
𝑞𝑢
𝑞𝑎𝑑 =
𝐹𝑆
Así han sugerido algunos hechos significativos en torno al problema de la
capacidad de carga y en lo referente a los mecanismos de falla. Por experiencias
y observaciones relativas al comportamiento de las cimentaciones se ha visto
que la falla por la capacidad de carga de las mismas como producto de una
ruptura por corte del suelo de desplante de la cimentación.
Son tres tipos clásicos de falla bajo las cimentaciones.

1. FALLA POR CORTE GENERAL(Terzagui, 1943)

 Patrón de falla bien definido (cuña de suelo y dos superficies de deslizamiento


continuo dentro del terreno), la superficie de deslizamiento se inicia en el borde
de la cimentación y que avanza hasta la superficie del terreno.
 La superficie del terreno a la zapata se levanta y puede rotar (inclinándose)
 La falla es violenta y catastrófica.
 Esta falla es típica dearena densas, arcillas duras, suelos cohesivos firmesy de las
arenas compactadas cuando el cimiento esta desplantado a poca profundidad.

2. FALLA POR CORTE LOCAL. (Terzagui, 1943; De Beer y Vesic,1958)

 Patrón de falla sólo está bien definido debajo de la zapata.


 Se define claramente un asentamiento del cimiento aunque menor que en la
falla por punzonamiemto.
 Tendencia visible al levantamiento del terreno alrededor de la zapata.
 No se producirá un colapso catastrófico de la zapata ni una rotación de la misma.
 Esta forma de rotura se aplica si la cimentación descansa sobre arena o suelo
arcilloso de compactación media
 Constituye un modo transicional entre falla general y falla por punzonamiemto.

3. FALLA POR PUNZONAMIEMTO. (De Beer y Vesic, 1958;Vesic, 1963)

 Esta falla se caracteriza por un patrón que no es fácilmente observable al


aumentar la carga.
 El movimiento vertical de la cimentación se debe a una compresión volumétrica
del suelo bajo ella y cuando el hundimiento aumenta ocurre una ruptura vertical,
por corte alrededor del cimiento.
 Al seguir aumentando la carga se sigue manteniendo el equilibrio del cimiento
tanto vertical como horizontalmente y no llega a producirse un colapso visible, a
excepción hecha de pequeños asentamientos bruscos del cimiento.
 Si se quiere mantener creciente el asentamiento, es preciso un aumento
también continuo de la carga vertical.
 El suelo fuera del área permanece prácticamente inalterado y no se produce
rotación.
 Esta falla es típica en arenas muy sueltas o en suelos cohesivos blandos o muy
blandos.

LA TEORÍA DE TERZAGHI

Esta teoría es uno de los primeros esfuerzos por adaptara la mecánica de suelos,
los resultados de la mecánica del medio continuo. La teoría cubre el caso más
general de suelos con “cohesión y fricción”. La teoría de Terzaghi es
posiblemente la más usada para el cálculo de la capacidad de carga última en el
caso de cimientos superficiales y rugosos.

La expresión cimiento poco profundo o superficiales se aplica al caso en que el


ancho B es igual o mayor que la distancia vertical de la superficie del terreno
natural y la base del cimiento (profundidad de desplante Df).Sin embargo
investigaciones posteriores sugieren que cimentaciones con Df igual a 3 o 4 veces
el ancho de la cimentación pueden ser definidas como superficiales. En estas
condiciones Terzaghi despreció la resistencia al esfuerzo cortante arriba del nivel
de desplante del cimiento.

Supuso que el terreno sobre la base del cimiento solo produce un efecto que
puede representarse por una sobrecarga q = γDf, actuante precisamente en un
plano horizontal que pase por la base del cimiento, en donde γ es el peso
específico del suelo (figura 1).

Aplicando carga
CIMIENTO POCO PROFUNDO
(Despreciando la resistencia al
Sin aplicar carga
esfuerzo cortante)
Figura 1:
Equivalencia del suelo sobre el nivel de desplante de un cimiento con una
sobrecarga debida a su peso.

Con base en los estudios de Prandtl, para el caso de un medio puramente


cohesivo, extendidos para el caso de un suelo cohesivo y friccionante, Terzaghi
propuso el mecanismo de falla que se muestra en la figura 2, para un cimiento
poco profundo, de longitud infinita (cuando la relación entre el ancho y la
longitud de la cimentación tiende a cero)

DESCRIPCIÓN:
- La zona I es una cuña que se mueve como cuerpo rígido con el cimiento,
verticalmente hacia abajo.
- La zona II es de deformación tangencial radial; la frontera AC de esta zona forma
con la horizontal el ángulo φ, cuando la base del cimiento es rugosa; si fuera
idealmente lisa, dicho ángulo sería 45 + φ/2. La frontera AD forma un ángulo de
45 - φ/2 con la horizontal, en cualquiera de los dos casos.
- La zona III es una zona de estado plástico pasivo de Rankine.

Figura 2: Mecanismo de falla de un cimiento poco profundo y continuo


La penetración del cimiento en el terreno solo será posible si se vencen las
fuerzas resistentes que se oponen a dicha penetración; éstas comprenden al
efecto de la cohesión en la superficie AC y la resistencia pasiva del suelo
desplazado, actuante en dichas superficies. Despreciando el peso de la cuña I y
considerando el equilibrio de fuerzas verticales, Terzaghi dedujo una expresión
para determinar la presión máxima que puede aplicarse al cimiento por unidad
de longitud, sin provocar su falla; es decir, la capacidad de carga última del
cimiento; dicha expresión es:

𝒒𝒖 = 𝒄𝑵𝒄 + 𝜸𝑫𝒇 𝑵𝒒 + 𝟎. 𝟓 𝜸𝑩𝑵𝜸 (Cimentación corrida)

DONDE:
- 𝒒𝒖 es la capacidad de carga última del cimiento (F L-2)
- 𝒄 es la cohesión del suelo de soporte (F L-2)
- 𝜸 peso específico del suelo (FL-3)
- 𝑫𝒇 es la profundidad de desplante o profundidad de cimentación,
medida verticalmente desde la superficie del terreno natural a la base del
cimiento
- 𝑩 es el ancho del cimiento
- 𝑁𝒄 , 𝑵𝒒 , 𝑵𝛄 son coeficientes adimensionales que dependen solo del ángulo de
fricción interna φ del suelo y se denominan “factores de capacidad de carga”,
debidos a la cohesión, a la sobrecarga y al peso del suelo respectivamente.
Los factores de capacidad de carga se obtienen de la figura 3 en forma gráfica.
CONCLUSIONES
Aunque son bastante bien conocidas las diferencias entre los tipos de falla, no
existe un criterio numérico general que permita predecir el tipo de rotura que se
presentará, aunque puede decirse que el tipo de falla dependerá de la
compresibilidad del suelo en cuanto a las condiciones geométricas y de carga
existente.

En un suelo prácticamente incompresible el tipo de falla será por corte general;


sin embargo, si el suelo es muy compresible en relación con su resistencia al
corte el tipo de falla será por punzonamiento.

La solución de Terzagui asume que existen tres zonas con movimientos


diferentes bajo y alrededor de la aplicación de la carga, estas son: Zona I, Zona II
y Zona III.

La capacidad de carga última depende de los siguientes factores: peso específico


del suelo, cohesión, ancho del cimiento, nivel de desplante y del ángulo de
fricción, este último es hallado por el ensayo de corte directo.

Por experiencias y observaciones relativas al comportamiento de las


cimentaciones se ha visto que la falla por la capacidad de carga de las mismas
ocurre como producto de una ruptura por corte del suelo de desplante de la
cimentación, siendo tres tipos clásicos de falla bajo las cimentaciones, estos son:
falla por corte general, por corte local y por punzonamiento.
RECOMENDACIONES
Para los factores que afectan la capacidad de carga se recomienda tener en
cuenta antes del diseño lo siguiente:
 La profundidad de cimentación
 Nivel freático
 El ángulo de fricción interno
 La estratificación del suelo

Para la carga admisible (qaa) en una cimentación se recomienda usar el margen


de seguridad llamado factor de seguridad para un buen diseño de la estructura.

Se recomienda realizar para una buena cimentación en suelos granulares (gravas


y finos), mas no en arcillas ya que tienen un alto límite de plasticidad.

Se recomienda realizar un buen análisis de suelos para poder diseñar una buena
cimentación.

Se recomienda diseñar las zapatas ≥ 0.80 m