Você está na página 1de 50

UNIVERSIDAD NACIONAL

SANTIAGO ANTÚNEZ DE
MAYOLO

FACULTAD DE INGENIERÍA DE MINAS GEOLOGÍA Y


METALURGIA

ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA DE MINAS

TRAMIENTO DE EFLUENTES DE LA MINERA ANTAMINA

Presentado en la Asignatura de Tratamiento de Efluentes Mineros

RESPONSABLE : HUAJALSAICO CESPEDES BRAYAN

ASESOR: DR. PÉREZ FALCÓN JULIÁN.

HUARAZ – PERÚ
2017
INTRODUCCION

En la actualidad el Perú se viene desarrollando proyectos de gran minería con una producción
de tonelaje de gran escala la cual tiene diferentes procesos donde se produce impactos
ambientales los cuales por normativa minera peruana deben ser tratadas .Estos impactos en la
mayoría se debe por los efluentes emitidos por diferentes operaciones como las aguas acidas
de bancos , botaderos , también las aguas residuales y contaminadas emitidas de las grandes
plantas concentradoras , las presas de los relaves también tiene un impacto .
Como elemento de estudio se tomara la minera Antamina donde se tomara en cuenta las
diferentes emisiones y efluentes generados por los diferentes Tajos, Pilas, Planta
concentradora, Botaderos.

2
INDICE
INTRODUCCIÓN
INDICE
CAPÍTULO I
GENERALIDADES

1.1. UBICACIÓN Y ACCESO…………………………………….…………………….06


1.2. TOPOGRAFIA……………………………………………….……………………..07
1.3. MINERALIZACION……………………………………….……………………….07
1.4. METALES QUE EXPLOTAN..…………………………………………………….07
1.5. PROCESO DE PRODUCCION.……………………………………………………09
1.5.1. VOLADURA………………………………………………………………..09
1.5.2. CHANCADO.……………………………………………………………….09
1.5.3. MOLIENDA…...……………………………………………………………09
1.5.4. FLOTACION.……………………………………………………………….10
1.5.5. PUERTO…………………………………………………………………….10

CAPÍTULO II

EMISIONES Y EFLUENTES GENERADOS POR LA MINERA ANTAMINA

2.1. EFLUENTES……………………………………………………………….………11
2.1.1. EFLUENTE DE TAJO Y BOTADEROS……………………………………12
2.1.2. EFLUENTES DE LA PLANTA CONCENTRADORA………………….....12
2.1.3. EFLUENTE DEL MINERO DUCTO………………………………………12
2.1.4. VERTIMIENTO DE AGUAS DE MINA …………………………………..12
2.2. EMISIONES...………………………………………………………………………13

CAPÍTULO III
IMPACTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS PRODUCIDOS POR LA MINERA
ANTAMINA

3.1. ENFOQUE AMBIENTAL……………………………………………………………14


3
3.2. IMPACTOS POSITIVOS…………………………………………..………………….15
3.2.1. REVEGETACIÓN Y RESTAURACIÓN PROGRESIVA…………………15
3.2.1.1. BOSQUE DE HUARMEY…………………………………………16
3.2.1.2. CONSERVACION DE LOS BOSQUES DE QUENUALES EN LOS
CONCHUCOS. ……………………………………………………….……17
3.2.2. MONITOREO Y CONSERVACION DE LA FLORA Y FAUNA LOCAL…18
3.2.3. ERRADICACION Y MANEJO DE RESIDUOS SOLIDOS…………………20
3.2.4. GESTION DEL AGUA……………………………………………………….20
3.2.5. PROYECTOS SOSTENIBLES EN ANCASH………………………….……20
3.2.5.1. PRODUDTIVIDAD…………………………………………..…….21
3.2.5.1.1. OBRAS POR IMPUESTO EN HUARMEY……………….21

3.2.5.1.2. PALTAS DE CHASQUITAMBO………………………….21

3.2.5.1.3. PROYECTO DE OVINOS DE CATAC Y HUARIPAMPA.21

3.3. IMPACTO NEGATIVO………………………………………………………………..22


3.3.1 AFECTACION A LA BIOLOGIA ACUATICA………………………..……22

3.3.2. IMPACTO EN LA SALUD DE LOS TRABAJADORES ……………...…23


3.3.4. EMISION DE GASES Y AFECTACION DE SUELOS POR ACCIDENTES.24

CAPITULO IV
ANALISIS DE LA DISPOSICIÓN Y TRATAMIENTO DE EFLUENTES MINEROS
EN FUNCIÓN A LA NORMATIVIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL

4.1. NORMATIVA PERUANA DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES……..................25


4.1.1. GUIA AMBIENTAL DE MANEJO DE AGUA EN OPERACIONES
MINERO-METALURGICAS……………………………………………………..25
4.1.2. LIMITES MAXIMOS PERMISIBLES PARA LA DESCARGA DE
EFLUENTES LIQUIDOS DE ACTIVIDADES MINERO – METALURGICOS
(DECRETO SUPREMO 010-2010-MINAM)……………………………………...28
4.1.3. GUÍA AMBIENTAL PARA EL MANEJO DE RELAVES MINEROS…….31

4.2. ANALISIS DE LA NORMATIVA DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES DE


ANTAMINA…………………………………………………………………...……………42
4.2.1 NORMATIVA APLICADA POR ANTAMINA………………...……………43
4.2.1.1. NORMATIVA APLICADO AL PROYECTO…………..…………43
4
4.2.1.2 NORMATIVA DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES……..……43
4.2.3. APLICACIÓN DE LA NORMATIVA SEGÚN SUS IMPACTOS Y
ZONAS……………………………………………………………………………...44
4.2.2.1. ESTUDIO HIDROGEOLOGICO…………………………..………44

CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFIAS

5
CAPITULO I
GENERALIDADES

1.1 UBICACIÓN Y ACCESO :


Antamina se ubica en la Cordillera Occidental de los Andes, en la parte Nor – Central
del Perú, ubicada en el departamento de Ancash , Provincia de Huari y Distrito de San
Marcos , a 270 Km en línea recta al norte de Lima .
El acceso a la mina desde la ciudad de Huaraz es por una vía asfaltada de 200 Km
ALTITUD : 4200 – 4500 m.s.n.m
LATITUD SUR : 9° 32” S
LATITUD OESTE: 77° 3” W

6
1.2 .TOPOGRAFIA :
El área se caracteriza por poseer una topografía muy abrupta con grandes desniveles. La
morfología actual es el resultado de los procesos glaciares del Pleistoceno, que tallaron
los valles en forma de U, los fondos de los valles contienen depósitos glaciales
compuestos de pequeñas morrenas.
Las laguna que se encuentran en Antamina son relativamente pequeñas y se forman en
glaciales, depresiones y valles donde el patrón de drenaje natural ha sido bloqueado por
morrenas y material coluvial.

1.3 .MINERALIZACION :

 Minerales de Mena: Como minerales de mena para Antamina se tiene la


Calcopirita, Esfalerita, Galena, Bornita, Molibdenita, Fluorita, Tenantita,
Bismutita y Cosalita.
 Minerales de Ganga : Como minerales de ganga para Antamina se tiene Pirita ,
Magnetita , Calcitas , Cuarzos , Pirotita y Hematita .

1.4 .METALES QUE EXPLOTAN


 EL COBRE: Es un metal rojizo, que tiene la capacidad de transportar electricidad
y calor. Se encuentra en la naturaleza combinado con otros metales como el oro,
la plata y el plomo.
Siendo el Perú el tercer mayor productor de cobre en el mundo. La producción
mundial de cobre está liderado por Chile, Segundo por China y el Tercer puesto
por Perú.

7
 EL PLOMO: Es un metal gris azulado, utilizado principalmente en la fabricación
de baterías para autos. En la naturaleza usualmente se encuentra con otros metales
como zinc, la plata y el cobre. El Perú es el quinto productor de plomo del mundo.
La producción mundial del plomo está liderado por china, seguido por Australia,
estados unidos, México y Perú, que ocupa el quinto puesto.

 EL ZINC: Es un metal blanco azulado que tiene la propiedad de ser un agente


anticorrosivo y es esencial para muchos aspectos de la salud humana. Se encuentra
en la corteza terrestre, en la atmosfera y también en los seres vivos. El Perú es el
tercer mayor productor de zinc del mundo. La producción mundial de zinc está
liderada por China, seguida por Australia y en tercer lugar por Perú.

Almacenamiento de Conc. De Zinc.

 LA PLATA: Excelente conductor del calor y la electricidad, la plata es un metal


blanco brillante que usualmente se encuentra en la corteza terrestre junto con otros
minerales. Su brillo y ductilidad lo hacen ideal para la joyería y las artesanías. El
Perú es el tercer productor de plata en el mundo. La producción mundial de la plata
está liderado por México, segundo por china y por Perú en el tercer puesto.

8
 EL MOLIBDENO: en un metal gris plateado, utilizado principalmente en
aleaciones de acero y hierro por su durabilidad, fortaleza y resistencia a la
corrosión y las altas temperaturas. En la naturaleza no se encuentra en estado puro,
sino asociados en otros elementos. El Perú es el cuarto productor de molibdeno del
mundo. La producción mundial de molibdeno está liderado por china, seguido por
estados unidos, chile y por Perú en el cuarto lugar.

1.5 PROCESO DE PRODUCCION


Los recursos minerales que obtenemos provienen del subsuelo. Estos recursos son procesados en
la concentradora, luego, y gracias al minero ducto –tubería subterránea de 304 Km–, son trasladados hacia
nuestro puerto en Huarmey donde finalmente son embarcados en buques para su exportación.
El proceso de producción es de la siguiente manera:

1.5.1 VOLADURA
El minado en el tajo es la parte inicial de nuestro proceso productivo. Ahí la voladura del suelo es necesaria
para extraer el mineral del subsuelo, la misma que se realiza de manera planificada y secuencial durante las
24 horas del día en turnos de 12 horas cumpliendo los más altos estándares de seguridad en el trabajo.

Una vez que el material es fragmentado por el minado se procede a cargar el mineral –aún mezclado con
piedras y tierra– mediante las palas eléctricas para que sean trasladadas a la chancadora en nuestra flota de
maquinaria pesada: Caterpillar y Komatsu.

1.5.2 CHANCADO
En esta parte de nuestro proceso productivo, el mineral es acarreado hacia
la chancadora primaria donde los grandes bloques de mineral son reducidos hasta en
cinco pulgadas. De esta manera quedan en óptimas condiciones para ser trasladados
mediante la faja a la planta concentradora.

1.5.3. MOLIENDA
La planta concentradora se encarga de la recepción del mineral enviado por la chancadora primaria y
de distribuirla con el brazo radial (stacker) en stockpiles (pilas de mineral) en el exterior de la planta.

Luego, al ingresar el mineral al molino SAG y, posteriormente, a los tres molinos de bolas, se
reduce su tamaño de acuerdo a los requerimientos de la siguiente etapa de flotación.

9
1.5.4. FLOTACION

Una vez en esta etapa, se ejecuta el traspaso de la pulpa (agua y mineral) a las celdas de
flotación donde se recupera el cobre y/o zinc, plata, plomo y molibdeno, según corresponda el
plan de minado.

Más adelante, la pulpa es espesada para reducirles el agua y proporcionar un transporte


económico y adecuado. De esta manera los concentrados son guardados en tanques de
almacenamiento al exterior de la planta.

1.5.5. PUERTO
Luego de eso, los concentrados de cobre y zinc son enviados al puerto Punta Lobitos
(Huarmey) a través del minero ducto de 304 kilómetros de largo, en un recorrido de
aproximadamente 50 horas. Esta etapa del proceso productivo se desarrolla gracias al sistema
de monitoreo automático por fibra óptica. Asimismo, existen cuatro estaciones de válvulas que
controlan la presión y velocidad de los concentrados durante su paso por el minero ducto.

Siguiendo su recorrido, los concentrados son recibidos en tanques de almacenamiento en el


puerto para luego pasar a la planta de filtros, donde se retira el exceso de humedad del
concentrado y el agua resultante es debidamente tratada para luego ser usada como regadío en
el bosque de Huarmey. Posteriormente, los concentrados secos pasan al edificio de
almacenamiento, manteniendo entre 8.5% y 9% de humedad.

Finalmente, los concentrados son enviados a través de una faja cerrada a lo largo del muelle
hasta el shiploader (brazo mecánico), para depositarlos en los buques que llegan a «Punta
Lobitos» para su comercialización.

10
CAPITULO II
EFLUENTES Y EMISIONES DE LA MINERA ANTAMINA

2.1. EFLUENTES
La unidad minera Antamina realiza actividades de exploración, explotación y
tratamiento de metales polimetálicos de cobre, zinc y molibdeno y sub productos de
plata y plomo mediante métodos convencionales de pala y camión a tajo abierto. Cabe
mencionar que dentro de la mina hay puntos donde se desarrollan efluentes como son:
 El stock de Pilas de la planta concentradora, es donde se acumula después del
chancado atravesó de fajas transportadoras.
 Depósito de relaves con capacidad de 1096 millones de toneladas el cual
comprende sistema de bombeo , sistema de distribución ,decantación y presa
de suministro de agua fresca
 Botaderos Este y Tucush
 Planta de tratamiento de efluentes domésticos
Antamina reporto que uso 21.75 metros cúbicos de agua superficial de 33.2 millones de
metros cúbicos autorizados por ANA el cual lo colecta de las lluvias mediante diques, en
donde estas lluvias en su mayoría son generadoras de efluentes.

11
2.1.1. Efluentes del Tajo y Botaderos
Este efluente no es provocado se podría decir que se da de forma natural atravez
de las lluvias que se desarrollan en la mina, se produce por la escorrentía de las
paredes del tajo causa en su mayoría de lluvias y en menos porcentaje aguas
subterráneas. Lo mismo ocurre en los botaderos Este y Tucush los cuales
generas efluentes pero son tratados.
2.1.2. Efluentes de la Planta Concentradora
La planta concentradora para la molienda y flotación usa aguas captadas de las
lluvias, es decir usa agua de sus represas, estos efluentes generados por este
proceso son llevados a la presa de relaves.
2.1.3. Efluentes del minero ducto
El minero ducto para el transporte desde la mina hasta el puerto punta lobitos
usa 19 000 metros cúbicos de agua y este nuevo efluente es tratado en el puerto
con fines de mitigación de efluentes y uso de reforestación.
2.1.4. Vertimiento de aguas de mina
La unidad minera Antamina cuenta con autorización:
 Vertimientos de aguas residuales industriales proveniente del túnel de
decantación. del sistema de colección de las filtraciones de la presa de
relaves y de la poza de sedimentación de Tucush , hacia la quebrada de
Ayash .
 Vertimientos de aguas residuales industriales proveniente del tajo
abierto hacia la quebrada de Pampa Moruna.

12
2.2. EMISIONES
Por ser una gran minera produce diferentes tipos de emisiones y cantidades considerables
el cual contribuye al efecto invernadero. Estas emisiones se dan atravez de la maquinaria
que usa como son los camiones, palas, los molinos, los motores de las fajas
transportadoras, la voladura que se realiza. Pero Antamina en cumplimientos de las
normas ambientales controla la emisión de estos gases por la cual ha sido reconocida con
la certificación en verificación del cálculo de su inventario de gases de efecto invernadero
en el año 2014 basada en la norma ISO 14064 – 1:2007. La cual permite:
 Conocer y gestionar el impacto de las actividades de la empresa respecto a los Gases de
Efecto Invernadero.
 Gestionar las emisiones de manera adecuada, responsable, eficiente y transparente.
 Transparentar las acciones relacionadas a la gestión medioambiental de la empresa
frente a los distintos stakeholders a nivel nacional e internacional, construyendo mejores
vínculos entre la empresa, la sociedad y el medio ambiente
Realizando este proceso del cálculo de emisiones de CO2:

 Emisiones Solidas :
El polvo emitido por la minería tiene su origen en la disgregación de las rocas durante
la voladura y perforación
El carguío del material y el transporte de sus camiones con el levantamiento de
partículas
 Emisión De Gases :
En la Combustión de su maquinaria ligados a la combustión de hidrocarburos (gasolina,
petróleo)
La generación de gases por la Voladura

13
CAPÍTULO III

IMPACTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS PRODUCIDOS POR LA MINERA


ANTAMINA

3.1. ENFOQUE AMBIENTAL

En la Gestión Ambiental en Antamina buscamos proteger el medio ambiente en todo momento. Debido a
este objetivo articula eficientemente sus recursos para salvaguardar el entorno y a las poblaciones de zona
de influencia estratégica.
En ese sentido, con su política trata de obtener un excelente desempeño social y ambiental, generando
condiciones favorables para la preservación del medio ambiente y el desarrollo de las operaciones,
promoviendo la participación del Estado, comunidades y sociedad civil en cumplimiento estricto de las
regulaciones ambientales vigentes y los compromisos derivados de nuestros permisos, autorizaciones y
Estudios de Impacto Ambiental.
Los modelos socios ambientales de Antamina se rigen en base a la Política de Salud, Seguridad Industrial,
Medio Ambiente, Relaciones Comunitarias y Derechos Humanos, reflejando una perspectiva moderna y
cuidadosa con el medio ambiente.
Tenemos sólidos estándares técnico-ambientales que se enmarcan en una Sistema de Gestión
Ambiental basado en la norma internacional ISO 14001, liderado por la Gerencia de Medio Ambiente.
14
Antamina ha trabajado por el desarrollo y creación de nuevos espacios verdes, logrando como resultado
importantes activos sociales y ambientales en su área de Influencia Operativa como el bosque de Huarmey
o los bosques de quenuales.

3.2. IMPACTOS POSITIVOS

Antamina tiene un sistema de gestión ambiental internacional, ISO -14001 con el cual
cuenta con diversos programas de monitoreo y que son de gran impacto positivo,
beneficiosos para la zona de influencia de sus labores de la minera antamina los cuales
los mencionaremos:

 PROGRAMAS DE AUDITORIA E INSPECCIONES AMBIENTALES


Periódicamente se realizan inspecciones planeadas que involucran a todo el personal de Antamina
y socios estratégicos que laboran en la mina, concentradora, carretera de acceso, minero ducto,
Puerto Punta Lobitos, campamentos y almacenes. Estas inspecciones establecen un proceso
sistemático de identificación de peligros, evaluación de riesgos y prácticas inseguras. Además,
están diseñadas para determinar el nivel de cumplimiento ambiental en cada área y las mejoras
entre auditorías.

Las relaciones con las comunidades también son consideradas durante las auditorías con los
siguientes indicadores: sistema de comunicación, programas de desarrollo sostenible y manejo de
asuntos relacionados a la protección del medio ambiente.
Estos proyectos traen consigo diversos beneficios como lo mencionaremos a
continuación:

3.2.1. REVEGETACIÓN Y RESTAURACIÓN PROGRESIVA

El plan anual de revegetación se lleva a cabo desde 1999 y surge como parte del
plan de cierre de nuestras operaciones, el cual está aprobado por el Ministerio de
Energía y Minas.

En este documento se identifican las actividades a desarrollar para cerrar las


diferentes instalaciones de la mina, en las diferentes etapas de un proyecto, etapa
de cierre progresivo, cierre, y el post cierre. Adicionalmente, se detallan los
costos que involucran el cierre, los mismos que son posteriormente declarados y
15
otorgados al gobierno como una garantía financiera para cuando termine la
operación. En la actualidad la vida de Antamina es hasta el 2029.

Antamina continúa en fase de operación, sin embargo, contemplamos este plan


de revegetación y restauración progresiva, por el cual hoy viven más de 133,000
plantones de especies de altura en nuestra zona de influencia, entre ellas:

 Buddleja coriacea o colle


 Buddleja incana o colle
 Polylepis racemosa o quenual

Este programa apunta a crear y recuperar zonas de bosque de especies nativas


para el manejo de aguas. Además, tiene como objetivo, recuperar un área
significativa para beneficio de las comunidades aledañas, al término de la
operación. Hasta este año se han recuperado 2.3 millones de metros cúbicos de
suelo orgánico que serán empleados en las actividades de restauración luego del
término de las operaciones.

3.2.1.1. BOSQUE DE HUARMEY


En las inmediaciones de Huarmey (276 km al norte de Lima) existe hoy un bosque de 177
hectáreas (4 veces el Golf de San Isidro en Lima) donde conviven aves, algunos mamíferos y
hasta frutos que penden de los árboles. Sin embargo, este bosque –hace once años– era un
típico desierto de la costa peruana.
¿Cómo nació este gran bosque en mitad del desierto? La respuesta está en una idea
revolucionaria que tuvo Antamina con respecto al transporte de su mineral.

16
El traslado del mineral desde los Andes hasta el puerto de embarque de Antamina (ubicado
en el mar de Huarmey) es posible gracias a nuestro mineroducto que recorre 304 km llevando
el concentrado del mineral en forma de “pulpa”, donde el 40% es agua.
¿Qué hacer con toda esa agua? Dicha pregunta la venimos respondiendo desde el año 2001.
Desde entonces funciona un sistema de disipación de aguas en Punta Lobitos, Huarmey. Así
pues, una vez que el agua con mineral es recibida en el puerto, esta es separada por gravedad
en clarificadores antes de su filtrado. La totalidad del agua (equivalente a un flujo variable de
28 a 35 litros por segundos) es tratada debidamente para obtener agua limpia que es
aprovechada para el riego por micro-aspersión del creado bosque de Huarmey, el único que
tiene el departamento de Ancash en su zona costera.

3.2.1.2. CONSERVACION DE LOS BOSQUES DE QUENUALES EN LOS


CONCHUCOS
Gracias a este programa se ha desarrollado un corredor que une los bosques del valle de
Conchucos, entre el Parque Nacional Huascarán y la Reserva Huayhuash, en el departamento de
Áncash, siendo un modelo internacional de responsabilidad empresarial ambiental y social para
el sector minero.

El quenual (Polylepis) es un género botánico conformado por más de veinte especies de arbustos
y árboles pequeños. Su gran particularidad radica en ser las únicas especies capaces de formar
bosques a alturas que van desde los 2800 a 5000 msnm, es decir que pueden constituir los
bosques más altos del mundo.

17
3.2.2. MONITOREO Y CONSERVACION DE LA FLORA Y FAUNA LOCAL

En Antamina no se registra actividades en áreas consideradas dentro del Sistema Nacional de Áreas
Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE) o en otras áreas con altos valores de biodiversidad en
su entorno, por lo que no genera impactos medioambientales significativos sobre la biodiversidad. Sin
embargo, como parte del Plan de Monitoreo Ambiental aprobado en nuestro EIA 2010, Antamina ha
realizado el monitoreo de aves en la zona de influencia directa de la mina (Quebrada Ayash y Quebrada
Antamina y zonas adyacentes).

Asimismo, como parte de una iniciativa compartida con la Autoridad Local del Agua (ALA) en Huaraz,
Antamina realiza 2 monitoreos anuales de avifauna en la laguna Conococha.

De acuerdo a las tendencias temporales y espaciales de biodiversidad acuática y terrestre, no se puede


distinguir un impacto significativo atribuible a la operación de Antamina en su zona de influencia directa
(Quebrada Ayash y Quebrada Antamina). Del mismo modo, el monitoreo de avifauna en la Laguna
Conococha no distingue impactos a la operación del mineroducto que puedan ser observables por
cambios importantes en el patrón de biodiversidad aviaria en dicho cuerpo de agua.

Asimismo, realizamos Monitoreos de Efectos Ambientales para evaluar las comunidades de organismos
acuáticos tanto en aguas marinas como continentales contiguas a las operaciones. De acuerdo a los
resultados obtenidos a la fecha, las tendencias en abundancia y diversidad de macroinvertebrados
bentónicos y el estado de salud de peces (truchas, lornas y pintadillas) permanecen similares a aquellos
valores registrados en los estudios de línea base, antes del inicio de operaciones de Antamina.

Algunas variables como la abundancia de peces (ejem. trucha) en el río Ayash y Pampa Moruna, ha
permanecido estables o inclusive se ha elevado incrementado debido a que el régimen hídrico es
controlado y asegura al menos 150 litros por segundo de caudal (lps) durante todo el año.

18
3.2.3. ERRADICACION Y MANEJO DE RESIDUOS SOLIDOS
Dentro del marco legal y de acuerdo a la política ambiental, nos hemos propuesto manejar los residuos sin
afectar el medio ambiente o la salud pública. Por ello, efectuamos acciones de control de la contaminación
ambiental –principalmente en las fuentes emisoras– y acciones para minimizar la generación de residuos.
El manejo integral y sustentable de los residuos en Antamina combina los métodos de recolección, sistemas
de separación, valorización y aprovechamiento.
Producto de este manejo integral se derivan beneficios ambientales y económicos que resultan en la
aceptación –por parte de las autoridades y comunidades aledañas– de una metodología versátil y práctica,
que puede aplicarse en cualquier empresa o municipalidad.

Los principios que guían esta gestión integral y sostenible de residuos son:

 La prevención de la contaminación y el cumplimiento de normas y leyes como la Ley


Nº 27314, Ley General de Residuos Sólidos y su Reglamento, enmarcados principalmente
en los procesos de minimización, re-uso, reciclaje y buena disposición final.
 El involucramiento de todos los trabajadores tanto de Antamina como de sus socios
estratégicos en los sistemas de manejo de residuos.
 La interrelación de todos los elementos de la cadena de residuos (generación,
segregación, recolección, transporte, almacenamiento, tratamiento y disposición final).
 La integración de los aspectos técnicos, financieros, ambientales, sociales,
institucionales, legales y políticos para asegurar la sostenibilidad del sistema.
3.2.4. GESTION DEL AGUA
En Antamina asumimos un compromiso real por el uso responsable de los recursos hídricos. Por ello,
cumplimos con todos los estándares de calidad de aguas nacionales e implementamos, controles con
estándares internacionales. Contamos con las autorizaciones de uso de agua y vertimiento,
derivadas de los estudios de impacto ambiental y otorgadas por la autoridades correspondientes.
Asimismo, promovemos iniciativas de reuso de agua para minimizar el consumo de aguas frescas:

 Presa de relaves: Asegura la correcta disposición de los relaves resultantes del


proceso productivo. Así, del total de agua utilizada en la planta concentradora, un
98.5% proviene de la recirculación de agua desde la presa de relaves.

 Manejo eficiente del agua al finalizar el proceso (Puerto Punta Lobitos): El


agua que utilizamos para el transporte del concentrado de la mina al puerto, es filtrada
y tratada hasta cumplir con los límites máximos permisibles establecidos. Luego es
reutilizada para el riego de más de 177 hectáreas del bosque de Huarmey.

MONITOREO DE AGUA: Contamos con un programa de monitoreo de calidad, que incluye el


muestreo y análisis de nuestros vertimientos y de los cuerpos receptores. Con orgullo podemos decir
que logramos el 100% de cumplimiento en los estándares de calidad de agua. Asimismo, verificamos
la calidad del agua antes de descargarla a las quebradas de Ayash y Pampa Moruna, cumpliendo con los
controles exigidos por el Estado.

19
Consumo de agua
Antamina cuenta con dos licencias de uso de aguas para el desarrollo de sus operaciones:

 Cumplimiento de la R.D. Nº 322-2013-ANA-AAAM, que autoriza el uso de


aguas subterráneas para la operación.
 Cumplimiento de la R.D. 848-2013.ANA.AAA.M, que autoriza el uso de aguas
superficiales para la operación.
Por ello, en Antamina se ha establecido los controles para el adecuado consumo del recurso hídrico y
su reporte a las autoridades.

3.2.5. PROYECTOS SOSTENIBLES EN ANCASH


En Antamina pensamos que el desarrollo sostenible es el eje central de la gestión
social. Buscamos lograr un excelente desempeño social y ambiental que genere
condiciones favorables para el desarrollo de nuestra operación, promoviendo la
participación del Estado, comunidades y sociedad civil, a fin de mejorar la percepción
de bienestar y calidad de vida de la población en nuestra Zona Influencia estratégica.
Debido a ello, creamos la Gerencia de Desarrollo Sostenible, cuya misión es integrar -de manera
estratégica- los objetivos necesarios para canalizar nuestra inversión social en: Salud,
nutrición, educación, desarrollo productivo, fortalecimiento institucional e infraestructura.
Diversos proyectos se han realizado en cada uno de estos ámbitos, brindando bienestar para las
comunidades. Así también, promovemos espacios de participación y diálogo que permiten llevar adelante
los proyectos.

De esta manera creamos sinergias que nos permiten aprovechar los recursos necesarios
para ejecutar obras priorizadas –de manera concertada– contribuyendo así, al desarrollo
sostenible de las diferentes localidades.
3.2.5.1. PRODUDTIVIDAD:
3.2.5.1.1. OBRAS POR IMPUESTO EN HUARMEY:

Hemos ejecutado el primer proyecto bajo la modalidad de obras por impuestos


en Huarmey con la construcción de nuevas pistas y veredas para la ciudad. Este es el
resultado de un proceso coordinado entre la Municipalidad Provincial de Huarmey y
Antamina en el marco de la ley 29230, que busca acelerar la ejecución de obras de
infraestructura pública prioritarias en todo el país, a través del concurso de empresas
privadas con cargo a sus rendiciones por concepto de impuesto a la renta.
Con una inversión de más de 15 millones de soles durante la primera y segunda etapa
del proyecto, se logró el asfaltado de aproximadamente 115,000 m2 de pistas y la
construcción de casi 18,000 m2 de veredas.

Esto demuestra que se pueden desarrollar proyectos de esta envergadura mediante la


suscripción de convenios con los gobiernos regionales y/o locales.

20
3.2.5.1.2. PALTAS DE CHASQUITAMBO:

Este proyecto productivo, que ya viene trabajando hace cuatro años, cuenta con el
apoyo de la Municipalidad distrital de Colquioc – Chasquitambo y Antamina, quienes
desde un principio apoyaron y apostaron por el cultivo de paltas en la jurisdicción de
Chasquitambo, Valle Fortaleza, Ancash.

El proyecto ha permitido mejorar los ingresos de más de 126 familias de productores


agrícolas del distrito de Colquioc, a través de la mejora integral de la producción y
comercialización de paltas. El volumen anual de producción de paltas es alrededor de
1,920 toneladas (240 has x 8 toneladas promedio).

Asistencia técnica, mejoras en la infraestructura de riego y una mejor organización


hicieron realidad una producción de primer nivel que se disfruta en el Perú y el mundo.
Incluso las paltas se consumen en el comedor del campamento de Yanacancha por
nuestros colaboradores.

Por ello, la Asociación de Productores de Paltas de Chasquitambo (APEP), se ha


consolidado logrando exportar el 20% de su producción a Europa, mientras que el 80%
abastece el mercado nacional, principalmente a la ciudad de Lima.

Una vez más, esta alianza estratégica permite que los proyectos productivos
sostenibles que son apoyados en el Valle Fortaleza, contribuyan a mejorar la economía
local y generar desarrollo y crecimiento en la región Ancash.

3.2.5.1.3. PROYECTO DE OVINOS DE CATAC Y HUARIPAMPA

El proyecto “Formación de un Núcleo Genético Élite de Ganado Ovino” fue puesto en


marcha en enero del 2011 sobre la base del buen trabajo iniciado con la comunidad
campesina de Cátac, provincia de Recuay, en Ancash, para introducir buenas prácticas
de crianza de ovinos, las que incluyeron control sanitario, castración de animales de
baja calidad genética, selección de vientres entre otros.

A partir del trabajo de desarrollo paulatino de la ganadería ovina en Cátac (cuatro años
de trabajo continuo), se decidió avanzar en la mejora de la productividad de este
ganado con la introducción de razas con mejores características para el mercado.

Así, el proyecto ha puesto énfasis en las razas East Friesian (para el desarrollo de una
industria lechera ovina especializada) y Dohne Merino (para la producción de lana fina
y corderos destetados de alto peso y calidad de carcasa). Ambas razas se han
introducido mediante la importación de embriones y semen congelado, procedentes de
Australia y de Nueva Zelanda.Además se ha puesto en marcha actividades como la
siembra de pastos, el cercado y rotación de canchas, la generación de infraestructura
para la protección de los animales y para la transferencia de embriones e inseminación
artificial, así como la provisión del equipamiento necesario para este último fin. Todas
estas acciones han permitido la formación de un núcleo genético élite de ovinos en la
comunidad campesina de Cátac.

A la fecha se ha logrado el mejoramiento genético de cerca de 2,500 ovejas y 300


hectáreas de pastos mejorados, beneficiando a 1,200 pobladores.
21
3.3. IMPACTO NEGATIVO
3.3.1 AFECTACION A LA BIOLOGIA ACUATICA

Como es de conocimiento la vida acuática en muy sensible una pequeña


alteración es su ecosistema se verá afectada de manera inmediata, como claros
ejemplos son la vida acuática afectada de la laguna Antamina la cual elimino
habitas y otro en los peces en la Punta Lobitos en Huarmey . Este impacto
negativo se debe a que parte de los relaves del minero ducto no son tratados en
su totalidad y son vertidos en punta lobitos y otra parte es tratada para el riego
de bosques en Huarmey. Lo cual ah generado una incomoidad en los
pescadores de esta zona los cuales el pasado 7 de agosto manifestaron que
debido a este grave problema de contaminación , los botes tiene que salir a
navegar de 4 o 5 horas para buscar peces , pues que en la zona no hay ; como
toda empresa minera hay contaminación pero esto perdura el petróleo en el mar
nos perjudica a todos y sobre a los pescadores artesanales que trabajan .

3.3.2. IMPACTO EN LA SALUD DE LOS TRABAJADORES


La empresa antamina cuenta con denuncias de sus trabajadores por intoxicación
de arsénico y otros metales , los trabajadores acusan a la empresa de no contar
con las medidas adecuadas por ello que absorbieron estos metales su última
denuncia fue en marzo del 2016 de parte Saul Juarez Flores , también cabe
mencionar que tuvieron un derrame de mineral debido a la rotura de sus codos
de la estación VS1 la cual afecto a la zona erramándose unas 45 toneladas de

22
lodo de concentrados de minerales de cobre en la comunidad de Santa Rosa, en
el distrito de Cajacay, provincia de Bolognesi, región de Ancash. Esta rotura
emitió gases desde las 9 am hasta la 11:40 am. Según la minera, 45 toneladas de
los lodos de concentrados de minerales fueron contenidas en las pozas de
emergencia cerca al mineroducto, pero 3 toneladas fueron dispersadas en el
medio ambiente.

Muchas personas fueron afectadas por este derrame, pues se sintieron mal de
salud y según Antamina, 210 de ellas fueron atendidas, de las que 42 fueron
hospitalizadas en la clínica San Pablo de Huaraz.

Al inicio, hubo una desconfianza por parte de los pobladores de Santa Rosa
contra los representantes de la minera, pero el 28 de julio llegaron a un acuerdo
y los dejaron iniciar los trabajos de la limpieza de la zona.

Un equipo especialistas del Colegio Médico, financiado por Antamina tras un


acuerdo con la comunidad, compuesto por 2 médicos internistas, 2 toxicólogos,
1 pediatra, 1 psicólogo, 1 laboratorista, 1 radiólogo y 1 técnico de rayos X, arribó
a Santa Rosa el último 2 de agosto y permanecerá por un tiempo todavía aún no
determinado.

3.3.4. EMISION DE GASES Y AFECTACION DE SUELOS POR ACCIDENTES

Un contratista de la minera, Técnicas Metálicas Ingenieros, tuvo un accidente


vehicular el pasado 3 de mayo, resultando que uno de sus tráiler derramó
combustible de su tanque cerca de la laguna Huachucocha, en el distrito de San
Marcos, en la región Ancash. En una nota de prensa, Antamina declaró que se
procedió a limpiar todos los residuos que habían quedado en la pista, cuneta,
bordes de acequia y orillas de la laguna, pero un informe de Digesa reveló luego
que la laguna Huachucocha presenta índices de metales pesados por encima de
los límites permisibles.

23
CAPITULO IV
ANALIZA LA DISPOSICIÓN Y TRATAMIENTO DE EFLUENTES MINEROS EN
FUNCIÓN A LA NORMATIVIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL

4.1. NORMATIVA PERUANA DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES

La normativa peruana tiene en su legislación en el sector minero una serie de guías y decretos
relacionados con metodología de eliminación, reducción, tratamiento y manejo apropiado de
efluentes como son los de mayor importancia:

 Drenajes ácidos de mina


 Aguas infiltradas de la zona mineralizada
 Relaves de procesos de concentración
 Soluciones residuales gastadas por el proceso de lixiviación

Los cuales tienen consecuencias que afectan a factores como Aguas, Suelos. Entre esta
normativa mencionaremos la de relación de efluentes como son:

24
4.1.1. GUIA AMBIENTAL DE MANEJO DE AGUA EN OPERACIONES
MINERO-METALURGICAS
El manejo de los recursos de agua constituye una parte vital e integral en las
operaciones mineras debido al potencial de contaminación del agua y su efecto
consecuente en la salud humana y el medio ambiente. El manejo ambiental de este
recurso comprende el manejo de aguas en minas, efluentes de procesos de beneficio,
escorrentías de las soluciones de lixiviación, aguas superficiales provenientes de
depósitos tales como las pilas de desmonte y
Canchas de relaves, y los desechos humanos.
1. PROPÓSITO DEL DOCUMENTO GUÍA
Esta guía ha sido desarrollada para proporcionar al usuario una visión global del
manejo de aguas, centrándose en la prevención o reducción de impactos ambientales
a las aguas del Perú, como consecuencia de las operaciones mineras y de beneficio.
En este documento se identifican y resumen las técnicas de manejo potenciales para
lograr este objetivo.
En esta guía sólo se discuten los elementos fundamentales del manejo ambiental del
agua y, por lo tanto, se debe considerar que la información proporcionada no incluye
todos los aspectos sobre este tema. Las técnicas que pueden ser empleadas en el
manejo de aguas varían dependiendo de la mina y las operaciones de beneficio y es
responsabilidad del operador de la mina/beneficio determinar qué técnicas usar y
cómo aplicarlas.
2. RESUMEN DEL MANEJO AMBIENTAL DEL AGUA
El manejo ambiental del agua comprende la fusión del manejo de los recursos de
agua con el
manejo de agua de mina, efluentes de procesos de beneficio y desechos provenientes
de las actividades humanas. Este sistema integrado comprende el Sistema del Manejo
de Recursos de Aguas (SMRA).
Un SMRA debe considerar:
Las fuentes potenciales de descargas de contaminantes relacionadas con las
operaciones mineras y de beneficio, las características y utilización de las aguas
subterráneas y superficiales que potencialmente pueden ser impactadas por las
operaciones mineras y de beneficio y, las metodologías que pueden ser seguidas para
eliminar o reducir, tratar y manejar apropiadamente las descargas.
25
Todo SMRA puede variar de un lugar a otro dependiendo de:
El tipo, tamaño y extensión de las operaciones mineras/de beneficio, los procesos
llevados a cabo en las operaciones mineras/de beneficio, las condiciones
climatológicas del sitio, y
las características físicas y de ubicación del sitio.
Los impactos tratados en este documento son aquéllos relacionados con la calidad
del agua.
Ciertas actividades asociadas con el manejo de agua, tales como la construcción de
canales de drenaje, pueden ocasionar otros impactos como:
Destrucción del paisaje, degradación del ambiente visible, destrucción de la tierra
agrícola y forestal, daño a las áreas recreacionales, emisión de polvo durante la
construcción, incremento de la erosión y sedimentación, e incremento de los niveles
de ruido.
A pesar que no se tratan explícitamente en esta guía, los impactos asociados con las
actividades de manejo de agua deben ser considerados y discutidos de manera
adecuada. La Guía para Elaborar Estudios de Impacto Ambiental puede ser útil al
respecto.

26
4.1.2. LIMITES MAXIMOS PERMISIBLES PARA LA DESCARGA DE
EFLUENTES LIQUIDOS DE ACTIVIDADES MINERO – METALURGICOS
(DECRETO SUPREMO 010-2010-MINAM)

27
28
29
4.1.3. GUÍA AMBIENTAL PARA EL MANEJO DE RELAVES MINEROS

INTRODUCCION 1. Propósito y Alcances Esta Guía de Manejo de Relaves Mineros


proveniente de la Industria Minero-Metalúrgica, ha sido preparada bajo los auspicios del
Banco Mundial en asociación con el Programa de Asistencia Técnica al Ministerio de Energía
y Minas del Perú. En este contexto, la Asistencia Técnica del Banco Mundial contempla la
revisión, modernización y consolidación de asuntos ambientales relacionados a la actividad
inera en el país. Dentro de los requerimientos para esto tenemos: Identificación de las
principales prácticas ambientales y su implementación en la actividad minero-metalúrgica con
el objeto de mitigar la degradación ambiental generada por la industria. Diseño de un
programa general para implementar las prácticas ambientales en la industria minero-
metalúrgica en forma sistemática y progresiva. Se ha determinado que una de las primeras
actividades relacionadas con estos objetivos es la preparación de la presente Guía para el
Manejo de los Relaves Mineros provenientes de la Industria Minero-Metalúrgica, la que debe
dar una visión panorámica del planeamiento, diseño, operación, mantenimiento y cierre de los
depósitos de relaves. Su propósito es que pueda ser usada como un documento de referencia
y soporte técnico para ayudar en la preparación de los Estudios de Impacto Ambiental y los
Programas de Adecuación y Manejo Ambiental (PAMA) según lo requiere la regulación para
la protección ambiental en las actividades mineras y metalúrgicas (DS No. 016-93-EM) y su
modificación (DS No. 059-93- EM). En una perspectiva a largo plazo, esta Guía se propone
ayudar a la industria, a los consultores, y al personal del gobierno a comprender el amplio y
complejo problema asociado con el manejo de los relaves, enfatizando no sólo las condiciones
operacionales sino también aquéllas posteriores a la clausura. Para este fin, la Guía se orienta
primariamente hacia lectores que tienen diversas experiencias técnicas con poco contacto con
los tópicos tratados. A excepción de unos pocos factores de particular importancia, los detalles
pertinentes a la investigación y análisis no son tratados explícitamente pero se hace referencia
a ellos en la literatura técnica respectiva. El objeto de este documento está centrado
específicamente en el manejo de los relaves de los procesos de flotación en la extracción
metalúrgica de minerales metálicos, aunque muchos de los conceptos discutidos se aplican en
principio a relaves no metálicos tales como los desechos finos del carbón. Otras Guías se
orientarán complementariamente hacia tópicos que incluyen procedimientos para el
monitoreo de aguas, procedimientos para monitoreo de aire, procedimientos para preparación
de los PAMA, procedimientos para preparar los Estudios de Impacto Ambiental y Guías para

30
el drenaje ácido, plan de cierre, lixiviación, exploración, manejo del cianuro y otros reactivos
químicos,manejo del agua, vegetación y calidad de aire, entre otros. Se intenta a través de esta
Guía presentar la tecnología avanzada del manejo de relaves tal como se practica actualmente
a nivel mundial y al mismo tiempo mantener un balance con la naturaleza y niveles de
tecnología ap ropiados para el Perú. En ese sentido la tecnología apropiada es aquella que
reconoce factores tales como el geográfico, climático y geológico que son muy peculiares en
el Perú, así como los niveles de complejidad consistentes en su infraestructura y la
disponibilidad de habilidades técnicas especializadas. Adicionalmente, el costo del manejo de
relaves puede tener una influencia significativa en la viabilidad económica de cualquier
operación minera, y este factor debe ser considerado en el contexto de una nación en desarrollo
con muchas necesidades sociales y económicas. Estos impactos económicos variarán de
acuerdo al tamaño y complejidad de cada operación minera individual. Por estas razones, esta
Guía adopta un punto de vista consistente con lo expresado en los requerimientos del
programa al que se hizo referencia anteriormente: que las prácticas ambientales en el manejo
de relaves deben ser implementadas progresivamente a lo largo del tiempo, con mejoras en
tecnología que se desarrollen sistemáticamente hasta niveles más avanzados conforme al
desarrollo técnico, socioeconómico y ambiental que el país realice. En esta forma el desarrollo
de la tecnología del manejo de relaves y las mejoras ambientales que se logren, continuarán
de una manera sostenible. 2. Desarrollo Histórico de la Tecnología de Relaves Una breve
revisión de la evolución del manejo de relaves a nivel mundial nos proporciona antecedentes
útiles para comprender la tecnología actual. Aunque se sabe que el oro y la plata ya habían
sido explotados por los Incas en tiempos Pre-Colombinos, la historia documentada de la
minería en el Perú data de la conquista por Pizarro en 1535. A través del Viejo y Nuevo Mundo
en ese entonces, el oro era extraído por reducción directa (fundición) de minerales
excepcionalmente ricos, pero principalmente por amalgamación con mercurio. La
amalgamación de los minerales de oro como son descritos por Agrícola en 1556 (y
posteriormente extendida a la plata a fines del siglo XVI) empleaba molinos de mineral
impulsados por caballos para moler el mineral en un patio circular o «arrastra», algunas veces
en adición a molinos primitivos cuya energía era proporcionada por caídas de agua donde ésta
fuera disponible. Desde el punto de vista ambiental, la cantidad de roca chancada y de
desmonte fue pequeña y se hicieron esfuerzos para recuperar y conservar el mercurio, el cual
era casi tan preciado como el mismo mineral. Sin embargo, grandes cantidades de mercurio
permanecen distribuidas alrededor de la ubicación de las viejas minas de plata en el Perú y
31
constituyen un serio riesgo ambiental aún hoy día. Las primeras actividades mineras
ocasionaron también problemas de calidad de agua. En lo que es posiblemente una de las
primeras referencias al drenage ácido, Agrícola (en 1556) observó: «El argumento más fuerte
de los detractores de la minería es que los campos son devastados por las operaciones
mineras... Además, cuando los minerales son lavados, el agua que ha sido utilizada envenena
las corrientes de agua y destruye los peces o los ahuyenta... Así como se ha dicho, es claro
para todos que hay un gran detrimento de la minería que supera el valor de los metales
producidos por la mina». Las prácticas de chancado similares fueron adoptadas para los
minerales básicos y esto parece haber cambiado muy poco hasta mediados de 1800 cuando la
introducción del vapor incrementó notablemente la capacidad de los molinos de caída libre
(stamp mill) y por lo tanto la producción de desechos. Después de la separación de las
partículas de mineral chancado, de acuerdo a diferencias en su gravedad específica, las
partículas remanentes o «colas» también «relaves», fueron acumuladas en una ubicación
conveniente, usualmente sobre el curso más cercano de agua, a fin de que fueran arrastradas
por él. Dos desarrollos significativos ocurrieron en los años 1890: el desarrollo de la
«flotación» y la introducción del cianuro para la extracción de oro. La flotación permitió la
producción de cantidades aún mayores de relaves con contenido de arena muy fina y partículas
sumamente pequeñas (lamas). Sin embargo, las prácticas de disposición previas
permanecieron por mucho tiempo sin sufrir cambios, ocasionando que los relaves fueran
depositados sobre mayores distancias de arroyos y lagos. Al mismo tiempo, distritos mineros
remotos empezaron a florecer en muchas partes del mundo, atrayendo el desarrollo agrícola
como complemento. Esto alimentó conflictos sobre el uso del agua y su disponibilidad ya qu
e los relaves acumulados empezaron a obstruir los canales de irrigación y a contaminar las
tierras de cultivo aguas abajo. Estos asuntos fueron litigados en muchos distritos mineros de
Norteamérica y Europa entre 1900 - 1930, lo cual en forma gradual determinó el cese de la
descarga descontrolada de relaves y dio paso a la construcción de algunas de las primeras
presas para almacenar relaves. Muchas de estas presas originales.

INTRODUCCION sirvieron tanto para la captura de relaves en corrientes de agua como para
almacenar agua para los procesos de flotación durante los períodos de sequía. Sin embargo,
ellos fueron a menudo, construidos a través del cauce de los arroyos, con precauciones
limitadas para soportar inundaciones, por lo cual muy pocas presas sobrevivieron por largo
tiempo. Sin el moderno equipo mecanizado de movimiento de tierra, era imposible la

32
construcción de presas de tierra convencionales para almacenar relaves de cualquier operación
minera de esta era. Como resultado, los mineros desarrollaron un procedimiento de
construcción manual, conocido actualmente como el método «aguas arriba», donde un
depósito con dique bajo era inicialmente llenado con relaves depositados hidráulicamente
luego elevado paulatinamente mediante la construcción de bermas bajas encima y detrás del
dique del nivel anterior. Este procedimiento manual de construcción permanece en uso en
muchas minas del Perú aún hoy día. A nivel mundial, el abandono de este método se produjo
a raíz de la falla sísmica de la presa de relaves Barahona en Chile en 1928, la misma que fue
reemplazada utilizando el método más estable de «aguas abajo» y que fue posible mediante el
uso de «ciclones» para separar del flujo la fracción de tamaño grueso (arenas) para la
construcción de la presa. Alrededor de 1940 la disponibilidad de equipo de movimiento de
tierras de gran capacidad, especialmente en las minas de tajo abierto, hizo posible la
construcción de presas de relaves de tierra, compactadas en una forma similar a la
construcción convencional de represas de agua y con el correspondiente grado de seguridad.
El desarrollo de esta tecnología inicial de presas de relaves procedió sobre una base puramente
empírica mayormente relacionada con las prácticas de construcción y equipo disponible en
esa época y sin el beneficio del diseño de ingeniería en el sentido contemporáneo. Aun así,
alrededor de 1950 muchos principios fundamentales de ingeniería de presas fueron
comprendidos y aplicados a las presas de relaves en muchas minas de Norteamérica. No fue
sino hasta los años 1960, sin embargo, que la ingeniería geotécnica y las disciplinas
relacionadas adoptaron, refinaron, y aplicaron ampliamente estas reglas empíricas de diseño.
Las fallas sísmicas de un número de presas de relaves en Chile (1965), recibieron mucha
atención y demostraron ser un factor clave en las primeras investigaciones del fenómeno de
la licuefacción sísmica, una particularidad de la conducta de las presas de relaves que continúa
siendo de particular significación en estos días. Los asuntos relacionados a la contaminación
del agua subterránea y las medidas para reducirla fueron consideradas seriamente en 1970 en
relación con los relaves de uranio y estos asuntos crecieron en importancia a través de la
década de los 80, conforme la atención empezó a variar de la estabilidad física de los depósitos
de relaves hacia los efectos químicos y al transporte de los contaminantes. Actualmente
muchos problemas ambientales asociados con el manejo de los relaves en Norteamérica y
Europa están relacionados con la contaminación potencial del agua superficial y subterránea.
Las nuevas tecnologías de tratamiento para la destrucción del cianuro se practican
universalmente en operaciones de oro que descargan el agua de la planta a los arroyos
33
receptores. Han habido importantes avances en el desarrollo de recubrimientos de materiales
sintéticos que buscan reducir la infiltración, aunque la transferencia de la tecnología de
recubrimientos para rellenos de tierra y para los desechos peligrosos aún no satisface la
totalidad de las características especiales que demandan los depósitos de relaves. Sin embargo
un cambio casi revolucionario se ha producido alrededor de 1990, con el creciente
reconocimiento de que los depósitos de relaves, aún aquéllos físicamente estables, no pueden
ser abandonados sin considerar sus efectos de largo plazo sobre el ambiente, la salud y la
seguridad. Uno de tales efectos de relaves adyacentes a áreas habitadas puede ser la ingestión
directa por los niños, de partículas llevadas por el viento, tales como el plomo. Un problema
más severo conocido genéricamente como «drenaje ácido de roca» o ARD (Acid Rock
Drainage), es la generación de ácido y metales acompañantes en solución debido a la
oxidación de los minerales sulfurados que pueden estar contenidos en los relaves, desmontes
de roca, y las superficies expuestas a la mina. Con características específicas para cada cuerpo
mineralizado y difícil de generalizar, la compleja físico-química y bioquímica del proceso ha
sido reconocida recientemente, pero los métodos experimentales para diagnosticar el
problema aún no han podido ser totalmente comprobados en la práctica. La investigación
sobre métodos para mitigar el ARD en los depósitos de relaves es contínua, pero no hay
método singular aplicable y apropiado para todas las condiciones. La tecnología para la
mitigación del ARD está aún en su infancia y las soluciones se desarrollan para cada caso
específico. Aún así, ahora se reconoce que la consideración de estos asuntos no puede
postergarse hasta la clausura y abandono del depósito, pues las medidas de mitigación
entonces necesarias pueden ser incompatibles con las condiciones que existan. En cambio y
de acuerdo a la filosofía que ahora se conoce como «Diseño para el Cierre», estas medidas
deben ser integradas desde las primeras etapas del planeamiento de relaves, con planes
específicos y detallados, que cubren la estabilidad física y química desde el inicio de la
descarga de relaves durante toda la vida operativa de la mina y hasta mucho más allá del cierre
de la mina. En general, este documento es consecuente con la historia de la tecnología del
manejo de relaves y muchas de las lecciones aprendidas de experiencias del pasado forman
las bases de la práctica internacional actual. Este desarrollo histórico debe ser especialmente
útil al lector para interpretar las prácticas actuales en el Perú dentro del contexto de una
tecnología internacional más amplia para el manejo de los relaves. 3. Prácticas Actuales y
Futuras de Manejo de Relaves en el Perú Actualmente el Perú tiene 176 minas metálicas en
operación con un número desconocido de depósitos de relaves activos e inactivos. De estas
34
minas, 54 producen más de 100 tons/día y sólo 26 más de 500 tons/día. Siete de éstas son
operaciones a tajo abierto con minas subterráneas completando la diferencia. Este inventario
de pequeñas minas subterráneas primarias contrasta con las grandes operaciones a tajo abierto
que prevalecen en Norteamérica e influencia el nivel de la tecnología de manejo de relaves
que se practica actualmente en el Perú. Aunque hay excepciones, en el Perú predomina el tipo
de tecnología de disposición de relaves anterior a 1940 descrita en la sección anterior. Por
ejemplo, la descarga descontrolada de grandes cantidades de relaves (hasta 4,000 tons/día)
directamente a los ríos es practicada en algunas operaciones, mientras que la descarga también
descontrolada a lagos o playas del mar también es frecuente. Sin embargo, en la mayoría de
las minas se han construido presas de relaves en un intento de mantener a éstos fuera de los
arroyos y ríos; dichas presas han tenido un éxito relativo. Esta práctica, presenta por sí sola
un tremendo desafío para muchas minas en los Andes, con extremos topográficos rara vez
encontrados fuera de los Himalayas. Debido a la disponibilidad muy limitada de equipo de
movimiento de tierra de gran capacidad en la mayoría de las minas subterráneas pequeñas, los
métodos de construcción de presas para relaves están limitados, principalmente, a la descarga
directa por grifos, cicloneo y labor manual. Las prácticas de diseño de las presas para relaves
son casi enteramente empíricas y típicas de aquellas utilizadas en la industria minera con
anterioridad a la amplia transferencia del conocimiento geotécnico e hidrológico aportado por
la tecnología de diseño de presas de agua. Desde un punto de vista de ingeniería, la mayor
deficiencia del diseño de estas presas para relaves es que no toman en cuenta eventos extremos
(inundaciones y terremotos), ni durante el proceso de diseño de la presa ni durante el
establecimiento del depósito. Así, el tipo de presas de relaves sísmicamente vulnerables,
«aguas arriba», predomina en el Perú; el sistema de derivación del agua superficial tiene
capacidad para un poco más que el flujo normal y los depósitos de relaves están colocados en
cañones muy empinados donde los devastadores huaycos limitan su existencia a unos pocos
años. Las prácticas actuales de las presas de relaves tienden a considerar casos extremos que
tienen intervalos de recurrencia de quizás algunas pocas decenas de años, con la percepción
en algunas minas de que la protección contra inundaciones no es necesaria en climas secos y
que los terremotos son demasiado esporádicos como para prestarles mucha atención. La
práctica internacional sobre seguridad en presas de relaves que requieren un diseño para casos
extremos, y consideran intervalos de ocurrencia de muchos cientos o miles de años (para no
mencionar los conceptos de la «precipitación máxima probable» o el «terremoto máximo
creíble») son ampliamente desconocidos. Esto ha dado como resultado que la ocurrencia de
35
fallas sísmicas e hidrológicas ocasione la ruptura de diversas presas de relaves en el Perú,
determinando numerosas pérdidas de vida. Al mismo tiempo, sin embargo, varias minas en el
Perú utilizan actualmente prácticas novedosas de disposición de relaves, tal como el relleno
subterráneo, método de descarga espesada y disposición de relaves deshidratados. Estas
operaciones demuestran claramente que alternativas a los depósitos de relaves convencionales
pueden ser prácticas y posibles en el Perú. Por lo tanto, es importante interpretar los objetivos
de la protección ambiental en el contexto de estas realidades. Al nivel actual de la tecnología
de manejo de relaves en el Perú, la protección ambiental es de principal interés para la salud
humana y la seguridad. Esto se refleja de inmediato en la necesidad de adoptar prácticas y
procedimientos de ingeniería para brindar protección contra la pérdida de vidas ocasionadas
por las fallas de las presas de relaves junto con la necesidad de mantener los relaves y el agua
de proceso fuera de los riachuelos y ríos no sólo durante la operación de la mina sino por un
período indefinido de tiempo posterior a su cierre. El desarrollo cronológico de las prácticas
de relaves descritas en el punto 2 también proporciona una referencia útil para evaluar las
prácticas actuales sobre calidad de agua en el Perú. Con excepción de las regiones desérticas
del sur del país, en muy pocos depósitos de relaves se recircula el agua de proceso hacia la
concentradora. En lugar de ello, el agua de proceso se descarga directamente desde el depósito
a los arroyos y ríos, utilizando agua fresca para satisfacer las necesidades de la concentradora.
A causa de las restricciones topográficas, el tamaño reducido de muchos depósitos de relaves
limita el tiempo de retención para la sedimentación de las partículas finas del relave,
ocasionando así dificultades para controlar los sólidos suspendidos en las aguas de proceso
que vierten muchas minas pequeñas. La preocupación por la protección del agua subterránea
que se inició en Norteamérica en la década de los 80, no ha repercutido aún en el Perú, debido
probablemente a que casi todas las fuentes de agua en el país se desarrollan actualmente a
partir de aguas superficiales o acuíferos directamente conectadas a las aguas de superficie. La
preocupación por la calidad de las aguas superficiales está directamente relacionada con la
salud humana y con la irrigación. En este contexto, la calidad del agua superficial relacionada
con la minería en el Perú no se diferencia mucho de aquellas existentes en otros lugares en los
días en que los relaves eran descargados directamente a los ríos y corrientes de agua. Por
ejemplo, por lo menos 8 ríos principales en el Perú están afectados por altos niveles de cianuro
y/o metales, incluyendo cobre, plomo, zinc, cadmio, arsénico, níquel, y mercurio (DGAS,
1992). Al mismo tiempo, sin embargo, algunos de estos ríos son también afectados por
contaminantes que no están relacionados a la minería, tales como los coliformes y nitratos,
36
incluyendo el Rímac que es la única fuente de agua de beber para 8 millones de habitantes en
Lima. Internacionalmente, los estándares restrictivos para la calidad del agua superficial son
aún más severos que aquéllos para el agua de bebida y son derivados frecuentemente de la
baja tolerancia a los metales por parte de la vida acuática sensitiva, tal como los peces
salmónidos. Desde un punto de vista práctico, tales estándares no parecen ser muy apropiados
en el corto plazo para el Perú, donde aún el tratamiento primario de aguas servidas,
municipales y domésticas está apenas difundiéndose. De esta discusión se desprende que las
actuales prácticas de minería, manejo de relaves y protección ambiental en el Perú tienen aún
que desarrollarse hasta alcanzar los niveles de otras latitudes. Sin embargo, se puede esperar
que esta situación cambie rápidamente conforme la inversión internacional en minería llegue
al país. Por ejemplo, la eficiencia en el minado favorece a menudo las operaciones de tajo
abierto de grandes inversiones, que produce más relaves de minerales de baja ley, y estas
prácticas podrían repercutir en cambios significativos de las prácticas actuales empleadas para
el manejo de relaves de las minas subterráneas. También conjuntamente con la inversión
extranjera, tendremos la tendencia a que lleguen a este país las prácticas ambientales y de
manejo de relaves establecidas en otros países. Por estas razones, esta Guía centra su atención
en la actual tecnología internacional para el manejo de relaves. Se espera que la diferencia
entre esta tecnología y las prácticas actuales en el Perú disminuyan rápidamente conforme las
nuevas minas acentúen su influencia en la producción de minerales en el país. Para las minas
existentes, acceder a tecnología más avanzada puede ser muy difícil porque las instalaciones
están ya establecidas en un lugar y mucho del daño ambiental ya ha sido hecho. Para las minas
existentes el problema no es «cuánto sería deseable» sino «qué cosa es posible hacer». A pesar
de que la tecnología en este documento se aplica a las minas existentes de manera muy general,
las medidas correctivas requeridas y las investigaciones pertinentes no pueden generalizarse
de una mina a otra y es necesario realizar, en cada caso, estudios específicos. Aunque se centra
primariamente en las nuevas minas en el Perú, es muy importante hacer dos advertencias. La
primera es que aún la más avanzada tecnología internacional no puede necesariamente ser
aplicada directamente y casi siempre se requerirá hacer cambios y adaptaciones a las
condiciones específicas del país. La segunda se refiere a que las condiciones en el Perú son
más variadas que cualquier otro país del mundo, y cada generalización de esta Guía tendrá
excepciones para operaciones específicas y lugares específicos. Con estas calificaciones la
siguiente sección muestra los principios fundamentales que deben guiar el futuro del manejo
de los relaves en el Perú. 4. Objetivos del Manejo de Relaves Ningún programa sistemático
37
para el manejo de relaves llegará lejos a menos que sus objetivos sean claramente expresados.
Para este fin, primero es necesario definir la secuencia de las fases de tiempo que se aplicarán
durante la vida de la instalación: Construcción. El desarrollo de un depósito de relave implica
por lo general, una importante etapa de construcción. Aunque estas actividades pueden
continuar durante la vida de la instalación, la fase de «construcción» se refiere aquí a las
actividades iniciales anteriores al arranque de la concentradora. Los impactos ambientales
durante este tiempo pueden incluir calidad del aire (polvo) y calidad del agua (derrames de
sedimentos), pero éstos son de una naturaleza común a todos los demás aspectos del desarrollo
inicial de una mina. Ellos pueden ser tratados mediante medidas de rutina y no serán
consideradas en este documento. Operación. El período de operación comienza y termina con
la descarga de los relaves en las instalaciones. Esta duración es usualmente determinada por
la vida de la mina, que a su vez es gobernada por factores económicos, precios de los metales,
y reservas geológicas. Los períodos típicos de operación de un depósito van de 10 a 20 años,
aunque algunos están aún operando después de 90 años. El planeamiento operacional para
relaves debe considerar como volumen mínimo, la cantidad total de relaves obtenibles con las
reservas económicamente minables al momento de la iniciación del proyecto. Es deseable, en
lo posible, incorporar una provisión para contingencias causadas por extensión de las reservas
de mineral. Cierre. El período de cierre comienza al término de las operaciones de la
concentradora y de la descarga de relaves. Durante este tiempo se construyen las instalaciones
adicionales que puedan ser requeridas para alcanzar la estabilidad física o química a largo
plazo (por ejemplo, zanjas y conductos permanentes de derivación del agua); y se inicia la
rehabilitación (por ejemplo, colocando tierra de cultivo y sembrando). El período de cierre
requiere el monitoreo de estos parámetros adicionales por el período de tiempo necesario para
asegurar su adecuado funcionamiento y para realizar cualquier modificación necesaria. En el
caso que se proporcionen fianzas, garantías, bonos u otros documentos financieros para
garantizar el cumplimiento exitoso de las medidas de cierre; entonces el fin del periodo de
cierre coincidirá con la devolución de los bonos fianzas, etc. de la compañía minera. En
general, el tiempo de cierre puede tomar de 2 a 30 años, aunque es típico el lapso de 5 a 10
años y depende de la complejidad y requerimientos técnicos de las medidas de cierre y el
monitoreo pertinente. Las medidas de cierre deberán ser tales que su implementación sea
también factible en la eventualidad del cese prematuro de las operaciones, debiendo incluirse
también, en el planeamiento de cierre, las condiciones de contingencia para la suspensión
temporal de las operaciones. Post-cierre. El post-cierre o abandono comienza a continuación
38
de la exitosa terminación de las medidas de cierre y se extiende tanto como se requiera para
que la estabilidad física y química del depósito de relaves quede asegurada. Para propósitos
prácticos, esto generalmente significa indefinidamente y para circunstancias que involucran
ARD ello puede alcanzar períodos de hasta 1000 años. Una implicancia importante es que las
consideraciones de diseño para casos extremos tales como inundaciones y terremotos, deben
ser capaces de acomodar los eventos más grandes que puedan ocurrir, potencialmente mucho
más grandes que aquellos requeridos para el diseño durante el período de operación. Con estas
etapas en la mente, los objetivos del manejo de relaves pueden ser establecidos simplemente
de la siguiente manera: · La estabilidad física de los depósitos de relaves debe estar asegurada
durante la operación, cierre y a lo largo del período de post-cierre. La seguridad de las
poblaciones afectadas, contra los efectos físicos de una falla en el depósito, debe ser
considerados siempre en primer lugar. Aunque ciertas medidas de mitigación ambiental
pueden entrar a menudo en conflicto con requerimientos de estabilidad física, este objetivo no
puede ser comprometido. No hay mitigación ambiental posible por mucho tiempo, a menos
que los depósitos permanezcan estables. · La migración de contaminantes a través del aire,
agua superficial o subterránea debe ser minimizada. Durante el período de operación podrían
requerirse medidas estructurales (por ejemplo recubrimientos para reducir la infiltración) a fin
de cumplir con este objetivo, dependiendo de los Límites Máximos Permisibles de Emisión
establecidos por el Ministerio de Energía y Minas. En otras circunstancias operacionales, pero
especialmente durante el período post-cierre (debido al inevitable deterioro de materiales
manufacturados), podría autorizarse la consideración de los procesos naturales de mitigación
de contaminantes conjuntamente con la capacidad de asimilación del ambiente natural. En
términos generales, las medidas pasivas que se basan en características intrínsecas de los
materiales y procesos naturales deben ser preferidas sobre los sistemas activos e instalaciones
que requieren operación y mantenimiento apropiados para que funcione según lo proyectado.
· No es recomendable considerar el monitoreo o mantenimiento a largo plazo para satisfacer
los dos objetivos anteriores durante el período de post-cierre. Por último, alguna institución
gubernamental debe ser responsable de conducir y controlar tales requerimientos y no es
razonable o práctico por ahora, esperar que el Ministerio de Energía y Minas u otro cuerpo
gubernamental en el Perú acepte tal responsabilidad, aún si los fondos son proporcionados por
la compañía minera. Esto significa que los depósitos de relaves deben alcanzar un status de
«salida» («walk-away») a través del período de post-cierre, sin la necesidad anticipada o
pronosticada de mantenimiento, reparación o intervención. Los objetivos para el manejo de
39
relaves son metas deseables que pueden ser imposibles de satisfacer íntegramente en cualquier
circunstancia dada. Sin embargo, ellas forman un conjunto de criterios consistentes por medio
del cual las alternativas, métodos y planes específicos pueden ser evaluados. Varias
observaciones importantes surgen directamente de estos objetivos. Primero, la descarga
directa de relaves a riachuelos y ríos no puede alcanzar los objetivos de estabilidad física o
minimización de la migración de contaminantes. La deposición y transporte de relaves y los
contaminantes correspondientes continuará ocurriendo indefinidamente, por la acción de
procesos fluviales naturales que no pueden ser pronosticados o controlados confiablemente.
Segundo, la recirculación del agua de proceso de la concentradora debe ser maximizada a fin
de lograr el objetivo de minimizar la contaminación. Es casi siempre posible, y
económicamente aceptable, capturar y recircular la mayor parte del agua de proceso de la
concentradora, excepto en climas húmedos en donde la precipitación es tan alta que la
descarga directa de las escorrentías acumuladas no pueda ser evitada. Finalmente, no habrá
introducción completa al tópico del manejo de relaves en el Perú si no se indica que la
dificultad en alcanzar los objetivos para el manejo de relaves, requiere un esfuerzo coordinado
entre la gerencia de la mina y el personal de operaciones. El mensaje fundamental que esta
Guía puede dar es que el manejo de relaves debe ser considerado tan importante como la
recuperación del metal. Del mismo modo que, ningún proyecto minero serio puede ser
planificado u operado sin un esfuerzo enorme de parte de geólogos, ingenieros de minas,
ingenieros metalúrgicos, analistas financieros altamente entrenados y experimentados,
tampoco es posible un adecuado manejo de los relaves sin la contribución de técnicos
especialistas en los campos del procesamiento de minerales, tratamiento de agua, geoquímica,
construcción civil, sismología, hidrología, agronomía, y biología, así como ingenieros en
geotecnia, hidráulica e ingeniería de minas. Es esencial que todas las fases del manejo de
relaves sean conducidos bajo la directa supervisión de especialistas, no únicamente bien
entrenados y competentes en estos campos, sino que también cuenten con experiencia práctica
en el tema de relaves.

40
4.2. ANALISIS DE LA NORMATIVA DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES DE
ANTAMINA

A continuación mencionaremos la normativa mencionada en el EIA de Compañía Minera


Antamina lo cual analizaremos si lo cumple y que normativa internacional cuenta.

4.2.1 NORMATIVA APLICADA POR ANTAMINA


4.2.1.1. NORMATIVA APLICADO AL PROYECTO
 Código del Medio Ambiente y los Recursos Naturales, Decreto Legislativo No.
613, publicado el 7 de septiembre de 1990, y sus modificaciones;
 Texto Único Ordenado de la Ley General de Minería - TUO, promulgado por
Decreto Supremo No. 014-92-EM, publicado el 3 de junio de 1992, y sus
modificaciones. El Título Quince (Artículos 219 al 226) de esta Ley identifica al
MEM como la única autoridad responsable de las actividades mineras;
 Reglamento para la Protección Ambiental en la Actividad Minero
Metalúrgica, publicado el 1 de mayo de 1993;
 Guías de Monitoreo de Agua de la Actividad Minero-Metalúrgica (Protocolo
de Monitoreo de Calidad de Agua), publicadas el 2 de marzo de 1994;
 Guía de Monitoreo de Aire de la Actividad Minero-Metalúrgica (Protocolo de
Monitoreo de Calidad de Aire y Emisiones), publicada el 2 de marzo de 1994;
 Niveles Máximos Permisibles para Efluentes Líquidos Minero Metalúrgicos,
publicados el 13 de enero de 1996;
 Niveles Máximos Permisibles de Anhídrido Sulfuroso, Partículas, Plomo y
Arsénico presentes en las Emisiones Gaseosas Provenientes de las Unidades
Minero-Metalúrgicas, publicado el 19 de julio de 1996;
 Ley General de Aguas, publicada el 25 de julio de 1969; · Ley de Tierras, Ley
No. 26505, publicada el 18 de julio de 1995.

4.2.1.2 NORMATIVA DE TRATAMIENTO DE EFLUENTES


Niveles Máximos Permisibles para los Efluentes Líquidos: Los niveles máximos
permisibles para los efluentes líquidos descargados por las operaciones minero-
metalúrgicas fueron fijados por el MEM y aprobados mediante la Resolución

41
Ministerial N° 01 1-96-EM/VMM en enero de 1996. El Proyecto Antamina tendrá que
cumplir con los niveles de descarga para las nuevas unidades minero- metalúrgicas
que se muestran en la Tabla

Límites de Calidad del Agua Ambiental: La protección de los recursos acuáticos


está regulada en el Perú por la Ley General de Aguas, Decreto Legislativo N° 17752
y sus Modificaciones de los Capítulos I, II y IV, promulgado mediante el Decreto
Supremo N° 007-83-SA, que estableció los límites para proteger el agua superficial de
acuerdo con una clasificación de usos, que se enumeran en la Tabla 2.3.4-1.

42
4.2.2. APLICACIÓN DE LA NORMATIVA SEGÚN SUS IMPACTOS Y ZONAS
4.2.2.1. ESTUDIO HIDROGEOLOGICO
Zona de la Mina
Como resultado de los estudios en la zona de la mina, la medida de mitigación consiste
en llevar un control del desagüe del tajo, manteniendo los niveles establecidos.

Concluyendo con los estudios sobre las condiciones hidrogeológicas en la nueva


configuración del tajo (WMC, 2007). La conclusión es que los manantiales en el Área
Cercana y Adyacente no se verán afectados, ya que se encuentran fuera del cono de
depresión que se generará por el desagüe del tajo. Los manantiales están dominados
por agua superficial y la mayoría están relacionados a fallas. Por lo tanto el efecto de
desagüe del tajo no se hará sentir más allá del Área Adyacente.

Zona de la Puerto

Para controlar los impactos del proyecto a los acuíferos en el Área del Puerto se deberá
mantener en operación la poza de almacenamiento de irrigación y el sistema propuesto
de contención hidráulica. Los resultados del modelamiento de agua subterránea
indican que un sistema de pozos para la contención hidráulica de agua subterránea es
requerido para prevenir el ingreso de agua subterránea del acuífero Cascajal al acuífero
Huarmey. En el sistema de bombeo de pozos se propone cuatro pozos de bombeo (dos
43
en la parte más baja del acuífero y dos en la parte superior del acuífero) con una
capacidad combinada entre 5 L/s y 10 L/s. El agua extraída de los pozos será re-
inyectada al acuífero del Casacajal aguas arriba del Sector A, reciclado como agua de
irrigación, o una combinación de estas alternativas de disposición. En el año 2006,
Antamina realizó un análisis detallado de las opciones de manejo de agua y concluyó
que la contención hidráulica era la mejor opción para reducir y potencialmente
eliminar los efectos para los usuarios de agua subterránea. La tecnología de bombeo y
tratamiento es la técnica de remediación del agua subterránea más común y aceptada.

HIDROLOGÍA

Este aspecto sólo fue evaluado en el Área de Mina. La evaluación del impacto en el
caudal de los ríos en el Área de Mina fue realizada mediante la elaboración de balances
de agua que permitieron estimar el cambio en los caudales en puntos de control
ubicados en la Quebrada Ayash (AN-25) y Quebrada Antamina (AN-24). Se
escogieron estos puntos de control pues constituyen las estaciones de monitoreo de
caudal inmediatamente aguas abajo de todas las descargas en cuerpos de agua
superficiales que se generan desde el Área de Mina. Las siguientes secciones presentan
las predicciones de caudal que los balances de agua generaron y las comparaciones
con los caudales de línea base de los cuerpos receptores de las descargas.

A5.4.1 Fase de Operaciones

A5.4.1.1 Quebrada Ayash El balance de agua durante operaciones para la cuenca de la


Quebrada Ayash ha sido desarrollado utilizando un modelo con el software GoldSim.
El modelo ha sido calibrado utilizando registros históricos de la operación desde su
inicio. El balance de agua para la Quebrada Ayash estima que el caudal promedio
mensual en el punto de control AN-25 oscilará entre un mínimo de alrededor de 400
L/s para un escenario de precipitación seco y un máximo de aproximadamente 1800
L/s para un escenario de precipitación húmedo. En condiciones de precipitación
normales el caudal promedio anual disminuirá desde 1 068 L/s en el año 2008 hasta
un nivel de aproximadamente 870 L/s a partir del año 2012 hasta el año 2020. La
reducción en el caudal proyectado en el punto de control AN-25 de la Quebrada Ayash
una vez que se implementa el Proyecto se debe principalmente a las siguientes causas:

44
• El aumento en la capacidad de tratamiento generará un aumento en las pérdidas de
agua que quedará atrapada en los relaves y concentrados. Asimismo, se propone
descontinuar la transferencia de agua desde la Quebrada Antaminahacia el depósito de
relaves. Todo esto afectará el caudal del túnel de decantación que recoge los flujos de
los canales UCDC y MCDC y los descarga en la Quebrada Ayash. • Disminución en
la descarga de la Quebrada de Tucush debido a la pérdida de la superficie de captación
por el crecimiento del botadero de desmonte Tucush.

En la línea base se determinó una escorrentía promedio anual de 850 mm para las
cuencas naturales. Sobre la base de esta escorrentía, el flujo promedio anual para las
condiciones de pre-minado se estimó en 1 800 L/s. En consecuencia, cuando se
comparan los caudales proyectados una vez que se implementa el Proyecto con los
caudales de línea base, se puede concluir que el caudal en la Quebrada Ayash
disminuirá aproximadamente desde 1 800 L/s de línea base anterior a la construcción
de Antamina hasta un valor de aproximadamente 870 L/s a partir del año 2012. Esto
equivale a una reducción de aproximadamente 50%. Mientras que el flujo promedio
anual se reducirá, los flujos durante época seca se mantendrán en 150 L/s de acuerdo
al compromiso asumido por Antamina.

A5.4.1.2 Quebrada Antamina

El balance de agua durante operaciones para la Quebrada Antamina ha sido


desarrollado utilizando un modelo simplificado. Esto es posible debido a que el manejo
de agua en la cuenca de Antamina es más sencillo y no se tienen las múltiples
interacciones entre pozas como ocurre en la cuenca de Ayash. El caudal proyectado en
el punto de control AN-24 en la Quebrada Antamina es relativamente constante. Los
flujos varían entre 1 494 y 1 521 L/s para el escenario de precipitaciones normales.
Bajo el escenario seco el caudal disminuirá hasta un valor mínimo de 850 L/s y durante
el escenario húmedo alcanzará un máximo de 2 473 L/s. El flujo promedio anual
estimado para condiciones de pre-minado es 1 322 L/s. Los valores proyectados por el
balance de aguas durante operaciones para la Quebrada Antamina representan un
aumento de aproximadamente 15% comparados con los valores de preminado. Bajo
condiciones de precipitación normal, el aumento proyectado en el caudal de la
Quebrada Antamina es de aproximadamente 190 L/s cuando se le compara con

45
condiciones de línea base anteriores al minado. Este aumento en el caudal es causado
principalmente por los siguientes motivos:

• El minado de la zona de Usu Pallares generará un incremento en el flujo de aguas


subterráneas hacia el tajo abierto lo cual podría resultar en un flujo total adicional de
hasta aproximadamente 60 L/s (WMC, 2007).

• La expansión del tajo abierto en la zona de Usu Pallares generará una escorrentía
ligeramente mayor en el tajo abierto, la cual reportará al sistema de tratamiento de
aguas de la Quebrada Antamina para ser descargada aguas abajo (Klohn Crippen,
2007).

• Se planea dejar de bombear agua generada por el desaguado del tajo abierto desde la
Cuenca de Antamina hacia la Cuenca de Ayash. En la actualidad, aproximadamente
100 L/s de agua vienen bombeándose desde el tajo abierto hasta el depósito de relaves.
El proyecto plantea que la totalidad del agua del desaguado del tajo abierto será
descargada hacia la Quebrada Antamina una vez tratada, en caso que tratamiento sea
necesario.

Fase de Cierre y Post-Cierre

A5.4.2.1 Quebrada Ayash

Las acciones que se llevarán a cabo durante el período de cierre afectarán de manera
significativa el flujo de agua en el punto de control AN-25 en la Quebrada Ayash. Se
desarrolló un balance de agua simplificado para estimar los caudales en el punto de
control AN-25 durante la fase de cierre y post-cierre. Los impactos más importantes
en el punto de control AN-25 después del cierre serán causados por la atenuación del
flujo en la poza de relaves. La atenuación se manifiesta en la reducción del flujo al
comienzo de la época lluvia debido al almacenamiento en las pozas y el flujo
relativamente constante durante la época seca procedente de las filtraciones de la presa.
En conjunto la escorrentía promedio anual en AN-25 es 6% menor que las condiciones
de pre-minado. Comparados con el período operacional, los flujos son
consistentemente más altos a través de los años debido el consumo de agua de la mina
ha cesado.

46
A5.4.2.2 Quebrada Antamina

Las acciones que se llevarán a cabo durante el cierre originarán que durante el período
de post-cierre el tajo abierto sea inundado con los aportes naturales de agua superficial
y agua subterránea. Se ha preparado un balance de agua simplificado para predecir la
inundación del tajo abierto durante el post-cierre tomando en cuenta el plan de minado
propuesto por el Proyecto y un escenario de precipitaciones normales. Las condiciones
topográficas determinan que en el período de post-cierre se formarán dos lagunas (i.e.
Antamina y Usu Pallares) las cuales serán alimentadas por cuencas independientes. Al
cierre, la descarga del tajo Usu Pallares será dirigida al tajo Antamina. La capacidad
de almacenamiento de la Laguna Antamina es significativamente mayor que la de Usu
Pallares y tomará entre 39 y 60 años para que se reinicien las descargas de agua hacia
la Quebrada Antamina. Durante el llenado del tajo, los flujos a AN-24 serán menores
que durante las operaciones debido a que una porción de la cuenca que contribuye a
AN-24 drenará directamente a los tajos. Sin embargo, el impacto no se considera
significativo cuando se compara con las condiciones de pre-minado. Los resultados
del balance durante el período del llenado del tajo estiman una reducción en el flujo
promedio anual en AN-24 de aproximadamente 12% cuando es comparado con las
condiciones de pre-minado y aproximadamente 23% cuando es comparado con las
condiciones de operaciones. Une vez que se llene el tajo y se alcance el equilibrio y
las lagunas se mantengan a un nivel relativamente constante, el flujo promedio anual
en AN-24 será aproximadamente igual a las condiciones de pre-minado y
aproximadamente 13% menor a aquellos del período de operación.

A5.4.3 Mitigación Durante la fase de operación, los caudales en el punto de control


AN-25 para la Quebrada Ayash son dominados por las descargas del Proyecto; en el
punto de control AN-24 son dominados por las descargas de la Quebrada Ayarache.
Para controlar los impactos del proyecto en estos cuerpos de agua, el Proyecto deberá
mantener en operación los canales de derivación y las pozas de almacenamiento de
agua dentro de la cuenca de la Quebrada Ayash y de la cuenca de la Quebrada
Antamina. Durante la fase de post-cierre los caudales en el punto de control AN-25
para la Quebrada Ayash son dominados por la laguna que se formará en el depósito de
relaves; en el punto de control AN-24 los caudales son dominados por las descargas
de la Quebrada Ayarache. Para controlar los impactos del proyecto en estos cuerpos
47
de agua, el Proyecto deberá mantener en operación los canales de derivación y las
pozas de retención de agua dentro de la cuenca de la Quebrada Ayash y de la cuenca
de la Quebrada Antamina. Las instalaciones de derivación y de almacenamiento de
agua deberían mantenerse hasta que la calidad de agua de la filtración de la presa sea
aceptable para descarga a la Quebrada Ayash, y hasta que el agua del tajo sea aceptable
para descarga a la Quebrada Antamina.

48
CONCLUSIONES

- Cabe mencionar que por ser una gran minería de producción alta cuenta con efluentes
y emisiones por diversos motivos los cuales en sus totalidad vienen siendo controladas
y en lo posible siendo mitigadas concluyendo que ANTAMINA cuenta con un correcto
manejo de efluentes mineros y un control de emisiones de gases

- Se pudo concluir que estos controles son de gran ayuda e impacto positivo al medio
pues evita la contaminación y ayuda a crear una cultura ambiental positiva , generando
una nueva perspectiva de la minería moderna

- Llegue a la conclusión que la minera ANTAMINA en su mayoría de impactos es de


manera positivo ya que cuenta con gestión ambiental adecuada la cual viene siendo
beneficiosa para la sociedad y el ambiente debido a esto cuenta con la certificación
ISO 14001

- Teniendo en cuenta que como todo sistema de gestión tuvo algunos impases en puntos
específicos los cuales se atribuyen como impactos negativos los cuales fueron
subsanados pero dejando un impacto de remediación lenta.

- Teniendo en cuenta la normativa peruana de efluentes mineros donde se tomó en


consideración para la elaboración del EIA del minera Antamina se viene cumpliendo
con los estándares de los limites permisibles entre otros, concluyendo que en las
diversas operaciones como son la parte de la mina, la planta concentradora, minero
ducto y puerto cumplen con la normativa peruana desarrollando el cumplimiento
normativo.

- Con el cumplimiento de esta normativa la empresa opto por una certificación


internacional de gestión ambiental donde manejan, controlan, mitigan los efluentes.

49
BIBLIOGRAFIAS
RUZA TARIO: Tratado del Medio Ambiente (Madrid, Ed Lafer).
WARNER: Análisis de Contaminantes del aire (Ed. Paraninfo).
reporte_sostenibilidad_2015_ANTAMINA
EN LA WEB SE ENCONTRO LOPS SIGUIENTES PDF:
286664278-ANTAMINA2.pdf
ANA0000607.pdf
Registro administrativo de vertimiento y reusó de aguas residuales tratadas
2009_26_08_2011PDF
6174-21493-1-PB.pdf
RP-INFORME-108-2013-MIN-ANTAMINA.pdf
http://www.antamina.com/gestion-ambiental/proyectos-de-proteccion-ambiental/medio-
ambiente-conservacion-bosque-de-quenuales-en-conchucos/
http://www.antamina.com/gestion-ambiental/proyectos-de-proteccion-ambiental/proteccion-
de-la-flora-y-fauna-local/
http://www.antamina.com/gestion-ambiental/sistema-de-gestion-ambiental-iso-
14001/gestion-de-residuos-solidos/
http://www.antamina.com/gestion-ambiental/nuestra-gestion-ambiental/gestion-del-agua/
http://www.antamina.com/gestion-social/desarrollo_sostenible-proyectos-iniciativas/
http://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/DGAAM/guias/manejoagua.pdf
http://www.minam.gob.pe/calidadambiental/wp-content/uploads/sites/22/2015/01/LMP-
Efluentes-Minero-Metalurgicos.pdf
http://www.minem.gob.pe/minem/archivos/file/DGAAM/guias/relaveminero.pdf

50