Você está na página 1de 7

Protocolo # 4

“ Dilemas éticos “

Estudiantes: Claudia Marcela Campo Yule, Luisa Fernanda Muñoz Mendez, Sergio Luilly Cabrera
Dorado.
Protocolo de la sesión del 14 de Marzo de 2018
Profesora: Guadalupe del Socorro Quevedo
Lugar: Salón 209, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales.
Temas: Eutanasia; Aborto.
Objetivo de la sesión: Ligar conceptos aprendidos en las anteriores sesiones que están relacionados
con la ética y la felicidad.

Se da inicio a la sesión realizando la lectura y posterior corrección del Protocolo # 3. La docente


recalca la importancia de la elaboración de un buen protocolo, haciendo un llamado de atención para
todos los estudiantes del curso, invitando a realizar de aquí en adelante las cosas de la mejor manera,
pues en cada trabajo que se presenta se encuentra el sello de lo que uno es. Recomienda que desde
esta sesión en adelante, tanto las exposiciones como los protocolos deben ser cada vez mejores.

Seguido de lo anterior, la profesora describe el objetivo de la sesión e introduce el concepto de


“dilemas éticos”; y explica que son situaciones en donde dos o más valores de igual magnitud se
enfrentan y hacen que se tomen decisiones. Añade también, que la posición ante la vida y la muerte
son dilemas éticos que tienen historia; sus inicios datan en el periodo grecorromano. Una vez
terminada esta explicación, tuvo lugar la primera exposición llamada “Eutanasia”, a cargo de Karen y
Carlos. Se inicia con la etimología la palabra eutanasia. Tiene su origen en dos palabras griegas: eu,
que significa bueno y thanatos, que significa muerte; pudiéndose definir como “buena muerte”, en el
sentido de una muerte apacible, sin dolores. Se dice que este es un tema controversial, que se enmarca
en un dilema ético, el cual se plantea en la base de la libertad y autonomía que tienen las personas
para tener una buena muerte debido a las complicaciones de salud que pudiera llegar a tener una
persona, ya sean de tipo físico o mental.

Se listan y definen los tipos de eutanasia que existen:


1. Eutanasia directa: Cuando la finalidad el procedimiento es acabar con la vida del paciente.
Se subdivide en dos tipos:
● Activa: Cuando se inyecta alguna sustancia que desencadena en la muerte de la
persona.
● Pasiva: Cuando se deja de administrar la medicación prescrita o se suspende un
tratamiento al paciente. Este tipo de eutanasia se lleva a cabo a una persona que, por
ejemplo, se encuentra luchando contra una enfermedad terminal durante mucho
tiempo.
2. Eutanasia indirecta: Aquella que tiene como fin aliviar el sufrimiento del paciente, con, por
ejemplo, tratamientos paliativos; tratamientos en los que se aplican sustancias como la
morfina, usada para controlar dolores físicos muy fuertes, pero que dentro de sus efectos
secundarios se encuentran el acortamiento de la vida de la persona y farmacodependencia. La
profesora aclara que este tipo de tratamientos se usan en casos de etapas terminales de cáncer
u otro tipo de enfermedades terminales, y son realizados en centros especializados en donde
se brinda tanto asistencia física como psicológica, tanto al paciente como a sus familiares.
3. Eutanasia voluntaria: Aquella en la que el paciente solicita la realización de este
procedimiento, dentro del marco de su autonomía.
4. Eutanasia no voluntaria: Cuando el paciente no puede expresar su deseo o no de que se
lleve a cabo la eutanasia.
Aquí se mencionan dos casos: El primero, en el que el paciente haya manifestado el deseo de
este procedimiento antes de estar en un estado de inconsciencia, y la familia hace efectivo este
deseo. El segundo, cuando el paciente no expresó este deseo, pero no tiene las facultades
físicas para comunicar lo que desea, y un tercero deber ser quien tome la decisión. Un ejemplo
sería el caso de un niño con enfermedad degenerativa, la cual le causa mucho sufrimiento y
ante esta situación, sus padres toman la decisión de que se aplique la eutanasia y así brindarle
una muerte rápida, sin dolor.

Ahora bien, se realizó un recuento histórico de la eutanasia por parte de los expositores, con ayuda de
intervenciones de la profesora:
● Este dilema ético y sus posturas enraizadas a favor y en contra, han existido desde los griegos.
Las prácticas eutanásicas y el suicidio por motivos altruistas eran bastantes frecuentes en los
pueblos primitivos. De los casos más representativos de estas prácticas, tuvo lugar en el siglo
IV, a.C. Fue el caso del pensador griego, Sócrates, quien fue acusado de blasfemia por
enseñarle a los jóvenes a pensar de manera crítica respecto a temas políticos. Fue sentenciado a
beber cicuta, un veneno que le causaría la muerte. Con el fin de ayudarlo, sus amigos y
seguidores idearon un plan para que se fugara; pero en un acto de valentía, Sócrates se rehusó a
huir y prefirió morir defendiendo sus ideales.
● En la Edad media, con el advenimiento del cristianismo, la concepción de ser hijos de Dios y
que sólo Él es dueño de las vidas, hace que quitarse la vida por decisión propia pase a ser
considerado como algo “malo”.
● Entre los pocos detractores de la práctica de la eutanasia, se menciona al médico y pensador
griego Hipócrates, quien se opuso a cualquier tipo de práctica que terminara la vida de una
persona, ya que lo consideraba una contrariedad para el personal que dedicaba su vida y
esfuerzos al intentar salvar vidas. Fue él quien creó el “Juramento Hipocrático”, juramento que
se usa inclusive hoy en día para el personal médico que busca resaltar las máximas de
Hipócrates, de procurar hacer el “bien” y no el “mal” en el ejercicio médico.
● En los años 1900, los eugenistas tenían el deseo de “mejorar la raza humana”, y se valieron de
las prácticas eutanásicas para intentar conseguir su objetivo; esta concepción fue adoptada por
Hitler, en 1939, cuando en su mandato se le aplicó la eutanasia a un niño ciego, deficiente
mental y con solo dos extremidades. Este acto no fue impulsado por un sentimiento de
compasión, sino que fue en un intento de purificar la raza.
● Francis Bacon postula el primer concepto Eutanasia, entendiéndose como la posibilidad que
tenían los médicos y el personal de la salud, de acelerar la muerte para pacientes o personas que
pudieran necesitarla.

Se procede entonces a mencionar algunos países en donde la eutanasia es legal, como: Holanda,
Suiza, Bélgica, Luxemburgo y en alguno estados de USA; para posteriormente definir el suicidio
asistido; como aquel en el que la persona decide acabar con su vida, con la diferencia de que se le
proporcionan los medios necesarios para suicidarse, acompañado de un asesoramiento de, por
ejemplo, dosis letales de medicamentos y hasta el suministro de los mismos.

Llegando a la contextualización en Colombia, se tiene que con la sentencia T-970 de 2014, que fue
aprobada en 2015, la práctica de la eutanasia se encuentra despenalizada; estado que se diferencia de
la legalidad, ya que en este se requieren ciertas condiciones a la hora de ser ejecutada. Ovidio
González, fue la primera persona sometida a la eutanasia en el país, quien después de 5 años de haber
luchado contra un cáncer de boca, que le generaba aparte de la desfiguración de su rostro, un dolor
intenso; decidió solicitar este procedimiento y finalmente, le fue aprobada esta petición. Para el caso
de Popayán, se hizo referencia al caso de Reinaldo Anacona, quien en estado de profunda depresión y,
solicitó que se le aplicara la eutanasia, pues la soledad que lo envolvía lo hacía desistir de sus deseos
de vivir. Su petición fue negada, pero la Corte Constitucional le exigió a la Alcaldía del municipio
realizarle asistencia psicológica y social; gracias a esta asistencia y el reencuentro con sus familiares,
se logró a hacerlo desistir de esta solicitud.

La exposición finaliza concluyendo que el tema de la eutanasia es muy controversial, el cual requiere
la comprensión del dolor, sufrimiento y la necesidad de quien quiera solicitarla; además, que si se
tiene el derecho a vivir dignamente, también se puede contemplar la posibilidad de morir dignamente
también.

Posteriormente, se da paso a la segunda exposición, a cargo de María Paula, Nicolás y Juan Camilo,
que tuvo por nombre “El aborto”. Se inició con la definición basada en la etimología de la palabra,
que proviene del latín “Aborthus”, que significa “Privación del nacimiento”. Es así que se define el
aborto como “la interrupción del desarrollo del embrión durante el embarazo, cuando aún no se ha
alcanzado la madurez fetal o capacidad suficiente para vivir fuera del útero” (Profamilia, 2017).
Luego, se habló de la historia de los anticonceptivos, mencionando que los egipcios utilizaban
estiércol de cocodrilo revuelto con leche cortada para inhibir la concepción; los griegos utilizaron una
planta con propiedades anticonceptivas llamada Silvia y los indios de Chiapas, en México, emplearon
la patata dulce salvaje, que tiene la característica de inhibir la producción de la hormona progesterona.

De igual manera que en la anterior exposición, se realizó un recuento histórico en la que se evidenció
el cambio de las posturas:
● Antigüedad: En Grecia, eran comunes prácticas como: el desangramiento, la tabla, beber
agua de herrero (con grandes concentraciones de plomo;, todas con el propósito de terminar
con la vida del feto, aun cuando éstas traían graves consecuencias para la madre, incluso hasta
la muerte. Pitágoras e Hipócrates se oponían a estas prácticas abortivas; el primero, porque
creía que desde el momento de la fecundación, el feto tenía alma, y el segundo, porque dentro
del juramento hipocrático, se le prohibía al médico atentar contra la vida del paciente. Por
otro lado, Platón estaba a favor, ya que creía que la vida humana comienza al momento del
nacer, pues relacionaba el alma cósmica con el aire. Aristóteles afirmaba que no debían nacer
hijos “defectuosos”. Así, quedaba evidenciado como antes no existían leyes que protegieran a
los neonatos, y los únicos casos en los que se prohibía el aborto, era cuando se vulnera el
derecho a tener descendencia.
● Época Medieval: En los 200, d.C., Septimio Severo y Antonino Caracalla, promulgaron la
penalización del aborto con medidas rigurosas contra las mujeres que se lo practicaban. En el
siglo IV, Aurelio Agustín sostiene que no se considera homicidio el aborto de un feto aún no
formado (se decía que a los 40 días en el vientre ya se formaba el hombre, y a los 90 días, la
mujer). En esta punto, la profesora realiza un aporte, afirmando que anteriormente, se tenía la
creencia que a los hombres les llegaba el “espíritu” de Dios a los 20 días de haber nacido, y a
las mujeres, a los 40.
● Edad Moderna y Contemporánea: En el siglo XVI, Carlos V afirma que solo cuando el feto
se mueve, más o menos en la mitad del embarazo, se dice que tiene alma. Tomás Sánchez, en
el siglo XVII, justifica una excepcionalidad abortiva, en los casos en donde la mujer haya sido
violada y no pueda desarrollarse el matrimonio. Para finales del siglo XIX, se introdujo el
término de aborto honoris causa, llevado a cabo para salvar el honor y la honra de la mujer.
En el siglo XX, la entonces Unión Soviética declaró no sancionable el aborto, lo anterior para
prevenir muertes de mujeres, que recurrían a la realización de este procedimiento en lugares
que no poseían las condiciones requeridas; en esta misma época, en Estados Unidos, el
Tribunal supremo lo despenaliza.

Al cabo de lo anterior, se brindó información acerca de la situación del aborto de algunos países. En
Canadá, Estados Unidos y en la ex Unión Soviética, el aborto es legal; en el Sudeste Asiático, está
penalizado; en Ciudad de Vaticano, Malta, Nicaragua, República Dominicana y El Salvador, el
aborto no es legal bajo ninguna circunstancia.

Después, se listaron y definieron los distintos tipos de aborto:


1. Espontáneo: Aquel en el que no hay premeditación. Atribuido a causas naturales, no siendo
voluntario ni provocado. Se presenta generalmente en las primeras semanas de embarazo.
2. Por infección o séptico: Aquel en el que se presenta una infección que afecta a la placenta o
feto, y termina con la vida de este.
3. Fallido o retenido: El feto en gestación muere de manera natural y permanece en el útero de
la mujer durante algún tiempo.
4. Inducido:Aborto provocado voluntariamente para interrumpir la gestación.
5. Terapéutico: Se realiza en casos en los que corra riesgo la vida de la madre o que el feto
presente enfermedades o malformaciones que comprometan su supervivencia.
6. Legal: El que se realiza conforme a las leyes vigentes del país.
7. Ilegal: Se lleva a cabo al margen de la ley, en la clandestinidad.
8. Precoz: Interrupción del embarazo que se produce antes de las doce semanas de gestación.
9. Tardío: Aquel que se produce después de las doce semanas de gestación.
10. Por medios mecánicos/ quirúrgicos: En este tipo, se remueve al feto a través de
procedimientos como la aspiración, el raspado o la inyección de sustancias que generan
quemaduras al feto y le provocan la muerte.
11. Farmacéutico: Se le suministra a la embarazada ciertos medicamentos para finalizar la
gestación.
12. Completo: En el que se extraen o se expulsan tanto el feto como la placenta.
13. Incompleto: Cuando partes del feto o de la placenta quedan dentro del cuerpo de la mujer
gestante.

Se continuó la exposición con la mención de los argumentos Pro-Life, en contra del aborto; los cuales
defienden que la vida humana inicia desde el momento de la concepción, manifiestan que el aborto
terapéutico en realidad no cura, que la realización de un aborto después de una violación aumenta el
dolor y la tragedia, y continúan con premisas como “el aborto no es saludable para la mujer”, “el
aborto no es una política social”, “el aborto es un negocio”, entre otras. Aquí, la docente interviene y
agrega algunas secuelas del aborto como daños en el útero y trompas de Falopio, infecciones, la mujer
puede llegar a quedar estéril, pérdida del apetito sexual, señalamiento social y excomulgación.
Haciendo referencia a los argumentos Pro-Choice, a favor del aborto, se tiene que este debe ser legal,
pues todo niño debería ser deseado, además que con su legalización, se terminarían los abortos
clandestinos y de alto riesgo de muerte para la mujer; expresan también que el aborto debería ser
legal, pues la mujer tiene derecho sobre su propio cuerpo y finalmente, que es necesario eliminar a un
niño con deficiencias pues sufriría mucho y causaría sufrimiento y gastos a los padres.
Luego, se dieron a conocer las fases ontogenéticas del ser humano, las cuales son:
1. Fecundación
2. Preembrión: Desde la fecundación hasta la anidación. (4 semanas)
3. Embrión: Desde la anidación hasta la organogénesis ( 8 semanas)
4. Feto inviable: Va desde los 2 a los 6 meses de gestación
5. Feto viable: Se considera así, después de los 6 meses.

Después, se mencionaron algunos dilemas éticos, expresados en frases como: “prevalencia del
derecho a la vida e integridad física y psíquica de la madre en caso de conflicto insoluble con igual
derecho del no nacido”, “prevalencia de la autonomía moral de la mujer por razones graves”,
“el estatuto antropológico del no nacido: un ser humano en desarrollo”.

En la etapa final de la exposición, se hizo mención acerca del estado del aborto en Colombia, el cual
se encuentra despenalizado cuando:
1. El embarazo constituya un peligro para la vida de la mujer.
2. Existan graves malformaciones en el feto que comprometan su supervivencia a largo plazo.
3. El embarazo fue producto de un acto denunciable, como violación o inseminación no
consentida.

Con respecto al contexto local, se trae a colación una situación que se presentó dentro de las
instalaciones de la facultad de Ciencias de la salud de la Universidad del Cauca, en donde en un baño
fue encontrado un feto. Finalmente, los encargados de la exposición concluyen que frente al aborto,
existen dos posturas irreconciliables, a las que se les adjudica esta característica ya que no es posible
llegar a un consenso o punto medio entre ellas.

APORTES

Cuidados Paliativos
Los cuidados paliativos hacen referencia a la rama de la medicina que se encarga de prevenir y aliviar
el sufrimiento, así como brindar una mejor calidad de vida, dentro de lo posible, a pacientes que
padecen de una enfermedad grave y que compromete su vida, tanto para su bienestar como el de su
familia. Estos se aplican a personas que se encuentran diagnosticadas con enfermedades terminales
que se encuentran fuera de un tratamiento médico, o con enfermedades muy graves en las que se
emplean tratamientos que prolongan la vida.

Los objetivos principales de estos cuidados, se presentan a continuación:


1. El manejo de los síntomas que ponen en una situación de sufrimiento al paciente y/o a sus
familiares.
2. Establecer las metas de tratamiento de acuerdo a las preferencias del paciente para con su
vida.
3. Mantener la comunicación entre el paciente, su familia o cuidadores y todo el equipo médico
involucrado en el tratamiento de su enfermedad.
4. Proporcionar apoyo psicosocial y espiritual al paciente y a sus familiares

Algunos ejemplos de las enfermedades que frecuentemente requieren de este tipo de cuidados son:
Cáncer, síndrome de inmunodeficiencia adquirida (VIH/SIDA), enfermedades del corazón avanzadas,
enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad renal crónica (Insuficiencia renal crónica
terminal), enfermedades neurológicas avanzadas o que no tienen tratamiento como la mayoría de las
demencias (como la de tipo Alzheimer).

Los principales síntomas a los que se propone tratar con los cuidados paliativos son:
● Control del dolor
● Tratamiento de la depresión.
● Manejo de la ansiedad.
● Tratamiento del delirium (un estado de confusión agudo caracterizado por mucha inatención,
incongruencia del pensamiento, alteración de la conciencia y un pensamiento desorganizado).
● Fatiga
● Disnea (falta de aire)
● Insomnio
● Náusea
● Constipación (estreñimiento)
● Diarrea.
● Anorexia (Falta de apetito)
● El lidiar con la enfermedad (aspectos referentes a cómo enfrentar la enfermedad, el
entendimiento de la misma, la explicación del paciente hacia su familia y el estrés que puede
conllevar toda la situación).
● Aspectos sociales (el impacto de los síntomas sobre el cuidado del paciente y la situación
familiar en ese momento)

Eutanasia en Colombia

A continuación, se mencionan los requisitos del derecho a morir dignamente, según la sentencia T 970
del 2014:

1.Condición médica: Es necesario determinar la naturaleza de la enfermedad (paciente terminal) y la


condición médica del solicitante con la cual se establecerá en qué momento se esperaría la muerte si la
de eutanasia no se lleva a cabo.

2.Evaluación del sufrimiento: Luego de establecer la naturaleza, se determinará si el sufrimiento es


intolerable y si hay o no perspectiva de mejora. En esta valoración se reúne la percepción del médico
tratante y la expresión del solicitante, teniendo esta última mayor prelación.

3.Inexistencia de alternativas de tratamiento o cuidado razonables: Se requiere que la condición


médica del paciente no tenga opciones de mejoría y no existan alternativas de cuidado o tratamiento
razonables. Así mismo, se debe indicar cuáles terapias médicas ha recibido (manejo del sufrimiento,
el dolor y los cuidados paliativos).

4.Persistencia en la solicitud explícita: El médico tratante valorará cuándo fue la primera vez que el
paciente expresó su solicitud y si se mantuvo en el tiempo o fue reiterada. Además, establecerá si la
solicitud es voluntaria, libre de la influencia de otras personas y complementará la evaluación con
otros medios, como conversaciones, o identificará la existencia de “voluntad anticipada” escrita o
registrada en la historia clínica.
5.Evaluación de la capacidad para decidir: Un siquiatra o sicólogo establecerá la capacidad para
tomar decisiones del solicitante y determinará si esa decisión fue bien considerada. Igualmente,
deberá establecer la afectación por trastornos mentales o la disminución de la capacidad para toma de
decisiones. Esta evaluación debe ser prioritaria y previa a la presentación al comité.

6.Segunda valoración: El comité científico interdisciplinario o quien haga sus veces es el segundo
evaluador que debe valorar los anteriores requisitos. Este comité debe ser independiente del médico
tratante, no debe haber atendido previamente al solicitante, ni tener con él relación personal o
profesional. En el caso de discordancia entre las dos valoraciones, el comité consultará con otro
profesional y reevaluará el caso.

7.Integridad de la evaluación: El médico tratante y el comité establecerán su evaluación basados en


la historia clínica, la solicitud escrita, la conversación y examen clínico presencial del solicitante y el
diálogo con otros médicos o familiares, previa autorización del solicitante.

BIBLIOGRAFÍA

● “¿Qué son los cuidados paliativos?”. Recuperado de:


http://www.innsz.mx/opencms/contenido/investigacion/comiteEtica/cuidadosPaliativos.html.
Fecha de consulta: 18 de marzo de 2018
● “¿Cuáles son los requisitos para acceder a la eutanasia en Colombia?”. Recuperado de:
https://www.opinionysalud.com/eutanasia-requisitos-colombia-eps-morir-dignamente-corte-
minsalud/. Fecha de consulta: 18 de marzo de 2018.