Você está na página 1de 2

Morbilidad, mortalidad y beneficios

Hay pocos estudios bien diseñados que hayan evaluado el impacto de la anestesia regional
sobre la mortalidad y la morbilidad, ya que la mayoría de las reseñas de Cochrane y metanálisis
se basaron en ensayos de escaso tamaño, con metodología cuestionable, y los resultados
fueron controvertidos. En cambio, se encontró que la analgesia y la anestesia regionales son
superiores al control del dolor y pueden tener algunos beneficios en la prevención de las
complicaciones respiratorias y el delirio posoperatorios.

Hay datos provenientes de las ciencias básicas y estudios con animales que indican que los
anestésicos generales volátiles y los opioides suprimen el sistema inmunitario y promueven la
migración y proliferación de las células tumorales, mientras que los anestésicos locales son
citotóxicos para las células cancerígenas in vitro. Sin embargo, las pruebas existentes de
algunos estudios retrospectivos fueron controvertidas en encontrar diferencias en la
recurrencia del cáncer y la supervivencia con la anestesia/analgesia regionales, en
comparación con la anestesia general y la analgesia tradicional basada en opioides.

Herramientas complementarias a los servicios de anestesia regional y dolor agudo

El concepto de analgesia multimodal es la base del tratamiento moderno del dolor


posoperatorio. La analgesia administrada mediante una combinación de técnicas analgésicas,
dirigida a diferentes receptores y vías del dolor en los sistemas nervioso central y periférico,
puede tener un efecto sinérgico sobre la analgesia, mientras se reducen los efectos adversos y
las dosis. Este concepto utiliza la adición de técnicas periféricas y neuroaxiales regionales,
anestésicos locales, antiinflamatorios no esteroides, agonistas alfa 2 adrenérgicos (clonidina),
antagonistas del receptor N-metil-D-aspartato (ketamina), paracetamol y adyuvantes, como
anticonvulsivos, antidepresivos y benzodiazepinas, a las técnicas analgésicas basadas en los
opioides. Además de la analgesia multimodal, las técnicas no farmacológicas ganaron
popularidad en años recientes, dado que generalmente tienen un bajo riesgo y se usan como
terapia adyuvante a las modalidades farmacológicas. La medicina complementaria y
alternativa se utiliza como terapia adyuvante a las técnicas de control del dolor estándar y se
consideran de baja toxicidad. Estas terapias no farmacológicas demostraron ser beneficiosas,
especialmente en los niños, las personas con dolor crónico y los pacientes con intolerancias
medicamentosas. Sin embargo, las intervenciones no farmacológicas mostraron resultados
contradictorios.

Tecnología

Las herramientas tecnológicas permiten a los SDA la monitorización y el tratamiento de los


pacientes, por ejemplo, mediante el uso de teléfonos celulares. Los datos pueden recolectarse
activamente o pasivamente. La recolección activa de los datos requiere el ingreso por parte del
paciente o del usuario, mientras que la recolección pasiva de los datos se produce en el
historial del teléfono móvil y se transmiten a un usuario autorizado. No obstante, pocos
estudios demostraron la viabilidad y eficacia de las aplicaciones de los teléfonos celulares para
la monitorización remota de los pacientes agudos. Además de las tecnologías móviles, el uso
de la telemedicina mostró resultados positivos con respecto al tratamiento del dolor. La
innovación más reciente es la implementación de la realidad virtual, que permite el
compromiso de los pacientes en la tecnología multisensorial y podría disminuir la percepción
del dolor. Los resultados parecen promisorios, pero se requieren ensayos con mayor rigor
científico, muestras de gran tamaño y metodología adecuada.

Conclusión

Las estrategias eficaces para el tratamiento del dolor agudo pueden mejorar los desenlaces
clínicos, aumentar la satisfacción de los pacientes y reducir los costos. Los servicios de
anestesia regional especializados en el dolor agudo demostraron ser valiosos en ese sentido.
Las terapias no farmacológicas y alternativas, al igual que la tecnología, constituyen
complementos a los tratamientos farmacológicos tradicionales utilizados con frecuencia en el
dolor agudo.