Você está na página 1de 8

Artículo original / Original article / Artigo original

La bioética y los problemas de la


constitución del sentido de lo humano*
Andrés Felipe López López**

Resumen donations of sense men give to reality. This is due to


the fact that any disrespect for life is explained by a
Este escrito pretende llevar la teoría bioética a una position that previously has depreciated, thus moving
esfera que no ha sido suficientemente analizada; towards the act in which killing is prioritized over exis-
consiste en la afirmación de que el deprecio de la tence. That is possible if Edmund Husserl´s genetic
vida humana, y de cualquier forma de vida en ge- analyses of experience are followed.
neral, es una cuestión que se resuelve no por la ar-
gumentación de sistemas éticos formales, sino por Key words: Edmund Husserl, phenomenology,
descubrir el origen de ese deprecio en las donacio- bioethics.
nes de significado dadas por el hombre a la realidad,
porque toda falta de respeto por la vida se explica en
una postura que previamente haya hecho la desva- A bioética e os problemas da
lorización, que conduce al respectivo acto en el cual constituição do sentido do humano
dar muerte se superpone a la existencia. Lo anterior
es posible, si se obedecen los análisis genéticos de Resumo
la experiencia, hechos por Edmund Husserl.
A teoria bioética é uma esfera que não foi suficien-
Palabras clave: Edmund Husserl, fenomenología, temente analisada; consiste na afirmação de que
bioética. o deprecio da vida humana, e de qualquer forma
de vida em general, é uma questão que se resolve
não pela argumentação de sistemas éticos formais,
Bioethics and the problems of senão por descobrir a origem desse deprecio nas
the constitution of the human sense doações de significado dadas pelo homem à rea-
lidade, porque toda falta de respeito pela vida se
Abstract explica numa postura que previamente tenha feito
a desvalorização, que conduz ao respectivo ato no
Bioethical theory is a field yet to be sufficiently analy- qual dar morte se sobrepõe à existência. O anterior
zed. It is the assertion that the depreciation of human é possível, se obedecem as análises genéticas da
life and that of any life form in general, is an issue experiência, fatos por Edmund Husserl.
that is not solved through the argumentation provided
by formal ethical systems, but through the process Palavras importantes: Edmund Husserl, fenome-
of discovering the origin of such depreciation in the nologia, bioética.

* El artículo presenta avances de investigación de la tesis de doctorado en Filosofía de la Universidad Pontificia Bolivariana (Medellín,
Colombia).
** Filósofo, magíster en Filosofía y candidato a doctor en Filosofía por la Universidad Pontificia Bolivariana (Medellín, Colombia). Profesor
de la Universidad de San Buenaventura, Coordinador de investigación Facultad de Educación Corporación Universitaria Minuto de
Dios y Asesor pedagógico Proyecto SIGA-Servicio de intervención y Gestión académica del Instituto Tecnológico Metropolitano de
Medellín -ITM. Estudiante investigador del Grupo “Epimeleia”.

Correspondencia: Andrés Felipe López López, email: pipelopezlopez@hotmail.com


Artículo recibido: 17/02/2014; Artículo aprobado: 03/06/2014

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 11 No. 1 - 2014 - 78•85


Fenomenología y bioética ños menores de tres años con defectos
congénitos; en 1941 se incluyó a todos los
menores de 17 años con dichos defectos
Jorge Ferrer y Juan Carlos Álvarez en su obra
y en 1943 se amplió para los niños sanos
Para fundamentar la bioética dicen que “El pri-
que fuesen judíos u otras razas no arias
mer gran filósofo en interesarse por los temas
(Estrada, 2012, p. 153).
de lo que vendría a ser la bioética fue Hans
Jonas” (Ferrer & Álvarez, 2003, p. 75), que fue
Sin embargo, debe agregarse, frente a lo dicho
un autor que desde finales de la década del se- en la cita anterior, que, aunque en el verano de
tenta del siglo pasado con la publicación de El 1942 Hitler todavía discurría en torno a echar
principio de la responsabilidad empieza la dis- a patadas a todos los judíos de Europa exilián-
cusión en torno a la relación entre vida huma- dolos a Siberia, África o Madagascar, la deno-
na, desarrollo tecnológico y ética. Aunque su minada “solución final” ya se había puesto en
relevancia como disciplina autónoma se debe, práctica antes de la invasión a Rusia en 1940,
en gran medida, al lugar que se ha ganado la y se habían instalado desde el otoño de 1941
medicina con sus avances biológicos y tera- las cámaras de gases, y antes, desde la prima-
péuticos en las sociedades modernas, los pro- vera del mismo año, Himmler ya conocía el de-
blemas que hoy son evaluados por ella no son seo inequívoco del Führer de exterminar hasta
tan recientes, porque siempre que una actitud el último judío para cuando acabara la guerra
positivista a ultranza haya llevado a cabo abu- (López, 2013, p. 142). Podría enumerarse una
sos en la investigación científica cosificando lista de casos muy amplia, pero ese no es el
la vida, es ya el origen mismo de la cuestión. objeto aquí. De estos han derivado acciones
Desde 1846, el médico húngaro Ignaz Sem- gubernamentales y privadas para impedirlos;
melweis hace importantes contribuciones en del caso nazi, por ejemplo, que se hizo públi-
medicina antiséptica, al realizar, en el Hospital co con los procesos de Nuremberg después
General de Viena, investigaciones de las que de la Guerra, derivó el Código de Nuremberg
aún hoy se debate si en este médico había o de agosto de 1946, que junto a las enmiendas
no una despreocupación ética. En una de esas y notas aclaratorias de la declaración de Hel-
investigaciones, al buscar la etiología de la fie- sinki, junio de 1964 de la Asociación Médica
bre puerperal en orden a la confirmación de su Mundial –en la asamblea 29ª de Tokio de oc-
hipótesis, busca verificar que la materia cada- tubre de 1975, en la 35ª en Venecia en 1983,
vérica causa la fiebre en cuestión; para ello de- asamblea 41ª en Hong Kong de 1989, 48ª de
sarrolla el siguiente experimento: él y un grupo Somers West, Sudáfrica en 1996, asamblea
de co-investigadores, después de desinfectar 52ª de Edimburgo del año 2000, la de 2002 en
sus manos para revisar a una paciente que pa- Washington, la de 2004 en Tokio, la de Seúl en
decía cáncer uterino ulcerado, sin volver a des- 2008 y la asamblea 64ª en Fortaleza, Brasil de
infectarse, revisaron a doce mujeres más de la octubre del 2013– han propuesto principios éti-
misma sala, de las que once murieron de la fie- cos para investigación médica en seres huma-
bre que investigaban, con lo que concluyeron nos, de la que han aparecido cuestiones como
que no es la materia cadavérica la que causa el trasplante de órganos, los embarazos inte-
la fiebre, sino la materia pútrida procedente de rrumpidos, –por los avances en genética–, la
organismos vivos. Los excesos que fueron del eugenesia positiva y negativa, la inseminación
dominio público, al menos los primeros en ser artificial, la relación médico-paciente y la clona-
más divulgados, son los del gobierno nazi que: ción, que tuvo, esta última, en el marco del uso
de células somáticas adultas, su primer éxito
[…] aprobó el 14 de julio de 1933 la ley de con el caso de la oveja Dolly en julio de 1996.
esterilización obligatoria de las personas
que sufrían defectos mentales congéni-
El neologismo relativo a la expresión Bioética,
tos, esquizofrenia, psicosis maníaco-de-
presiva, epilepsia hereditaria, alcoholismo
en el contexto médico, se sabe, fue empleado
severo, ceguera hereditaria y [la enfer- originalmente en los comienzos de la década
medad] Corea de Huntington, y en 1937 del setenta, por Van Rensselaer Potter de la
se incluye en esta ley a todos los niños Universidad de Wisconsin en Estados Unidos,
de color. En 1939 se pone en marcha el en la publicación de la obra Bioethics: Bridge
programa Aktion T.4 de eutanasia de ni- to the future y en la publicación del artículo

La bioética y los problemas de la constitución del sentido de lo humano


Bioethics: the science of survival. Este trabajo, de la vida humana y la contraria desvaloriza-
sin embargo, tendrá una orientación diferente ción que en cualquier tiempo quepa encontrar
a la estrictamente médica y técnica. Basado es el tema que resuelve los malentendidos que
en la fenomenología trascendental de Edmund rodean la actualidad. ¿Cómo es que el hom-
Husserl, se describe un estado del tema que bre vale para mí, y es ese valor, la estimación
no ha sido pensado incisivamente, ya enuncia- auténtica que a él se le debe? El ser humano
do en el título, que es el relativo a que hay un no es de modo exclusivo un organismo vivo en
hiato entre el sentido verdadero de lo humano desarrollo psicosomático hasta la muerte, sino
y el sentido equivocado que se le ha dado, que que, todavía más que lo anterior, es un sentido;
resulta en lo que el Papa polaco Karol Wojtyla por un lado, el que pertenece a la propiedad
denominó como un dramático enfrentamien- auto-vivida de cada uno, y el dado por un yo a
to entre la cultura de la vida y la cultura de la otros, y de estos al primero.
muerte (1995, N°. 21, N° 95). Una dificultad de
la teoría bioética, en este orden, es que, en La estimación auténtica consiste en poder
no pocos casos, se cae en una antinomia se- ver en los otros lo que de manera inmanente
mántica respecto del concepto de vida; así por he descubierto en mí, esto es, un sujeto ex-
ejemplo los bioéticos en la defensa de aquella perimentante, un yo funcional que frente a la
contra los peligros morales que amenazan su realidad –de la que participa por vivir en un ór-
estatuto –como la pena de muerte, la clona- gano sintiente y volitivo– tiene el derecho de
ción, el aborto, la prostitución, el acceso carnal orientarse. Husserl tematizó lo anterior como
violento, el homicidio, la esclavitud, el racismo, paradoja del desdoblamiento o paradoja de la
los métodos anticonceptivos artificiales, más el subjetividad humana desde el § 53 del primer
conjunto de problemas que se pueden enmar- tomo de sus Ideas relativas a una fenomenolo-
car dentro de la esfera de estudio ecológico gía pura (Hua III, 1993), en el segundo tomo de
y el riesgo constante que corre la comunidad este mismo título, y en su Crisis de la ciencias
global de la vida, hombres, animales, reino ve- europeas y la fenomenología trascendental,
getal y ecosistemas– corren el peligro de que donde describió al sujeto como uno que está
en la recta intención de argumentar el valor in- constituido en el mundo y que constituye pa-
alienable de la vida del hombre y de la natura ralelamente el sentido del mismo. De este se-
en un sentido muy amplio, conciban la primera gundo tomo de sus Ideas, se comprende que el
solamente desde el punto de vista orgánico, sujeto que lleva a cabo las fundaciones ontoló-
cuando ella, más que estructura biofísica, es gicas es observable como fenómeno persona-
una unidad de desarrollo inmanente y no una lista porque es hallable como mundanizado y
mera naturalización; esto lo prueba que la gran objetivado realizando actos interpersonales co-
paradoja que rodea toda tesis ética de la vida municativos y sociales, y es reconocible como
es que aquel que es el fin de la reflexión, es al ser vivo orgánico y corpóreo, como fenómeno
mismo tiempo, el que desarrolla la meditación empírico, si nos atenemos solo a ver el mundo
filosófica de la que se desprende la disciplina desde el punto de vista estrictamente natural o
en cuestión. Esto se descubre si atendemos a cósico. No superar esta última actitud, como si
Husserl en la fundación de la fenomenología ella fuera el último término de la verdad, resulta
como Filosofía primera, porque toda concien- en el desconocimiento de que todos hacemos
cia de algo, todo pensar y teoría, necesita una parte de la misma comunidad humana, y que
realización originaria que es llevada a cabo por los otros no son objetos manipulables. Del pri-
el sujeto; la totalidad de la objetividad es pro- mer fenómeno enunciado nos advertimos si se
ducto de un acto que la funda como tal. La con- estudia la actividad propia de una de las capas
creción de esas producciones es el ego tras- en las que la constitución de sentido tiene lu-
cendental que lleva a cabo las donaciones de gar, que es la actitud personalista, en la que
significado al ente, y del desarrollo de cualquier a mí mismo y a los otros identifico en una re-
poner por tema un objeto. Lo que en el mun- lación con el mundo a través de valoraciones
do los hombres encuentran como fundado –un e ideas mutuas y comunicadas, por las que, a
valor, un ser, un juicio– es de ese modo por un su vez, se explica la conformación de las co-
sujeto operante, que valora, significa y descri- munidades culturales que encierran en un solo
be. Reconociéndose lo anterior, la valoración horizonte histórico amplio a todos los que las

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 11 No. 1 - 2014 - A. F. López López - 78•85


conformamos, y que se amplía cuando entra en tensidad subjetiva que, en lo concerniente a
contacto ético con nuevos horizontes de diver- las operaciones propias de las investigaciones
sidad cultural. La dimisión de esta actitud pone que necesariamente hacen intrusiones en cual-
a la humanidad entera a un paso del abismo de quier sistema vital, ha sido una subjetividad vi-
la tragedia de la brutalidad, porque la toma de ciada por el afán positivista que cree que la
posición que tiene lugar es la de ver en el otro y ciencia se justifica a sí misma en la búsqueda
en el mundo meras cosas manipulables. del conocimiento, y se olvida de que su verda-
dera justificación radica en ser una adquisición
El reclamo que a la bioética estoy aquí esgri- humana que debería cooperar, como efectiva-
miendo es el de haber olvidado, si se la con- mente lo hace también en la actualidad, con un
cibe como reflexión filosófica, que no se pue- mundo y una sociedad mejor y no amenazada
de fundar, de una manera original y científica, por una tensión constante de guerra nuclear.
ninguna teoría sin haber cuestionado primero
fenomenológicamente todo presupuesto, sin Esto se refiere ahora, con lo expuesto hasta
haber ahondado en las experiencias que han este punto, es a la posibilidad de fundar una
llevado al sujeto contemporáneo a una cegue- bioética trascendental, o lo que es lo mismo,
ra frente a la dignidad de toda vida posible. Así una bioética de la experiencia y de la verdad
es como, por ejemplo –y véase cómo lo dicho del hombre que enseñe al sujeto, al científico,
hasta aquí con lo que sigue se justifica–, cual- que sus otros poseen el mismo derecho de li-
quier tipo de proposición ubicada en el marco bertad y de existir que el propio. Esto no se
de la preocupación ética de la vida global tiene logra sino por recuperar aquello que se he de-
que ser incontrovertible o, lo que es lo mismo, finido como anónimo y huérfano mientras no
tiene que ser anuncios de la verdad, y esta tie- sea iluminado, que es, como ya se ha indicado,
ne que ver con el sentido de la validez formal además de la meditación por la cual se irradia
de las proposiciones, y ese sentido pertenece cada objetivación como realización de un suje-
a la subjetividad. El problema es que, en cual- to particular, más la explicación de cómo se lle-
quier pensar o teorizar que no pase por el rayo va a cabo tal desarrollo, también la dilucidación
evaluador del fenomenólogo trascendental esa del grado de responsabilidad ontológica que
subjetividad permanece anónima, podría de- tiene ese acto de donación de sentido, máxime
cirse huérfana; entonces, la responsabilidad cuando se trata de personas y de toda clase de
implícita en el juicio de descripción y de valor seres vivos; o, lo que es lo mismo, por ejemplo,
hecho desde la ciencia a la vida sufre también que en las tomas de postura científicas y en
de una orfandad que bien se expresa en esa sus prácticas de intervención clínica, terapéu-
despreocupación e insensibilidad por el su- tica y experimental, hay que evaluar cuál es el
frimiento y el padecimiento de mis otros, y el compromiso adquirido, si es que efectivamen-
cansancio ecológico de la Tierra. El tema moral te existe. De este modo las operaciones de la
que rodea la ciencia hoy y sus prácticas –en ciencia, aun cuando su interés sea meramente
varias ocasiones– desmedidas, más el uso de descriptivo, estarán amparadas por el sentido
la tecnología como herramienta de muerte, es de la responsabilidad universal. De igual for-
el que consiste en lo siguiente según como lo ma, en orden a que no podemos adjudicarle
explica Guillermo Hoyos Vásquez: en creer al positivismo toda la culpa del impersonalis-
que “la pregunta por el sentido carece de senti- mo, también las operaciones antepredicativas
do, al haber perdido toda dimensión teleológica y precientíficas hallables en el mundo cotidiano
–la dimensión de los fines–, fincada en última y antes de la misma búsqueda experta, deben
instancia en la subjetividad” (2012, p. 161). ser llevadas a tomas de posición sobre sí mis-
mas para que toda las idealizaciones y teorías
Se ha de evaluar la bioética y todo acto en consecuentes sean reconsideradas, puesto
que cabe intervenir la vida general, del mismo que un error categorial clásico en el que fácil
modo como Husserl lo hizo en su tiempo en su caemos todos al filosofar es en hacer respon-
obra Lógica formal y lógica trascendental (Hua sable a la ciencia, a la técnica y a la tecnología
XVII, 2009) con la lógica formal y las ciencias, de las catástrofes antropológicas como si es-
de manera que pueda ser reconstruida toda tas fueran sujetos autónomos, y nos olvidamos
actividad científica como resultado de una in- de que son, esencialmente, construcciones del

La bioética y los problemas de la constitución del sentido de lo humano


hombre; si en esa equivocación sucumbimos mente desarrollada por Husserl por medio de
como científicos, estamos siempre pisando el la ἐποχή que, como ejercicio, permite tematizar
suelo falso de una ética sin agente, una ética el lado noético del ente, y que consiste en sus-
huérfana. Harto se ha perdido el tiempo en las traerse del mundo como una cosa más entre
discusiones acerca de la ética autónoma y la cosas y en realizar la verificación de la eviden-
heterónoma, cuando el problema es más pro- cia en el polo inmanente de esta.
fundo, se halla en la fundación de validez dada
al ser humano: ¿yo valido a mi otro, como otro Otro peso que ha sufrido la humanidad actual es
yo, o como una cosa? De esto depende que me el de creer que la noción de razón se encierra
vuelva contra él, o que lo proteja. Cuando Hus- en una definición cognitivista, y que ella tiene su
serl, por ejemplo, ha dicho que el positivismo le lugar contingente en las funciones cerebrales.
corta la cabeza a la filosofía, o que aquel es la Esto es un error. El que la razón tenga objetos
negación de la reflexión como lo advierte Jürgen indica que esta no es un objeto. Es común que
Habermas (Hoyos, 2012, p. 163), es porque se se la confunda como algo extrafísico, como un
ha primado la eficacia y eficiencia de los pro- eso inmaterial que el cerebro posee; de lo an-
ductos de la ciencia, por sobre la razón y/o la terior deriva el ejército de errores de buscarla
subjetividad que es la que los hace posibles. en un punto concreto del cuerpo del hombre,
cuando ella es la totalidad de las operaciones,
En este orden de ideas, el filósofo como funcio- la unidad que conforman los estratos pasivos y
nario de la humanidad –obedeciendo a la ex- activos de la experiencia, antecedida esta por
presión de Husserl en su Crisis de las ciencias la misma unidad. La bioética, entonces, debe
europeas (HuaVI)– es el verdadero reacciona- llevar a cabo la máxima exigencia, la de llevar
rio contra toda injusticia, es el encargado de al hombre que hace ciencia con y para la vida
desvelar y participar a todos el ser verdadero general, a la tarea de meditarse en orden a dar
de la humanidad, de guiar hacia el examen de claridad a su propia vida, entendida no como
sí por medio del análisis de la constitución de existencia contingente, sino como la unidad
sentido vivido. La experiencia originaria huma- donde están sedimentadas las posiciones que
na no es una obviedad como nos lo han hecho previamente ha tomado, relativas a lo humano
creer; si pensamos, por ejemplo, en las idea- y la natura, porque no hay región de la realidad
lizaciones introducidas por Dmitri Ivánovich a la que no aplique el siguiente principio: que es
Mendeléiev con la tabla periódica, en Carl von “constituida trascendentalmente […] esta afir-
Linneo y sus avances en historia natural y en mación no pretende otra cosa que ser la simpe
la morfología, en Albert Einstein en su teoría lectura fiel de lo que aporta el único lugar al que
especial y general de la relatividad de 1905 y todos hemos de acudir para enterarnos de qué
1915, respectivamente, o en las hechas por quieren decir las palabras cosa, mundo y reali-
Benoit Mandelbrot a través de la geometría de dad” (García-Baró, 1998, p. 45).
los objetos fractales, vemos que son fórmu-
las descriptivas de la physis que han amplia- Contrario a lo que piensa el denominado pen-
do diametralmente la esfera de conocimiento, samiento posmoderno, de la defensa de la
pero no se encuentra en ellas explicado cómo razón depende la supervivencia de toda vida
es que tales objetivaciones generales han sido, concebible. Porque en ella se funda y de ella
mucho más que mero psiquismo animal, con- dependen las responsabilidades de las po-
secuciones intencionales, triunfos del espíritu siciones que se toman frente al mundo, las
humano, cómo es que hemos conseguido esos posiciones teóricas, prácticas y axiológicas.
índices relativos a la verdad, explicados por Frente a ese malentendido categorial acerca
Husserl en la unidad que forman la intencio- de la razón, a mi modo de ver, debe seguirse
nalidad, la temporalidad, la intersubjetividad, la a Husserl en la dirección de la fundación de
corporalidad, la cotidianidad y la comunicación la Ciencia primera, en la que se re-crea la no-
adecuada de las experiencias. ción de razón por medio del redescubrimiento
de sus dimensiones ética, práctica, afectiva y
La superación de la actitud en la que no puedo estimativa –además de la objetivante–. Solo se
sino ver un mundo que es válido por sí mismo, es un humano auténtico y un filósofo original, si
y no relativo a la conciencia, ha sido amplia- la razón se convierte en la autoexigencia más

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 11 No. 1 - 2014 - A. F. López López - 78•85


alta, en el valor asintótico, en tanto que por su Desde lo expuesto hasta este punto, podemos
ejercicio, la vida se orienta a fines prácticos, estar de acuerdo con Husserl en la idea según
teóricos e intersubjetivos. Ese trabajo de in- la cual la crisis de la que puede hablarse en la
teriorización es, en esencia, una labor crítica, cultura contemporánea es la que consiste en
que reivindica el carácter del ser verdadero de una pérdida del sentido originario; y aunque
la vida humana: ser vida intencional; el mundo hablar de crisis puede encontrar contradictores
así y todo lo que en el cae con el carácter de que piensen ello como una exageración porque
ser tiene sentido general siempre determinado las sociedades europeas, norteamericana y
por un acto de vivir, de efectuar la experiencia asiática gozan de un cierto ambiente de bien-
llevada a cabo por un ser viviente, que es igual estar económico, ese estado de prosperidad se
a decir que la configuración del mundo objeti- ve amenazado por un sistemático abandono de
vo es un fenómeno de su propiedad; en lo que las esferas más amplias de la existencia, pues-
respecta a lo anterior, Edmund Husserl escribió to que el éxito que pueda alcanzar el hombre
que la búsqueda de la evidencia más honda, no se mide solamente en términos de ingreso y
es un re-vivir: lujo, sino más que nada, en términos de plenifi-
cación de todas las potencias y las posibilidades
Es una eliminación de todo aquello que en en tanto que ser persona. La crisis de la que
el mundo de nuestra experiencia actual hablo aquí se refiere al declive de la fuerza que
existe ya de sedimentaciones de sentido; debería impulsar la cultura (Husserl, 2002). Esa
es un remontarse de estas sedimentacio-
fuerza es la fe en la razón práctica, en la razón
nes de sentido a la pregunta por las fuen-
tes subjetivas de las cuales han emanado
teórica y en la valorativa. Si se atiende cuida-
y, con ello, a una subjetividad operante, dosamente a Husserl en sus artículos para la
que no es la del sujeto que, al reflexionar, revista japonesa The kaizo (2002), a la intencio-
psicológicamente se encuentra, […] frente nalidad se añade, además de las capas descu-
a este mundo ya hecho y terminado. Se biertas con anterioridad en las que se explican
trata, por el contrario, de aquella subjeti- las consideraciones natural, psicológica, perso-
vidad por cuyas operaciones de sentido nalista y trascendental sobre el mundo, la con-
el mundo, tal como nos es pre-dado, es sideración de la conciencia como entramado de
decir, nuestro mundo, ha llegado a ser lo
subjetividad, formado por fuerzas que son, por
que ahora es para nosotros: a saber, ya
no un mundo puro de experiencia origina-
ejemplo, energías pulsionales, instintivas, voliti-
ria, sino un mundo con el sentido de mun- vas, habituales y quinestésicas. Husserl ilumina
do determinado y determinable con exac- el camino para que pueda ser descrita la instan-
titud, en que todos los entes individuales cia pasiva de la experiencia, en la que el sujeto
nos son dados de antemano y en forma todavía no ha tomado postura frente a lo vivido.
sobreentendida como entes en principio Al abandono de la razón general es a la que me
determinables con los métodos de la cien- refiero como causa de una crisis, cuando ha
cia exacta y que, al menos en principio, prevalecido exclusivamente su forma científica
son en sí en el sentido que deriva origina-
como único modo de darse; bajo esa tesis, no
riamente de la idealización de las ciencias
naturales físico matemáticas […] Con ello
es solamente la vida la que sufre excesos, sino
repetimos toda la historia ya sucedida de que es también la ciencia la que se convierte
operaciones subjetivas, pero que antes en objeto de manipulación por parte de poderes
estaban ocultas y que ahora, al re-efec- que la usan para producir sus herramientas de
tuarlas, devinieron operaciones patentes poder y de imposición de condiciones; cuando
entendidas como tales (1980, p. 51-52)*. la ciencia se sale de su verdadera dimensión,

* “Es ist ein Abbau all dessen, was an Sinnesniederschlägen bereits vorliegt in der Welt unserer gegenwärtigen Erfahrung, ein Zurückfragen
von diesen Sinnesniederschlägen auf die subjektiven Quellen, aus denen sie geworden sind, und damit auf eine leistende Subjektivität,
die nicht diejenige des Subjektes ist, das psychologisch sich besinnend sich bereits dieser fertig gewordenen Welt gegenübersieht. Es
ist vielmehr diejenige Subjektivität, durch deren Sinnesleistungen die Welt, wie sie uns vorgegeben ist, unsere Welt, zu dem geworden
ist, was sie für uns ist: nämlich nicht mehr eine reine Welt ursprünglicher Erfahrung sondern Welt mit dem Sinne der an sich exakt
bestimmten und bestimmbaren Welt, in der alles einzelne Seiende von vornherein und selbstverständlich uns gegeben ist als nach
Methoden exakter Wissenschaft prinzipell bestimmbar und wenigstens prizipiell als an sich seiend in dem Sinne, der ursprünglich aus
der Idealisierung der mathematisch-physikalischen Naturwissenschaft stammt […] Damit wiederholen wir die ganze bereits geschehene
Geschichte subjektiver Leistungen, die vordem aber verborgen waren und nun im Nachvollzug zu patenten, zu als solchen verstandenen
Leistungen geworden sind” (Husserl, 1972, p. 47-48)

La bioética y los problemas de la constitución del sentido de lo humano


que es ser junto a la literatura, el arte, la historia Renovación es la exigencia del mundo actual,
y toda producción del espíritu, una de las formas la de volver a las fuentes en las que el sentido
en las que los hombres persiguen sus ideales, de lo vivido ha sido constituido, para reconstruir
se convierte en herramienta de los agentes del todo sentido mal orientado y ampliar a mayores
mal. La teleología de esos ideales es la belle- horizontes de comprensión los bien orientados.
za; la belleza que no consiste en tener que vivir Renovación es la salida a la crisis. Renova-
el hombre contento con lo que le toca de una ción de la razón llevada a cabo por medio de
sociedad economicista que busca en el lucro fi- la retrospección a las fuentes más oscuras de
nanciero el último fin de la existencia y que no las donaciones de significado, porque el sica-
produce sino desigualdades de estados de vivir, rio que dispara y cobra un salario, el que pone
sino con ser pleno en lo concerniente a la gran- una bomba, el que conduce su automóvil ebrio,
deza del deber ser de la humanidad, que es esto el médico que no salva vidas sino que impone
mismo: ser verdaderamente una comunidad hu- condiciones de muerte, el empresario que se
mana fundada en la ética supranacional de la enriquece con la pobreza de otros, el que de-
bondad y la responsabilidad, personalidades de clara una invasión a un país, el agente del tota-
orden superior, y no una suma de individuos, litarismo, es un sujeto que con anterioridad tuvo
extraños unos de otros. La fe en la razón se en- que haber tomado una postura frente al otro, y
tiende también, siguiendo en ello a Husserl, en esa postura no es sino interesada, pulsional,
despertar a la vida de conciencia, o lo que es lo tendenciosa, instintiva, y no racional. Hay que
mismo, en despertar la conciencia, como se ha hacer ganar al hombre claridad sobre sí mismo,
dicho, en todas sus dimensiones, a las que pue- para que el mundo no sea una esfera difusa.
do aquí poner su particular correspondencia así:
a la teórica el valor supremo de la verdad, a la Las capacidades prácticas del hombre verifica-
dimensión práctica el valor supremo de la liber- das en las preocupaciones éticas que son ras-
tad y a la dimensión valorativa el valor supremo treables desde el mismo origen de la Filosofía,
de la belleza. De esto depende que la dignidad por ejemplo desde Sócrates, ya son un testimo-
humana jamás sea nuevamente profanada con nio de que él no puede nunca conformarse con
condenas a la exterminación total, de las que fines efímeros, sino que busca hacerse i-límite
no se tiene ejemplo solamente por las prácticas con fines de vida personales e intersubjetivos,
nazis, sino por las actuales reservas de armas en los que se ven incluidos unitariamente,
de destrucción masiva, de industrialización de como lo entiendo del profesor Roberto Walton
ametralladoras, y de negación de las posibilida- en su artículo Imperativo categórico y Kairós
des implícitas en el desarrollo de todo hombre en la ética de Husserl (2003, p. 8), el horizonte
sobre la tierra por medio de modelos inequitati- vital personal y el intersubjetivo. Ese imperati-
vos. La batalla actual del filósofo, entonces, es vo tiene la forma de realizar lo mejor posible,
contra los agentes de la desesperanza, es la de como fuerza regulativa de todas las activida-
asegurar que la humanidad tenga, en el sentido des personales, porque en todas mis acciones,
cosmológico, un futuro en el que pueda caber incluso las más íntimas, los otros tienen que
su presente próximo y lejano. ver. En este orden de ideas, la comunidad más
auténtica jamás fundada es la que concierne
Si perdemos la fe en la razón es porque no se a la comunidad del amor, en la que el uno y
la ha entendido en su significado puro, del que el otro, y el tercero, se reconocen como igua-
creo, Husserl ofrece la mejor referencia, enten- les: “si tengo el carácter de un sujeto absoluto,
diendo por ella el elemento específico que hace debo asignar al otro esta misma dignidad en
al hombre, hombre; no se puede identificar en una actitud que no puede ser meramente teóri-
la noción de razón de Husserl una coherencia ca sino que tiene que reflejarse en los ámbitos
con los presupuestos modernos, para los que de la valoración, el sentimiento y la voluntad”
ella está dirigida al dominio de la physis por (Walton, 2003, p. 11).
la objetivación y la matematización. Es, más
bien, la capacidad de orientar la vida a funcio- El imperativo categórico formulado por Husserl
nes asintóticas de responsabilidad, autonomía elimina la idea del cumplimiento por el respeto
y reflexión. Es la que hace posible dar cuenta a la ley, elimina incluso la idea de cumplimien-
de estar en el mundo experimentándolo. to, porque como regulación que viene desde

REVISTA LASALLISTA DE INVESTIGACIÓN - Vol. 11 No. 1 - 2014 - A. F. López López - 78•85


adentro por una conciencia ética realizada ple- • Husserl, E. (1972). Erfharung und Urteil. Un-
namente, independiza el respeto que al hom- tersuchungen zur Genealogie der Logik. Ham-
bre se debe de la ley, en tanto que se lo valora burg: Felix Meiner Verlag.
no por una exigencia formal, sino por una exi- • Husserl, E. (1974). Formale und transzenden-
gencia de ser auténtico el hombre con su vida tale Logik. Versucheiner Kritik der logischen
racional. Esta es la verdadera ética sin fronte- Vernunft [Hua XVII]. La Haya, Países Bajos:
ras, “Husserl caracteriza el amor ético median- Martinus Nijhoff.
te la fórmula de Dostoievski con la que Levinas • Husserl, E. (1976). Ideen zu einer reinen Phä-
condensa reiteradamente su ética, esto es, nomenologie und Phänomenologischen Phi-
la afirmación de que cada uno es culpable y losophie. Erstes Buch: Allgemeine Einführung
responsable, y más que los otros por toda la in die reine Phänomenologie [HuaIII/1]. Den
humanidad y por cada hombre individual” (Wal- Haag: MartinusNijhoff.
ton, 2003, p. 13). • Husserl, E. (1980). Experiencia y Juicio, inves-
tigaciones acerca de la genealogía de la lógica.
México D.F.: UNAM,
Referencias bibliográficas • Husserl, E. (1991). La crisis de las ciencias eu-
ropeas y la fenomenología trascendental. Bar-
• Estrada, R. (2012). La problemática de la racio- celona: Critica.
nalidad y la bioética. Nóesis. Revista de Cien-
cias Sociales y Humanidades, 21 (42), 145-180. • Husserl, E. (1993). Ideas relativas a una feno-
menología pura y una filosofía fenomenológica.
• Ferrer, J. & Álvarez, J. (2003). Para fundamen- México D. F.: Fondo de Cultura Económica.
tar la bioética. Teorías y paradigmas teóricos en
la bioética contemporánea. Madrid: Universidad • Husserl, E. (1997). Ideas relativas a una feno-
Pontificia Comillas y Editorial Desclée Da Brou- menología pura y una filosofía fenomenológica.
wer. Libro segundo: Investigaciones fenomenológi-
cas sobre la constitución. México: UNAM.
• García-Baró, M. (1998). Introducción a los pro-
blemas que afectan la noción fenomenológica • Husserl, E. (2009). Lógica formal y lógica tras-
de la vida. En Ma Luz Pintos Peñaranda y José cendental. México: UNAM.
Luis González López (Eds.). Fenomenología • Husserl, E. (1996). Técnica, Medicina y ética.
y ciencia humanas: (pp. 43-59). Santiago de Barcelona: Paidós Ibérica.
Compostela: Universidad de Santiago de Com-
postela. • Jonas, Hans. (1995). El Principio de Responsa-
bilidad: ensayo de una ética para la civilización
• Hoyos V., G. (2012). Investigaciones fenomeno- tecnológica. Barcelona: Herder.
lógicas. Bogotá: Siglo del hombre editores.
• Juan Pablo II. (1995). Carta Encíclica Evange-
• Husserl, E. (1952). Ideen zu einer reinen Phä- lium Vitae sobre el valor y el carácter inviolable
nomenologie und phänomenologischen Phi- de la vida humana. Ciudad del Vaticano: Libre-
losophie. Zweites Buch: Phänomenologische ría Editrice Vaticana.
Untersuchungenzur Konstitution [Hua IV]. La
Haya: Martinus Nijhoff. • López, A. (2013). Karol Wojtyla: el surgimien-
to de una vocación a indagar por la verdad del
• Husserl, E. (1954). Die Krisis der europaischen
hombre. Revista Perseitas, 1 (1), 136-156.
Wissenschaften und die transzendentale Phä-
nomenologie. Eine Einleitung in die phänome- • Walton, R. (2003). Imperativo categórico y Kai-
nologische Philosophie[Hua VI].La Haya, Paí- rós en la ética de Husserl. Revista Tópicos, 11,
ses Bajos: Martinus Nijhoff. 5-21.

La bioética y los problemas de la constitución del sentido de lo humano