Você está na página 1de 3

2.1 Estrés.

García, Gelpi, Romero (2009), describe el estrés como una tensión provocada por situaciones
agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves. El
estrés laboral es un estado de tensión física y psicológica que se produce en el momento de existir
un desequilibrio entre las demandas planteadas por la organización del trabajo y el medio laboral,
y los recursos de los trabajadores para hacerles frente o controlarlas. Existen varios aspectos de la
definición científica acerca del estrés laboral, que es importante tener en cuenta para lograr
alcanzar una adecuada comprensión del mismo. El estrés tiene un componente situacional. En
primer lugar, se señala que el estrés laboral tiene un carácter situacional. Es decir, este nivel
depende de las condiciones de trabajo. Ellas redundan en escalas distintas de estrés.

2.1.1 Etiología del Estrés

Robbins (2004) menciona que existen dos categorías causantes potenciales de estrés, ambientales
y organizacionales.

 Factores ambientales: Se conoce que el ambiente en donde se desenvuelven los


colaboradores es fundamental para la estructura de la organización, tendrá así una gran
influencia en el estrés. En el momento de haber cambios económicos, esto puede crear
una inestabilidad en el trabajador. Esto afecta significativamente el acoplamiento laboral y
se ve como una amenaza preocupante para el colaborador, ya que si se toca la economía o
la estabilidad laboral seguramente se verá afectado y definitivamente las causas de estrés
se elevaran por no saber qué pasará con él en la empresa. Los cambios en las políticas
también son un factor ambiental significativo, donde se tiene en cuenta las leyes que
amparan a los trabajadores pueden cambiar, o si se trabaja en una institución
gubernamental seguramente los cambios generados pueden perjudicar su estabilidad
laboral. Por último se señala las innovaciones tecnológicas, mayor aun si se tiene ya un
buen tiempo con un mismo sistema y se siente la amenaza sí se desconocen nuevas
estrategias.
 Factores organizacionales: Existe en el momento de una exigencia de la empresa puede
ser seria y basarse en el cumplimiento de tareas e incluso las metas que se fijan en
determinados periodos de tiempo, esto causa un estrés significativo en el empleado
porque si no se realiza lo requerido corre el riesgo de abandonar la organización por no
cumplir con los parámetros designados. También se menciona el trabajo en equipo el cual
puede perjudicar, lo jefes inmediatos o el liderazgo ejercido sobre alguien más
seguramente afecta la forma de llevar una estabilidad en el trabajo. El liderazgo
organizacional representa el estilo gerencial de los altos ejecutivos de la organización.
Algunos directores generales crean una cultura caracterizada por tensión, miedo y
ansiedad. Ejercen presiones poco realistas para desempeñar el trabajo en plazos breves,
imponen unos controles demasiado rígidos y despiden por rutina a los empleados que no
dan el ancho.

2.1.2 Sintomatología

Cano (2002), describe los síntomas de ansiedad más frecuentes son:


 A nivel cognitivo-subjetivo: Preocupación, temor, inseguridad, dificultad para decidir,
miedo, pensamientos negativos sobre uno mismo, pensamientos negativos sobre nuestra
actuación ante los otros, temor a que se den cuenta de nuestras dificultades temor a la
pérdida del control, dificultades para pensar, estudiar, o concentrarse, etc.
 A nivel fisiológico: Sudoración, tensión muscular, palpitaciones, taquicardia, temblor,
molestias en el estómago, otras molestias gástricas, dificultades respiratorias, sequedad
de boca, dificultades para tragar, dolores de cabeza, mareo, náuseas, tiritar, etc.
 A nivel motor u observable: Evitación de situaciones temidas, fumar, comer o beber en
exceso, intranquilidad motora (movimientos repetitivos, rascarse, tocarse, etc.), ir de un
lado para otro sin una finalidad concreta, tartamudear, llorar, quedarse paralizado, etc. El
estrés, además de producir ansiedad, puede producir enfado o ira, irritabilidad, tristeza-
depresión, y otras reacciones emocionales, que también podemos reconocer.

2.1.3 Tipos de estrés

Solas (2005), describe dos tipos de agentes estresores: El distrés y El Eutrés.

 El distrés (estrés negativo) ocasiona un exceso de esfuerzo en relación a la carga. Va


acompañado siempre de un desorden fisiológico, psicológico o emocional y conductual, en
el cual hay mantenimiento de la tensión, los músculos y órganos envían señales al cerebro
de incomodidad y fastidio; hay falta de confianza, inseguridad y tensión mental. El
resultado es el miedo al fracaso (tensión) la salud empeora y el rendimiento disminuye.

 El Eutrés (estrés positivo): representa aquel estrés donde el individuo interacciona con su
estresor pero mantiene su mente abierta y creativa. La persona se manifiesta con placer,
alegría, bienestar y equilibrio. Es un estado en el cual se potencia el mejoramiento del
nivel de conocimiento, de las ejecuciones cognitivas que provee la motivación.

2.1.4Estrés Académico

Zamora (2008), detalla el estrés académico como un fenómeno que tiene como finalidad poder
adaptar al organismo ante algunos hechos que ocurren durante la vida académica, las cuales
puede actuar en un estudiante universitario en formas positivas o negativas.

 Positivamente: cuando este permite cumplir una actividad con mayor expectativa y de
mejor manera, no permitiendo cansarse con fácilmente y dando mayor capacidad de
concentración (también llamado modo de alarma).
 Negativamente: cuando no permite expresar de manera adecuada o en la manera que nos
preparamos para ejecutar una actividad. Cuando un alumno sostiene mucho tiempo el
modo de alarma como cansancio excesivo, lo cual se representa a veces como dolor de
cabeza, problemas gástricos, alteraciones de sueño, problemas para concentrarse o tomar
atención, cambio de humor, entre otros.

2.1.5 Consecuencias del estrés


Robbins (2005) menciona que el estrés se manifiesta de varias maneras. Estos aspectos se
resumen en tres categorías, síntomas fisiológicos, psicológicos y conductuales.

 Síntomas fisiológicos: La mayor parte del interés anterior es cuando el estrés se dirige a la
salud del individuo. La razón se debe básicamente al hecho cuando los especialistas en
ciencias médicas abordaban la materia. Sus investigaciones concluyeron en que el estrés
podría producir cambios en el metabolismo, aceleraba el ritmo cardiorrespiratorio,
aumentaba la tensión arterial, provocaba jaquecas e inducia ataques al corazón. No está
claro cuál es el vínculo entre el estrés y síntomas fisiológicos particulares. Hay pocas
relaciones constantes, lo que se atribuye a la complejidad de los síntomas y la dificultad de
medirlos objetivamente. Pero, es de la mayor relevancia el hecho cuando los síntomas
fisiológicos tienen la menor pertinencia para los estudiantes del comportamiento
organizacional.
 Síntomas psicológicos: Uno de los síntomas significativos del estrés es la insatisfacción, por
ende sí existe estrés laboral este causa poco interés en el trabajo y en el estudio, por lo
tanto esta respuesta es la más evidente en el momento de existir estrés, cuando el
empleado ya no está satisfecho con lo que realiza y por ende reduce su desempeño en la
empresa como en los estudios universitarios, y se ve afectada donde causa así tensión,
ansiedad, irritabilidad, aburrimiento y demoras de parte del trabajador.
 Síntomas conductuales: Sí existe estrés se verá reflejado en las conductas presentadas por
el individuo, estas pueden ser los cambios en la productividad, ya que antes de verse
afectado por esta situación su desempeño era mayor y ahora disminuye por no sentirse
capaz de realizarlo. También su alimentación es inadecuada, incluso inicia con algunas
adicciones las cuales no eran presentes, y lo más importante de señalar en este tema son
las consecuencias surgidas por estas conductas tanto en las empresa como en los centros
de estudio.

2.1.6 Abordaje Terapéutico

Balcarce (2008), expone el manejo del estrés de la siguiente manera:

 Desarrollar una actitud mental positiva.


 Examinar los hábitos personales ¿realmente se propone a descansar los fines de semana?
¿deja suficiente tiempo para levantarse y desayunar tranquilamente todos los días?, ¿es
adecuada su alimentación?, etc.
 Realizar ejercicios físicos.
 Realizar actividades recreativas (bailar, dibujar, pintar, tocar un instrumento musical,
jardinería, etc.) 5. Desempeñar actividades sociales. Siempre que no se vuelvan una rutina
o compromisos forzosos que agotan en vez de relajar.
 Practicar actividades de relajación como yoga, meditación, relajación muscular, etc.
 Responsabilizarse por la propia vida: cada uno es responsable de los pensamientos,de lo
que hace, lo que siente y lo que decide, y de las consecuencias.
 Recolectar evidencia de los indicadores de estrés laboral.
 La retroalimentación y la participación del trabajador es esencial en todas las fases del
proceso de manejo de estrés. Nadie conoce mejor su trabajo mejor que el trabajador