Você está na página 1de 5

Introducción

La lengua es propiedad de toda la comunidad de hablantes. Estos son quienes le dan forma y
contenido. El uso dependerá de múltiples factores: culturales, sociales, ideológicos, estético,
etc. Ello nos permite entender por qué un gran intelectual de pronto habla con extrema
sencillez y familiaridad. Simplemente se está adecuando a determinado contexto o situación. Y
de acuerdo a ello, definimos tres tipos de registros:

REGISTRO CULTO (Lengua Formal): es aquel que emplea palabras y expresiones precisas y
cuidadas

REGISTRO COLOQUIAL (Lengua informal): no sigue las reglas de la lengua con precisión; más
bien, se basa en la espontaneidad, suele caer en las reiteraciones, las omisiones y, a veces, en
el uso de algunas palabras en jerga

RESGISTRO MARGINAL: Este no distingue entre situaciones de comunicación formal e informal.


Emplea un escaso léxico y se centra en la interacción comunicativa

El presente trabajo se realizó a través de una encuesta con la finalidad de determinar el nivel
de habla que tengan las personas que se sometieron a esto, a bases de preguntas sobre
conocimiento y filosóficas, así poder determinar si se encuentra en unos de estos tres
registros o niveles antes nombrados por las características que presenta en su habla y su
manera de contestar ya sea de manera espontánea, con uso de movimientos, con modismo,
etc.
Análisis descriptivo de las características de los hablantes
Hablante nivel marginal: Una persona que habla de forma vulgar es aquella que no ha
podido recibir una buena educación o ha tenido un pobre acceso a la cultura. No habla ni
escribe correctamente. Su vocabulario es pobre, no conoce muchos sinónimos. Utiliza
expresiones muy vulgares (“nojotros”, ”oe”,etc.”) Palabras mal escritas y con faltas de
ortografía. La información del mensaje esta de forma desorganizada. No se adapta a la
situación comunicativa. Utiliza ese lenguaje vulgar en todos los contextos ya sean entrevista de
trabajo, escritura de exámenes y ensayos, etc.

Hablante de nivel coloquial: es el que usa la mayor parte de la comunidad de los hablantes. Es
espontaneo y natural, sin buscar palabras rebuscadas ni usar jergas específicas. Aunque a
veces se producen en algunos errores, suele ser bastante correcto. Con nuestra familia
usualmente usamos este habla, empleando expresiones cariñosas, diminutivas y aumentativas
( “¡Qué cosa más bonita!”). a veces, se descuida la pronunciación

Hablante de nivel culto: Es el que emplean las personas que han recibido una educación
completa y se cultivan. Presenta una buena riqueza de vocabulario que ha ido aprendiendo
gracias a las lecturas, charlas, estudios, etc. Pronuncia correctamente y construye las frases
correctamente a nivel sintáctico. Utiliza palabras cultas procedentes del tema o ámbito sobre
el que esté hablando o escribiendo. Demuestra que tiene un dominio aceptable de las jergas y
del vocabulario asociado a un tema
Análisis descriptivos de las características específicas de los hablantes
Analisis del grafico
Conclusión y resultados