Você está na página 1de 4

ALUMNA: LILI IRENE MORALES ELIAS

ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA DIVERSIDAD E


INTERCULTURALIDAD.

Hablar de interculturalidad es, sacar a la luz muchos de los conflictos que existen
en nuestras sociedades, es aceptar que hay diferentes culturas y que no todas
tienen el mismo reconocimiento y poder, (Jurjo Torres) este reconocimiento de
la diversidad obliga a cuestionar las desigualdades y todo tipo de consecuencias
que ellas traen (pobreza, discriminación, racismo, xenofobia, etc.). Encontramos
aquí otra poderosa razón para la interculturalidad, contribuir a cuestionar las
situaciones estructurales y las condiciones que permiten que haya dominación
de unas culturas sobre otras, de determinados colectivos humanos sobre otros,
etiquetados como diferentes e inferiores.

La igualdad o desigualdad entre los seres humanos no tiene nada que ver con
la biología sino con preceptos éticos, algo que una sociedad puede otorgar o
quitar a sus miembros (Dobzhansky). La diversidad observable es un producto
genético, un conjunto de diferencias genéticas y ambientales mientras que la
desigualdad es un producto cultural, una construcción social. Estas son las
razones para trabajar la interculturalidad en países como el nuestro.

Pero, ¿a qué nos referimos cuando decimos interculturalidad? El termino


interculturalidad alude al encuentro entre (inter) culturas, lo cual nos lleva en
primer lugar a una necesaria aproximación (porque asumimos la dificultad de
definirla) a lo que entendemos por cultura. La cultura está presente en el conjunto
de formas o modos particulares de expresar la vivencia del mundo y de la vida,
en la cerámica, el teatro, la danza, la música, pero no sólo como producción
tangible sino como el conjunto de formas y modos adquiridos de concebir el
mundo, de pensar, de hablar, de expresarse, percibir, comportarse, organizarse
socialmente, comunicarse, sentir y valorarse uno mismo en cuanto individuo y
en cuando a grupo. (Heise, Tubino y Ardito). En esta perspectiva cada uno de
nosotros hacemos cultura y somos portadores de cultura.

IDENTIDAD.

Es el lugar de las “pertenencias” del individuo. El objetivo en ese campo es lograr


que los educandos asuman con libertad sus pertenencias y tradiciones
valorándolas, y sean capaces de establecer entre ellas un vínculo fecundo e
innovador.

CONVIVENCIA.

Es el ámbito de la interacción con el otro, del “vivir juntos”, de los derechos de la


exigibilidad; es el ámbito en el que se construye una “ciudadanía intercultural”.
El desafío de una educación intercultural en ese campo es lograr que los
educandos generen una ética de la reciprocidad, en los diversos circuitos en los
que interactúan.
CONOCIMIENTO.

Es el ámbito del conocimiento del mundo referencial. Hay diferentes formas de


percibir el mundo, de conceptualizarlo y representarlo. El desafío de una
educación intercultural en ese campo es romper la lógica de una sola fuente y
forma de conocimiento.

La interculturalidad supone la búsqueda de relaciones positivas entre personas


de diferentes culturas, ello supone el encuentro de un YO (nosotros) con un
OTRO (los otros), para que este encuentro se lleve a cabo en el marco de
relaciones positivas se ha tenido que trabajar en lo que Xavier Albo llama “los
dos polos necesarios” la identidad (desde el yo) y el reconocimiento del otro
(alteridad). Mi identidad se define por los compromisos e identificaciones que
proporcionan el marco u horizonte dentro del cual yo intento determinar, lo que
es bueno, valioso, lo que se debe hacer, lo que apruebo o a lo que me opongo.
En otras palabras, es el horizonte dentro del cual puedo adoptar una postura.
(Taylor, Charles). Lo que entendemos por “identidad”, se trata de “quien” somos
y “de dónde venimos”, constituye el trasfondo en el que nuestros gustos y
deseos, opiniones y aspiraciones, cobran sentido.

PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS EN LA EDUCACIÓN INTERCULTURAL.

Por educación intercultural debemos entender la educación de todos para


convivir dentro de una sociedad multicultural. “La educación intercultural es,
pues, un concepto construido sobre ideales filosóficos de libertad, justicia,
igualdad y dignidad humana que deben estar contenidos en los documentos
institucionales que rigen la vida de un centro. Igualmente, es un proceso
educativo que comprende todos los aspectos relativos al currículum. Así
entendida, la educación intercultural deberá ayudar a todos los alumnos a
desarrollar autoconceptos positivos y a descubrir quienes son en tanto sí mismos
y en términos de los diferentes miembros del grupo, ofreciendo conocimiento
sobre la historia, la cultura y las contribuciones de los diversos grupos a través
del estudio de las diferencias en el desarrollo, la historia, la política y la cultura
que los caracterizan” (Arnaiz, 1999).

Condiciones sociales que requiere la educación intercultural


Teniendo en cuenta las funciones sociales de la educación, que se debaten entre
dos posiciones: el cambio social y la transmisión de las pautas sociales, la
educación intercultural requiere de unas condiciones mínimas en la sociedad:

Reconocimiento explícito del derecho a la diferencia cultural.


Reconocimiento de las diversas culturas.
Relaciones e intercambios entre individuos, grupos e instituciones de varias
culturas.
Constitución de lenguajes comunes y normas compartidas que permitan
intercambios.
Establecimiento de fronteras entre códigos y normas comunes y específicas
mediante negociación.
Los grupos minoritarios necesitan adquirir los medios técnicos propios de la
comunicación y negociación (lengua escrita, medios de difusión, asociación,
reivindicaciones ante tribunales, manifestaciones públicas, participación en foros
políticos…) para poder afirmarse como grupos culturales y resistentes a la
asimilación. Y, por su parte, pretende conseguir en todos los alumnos de todos
los centros, a través de cualquier área y ámbito curricular, una sólida
competencia cultural, o lo que es lo mismo, toda una serie de actitudes y
habilidades que les capaciten para saber estar, convivir y responder
adecuadamente en una sociedad diversa, plural, democrática y multilingüe.
DIFERENCIA ENTRE INTERCULTURALIDAD, MULTICULTURALIDAD Y
PLURICULTURALIDAD.

Cultura: Los conjuntos de saberes, creencias y pautas de conducta de un grupo


social, incluyendo los medios materiales (tecnologías) que usan sus miembros
para comunicarse entre sí y resolver sus necesidades de todo tipo

Multiculturalidad: designar la coexistencia de diferentes culturas en el seno de


una misma entidad política territorial. Puede tener, asimismo, un sentido
prescriptivo o normativo y designar diferentes políticas voluntaristas. El término
surgió inicialmente en el mundo angloamericano – como un modelo de política
pública y como una filosofía o pensamiento social de reacción frente a la
uniformización cultural en tiempos de globalización.

Pluriculturalidad: Se refiere a la interacción entre culturas, de una forma


respetuosa, donde se concibe que ningún grupo cultural esté por encima del otro,
favoreciendo en todo momento la integración y convivencia entre culturas. En
las relaciones interculturales se establece una relación basada en el respeto a la
diversidad y el enriquecimiento mutuo. Sin embargo, no es un proceso exento
de conflictos, pero estos se resuelven mediante el respeto, el diálogo, la escucha
mutua, la concertación y la sinergia. Es importante aclarar que la interculturalidad
no se ocupa tan solo de la interacción que ocurre, por ejemplo, entre un chino y
un boliviano, sino además la que sucede entre un hombre y una mujer, un niño
y un anciano, un rico y un pobre, un marxista y un liberal, etc.

LINKOGRAFIA
http://elizabethmi7ed.blogspot.pe/2012/07/interculturalidad-multiculturalidad-
y.html
http://www.cimarrones-peru.org/interculturalidad.htm