Você está na página 1de 7

“AÑO DEL BUEN SERVICIO AL CIUDADANO”

Universidad Nacional
de San Martín
Facultad de Medicina Humana
Escuela Académica Profesional de Medicina Humana

SENSIBILIDAD Y ESPECIFICIDAD DE
PRUEBAS DIAGNOSTICAS EN
CARDIOLOGIAY NEFROLOGIA

DOCENTE : Dr. Jorge Humberto Rodríguez Gómez

ALUMNA : Bautista Grandez, Wendy Dalliz


CÓDIGO : 124223

2017
Sensibilidad y Especificidad

Sensibilidad

Podemos definir la sensibilidad de una prueba como la proporción de los


individuos clasificados como positivos por el estándar de oro que se identifican
correctamente por la prueba en estudio. Una sensibilidad baja produce pérdida
de casos que pudieran ser tratados, siendo más seria la situación de que a
mayor gravedad de padecimiento dejar a pacientes enfermos como fuente de
infección en la comunidad representaría un costo alto

Especificidad

La especificidad de una prueba en estudio se refiere a la proporción de los


individuos clasificados como negativos por el estándar de oro que se identifican
correctamente por la prueba en estudio. Al igual que la sensibilidad, el valor de
la especificidad varía del 0 al 1 (100%), lo que significa que cuanto mayor sea
el valor mayor capacidad de detección de sujetos sanos por la prueba.

Valor predictivo positivo:

Es la probabilidad de que los pacientes con resultados positivos sean


correctamente diagnosticados o también llamada "probabilidad postest" y se la
obtiene al dividir el número de enfermos con prueba positiva por la sumatoria
de este último y el número de individuos ausentes o libres de la enfermedad
con prueba positiva;

Valor predictivo negativo:

Es la probabilidad de que los pacientes con resultados negativos sean


correctamente diagnosticados y se obtiene al dividir el número de individuos
ausentes o libres de la enfermedad con prueba negativa por la sumatoria de
este último y el número de enfermos con prueba negativa.
VALORACIÓN DE MARCADORES CARDIACOS

PERFIL ENZIMATICO

Creatincinasa total :
La CK se localiza preferentemente en la musculatura estriada; por ello,
sus valores de referencia dependen de la masa muscular. En la
necrosis miocárdica, la actividad catalítica de la CK ya puede detectarse
aumentada por encima de su límite superior de referencia a partir de las
4-6 h del inicio de la sintomatología. La CK total no es una molécula
cardioespecífica y sus intervalos de referencia varían con la masa
muscular, edad , raza y actividad física. Además, la CK puede elevarse
en una gran variedad de condiciones patológicas, sin que exista necrosis
miocárdica.

Creatincinasa MB (CK-MB) :
La CK-MB (heterodímero de los monómeros M y B) abunda más en el
miocardio ( hasta el 20% del total de CK en el miocardio enfermo es CK-
MB, aunque esta proporción es menor en el miocardio sano).

La actividad/concentración de CK-MB puede detectarse aumentada en


el plasma a partir de las 4-6 h del inicio de los síntomas de IAM, y
permanece elevada hasta las 24-36 h del inicio de los síntomas. Debido
a esta rápida elevación y descenso, la CK-MB puede utilizarse para
detectar un reinfarto ulterior. La medida de la concentración masa de la
CK-MB tiene la limitación de su insuficiente cardioespecificidad ya que
su concentración plasmática puede aumentar en las mismas condiciones
que las mencionadas para la medida de la actividad catalítica, sin que
exista lesión miocárdica.

Isoformas de la CK-MB :
Durante el IAM se libera una gran cantidad de CK-MB2 desde el
miocardio que no puede ser completamente transformada en CK-MB1 en
el plasma; en consecuencia, una razón de CK-MB2/CK-MB1 ≥1,5 tiene
una elevada sensibilidad diagnóstica de la necrosis miocárdica,
especialmente a las 0-6 h de evolución de la misma. La determinación
de las isoformas de la CK-MB puede detectar cerca del 100% (92%) de
las necrosis miocárdicas en las primeras 6 h de evolución del dolor
torácico, aunque su valor semiológico más importante es su elevado
valor predictivo negativo del IAM. En un estudio reciente, las isoformas
de la CK-MB fueron los marcadores biológicos más sensibles (91%) en
el diagnóstico precoz (< 6 h) del IAM en pacientes con dolor torácico
atendidos en urgencias24. Sin embargo, al igual que la CK total, la CK-
MB y la mioglobina, las isoformas de CK-MB no son cardioespecíficas, al
hallarse distribuidas por un igual en el músculo esquelético y miocárdico

Mioglobina
La mioglobina se libera precozmente tras el inicio del dolor torácico,
pudiéndose detectar el aumento de sus concentraciones, en algunos
casos, a partir de la primera o segunda hora de evolución del IAM. La
principal utilidad de la mioglobina reside en su elevada sensibilidad y
valor predictivo negativo en las primeras horas del IAM29,30. En
consecuencia, midiendo la mioglobina puede descartarse eficazmente la
necrosis miocárdica en las primeras 6 h del ingreso del paciente 31,32. No
obstante, su escasa cardioespecificidad y su rápido aclaramiento renal
hacen que su valor predictivo positivo sea escaso.

Troponinas
En ausencia de necrosis miocárdica aguda o subaguda, la concentración
de las troponinas cardíacas en el plasma debe ser indetectable. En
consecuencia, y a diferencia del resto de marcadores biológicos de daño
miocárdico, la medida de las isoformas cardíacas de la troponina es
absolutamente cardioespecífica. Esta cardioespecificidad permite
reconocer necrosis miocárdicas de tamaño reducido, las anteriormente
denominadas «necrosis miocárdica mínimas», hecho que ha ampliado la
capacidad diagnóstica de este marcador.
Tabla 1 : valor diagnóstico de los marcadores cardiacos

FUENTE :

“ “Marcadores biológicos de necrosis miocárdica “ - Miguel Santaló Bel , Josep Guindo

Soldevila , Jordi Ordóñez Llanos . Revista Española de cardiología - Vol 56. Núm 07.
Julio 2003 :

Lactato deshidrogensa (LDH)

La enzima LD se encuentra en el citosol de todas las células humanas


y, por lo tanto, tendría muy poco valor de especificidad diagnóstica
si no fuese por la presencia de isoenzimas, que poseen actividades
diferentes en los distintos tejidos. El corazón y los eritrocit os
contienen principalmente LD1 y LD2

VALORACIÓN DE MARCADORES RENALES

NAG
La NAG es una enzima característica de las células tubulares proximales
renales. En situación de normalidad, aparecen pequeñas cantidades en la orina.
Cuando existe una agresión tubular proximal, sus niveles urinarios se
incrementan.
En definitiva, el comportamiento de la NAG fue muy similar al del FGR, es decir,
con una baja sensibilidad y una alta especificidad, señal de que son parámetros
muy fiables para predecir la existencia de daño renal

FGR
el FGR fue el parámetro menos sensible para detectar pérdida de parénquima,
de lo que se deduce que los mecanismos compensatorios renales determinan
que el FGR se altere muy tardíamente. Por tanto, cuando el FGR estuvo
alterado, siempre se comprobó la existencia de una pérdida de parénquima
(especificidad: 100%).

Albumina
la albúmina aparece en pequeñas cantidades en la orina desde las fases de
inicio de la nefropatía diabética y en otras circunstancias clínicas que cursan
con hiperfiltración glomerular. Se ha descrito un incremento en la albuminuria
en pacientes con reflujo vesicoureteral30,31, motivo por el que, en nuestra serie,
los pacientes en los que se mantenía se excluyeron del estudio. La
cuantificación de la albuminuria fue algo más sensible que los dos parámetros
anteriores (15,6%) y un poco menos específica (92,1%).

El volumen urinario
El volumen urinario está íntimamente relacionado con una adecuada función
glomerulotubular. Como es conocido, el 99% del líquido contenido en el
ultrafiltrado glomerular se reabsorbe a lo largo de los distintos túbulos renales.
El volumen urinario corregido por 100 ml de FGR se utiliza escasamente en la
práctica diaria. Nuestros resultados prueban como un parámetro de cálculo tan
sencillo puede ser útil, de tal modo que fue el más sensible para detectar
pérdida de parénquima, incluso con un porcentaje ligeramente superior al
obtenido para la osmolalidad urinaria máxima. Dicho de otro modo, en aquellas
situaciones que cursan con pérdida de parénquima, los parámetros que
estudian el manejo renal del agua son los primeros que se afectan y, por ende,
los últimos que se normalizan.
Tabla 2: resultados en los índices de calidad y eficienci diagnostica de
marcadores renales

FUENTE:

“Índices de calidad y eficiencia diagnóstica de varios marcadores de función renal


para detectar la pérdida de parénquima en la edad pediátrica” - Víctor M. García-
Nieto , María Afonso-Coderch, Victoria E. García-Rodríguez, Margarita Monge-
Zamorano, M. José Hernández-González, M. Isabel Luis-Yanes

Nefrología (Madr.) vol.32 no.4 Cantabria 2012 - versión On-line ISSN 1989-2284 :
http://dx.doi.org/10.3265/Nefrologia.pre2012.Jan.11168 :