Você está na página 1de 9

UNIVERSIDAD DE AQUINO BOLIVIA

Área De Ciencias De La Salud

“Facultad De Medicina”

“ALERGIA ALIMENTARIA”

Autor: De castro Siqueira, Saliza

Materia: Patología General – Grupo C-2

Docente: Dr. Max Rommel Rivas Erazu

Carrera: Medicina

Periodo: 5to Semestre

Código de estudiante: 201309433

Santa Cruz – Bolivia

Mayo de 2016
Resumen

La alergia alimentaria es una respuesta inmunitaria exagerada en relación con


el uso específico de alimentos. Las reacciones son muy variadas, con síntomas
que pueden surgir en la piel (urticaria, hinchazón, picazón, eczema), en el
sistema gastrointestinal (diarrea, dolor abdominal, reflujo, vómitos) y
respiratorio (rinoconjuntivitis, tos, ronquera, sibilancias) y puede en algunos
casos haber el compromiso de varios órganos (reacción anafiláctica). En los
casos más graves, los síntomas aparecen poco después del contacto con el
alimento alérgeno; en otros puede tardar hasta días a emerger. Las principales
características de diagnóstico incluyen la historia clínica (incluyendo la
introducción de los alimentos), el examen físico y la dieta de eliminación (con
exclusión de ciertos alimentos). Se pueden realizar pruebas cutáneas y
serológicas, también. Hecho el diagnóstico, se proporcionará directrices para
sustituir la comida excluida y se recomienda buscar opciones para evitar
deficiencias nutricionales e incluso cuadros importantes de desnutrición,
especialmente en niños. Una vez diagnosticada la alergia, el tratamiento
generalmente se limita al cumplimiento de la dieta de exclusión de alérgenos.
Determinados medicamentos se prescriben a menudo para tratar los síntomas
(de crisis), es extremadamente importante proporcionar orientación a los
pacientes y sus familias para evitar nuevos contactos con la comida que
provoca trastornos de la alimentación. Muchos alimentos son capaces de
causar alergia, sin embargo, aproximadamente el 90% de las alergias
alimentarias son causadas por los siguientes alérgenos: huevo, leche,
cacahuetes, soja, trigo, frutos secos, peces y crustáceos.

Palabras clave: Alergia alimentaria; Hipersensibilidad; Alérgeno; IgE;


Provocación Oral

Abstract

Food allergy is an exaggerated immune response relative to the specific use of


food. Reactions are varied, with symptoms that may occur in the skin (hives,
swelling, itching, eczema) in the gastrointestinal system (diarrhea, abdominal
pain, reflux, vomiting) and respiratory system (rhinoconjunctivitis, coughing,
hoarseness, wheezing) and may in some cases affect various organs
(anaphylactic reaction). In severe cases, symptoms appear soon after contact
with the allergen; in others it may take up to days to emerge. The main
diagnostic features include medical history (including the introduction of food),
physical examination and elimination diet (excluding certain foods). You can
perform skin and serological tests also. When the diagnosis is made, guidelines
will be provided to replace the excluded food and it is recommended to seek
options to prevent nutritional deficiencies and even major cases of malnutrition,
especially in children. Once the allergy is diagnosed, treatment usually is limited
to compliance with the exclusion diet of the allergen. Certain medications are
often prescribed to treat the symptoms (of crisis), it is extremely important to
provide guidance to patients and their families to prevent further contact with
food that causes eating disorders. Many foods are able to cause allergy,
however, approximately 90% of food allergies are caused by the following
allergens: egg, milk, peanuts, soy, wheat, nuts, fish and shellfish.

Key Words: Food Allergy; hypersensitivity; allergen; IgE; Oral provocation

Introducción
Las enfermedades alérgicas son un importante problema de salud pública
debido que imponen una carga socioeconómica significativa en la sociedad
mediante la reducción de la calidad de vida de los pacientes alérgicos y sus
familias. Entre las diversas enfermedades alérgicas, alergia a los alimentos es
especialmente preocupante, ya que puede causar reacciones graves e incluso
fatales en individuos de todas las edades, especialmente en los niños. Las
alergias alimentarias son diagnosticadas cuando está presente la IgE
específica del alérgeno (sIgE) y los signos y síntomas típicos que desarrollan
tras la exposición a un determinado alimento. Estudios previos han sugerido
que algunas personas son sensibles a una sola clase de alérgeno
(monosensibilización), mientras que otros están sensibilizados a dos o más
clases de alérgeno (polisensibilización).

Esta investigación tiene como objetivo presentar una revisión actualizada de


alergias a los alimentos, con el foco principal en su mecanismo de acción en el
cuerpo, las principales comidas implicadas y las alternativas que se han
presentado para minimizar este problema.
Métodos

Este trabajo de investigación fue embasado en un estudio de análisis


descriptivo de revisión bibliográfica de artículos publicados en la plataforma
BVSalud. Fueran revisados 3 artículos referentes al tema de alergia
alimentaria, utilizados para obtener una definición clara de alergia alimentaria,
métodos de diagnóstico y tratamientos para esta enfermedad.

Resultados

La alergia alimentaria es una condición clínica como resultado de reacciones


inmunológicas después de la ingestión de proteínas alimentarias en individuos
previamente sensibilizados. Se produce en aproximadamente el 3% de los
niños. El individuo alérgico, al entrar en contacto con ciertos alérgenos, sufre la
sensibilización y esto conduce a enorme producción de IgE y revestimiento de
los mastocitos y basófilos con Ig. (Campbell, Boye, Thorton, & Prescott, 2015)

La alergia alimentar es la consecuencia de una respuesta inmune a una


sustancia. Como en toda respuesta inmune, el compuesto es reconocido como
extraño, es decir, es considerado como antigénico. Durante la respuesta
inmune normal se evocan ambas inmunidades, la humoral mediada por
anticuerpos y la celular. Luego de la exposición al antígeno (alérgeno),
sobreviene un período durante el cual se instala la respuesta inmune, pero no
aparecen síntomas (el período de retardo). Luego de este período comienzan a
aparecer anticuerpos IgM en el suero del individuo. Éstos son rápidamente
reemplazados por anticuerpos de la misma especificidad pero con diferente
estructura en cadena. Es así como las células productoras de anticuerpos
inducen el cambio de la IgM a otras clases de anticuerpos: IgG, IgA e IgE. No
se ha demostrado la participación de ninguna de las demás clases de
anticuerpos. (Urisu, et al., 2014)

Los principales alimentos responsables por causar la alergia alimentaria son la


leche, huevos, el maní, nueces, camarones, pescado y la soya. Como
podemos observar en la tabla que sigue:
(Urisu, et al., 2014)

Basado en la clasificación de Gell y Coombs, hay tres tipos de manifestaciones


alérgicas:

a- Mediada por IgE o inmediata, que se producen en cuestión de minutos a 2


horas después de la ingestión de alimentos (urticaria y angioedema,
hipersensibilidad inmediata gastrointestinal, síndrome orales alérgica y
anafilaxia) y son las manifestaciones más comunes de la alergia alimentar.

b- No mediada por IgE o tardía, que surgen horas después de la ingestión de


alimentos (proctocolitis, enteropatía inducida por proteína y el síndrome de
Heiner).

c- El tercer grupo tiene características de ambas (dermatitis atópica, la


esofagitis eosinofílica, gastritis y enterocolitis eosinofílica alérgica) temprana y
tardía. (Patel & Volcheck, 2015)
Diagnóstico

El diagnóstico de la alergia a los alimentos se inicia con la sospecha y sólo se


completa con las pruebas de provocación oral.

Historia Clínica

La historia clínica tiene una resolución diagnóstica de baja potencia. Uno tiene
que preguntarse:

a. Qué comida es sospechosa de causar la reacción;

b. El intervalo entre la ingesta de alimentos y la aparición de los síntomas;

c. Cuáles fueron los síntomas.

d. Si los síntomas se producen cuando se come.

e. Si los síntomas se producen sin la comida que se ingiere.

La descripción de los síntomas debe ser compatible con las manifestaciones de


la alergia a los alimentos, que se describió anteriormente. El examen físico es
útil para caracterizar las manifestaciones alérgicas típicas. (Urisu, et al., 2014)

Pruebas Cutáneas

Pruebas cutáneas inmediatas deben ser realizadas por alergólogo. Por sí solas
no confirman el diagnóstico. Sólo detectan la sensibilización a los alimentos
probados. Paneles de ensayo con numerosos alimentos no deben llevarse a
cabo. Deben ser probados sólo alimentos sospechosos. Una prueba cutánea
positiva puede persistir mucho tiempo después de la desaparición del cuadro
clínico. Contacto con la piel en las pruebas de alimentos parecen poner a
prueba las reacciones tardías mediadas por linfocitos T. Son necesarios más
estudios para determinar su aplicabilidad. (Urisu, et al., 2014)

Dosis Específica de IgE

Las pruebas in vitro sirven para cuantificar la IgE específica para alimentos
sospechosos. También no tienen valor diagnóstico, sólo mostran si el paciente
tiene una IgE específica para un alimento en particular. Paneles de prueba para
numerosos alimentos no deben llevarse a cabo, porque puede haber muchos
resultados positivos que no se relacionan con las manifestaciones clínicas.
Tampoco se debe cuantificar la IgE total. (Urisu, et al., 2014)

Dieta de Exclusión

Después de obtener una historia y examen físico sugestivos de alergia a los


alimentos, una dieta de exclusión de los alimentos sospechosos debe llevarse
a cabo. La dieta de exclusión debe ser realizada con un número limitado de
alimentos (1-3) y de acuerdo con la historia clínica. Después de dos a seis
semanas de exclusión, los síntomas deben desaparecer. Si los síntomas
desaparecen, una prueba de provocación oral debe ser hecha para confirmar el
diagnóstico. Los niños no deben ser sometidos a dietas de exclusión
prolongadas sin prueba de provocación oral que confirme que las
manifestaciones clínicas fueron causadas por los alimentos excluidos. Para los
niños alimentados exclusivamente con leche materna, la madre debe
someterse a dieta de exclusión, ya que puede haber paso de alérgenos a
través de su leche. (Urisu, et al., 2014)

Prueba de Provocación Oral

Una vez que los signos y síntomas desaparecen después de la exclusión de los
alimentos sospechosos, se hace el desafío oral de ingestión de la misma
comida por el paciente. La prueba se considera positiva si los síntomas
reaparecen, como estaban antes de la exclusión del alimento de la dieta. Las
pruebas de provocación son el único medio para la confirmación del
diagnóstico. También son útiles para ver si el paciente se ha vuelto tolerante a
la comida. Están contraindicados cuando hay antecedentes de anafilaxia y
debe realizarse en un entorno hospitalario. (Urisu, et al., 2014)

Endoscopia y biopsia

Pueden ser útiles para la evaluación de pacientes con manifestaciones que no


están mediadas por IgE. (Patel & Volcheck, 2015)
Tratamiento

Una vez diagnosticada la alergia alimentaria, se utilizan medicamentos


específicos para el tratamiento de los síntomas de crisis. Hasta la presente
fecha, no hay medicina específica para evitar la alergia alimentaria, las vacunas
para el tratamiento oral de la alergia a los alimentos están todavía en estudio.

El único tratamiento eficaz de la alergia a los alimentos es la exclusión por


completo del alimento identificado de la dieta del paciente. Es de suma
importancia para el paciente y su familia que sean proporcionadas
orientaciones con el fin de evitar un nuevo contacto con el alimento
desencadenante. (Patel & Volcheck, 2015)

Discusión:

La alergia alimentaria es un problema nutricional que presenta un crecimiento


en las últimas décadas, probablemente debido a la mayor exposición de la
población a un número mayor de alérgenos alimentarios que ahora tienen
mayor disponibilidad en general. Se está convirtiendo en un problema de salud
en todo el mundo y se asocia con un impacto negativo significativo en la
calidad de vida. Los alimentos más citados como causantes de alergia
alimentaria son la leche, huevos, el maní, nueces, camarones, pescado y la
soya, y los principales alérgenos alimentarios son de naturaleza proteica. Es
importante que haga investimento en investigaciones para reducir los daños
causados por los alimentos que contienen alérgenos. Los estudios con la
biotecnología pueden presentarse como una alternativa eficaz y segura.

Muchos mitos están presentes en relación con la alergia a los alimentos. Los
diversos conceptos y enfoques terminan dificultando el diagnóstico correcto, y
por lo tanto el tratamiento adecuado. Es importante explicar la diferencia entre
alergia alimentaria y la intolerancia. La intolerancia es cuando el cuerpo
reacciona a un carbohidrato, un azúcar, la lactosa, la sacarosa, entre otros. La
alergia se desarrolla cuando hay una reacción del cuerpo contra una proteína,
es decir, una alergia a la proteína de leche de vaca, o alergia a la proteína del
gluten.
La principal medida terapéutica y preventiva es la restricción dietética. El
dispositivo autoinyector de epinefrina es la única manera de tratar una reacción
alérgica grave fuera del hospital.

Bibliografía:

Campbell, D., Boye, R. J., Thorton, C., & Prescott, S. L. (2015). State of the art
reviews on the mechanisms of allergic disease. Clinical & Experimental Allergy ,
844-858.

Patel, B. Y., & Volcheck, G. W. (2015). Food Allergy: Common Causes,


Diagnosis, and Treatment. Mayo Clinic - Concise Review for Clinicians , 1411-
1419.

Urisu, A., Ebisawa, M., Ito, K., Aihara, Y., Ito, S., Mayumi, M., et al. (2014).
Japanese Guideline for Food Allergy 2014. Allergology International , 399-419.