Você está na página 1de 4

Sistema nervioso central (SNC) está constituido por el encéfalo y la médula espinal.

Están
protegidos por tres membranas: duramadre (membrana externa), aracnoides (membrana
intermedia), piamadre(membrana interna) denominadas genéricamente meninges. Además, el
encéfalo y la médula espinal están protegidos por envolturas óseas, que son el cráneo y
la columna vertebral respectivamente.

Las cavidades de estos órganos (ventrículos en el caso del encéfalo y conducto ependimal en el
caso de la médula espinal) están llenos de un líquido incoloro y transparente, que recibe el
nombre de líquido cefalorraquídeo. Sus funciones son muy variadas: sirve como medio de
intercambio de determinadas sustancias, como sistema de eliminación de productos
residuales, para mantener el equilibrio iónico adecuado y como sistema amortiguador
mecánico.

Las células que forman el sistema nervioso central se disponen de tal manera que dan lugar a
dos formaciones muy características: la sustancia gris, constituida por los cuerpos neuronales,
y la sustancia blanca, formada principalmente por las
prolongaciones nerviosas (dendritas y axones), cuya función es conducir la información. En
resumen, el sistema nervioso central es el encargado de recibir y procesar las sensaciones
recogidas por los diferentes sentidos y de transmitir las órdenes de respuesta de forma precisa
a los distintos efectores. Y se puede decir que el sistema nervioso central es uno de los más
importantes de todos los sistemas que se encuentra en nuestro cuerpo.

Materia Blanca y Materia Gris, diferencias y funciones

El SNC está formado por dos tipos de sustancias, la materia blanca y la materia gris. El cerebro
posee una corteza externa llamada materia gris y una zona interna que consiste en
extensiones de materia blanca.

Ambos tipos de tejido contienen células gliales y neuronas. La sustancia blanca se compone
principalmente por fibras nerviosas mielinizadas (recubiertas de mielina), las fibras nerviosas
contienen sobre todo axones, mientras que la materia gris está compuesta principalmente por
los somas y cuerpos neuronales, que no poseen mielina.

La materia blanca del cerebro se ha considerado siempre como un soporte pasivo de la


actividad neuronal. Su función principal es la transmisión de la información cerebral. Esta
sustancia traslada los pulsos electroquímicos emitidos por el cerebro al resto del cuerpo. Su
función principal es coordinar la comunicación entre los diferentes sistemas del cuerpo
humano, tanto dentro como fuera del cerebro. Investigaciones recientes demuestran que
también interviene en el aprendizaje, el procesamiento cognitivo y emocional, y en la
generación de enfermedades mentales.

La materia gris al carecer de mielina, no es capaz de transmitir rápidamente los impulsos


nerviosos. En cambio su función se relaciona con el procesamiento de la información y por
tanto también del razonamiento. Es la responsable de elaborar las respuestas adecuadas a los
diferentes estímulos.

Los Nervios Craneales

Tenemos 12 pares de nervios craneales que surgen directamente desde el cerebro y pasan a
través de agujeros en el cráneo para viajar a lo largo de la médula espinal. Estos nervios
recogen y envían información entre el cerebro y las distintas partes del cuerpo, sobre todo el
cuello y la cabeza.

De estos 12 pares, el nervio olfativo, el óptico y los nervios terminales surgen del cerebro
anterior y se considera que son parte del Sistema Nervioso Central:
Nervios olfativos: transmiten información del olor de la sección superior de la cavidad nasal
hacia los bulbos olfatorios en la base del cerebro.

Los nervios ópticos: llevan la información visual desde la retina a los núcleos visuales primarios
del cerebro. Cada nervio óptico se compone de alrededor de 1,7 millones de fibras nerviosas.

Nervios craneales terminales: son los más pequeños de los nervios craneales, su papel no es
todavía clara. Algunos creen que pueden ser vestigiales (un subproducto evolutivo que no
tienen función restante) o que participan en la función de las feromonas (hormonas secretadas
sensores que provocan respuestas en los animales sociales).

El encéfalo. Es la parte superior y de mayor masa del sistema nervioso. Está envuelta por
las meninges, que son tres membranas llamadas: duramadre, piamadre y aracnoides.

Contenido

Características

Está protegido por los huesos del cráneo en la cavidad craneana. Es la estructura central más
importante del sistema nervioso y pesa alrededor de 1.4 kg (Este peso varia dependiendo de la
edad y del sexo de la persona).

Cerebro

Es la parte más importante, está formado por la sustancia gris (por fuera, formada por cuerpos
neuronales) y la sustancia blanca (por dentro, formada por haces de axones). Su superficie no
es lisa, sino que tienes unas arrugas o salientes llamadas circunvoluciones; y unos surcos
denominados cisuras, las más notables son llamadas las cisuras de Silvio y de Rolando. Está
dividido incompletamente por una hendidura en dos partes, llamados hemisferios cerebrales,
unidos por el cuerpo calloso. En los hemisferios se distinguen zonas denominadas lóbulos, que
llevan el nombre del hueso en que se encuentran en contacto (frontal, parietal...). Pesa unos
1.200gr.

El hemisferio izquierdo controla las funciones lógicas. Es analítico y verbal, fragmentario y


secuencial. Controla la mano derecha, la habilidad numérica, el lenguaje y el pensamiento
racional, la escritura y la lectura.

El hemisferio derecho reconoce imágenes. Controla las facultades artísticas y la sensibilidad


espacial. Procesa la información de manera global y simultánea. Controla la mano izquierda, la
imaginación y las emociones.

Dentro de sus principales funciones están las de controlar y regular el funcionamiento de los
demás centros nerviosos, también en él se reciben las sensaciones y se elaboran las respuestas
conscientes a dichas situaciones. Es el órgano de las facultades intelectuales: atención,
memoria, inteligencia ... etc.

En los lóbulos frontales reside el razonamiento, la modulación de las emociones, hacer planes,
juicios morales... Lesiones en esta zona producen individuos irresponsables. En los lóbulos
parietales residen las sensaciones del gusto, tacto, presión, temperatura y dolor. Asocian
información auditiva y visual con la memoria. Los lóbulos occipitales se encargan de percibir y
procesar la información visual. Los lóbulos temporales se encargan de la audición.

El tálamo está formado por dos masas esféricas de tejido gris, en la zona media del cerebro. Se
encarga de sincronizar la actividad cortical.
El hipotálamo está bajo el tálamo. Regula la homeostasis, controla el ciclo menstrual, y
tiene células neurosecretoras que producen hormonas que van a la neurohipófisis.
La hipófisis se encarga de la regulación de la sed, la temperatura corporal, etc.

Bulbo raquídeo

El bulbo raquídeo es una prolongación de la médula espinal y es el órgano que establece una
comunicación directa entre el cerebro y la médula. En el mismo nivel de la médula oblonga se
entrecruzan los nervios que provienen de los hemisferios cerebrales, de modo que los que
provienen del hemisferio derecho van a dirigirse al lado izquierdo del cuerpo, y viceversa. Esto
explica que una persona que sufra una lesión en el hemisferio izquierdo sufra una parálisis del
lado derecho del cuerpo.

Partes del encéfalo

En el embrión de cuatro semanas luego del cierre del tubo neural y la conformación de la
cresta neural, se inicia el desarrollo de las tres vesículas encefálicas primarias:

Prosencéfalo que se divide en:

Telencéfalo

Corteza cerebral que incluye: Lóbulo occipital (la visión), Lóbulo parietal (órganos de la
sensación y kinésicos), Lóbulo temporal (audición y cerca al hipocampo la olfación), Lóbulo
frontal (el juicio, la percepción y la zona motora). Los lóbulos frontal, parietal y temporal se
encargan del aprendizaje y todo el córtex se encarga del lenguaje.

Cuerpo estriado

Rinencéfalo

Diencéfalo:

Epitálamo: Contiene la Glándula pineal, productora de Melatonina.

Tálamo: Zona de control máximo de las sensaciones.

Subtálamo:

Hipotálamo: que comprende: quiasma óptico, tuber cinereum, tubérculos mamilares e


hipófisis posterior que segrega dos hormonas: Oxitocina y Vasopresina; es el centro regulador
de las emociones (Sistema Límbico) y control físico.

Mesencéfalo (Cerebro Medio): Posee los tubérculos cuadrigéminos que son cuatro, dos
superiores o anteriores relacionados con la visión y dos inferiores o posteriores relacionados
con los fenómenos auditivos y es el que filtra la información entre rombencéfalo y
prosencéfalo

Rombencéfalo

Metencéfalo

Cerebelo: Control movimiento, energía muscular, postura.

Protuberancia o Puente de Varolio.


Mielencéfalo

Bulbo Raquídeo: Control de las funciones básicas como circulación de la sangre a través del
corazón y respiración.

Microcefalia

Es una afección en la cual la cabeza de una persona es mucho más pequeña de lo normal que
la de otras de su misma edad y sexo. El tamaño de la cabeza se mide como la distancia
alrededor de la parte superior de la cabeza. Un tamaño más pequeño de lo normal se
determina usando tablas de referencia.

Causas

La microcefalia se presenta con mayor frecuencia debido a que el cerebro no logra crecer a
una tasa normal. El crecimiento del cráneo está determinado por el crecimiento del cerebro, el
cual tiene lugar mientras el bebé está en el útero y durante la lactancia.

Las enfermedades que afectan el crecimiento cerebral pueden provocar un tamaño de la


cabeza más pequeño de lo normal. Esto incluye infecciones, trastornos genéticos y
desnutrición grave.

Los trastornos genéticos que causan microcefalia incluyen:

Síndrome de Cornelia de Lange

Síndrome del maullido de gato

Síndrome de Down

Síndrome de Rubinstein-Taybi

Síndrome de Seckel

Síndrome Smith-Lemli-Opitz

Trisomía 18

Trisomía 21

Otros problemas que pueden llevar a la microcefalia son:

Fenilcetonuria (FC) materna no controlada

Intoxicación con metilmercurio

Rubéola congénita

Toxoplasmosis congénita

Citomegalovirus congénito (CMV)

Uso de ciertos fármacos durante el embarazo, especialmente alcohol y fenitoína

Infectarse con el virus de Zika mientras se está embarazada también puede causar
microcefalia. El virus está presente en Brasil y en otras partes de América del Sur, así como en
México, América Central y el Caribe.