Você está na página 1de 15

“FACULTAD DE INGENIERIAS Y ARQUITECTURA”

“ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE INGENIERIA


AMBIENTAL”

Curso: Fuentes de Energías Nuevas y Renovables

Trabajo: El Sol como fuente de energía. Fuentes alternas de energía.


Clasificación, importancia, influencia sobre el medio ambiente. Los
recursos naturales energéticos no renovables.
Profesor: Ing. Quispe Ochoa, Josué

Integrantes: - Pérez Cordero, Mario Gabriel


- Pillpe Ucharima, Jhordy Alfredo

Ciclo: VIII

Ayacucho – 2018
INTRODUCCION
El Sol es nuestra fuente de energía. Su fuerza de gravedad mantiene
los planetas en órbita, y su calor posibilita la vida en la tierra.
El Sol es una estrella más dentro de las millones de billones de estrellas que se
encuentran en el universo. Para nosotros es la estrella de mayor importancia ya que
es la regente del sistema solar y la que aporta la energía necesaria para que se
formen los planetas a su alrededor.
También el de conocer las fuentes alternas de energía su clasificación y la
importancia de estas energías y su influencia en el medio ambiente, así como
también cuales son los recursos energéticos no renovables que están presentes en
el mundo como también en el Perú.
1- El Sol, fuente básica de energía

Casi toda la energía de que disponemos proviene del Sol. Él es la causa de los
vientos, de la evaporación de las aguas superficiales, de la formación de nubes, de
las lluvias y, por consiguiente, de los saltos de agua. Su calor y su luz son la base
de numerosas reacciones químicas indispensables para el desarrollo de los
vegetales y de los animales que con el paso de los siglos han originado
combustibles fósiles como el carbón o el petróleo. La radiación solar tiene otra
importancia capital: otras formas de energía renovable, como el viento, las olas o la
biomasa no son más que manifestaciones indirectas de ésta.
La radiación solar interceptada por la Tierra constituye la principal fuente de energía
renovable a nuestro alcance. La cantidad de energía solar captada por la Tierra
anualmente es aproximadamente de 5,4 x 1024 J, una cifra que representa 4.500
veces la energía que se consume.
La Tierra recibe la radiación electromagnética del Sol y reirradia de nuevo al espacio
una cantidad de calor igual a la radiación incidente. Por tanto, la utilización de la
radiación solar no es otra cosa que su conversión en energía útil para la humanidad.
Sin embargo, el resultado neto de dicho aprovechamiento es el mismo que si no
hubiera habido interferencia en el proceso de reirradiación al espacio, pues
solamente se ha producido un desfase o retraso en este proceso, como resultado
de la disposición humana o como parte de los procesos naturales.
La energía solar llega a la superficie de la Tierra por dos vías diferentes: incidiendo
en los objetos iluminados por el Sol, denominada radiación directa, o por reflexión
de la radiación solar absorbida por el aire y el polvo atmosférico, llamada radiación
difusa. La primera es aprovechable de forma directa, mientras que las células
fotovoltaicas aprovechan la segunda.
1.1- Sistemas de aprovechamiento solar

Respecto al aprovechamiento de la energía solar, se puede hablar de dos tipos de


sistemas: los que convierten la radiación solar en electricidad mediante tecnología
fotovoltaica y los que se utilizan para la producción de energía térmica. También
cabe considerar la posibilidad de hacer un uso más global de la radiación solar, la
luz natural y las condiciones climatológicas concretas de cada emplazamiento en la
construcción de edificios mediante lo que se ha llamado arquitectura bioclimática.

La energía solar fotovoltaica se capta a través de unas células fotovoltaicas que


convierten los rayos solares en energía eléctrica. Esta modalidad de
aprovechamiento de la energía solar es la más recientemente desarrollada entre los
diferentes tipos de energías renovables y tiene un campo de aplicación muy amplio:
desde la utilización en productos de consumo, como relojes y calculadoras, hasta la
electrificación de zonas sin suministro convencional, como casas aisladas o
instalaciones agrícolas y ganaderas, pasando por las señalizaciones terrestres y
marítimas, las comunicaciones o el alumbrado público.
La energía solar térmica se puede obtener, activamente, a través de unos
elementos específicos por los que circula un fluido que absorbe la energía radiada
del Sol, o, pasivamente, a través de una serie de aplicaciones conocidas como
bioclimatismo. En este último caso, su uso está relacionado con un aspecto que se
está popularizando mucho: la optimización de diseño de los edificios para disminuir
hasta donde sea posible las necesidades de calefacción y de refrigeración
adicionales. Esta aplicación puede ser muy útil en los hogares, pero también en
piscinas, hoteles y polideportivos.
2- Fuentes Alternas de Energía

Las energías alternativas suponen, a la vez, un reto y una oportunidad. Son una
oportunidad de futuro para el planeta que ya sufre bastante a manos del hombre
con las emisiones de CO2 a la atmósfera y el calentamiento global, causantes del
cambio climático; son una oportunidad para enmendar, o al menos frenar, el daño
hecho y son, sobre todo, una oportunidad para dejar a las generaciones venideras
un mundo sostenible que no se autodestruya.
Y por supuesto, todo lo anterior, es un gran reto; es un reto desacostumbrarnos a lo
que ya está establecido. El sistema eléctrico se ha sostenido mayoritariamente a
través de las nucleares y térmicas, y aunque sea algo que está en proceso de
cambio, es una adaptación progresiva, lenta y complicada; ahora es un cambio de
mentalidad tanto de las eléctricas como del consumidor. Y siendo un tema de
conciencia más o menos reciente, vamos a verlo de cerca: Energía alternativa es
un sinónimo para energía limpia, energía verde o energía renovable. Se consideran
alternativas todas aquellas que provienen de recursos naturales y de fuentes
inagotables, todas aquellas que, al producirlas, no contaminan.

2.1- Clasificación de las fuentes de energía alternas

Existen diferentes tipos de energías renovables. Partimos de la base de que


podemos obtener energía de muchas maneras, solo hay que transformarla, en este
caso, en energía eléctrica. En la naturaleza podemos encontrar variedad de fuentes
inagotables de las que extraer energía, como el viento, el agua o el sol, entre otras.
 Energía solar
La energía solar es aquella que obtenemos del sol. A través de placas solares se
absorbe la radiación solar y se transforma en electricidad que puede ser
almacenada o volcada a la red eléctrica. Luego, existe la energía solar
termoeléctrica, que es aquella que utiliza la radiación solar para calentar un fluido
(que puede ser agua), hasta que genere vapor, y accione una turbina que genere
electricidad.
 Energía eólica
En este caso la generación de electricidad se lleva a cabo con la fuerza del viento.
Los molinos de viento que hemos visto cientos de veces cuando vamos en coche
se sitúan en los denominados como parques eólicos y están conectados a
generadores de electricidad que transforman la energía producida cuando el viento
hace girar sus aspas.
 Energía hidroeléctrica
La energía hidroeléctrica o hidráulica es otra de las energías alternativas más
conocidas. Utiliza la fuerza del agua en su curso para generar la energía eléctrica y
se produce, normalmente, en presas.
 Biomasa
Esta energía alternativa es una de las formas más económicas y ecológicas de
generar energía eléctrica en una central térmica. Consiste en la combustión de
residuos orgánicos de origen animal y vegetal. Con producto biodegradable, como
serrín, cortezas y todo aquello que pueda ir “al contenedor marrón”, se puede
prensar un combustible que prenda el fuego a modo de yesca, siendo sustituible el
carbón por este producto y, a gran escala, pudiendo ser utilizado para producción
de energía de forma renovable.
 Biogás
El biogás es una energía alternativa producida biodegradando materia orgánica,
mediante microorganismos, en dispositivos específicos sin oxígeno, así se genera
un gas combustible que se utiliza para producir energía eléctrica.
 Energía del mar
La mareomotriz o undimotriz según si aprovecha la fuerza de las mareas o de las
olas, es la producción de energía (eléctrica) gracias a la fuerza del mar.
Energía geotérmica
Energía alternativa que nace en el corazón de la tierra, la energía geotérmica es
aquella que aprovecha las altas temperaturas de yacimientos bajo la superficie
terrestre (normalmente volcánicos) para la generación de energía a través del calor,
pues suelen encontrarse a 100 o 150 grados centígrados.
3- Influencia de la energía alterna en el ambiente
Siempre hemos asumido que las energías renovables son la mejor opción para
mejorar la calidad de vida en el medio. Pero, ¿Creemos realmente que esta elección
nos hace más ecológicos, más “verdes”?
Desde mediados del siglo XX, como consecuencia de una creciente preocupación
por la preservación del medio ambiente, el impacto que los seres humanos tienen
en él y las consecuencias nocivas de nuestras actividades en el entorno, comenzó
la implantación, lenta pero progresiva, de unas energías más limpias, las Energías
Renovables. Sin embargo, la mayoría no se ha parado a pensar, ¿pueden estas
energías estar alimentando lo que pretenden evitar? Huellas ecológicas, como el
impacto ambiental y la afección ambiental.
Por un lado, las energías eólica, geotérmica, mini hidráulica y solar crean un impacto
de emisiones en la atmósfera y en ocasiones, en el clima local. A continuación, os
muestro el siguiente análisis comparativo:
4- Los recursos naturales energéticos no renovables.
Los recursos energéticos no renovables son aquellos que se agotarán a mediano
plazo. Entre estos están los combustibles fósiles y el uranio.
Las denominadas fuentes de energías no renovables son las que tienen un carácter
limitado en el tiempo, ya que su consumo implica su desaparición sin posibilidad de
renovación. Entre otras de sus características está la producción de emisiones y
residuos que dañan el medioambiente y sólo se encuentran y explotan en zonas
determinadas del planeta.
Las energías no renovables corresponden a los denominados combustibles fósiles
(petróleo, gas natural y carbón) y al uranio (energía nuclear).

 Petróleo
Es un compuesto orgánico originado principalmente por desechos de organismos
acuáticos, vegetales y animales, que vivían en los mares, lagunas o
desembocaduras de ríos en cercanías del mar y que se fue acumulando en capas
sedimentarias de la corteza terrestre. El hidrógeno y el carbono son los elementos
básicos de la composición del petróleo.
La formación de un yacimiento de petróleo lleva cientos de millones de años y una
vez que ha sido detectado por medio de prospecciones geológicas, se hacen pozos
profundos utilizando torres de perforación para extraer el petróleo.
Tras la extracción, el petróleo es separado del gas y del agua y luego, a través de
oleoductos, es conducido para su empleo como combustible o para un tratamiento
posterior (por ejemplo, para transformarlo en diversos subproductos).
 Energía Nuclear
Es la que está contenida en el núcleo de los átomos y se libera como resultado de
una reacción nuclear. Las centrales nucleares producen electricidad aprovechando
la energía que desprenden los átomos de uranio, ya que este mineral es capaz de
producir energía por fisión nuclear al hacer contacto con neutrones.
El uranio se encuentra en forma de mineral en la naturaleza.
Debe ser refinado para incrementar su concentración a un 3%, nivel en que está
listo para la reacción nuclear.
Las reacciones nucleares pueden ser de dos tipos: por fisión y fusión.

 Fisión
Es la forma más utilizada y consiste en una reacción en la que el núcleo del átomo
de uranio, al ser bombardeado con neutrones, se descompone en dos núcleos más
pequeños, produciendo un gran desprendimiento de energía, además de la emisión
de dos o más neutrones que atacan a otros átomos de uranio, lo que provoca el
mismo efecto y causa una reacción en cadena.
En una central nuclear, el uranio utilizado en la fisión está almacenado en tubos de
una aleación de zirconio altamente resistente. La fisión se lleva a cabo en el núcleo
dentro del reactor nuclear (recipiente cerrado y aislado por gruesas paredes de
hormigón que absorben la radiación).
Dentro del reactor hay una vasija de acero donde se produce la fisión. Este proceso
genera calor que eleva la temperatura del agua refrigerante a 325°C hasta
convertirse en vapor. Las barras de control (carburo de boro) que se encuentran en
el núcleo del reactor absorben neutrones disminuyendo el número de fisiones del
reactor para que este no explote.
El vapor pasa a través de un intercambiador, donde transfiere el calor a una reserva
de agua. Ahí el agua pasa por la tubería para accionar la turbina. Esta mueve un
alternador, el que produce la electricidad.
La energía nuclear, también, es aplicada en la medicina, industria, agricultura y
alimentación.

 Fusión
Esta sucede en las estrellas (como el Sol), generando grandes cantidades de
energía. Se produce cuando dos núcleos atómicos (como por ejemplo el hidrógeno)
se unen para crear otro más grande (helio). Este tipo de energía es mejor que la de
fisión, porque usa una fuente muy abundante, como el hidrógeno y, también,
ecológica, porque, en principio, no contaminaría.
Sin embargo, la fusión nuclear necesita de millones de grados de temperatura para
producirse, hasta el momento no hay ningún recipiente capaz de resistir.
 Carbón
Es un mineral de origen orgánico constituido básicamente de carbono. Su formación
es el resultado de la condensación gradual de materias de las plantas parcialmente
descompuestas a lo largo de millones de años.
Según las presiones y temperaturas que lo hayan formado se distinguen cuatro tipos
de carbón: turba, lignito, hulla (carbón bituminoso) y antracita.
Así, las plantas al descomponerse forman una capa llamada turba que es poco rica
en carbono. El lignito viene a continuación en la escala de riqueza, pero sigue siendo
mal combustible porque contiene poco carbono (30% de concentración) y más agua.
La hulla se origina por la compresión del lignito y es mucho más rica en carbono
(entre 75 y 80%) y tiene un alto poder calorífico, por lo que se utiliza en las plantas
de producción de energía. La antracita procede de la transformación de la hulla y
es el mejor de los carbones (95%), muy poco contaminante y de alto poder calorífico.
El uso energético (a gran nivel) del carbón se realiza en las centrales térmicas o
termoeléctricas con el fin de generar electricidad. En este lugar el carbón es
reducido a polvo fino y luego es bombeado dentro de un horno por medio de un
chorro de aire caliente. El calor generado es usado para hervir el agua que pasa por
las tuberías de la caldera. El vapor (que alcanza casi los 600°C) es enviado hacia
la turbina para hacerla girar a gran velocidad.
El eje de la turbina está conectado a un generador que produce electricidad.
Mediante transformadores se aumenta su voltaje para luego enviarlo a la red de alta
tensión.
 Gas Natural
Combustible de origen fósil que se forma de la degradación de materia orgánica de
millones de años.
El gas natural es una mezcla de hidrocarburos ligeros compuestos principalmente
por metano (en mayor porcentaje), nitrógeno, dióxido de carbono y etano.
Se le encuentra en las profundidades de la Tierra, y en muchas ocasiones, comparte
los mismos yacimientos con el petróleo y el carbón.
Generalmente, estos depósitos se localizan en el subsuelo o bajo el mar entre 1,5
y 4 km de profundidad.
Una vez que el gas natural ha sido extraído de manera similar al petróleo, es decir,
mediante perforaciones que llegan a los depósitos (por medio de torres
perforadoras), se le saca el exceso de agua y sus impurezas. Luego, es almacenado
hasta ser transportado hasta las zonas de consumo a través de tuberías llamadas
gasoductos que salen directamente de los tanques de almacenamiento.
Sin embargo, a veces, las distancias son largas y el gas debe ser trasladado en
grandes buques. Pero para ello, el gas debe licuarse, ya que de esta manera se
reduce su volumen en 600 veces respecto del original. Esto se hace en unas plantas
de licuefacción, donde el gas se convierte en liquido enfriándolo a temperaturas que
alcanzan los -161ºC.
Una vez que llega a su destino, debe ser transformado nuevamente en gas en las
plantas de regasificación y almacenado hasta su posterior consumo. El gas natural
tiene varios usos energéticos, entre ellos:
– Generación de electricidad: mediante el funcionamiento de turbinas de gas y
turbinas de vapor o de ciclo combinado (gas y vapor).
– Combustible para vehículos: el gas natural comprimido es usado como
alternativa más limpia, menos costosa y contaminante (un 20% menos que los autos
que usan gasolina o diésel).
– Uso doméstico: las aplicaciones de gas natural en el hogar son múltiples. Con el
se puede cocinar, calefacciones u obtener agua caliente para el baño.
– Uso industrial: es utilizado en industrias textiles, de plástico y de acero, también
como materia prima en la fabricación de abonos nitrogenados.

5- Energías Renovables en el Perú


Tradicionalmente el Perú ha sido un país cuya generación de energía eléctrica se
ha sustentado en fuentes renovables. Hasta el año 2002 la energía generada con
centrales hidroeléctricas representaba el 85% del total de energía eléctrica en el
país. Al desarrollarse el uso del gas de Camisea, la participación de las
hidroeléctricas se ha ido reduciendo paulatinamente, teniendo la generación a gas
una participación de 41%.
Se prevé que durante la próxima década la matriz de generación energética del
Perú estará basada en el gas natural, pero también se debe propender a diversificar
las fuentes considerando que este hidrocarburo se terminará. Actualmente, los
recursos energéticos renovables (RER) producen aproximadamente el 5% de toda
la energía eléctrica generada en el país. Sin embargo, el Perú cuenta con gran
potencial en desarrollarlas, como podremos ver en adelante.
 Energía solar
La radiación solar, recogida adecuadamente con paneles solares, se puede
transformar en otras formas de energía. Con colectores solares la energía solar
puede transformarse en energía térmica. En el caso de los paneles fotovoltaicos se
puede transformar en energía eléctrica. Las centrales térmicas solares también
pueden generar electricidad con la energía térmica captada por los colectores
solares.
En el Perú existe un uso muy pequeño de la energía solar para su transformación
en energía eléctrica, limitado a algunos pueblos en la sierra y selva a los que no
llega el sistema interconectado. Sin embargo, esta opción se presenta con un gran
potencial de desarrollo a nivel nacional.
 Energía eólica
Obtenida de la fuerza del viento mediante el uso de la energía cinética generada
por las corrientes de aire. En la actualidad las mayores instalaciones eólicas tienen
una potencia nominal entre los 4 y 6 megavatios (MW). Según el Atlas Eólico del
Perú, Perú cuenta con un excelente recurso eólico. El departamento con mayor
potencial para el desarrollo energético eólico es Ica. También hay potencial en las
costas de Piura, Lambayeque, algunas zonas de La Libertad, Ancash, Lima y
Arequipa.
 Energía mini hidráulica
Se le considera energía renovable no convencional cuando su impacto ambiental
es mínimo y se usa la fuerza hídrica sin represarla. Se obtiene del aprovechamiento
de las energías cinética y potencial de la corriente de ríos, saltos de agua o mareas.
En el Perú las centrales mini hidráulicas son aquellas que cuentan con una potencia
instalada menor a 20 MW. Constituyen la forma más amigable con el
medioambiente para la producción de energía eléctrica.
 Energía geotérmica
Se puede obtener mediante el aprovechamiento del calor del interior de la Tierra, parte del cual
llega a la corteza terrestre a una temperatura de 5,000ºC. En algunas zonas cerca de la
superficie las aguas subterráneas pueden llegar al punto de ebullición y, por lo tanto, pueden
ser útiles para activar turbinas eléctricas. En el sur del Perú hay cadenas volcánicas que
constituyen un gran potencial para desarrollar este tipo de energía.

 Biomasa
La formación de biomasa a partir de la energía solar se realiza gracias al proceso
de fotosíntesis vegetal, por el cual las plantas que contienen clorofila transforman el
dióxido de carbono y el agua de productos minerales, sin valor energético, en
materiales orgánicos con alto contenido energético. Mediante este proceso
fotosintético la biomasa almacena a corto plazo la energía solar en forma de
carbono. Esta energía almacenada puede ser transformada en energía térmica,
eléctrica o carburantes de origen vegetal, liberando de nuevo el dióxido de carbono
almacenado.
El potencial para desarrollar biomasa está en la industria de la caña de azúcar, ya
que se puede generar electricidad a partir del bagazo de la caña y la cascarilla de
arroz. La costa norte peruana es la zona donde podría desarrollarse este tipo de
energía.
 Mareomotriz y oleaje
Las fuerzas gravitatorias entre la Luna, la Tierra y el Sol originan las mareas, es
decir, la diferencia de altura media de los mares de acuerdo a la posición relativa
entre los tres astros mencionados. Estas mareas pueden ser aprovechadas en
golfos, bahías o estuarios mediante el uso de turbinas hidráulicas que se
interponen en el movimiento natural de las aguas, junto con mecanismos de
canalización y depósito, con los que se obtiene movimiento en un eje.
El acoplamiento a un alternador hace que el sistema pueda ser usado para
generar electricidad, transformando así la energía mareomotriz en energía
eléctrica. No obstante, Osinerg señala que la relación entre la cantidad de energía
que se puede obtener con los medios actuales y el costo económico y el impacto
ambiental de instalar los dispositivos para su proceso han impedido una
proliferación notable de este tipo de energía.
6- Conclusiones

 En general todas las energías alternativas tienen como ventaja el hecho de


que son limpias, gratuitas y renovables. Los inconvenientes vienen dados por
irregularidades de fenómenos climáticos o por condiciones de
emplazamiento. Se podría reducir a un alto nivel el uso de energías
contaminantes y no renovables aprovechando las renovables, es decir,
usando obviamente por ejemplo energía solar en zonas del planeta de
regularidad solar, como desiertos.