Você está na página 1de 2

La Geología es la Ciencia de la Tierra que estudia; el origen, composición, estructura,

los materiales que lo integran tanto interno como externo y los fenómenos que se han
producido desde su génesis hasta la actualidad, que marcaron su evolución y quedaron
registrados en las rocas” Rojas, D,C; Paredes, J,Á.( ?)

La geotecnia Es la rama de la geología y a su vez, recibe aportes de la ingeniería civil (con la que se entrelaza) que
se ocupa de la aplicación de los principios geológicos en la investigación de materiales naturales -como rocas- que
forman la corteza terrestre que participan en el diseño, construcción y operación de proyectos de ingeniería civil,
como carreteras, ferrocarriles, puentes, presas, oleoductos, acueductos, unidades de vivienda, sitios de
confinamiento y edificios en general.

El término " geotecnia " reconocio en 1974 por la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles hace ilusion al conjunto
de conocimientos y ensayos o prueba realizados al terreno y a la interpretación de los datos obtenidos en los
mismos, que permiten caracterizar los diversos suelos presentes en la zona de estudio y sus propiedades, en
función de los objetivos y características del proyecto.

El conocimiento exacto de las propiedades mecánicas del suelo y las condiciones ambientales y físicas, donde se
pretende construir, son el mejor medio de prevención de los desastres naturales que pueden causar graves daños a
las obras civiles y los seres humanos que los habitan.

Por ello, los ingenieros geotécnicos, además de entender cabalmente los principios de la mecánica y de la
hidráulica, necesitan un claro y adecuado dominio de los conceptos fundamentales de la geología y la geofísica. Es
de especial importancia conocer las condiciones bajo las cuales determinadas rocas fueron creadas o depositadas
así como su adecuada clasificación, su edad en millones de años, y los posteriores procesos estructurales o
diagenéticos (procesos metamórficos, de sustitución, cristalización, plegamientos, fallamientos etc.) que han
sufrido.

La construcción de Presas satisface diversos objetivos como el regular el escurrimiento superficial, compensando la
abundancia de agua en algunas épocas del año con otras de escasas lluvias; al mismo tiempo permite controlar
flujos excesivos en épocas excesivamente lluviosas o en zonas de lluvias torrenciales concentradas en pocos meses
del año, evita avenidas e inundaciones; hacen habitables llanuras que antes no lo eran al almacenar agua que de
otro modo iría directamente al mar, y por otro lado, las presas tienen un objetivo importante como generadoras de
energía eléctrica.

En Bolivia se tiene 596.123.300 300 m3 embalsados de agua, que permiten el aprovechamiento de 8.032 km2 de
área de cuencas, destacando al departamento de Cochabamba que tiene la mayor cantidad embalsada por
infraestructura construida que asciende a 323.584.300 m3.

En base a esta información actualizada corresponde a las autoridades nacionales y departamentales la


responsabilidad de establecer a corto plazo y en el marco normativo de los recursos hídricos, las suficientes bases
para el funcionamiento de una estructura institucional encargada y responsable de la gestión de presas en Bolivia y
de la seguridad de las mismas.
En Bolivia la mayor parte de las ciudades están emplazadas sobre sedimentos
producto de procesos de degradación, erosión conformada por materiales coluviales y
aluviales, como también materiales producto de glaciaciones, etc.