Você está na página 1de 34

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje

David
Brainerd
Que nunca Loiter en mi Celestial viaje!

John Piper 1
David
Brainerd
Que nunca Loiter en mi Celestial viaje!

John Piper
David Brainerd

Que nunca Loiter en mi Celestial viaje!

Copyright © 2012 por Deseando a Dios

Publicado por Fundación Deseando a Dios Post

Office Box 2901

Minneapolis, Minnesota 55402

www.desiringGod.org

Todos los derechos reservados. Excepto por breves extractos para

fines de revisión, ninguna parte de esta publicación puede ser

reproducida, almacenada en un sistema de recuperación, o

transmitida en cualquier forma por cualquier medio, electrónico,

mecánico, fotocopia, grabación o de otra manera, sin la previa

autorización por escrito del editor .

Retratos de Drew Blom

La cubierta y el diseño de Taylor Design Works

Para más biografías de John Piper, ver series de

Crossway, Los cisnes no son silenciosas.


David Brainerd nació el 20 de abril, 1718 en Haddam, Connecticut. Ese año

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


John Wesley y Jonathan Edwards volvió 14. Benjamin Franklin cumplió 12
años y George Whitefield 3. El Gran Despertar fue un poco más el horizonte y
Brainerd viviría tanto a través de las ondas de que a mediados de los años
treinta y cuarenta años, y luego morir de tuberculosis en Jonathan casa de
Edwards a la edad de 29 el 9 de octubre 1747.

Una familia única

El padre de Brainerd Ezequías era un legislador Connecticut y murió cuando David


tenía nueve años de años de edad. A juzgar por propia experiencia como hijo y
como padre, creo que puede haber sido el año más difícil de todos. Había sido un
puritano rigurosa con fuertes puntos de vista de la autoridad y el rigor en el hogar;
y siguió una devoción muy serio que incluyó días de ayuno privado para promover
el bienestar espiritual. 1

Brainerd fue el sexto hijo y el tercer hijo nacido a Ezequías y Dorothy.


Después de él vino tres hijos más. Dorothy había traído uno de los niños de un
matrimonio anterior, y así había doce de ellos en el hogar, pero no por mucho
tiempo. Cinco años después de que su padre murió a la edad de 46 años, su
madre murió cuando él tenía 14 años.

Parece que había una tensión inusual de debilidad y depresión en la familia. No

sólo los padres mueren pronto, hermano de David Nehemías murió a los 32 años,

su hermano Israel murió a los 23 años, su hermana Jerusha murió a los 34 años, y

murió a los 29 años en 1865 un descendiente, Thomas Brainerd (en una biografía

de John Brainerd) , dijo: “En toda la familia Brainerd durante doscientos años ha

habido una tendencia a una depresión mórbida, similar a la hipocondría (64).”

1
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Así que además de tener un padre austero, y sufriendo la pérdida de ambos

padres como un niño sensible, probablemente heredado algún tipo de tendencia de

la depresión. Cualquiera que sea la causa, que sufrió desde el abatimiento más

negro de vez en cuando a lo largo de su corta vida. Se dice en el comienzo mismo

de su diario, “yo estaba, creo, desde mi juventud algo sobria e inclinado más bien a

la melancolía que el otro extremo (101).”

La pelea con Dios en su alma

Al morir su madre se trasladó a través del río Connecticut a East Haddam a vivir con

su hermana casada, Jerusha. Describió su religión durante estos años como muy

cuidadoso y serio, pero que no tienen verdadera gracia. Cuando cumplió 19 años

heredó una granja y se trasladó durante un año a unas pocas millas al oeste de

Durham a probar suerte en la agricultura. Pero su corazón no estaba en ella.

Anhelaba “una educación liberal.” (103) De hecho Brainerd fue un contemplativo y un

estudioso de pies a cabeza. Si no hubiera sido expulsado de la Universidad de Yale,

que puede muy bien haber seguido una enseñanza o ministerio pastoral en lugar de

convertirse en un misionero a los indios.

Después de un año en la granja regresó a East Haddam y comenzó a

prepararse para entrar en la Universidad de Yale. Este fue el verano de 1738.

Tenía veinte años. Durante el año en la granja que había hecho un compromiso

con Dios para entrar en el ministerio. Pero todavía no se convirtió. Se leyó la

Biblia a través de dos veces ese año y comenzó a ver con más claridad que toda

su religión era legalista y simplemente sobre la base de sus propios esfuerzos.

Tenía una gran peleas con Dios dentro de su alma. Se rebeló contra el pecado

original y en contra de lo estricto de las

2
la ley divina y en contra de la soberanía de Dios. Se peleó con el hecho de

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


que no había nada que pudiera hacer en su propia fuerza para
encomendarse a Dios (113-124).
Llegó a ver que “todos mis buenos marcos eran más que la justicia propia, no

tocaron fondo en el deseo de la gloria de Dios” (103).

No había más bondad en mis oraciones que habría en mi remar con las manos
en el agua ... porque (mis oraciones) no se llevaron a cabo desde cualquier amor
o lo que se refiere a Dios ... Ni una sola vez oré por la gloria de Dios (134) .

Ni una sola vez pretendía su honor y gloria ... Ni una sola vez había actuado de Dios

en todas mis devociones ... I se utiliza para cargar con el pecado ... (porque) de

deambular y pensamientos vanos ... y no porque nunca he tenido ningún sentido en ellos

a la gloria de Dios (136).

Una visión de la Gloria Unspeakable

Media hora antes de la puesta del sol a la edad de 21 años estaba en un lugar solitario

tratando de orar.

Mientras caminaba en una fosa espesa oscuridad, “gloria indescriptible” pareció


abrirse a la vista y de la aprehensión de mi alma ... Era una nueva aprehensión
hacia el interior o vista que tuve de Dios; como nunca había hecho antes, ni nada
de lo que yo tenía el menor recuerdo de ella. Así que yo quedé quieto y me
preguntaba y admiré ... Ahora tenía ningún temor particular de una sola persona de
la Trinidad, ni al Padre, Hijo, y Espíritu Santo, pero que parecía ser la gloria divina y
esplendor que entonces me vi. Y mi alma “se regocijó de alegría indecible” para ver
tal Dios, un ser divino tan gloriosa, y yo estaba contento y satisfecho por dentro que
él debe ser Dios sobre todo para siempre. Mi alma estaba tan capti-

3
vada y encantados con la excelencia, la belleza y la grandeza y otras

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


perfecciones de Dios que estaba incluso saliva en él, al menos en ese grado
que no tenía ni idea, como recuerdo en un primer momento, de mi propia
salvación o escaso que había una criatura como I.

Así, el Señor, confío, me llevó a un deseo de corazón al exaltarlo, a lo


establecido en el trono y de “buscar primero su Reino”, es decir, principalmente, y en
última instancia para apuntar a su honor y gloria como el rey y soberano de la
universo, que es el fundamento de la religión de Jesús ... me sentí en un mundo
nuevo (138-140).

Era el día del Señor, 12 de julio de 1739. Tenía 21 años de edad. Dos meses más tarde

ingresó en la Universidad de Yale para prepararse para el ministerio. Fue un comienzo

difícil. Hubo novatadas por los alumnos de segundo ciclo, poca espiritualidad, estudios

difíciles, y se puso el sarampión y tuvo que volver a casa por varias semanas durante el

primer año.

Al año siguiente fue enviado a casa porque estaba tan enfermo que estaba

escupiendo sangre. Por lo que incluso a esta temprana edad ya tenía la

tuberculosis que iba a morir de siete años más tarde. Lo sorprendente no puede

ser que murió tan pronto y tan poco logrado, pero que, al ser tan enfermo como

estaba, vivió siempre y cuando él hizo y logró tanto.

El despertar espiritual En Yale

Cuando regresó a Yale en noviembre de 1740, el clima espiritual fue cambiado


radicalmente. George Whitefield había estado allí, y ahora muchos estudiantes
eran muy en serio su fe, que iba bien Brainerd. De hecho, las tensiones fueron
surgiendo entre los estudiantes y la facultad despertado menos excitada y el
personal. En 1741 los pastores-evangelistas, Gilbert Tennent,

4
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Ebenezer Pemberton, y James Davenport avivaron las llamas del descontento

entre los estudiantes con su ardiente predicación.

Jonathan Edwards fue invitado a predicar el discurso de graduación en 1741


con la esperanza de que iba a verter un poco de agua sobre el fuego y ponerse
de pie para la facultad contra el entusiasmo de los estudiantes. Algunos
profesores incluso había sido criticado por ser convertidos. Edwards predicó un
sermón llamado “The Marcas Distintivas de una obra del Espíritu de Dios”, y
totalmente decepcionado la facultad y el personal. Sostuvo que el trabajo que se
realiza en el despertar de esos días, y específicamente entre los estudiantes, fue
un verdadero trabajo espiritual a pesar de los excesos.

Esa misma mañana la siguiente declaración había sido votado por los administradores

de la universidad:

Si dijere directa o indirectamente, cualquier estudiante de esta universidad, que el Rector,

cualquiera de los fiduciarios o tutores son hipócritas, hombres carnales o no convertidos,

que será por la primera ofensa hacer una confesión pública en la sala, y por la segunda

infracción sea expulsado (41).

Edwards fue claramente más comprensivo con los estudiantes de la universidad era.

Incluso fue tan lejos como para decir en su discurso central de la tarde, “No es una

evidencia de que una obra no es la obra de Dios, si muchos que son los sujetos de la

misma ... son culpables de (por lo que) el gran atrevimiento de censurar a los demás

como no convertido”(42).

expulsado por otro plan

Brainerd estaba en la multitud como Edwards habló. Uno no puede evitar preguntarse si

Edwards después sintió algo de responsabilidad por

5
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
lo que le pasó a Brainerd el próximo mandato. Estaba en la parte superior de su clase

académicamente, pero fue expulsado sumariamente a principios de 1742, durante su

tercer año. Se le oyó decir que uno de los tutores, Chauncey Whittelsey, “no tiene

más gracia que una silla”, y que se preguntó por qué el Rector “no desplegable

muertos” de refinación estudiantes por su celo evangélico (42, 155).

Esta expulsión herido Brainerd muy profundamente. Lo intentó de nuevo y de


nuevo en los próximos años para hacer las cosas bien. Numerosas personas
acudieron en su ayuda, pero todo fue en vano. Dios tenía otro plan para
Brainerd. En lugar de una tranquila seis años en el pastorado o una conferencia
pasillo seguido por la muerte y la poca importancia histórica en absoluto, Dios
quiso que lo llevara al desierto que podría padecer por él y hacer un impacto
incalculable en la historia de las misiones.

Antes de que el camino estaba cortado para él al pastorado, Brainerd no tenía

idea de ser un misionero a los indios. Pero ahora tenía que replantearse toda su

vida. Había una ley, recientemente aprobada, que ningún ministro establecido se

podría instalar en Connecticut que no se había graduado de Harvard, Yale o una

universidad europea. (52) Brainerd sintió cortada de su llamado vida.

Hay una tremenda lección aquí. Dios está trabajando para la gloria de su
nombre y el bien de su iglesia, incluso cuando las buenas intenciones de sus
servidores fallan, incluso cuando eso falla se debe a pecado o falta de cuidado.
Una palabra descuidada, que se habla en la prisa, y la vida de Brainerd parecía
desmoronarse ante sus ojos. Pero Dios sabía mejor, y Brainerd llegó a aceptarlo.
De hecho, me siento tentado a especular si el movimiento misionero moderno,
que fue inspirado por lo que en varias ocasiones por la vida misionera de
Brainerd, habría sucedido si David

6
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Brainerd no había sido expulsado de la Universidad de Yale y separado de sus esperanzas

para servir a Dios en el pastorado!

Enviado a los indios de América

En el verano de 1742 un grupo de ministros que simpatizan con el Gran


Despertar (llamado New Lights) Brainerd licencia para predicar. Jonathan
Dickinson, el Presbyterian líder en Nueva Jersey, se interesó en Brainerd y trató
de conseguir que sea reintegrado en la Universidad de Yale. Cuando esto falló
se hizo la sugerencia de que Brainerd convertirse en un misionero a los indios
bajo el patrocinio de los comisarios de la Sociedad en Escocia para propagar
conocimiento cristiano. Dickinson fue uno de esos miembros de la Comisión. El
25 de noviembre 1742 Brainerd fue examinada en cuanto a su aptitud para el
trabajo y nombró como misionero a los indios (188).

Pasó el invierno sirve una iglesia en Long Island para que pudiera
entrar en el desierto en la primavera. Su primer destino fue a los indios
Housatonic en Kaunaumeek a unas 20 millas al noroeste de Stockbridge,
Massachusetts, donde Edwards finalmente servir como misionero a los
indios. Llegó a 1 de abril de, 1743 y predicado por un año, mediante un
intérprete y tratando de aprender el lenguaje de John Sergeant, el
misionero veterano en Stockbridge. (228) Él fue capaz de iniciar una
escuela para niños de la India y traducir algunos de los Salmos (61).

Luego vino una reasignación a ir a los indios a lo largo del río Delaware
en Pennsylvania. Así que el 1 de mayo, 1744 dejó Kaunaumeek y se
instaló en las horquillas de la Delaware, al noreste de Bethlehem,
Pensilvania. Al final del mes,

7
montó a Newark, NJ para ser examinado por el Newark Presbiterio y fue

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


ordenado el 11 de junio, 1744 (251-252).
Brainerd predicó a los indios en las bifurcaciones del Delaware por un año.
Pero el 19 de junio 1745 realizó su primera gira de predicación a los indios en
Crossweeksung, Nueva Jersey. Este era el lugar donde Dios se movía en el
poder increíble y trajo el despertar y la bendición a los indios. Dentro de un año
había 130 personas en su creciente asamblea de creyentes (376). La comunidad
cristiana entera se trasladó desde Crossweeksung de arándano para la de mayo
de 1746 hasta tener su propia tierra y el pueblo. Brainerd quedó con estos indios
hasta que estaba demasiado enfermo para servir, y en noviembre de 1746 dejó
de arándano para pasar cuatro meses tratando de recuperarse en Elizabethtown
en la casa de Jonathan Dickinson.

El 20 de marzo, 1747 David Brainerd hizo una última visita a sus amigos
indios y luego montó a la casa de Jonathan Edwards en Northampton,
Massachusetts, llegando 28 de mayo
1747. Hizo un viaje a Boston durante el verano y luego regresó y murió
de tuberculosis en casa Edwards' 9 de octubre de, 1747.

El impacto de la vida de Brainerd

Era una vida corta: veintinueve años, cinco meses y diecinueve días. Sólo ocho
de esos años como un creyente, y sólo cuatro de ellos como misionero. ¿Por
qué la vida de Brainerd ha hecho que el impacto que tiene? Una razón obvia es
que Jonathan Edwards tomó los diarios y publicado como una La vida de
Brainerd en 1749. Pero ¿por qué este libro ha estado nunca fuera de impresión?
¿Por qué dijo John Wesley, “Que cada predicador leer

8
con cuidado sobre la 'Vida de Brainerd (3)'”? ¿Por qué fue escrito de Henry

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


Martyn que “hojeando la vida de David Brainerd, su alma se llenó de una santa
emulación de ese hombre extraordinario; y después de profunda consideración
y oración, que fue largamente fijado en una resolución de imitar su ejemplo”? 2

¿Por qué William Carey consideran Edwards La vida de Brainerd

como un texto sagrado? ¿Por qué Robert Morrison y Robert McCheyne de


Escocia y John Mills de América y Frederick Schwartz, de Alemania y David
Livingston de Inglaterra y Andrew Murray, de Sudáfrica y Jim Elliot de
América moderna mirar a Brainerd con una especie de asombro y potencia
consumida de él la forma en que lo hicieron y muchos otros (4)?

Gideon Hawley, otro protegido misionera de Jonathan Edwards habló


por cientos cuando escribió acerca de sus luchas como misionero en 1753,

Necesito, en gran medida necesito algo más que humana [humano o natural] para
apoyarme. Me leer mi Biblia y la vida del señor Brainerd, los únicos libros que traje
conmigo, y de ellos tienen un poco de apoyo (3).

¿Por qué esta vida ha tenido un impacto tan grande? O tal vez debería plantear

una pregunta más modesta y manejable: ¿Por qué tiene un impacto tan grande en

mí? ¿Cómo ha ayudado a seguir adelante en el ministerio y procurar el poder y la


santidad divina y la fecundidad en mi vida?

La respuesta para mí es que la vida de Brainerd es un vivo, poderoso testimonio de

la verdad de que Dios puede y utilizar débiles, desanimados, golpe hacia abajo,, santos

solitarios enfermos que luchan, que claman a él día y noche, para lograr cosas

increíbles para su gloria.

9
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Para ilustrar esto vamos a examinar en primer lugar las luchas de Brainerd, a

continuación, en la forma en que respondió a ellos y, finalmente, la forma en que Dios lo

usó con todas sus debilidades.

sus luchas

Brainerd luchó con la enfermedad casi constante.

Tuvo que abandonar la universidad para algunas semanas porque había empezado

a toser sangre en 1740. En mayo de 1744, escribió “, Rode varias horas bajo la

lluvia a través del desierto aullidos, aunque yo estaba tan desordenada en el cuerpo

que poco o nada más que la sangre provenía de mí”(247). De vez en cuando iba a

escribir algo como:

Por la tarde mi dolor aumenta sobremanera; y fue obligado a


refugiaré mismo a la cama ... a veces era casi doliente del ejercicio de la
razón por la extremidad del dolor (253). En agosto de 1746, escribió:

Después de haber permanecido en el sudor frío toda la noche, Tosí mucha materia

sangrienta esta mañana, y estaba bajo una gran trastorno del cuerpo, y no un poco de

melancolía (420).

En septiembre escribió,

Ejercido con una tos violenta y fiebre considerable; no tenía apetito a cualquier tipo de

comida; y con frecuencia criado lo que comía, tan pronto como se había reducido; y muchas

veces tenía poco de descanso en la cama, a causa de dolores en el pecho y la espalda: fue

capaz, sin embargo, al pasar por encima de mi pueblo, cerca de dos millas, todos los días, y

tomar un poco de cuidado de los que estaban entonces en el trabajo sobre una pequeña

casa en que yo residen en entre los indios (430).

10
En mayo de 1747 en la casa de Jonathan Edwards los médicos le dijeron que

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


tenía el consumo incurable y no tenía mucho tiempo de vida (447). En el último
par de meses de su vida, el sufrimiento era increíble. 24 de septiembre: “En la
mayor angustia que nunca soporté tener un tipo poco común de hipo; que o
bien me estrangulado o me tiró en un esfuerzo de vomitar”(469). Edwards
comenta en la semana antes de morir,

Me dijo que era imposible para cualquier concebir la angustia que sentía en el
pecho. Se manifiesta una gran preocupación para que no deshonrar a Dios por
la impaciencia bajo su extrema agonía; el cual era tal, que dijo que la idea de
soportarlo un minuto más era casi insoportable. Y la noche antes de morir le
dijo a los que le rodean que era otra cosa a morir que las personas se imaginó
(475-476).

Lo que sorprende al lector de estos diarios no es sólo la gravedad del sufrimiento de

Brainerd en los días antes de los antibióticos y analgésicos, pero sobre todo la

forma incesante la enfermedad era. Era casi siempre allí. Y sin embargo, siguió

adelante con su trabajo.

Brainerd luchó sin descanso con depresión recurrente.

Brainerd llegó a entender mejor a partir de su propia experiencia de la diferencia


entre el abandono espiritual y la enfermedad de la melancolía. Así que sus
posteriores juicios sobre su propia condición espiritual son probablemente más
cuidado que los anteriores. Pero sin embargo uno evalúa su condición
psicológica, fue atormentado y otra vez con los desalientos más negros. Y la
maravilla es que sobrevivió y siguió su camino en absoluto.

Brainerd dijo que había sido así desde su juventud (101). Sin embargo,
dijo que había una diferencia entre la depresión

11
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
que sufrió antes y después de su conversión. Después de su conversión parecía que

había una roca del amor que elige debajo de él que lo captura, por lo que en sus

momentos más oscuros que todavía podía afirmar la verdad y la bondad de Dios, a

pesar de que no podía sentirlo por una temporada (93, 141, 165, 278).

Pero ya era bastante malo, sin embargo. A menudo, su angustia se debía al odio

de su propia maldad restante. Cerrado jueves, 4 de noviembre de 1742. “angustiante

Tis a sentir en mi alma que demonios de la corrupción que aún permanece en mí”

(185). A veces esta sensación de falta de mérito era tan intenso que se sentía aislado

de la presencia de Dios.

23 de de enero de, 1743:

Escaso sentido alguna vez yo así no apta para existir, como ahora: vi que no era digno

de un lugar entre los indios, a dónde voy ... Ninguno sabe, pero los que se siente, lo que

perdura el alma que se cerró con sensatez hacia fuera de la presencia de Dios: ¡Ay, 'tis

más amarga que la muerte (195-6)!

A menudo se llama su depresión una especie de muerte. Conté al menos 22

lugares en el diario en el que deseaba la muerte como una liberación de su

miseria. Por ejemplo,

Domingo, 03 de febrero 1745:

Mi alma recuerda “del ajenjo y de la hiel” (casi podría decir infierno) del
viernes pasado; y yo tenía mucho miedo Le agradecería nuevo a beber de
esa “copa que hará temblar”, que era inconcebiblemente más amarga que la
muerte, y me hizo largo de la tumba más, indeciblemente más, que tesoros
(285).

12
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Domingo, 16 de diciembre 1744:

Estaba tan abrumado por la melancolía que yo no sabía cómo vivir: Porque deseaba la

muerte en extremo: Mi alma estaba “hundido en aguas profundas”, y “de las inundaciones”

estaba listo para ‘ahogarme:’ yo era mucho más oprimidos que mi alma estaba en una

especie de horror (278).

Se le causó la miseria agravada que su angustia mental obstaculizado su


ministerio y su devoción.

Miércoles, 09 de marzo 1743:

Rode 16 millas a Montauk, y tenía un poco de dulzura hacia adentro en la carretera,

pero algo de planitud y falta de vida después de llegar allí y había visto a los indios:

Me retiró y se han esforzado para orar, pero me encontré terriblemente abandonada e

izquierda, y tenía una afligen sentido de mi vileza y la maldad (199).

A veces simplemente estaba inmovilizado por las angustias y no podría


funcionar más.

Martes, 02 de septiembre 1746:

Escaseaba cada vez más confundido con un sentido de mi propia esterilidad y la

incapacidad de mi trabajo, que ahora. Oh, lo que es un muerto, sin corazón, estéril,

desgraciado no rentable no ahora veo yo a ser! Mi estado de ánimo eran tan bajos, y mi

fuerza corporal por lo desperdician, que no podía hacer nada en absoluto. Al fin, siendo

mucho más exagerado, se acostó en una piel de búfalo; pero gran parte de sudar toda la

noche (423ff).

Es simplemente sorprendente la frecuencia Brainerd siguió adelante con las

necesidades prácticas de su trabajo en la cara de estas ondas de desánimo. Esto

tiene, sin duda, le ganó a muchos misioneros que conocen de primera mano los tipos

de dolor que tuvo que soportar.

13
Brainerd tuvo problemas con la soledad.

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


Habla de tener que soportar la charla profana de dos desconocidos en una noche de

abril de 1743 y dice, “Oh, yo deseaba que algún ser querido Cristiano sabía mi angustia

(204)!” Un mes más tarde, dice,

La mayor parte de la charla que escucho es bien Highland Scotch o indio. No tengo ningún

hermano en la fe a quienes podría desahogarse mí mismo y estaba abierto mis penas

espirituales, y con quién podría tomar consejo dulce en una conversación acerca de las

cosas celestiales, y unirse en oración sociales (207).

Esta miseria le hacía a veces se vuelven atrás de irse por otra empresa.
Cerrado martes, 8 de mayo de, 1744: “Mi oyen a veces estaba dispuesto a
hundirse con los pensamientos de mi trabajo, y que solo en el desierto, donde
no supe” (248).
En diciembre de 1745 escribió una carta a su amigo Eleazar Wheelock y dijo:

“No cabe duda de que el tiempo que haya leído mi diario a través de usted será

más sensible de la necesidad me paro de un compañero de viaje que nunca se fue

antes de”(584).

Pero él no sólo quieren cualquier tipo de persona, por supuesto. Él quería un

compañero de alma. Muchos de nosotros puede identificarse con él cuando dice:

Hay muchos con quien puedo hablar de religión: pero por desgracia, me parece pocos con

quien puedo hablar religión misma: Pero, bendito sea el Señor, hay algunos que aman a

alimentar en el kernel en lugar de la cáscara (292).

Pero Brainerd estaba solo en su ministerio hasta el final. Los últimos 19 semanas
de su vida Jerusha Edwards, la hija de 17 años de Jonathan Edwards, fue su
enfermera y muchos especulan que

14
no era profundo amor entre ellos. Pero en el desierto y en el ministerio,

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


que estaba solo, y sólo pudo derramar su alma a Dios. Y Dios le dio y
le siguió su camino.

Brainerd luchó con inmensas dificultades externas.

Él describe su primera estación de la misión en Kaunaumeek en mayo, 1743:

Vivo mal con respecto a las comodidades de la vida: la mayor parte de mi dieta se

compone de maíz hervido, pudín precipitada, etc. Me alojo en un montón de paja, y mi

trabajo es duro y muy difícil; y tengo poca experiencia de éxito para consolarme (207).

En agosto, dice:

En este estado de debilidad corporal, (I) no era un poco angustiado por falta de alimento

adecuado. No tenía ni pan, ni podía conseguir nada. Me veo obligado a ir o enviar diez o

quince millas por todo el pan que como; y, a veces 'tis mohosa y amargo antes de comer

que, si consigo cualquier cantidad considerable ... Pero a través de la bondad divina que

tenía un poco de harina de la India, de los cuales hice pequeños pasteles y los fritos. Sin

embargo, se sintió contenta con mis circunstancias, y con dulzura renunciado a Dios

(213-214).

Dice que con frecuencia se pierde en el bosque y fue expuesta al frío y el


hambre (222). Habla de su caballo sea robado o ser envenenado o romper
una pata (294, 339). Habla de cómo el humo de una chimenea a menudo
hacía que la habitación intolerable para sus pulmones y que tendría que
salir al frío para recuperar el aliento, y luego no podía dormir toda la noche
(422).

Pero la lucha con las dificultades externas, como grandes como estaban, no
era su peor lucha. Tenía una increíble resignación

15
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
ción e incluso parece descansar en muchas de estas circunstancias. Él sabía dónde

encajan en su enfoque bíblico de la vida:

Tales fatigas y dificultades ya que estos sirven para mí dejar de depender más de la tierra;

y, espero, hará que el cielo más dulce. Anteriormente, cuando estaba por tanto, expuestos

al frío, la lluvia, etc., que estaba listo para complacer a mí mismo con los pensamientos de

disfrutar de una casa confortable, el calor del fuego, y otras comodidades exteriores; pero

ahora éstos tienen menos lugar en mi corazón (a través de la gracia de Dios) y el ojo es

más a Dios para una mayor comodidad. En este mundo espero que la tribulación; y no

ahora, como antes, parece extraño para mí; No lo hago en este tipo de estaciones de

dificultad más plano a mí mismo que será mejor de aquí en adelante; sino más bien pensar

cuánto peor podría ser; Cuánto más grande que otros ensayos de los hijos de Dios han

soportado; y cuanto mayores son todavía quizá reservado para mí. Bendito sea Dios que

hace que [es] la comodidad para mí, en mis pruebas más agudos; y escaso jamás deja

estos pensamientos serán atendidos por el terror o la melancolía; pero con frecuencia son

atendidos con gran alegría (274).

Así que a pesar de las terribles dificultades externas que Brainerd conocía,
siguió adelante e incluso floreció bajo estas tribulaciones que llevaron al
reino.

Brainerd luchó con un panorama sombrío en la naturaleza.

Lo vamos a perdonar por esto rápidamente porque ninguno de nosotros ha


sufrido físicamente lo que sufrió o soportó las dificultades que hizo en el desierto.
Es difícil de saborear la belleza de una rosa cuando se tiene tos con sangre.

Pero hay que ver esto como pat de la lucha de Brainerd porque un ojo para
la belleza en lugar de desolación podría tener luz-

dieciséis
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
ened parte de su carga. Edwards exaltó Brainerd por no ser una persona de
“imaginación caliente” (93). Esta era una virtud para Edwards, porque significaba
que Brainerd estaba libre de lo que llamó religiosa “entusiasmo”, la intensidad de
la emoción religiosa basada en las impresiones repentinas y lugares de interés
en la imaginación, más que en la aprehensión espiritual de perfecciones morales
de Dios. Así Edwards aplaudió Brainerd por no tener “imágenes fuertes y vivos
formados en su imaginación” (93).

Pero hay un inconveniente costoso para una mente sin imaginación. En el caso

de Brainerd que significaba que le parecía ver nada en la naturaleza, sino un

“desierto aullido” y un enemigo sombrío. No había nada en sus diarios como los

transportes de Jonathan Edwards, mientras caminaba por el bosque y vio imágenes

de gloria y ecos de la excelencia divina de Dios en todas partes.

Norman Pettit es básicamente justo me parece cuando dice:

Cuando Edwards vio montañas y lugares de residuos como el escenario de la

revelación divina, Brainerd sólo vio un “desierto aullando.” Edwards, donde tomaría

deleite espiritual “en el sol, la luna y las estrellas; en las nubes y el cielo azul; en la

hierba, flores, árboles,”Brainerd nunca mencionaron belleza natural. En contraste con la

alegría de Edwards en verano es el miedo de invierno (23) de Brainerd.

Brainerd nunca mencionó un atractivo paisaje o al atardecer. Lo hizo en un solo


lugar dicen que había descubierto la necesidad de desvíos en su trabajo por el
fin de maximizar su utilidad (292). Pero ni una sola vez se describe como una
distracción o ningún impacto en lo que tenía.

Es una cosa triste que Brainerd fue cegado (tal vez por su sufrimiento) a uno
de los antídotos de Dios a la depresión. Spurgeon describió esto mejor que
nadie:

17
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Para sentarse en una postura de largo, verter sobre un libro, o conducir una pluma, es en sí

misma una imposición de la naturaleza; además de añadir a esto una cámara de mal

ventilado, un cuerpo que ha sido durante mucho tiempo sin hacer ejercicio muscular y un

corazón cargado con muchos cuidados, y tenemos todos los elementos para preparar un

caldero hirviente de la desesperación, sobre todo en los meses oscuros de niebla .. . la

naturaleza fuera de su ventana lo está llamando a la salud y le hace señas a la alegría. El

que olvida el zumbido de las abejas entre el brezo, el arrullo de las palomas torcaces en el

bosque, el canto de los pájaros en el bosque, el murmullo de los riachuelos entre los juncos,

y el suspiro del viento entre los pinos, Las necesidades no preguntarse si su corazón se

olvida de cantar y su alma se vuelve pesada. 3

Yo digo que perdonaremos Brainerd rápidamente para no sacar fuerzas y el

refresco de la galería de la alegría de Dios, porque su sufrimiento hizo tan difícil

para él ver. Pero hay que hacer todo lo posible para no sucumbir con él aquí.

Spurgeon y Edwards son los modelos para nosotros en usos ministeriales de la

naturaleza. Y, por supuesto, dijo una autoridad aún mayor: “Considerad los lirios”.

Brainerd luchó para amar a los indios.

Si el amor es conocido por sacrificio, entonces Brainerd amado. Pero si también se

le conoce por la compasión sentida entonces Brainerd luchó por el amor más que

él. A veces se fundió con el amor.

18 de de septiembre de, 1742:

Sintió un poco de compasión por las almas, y llorado yo no tenía más. Me siento mucho

más bondad, mansedumbre, dulzura y amor hacia toda la humanidad, que nunca (181).

18
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
26 de diciembre 1742:

Sentía mucha dulzura y la ternura en la oración, en especial toda mi alma parecía que

me encanta mis peores enemigos, y fue capacitado para orar por aquellos que son

extraños y enemigos de Dios con un alto grado de suavidad y fervor patético (193).

Martes, 02 de julio 1745:

Sintió el calor de mi extrae después de Dios en la oración, casi toda la mañana;

especialmente mientras se conduce. Y por la tarde, no podía dejar de llorar a Dios por esos

pobres indios; y después de ir a la cama de mi corazón seguía a salir a Dios por ellos,

hasta que se me cayó dormido. Oh, 'bendito sea Dios que yo pueda orar!' (302).

Pero otras veces parecía vacío de afecto o compasión por sus almas. Él
expresa la culpa que debía predicar a las almas inmortales con no más
ardor y tan poco deseo de su salvación (235). Su compasión simplemente
podría ir plana.

02 de noviembre 1744:

A eso del mediodía, cabalgó hasta los indios; y mientras van, no sentía deseos
para ellos, e incluso temido decir nada a ellos (272).

Así Brainerd tuvo problemas con la subida y bajada de amor en su propio corazón. El

amaba, pero deseaba amar mucho más.

Brainerd luchó para permanecer fiel a su vocación.

A pesar de que la expulsión de Brainerd de Yale inicialmente obstaculizado


su entrada en el pastorado, y le volvió a considerar la carrera misionera, el
llamado misionero se sintió cerca del Señor en esto no fue abandonado
cuando otras oportunidades para el pastorado finalmente no venga. Había
varios

19
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
oportunidades para él tener una vida mucho más fácil en la vida reiterada del ministro de

la parroquia.

La iglesia en Millington, cerca de su ciudad natal de Haddam, lo llamó en


Marzo de 1744, y describe la llamada como un gran cuidado y la carga. Se
volvió hacia abajo y oró para que el Señor envíe obreros a su viña (244). La
iglesia en East Hampton en Long Island le llamó, también. Jonathan Edwards
llamó a esto “la más bella, la ciudad más agradable de toda la isla, y una de sus
parroquias más grandes y más ricos.” Brainerd escribió el jueves 5 de abril:

Resuelta a seguir todavía con el caso de la India, si la providencia divina permitido;


aunque antes de sentir cierta inclinación para ir a East Hampton, en el que se
solicitó para ir (245).

Hubo otras oportunidades, también. Pero cada vez que la lucha se resolvió con
esta sensación de carga y la llamada:

[I] no podía tener libertad en el pensamiento de cualquier otra circunstancia o negocio en la

vida: Todo mi deseo fue la conversión de los paganos, y toda mi esperanza estaba en

Dios: Dios no me hace sufrir a favor o consolarme con la esperanza de Ver a los amigos,

que vuelven a mi querido tener conocidos, y disfrutar de las comodidades mundanas

(263).

Así que la lucha era obviamente allí, pero se le mantuvo en su cargo por una
disposición a sufrir y una pasión para ver el reino de Cristo extendido entre los
indios.

La pasión de Brainerd para presionar sobre el Reino de Dios

Creo que la razón por la vida de Brainerd tiene tales efectos poderosos sobre la gente

es que a pesar de todas sus luchas nunca se rindió

20
su fe o su ministerio. Le consumía una pasión para terminar su carrera y honrar

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


a su Maestro y extender el reino y avanzar en la santidad personal. Fue esta
lealtad inquebrantable a la causa de Cristo que hace la desolación de su vida
resplandor de gloria por lo que podemos entender Henry Martyn cuando
escribió, como estudiante en Cambridge en 1802, “Tengo muchos deseos de
ser como él (4)! ”

Brainerd llamó a su pasión por la santidad más y más utilidad en una


especie de “dolor agradable.”

Cuando me gusta mucho a Dios, siento que mis deseos de él, más insaciable, y mis

thirstings después de la santidad más que nunca se apagará; ... Oh, por la santidad! Oh, por

más de Dios en mi alma! Oh, este dolor agradable! Hace que mi alma de prensa después

de Dios ... Oh, que yo no perder el tiempo en mi viaje al cielo (186)!

Él se agarró con la admonición apostólica: “redimir el tiempo para los días


son malos” (Efesios 5:16) que encarna el consejo: “No nos cansemos de
hacer el bien, porque a su tiempo segaremos, si no desmayarse.”(Gálatas
6: 9) se esforzó por ser, como dice Pablo,“creciendo en la obra del Señor
(1 Corintios 15:58).

17 de de abril de, 1747:

OI deseaba llenar los momentos restantes todo por Dios! Aunque mi cuerpo estaba tan

débil y fatigado con predicación y mucha conversación privada, pero quería sentar

toda la noche para hacer algo para Dios. Para Dios el dador de estos refrescos, sea

gloria por los siglos de los siglos; Amén (246).

21
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
21 de de febrero de, 1746:

Mi alma fue refrescado y confortado, y yo no podía dejar de bendecir a Dios, que me

había permitido en alguna medida buena para ser fieles en el último día. Oh, qué dulce

es para ser gastado y desgastado de Dios (366)!

Entre todos los medios que utiliza Brainerd para la consecución de una mayor
y mayor santidad y utilidad, la oración y el ayuno se destacan por encima de
todo. Leemos de él pasar días enteros en la oración (172), y, a veces dejando
de lado seis veces en el día para orar (280), y en ocasiones la búsqueda de
una familia o un amigo para orar con. Oró por su propia santificación. Oró por
la conversión y la pureza de sus indios. Rezó para el avance del reino de
Cristo en todo el mundo y especialmente en América. A veces el espíritu de
oración le mantenga tan profundamente que apenas podía parar.

Una vez, en una visita a casa con los amigos, se puso a solas para orar:

Continué luchando con Dios en oración por mi pequeño rebaño querida aquí; y más

especialmente para los indios en otros lugares; así como para los queridos amigos en un

lugar y otro; hasta que fue la hora de dormir y yo temía que debería obstaculizar la familia,

etc. Pero, oh, con lo que reluctancy qué me siento obligado a consumir tiempo en sueño

(402)!

Y junto con la oración, Brainerd persiguió la santidad y usefuleness con el


ayuno. Una y otra vez en su diario habla de días pasados ​en el ayuno. Ayunó
como guía cuando estaba en duda acerca de los próximos pasos de su
ministerio. Y ayunó simplemente con la profunda esperanza de hacer mayores
avances en su profundidad espiritual y su utilidad en la vida llevando a los
indios. Cuando se estaba muriendo en la casa de Edwards instó joven

22
ministros que vinieron a verlo a participar en días frecuentes de la oración

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


privada y el ayuno, debido a lo útil que era (473).
Edwards dijo a sí mismo,

Entre todos los muchos días que pasó en ayuno secreto y la oración, y que da
cuenta de en su diario, apenas hay una instancia de uno, pero lo que contó con la
presencia ya sea o seguida con aparente éxito y una notable bendición de los
ingresos y consuelos especiales pronto del Espíritu de Dios; y muy a menudo antes
de que se terminó el día (531).

Junto con la oración y el ayuno, Brainerd compró el tiempo con el estudio y


mezclaba los tres de estos juntos.

20 de diciembre 1745:

Pasé gran parte del día en la escritura; pero fue habilitado para entremezclar la oración con

mis estudios (280). 7 de enero de, 1744:

Pasado este día en la seriedad, con las resoluciones firmes de Dios y una vida de

mortificación. Estudiado de cerca, hasta que sentí que mi fuerza corporal fallar (234). 20 de

diciembre 1742:

Pasado este día en la oración, la lectura y la escritura; y disfrutó de un poco de ayuda,

especialmente en la corrección de algunas reflexiones sobre un determinado tema (192).

Él estaba constantemente escribiendo y pensando en cosas teológicas. Es


por eso que tenemos los Diarios y Diario! Pero había más. con frecuencia
leemos cosas como, “fue la mayor parte del día empleado en escribir sobre
un tema divina. era fre-

23
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
quent en la oración”(240). “Pasé la mayor parte de las veces por escrito en un

dulce sujeto divino” (284). “Se dedicaba a escribir de nuevo casi todo el día” (287).

“Rose temprano y escribió luz de las velas un tiempo considerable; pasado la

mayor parte del día en la escritura”(344). “Hacia la noche, disfrutaron de algunos

de los pensamientos más claros sobre un tema divina ... que nunca me acuerdo de

haber tenido sobre cualquier tema que sea; y pasó dos o tres horas en

escribirlos”(359).

La vida de Brainerd es una larga tensión agónica a “redimir el tiempo”


y “no se cansen de hacer el bien” y “abundan en la obra del Señor.” Y lo
que hace su vida tan poderosa es que siguió adelante en esta pasión bajo
la inmensas dificultades y penurias que él lo hizo.

El efecto de la Vida de Brainerd

El impacto sobre Jonathan Edwards fue exponencial.

En primer lugar, me gustaría mencionar el efecto sobre Jonathan Edwards, el


gran pastor y teólogo de Northampton. Edwards lleva su propio testimonio:

Me gustaría concluir mis observaciones sobre las circunstancias misericordiosas de la

muerte del señor Brainerd sin reconocer con agradecimiento la amable dispensación de

la Providencia para mí y mi familia en lo que ordena que ... sea echado de aquí a mi

casa, en su última enfermedad, y debe morir aquí: Así que tuvimos oportunidad de

mucho conocimiento y la conversación con él, y para mostrarle bondad en tales

circunstancias, y para ver su comportamiento morir, para escuchar sus discursos que

mueren, para recibir sus consejos muriendo, y tener el beneficio de su oraciones morir

(541).

24
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Edwards dijo que esto a pesar de que debe haber sabido que probablemente le

costará la vida de su hija tenga Brainerd en su casa con esa terrible enfermedad.

Jerusha había tendido Brainerd como enfermera durante las últimas 19 semanas de

su vida, y cuatro meses después de su muerte que murió de la misma aflicción. Así

Edwards en realidad quería decir lo que dijo, que era una “dispensación de gracia de

la Providencia” que Brainerd llegó a su casa a morir.

Como resultado del impacto inmenso de la devoción de Brainerd sobre

Jonathan Edwards, Edwards escribió en los próximos dos años, la vida de Brainerd,

que ha sido reimpreso con más frecuencia que cualquiera de sus otros libros. Y a

través de esta vida el impacto de Brainerd en la iglesia ha sido incalculable. Más

allá de todos los misioneros famosos que nos dicen que han sido sostenidas y

inspirada en la vida de Brainerd, cuántos otros innumerables fieles servidores

desconocidos deben no ser que han encontrado la fuerza para seguir adelante

desde el testimonio de Brainerd!

Princeton y Dartmouth fueron fundadas.

Un efecto menos conocida de uno-vida de Brainerd que le debe mucho más a


la amable Providencia de Dios que a cualquier intención por parte de
Brainerd-fue la fundación de la universidad de Princeton y Dartmouth College.
Jonathan Dickinson y Aaron Burr, que fueron los primeros líderes de Princeton
y entre sus fundadores, tomaron interés directo en el caso de Brainerd en Yale
y se veían muy molestos que la escuela no le readmisión.

Este evento reunió a un punto crítico de la insatisfacción que el de Nueva York

y Nueva Jersey Presbyterian Sínodos tenían con Yale y se cristaliza la voluntad de

fundar su propia escuela. La universidad de New Jersey (más tarde, Princeton) fue

constituida en O ^

25
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Tober, 1746. Dickinson se hizo el primer presidente y cuando comenzaron las clases

en su casa en mayo del 1747 en Elizabethtown, Brainerd estaba allí tratando de

recuperarse en sus últimos meses, y por lo tanto se considera que es la primera

estudiante inscrito. Campo David y Archibald Alexander y otros, dan testimonio de

que en un sentido real “Princeton universidad fue fundada debido a la expulsión de

Brainerd de Yale” (55).

Otro efecto sorprendente de la vida de Brainerd es la inspiración que

proporciona para la fundación de la universidad de Dartmouth por Eleazar

Wheelock. Brainerd sentía un fracaso entre los indios iroqueses en el

Susquehanna. Él trabajó entre ellos durante un año o así y luego siguió su

camino. Pero su Diario de las veces encendió el compromiso de Wheelock para ir

a los iroqueses de Connecticut. E inspirado por el ejemplo de Brainerd en la

enseñanza de los indios, fundó una escuela en 1748 para los indios y los blancos

en el Líbano. Más tarde se trasladó a Hannover, New Hampshire, donde

Wheelock fundó la universidad de Dartmouth.

En 1740 la Universidad de Yale, Harvard y William y Mary fueron los


únicos colegios coloniales, y que no eran simpatizantes de la piedad
evangélica de la Gran Despertar. Pero la marea del despertar trajo un celo por
la educación, así como la piedad. Los presbiterianos fundaron Princeton, los
bautistas fundada Brown, el reformada holandesa fundada Rutgers, y los
congregacionalistas fundada Dartmouth. Es notable que David Brainerd hay
que contar como un componente de motivación esencial en la fundación de
dos de esas escuelas. Si él era un erudito algo frustrado, el pensamiento y la
escritura de las velas en el desierto, su visión para la educación superior
evangélica probablemente tuvo un cumplimiento mayor que si hubiera dado su
vida a esa causa en lugar de a su pasión misionera.

26
David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje
Muchas almas gozar de Dios para siempre.

Termino diciendo que el efecto más impresionante del ministerio de Brainerd


es el mismo que el efecto más impresionante del ministerio de cada pastor.
Hay unos cuantos indios-quizás varios cientos-que deben su vida eterna con
el amor directo y el ministerio de David Brainerd. Algunas de sus historias
individuales haría otra conferencia-uno muy inspirador. ¿Quién puede
describir el valor de un alma transferido desde el reino de las tinieblas, y
desde el llanto y el crujir de dientes, al reino de su amado Hijo! Si vivimos 29
años o si vivimos 99 años, no tendríamos ninguna dificultad valer la pena el
ahorro de una persona a partir de los tormentos eternos del infierno para el
disfrute eterno de la gloria de Dios?

Mi última palabra debe ser el mismo que Edwards. Doy gracias a Dios por el

ministerio de David Brainerd en mi propia vida. A partir de un diario que parece débil y

mundanos en comparación con cita que de Brainerd:

28 de junio 1986

Esta tarde, Tom y Julie (Steller) y yo fuimos a Northampton. Hemos encontrado la lápida

de David Brainerd, una losa de piedra oscura del tamaño de la fosa superior y una

inserción de mármol blanco más pequeño con estas palabras:

Sagrado a la memoria del Rev. David


Brainerd. Un misionero fiel y laborioso
para el
Stockbridge, Delaware y las tribus de Susquehanna
de indios que murieron en esta ciudad. 10 de octubre
1747 AE 32 4

27
Tom y Julie (y Ruth y Hannah) y yo llevamos a mano y se pusieron

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


alrededor de la tumba y oraron a agradecer a Dios por Brainerd y
Jonathan Edwards y dedicarnos a su trabajo y su Dios. Fue una
memorable, y espero, momento fuerte y duradera.

28
las notas 1 La vida de David Brainerd, ed. Norman Pettit, La

David Brainerd Que nunca Loiter en mi Celestial viaje


Obras de Jonathan Edwards, vol. 7, (New Haven: Yale University Press, 1985),

p. 33. Todos los números de página en el texto se refieren a este volumen, que

contiene no sólo la edición de Edwards de los diarios de Brainerd, sino también

algunos extractos de revistas y una amplia introducción por el Dr. Pettit y la

correspondencia relacionada.

2 “Brainerd, David,” en la Enciclopedia religiosa, vol. 1, ed.

Philip Schaff, (Nueva York: la literatura cristiana Company, 1888),


320.

3 Conferencias a mis alumnos, (Grand Rapids: Zondervan

Publishing House, 1972), 158.

4 Estos dos hechos son inexactos: murió el 9 de octubre en

edad de 29 años.

29