Você está na página 1de 5

VINCULACION DE LA AUDITORIA CON LOS PRINCIPIOS DE CONTABILIDAD

GENERALMENTE ACEPTADOS

El objetivo fundamental del análisis del auditor se concreta en la formulación del dictamen u
opinión, que resume en forma estructurada los aspectos más destacados que se han puesto de
manifiesto durante su actuación.

La estructuración del dictamen incluye con generalidad una referencia directa a los principios
de contabilidad generalmente aceptados.

El Contador Público debe tener amplios conocimientos de los Principios de Contabilidad


Generalmente Aceptados y sobre cuál es el efecto de los mismos en cada una de las cuentas,
pues de su aplicación depende la clase de dictamen o informe que presente cuando ejerce la
auditoría de estados financieros, y por esto una Norma de Auditoría le obliga a mencionarlos
expresamente en su informe.

Principio de importancia relevante:

El ente económico debe informar en forma completa, aunque resumida, todo aquello que sea
necesario para comprender y evaluar correctamente su situación financiera, los cambios que
esta hubiere experimentado, los cambios en el patrimonio, el resultado de sus operaciones y su
capacidad para generar flujos futuros de efectivo.

La norma de revelación plena se satisface a través de los estados financieros de propósito


general, de las notas a los estados financieros, de información suplementaria y de otros
informes, tales como el informe de los administradores sobre la situación económica y
financiera del ente y sobre lo adecuado de su control interno.

También contribuyen a ese propósito los dictámenes o informes emitidos por personas
legalmente habilitadas para ello que hubieren examinado la información con sujeción a las
normas de auditoría generalmente aceptadas

El papel de la Auditoría es de suma importancia para el cumplimiento de esta norma, pues en


el dictamen del auditor se debe dar Fe de que la misma fue aplicada en su integridad y por
tanto no existen hechos de importancia no revelados en los informes, así como el Control
Interno es adecuado.

La información contable presentada en los estados financieros debe contener en forma clara y
comprensible todo lo necesario para juzgar los resultados de operación y la situación financiera
de la entidad.

Principio de empresa en marcha:

Los estados financieros se preparan normalmente sobre la base de que una empresa es un
negocio en marcha, y que por lo tanto continuará en operación en el futuro próximo. Asimismo
se asume que la empresa no tiene la intención ni la necesidad de ser liquidada o de reducir de
manera importante su nivel operativo; en caso de que dicha intención o necesidad existiere, los
estados financieros deberán ser preparados sobre una base distinta, la cual deberá ser
revelada.

El auditor tiene la responsabilidad de obtener evidencia de auditoria suficiente y oportuna sobre


la idoneidad del uso por la gerencia del supuesto de negocio en funcionamiento para la
preparación y presentación de los estados financieros, así como determinar si existe alguna
incertidumbre material sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en
marcha.

Sin embargo de acuerdo a los principios y responsabilidades generales los efectos de las
limitaciones inherentes sobre la capacidad del auditor para detectar errores materiales son
mayores con respecto a los hechos futuros que puedan dar lugar a que una entidad deje de
seguir siendo un negocio en marcha, en el informe del auditor no puede considerarse como
garantía de la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha.
Cuando se aplican procedimientos de evaluación de riesgo, el auditor tendrá en cuenta si los
hechos o condiciones que puedan generar dudas significativas sobre la capacidad para
continuar como negocio en marcha., para ello se debe determinar si la dirección ha efectuado
una evaluación preliminar sobre la continuidad del negocio y se validan los siguientes aspectos:

 Si se ha efectuado la valoración, el auditor discutirá con la dirección y determinará si


individual o conjuntamente se han identificados eventos o situaciones, que puedan
generar dudas significativas de la continuidad del negocio, en cuyo caso averiguará los
planes de acción para hacer frente a dichos hechos y condiciones.

 Si aún no se han efectuado dicha evaluación, el auditor discutirá con la dirección el


fundamento de la utilización prevista de la hipótesis de negocio en marcha e indagará
con la dirección sobre la existencia de hechos o condiciones que individual o
conjuntamente, puedan generar duda sobre el negocio en marcha de la entidad.

 El auditor también indagará ante la dirección sobre su conocimiento de hechos o


situaciones posteriores al periodo evaluado que puedan generar dudas significativa
sobre la capacidad de la entidad para continuar como negocio en marcha.

El auditor puede efectuar procedimientos adicionales de auditoria cuando se identifiquen


hechos o condiciones que pongan en duda la capacidad para continuar como negocio en
marcha, dentro de los procedimientos a realizar se encuentran los siguientes:

 Análisis y discusión con la dirección de los pronósticos de flujo de efectivo y de


beneficios y otros pronósticos relevantes.

 Análisis y discusión de los últimos estados financieros intermedios disponibles

 Análisis de contratos de préstamos y determinación si alguno de ellos ha tenido


incumplimiento.

 Lectura y análisis de contratos celebrados con partes relacionadas para proporcionar o


mantener apoyo financiero, así como la evaluación de la capacidad financiera de
dichas partes para proporcionar fondos adicionales.

 Lecturas de actas de accionistas y de comités relevantes en busca de referencias


financieras.

 Evaluación de los planes de la entidad para atender los pedidos de los clientes en
suspenso.

 Revisión de los informes o correspondencias recibidas por parte de los entes


reguladores.

 Indagaciones con los asesores jurídicos de la entidad sobre la existencia de litigios y de


reclamaciones, que puedan generar riesgos de negocio en marcha

 Aplicación de procedimientos de auditoria sobre hechos posteriores al cierre, para


identificar si se presenta alguno que reduzca la capacidad de la entidad para funcionar.

 Revisión a los procedimientos para la enajenación de activos.

Principio de realidad económica

Los recursos y hechos económicos deben ser reconocidos y revelados de acuerdo con su
esencia o realidad económica y no únicamente en su forma legal. Cuando en virtud de una
norma superior, los hechos económicos no puedan ser reconocidos de acuerdo con su
esencia, en notas a los estados financieros se debe indicar el efecto ocasionado por el
cumplimiento de aquella disposición sobre la situación financiera y los resultados del ejercicio.

Las Guías de Auditoría denominan a este principio Fidelidad en la Representación y lo


explican: Cuando se trata de medirlo o registrarlo, la esencia económica de un hecho sea más
importante que su forma legal. Aunque este concepto es bien conocido es difícil de aplicar en la
práctica.

Principio de objetividad

La objetividad consiste en evaluar contablemente los hechos y actividades económicas y


financieras en que participa la empresa, tal como éstos se presentan, libre de prejuicios. Los
estados financieros deberán reflejar un punto de vista razonable y neutral de las actividades
desarrolladas, y ser susceptibles de verificación por terceros.

Objetividad en términos contables es una "evidencia" que respalda el registro de la variación


patrimonial. La evidencia puede estar constituida por documentos mercantiles convencionales o
por hechos no necesariamente documentados, caracterizado por cierto grado de certidumbre,
como es la variación del tipo de cambio de una moneda extranjera de una fecha a otra,
variación en la cotización de títulos como acciones y bonos, estimación de la probable
incobrabilidad de letras por cobrar, provisión por mercaderías obsoletas, etc.

Para el auditor los registros financieros contables deben estar conforme al tipo de cambio de la
operación y la fecha. Los datos deben presentarse objetivamente conforme a las guías
establecidas, que atienden a las necesidades comunes de todos los usuarios.

La preparación del dictamen tendrá datos financieros con miras a satisfacer a unos pocos
usuarios y en detrimento de otros que podrían tener opiniones opuestas sería una violación del
concepto de neutralidad.

Principio de Uniformidad:

El principio de uniformidad de métodos se plantea tradicionalmente desde tres perspectivas:

 Normalización contable internacional.

 Uniformidad de métodos aplicados para conseguir una adecuada comparabilidad entre


distintas empresas.

 Uniformidad de métodos utilizados en el propio ejercicio y en relación a los ejercicios


anteriores.

En los tres casos la uniformidad se configura como un objetivo importante por el que se ha
trabajado mucho, sobre todo en los últimos años. La normativa contable y de auditoría tiene a
su cargo la mejora de la comparabilidad de la información contable en su ámbito.

La homogeneización de normas debe interpretarse como un proceso de acercamiento a nivel


de los conceptos generales. La causa de que la homogeneización sea de esta índole es la gran
variedad de realidades económicas, jurídicas, sociales que existen a nivel internacional, que se
simplifican dentro de un país, pero que, aun con ello, persiste la variedad de usuarios y
objetivos de información contable, con lo que es absolutamente necesario que existan
métodos, prácticas y principios contables diversos para satisfacer necesidades informativas
distintas.

En el ámbito de una empresa, el nivel de uniformidad es, lógicamente, mucho más alto, no
siendo necesario, en la mayoría de los casos, variar las prácticas contables adoptadas, aunque
en algunas se plantean cambios en o entre períodos contables

El principio de uniformidad implica que existe coherencia en el tratamiento contable de


elementos análogos dentro de cada período contable y entre un ejercicio, y el siguiente.
Considerando el juicio que el auditor debe formarse sobre el cumplimiento de normas
contables, e independientemente de la problemática de la conceptuación del mismo, la
conclusión final puede ser positiva o negativa.

En el primer caso, el cambio puede tener un efecto relevante sobre la comparabilidad de la


información contable, en cuyo caso el informe del auditor debe reflejar las dos ideas básicas
que se manejan. Primeramente, la opinión positiva de conformidad con principios de
contabilidad generalmente aceptados y en segundo lugar la referencia al cambio contable, que
en algún caso debe incluir el acuerdo explícito del auditor.

Los cambios que se realicen en desacuerdo con principios de contabilidad generalmente


aceptados, desde el punto de vista del auditor, deben ser tratados de conformidad con las
normas de auditoría generalmente aceptada y ser reflejadas en la opinión o dictamen, de
acuerdo con las circunstancias de cada caso.
BIBLIOGRAFIA

https://www.gestiopolis.com/principios-de-contabilidad-que-son-cuales-son-para-que-sirven/

http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtual/publicaciones/quipukamayoc/2000/primer/princi_conta.htm

https://preparatorioauditoria.wikispaces.com/file/view/Unidad+Diez.pdf

http://fccea.unicauca.edu.co/old/tgarf/tgarfpa2.html

www.mheducation.es/bcv/guide/capitulo/8448178971.pdf