Você está na página 1de 4

 Ser gay en la ciudad de México.

Lucha de representaciones y apropiación de


una identidad, 1968-1982

El autor presenta un análisis histórico aunado a las entrevistas que son resultan siendo
un ejercicio de historias de vida, con actores que el autor elige con parámetros de
temporalidad, estrato social y acceso a la educación.

En un primer punto analiza las premisas teóricas de la identidad, formas de


construcción y apropiación delimita su universo de estudio y presenta su objetivo
central del estudio que indica es mostrar quienes y como se apropian de la identidad
gay en la ciudad de México a partir de la difusión de dichos términos en la segunda
mitad de la década de 1970 (Laguarda 2010[2009]: 29)

Posteriormente arma la estructura del texto de manera natural, ya que es a través de


las entrevistas que se estructura el análisis que presenta. Los entrevistados y el uso de
otras fuentes como la novela el Vampiro de la Colonia Roma, y la utilización de
antecedentes históricos logra armar un escenario en donde analiza la forma en que se
desarrolla el proceso de construcción del sujeto gay en la ciudad de México. Esto lo
logra analizando los contextos de forma holística ya que los procesos históricos,
políticos y económicos y hasta geográficos sirven para armar el proceso de
construcción de la identidad. Todo esto a través de identificar aspectos como los
espacios de socialización, auto adscripciones y análisis de como los sujetos
entrevistados construyen su propia realidad ya que a arma un escenario global por
medio de experiencias personales. Dentro de este espacio el autor analiza ámbitos
como los organizativos, y de acción directa. Los analiza a la luz de acontecimientos
desde los cuales es posible identificar los campos de acción de las primeras
organizaciones de defensa de derechos sexuales, hasta la aparición del Sida como
necesidad inmediata y nuevo campo de participación dentro de las organizaciones.

Entonces entiende la construcción de su objeto de estudio a través de la categoría gay


para lo cual aborda, la identidad. Para lo cual indica que la identidad está conformada
por representaciones interiorizadas… Un lugar central en el acto de representar y
representarnos lo ocupan los términos que empleamos al definirnos y al definir a los
otros…. El termino gay, por su parte, conlleva la reorganización de las categorizaciones
de las categorías sexuales. (Laguarda 2010[2009]: 64)

La palabra gay supone la consolidación de la distinción homosexual/heterosexual


construida durante el siglo XIX; refuerza la noción de una orientación sexual natural de
los sujetos, pero lo resta un posible carácter patológico. En general, los gay asumen
que son homosexuales, pero consideran que la homosexualidad es una variante
sexual, no una desviación o una enfermedad. (Laguarda 2010[2009]: 65)
El autor citando a Peter Burke afirma que hablar es una forma de hacer. Siguiendo este
planteamiento, la lengua es una fuerza activa dentro de la sociedad, un medio que
tienen los sujetos para controlar y resistir el control, modificar el entorno o impedir el
cambio, afirmar o suprimir identidades culturales. Al apropiarse de la palabra gay, los
sujetos hicieron algo que transformaría la manera de apropiar sus vidas. (Laguarda
2010[2009]: 65)

También el autor plantea que la globalización ha ayudado a crear una identidad gay
internacional. Plantea a los Estados Unidos como un país que conquisto culturalmente,
y en cuanto a la identidad gay, ayudo a su globalización. (Laguarda 2010[2009]: 74)

No obstante el mismo autor señala que:

De acuerdo con los testimonios construidos, es importante destacar la evidencia de


que las identidades no son sistemas serrados (negrillas son mías), sino abiertos; esto
es, en constante transformación y redefinición a través de múltiples negociaciones
establecidas por los sujetos asociados. Una adscripción identitaria no produce una
homogeneidad absoluta. Al contrario, en ella se da un posicionamiento particular por
parte de cada individuo. Así, el yo se inscribe en múltiples círculos de pertenencia.
(Laguarda 2010[2009]: 144).

Por último es libro es un buen ejemplo de cómo entender y armar análisis de sujetos y
coyunturas como lo es el caso de la apropiación de la identitad gay en México, porque
abarca todos los espacios, como el personal, y lo público. Como es que influyen
aspectos políticos y económicos. Como el contacto con otras culturas influyen, en las
formas en que se generan y consolidan las identidades.
La era de la información
economía, sociedad y cmmra
volumen II: el poder de la identidad

Por identidad, en lo referente a los actores sociales, entiendo el proceso de construcción del sentido
atendiendo a un atributo cultural, o un conjunto relacionado de atributos culturales, al qué se da prioridad
sobre el resto de las fuentes de sentido. (Castells 2001 [1997]: 28)

Las identidades son fuentes de sentido para los propios actores y por ellos mismos son
construidas mediante un proceso de individualización4, Aunque, cómo sostendré más adelante,
las identidades pueden originarse en las instituciones dominantes, sólo se convierten en tales si
los actores sociales las interiorizan y construyen su sentido en torno a esta interiorización.

En términos sencillos, las identidades organizan el sentido, mientras que los roles organizan las
funciones. Defino sentido como la identificación simbólica que realiza un actor social del
objetivo de su acción.

…desde una perspectiva sociológica, todas las identidades son construidas. Lo esencial es cómo,
desde qué, por qué y para qué. La construcción de las identidades utiliza materiales de la
historia, la geografía, la biología, las instituciones productivas y reproductivas, la memoria
colectiva y las fantasías personales, los aparatos de poder y las revelaciones religiosas. Pero los
individuos, los grupos sociales y las sociedades procesan todos esos materiales y los reordenan
en su sentido, según las determinaciones sociales y los proyectos culturales implantados en su
estructura social y en su marco espacial/ temporal.

Puesto que la construcción social de la identidad siempre tiene lugar en un contexto marcado
por las relaciones de poder,,

(Castells 2001[1997]: 29)

El autor propone tres formas y orígenes de la identidad

Identidad legitimadora: introducida por las instituciones dominantes de la sociedad para


extender y racionalizar su dominación frente a los actores sociales, un tema central en la teoría
de la autoridad y la dominación de Sennett6, pero que también se adecúa a varias teorías del
nacionalismo.

Identidad de resistencia: generada por aquellos actores que se encuentran en posiciones/


condiciones devaluadas o estigmatizadas por la lógica de la dominación, por lo que construyen
trincheras de resistencia y supervivencia basándose en principios diferentes u opuestos a los que
impregnan las instituciones de la sociedad.

Identidad proyecto: cuando los actores sociales, basándose en los materiales culturales de qué
disponen, construyen una nueva identidad que redefine su posición en la sociedad y, al hacerlo,
buscan la transformación de toda la estructura social. Es el caso, por ejemplo, de las feministas
cuando salen de las trincheras de resistencia de la identidad y los derechos de las mujeres para
desafiar al patriarcado y, por lo tanto, a la familia patriarcal y a toda la estructura de producción,
reproducción, sexualidad y personalidad sobre la que nuestras sociedades se han basado a lo
largo de la historia.
Las identidades legitimadoras generan una sociedad civil, es decir, un conjunto de
organizaciones e instituciones, así como una serie de actores sociales estructurados y
organizados, que reproducen, si bien a veces de modo conflictivo, la identidad que racionaliza
las fuentes de la dominación estructural.

(Castells 2001[1997]: 30)

la identidad para la resistencia, conduce a la formación de comunas o comunidades, en la formulación de


Etzioni… Es decir, la construcción de una identidad defensiva en los términos de las instituciones/
ideologías dominantes, invirtiendo el juicio de valor mientras que se refuerza la frontera. En este caso,
surge el tema de la comunicabilidad recíproca entre estas identidades excluidas/excluyentes.

(Castells 2001[1997]: 31)

la identidad proyecto, produce sujetos, según los define Alain Touraine:

Denomino sujeto al deseo de ser un individuo, de crear una historia personal, de otorgar sentido
a todo el ámbito de las experiencias de la vida individual [...] La transformación de los
individuos en sujetos es el resultado de la combinación necesaria de dos afirmaciones: la de los
individuos contra las comunidades y la de los individuos contra el mercado.

Los sujetos no son individuos, aun cuando estén compuestos por individuos. Son el actor social
colectivo mediante el cual los individuos alcanzan un sentido holístico en su experiencia. En
este caso, la construcción, de la identidad es un proyecto de una vida diferente, quizás basado en
una identidad oprimida, pero que se expande hacia la transformación de la sociedad como la
prolongación de este proyecto de identidad,…

(Castells 2001[1997]: 32)