Você está na página 1de 2

5.

2 La ‘Argumentación Probatoria’ como Método Científico Abductivo

La argumentación probatoria para ser considerada método ha de estructurarse en función de rasgos


metodológicos generales.

Como instrumento empleado en la investigación o indagación para descubrir las conexiones, los procesos y
fenómenos, el método conduce a la formación de un sistema de evidencias científicas sobre algún fenómeno
problemático.

Pero, al igual que otros conocimientos, el método mismo posee una estructura teórica, la cual se forma y se
desenvuelve por un procedimiento semejante al que sirve para la construcción y el desarrollo de las teorías de
la ciencia en general.

Por simplicidad se entiende el adoptar la explicación más simple, entre todas las posibles que representen a los
resultados obtenidos. Por otra parte, la simplicidad también se refiere a la condición de que los postulados
iniciales.

Las explicaciones que contienen hipótesis exclusivas son, en rigor, ya que se tiene siempre la posibilidad de
seguir introduciendo constantemente postulados correctivos, hasta el extremo de disponer de una hipótesis
distinta para cada resultado.

Cuando se advierte la necesidad de incluir un nuevo postulado en una argumentación establecida, con objeto
de explicar otros resultados de la observación, se ha llegado al momento de formular un nuevo sistema
argumentativo, porque la anterior ha caducado en su generalidad sin restricciones.

En los dos aspectos expresados, la simplicidad es una condición imprescindible para la formación de toda
metodología rigurosa.

Por regularidad se entiende la consideración de que el comportamiento de los procesos y fenómenos se rige
por leyes.

En esta condición se apoya la posibilidad de generalizar la conexión observada para un número finito de
resultados.

En la postulación de la regularidad se encuentra comprendida la posibilidad de descubrir, la ley del


comportamiento de una clase de procesos.

Por otro lado, la obtención de resultados acerca de los mismos procesos, en los cuales no se cumpla la
conexión establecida, no constituye una violación al principio de regularidad.

La regularidad es una, condición indispensable para la formación de metodologías rigurosas.


Por el principio de continuidad se expresa la imposibilidad de efectuar una división radical dentro del
continuo uniforme que es la realidad, por sí mismo y en su integridad, el continuo universal.

Todas las partes que el conocimiento descubre en la realidad, es también continuo; a su vez, es recíproca
relación de continuidad.

Por medio de la continuidad es posible, la introducción de postulados nuevos y la transformación de los ya


establecidos, cuando así lo exige la explicación de los resultados.

Por ello es que el desarrollo histórico de las teorías y los métodos expresan la continuidad de los procesos
existentes.

Cumpliendo con los principios metodológicos descritos, la argumentación probatoria se convierte en método
para la sistematización del dictamen pericial contable.

El método de la argumentación probatoria no es un tipo de método inductivo o deductivo sino abductivo, pues
sus argumentos no pasan de lo particular a lo general o de lo general a lo particular, sino de lo particular a lo
particular. Esto es un rasgo típico de las argumentaciones, por eso, decimos que el método de la
argumentación probatoria es un método científico abductivo de sistematización de los dictámenes periciales
contables.