Você está na página 1de 11

Investigación e intervención en psicología de la salud:

un estudio bibliométrico de revistas editadas


en México en el periodo 2005-2010
Julio Alfonso Piña López

Investigador Independiente. Hermosillo, México

Resumen tervention from articles published in the 2005-2010 period.


El presente estudio bibliométrico se realizó con el objeto de Seven journals edited in Mexico and a total of 1319 articles
obtener indicadores cuantitativos de los trabajos de investi- were reviewed, of which 141 (10.6%) had the participation of
gación e intervención sobre psicología y salud publicados Mexican psychologists. Of this sub-total, 10 articles explicitly
en México en el periodo 2005-2010. Se revisaron siete revis- reported their use of some theoretical model, 18 used an
tas editadas y un total de 1319 artículos, de los cuales 141 experimental methodology, and 9 applied an intervention
(10.6%) contaron con la participación de psicólogos mexi- program. It is argued on the importance of conducting re-
canos. De esta última cifra, 10 reportaron explícitamente el search with the purpose to bring up a sense of congruence
uso de algún modelo teórico, 18 utilizaron una metodología and coherence between the theoretical discourse and the
experimental y 9 se realizaron con un programa de interven- applied psychological knowledge in the health field.
ción. Se argumenta por qué resulta de capital importancia Key words: Bibliometric study, research, psychology, health, ap-
conducir investigaciones en las que el sello que las distinga plied knowledge.
sea la congruencia y coherencia entre el discurso teórico y
la posterior aplicación del conocimiento psicológico en el
ámbito de la salud. Introducción
Palabras clave: estudio bibliométrico, investigación, psicolo- De acuerdo con Noar y Zimmerman (2005), uno
gía, salud, aplicación del conocimiento. de los objetivos medulares que se plantean los
investigadores interesados en la aplicación del
Research and intervention in psychology and conocimiento psicológico a los problemas de sa-
health: A bibliometric study of journals edited lud es entender por qué las personas practican
in Mexico in the 2005-2010 period o no toda una amplia gama de conductas, que
Abstract para fines descriptivos podemos dividir en dos
The current bibliometric study was conducted with the pur- grandes rubros: el primero incluiría las que se
pose to obtain quantitative indicators of research and in- orientan a promover y/o mantener la salud el
mayor tiempo posible, tales como dormir entre
siete y ocho horas al día, seguir una dieta balan-
Dirigir toda correspondencia sobre este artículo a: Guillermo Prieto No. 18. Col. Constitución. ceada, realizar ejercicio físico dosificado, evitar
Hermosillo, Sonora, C.P. 83150 (México). el consumo abusivo de sustancias como alcohol
Correo electrónico: ja.pina@yahoo.com.mx
RMIP 2012, 37-47. o drogas, usar consistente y eficientemente el
ISSN-impresa: 2007-0926
www.revistamexicanadeinvestigacionenpsicologia.com
preservativo, etc.; en el segundo se tendrían las
Derechos reservados ®RMIP que en términos funcionales permitirían ajus-

Vol. 4, N.o 1, 2012 37


Investigación e intervención en psicología de la salud: un estudio bibliométrico

tarse a las nuevas demandas que derivan de una cómo operan y se relacionan en un momento o
enfermedad y/o de los tratamientos a los que a lo largo del continuo de interacción; b) cómo
se exponen aquellas a lo largo del proceso de traducir el conocimiento obtenido en programas
intervención —desde el momento mismo del de intervención, tanto en su modalidad preven-
diagnóstico y hasta lo que se conoce como cui- tiva como de rehabilitación, y c) qué y cómo se
dados paliativos—, con relación a patologías tendría que evaluar la efectividad de esos pro-
como la diabetes, las del corazón, los distin- gramas.
tos tumores malignos, la insuficiencia renal, la De lo que se trata es, sí, de hacer investigación
infección por VIH, etc. (Méndez & Garduño, e instrumentar programas de intervención, pero
2010; Ortiz, Ortiz, Gatica, & Gómez, 2011; Ri- respetando en todo caso una secuencia de ac-
bes, 1990). tividades que quedarían comprendidas en los
Entender, en el sentido de «tener una idea rubros de teoría-metodología-investigación-in-
clara o saber por qué ocurren las cosas», presu- tervención-evaluación. Para que el lector tenga
pone que quien se plantea y realiza una inves- mejores elementos de juicio, a continuación se
tigación, o bien quien diseña e instrumenta un comenta un trabajo reciente que incluyó la re-
programa de intervención, lo hace siempre con visión y el análisis de artículos publicados entre
sentido teórico, es decir, que previamente dispone 2005 y 2010 por psicólogos mexicanos en 16
de un marco teórico de referencia, debidamente revistas de psicología que se editan en países de
articulado en lo conceptual (Piña, 2011; Piña, Iberoamérica (Brasil, Chile, Colombia y Espa-
Ybarra, Alcalá, & Samaniego, 2010). Empero, ña, fundamentalmente).
el problema, como ha señalado Ribes (2009), De un total de 43 artículos seleccionados, en
es que si bien es cierto que el surgimiento de ocho de ellos –cuyos contenidos se centraron en
nuevas tecnologías en las últimas tres déca- el análisis y la reflexión teórico-conceptual sobre
das ha estimulado el crecimiento del ámbito de psicología y salud y otros temas de interés tales
aplicación del conocimiento en nuestra disci- como prevención, promoción de la salud, la re-
plina, ello ha tenido lugar al margen de cam- lación entre la psicología y la salud pública, etc.
bios significativos en los planos conceptual y –tan solo cinco se justificaron en algún mod-
metodológico, esto es, se ha dado con indepen- elo teórico y siete contemplaron el apoyo de una
dencia de una amplia y profunda reflexión re- metodología experimental, equivalentes a 10.8 y
specto de qué tipo de conocimiento se aplica 16.2%, respectivamente (García, García, Méndez,
pero, sobre todo, cómo se aplica. Ybarra, Alcalá, & Piña, en preparación). En el
De lo anterior cabe resaltar que el simple caso de los primeros, se refieren a modelos teóri-
agregado de variables que operan en diferente cos como el de de salud biológica, de creencias en
nivel de complejidad –tales como personalidad, salud, de la acción razonada, de la conducta pla-
actitudes, creencias, autoeficacia, locus de control, neada, el integrador para el cambio conductual,
bienestar subjetivo, ansiedad, estrés, afrontamien- de la motivación protectora, el transteórico y el
to, depresión, conductas de riesgo, conductas de de información-motivación-habilidades conduc-
adhesión, etc. –no es suficiente para que los inves- tuales, por mencionar los más conocidos.
tigadores, o quienes se dan a la tarea de «aplicar» Asimismo, se consideraron las diferentes pro-
el conocimiento psicológico de manera rutinar- puestas experimentales, que ciertamente podían
ia, tengan claridad y certeza sobre cuestiones o no devenir de alguna teoría o un modelo psi-
como las siguientes: a) qué procesos o mecanis- cológico aplicado a los problemas de salud, pero
mos psicológicos podrían eventualmente influir que a fin de cuentas le daban soporte a inves-
en toda esa amplia gama de conductas, es decir, tigaciones cuyo propósito era el de «traducir»

38 Revista Mexicana de Investigación en Psicología


Piña López

en propuestas viables para la prevención o re- El presente trabajo se realizó a partir de las
habilitación de enfermedades crónicas o algu- anteriores consideraciones. Su objetivo radica en
nos trastornos conductuales el conocimiento obtener indicadores cuantitativos de los artícu-
obtenido. Un ejemplo ilustrativo al respecto los publicados en siete revistas de psicología y/o
se encontró en investigaciones enfocadas en salud que se editaron en México en el periodo
la conducta alimentaria, de las que deriva- 2005-2010, poniendo especial énfasis en los que
ron propuestas concretas de intervención (i.e., se justificaron en algún modelo teórico o en al-
Gómez-Peresmitré, León, Platas, González, & guna propuesta experimental o de intervención.
Pineda, 2010). Un objetivo adicional es analizar si en el caso
En este punto sería oportuno preguntar qué de los trabajos realizados con base en propuestas
implicaciones tiene para el desarrollo y la con- experimentales o de intervención, los autores se
solidación del campo de actuación del psicólo- apoyaron en algún modelo teórico.
go el que esta situación siga teniendo vigencia
en México; es decir, en la que sea común en el Método
colectivo de psicólogos de la salud obviar la re- Para dar cumplimiento a los objetivos previa-
visión y discusión en torno de los modelos teóri- mente enunciados, se procedió a revisar de ma-
cos, y que adicionalmente y de manera perma- nera exhaustiva un conjunto de revistas editadas
nente se diseñen y conduzcan investigaciones en nuestro país México, siempre y cuando cum-
e intervenciones sin que se justifiquen en al- plieran con las siguientes características: a) tener
gún modelo teórico. Desde mi punto de vista, antigüedad mayor de 10 años, tiempo en el que
esas implicaciones se pueden resumir en tres: en cada volumen se publicó de manera ininterrum-
primer lugar, el hecho de que al apoyarse en mod- pida; b) contar con el registro internacional ISSN;
elos teóricos, experimentales o de intervención, se c) haber publicado contenidos permanentes
tendría la ventaja de imprimirle un sentido de o periódicos sobre psicología y salud, y d) estar
congruencia y coherencia al discurso teórico y indizadas en al menos tres bases de datos nacio-
a la práctica de investigación psicológica en el nales e internacionales, como Current Contents
ámbito de la salud; en segundo lugar, que al- (Thomson Reuters, Estados Unidos de Norte-
lanaría el camino en la búsqueda de explica- américa), DIALNET (Universidad de la Rioja,
ciones plausibles acerca de por qué las personas España), DOAJ (Lund University, Suecia), Index
se comportan como lo hacen en determinadas Medicus/MEDLINE (U.S. National Library of
circunstancias y cuáles serían los efectos inme- Medicine), Embase/Excerpta Medica (Elsevier,
diatos o mediatos sobre su salud; por último, Holanda), Lilacs de Bireme (Organización Pana-
pero no por ello menos importante, que en el mericana de la Salud, Estados Unidos de Nor-
supuesto de que se haga uso de modelos teóri- teamérica), PsycInfo y PsycLyt (American Psy-
cos y de que estos dispongan de categorías tipo chological Association) y RedAlyc (Universidad
interfase –por ejemplo, la personalidad– debida- Autónoma del estado de México), principalmen-
mente integradas y articuladas en lo conceptu- te. De 13 revistas revisadas, siete cumplieron con
al, se estaría en una inmejorable posición para los requisitos (Tabla 1).
predecir, con una buena dosis de certeza, cuán
probable es que esas personas se comportarán Diseño y procedimiento
en el futuro a partir de como lo hayan hecho en El presente es un estudio bibliométrico y des-
el pasado, esto es, a lo largo del tiempo y entre criptivo en su modalidad de revisión y análisis de
situaciones (Piña, Fierros, García, & Ybarra, documentos (Montero & León, 2007). Se reali-
2011). zó directamente en las páginas web de cada re-

Vol. 4, N.o 1, 2012 39


Investigación e intervención en psicología de la salud: un estudio bibliométrico

Tabla 1. Características generales de las revistas revisadas sobre psicología y salud en el periodo 2005-2010
Organismo o institución Volúmenes y números
Revista ISSN
que la auspicia o financia revisados
Del volumen 13 al 18 (16
Acta Comportamentalia Universidad de Guadalajara 0188-8145 números), con periodicidad
cuatrimestral a partir de 2007.
Del volumen 10 al 15 (12
Enseñanza e Investigación en Psico- Consejo Nacional de Enseñanza
0185-1594 números), con periodicidad
logía e Investigación en Psicología
semestral.
Del volumen 31 al 36 (13
Sociedad Mexicana de Análisis
Mexicana de Análisis de la Conducta 0185-4534 números), con periodicidad
de la Conducta
semestral.
Del volumen 22 al 27 (12
Mexicana de Psicología Sociedad Mexicana de Psicología 0185-0073 números), con periodicidad
semestral.
Universidad Veracruzana y Del volumen 15 al 20 (12
Psicología y Salud Asociación Latinoamericana de 1405-1109 números), con periodicidad
Psicología y Salud semestral.
Del volumen 28 al 33 (36
Salud Mental Instituto Nacional de Psiquiatría 0185-3325 números), con periodicidad
bimensual.
Del volumen 47 al 52 (36
Instituto Nacional de Salud
Salud Pública de México 0036-3634 números), con periodicidad
Pública
bimensual.

Tabla 2. Revistas editadas en México: frecuencias y porcentajes de artículos revisados en el periodo 2005-
2010
Artículos con contenidos sobre psicolo-
Revista (por orden alfabético) Artículos totales revisados gía y salud: frecuencias y porcentajes,
respectivamente.
Acta Comportamentalia 90 1 (1.11)
Enseñanza e Investigación en Psicología 165 12 (7.27)
Mexicana de Análisis de la Conducta 101 20 (19.8)
Mexicana de Psicología 151 12 (7.94)
Psicología y Salud 164 70 (42.6)
Salud Mental 337 10 (2.96)
Salud Pública de México 311 16 (5.14)
Totales 1319 141 (10.6)

vista, así como también en RedAlyc (base elec- turaleza teórico-conceptual sobre el campo de
trónica que concentra una considerable cantidad actuación o algún tema en especial (i.e., estrés,
de revistas sobre psicología y otras disciplinas prevención de enfermedades, promoción de la
que se editan tanto en México como en América salud, conductas asociadas a la enfermedad, ca-
Latina y España (http://www.redalyc.uaemex. lidad de vida, adhesión a los tratamientos, cui-
mx) y en el Portal de Revistas Científicas y Ar- dados paliativos, etcétera), siempre y cuando se
bitradas de la Universidad Nacional Autónoma justificaran con algún modelo teórico; y c) en el
de México (http://www.revistas.unam.mx). caso de los trabajos de investigación experimen-
Para la selección de los artículos se utilizaron tal o aplicación del conocimiento psicológico, las
los siguientes criterios de inclusión: a) ser pu- variables dependientes deben relacionarse con
blicados en el periodo 2005-2010; b) centrarse conducta sexual, actividad física, conducta ali-
en la revisión, el análisis y la discusión de na- mentaria, uso de servicios de salud, valoración

40 Revista Mexicana de Investigación en Psicología


Piña López

Tabla 3. Artículos sobre psicología y salud revisados en siete revistas editadas en México, en el periodo
2005-2010
Modelos Autor (es)
Dávila & Piña (2008); Díaz-González et al. (2005); Juárez-García (2007); Moreno et al. (2007); Moreno
Teóricos et al. (2008); Peralta et al. (2007); Piña & Urquidi (2006); Robles et al. (2006); Sánchez-Sosa et al.
(2009); Urquidi & Piña (2005).
Camacho & Vega-Michel (2009); Cárdenas-Villalvazo et al. (2010); Cruz-Martínez et al. (2010); Díaz et
al. (2009); Galindo & López-Espinoza (2006); González-Torres et al. (2010); López-Alonso et al. (2009);
Experimentales López-Alonso et al. (2010); López-Espinoza et al. (2010); López-Espinoza & Martínez (2005); Mancilla
et al. (2006); Mancilla et al. (2008); Martínez et al. (2009); Martínez et al. (2010); Munguía & Martínez
(2010); Tejas et al. (2010); Torres-González et al. (2009); Vega-Michel et al. (2010).
Alvarado et al. (2005); Arredondo et al. (2010); González et al. (2009); Gutiérrez & Domínguez (2007);
Intervención Peralta-Ramírez et al. (2009); Rodríguez et al. (2009); Rodríguez de Elías & Gómez-Peresmitré (2007);
Sánchez-Sosa & Alvarado (2008); Valencia et al. (2006).

de riesgos para la salud, realización periódica cología y/o salud en general, parece que 10.6%
de estudios clínicos o de laboratorio, adhesión del total de artículos publicados con tales con-
a los tratamientos y cuidados paliativos, prin- tenidos y escritos por psicólogos mexicanos en
cipalmente. seis años es, sin duda alguna, un porcentaje muy
bajo.
Resultados Por su parte, en la tabla 3 se detallan los traba-
De acuerdo con lo que se muestra en la tabla 2, jos que se justificaron con algún modelo teórico
en el periodo de estudio se revisaron siete re- o con una propuesta experimental o de interven-
vistas y un total de 1 319 artículos. Poco menos ción. Considerando el subtotal de 141 artículos,
de la mitad se publicó en dos revistas: Salud de 37 (26.2%) en los que se identificó como au-
Mental, con 337 artículos, y Salud Pública de tor/colaborador a uno o más psicólogos mexi-
México, con 311 artículos, sumando entre am- canos, 10 se justificaron en un modelo teórico
bas 648 artículos (equivalentes a 49.1% del to- (equivalentes a 7.09% respecto de los 141 artí-
tal), lo que resulta comprensible, pues justo son culos y a 27.0% respecto de los 37) para el es-
las únicas revistas que editan números con una tudio de problemas cardiovasculares y la infec-
periodicidad bimestral. Enseguida se ubicaron ción por VIH, principalmente. Por otro lado,
Enseñanza e Investigación en Psicología (165 18 fueron de corte experimental (equivalentes
artículos) y Psicología y Salud (164 artículos). a 12.7% respecto de los 141 artículos y a 48.6%
El primer asunto que llama la atención en respecto de los 37), destacando los que se ins-
la tabla 2, es la cantidad y el porcentaje corres- criben en las líneas de psiconeuroinmunología
pondiente de artículos que aparecen en el re- y trastornos de la conducta alimentaria. Final-
cuadro de la derecha, toda vez que del gran to- mente, 9 fueron de intervención (equivalentes
tal de 1 319 artículos, únicamente 141 (10.6%) a 6.38% respecto de los 141 artículos y a 24.3%
incluyeron contenidos de análisis y discusión respecto de los 37), tales como los conducidos
sobre psicología y salud, enfermedades crónicas sobre obesidad y oncología pediátrica.
(hipertensión, cáncer, infección por VIH, etc.) Un asunto que se destaca en el análisis de los
y trastornos de la conducta alimentaria; adi- artículos que se apoyaron en algún modelo teó-
cionalmente, se trata de artículos que contaron rico, radica en que en la mayoría de los casos el
con la participación de psicólogos mexicanos. modelo que les sirvió de sustento fue el psico-
Aun cuando es motivo de análisis en el siguien- lógico de salud biológica de Ribes (1990); tam-
te apartado, el hecho es que, a pesar de tratarse bién, en dos más los modelos de soporte fueron
de revistas que publican contenidos sobre psi- el de prevención de enfermedades (Piña, 2008)

Vol. 4, N.o 1, 2012 41


Investigación e intervención en psicología de la salud: un estudio bibliométrico

y el de adhesión al tratamiento en personas con La segunda línea se centró en los tumores ma-
VIH (Piña & Sánchez-Sosa, 2007); por últi- lignos en distintas poblaciones: en un artículo se
mo, se publicó un artículo con base en el mo- empleó una modalidad de taller que combinó
delo de demanda/control de Karasek (1998), el arte con la terapia, usando técnicas como la
que combina aspectos sociales, emocionales y reestructuración cognoscitiva y el manejo en la
fisiológicos relacionados con el fenómeno de expresión de las emociones; otro se centró en el
estrés. Un segundo aspecto digno de mención entrenamiento cognoscitivo en el manejo del
es que no se encontró un artículo publicado so- dolor; uno más fue explícitamente cognosciti-
bre los modelos de creencias en salud, acción vo-conductual, enfocado hacia el apoyo al tra-
razonada, conducta planeada, integrador para tamiento médico, la reducción del estrés y el
el cambio conductual, motivación protectora, mejoramiento de la calidad de vida; en el últi-
transteórico o de información-motivación-ha- mo se recurrió a un sistema de autorregistro de
bilidades conductuales. las conductas de adhesión, la modificación de
Por lo que respecta a los artículos de corte ex- conductas de higiene y alimentación, así como
perimental, la mayoría de ellos incluyeron mues- el entrenamiento en comunicación asertiva, bá-
tras de organismos no humanos, especialmente sicamente.
ratas, y compartieron como característica la de La tercera línea incluyó un trabajo para com-
inscribirse dentro la lógica del análisis experi- parar la eficacia de la terapia cognoscitivo-con-
mental de la conducta. Los procedimientos re- ductual en personas con lupus y en personas
portados por los autores fueron los de privación, sanas. La cuarta se centró en la prevención de
saciedad y hacinamiento; en algunos de ellos se trastornos alimentarios, con base en estrategias
recurrió a programas de reforzamiento de in- de comunicación y psicoeducativas. La quinta y
tervalo entre accesos a alimento; en otros a la última consistió en un entrenamiento en el uso
evaluación de los efectos de enfrentar situacio- correcto del condón a partir del modelo psico-
nes de controlabilidad y no-controlabilidad so- lógico de salud biológica de Ribes y la metodo-
bre el peso corporal y el consumo de alimento y logía del análisis contingencial.
agua; en otros tantos se procedió a administrar
sustancias como endulzantes, nicotina o sero- Análisis de contenidos
tonina; por último, en dos de ellos se utilizaron A mediados de la pasada década se realizó un
programas de evitación con el objeto de medir primer esfuerzo para identificar qué se publica-
los efectos del ruido y del estrés sobre patro- ba sobre psicología de la salud en México y dón-
nes de conducta en humanos y cambios en los de, y de manera tangencial, qué tipos de traba-
niveles de inmunoglobulina (IgA) y cortisol en jos. Una de las conclusiones a las que se arribó
saliva. fue que en términos generales era poco lo que
En cuanto a los programas de intervención, se escribía sobre cuestiones teórico-conceptuales
pueden clasificarse en cinco líneas generales. La (de manera más acusada sobre modelos teóri-
primera comprendió dos programas relaciona- cos) y era poco también lo que se publicaba con
dos con el problema de la obesidad, uno orienta- relación a trabajos tanto de corte experimental
do a su prevención, con diseño de grupo único, como de intervención (Piña, 2005).
y que tuvo como referente teórico el modelo Recientemente, y con el objeto de dar con-
psicológico de salud biológica de Ribes, ya re- tinuidad a ese trabajo, se condujo un segundo
ferido; y el otro dirigido a su control, con un estudio en el que se consideró la producción
diseño cuasi-experimental de dos grupos, uno por parte de psicólogos mexicanos tanto en re-
de estudio y otro control. vistas arbitradas internacionales que se editan

42 Revista Mexicana de Investigación en Psicología


Piña López

en castellano como en libros, en 2005-2010. La te de lo que se hace en la práctica cotidiana al


conclusión a la que se llegó fue que, si bien es conducir una investigación o un programa de
cierto que la producción en ese tipo de revistas intervención (García et al., en preparación).
era pobre, a la vez que seguía siendo poco visible De acuerdo con lo que se ha analizado con
un interés por los asuntos teórico-conceptuales, mayor extensión en otro lugar (Piña, 2011), en-
empezaba a hacerse evidente un incremento en tender por qué una persona se comporta como lo
la cantidad de trabajos en los que los autores re- hace (de manera preventiva, enfrentando com-
currieron a diseños cuasi experimentales y propia- petencialmente las demandas que devienen de
mente experimentales (Fierros et al., en prensa). una enfermedad crónica o bien adhiriéndose a
En esta ocasión se optó por revisar un con- los tratamientos que son necesarios en razón
junto de revistas editadas todas en México, tanto de la enfermedad) constituye un primera acti-
de psicología como otras más de tipo biomédico, vidad como parte del proceso de investigación;
aunque con la diferencia de que se considera- una segunda contemplaría el poder predecir qué
ron de manera puntual artículos que se funda- tan probable es que esa persona practicará las
mentaron en algún modelo teórico, o bien en conductas de prevención y de cuidado de salud,
los que se hizo uso de una metodología experi- hará lo conducente para ajustarse psicológica-
mental o de intervención. Como ya se comentó, mente a las demandas mencionadas y practica-
los artículos revisados fueron 1319, de los cuales rá las conductas de adhesión requeridas. Luego
141 incluyeron la participación de psicólogos entonces, entender y predecir se podrían con-
mexicanos, y de estos, 37 (26.2%) se justificaron cebir como dos actividades que tendrían senti-
en algún modelo teórico o fueron de corte expe- do como un todo integrado, justificadas, eso sí,
rimental y de intervención. en un discurso teórico-conceptual articulado;
Coincidente con los hallazgos reportados en los y puesto que para predecir hay que disponer
dos trabajos referidos, se encontró en este un mar- de las categorías tipo «interfase» o «puente»
cado desinterés por publicar artículos sobre asun- pertinentes, por ejemplo la de personalidad, lo
tos teórico-conceptuales claves en el campo de que se requiere es contar con modelos teóricos
actuación: las características lógicas y de orga- que garanticen la integración de categorías con-
nicidad conceptual en los modelos teóricos; los ceptuales de naturaleza psicológica relativas al
criterios necesarios y suficientes para confir- decir, al sentir y al hacer de una persona com-
mar o no su validación empírica; su capacidad portándose en lo individual. Por tan elemental
para predecir las conductas de prevención o de razón, sin modelos teóricos que cumplan con
riesgo, así como otras más que se enmarcarían estas características resulta en extremo difícil
en los ámbitos de la prevención secundaria y afirmar, como suele observarse en los trabajos
terciaria, como el enfrentamiento y control de de investigación aplicada, experimentales o de
una enfermedad crónica, la adhesión a los tra- intervención, que tal o cual variable explicó o
tamientos médicos, los cuidados paliativos, etc. predijo tal o cual conducta; no hay, pues, que
En otras palabras, teniendo en cuenta que de confundir la explicación y la predicción estadís-
los diez artículos publicados en este rubro nueve ticas, con la explicación y la predicción teóricas
de ellos fueron empíricos, esto es, se condujeron (Piña, 2011).
investigaciones aplicadas que se justificaron en Ejemplos ilustrativos al respecto se pueden
algún modelo teórico, pareciera que todavía si- encontrar en la tabla 3, primera casilla, con los
gue teniendo vigencia aquella máxima de que trabajos realizados con base en los modelos de
todo lo que tiene que ver con lo teórico-con- prevención de enfermedades (Piña, 2008) y en el
ceptual es algo que se da independientemen- modelo psicológico de salud biológica propuesto

Vol. 4, N.o 1, 2012 43


Investigación e intervención en psicología de la salud: un estudio bibliométrico

por Ribes (1990), en los que, no obstante que la Alimentación) estén dedicando su tiempo y
los autores parten de un modelo teórico (de pre- esfuerzo en la búsqueda de respuestas concretas
vención de enfermedades y de salud biológica, que contribuyan a mejorar la comprensión de
respectivamente), en ambos se adoleció del exa- los trastornos de la conducta alimentaria y, en
men de esa categoría tipo interfase, como va- estadios posteriores, a desarrollar estrategias que
riable que enfatizaría el análisis de la conducta permitan su prevención o su manejo y control
individual: la de personalidad. adecuados. Se parte del entendido de que se tra-
A diferencia de este par de estudios y en una ta de un problema de salud que está afectando a
dirección opuesta se encontraría un trabajo que amplios sectores de adolescentes y adultos jóve-
se justificó en el modelo psicológico de adhesión nes en México, en especial a las mujeres (Martí-
de Piña y Sánchez-Sosa (2007), en el que junto nez & Gómez, 2011).
con la variable en cuestión, redefinida como si- Sin embargo, toda vez que son trabajos que
tuaciones vinculadas con estrés, se consideraron se enmarcan en la tradición del análisis expe-
a la luz de un modelo teórico de adhesión otras rimental de la conducta en tanto que ejemplar
más que incluyeron las de los motivos para com- metodológico de la psicología, es imprescin-
portarse y el desempeño competencial pasado dible que la búsqueda de respuestas empíricas
y presente. Esto es, si se parte del supuesto de sea precedida de preguntas claras y pertinentes
que para predecir con un cierto grado de certeza sobre los problemas de interés: acabar con la
cuán probable es que una persona se comportará confusión conceptual y evitar incurrir en la co-
en el futuro según lo haya hecho en el pasado, es misión de errores categoriales; es decir, hacer
necesario contar con categorías de análisis espe- un uso de conceptos que pertenecen a una ca-
cíficos sobre el fenómeno de personalidad; sien- tegoría lógica cuando pertenecen a otra, como
do así, debería quedar claro que al menos en lo en el caso del de personalidad, que pertenece a
que toca a los dos primeros trabajos, los resulta- tendencias y se le usa como si perteneciera a las
dos obtenidos podrían considerarse incompletos de estado.
y limitados a una descripción de lo que hacen Esto último viene a colación, ya que de toda
o dejan de hacer las personas en un momento esta amplia gama de trabajos que se afirmaron en
particular del continuo de interacción. una metodología experimental, salvo unos pocos
Con relación a los artículos en los que se em- (Martínez, comunicación personal: 17 de mayo
pleó una metodología experimental, es particu- de 2011) realizados por el grupo de investiga-
larmente alentador el incremento en la canti- ción con sede en el Centro de Comportamiento
dad de trabajos que se han venido publicando Alimentario y Nutrición de la Universidad de
en años recientes (12 de los 18 aparecieron entre Guadalajara, y que se condujeron con base en
2009 y 2010), aun cuando hay que hacer notar la teoría de Sclafani (1983, 2001), en la mayoría
que 10 formaron parte de un número mono- de ellos no se hizo explícito algún marco teórico
gráfico de la Revista Mexicana de Análisis de de referencia; por tanto, podría decirse, sin te-
la Conducta de 2010. No obstante, es de con- mor a equivocaciones y sin restarle mérito, que
gratularse el que grupos consolidados de inves- esta continuidad teoría-conceptos-experimento
tigación que se localizan en la Universidad de evidencia algunos signos de debilidad que tie-
Guadalajara (uno en el Centro de Comporta- nen que ser superados en aras de imprimirle ese
miento Alimentario y Nutrición, y el otro en el sentido de congruencia y coherencia que debe-
Instituto de Neurociencias) y en la FES-Izta- ría existir entre el discurso teórico y la práctica
cala de la Universidad Nacional Autónoma de de investigación.
México (en el Laboratorio de Psicobiología de Sobre el respecto, a continuación se cita a Ri-

44 Revista Mexicana de Investigación en Psicología


Piña López

bes en extenso, a efecto de ubicar al lector en el Conclusiones y recomendaciones


contexto que justificaría el planteamiento pro- A partir de los resultados antes descritos y de
puesto en el presente artículo, entendiendo que las características generales que muestran los tra-
el planteamiento del autor se sitúa en el con- bajos reseñados en la tabla 3, llaman la atención
texto de la investigación básica: dos hechos: primero, la ausencia manifiesta de
trabajos teóricos sustentados en modelos debi-
«La validez interna de una teoría y de sus mé- damente articulados en lo conceptual. Segundo,
todos son cuestionados cuando datos “anóma- todo parece indicar que el desarrollo de propues-
los” son obtenidos sistemáticamente […] Los tas de investigación básica y de intervención apo-
hallazgos de esas anormalidades en una teoría yadas en una metodología experimental empie-
pueden ser interpretados de dos formas. Pri- za a adquirir cuerpo.
mero, cuando los conceptos originales requie- Ciertamente, siguen siendo todavía pocos es-
ren modificar su contenido lógico y/o empírico. tos trabajos, si para tal fin se tiene en cuenta la
Segundo, cuando las preparaciones o arreglos creciente cantidad de profesionales de la psico-
experimentales carecen de correspondencia con logía que año con año se incorporan tanto a las
los hechos y las relaciones con los que trata la instituciones educativas como a las del sector sa-
teoría. Contradicciones inesperadas o hallaz- lud, incluyendo a quienes han cursado estudios
gos que se contraponen no son sino síntomas de posgrado en sus modalidades de maestría o
de deficiencias y limitaciones en la teoría y sus doctorado. Esto último es motivo de preocu-
métodos» (Ribes, 2004; p. 29). pación, pues a pesar de la cantidad de psicó-
logos que participan en esos estudios, todavía
En lo que respecta a los programas de inter- el saber el qué no se ha visto acompañado del
vención, de las cinco líneas descritas en el apar- saber cómo, por qué y para qué hacer las cosas;
tado previo, se puede decir, en general, que del por ello, no siempre todo decir se traduce en un
total de nueve trabajos solo en dos se hizo explí- hacer eficiente, es decir, competente.
cito un modelo teórico como antecedente a su
instrumentación, como en el de prevención de la Referencias
García, C.H., García, I., Méndez, J., Ybarra, J.L., Alcalá, I.G.,
obesidad, en el que se centró en el uso correcto & Piña, J.A. (en preparación). Productividad sobre psicología
del condón. Empero, sobre el primero, que in- y salud en México en revistas internacionales editadas en espa-
cluyó una muestra de cinco estudiantes univer- ñol (2000-2005).
Gómez-Peresmitré, G., León, R.C., Platas, S., González, D.,
sitarios, esta no solo no es representativa, sino
& Pineda, G. (2010). Resultados de un programa de pre-
que para fines prácticos fue un programa que vención de TCA en tres distintos niveles de riesgo. En S.
evidenció notorias fallas de diseño, por ejem- Rivera, R. Díaz-Loving, I. Reyes-Lagunes, R. Sánchez, &
plo, (no hubo grupo control o de comparación, L.M. Cruz (Coords.), La psicología social en México. Vol. XIII
(pp. 1089-1095). México: Asociación Mexicana de Psico-
y no incluyeron las variables críticas del modelo logía Social.
psicológico de salud biológica, tales como los Karasek, R. (1998). Demand/control model: a social, emo-
estilos interactivos, concepto con el que se da tional and physiological approach to stress risk and ac-
cuenta del fenómeno de personalidad, de mane- tive behavior development. En Encyclopedia of occupational
health and safety. Geneva, Switzerland: International Work
ra tal que los resultados son truncos, por decir lo Organisation.
menos. En los restantes siete artículos predomi- Martínez, H. & Gómez, I.C. (2011). Modelos experimentales
naron el diseño y la instrumentación de progra- en el estudio de los trastornos alimentarios: el caso de la an-
orexia basada en actividad. En J.L. Ybarra, J.J. Sánchez-So-
mas, con base en técnicas de corte cognoscitivo
sa, & J.A. Piña (Coords.), Trastornos y enfermedades crónicas:
o un híbrido, como lo serían las mal llamadas una aproximación psicológica (pp. 23-44). México: Universi-
técnicas cognoscitivo-conductuales. dad Autónoma de Tamaulipas/El Manual Moderno.

Vol. 4, N.o 1, 2012 45


Investigación e intervención en psicología de la salud: un estudio bibliométrico

Méndez, J. & Garduño, A. (2010). El equipo profesional de cui- Referencias complementarias1


dados paliativos. En A. Garduño & J. Méndez (Eds.), Guía Alvarado, A.M., Guzmán, E., & González, M.T. (2005). Obe-
práctica de cuidados paliativos en pediatría: atención integral en sidad: ¿baja autoestima? Intervención psicológica en pacien-
la fase terminal (pp. 26-36). México: Instituto Nacional de tes con obesidad. Enseñanza e Investigación en Psicología, 10,
Pediatría/CORINTER. 417-428.
Montero, I. & León, O.G. (2007). A guide for naming research Arredondo, J.J.F., Gálvez, E.N., & López, J.I. (2010). Inter-
studies in psychology. International Journal of Clinical and vención en problemas de obesidad en estudiantes mediante
Health Psychology, 7, 847-862. un programa de prevención. Psicología y Salud, 20, 159-167.
Noar, S.M. & Zimmerman, R.S. (2005). Health behavior theory Camacho, E. & Vega-Michel, C. (2009). Efectos de diferentes
and cumulative knowledge regarding health behaviors: are we programas de evitación de ruido en inmunoglobulina (IgA)
moving in the right direction? Health Education Research, 20, salival en niños. Psicología y Salud, 19, 51-61.
275-290. Cárdenas-Villalvazo, A., López-Espinoza, A., Martínez, A.G.,
Ortiz, M., Ortiz, E., Gatica, A., & Gómez, D. (2011). Fac- Franco, K., Díaz, F., Aguilera, V., et al. (2010). Consumo de
tores psicosociales asociados a la adherencia al tratamiento alimento, crecimiento y ansiedad, tras estrés por hacinamien-
de la diabetes mellitus tipo 2. Terapia Psicológica, 29, 5-11. to o aislamiento en ratas. Revista Mexicana de Análisis de la
Piña, J.A. (2005). Psicología de la salud en México en el perio- Conducta, 36, 129-142.
do 2000-2004: análisis, investigación y difusión. Psicología Cruz, A., González, B., Cendejas, N.M., Mancilla, J.M., Flo-
y Salud, 15, 157-168. rán, B., & Escarpín, R.E. (2010). Inhibición de la sacie-
Piña, J.A. (2008). Variaciones sobre el modelo psicológico de dad alimentaria inducida por activación de receptores CB1
salud biológica de Ribes: justificación y desarrollo. Univer- hipotalámicos. Revista Mexicana de Análisis de la Conducta,
sitas Psychologica, 7, 19-32. 36, 39-51.
Piña, J.A. (2011). Psicología y salud: obstáculos y posibilidades de Dávila, M. & Piña, J.A. (2008). Caracterización, predictores
desarrollo en el siglo XXI. Bogotá: PSICOM Editores. de comportamientos sexuales de riesgo y uso de preserva-
Piña, J.A., Fierros, L.E., García, C.H., & Ybarra, J.L. (2011). tivo en mujeres universitarias. Enseñanza e Investigación en
Psicología y salud (II). Tendiendo puentes entre la psicolo- Psicología, 13, 279-299.
gía básica y la aplicada: el rol del fenómeno de personalidad. Díaz, F., López-Espinoza, A., Franco, K., Martínez, A., Aguile-
Pensamiento Psicológico, 9, 203-212. ra, V., & Cárdenas-Villalvazo, A. (2009). Efectos del periodo
Piña, J.A. & Sánchez-Sosa, J.J. (2007). Modelo psicológico para de privación de alimento sobre la tasa de comer en ratas. Re-
la investigación de los comportamientos de adhesión terapéu- vista Mexicana de Análisis de la Conducta, 35, 149-180.
tica en personas con VIH. Universitas Psychologica, 6, 399-407. Díaz-González, E., Rodríguez, M.L., Moreno, D., Frías, B.,
Piña, J.A., Ybarra, J.L., Alcalá, I.G., & Samaniego, R.A. (2010). Rodríguez, M., Barroso, R., et al. (2005). Descripción de
Psicología y salud (I): La importancia de llamarse modelo y un instrumento de evaluación de competencias funcionales
apellidarse teórico-conceptual. Revista Mexicana de Investi- relacionadas con el VIH/sida. Psicología y Salud, 15, 5-12.
gación en Psicología, 2, 21-29. Galindo, A. & López-Espinoza, A. (2006). Efectos del sabor y
Ribes, E. (1990). Psicología y salud: un análisis conceptual. Bar- del contenido calórico del agua sobre la conducta alimenta-
celona: Martínez Roca. ria durante un periodo de privación de comida en ratas albi-
Ribes, E. (2004). Theory, basic and applied research, and tech- nas. Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 32, 95-109.
nological applications in behavior science: Conceptual and González, R.A., Reyna, M., & Cano, C.C. (2009). “Los colores
methodological issues. En J.E. Burgos & E. Ribes (Eds.), que hay en mí”: una experiencia de arte-terapia en pacientes
Theory, scientific research, and technical applications: How rela- oncológicos infantiles y cuidadores primarios. Enseñanza e
ted in operant psychology? (pp. 21-44). Guadalajara, México: Investigación en Psicología, 14, 77-93.
Universidad de Guadalajara. González-Torres, M.L., López-Espinoza, A., & Dos Santos,
Ribes, E. (2009). Reflexiones sobre la aplicación del conocimien- C.V. (2010). Efecto del tipo y controlabilidad del estrés so-
to psicológico: ¿qué aplicar o cómo aplicar? Revista Mexicana bre la conducta alimentaria en ratas. Revista Mexicana de
de Análisis de la Conducta, 36, 3-17. Análisis de la Conducta, 36, 111-127.
Sclafani, A. (1983). Animals models of obesity. En R.T. Frankle, Gutiérrez, C. & Domínguez, B. (2007). Dolor prolongado en
J. Dwyer, L. Moragne, & A. Owen (Eds.), Dietary treatment enfermos con cáncer: intervención psicológica. Psicología y
and prevention of obesity (pp. 105-123). London: John Libbey. Salud, 17, 207-219.
Sclafani, A. (2001). Psychobiology of food preferences. Inter- Juárez-García, A. (2007). Factores psicosociales laborales rela-
national Journal of Obesity, 5, 13-16. cionados con la tensión arterial y síntomas cardiovasculares
en personal de enfermería de México. Salud Pública de Mé-
xico, 49, 109-117.
López-Alonso, V.E., Mancilla, J.M., Rito-Domingo, M., Es-

1
Referencias que se enlistan en la tabla 3.

46 Revista Mexicana de Investigación en Psicología


Piña López

cartín, R.E., & Jiménez-Fujarte, A.G. (2009). Caracterización rapia de afrontamiento al estrés en dos poblaciones con alto
de la conducta alimentaria inducida por agonistas 5-HT1A, estrés: pacientes crónicos y personas sanas. Salud Mental,
5-HT1B, 5-HT2A y 5-HT2C. Revista Mexicana de Análisis de la 32, 251-258.
Conducta, 35, 13-30. Piña, J.A. & Urquidi, L.E. (2006). Determinantes psicológi-
López-Alonso, V.E., Mancilla, J.M., Rito-Domingo, M., Ji- cos del uso de condón en estudiantes de educación superior.
ménez-Fujarte, A.G., & Díaz, D. (2010). Administración Enseñanza e Investigación en Psicología, 11, 333-345.
del 8-OH-DPAT en el núcleo ventromedial hipotalámico: Robles, S., Piña, J.A., Frías, B., Rodríguez, M., Barroso, R., &
caracterización de la conducta alimentaria. Revista Mexica- Moreno, D. (2006). Predictores de conductas relacionadas
na de Análisis de la Conducta, 36, 21-37. con el uso inconsistente de condón en estudiantes universi-
López-Espinoza, A., Martínez, A.G., Díaz, F., Franco, K., tarios. Psicología y Salud, 16, 71-78.
Aguilera, V., Gurí, S., et al. (2010). Inhibition of binge eating Rodríguez, M., Barroso, R., Frías, B., Moreno, D., & Robles,
by changes of feeding context. Revista Mexicana de Análisis S. (2009). Errores en el uso del condón: efectos de un pro-
de la Conducta, 36, 185-197. grama de intervención. Psicología y Salud, 19, 103-109.
López-Espinoza, A. & Martínez, H. (2005). Efectos de in- Rodríguez de Elías, R. & Gómez-Peresmitré, G. (2007). Pre-
tervalos variables entre periodos de privación sobre el con- vención de trastornos alimentarios mediante la formación
sumo post-privación de agua y comida en ratas. Revista de audiencias crítica y psicoeducativa: un estudio piloto.
Mexicana de Análisis de la Conducta, 31, 67-84. Psicología y Salud, 17, 269-276.
Mancilla, J.M., Escartín, R.E., & López, V. (2006). Efectos Sánchez-Sosa, J.J. & Alvarado, S. (2008). A behavioral self-
de la 5-HT en ratas pretratadas con Ketanserina sobre la recording procedure in the management of breast cancer: A
estructura de la conducta alimentaria. Revista Mexicana de field test with disadvantaged participants. Revista Mexicana
Análisis de la Conducta, 32, 55-71. de Análisis de la Conducta, 34, 311-329.
Mancilla, J.M., Escartín, R.E., López, V., & Rito-Domingo, Sánchez-Sosa, J.J., Cázares, O., Piña, J.A., & Dávila, M. (2009).
M. (2008). Efectos de antagonistas y no selectivos a recep- Un modelo psicológico en los comportamientos de adhesión
tores 5-HT2C sobre la estructura de la conducta alimentaria terapéutica en personas con VIH. Salud Mental, 32, 389-397.
en ratas. Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 34, Tejas, J.G., Mancilla, J.M., Florán, B., & Escartín, R.E. (2010).
25-42. Los receptores dopaminérgicos D2/D3 hipotalámicos par-
Martínez, A.G., Madrid, J.A., López-Espinoza, A., & Vivanco, ticipan en la regulación del comportamiento alimentario.
P. (2009). Consumo de soluciones endulzadas en octodones Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 36, 53-69.
(Octodón-Degú). Acta Comportamentalia, 17, 41-153. Torres-González, C., López-Espinoza, A., Martínez, A.G.,
Martínez, A.G., Díaz, F., Beltrán-Miranda, C.P., González, Franco, K., Díaz, F., Sosa, G.A., et al. (2009). Consumo de
J.G., Munguía, L.M., & Venancio, D.M. (2010). Pre-expo- alimento y endulzantes bajo condiciones de estrés crónico
sure to sweeteners on glucose and sucralose consumption. en ratas. Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 35,
Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 36, 143-153. 133-147.
Moreno, D., García, R., Rodríguez, M., Díaz-González, E., Urquidi, L.E. & Piña, J.A. (2005). Efecto de los conocimien-
Robles, S., Frías, B., et al. (2007). Evaluación de competen- tos, creencias y motivos sobre el uso de condón en hombres.
cias funcionales en pacientes seropositivos: un estudio piloto. Enseñanza e Investigación en Psicología, 10, 369-380.
Psicología y Salud, 17, 165-177. Valencia, A.I., Flores, A., & Sánchez-Sosa, J.J. (2008). Efectos
Moreno, D., Rivera, B., Robles, S., Frías, B., Rodríguez, M., de un programa conductual para el cuidado de pacientes
& Barroso, R. (2008). Características del debut sexual de oncológicos pediátricos. Revista Mexicana de Análisis de la
los adolescentes y determinantes del uso inconsistente del Conducta, 32, 178-198.
condón desde el análisis contingencial. Psicología y Salud, Vega-Michel, C., López-Álvarez, M., & Camacho, E. (2010).
18, 207-225. Patrones conductuales en programas de evitación con hu-
Munguía, L.M., & Martínez, A.G. (2010). Efecto de la admi- manos y sus efectos en cortisol salival. Revista Mexicana de
nistración de nicotina sobre la conducta alimentaria. Revis- Análisis de la Conducta, 36, 33-46.
ta Mexicana de Análisis de la Conducta, 36, 155-168.
Peralta, C. & Rodríguez, M.L. (2007). Relación del uso de con- Recibido el 17 de junio de 2011
dón con factores disposicionales y mediacionales en adoles- Revisión final 26 de enero de 2012
Aceptado el 8 de febrero de 2012
centes. Psicología y Salud, 17, 179-189.
Peralta-Ramírez, M.I., Robles-Ortega, H., Navarrete-Nava-
rrete, N., & Jiménez-Alonso, J. (2009). Aplicación de la te-

Vol. 4, N.o 1, 2012 47