Você está na página 1de 2

Proteínas

Las proteínas están formadas por aminoácidos, que forman los bloques de construcción de
las élulas, enzimas, hormonas y anticuerpos en el cuerpo. Es necesario para la salud de la
piel, el cabello, las uñas, el cartílago, los huesos y los músculos.

Tu cuerpo necesita un suministro de proteínas para construir y reparar tejidos. De ello se


desprende que una dieta rica en proteínas es esencial para generar el crecimiento de los
huesos y los músculos, los cuales contribuyen al crecimiento en altura.

Fuentes de proteínas completas proporcionan todos los aminoácidos esenciales que el


cuerpo necesita para un crecimiento sano. Como ejemplo la carne, el pollo, el pescado, los
productos lácteos (leche, queso y yogur) y huevos. Estas proteínas llegan a proporcionar
todos los 20 aminoácidos que el cuerpo necesita, incluyendo ocho aminoácidos no
sintetizados por el organismo. Proteínas de origen vegetal como frijoles, nueces y granos
enteros también son buenas opciones, ya que ofrecen fibra saludable, las vitaminas y los
minerales también.

Calcio

De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, el 50% del calcio en los huesos
adultos se establece durante los años de crecimiento de la adolescencia. Para lograr el
crecimiento en altura saludable, es fundamental tener la cantidad adecuada de calcio para
mejorar la salud ósea, especialmente durante la adolescencia. Las fuentes ricas de calcio
incluyen la leche, el queso bajo en grasa, productos de soja (tofu, bebidas de soja), frijoles,
verduras de hoja verde (brócoli, espinaca, acelga y), las ostras, los jugos y los cereales
fortificados con calcio.

Dado que la absorción de calcio en el cuerpo se ve facilitada por la vitamina D (el cuerpo
produce vitamina D de la luz solar), es importante salir a la calle por alguna exposición al
sol (por lo menos 10 a 15 minutos, dos veces a la semana). También puede obtener
vitamina D de fuentes dietéticas: pescado, leche fortificada, huevos y aceite de hígado de
bacalao.

Algunos alimentos comunes pueden perjudicar la absorción de calcio y, por lo tanto


dificultar el crecimiento en altura: refrescos, café, edulcorantes, sal excesiva, el alcohol y la
nicotina de los cigarrillos.

Fósforo

El fósforo es el segundo mineral más abundante (después del calcio) en el cuerpo, y 85%
del fósforo se encuentra en los huesos y los dientes. Se combina con el calcio para formar
fosfato de calcio, la fuente de la fuerza ósea. La mayoría de los alimentos ricos en proteínas
también son ricos en fósforo. Otros ejemplos incluyen nueces, semillas, granos integrales,
levadura de cerveza, germen de trigo, salvado, frutas y verduras.
Magnesio

Aproximadamente el 50% de magnesio en el cuerpo se concentra en el hueso. El magnesio


es responsable de más de 300 acciones bioquímicas en el cuerpo y uno de ellos es el
mantenimiento de la salud ósea y muscular. En este caso es recomendable para ello comer
legumbres, guisantes, nueces, semillas y granos enteros.