Você está na página 1de 2

“Sería posible realizar una reforma a la Constitución Colombiana que estableciera la

ciudadanía universal, sin que ello implicara una sustitución Constitucional?”

El concepto de ciudadanía universal es muy significativo y relevante en la actualidad, por


considerarse un principio, como antecedente histórico se encuentra mencionado desde los
Estoicos y posteriormente en tiempos de la ilustración por Immanuel Kant, en su ensayo "de
la paz perpetua", el cual publicara hasta el año 1795, en la firma del tratado de paz de Basilea
entre Prusia y Francia, desarrollando la idea de hospitalidad universal, concepto que hoy
establece como una categoría que respalde los derechos de los migrantes y desnacionaliza
los derechos humanos permitiendo su discusión en la comunidad mundial. (Ayala Mendez,
2.013)

La creciente migración internacional en el mundo globalizado es un factor de importancia


para la comunidad internacional y especialmente para los gobiernos, si hoy se está
eliminando las barreras fronterizas para el libre tránsito de las personas, requiere la
adecuación por parte de los estados para que se garantice la protección de las personas
inmigrantes y sus familias, en lo relacionado con el respeto de los derechos humanos, los
cuales cuentan con vocación universal, además, se garantice la no discriminación y
mecanismos que el estado pueda contar con herramientas para proteger al individuo como
persona y se respete su dignidad humana. La globalización como apertura de mercados se
inclina mayormente a la parte comercial, descuidando a la persona como tal, debido a que
esta apertura económica, igualmente ha permitido el surgimiento del transnacional ismo, y
es el fenómeno que requiere analizar la pregunta planteada sobre una reforma constitucional
en Colombia, lo cual es perfectamente viable, teniendo como referente que Ecuador en su
reforma constitucional de 2.008, en su [… “Art. 416.- Las relaciones del Ecuador con la
comunidad internacional responderán a los intereses del pueblo ecuatoriano, al que le
rendirán cuenta sus responsables y ejecutores, y en consecuencia: 6. Propugna el principio
de ciudadanía universal, la libre movilidad de todos los habitantes del planeta y el progresivo
fin de la condición de extranjero como elemento transformador de las relaciones desiguales
entre los países, especialmente Norte-Sur.”], Constitución de la República de Ecuador,
(e.Silec Profesional-www.lexis.com.ec P. 124).

La migración hoy es un fenómeno global, que tiene sus antecedentes diversos problemas
de orden cultural, político, sociológico, laboral entre otros, y basta analizar en nuestro
territorio la migración de
venezolanos debido a los problemas internos que afrontan, no les queda más alternativas que
salir en búsqueda de ingresos para el sostenimiento de sus familias, y al no estar amparado
por una legislación interna para ejercer el control por parte de las autoridades, se aprovecha
la explotación laboral de este segmento de personas, por parte de los dueños de empresas o
negocios con el pago de salarios inferiores al mercado laboral existente, justamente es el
planeamiento de M. Sandel sobre la justicia, referenciado que la gente aprovecha la necesidad
del otro para beneficiarse y lucrarse económicamente. (Sandel, 2011)
Retomando la pregunta sobre la posibilidad de una reforma a la constitución colombiana,
mi opinión es que requiere y con carácter urgente reglamentar este carácter de ciudadanía
global, que garantice el respeto por el otro, la igualdad de oportunidades, la protección del
individuo y su familia, y como lo presento Ecuador e limando ese apelativo discriminatorio
de extranjero, donde el inmigrante goce de privilegios del Estado, y pueda participar en
igualdad de condiciones de una vida digna. Esto no es más que ampliar el famoso “Ius
Gentium”, que se ha venido desarrollando desde la antigüedad, donde el Derecho
Internacional debe aportar su mayor responsabilidad en la necesidad de promover y fortalecer
la cooperación multilateral ante este fenómeno complejo y multidimensional que hace parte
de la globalización.
La ciudadanía se vincula con el estado-nación, desarrollada en la aparición de los estados
modernos con la denominación de "ciudadanía nacional" , Rousseau ya en sus expresiones
manifestaba "derechos del hombre" y "ciudadano del mundo", cuya figura de ciudadano está
asignada solo a la idea de estado, no a la idea de mundo, y que importante es resaltar que la
humanidad o la comunidad de personas como dice la Historiadora Diana Uribe: "somos una
misma raza iguales sin distinción alguna", luego el ser humano tiene el derecho de disponer
de su libertad para instalarse en la parte del mundo que le parezca la mejor opción, ya sea por
trabajo, o por el medio de vida, lo que obliga necesariamente a los estados a garantizar la
protección de las personas, luego este tipo de ciudadanía universal no puede pretender ligarse
a la nación como entidad étnico-cultural, sino a los valores democráticos establecidos en la
constitución.
Para asumir esta responsabilidad sobre el fenómeno de la inclusión de la ciudadanía
universal, se requiere la implementación de políticas migratorias, organismos internacionales
de justicia que regulen este paso, si bien la competencia del estado se reduce cada vez más,
debido a su inoperancia frente a los avances e intercambios internacionales en todos los
aspectos, para el caso nuestro colombiano, se puede advertir que la Corte Interamericana ha
venido moldeando este aspecto de la ciudadanía global en algunas resoluciones en materia
de derechos humanos, lo mismo lo ha hecho la Unión Europea.

BIBLIOGRAFIA
Ayala Mendez, A. A. (2.013). Ciudadania Universal: hacia la construccion de una
ciudadania de la emancipacion. Revista VIA IURS. No. 15 Julio-diciembre 2013,
157-177.
Sandel, J. M. (2011). Justicia: ¿Hacemos lo que debemos? Madrid: Debate.