Você está na página 1de 3

La Historia del Idioma Español.

El español es el idioma más hablado entre las lenguas romance, tanto en términos de cantidad de hablantes
como de países en los cuales predomina dicho idioma.

En todo el mundo hay más de 500 millones de hispanohablantes. Naturalmente, la pronunciación y el uso del
español a nivel oral varían según el país, pero las diferencias regionales no son tan importantes como para que
el idioma sea incomprensible para los hablantes de las diferentes zonas. No existe un único “español”. Hay
diferentes dialectos de español debido a la evolución del idioma en diferentes regiones.

La historia del idioma español en España comienza con la evolución lingüística del latín vulgar y da origen a
los dialectos de España.

La historia del idioma español en América comienza con la colonización del continente americano al final del
siglo XV. A esa altura, el idioma español ya estaba firmemente consolidado en la Península Ibérica.

Además de hablarse en España, es la lengua oficial de todos los países sudamericanos excepto Brasil y la
Guayana Francesa, las seis repúblicas de América Central, México, Cuba, la República Dominicana y Puerto
Rico.

Igualmente, se habla español en determinadas partes de Marruecos y en la costa oeste de África y en Guinea
Ecuatorial. Dentro de los Estados Unidos, se habla ampliamente en Texas, Nuevo México, Arizona,
California, la ciudad de Nueva York y el sur de Florida.

Historia del Idioma Español


Los primeros habitantes de lo que hoy es España se establecieron cerca de las montañas que
la separan de Francia. Estos grupos hablaban una lengua que sobrevive en el idioma vasco.
Los iberos se establecieron en la costa de Levante. Los fenicios fundaron la hoy ciudad de
Cádiz y Málaga hacia el año 1110 A.C. Los griegos se establecieron en la región de
Levante y fundaron la hoy Alicante y Ampurias.

Los celtas, procedentes del sur de Alemania, invadieron todo este territorio en el siglo VII
A.C. estableciéndose en Galicia, y en la región llamada Sierra Morena. Más tarde se
mezclaron con los iberos en Aragón y formaron una región llamada Celtiberia.

Antes de la llegada de los romanos, hacia 206 A.C., no existía una unidad lingüística; los
grupos colonizadores conservaron y extendieron sus propias lenguas. Con la llegada de los
romanos, las costumbres de estos pueblos cambiaron por completo y la lengua romana, el
latín, se impuso en todo el imperio.

El latín vulgar era hablado por el pueblo de Roma (en contraposición al culto) y se impuso
en todas las colonias pero con diversos matices de expresión. Ese latín se convirtió poco a
poco en las lenguas romances: español, francés, italiano, provenzal, catalán, gallego-
portugués, retrorrománico, rumano y sardo. El latín pertenece a las lenguas itálicas y éstas
al indoeuropeo (irlandés, galés, escocés, alemán, inglés, holandés, ruso, polaco, checo,
búlgaro y serbocroata).

Durante los siglos XIV y XV el dialecto castellano se consolidó mucho más rápido que
otros dialectos hablados en España y posteriormente, con la aparición de los textos de
gramática, de ortografía y con la fundación de la Real Academia de la lengua quedó
totalmente establecido como la lengua oficial.

El aimara, el guaraní, el mapuche, el náhuatl, el taíno, el maya y el quechua, entre otras


muchas eran las lenguas habladas por las diferentes tribus que habitaban América. El
español llegó a América a través de los sucesivos viajes de Colón y permitió la
comunicación gracias a los intérpretes en un principio, y posteriormente al mestizaje y a la
Iglesia católica con su afán evangelizador.

A raíz de los viajes de colonizadores, principalmente andaluces, que pasaban primero por
las canarias y la variedad de lenguas existentes en nuestro territorio el español americano
tiene las características fónicas que hacen de él, un español distinto al hablado en España.

El español, término reciente, también es llamado castellano porque se hablaba en la tierra


de castillos, Castilla, en el medioevo. La Real Academia Española decidió llamar a nuestro
idioma lengua española, que por número de hablantes ocupa el tercer lugar entre las
lenguas del mundo con 400 millones de hablantes nativos.

El origen del idioma castellano o español

En el siglo III antes de Jesucristo, los romanos efectuaban la ocupación de la península


ibérica. Esta había sido ocupada anteriormente por diversos pueblos cuyas lenguas y
dialectos formaron la base del idioma que posteriormente se formaría a partir del latín
vulgar, que era el idioma que hablaban los romanos en la región (existía también el latín
culto, empleado para los literatos y damas gente de mayor formación intelectual). El latín
vulgar era la lengua usada por los soldados romanos, los navegantes, los mercaderes, etc.

Numerosos eran los idiomas y dialectos hablados antes de la invasión romana,


pertenecientes a pueblos antiguos que habitaban la península; los celtas, los iberos, los
vascos; también existían influencias de pueblos invasores; los fenicios, los griegos, los
cartagineses, etc.

Al debilitarse el imperio romano sus colonias, menos influidas por la metrópoli,


comenzaron a formar sus propios idiomas. Así tuvieron su origen las llamadas”lenguas
romances”, nombre que tiene su raíz en el nombre de la capital del imperio. En España, el
latín vulgar comenzó a transformarse, recibiendo influencias de los dialectos e idiomas que
se hablaban antes de la dominación romana y de las invasiones posteriores, como la de los
árabes. Mas del 70 por ciento del idioma español esta representado por palabras tomadas
del latín.
Desde el año 711 y hasta 1402, los árabes ocuparon la península ibérica. Como
consecuencia de tan larga dominación, la lengua árabe aporto a la castellana más de 4000
vocablos.

El idioma español se llamo originariamente “castellano” (aun hoy se lo sigue llamando así),
porque tuvo su origen en la región de castilla. Numerosas fueron las lenguas que nacieron
en las penínsulas derivadas del latín vulgar, y que diferían entre si por las diferentes
influencias de los dialectos regionales de cada zona: el castellano, el leones, el asturiano, el
gallego, el catalán, el aragonés, etc. La presencia, en la lengua de castilla, de obras
importantes debidas a autores celebres, le permitió elevarse a la categoría de lengua oficial.
Alfonso X llamada el sabio, fijo en sus obras el idioma castellano y lo convirtió en lengua
escrita y literaria. Otros autores contribuyeron a la evolución y depuración idiomáticas,
como el arcipreste de hita, toledano muerto hacia 1350. Durante el reinado de los reyes
católicos, quienes consolidaron la supremacía política de castilla, se afianza aun más el
castellano con la aparición de la primera gramática de la lengua, de nebrija, aparecida en
1492, año del descubrimiento de América.

Comenzaba el gran momento histórico español. También aparece, hacia finales de ese
glorioso siglo XV “La Celestina”.

El idioma español ha recibido también aportes de lenguas modernas: el francés, el italiano,


el portugués, el inglés. Asimismo, muchas son las palabras pertenecientes a idiomas de los
pueblos aborígenes americanos que han pasado a formar parte del español.