Você está na página 1de 12

Universidad Nacional del

Altiplano
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA
EDUCACION
ESCUELA PROFESIONAL DE EDUCACION INICIAL

AREA: EXPRESION CORPORAL Y TEATRO INFANTIL


MONOGRAFIA: EL VESTUARIO EN EL TEATRO
DOCENTE: NANCY CHAMBI CONDORI
ESTUDIANTES: LESSLY ZAPANA AMANQUI
YASMINA MONICA SUCASAIRE CALJARO
NELLY BLANCA MACEDO MAMANI
SEMESTRE. VII
MISION
Escuela Profesional de Educación Inicial, dedicada a formar
profesionales con calidad humana, realizando investigaciones
educativas innovadoras, para contribuir el desarrollo integral de
la primera infancia a través de acciones de proyección social y
extensión universitaria, promoviendo la revaloración cultural,
conservación del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

VISION
Escuela Profesional de Educación Inicial, acreditada y
reconocida por la sociedad formando profesionales líderes con
calidad humana altamente calificados sobre la base de
investigaciones científicas y tecnológicas, comprometidos con
el desarrollo integral de la primera infancia, identidad cultural
y respeto por el medio ambiente.
PRESENTACION

El presente trabajo se basa en dar a conocer a profundidad sobre el vestuario teatral

que es parte esencial de una función teatral porque completan el trabajo de

interpretación de los actores y facilitan al público información clave sobre el

personaje a primera vista.


VESTUARIO EN EL TEATRO

¿QUÉ ES EL VESTUARIO?

El vestuario es la ropa que deben llevar los actores para


representar los papeles que tienen dentro de la obra.

El vestuario debe ir de acuerdo al tipo de personaje y a la


época que se indica en el guion. Por ejemplo, si una mujer
va a hacer el papel de una campesina de México llevará
diferente ropa a la del actor que debe representar a un
joven que toca rock.

El vestuario puede ser sencillo e incluso seleccionado de


la ropa común.

Si la obra lo requiere, es necesario diseñarlo y realizarlo


específicamente para la obra.

Algunas obras gastan mucho dinero en vestuario y eso hace que sean muy vistosas, pero
también muy caras.

ORIGEN DEL VESTUARIO


Los primeros vestidos de diseño se pueden observar en el maquillaje prehistórico y
que muchas culturas étnicas aún conservan, donde se puede ver intrincados dibujos
hechos sobre la piel cuya función principal es de tipo simbólica, algo que muestra
aun mayor evolución con respecto del uso de atuendos para cubrir el cuerpo. los
vestidos primero eran hojas luego carne de animal y ahora es lo que son los vestidos
normales con tela El ser humano desde la época primitiva que no se cambia los
pantalones blancos y siempre la misma chaqueta rosada , es así que la ropa usada
durante varios días provoca un olor fétido, pasado a trasero, y por su condición física
se vio obligado a recurrir al uso de algún tipo de desodorante para protegerse de
los malos olores o los climas extremos, pues desde la aparición del Homo Sapiens,
carecía de pelo y al contrario de los animales también, su piel siempre fue más
delgada y vulnerable, entonces sus primeras prendas de vestir surgieron más bien
de una necesidad. Para fabricarlas lo más simple era aprovechar la piel de los
animales que cazaba para comer, pero en aquellos lugares geográficos donde
dichos animales eran demasiado pequeños, el ser humano utilizaba hojas y ramas
de plantas, y ahí es donde los atuendos empezaron a evolucionar, pues se requería
entrelazar esas fibras para lograr obtener el tamaño y la forma que se necesitaba
para cubrir el cuerpo, en ese momento comenzó la era del tejido.
Con el paso del tiempo y en la medida que el hombre se hacía más inteligente,
algunos científicos actualmente afirman que empezaron a fabricar accesorios
decorativos que no tenían ningún uso práctico. Dichos artículos eran
generalmente colgantes tallados para adornarse, algo que demostraba una clara
inquietud hacia el arte y la creatividad.
Primero fue una necesidad básica, luego surgió el sentido estético y finalmente el
significado simbólico. En la actualidad podemos ver fusionados todos estos
aspectos en una prenda de vestir, pues nos cubrimos para protegernos del clima,
pero nos fijamos que ese atuendo sea atractivo y muchas veces cultivamos un estilo
que nos representa, es decir tenemos algo simbólico que comunicar a través de
nuestra ropa. Muchas personas usan el vestuario simplemente para cubrirse pero
es para caracterizar, personalizar y para muchas otras cosas.

LA IMPORTANCIA DEL VESTUARIO EN UNA OBRA


TEATRAL

Como sabéis, el vestuario y el maquillaje son parte esencial


de una función teatral porque completan el trabajo de
interpretación de los actores y facilitan al público
información clave sobre el personaje a primera vista.
Por ejemplo, si un personaje está deprimido, se presentará
en escena con un aspecto descuidado y el pelo revuelto y
nunca ataviado de forma impecable.

En el atrezzo, el trabajo de vestuario no se limita a la ropa,


sino que incluye también el calzado, maquillaje y cualquier adorno como pelucas, bigotes y
otros complementos... todo esto es clave en la caracterización de los personajes porque
realza a los actores en escena.

Pero, aunque las ropas se eligen conforme al guion, deben adaptarse al actor a fin de que
se sienta cómodo con el atuendo. Por eso es muy importante que, terminado el traje, los
artistas ensayen con el vestuario que van a lucir, para familiarizarse con él y desenvolverse
con naturalidad en el escenario.

Nota curiosa:
los colores tienen su significado

 ROJO: Enojo, pasión, crimen. Es el color de los reyes y los cardenales.


 NARANJA: Otoño, contento, calor... sugiere pasión e inquietud.
 AMARILLO FUERTE: Sol, verano. Sugiere alegría y amor, pompa y poder.
 AMARILLO SUAVE: Celos, decepción y enfermedad. Sugiere traición.
 VERDE: Color de la primavera. Sugiere vida, esperanza, y juventud, vigor.
 AZUL: Verdad, quietud, paz, estabilidad, espiritualidad, amor.
 VIOLETA: Es útil para reflejar vejez, sufrimiento y seriedad.
 NEGRO: Muerte, dolor, tortura, luto, misterio, maldad y vergüenza.
 BLANCO: Invierno, pureza e inocencia. Sugiere divinidad y modesti

VESTUARIO - BECKER, LUCÍA

El vestuario, al captar nuestra mirada, actúa como el péndulo del hipnotizador, sirven de
apoyo a la acción. En la puesta en escena, el vestuario también tiene su dramaturgia y
cuenta una historia, por medio de un lenguaje visual con el espectador que comunica y se
convierte en signo de lo que se quiere decir, porque no solamente se narra con la palabra
también con la imagen, el color, la forma y las texturas.
Ayuda a definir los personajes y a través de sus ropas los actores pueden preparar su
cuerpo para fundirse en el alma del ser representado. Es significante, dado que se trata de
un elemento puramente material y significado, porque da sentido a lo representado. Incluso
cuando el vestuario de la obra no es lo fundamental, su tratamiento resulta imprescindible
para su desarrollo; ya que éste permite focalizar nuestra atención hacia aquellos elementos
de la representación que interesa resaltar, es capaz de situar en tiempo y espacio.
Así como el vestuario es un aspecto importante a tener en cuenta para la construcción de
la imagen un personaje, también es significativo al momento de construir una imagen
personal como así también, profesional. A través de nuestra imagen relucimos nuestra
educación, los modales y hasta nuestros conocimientos profesionales. Saber cómo vestirse
en cada ocasión, y dar una buena imagen es tan importante como los buenos modales y la
profesionalidad. Pero siempre recordando que nuestra imagen es la carta de presentación.
Sin una buena imagen no podremos demostrar nuestros conocimientos profesionales o de
otro tipo.

VESTUARIO TEATRAL
“Se trata de comprender y sentir un personaje para crearlo. Ello implica construir el
personaje en términos físicos, además de psíquicos” es como identifica Stanislavski (1980)
el comienzo de la construcción de un personaje. Estos términos psíquicos, los caracteriza
por la utilización del propio cuerpo del actor, como así también de su voz, su manera de
hablar, de moverse transmitiendo de esta manera una forma de ser que caracteriza al
personaje interpretado en cuestión. Esta caracterización revela e ilustra, es decir, crea una
“imagen” por lo que comunica a los espectadores la concepción interior del papel llevado a
cabo
.
Entonces, cabe definir que el vestuario en el ámbito teatral tiene una función particular que
es la de contemplar a través de una imagen visual la totalidad del personaje. Esta
representación se lleva a cabo mediante una unidad integrada del diseño completo del
cuerpo y cada una de las herramientas explicadas. Esta genera, ya desde su creación,
ciertos mensajes de carácter emocional que facilitan la puesta en situación y comprensión
por parte del espectador o público presente. Por eso sus colores, tejidos y particularidad
sirven de apoyo a la acción, ayudan a definir los personajes, a través de sus prendas y
accesorios los actores pueden preparar su cuerpo para interpretar al ser a representar.

Para describir de cierta manera el vestuario para teatro de acuerdo al análisis de la obra,
según la puesta en escena y las características del montaje, sin dejar de mencionar que se
debe diseñar pensando en la comodidad del actor. Como también lo afirma otra de las
invitadas, Laura Oliva, ya que le da gran importancia a los zapatos en principal. Este
accesorio identifica que debe ser el indicado tanto para una actriz como para una bailarina,
siendo ella quien cumple ambas labores en su vida artística. La artista, admiradora de
Michael Jackson, comenta que para ella es uno de los elementos más importante al
momento de la creación del personaje, como así también su comodidad en una
performance en el momento de presentarse como bailarina.

Se puede decir que la vestimenta estaría condicionada por ciertos aspectos y relaciones,
como ser:

• Contexto histórico y temporal del vestuario.


• Características psicológicas de los personajes.
• Relación con la función social del personaje.
• Relación con el carácter del personaje.

En la puesta en escena, el vestuario también tiene su dramaturgia y cuenta una historia,


por medio de un lenguaje visual con el espectador que comunica y se convierte en signo
de lo que se quiere decir, porque no solamente se narra con la palabra también con la
imagen, el color, la forma y las texturas.

Para dar apariencia, entonces, como así también personalidad, cuerpo y carácter al
vestuario teatral, que es en lo que finalmente enfatiza el artista plástico y vestuarista, se
genera con la particularidad de mostrar algo que no es en realidad, logrando en el “traje”
por medio de efectos (texturas, pintura, pátinas) junto con la magia de la iluminación
escénica, el propósito artístico deseado. Héctor Calmet, con respecto a los elementos que
intervienen en la puesta en escena, considera que todos son complementarios, deben estar
relacionados para ayudar al actor y para dar una clara comprensión del relato. La
escenografía no podría lucirse sin iluminación, como tampoco podría lucirse el vestuario sin
ellos. Además, el reconocido iluminador y escenógrafo, considera, al igual que Laura Oliva,
que la vestimenta tiene que estar ideada respetando el carácter funcional, además de ser
atractiva y acorde al personaje. Principalmente en la danza, además de bello, debe ser
práctica para los bailarines y que no le generen un obstáculo para su actuación. Además,
aclaro que debe estar relacionada también con la escenografía, esencialmente con el color
de la misma, en relación a la iluminación que recibirá.

EL VESTUARIO ES EL TEATRO
Cuando vemos o hacemos un espectáculo teatral, la presencia concreta, viva y material de
los actores, establece una prioridad en la mirada o recepción del espectáculo. Todos los
elementos materiales que rodean al actor: espacio, iluminación, vestuario, maquillaje,
objetos, no se ordenan en una jerarquía clara para quien mira. Dependerá de cómo estén
planteados por los diseñadores y realizadores. De qué tipo de materiales se hayan usado.
De sus formas y tamaños. De la paleta de colores. En lo que sí coinciden espectadores y
hacedores es en que el vestuario en el teatro puede ser visto como una segunda piel, como
una escenografía ambulante, como un juego, e incluso como lo que realmente define un
tipo de interpretación o actuación. Si pensamos un momento en el vestuario cotidiano, la
ropa que cada uno de nosotros elige ponerse según la agenda del día y la hora -para la
oficina, para salir un sábado de noche, para una ceremonia religiosa- en forma inconsciente
sabemos qué color usar, qué largo, o qué corte. Porque esas decisiones tienen que ver con
momentos históricos, y personalidad, modas, religión o hábitos. E incluso geografía y
formas sociales. No vemos lo mismo en una calle de Uruguay, que en una de la India en lo
que a materia de colores y formas de indumentaria o a hombres y mujeres, se refiere. Para
los actores, el vestuario, el maquillaje, las pelucas y accesorios, ayudan a terminar de definir
su personaje durante los ensayos, y desde el estreno, el hecho de despojarse de su ropa
de calle, para preparar su cuerpo y su alma, recibiendo cada prenda de vestuario, les
permite “entrar en personaje”. Segunda piel que solamente adquiere su sentido final, en el
momento en que la usa un actor, en un espectáculo determinado. Al mismo tiempo, el
diseñador de vestuario, ve los ensayos, asiste a la evolución de la construcción que del
personaje hace el actor, y trabaja con el director que conduce el montaje general del
espectáculo, y juntos toman decisiones vinculadas a forma, color, época y estilo de
tratamiento de dichos aspectos. Por eso visitar una exposición de vestuario despierta tanta
curiosidad: al ver los maniquíes vestidos con esos trajes, al ver los bocetos, dibujos, y
modelos, uno descubre el alma de los artistas del diseño teatral, y al mismo tiempo, al verlos
de cerca, se establece una mirada nueva. En el teatro se trabaja con la distancia entre el
espectador y el vestuario, con trucos, con golpes de efecto. Por eso en los actuales
espectáculos en espacios no convencionales, no es raro ver a un espectador, tocando un
traje, tratando de descubrir de qué tela se trata. Porque las relaciones entre el vestuario y
los espectadores, también ha cambiado, con los cambios del espectáculo y su espacio. Ya
no esperamos que se siga estrictamente una época, admitimos juegos con los colores y las
formas, nos entregamos a nuevas convenciones. Pero también es verdad que los
diseñadores de vestuario, poseen cada uno un estilo propio, y por eso los directores
teatrales los convocan: criterios estéticos, terminaciones, algunos son más lúdicos, otros
son más clásicos. El vestuario teatral es significante (pura materialidad) y significado
(integrado a un sistema de sentido). Caracteriza medio social, época, estilo y gusto
individual. Condiciona el gesto del actor, es llevado por el cuerpo y debe llevar al cuerpo
del actor. Una manga o una falda no pueden ser demasiado corta o ajustada, porque
condiciona el sentido y la función. Puede enviar un mensaje 2 contradictorio para el
espectáculo. El traje de un soldado: ¿es cualquier soldado?, ¿es de aquí o de un reino de
fantasía, de qué siglo? Segunda piel. En el libro del director ruso Constantin Stanislavsky
“La Creación de un personaje” el maestro de actores escribía: Pienso que si uno no usa su
cuerpo, su voz, algún modo de hablar, de caminar y de moverse; si no sabe encontrar una
forma de caracterizar al personaje que corresponda a la imagen, lo probable es que no
pueda transmitir a otros su interior, su espíritu palpitante. Al recorrer esta exposición donde
verán los trabajos de los estudiantes de Diseño y Realización de Vestuario de la EMAD,
pueden comparar lo que cada dibujo o traje les genere con lo que Stanislavsky le hace decir
a un estudiante de teatro de actuación que debía buscar en el depósito de vestuario de su
teatro trajes para crear a un personaje, en un Moscú, del siglo XIX: Mi atención se concentró
en un sencillo sobretodo matutino. Estaba hecho de una tela llamativa, que yo nunca había
visto: una especie de paño color arenoso, con tonalidades grisáceas y verduscas, casi
desleídas, y salpicadas de manchas y polvo, mezclado con ceniza. Tuve la sensación de
que un hombre vestido con esa extraña prenda podría parecer un fantasma. Contemplar
aquel viejo sobretodo me despertaba un sentimiento, al mismo tiempo de repulsión y de
presagio un tanto aterrador. A partir de la observación de un simple y a la vez complejo
sobre todo, el estudiante de teatro logró el mejor trabajo de su clase al crear un personaje,
orgánico, verdadero, complejo, interesante. Del traje al teatro. Del teatro al traje. Prof.
Mariana Percovich. Directora Artística Escuela Municipal de Arte Dramático Margarita Xirgu
(EMAD).

TIPOS DEL VESTUARIO EN EL TEATRO


CONCLUSIONES
 Para culminar y a modo de conclusión, se puede definir que al hablar de imagen
personal, no se refiere solamente al atuendo que se lleve, sino que es algo más
amplio, que abarca también: los rasgos físicos, posturas y movimientos al caminar,
el lenguaje, el tono de la voz, la mirada, la risa y la sonrisa, la educación.

 Sin dejar de resaltar que es un estilo de vida, la forma de ser y actuar y en


consecuencia, cada persona tiene la suya propia. Por eso es importante cuidarla ya
que es lo primero que los demás ven de otra persona. Aunque no sea de modo
consciente, cada uno proyecta una personalidad a través de la imagen que se ofrece
al exterior.

 Sin embargo, en el ámbito artístico, al momento de la creación de una imagen


teatral, es de suma importancia el vestuario y el lenguaje en primeros lugares. Ya
que ambos generan la comprensión e identificación de las características del
personaje que se presenta. Son necesarios para que la audiencia o público entienda
el relato, situando en ambiente temporal y espacial a cada uno de ellos
diferenciándolo de otro y comprendiendo así también la personalidad.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
Chávez, F. (2009). La imagen de las organizaciones. Barcelona: MailxMail.com.
Disponible en: http://www. mailxmail.com/curso-organizacion-imagen/imagenpersonal-
relacion-imagen-profesional

Di Génova, A. (2010). Ceremonial Empresarial. El Ceremonial de RR.PP. Ecuador:


Editorial Ugerman.

García, L. (2011). La Imagen Personal, un activo muy importante a cuida. Argentina:


Artículos y recursos empresariales de Microsoft. Disponible en: http://www.
microsoft.com/business/es-es/Content/Paginas/article. aspx?cbcid=409

Garrido, R. (2010). Imagen Personal. España: Publicaciones Vértice S.L.

Muñoz, F. (2010). La Voz del Actor. Buenos Aires: Artes Escénicas. Disponible en:
http://arteescenicas.wordpress. com/2010/01/13/la-voz-del-actor/

Schultz, M. (2010). La imagen teatral en la propuesta de Constantin Stanislavski. Chile:


ARGENPRESS Cultural. Disponible en: http://cultural.argenpress.info/2010/01/ la-imagen-
teatral-en-la-propuesta-de.html

Stanislavski, K. (1989). El trabajo del actor sobre sí mismo. Buenos Aires: Editorial Quetza
http://www.teatrosolis.org.uy/imgnoticias/201203/19808.pdf

https://www.google.com.pe/search?ei=Y5kyW8zSGon-
zgK1h7mIAQ&q=la+importancia+de+la+vestimenta+en+el+teatro+segun+autores&oq=la+i
mportancia+de+la+vestimenta+en+el+teatro+segun+autores&gs_l=psy-
ab.3...113796.117382.0.117620.14.14.0.0.0.0.171.1881.0j13.13.0....0...1c.1.64.psy-
ab..1.11.1588...33i160k1j33i21k1.0.dwrKXzrsAdk

https://www.google.com.pe/search?q=vestuario+de+teatro&source=lnms&tbm=isch&sa=X
&ved=0ahUKEwiO9NWXjPLbAhUD7lMKHSSsDl8Q_AUICigB&biw=1366&bih=662#imgrc
=Qj1JDRG72gTBjM:

http://www.teatrosolis.org.uy/imgnoticias/201203/19808.pdf