Você está na página 1de 1

§2-1 EL NÚMERO NATURAL 13

Ejercicios

  1. ¿Es la condición x.y > 4, necesaria o suficiente para que sea x > 2 é y > 2?
Representar gráficamente en coordenadas cartesianas.
  2. Averiguar cuáles de las propiedades reflexiva, simétrica, transitiva son apli-
cables a las siguientes relaciones: a) "Es la madre de", para personas; b) "Es de la
misma longitud que", para segmentos; c) "No es igual a", para números.
  3. Hallar el error del siguiente razonamiento para "probar" que de las propiedades
simétrica (S) y transitiva (T) sigue la reflexiva a~a (R) : "De a ~ b sigue b ~ a (por S),
y de éstas dos (por T) a ~ a". Ilustrar la falsedad de dicha proposición sobre relacio-
nes con el ejemplo: a ~ b = "m. c. d. de a y b es múltiplo de dos".
  4. Supongamos que una relación binaria R definida en un conjunto C es simétrica,
y que su negación R cumple: 1º) es reflexiva; 2º) existe un par a, b "tal, que a R b es
falsa. ¿Es R transitiva? Ilustrar con los ejemplos R ≡ X ; ≠ .
  5. Si en un conjunto C cada elemento a está en una relación R con un elemento
(eventualmente él mismo) y se cumple: "De a R c y b R c sigue a R b (Ley de Euclides)",
entonces R es una relación de equivalencia. Demostrarlo.

§ 2. El número natural

  1. Diversas fundamentaciones del número natural. — a) Los


números naturales
[2-1] 1, 2, 3, 4, 5, ...
aparecen al contar los objetos de un conjunto. Al efectuar la operación
de contar, establecemos implícitamente una ordenación entre los
elementos del conjunto, y al último contado se le llama número ordinal
del conjunto. El número natural, como símbolo ordinal, resulta, pues,
de abstraer la naturaleza de los objetos, teniendo en cuenta solamente
el orden en que se presentan a nuestra consideración. En cambio, el
número como símbolo cardinal representa un conjunto, abstrayendo
la naturaleza de los elementos que lo componen y el orden en que
éstos se consideran: corresponde al atributo común que tienen todos
los conjuntos tales que sea posible establecer entre cada par de ellos
una correspondencia biunívoca entre sus elementos (§ 2-8).
  La distinción entre número ordinal y cardinal conduce a dos
aspectos del concepto de número que corresponden a dos caminos
para fundamentarlo. Para los conjuntos finitos, ambos caminos
llevan al mismo resultado; en cambio, para los conjuntos infinitos, la
diferencia es esencial, pues según sea el orden elegido para contar,
resulta número ordinal distinto.
  Siguiendo cada uno de ambos aspectos, el número natural
puede introducirse como concepto primitivo o como derivado
de la teoría de clases. En el primer caso se fundamenta
axiomáticamente, y ése es el camino seguido por P eano , H ilbert ,