Você está na página 1de 1

Mirla Mateo Canela

Diferencias físicas del hombre y la mujer

Las diferencias de estructura entre hombres y mujeres son, en pocas palabras, ciertas
diferencias físicas y mentales entre los seres humanos masculinos y femeninos.

Los seres humanos somos todos los que pertenecemos a la especie Homo-Sapiens,
característica que nos diferencia de otras especies animales por la capacidad que
tenemos de razonar. Esta capacidad le ha permitido al hombre organizar el mundo en el
que se desenvuelve, de una manera real y abstracta. Además de esto, el hombre tiene la
capacidad de comunicarse a través del lenguaje, bien sea oral o escrito, lo cual le facilita
la interrelación con otros individuos de su misma especie.

Por otro lado, el hombre es capaz de analizar acerca de lo que le conviene, lo que está
bien, pensar acerca de su pasado y reflexionar sobre su futuro. Aunado a esto, tiene la
posibilidad de adaptarse a diferentes ambientes, situaciones y condiciones. En este
sentido, dentro de los Homo-Sapiens, existen dos géneros: el femenino y el masculino.
Cada uno cumple un rol dentro de la sociedad en la que se desenvuelve, cumpliendo con
algunos estereotipos específicos para cada uno. Así, por lo general, el hombre debe ser
trabajador, fuerte, agresivo, audaz, mientras que las mujeres deben ser femeninas,
delicadas, maternales, comprensivas.

El hombre pertenece al género masculino de la especie Homo-Sapiens y se distingue


físicamente por tener una estatura alta y un cuerpo robusto en la mayoría de los casos,
por desarrollar más los músculos. Sus órganos genitales son visibles y está conformado
por el pene y los testículos. Asimismo, posee abundante vellosidad en la mayor parte de
su cuerpo como la cara (barba y bigotes), pecho, piernas, axilas y espalda.

Las mujeres pertenecen al género femenino de la especie Homo-Sapiens y se


caracterizan por ser de menor estatura y presentar una contextura más delgada que los
hombres. También, su voz es más aguda y sus caderas más anchas. En las mujeres se
desarrollan las mamas y sus genitales no son visibles, conformados por la vagina y la
vulva. Finalmente, la mujer tiene escaso vello corporal y mayormente crece en las axilas
y el pubis