Você está na página 1de 2
SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN: “Aplicación de la Radiación Sincrotón para el Análisis de Materiales” Dr. Gustavo Cruz

SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN: “Aplicación de la Radiación Sincrotón para el Análisis de Materiales”

Dr. Gustavo Cruz Jiménez Universidad de Guanajuato

SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN: “Aplicación de la Radiación Sincrotón para el Análisis de Materiales” Dr. Gustavo Cruz

Los sincrotrones aceleran las partículas y se han consolidado como fuentes de radiación electromagnética de diferentes energías de radiación.

La llamada radiación sincrotrón o luz sincrotrón es un tipo de luz emitida por electrones, u otras partículas con carga, que viajan a velocidades cercanas a la de la luz (300 mil k/segundo), con muy alta energía y que giran dentro en un anillo de contención.

Esta luz tiene características especiales, que les permite a los científicos observar fenómenos de la naturaleza, del cuerpo humano o de cualquier objeto; de una manera extremadamente fina y precisa.

Las máquinas que producen esta luz de forma intencional, se les llama fuentes de luz sincrotrón o simplemente, sincrotrones. Estas pertenecen a una familia más amplia de máquinas conocidas como aceleradores de partículas. Las viejas televisiones, los hornos microondas, el Gran Acelerador de Hadrones y las máquinas de Rayos X, son ejemplos de máquinas que usan aceleradores de partículas.

Las instalaciones necesarias para el uso experimental de la luz de sincrotrón usualmente requieren de edificios de gran tamaño y complejidad técnica.

La luz o radiación de sincrotrón, permite observar rincones intrincados de la naturaleza, de tal modo que pueden analizarse aspectos que no pueden ser realizados por las técnicas convencionales.

Los sincrotrones pueden usarse como colisionadores de partículas. En este tipo de sincrotrones, dos haces de partículas diferentes se aceleran en direcciones opuestas para estudiar los productos de su colisión. En otros sincrotrones se mantiene un haz de partículas de un solo tipo circulando indefinidamente a una energía fija, usándose como fuentes de luz sincrotrón para estudiar materiales a resolución del orden del radio atómico, en medicina y en procesos de manufactura y caracterización de materiales. Un tercer uso de los sincrotrones es como pre-acelerador de las partículas antes de su inyección en un anillo de almacenamiento.

Al contrario que los ciclotrones, los sincrotrones no son capaces de acelerar las partículas a partir de baja energía, por lo cual la aceleración se realiza por etapas. El haz de partículas se acelera inicialmente usando una fuente de alto voltaje oscilando a radio frecuencias. Las partículas se inyectan en un acelerador linear o LINAC, y de ahí pasan a un sincrotrón llamado preacelerador o booster donde adquieren su energía final; las partículas así aceleradas se inyectan al sincrotrón principal o anillo de almacenamiento, donde circulan a una energía fija. En un sincrotrón típico, el LINAC imparte a los electrones una energía entre 0.1 y 1 GeV, y el booster los acelera hasta la energía final de unos pocos GeV.

Los sincrotrones modernos utilizan dipolos, llamados imanes curvadores para curvar la trayectoria del haz de partículas y cuadrupolos y sextupolos para mantener el haz enfocado. La separación de

las funciones de deflección y focalización permite alcanzar una energía mayor y optimizar las propiedades ópticas del sincrotrón.

Al atravesar los imanes curvadores, wigglers y onduladores, las partículas emiten radiación en un amplio rango de longitudes de onda. La radiación ultravioleta y de rayos X emitida por los sincrotrones puede ser utilizada para varios experimentos. Las líneas de luz consisten en una cavidad en vacío para transportar esta radiación hasta las muestras que se pretende estudiar y varios instrumentos para modificar y adaptar las propiedades de la radiación, como espejos, para enfocar el haz de radiación y monocromadores para seleccionar determinadas longitudes de onda.