Você está na página 1de 309

Acerca de este libro

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo.
Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir.
Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted.

Normas de uso

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas.
Asimismo, le pedimos que:

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares;
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales.
+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos
propósitos y seguro que podremos ayudarle.
+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine.
+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de
autor puede ser muy grave.

Acerca de la Búsqueda de libros de Google

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página http://books.google.com
******* • • -••••***·(~~~~ -…
- •y
233 y
MEDITACIONES,
o P L ATICAs
SOBRE LA PASSION
DE NUESTRO SEÑOR
JESU-CHIRISTO,
PRE DICADAS
A Los CATHOLICOS DE LONDRES,
E N, P R. E SE NCIA .- º
DE LA SERENISSIMA SEÑORA
DUQUESADEYORCK, -

POR EL R.mo P. CLAUDIO


de la Columbiere, de la Compañia
- - de Jes vs. - -

TRADUCIDAs del ID o MA 2. 6
Francès al Catellano por D.Etevan á v c/
Gazân. ¿
C,A
CON PRIVILEGIO: -7 -

En Madrid. En la Imprenta de D. Gabriel


Ramirez, Calle de Atocha, frente de la
Trinidad Calzada. Año de 1753,
y
ae..., *º,
N -

- º* º.( * -- A )--),
º.
-

r
ag-º-ºs
* vº cºs
--- ...- - 2.
- º * , , , . . . . . ...- -
--

--

--

--
A p RO BAC ION DEL M. R. P.
AMiguel Ignacio Navarro, de la Compa
äia de jesvs, Maetro que fue de Philo
fophia en fu Colegio de la Ciudad de
Murcia, y de Sagrada Efcritura en el
de Toledo, y Predicador del Colegio Im
perial de Madrid, 6c.
OR comision del Señor Vicario de
eta Villa de Madrid hè vito las
Meditaciones epirituales fobre algunos
Pafos de la Pasion de nueltro Redemp
tor Jeu-Chrito, que ecriviò en Fran
cès el P. Claudio de la Columbiere, y ha
traducido en Epañol Don Etevan Ga
zân. El nombre folo del Autor puede fer
la mayor recomendacion de etas Medi
taciones. Predicadas en Londres delante
de S. A. R. la Duquea de Yorck, han
merecido la aprobacion de los hombres
mas doctos, y han logrado la etimacion
de todos: y lo que mayor aprecio me
rece, es, que por ellas fe han convertido
muchas Almas: otras, del etado de la ti
- º 2. bies
bieza han paado al del fervor; y otras
virtuofas fe han adelantado en la per
feccion.
Por etos motivos, movido el Tra
ductor de fu buen zelo, ha tomado el
loable trabajo de ponerlas en nuetro
Idioma, para que fe logren femejantes
frutos en nuetra Epaña. Y à la verdad,
no puede haver medios mas proporcio
nados para defarraygar los vicios, y plan
tar las virtudes en las Almas, que la
sèria eficàz meditacion de la Pasion de
nueltro Redemptor amantisimo ; pues
como dice el Angel de las Ecuelas Santo
Thomàs, para movernos à la correpon
dencia, hallò fu amor la traza de pade
cer, no folo por fu Potetad, fino por
Juticia, para fuplir el dolor, que nos
faltaba à nofotros (*) Et ideó non foliim
attendit quantam virtutem dolor ejus habe
ret ex divinitate unita; fed etiam quantum
dolor ejus fufficeret fecundum humanam ha
- t
a. —-s

co S, Thom. 3. part. quet. 46. art, 6.


turam ad tantum fatisfactionem. La tra
duccion correponde con fidelidad al ori
ginal Francès, y juzgo, que ha de pro
ducir muchos frutos epirituales en las Al
mas. Y no hallando en ellas coà alguna,
que fe oponga-à nuetra Santa Fe, y bue
nas cotumbres, ni à las Regalias de fü
Magetad, puede V. S. darle la Elicencia
que pide. Asi lo fiento, falvo, órc. en
ete Noviciado de la Compañia de Jeus.
Madrid, y Marzo 2 1. de 1753.
r : JHS.
- Miguel Ignacio Navarro.
...: ,
LICENCIA DEL ORDINARIO.

C)S el Lic. D. Thomàs de Nàxera


Salvador, del Orden de Santiago,
Capellàn de Honor de fu Magetad, y
Vicario de eta Villa de Madrid,y fu Par
tido, &c. Por la prefente, y por lo que à
Nos toca damos Licencia, para que fe
puedan imprimir, è impriman las Medita
ciones, y Sermones ecritos en Francès por
el P. Claudio de la Columbiere, de la
Compañia de Jeus, que ha traducido en
Epañol Don Etevan Gazān; mediante,
que de nuetra orden han fido reconoci
dos, y no contienen coa opueta à nue
tra Santa Fè, y buenas cotumbres. Fe
cha en Madrid à 22 de Febrero de 1753.
Lic. Naxera,
Por fu mandado,

jofeph Muñoz de Olivares.


APRO
A PROBACION DEL P. D. NICOLAS
Gallo, Presbytero de la Congregacion del
Salvador de efía Corte.
n . - . . .
V IV A JE SV S. - .

E orden del Supremo Conejo de


Catilla hè leido con atencion,
con guto, y con provecho mio los Ser
mones fobre varios Myfterios de nuetra Re
ligion, y diez Platicas, o AMeditaciones fobre
da Pasion de Chrifto nuefiro Bien, traduci
dos de la lengua Francea en nuetro Idio
ma Epañol por Don Etevan Gazān, ve
cino de eta Corte. -

Los hè leido (dixe ) o con atencion;


porque ello pide de mi la confianza del
Conejo. Los hè leido con guto; porque
habia dias defeaba vèr las CDbras del P.
Claudio de la Columbiere, de quien fon
etos Sermones, por las noticias que te
nia de la erudicion, eloquencia, y vir
tud de ete Religiofo, cuya fama de fan
tidad età eparcida en toda Francia, In
I 4. glaº
glaterra, y otras muchas Provincias de
Europa. Y ultimamente los hè leido con
provecho mio; porque confielo con la
mayor verdad, y finceridad, que hè ex
perimentado con fu lectura una mocion
extraordinaria en mi, y creo que le fu
cederà lo mimo à qualquiera, que los
lea con un poco de reflexion. Todos e
tos Sermones etàn formados con el Epi
ritu de Dios, y eparcen fuego de amor
divino, y de fanto temor; con que à un
mimo tiempo arrancan el corazon de las
coas de la tierra y le elevan al Cielo, inº
pirando igualmente la pràctica de las vir
tudes chriftianas, y el aborrecimiento
de los vicios opuetos.
Etoy peruadido, à que de quantas
ºraducciones fe han hecho de eta clae
de Obras en nueltro figlo (que han fido
muchas) ninguna puede atraer mas uti
lidad à los Fieles, que las que eta fola
promete. La mima Obra reponderà por
mi Cenfura, y no dudo que los Lecto
res hallaràn en ella mucho mas de lo que
” digo, a Por
Por lo qual, y por no contener co
ía , que trayga perjuicio alguno, ni à las
regalias de fu Magetad, ni à las buenas
cotumbres, podrà el Conejo dàr al Tra
duótor la Licencia que pide; y el Püblico
muchas gracias por el trabajo, y el zelo,
con que le hace ete fervicio. Asi lo fien
to, falvo, órc. en eta Congregacion del
Salvador. Madrid à 1 5. de Febrero de
I753.

Nicolas Gallo.

EL
EL REY.
DOR quanto por parte de Don Ete
van Gazān e me reprefentó en el
mi Confejo,defeaba imprimir un Libro,y
diferentes Sermones, con el titulo de AMe
ditaciones fobre la Pasion de nuefiro Señor
jefu-Chrifto,hechas y predicadas en elOra
torio de S. A. R. la Serenisima Señora
Duquea de Yorck à los Catholicos de
Londres, por el P. Claudio de la Colum
biere, traducidas del Idioma Francès al
Catellano por dicho D.Etevan Gazān; y
para poderlo executar, fin incurrir en pe
na alguna, fe me fuplicò fuee fervido
conceder al dicho Don Etevan Licen
cia, y Privilegio por tiempo de diez años,
para fu impresion, remitiendolo à la Cen
fura en la forma acotumbrada: Yvito
por los del mi Conejo, y como por fu
mandado e hicieron las diligencias, que
r la Pragmatica ultimamente promul
gada fobre la impresion de los Libros fe
dipone,e acordó expedir eta mi Cedula.
Por
Por la qual concedo licencia,y facultad al
exprefado Don Etevan Gazan, para que
fin incurrir en pena alguna, por tiempo
de diez años primeros figuientes, que han
de correr, y contarfe dede el dia de la fe
cha de ella, el fufodicho,ü la perona,que
fu Poder tuviere, y no otra alguna, pueda
imprimir y vender el referido Libro, inti
tulado : Meditaciones fobre la Pasion de
muefiro Señor jefu-Chrifto, por el original,
que en el mi Conejo e viô, que và ru
bricado y firmado al fin de D.Joeph An
tonio de Yarza, mi Secretario, Efcrivano
de Camara mas antiguo, y de Govierno
de él,con que antes que fe venda fe trayga
ante ellos, juntamente con el dicho origi
nal, para que fe vea i la impresion età
conforme à él, trayendo asimimo fee, en
pública forma, como por Corrector por
mi nombrado,fe viô, y corrigiò dicha im
presion por el original, para que fe tafe
el precio à que fe ha de vender. Y mando
al Impreor, que imprimiere el referido
Libro, no imprima el principio, y primer
pliego, ni entregue mas que uno folo, con
el
el original, al dicho D.Eftevan Gazân, 3
cuya cota fe imprime, para efecto de di
cha correcció, hata que primero etè cor
regido,enmendado,y talado el citado Li
bro por los del mi Conejo; y etandolo
asi, y no en otra forma, pueda imprimir
el principio, y primer pliego , en el qual
feguidamente fe ponga eta Licencia, y la
Aprobacion, Tala,y Erratas,pena de caer,
e incurrir en las contenidas en las Pragma
ticas y Leyes de etos mis Reynos,que fo
bre ello tratan y diponen. Y mando, que
ninguna perona, fin licencia del exprela
do D. Etevan Gazàn, pueda imprimir, ni
vender el citado Libro, pena, que el que le
imprimiere haya perdido, y pierda todos,
y qualequier Libros,moldes,y pertrechos,
que dicho Libro tuviere; y mas incurra en
la de cinquenta mil maravedis,y fea la ter
cia parte de ellos para la mi Camara,otra
tercia parte para el Juez que lo entencia
re, y la otra para el Denunciador.Y cum
plidos los dichos diez años,el referido D.
EtevanGazàn,ni otra perona en fu nom
bre, quiero no ue de eta mi Cedula, ni
pro
profiga en la impresion del citado Libro,
fin tener para ello nueva Licencia mia, o
las penas en que incurren los Concejos,y
Perfonas,que lo hacen fin tenerla. Y man
do à los del mi Conejo, Prefidente, y Oi
dores de las mis Audiencias, Alcaldes, Al
guaciles de la mi Caa,Corte,y Chancille
rias,y à todos los Corregidores, Asitente,
Governadores, Alcaldes Mayores y Ordi
narios,y otros Juezes, Juticias, Minitros,
y peronas de todas las Ciudades, Villas, y
Lugares de etos mis Reynos, y Señorios,
y à cada uno, y qualquier de ellos en fu
ditrito, y juridiccion,vean,guarden,cuin
plan, y executen eta mi Cedula, y todo lo
en ella contenido, y contra fu tenor y for
ma no vayan, ni paen, ni confientan ir, ni
palar en manera alguna, pena de la mi
merced,y de cada cinquenta mil marave
dis para la mi Camara.Dada en Buen-Re
tiro à veinte de Febrero de mil fetecientos
cinquenta y tres. YO EL REY. Por
mandado del Rey nuetro Señor. D.Aguº
tin de Montiano y Luyando.

FEE.
FEE DE ERRATAS.
AG.66. lin.2 1. Entrèmos, pues, à el
- corazon, lee en el corazon. Pag. 165
lin.2 I. es lo buenos falta, lee es lo que nos
falta. Pag 177.lin. II. cao,lee acafo. Pag
186. lin. 1. y no hago quanto puedo,lee
mo hago quanto puede. Pag. 189. lin.9. me
comprehende, lee fe comprehende. Pag.2 I 1
lin. 18. fexo indiferente, lee diferente-.
Pag.2 I 3. lin. 12. previniendo, lee previen
do. Pag. 227. lin. 18. me las ha dado, lee
me los ha dado. Pag. 23 1. lin. 17. no po
dria er, lee podriafer. Pag 241. lin. 19.
rse lee pecadores.
as Meditaciones, ó Platicas fobre la
Pasion de nuero Señor jeu Chrifto, fu Au
tor el R.mo. P.Claudio de la Columbiere,
de la Compañia deJesvs,traducidas à nueº
tro Catellano del Idioma Francès por D.
Etevan Gazân, con etas erratas corre
ponde à fu original rubricado. Madrid, y
Abril 5.de 1753.
Lic. D. Manuel Licardo
de Ribera,
Corrector General por S. M.
TAS
T A SS A. - º,

ON Joeph Antonio de Yarza, Se


D cretario del Rey nueltro Señor, fu
El crivano de Camara mas antiguo, y de
Govierno del Confejo: Certifico, que ha
viendofe vito por los Señores de el un Li
bro, intitulado: Meditaciones, ó Platicas
fobre la Pasion de nuero Señor jefu Chrilo,
fu Autor el R.mo P.Claudio de la Colum
biere,de la Compañia de Jesvs,traducidas
del Idioma Francès al Catellano por D.
Eftevan Gazàn, que con Privilegio de fu
Magetad, concedido al fufodicho, ha ido
impreo, tafaron à ocho maravedis cada
pliego, y dicho Libro parece tiene diez y
fiete y medio, fin principios, ni Tablas,
que à ete repecto ronta ciento y qua
renta maravedis, y à dicho precio manda
ron fe venda, y no mas, y que eta Certi
ficacion fe ponga al principio de cada Li
bro, para que fe fepa el à que fe ha de
vender. Fecha en Madrid à 6. de Abril
de 1753. -

Djofeph Antonio de rarza.


AD
ADVERTENCIA
AL LECTOR.
AS circunftancias de ete fanto
- tiempo de Quarema me han
- determinado à empezar por
las Meditaciones fobre la Paf
fion de nuetro Señor Jefu-Chrifto, la
Ediccion, que intento dàr al Püblico de
los Sermones del R.mo P. Claudio de la
Columbiere, de la Compañia de Jesvs,
Varón celebre, asi por fus eminentes
virtudes, y por los trabajos, que pade
ciò en Inglaterra, como por la mucha
parte, que tuvo en el etablecimiento à
la devocion del CoRAzoN DE JESvs; no
menos que por fus talentos, y por aque
lla Eloquencia Pathetica, que le hizo
uno de los mayores Oradores de fu tiem
po.
-
%. & Ale

MEDITACION PRIMERA:
SOBRE LA PENITENCIA,
Y LOS TR A B A JOS
DE JESU-CHRISTO.
Attendite, e videte, fiel dolor, ficut dºlºr
meus. Jerem. cap. 1.
Confiderad, y atended, fi hay dolor, que
iguale à mi dolor.
esas UNQUE Jeu-Chrito
padeció tanto para
la expiacion de los
pecados de los home
bres, no fue folo ele
el unico motivo, que tuvo prefente
. . A en
2 Meditaciones fobre la Pafion
en fu dolorofa Pasion. Una de las
coas, en que puo fu epecial aten
cion,fue en darnos heroycos exem
plos de todas las virtudes chriftia
nas, para que, confiderandolas
impreas en fuperfona, y unien
dolas todas en ete Myterio,apren
dieemos mas facilmente à practi
carlas.
Por eta razon, aunque fea muy
laudable el confiderar à Jeu-Chri
to padeciendo, y muriendo, como
nuetro Redemptor, para concebir
el reconocimiento, que pide en no
fotros un amor tan excesivo; es
fin embargo muy importante con
templarle como nuetro modelo,
para copiar en nofotros mimos la
imagen de ete Dios crucificado, la
qual debe fer el caracter, la prenda,
y el fello de muetra predetinacion
- - Me
de N.S.jefu-Chrio. Medit.I. 3
Me ha parecido, pues, que haviendo
de dār diferentes Meditaciones fo
bre la Pasion de Jeu-Chrito, no
podia hallar otras mas utiles, y pro
vechofas, que la confideracion de
las virtudes, que practico enmedio
de fus tormentos. Meditarèmos una
de ellas cada Viernes; y la de oy fe
rà fobre u Penitencia, en la que
vamos à dicurrir. Eta es la prime
ra, por donde debe necelariamente
palar un pecador, para convertir
fe à Dios: eta es la que fobre todo
nos encarga la Iglefia en ete tiem
po de Quarema: y epero, oyentes
mios, que hablandoos de ella, ten
dre ocaion para deciros el modo,
con que los verdaderos Chriftianos
deben emplear ete fanto tiempo.
* Confideremos, pues, oy à Jesvs,
como à un verdadero Penitente,
A2 Calº
4 Meditaciones fobre la Paion
cargado de los pecados de todo él
mundo, llorando, y fatisfaciendo
por todos. Para eto hemos de fupo
ner, que hay dos generos de peni
tencia, ambas muy necefarias para
bolvere perfectamente à Dios, que
fon,penitencia interior, y exterior.
La primera, aflige, y humilla el al
ma: la fegunda, hace igual efecto
en el cuerpo, afligiendole, y hu
millandole del mimo modo, Re
prefentaos, pues, à Jesvs en el Huer
to de Gethemani, que dice: Tritis -
eft anima mea: miradle palido, te
merofo, abatido, fudando fangre,
y agua, gimiendo, exclamando, y
otrado en tierra. Haveis compre
hendido bien lo que es eto? Eto
es, un Hombre, trapalado de do
lor. Y qual es la caufa ? Los peca
dos de los hombres. No huvo, ni
* -- º . ha
de N. Sjefu-Chrio. Medit.1, y
havrà jamàs dolor igual à ete, cau
fado por la innumerable multitud
de eos pecados; porque conoce ete
Señor toda la enormidad, ingrati
tud, infolencia, e injuticia de ellos:
y porque ama infinitamente à fu
Padre,y à los hombres. Por eta rar
zon, dice Santo Thomas, que ete
dolor fue incomparablemente ma
yor, que todos los demàs dolores;
que ha havido en el mundo, fean
de hombres, ofean de Angeles, nar
turales, ô fobrenaturales; y la ra:
zon es evidente. , ... o
Porque los pecados no eran, ni
podian ferle peronales y no obtan
te, ô Divino Salvador mio à que
colmo no llegó vuetra afliccion y
por que tengo yo tan poco dolor de
los mios? Confite en que os conoz
co poco, Señor, y que os amo me
A 3. llQS:
6 Meditaciones fobre la Paion
nos: no he llegado todavia à comº
prehender, ni el numero, ni la enor
midad de mis delitos. Empleemos,
pues, Fieles, ete fanto tiempo de
Quarema en la confideracion de
nuetras culpas: tomemos eto por
motivo de nuetro dolor, ademàs
del que tuvo Jeu-Chrito, en lo
que padeció: todo nos debe mover,
y debe inpirarnos una verdadera
compuncion. Yo por mi confielo,
que eto me excita à tener una gran
de compasion del etado del peca
dor. Me fucede con ete lo que con
un enfermo delirante, que à el verle
alegre, rifueño, fin hablar de otra
coa, que de fus gutos, y palatiem
pos, me mueve mas à rifa, que no à
latima; pero quando confidero à el
Medico, que oberva à el enfermo
con rotro grave, y que le condena.
- -- v * 3.
-
de N. S. jef Chrifto. Medit.I. y
à morir; al punto veo una Madre,
ue fe deshace en llanto, y fe aban
dona al dolor; mientras que elen
fermo fe dexa llevar de fu frenetica
alegría; y quanto mas entiendo lo
terrible de la enfermedad, y del pe
ligro, menos puedo detener mis la
grimas. O mi Dios que enorme
debe de fer mi delito, pues os hace
temblar, y fudar fangre. Por que
foy tan infenible, viendoos tan
bueno , que llorais mis males?
Dadme vueltra gracia, Señor,
para que yo tambien los º
llore, )
. ..."

3.
º”. 3.
º”. y.
”. x”
& 4. 3. 3% 3, 3 %

# 4 º 3: -

2.-
3% 4. -

- -

A4 PUN
8 Meditaciones fobre la Paion,
- s

PUNTO SEGUNDO ,

A Penitencia humilla. Què


L_u cofa mas digna de humilla
cion, que el pecado? Nada hay mas
fuera de razon, mas injuto, ni mas
ingrato. Eta humillacionfemira en
Jeu-Chrito en todo el dicuro de
u Pasion. Asi con fu filencio, co
mo con fu paciencia parece que fe
confiela digno de todo :, y que
todo lo que padece es nada, en
comparacion de lo que merece.
Quien creerà, Señor, à vita de
eto, que fos inocente? La ino
cencia habla con libertad, e mue
tra entida, exclama, e inulta à fus
acuadores, y a fus jueces; pero es
quando fe halla impaciente: mas la
de Jesws es muy divera, no pror
, - um
de N.S.Jefu-Chrifto. Medit. f. 2 y
rumpe, ni en injurias, ni en quexas. "
no fe le ve depegar fus labios, pa
ra motrar el menor fentimiento.
Nofe huviera portado de otro mo
do, aun quando fe hallafe conven
cido de los mayores delitos: y ved
aqui quales debener los entimien
tos de un alma,verdaderamente pe
nitente, que fe halla penetrada del
horror de fus delitos. La memoria
de fus ingratitudes la confunde, y
hace que fe tenga por indigna de
la vida, y por digna del deprecio,
y de los mayores vituperios de to
das las criaturas; pareciendole, que
todas fe deben armar contra ella:
Omnis qui invenerit me occidet me
dice aqui, con entimiento, y con
horror de si mima No olamen
te fufre con paciencia los mayores
trabajos, que la acometen por fus
pe
no Meditaciones fobre la Pafio
pecados, como fon, la confuioni;
las repreheniones, los catigos, y
las enfermedades, que fon las reli
quias de fus exceos; fino es tam
bien todas las cofas, que por mano
del proximo padece injutamente,
à todas dice: AMeritó haecpatimur,
quia peccavimus in Fratrem no
trum. Y fi merece todo eto por
haver pecado contra fus hermanos;
que merecere yo, mierable de mi,
por haver pecado contra mi Dios?
Las ocaiones de fufrir los gran
des trabajos, no fon muy frequen
tes; pero un Alma chritiana fabe
como debe aprovechare de los mas
pequeños, de que età llena eta mi
ferable vida, Si le hablan con poco
modo, file niegan la cortesia, fi le
firven con tedio; en lugar de eno
jare, todo eto la humilla, y la ex
Clta,
de N. s. jef-Chrito. Medit.f. 1r
cita la memoria de fus culpas: y po
niendoe etas de parte de los que
la ofenden, la obligan à confeare
merecedora de todo deprecio: Pec
catum meum contra me eft femper.
Cómo puedo (fe dice à si mima)
pretender fer honrada de los hom
bres, fi yo tantas veces he deshon
rado à Dios, y à mi mima? Es juf
to, que fe de à cada uno lo que es
debido; pero he guardado yo acao
eta regla para con Dios? Un hijo
falta al repeto que debe a u Padre,
pero quando he dado yo el que de
bia à Dios? Quièn puede tolerar à
unos Siervos altivos, y perezoos?
Y no hà treinta años, que yo firvo
a Dios de eta manera, y me fufre?
Quando oye hablar con exagera
cion de la injuticia, y de la ingra
titud del proximo, no la inmutan
- etos
1z Meditaciones fobre la Paion,
etos difcurfos; antes bien la firver
para humillare pues halla en si ha
ver cometido mas que todo eto; y
fe dice à si mifina: que la ofena de
ete es contra otro hombre, y que
\, la fuya fue contra Dios: que los be
neficios, que ete tiene recibidos de
ella fon nada, en comparacion de
los que ella debe à Dios: que en ete
han fido una vez,y en ella fon con
tinuados. O, fi durante ete fanto
tiempo, nos exercitaemos en etos
fentimientos O, finos ocupae
mos en ellos,que fantamente le pa
fariamos, y con que feguridad po
driamos eperar el perdon de nue
tras culpas Sacrificium Deo Spiri
tus contribulatus: corcontritum, C9º
humiliatum Deus mon defpicies.
No, Señor, y Dios mio, bien
se, que no haveis de depreciar un
«y CO
de N.S.jefu-Chrifo. Medit.I. 15
corazon, penetrado de dolor, y hu
millado en vuetra preencia. O
que hermofo facrificio, y que agra
dable incienfo es para Vos, y para
todos los Ciudadanos del Paraifol
Què alegria os caufarà el ver aque
lla Alma, llena de entimientos de
penitencia Con que guto oureis
fus gemidos, y olvidareis fu infide
lidad palada: Que bien fatisfechas
uedaràn fus faltas, y vuetra glo
ria, borrando Vos mimo la perdi
da, que hizo de vuetra gracia, y
de los dones fobrenaturales Que
motivos de tanto confuelo tendrà
fobre fu patada degracia, llenan
dola Vos de gozo con vueltra pre
fencia, y con el perdon, que la ha
vreis otorgado de fus culpas Va
mos, pues, Alma mia, vamos, y
trabajemos en ete fanto tiempo de
* -. Qua
x 4 Meditaciones fobre la Pasion,
Quarema: excitemonos al verda º
dero defeo de la penitencia: y ten
gamos fiempre preente lo que Je
fu-Chrito ha padecido por nuetras
culpas, y poretos mimos pecados,
que tanto le han cotado. El dolor,
que hemos de concebir con eta
confideracion, nos harâ incapaces
de toda vana alegria: la humilla
cion, que etas nos deben impirar,
nos defenderà de toda impaciencia,
y de toda amargura. Etos fon los
interiores fentimientos, que todo
Chritiano debe tener, para ocupar
dignamente ete fanto tiempo: una
fanta triteza, y una confuion fa
ludable, que igualmente nos aparte
de la fobervia, y de la difolucion.
Ay, Señor, y Dios mio como
podre alegrarme, viendo las lagri
mas, que por mi derramais, con la
vi
de N.S. jefu-Chrifto. Medit.f. Y y
vita de tantas ofenas, como me
podre quexar, abiendo lo que me
rezco º Catigadme, fi es vuetra
voluntad, con enfermedades, y con
deprecios: emplead para eto toda
la imprudencia, el odio, y la ingra
titud de los hombres; como no me
entregueis en manos de mis ene
migos los Demonios, ni cayga yo
en poder de vuetra eterna juticia.
. Se ha de exercitar tambien la
penitencia exterior. Haviendo te
nido el cuerpo parte en nuetros
pecados, debe participar tambien
del dolor, y de la humillacion; y
por eta razon Jeu-Chrito quio
fer atormentado, y humillado en
el fuyo. Pero con que tormentos, y
con que humildad padeciò en to
das las partes de fu Santisimo
Cuerpo,en todosus entidos,y por
«... - tO- .
16 Meditaciones fobre la Pafíon,
todos modos, aunque fumamente
delicado. Es coa etraña, que à vi
ta de ete exemplar, haya peronas,
que vituperen las mortificaciones
corporales; pues fi fuele verdad lo
que dicen,de que lo que Jeu-Chri
to padeciò en fuCuerpo es fuficien
te para todos, tambien pudieran
decir,que fu contricion bataba pa
ra todos; pero no concurrimos
aqui à diputar, ni arguir, pues ha
blo con gentes, que etan del todo
convencidos de eta verdad. Es ne
celario, pues, purgarnos de las cul
pas, y fatisfacer à la Juticia Divina
con las penitencias corporales. No
os exortare al cilicio, ni à las dici
plinas; no porque eto me parezca
muy penofo, ni deproporcionado
à la mayor parte de los hombres,
pues todo el mundo es capaz de
uar
de N.S.jefu-Chrifto. Medit II. 17
uar de ellos; y ā la verdad, Chri
tianos, el nombre de etas cofas es
masterrible,que ellas mimas,y fe al
canza mas merito en la reolucion,..
que en la practicaspues una vez em
pezado,fuele no haver medio para
detenere. Los mas delicados fon los
mas fervorofos ; y quando hay un
verdadero arrepentimiento, fe en
cuentran en ellas las mayores deli
cias. Se han vito algunas veces las
Cortes enteras uar de etos fantos
rigores con tanta frequencia, como
en los Monafterios. Pero dexemos
las auteridades de conejo, pues ay
otras, que fon de una precia obli
gacion, y empecemos por la nece
fidad del ayuno. Nada manifieta
mas el poco arrepentimiento que
hay de las culpas,como eta defobe
diencia. Es tanta la multitud de
- B nue
18 Meditaciones fobre la Pafion
nuetros pecados, que quarenta
años de ayuno à pan, y agua no fe
rian fuficientes para lavarlos. Con
todo,nuetra piadoa Madre la Igle
fia, reduce oy ete largo tiempo à
quarenta dias de un ayuno tan facil,
y tolerable; y fin embargo de efo
cueta mucho trabajo el obedecerla.
Bien se que hay razones plaufibles
para dipenare; pero enmedio de
ellas quantos falos pretextos fe fin
en ? Como ofariamos exortar à
los Fieles à la praótica de las mor
tificaciones, fino los podemos obli
arà abtenere de algunos gutos en
la Quarema ? Ete tiempo,Señores,
no es tiempo de diveriones para
aquellos que tienen un poco de te
moràDios;abtenernos de ellas es lo
menos que podemos hacer por la re
paracion, y fatisfaccion de
--
mi
CUllº
de N.S. jefu-Chrifo. Medit.II, 19
culpas. Hay ciertos recreos, que no
on chriftianos, ni provechofos en
tiempo alguno ; pero en ete en que
etamos, aun los mas licitos deben
fupendere y por eta razon la Igle
fía prohibe las Nupcias folemnes,
aunque fantas, por los divertimien
tos que comunmente las acompa
ñan Supende losCánticos epiritua
les,lasMuficas,y los intrumentos en
las Iglefias. Havrà que etrañar,que
Dios nos embie depues tantas pla
gas, obligandole nofotros à ello de
tantos modos: Es precio que lo ha
ga asifi nos ama pues no queremos
hacer penitencia alguna,ni padecer
la menor pena,fiendo indipenable
fatisfacer por nuetrasculpas.ODios
mio dadnos un poco de aquel fer
vor, y un rayo de aquella luz, que
haveis dado à tantos verdaderos
B 2 Pe
2o Meditacionesfobre la Pation , ,
Penitentes, à tantas Almas gran
des, que no fe veian fatisfechas de
amarguras, y de mortificaciones:
à aquellas que miraban con tanto
horror los placeres, y las delicias de
la tierra. Aunque fuera ete valle de
lagrimas la region de los gutos, no
debiera haver alguno para los pe
cadores.No Señor. En adelante mi
mayor guto confitirà en mortifi
car mi carne, pues no merece otra
coa: y mi mayor placer,à lo menos
en elepacio de eta Quarema, ferà
el negarme al ufo de todos los pla
ceres. Dadme,Señor,las fuerzas que
necesito para executar tan juftas
reoluciones: dadla tambien à todo
mi Auditorio; y fi, como lo epero,
fe aplicalen à ellas, os ruego lle.
neis fus corazones de aquellos con
fuelos, y deleytes, tan diferentes de
los
de NS. jefu-Chrio. Medit.II. 2r
los que el mundo ofrece , y puede
dār. Si llegalen alguna vez à gu
tarlos, no recelare que buelvan de
nuevo à las vanas diveriones del
figlo, de las quales quedaràn fa
tidiados para fiempre. -

En fin, la verdadera peniten


cia encierra tambien en si la hu
millacion del cuerpo. La que tuvo
Jeu-Chrito fue prodigioa, no fo
lamente porque todas fus penas
fueron acompañadas de infamias,
e ignominias y en epecial las bofe
tadas, los azotes, y la muerte de
Cruz fino tambien por haverle lle
nado de aqueroas alivas, arratra
do en el cieno, y vetido como un
loco, y ridiculo Rey para catigar el
fauto, y la vanidad de los munda
nos, y dar un publico tetimonio
de fu dolor. Si confiderais à Jesvs
- - - B3. Cll
22 Meditaciones fobre la Pafion
en eta fituacion, os hallareis infali
blemente enternecidos; y fi refle
xionais un poco fobre vofotros,
puede fer que os cubrais de verguen
za, y de confuion al veros en un
etado nada conforme al de un
verdadero penitente. Hay ciertos
trages, y ciertos modos de vetir
fe, que nunca parecen bien en los
Chritianos. Es precio que en ete
punto hayga alguna diferencia en
tre los Paganos, y nofotros; pero
en ete Santo tiempo fe deben de
xar por un epiritu de penitencia
aun aquellas cofas que no dañan à
la modetia chritiana. La Iglefia
nos lo enfeña; no folamente por
que los Prelados fe viten con me
nos pompa, y cafi con una epe
cie de luto; fino es por los colores
trites con que adorna fus Altares,
y
de N.S.jefu-Chrifto. Medit II, 23
y Minitros. Debo eperar, que las
Señoras Chriftianas feacordaràn en
fus tocados de la cabeza de Jeu
Chrito, coronada de epinas, y
cubierto fu cuerpo de aquella tu
nica ridicula, con que quifo re
vetire.Què confuelo tendra nuetra
piadoa Madre, fi aplicandonos à
imitarla en eto, paflamos la Qua
rema del modo que acabo de de
ciros ? Confolaba Dios à fu Profeta
afligido por la infidelidad de los
Judios, y le revelo, que aunque
la mayor parte de ellos havia pre
varicado, y faltado à la Fe; tenia
no obtante feis mil peronas, que
cumplian exactamente con fus obli
gaciones. Seria un confuelo muy
grande para la Iglefia, fiete pe
queño numero de Catholicos
hiciee lo que debe. Pero fi
B4 los
z4 Meditaciones fobre la Paion
los que profelan la Fe fe relaxan,
y no fon Catholicos mas que en la
Iglefia, y en la Miffa; fi en las di
veriones, y los vetidos parecen de
otra Religion ditinta: que mortal
dolor. Demos fin à eta reflexion,di
ciendo cada uno en particular, per
donadme, Dios, y Señor mio,mis
culpas paladas. Hata ahora en nin
guna Quarema he procedido como
verdadero Chriftiano : puede fer
que no haya fabido bien lo que es,
y à lo que me obliga la honra que
tengo de fer Hijo de vuetra Epoa
la Igleia, pero etoy en la firme re
folucion de empezar ete añoà cum
plir con las obligaciones de hijo fu
yo; y aunque fuee yo folo,tendreis
feguro en mi un fiervo fiel: no ten
dre verguenza de cumplir con lo que
debo; y epero que no fea mi mal
- eXCIm
/
de N.S.jefu-Chrito. Medit.I. 2 y
exemplo el que introduzca la re
laxacion , y la blasfemia de vuetro
fanto Nombre entre aquellos que
nnC trataren. -

Batante tiempo,Señor,he vivi


do encenagado en las culpas, en
tregado à las modas, y palatiem
pos del Mundo : quiero empezar
en eta Quarema una vida peni
tente. Puede fer que ea vida fe me
acabe en la mortificacion de etos
quarenta dias, y que fean elos folos
todos los que me faltan de ella para
prevenirme,dividireete fanto tiem
po entre la meditacion,e imitacion
de vuetra Pasion, y entre la confi
deracion , y la expiacion de mis
culpas. Epero, Dios mio, que vien
do mi corazon, mi cuerpo , y e
piritu afligidos, y humillados, ten
dreis miericordia de mi ; y que
ha
26 Meditaciones fobre la Pasion
hallandome conforme en todo con
vuetra Iglefia, me perdonareis, y
oireis los ruegos, que os hace por
mi , y por todos los Hijos, que
viven en fu obediencia.
Yo, Fieles mios, etoy per
fuadido de la buena voluntad de
los Catholicos, que me oyen: y
tan convencido de fu finceridad,
que creo , que fi no fe portan
con mas fervor, es por no hallar
fe tan intruidos como debieran;
y no dudo del fruto que han de
facar de ete dicuro. Hacedle Vos,
Dios mio, mas copiofo de lo que
yo puedo eperar de mis puesà Vos
folo es debida toda la Gloria.
Amen.

x - 3. ºr
3. 3.

3"s º "s
SE
•.

«es ºººººo.
s EGUNDA MEDITACION.
DE LA CARIDAD

DE JESVS
EN SU SAGRADA PASSION.
Commendat autem dharitatem fuam Deus
in nobis; quomiam cum adhuc pecatores
elemus fecundum tempus , Chriftus pro
mobis mortuus eft. S. Pablo à los Ro
manos, cap. 5. -

“Nos manifieta Dios la grandeza de fu


caridad para con nolotros;porque en
el tiempo que etabamos todos en las
tinieblas de la culpa, Jefu-Chrifto
murió para falvarnos.
O me admiro de que à la Pa
fion de nuetro Salvador
fe le pufiele alguna vez el nombre
de
28 Meditaciones fobre la Pation
de exceo; porque ella es en efecto
un excelo grande de la caridad de
Jeu-Chrito. Eta virtud le hizo
tolerar lo que no debia, y fufrir
mas de lo necelario, padeciendo
por una gente ingrata, por quien
no etaba obligado à padecer coa
alguna.
La caridad ordinaria nos obliga
à compadecernos,y à aliviarlas mi
ferias de nuetros proximos. He di
cho muchas veces, que filos ricos
fupielen la necesidad de los po
bres, fin duda huviera pocos infeli
ces en el mundo; porque movidos
aquellos de compasion,.les feria muy
facil el remedio de la necesidad de
etos aunque bien me peruadoà que
no llegaria jamàs u caridad al ex
tremo de hacerfe pobres ellos, por
hacer felices à los demàs. Vos folo,

de N.S.jefa Chrifto. Medit II 29
(ô yesvs mio ) fois capaz de un
amor tan excesivo. No etraño,
Señor,que conociendoVos tan per
fectamente la grandeza de los ma
les, que tendriamos que padecer
eternamente por nuetras culpas,
hayais defeado, tan à cota vueltra,
librarnos de ellos: y que previendo
tambien los muchos de que età lle
na eta mierable vida,ayaisquerido
endulzar fu amargura, y para eto
padecido lo que era imposible di
currir, ni eperar: y todo por un
excelo de vueltro amor. -

Porque confideradàJesvs en qual


quier palo de fu dolorofa Pasion Si
le mirais en la Columna;u amor le
tiene atado à ella, y le ha pueto en
la fituacion lamentable en que le
veis. Y por que ? No por otra ra
zon , que por librarnos de las
pe
3o Meditaciones fobre la Pasion ,
penas, que nuetros delitos mere
cen: Ipfe autem vulneratus eft,
propter iniquitates motras, attritus
eft propterfcelera notra. Padeció
una trifteza mortal en el Huerto,
por remediar nuetrasfalas alegrias;
los Azotes, por nuetros gutos; la
Corona de epinas, por nuetra va
nidad; la Cruz, por nuetra impa
ciencia; los Clavos, por nuetra li
viandad,y rebeldia: Ipfe autem vul
meratus eft, 69 c. Pero por que (o
Salvador mio) tantas penas,y tan
tos trabajos fobre Vos folo? No pu
diera cada uno llevar los que ha me
recido ? Una eternidad de penas es
à la verdad coa terrible; pero à lo
menos, por que no fufrire yo, me
reciendolo,lo que Vos fin merecerlo
fufriteis? Os engañais, ô crueles
verdugos teniendo al Inocente
por
de N.S.jefu-Chrifto. Medit II 3r
por el culpado y Vos,ò Padre Eter
no,que haceis?que parece que favo
receis fu engaño, pues ordenais tan
crueles tormentos. Haveis acafo ol
vidado,que es ete el Hijo,queos ha
fido tan obediente? C por ventura,
es vuetro amor para con nofotros
tan grande, que iguale à aquel que
teneis à ete amabilisimo Hijo?
Jesvs padeció tantos dolores pa
ra endulzarnos à nofotros la amar
gura del Caliz; y quifo beber el mas
amargo, para fuavizarnos los males
inevitables de la vida,y por todo lo
que havemos de padecer en las ten
taciones, en las aflicciones, y en
la pràctica de las virtudes: padecio
para animarnos con fus exemplos,
para colmarnos de gloria, y para
enfeñarnos, que etos males no fon
tan infoportables como nos pare
. CCIl»
32 Meditaciones fobre la Pasions
cen,y ponderamos Chriftus pro no
bis mortuus eft: utfequaminivefti
¿ ejus, qui peccatum mon fecit. Al
n, para que no tuvieflemos moti
vos de murmurar,fi nos llevaba por
un camino apero, ni nos quexafle
mos del rigor de nuetros males, no
refervo de los mayores à fu propio
Hijo : Propio filio nompepercit. Eta º

caridad inmena pide de nofotros,


Chriftianos,un juto reconocimien
to, y una perfecta imitacion; y que
depues de haver admirado el ex
celo de fu amor, admiremos tam
bien el de nuetra dureza, e infeni
bilidad; pues motramos tan poco
fentimiento de lo que Jesvs padece
por nofotros. Si padeciele por fus
proprios delitos , aun entonces
debiamos entirnos movidos de
una tierna compasion, al confide
- ta
-

de N.S. jefu-Chrifto. Medit.II. 33


rar la grandeza de fus tormentos:
lloramos, à el ver à un delinquen
te, que recibe el catigo, merecido
r fus maldades; y nos hacemos
infenibles, à el ver à un inocen
te, que padece tanto por nofotros:
bucamos las alegrias", y las diver
fiones del mundo, en el tiempo
mifimo, que la Iglefia celebra fu
acervisima Pasion: àvita de eto,
havra quien crea, que Jesvs pade
ce, y muere por nofotros ? Dad
nos, Señor, un corazon tierno,
y compasivo.
Ete exceo de caridad pide el de
nuetra imitacion: exercitemosla,
pues, para con nuetros hermanos;
fi no con tanto excelo, à lo me
nos del modo mas eficàz, y tier
no, que fe pueda. Lo primero,
motrandonos con ellos compasi
C VOS:
-

34 Meditaciones fobre la Paion


vos: y para eto es necelario in
formare de fus mierias; pues fi tu
vieffemos ete cuidado, practica
riamos muchos actos de eta vir
tud, y nos hallariamos movidos
de fentimientos de humildad, de
compasion, y de confuelo para
con nuetros proximos. Lo egun
do, con la limona: eta es una
obligacion propria en ete fanto
tiempo, y la Iglefia nos exorta à
el ayuno, con eta intencion. Por
que no es razon, que la Peniten
cia ahorre, para fatisfacer à la ava
ricia; y es jufticia, y caridad, que
todo lo que fe cercena de la mea,
de los vetidos, y de los gutos,
fea para los pobres. Etas fon las li
monas, que alegan al Cielo, y
viten la denudez de Jeu-Chrito.
Los pobres, que reparten de lo que
-

«... -
tie
de N.S.jefu-Chrifto. Medir II. 85
tienen , no obtante fu pobreza,
dando con amor aquello mimo,
que necesitan, como la Viuda de
Sarephta, hacen prodigios, y ar
¿ Cielo. ¿¿ del
mundo no pueden practicar eto
por fu fituacion ventajoa; pero
pueden privare de fus inmodera
dos deleytes. OSanto Dios! mien
tras un rico pierde al juego los
veinte, los treinta peos: mientras
emplea diez, ô doce en la Come
dia: y gata cinquenta, ô feenta
en un vetido fuperfluo, hay cin
quenta familias, que no tienen un
pedazo de pan, que llegar à la bo
ca: hay tantos pobres vergonzan
tes, que en todo un mes no fe han
mudado ropa, y que hà mas de
dos meles, que no prueban, ni
carne, ni pecado : hay familias,
C2 CO1Il
36 Meditaciones fobre la Pafion
«compuetas de ocho, ò diez, y mas
peronas, que dede el amanecer
hata la noche, no fe han de
ayunado. O Salvador mio es
verdad lo que dixiteis? Es verdad,
que fois Vos mimo el que padeceis
en las peronas de los pobres ? Si
huviefeis Vos fido tan infenible
con nofotros, como lo fomos no
fotros con nuetros hermanos, en
que huvieramos parado, y que hu
vieramos hecho? Tomemos,Chri
tianos, los fentimientos de ete co
razon tierno, y generofo: refolva- .
monos à amar à los pobres, y à
abtenernos en algo de nuetros
gutos, para focorrerlos. Si los po
derofos practicaffen eto, todos los
pobres tendrian que comer, y à
nadie faltaria el pan, ni entrarian
en las Carceles tantos hombres
- hon
de N.S.jef-chrifto. Medit.II. 37
honrados, por no tener con que
pagar las camas donde duermen.
Bien pudierais faber, oyentes mios,
quantas mierias hay de todas claf
fes, i os quifiefeis informar de
ellas. Confielo, que hay muchos,
que las ocultan de propofito, o por
verguenza; pero la caridad lo def
cubre todo con un poco de cuida
do; y à la verdad, nada lo merece
mejor, que eto. Sabiendo los Re
yes, que Jeu-Chrito havia naci
do en un etablo, vinieron à bucar
le, expufieron fus peronas à mil fa
tigas, y peligros, para prefentarle
fus dones. Ete mimo Jesvs pade
ce en lugares, harto mas indignos,
que el etablo, mientras vuetros Ca
vallos (permitidme que os lo diga)
etàn incomparablemente mas bien
alhajados, y regalados, que
$, y el
q PUN
38 Meditadonesfobre la Pafian
PUNTO SEGUNDO,
DERo no folamente padeciò
ete Señor lo que no debia,fi-
no que fufrió mas de lo que debia
padecer por nuetra redempcion.
Una ola lagrima podia lavarnos
de todas nuetras culpas: una fola
gota de fu preciofa Sangre podia
merecernos infinitos auxilios. Pues
para que tanta Sangre derramada?
Pero eto no debe preguntare à
quien ama; fiendo tan vifible, y
tan claro, que nace todo en Chri
to del excesivo amor, que nos tie
ne. Los que aman , fiempre fe
peruaden, à que por mucho
que den, nunca dàn demafiado.
Padeciò ete Señor mucho mas
de lo que era necefario, asi para
nueltro remedio, como para fati
l. - fa
de NS. jefu-Chrifto. Medit.II. 39
facer la juticia de fu Padre, y fa
ciar la crueldad , y odio de fus
Verdugos: fi fuda fangre, fila
derrama, es hata la ultima gota.
En los azotes recibió mas golpes,
que los que mandaba la ley, y mas
de los que podia fufrir, fin un evi
dente milagro: fe le acabaron las
fuerzas, y quiere todavia llevar la
Cruz, fin tener aliento, ni haver
parte en fu Cuerpo, que no etu
viele llagada; y aun con todo elo,
anfiofo de padecer mas, exclama,
diciendo : Sitio.
Bata, bata, amabilisimo Re
demptor mio, celen yà vuetros
tormentos; pero Yo se (os repon
dera) Yo se bien, que fon mas que
fuficientes mis dolores, para apla
car à mi Padre, para faciar el odio
de mis enemigos, para borrar to
- -- - C4 das
4o Meditaciones fobre la Pafion,
das las culpas del mundo, y para
apagar el fuego del Infierno; Yo
lo se bien. Pero tambien se que no
fon batantes para ablandar vueltro
corazon, para inpiraros el menor
defeo de reconocimiento. Se, que
batan mis tormentos para mover
a el Juez, y a los Verdugos, y pa
ra que fe partan en trozos los pe
ñacos; pero sé, que no batan para
moveros a voorros, ni para enter
necer vuetro corazon. O dureza
o infenfibilidad del corazon huma
no Pero hablemos, oyentes mios,
con las Almas, que temen à Dios,
y que no le aman como deben que
guardan los Mandamientos; pero
fe reiten à fus fantas infpiracio
nes ; que conciben grandes de
feos,y difieren la execucion. En eta
clafe de Almas, y en la mia mas,
¿ que
de NS. jeu-Chrifto. Medt. II. 41
que en todas, han podido etos ex
ceos de caridad de Jesvs vencer
la frialdad, y la tibieza ? Eperas
acao, Alma mia, à que ete Se
for haga mas por ti, depues de
haver llevado todas las cofas hata
el ultimo extremo? Cye lo que te
dice: Quid ultra dehui facere vi
neae mele, é9" non feci Que he
debido yo hacer por ti, que no lo
haya hecho ? Yo te he convencido,
y alumbrado: yo te he tocado el
corazon, y etàs todavia reducida à
un filencio maligno, y no quieres
compadecerte de mi : hallandote
fiempre dipueta à diputarme unos
leves confuelos , y negandome
aquellos mas graves, à que etàs
precifamente obligada? Es posible,
que nunca has de hacer nada por
mi amor? Hata quando he de oirte
de
42 Meditaciones fobre la Pafian
decir: en eto no hay pecado mor
tal, etotro no es de mi obliga
cion Etaba acao obligado Jesvs
à morir por nofotros? O quan
to reconocimiento nos debe in
pirar una bondad tan excesiva
Ofrezcamos oy muy de veras
no ufar de mas dilaciones para con
Dios, y practicar todo aquello que
puede er de fu agrado. Miremos
en nuetro interior lo que nos pide.
Nos pide dexar la vanidad, renun
ciar todo deleyte , praóticar la
caridad, y la mortificacion ? Pues
comparemos eto poco con lo que
ete Señor ha hecho por nofotros,
y nos hallaremos confuos, y lle
nos de verguenza , por haverle he
cho aguardar tanto tiempo por una
coa tan facil, y tan corta. Epero,
que nueltro corazon fe animara, y
-> CO
de NS, jefu-Chrifto. Medit.II. 43
tomarà unas reoluciones mas ge
nerofas, que las que ha tomado
hafta aqui.
El tercer exceo confite en ha
ver padecido por quien no lo me
recia por motivo alguno. Fue un
termino muy prolixo para Jacob
la fervidumbre de catorce años:
mucho debia de amar à Raquel pa
ra obligarle à tanto extremo: es ver
dad, que Raquel era digna de fer
amada, y que correpondia al amor
de Jacob. Yo me reprefento à ete
Patriarca, enmedio de las fatigas
de fu profesion, expueto al frio,
al calor, y à la lluvia. A preencia
de eo, no debe dudare de la pe
na, que la dilacion le caufaria; pe
ro enmedio de etos malos ratos,
la fuerza de fu amor le hacia pre
fente aquella, por quien padecia;
eto
44 Meditaciones fobre la Pafíon
eto animaba fu contancia, y le
daba fuerzas para perfeverar. No
fucede lo mimo con Jeu-Chrito,
pues padece por unas gentes, que
etaban fumergidas en la culpa, y
que eran fus enemigos: Pro impiis
mortuus eft; cum adhuc peccatores
Si, Catholicos, enmedio
e fus mayores dolores os tenia
prefentes; pero que era lo que en
vootros veia ? Bien lo fabeis. Veia
un corazon frio, ingrato, apega
do al mundo : veia unos depre
cios, unos ultrages, y una eterna
reitencia à fu voluntad, ningun
reconocimiento, ni complacencia
por fu amor: veia unas Almas man
chadas de muchas culpas, quiero
decir, mas horribles, y disformes
à fus ojos, que los mimos demo
nios. Veia un impio, un facine
O
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.II. 45
rofo, un deshoneto: en ete eta
do pareciteis entonces en fu pre
fencia. Bien creo , que no ereis
ahora tan viciofos , y que no os
mira yà como enemigos; pero de
beis confear, que nada ve en vo
fotros, que le pueda caufar mucha
alegria. O y quan poco debia eta
vita de aliviar fus penas
Eto es lo que ete Señor amo
con tanto excelo. Dicen que el
amor es ciego, y que encubre los
defectos de la cofa amada pues filos
objetos de las mas vehementes pa
fiones fueen perfectamente cono
cidos, bien preto las veriamos ce
der de fu violencia. Tesvs conocia
muy bien nuetros vicios, y nue
tramiferia; nos conocia como nos
conocemos nofotros à nofotros
mimos en ciertos momentos, en
que
-46 Meditaciones fobre la Pafion
que tenemos mas depejada, y clara
la razon,y en que nos diguta tanto
el vernos asi. Pero fu amor infinito
pala por todo eto, y nuetras mi
ferias le firven de mayor incentivo.
Solo vos, Dios mio, fois capaz
de amar con ete excelo: eta cali
dad de amor no fe hallará jamas
entre los hombres, porque los hom
bres folo aman fus gutos, y fus in
tereles, y folo aquellas cofas, que
les parecen amables. Pero vos, Se
ñor, amais con extremo, aun à las
mas odiofas, y cuyos vicios os fon
patentes. De donde nace la violen
cia, que me cueta el amar à mis
enemigos? De no ver coa en ellos,
que no me fea odiofo. Jesvs los
ha amado tales quales fon , y me
ordena amarlos tambien; pues por
que no le obedezco º Aunquevos,
- O
de N. s.jef-chrifto. Medit H. 47
ò dulce esvs mio, no fueeis tan
amable como fois, debiera yo def,
hacerme por amaros, alver el ex
ceo de vueltro amor. Y fi vos
fois el lleno de todas las perfeccio
nes, fifois tan grande, tan fabio,
tan benigno, tan miericordiofo,
tan fiel, y tan liberal con vuetros
Amigos , y vuetros Siervos, por
que no os amo, Dios mio? -

La razon de eto es (perdonad


me, Señor, filo digo asi) porque
todavia no me haveis dado todas
las muetras que defeo de vuetro
amor, aunque se, que no las me
rezco. Añadid à vuetros amorofos
excelos la principal circuntancia
que me falta: eta es vueltro amor
mimo. Bien se, que hallareis en mi
corazon mil obtaculos que vencer,
y un helado veneno, que le impide
C11
48 Meditaciones fobre la Paion
encendere, èinflamare en amor
vuetro. Pero de de ete momento.
voy à emplearme en purificarle, y
en romper las cadenas, que me tie
nen atado al mundo, à las criatu
ras, à las riquezas, al juego, à la
vanidad, à la honra mundana, y à
mi mimo. Pero no es posible,
que un corazon lleno de etos ma
los afectos, halle lugar en si para
amaros à Vos, que le quereis folo,
y deocupado. Etoy cierto, Señor,
que ofreciendoosle limpio, y vacio
de todas etas cofas, no me nega
reis la gracia, que os pido, y que
le llenareis de vueltro amor,hacien
do en el vuetra morada, teniendo
alli vuetras delicias, y diponien
dole para que alcance la caridad per
fecta, en que eternamente debe ar
der con los Serafines, Amen.
TER
29
544354 sºst 5435 g. 5 44,
TERCERA MEDITACION:
DE LA PACIENCIA

DE JESU-CHR ISTo
EN SU P AS S I O N.

Sicut Ovis ad occisionem ducetur, 6 quai


Agnus coram tondente fe obmutefeet,
6 non aperiet os fuum. Iai. cap. 53.
Serà conducido como una Oveja, que
llevan à el matadero: y no hablarà
mas, que lo que habla un Cordero
en preencia de aquel, que le equila,
que no depega fus labios.

NTRE todas las virtudes, que


Jeu-Chrito practicó en fu
Pasion dolorofa, la que mas fe ma
nieto fue fupaciencia ; y pode
111OS
5o Meditaciones fobre la Pasion ,
mos decir, que de todas ellas, el
exemplo de eta nos fue el mas ne
cefario. Etamos obligados à pa
decer, dede el punto en que naci
mos, hafta la muerte: todas las
edades, todos los etados, y todas
las complexiones tienen fus males.
Tenemos que fufrir de las criatu
ras, aun de las mas infenibles; de
todos los hombres, fean fuperio
res, iguales, o inferiores; de nue
tros enemigos, de nuetros ami
gos,y de nootros mimos. Y quien
podra mantenere firme, y con
tante enmedio de tanta tormenta?
Nada es mas oportuno, y eficaz
para alcanzar elta dichoa dipo
ficion, que el exemplo de Jeu
Chrifto.
Manifietafe la impaciencia por
la lengua fe conoce por la immu
ta
de N.S.jef-Chrio. Medit.III, 5º
tacion del rotro, y fe demuetra
por los movimientos del corazon,
La paciencia modera los defacier
tos de etas tres partes: doma la
lengua, con el filencio: compone
el rotro, con la ferenidad: y cal
ma el corazon, con la manedum
bre. *

Mirad à Jesvs en qualquiera de


los lances de fu Pasion, defde fu
prendimiento, hafta, el punto en
que epiro, y le vereis hecho un
modelo de paciencia: en todas par
tes es como un Cordero inocente,
y una humilde Oveja: fiempre le
hallareis mudo, pacifico, y lleno,
de manedumbre. Jesvs fe vio en
fu Pasion dolorofa en unas cir
cunftancias, en que es muy dificil.
guardar el filencio. Le calumnian
de injuticias notorias : deponen
. D 2. COIl
5z Meditaciones fobre la Pation ,
contra el las mas denigrativas, y
falas acuaciones: le hacen pade
cer las mas crueles, e inhumanas
indignidades: y es, fin duda, un
prodigio grande, que las pueda fu
frir, fin proferir una fola palabra.
Padece, ademàs de eto, tan ex
cesivas crueldades, que fu violen
to dolor debiera obligarle à rom
per el mas heroyco filencio; pero
no fe le oye una voz, ni una que
xa. Mil teftigos claman , gritan,
y fe levantan contra el: le acuan
fin pruebas, fin razon, ni aparien
cia de ella: los tetimonios fe con
tradicen, y fe detruyen unos à
otros jefus autem tacebat, ego
autem non contradico: teniendo los
mayores motivos para reponder,
callaba Jesvs, y nada oponia en fu
defena. Havia venido al mundo,
pa
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.III. 53
para promover, y procurar la glo
ria de fu Padre: para fotener fu
doctrina, para evitar el ecandalo,
y la injuticia ; y con todo, fe ex
pone à perder con el filencio el
fruto de fustrabajos. Los Sacerdo
tes le mandan, Pilatos le exami
na, Herodes le pregunta : jefus
autem tacebat 3 pero à todo calla
ba. No huviera pecado levemente
en reponder con edificacion; pero
fu filencio vale infinitamente mas,
que huviera valido en aquella oca
fior fu defena.
O admirable filencio, quan bien
practicado etais, y que bellas lec
ciones me etais ofreciendo En
mudeceis, Señor, Vos, que fois el
Verbo del Eterno Padre ? Enme
dio de tantas injurias, y en una
ocaion tan importante º Que pre
--, D3 teX
54 Meditaciones fobre la Pafion
textos podrè alegar en adelante,pa
ra defender mis murmuraciones,
y mis quexas ? Como las podre
jutificar ? Un Alma, que defea
imitar a Jeu-Chrito fe defiende,
fortalecida de fu gracia: lo prime
ro, con la humildad, porque cree,
que merece todo deprecio: lo e
gundo, con el defeo, que tiene de
padecer; porque entonces, los ma
yores trabajos, le parecen ligeri
fimos, y cafi no hace aprecio de
ellos: lo tercero, con el repero,
que tiene à la voluntad de Dios:
y lo quarto, al fin, con el temor
de perder fu theoro. O quan pre
ciofa es una Cruz oculta, y toda
1ntC11O1! - ) -

A las Almas imperfectas, les pa


rece, que como no fe dexen llevar
de la ira, pueden contar fus traba
- .. - jos
de N se-Chrito. Medit.III. 55
jos à todo el mundo: fon femejan
tes à un hombre, que haviendo ha
llado un bolfillo lleno de oro, le và.
derramando en el camino; y fi al
guna vez no los publican, nece
fitan à lo menos de algun amigo,
ô confidente, à quien los manifie
tan. Al contrario una Alma fan
ta, que folo defea, que todo pae
entre fu Epofo, y ella. Pero háblo
de mis males, (direis) como fi fue
ran de otro, y en vez de quexar
me, alabo la divina Providencia:
eto, fin duda, es bueno; pero età
expueto à la vanidad, y à pagare
de las alabanzas, que por ello la
dieren, y eto es perder la flor de
la paciencia; pues en no haviendo
fecreto, lo mas dulce, y preciofo
de ella, và perdido: no derramais
los balamos, pero fe evaporiza fu.
D4 fra
56 Meditaciones fobre la Pafíon
fragancia,y fu virtud; porque aten
ded, y vereis los males, que nacen
de etas quexas. Si aquel, a quien
fe cuentan, los fiente, y fe latima
de vuetros trabajos, os alhaga; pe-º-
ro fi no hace cafo de ellos, os eno
jais de fu deprecio, hata perder la
paciencia. Bucais quien fe compa
dezca de vofotros, y no lo encon
trais, y por muy importunos que
feais en explicar vuetros males, les
parece à etos, que no teneis razon
de quexaros tan amargamente. Aqui
es donde fe ve vuetra flaqueza,aun
con mas claridad , que la injuf
ticia del otro; y donde, en lugar
de caufar compasion à vuetros
confidentes, mereceis todo fu de
precio. Os parece, que hallais de
canfo en contar vuetras penas,
y fucede todo contrario; pues fe
- 2lliº
-
de N. Sjef-Chrifto. Medit.III 57
aumenta el deconfuelo, y tal vez
el depecho. Si fe os quiere conven
cer de que no teneis razon, y que
exagerais demafiado vuetros ma
les , os encendeis mucho mas,
y os empeñais en querer perua
dir que fon ciertos, aumentando
el numero, y las circunftancias, que
en la realidad no tienen. Etamos
viendo cada dia peronas, que pa
decen algunas aflicciones con ba
tante paciencia, y que anfiofas de
contarlos à todos, fe enardecen,
y fe indignan de modo , que de
pues exceden à toda exageracion, y
faltan à la verdad.
Si nos hemos de quexar, que
xemonos, pero fea con Jesvs cru
cificado. Mas en vuetra preencia,
(o Salvador mio)de que me podrè
quexar ? Que pueden parecer mis
1113, º
y8 Meditadones fobre la Paion,
males en comparacion de los que
vos padeceis, y padeceis con tanto
filencio ? Otro que vos , Señor,
pudiera peruadirle a que padezco
injutamente; pero Vos, bien fabeis,
que no es asi, pues conoceis mis
delitos , y que merezco mucho
mayor catigo; y conmo vos fois el
Autor de etos males, feria que
xarme de vos, fi me quexaffe de
ellos: Quiddicam aut quid re
pondebit mihi, cum ipfe fecerit.
No obtante eto, llegare à com
parar mis males con los vueltros?
mi paciencia con la vueltra ? Me
llegare à vos para quexarme, no
de mis males, ni de mis enemigos?
No ; pero si de mi mimo, y de
mis impaciencias: vendrè à bucar
las fuerzas que necesito para ani
marme , y aprender à guardar el
* -- . - filen
de N. Sjefu-Chrilo. Medit.III 59
filencio, y à fufrir como vos me
enfeñais. -

PUNTO SEGUNDO,
TNEpues de haver confiderado
el filencio de Jeu-Chrito,
os ruego fixeis la vita en fu her
moo emblante. Sucede alguna
vez, que nos hacemos violencia
para no dàr à entender el fenti
miento del corazon; pero que difi
cil es el no entire immutados en
recibiendo una injuria º Quando el
corazon età movido, fu turbacion
pala al punto à los ojos, y al fem
blante, y fe manifieta en cl, ô la
venganza, que el corazon repira,
ò la ira que concibe, o à lo menos
la trifteza que le abate. Pues confi
derad aora , os ruego, y mirad
COI).
\

éo Meditaciones fobre la Pasion


con atencion, i podreis decubrir
en el emblante del Salvador algu
nas feñales de etos movimientos.
A tenerlos, fin duda los huviera
manifetado, ô quando le prendie
ron fin ninguna reitencia, ô quan
do le dieron la bofetada. Pero no
hablo entonces palabra alguna,
que no fuee para manifetar fu pa
ciencia immutable. Veinte y nueve
eran los azotes ordenados por la
Ley: ete Señor no los havia me
recido, y no obtante eto, fu pa
ciencia le hizo tolerar millares fo
bre fuinocente Cuerpo. No fe de
bia añadir un folo golpe à los de
la Ley , porque no era cotum
bre duplicar el numero fin orden;
pero ( o intolerable malignidad,
jamàs practicada con el reo mas
indigno) Jesys tuvo la contancia
- de
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.III, 6,
de fufrir mas de cinco mil. Al tiem
de cargar con la Cruz, le fal
taron las fuerzas, y viendolo to
dos,nadie fe compadece, ni le alivia:
cae arrodillado en tierra, y le obli
gan a levantare a empellones, y
puntapieles. Que es eto, o Dueño
adorable, y Divino, no os im
mutais? No ha de haver contra
etos montruos la mas leve indig
nacion? Nada huvo de eto, Ca
tholicos, ni la mas minima altera
cionfe dexo ver en fu femblante,
la que mantuvo en fu filencio. Pero
advertid, que no hace aqui Jesvs
en callar del irriforio, ni del So
berano: es una compotura humil
de , y modelta. O que hermofo
fois, Señor, quan grande es mi
alegria al confideraros en ete e
tado. Mas quiero, veros asi, que
\ - a VCl
62 Meditaciones fobre la Pasion º
vèr andar los coxos, y falir del fe
lcro los muertos. Angeles del
Cielo, baxad á la tierra para fer
tetigos de la paciencia de ¿
Nada vereis en el Cielo mas bello,
ni mas digno de vueltra admira
cion. O dichoa Veronica. O afor
tunada muger que tuvite la hon
ra, y merecite la gracia de facar
el retrato de fu Auguto Rotro.
Vos, que le mirateis de cerca , ob
fervateis por ventura en el algu
nos movimientos de ira, ô de tur
bacion Todo lo contrario: una
ferenidad tan grande, que fola ella
era capaz de hacerlos calmar à to
dos, por vivos que fuelen. Me pre
guntareis fin duda, fi hay algun
defecto grave en entir etos movi
mientos? No le hay, Chriftianos,
pero no dexa de haver en ellos ba-,
- tdIl
de N.S.jeu Chrio. Medit. III, 63
tante imperfeccion: es una feñal
manifieta de que hay mucho amor
proprio, y que hay poca folicitud
en mortificar las pasiones : que
hay gran parte de fobervia, y mu
cho apego à la voluntad propria.
La perfecta virtud llega a moderar,
y aun à fufocar etos movimientos;
y qualquiera que le aplique à ella,
debe eperar confeguirla mas pre
to de lo que puede defear, fi cami
na de buena fee. O Dios mio
aunque no fe interesāra mas en
vuetro fervicio, que alcanzar eta
fortaleza, eta paz interior del al
ma, aquella igualdad de rotro, y
de movimientos, que todo el mun
do, junto con todas fus properi
dades, no pueden dàr, eto folo
merece toda nuetra aplicacion pero
de adonde nace eta contancia: , ,
- Nace
64 Meditaciones fobre la Pafíon
Nace de una humildad profun
da. Conociendofe pecador à, si
mimo, no etraña todo mal trata
miento, y folo fiente en ellos la
ofena que fe hace contra Dios
Nace de un gran defeo de cumplir
en todo la voluntad del Señor, que
es un Ancora, que nos hace inmo
bles à toda tormenta; porque quan
to fucede lo atribuye, y es fiem
pre fegun fu divina voluntad.
Quando veo à un Chritiano en eta
dipoficion , me reprefento un
hombre entado fobre un peñafco
enmedio del Mar, y que aunque
fus olas llegan con impetu à desha
cere à fus pies, ete las mira fin
immutarfe,y aun le firven de recreo
fus reiterados afaltos, confideran
doe libre de aquel peligro. Aunque
vea levantare furiolas borracas, no
fe
de NSjef Chrio Medit.III, 6,
fe altera, entretanto que los de
mas, que navegan fobre unos fra
giles Baxeles, tiemblan, y fe de
mayan, al vere agitados de la fu
ria de los vientos, yà embueltos en
los abymos, ya arrojados en el
ayre con el impetu de las olas.
Serà posible, que dexemos de em
bidiar la dicha de aquella perona,
que fe halla con tanta feguridad,
en medio de tan terrible tormen
ta? Serà creible, que pudiendonos
air de un peñaco, nos queràmos
amparar de una tabla, que no tie
ne refitencia? .
Hagamos aqui un poco de re
flexion: etoy cierto, que, fi nos
aplicamos con cuidado, a contem
plar el Alma de Jesvs fufriendo: fi
miramos con atencion fu mage
tuoo Rotros, quedaremos ena
• - E.
ImO-.
66 Meditaciones fobre la Pation 's
morados de eta virtud, y el mi
mo nos la comunicarà infenible
mente. Ete hà de fer, Catholicos
oyentes mios, vuetro libro quoti
diano : ete hà de fer, Mugeres
Chriftianas, vuetro epejo, à lo
menos durante eta Quarema. O .
que preto os hallariais trocadas;
y lo que oy os parece infuperable,
lo hallariais bien preto muy facil,
y muy ligero De eta manera el
Buen Ladron, confiderando la pa
ciencia del Salvador, la adquirio el
mimo, Porque de que nos fervirà,
Señor,que os etemos contemplan
do, fiVos no os dignais de mirar
nos con ojos de miericordia, pa
ra animar, fotener, y alentar
nuetros defeos, y darnos fuerzas
para executarlos
Entremos, pues, à el corazon
- del
de NSje-Chrio. Medit.III, 67
del Hijo de Dios, para ver qual
es fu actual dipofición para con
fus enemigos; y veremos en el una
incomparable benignidad, y man
fedumbre, cuyos grados, y efec
tos os voy brevemente à dibujar.
Todo lo que de ellos padece, no
le impide para hacerles juticia:
reconoce haver en ellos mucha ig
norancia ; y aunque la embidia,
el repeto humano, el odio, el
interes, la fobervia, la injuticia
fean la caufa de todo lo que pa
dece, no obtante, fu amantisi
mo corazon , lleno de bondad,
mas atiende à lo que puede mi
norar la gravedad de fu culpa, que
no a lo que los hace mas delin
quentes.Mayores motivos tenemos
nootros para portarnos de ete
modo, quando nos hallamos ofen
E 2. - di
\

é8 AMeditaciones fobre la Paion,


didos del proximo; pues fuele fer
mas por fu ligereza, e inconfidera
cion, que por malicia. Suele fer
en la perona, que nos ofende, un
efecto de fu natural fuerte, e ira
cundo , que hallandoe pofeido
entonces de fu mal humor, nos
hizo la injuria, antes de penarla.
Pero lo que hacemos por lo regu
lar es tomarlo todo al contrario,
exagerando la coa, como fi fuele
un enorme delito, o la mayor in
juticia del Mundo, no llegando las
mas veces à pecado venial.Nos ale
gramos de los males de aquellos,
que tenemos por enemigos, y enti
mos u properidad. Y fe puede
ver cofa mas ruin ? Quantos moti
vos tenemos de humillarnos,cono
ciendo etos movimientos ? Es co
fa a la verdad muy vil, y folo digº
“... y - s Ill,
de AZSjefu-Chrilo. Medit.III. 69.
rma de las betias. O (Dios, y Se
fñor mio ) què feria de nofotros,
fi vuetros juicios fuelen como los
nuetros? Si aquella perona, que
fe quexa huviefe dado motivo à
la quexa, fin duda le pareceria,
que la ofenfa era leve, ô ningu
na: por efo debemos concebir en
el agrefor una intencion menos
nociva; pero el cafo es, que fiem
pre juzgamos lo peor.
- PUNTO TERCERC.
º , - . . .

-TEsvs, no folo. hizo juticia à


.J. fus verdugos, fino que fe mo
viò à compasion de ellos. Sintió
fu ceguedad, y los males que fe
acarreaban con fus delitos, dicien
do en u corazon Quoniam f:
cognovies, º tu que ad pacen
- E 3. ti-,
•ro Meditaciones fobre la Pasión ".
tibi, Convino tambien en que, en
comparacion de los pecados de los
hombres, todos los males que fu
Magetad padecia, eran nada: No
litefiere fuper me, c9 c. Veis aqui,
oyentes mios, quales deben fer
los fentimientos de nuetro cora
zon con aquellos, que nos ofen
den. Que mal, (nos debemos de
cir à nofotros mimos) que mal
me puede hacer el fer fufrido An
tes faco de las injurias mucho pro
vecho. Pero que males no fe ha
cen los impacientes à si mimos
en lo prefente, y para lo venide
ro º Jeu-Chrito fe fiente movi
do del amor, que les tiene, y lle
no de una afeccion compasiva,
ruega, y pide por ellos: defea fal
varlos , y fu oracion fue oida,
pues todos, o los mas de los
-, y s. - G
de N sje-crito Audit III, 7r
le pereguian fe convirtieron con la
predicacion de San Pedro: Hunc
per manus iniquorum ¿
interemitis; vos autem Sanctum,
e2 juftum negatis, 2 petitis
virum homicidam donari vohis,
auctorem verð vitae interfecitis.
Hà que dichoos feriamos, i pu
dieemos falvar à nuetros enemi
gos por medio de nuetras ora.
ciones ? Què alegria , què triun
fo en el Cielo, y qual feria fu
agradecimiento ? Porque fi ferà
fin duda grande el de aquellos,
que fe falvaron por medio de
fus amigos: qual ferà el que ten
dràn aquellos, que deban fu fal
vacion à los mimos, à quieh
perfiguieron ? Difcite a me non
mundum fabricare non cuncta vi
fibilia , 67'e. Aprended de mº,
..- E4 (di
72 Meditaciones fobre la Pasion ,
(dice Jesvs) à fer manos, y hu
mildes de corazon. Nada hay
mas divino para aprender eta.
leccion, que la Ecuela del Co
razon de Jeu-Chrito ; pues haga
mos en ella nuetro etudio, y nue
tra nmorada , durante ete fanto
tiempo de Quarema aplique
monos à imitar fus amorofos
movimientos , procurando con
formar los nuetros con los fu
yos. Si (Divino Jesvs mio) quie
ro morar, y derramar toda la
hiel de mi corazon en el vue
tro: bien preto vere confumida
toda fu amargura en el fuego de
vueltra caridad : no temere, que
la impaciencia fe atreva à aco
meterme en ete aylo: defendi
do, y econdido en el, me exer
citare en el filencio, en la re
*- ) - - . igº
de N Sjefechrifo. Medit.IIf 73
ignacion con vuetra divina vo
luntad, y en tener una invenciº
ble. contancia en medio de mis
mayores agravios. Os dare ca
da dia infinitas gracias por to
das mis mortificaciones, y os pe
dire perdon por aquellos » que
me perfiguieren. Voy a traba
jar de veras en adquirir con
vuetros exemplos un theoro de
paciencia : bien se , Dios mio,
que eta no es obra de un dia,
ni le dos; pero tambien se que
puedo con vuetra gracia llegar
à poeerla , trabajando con apli
cacion en ello. Os fuplico, (ó
dulcísimo Jesvs ) me comuni
queis la eficacia de vuetras ora
ciones ; y pues las ofreciteis por
vuetros enemigos, epero no me
las negarcis a mi, mayormente
* ----- vien
».4 Meditaciones obre la Pafión
viendo quanto defeo amaros à
yos, à la Cruz, y a mis ene
migos, por vueltro amor.
- Amen.
- A - ºy y

sos sessessessessº»siºsºs
QUARTA MEDITACION:
DEL DESP RE CI o -

DE Los RESPETos HUMANOs,


•.
Y DE LOS DICTAMENES,
"

* y coNDUCTA DEL MUNDo,


CoN EL EXE M PLo
. . DE JESUCHRISTo « *

a S U F R.I.E.N.D O. ,
confidite, ego vici mundum. S. Joan.
cap. I6. -.

Confiad en mi, que ya he vencido el


- Mundó, - s , ,
- r - ? , . . . ... , r ,

Esu-Chris ro vencio al mun


ido con el total deprecio, que
de el hizo; y aunque durante el
*...A. di
76 Meditaciones fobre la Paion
dicuro de fu admirable vida, con =
deno las leyes del mundo, y fus
màximas : aunque reprobó toda fu
conducta, declarandole una guerra
abierta en todas fus acciones, y
fus dicuros; pero adonde mas de
cubrió el ultimo deprecio, que de
el hizo, fue en fu Sagrada Pa
º Ete deprecio es una virtud,
cuya práctica imaginan los mun
danos no fe debe exercitar, fino
por las peronas confagradas à
Dios; pero es engaño; todo Chrife
tiano tiene à el mundo por ene
migo , y por configuiente debe
combatirle fin céfar y creer, que
nunca llegara à vencerle, fi no le
deprecia. Acerquemonos à vèr el
exomplo, que nuetro Salvador nos
dio de eto, epecialmente en los
lio - ul
de N.S.jef-Chrifto. Medit.m. 77
ultimos dias de fu vida, para en
feñarnos el modo con que debe
mos imitarle. . . . . . ..

Yo hallo en la Pasion de Jeu


Chrito un deprecio grande de las
opiniones, y de los juicios de el
mundo, y un total deprecio de
los mimos deprecios de el. Si el
Epiritu Divino nos ilutra con un
rayo de fu foberana luz, epero
que eta reflexion nos ha de fer tan
util, como nos es necelaria; y fi
nos podemos refolver à meno
preciar el mundo, como lo me
rece, y à fufrir fus deprecios, que
tan poco daño pueden hacernos,
correremos bien preto à grandes
palos por el camino de la perfec
cion, fin que nada pueda detener
nos. O Dios Soberano asiftid
nos oy con una gracia particular,
* - pa
•78 Meditaciones fobre la Pasion
para que conozcamos la debilidad
de nuetros mayores enemigos, à
los que fin duda contemplo ven
cidos, con folo conocerlos. No ne
cesito deciros, Catholicos, que
Jeu-Chrito tuvo en u Pasion
muchas ocaiones de depreciar los
juicios del mundo. Seguidme, y
lo vereis. Fue conducido delante
de los Pontifices, en donde mu
chos falos tetigos fe prefentaron
para acuarle , imponiendole las
mas iniquas, y negras calumnias;
y todo aquel abominable Confejo
las oyó con alegria, y las apro
bo, como verdades incontetables,
aunque detituidas de toda aparien
cia de julticia, y de verdad: impli
candoe,y contradiciendoe mutua
mente los tetimonios,y los tetigos
unos con otros. En ete etado una
fo
v.
de N.S.jefu-Chrifto. Medit IV. 79
fola palabra,que Jesvs huviee que,
rido hablar para fu defena, huvie
ra fin duda convencido de falos
à los tetigos, y de iniquos à los
Jueces; y le huviera fido muy fa
cil manifetar la impotura de etas
acuaciones, pues e implicaban à
si mimas; con todo efo Jesvs
no bolviò por si, ni habló una
fola palabra. Llevaronle depues à
el Governador de la Provincia, à
quien los Sacerdotes, y los Docto
res dixeron, fin detenerfe: Ved
aqui, ö Juez un Reo, que po
nemos en vuetras manos, para
que mandeis crucificarle. Que de
litos hà cometido? (dixo el Gover
nador)A lo que repondieron ellos:
Que, os parece, que fi no fuele
conocido por un malhechor, con
vencido de muchos crimenes, le
• pon
8o Meditaciones fobre la Pafíon,
pondriamos en poder vueltro So.
mos por ventura gentes, que he
mos de pedir la muerte, y el fu
plicio de un inocente? Si non cet
hic malefactor, non tibi tradiáf
femus eum. Y en efecto havia en fu
dicuro cierta apariencia de ver
dad; porque no eran etos acuado
res unos hombres comunes, ni per
fonas de mala fama: no obtante les
fue precio hacer relacion de fus de
litos; y Jesvs, el mas inocente, y el
mas juto de todos los hombres,
en preencia de una numeroa A
amblea de Judios, y Romanos,
fue tratado del modo mas igno
miniofo, y cruel; porque le acua
ron de haver hecho muchas cor
rerias en la Judea, excitando a el
Pueblo à una rebelion, querien
doe levantar por Rey de los Judios,
-
-
pro
de NS.jefu Chrio, Medit. IP. 81
S ohibiendo à ete fin, que fe pa
gaffe el tributo al Cear, jactando
le de que detruiria el Templo de
Jerualen, y que en tres dias bol
veria à edificarle que havia asi
mimo corrompido la Religion del
Pueblo y que para dar mas credito à
fu fala doctrina, y conciliare los
animos del vulgo contra el Cear,
havia hecho varios milagros fin
gidos, por la invocacion del demo
nio, queriendoles peruadir à que
era Hijo de Dios. Todas etas acu
faciones fufrió Jesvs fin la menor
alteracion. Pero reparad, os rue
go, lo que pudo hacer el Sal
vador en eta ocaion, y no hizo
ara nueltro exemplo. Bien creo,
que no dudareis de fu divina elo
quencia ; y que fuinocencia le da y

ría obrada materia para hacer un


F fu

82 Meditaciones fobre la Pafion
fublime dicuro, con el qual hu
viera fin duda alido triunfante, y
aplaudido, manifetando,à vita de
todo el Pueblo, la deprabada vida
de fus enemigos: convenciendolos
de quantas acciones vergonzofas,
y facrilegas havian executado: lle
nandolos con eto de confuion, y
de afombro : rebolviendo el
Pueblo contra ellos , y confun
diendolos del proprio modo que
Daniel convenció, y avergonzo à
los Viejos la civos. Con que glo
ria huviera decubierto la calum
nia de fus contrarios ? Què huvie
ramos hecho nofotros, fi nos hu
viellemos hallado en iguales cir
cunftancias, y con unas ventajas
como etas? -

Profiguieron los vituperios de


Jesvs delante de la Corte de Hero
- •, º des,
de NS.jefu-Chrifto. Medit.I”. 83
des, y de todos los Oficiales de fu
Exercito alli perdió nuetro Sal
vador la fama , que fus virtudes,
y abiduria le havian adquirido tan
jutamente en el concepto de ete
Rey, y de todos fus Cortefanos:
etos concurrieron en gran nume
ro, eperando a Jesvs con impa
ciencia. O amantisimo Salvador,
quan diferentes fon vuetros pen
famientos de los del mundo; pues
la calumnia , y las opiniones de
los hombres fe nos hacen à noo
tros intolerables. Nos parece que
la conciencia nos obliga à no fu
frirlos: fomos tan delicados obre
el pundonor, y la reputacion, que
quando olmos la menor palabra,
que pueda alterar nuetra buena
opinion con el mundo, nos dexa
mos llevar arrebatados de la ira,
r. F 2. fa
84 Meditaciones fobre la Pation
faliendo fuera de juicio para de
fendernos; y vos, Dios mio, vos, no
pronunciais una ola palabra, para
confundir à vuetros falfos acua
dores. Segun eto, Señor, no de
be de fertan digno de entire, co
mo nos peruadimos, el fer acua
dos falamente: ni debe de fer mal
tan grande,como nos parece, el fer
objetos de la calumnia, y del vi
tuperio : y por ultimo, no deben
tenere por injuriados aquellos que
experimentan femejantes perfecu
C1O11CS. -

Quereis, Catholicos, que yo os


diga las razones, con que me pa
rece podreis, y debeis folegar vue
tras inquietudes? Pues fupongamos
lo primero, que en una conver
facione hable de vootros: haveis
vito alguno , por prudente que
- . - Caa
de NSjefu-chrifto. Medit.Iv. 85
fea, que dexe de decir algo de lo
que de vootros fiente? Pero quien
¿? fonetos º vuetros mayores ami
gos. Veis ai una coa muy comun
en el mundo, que la tocamos con
las manos cada dia; pues de que
os admirais tanto ? Eto no lo po
deis dudar. Lo egundo, hagamo
nos aquijuticia, y reconozcamos
fi en todo, ô en parte, hemos he
cho lo que de nofotros dicen , ö
hemos dado ocaion à ello ; fin
duda hallaremos, que hemos hecho
aun mucho mas de lo que faben, y
nos debemos acordar de que quizà
ete mimo daño habremos caufado
tambien à otros. Lo tercero, que fi
etamos inocentes, mientras me
nos nos diculpèmos, mas credito
fe nos darà ; pues no fon fiempre
los masculpados los que faben ca
- F3º -º a
llar,
86 : Meditaciones fobre la Pafion ,
llar y es muy probable, que aquel
que lleva con paciencia el vitupe
río, fea incapaz de cometer la ac
cion que le acumulan. Lo quarto,
os motrais entidos porque os im
putan una coa falfa; pero à mi,
quando eto me fucede, me parece
logro el mayor triunfo ; una vez
que a mi me conte fer fala la acu
facion, Mil cofas hay, que fe pue
den decir, con verdad contra mi,
pero las falas, ellas mimas edifi
pan , y detruyen. Mientras mas
odiofo es el delito, mas, y mas me
esfuerzo à dar gracias à Dios, de
que no me hallo culpable de el. Lo
quinto, fi fomos inocentes , que
alegría no debemos tener, por pa
recernos en eto à nuetro Divino
Maetro, por unir nuetras calumr
nias con las fuyas, y polleher dos
... - - ... -
V11
de N.S.jefu Chrifto. Medit, I". 87
irtudes, que el mundo ignora,
practicandolas folo por amor de -
ete Divino Dueño. Una de ellas A
es hallarnos libres de aquello que .
nos murmuran, y otra practicar el /
fufrimiento a vita de la injuri,
Alabado, y glorificado feais para º
fiempre, o Jesvs mio muchas ve
ces pueto en vuetra amable pre
fencia he penado quanto es lo que
me falta para parecer à vuetros
ojos tal como el mundo me con
templa, y es para mi una pena muy
rande el confiderar, que algun dia
ete mimo mundo fe ha de defen
gañar, y yo delante de el me he
de ver lleno de confuion : fi en
adelante me viefe vituperado, me
batara para mi confuelo eperar,
que algun dia vos me jultificareis.
Quiero aora padecer etas calum
, -- - F4 nias,
88 Meditaciones fobre la Pafion
nias, para fatisfaccion de las mias,
para la expiacion de mis culpas fe
cretas, acrehedoras à eta, y à ma
yor confuion: para imitar vue
tro exemplo : y para que el mun
do vea , que nada aprecio mas que
à vos. Si , Dulcisimo Salvador
mio: todo mi anhelo, todo mi
trabajo fea folo para vos. Si el
mundo llegale à etimarme, te
niendome por bueno , y llenan
dome de fus alabanzas, debo te
mer jutamente, que fea eta la re
compena de lo poco bueno que
hay en mi. Dudo, Señor, fi es por
vos, o por el mundo, por quien,
me aparto del vicio; pero à lo me
nos, fiete acto es de virtud, e
tarà oculto al veneno de la ca
lumnia, Epero de vos, Señor, la
recompenfareis fies Vuetra volun
de NS.jef-chrifto. Medit, Iv. 89
tad, como epero tambien, que me
concedais la virtud, y la pacien
cia necelaria para executarlo.
El menoprecio, que Jesvs hizo
de los dicuros del mundo, es tan
to mas heroyco,quanto los juicios,
que el mundo hizo del Salvador,
fueron los mas iniquos, pues le
tuvo por un loco embutero. Vien
dole Herodes guardar con tanto
tesòn un profundo filencio , en
ocaion tan importante para la glo
ria defu reputacion, y de u vida:
viendo que depreciaba fus favo
res, y el aplaufo, que con ellos
podia adquirir, le tuvo por infen
fato, y toda fu Corte fue del mi
mo parecer. Veis ai el juicio, que
el mundo hace de las mas eminen
tes virtudes Quecumque igno
fáf blaphemani, Todo lo que
mQ.
9o Meditaciones fobre la Pafion
no tiene relacion con fus màximas,
todo lo que excede à fus conoci
mientos, y à fu etimacion , en lu
gar de admirarlo, lo vitupera con
todas fus fuerzas. Jeu-Chrito lo
co o Santo Dios del Cielo, y de
la Tierra Que extravagancia
que juicios fon etos tan aburdos,
y tan ridiculos ? Hata ete lance
aun no havia fu malicia llegado à
tenerle por tal; antes bien admi
raba fu fabiduria de de la edad de
doce años, confundiendo , y pa
mando à las Synagogas con fu
profunda ciencia : Nonne hic et
filius fabri (fe decian ) quomodo
hic litteras fcit, cum non didice
rit... Numquam fic locutus et
homo. Convenció con fus pruden
tes repuetas las capciofas pregun
tas de los Sacerdotes. Le acuaban,
*- . CS
de 7N.S.jefu-Chrifto. Medit.Jº. 9r
es verdad , de relaxacion en fus
Dogmas, de Magia, y de ambi
cion 3 pero de loco, no fe havian
acordado, ni foñado en elo hata
ahora, Si fueen inteligentes en
punto de phionomia, les pregun
taria yo, que coa havían hallado
en el rotro, y ayre del Salvador,
que pudiefe darles motivo à un
juicio tan deatinado Podremos à
vita de ete fuceflo hacer cafo de
los pareceres del mundo, haviendo
el mundo tenido por loco a Jeu
Chrito ODios mio tengame el
mundo por lo que quifiere ; lo
cierto es, que no fe adquiere mu
cha honra con la aprobacion de un
uez tan iniquo, y tan deprabado.
Todo lo contrario; tengo, ó Je
svs mío! tengo, y tendre, Señor,
por mi mayor gloria el fer conde
13
92 Meditaciones fobre la Pafíon,
nado por aquellos mimos que os
condenaron à vos. Por elo,Chri
tianos, y haviendo previto nuetro
Salvador el juicio, que los munda
nos havian de hacer de fuperfona,
hizo tan poco aprecio de el, que
no quio hablar una ola palabra en -
fu defena.
El filencio, y la paciencia de
Jesvs movieron à aquellos infelices
à que formalen todavia un juicio
peor. Porquedicurrieron, que era
verdaderamente culpado de hypo
crita, y de falario, y ela fue fin
duda la razon porque le decian
etando en la Cruz Salvum fac
temetipfum , 67 mos; alios falvos
fecit , (9 c. Penando neciamente,
que fi el poder, que manifetaba
esvs, fuee fuyo proprio, fe fer
viría de el en eta ocaion: Si F
.. . lius
de N.S.jeu-Chrifto Medit.IV: 93
dius Dei eft, defcendat de Cruce,
c9º credimus ei. Si no baxa ( de
cian ) de la Cruz, y età obliga,
do à ceder al poder de fus ene
migos, como hemos de creer que
es Hijo de Dios? Creais lo que
quifiereis, mierables , que Jesvs
no por elo decenderà de la Cruz:
por vuetra irriion, ni por vue
tros juicios, no ha de dexar im
perfecto el Sacrificio comenzado.
Y que huviera fido de nofotros,
Amantisimo Redemptor mio, fi
huvieffeis hecho mas aprecio de tan
iniquas opiniones, que de la falva
cion de vuetras criaturas, y de la
voluntad de vueltro Padre? ,

Catholicos, por poco que ha


gamos reflexion fobre nofotros
mimos, nos caufarà una etraña
admiracion ver la contancia del
Hijo .
94 Meditaciones fobre la Pasion
Hijo de Dios en eta materia. Las
Almas fantas faben muy bien lo
que cueta vencer, y palar por en
cima de etos juicios; y las que to
davia no hañ llegado à un gra
do tan alto de perfeccion , aun
que eten pertrechadas con vivas,
y frequentes inpiraciones, deben
no obtante confear con finceri
dad ingenua, que ete es uno de
los mayores obtaculos, que hallan
en el camino de la virtud. El qué
diran les parece infuperable. Que
diràn de mi, fi me aparto de aque
lla compañia : fi me vito con
modeftia: fi me vèn totalmente
ocupado en el negocio de mi fal
vacion: fi me muetro infenible à
las injurias: fitrato con modera
cion à los que me ofenden. Dede
luego digo, que creeràn, y publi
C2,
de NSjeju Chrifo. Medit, I". 95
caràn, que he perdido el juicio : y
que etoy poleido de una triteza,
y de un humor melancolico 3 ó à
lo menos dicurriràn , que llevo
todas las cofas con excelo : que
mi conducta và fuera de razon:
que es falta de feo no faber aco
modar la vida del mundo con las
reglas de la piedad: diràn, que fin
duda pretendo falvarme yo folo,
dando à entender, que todos los
demàs fe condenan. Se perfuadiran
otros à que mi devocion es por ha
cer mejor con ella mi negocio:
que no es otra coa, que una pura
hypocresia, y beaterio: que quizà,
por haver recibido algun diguto
en el mundo, me quiero apartar
de el : que mi intento es ganar
por eta parte lo que he perdido
por otra. O Dios mio que de
gra
96 Meditaciones fobre la Pation
gracia tan lamentable es eta, dig
na por cierto de fer llorada con
lagrimas de fangre. Confielo, Se
ñores, que me caufa el mayor enti
miento ver à un gran numero de
peronas, à quienes el amor de los
gutos, de la gloria, y de las rique
zas temporales tiene atadas al mun
do: ver unas Almas hermofas, y
como nacidas para la virtud: vèr
tantos corazones criados para amar
à Dios; dexare fin embargo lle
var de las locuras , y vanidades
de el mundo. Eto (digo ) me
caufa mucho deconfuelo ; pero
quando veo à otras, que fe hallan
convencidas de la faledad de etas
colas: que no tienen tanto apego
à las riquezas, ni tanto amor a los
gutos: que conocen los quilates
de la fantidad : que fe fienten lla
fla:
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.IV. 97
madas de Dios; y que deprecian
fus inpiraciones, haciendo inutir
les los esfuerzos de la gracia, folo
por repetos humanos, por una
vana complacencia del mundo,
y por el que diràn ? Al es, Chri
tianos, adonde fe me parte el co
razon de dolor, y no hallo con
fuelo alguno.
Es posible, Dios mio, que por
una coa tan depreciable, y tan
futil, queràmos renunciar à una
Corona eterna de gloria ? Qua
les fon, amados oyentes mios,
vuetros penamientos obre ete
punto ? Haveis acao reuelto re
fitiros eternamente á las inpira
ciones de Dios? Si etais con el
defeo de convertiros algun día,
por que no ahora ? Mientras mas
largas fean vuetras dilaciones, mas
- G etra
98 Meditaciones fobre la Pasion
etrañarà el mundo vuetra mu
danza, y hallarà mayores moti
vos para murmurar de ella: y creo,
fi no me engaño, que de etos
propriamente es de quien Jeu
Chrito dixo: Nemo refpiciens re
tro, aptus eft Regno Dei. Que el
que buelve atràs el rotro à ver lo
que dice el mundo de el, y fi fe
burla, ô le feñala con el dedo,
no es à propofito para el Reyno
de los Cielos. Quereis faber lo
que dicurro de eta clafe de per
fonas ? Pues digo, y afirmo, que
jamàs fe entregaràn del todo al
fervicio de Dios; porque aunque
practiquen al prefente algunas dili
gencias para confeguirlo, mientras
etos frivolos obtaculos les hagan
alguna fuerza, nunca llegaràn à
alcanzarlo, Bien puede Dios qui
- . . La
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.IV. 99
tarnos las riquezas, y lograr por
ete medio de arraigarnos de ellas;
puede tambien acabar con la her
moura: y en la edad abanzada
apartarnos de los gutos de la tier
ra, y perder con la muerte todos
aquellos atractivos, que etaban
pegados à nuetro corazon, y le
detenian en fus lazos; pero el mune
do no mudarà jamas de condie
cion: y creo, que etas peronas
no confervaràn largo tiempo las
virtudes, que ahora practican; por
que Dios retirarà de ellos la gra
cia, que los fotiene : Domimus
(dice David) disipabit ofa eo
rum, qui hominibus placent: con
fuf Junt, quoniam Dominus fpre
bit eos. Fuera de eto, permitirà
Dios, que fe digan de etos epiri
tus medroos del que diran? colas
G 2. peo
roo Meditaciones fobre la Pafíome
º peores, que aquellas que temian,
que dixelen. A el contrario por
ventura fucediera, fi burlandofe
de un temor tan ridiculo, huvie
fen vencido con refolucion eftas
vanas confideraciones. Decian los
Judios a Jesvs: Decendat de Cru
ce, 69 credimus ei. Que baxe de
la Cruz, y creeremos en el ; pe
ro no por elo baxo ; y que fuce
diò depues ? Que todos los que
concurrieron en aquel dolorofo e
pectaculo, y vieron la maravillo
fa contancia del Salvador, fe com
pungieron, y fe bolvieron à Je
rualen, hiriendo fus pechos, ar
repentidos de fus pecados. Asi
lo afirma expreamente el Evan
gelio: Qmnis turba eorum, qui f
mul aderant ad fpectaculum if
tud, Gºvidebant que fiebant per
º (4-s
de N.S.jefu-chrifto. Medit IV. ror
cutientes pectora fua reverteban s
tur. Pero à nofotros, Chriftianos,
à nofotros, que por miedo, y por
repetos del mundo, hemos dexa.
do el fervicio de Dios, creo, que
en la hora de la muerte nos pos
dràn decir con razon los que nos
asitieffen à ella : Ubifunt Dii
tui in quibus habebas fiduciam2
Adonde, amigo, etàn ahora aque
llos idolos del Siglo , ā quien tan
to temite, y contemplate? Que
hacen, que ahora no te focorrenº
Surgant, c2 opitulentur tibi. Los
jutos, los temerofos de Dios, que
os oyeen en aquella trite coyun
tura. Hà diràn, heridos de un
terror compasivo:Veis aqui en
lo que pàra el hombre, que no
one toda fu confianza en Dios:
Vídebuntjuti, e2 timebunt, é9.
G3 di
roz Meditaciones fobre la Pafion
dicent? Ecce Homo, qui mon pofuit
Deum adjutorem fuum. Y cómo
ferà posible atrevere à mirar à
Dios, depues de haver diputado
tanto tiempo entre el, y el mun
do, y haver dado à el fin la pre
ferencia à fu enemigo?
Que he hecho yo, Dios mio,
hafta oy, y como me atrevo à po
nerme delante de vuetra, prefen
cia, depues de una traycion tan
horrible º Me precio de fer todo
vuetro; y aun procuro compla
cer à el mundo , vueltro mayor
enemigo: el temor de digutarle
me hace depreciar vuetra divina
voluntad, y vuetras fantas inpi
raciones. Perdonadme, Dios mio,
la injuticia, que os he hecho:
confielo lo enorme de mi delito,
y que folo un ciego, y dementa
•- , , , , / O
de zN.S.jefu-Chrifto. Medit.IV. 1o3.
do como yo, pudiera dilatar un
folo momento el deliberar entre
un Dios, infinitamente digno de
er amado, y un mundo, digno
de todo deprecio. Confielo, que
fi en adelante buelvo à defear com
placer à ete mundo, por mas que
haga, jamàs ferè vuetro fiervo
fiel; antes ferè con verdad indig
no de ete nombre: Si adhucho
minibus placerent, fervus Dei non
ejem. Dicurra el mundo de mi
en adelante lo que quifiere, que
dede oy refuelvo hacer el ultimo
deprecio de fus dicuros: mi fola,
y unica ocupacion de oy mas ha
de fer la folicitud de agradaros à.
Vos, y à toda vuetra Corte Ce
letial: Mihi autem pro minimo
eft, 69 c. Que importa, que el
mundo me condene, ô e burle de
G 4. mi, -
ro4 Meditaciones fobre la Paion
mi º que mal me puede hacer a Y
en que podràn dañar fus opinio
nes extravagantes à un fiervo de
Jeu-Chrito? Que le puede reul
tar de fus juicios injutos? Pero fi
Vos, Señor, me condenais, etoy
¿ fin remedio: y todo el
Univero entero no me podrà li
brar de vuetras manos.
Pero concluyamos, diciendo
dos palabras fobre el ultimo pun
to. Jeu-Chrito llevó todas las
coas hata el extremo de la ma
yor perfeccion; pues llegô à me
nopreciar aun à los mimos de
precios del mundo. Ete le tuvo
por loco: hata aqui yà fe pu
diera tolerar ; pero efectivamen
te le llegaron à tratar, y le tra
taron como tal. Pero quien ? Las
peronas mas calificadas de la Re
a º / pu
de N.S.jefu-Chrito. Medit.IV. ro 5
publica, y del Etado : un Rey,
un Governador, un Juez, unos
Doctores, y en preencia de todo
un Pueblo, que le havia adorado.
Se puede ver à la verdad cofa mas
inufrible, y mas indigna ? Lo
primero, porque no folamente le
tuvieron por un falfario en ha
cere Hijo de Dios; fino que fe
portaron con el, como fi en efec
to fuera el impotor mas iniquo.
Lo fegundo, porque le acuan de
haver querido uurpar injutamen
te el Trono, y por eto le ex
pufieron à la cruel irriion , que
padeciò en cafa de Pilatos, la no
ehe antes de fu Pasion. Sabia muy
bien, que declarando, que fu Pa
dre le havia embiado à el mun
do, dandole una plena potetad
fobre todo, y obre todos, atraia
fo
ro6 Meditaciones fobre la Pafion
fobre si la indignacion, y los
mas crueles deprecios de todos
aquellos malvados; pero nada de
eto le immuto: y conociendo, que
fu Eterno Padre havia de fer glo
rificado por etos mimos depre
cios, le fueron, no folo agrada
bles, fino amables tambien: y los
prefirió à toda la honra, que los
hombres le podian dar.
. No os propongo, oyentes mios,
etos exemplos para que los imi
teis con la perfeccion, que el Sal
vador los practicó : bien sè, que
Dios no os expondrà à pruebas
tan fuertes; pero para que ad
mireis el zelo de Jeu-Chrito; pa
ra que veais fu grande denudez,
y el heroyco deprecio, que hizo
de las honras del Siglo; para que
nos confundamos, quando quere
- 1OS
de N.S.jeu Chrifto. Medit.IV. 1o.7
mos fer venerados en todas oca
fiones, y quando nos damos por
agraviados , filos demás no fe
humillan delante de nofotros, aun
que fea las mas veces à cota de
nuetros hermanos : y al fin,
Catholicos, para que nos anime
mos à padecer, y aun à etimar
en mucho los mas minimos de
precios, y de que lleguemos hata
el punto de depreciarlos ; para
todo eto, debemos confiderar, que
Jeu-Chrito, digno de toda hon
ra, y de toda gloria, fue tra
tado tan indignamente, con el
fin de obligarnos à nofotros à el
detagravio de fus ultrages con nue
tra imitacion: adoremosle, pues,
fin cefar en etes etados de hu
millacion, y abatimiento : ten-.
gamos una particular devocion à
• , Je
ro8 Meditaciones fobre la Pasion
Jesvs, quando fe nos prefenta à
la confideracion , vendados los
ojos, revetido de una ropa blan
ca, coronado de epinas; y hon
remosle al fin en los pobres, y en
los devalidos, en quienes fe ha
lla tan depreciado de los hom
bres. c

O amabilisimo Jesvs mio


quan digno me pareceis de to
do repeto , y de toda adora
cion en etos tan humildes eta
dos quanto me regocijo de re
conoceros por mi Dios, por mi
Rey, y por mi legitimo Due
ño, debaxo de ella capa de opro
bios , que os hace parecer tan
depreciable à los ojos de los hom
bres En hora buena os adoren
otros en el Tubor , en vueltra Re
furreccion glorioa, en vueltra ad
- mi
de N.S.jef Chrifto, Medit, I". Toº
mirable Acenfion; y al fin, fen
tado à la dietra de vueltro Pa
dre: pero yo, Dios mio de oy
mas pondre todas mis delicias en
rendiros adoraciones en los eta
dos, y tiempos en que mas de
preciado fuiteis por los hijos de
los hombres. No, Divino Mae
tro mio, elos iniquos deprecios
no os han de atraher los mios;
mucho mas os amo, vilipendiado
asi del mundo, que en vuetra mas
glorio a fituacion: elos deprecios
me deben fer à mi tanto mas
amables, quanto yo foy mas dig
no de ellos, y de confundirme
con ellos , por no haveros an
tes amado. Confielo, Señor, mi
miferia, y epero de Vos la gra
cia, que necesito para imitaros;
haced, Dios mio, que yo, dede
oy,
rro Meditaciones fobre la Pasion
oy, no haga cafo alguno de la glo
ria vana, que he bucado hafta
ahora con tanto anhelo; y fi por
degracia, mi mieria fuere caufa
de que no llegue à depreciarla de
todo punto, haced a lo menos,
que aprecie, mas que todo, mi
falvacion, vuetra gracia,
y vuetra gloria.
I II

erneºs estºs seseºs sºnerºs


OUINTA MEDITACION:
DE LA ADNEGACION ENTERA
DE LA PROPRIA voLUNTAD,
Q U E N o s EN s E Ñ o
JESU-CH R IST O
E N SU P Ass 1 o N.
Non mea voluntas, fed tua fiat. S. Luc.
cap. 22.

Hagae, Señor, vueltra voluntad, y no


la mia.

STAs palabras dixo Jeu-Chri


to, orando en el Huerto de
Gethemani, y pocos momentos
antes de dar principio à fu Pasion;
pe
12 Meditaciones fobre la Pasion
pero los entimientos, que de ellas
faca para nueltro exemplo, le acom
pañaron hata la muerte. Ellas
nos reprefentan la perfecta confor
midad, que tenia el Salvador con
la voluntad de fu Eterno Padre;
ò por mejor decir, ellas nos de
cubren la abnegacion entera de fu
propria voluntad. Eta abnegacion,
Chriftianos, es una virtud, de una
parte la mas necelaria para la fal
vacion, y de otra tan excelente,
que infeniblemente nos conduce
à el mas alto grado de perfeccion
evangelica; pues encierra en si la
mayor parte de ella perfeccion,
quando fe practica como Jeu-Chri
to nos la enfeñó con fu exemplo.
Para reducir eta Meditacion à el
methodo ordinario: \.

Reprefentacs à el Salvador del


- - mun
de N.S.jef-Chrio. Medit y 1;
rmundo, no folamente en el Huer
to de Gethemani, fino tambien
en Cafa de Cayfas, en el Preto
rio, en Cafa de Herodes, en el
Calvario, en todos los lugares, y
enmedio de los demàs tormen
tos, que padecio hata morir; y le
hallareis en todas elas ocaiones
con una reignacion perfecta de
epiritu, y de corazon, diciendo à
fu Eterno Padre en lo intimo de
fu Alma , etas bellas palabras:
Non mea, fed tua voluntas fiat.
No, Padre mio, no fe haga mi
voluntad, fino es la tuya. Dirigiô
Jesvs etas palabras, no folo à fu
Padre, fino es tambien à fus Jue
ces, à fus Verdugos, y a quantos
contribuyeron a fus tormentos, y
à fus ignominias: renunciando en
todo, y por todo à fu propria vo
- H lun
f 14 Meditaciones fobre la Pafion
luntad, aunque tan fanta, por
cumplir la agena. O amantisimo
Jesvs mio que dicha fuera la
mia, fi oy pudiefe yo aprehen
der de Vos, eta admirable vir
tud fi antes de falir de aqui fu
piera refolverme à facrificaros en
teramente mi propria voluntad:
pero à lo menos, Señor,quiero exer
citarme en diponerme à haceros
ete facrificio: todo lo epero de
Vos, Dulcisimo Redemptor mio,
confio en vueltramifericordia,
que depues de haverme hecho
entender las lecciones que me dais,
me haveis de conceder la gracia
necefaria, para practicar lo que
me haveis enfeñado,
En Jeu-Chrifto, oyentes mios,
hay dos voluntades, la Divina, y
la Humana; pero en la Humana
"... . . -. hay,
de N.S.jeu Chrifto. Medit y 1 15
hay, como en todos los hombres,
otras dos voluntades; o por mejor
decir, otras dos porciones de una
l mifma voluntad. Una inferior, la
qual tenia extrema repugnancia à
padecer 3 porque no miraba otra
cola -en los tormentos, que lo
que tenian de contrario a la na
turaleza. Otra fuperior, que mi
raba en etos mimos tormentos la
voluntad de fu Eterno Padre; y
fometiendoe enteramente à ella,
le obligaba à pronunciar etas pa
labras: Non mea voluntas, fed
M1, fiat. Eta primera vita, fue
caufa del terrible combate , y
agonia del Huertos combate el
mas fuerte, y el mas violento,
que jamàs pudo fuceder en el Al
ma de hombre alguno.
* Porque confideremos à ete Se
r- c. - H 2. ñor
116 Meditacionesfobre la Pafion
ñor enmedio de las mortales an
gutias,que en eta ocaion padecio.
Ete epectaculo , fin duda, nos
alombrara; pero facaremos mu
cho fruto de fu confideracion. La
fegunda vita de la voluntad de
fu Padre, reprimio las agitaciones
de la parte inferior, fuperando fu
natural repugnancia ; y le obligo,
à ofrecerfe voluntariamente à di
crecion de los Soldados , que le
bucaban. Pues yo os ruego, admi
reis aqui, la impresion,que eta vi
ta hizo en fu atribulado epiritu.
Apenas acababa de celar el co
piofo fudor de fangre, que derra
mo por tres horas confecutivas
con fola la memoria de lo que
havía de padecer ; quando veisle
aqui, que fe prefenta à los que
yenian à prenderle, con rotro
-

"-.
gra
de N.S.jefu-Chrilo. Medit y 117
grave, y pacifico. Eta ferenidad
de anímo, forprehendió à fus mi
mos enemigos : eta los qecon
certó ; viendo aquella perfecta li
bertad de epiritu , con que hacia
todas las colas: fin temor, fin
embarazo, y con toda la fobera
nia de un Dios ; como fi fuele
otro el que padeciele , y con
quien el no tuviele la menor
parte. A el ver la ferenidad de
fu Rotro , fe creyera , que el
Eterno Padre le havia concedido
la peticion, que acababa de hacer
le : y que no debia ya beber la
amargura de ete Caliz. Eta
mima dipoficion mantuvo Jesvs
hafta el ultimo aliento de fu vi
da un profundo repeto a la vo
luntad de fu Padre : Inde filen
tium un amor tierno a eta mi
- , H3 ma,
a 18 Meditaciones fobre la Pafion
ma voluntad : Inde prompta obe
dientia. No porque la naturaleza
dexaffe de acobardare, ni el Cuer
po de fentir; pudiendo moverle à
formar alguna quexa contra la
malignidad de aquellos, que fal
famente le acuaban , contra la
injuticia de los Judios, y contra
la crueldad de fus Verdugos; pero
à todo eto, la voluntad buena,
y fuperior, repondia à la infe
rior, y cobarde , que fe afligia:
Calicem quen dedit mihi Pater,
non vis ut bibam illud ? Quomo
do implebuntur Scripturae, quía
fic oportet feri in capite libri
Jcriptim et de me, ut facerem
voluntatem tuam: Deus meus v0
lui, e2 legem tuam in medio
cordis mei. Legem tuam, id et
voluntatem tuam , que mihi et
- - -. pro
de N.S.jef-chrifo. Meditº: 1 19
pro lege Para reynar en ella, y arre
glar por ella todos mis movimien
tos fota unum,aut unus apex,67'c.
Què decis, Chritianos, de eta
fumision de Jesvs? Ete si que es
un Hijo verdaderamente bueno,
para quien el beneplacito de fu
Padre, fue una ley inviolable, y
foberana, y à quien fueron agrada
bles todas fus dipoficiones. Que
decis Vos, ô Eterno Padre? Yà no
etraño el infinito amor, que te
neis à ete humildisimo Hijo
vuetro: ni que fea el objeto de
todas vuetras complacencias. O
y que bien haceis en amarle tanto,
y en decir en alta voz : Hic e
Filius meus dilectus, in quo mihi
bene complacui: Ete es mi Hijo
muy amado, en quien de toda la
Eternidad me complaci, y me
- .. H4 agra
y 2 o Meditaciones fobre la Pafíon
agrade. Y fi eto dixiteis en el
Tabor, quando rodeado de re
plandores de Gloria, cumplia en
todo vueltra voluntad; que dires
ahora , viendole, por cumplirla
tambien , fometido à las cofas mas
duras, y mas dificiles? Confide
remonos, y miremonos ( oyentes
mios) en ete epejo : veamos en
el, en que nos parecemos à Jeu
Chrifto,y las ocaiones que tenemos
para imitarle. Quanto hay en el
mundo, todo me parece concur
re, y puede contribuirà eta imi
tacion , i fabemos aprovecharnos
de ello ; pues en los rigores de
los tiempos, en los males publi
cos, en las enfermedades, en los
negocios , y en quanto mira à
muetros parientes, nuetros ami
gos, y aun en las mimas imper
- -- fec
de N.S.jefu-Chrifto. Meditº: 12 r
fecciones del proximo: en fus fal
tas, en las de nuetros hijos, y
dometicos, debemos portarnos de
modo, que no las hemos de entir
por nuetro interes, ni con impru
dencia, ni dexarlos por de cuido.
De nuetros mimos defectos, è
imperfecciones hemos de valernos
para nuetro adelantamiento epiri
tual. Caemos, por exemplo , y
nos latimamos, y effo nos im
pacienta : hablamos muchas ve
ces fin reparo, y decimos, lo que
no quifieramos decir ; que theoro
tan grande de meritos podiamos
adquirir con etas faltas,fi quifiele
mos aprovecharnos de ellas: A què
grado de fantidad no llegariamos
en poco tiempo ? Eto fe hace à la
verdad dificil, por la contante
aplicacion , que es meneter para
prac
r22 Meditaciones fobre la Pasion
practicarlo. Pero, ô quanto fe
cormplace Dios en ello, y con què
amor mira à un Alma à quien ha
lla fiempre en eta anta dipoi
cion!
En etos inopinados accidentes,
que forprehenden, aun las Almas
mas virtuofas, no debeis impacien
taros ; à el contrario haveis de de
cir: Calicem quem dedit mihi Pa
ter , mon vis ut bibam iilum?
Dios es quien permite todo eto:
las calamidades publicas, que nos
latiman : los trabajos de nuetros
parientes, y amigos, que nos afli
gen s: aquel accidente , que me
perturba: la vita de aquel ene
migo , que me commueve : la
afrenta que acabo de recibir: todo
eto me incita à perder la pacien
cia ; y no eta el mal, Catholicos,
CIl
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.P. 123
en los primeros movimientos del
animo pues aun las Almas mas pur
ras no pueden defendere de ellos:
en eto no hay pecado, porque no
hay libertad; pero combatid con
refitencia: teneos firmes: quexaos
de vofotros mimos: acuad vue
tra cobardia , y vuetra pui
lanimidad: y decios. à vofotros
con un verdadero entimiento
de verguenza, y de confuion:
Calicem quem dedit mihi Pater
mon vis ut biban illum : Què? es
Dios quien ha permitido eta per
dida, y eta afliccion, y yo he de
turbarme º precio es: juto es, que
me reigne con fu fantisima
voluntad. De eta fuerte, y con
la frequencia de etas reflexiones,
nos iremos poco à poco haciendo
à padecer , y coneguiremos un
--4. C2.Ul
124 Meditaciones fobre la Pasion
caudal, y un theoro de meritos
inexplicable. -

O Dios mio , fi pudieemos


abrazar ete Santo Exercicio Pero
quien nos lo puede impedir º fi
hay en el alguna pena, o de abri
miento, la fuavidad , y dulzura
ue le acompañan, prevalecen à
todas las dificultades que fe me
oponen; y ellas me van llevando
hata arribar à el mayor grado de
perfeccion. Etoy del todo reuel
to, y lo hare asi, Dios mio : voy
à empezar de de luego. Para eto
es necelario que yo haga en cada
una de mis obras: en todas las
horas, en el principio, y äel fin
del dia, un examen, y una oracion
particular, obre lo que me haya
fucedido, y lo que me pueda fuce
der: me parece, por exemplo, que
- 01G.
de N.S.jefu-Chrifto. Medit V. 125
me falta la conformidad con la
voluntad de Dios; pues procurare
de de luego conformarme con ella:
bien veo, que , quando lo hago,
yor lo regular es un poco tarde, y
depues de haverme yà alterados
pero à lo menos, nada me fucede
rà, à que no me halle fumilo, y
dipueto, durante el tiempo que
gato en hacer eta reflexion.

PUNTO SEGUNDO.
Esvs, no folamente renunciò à
J fu propria voluntad por cum
plir en todo la de fu Padre; fino
es tambien por cumplir la de los
Superiores terrenos. Y aunque en
la realidad no tuviele algunos;
fiendo el aboluto Dueño de to
dos ; y que todos ellos no tuvielen
fo
126 Meditaciones fobre la Pafion
fobre fu divina Perona mas que
una fombra de fuperioridad; quifo
fin embargo fometere à ellos, por
que en el orden regular de las
cofas humanas, los Principes, los
Jueces, y todos aquellos que tie
nen alguna authoridad fobre no
fotros, nos pueden mandar, y à
nofotros nos toca el obedecerlos:
Qui potetati retit, Dei volun
taii refiftit. Eta fue la caufa por
que Jeu-Chrito quio fometere
enteramenteà fus Jueces: y porque
en nada reitio à quanto hicieron
con el ; y aunque fus procederes
fueron injutisimos, los repeto,
y obedeciò. Fue condenado à
muerte , y aunque fe reconocia
inocente, y fu mimo Juez le
tuviefe por tal ; no obtante fe
fujeto a todo : Non invenio in eo
- Cál
de N.S.J.-chrió nadi p. 127
caufam. corripiam ergo illum,
e 2" dimitam.... innocens ego fum, a
- f.anguine jufti bujus. ¿ fola
mente fe fometio à los Jueces, fino
tambien à fus Verdugos: en la
Columna: quando le cargaron
con la Cruz : quando le clava
ron en ella, y con que dulzura,
con que facilidad tendió los bra
zos O que hermofo epectaculo:
Es ete por ventura el Hijo unico
del Padre Eterno O quanto me
gozo de penar, quando le veo
obedecer con tanta fumision, y
humildad: de penfar, digo , que
es el Soberano Dueño de todo el
Univelfo, &c. Se cree en el mun
do, que la obediencia es una vir
tud propria, folamente de los ani
males, o de hombres femejantes
à ellos; y yo, por el contrario, e
- «. toy
a 28 Meditaciones fobre la Pafion
toy peruadido, à que eta virtud
nunca fe halla, ni puede llegar al
colmo de fu perfeccion, fino es en
las Almas grandes , y generoas.
Pero de qualquier modo que fe di
ga, ella es una virtud fumamente
util, y necelaria à todo genero de
peronas. Lo primero, porque fu
pràctica, no folo nos libra de to
do pecado ; fino es tambien de
dar cuenta de ellos, cargando eta
cuenta fobre los Superiores, que
nos mandan: Ipf enim invigilant
tamquam rationem pro animabus
vetris reddituri. Lo egundo, por
que ete es cai el unico merito de
nuetras acciones; pues en las co
fas que hacemos por nuetra elec
cion , la propria voluntad, y el
amor de nofotros mimos , cor
rompen cafi todas nuetras obras
mas
*A
de N.S.jefu-Chrifto. Medit. V. 149
mas fantas. Lo tercero, porque
la practica de eta virtud nos ha
ce merecer aun en las cofas mas
indiferentes, como fon todas aque
llas conformes a nuetra natura
leza, en el comer, el beber, y di
vertire, &c. Con etas confidera
ciones, quando fintiereis alguna
repugnancia a obedecer, os debeis
decir à vofotros mimos: o quan
ciego debo de etar, Dios mio,
quando amo mi libertad, quando
me pea tanto el yugo fuave de la
obediencia , quando no puedo fu
frir la menor coaccion O que ma
la feñal de el etado de mi alma es,
no querer fujetarme en nada, no
podermehacer la menor violencia,
fentirme fiempre movido à mur
murar de quanto me mandan Fe
lices mil veces aquellas peronas
- At , *

.
"a v, - -
º,

-
-

, ,, , , 0 a. -
Y, , , -
r.
*, *--. 1,
l :: ," . .v.," ". -
1 5o Meditaciones fobre la Pation
religiofas, cuya vida es un conti
nuado exercicio de eta virtud
Que dicha la de poder decir con
verdad, que no doy un palo que
no fea obedeciendo, y que no va
ya governado, o por la regla, ô
por el orden de los Superiores; y
por que no los hemos de imitar
nofotros, oyentes mios, en quan
to alcance nuetra fituacion , y
nuetra posibilidad º Quanto me
rito tendria una muger, que qui
fiele acomodarle en todo à el ge
nio, y a la voluntad de fu marido
con epiritu de obediencia, cuidan
do de no hacer coa alguna de las
indiferentes fin fu orden, y de las
buenas contra u voluntad, pues
Dios la tiene fometida a el? Quän
to mereceria un hijo, que de ete
modo fueile obediente a fu padre.
y
de NS.jefu-Chrifto. Medit. V. 15 r
y à fu madre? Quänto un dome
tico obedeciendo à fu Amo, à fu
Ama, y à fu Director en lo que
mirafle à las cofas, de fu concien
cia 2 En la realidad, fin eto, Ca
tholicos, no puede haver virtud
perfecta, ni perfeverancia en nin
a de ellas: todo lo que no fue
fe medido por eta regla no es vir
tud, no es devocion; es iluion,
es turbacion, es inquietud: al mi
mo tiempo, que, practicando yo
una fumila obediencia à toda cria
tura por Dios, no folamente no
hago mal alguno; fino que hago
mucho bien: y eto aun en las co
fas de menos importancia; aun en
el no hacer cofa alguna,fi me man
dan no hacerla, no puedo hacer
cofa mejor. Bien puede el Director
proceder mal en lo que me ordena,
I2 por
152 Maditaciones fobre la Pasion
or falta de zelo, de animo, de
cuidado, de luces, o por una fal
fa complacencia ; pero vootros,
oyentes mios , nada hareis mas
perfecto, que el obedecerle. Yà veo
(me direis) que no teneis fiempre
el Director à vuetro lado, y que
no fe puede todos los dias acudir à
el; pero tampoco eto es necefa
rio; pues feria, fin duda, un ex
celo impertinente; mas para fu
plir eta falta,debeis arreglar, y di
tribuir con fu acuerdo el methodo
de vuetra vida; elo es lo que os
quiero decir. Y eto, nada tiene de
imposible, pues fe puede hacer
con repecto à vuetras ocupacio
nes, y en quanto etas os lo per
mitieren. Si alguna vez los nego
cios os impidieren feguir ete mè
thodo, no por efo os debeis inquie
- tal 3
de N.S.jefu-Chrifto. Medit. V. 153
tar; pero en quanto haya lugar,de
beis hacer fegun el todas las cofas
ordinarias, como fon, acotarfe,
levantarfe, comer, divertire, la
leccion epiritual, y la oracion,
&c. las debeis hacer (digo) en el
tiempo, que teneis detinado para
cada una de todas etas acciones:
y no hay que alegarme obtaculos,
ni dificultades ; porque aunque es
verdad, que à las mugeres les es
mas facil, por lo regular, eta ob
fervancia, pues tienen todo el tiem
po por fuyo; pero con todo, puedo
alegurar, haver conocido, y co
nocer actualmente hombres fuma
mente ocupados en negocios de la
mayor importancia, que viven con
una admirable regularidad. Eto es
necefarisimo; y fi no fe puede
todos los dias, que fea à lo menos
13 en
154 Meditaciones fobre la Pafion
en los mas, para aprovecharnos
de todo,yno perder mierablemente
el tiempo. No etrañeis que os pro
ponga etos puntos de una piedad
algo mas elevada que la del comun;
porque etoy peruadido, y la expe
riencia cada dia me lo alegura,
que no es todo culpa de la buena
voluntad de mis oyentes, el que
muchos de ellos anden tropezan
do, y cayendo, por no faber como
deben levantare : pareciendoles,
que las eminentes virtudes no e hi
cieron para ellos. No lo etrañeis
(digo); porque, aunque no huviera
en tantas almas mas que una fola
dedicada toda à Dios, feria para
mi de un dolor extremo, y de no
menos cargo,fi por mi culpa la fal
talen las intrucciones necelarias
para ello.
- E.
de NSjefu-Chrifto. Medit. V. 155
Etablecida, pues, y del todo
aprobada eta regla; lo que hace
mas à nuetro intento es, mirar, y
medir por ella todas nuetras accio
nes. De eà manera en todas me
receremos; porque fios acotais,
v. gr. no ferà yà por hallaros aco
fados del fueño; fi os poneis à orar,
no ferà por los atractivos que fuel
haver en la oracion,y asi de lo de
màs,&c. En todas etas acciones de
beis deciros à vofotros mimos,que
eteis para hacerlo de humor, ô no:
Quiero cumplir con mi obligacion
haciendo lo que mandan. No:jo
ta unum, aut unus apex non pre
teribit a lege, donec omnia fiant.O
que hermoa vida que preciofa, y
que opulenta de mèritos Què de
bendiciones no fe derramarān obre
gn alma que egovierna por eta
- 4. re
y 56 Meditaciones fobre la Pafíon
regla La experiencia ola es ca
pāz, oyentes mios, de enfeñaros
los frutos que podeis facar de una
conducta tan fanta: quan facil fe
rà dàr quenta de ella à la hora de
la muerte, quando nos pregunten:
Oue haveis hecho tal dia? Re
ponderemos con feguridad: Señor,
hice vuetra voluntad, y lo mimo
execute el reto de mi vida; es ver
dad que no he practicado grandes
auteridades, pero he hecho todo
lo que me haveis mandado, &c. Y
or que, Catholicos, por que no
hemos de obervar eto, viendo los
frutos tan grandes que de ello fe
nos figuen, y fiendo ello tan facilº
Dadnos, ô Dios mio, una verda
dera, y reuelta voluntad de fer
todos vueltros, pues folo eto es lo
buenos falta. Es una vifible iluion
-
-
-

-
- la
de N.S.jeu Chrifo. Medit. p. 157
- la que el demonio nos propone,
, quando nos peruade, à que la fan
tidad confite en un no se que de
quimerico, que no acabamos de
comprehender: y que excede, y
fobrepuja à todas nuetras fuerzas:
-
eto es engaño, oyentes mios: to
das fus fendas fon muy llanas, y un
niño, por ignorante que fea, pue
- de entrar por ellas fin pena alguna.
O

Elos montruos de dificultad, que


nos figuramos, egun nueltra fan
tasia, fon efecto de una voluntad
timida, y nada generoa ; pero
quien nos la darà ? Dios folo pue
de, y no dudo que la alcanceis, fi
fe la pedis de buena fee.
/

y 58 Meditaciones fobre la Pation


PUNTO TERCERO.

Eu-Chrito llevó la abnegacion


de la propia voluntad à un
grado el mas eminente de todos;
pues no folamente prefirió la vo
luntad agena à la fuya; fino que
obedeció à la de aquellos, que no
tenian fobre el ninguna autoridad,
y à quienes, por configuiente, no
etaba obligado à obedecer: fe fo
metió à los Verdugos, que pro
figuieron azotandole, aun depues
de los treinta golpes que manda
ba la Ley; pudiendo quexare con
juta caua, oponiendo las Leyes
à fus crueldades: fe fometiô à los
Soldados, que le vendaron los
ojos, y le puieron la Corona de
epinas; y creeis, oyentes mios,
- - - que
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.P. 159
que en los intervälos de unos
tormentos tan atroces, no defea
ria el Hijo de Dios, tener algun
decano, para converar un rato
à folas con fu Eterno Padre? Pe
ro no, no hay que eperar ali
vio alguno: en lugar de darlele, le
precian à fervir de objeto de
mofa , y de diverion à todo
aquel infame Cuerpo de guardia,
y Jeus fe fujeta à ello, querien
do mas fometerfe à la voluntad
de etos hombres crueles, que re
tirare de fus manos , pudiendo
hacerlo tan facilmente. Eto si
que debe llamare facrificio ente
ro ; eto si que es verdadero ho
locauto, pues todo lo dà al fue
go de amor, fin refervar la mas
minima parte à fu propia vo
luntad. O admirable facrificio mu
- cho
16o Meditaciones fobre la Pasion
cho mas preciofo, y gloriofo de
lante de Dios, que el que pode
mos hacer de nuetros cuerpos,
y de nuetras vidas. O voluntad
fanta de Tesvs verdaderamente
digna de fer la regla de todas
las demàs voluntades Angelicas,
y humanas: y digna tambien de
que fe cumpla en el Cielo, y
en la Tierra pero en la Tierra
con la mima perfeccion que fe
cumple en el Cielo. Y me atre
vere yo. de oy mas à refitirme,
y no fometer la mia,que es tan cie
ga, y tan dipueta à toda fuer
te de mal,viendo,Señor, que Vos
haveis fujetado la vuetra, fiendo
tan prudente, y tan fanta.
Pero fe nos ofreceràn à no
fotros, por ventura, ocafiones de
imitar ete Punto tan elevado de
- . per
de N.S.jefu-Chrifto. Medit.p. 161
perfeccion ? Si , feñores, bien lo
odemos hacer , y en muchas,
que a cada palo ocurren. Se ofie
cen (por exenmplo) dos cofas igual
mente buenas, o indiferentes, y
età en nuetra mano elegir la que
mas nos agrada, o feguir el gu
to de la voluntad agena. En e
ta, y femejantes ocafiones un al
ma que buca con finceridad agra
dar à Dios , no fe detiene en
cumplir la determinacion agena,
acomodandoe à fu guto , mas
que à feguir el fuyo propio. Se
puede practicar tambien eta vir
tud entre los iguales, y aun con
los inferiores, quandó no mili
tan mas interes que el nueltro.
Si fe juega, vgr. podemos ceder
en que fea el juego, que los de
mas quifieren, y no el que yo
- eli
162 Meditaciones fobre la Pasion
eligiera por mi. Si me llevan à
el paseo, condecendiendo en que
me lleven por la parte que qui
fieren, y no por donde yo gute.
Si experimentamos algun tedio
en leer un libro, que nos prefen
tan, o en las converaciones, que
nos incluyen, y aun en los ve
tidos, que hemos de ponernos; fi
hemos de feguir eta regla, es ne
celario, que en todas etas cofas
nos acomodemos fiempre al ar
bitrio de los otros, &c. Por lo
que mira a nofotros mimos, no
hay un folo momento, en que
no podamos arreglarnos con la
agena voluntad,torciendo la nuel
tra. Se ofrece reprimire en cier
tos lances: no manifetar dema
fiado nueltras inclinaciones : no
pretender dar la ley en las con
VC
de Ns jefechrifo anditºr. 163
veraciones, obligando à los de
màs à callar por fatisfacernos à
nofotros mimos. En todos etos
cafos podemos negarnos, y ven
cernos, fujetando nuetra viveza,
y nuetro orgullo à el arbitrio de
los demas ; y no hay que decir
me: que eto es yà demafiado fu
tilizar ; pues nada pretendo en to
do ello, fino, que fe haga por
Dios aquello mimo, que fe hace
con tanta frequencia, y facilidad
por la politica de las gentes del
mundo, y lo que diftingue à los
hombres cortees, y atentos de
aquellos que no lo fon. O, Señor,
y Dios mio Tenemos tanto cui
dado de complacer a las gentes del
Siglo, dexandonos llevar con una
lamentable ceguedad de aquellos,
que nos conducen à el depeñade
1O?
164 Meditaciones fobre la Pasion
ro ? Hà, Chriftianos Quantos
fon los que fe pierden por ete ca
mino Quantas fantas inpiracio
nes Quantos buenos defeos fe fu
focan, y fe hacen inutiles por eta
maldita complacencia Bien fabeis
Vos, ô Dios mio, quantas almas
fe precipitaron por eta caua, y fe
entregaron al mundo, que teniais
Vos detinadas a fer vuetras ef
pofas; y ā que os glorificalen, y
edificalen la Iglefia con los dones
fobrenaturales de las virtudes. Ouè
es eto, Señor º no nos hemos de
hallar con fuerzas, fi no es quando
tratamos de refitir à vueltra volun
tad? Ha de fer tenido por una
ridiculez , querer agradaros, y
complaceros à Vos ; quando com
placer a el mundo nos parece tan
juto, tan facil, y tan racional:
Buen
/

de NS.jefu Chrio. Medit. 165


Buen animo, Almas Chritia
nas. Concluyamos eta Medita
cion, refolviendonos de de ahora à
hacer un entero, y totál facrificio
de nuetra propria voluntad. Con
fielo, que es heroyco: no niego,
que es grande; pero por lo mimo
es mas digno de Dios, y de los
Epiritus mas generofos. Nada hay
de mayor elevacion en el Chritia
nimo, y es el ultimo grado à que
puede fubir fu perfeccion. Pero le
tengo fin embargo por facilisimos
pues una parte de el, que es diri
girlo à Dios, con bien poca refle
xion podemos practicarlo. La otra,
que es la violencia, qúe nos hace
mos para exercitarlo, y es la mas
dificil, lo hacemos à cada palo vo
luntariamente por repetos huma
nos, Eta mima reolucion, enca
K • mi
166 - Meditacionesfobre la Paion
minada à Dios, es capàz de hacer
nos fantos à todos. Para fuavizar
la, y coneguirlo, no es meneter
mas, fino es mirar incluidos en la
voluntad de Dios à todos los fuce
fos de la vida: practicar una per
fecta obediencia à nuetros fuperio
res, ô à nuetra regla: y exercitar
en todos los lances la abnegacion,
y la fumision de nuetra voluntad
à la agena. -

Quantas bendiciones caeràn


fobre el Alma, que por Dios em
prehendiele ete exercicio? Quan
tos favores, y quantas caricias no
debe eperar recibir de fu Divino
Maetro? Hic eft Filius meus di
lectus, in quo mihi bene compla
cui. Ete es, dirà Dios por el que
asi lo executafe, ete es verdade
ramente mi muy amado hijo, en
" a - - quien
de N.S.jefu-Chrifto. Medit. x. y 67
quien he pueto todo mi afectos
ues el me hà entregado toda fu
voluntad, yo le fatisfare todos fus
defeos,y no eperare à que me pida,
para concederle lo que quifiere,
y folicitäre no folamente para si,
fino tambien para todos aquellos
à quien ama: al fin, Yo le colma
re de bienes temporales, y epiri
tuales en eta vida, y de bienes .
eternos en la otra. . .
Amen.
s º
º
a”.
r , , ,
sº.
, , , 3.
3, 4.
ºr
º "e º
-

ó 3 ..., 3 3. x.
º 3
y
, -

- , x”, 3%

- a “s
-y-
-. ,
«. -

r - , , , ,
º K2. SEX
168 Meditacionesfobre la Pation
sos ses sº» seseºs sº» es sºs
SEXT A MEDITACION:
D E EL Z E LO
DE JESUCHRISTo
EN sU D o L OR o s A
P A S S I o N.
Pro omnibus mortuus ef Chrius, ut quí
vivunt, jam non fibi vivant; fed ei, qui
pro ips mortuus eft. S. Pab. à los
Corinth. cap. 5.
Jeu-Chrito muriò por todos, para que
todos aquellos que viven, no vivan
yà para si mimos, fino es para aquel,
que diò fu vida por ellos.
Nº puede llegar el zelo à ex
tenion mas heroyca, ni
exercitare con mas vivo ardor,
- e que
de N.S.jef Chrito. Medit pºr 169
que quando llega hata el termino
de perder la vida; ni puede er
mas encendido, que quando abra
fa à el Univero entero: tal es el
de nuetro Salvador; y fitodos los
hombres no e falvan, no que
da por Jesvs, ni por falta de fus
ardientes defeos. De modo, Chri
tianos, que finos condenamos, es
por culpa de nofotros mimos;
pues no podemos decir, que le que
dô que hacer por nofotros à nue
tro Divino Maetro, haviendo da
do u vida por la Redempcion de
todos los hombres: y abiendo
nofotros de cierto, que no eta
mos excluidos de eta copioa Re
dempcion: Dilexit me, c9º tra
didit femetipfum prome.
Me parece, que fiendo nue
tros defeos paflar todos los dias,
K3 que
17o Meditaciones fobre la Pafíon
que nos quedan hata la Paqua en
un etrecho retiro à los pies de
esvs Crucificado, en nada nos po
demos ocupar con mas utilidad,
que en confiderar el zelo, que le
puo en aquella Cruz, y los fervo
rofos defeos, que tuvo, de que to
do el Mundo fe aprovechaffe de fus
tormentos. En qualquier etado,
que nos hallemos, fea fervorofo,
tibio, o infenible, hallaremos va
rias confideraciones, que nos con
firmaràn en la pràctica de la vir
tud: nos excitaràn à entrar de ve
ras en ella: o nos facaràn de toda
fuerte de males, fi tenemos la de
gracia de hallarnos fumergidos en
ellos. - -

esvs murió por los fervoro


fos, y por los tibios, por los in
fenibles, y por los Santos,
- - OS
º
de AVS.jeu chrifto. Medit.prr. 17 r
los pecadores, y por los rèprobos.
Hombre fervorofo fe llama, y es
aquel, cuya voluntad età dipue
ta de modo, que e mueve para
todo lo bueno, con el mimo ar
dôr, que el fuego và à fu esfe
ra, y la piedra cae à fu centro:
aquel, que no tiene otro fin, ni
otro objeto que agradar a Dios: que
aprecia en nada todo lo demàs:
que vence todos los obtaculos:que
fe rie de los vituperios de los hom
bres: que deprecia fus màximas, y
fus difcuros: y que no hace etima
cion, ni de fus riquezas, ni de fu fa
lud, ni de fu vida; fino en quanto es
del agrado de Dios,à quien folo de
fea complacer. Es un Alma tan
amante de la mortificacion, y de
la Cruz por el amor de Jeu-Chri
to, que es precio tirarle de la rien
K4 da
172 Meditaciones fºbre la Pafion
da de fu fervor, y merece mas en
abtenere de padecer, que los de
màs padeciendo. Es un Alma al
fin, que jamàs fe pàra à deliberar
entre dos diferentes partidos s fino
es quando llega à ¿ qual es
el mejor: y al punto que lo co
noce, fe determina enteramente à
feguirle.
Y fe encuentran muchas de etas
Almas? Sin duda que si; pues fue
ra en vano haver muerto Jesvs de
un modo tan cruèl, y havernos
dado unos exemplos de tan exce
lentes virtudes, i nadie los huvie
fe de imitar. Si, Señor, y Dios
mio, bien fabeis Vos, que las hay
en todas partes, y aun muchas
mas de lo que fe piena; pero folo
Vos lo fabeis: multiplicad, Señor,
el numero de ellas, pues os dan
- al º
de N.S.jef Chrifo Meditºr 173
tanta gloria, y honran tanto à
vueltra Cruz. Catholicos, aunque
esvs murió por todo el Mundo,
debemos no obtante confear, que
particularmente murió por etas Al
mas, y que etas fueron por las que
fe propuo epecialmente fufrir, y
padecer porque etas le debian imi
tar por medio de una abnegacion
perfecta,y de una exacta conformi
dad con fupaciencia, y con fu hu
mildad,&c. Me atrevo à decir, que
aunque fea cierto, como lo es, que
la Muerte de Jesvs fue para todo
el Mundo; pero todas las circun
tancias de fu Muerte fueron muy
en particular para eta clafe de Al
mas fervorofas.
Murió para procurarles aque
llas grandes gracias, aquellas lu
ces, aquel ardor, y aquellas fuer
ZaS
174 Meditaciones fobre la Pasion
zas extraordinarias de fu liberalí
dad.No necesito Yo excitar en ellas
el juto reconocimiento à unos be
neficios tan grandes; pues nadie
odrà decir mejor que ellas lo que
deben à Jeu-Chrito , quando fe
acuerdan de lo que fueron en el
tiempo, que etaban como los de
màs del Mundo, y la mudanza
que fe hizo en ellas : Non fecie
taliter (dicen en fu corazon) om
mi Nationi. Las encargo si, que
fe ocupen en eta confideracion,
durante eta Semana Santa, pa
ra que vean en las Llagas de Je
fu-Chrito las ventajas de fu di
cha.
Por vootras principalmen
te, ô Almas generofas , es por
quien fue crucificado: quiero de
cir , por vootras , que Pº C1S
-
de N.S.jefu-chrifto. Medit."I 175
feis todo vuetro cuidado en imi
tarle, y eto es lo que epera de
vootras: Repice, º fac fecun
dum exemplar, quod tibi in AMon
te montratum eft. Confiderad to
das las circuntancias de Jesvs fu
friendo, y obervad la diferiencia,
que fe encuentra entre el, y vo
fotras: Quos vocavit, hos º pre
definavir conformes fieri imagini
Filii fui. Es necefario que quiteis
(en quanto es posible) todas etas
diferiencias, y no dexeis la obra,
hata poder decir: Chrifto confixus
fum Cruci. Y a la verdad, à que
coas no etais obligadas, ni en que
podreis hallar dificultad, depues
de un exemplo tan eficàz, como
el que os hà dado ? Pero noo
tros, que no hemos recibido etos
grandes beneficios, que fruto de
be
176 Meditadones fobre la Pasion
bemos facar de eta confideracion,
viviendo en la tibieza? Nos debe
mos confundir, Catholicos, en la
preencia de Jesws Crucificado.
Alli verèmos la diferiencia,que hay
entre nuetra floxedad, y el fer
vor de etas Almas fantas. Asi ad
miraremos el poco aprovechamien
to, que hemos facado de tantos
trabajos. Hemos fido todos reen
gendrados por Jeu-Chrito en la
Cruz; y no es cofa bien etraña, (o
Dios mio) que una mierable cria
tura os haya cotado tantos dolo
res: y que unos tan crueles tormen
tos, no hayan producido en noo
tros mas que una tan imperfecta fe
mejanza? Pero fi ete Señor es el
perfecto modelo de los predetina
dos, bien pocos hay fin duda : ferè
yo de ete numero? Lo ere fin
du
de NS.jef-Chrio. Meditºr, 177
duda, fi foy femejante à el; y fi no
lo foy ferá para mi la mayor de
gracia, porque las feñas fon contra
el logro de mi dicha, y no tengo
que replicar. O que mal hacen
aquellas peronas, que tiemblan al
oir el nombre de predetinacion,
debiendo al fin excitare à traba
jar, para llegar à fer predetinados
Fac, ut predeftineris. Entrad por
el camino, y fi cafo le ignorais,
idà bucar à un sábio Director pa.
ra que os le enfeñe; i ete os hir
cieffe temer con juta caufa ir al
Infierno por aquel camino, dexad
luego efe camino, y bucad otro
mejor, y mas feguro. Epero, qué
eta vez abriremos los ojos, y que
el fegundo Punto, que yà voy à
explicar, nos fervirà de mucho pa
ra eto. . . . . .. - º
• PUN
178 Meditaciones fobre la Pation
- fo

PUNTo SEGUNDO, o
L zelo de Jeu-Chrito fe ex
tendió hata) los tibios, y
hata los pecadores: eto es digno
de toda nuetra admiracion; por
que eta epecie de Almas uan
muy mal de un tan fingular bene
ficio, y manifietan tan poco re
conocimiento à el; o por mejor
decir, abuan de el con tan enor
me ingratitud, que es maravilla,
que ete Señor fe expufiele à tan
tos trabajos, para facarlos de la
infelicidad en que etan. Sin em
bargo e hallan (me direis) mu
chos hombres, llenos de zelo por
los pecadores; pero hay, Chritia
nos, eta notable diferiencia, por
que etos no fe ven ofendidos de
de N.S.jeu chrifto. Meditºr 179
ellos; y fi no fon recompenados
de los hombres, lo feràn fin duda
de mano de Jeu-Chrito.
O: Dios mio: quando confide
ro por una parte en etos tormen
tos tanta crueldad, y tanto ardor
en Vos para fufrirlos: quando por
otra hago reflexion, por quien los
padeceis, y que fue por nofotros:
por nofotros, que no queremos ha
cernos por Vos la menor violencia,
ni fufrir la mas ligera incomodi
dad: quando veo,que os diputamos
unas cofas tan frivolas: que no fa
bemos etimar ete beneficio, ni
queremos aprovecharnos de el. Ot
que bondad, digo entre mi, que
zelo tan puro, y tan desinterela
do Pero por que, Señor, por
que no dexais perecer aquella de
dichada Alma, que con tanto de
--- . den
18o Meditaciones fobre la Pafion
dèn rehua feguiros? Sin duda lo
merece, y merece jutamente vue
tro abandono; pero vuetra com
pasion es mayor, que todos nue
tros delitos. Os haveis enterneci
do à la vita de nuetra perdida, y
de los males en que ibamos à caer;
eta vita terrible, eta vita de
graciada, à pelar de nuetra villa
na ingratitud, os obligó à padecer
la muerte, para falvarnos. Pero de
que nos firve vueltra compasion,
Diosmio, fi fiempre nos vemos in
clinados à perdernos ? De que nos
firve vuetro zelo, fi no le tenemos
nofotros por nofotros mimos, fa
biendo de cierto, que no ayudan
donos nofotros, Vos no nos al
vareis, como dice, San Agutin;
Qui creavit te fine te, non Jalva
bit te fine te Quien ha vito jamàs
- - feme
de N.S.jefu-Chrifto. Medit. I. 18 r
femejante de cuido ? Nos porta
mos, por ventura, con eta frial
dad en los negocios de menos
confequencia, y que fuelen im
portar tan poco ? Hà, Señor e
to nace de que jamàs hemos
penfado, como fe debe, hata aora
en ete unico, e importante ne
gocio. *

Ocupacion para el retiro en la Se


mana Santa.

T)ORque hablarnos tanto, y pre


dicarnos tanto de eta falva
cion,de eta alma, y de eta eterni
dad?En efecto ello es cierto,que no
etoy en el mundo fi no para al
varme ? es verdad, que eu-Chri
to no e hizo hombre, fino folo
para ete fin ? Es infalible, que
L *- al
182 Meditaciones fobre la Pasion
algun dia debo morir , y dàr
quenta muy exacta de mi vida?
Que debo fer juzgado, y catiga
do, o recompenfado eternamente,
fegun lo mereciere? Yà tengo can
fados los oidos de ecuchar etos
difcurfos; pero en fuma, es ver
dad todo eto º Etoy bien con
vencido à que Dios me ve : y que
es tetigo de mis impiedades: Que
es el minio, a quien buelvo las e
paldas, quando deprecio fus inpi
raciones? Que es el propio,à quien
ofendo ? Que fu Sangre es la que
ultrajo ? Es eto fueño, o realidad?
Si de verdad es fueño, demafiado
nos ocupa vamos à el recreo, y
à la diverion : Fruamur bonis,
que funt, edamus, c9 bibamus,
69 c. Nullum fit pratum , quod
mon pertranfeat luxuria noira,
º r, «-. - Con
de N.S.jefu-Chrifto. Meditº I, 183
Continuemos en amar el mundo:
en hacer mas cafo de los hombres
que de Dios: en tener mas cuida
do del cuerpo que del alma. Pero
fi fon realidades, como efectiva
mente lo fon, y filo creo: fi todo
eto es verdad, cómo vivo, y còl
mo hablo ? Que es lo que pieno,
y que es lo que he penado hata
aqui? Si antes me huviera muerto,
ò fi me muriele aora ? Dedichado
de mi O mi Dios quân bue
no, y miericordiofo fois; pues
me haveis eperado hata aora Yà
veo, que no querreis eperar mas.
Por ventura la muerte vendra bien
preto. Pero puede fer que no. Y
fobre un puede fer, dice S. Chry
fotomo, librais la feguridad de un
alma, y vuetra eterna felicidad,
ò infelicidad Es precio para efo
L 2. ha
l -
184 Meditadones fobre la Pafíon
haver perdido el juicio.
Veamos, pues , fi etoy fe
guro de ete importante negocio.
Etoy acao en el camino que
conduce à el Cielo º Puedo etàr
cierto de que,continuando en hacer
lo que hago,mebatarà: No fea que
con eto folo me buelva peor. Po
dre etàr con feguridad à la hora de
la muerte º Pero no, no pretendo
vivir fiempre en etas dudas. Cui
dado,Señores:que los que andan en
el camino de la maldad, mientras
mas dilatan fu converion, en peor
etado la ponen; porque no es facil
falir de una inveterada cotumbre:
puede fer que no llegue jamas ele
tiempo, que detinais para conver
tiros. En efe cafo, ereis juzgados
por el etado, en que os hallafeis
entonces, y no fobre aquel que os
ha
de NS.jefu-chrifto. Medit.p I, 185
haviais imaginado, y detinado pa
ra enmendar vueltros defordenes.
Llamemos, Chritianos, una vez
nuetra razon à conejo, y diga
monos à nofotros mimos: fi creo
firmemente todo eto, que es lo
que puedo alegar depues fobre la
vida, que hata aqui he llevado?
Adonde età mi razon,y mi juicio?
Etoy viendo, que por un daño te
mido, y dudofo, el Mercader ar
roja al mar fus mas ricos generos:
el otro, à quien fe le quema la
Cafa, dexa que el fuego confuma
todos fus muebles, y ecapa de
nudo: vemos à otro dàr todo fu
dinero, por librare de una infa
mia: vemos à un enfermo, que
entrega fu cuerpo à mil linages de
martyrios, por recuperar la falud:
y eto todo es incierto, nife fabe
-, -” L 3.
186 Meditaciones fobre la Pafion
fi correponderá el fuceo à las
diligencias, que fe hacen para con
feguirlo. Pero en lo que no hay
duda, y es una verdad infalible, es
en lo que me intima la Fe. Pues que
debo yo hacer? Mi falvacion età
en duda : etoy en un evidente
peligro de perecer eternamente: en
mi mano eta el afegurar mi di
cha eterna; y no hago quanto
puedo? Hago tan poco, o hago
cafi nada ? Dios mio, yo reuel
ve dede oy emplear en eto to
do lo que me queda de vida:
ete es un negocio para mi muy
importante, para abandonarle mas
a la duda: no me và nada menos,
que una eternidad que me epe
ra; en cuya comparacion cinquen
ta, ni feenta años de vida, fon
nada.
. . —. Quan
de NS.jef-Chrio. Medit. I. 187
Quando todas las cofas fe exa
minan con un poco de atencion,
y con un epiritu libre, y defem
barazado, no fe puede menos de
quedar como atonitos, vien
do el modo con que fe ha vivi
do: digamos, pues, de de luego:
C), Dios mio Yo conozco que
vivo mal , y que para falvarme
necesito mudar de vida: yo no
se lo que me hago, ni conozco lo
que foy : mi epiritu età lleno de
mil deignios obre mi fortuna,
y mis paflatiempos. No, Dios mio,
no es eto lo que Vos quereis de
mi: todas etas cofas fon perece
deras, y me debo aplicar à bucar
las que fon permanentes. Cômo he
vivido yo hata aqui? Como me
he dexado llevar de la corriente
del Siglo ¿ Cómo he hecho tan
- L 4. LO
188 Meditaciones fobre la Pation
to cafo de las cofas que no merecen
alguno?Cierto que las peronas jui
ciofas tienen fobrada razon en te
nerme por un inenfato. No, no os
pueden tener portal,os dire yo pues
etàn viendo, que en todas las de
màs cofas os portais con jui
cio, y con prudencia ; y folo para
eta os faltan: eto pareceria in
creible, fi no fe vieffe cada dia.Yo
no foy de aquellos, que mas han
llegado a penetrar eta verdad; pe
ro con la poca inteligencia, que
tengo de ella, me parece, que la
conducta del mundo, en éte pun
to, es mas impenetrable, que el
Myterio de la Santisima Trini
dad, y que la eternidad mima.
Nada hàllo en todos los Myterios
de nuetra Santa Fe, que pueda fer
contrario à la grandeza, a la bon
- - dad,
de N.S.jefu-Chrio. Medit. "I. 189
dad, y à el poder de nuetro Dioss
pero aqui, todo me parece opueto
à nuetras propias luces: aqui hay
unas terribles contradicciones en
tre la Fe, la razon, y nuetra con
ducta.
Es coa eta que aturde,à la ver
dad: y mientras mas fe vè, me
nos me comprehende; pero lo que
mas fe admira es, que lo que nos
devia de nuetra obligacion, es un
falo temor, y unas cofas dignas
de el mayor deprecio: y eto me
parece fe quedarà fin enmienda,
hafta el fin de la vida, como fija
màs fe huviera hablado de ello:
la razon es; porque no fe llegan à
comprehender bien las confequen
cias de ete importantisimo ne
gocio. O Dios mio de que nos firve
la razon Pero, y bien continuare
.. . CIl
19o Meditaciones fobre la Paion
en eta manera de vida ? Si; pero
por que razon º Seguro età que
me podais dar una fola. Pues fi
no la hay, que fe figue ? fino es
que mudemos dede oy de con
ducta; porque quizas no era tiem
po mañana. Hagamos, oyentes
mios, algun esfuerzo por nofo
tros, ya que Jeu-Chrito hizo tan
tos, y nos enfeño los que debia
mos hacer. O , Señor , y Dios
mio concedednos, que eta con
fideracion nos fea util, y prove
choa. Ya etamos convencidos;
pero fi no nos refolvemos, de que
nos fervirà todo eto, fino para
hacernos menos ecuables, y mas
delinquentes?
-. Murió tambien ete Señor por
los reprobos Chriftus mortuus
et pro peccatis notris, non pro
º 70
de N.S.jefu-Chrifo. Medit.VI. 19 y
motris tantum, fed &º prototius
mundi. Y por que º porque no
falte de fu parte : y porque los re
probos no puedan depues alegar
pretexto alguno, quando fe les
condene á el Infierno. Eta es la
razon porque en el dia delJuicio la
Cruz adorable de mi Salvador, y
fus Llagas, convenceràn à los re
probos de u obtinacion: enmu
deceràn etos infelices, à vita de
ete epectaculo: no tendràn ofa
dia de defendere, con la afectada
imposibilidad de la pràótica de los
Mandamientos que fe les intima
ron; y fe les prefentarà la Cruz,de
adonde dimanaron todas las gra
cias,para animarlos,y fortalecerlos.
Y quizas diràn, que no lo fabian;
que fueron engañados, y que
nunca penaron, que ete negocio
. . fue
*-
1 o 2 Meditaciones fobre la Pasion
fuee tan confiderable 5 pues te
nian el pecado grave, por una
cofa muy leve. Pero no les val
drà eta frivola difculpa.
Pues que les dirà Jeu-Chrito:
hè de haver Yo derramado toda
mi Sangre por una niñeria? La
vita de un Dios muriendo , no
debiera, à lo menos -, haveros
peruadido , ā que ete negocio
pedia algunos momentos de mas
seria reflexion º Olaràn quizà pre
textar, que ignoraron el camino
del Cielo. Pues que ? No lo oye
ron predicar tantas, y tan repe
tidas veces ? No tuvieron una
multitud de exemplos, y de li
bros, que fe lo enfeñaban?
Por que murió Jesvs. Murió pa
ra poner en falvo u Juticia, y pa
ra que los condenados no pudie
- . en
de N.S.jefa Chrifto. Medit.P.I., 193
en quexare del juto, aunque ri
gurofo, modo, con que los cati
gara. No quereis aora, o pecado
res, confiderar à un Dios crucifi
cado por vuetro amor, y para fal
varos? Pues fabed, que le tendreis
eternamente prefente a vueltros
ojos: y ete objeto, de quien no
os haveis querido aprovechar, fe
rá la caufa de vuetra mayor penal
Sus Llagas, fu precio a Sangre, fu
cruel agonia, os echaràn eterna
mente en rotro vuetra infenfibi
lidad: y llenos de rabia, y de con
fuion , gemireis , y llorareis
para fiempre con un depecho
perdurable, e inutil. Un Dios mu
rio por mi, y me veo condenado
eternamente Mi alma fue reca
tada à tan alto precio, y la he
perdido, fin recuro à fu miericor
dia:
194 Meditaciones fobre la Pasion , ,
pia Dios me ha amado hata ete
extremo, y me veo dedichado pa
ra fiempre! Un Dios e hizo hom
bre para abrirme las puertas del
Paraio, y etoy en el Infierno
Dios me quio dar asiento en el
Cielo, pues hizo tantos extremos
para que yo le lograra, y fu defeo
era de fu parte eficàz; pero no qui
fe aprovecharme de tantos dolores,
de tantos esfuerzos, de tantos cui
dados ; y eta copioa fatisfaccion
de nada me ha fervido Os exhor
to, Chriftianos, à tener un zelo
fanto los unos con los otros , ā
imitacion de eu-Chrifto; pero
fifois fervorofos, no necesito de
animaros à ello; pues en cono
eiendo la importancia de la falva
cion, y quan amable es nuetro
Dios, trabajareis para coneguire
* -- º *
de N.S.jeu Chrifto. Medit.PI t9 y
la con facilidad, y con alegria.
Pero fi fomos tibios, como hemos
de tener zelo por la falvacion de
los proximos, quando nos de cui
damos tanto de la nuetra ? Si no
hacemos las cofas necelarias para -----

nofotros mimos; como podremos


hacer las que fonde fupererogacion
para los demàs ? No me queda otra
coa que fuplicaros,Catholicos,fino
que os llegueis à oir lo que os dice
Jeu-Chrito defde el Ara de la
Cruz: Todas etas penas, dice, me
han parecido ligeras, en compa
racion de aquellas, de que os he li
brado. Pues por qué haceis tan po
co cafo de ellas? Por que cuidais
tanto de vueltros cuerpos, à vi
ta del mio depedazado º Por que
tantos gutos , y tantas delicias,
quando Yo me he privado de todo
* - ) COIl
196 Meditaciones fobre la Pation
confuelo,y de todo alivio por vue
tro amor? AMiferere animae tue,
placens Deo. Tened latima de
vueltra alma; y no peneis que
la muerte ha de poner termino à
fus mierias, fiendo, como es, in
mortal: vueltro cuerpo perecerà,
y no quedarà ratro de el hata fure
furreccion:os faciareis aora de unos
gutos, que aumentaràn los tor
mentos del alma, durante toda la
eternidad. AMiferere animae tuar.
Creedme, tened läftima de vue
tra alma, de quien Yo he teni
do tanta compasion. No podeis
falvarla en queriendo confervar el
cuerpo: ella perecerà infaliblemen
te: y por ella ha de padecer tam
bien, eternamente el cuerpo. E
to es Articulo de Fe ; pro
curad er mas abios en adelante
-- CIl
de N.S.jefu-Chrilo. Medit."I, 197
en un negocio de tanta impor
tancia, poneos de la parte mas fe-,
gura: no hay otro camino para
el Cielo, que el que os he enfeña
do. Yo le he andado primero: foy
el modelo, à quien debeis imitar;
pues he vencido primero todas las
dificultades, que es lo que debeis
temer depues de unos grandes
exemplos: Abrazaos luego con la
Cruz; pues folo por fu medio po
dreis entrar en el Cielo: Yo os
lo prometo, i os quereis unir con
migo. No hay que dudar en eto,
almas fantas, no puede haver fal
vacion fuera de la Cruz: decidle
en vita de eto con el Dicipulo del
Salvador 3 pero fe lo haveis de de
cir de todo corazon: O boma Crux,
que decorem ex membris Chri
ti accepiti O dulce Cruz O
- M Cruz
198 Meditaciones fobre la Paion
Cruz amable O, y quanto os
haceis defear Adonde etabais ef
condida, quando yo os bucaba
con tanta folicitud ? Quantas la
grimas, y fupiros me haveis co
tado Pero, en fin, yà me ten
go por dichoo; pues he llegado
à poeeros, y à morir en vue
tros brazos.
Si etos fon los fentimientos
que Jeu-Chrito, y los Santos tu
vieron acerca de la Cruz, o Dios
mio, quàn diferentes fon los nue
tros.Con que anias,y con que an
helo la bucaron los Santos,y con
que cuidado huimos de ella noo
tros. O es precio que nofotros ten
gamos otros entimientos diftintos
que los Santos, o (fiJeu-Chrito no
fe engaño) que etemos peruadidos
à un error muy grolero. Pero º
C
de N.S.jeu Chrifto. Medit. "I 199
debemos, por ventura, prometer à
Dios bucar en adelante la Cruz
mas peada ? No, Catholicos, no
es à eto à lo que fe dirige mi con
fejo: eto feria demafiado para no
fotros, y fin duda faltariamos à
nuetra palabra. No fe debe ofrecer
à Dios en la oracion coa alguna,
que no fe pueda cumplir : hemos
de confiderar, que nuetras pro
melas fe dirigen a un Dios Omni
potente. Pues fegun eto, de que
nos debe fervir (me direis) la con
fideracion de los tormentos de ete
Divino Salvador ? De mucho,
Chriftianos, porque firve para hu
millarnos, y confundirnos; por
que que verguenza, y confuion no
debo tener, de haver recibido tan
mal la Cruz, de haverla manife
tado tan poco amor, y tan poca
M 2. fu
zoo Meditaciones fobre la Pation
fumision ? O Dios mio, quàn
fenible he fido à la menor pala
bra quantas cobardias me han de
tenido y quales han fido mis di
curos. Si huviera padecido con pa
ciencia todo lo que me ha fucedi
do, que confuelos, que theforos de
gracia,yde merecimientos los mios:
yà todos etos males fe huvieran pa
fado, y me quedaria por ellos mu
cho merito , y una recompena
eterna. Si no puedo vencer mi co
razon hafta el punto de amar la
Cruz; procurare con todas mis
fuerzas amar menos los gutos, y
los placeres, ofreciendo privarme
de ellos. O Dios mio, diponed
me por vuetro amor de eta forma
para recibir los mayores bienes. O
Divino Jesvs mio bendecid nue
tras reoluciones, para que ean efi
caces Amen. SEP
2 or

ssessee se se este se ses


SEPTIMA MEDITACION
DE LA

TRAICION DE JUDAS.
juda oulo Filium Hominis tradiºS Luc.
cap. 22.

O Judas te pones à vender el Hijo


del Hombre, tomando por feña el
oculo de paz?

A QUI tenemos un gran mo


tivo para meditar: eta es
la traycion de Judas: delito el mas
enorme , y execrable de todos
quantos jamàs fe han cometido.
Ruegoos, Señores, que hagamos
aqui alguna reflexion. Lo prime
ro, obre fu pecado lo egundo,
---- M3 fo
2 o 2 Meditaciones fobre la Pation
fobre u obtinacion en el: y lo
tercero, fobre fu muerte impeni
tente. Quanto hay en eto es muy
fingular, y del todo extraordina
rio. Dadnos, Dios mio, un rayo
de vuetra foberana luz , para que
nos aprovechemos de la fuma de
gracia de ete traydor, y para con
cebir tanto horror de fu perfidia,
que jamàs lleguemos à imitarle.
Haviendo conocido Judas los
deignios de los Sacerdotes, y E
cribas, y los vanos esfuerzos que
havian hecho tantas veces, para
apoderare de la perona del Hijo
de Dios, concibió en fu corazon
el mas detetable deignio, que ja
màs pudo formar hombre alguno.
Fue à bucar los enemigos de fu
Maetro, y les dixo: Os confide
ro perplexos, y dudofos en el in
t. . º. . tCIl
de N.S.jefu Chrio. Medit. p. II. d
tento que teneis de apoderaros de
esvs Nazareno; por el dia temeis
à el Pueblo, y por la noche igno
rais adonde fe retira: que es lo que
me quereis dàr, y yo os lo entre
garè ? O montruo infernal, tienes
alientos para entregar, y vender
un tan buen Maetro ? Le quieres
poner en manos, y à diferecion
de fus mas crueles enemigos, fir
viendote del tierno amor que te
tiene, para cometer tan horrible
perfidia ? No obtante fe ofrecio à
ello: prometen darle treinta dine
ros : acepta el precio, y ofrece
cumplir fu palabra ; y dede aquel
punto empezò à bucar ocaion
oportuna, para hacer efectiva fu
promea. Se llega à la Cena: buel
ve à falir, pidiendo Soldados, à
quienes dio la feñal, en que ha
M4 vian
2o4 Meditaciones fobre la Pation
vian de conocerle : fe acerca à
el Hijo de Dios: le faluda, le dà
oculo de paz, y fe echaron fobre
fu Divina Perona aquellos crueles
Minitros : aqui fe pueden hacer
varias confideraciones. -

La primera, fobre la enormi


dad de fu delito ; fobre la injuticia
de ete traydor vendiendo à un
Inocente, à un Santo,y à un Dios;
fobre u ingratitud: un Apotol,
tetigo de fus Milagros,y de fu Po
der, le vende por el vil precio de
treinta dineros. Admiremos en e
to la flaqueza, la mieria, y la fra
gilidad epantofa del hombre.
O Dios mio que coa hay
en el mundo, por mala que fea,
que el hombre no fea capaz de co
meter? Pues un Apotol pudo ven
deros como à un vil eclavo, en
N UIC
de N.S.jefu-Chrifto. Medit."II.2o.5
¿ tregandoos en las manos de aque
llos que os bucaban para quitaros
la vida. O, como debemos llenar
nos de temor , y humillarnos à
b. vita de eto Si yo me hallafe oy
un Apotol, debiera temer fer ma
ñana un Judas. Todo lo que otro
hombre puede hacer, puedo co
meter yo tambien, y er aun peor,
que todos aquellos, cuya vida, y
cuyas obras me ecandalizan , fi
Vos me defamparais un folo mo
mento. No me dexeis, Señor, en
poder de mi mimo: toda mi con
fianza età pueta en Vos: etoy
enteramente peruadido de mi fla
queza; y fi no caygo en los mayo
res defordenes, à Vos folo debo
la gloria: lo se muy bien por mi
propia experiencia; pues he vito
batante en lo que he hecho, para
- - CO
-
zo6 Meditaciones fobre la Pasion
conocer lo que foy capaz de co
ImCIC1. s

Admirèmos lo egundo, ha
ta adonde puede arraltrar la avari
cia de un corazon, que fe halla
poleido de ella. Bien fabeis, oyen
tes mios, los odios, las difenio
nes, las querellas, y los homici
dios, que el amor del oro, y de
la plata han caufado en el mundo:
ete es el origen de la mayor par
te de los delitos mas enormes. Te
neis acao en vueltro corazon eta
pasion cruel ? Notad como po
dreis faberlo para reponderme.De
cidme: reconoceis en vootros al
guna repugnancia al dàr limona,
al pagar vuetras deudas, y al dif
penar lo necelario à vuetra fami
lia? Quando experimentais alguna
perdida en vueltro caudal, fea
C
N

de N.S.jefu-Chrifo. Medit y II. 2o.7


el juego, ô por otro qualquier ac
cidente, os fentis muy turbados?
Haveis llegado alguna vez à ven
der a Jeu-Chrito por amor de el
dinero, ô por ganarle, ò por mie
do de perderle ? Decidme la ver
dad: no haveis mentido, y jura
do por eto alguna vez º Judas lo
hizo por treinta dineros: la canti
dad no era tan poca como enten
deis, à lo menos fi la comparais
con vootros mimos 5 porque
quantas veces, por menos, os ha
veis enfurecido, haveis maldeci
do, llenando de ultrages, y aun
de engaños à vuetros proximos?
O Dios mio, que verguenza es e
ta venderos por un poco de e
tiercol , vendiendo a el mimo
tiempo mi alma, el Paraio, y mi
eterna falvacion O infeliz, y de
— di
2 o8 Meditaciones fobre la Pasion
dichado dinero , que tanto he
amado, y de de aora quiero abor
recer ; pues me ha pueto tantas
veces en ocaion de ofender à
Dios! O Dios mio, quien pudie
ra recatar con la ruina de todos
mis bienes , los pecados que el
amor à ellos me ha hecho cometer
Asi lo hare, Dios mio, dando
parte à los pobres de etos mimos
bienes, y à Vos por manos de
ellos. Hata aora me han fido oca
fion para ofenderos: epero de vue
tra piedad, que me eran en ade
lante un medio eficaz para ferviros.
Lo tercero haveis de con
fiderar , que Judas no llego à
ete extremo de repente: era de
fuyo naturalmente inclinado à
la avaricia ; y fiendo al mimo
tiempo Theorero del Colegio
Apo
de N.S.jefu-Chrilo. Meditº II, 2o.9
Apotolico, hurtaba de quando en
quando algunas pequeñas cantida
des del Depofito comun. Un hom
bre mas prudente, y que tuvielle
defeo de fu falvacion, huviera pe
dido a Jeu-Chrito, confiale a
otro eta epecie de adminitracion:
es verdad, que era poco lo que to
maba, porque no era mucho lo
que tenia; pero eto poco fue avi
vando, y acrecentando mas , y
mas fu pasion: crecio al fin de
mafiado, hata que ultimamente
llegó a el punto que hemos dicho.
De quantos avifos fe pueden dar a
un hombre, ean para la vida ci
vil, ô moral, o para la vida chri
tiana, y perfecta, el mas util de
todos, el mas necefario, y el mas
importante, es el que os voy à de
cir. Debeis, Chritianos, procu
1íl 1.
2 ro Meditaciones fobre la Pasion
rar examinaros, y conocer vuetra
pasion dominante, y etar conti
nuamente fobre avio contra ella.
Parece cafi nada a los principios;
pero fi os de cuidais, la vereis bien
preto que os tyraniza, y llegarà
dia en que no la podreis fujetar:
fe prefentarà ocaion, en que el
demonio os tiente con todas fus
fuerzas, y os haga caer, y os pe
dais. Aunque las faltas de oy fean
pequeñas, no dexa por ello de for
mare la cotumbre de la mima
manera que en las mayores. Es
verdad, que aora no decis mas que
unas mentiras leves para ecuar
vuetros defectos; pero fi os aco
tumbrais à mentir, en llegando el
cafo de ecuaros de otras faltas ma
yores, os hareis bien preto perju
ros. Es verdad, que lo que hurtais
CS
de N.S.jefu-Chrifto. Medit."II. 2 1 r
es cofa de poca monta; pero la
pasion de tener mas, crecerà, y
llegareis con ella à ufurpar grandes
cantidades. Es verdad, que oy fo
lo teneis unos ligerós penamien
tos, y quando mas, un mirar algo
menos honeto; pero cuidado, Se
fiores, que las confequencias, en
una materia tan lubrica, pueden
fer funetisimas; pues que fi acafo
tenemos alguna pasion , ö alguna
aficion vehemente, por qualquier
coa que fea, aun de las mas licí
tas ; y digo mas, aun las mas fan
tas º Arranquemosla, y eto, fea
la que fuere, fea por el juego, por
las Comedias, por alguna pero
na de exo indiferente, por la co
dicia, por elevarnos fobre los de
mas: detruyamos etos montruos
luego que empiecen a nacer. El pri
IIl Cl
212 Meditaciones fobre la Pation
mer facrificio de ellos, en fus prin
cipios, es abandonar, o impedir
la oracion, en cuyo tiempo poco
os pudieran inquietar 3 pero de
pues llegareis à facrificar por ellos
vuetra alma, y vuetra Religion.
No lo permitais, Dios mio: cu
radme , Señor, de mis pasiones:
quiero velar en adelante con cui
dado fobre ellas, para no dexar
me arraftrar de ellas,por muy leves
que fe me figuren: harto llevado,
Señor, me fiento de la inclinacion
de feguirlas. Procurare confervar
mi corazon libre de todas, para
que Vos folo feais dueño de el, y
que llegueis à reynar folo en el con
un imperio aboluto. Pero todavia
veremos mejor lo que puede una
pasion, yà arraygada, por la ob
tinacion de Judas en fu pecado.
- Es
de N.S.jefu-Chrio. Med"II, 213
Es cierto, Catholicos, que Jei
Chrito no omitió cofa alguna de
fu parte, para que aquel rebelde
corazon bolviera fobre si. No sè
como pudo reitir à la tierna de
pedida, que hizo Jesvs de fus Apo
toles en el Cenaculo, diciendoles:
que iba à derramar u Sangre: que
la hora era yà llegada: y que que
ria antes comer con ellos por la
ultima vez. No podia dicurrir
ete alevoo, que previniendo Je
fu-Chrito fu muerte, veria tam
bien fu delito º Jesvs fe lo declaró
en alta voz, diciendo: Uno de
vofotros me ha de vender; y ha
viendole preguntado el mimo Ju
das, fi era el, le repondio, que si:
y añadió mas, diciendo: Que el
era precifo que muriele; pero que
dedichado de aquel, que le havia
- N de
2 14 Meditaciones fobre la Pasion
de vender; mas no dexò por efo
de lavarle los pies y darle fu Sagra
do Cuerpo, y Sangre por comi
da. En el Huerto le dixo: Amice,
adquid veniti? Aun à el mimo
tiempo, en que executaba fuvil in
tento, le hablo con mas claridad,
diciendole: que yà le conocia re
fuelto a venderle; y asi, que le en
tregale quanto antes: fudas ofa
lo Filium hominis tradis? Quan
to os cueta, Dios mio, relol
veros a perdernos Quanto es
vuetro dolor, à el ver nueltra per
dida Quanto haceis para impe
dirla Quantas fuaves, y amoro
fas quexas, quantas intancias, quan
tas, y quantas diligencias para que
no nos perdamos! O Señor quan
grande debe de fer nuetra dureza,
pues fe reite a un zelo tan ardienº
tQ Re
de NS.jefu-Chrilo. Med."II, 2 15
Reconozcamos en muetro in
terior, Señores,fi nos entimos reos
de eta culpa: examinaos un rato
feriamente, para ver fi acao ha
veis reitido à Dios las veces,
que os ha pedido alguna coa, y
no fe la haveis querido dar. Pa
rece que yà hà mucho tiempo, que
efa conciencia età inquieta: y que
fe fiente cargada de un no se que,
que no la dexa decanar. Siempre
que ois hablar de Dios, o que os
ocupais en la memoria de la muer
te, o que entrals en cuentas con
vootros mimos , os hallais tur
bados, temiendo, que no vais
bien, con cuya epina no quifie
rais morir. Pero por que es todo
eto, me dirà alguno ? Yo à nadie
hago mal, ni me hällo culpado de
algun pecado grave; y no obtanº
2. tC,
2 16 º Meditaciones fóbre la Pafion
te, no me fiento fatisfecho, ni e
guro º Miradlo con atencion, que
parece, que Dios os pide algo mas
de lo que acotumbrais hacer pa
ra agradarle: parece, que no es
fuficiente lo que haceis, repecto
de las muchas gracias, que os hà
dado. O que obtinado etoy,
Dios mio, quando me reito asi,
oponiendome à mi propria feli
cidad Aunque no tuviera interes
alguno en executar lo que Vos me
pedis; debiera batarme la honra,
que me haceis en manifetarme
vuetra voluntad, dandome à en
tender, que puedo agradaros, obe
deciendo lo que me mandais. De
bemos, Señores, tener entendi
do, que depues de haver refitido
à Dios largo tiempo por la obtina
cion, llegamos en fin al extremo
- - º -
de
de N.S.jef Chrilo. Med.prm. 2 17
de oponernos à el por una epecie
de necesidad. No nos rendimos à
las primeras amonetaciones fuyas,
porque no queremos ; y lo que
fucede es, que à el fin nos halla
mos del todo infenfibles: y en lle
gando à reitirnos à las inpira
ciones divinas hata cierto gra
do, y cierto tiempo, que Dios re
ferva en si ; nos veremos en un
riego evidente, y cafi inevitable
de nuetra falvacion. Entonces las
mayores gracias nos eran inuti
les; y aunque fumiericordia em
plee fus mayores caricias, y fu juf
ticia las mas terribles amenazas,
nunca nos bolveremos à fu Mage
tad: veremos, que fe convierte to
do el Mundo, y nunca imitare
mos fu converfion. )

He vito algunas Almas en


- , N3 eta
218 Meditaciones fobre la Paion
eta fituacion tan deplorable 5 y
confielo, oyentes mios, que me
etremece fola fu confideracion
Pero conozco feria perder el tiem
po con ellas, querer reducirlas à
la verdad. Mirèmos feñores, fi
por nuetra degracia nos hallamos
en tan mierable etado. O: no lo
permita Dios; pues etariamos per
didos fin remedio; y asi cuidado,
por reverencia de Dios, para no
caer en el en adelante. No, Señor,
y Dios mio: dede ete punto me
entrego enteramente à Vos: yo os
prometo delante del Cielo, y de
la Tierra, que jamàs bolveré à re
fiftiros. Me pea una, y mil veces
de haver abuado en tantas oca
fiones de vuetra infinita Bondad.
O que grande, y que infinita
que es, pues no e ha canado de
-
fo
... -
de N.S.jef-crito. Med II. 2 19
folicitarme, depues de tantos de
precios! O quanto os agradezco,
&s Señor, que no me hayais aban
donado, y que me hayais e
perado hata ahora Ea, Alma
C$ y .
mia, fin paar de aqui, veamos
i lo que Dios nos pide, para exe
y \,
cutarlo luego, fin dilacion algu
Cs
na; digamosle: Domine, quid me
visfacere? Puede fer, que me pi
ui,
da una Confesion general: una
ºs retitucion: el apartarme del jue

go, y de las malas compañias: un

poco mas de caridad con el pro
ximo: que vea lo que hago de mi
hacienda, de mi tiempo, y de to
dos los talentos, que me hà dado
para ganar el Cielo, de los que
algun dia me pedirà una etrecha
y.
cuenta. Debo, en fin, emplearme
en arreglar mi vida, en practicar
N4 la
22 o Meditaciones fobre la Pation
la humildad, la modetia: en fer
mas fumiffo, y mas mortificado.
Epero , Señor, coneguirlo con
vuetra gracia.
El colmo de la obtinacion lle
ga hafta la impenitencia final, que
es morir en el pecado. Havrà
en el Mundo Alma tan infeliz,
que quiera fenecer fus dias en el
horror de la culpa mortal, y no
hacer penitencia, a lo menos antes
de morir? Oid, Chritianos, una
coa de las mas horribles, que fe
han vito jamás, en punto de pe
nitencia. Apenas huvo Judas en
tregado à fu Maetro à, los Solda
dos, que le bucaban; quando re
tirandoe de la Tropa, empezó à
cabar, y à hacer reflexion fobre
el delito, que acababa de cometer.
Toda la bondad de Jeu-Chrito,
- - Os
de N.S.jefu-Chrifto. Med"II. 22 r
rodas las gracias, que de el havia
recibido e le pufieron prefentes,
acordandoe del etado, en que le
havia vito à fus pies, del modo
fuave, y amorofo con que le ha
via aviado de fu delito,y del ocu
lo, que de el quio recibir. Por
otra parte fe le reprefentaba la ino
cencia, el zelo, la caridad, y la
fantidad de aquel Hombre. No fe,
puede ponderar, quan enorme le
parecio fu pecado con etas refle
xiones: quan abominable fe pare
cio à si el mimo; y qual feria el
dolor, y el terror, que le caufa
ron. Havia creido, que, Jesvs fe,
libraria de las manos de fus ene
migos, como havia fucedido tan,
repetidas veces. Con ella confian
za no dudo decir à los Minitros:
Tenete eum , (2 ducite caute,
-
Ima
222 Meditationes fºbre la Pasion
Imaginaba tambien, que fus ene
migos no havian de hallar en fu
Divina Perona motivo para con
denarle à muerte : y que el Pue
blo no havia de fufrir femejante
injuticia; pero quando vio que las
coas iban mas adelante de lo que
el havia dicurrido: y que los Pon
tifices le havian declarado digno
de un fuplicio afrentofo, entregan
dole à el poder de los Gentiles pa.
ra fer crucificado: y al fin, quan
do viô, que la muerte de un Dios
era todo el fruto, y el efecto de
fu avaricia; fe aumentó fu dolor
en tanto grado, que corrió preci
pitadamente à bucar à los Sacer
dotes, y ante ellos confesò alta
mente furculpa : Peccavi, y arro
jandoles el dinero, cayó en la ul
rima deeperacion. O que peni
- CIl
de Av.S.jeu Chrifto. Med VII. 22;
tencia : Parece coa etraña, que
le fuefe inutil. Porque, no confesó
fu culpa? No arranco de fu cora
zon el objeto de fu Pasion ? No
concibió un horror tan grande de
fu pecado, que ya no podia fufrir
fe à si mimo ? En fin, no fue fu
dolor tan vehemente, que fu pro
pria vida le era ya infoportable?
y con todo eto fe condenó ? Si
feñores: pero por que ? Fue acao
por falta de dolor, y de confe
fion ? No por cierto. Fue por fal
ta de eperanza? Si, Chritianos;
y poco importa, que fea ete, u
otro qualquiera el defecto, fi al
fin fe condenò. O quantas peni
tencias de etas vemos cada dia,
cuyas apariencias fon las mas be
llas del Mundo; fiendo en reali
dad unas falas penitencias, o por
- 11C
-

224 Meditaciones fobre la Pasion


mejor, unas impenitencias confu
madas. Pues que diremos de la vue
tra, que es tan tibia, e imperfec
ta; quando vemos, que Dios no
quio aceptar la de Judas?. A ete
abyfmo de males nos exponemos,
difiriendo de dia en dia nuetra
converion : y obligando à Dios,
digamoslo asi, à eperarnos hata
el ultimo extremo. -

Pero es digno de repàro, que la


memoria de la excesiva bondad
de Jeu-Chrito fuee la que prin
cipalmente le causó aquel inten
fo dolor; pero eta memoria no
le pudo defender de la violencia
de fu depecho: le creyo tan bue
no, que juzgo de de luego, que fu
delito no merecia perdon; y con
creerle tan bueno, no creyo, que
fumiericordia, y fu bondad lle
ga
de NS.jeu Chrifto. Medy II. 225
gafen hafta el grado de perdo
narle. O fi en el excelo de fu
dolor fe huviera arrojado à los
pies de Jeu-Chrito, pidiendole
perdon delante de Pilatos, y en
preencia de todo el Pueblo, y
aun en el mimo Calvario, mien
tras ete Señor etaba en el Ara
de la Cruz con que gozo, y
con que amor huviera mirado,
y recibido Jesvs eta Oveja perdi
dal Ete fue,Señores,el mayor agra
vio, que pudo hacer à fu Bivi
no Maetro. Etas fon las dos ma
yores tentaciones, y los dos e
collos opuetos , en que puede
naufragar nueltra falvacion. El pri
mero, pecar por la eperanza del
perdon ; y el fegundo, rehufar el
convertire, deeperando del per
don, depues de haver pecado.
No
226 Meditaciones fobre la Pasion
No fe puede refolver, qual es el
mayor de etos dos males; pues
hay en los dos unas circunftancias
muy horribles. Sere yo acao reo
de la primera ? O que brutali
dad ofender à Dios, porque sè
que es bueno por lo mimo, Se
ñor, porque se que fois infinita
mente bueno; yo me guardarè
bien de ofenderos jamas: quiero
evitar las mas leves faltas, por agra
daros en todo: deteto con todo
mi corazon todas mis maldades
pafladas: y epero el perdon de ellas
de vuetra infinitamifericordia. No
me fiarè, Señor, en la fala epe
ranza de los pecadores, los quales
imaginan, que fiempre han de lle
gar à tiempo: y que les batarà pe
diros perdon, quando yà no os po
dran ofender. Epero, Señor, que
* - y ha
de N.S.jefu-Chrio. Med.FII. 227
haveis de vencer mi reitencia: y
que me dareis fuerzas para fujetar,
y dominar mis pasiones: para ha
cer una prompta, y verdadera pe
nitencia : para morir à mis vi
cios, mucho antes de mi muerte,
y para facrificar lo que me reta de
vida à vuetro fervicio. Eto es lo
que de Vos epero,ò mi Dios: eto
es lo que os pido; y por que no lo
havia de eperar asi, quando veo
que mi corazon fe devia de todas
las cofas, que mas le arraftraban,
y que empieza yà à defear con
ardor fer todo vuetro, y no amar
cofa alguna, mas que à Vos? For
taleced, Señor, etos defeos, pues
Vos fois quien me las ha dado;
hacedlos eficaces con vuetra gra
cia: no permitais, que yo pierda yà
mas tiempo; diponedme de modo,
.. -- º que
228 Meditaciones fobre la Pation
que dede oy empiece à practicar
lo que quifiera haver hecho, y lo
que tal vez no podre hacer à
la hora de mi muerte.
Amen.

oCTA
, ,, ,, , , 229

es seis sessessessisºrºsºs
OCTAVA MEDITACION:
DE LA C AID A

DE SAN PEDRO.
. . . .. . ) .

Amen dico tibi, quia in has moéte, ante


quam Gallus cantet, te me megabis. S.
Matheo caP.26. , , , , i y
En verdad te digo , que eta noche,
antes que el Gallo cante, me has de
negar tres veces. . . . .. . .
r r
A UNQUE la caida de San Pe
dro no tuvo tan funetas
confequencias como la de Judas;
no dexa por ello de fer menos
lamentable, ni menos intructiva.
El Evangelio nos dice, que Jeu
Chrito, depues de fu prilion, fue
O COI lº
z o Meditaciones fobre la Pasion
conducido à Cafa de los Pontifi;
ces: que San Pedro le figuio à
lo lexos hata la Caa de Anas, y
de Cayfas: y que haviendo entra
do en la ante-ala de ete ultimo,
con otros muchos, arrimandole à
el Braero con los dometicos del
Pontifice, que en el fe etaban ca
lentando ; una Criada de aquella
Cafa, haviendo mirado à Pedro
con atencion, le pregunto: fi era
Dicipulo del Nazareno º No, re
pondió el Apotol. Ni foy fu Di
cipulo, ni le conozco. Por dos, y
tres veces juro, y perjuro, que no
le conocia. Veamos ahora las cau
fas de eta caida por parte de S.Pe
dro:los motivos de ella por parte de
Dios; y los que tuvo u penitencia.
Es decir: de donde nació una
tan lamentable caida :, por que
-, C per
de N.S.jefu-Chrifto. Med.P III. 23 1
permitio Jeu-Chrito, que el pri
melo de fus Apotoles cayelle de un
modo tan funeto; y qual fue fupe
nitencia: todo eto vamos a faber.
Las cauas por parte de S. Pe
dro fueron , fu preumpcion , fu
de cuido, y fu imprudencia. Bien
fabeis, Catholicos, que Jeu-Chri
to havia alegurado à fus Apotor
les, que fu Pasion havia de fer
para ellos la piedra de ecandalo:
que todos fe havian de dividir , y
le havian de abandonar.. San Per
dro tuvo la temeridad de reponder
a Jeus, que en lo que miraba a los
demàs Apotoles no repondia de fu
contancia, y no podría fer que le
abandonaenspero que en lo tocan
te a el primero havia de perder la viº
da,que cometer tal ruindad.Mirad,
Catholicos, que loca preumpcion.
«... - 2. Ll C ,
º
232 Meditaciones fobre la Pasion
Què es eto, Pedro º penais que
vueltro Divino Maetro fe engaña,
y que ignora lo que dice? Bien
creo que no; pero me hallo refuel
to,dice Pedro, à morir por el. Pero
Decidme,Santo Apoftólqual de e
tas dos cofas os parece mas proba
ble queJeu-Chrito hiciele una Pro
fecia fala; o que vos huviefleis de
mudar de intento ? Pero el de nada
de eto fe acordo por entonces:y el
Salvador para fuvana pre
fumpcion, depues de haverle afe
gurado,que le haviade negar tres ve
ces en aquella noche, permitió que
infitiefe SPedro en afirñar, que
primero moriria,antes que negarle.
No hay duda que huvo en el Apo
tol una grande,yvanisima arrogan
ciaen hablar de eta manera;y aun
que fu delito fuee enorme, nun
y Ca
de N.S.jefu-Chrifto. Medy III. 233
ca havia cometido igual cobardia.
Si nofotros, Señores, tuvieemos
eta mima confianza en nuetras
propias fuerzas depues de tantas
recaidas, fuera nuetra culpa mu
chisimo peor que la del Apotol.
Trabajemos, pues, para coneguir
nuetra falvacion , Catholicos; pe
ro fea con temblor, y con temor.
Cum timore, c9 tremore vetram
falutem operamini. O mi Dios fi
los mas elevados Cedros no pue
den reitir à el menor impulfo de
un pequeño foplo: fi una Criada
depreciable hizo caer à la princi
pal. Columna, y a la Piedra fun
damental de vueltra Iglefia; como
podre yo, por mi mimo, reitir
à tantos enemigos, dometicos, y
etraños: á tantos objetos : à tan
tos malos exemplos: à tantas oca
* O 3 fio
234 Meditaciones fobre la Pasion
fiones: y á tantos Demonios que
me periguen, y que etan conju
rados para perderme? -

La fegunda caufa fue fu im


prudencia; pues haviendo fido avi
fado del peligro, debiera etar me
nos fobre si, velando, como Jeu
Chrito e lo havia ordenado. Vigi
late, é9º orate, ut non intretis in
tentationem , ; fpiritus quidem
promptus eft, caro autem infir
ma. Os ruego, Catholicos, que
repareis, aunque de palo, como,
dando Jeu-Chrito ete avio a S.
Pedro, le preparó una ecua para
fu flaqueza: y aun parece le quio
diculpar de antemano, para que
no deeperafe de fu caida; pues
fue como fi le huviera dicho: Bien
se, que fi llegas à ofenderme ferà
mas por fragilidad, que por mali
- - . Cld3
de N.S.jeu Chrifto. Medv III, 235
cia; pues no ignoro que tienes el
epiritu,y el corazon lleno de amor
mio. Reparemos un poco,Señores,
fi nos entimos llevados de femejan
teimprudencia Vigilate.Si velamos
con cuidado fobre nofotros: fi an
damos fiempre con los ojos abier
tos mirando fi hay peligro donde
fentamos el pie: fi aquellos libros,
aquellas compañias, aquella con
veracion, nos fon acao peligros,
que debemos evitar. Es cofa ma
ravilloa el ver, como el fanto te
mor de Dios nos excita a rezelar
nos hata de la fombra del pecado:
y como nos hace deconfiar de to
do. Nunca me canfo de admirar la
vigilancia de los Santos: veo a un
Bienaventurado Luis de Gonzaga,
no atrevere à mirar cara à cara a la

y
Emperatriz,ni aun à fu propia Ma
- , C4 dre.
236 Meditaciones fobre la Pasion
dre. De ete modo, Dios mio,fe por
ta un Alma llena de vuetro fanto
temor Havra que etrañar mis cai
das, fiando fiempre fin armas, y
à cuerpo decubierto en medio de
mis enemigos Pero que penatan in
fufrible es, direis, haver de andar
fiempre con tanta circunpeccion
Cierto que lo es, quando el temor
es puramente fervil; pero quando
es filial, y de puro amor, no hay
en el pena alguna: y fila hay, fe
recompena ventajoamente con la
pureza de corazon, y con la fegu
ridad de que Dios es tetigo de to
do. Aun en tiempo de paz es ne
celario el cuidado para guardar
una Ciudad, y para etar con fe
guridad en ella: Orate. Para de—
fendere de la culpa, es necelario
un rato de oracion cada dia: la fal
Ld.
de N.S.jefu-Chrifto. Med."III.237
ta de eta, es caufa de muchisimas
caidas; y es cierto, que los mas de
los ecandalos han empezado por
aqui. No parece creible, que una
perona, que trata familiarmente
con Dios todos los dias y que con
fidera fu infinita Magetad, no pa
rece creible, (digo) que en aquel dia
pueda ofenderle.
La tercera caufa fue fu mima
imprudencia; pues conociendo S.
Pedro fu flaqueza, fe puo en el pe
ligro de la ocaion, y eto fue yà
el principio de fu pecado. La ma
yor parte de aquellos que fe conde
nan, no es tanto por haver peca
do, pues no es facil evitar muchas
caidas etando en el mundo, te
niendo tanto trabajo para conte
nere, aun aquellos que guardan el
mayor retiro; fino es, por haver
- º * , fe
238 Meditaciones fobre la Pasion
fe expueto tantas veces à la ocaion
de pecar. Examinemonos, Señores,
y prometamosà Dios alir lue
go de la ocaion, fi acafo etamos
en ella. Etoy cierto, mi Dios,
que huyendo de ellas, no me vere
tan expueto à ofenderos pero fi por
mi fragilidad, y mieria cayeffe en
alguna culpa, me arrojare confiada
mente à vuetros pies, y os dire de
lo intimo de mi corazon: Domi
me tu notifigmentum meum, quo
niam pulvis Jum, Quis poteft face
re mundum de immundo concep
tum femine, nifi tu folus Detes?
Reparad, Señores, que las malas
compañias fon muy dañofas; pues
corrompen infeniblemente las co
tumbres. Yo por mi,fi me hallafe
en el Mundo, no quifiera tratar fi
no con gente virtuoa, porque IldS
* -
ade
de N.S.jefu Chrifto. Med VIII, 2 39
màs de las ventajas que fe confi
guen con fu trato, fon gente fiel,
de razon, de un comercio fuave,
y defintereados en cuya compañia
el Alma no tiene tanto que temer.
Pero, ö Señor, y Dios mio aun
que no militàra mas motivo, que
el defeo que tengo de agradaros;
cómo pudiera tener por amigo à
uno de vuetros mayores enemigos?
Como pudiera juntarme con unas
Almas que Vos mirais con horror?
Podria deciros,que verdaderamen
te os amaba,comerciando con vue
tros enemigos ? Como no temo
hallarme embuelto con ellos en los
males que les fuceden ? No, Dios
mio, no he de amar unas Almas
entregadas al Demonio: quiero te
ner pocos amigos, o mi Dios, pues
folo con Vos me bata; pero fi he
•- de
24o y Meditaciones fobre la Pasion
de tener algunos, han de fer, los
vueltros: los bucare tales, fi pue
do, y fino los renuncio todos para
fiempre. . . . . . . .
La razon de la caida de S. Pe
dro por parte de Dios, no fue fo
lo catigarle fu preumpcioninoes
prevenir tambien , los efcandalos,
que de ella fe podian feguir. Quien
etrañara ver muchas caidas en el
Mundo, haviendo vito caer al
primer Apotol ? Fue igualmente
para animar à el pecador, el qual,
viendo que San Pedro, no dexó
por ello de fer, ni menos grande, ni
menos favorecido del Señor; y que
nunca le echo en rotro fu infideli
dad: ni dexò por ello tampoco
de tratarle fiempre como à Cabeza
de la Iglefia; no perderà, ni el ani
mos ni la eperanza de convertire
- º Y à -
de N.S.jeu Chrifto. Med III. 24r
à Dios. San Gregorio dice, que Je»
svs permitio la caida de San Pe
dro, a quien tenia dadas las llaves
del Paraio, para enfeñarle a no
tratar con rigor à los pecadores, a
uienes debia facilitar el camino
del Cielo. Y como San Pedro ama
ba mucho a Jeu-Chrito, fe podia
temer, que el ardöra de fu zelo le
obligale a tratar con demafiada
everidad à los penitentes, deda
qual havia dado yà algunas feñas,
quando el Hijo de Dios le mando,
que perdonae los pecados; y San
Pedro le pregunto; gluotiestufue
fepties ? Pero depues de fu caida,
no le puede ponderar la compa
ion que tuvo, aun de los mayores
pecadres; y viendo con quanta fa
cilidad havia recibido el mimo el
perdon de u delitor, no pudo de
- pues
-
242 Meditaciones fobre la Pasion
pues rehuar el perdonar a todos
los demas. Jamàs llegó à fus pies
pecador alguno, que no e intielle
enternecido,acordandoe de fu pro
pia culpa, y llorandola amargamen
te. Cierto es, Señor, que Vos que.
reis, no folamente perdonar nue
tras culpas; fino que tambien fea
mos tratados con fuavidad.Quein
felicidad es la nuetra, o mi Dios,
en haveros ofendido tanto Pero
quan extremada es muetra mieria
en no volvernos à, Vos fin la me
nor dilacion. Penais, Catholicos,
que, por muy prefumptuofo que
fuele San Pedro, el Hijo de Dios
huviera permitido fu caida , i no
fupiee, que de ella havia de reul
tarle mucha gloria? Ete Apotol
amaba mucho à Jesvs, y diligen
tibus Deum,
«.
ºria errº in
0
-
de N.S.jefu-Chrifto. Med.P.III. 243,
bonum ; tuvo previto ete Señor,
que San Pedro havia de fer depues
de fu caida mas humilde,y mas cir
cunpecto: quantas gracias mere
ció por u mucha humildad , que
nunca las huviera alcanzado fin ella?
Quantas faltas evito por u mucha
circunpeccion , que , fi huviel
fe carecido de ella, huviera co
metido: Jesvs conociò,que el amor
de ete Dicipulo feria mas ardien
te depues de hayer recibido una
indulgencia tan grande. Os dire,
Catholicos, mi penamiento fobre
ete punto; y es: que no dudo
que San Pedro fue incomparable
mente mas Santo, depues de
fu caida, que lo huviera fido, fi no
huviele pecado. O Dios mio, plu
guiefe al Cielo, que yo pudiera
aprovecharme asi de mis delitos.
---- CS
244 anima imºfobre la Pation
es posible que yo pueda eperar fa
car algun fruto de mis maldades?
En nuetra mano età,Catholicos,fi
queremos que nuetras propias do
lencias nos firvan de remedios, re
paremoslas con una verdadera pe
nitencia, recompenando con nue
vo fervor el tiempo perdido: ha
ciendo que nuetras propias culpas
nos firvan para practicar las mas
excelentes virtudes, como fon, la
Humildad, confeandolas; la E
peranza, confiando en Dios, fin
embargo de la malicia de nuetras
culpas:amandole tiernamente; pues
fu Magetad nos ha amado, aun en
tiempo que eramos fus enemi
gos, &c.
La penitencia de San Pedro
fue prompta, amarga, y continua
Haviendo negado à fu Maetro ha
Ca.
de N.S.jeu Chrilo. Medit."III.245
ta la tercera vez, cantó el Gallo,
y Jesvs le miró. Eta vita fue fufi
ciente para que Pedro fe acordale
de lo que le havia dicho. Mirad
aqui, Fieles mios, un corazon,
que fe derrite en un inteno dolor:
ved aqui un Alma, que fe anega
en amarguras: dos fuentes de la
grimas empezaron dede entonces
à correr de fus ojos: alió de aque
lla cafa, para no volver jamàs à
ella 3 y fe retiro, para poder con
libertad entregare à la vehemencia
de fu dolor. C. virtud O fuerza
de los ojos de Jeu-Chrito. O Dios
mio Quando me mirareis à mi
de ea fuerte º Domine , quando
refpicies ? Pero quantas veces, Ca
) thelicos , nos ha mirado asi?
Quantas veces, no folamente nos
ha mirado, fino tambien tocado
P-
, 1n
246 Meditaciones fobre la Pafion
interiormente a nuetro corazon?
Quantas veces nos ha hablado en
lo intimo del Alma inutilmente?
Como no nos llenamos de confu
fion, y de verguenza? còmo no te
memos à vita de nuetra mala cor
repondencia? Eta es la diferen
cia que hay entre las caidas de los
predetinados, y las de los repro
bos. Los predetinados caen, como
los demàs (pues nadie hay en el
mundo, que ete elento de peca
do); pero fietos caen, es por un
momento: y apenas han cometido
la culpa, quando fe les figue im
mediatamente el arrepentimiento.
La primera inpiracion, el primer
auxilio, y la primera palabra que
oyen, excita en fu corazon un in
teno dolor. Un reprobo pecas
pero fe queda en fu culpa, fe de
ley
de N.S.jeu Chrifto. Medit y III. 247
leyta, y fe gloria en ella: y por
mas que le amoneten , y le predi
quen, le parece que no fe dirigen à
el efas amonetaciones. Reparè
mos, pues, feñores, fi fomos aca
fo de aquellos,que reiten à Dios;
OSeñor, y mi Dios asi lo he he
cho hata aqui ; pero yà, Señor,
no quiero vivir mas encenagado
en la culpa: quifiera de veras afe
guraros, que nunca volvere à
ofenderos; pero à lo menos os pro
meto no dormirme jamàs en el
letargo de mis delitos: no dexare
que fe arrayguen mis culpas en lo
intimo de mi conciencia : las con
feffare con frequencia y fi mi dedi
chafuele tal,que volviere à caer en
alguna grave (lo que epero, Señor,
no haveis de permitir ) me acuare
luego de ella con un verdadero ar
repentimiento. P2, La
e 48 Meditaciones fobre la Paion
La penitencia de San Pedro fuè
muy amarga. Su dolor no fue fu
perficial; pues le rompió el cora
zon; y por eta razon falió luego
de la cafa, donde cometio el delito,
y tuvo fiempre horror à todo lo
que le podia excitar à el : faliò : fe
ocultò; y no fue necefario decirle,
que dexafe la ocaion. Compare
mos aora, Fieles mios, todo eto
con las muchas confesiones que
hemos hecho nofotros. O Dios
mio! Como puedo tener por coa
leve el haveros ofendido? No igno
ro el mal, que me he hecho à mi
mimo. Ovalgame el Cielo El
menor mal, que recibo en un pie,
en la cabeza, y aun en una uña,
me faca fuera de mi; y ferà posi
ble, que no me deban el menor
entimiento las llagas de mi alma,
--- ------ 01 -
de N.S.jefu-Chrio. Medit"III, 249.
ni haga el mas leve aprecio de
ellas? Si no quifiera dàr el menor
. motivo de defabrimiento a mis ami
gos, ni aun al pobre mas mi
ferable, que no conociera : fi foy.
tan tierno , y tan fenible para
aquellas peronas,à quien amo; por
que foy tan duro para con vos, o
mi Dios Serà acao porque mo os
amo como debo Hà quien darà
agua à mi cabeza, y à mis ojos una
fuente de lagrimas para llorar mi
ingratitud de noche, y dia? Quis
det capiti meo aquam , c9 oculis
meis fontem lachrimarum; 69"plo
rabo die, ac nocte. Solo de vos,ô
mi Dios, puedo eperar etagracia.
Fue la penitencia de San Pedro
continua. Que llaga tan profunda
huvo de abrir la culpa en fu cora
zon, pues la mantuvo freca, y viva
- P3 hata
z 5o Afeditaciones fobre la Pafión
hata la muerte?Pafaba las noches,y
los dias enteros derramando lagri
mas de compuncion:bien lo dieron
à entender los furcos,que fe le hicie
ron en fus mexillas ; y, eto por
un folo pecado, en que permaneció
tan corto tiempo, y en donde hu
vo mas de fragilidad, que de ma
licia ; y yo , mierable criatura,
que jamàs me confielo, fin hallar
me reo de mil infidelidades, ima
gino,que mi penitencia dura yà de
mafiado por folo haver rezado cin
co veces el Pater noter? Quantos
condenados hay en el Infierno,
que lloräran eternamente unas cul
pas mucho menores, y en menor
numero que las mias? Què es eto,
Chritianos oyentes mios º Eto es,
que filo miramos bien , toda nue
tra vida debia er una continua pe
Ill
de N.S.jeu Chrilo. Medit y III. 251
nitencia. Asi lo hizo tambien Sanr
ta Magdalena. Pero no quiero de
cir por elo, que fea necelario
apartare del mundo, retirare à los
defiertos, cargare de filicios, ni
otras auteridades de ete genero.
No, Catholicos, hay una peniten
cia proporcionada al etado de ca
da uno : eta es la que hemos de
elegir: procurando tener un total
depego de las vanidades del figlo:
viviendo cada uno de nofotros en
foledad, y retiro de todas ellas: y
trayendo (digamoslo asi ) un luto
perpetuo por nuetros pecados, que
fe manifiete,asi en la modetia de
nuetros vetidos, como en los fen
timientos de nuetro corazon. He
mos de huir, y mirar con horror
las falas alegrias de los mundanos.
Ya oygo que me decis: que eta
P4 e
252 Meditaciones fobre la Pation .
epecie de vida es una vida trite, y
melancolica; y de que lo podeis
faber vootros, que nunca la ha
veis practicado ? Preguntadelo à
aquellos que la obervan ; y os re
ponderan, que aquella aparente
triteza les caufa una alegria inde
cible. Pero, ô Señor, y Dios mio,
aunque no hallāra otra coa en ete
tenor de vida mas, que la alegría
de vengaros de mis reiteradas cul
pas, catigar mis entidos, fatisfacer
vuetra juticia, purificar mi alma,
hacerla agradable à vuetros ojos,
y prefervarme de nuevas caidas;
eto folo bataria, y aun obraria
tambien,para hacerme apetecer, y
abrazar no folo las apariencias,fino
es las realidades de una vida la mas
trifte, la mas autera, y la mas me
lancolica de todo el mundo. . . .
NO
z 53
grgº serett se ese ser
N ON A MEDITACION
SOBRE LA CONDUCTA

QUE TUV O PILATOS


EN LA PASSION

DEN. S. JESU-CHRISTO.
JEgo nullam invenio in eo caufam. Ioann,
I8,
Yo en nada hallo culpable à ete Hom
bre,

A conducta de Pilatos en la
Pasion de Jeu-Chrito,
tiene no se que de fingular, y al
mimo tiempo de intructivo, que
me ha parecido muy à propoito
para formar de ella el alumpto de
* - - Ulla,
\,
e 54 Meditaciones fobre la Pation
una de nuetras Meditaciones.
Mas quifieran, por ventura, algu
nos de mis oyentes, que yo me
detuviele en confiderar las circunf
tancias de aquellos Myterios, que
miran mas de cerca à la perfona de
Jeu-Chrito , y que parecen mas
propias para excitar en nofotros la
devocion; pero me ha parecido,
que en los principios de eta es
mejor bucar unos afumptos capa
ces de intruirnos, y proporciona
dos à todo genero de perfonas.
Los dolores de Jeu-Chrito,mas fon
alumptos de la contemplacion,
que de la meditacion;y aquellos que
fe fienten movidos à contemplar
los, no necesitan de mucho focor
ro para coneguirlo. Puede fer
que en adelante fe nos prefente
ocaion oportuna para tratar fobre
los
de N.S.jefu-Chrio. Medit. LY 255
los puntos mas tiernos, y mas pro
pios à excitar nuetra compasions
pero aora conviene, que trabaje
mos en limpiar de vicios nuetra
alma, y en purificar el corazon;
porque fin etas dipoficiones no
fe puede entrar en la inteligencia
de etos Myterios. Volvamos,pues,
à mi alumpto. - "

Pilatos, oyentes mios, conociò


à Jeu-Chrito: le quio librar de la
muerte: y fin embargo le condenò
à padecerla. Etos feràn los tres
puntos de eta Meditacion.
PUNTO PRIMERO.

- Onociò Pilatos à Jeu-Chrito:


Quid enim mali fecit º El
filencio , la paciencia, la modetia
de Jeu-Chrito , le peruadian à
. - que
256 Meditationes fobre la Pafíon ".
que no podia fer aquel Hombre
tan malo como lo aleguraban: fu
emblante apacible, fu fifonomia,
y fu proceder, dementian quantas
acuaciones hacian los Ecribas, y
Farifeos contra el Pues en que fe
detiene Pilatos para no adorarle, y
rendirle todos los honores, que le
eran debidos , declarandofe por
Dicipulo fuyo O Dios mio,
quanta diftancia hay entre cono
ceros, y amaros Cafi todo el
mundo os conoce; y hay muy po
cas perfonas,à quien no ilutreis, à
lo menos alguna vez, con ciertas
luces, que les dàn claramente à en
tender lo que Vos quereis que en
tiendan 3 pero la mayor parte de
etas peronas fe contentan con ver,
admirar elas luces ; mas no
palan de alli, y alli fe quedan.
llaIl
de NS.jef-Chrifto. Med.IX. 257
: Quando Jeus empezò à manife
tare en la Judea, evieron en aquel
Pueblo unas agitaciones extraordi-.
narias,quales jamàs fe havian expe
rimentado hata entonces: todos los
corazonesfe entian movidos de fu
preencia, y u Doctrina: nunca
fe fatisfacian, ni fe canaban de
oirle: le feguian à el Defierto, y
r los montes mas ecabroos ; y
aun hata la mima orilla del Mar.
Nunquam fic locutus eft homo,
decian ; pero todo el fruto que Je
fu-Chrifto facò de fu Predicacion,
y de fus exemplos, fe reduxo à una
Magdalena, à un San Matheo con
vertidos: à doce Apotoles, à al
gunos Dicipulos, y à algunas pia
dofas mugeres que le feguian 3 pero
de que firviò à todos los demas?
Les firviô, Chritianos, de piedra
de
2 58 Meditaciones fobre la Pasion
de ecandalo, y de ocaion para
una condenacion mas terrible? Po
fitus eft hic in ruinam, c9º refur
rectionem multorum. Lo mimo,
Catholicos, fucede cada dia entre
nofotros. Muchos vienen à oir el
Sermon, y, yà fe ve que es la mi
ma palabra de Dios la que aqui e
dice: y que por muy tibio, y floxo
que fea el Predicador, no podrá ja
màs debilitar la virtud Divina de
eta palabra: l'ivus eft enim fermo
Dei, cºeficax penetrabilior om
mi gladio ancipiti, c9º pertingens
ufque ad divifonem anima , ac
fpiritus compagum quoque, acme
dullarum. Eta palabra mueve à
muchos con fu virtud , y los mue
ve (digamoslo asi) aunque no
quieran; pero que fucede con eta
mocion ? Que quatro, o cinco
per:
de NSeu Chrio. Med Ix. 25.9 .
peronas fe aprovechan de ella, mu
dando enteramente de vida; pero
todas las demàs fe contentan con
folo admirar eta palabra, fin pa
far à las obras, que ella les intima.
Confiefan ingenuamente, que el
Predicador tiene razon: que fe de
biera hacer lo que dice: fienten la
dureza de fu corazon: quifieran
rendire à eta palabra eficaz, y
practicar lo que les enfeña; fin em
bargo, nada de ello hacen, y fe que
dan como fe etaban. Compara
Santiago ete genero de oyentes,
à aquellas perfonas, que fe miran
en un epejo; y que depues fe apar
tan de el, fin limpiare las manchas,
que el epejo les ha manifetado.
Son unas peronas, que creen , que
bata entire movidos: oir con gu
to el Sermon: hablar mucho fobre
cl,
26o Meditaciones fobre la Paion
el , fin paflar adelante. Entre
tanto, el tiempo de los Sermo
nes fe acaba, y e les olvida to
do lo que oyeron en ellos. Os pa
rece, Fieles mios, que efto ferà
fuficiente para jutificarlos Todo
lo contrario, eto batarà para con
fundirlos: y para que no puedan
alegar ecua alguna de fu irreolu
cion, y de u impenitencia. Por
eta razon me compadezco mucho
de la fuerte de los Predicadores
Evangelicos; pues cafi no, firven
de otra coa, que de jutificar la
condenacion de los pecadores, y
para hacer realtar con mas fuerza
la Juticia de Dios. Decian de Jeu
Chrito: Poitus et hic in ruinam,
c9º refurrectionem.; pero aora fe
puede decir: In ruinam multo
rum,62" refurrectionempaucorum.
Ba
-
de N.S.jefu-Chrifto. Med. LY. 261
l Bata de confideracion. Vamos
à las reflexiones. Decidme, her
y manos mios, de que numero fomos?
ú.
Oue fruto facamos nofotros de la
C palabra de Dios ? Nos contenta
mos, por ventura, con admirarla?
Que hemos hecho en fuerza de ella
¿?
hata aqui? Si nos hemos aprove
chado de ella, ô que motivo de tan
to confuelo Veis ai la feñal mas
cierta de nuetra predetinacion.
Bien podeis creer, que eta es una
gracia epecial de la miericordia de
.
Dios con vootros; porque aunque
fon muchos los que asiften a oir
los Sermones, los mas de ellos fa
len de oirlos del propio modo , y
con los propios vicios, que entra
ron. Pero fi fomos fiempre los
mimos, que antes del Sermon: fi
etamos viendo el bien, y no le
9.- que
262 Areditaciones fobre la Pafion
queremos abrazar; que encanto es
elte, alma mia de adonde nace e
ta infenibilidad? Que funeta feñal
es eta? Que obtaculo halla en mi
eta divina palabra ? Es precio,
pues, que ponga todo mi cuidado
para aprovecharme de ella en ade
lante. Venit hora, in qua mortui
audient verbum Dei, C2" qui au
dierit, refurgent. Y para eto, que
debemos hacer, hermanos mios?
Debemos huir las ocafiones: debe
mos romper los lazos de las ma
las cotumbres : debemos re
nunciar à la vanidad: debemos re
conciliarnos con Dios:nos debemos
ocupar en las obras de carídid: y
entregarnos mas tiempo à losexer
cicios de devocion.
Jeu-Chrifto
Pilatos conociò à
por lo que era, y aunque no fe re
fol
de N.S.jefu-Chrifto. Med. LY. 263
folviò à feguirle, quio, à lo me
nos, falvarle. Que cofas no hizo
para coneguir u intento Tuvo
un indecible cuidado, y fe agito e
trañamente fobre una cofa, que fi
huvieffe querido, nada le era mas
facil. Le embio à Herodes: le po
puo a Barrabas: le mando azotar
y declaro,que no corria de fu cuen:
ta, ni era de fu cargo la injuticia
que iba à executar, quitando la vi
da à un Inocente. Si huviera queri
do proceder como debia, no tenia
mas que decir: no es juto, y refuel
vo, que ete hombre no muera: fa
carle depues de entre las manos de
los Sacerdotes, y Ecribas: ame
nazarà etos malvados con el cati
go debido à fus impoturas. Pero
queria ete mal Juez falvar à Jeu
Chrito,y al mimo tiempo no per
- Q2 der
264 Meditationes fobre la Pafion
der la amitad de los Sacerdotes.
Gueria contentar a Dios,y al Mun
do. O infeliz, y degraciada politi
ca O ciega prudencia de los hom
bres que quiere juntar dos cofas
tan incompatibles,como fon, Dios,
y el Mundo. Reparad, oyentes
mios, ete mimo fuceo en una
perona, à quien Dios ilumina, y
folicita interiormente à mudar de
vida. Eta vè claramente todas fus
culpas, y fe dice à si mima: yo no
tengo el menor ratro de devocion:
yo no vivo como Chritiano: todo
quanto hay en mi , mas parece de
un Idolatra, que de un hijo de la
Igleia. Es precio mudar de vida;
pero que medios debo de tomar
ara ello? Eto es en lo que me es
precio deliberar, y difcurrir seria
mente. Yo no quiero yà practicar
,
-
la
de N.S.jefu Chrio. Medit. LY. 265
la maldad con las compañias, en
que me hällo; pero no dexare de
frequentarlas para divertirme. Por
lo que mira etos vetidos, y etos
adornos, no me puedo paflar fin
ellos para mi propia decencia; pe
ro me quiero confear todas las fe
manas. Profeguire en jugar; pero
apartare fiempre algo para los po
bres. No ire tantas veces à la Co
media; pero las leere en mi cafa.
Catholicos , mas les huviera
valido a Jeu-Chrito, y à Pilatos,
que ete mal Juez fe huviera dede
luego reuelto à entenciarle à
muerte. Porque eto fue la caufa de
las burlas, que fu Magetad fufrió
en Cafa de Herodes: de que un
Barrabàs le fuele preferido: de que
fuele azotado: y al fin, de todos
los demàs tormentos, e ignomi
nias
266 Meditaciones fobre la Pafion
nias que padeció hata morir. Por
eta mima razon,Chriftianos, feria
mucho mejor, que los falfos devo
tos jamàs huvielen tenido el pen
famiento de amar la devocion, por
el daño que le hacen à ella, y à si
mimos;no perfeverando,como de
bieran, en aquel feliz etado: y por
mas que hagan para agradar a el
Mundo, no le podràn fatisfacer.
Dios por otra parte,eta muy poco
pagado de fu virtud; y fi quanto
antes no procuran romper entera
mente fus cadenas; llegaràn al fin
hafta el extremo de facrificar à fu
mimo Dios, y Dios los defampa
rarà totalmente. Por eta razon di
go, que fegun el modo, con que fe
empieza a practicar la devocion,
cafi fe puede juzgar, fie ha de per
feverar, ö fe ha de defertar de ella:
* - . -
COIl
- -
de NS.jf Chrio. Medt. Lx. 267
con etas feñas que oberveis en fe-.
mejantes peronas, no era facil en».
gañaros en el pronotico. Al con
trario: dede el momento que veais
à un Alma, que no pide treguas,
que fe aprefura, y fe aplica a en
tregare toda à Dios, defde luego
podeis creer eguramente, que Dios
ha tomado yà pofesion de fu co
razon. Pero mientras veais un Al
ma, que capitula, y que fe detiene
en el principio de la obra: aunque
no fiempre debe deeperare de
ella, con todo no fe puede fundar
juicio muy favorable fobre la poca
virtud que practica.
Vamos, pues, hermanos mios,
hablèmos con claridad, y fencillèz
à nuetro Dios; confeemos en fu
preencia nuetra mieria; miremos
como le hemos tratado hata aqui.
Q4 Le
268 Meditaciones fobre la Pation
Le hemos pueto en igual grado con
el Mundo ? Hemos querido fervir
etos dos Dueños con igual cuida
do? Que digo con igual? Ay de
mil y quanto es lo que nos falta pa
ra haver tenido el mimo zelo por
Dios, que por el Mundo, y por fus
frivolos repetos. O, que verguen
za, y que confufion . Y ferà acafo
ete el Plän, que yo me he delinea
do en la nueva vida que dede oy
me propongo hacer? Yo, Dios mio,
tenia creido, que feria prudencia,y
dicrecion proceder de eta fuerte;
pero yà, Señor,empiezo à decubrir
los malignos lazos del figlo. No,
Señor, ya no quiero tener mas,que
un folo Dueño; y aunque pudiele
contentar à los dos ; quiero, y re-s
fuelvo er unica, y enteramente
yuetro, Tengamos, pues, herma
. nOS
de NS.jeu chrifto. Medit. LY. 269
nos mios, en adelante mayor re
ferva para con nuetro Dios; por
que fi todo quanto puedo hacer es
poco, ô nada, còmo he de querer
dividir ete poco, y eta nada entre
dos Dueños diftintos, y contrarios?
Yàeto fe acabó: quedo, Señor, en
teramente reuelto à entregarme
todo à Vos. Yo pido, Catholicos
oyentes mios, al Dios de las Mie
ricordias, que derrame fobre voo
tros todos los theforos de fus ben
diciones ; pero no necesito pedir
felo; pues yà veo, que los derrama
fobre vootros, con la mima abun
dancia, que un torrente, cuyos di
ques teneis ya rotos.
Viendo Pilatos que no podia
falvar a Jeu-Chrito, y contentar
juntamente al Pueblo, debiò, e
gun reglas de toda equidad, y ra
ZOIl,
27o Meditaciones fobre la Paisn
zon, preferir la inocencia à la in
jufticia. Pero ete malvado luez fe
havia yà hecho indigno de la gra
cia, que necesitaba para eto: con
deno, al fin,à Jeu-Chrito, contra
fu propia conciencia.Y que remor
dimientos tan amargos le cauaria
eta maldad todo el reto de fu vida!
Los repetos humanos, los maldi
tos repetos humanos fueron,oyen
tes mios, los que movieron el ani
mo,y governaron la pluma de ete
mal Juez, para firmar la Sentencia
de Muerte contra nuetro Salvador.
Le havian amenazado los Judios,
que fe quexarian al Cear fi abolvia
àJesvs: temio,que,fi lo hacia,traeria
fobre si toda la indignacion de la
Synagoga; y eo fuè lo que le mo
vio à condenar à muerte à Jeu
Chrito. O Divino Maetro mio
. ya
de N.S.jefu-Chrifto. Medit. LY. 27r
yá etais facrificado à un villanó
repeto del Mundo y facrificado,no
por un hombre ignorante, fino es
or un hombre intruido, que co
nocia perfectamente vuetra ino
cencia, y vuetra Santidad. O que
injuticia O que flaqueza o por
mejor decir: o que locura temer à
Dios menos que à los hombres Pe
ro, ô Dios mio quantas veces fu
fris de nofotros la mima injuticia.
Se ven cada dia unas peronas efi
cazmente movidas de Dios: total
mente digutadas, y defengañadas
de las vanidades del Siglo: llenas de
tanto fervor, que para nada fienten
repugnancia alguna; y ā quienes la
foledad,y la mortificacion les ferian
muy agradables; pero que no tie
nen valor para manifetar publica
mente fu mudanza de vida: ni para
fu
2-2 Meditaciones fobre la Pafíon
fufrir con generoidad, los difcur
fos,que el Mundo formarà fobre fu
determinacion.
Què dirà el Mundo, fi yo me
retiro de el? Pero que dirà Dios,
fino lo haceis asi 2 Que dirà, fi
quereis todavia digutarle de mie
do del Mundo, depues de tantos
favores, y de tantas gracias, co
mo haveis recibido de fu Divi
na piedad º Y en fuma, que di
xo el Mundo, y que dice actual
mente de aquellos, que asi lo hi
cieron ? Tanta falta le haceis , pa
ra que os eche menos º Tal vez
no repararà en vofotros; y aun
que reparara, y dixera algo, os
parece, que no tiene tambien que
decir, y que motejar en aquellos
mimos, que fon fus parciales, y que
viven en medio de fu vanidad e
Pa
de N.S.jeu Chrio. Med.IX. 273 \
Para catigar un miedo tan ridicu
lo, permite Dios muchas veces,
que fe digan mil calumnias, y mil
dicterios de aquellos, que temen
fer tenidos por devotos. Pero que
me importarà todo quanto el Mun
do puede decir de mi ? Es acao el
Mundo, el que me há de juzgar º
Me facarà por ventura el Mundo
de vuetras manos, en el Tribunal
de vueltro Juicio? El Mundo pala,
y deaparece como el humo; pues
que agradecimiento me ha de te
ner, ni que correpondencia pue
do yo eperar de todo lo que hu
viele hecho por el? O Dios mio :
diga el Mundo lo que quifiere: el
que teme fer reputado por fiervo
vueltro, es indigno de ele nombre.
Pues que ? vuetros enemigos han
de tener ofladia para declarare al
k- tà
274 Meditaciones fobre la Pafion
tamente contra Vos ; y vuetros
amigos han de fer cobardes, para
no manifetare à vueltro favor e
A pear de todo el Mundo quiero
de de ahora, que ete Mundo cri
minal fepa, y entienda, que yà no
foy fuyo; harto tiempo he perdi
do en fervirle: es precio empezar
de de luego à penfar en mi Dios,
para cuyo fervicio he fido criado.
Quiero hacer eta publica proteta
à la cara de todo el Univero, pa
ra que el Siglo pierda la eperanza
de bolverme a ver entregado à fus
vanos paflatiempos : AMihi mun
dus crucifixus eft, e2 ego mundo.
Lo mas que el Mundo me puede
hacer, es, depreciarme, y tratar
, me, como tratô à leu-Chri
to, y ello es lo que yo de
feo, &c. -
DECI
\

- - - 275
gºs gºs gºsº º 4 s4, 5 º s es
DECIMA MEDITACION:
DEL ARD IENTE DESEO,
QUE LA MAGDALENA TUVo
DE ESTAR A Los PIES DE JESvs.

Stabant autem juxta Crucem jfu Mater


ejus , & Soror Matris ejus Maria
Cleophe, 6 Maria Magdalene.S.Joan.
cap. 19.
La Madre de Jesvs, y la Hermana de
fu Madre Maria Cleophas, y Maria
Magdalena etaban à los pies de la
Cruz.

UscÁNDo en el Calvario al
guno de los muchos moti
vos, que ete Santo Monte ofrece
para nuetra ultima Meditacion,
me he dexado llevar de lo que hèº
. ha
276 Meditaciones fobre la Paion
hallado mas cerca de la Cruz de
Jeu-Chrito : eta es Magdalena,
à la qual veo arrimada à el piè
de la Cruz, abrazandola muy e
trechamente. Como la confidera
ba en una gran delolacion à los
pies de Jesvs Crucificado, me hà
ocurrido la reflexion, de que en
qualquier parte que fe la buque à
eta amada Dicipula en la hito
ria del Evangelio, la hallaremos
fiempre à los pies de fu Divino
Maetro. El Evangelio de ayer nos
hizo relacion de fu converion, y
penitencia, que tuvo principio en
cafa de Simón el Pharifeo, adon
de Jesvs fue combidado à comer:
alli entrò Maria, y fe potro à
los pies del Hijo de Dios: los be
so: los regô con fus lagrimas: los
enjugó con fus cabellos, y derra
mQ.
de NS.jefu-Chrifto, Med. X: 277
miò fobre ellos unos aromas muy
preciofos. Pafado algun tiempo,
por los ruegos de Marta, la hi
zo Jesvs la honra de viitarla en
fu propria caa: aqui tambien la
encuentro fentada à los pies de Je
svs, confiderandole, y oyendo con
atención fus admirables palabras:
Que etíam fedens fecus pedes Do:
mini audiebat verhumillius. Al
fin, en el Calvario la veo tam
bien ocupar el mimo lugar. Es lo
mas regular, oyentes mios, ceñir.
fe preciamente en etos Myterios,
à folo aquellos puntos, que mi
ran à la Pasion de nuetro Salva
dor; pues fon tantos los motivos,
que en ellos nos pueden excitar à
la compasion de fus ignominias,
y de fus dolores. Pero me parece,
que mi auditorio no dexara de oir
( . . . R. COIl
# 78 Meditacionesfobre la Pafion y
con guto, que yo le hable oy de
la parte, que en ellos tuvo la Mag
dalena. Confielo, que es un a
fumpto para mi muy agradable,
pues nosofrece unas confideracio
nes, muy proprias para nuetra edi
ficacion. -º r

* Magdalena hizo u penitencia


à los pies de Jesvs en cafa de Si
mon el Pharieo, Eta penitencia
fue perfecta; por lo que luego al
canzò todo quanto queria, que
fue la remision de fus pecados:
os ruego, Almas penitentes, que
confidereis bien, y que imiteis à
eta infigne Penitente. Lo primero:
tuvo Magdalena gran verguenza,
y extrema confuion de fus culpas:
Stans retró. Batantes motivos tu
vo ella para eto, pero nofotros te
nemos los mimos, ô los tenemos
- - mayo
de NS, jefu-Chrio. Med, X, a 79
mayores; pues còmo nos atreve
mos à parecer delante de: Dios,
depues del deprecio, que hemos
hecho de u gracia Lo fegundo:
un animo grande no pbne u con
fuion en parecer lo que es delari
te los hombres, pero si, en pare
cerlo en preencia de Jeu Chris
to. Magdalena hizo u penitencia
con la mima libertad, que come
tio fus pecados. No ¿
ir à la cala de Simon; y no ob
tante la vemos entrar en ocaion,
que etaban comiendo; y fiendo los
combidados, todos varones, no fe
detuvo por ello: entrò; pero de
que manera?, Ragados us veti
dos , y fus cabellos fueltos, y
defordenados. Que dirian los Pha
rifeos de verla entrar asi? No
huviera fido, mejor, que à lo me
- R. 2 nos
286 Meditaciones fobre la Pafio»
rios en eta primera entrada no huº
viera manifetado tanto entimien
to, y tanta decompotura º Si me
lo preguntais, os dirè que si ; pe
ro fi os hallafeis llenos del epi
ritu, que animaba à Magdalena;
bien cierto es, que no reparariais
en eto ni menos pediriais con»
fejo para proceder con eta mima
libertad. * -

Porque el primer entimiento


de penitencia, que la gracia la inf
piro, fue una gran verguenza, y
confuion de si mima. Y yo, còmo
hè vivido hata aqui? ô Dios mio:
quantas han fido mis ingratitudes,
quanta mi vanidad, quanta mi in
contancia, y qual hà fido mi vi
da? Tendre por ventura ofadia
para prefentarme delante de Vose
Pero fi tengo mucha confuion de
* - - pare
Z
de N.S. jeu Chrio. Med. Y 281
parecer delante de Dios, no debo
tener alguna de parecer delante los
hombres. Debo decir mis pecados
con un fervor,y con un dolor, mez
clados de una fanta alegria : de
manera, que debo tener tanto
gozo en decirlos, como tuviera de
guto en fatisfacer mi venganza
contra mi mayor enemigo. Digo
mas: debo tener mucha confuion
por mis pecados; pero no debo te
ner alguna por mi penitencia. Pe
ro hay que etoy viendo en mi
todo lo contrario, Temo mucho
las invectivas, y los dicuros del
Mundo,y no temo el pecar:aunque
el pecar fea, entre todo, lo que mas
debiera temer.Si yo tuviefe un ver
dadero arrepentimiento de mis cul
pas, no me caufaria tanta pena la
confesion de ellas. No haveis vi
R3 to
3.82 Meditaciones fºbre la Paion
to con que guto una perona afii
gida fe deshace en repetidas que
xas contra el author de fus penas?
Pues eta debe fer la dipoficion de
un Alma penitente contra fus ex
celos, y fus pecados. Lo fegundo:
no fe contentó Magdalena con ha
ver renunciado à todo quanto la
arratraba, y detenia en el Mun
do; fino es que usó de los mimos
intrumentos de fu vanidad, para
convertire à Dios. Sus ojos, us
cabellos, fus perfumes, à todos los
hizo contribuir, y fervir à fu pe
nitencia; de ete modo, y con ete
exemplo fe debe dar à los pobres
el dinero, que antes fe confumia
en el juego, y en el fauto: asi e
deben adornar los altares con los
vetidos, que antes fervian à la va
nidad, y à la diolucion, -

* . - Lo
de N Sjef-chrifto. Med.x. 28;
Lo referido hata aqui es para
nuetra edificacion, y para nuetro
exemplo: veamos ahora lo que fer
virà para nuetro confuelo.Que fru
tos fon los que fe facan de la peni
tencia,hecha con etas dipoficiones?
Veamoslo en la Magdalena, cuya
virtud, y cuya fuerza la fepararon
del numero de las Mugeres pecado
ras: Remituntur tibi peccata tua;
y la puieron en la clafe de las
mas queridas Epoas de Jeu-Chri
to: elevandola à un grado de per
feccion, mayor que el de otros mu
chos Santos muy fervorofos. Si
mon el Pharifeo no la creia, y
murmuraba de ella: Quia pecca
trix eft. Pero que le dixo el Sal
vador: Vides hanc mulierem Ves
à eta Muger? Pues eta es mucho
mas pura que tü: ama mas à Dios,
- R4 que
284 Meditaciones fobre la Pafios
que jamàs tule amate: y hà hecho
mas por Dios en un momento, que
tü en toda tu vida. Què es eto,
Dios mio? Tan preto, Señor, olvi
dais nuetras culpas? Santa Therea
fe quexaba de eto mimo à fu Ma
geltad. Se ven, oyentes mios, con
frequencia pecadores,à quien Dios,
de de el fegundo dia de fu conver
fion, llena de tantas gracias, que
exceden, y fon mayores, que las
que comunica à las Almas mas fie
les. Aquellas peronas, que no caen
en faltas muy graves; pero que no
tienen batante fervor para ven
cer todos los obtaculos, que fe
oponen à fuperfeccion, fon dignas
de latima; pues dexan perder por
fu tibieza, y floxedad toda la vir
tud de fu penitencia : Erunt no
visimi primi. Las Mugeres mas
- , -- pro
de N.S.jefu-Chrio. Mad.x. 285
protituidas nos llevarān quizà la
primacia en el Reyno de los Cie
los. ... ... .

Mirad, Almas Chriftianas: mi


rad aquel Hombre, ô aquella Mu
ger, que acaba de hacer quatro
dias hà fu confesion general. Vo
fotros la mirais todavia,y haceis de
ella una etimacion,y juicio muy di
ferente.Es verdad, que peco; pero en
el punto, que Dios la ilumino, le
ofrecio unos facrificios, que voo
tros le negais hà yà mucho tiem
po. Eta lo dexo todo, rompien
do de una vez las cadenas, que la
tenian afida; y puede fer, que vo
fotros os reitais à Dios fobre una
nada, dividiendo vuetro corazon
entre Dios, y el Mundo : al qual
no acabais de dexar, a pear de
tantas gracias, como haveis reci
bido
286 Meditaciones fobre la Paion
bido para ello. Hà, Catholicos :
en que penamos, firviendo à Dios
con tanta tibieza, y dividiendo asi
nuetro corazon ? He oido decir,
que quando los Soldados pelean à
vita de fu Principe, (mayormen
te fi es un Principe de gran valor,
y prudencia ) embiten a el enemi
go con una intrepidez increible : y
nada hallan dificil, à que no fe ex
pongan, y acometan, porque e
peran fer etimados de el; y faben
por las experiencias, que à fu eti
macion fe les figue el premio. Eto
fucede asi por lo comun, fi eca
pan del peligro. Pero nofotros,
Chritianos, fervimos con cobar
dia, y à fu vita à el mayor, y mas
grande de todos los Principes. Re
folvamonos, pues, egun el etado
en que nos hallamos ; y por muy
* - ocu
de N.S. jefa chrifo. Med.X. 287
cocupados, que etemos en los ne
gocios temporales , procuremos
fervir à Dios con fervor, que es
el medio mas feguro de agradarle,
y de adelantar mucho con facili
dad, y en muy poco tiempo.
Haviendo ido Jesvs à vifitar
à Marta, apenas entro, y fe entô
en fu cafa, quando Magdalena fe
potro à fus pies, para oirle hablar,
y para intruire. Eto mimo de
be hacer un Alma, ya purificada
por la penitencia. Si defea confer
vare en aquel etado , necesita
etàr lo mas cerca de eu-Chrifto,
que le fea posible; pero fin ete
apoyo le ferà muy facil la recaida.
El Demonio concibe un etraño
depecho, quando pierde un Alma,
que ya tenia por uya. Si la cura
cion de unas llagas profundas es
muy
288 Meditaciones fobre la Pasion
muy reciente, ô fe fale de una en
fermedad mortal, quedan las fuer
zas del doliente muy debiles por
algun tiempo: por eta razon,
oyentes mios, es necelario acer
care mas, y mas à Jeu-Chrito,
Lo primero, con el uo de los Sa
cramentos: eto es lo que mas ne:
cesitamos ; y me atrevo à decir,
que fin ete focorro, no adelantare
mos mucho. Pero decis,que no fois
dignos: es verdad; pero lo fereis
de aqui à un mes? Y fi vootros
no fois dignos, tampoco hay en
el Mundo quien lo fea, ni los ma
yores Santos; pero procurad etar
bien dipuetos, que eto es lo que
os pide Dios. Lo egundo, por el
ufo de la leccion de los Libros
fantos. Lo tercero, con un poco
de meditacionete es un medio in
fali
de NS.jefu-Chrifto. Med. Y. 289
falible, para afegurar la perfeve
rancia. Lo quarto, oid con aten
eion la palabra Divina; pero en
acabandofe el Sermón, o la lec
cion epiritual: conviene acotum
brare à etar à los pies del Hijo
de la Virgen; oyendole hablar à,
el mimo, y de quando en quan
do haciendo reflexion fobre lo que
os huviefe enfeñado. Es necefa
rio etàr, lo mas que fe pueda,
en la preencia de Jeu-Chrito, en
qualquiera accion que fe haga, fea
en la converacion, o fea en el
retiro, fiempre hemos de etar en
la preencia de Jesvs. -

Andaba Marta, muy folicita,


y ocupada para fetejar, y rega
lar à fu Divino Hueped. Su Her
mana fe quexò de que no la ayu
daba; y Jesvs la repondiò : AMar º
* -- . tha,
29o Meditaciones fibre la Pafied
tha, Martha, folicita es, 62 tura
baris erga plurima. Que quiere de
cir eto, Señor 2. Se han de de
xar los negocios, y aun las obras
de piedad, para empleare en la
meditacion? No por cierto; pero
es necelario moderar las ocupa
ciones exteriores. Por muy pre
cias que fean, nos ditraen dema
fiado; y asi lo mejor es , unir
à las dos. Marta, y Maria, dice
San Bernardo, reprefentan à la ac
cion, y la contemplacion. Es pre
cio, que la una ayude à la otra;
y de ete modo todo fe hace con
mèrito, y con fuavidad. Cada uno.
tiene fus negocios particulares: es
de obligacion hacerlos; pero es
meneter aplicare á ellos, fin per
der la preencia de Dios. O dul
cisimo Jesvs quan mal hemos,
prac
de NS.jef-Chrio. Med.x. 291
practicado hata aqui etos fantos -
exercicios! Para renovarlos, ô em
rehenderlos de nuevo, conviene
eonfiderar: Lo primero, quantas
coas hay en mi, que pueden fer
eaufa de que Jeu-Chrito fe retire?
Lo egundo, con que floxedad hè
hecho las mas indiferentes accio
nes: y aun aquellas, que fon las
mas fantas? Que ha ido de toda
mi vida? Hà fido fin duda feme
jante a los palos de un inenfato,
que corre, fin mirar à donde và:
no adelanta nada, y fe pierde en
el camino tiene mucho trabajo,
y no hace coa de provecho: cada
palo es un tropiezo, y anda con
tinuamente en medio de mil peli
gros. O que perdida quantos mè
ritos pudiera yo haver alcanzado,
y quan bien etuviera con Dios, fi
- hu

#
292 Meditadones fobre la Pafion
huviefe vivido con un poco de
mas reflexion, y de mas cuidado
Alabado, y glorificado feais mi
Dios eternamente 9, pues los fer
vis de darme oy unas luces, que
hata aora jamāshavia tenido. Des
feo, defde ete punto,entarme muy
de epacio àvuetros pies. Eta es la
mejor parte que elijo, y que nadie
fe la puede quitar à quien llegue à
poffeerla: epero, que me haveis de
fufrir,y me haveis de atar à Vos de
tal fuerte, que jamàs buelva à de
Xaros. ... . ..- f.
Bien fabeis, Señores, que la
Pasion del Hijo de Dios hizo una
etraña mudanza en la mayor par
te de aquellos, que fe hallaron mas
cerca de fu. Perona; pero en la
Magdalena no huvo mudanza al
guna. Llegada el Calvario, y alli
4. la
de N.S.jefu Chrio. Medit. X. 293
la encontrareis, como en todas
partes,à los pies de fu amado Due
fño Crucificado. Etàr alli, es coa
mucho mas grande,y mas digna de
vueltra atencion de lo que podeis
difcurrir. La Fe nos dà à los Fieles
una idea muy ventajoa de la Cruz
de Jeu-Chrito: por effo nos hon
ramos con ella, y no me valgo
aora de fu exemplo. Pero imagi
naos á una Dama, que fe llegale à
abrazar con la Horca de un hom
bre, colgado de ella, con nota de
facinorofo; y eto à vita de todos
los circunftantes. Ved aqui la ulti
ma prueba del mas perfecto amor.
Quereis, por ventura,faber fiamais
mucho a Dios? Pues ete amor no
confite en tener muchos fervores
fenibles, ni en muchos fupiros
nada menos que ello : la prueba
prin
294 Meditaciones fobre la Paion
principal, y aun la unica de ete
amor, es , etaros à los pies de
Jeu-Chrito, depreciado, ecarne
cido, crucificado, y clavare fir
memente en fu. Cruz: quiero de
cir, no contentare con honrar la
virtud en medio de los que la
practican ; fino tambien gloriare
de ella entre fus mayores enemi
gos. Eltar pendientes, y unidos
con Dios, no folamente quando
nos intruye, y nos ilumina ; fino
es tambien, quando nos pone en
toda fuerte de cruces interiores:
quando permite las tentaciones:
quando nos embia fequedades de
epiritu ; nunca ferèmos mas di
cholos que entonces : nunca e
taremos más leguros de agradar
a Dios , y de grangear muchos
merecimientos : y entonces es
quan
de N.S.jefu-Chrio. Med. X. 2 o 5
quando debemos etar mas etre
chamente unidos con Dios;temien
do, que el Demonio nos aparte
de ete unico apoyo que tenemos:
entonces necesitamos de mayor
fidelidad, y de mas exactitud en
guardar la regla, y la mortifica
cion. Enmedio de las cruces exte
riores, debemos tambien amar a Je
svs Crucificado, y abrazarnos con
fu Cruz, gutando de confiderarle
en ella, y llevando la nuetra en
feguimiento de el : haciendonos
femejantes à el en aquel etado.
Bien veo, que aun no hemos lle
gado tan allā ; pero cobremos
alientos, que aunque es dificil e
te grado de virtud , no es im
posible : probèmos en eta fema
na à imitar à la Santa Magdalena.
Eta es, y fe llama Semana San
S 2. tà»
296 Meditaciones fobre la Pafion
ta, porque es una femana, en que
los Chriftianos deben vivir fan
tal) CntC.

Procurèmos, pues, hacerlo asi,


para ver i podemos coneguir dar
nos todos à Dios de veras, de una
vez, y para fiempre. Para lo qual
ocupemonos en etàr al pie de la
Cruz con Magdalena, recogiendo
las gotas de fangre que alli caen:
pongamonos debaxo de la mima
Cruz, para recibir eta lluvia divi
na obre nuetros cuerpos, para que
nos lave, y fantifique: confidere
mos todas las Llagas de Jesvs una
por una : entremonos en todas
ellas: penetremos hata fu corazon,
y miremos alli,como en fu origen,
las excelentes virtudes que enfeño,
y practicó en fu Santisima Vida:
animemonos, à lo menos, durante
e
de N.S.jeu Chrifto. Medit. X. 297
etos ocho dias, à exercitarnos en
fu imitacion, en la paciencia, en la
humildad, en el perdon de las in
jurias, en la obediencia, en el zelo,
en la caridad,y en la mortificacion.
Procuremos vivir crucificados en
etos ocho dias , privandonos de
todas las compañias, de todos los
placeres de la tierra, y vitiendonos
con la mayor modetia, y humil
dad, que nos fea posible. Impon
gamonos alguna penitencia, y di
gamosle à Dios mil veces al dia:
que quifieramos etar enclavados en
fu mima Cruz; y yā que no pode
mos ello, potremonos algunos ra
tos de rodillas en fu preencia, ten
diendo los brazos por algun tiem
po en forma de Cruz. En fin, fi fu
cediere , que nos venga alguna
Cruz
2.98 Meditacionesfobre la Pafion
Cruz exterior; imaginemos, que
Jeu-Chrito es quien nos la embia:
alegremonos mucho con ella, y de
mosle repetidas gracias por un fa
vor tan fingular.
O Dios, y Señor mio! no veo
en todo mi Auditorio alguno, que
no fe hàlle muy dipueto à todo
eto, y à mucho mas por vueltro
amor; pero para algunos de ellos
es ete un camino poco curado;
y fiVos no les fervis de guia, y
no los llevais en los brazos de vue
tra mano poderoa, hallaràn, fin
duda, en ete feliz viage mucho
trabajo, y facaràn muy poco fruto;
pero etoy peruadido,à que hacien
do algunos esfuerzos, y diponien
doe de fu parte, como deben, os
hallaràn preto muy cerca de si,y fe
fen
de N.S.jef Chrifto. Medit. Y, 299
fentiràn con mas dipoficion, y
mayores fuerzas para etos exer
cicios,que las que pudieran
eperar. Amen. /
x ºr
3.

L A US D EO.
--------
T A BLA
DE LAS MEDITACIONES.

MEDITACION PRIMERA
Sobre la penitencia, y los trabajos
de jefu-Chrifto, pag. 1.
MEDITACION II.
De la charidad de fesvs en fu
Pa/ston, pag 27.
MEDITACION III.
De la paciencia de fesvs en fu
PafSion, pag.49.
- MEDITACION IV.
Del deprecio de los repetos hu
manos, y de los dictamenes, y
conducta del AMundo , con el
exe772
exemplo de feſu-Chriſto ſu
friendo, pag. 75.
MEDITACION V.
De la abnegacion entera de la pro
pria voluntad, que nos enſehò
" en ſu Paſsion,
pag III. º

MEDITACION VI.
Del zelo de feſu-Chriſto en ſu do
loroſa Paſsion, pag. 168.
MEDITACION VII.
De la traycion defudas, pag 2o1.
MEDITACION vIII.
De la calda de S.Pedro,pag.229.
MEDITACION IX.
Sobre la condutta que tuvo Pila
t0S
tos en la Pa/Sion de muetro
Señor feu-Chrifto, pag. 235.
MEDITACION X.
Del ardiente defeo que la Mag
dalena tuvo de eftar a los Pies
dejesvs, pag 275.

º
-
i .
-
. . .. .
A
y • •º º
", y L' º
ss .. . * -º *- -
·
---- - -
• • • • • •* • • •
_■■■■■■ ■■*********************
, ** ***~ ~ ~~- - - ~~
„…)!!-----------_…_…:…
·
|-
\|-
|

| º