Você está na página 1de 2

¿Cómo se aprende?

El aprendizaje se da como resultado del estudio individual y grupal, la experiencia, la


instrucción, el razonamiento y la observación. Es favorecido cuando el individuo está
motivado, como sucede en la película que se nos oriento ver; los jóvenes durante la
clase de poesía aprendían a expresarse, decir lo que sentían y todo esto se daba con
una metodología poco ortodoxa de parte del docente. Durante esa clase aprendían
de manera creativa y dinámica con actividades que fomentaran su desarrollo
individual.

Que procesos intervienen.

Para aprender necesitamos de cuatro factores fundamentales: inteligencia,


conocimientos previos, experiencia y motivación. Entre los factores intrapersonales
podemos citar la motivación intrínseca, la maduración cognitiva y emocional y los
conocimientos previos (conceptuales, actitudinales y procedimentales).

También intervienen otros factores, que están relacionados con los anteriores, como
la maduración psicológica, la dificultad del material, la actitud activa y la
distribución del tiempo para aprender.

Existen varios procesos que se llevan a cabo cuando cualquier persona se dispone a
aprender. Los estudiantes al hacer sus actividades realizan múltiples operaciones
cognitivas que logran que sus mentes se desarrollen fácilmente. Dichas operaciones
son, entre otras:

1. Una recepción de datos, que supone un reconocimiento y una elaboración


semántico-sintáctica de los elementos del mensaje (palabras, iconos, sonido)
donde cada sistema simbólico exige la puesta en acción de distintas
actividades mentales. Los textos activan las competencias lingüísticas, las
imágenes las competencias perceptivas y espaciales, etc.
2. La comprensión de la información recibida por parte del estudiante que, a
partir de sus conocimientos anteriores (con los que establecen conexiones
sustanciales), sus intereses (que dan sentido para ellos a este proceso) y sus
habilidades cognitivas, analizan, organizan y transforman (tienen un papel
activo) la información recibida para elaborar conocimientos.
3. Una retención a largo plazo de esta información y de los conocimientos
asociados que se hayan elaborado.
4. La transferencia del conocimiento a nuevas situaciones para resolver con su
concurso las preguntas y problemas que se planteen.
A estos factores propios de cada uno, se le debe sumar, con una influencia notoria, el
ambiente sociocultural que rodea a la persona dentro de la propia escuela y en su
entorno familiar y social.

Entre estos factores pueden mencionarse:

Las condiciones edilicias y de equipamiento de la institución escolar (ambiente


confortable, ventilado, provisto de estufas y ventiladores, aislado del ruido exterior,
con mobiliario adecuado y material pedagógico actualizado, cartográfico,
informático y con Biblioteca amplia). Obviamente no puede concentrarse en el
estudio un estudiante que esté sentado en una silla rota, o con calor o frío.

La motivación extrínseca que reciba por parte de familiares y maestros, que lo


estimulen a aprender.

Los compañeros de clase que deseen participar activamente del proceso de


enseñanza-aprendizaje (en una clase donde los niños conversan entre ellos, se
distraen y se muestran desmotivados, es muy difícil para quien viene dispuesto a
aprender lograr hacerlo).

Condiciones socio-económicas del educando: si éste pertenece a una familia con


escasos ingresos, puede dificultarse su aprendizaje si tiene que faltar a clase por falta
de medios para transporte, vestimenta o útiles escolares, y más aún si debe colaborar
trabajando para contribuir a la economía familiar. Además los alumnos con padres
no escolarizados no podrán recibir ayuda por parte de ellos en el proceso.

Condicionamientos políticos del país de la propia escuela y/o del docente: no es lo


mismo estudiar en un lugar con políticas de diálogo, espíritu crítico y participación,
típico de los gobiernos democráticos, que bajo rigurosas normas de orden y
obediencia propias de la dictadura.