Você está na página 1de 17

TALADRO

El Taladro es una herramienta giratoria a la que se le acopla un elemento al que


hace girar y realiza el trabajo.
El taladro es la máquina que mueve el elemento que realmente hace el trabajo.
Por ejemplo moverá una broca para hacer agujeros y si le acoplamos un disco o
cepillo de alambre este lijará o desbastará la pieza sobre la que se use.
No solo sirve para hacer agujeros, aunque es su uso principal, también se utiliza
para otros trabajos, como ya veremos más adelante, en función de la
herramienta que le acoplemos.
Se considera una máquina-herramienta precisamente por qué hay que
acoplarle la herramienta que hará el trabajo cuando gira.
Como herramienta que es, se deben seguir unas Normas de Seguridad e
Higiene cuando se use y es importante seguirlas para no sufrir accidentes, es
por eso que también le dedicaremos a esto un apartado.
También veremos que hay varios tipos diferentes de tipos de taladros, en función
de la energía utilizada para hacerle girar, de su mecanismo y de sus tamaños.
Partes de un Taladro
Empezaremos por ver una imagen para conocer las partes más importantes de
un taladro (en la parte de accesorios puedes ver más partes):
Portabrocas y Llave de Buzas.
Es una herramienta de muy facil manejo. Con el cable desconectado aflojar el
portabrocas con la llave de buzas e introducir la broca o el accesorio a utilizar.

Seguidamente lo apretamos y conectamos el taladro. Apretamos el percutor y el


taladro comenzará a girar. Normalmente llevan un regulador de velocidad, si es
así regular la velocidad de giro en función del material a taladrar, primero se usa
una velocidad baja para comenzar el agujero y luego se sube y se mantiene
constante en el proceso de taladrado. Sujetar bien la pieza a taladrar y
seguidamente procedemos a taladrar siempre siguiendo las normas de
seguridad e higiene que vienen explicadas más abajo.

TIPOS DE TALADROS
De lejos, los más conocidos por los aficionados y profesionales de las
herramientas, y de los que ya nos hemos ocupado varias veces en De Máquinas
de Herramientas, son: los taladros eléctricos con y sin cable, el rotomartillo y
el taladro percutor.

Sin embargo, existen muchos otros taladros que son sumamente útiles según
la aplicación a la que están destinados. Por lo tanto, teniendo como base la
clasificación de la figura de arriba, ahora vamos a describir los tipos y usos de
algunos de esos taladros, en orden creciente de complejidad y costo, para
conocerlos y orientarnos, en todo caso, sobre cuál es el más adecuado para
nuestra tarea.

TALADROS ACCIONADOS SIN FUERZA MOTRIZ

Si bien hoy en día son pocos los fabricantes que los ofrecen, estos
viejos taladros manuales han resistido el paso de los siglos y, en versiones
modernizadas, aún cautivan a un público poco pretensioso, especialmente
atraído por su muy bajo costo.
Taladros portátiles
Taladros accionados con fuerza motriz
La incorporación de diversas formas de energía para accionar los taladros,
particularmente los motores eléctricos, trajo consigo una revolución en materia
de comodidad, eficiencia, precisión y calidad de los orificios realizados. Pero no
sólo eso: también les confirió otras funciones, como las de pulir, atornillar o lijar
superficies según los distintos tipos de brocas o accesorios acoplados al taladro.

El siguiente gráfico presenta los ejemplos portátiles más comunes.


Veamos entonces los detalles de los diversos taladros accionados por fuerza
motriz, separándolos según su tamaño.
a) Taladros portátiles

Este gran grupo abarca, además de otros, todos los taladros más populares que
mencionamos más arriba y que tratamos ampliamente en De Máquinas y
Herramientas. Los taladros portátiles que funcionan con fuerza motriz pueden
ser de dos tipos: eléctricoso neumáticos. A su vez, los eléctricos se dividen en
dos clases: taladros eléctricos con cabley eléctricos eléctricos a batería. Por
lo tanto, vamos a retomar brevemente cada uno de estos para señalar sus
aplicaciones principales.
i) Taladro eléctrico con cable

Fue el primer taladro eléctrico y mantiene su innegable popularidad al día de


hoy. Para funcionar requiere un suministro constante de energía de un
tomacorriente, por lo que es muy potente y proporciona un amplio torque. El
diseño más común de los taladros con cable es con empuñadura de tipo
pistola, que facilita el uso de la herramienta. Menos conocido es el diseño en
ángulo recto, especialmente indicado para taladrar agujeros en lugares
confinados donde el diseño de pistola no tiene cabida, y muy usado por plomeros
y electricistas.

Taladro eléctrico con cable

El taladro eléctrico con cable admite varios tipos de broca y está destinado a
perforar madera, fibra de vidrio, mampostería ligera, metal, drywall y plástico.
Como mencionamos anteriormente, si se cambia el tipo de accesorio,
este taladro también se puede usar para colocar y retirar tornillos (esto último si
cuenta con la función de reversibilidad) y para lijar y pulir madera.
ii) Taladro eléctrico sin cable o inalámbrico

Tiene un diseño similar al taladro con cable, con la diferencia que funciona
con baterías y es mucho más liviano. La principal ventaja que presenta es la
movilidad que ofrece al usuario, pudiendo usarse en áreas remotas que carecen
de un tomacorriente cercano. Además, al ser más liviano que un taladro con
cable, es más fácil de usar y transportar, y causa menos fatiga tras un uso
intensivo. Los tipos de baterías usadas en un taladro inalámbrico son de
níquel-cadmio (más baratas y más pesadas) y las de iones de litio (más costosas
y más livianas). Algunos fabricantes dotan su oferta inalámbrica con baterías de
iones de litio que son intercambiables entre varias herramientas de su catálogo,
lo que ahorra tiempo y dinero.

Taladro sin cable o inalámbrico

Generalmente, un taladro eléctrico sin cable no es tan adecuado para trabajos


de perforación en materiales duros, como mampostería o láminas metálicas
gruesas. No obstante, destaca un excelente desempeño en madera, láminas
metálicas delgadas, drywall, fibra de vidrio y plástico.
iii) Taladro percutor

Precisamente, las perforaciones en materiales duros tienen otros protagonistas


de mucha mejor performance que el taladro convencional y que funcionan con
un mecanismo diferente: el de rotación y percusión (o impacto). Una de
las herramientas que pertenece a esta categoría es el taladro percutor, el cual
somete a la broca a una acción de golpeteo, como si se tratara de un cincel, a
medida que esta gira, permitiendo pulverizar el material duro mientras avanza a
través de este.

Taladro percutor

El taladro percutor está especialmente indicado para hacer agujeros de hasta


20 mm de diámetro en acero, baldosas, ladrillos, piedra, mampostería y
hormigón no reforzado. Se presenta en modelos con cable e inalámbricos, y es
la herramienta perfecta para el aficionado o entusiasta del bricolaje con
mayores demandas o para el personal de mantenimiento ocasional.
iv) Rotomartillo

Cuando hace falta una herramienta aún más poderosa, pesada y capaz de
perforar orificios de hasta 50 mm de diámetro, entonces debemos buscar
un rotomartillo. Su funcionamiento también se basa en un movimiento
combinado de rotación y percusión, sólo que esta vez la percusión se realiza
mediante un mecanismo neumático provisto de un pistón y un cilindro para
producir mayor fuerza de martilleo.
Rotomartillo

Por su gran potencia, el rotomartillo se fabrica únicamente en su versión con


cable y es la herramienta elegida cuando se trata de perforar hormigón duro y/o
reforzado. Por eso, el usuario típico de un rotomartillo es aún más exigente, tal
como un profesional de la construcción o un operario dedicado exclusivamente
a trabajos en hormigón, por ejemplo, las plateas de las edificaciones en seco.
v) Taladro neumático

Cuando la energía que alimenta un taladro no es eléctrica, sino que está provista
por aire comprimido, entonces hablamos de un taladro neumático. En este
artículo podremos consultar todas las características y ventajas que poseen
las herramientas neumáticas.
Taladro Neumático

El aspecto de los taladros neumáticos no es muy diferente del de los eléctricos,


aunque en lugar de tener un cable, cuentan con un puerto para conectar la
manguera de aire comprimido, y también están disponibles en diseños de mango
tipo pistola o mango recto. A menos que se cuente con un compresor en el
hogar, es improbable que un aficionado al bricolaje pueda hacer uso de
un taladro neumático. En cambio, esta herramienta es mucho más común en
talleres mecánicos o de chapa y pintura. Por ejemplo, con los accesorios
adecuados, un taladro neumático podría realizar las siguientes funciones en un
taller de chapa y pintura: desgrapado de puntos de soldadura por resistencia,
taladrado para soldadura por puntos MIG/MAG a tapón, taladrado sobre
materiales plásticos, o eliminación de pinturas, protectores de bajos, masillas y
selladores, restos de adhesivos estructurales y adhesivos de molduras
embellecedoras.
b) Taladros estacionarios o máquinas taladradoras
En un terreno que abarca aplicaciones más numerosas, frecuentes, complejas,
rigurosas y/o de alta precisión, propias de un taller o una industria, los taladros
portátiles dan paso a sus pares estacionarios, conocidos generalmente
como máquinas taladradoras y que reúnen una serie de ventajas con respecto
a aquellas. Aunque se emplean principalmente para perforar agujeros, cuando
se usan con la herramienta adecuada también pueden efectuar una serie de
operaciones de mecanizado, tales como escariado, roscado, redoblonado,
avellanado y rectificado.

El capítulo de máquinas taladradoras es sumamente extenso y ameritaría un


artículo aparte. Por eso, en esta oportunidad vamos a mencionarlas muy
brevemente, deteniéndonos principalmente en el taladro de columna, que sigue
en tamaño a un taladro portátil y del cual algunos modelos están al alcance de
un aficionado.
i) Taladro vertical o de columna

Estas máquinas, también conocidas como prensa taladradora, taladro de


pedestal o taladro de banco, constituyen un tipo de taladro fijo que puede
montarse sobre un soporte, o bien atornillarse al piso o a una mesa o banco de
trabajo. Los modelos más pequeños incorporan una base magnética que
sostiene las piezas de acero a perforar.

La máquina consiste en una base, una columna (o pilar), una mesa, un husillo y
un cabezal de taladrado accionado generalmente por un motor de inducción. El
cabezal cuenta con un juego de manivelas (generalmente tres) que se proyectan
desde un eje central y que, cuando se hacen girar con la mano, mueven el husillo
y el mandril verticalmente, paralelo al eje de la columna.
Taladro de banco o de columna

Estas perforadoras operadas con movimientos manuales suelen


denominarse sensitivas, se adaptan para trabajos pequeños en madera, metal,
plástico y materiales similares, y en su gran mayoría están destinadas al uso
doméstico.

Por el contrario, los modelos de taladros verticales no sensitivos con


cabezales accionados por engranajes que realizan todos estos movimientos
mecánicamente ofrecen aún más potencia y precisión, y por lo tanto son
indicados para talleres y pequeñas industrias. En general, las capacidades de
perforación de los taladros de columna van de los 13 mm a los 40 mm de
diámetro, dependiendo del modelo.
ii) Taladros industriales

A medida que crece la complejidad y precisión de un trabajo de perforación, más


sofisticadas son las máquinas taladradoras con las que cuenta la industria
actual.

Así, por ejemplo, para la perforación de orificios entre 25 y 40 mm de diámetro


con impecable precisión en acero de alta calidad y otros metales pesados se
usan las taladradoras de brazo radial, en las que el brazo puede girar alrededor
de la columna y moverse verticalmente, por lo que esta máquina es ideal para
el mecanizado de piezas de gran tamaño.

Para trabajos industriales en serie se dispone de varias máquinas muy eficientes:


la taladradora de husillos múltiples, por ejemplo, cuyo cabezal de taladrado
va provisto de varios husillos accionados por el husillo principal, permite taladrar
varios orificios en una sola carrera de trabajo. La taladradora en fila (batería de
taladradoras) es capaz de realizar varios procesos de mecanizado diferentes en
una misma pieza, por ejemplo, taladrado, avellanado y escariado. Una versión
aún más poderosa de esta última es la taladradora de torreta, controlada por
computadora y provista de varios cabezales de perforación montados en una
torreta, que pueden equiparse con un tipo diferente de herramienta de corte.

Finalmente, la tecnología CNC no podía estar ausente en las máquinas


taladradoras. La oferta de las poderosas taladradoras CNC comprende equipos
totalmente automatizados, diseñados para realizar múltiples perforaciones y
otras operaciones de mecanizado con gran repetitividad y rapidez. Cuentan con
sistemas de avance del husillo mediante mecanismo hidráulico o por
servomotores, sistema de autoalineamiento de brocas, refrigeración por agua de
las brocas durante el proceso de taladrado, una mesa de trabajo de hasta 5
metros de longitud y capacidad para manejar piezas de hasta 100 mm de
espesor. La aplicación principal de estos equipos CNC es en la industria
siderúrgica y en la fabricación de placas de conexión para la construcción de
puentes, estructuras metálicas y proyectos en infraestructura. En este video
podemos ver una de estas máquinas en acción.
TIPOS DE BROCAS

El utilizar la broca adecuada a cada material es imprescindible no solo para que


el trabajo sea más fácil y con mejor resultado, sino incluso para que pueda
hacerse. Por ejemplo, con una broca de pared o de madera, jamás podremos
taladrar metal, aunque sin embargo, con una de metal podremos taladrar madera
pero no pared. Pero en cualquier caso, lo mas conveniente es utilizar siempre la
broca apropiada a cada material.

En cuanto a calidades, existen muchas calidades para un determinado tipo de


broca según el método de fabricación y el material del que esté hecha. La calidad
de la broca influirá en el resultado y precisión del taladro y en la duración de la
misma. Por tanto es aconsejable utilizar siempre brocas de calidad, sobre todo
en las de mucho uso (de pared, por ejemplo) o cuando necesitemos especial
precisión.
Los principales tipos de brocas para aficionados al bricolaje son los siguientes:
1.- BROCAS PARA METALES

Sirven para taladrar metal y algunos otros materiales como plásticos por ejemplo,
e incluso madera cuando no requiramos de especial precisión. Están hechas de
acero rápido (HSS), aunque la calidad varía según la aleación y según el método
y calidad de fabricación

Existen principalmente las siguientes calidades:

- HSS LAMINADA. Es la más económica de las brocas de metal. Es de uso


general en metales y plásticos en los que no se requiera precisión. No es de gran
duración.

- HSS RECTIFICADA. Es una broca de mayor precisión, indicada para todo tipo
de metales semiduros (hasta 80 Kg./mm²) incluyendo fundición, aluminio, cobre,
latón, plásticos, etc. Tiene gran duración.

- HSS TITANIO RECTIFICADA. Están recubiertas de una aleación de titanio que


permite taladrar todo tipo de metales con la máxima precisión, incluyendo
materiales difíciles como el acero inoxidable. Se puede aumentar la velocidad de
corte y son de extraordinaria duración. Se pueden utilizar en máquinas de gran
producción pero necesitan refrigeración.

- HSS COBALTO RECTIFICADA. Son las brocas de máxima calidad, y están


recomendadas para taladrar metales de todo tipo incluyendo los muy duros
(hasta 120 Kg./mm²) y los aceros inoxidables. Tienen una especial resistencia a
la temperatura, de forma que se pueden utilizar sin refrigerante y a altas
velocidades de corte.
2.- BROCAS ESTÁNDAR PARA PAREDES

Se utilizan para taladrar paredes y materiales de obra exclusivamente. No valen


para metales ni madera. Tienen una plaquita en la punta de metal duro que es la
que va rompiendo el material. Pueden usarse con percusión.

Existen básicamente dos calidades:


- LAMINADA CON PLAQUITA DE CARBURO DE TUNGSTENO (widia). El
cuerpo es laminado y está indicada para yeso, cemento, ladrillo, uralita, piedra
arenisca y piedra caliza.

- FRESADA CON PLAQUITA DE CARBURO DE ALTO RENDIMIENTO. El


cuerpo está fresado, y además de todos los materiales anteriores, perfora sin
problemas mármol, hormigón, pizarra, granito y en general todo tipo de piedra.
Su poder de penetración y su duración es muy superior a la anterior.
3.- BROCAS LARGAS PARA PAREDES

Son como las anteriores, pero mucho más largas. Se utilizan para atravesar
paredes y muros, y como suelen usarse con martillos percutores y por
profesionales, la calidad suele ser alta. Tienen una forma que permite una mejor
evacuación del material taladrado.

4.- BROCAS MULTIUSO O UNIVERSALES

Se utilizan exclusivamente sin percusión y valen para taladrar madera, metal,


plásticos y materiales de obra. Si la broca es de calidad, es la mejor para taladrar
cualquier material de obra, especialmente si es muy duro (gres, piedra) o frágil
(azulejos, mármol). Taladran los materiales de obra cortando el material y no
rompiéndolo como las brocas convencionales que utilizan percusión, por lo que
se pueden utilizar sin problemas incluso con taladros sin cable aunque no sean
muy potentes.

5.- BROCAS DE TRES PUNTAS PARA MADERA


Son las más utilizadas para taladrar madera y suelen estar hechas de acero al
cromovanadio. Existen con diferentes filos, pero no hay grandes diferencias en
cuanto a rendimiento. En la cabeza tiene tres puntas, la central, para centrar
perfectamente la broca, y las de los lados que son las que van cortando el
material dejando un orificio perfecto. Se utilizan para todo tipo de maderas:
duras, blandas, contrachapados, aglomerados, etc.

6.- BROCAS PLANAS O DE PALA PARA MADERA

Cuando el diámetro del orificio que queremos practicar en la madera es grande,


se recurre a las brocas planas, pues permiten poder introducirlas en el
portabrocas del taladro, ya que el vástago no varía de tamaño. Son un poco más
difíciles de usar, pues hay que mantener firme la perpendicularidad del taladro,
por lo que es muy recomendable usar un soporte vertical.

7.- BROCAS LARGAS PARA MADERA

Para hacer taladros muy profundos en madera se utilizan unas brocas especiales
con los filos endurecidos, y con una forma que permite una perfecta evacuación
de la viruta.

8.- BROCAS EXTENSIBLES PARA MADERA


Es un tipo de broca que permite la regulación del diámetro del taladro a realizar
dentro de unos límites. Su utilización es hoy en día más bien escasa.

9.- BROCAS FRESA PARA ENSAMBLES EN MADERA

Son unas brocas especiales que a la vez que hacen el taladro ciego donde se
atornillará el tornillo de ensamble, avellanan la superficie para que la cabeza del
tornillo quede perfectamente enrasada con la superficie. Puede verlo más
claramente en el apartado ENSAMBLE DE TABLEROS de la sección
CONSEJOS.

10.- BROCAS DE AVELLANAR


Sirven para el embutido en la madera de tornillos de cabeza avellanada. Se
utilizan después de haber hecho el orificio para el tornillo con broca normal. Para
madera las hay manuales (con mango). Si se utilizan con taladro eléctrico es
muy recomendable utilizar un soporte vertical.
11.- BROCAS FRESA PARA BISAGRAS DE CAZOLETA

Se utilizan para hacer el orifico ciego en el interior de las puertas donde encajará
la bisagra de cazoleta. Es imprescindible utilizar un soporte vertical o un taladro
de columna.

12.- BROCAS PARA VIDRIO

Son brocas compuestas de un vástago y una punta de carburo de tungsteno


(widia) con forma de punta de lanza. Se utilizan para taladrar vidrio, cerámica,
azulejos, porcelana, espejos, etc. Es muy recomendable la utilización de soporte
vertical o taladro de columna y la refrigeración con agua, trementina (aguarrás)
o petróleo.

13.- CORONAS O BROCAS DE CAMPANA

Para hacer orificios de gran diámetro, se utilizan las coronas o brocas de


campana. Estas brocas las hay para todo tipo de materiales (metales, obra,
madera, cristal). Consisten en una corona dentada en cuyo centro suele haber
fijada una broca convencional que sirve para el centrado y guía del orificio. La
más utilizada en bricolaje es la de la siguiente foto, que incluye variedad de
diámetros en una sola corona.
MICROMETRO

Un Micrometro pueden ser dos cosas, una unidad de medida o un instrumento


de medida.
El micrómetro es una unidad de longitud que también se puede llamar micra,
equivalente a una millonésima parte de un metro (un metro, si lo dividimos en un
millón de partes, eso es una micra), pero también se le llama Micrometro,
Palmer, tornillo Palmer o Calibre Palmer a un instrumento de medición de
alta precisión, capaz de medir centésimas de milímetros, o lo que es lo
mismo micras, de ahí su nombre Micrómetro.

Lo utilizan los torneros, fresadores, mecánicos, joyeros y todo aquel que quiera
medir piezas con fiabilidad de hasta micras. Por ejemplo para medir espesores
de chapas, rodamientos, engranajes, diámetros de tuercas, etc.

El micrometro es capaz de realizar medidas más precisas que incluso las que
puede realizar el calibre.
Partes del Micrómetro

En la siguiente figura vemos las partes con sus nombres. El manguito también
se puede llamar tambor giratorio por que precisamente gira. Es importante
conocer todas sus partes para entender como se mide con el micrómetro palmer
más adelante.

Uso del Micrómetro

Este instrumento es muy sensible al calor y se debe almacenar a temperatura


ambiente, al igual que el objeto que se vaya a medir.
La pieza que queremos medir la colocamos contra la punta de apoyo del yunque
con la mano izquierda mientras acercamos la punta de contacto del husillo
girando la perilla del trinquete con los dedos pulgares y el índice. Si por ejemplo
queremos medir un anillo, deberá estar sujeto entre el yunque y el husillo.

Cuando la pieza a medir este perfectamente cogida entre las dos partes (entre
el yunque y el extremo del usillo), sigue girando la perilla del trinquete hasta que
escuches 3 clics. Ahora fijamos la medida usando para eso la tuerca del freno
(giramos el freno) mientras el husillo y el yunque estén sujetando la pieza que
queremos medir.

Retiramos la pieza del micrómetro ya bloqueado con el freno y leemos la


medida de la pieza en el micrómetro.
¿Cómo se lee el Micrómetro?

Ahora que ya tenemos la medición hecha vamos a ver cuanto mide realmente la
pieza. Lo mejor es con un ejemplo. Fíjate en la figura:

La escala graduada nos da la medida en milímetros y la escala en nonios


las centésimas de milímetros. Veamos que marca el ejemplo.

En la escala graduada o escala longitudinal se ve en su parte superior la división


de 5 mm y en la inferior la de otro medio milímetro más (una rayita más allá de
los 5). Eso quiere decir que de momento la medida es de 5,5 mm y un poco más.
Veamos cuanto es ese poquito más midiendo las centésimas de milímetro con
el nonio.
En la escala de nonios, la división 28 coincide con la línea central longitudinal.
(28 centésimas de milímetros)
¿Cuanto medirá? Pues 5 milímetros + 0,5 milímetro y ahora las centésimas de
milímetros nos las dice la medida del nonio, es decir 28 centésimas de
milímetros. Pero para sumarlo (el 28) con las otras dos medidas, que vienen en
milímetros, lo pasamos de centésimas de milímetros a milímetros, lo que 28
centésimas de milímetros son 0,28 mm (Para pasar centésimas de mm a mm lo
dividimos entre 100).

Si ahora sumamos todo correctamente en la misma unidad saldrá: 5 + 0,5 + 0,28


= 5,78 mm. ¿Fácil no?.

Aquí te dejamos otras 3 medidas con su solución para que las compruebes y te
quede claro:

Interesses relacionados