Você está na página 1de 5

NOMBRE

MILEZCA ROSARIO MARIÑEZ

MATRICULA
2018-07735

SEMANA II
Estimado participante, en esta unidad se trabajará el tema: La lengua
como base de la cultura.
Consultar la bibliografía básica y complementaria y otros recursos
relacionados con la temática sugeridos por el facilitador.

Se recomienda:
Presentación en un organizador gráfico de la información recolectada
sobre el tema tratado.

La Lengua Como Base de la Cultura

Zoosemiótica

Comunicación Animal Oral y Escrita


y La Comunicación Comunicación Humana

Identificación de los niveles, tipos, variantes y registros lingüísticos.


Después de leer y analizar el siguiente texto realiza las actividades que
se te indican al final.
De acuerdo con el uso de hacemos del lenguaje, oral y escrito,
separamos los siguientes niveles:
Culto, también conocido como literario, propio de discursos, clases,
diccionarios, obras literarias.
Estándar, o neutro, propio de medios de comunicación y cierta
producción literaria.
Coloquial, o familiar, propio de conversaciones de amigos, de escritos
informales.
Vulgar

La lengua estándar se caracteriza por un nivel medio entre la máxima


formalidad y la informalidad. Tiene algunos inconvenientes: se pierden
matices y diferencias dialectales o expresivas bien ricas. Pero también
tiene importantes ventajas: favorece la intercomunicación entre los
hablantes de una misma lengua, porque el estándar tiende a unificar
soluciones léxicas y sintácticas; se mantiene un alto nivel de
adecuación a la normativa gramatical (se evitan faltas de ortografía, de
sintaxis, las imprecisiones léxicas, etc.), y se utiliza de lengua llana,
fácilmente comprensible para cualquier lector medianamente culto. Por
tanto, es una variedad común a todos los hablantes, que tiene función
de asegurar la comprensión entre todos quienes la hablan,
independientemente de su procedencia geográfica, social, o
generacional: es la variedad de todos.

Llamamos registros a aquellas variantes de la lengua que están


determinadas por usos concretos. Así, el lenguaje técnico, el lenguaje
científico, el lenguaje de los medios de comunicación, etc., son registros.
Los principales factores que condicionan que usemos o no un
determinado registro son:

El grado de especialización. Como más especializado sea un tema, más


necesario se hará el uso de un determinado registro, el cual dispondrá
de un léxico específico.
El canal de comunicación. Sea escrito o sea hablado, condicionará el
uso de un registro específico.
El grado de formalidad. Afectará a aspectos tan diversos como el uso del
léxico, el tono, el trato, etc.
La intencionalidad. Según los propósitos comunicativos escogeremos un
u otro registro.

Lectura y análisis del texto: La sórdica, de Emilia Pardo Bazán


Las cuatro de la tarde ya y aún no se han levantado un soplo de brisa.
El calor solar, que agrieta la tierra, derrite y liquida a los negruzcos
segadores encorvados sobre el mar de oro de la mies sazonada. Uno
sobre todo, Selmo, que por primera vez se dedica a tan ruda faena,
siéntese desfallecer: el sudor se enfría en sus sienes y un vértigo
paraliza su corazón.
¡Ay, si no fuese la vergüenza! ¡Qué dirán los compañeros si tira la hoz y
se echa al surco! Ya se han reído de él a carcajadas porque se abalanzó
al botijón vacío que los demás habían apurado...

Maquinalmente, el brazo derecho de Anselmo baja y sube; reluce la hoz,


aplomando mies, descubriendo la tierra negra y requemada, sobre la
cual, al desaparecer el trigo que las amparaba, languidecen y se agostan
aprisa las amapolas sangrientas y la manzanilla de acre perfume. La
terca voluntad del segadorcillo mueve el brazo; pero un sufrimiento cada
vez mayor hace doloroso el esfuerzo. Se asfixia; lo que respira es fuego,
lluvia de brasas que le calcina la boca y le retuesta los pulmones. ¿A qué
se deja caer? ¿A que rompe a llorar? Tímidamente, a hurtadas, como el
que comete un delito, se dirige al segador más próximo: -¿No trairán
agua? Tú, di, ¿no trairán? -¡Suerte has tenido, borrego! Ahí viene justo
con ella La Sordica. Anselmo alza la cabeza, y, a lo lejos sobre un
horizonte de un amarillo anaranjado, cegador, ve recortarse la figura
airosa de la mozuela, portadora del odre, cuya sola vista le refrigera el
alma. De la fuente de los Almendrucos es el agua cristalina que La
Sordica trae; agua más helada cuanto más ardorosa es la temperatura;
sorbete que la Naturaleza preparó allá en sus misteriosos laboratorios,
para consolar al trabajador en los crueles días caniculares.

Analisis
Emilia Pardo Bazán representa un papel importantísimo en la aceptación
del término “cuento” a causa del gran número y del alto valor artístico de
sus producciones en este género. Es interesante señalar la opinión que
del cuento tenía doña Emilia: « El cuento será, si se quiere, un subgénero,
del cual apenas tratan los críticos; pero no todos los grandes novelistas
son capaces de formar con maestría un cuento». El genio de los
cuentistas, en este caso de Pardo Bazán, reside en la habilidad para
presentarnos, en un mínimo espacio, algo que refleje intensamente la
condición humana. En el cuento lo importante, lo esencial, es la
intensidad. Hay que captar el momento adecuado de la existencia. Los
cuentos reflejan las escuelas literarias en que nacieron y el tipo cambia
con el tiempo. En la época de nuestra autora, el estilo es denso y
compacto; la trama se adelanta de manera sistemática. Este cuento se
caracteriza por sus propósitos morales y un énfasis de las costumbres
populares y la vida cotidiana. Llegados a la época realista-naturalista,
encontramos numerosos cuentistas que influirán en la autora, como
Maupassant o los hermanos Goncourt, pero sus cuentos siempre tendrán
su propio sello de identidad”.