Você está na página 1de 2

EL RECICLAJE Y SU IMPORTANCIA

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos o


en materia prima para su posterior utilización.
Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se reduce
el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la
contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de
los vertederos), así como también disminuir las emisiones de gases de efecto
invernadero en comparación con la producción de plásticos.
Gracias al reciclaje se previene el desuso de materiales potencialmente útiles, se
reduce el consumo de nueva materia prima, además de reducir el uso de energía, la
contaminación del aire (a través de la incineración) y del agua (a través de
los vertederos), así como también
disminuir las emisiones de gases de
efecto invernadero en comparación con
la producción de plásticos.
Los materiales reciclables son muchos,
e incluyen todo el papel y cartón, el
vidrio, los metales ferrosos y no
ferrosos, algunos plásticos, telas y
textiles, maderas y componentes
electrónicos. En otros casos no es posible llevar a cabo un reciclaje debido a la
dificultad técnica o alto coste del proceso, de modo que suele reutilizarse el material o
los productos para producir otros materiales y se destinan a otras finalidades, como el
aprovechamiento energético.
También es posible realizar un salvamento de componentes de ciertos productos
complejos, ya sea por su valor intrínseco o por su naturaleza peligrosa.
Actualmente las cifras de contaminación son alarmantes para nuestro país.

De cada 100 Kg. de basura sólo el 70% se


recolecta, más de 30 mil toneladas diarias
llegan a barrancos, ríos y terrenos baldíos
convirtiéndose en agentes contaminantes y
fuentes de infección. La mayor parte de los
desechos son reutilizables y reciclables, el
problema está en que al mezclarlos se
convierten en basura.

En promedio una familia genera mensualmente basura constituida por papel, cartón,
vidrio, metal, plásticos y desechos de control sanitario. Si se aprende a separarla
adecuadamente podremos controlarlos y evitar posteriores problemas.
Al separar nuestros desperdicios correctamente antes de que se conviertan en basura
es posible reducir un 80% del espacio total que ésta ocupa.

Para poder iniciar con este proceso es importante entender qué es “reciclar”. Reciclar
es el proceso mediante el cual los productos de desecho son nuevamente utilizados y
tiene por objeto la recuperación, de forma directa o indirecta, de los componentes que
contienen los residuos urbanos.
La importancia de hacerlo es que nos puede ayudar a resolver muchos de los problemas
creados por la forma de vida moderna. Se pueden salvar grandes cantidades de
recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan
materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser
salvados. La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía.
Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo
tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero.

En el aspecto financiero, podemos decir que el reciclaje puede generar muchos


empleos. Se necesita una gran fuerza laboral para recolectar los materiales aptos para
el reciclaje y para su clasificación. Un buen proceso de reciclaje es capaz de
generar ingresos.

La categoría más grande de reciclaje son los plásticos, estos son utilizados para la
fabricación de productos de uso cotidiano, tales como envases de bebidas, juguetes y
muebles.

 Recolección: Separación, en el hogar, de los residuos en dos grupos básicos:


residuos orgánicos por un lado e inorgánicos por otro; en la bolsa de los residuos
orgánicos irían los restos de comida, de jardín, y en la otra bolsa los metales,
madera, plásticos, vidrio, aluminio. Estas dos bolsas se colocarán en la vía pública
y serán recolectadas en forma diferenciada, permitiendo así que se encaucen hacia
sus respectivas formas de tratamiento.
 Centro de reciclado: Aquí se reciben los residuos plásticos que son almacenados a
la intemperie. Existen limitaciones para el almacenamiento prolongado en estas
condiciones, ya que la radiación ultravioleta puede afectar a la estructura del
material, razón por la cual se aconseja no tener el material expuesto más de tres
meses.

Clasificación: Luego de la recepción se efectúa una clasificación de los productos
por tipo de plástico y color. Si bien esto puede hacerse manualmente, se han
desarrollado tecnologías de clasificación automática, que se están utilizando en
países desarrollados. Este proceso se ve facilitado si existe una entrega
diferenciada de este material, lo cual podría hacerse con el apoyo y promoción por
parte de los municipios.
En Ecovale sabemos la importancia que tiene el reciclaje en el mundo y por ello
contribuimos con tarjetas biodegradables que en cierto periodo de tiempo se desintegran
evitando dejar residuos en el mundo. Te invitamos a que consumas productos
reciclables y/o biodegradables como bolsas de basura, servilletas y platos de papel por
ejemplo.

¡ Ayudemos al planeta reciclando y separando la basura de manera adecuada!