Você está na página 1de 6

LICEO EVANGELICO INTERNACIONAL

ASIGNATURA : LABORATORIO DE INFORMÁTICA.

TEMAS : PROGRAMAS DE CONVERSION DE


FORMATOS.

MAESTRO : ERICK LIZARDO.

ALUMNA : JASMIN SARAI GUEVARA.

CURSO : III BTP INFORMÁTICA.

FECHA : 24 DE JUNIO DEL 2018.


Conversión (informática)
En informática, la conversión alude al proceso de transformación de datos
informáticos de una representación concreta a otra, cambiando los bits de un
formato a otro, normalmente para lograr la interoperabilidad de aplicaciones o
sistemas diferentes. Al nivel más simple, la conversión de datos puede
ejemplificarse por la conversión de un archivo de texto desde una codificación
de caracteres a otra. Son conversiones más complejas las de los formatos de
ficheros ofimáticos y multimedia, a veces fuera de las capacidades de
ordenadores domésticos (o a expensas de tiempos de proceso muy altos).

Antes de que pueda efectuarse cualquier conversión de datos el usuario o


programador de aplicaciones debe tener en mente unos cuantos conceptos
básicos de teoría de la información e informática:

 Es fácil descartar información usando un ordenador, pero añadirla


requiere esfuerzo.
 El ordenador puede usarse para añadir información sólo sobre la base de
reglas; la mayoría de adiciones que interesa a los usuarios sólo puede
lograrse con la ayuda de humanos.
 Sobremuestrear los datos o convertirlos a un formato con más
posibilidades no añade información: sólo hace hueco para dicha adición,
que suele tener que hacer un humano.

Por ejemplo, una imagen truecolor puede ser convertida fácilmente a escala de
grises, siendo la conversión opuesta un proceso concienzudo. Convertir un
fichero de texto Unix a un fichero de texto Microsoft (DOS/Windows) implica
añadir información, concretamente un retorno de carro (CR) antes de cada
salto de línea (LF), pero dicha adición puede hacerse con un ordenador gracias
a que se basa en reglas, mientras la adición de información de color a una
imagen en escala de grises no puede hacer programáticamente, ya que sólo un
humano sabe qué colores son necesarios para cada parte de la imagen, por lo
que no hay reglas que puedan usarse para automatizar el proceso.

Convertir un PNG de 24 bits a uno de 48 bits de profundidad de color no


añade información a la imagen, pues sólo rellena los valores RGB de los
píxeles con ceros. La conversión permite luego afinar estos valores
«expandidos», pero sólo con posteriores manipulaciones manuales. Convertir
una imagen o un fichero multimedia desde un formato comprimido con
pérdida (como JPEG o Vorbis) a otro sin pérdida (como PNG o FLAC) o
descomprimido (como BMP o WAV) sólo desperdicia espacio, ya que la
imagen o sonido resultante será el mismo, con la información original perdida
(los artefactos de la compresión con pérdida). Una imagen JPEG nunca puede
recuperar la calidad de la imagen original anterior a la compresión, por mucho
que se use la herramienta de «Eliminación de artefactos JPEG» (que retiran
aún más información de la imagen) de los programas de edición gráfica.

Debido a estas realidades, la conversión de datos es con mucha frecuencia un


proceso complejo y propenso a errores, que requiere de la ayuda de expertos.
Es seguro afirmar que sólo el éxito de la inteligencia artificial llevará a la
quiebra a las compañías dedicadas a la conversión de datos

Conversor de Imágenes es una herramienta con un nombre muy descriptivo,


gracias a la que podremos hacer exactamente lo que su nombre sugiere: pasar
imágenes de un formato a otro.

Conversor de Imágenes

Lo mejor de la aplicación es que resulta muy fácil de usar, limitando nuestra


labor a tener que arrastrar y soltar imágenes dentro de la ventana de la
aplicación. Además, trabaja bastante rápido pese a poder mover muchas
imágenes de forma simultánea.

El programa soporta veinte formatos diferentes de entrada y dieciséis de


salida, incluyendo los más populares como BMP, JPG, PNG, GIF, DDS, PSD,
PCX, TGA o CIF entre muchos otros.

Conversor de Imágenes es una aplicación muy útil gracias a la que será


posible convertir todas nuestras fotografía en masa a diferentes formatos. Y lo
hará rápidamente y desde una interfaz sencilla y cómoda.

Existen muchos tipos de archivos de imágenes disponibles, pero lo más


posible es que te hayas conseguido con algunos que suelen ser los más
comunes: el JPG (también conocido como JPEG), el PNG y el GIF. Todos
tienen sus ventajas y desventajas, así que hay conocerlos mejor nos permitirá
decidir cuál es el que necesitamos usar en diferentes escenarios.
La mayoría de los navegadores en Internet tienen la capacidad de mostrar
estos tres tipos de imágenes sin ningún problema, algunos formatos
funcionan mejor para ciertas ocasiones. Por ejemplo, los JPG se utilizan
con frecuencia para imágenes que son realistas y que se ven bien aunque el
tamaño del archivo sea muy bajo; los GIF, que tanto se usan hoy en día,
muestran imágenes animadas; los PNG, por su parte, tienen la habilidad de
mantener la calidad al máximo siempre y soportan transparencias

JPG
JPG es un tipo de archivo que fue desarrollado por el Joint Photographic
Experts Group (JPEG) para que fuese el estándar para las imágenes hechas
por fotógrafos. Para que el JPG tenga un tamaño reducido, el archivo
comprime los datos de la imagen en bloques de píxeles, también conocidos
como “mosaico”. El problema con esta comprensión es que es permanente
porque se creó con la idea de guardar imágenes grandes en espacios de
almacenamiento pequeños.
JPG se ha convertido en el tipo de archivo de imágenes más usado en
Internet porque pueden ser comprimidas hasta 100 veces. Su popularidad
comenzó cuando todavía se usaba dial-up para navegar, ya que las conexiones
eran tan lentas, que esta era la única opción.
Sin embargo, el JPG tiene sus problemas. No es el adecuado para
ilustraciones, dibujos, ni texto. Por ejemplo, si quieres guardar un archivo de
imagen de una ilustración, lo más posible es que se vea píxelada, incluso
cuando esté configurada para tener la mejor calidad. Esto sucede porque el
formato JPG está diseñado para la compresión y siempre va a reducir la
calidad.

GIF
GIF también es un tipo de archivo de imagen que tienen bastante tiempo
siendo usado, aunque fue casi olvidado por un tiempo, ha vuelto a ser muy
popular recientemente. Sus siglas significan Graphics Interchange Format.
La característica principal del GIF es que soporta paletas de 256 colores, y
además de que soporta animaciones y transparencias. Esto no creará una
distorsión de la imagen, como JPG, pero sí difuminará los colores bastante,
haciendo que se vea ligeramente píxelado. Sin embargo, en una imagen GIF
no se pierden líneas rectas como las del texto, como pasaría con un JPG.
Con todas estas ventajas y desventajas vemos porque los GIF son usados
principalmente para crear imágenes animadas, porque en estos casos no
importa si se pierde un poco de color con tal de que se mantenga la animación
en un archivo que no es demasiado pesado y que no necesita un software
adicional para ser reproducido (como es el caso de los vídeos).

PNG
PNG significa Portable Network Graphics, aunque algunos también le llaman
PNG-not_GIF. Este segundo nombre indica que fue desarrollado como una
alternativa al GIF. Este también soporta transparencias, así que es muy bueno
para usarlo en Internet y en navegadores. A diferencia del GIF, maneja las
transparencias con más elegancia y sin perder color porque soporta colores de
8-bits, y también de 24-bits, como JPG.
El PNG utiliza un algoritmo de compresión sin perdida, por lo que
reconstruye los datos de manera exacta a los originales. El problema con PNG
es que si se tiene una imagen con muchos colores y píxeles, obtendremos un
archivo mucho más pesado que el JPG, por lo que no se usa con tanta
frecuencia en Internet.

Conclusión
Después de saber cómo funciona cada tipo de archivo de imagen, veamos para
qué debemos usar cada una:

 GIF: perfecta para usar en archivos pequeños con colores limitados (escala de
grises, por ejemplo). Evitar su uso para fotografías.
 PNG: utilizar en gráficos, ilustraciones, y archivos pequeños en la web que
necesiten transparencias. Evitar en fotografías con muchos detalles que
necesiten ser subidas a la web porque serán demasiado pesadas.
 JPG: ideal para mostrar fotografías en la web sin ocupar mucho espacio en un
servidor. Terrible para edición de imágenes.