Você está na página 1de 788

PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

PLANEACIÓN FISCAL Y
DEFENSA DEL 69-B Y
69-B BIS.
Hemos realizado el Libro de Planeación Fiscal y
Defensa del 69-B y del 69-B BIS y Comentarios
a la Reforma Fiscal del Código Fiscal de la
Federación 2018, obra la cual atendiendo a la era
digital que estamos viviendo se encuentra de
forma digital en nuestra pagina de Internet en
donde se puede obtener de manera gratuita,
también se las estaremos enviando vía
WHATSAPP y solo por esta ocasión el libro lo
podrán encontrar de forma Impresa.

Asimismo, hacemos de su conocimiento que TODAS


las obras publicadas desde el año 2000 hasta el
2018, se tendrán en forma digital para su consulta e
impresión si lo consideran pertinente de forma
gratuita en nuestra página de internet
(http://www.tegra.com.mx/es/nuestras-publicaciones.html).

Consulta y descarga todas Nuestras Publicaciones


de forma GRATUITA:

http://www.tegra.com.mx/es/nuestras-publicaciones.html

I
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

II
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

III
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

 Primera edición, Julio 2018.

Colaboradores:

C.P. y M.I. Raúl Camacho Fuerte

Libro de Planeación Fiscal y Defensa del 69-B y 69-B BIS y Comentarios a la Reforma
Fiscal del Código Fiscal de la Federación 2018

Derechos Reservados conforme a la Ley por:

Raúl Camacho Fuerte.

@ Copyright
Queda prohibida la reproducción total o parcial
de esta obra por cualquier medio
impreso o electrónico.

Impreso en México – Printed in Mexico.

Se terminó esta edición el 07 de Julio del 2018.

Libro de Planeación Fiscal y Defensa del 69-B y 69-B BIS y Comentarios


a la Reforma Fiscal del Código Fiscal de la Federación 2018, es la
Primera Edición que se terminó de imprimir el día 07 de Julio del año dos
mil dieciocho.

IV
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

Guadalajara, Jal. Julio 2018.

V
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

VI
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

VII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

VIII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

IX
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

X
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

XI
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y DEL 69 – B BIS 2018

XII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

Contenido

 Abreviaturas.

 Introducción.

 Comentarios al Artículo 69-B del CFF.

 Comentarios al Artículo 69-B BIS del CFF.

 Comparativos de Leyes.

 Decretos.

 Indicadores Fiscales.

XIII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

Índice
Página

Introducción 1

Comentarios.

Artículo 69-B del CFF

Uso indebido de comprobantes fiscales, EFOS y EDOS del artículo 69- 11


B, del CFF a partir del 1° de enero de 2014.

1.- Introducción y motivos para la aprobación del artículo 69-B del CFF. 13

1.1. Patrones de conducta de los EFOS. 15

2.- Presunción de Inexistencia No aplica más que a CFDI. 23

2.1. No es lo mismo CFDI, Comprobante Fiscal ó simplemente 23


Comprobante.

2.2. Constancias fiscales. 24

3.- SCJN concluye que artículo 69-B del CFF es CONSTITUCIONAL. 33

4.- Pronunciamientos de la PRODECON. 49

5.- Normatividad interna del SAT. 55

5.1. Violación al artículo 16 de la CPEUM. 55

5.2. Estrategias relativas al ejercicio de facultades para detectar 57


operaciones simuladas emitidas por el SAT.

5.3. Reglas de actuación. 60

5.4. Situación del domicilio fiscal del contribuyente. 74

6.- Artículo 69-B, primer párrafo, del CFF, se trata de una presunción 82
legal IURIS TANTUM.

7.- Medios a través de los cuales realizará la notificación. 83

7.1. Buzón tributario. 85

7.2. Notificación al EFOS y sus Efectos. 91

8.- Obligación de EFOS dentro del procedimiento. 93

8.1. Requerimiento adicional. 93

XIV
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

8.2. Plazo para valorar pruebas y emitir resolución. 94

8.3. No estamos en presencia de facultades de comprobación. 95

8.4. Inconvencionalidad del Art. 69-B CFF. 100

8.5. ¿Todos los comprobantes fiscales que llegó a emitir el contribuyente 135
enlistado no producen ni produjeron efecto fiscal alguno?

9.- Obligación de EDOS dentro del procedimiento. 155

9.1. Inconstitucionalidad del quinto párrafo del artículo 69-B CFF. 179

9.2. Medios de defensa. 197

10.- La expedición, adquisición o enajenación de comprobantes fiscales 203


que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos
simulados, como delito fiscal.

11.- Reforma Fiscal al artículo 69-B del CFF. 216

11.1. Comparativo artículo 69-B, del CFF. 217

11.2. Iniciativa de reforma del artículo 69-B, del CFF. 222

11.3. Diversa iniciativa de reforma art. 69-B del CFF pendiente de 255
aprobarse

11.4. Oficio de presunción, ¿es impugnable? 262

11.5. Plazos art. 69-B del CFF 269

Artículo 69-B BIS del CFF

Presunción de “Transmisión Indebida de pérdidas fiscales”. 275

1. Introducción. 278

2. Principio general que rige a las pérdidas fiscales en materia de ISR. 279

3. Problemática que dio origen a la nueva disposición. 306

4. Norma HETEROAPLICATIVA y no AUTOAPLICATIVA. 311

5. Facultad que se otorga a la autoridad. 315

6. Presunciones. 317

7. Premisa para establecer la presunción. 319

8. Concepto de “Grupo”. 325

9. Acciones. 350

10. Tipos de asociaciones o sociedades. 353

XV
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

11. Tipo de acciones existentes. 365

12. Otros tipos de acciones. 370

13. Reestructuración. 372

14. Fusión y Escisión. 374

14.1. Fusión de sociedades. 375

14.2. Escisión de sociedades. 379

15. Tratamiento fiscal de las pérdidas fiscales en fusión y escisión. 383

15.1. Escenarios de la fusión. 385

15.2. Especificaciones de la escisión. 386

16. Cambio de accionistas. 391

16.1. Compraventa. 392

16.2. Aumento y reducción de capital. 393

16.3. Fusión de sociedades. 395

16.4. Donación de acciones. 397

16.5. Herencia o legado. 399

16.6. Dación en pago. 401

16.7. Adjudicación. 403

16.8. Permuta. 405

17. Usufructo de acciones. 407

18. Supuestos de presunción de transmisión indebida de pérdidas 408


fiscales.

19. Ejemplos de supuestos de transmisión indebida de pérdidas fiscales. 417

20. Comparativo 69-B VS 69-B BIS. 422

21. Configuración de condiciones SINE QUA NON. 426

22. Retroactividad del articulo 69-B BIS. 430

23. Procedimientos 69-B vs 69-B BIS. 436

24. Momento en que surten efectos jurídicos los actos corporativos. 458

25. Ejemplos de “Grupo”. 463

XVI
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

26. Requisito de permanencia accionaria. 466

27. Procedimiento para la presunción. 471

28. Publicación en listado definitivo y sus efectos fiscales. 475

29. Corrección de la Situación Fiscal. 476

30. Consideraciones Sociedades Liquidadas. 476

31. Notificación a través de Buzón Tributario. 482

32. Sanciones y Responsabilidad Penal. 486

33. Razón de Negocios. 491

34. Conclusiones. 506

Reforma Fiscal del CFF 2018

Entrada en Vigor. 515

Controles Volumétricos y sus infracciones por incumplimiento. 522

Obligación de llevar controles volumétricos. 522

Infracciones relativas a la obligación de llevar controles volumétricos. 536

Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI). 548

Facilidades Administrativas para la emisión de comprobantes fiscales 548


digitales.

Actos o Actividades específicos en los que si bien no hay obligación de 554


emitir CFDI, se deberán amparan con documento digital.

Facultades de Comprobación. 565

Visitas Domiciliarias relativas a verificar operación de controles 565


volumétricos.

Auxilio de terceros para toma de muestras ó para análisis, identificación 566


o cuantificación de bienes o mercancías de difícil identificación o
manejo.

Nueva facultad de comprobación para determinar de manera presuntiva 572


ingresos y valor de los actos o actividades.

Visitas Domiciliarias para verificar operaciones que deben ser 572


registradas como ingresos.

Determinación presuntiva de ingreso brutos en base a visitas 593


domiciliarias de verificación de operaciones.

Documentación comprobatoria de los acreditamientos o 595


compensaciones de saldos a favor o pago de lo indebido o aplicación de
XVII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

estímulos o subsidios fiscales.

Infracciones, Sanciones y Delitos. 607

Infracción a registros de gastos inexistentes y asientos con identificación 607


incorrecta.

Aumento de Multas por Sentencia Firme. 611

Delitos fiscales en materia de controles volumétricos y suplantación de 614


identidad.

Comparativos. 625

Decretos Diversos. 647

DECRETO por el que se reforma el artículo 69-B del Código Fiscal de la


Federación.
648
(Publicada el 25 de Junio de 2018)

DECRETO por el que se reforman, adicionan y derogan diversas


disposiciones del Código Fiscal de la Federación, de la Ley Aduanera,
del Código Penal Federal y de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar
651
los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos.
(Publicada el 01 de Junio de 2018)

DECRETO por el que se adicionan diversas disposiciones de la Ley


General de Sociedades Mercantiles.
662
(Publicada el 14 de Junio de 2018)

DECRETO por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de


la Ley General de Sociedades Mercantiles.
663
(Publicada el 14 de Junio de 2018)

RESOLUCIÓN de facilidades administrativas para los sectores de


contribuyentes que en la misma se señalan para 2018.
667
(Publicado el 29 de Diciembre de 2017)

DECRETO por el que se otorgan beneficios fiscales a los contribuyentes


que se indican.
688
(Publicado el 29 de Diciembre de 2017)

Resolución del H. Consejo de Representantes de la Comisión Nacional


de los Salarios Mínimos que fija los salarios mínimos general y
profesionales vigentes a partir del 1o. de enero de 2018. 694
(Publicada el 21 de diciembre de 2017)

Decreto por el que se otorga un estímulo fiscal en materia de Deducción


Inmediata de Bienes Nuevos de Activo Fijo para las Micro y Pequeñas
Empresas. 744
(Publicado el 18 de enero de 2017)

Decreto por el que se expide la Ley para Determinar el Valor de la


Unidad de Medida y Actualización. 751
(Publicado el 30 de diciembre de 2016)
Indicadores Fiscales 755
XVIII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

Abreviaturas Utilizadas.

ABREVIATURA SIGNIFICADO
A en P Asociación en Participación
Administración Central de Apoyo Jurídico y
ACAJNGC
Normatividad de Grandes Contribuyentes
Administración Central de Apoyo Jurídico y
ACAJNH
Normatividad de Hidrocarburos
Administración Central de Apoyo Jurídico y
ACAJNI
Normatividad Internacional
Administración Central de Apoyo Jurídico y
ACAJNGC
Normatividad de Grandes Contribuyentes
Administración Central de lo Contencioso de
ACCH
Hidrocarburos
Administración Central de Fiscalización a Grandes
ACFGCD
Contribuyentes Diversos
ACFI Administración Central de Fiscalización Internacional
Administración Central de Fiscalización de Precios de
ACFPT
Transferencia
Administración Central de Gestión de Servicios y
ACGSTME
Trámites con Medios Electrónicos
Administración Central de Normatividad de Grandes
ACNGC
Contribuyentes
ACNI Administración Central de Normatividad Internacional
Administración Central de Normatividad de Impuestos
ACNII
Internos
Administración Central de Planeación y Programación
ACPPH
de Hidrocarburos
Administración Central de Planeación y Programación
ACPPFGC
de Fiscalización a Grandes Contribuyentes
Administración Central de Verificación de
ACVH
Hidrocarburos
Administración Central de Seguridad, Monitoreo y
ACSMC
Control
ADAF Administración Desconcentrada de Auditoría Fiscal
ADJ Administración Desconcentrada Jurídica
ADR Administración Desconcentrada de Recaudación
Administración Desconcentrada de Servicios al
ADSC
Contribuyente
AFORES Administración de Fondos para el Retiro
AGA Administración General de Aduanas
AGAFF Administración General de Auditoría Fiscal Federal
AGAPES Agrícolas, Ganaderas, Pesqueras y Silvícola
Administración General de Comunicaciones y
AGCTI
Tecnologías de la Información
AGGC Administración General de Grandes Contribuyentes
AGH Administración General de Hidrocarburos
AGJ Administración General Jurídica
AGR Administración General de Recaudación
AGSC Administración General de Servicios al Contribuyente
XIX
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

ABREVIATURA SIGNIFICADO
ALAF Administración Local de Auditoría Fiscal
ALJ Administración Local Jurídica
ALR Administración Local de Recaudación
ALSC Administración Local de Servicios al Contribuyente
Ajuste Ajuste Anual por Inflación
BANXICO Banco de México
C. Com. Código de Comercio
CBB Código de Barras Bidimensional
CCF Código Civil Federal
CESD Certificado Especial de Sello Digital
CETES Certificados de Tesorería de la Federación
CFD Comprobante Fiscal Digital
Comprobante Fiscal Digital a través de Internet o
CFDI
Factura Electrónica
CFE Comisión Federal de Electricidad
CFF Código Fiscal de la Federación
CFPC Código Federal de Procedimientos Civiles
CFPP Código Federal de Procedimientos Penales
CIF Cédula de Identificación Fiscal
CIEC Cédula de Identificación Fiscal
Clave de Identificación Electrónica Confidencial
CIECF
Fortalecida
CLABE Clave Bancaria Estandarizada a 18 dígitos
CNBV Comisión Nacional Bancaria y de Valores
CNSF Comisión Nacional de Seguros y Fianzas
CONAGUA Comisión Nacional del Agua
CONFIS Declaraciones informativas de Control Físico
Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el
CONSAR
Retiro
Clave de Identificación Electrónica Confidencial
Contraseña
Fortalecida
CPA Costo Promedio por Acción
Constitución Política de los Estados Unidos
CPEUM
Mexicanos
CPF Código Penal Federal
CPR Contador Público Registrado
Criterios Normativos del Servicio de Administración
Criterios SAT
Tributaria
CSD Certificado de Sello Digital
CU Coeficiente de Utilidad
CUCA Cuenta de Capital de Aportación
CUFIN Cuenta de Utilidad Fiscal Neta
CURP Clave Única de Registro de Población
Declaración Informativa de Notarios Públicos y demás
DeclaraNot
Fedatarios
DF Distrito Federal
Declaración Informativa de las Operaciones de
DIEMSE
Maquila y de Servicios de Exportación
DIM Declaración Informativa Múltiple
Sistema de Declaraciones Informativas por Medios
DIMM
Magnéticos
DIOT Declaración Informativa de Operaciones con Terceros
DOF Diario Oficial de la Federación
DPA’s Derechos, productos y aprovechamientos

XX
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

ABREVIATURA SIGNIFICADO
DT Disposiciones Transitorias
e.firma el certificado de la Firma Electrónica Avanzada
EP Establecimiento Permanente
Aquél que reúne los requisitos establecidos por el
Escrito libre
artículo 18 del CFF
EUM Estados Unidos Mexicanos
FATCA Foreign Account Tax Compliance Act
FCF Formato para pago de contribuciones federales
FE Factura Electrónica
FED Formato Electrónico de Devoluciones
FIBRAS Fideicomisos de Bienes Raíces
FIEL Firma Electrónica Avanzada
FMI Fondo Monetario Internacional
Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y
FMP
el Desarrollo
Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el
GAFI
Blanqueo de Capitales y Financiamiento al Terrorismo
GAFISUD Grupo de Acción Financiera de Sudamérica
Impuesto por la actividad de exploración y extracción
IAEEH
de hidrocarburos
IDE Impuesto a los depósitos en efectivo
IEPS Impuesto especial sobre producción y servicios
IETU Impuesto empresarial a tasa única
IMSS Instituto Mexicano del Seguro Social
INEGI Instituto Nacional de Estadística y Geografía
Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los
INFONAVIT
Trabajadores
INM Instituto Nacional de Migración
INPC Índice Nacional de Precios al Consumidor
INPP Índice Nacional de Precios al Productor
ISAN impuesto sobre automóviles nuevos
Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los
ISSSTE
Trabajadores del Estado
ISR impuesto sobre la renta
IVA impuesto al valor agregado
LA Ley Aduanera
LAAT Ley de Ayuda Alimentaria para los Trabajadores
LACP Ley de Ahorro y Crédito Popular
LAMP Ley de Amparo
LAG Ley de Asociaciones Agrícolas
LBM Ley del Banco de México
Ley de Cámaras Empresariales y sus
LCEC
Confederaciones
LCE Ley de Comercio Exterior
LCF Ley de Coordinación Fiscal
LCM Ley de Concursos Mercantiles
LCNBV Ley de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores
LCPAF Ley de Caminos, Puentes y Autotransporte Federal
LCS Ley Sobre el Contrato de Seguro
LCT Ley de Ciencia y Tecnología
LFD Ley Federal de Derechos
LFDA Ley Federal de Derechos de Autor
LFDC Ley Federal de los Derechos del Contribuyentes
LFED Ley Federal de Extinción de Dominio
XXI
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

ABREVIATURA SIGNIFICADO
LFIF Ley Federal de Instituciones de Fianzas
LFJS Ley Federal de Juegos y Sorteos
Ley Federal de Procedimiento Contencioso
LFPCA
Administrativo
LFPC Ley Federal de Protección al Consumidor
Ley Federal para la Prevención e Identificación de
LFPIORPI
Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita
LFSF Ley de Fiscalización Superior de la Federación
LFT Ley Federal del Trabajo
LGE Ley General de Educación
LGDP Ley General de Deuda Publica
Ley General de Instituciones y Sociedades Mutualistas
LGISMS
de Seguros
Ley General de Organizaciones y Actividades
LGOAAC
Auxiliares de Crédito
Ley General para la Inclusión de las Personas con
LGIPD
Discapacidad
LGSC Ley General de Sociedades Cooperativas
LGTOC Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito
LIC Ley de Instituciones de Crédito
LIDE Ley del Impuesto sobre Depósitos en Efectivo
LIE Ley de Inversión Extranjera
LIETU Ley del Impuesto Empresarial de Tasa Única
Ley de Impuesto Especial Sobre Producción y
LIEPS
Servicios
LIF Ley de Ingresos de la Federación
Ley del Impuesto General de Importación y de
LIGIE
Exportación
LISAN Ley Federal del Impuesto Sobre Automóviles Nuevos
LISH Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos
LISR Ley del Impuesto Sobre la Renta
LISTUV Ley del Impuesto Sobre Tenencia o Uso de Vehículos
LIVA Ley del Impuesto al Valor Agregado
LMV Ley del Mercado de Valores
LOAPF Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
LOG Ley de Organizaciones Ganaderas
Ley Orgánica del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
LOTFJFA
Administrativa
LPI Ley de Propiedad Industrial
LPCG Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Publico
LRAF Ley para Regular las Agrupaciones Financieras
Ley para Regular las Actividades de las Sociedades
LRASCAP
Cooperativas de Ahorro y Préstamo
LSAR Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro
LSAT Ley del Servicio de Administración Tributaria
LSCS Ley Sobre el Contrato de Seguros
LSI Ley de Sociedades de Inversión
Ley del Sistema Nacional de Información Estadística y
LSNIEG
Geográfica
LSM Ley General de Sociedades Mercantiles
LSS Ley del Seguro Social
LSSS Ley de Sociedades de Solidaridad social
LSP Ley del Sistema de Pagos
LSTF Ley del Servicio de la Tesorería de la Federación
XXII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

ABREVIATURA SIGNIFICADO
LTOC Ley de Títulos y Operaciones de Crédito
LUC Ley de Uniones de Crédito
MARECOFIS Máquinas Registradoras de Comprobación Fiscal
MN Moneda Nacional
NIF Normas de Información Financiera
NOM Norma Oficial Mexicana
OEA Organización de Estados Americanos
Organización para la Cooperación y el Desarrollo
OCDE
Económico
ONU Organización de las Naciones Unidas
PAE Procedimiento Administrativo de Ejecución
PAMA Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera
Proveedor de certificación de expedición de
PCECFDI
Comprobante Fiscal Digital por Internet
Proveedor de certificación y generación de
PCGCFDISP Comprobante Fiscal Digital por Internet para el Sector
Primario
Fondo Nacional de Pensiones de los Trabajadores al
PENSIONISSSTE
Servicio del Estado
PEMEX Petróleos Mexicanos
PF Persona Física
PGR Procuraduría Fiscal de la Federación
Programa Integral para la asistencia de contribuyentes
PIACE
en los Estados
PIB Producto Interno Bruto
PM Persona Moral
Portal del SAT y de www.sat.gob.mx y www.shcp.gob.mx,
la Secretaría respectivamente
PP Pagos Provisionales
Proveedor de Servicios de expedición de
PSECFDI
Comprobante Fiscal Digital a través de Internet
Prestador de Servicios de generación de CFD a sus
PSGCFDA
Agremiados
Prestador de servicios de generación de Comprobante
PSGCFDISP
Fiscal Digital por Internet del Sistema Producto
Prestador de servicios de generación de CFD del
PSGCFDSP
Sistema Producto
PTU Participación de los Trabajadores en las Utilidades
PYMES Pequeñas y Medianas Empresas
R en E Residentes en el Extranjero
RCFF Reglamento del Código Fiscal de la Federación
RCV Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez
REPECO Régimen de Pequeños Contribuyentes
REFIPRES Regímenes Fiscales Preferentes
RENAPO Registro Nacional de Población
RFA Resolución de Facilidades Administrativas
RFC Registro Federal de Contribuyentes
RIF Régimen de Incorporación Fiscal
RISR Reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta
RMCE Resolución Miscelánea de Comercio Exterior
RMF Resolución Miscelánea Fiscal
ROP Reporte de Operaciones Preocupantes
ROI Reporte de Operaciones Inusuales
ROR Reporte de Operaciones Relevantes

XXIII
PLANEACIÓN FISCAL Y DEFENSA DEL 69 – B Y 69 – B BIS 2018

ABREVIATURA SIGNIFICADO
Reglamento de la Ley de los Sistemas de Ahorro para
RSAR
el Retiro
Reglamento Interior del Servicio de Administración
RSAT
Tributaria
SAE Servicio de Administración y Enajenación de Bienes
SAT Servicio de Administración Tributaria
SCJN Suprema Corte de Justicia de la Nación
SE Secretaria de Economía
Secretaría Secretaría de Hacienda y Crédito Público
SEGOB Secretaría de Gobernación
Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo
SENEAM
Mexicano
SEP Secretaría de Educación Pública
SEPOMEX Servicio Postal Mexicano
SF Secretaría de Finanzas
SHCP Secretaria de Hacienda y Crédito Publico
SICOFI Sistema Integral de Comprobantes Fiscales
Subprocuraduría de Investigación Especializada en
SIEDO
Delincuencia Organizada
Sistema de Presentación del Dictamen de estados
SIPRED
financieros para efectos fiscales
SIEREFIS Sistema electrónico de Registro Fiscal
SIRALAB Sistema de Recepción de Análisis de Laboratorios
SMG Salario Mínimo General
SMGA Salario Mínimo General Anual
SMGDF Salario Mínimo General Distrito Federal
SMGM Salario Mínimo General Mensual
SNS Servicio Nacional de Sanidad
SOCAP Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo
SOLCEDI Solicitud de Certificado Digital
SOFOLES Sociedades Financieras de Objeto Limitado
SRE Secretaria de Relaciones Exteriores
SS Secretaría de Salud
TESOFE Tesorería de la Federación
TIIE Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio
TCC Tribunal Colegiado de Circuito
TFJFA Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa
UDIS Unidades de Inversión
UIF Unidad de Inteligencia Financiera
UMA Unidad de Medida y Actualización
USD Dólar de los Estados Unidos de América
UEAF Unidad Especializada en Análisis Financiero
VAUMA Valor de la Unidad de Medida y Actualización
VSM Veces el Salario Mínimo
XML Extensible Markup Language

XXIV
INTRODUCCIÓN

CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN
INTRODUCCIÓN
Como es bien sabido, el día 01 de Junio de 2018, se publicó en
el DOF, el “DECRETO por el que se reforman, adicionan, y
derogan diversas disposiciones del Código Fiscal de la
Federación, de la Ley Aduanera, del Código Penal Federal
y de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos
Cometidos en Materia de Hidrocarburos”; el cual entró en
vigor al día siguiente de su publicación, es decir, el día 02 del
mismo mes y año, con excepción de aquellas disposiciones
relativas a la regulación de los controles volumétricos que
estarán vigentes a los 30 días de la publicación de dicho
Decreto en el DOF.

De igual forma, el día 25 de Junio de 2018, se publicó en el


DOF, el “DECRETO por el que se reforma el artículo 69-B
del Código Fiscal de la Federación”, el cual entra en vigor a
los 30 días siguientes al de su publicación en el DOF, es decir,
el día 25 de Julio de 2018.

Lapso que se computa en días naturales, ello toda vez que el


ordenamiento en comento no señala de forma específica que
éstos deban ser hábiles.

ORDENAMIENTOS JURÍDICOS. EL PLAZO PARA EL INICIO


DE SU VIGENCIA DEBE COMPUTARSE POR DÍAS
NATURALES. En aquellos casos en los que algún artículo
transitorio del propio ordenamiento jurídico, bien sea una ley,
un reglamento o un acuerdo, etcétera, que sea publicado en el
Diario Oficial de la Federación, señale un término específico
para su entrada en vigor, el plazo que medie entre la
publicación del citado ordenamiento jurídico en el referido
medio de publicidad, y la fecha del término fijado, deberá
computarse por días naturales y no hábiles, salvo que el
propio numeral transitorio señale específicamente que
deban ser hábiles. Esto obedece a que, siguiendo el aforismo
jurídico que indica que "si la ley no distingue no ha lugar a
distinguir", es posible arribar a la convicción de que cuando en
el propio ordenamiento jurídico no se expresa claramente que
el plazo determinado para su entrada en vigor deba ser
Introducción 1
INTRODUCCIÓN

considerado por días hábiles, entonces deberá computarse por


días naturales por ser ésta la regla general y aquélla la
excepción.

NOVENO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo en revisión (improcedencia) 4229/2000. María Cecilia


Gutiérrez Sansano Diego Fernández. 31 de enero de 2001.
Unanimidad de votos. Ponente: Óscar Germán Cendejas
Gleason. Secretario: Jorge C. Arredondo Gallegos.

189021. I.9o.A.2 K. Tribunales Colegiados de Circuito. Novena


Época. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo
XIV, Agosto de 2001, Pág. 1379.

En ese contexto, a través de la presente publicación, nos


enfocaremos a las reformas y adiciones efectuadas al CFF,
que consideramos relevantes, con efecto a partir de la vigencia
de los mencionados Decretos, respecto de la cuales
efectuamos nuestros comentarios y análisis.

Por su gran relevancia, empezaremos por comentar que la


Cámara de Diputados aprobó reformas al artículo 69-B del
CFF, resultando importante mencionar que el objeto del artículo
69-B del CFF sigue siendo el mismo, esto es, llevar a cabo un
procedimiento que, permita detectar a los contribuyentes
que, emiten comprobantes fiscales, para amparar
operaciones falsas o simuladas.

Según se desprende de su iniciativa de Ley, la reforma es para


dar mayor transparencia los procedimientos iniciados de
empresas que presuntamente facturen operaciones simuladas
e incorporar la facultad de la autoridad para requerir
información adicional al contribuyente, definiendo plazos para
la entrega y valoración de pruebas.

Tal y como se abundara a lo largo del presente escrito, se


consideró necesario dotar de mayor claridad al procedimiento,
por lo que se reestructuró integralmente, incorporando la
facultad de la autoridad de poder requerir información adicional
al contribuyente, definiendo los plazos para su entrega y para
valoración de las pruebas, así como para emitir y notificar la
resolución definitiva y las consecuencias jurídicas en caso de
incumplimiento.

2 Introducción
INTRODUCCIÓN

Lo anterior, no obstante que en diversas Jurisprudencias la


SCJN, ha reiterado una y otra vez que el dispositivo legal, es
constitucional, empero, en la realidad es que los contribuyentes
han enfrentado su aplicación indiscriminada por parte de las
autoridades fiscales, incurriendo inclusive, en abusos, por falta
de valoración de pruebas, y en ocasiones excediéndose hasta
en 2 años para efectos de emitir una resolución debidamente
fundada y motivada que culmine el procedimiento establecido.

Así, como es bien sabido, un gran número de contribuyentes


acudió al juicio de amparo, argumentando que la medida
violaba en su perjuicio los principios de irretroactividad de la ley
y de presunción de inocencia, así como la garantía de
audiencia y el derecho a la privacidad y a la protección de
datos personales.

En realidad, la SCJN consideró que este procedimiento no


violenta los derechos humanos, al considerar que aquél es sólo
un medio de comunicación procesal que no constituye un acto
privativo, sino de molestia y que éste no transgrede el principio
de presunción de inocencia. Toda vez que no tiene por objeto
imponer una sanción, sino sólo verificar la legalidad de las
operaciones consignadas en los comprobantes fiscales.

Es decir, el máximo tribunal fortaleció las facultades de la


autoridad hacendaria con el propósito de potencializar los
índices de recaudación y disminuir la evasión fiscal en México.

Vista de lo anterior es que a la fecha, el SAT, ha recuperado


millones de pesos a partir de la publicación tanto de las listas
de empresas que facturan operaciones inexistentes, como de
las de contribuyentes incumplidos, esto es, el organismo ha
obtenido efecto recaudatorio positivo por el cumplimiento
de la atribución que se le dio con la reforma hacendaria
para que a partir del 01 de enero de 2014 dé a conocer
nombre, razón social y RFC de los contribuyentes que estén en
estas dos circunstancias.

En este orden de ideas, por la importancia y trascendencia del


procedimiento y efectos establecidos en el artículo 69-B del
CFF, en el presente libro, se tratarán los aspectos más
sobresalientes de la reforma aludida, donde analizaremos con
mayor profundidad los cambios sufridos, con el objeto, se
entender de una manera más sencilla y dinámica en qué

Introducción 3
INTRODUCCIÓN

consisten, sus beneficios y en los aspectos que pueden


perjudicar a los contribuyentes.

Por otra parte, es de señalar que dados los efectos


recaudatorios que ha tenido el artículo 69-B del Código Fiscal
de la Federación, el 1o. de Junio de 2018 se publicaron en el
DOF, entre otras enmiendas legales, una relativa al CFF, en la
cual se agregó el numeral 69-B Bis, en donde se hace mención
a la presunción de la transmisión indebida de las pérdidas
fiscales.

En efecto, desde que se adicionó el artículo 69-B del CFF, se le


otorgaron facultades a las autoridades fiscales para presumir la
inexistencia de operaciones amparadas en comprobantes
emitidos por contribuyentes que no cuentan con los activos,
personal, infraestructura o capacidad material, para prestar los
servicios, comercializar o entregar los bienes de las
operaciones referidas en dichos comprobantes o, en su caso,
se encuentren como no localizados.

En esa línea, se ha logrado identificar una cantidad importante


de contribuyentes que presuntamente realizaban operaciones
inexistentes, de los cuales pocos desvirtuaron esa situación.
Por tanto, las autoridades tuvieron un éxito rotundo en
incrementar la recaudación de impuestos exclusivamente de la
autocorrección por parte de los contribuyentes, sin necesidad
de ejercer sus facultades de comprobación.

En vista de lo anterior, las Comisiones Unidas de Hacienda y


Crédito Público, y de Estudios Legislativos, de la Cámara de
Diputados y la Cámara de Senadores aprobaron la minuta
proyecto que adiciona el artículo 69-B Bis al CFF, que otorga a
la autoridad fiscal la facultad de practicar la revisión del
aprovechamiento de las pérdidas fiscales de ejercicios
anteriores pendientes de disminuir del contribuyente, cuando
éste participe en una reestructuración de sociedades o cambio
de accionistas, con la finalidad de obtener un beneficio fiscal y
no exista una razón de negocios.

De acuerdo a la iniciativa de reforma, se adiciona el artículo 69-


B Bis, para efectos de inhibir las practicas tendientes a
erosionar la base del impuesto sobre la renta mediante la
transmisión indebida de pérdidas fiscales que podrían
aprovechar empresas de nueva creación o empresas

4 Introducción
INTRODUCCIÓN

preexistentes de dicho sector y en general de los distintos


sectores de la economía nacional

En este sentido, cabe señalar que mediante reformas a los


artículos que regulan las pérdidas fiscales, en la Ley del
Impuesto sobre la Renta se han implementado diversas
medidas que tienen como finalidad limitar la disminución de
pérdidas fiscales, así como combatir las actuaciones tendientes
a manipular o eludir el cumplimiento de las obligaciones
fiscales ya sea por el propio contribuyente que generó la
pérdida fiscal, o bien, por otros contribuyentes, tratándose de
fusión o escisión

Por ello, y tomando en cuenta que la SCJN, ha estimado


objetivo y admisible que la legislación fiscal combata la
manipulación impositiva efectuada por los causantes por medio
de prácticas evasoras, así como la realización de posibles
fraudes o actos ilícitos en perjuicio del fisco federal, esto es,
como lo señalamos en líneas anteriores, el máximo tribunal
fortaleció las facultades de la autoridad hacendaria con el
propósito de potencializar los índices de recaudación, puesto
que muy contrario a lo que la mayoría cree, ha decretado que
el artículo 69-B del CFF es constitucional, se introduce el
artículo 69-B Bis al CFF, mismo que tendrá como objetivo
fundamental combatir la transferencia indebida de pérdidas
fiscales.

Así, con base en el precepto citado, la autoridad fiscal,


derivado del análisis a la información con que cuenta en sus
bases de datos, puede presumir que se efectuó una
transmisión indebida de pérdidas fiscales cuando identifique
que el contribuyente que tenga derecho a disminuirlas fue parte
de una reestructuración, escisión o fusión de sociedades, o
bien, de un cambio de accionistas y, como consecuencia de
ello, dejó de formar parte del grupo al que perteneció, siempre
que además se actualice cualquiera de los supuestos
comprendidos en las fracciones I a VI del 69-B Bis.

Sin embargo, se trata de una presunción que admite prueba en


contrario a través del procedimiento que dicho precepto
establece, ya que en el dictamen de las Comisiones Unidas del
Senado que dio origen a la aprobación del citado artículo,
textualmente se dijo que: “…la medida que se propone no
busca entorpecer la sana actividad empresarial…” sino
combatir una práctica indebida en la que únicamente se

Introducción 5
INTRODUCCIÓN

persiga un objetivo fiscal “sin que exista una razón de negocios


para haber realizado la operación.” En esa tesitura, es evidente
que en el mencionado procedimiento, el contribuyente puede
acudir a demostrar que las operaciones tuvieron una razón de
negocios y no como único y principal propósito el aminorar o
evadir la carga fiscal.

En este contexto, el presente libelo, se analizara a fondo lo


dispuesto por el artículo 69-B bis del CFF, el procedimiento
previsto, así como legalidad –inconstitucionalidad- del mismo
dispositivo legal, con el objeto, de que nuestros lectores
entiendan las causas, consecuencias y posible defensa, en
caso de ser agregados en el listado de empresas que se
presume transmitieron pérdidas fiscales indebidas, además de:

 Supuestos en que la autoridad presumirá la


transferencia indebida de pérdida fiscales

 Procedimiento aclaratorio para desvirtuar la presunción

Finalmente, como hicimos alusión al principio, el día 01 de junio


de 2018, se publicó en el DOF, el “Decreto por el que se
reforman, adicionan, y derogan diversas disposiciones del
Código Fiscal de la Federación, de la Ley Aduanera, del
Código Penal Federal y de la Ley Federal para Prevenir y
Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos”;
el cual entra en vigor al día siguiente de su publicación, con
excepción de aquellas disposiciones relativas a la regulación
de los controles volumétricos que estarán vigentes a los 30
días de la publicación de dicho Decreto en el DOF.

Describe la iniciativa de Ley, que se ha observado que


aprovechando lagunas legales, involucrando a personas físicas
o jurídicas con actividades reguladas de transporte,
almacenamiento, distribución y comercialización de
combustibles, así como vulnerando los sistemas de medición o
esquemas de control se vienen realizando esquemas que
propician la ilegalidad de las conductas desarrolladas para
obtener lucros indebidos.

Por lo anterior, era necesario llevar a cabo varias reformas al


CFF, a la Ley Aduanera, al Código Penal Federal, y a la Ley
Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de
Hidrocarburos, con la finalidad de proveer de mecanismos o
instrumentos que sirvan para abatir este fenómeno delictivo,

6 Introducción
INTRODUCCIÓN

que beneficia el comercio ilícito de los hidrocarburos y genera


un quebranto al fisco federal

Con relación al CFF los principales cambios son los siguientes:

Los equipos y programas informáticos para llevar controles


volumétricos, así como los dictámenes emitidos por un
laboratorio para determinar el tipo de hidrocarburo o petrolífero,
y el octanaje en caso de las gasolinas, forman parte de la
contabilidad del contribuyente.

Los controles volumétricos serán los que autorice el SAT y


deberán mantenerse en todo momento en operación, los
contribuyentes obtendrán certificados que acrediten la correcta
operación y funcionamiento de los mismos.

En materia de comprobantes fiscales digitales, se establece


que el SAT, mediante las reglas de carácter general,
establecerá las características de los comprobantes que
amparen operaciones con el público en general, así como de
los documentos digitales que amparen actos o actividades que
tengan efectos fiscales en los que no haya obligación de
emitirlos.

Dentro de las facultades de comprobación de las autoridades


fiscales se establecen las visitas domiciliarias para verificar el
número de operaciones que deberán registrarse como
ingresos, el valor de los actos o actividades, el monto, así como
la fecha y hora en que se realizaron.

Se establece que las autoridades fiscales, en relación con sus


facultades de comprobación, se podrán auxiliar de terceros
para la toma de muestras o análisis, identificación o
cuantificación de bienes o mercancías de difícil identificación o
manejo.

En materia de sanciones se establece la pena de tres meses a


tres años de prisión a: i) quien suplante la identidad,
representación o personalidad de un contribuyente, ii) a quien
otorgue su consentimiento para llevar a cabo la suplantación de
identidad, iii) cuando se incite a una persona física a inscribirse
en el RFC para utilizar sus datos de forma indebida y iv)quien
asienta con información falsa o de manera inadecuada
operaciones o transacciones contables, fiscales o sociales, o
cuente con documentación falsa.

Introducción 7
INTRODUCCIÓN

Se impondrá sanción de tres a ocho años de prisión a


quien: i) no mantenga los controles volumétricos, ii) carezca,
altere, inutilice o destruya los equipos y programas informáticos
destinados a llevar a cabo los controles volumétricos,
y iii) realice, permita o entregue a la autoridad registros falsos,
incompletos o inexactos en los controles volumétricos.

En este orden de ideas, se reformaron los artículos 28, fracción


I; 29, párrafo cuarto; 42, fracción V, inciso b) y el párrafo
tercero; 81, fracción XXV; 82, fracción XXV; 83, fracciones IV y
VII, y 111, fracción III; se adicionaron los artículos 29, con un
quinto párrafo; 42, con una fracción X; 53-D; 56, con una
fracción VI; 69-B Bis; 84, con un último párrafo; 110, con las
fracciones VI, VII y VIII; 111, con una fracción VIII y 111 Bis, y
se derogaron la fracción VII del artículo 111 del Código Fiscal
de la Federación, mismos que serán analizados en el presente
libro.

8 Introducción
COMENTARIOS AL ARTÍCULO 69-B DEL CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

10
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

USO INDEBIDO DE COMPROBANTES


FISCALES, EFOS Y EDOS DEL
ARTÍCULO 69-B, DEL CFF A PARTIR DEL
1° DE ENERO DE 2014
El presente trabajo de análisis tiene como finalidad llevar de la
mano al lector en el estudio de la transformación que ha sufrido
al artículo 69-B del CFF, desde su nacimiento con la reforma al
CFF, la cual entro en vigor a partir de 1º de Enero de 2014
hasta su reciente reforma publicada en el DOF el día 25 de
Junio de 2018.

Para lo cual por cuestiones didácticas, primeramente se


tratará el procedimiento legislativo como contexto bajo el
cual se dio el nacimiento del tan pragmático artículo 69-B
CFF, los diversos obstáculos que ha enfrentado el
contribuyente en la aplicación indiscriminada por parte de la
autoridad fiscal, las inconstitucionalidades en que incurrió el
legislativo con su concepción a las cuales la SCJN se
pronunció en el sentido de declarar la constitucionalidad del
numeral de mérito y como respuesta el SAT puso manos a la
obra comenzando a emitir una serie de normatividades internas
(las cuales dicho sea de paso, no son del dominio público, se
mantienen con recelo comunicativo) y finalmente se hablará de
si la presunción de inexistencia acepta o no prueba en
contrario, que procedimiento seguirá la autoridad para notificar
al EFOS (Empresa que Factura Operaciones Simuladas),
término para presentar pruebas, plazo para valorar y emitir la
resolución, así como las obligaciones de los EDOS (Empresa
que Deduce Operaciones Simuladas) y medios de defensa que
tiene disponibles, y en segundo término la reforma sufrida al
artículo 69-B del CFF publicada el día 25 de Junio de 2018
en el DOF.

Es por ello, que se ha preparado el presente análisis, en el cual


se desarrollarán ampliamente los siguientes temas y subtemas:

1. INTRODUCCIÓN Y MOTIVOS PARA LA


APROBACIÓN DEL ARTÍCULO 69-B DEL CFF
1.1. PATRONES DE CONDUCTA DE LOS EFOS
2. PRESUNCIÓN DE INEXISTENCIA NO APLICA
MÁS QUE A CFDI

Artículo 69-B del CFF 11


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

2.1. NO ES LO MISMO CFDI, COMPROBANTE


FISCAL Ó SIMPLEMENTE COMPROBANTE
2.2. CONSTANCIAS FISCALES
3. SCJN CONCLUYE QUE ARTÍCULO 69-B DEL
CFF ES CONSTITUCIONAL
4. PRONUNCIAMIENTOS DE LA PRODECON
5. NORMATIVIDAD INTERNA DEL SAT.
5.1. VIOLACIÓN AL ARTÍCULO 16 DE LA
CPEUM
5.2. ESTRATEGIAS RELATIVAS AL EJERCICIO
DE FACULTADES PARA DETECTAR
OPERACIONES SIMULADAS EMITIDAS POR
EL SAT
5.3. REGLAS DE ACTUACIÓN
5.4. SITUACIÓN DEL DOMICILIO FISCAL DEL
CONTRIBUYENTE
6. ARTÍCULO 69-B, PRIMER PÁRRAFO, DEL CFF,
SE TRATA DE UNA PRESUNCIÓN LEGAL
IURIS TANTUM
7. MEDIOS A TRAVÉS DE LOS CUALES
REALIZARÁ LA NOTIFICACIÓN
7.1. BUZÓN TRIBUTARIO
7.2. NOTIFICACIÓN AL EFOS Y SUS EFECTOS
8. OBLIGACIÓN DE EFOS DENTRO DEL
PROCEDIMIENTO
8.1. REQUERIMIENTO ADICIONAL
8.2. PLAZO PARA VALORAR PRUEBAS Y
EMITIR RESOLUCIÓN
8.3. NO ESTAMOS EN PRESENCIA DE
FACULTADES DE COMPROBACIÓN
8.4. INCONVENCIONALIDAD DEL ART. 69-B
CFF
8.5. ¿TODOS LOS COMPROBANTES
FISCALES QUE LLEGÓ A EMITIR EL
CONTRIBUYENTE ENLISTADO NO
PRODUCEN NI PRODUJERON EFECTO
FISCAL ALGUNO?
9. OBLIGACIÓN DE EDOS DENTRO DEL
PROCEDIMIENTO
9.1. INCONSTITUCIONALIDAD DEL QUINTO
PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 69-B CFF
9.2. MEDIOS DE DEFENSA
10. LA EXPEDICIÓN, ADQUISICIÓN O
ENAJENACIÓN DE COMPROBANTES
FISCALES QUE AMPAREN OPERACIONES

12 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

INEXISTENTES, FALSAS O ACTOS


JURÍDICOS SIMULADOS, COMO DELITO
FISCAL
11. REFORMA FISCAL AL ARTÍCULO 69-B DEL
CFF

1.- Introducción y motivos para la aprobación del


artículo 69-B del CFF
Como se comentó en su momento, ello respecto a la reforma al
CFF de 2014, publicada en el DOF el día 09 de diciembre de
2013, se le adiciono el artículo 69-B, el cual prevé un
procedimiento dirigido a sancionar y neutralizar a los
contribuyentes que realizan fraudes tributarios, ello a
través del tráfico de comprobantes fiscales.

Es decir, con la reforma al CFF, y en específico con la adición


del numeral citado, se otorgó una nueva facultad a las
autoridades fiscales, la cual les permite combatir frontalmente
el tráfico de comprobantes fiscales que amparan operaciones
inexistentes. Es decir, se establece el mecanismo conforme al
cual las autoridades fiscales podrán detectar y sancionar a
quienes estén involucrados en la emisión de comprobantes que
amparen operaciones inexistentes. No obstante también
enfrentó una serie de fuertes críticas dadas las diversas
interpretaciones que su naturaleza generó.

Este procedimiento es una de las herramientas más exitosas


que tuvo en este sexenio el SAT para combatir los actos
tendentes a la reducción de la base imponible, es decir, fue el
desconocimiento generalizado de efectos fiscales de
operaciones, a través de la aplicación del artículo 69-B del
CFF, lo que más fructífero para el gobierno.

Para darle forma a la adición en comento, el Ejecutivo Federal


refirió en la iniciativa de reforma en comento, principalmente lo
siguiente:

Una de las causas más dañinas y que más ha contribuido para


agravar la recaudación fiscal, son los esquemas agresivos de
evasión fiscal, por lo que deben eliminarse o corregirse los
motivos que los originan, a través de instrumentos eficaces que
permitan combatir frontalmente el referido fenómeno.

Cuando no se cuenta con dichos instrumentos se provoca el


avance de nuevas prácticas de evasión, las cuales erosionan
Artículo 69-B del CFF 13
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de manera grave las bases gravables, sin poder reflejar


incrementos significativos en la recaudación.

Un ejemplo que ilustra la evolución y sofisticación en la forma


en que los contribuyentes disminuyen o evaden el pago de sus
obligaciones fiscales, es el derivado de la adquisición de
comprobantes fiscales.

Inicialmente este esquema consistía en usar comprobantes


apócrifos, con la finalidad de deducir y acreditar las
cantidades amparadas en los mismos, sin haber pagado
las cantidades que se reflejaban en ellos.

Posteriormente, con los controles de seguridad y requisitos que


la autoridad implementó en diversas reformas tendientes a
evitar y detectar la emisión de comprobantes fiscales apócrifos,
disminuyó temporalmente el recurrir a esta práctica.

Sin embargo, estas prácticas indebidas evolucionaron, llevando


a los contribuyentes evasores a recurrir a estructuras mucho
más complejas, para tratar de obtener beneficios fiscales en
perjuicio del fisco federal.

Tal es el caso del tráfico de comprobantes fiscales, que en


esencia consiste en colocar en el mercado comprobantes
fiscales auténticos y con flujos de dinero comprobables,
aunque los conceptos que se plasman en los mismos,
carecen de sustancia o la poca que pudieran tener no es
proporcional a las cantidades que amparan los referidos
comprobantes.

En estas operaciones el adquirente del comprobante fiscal


generalmente recibe directamente o a través de interpósita
persona la devolución de la erogación inicialmente facturada
menos el cobro de las comisiones cobradas por el traficante de
comprobantes fiscales.

Con esta devolución se cierra el círculo del tráfico de


comprobantes fiscales, en el cual el adquirente logra su
objetivo de deducir y/o acreditar un concepto por el cual en
realidad erogó una cantidad mucho menor, erosionando
con ello la base del impuesto correspondiente en perjuicio
del fisco federal y a su vez los traficantes de comprobantes
fiscales obtienen una utilidad por expedir dichos
comprobantes.

14 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Al día de hoy, las autoridades han combatido arduamente esta


práctica ilegal, haciendo uso de todas las herramientas,
procedimientos e instrumentos con las que cuenta para ello,
como la facultad para rechazar una deducción o un
acreditamiento amparado en un comprobante fiscal traficado;
sin embargo, la complejidad y sofisticación que han alcanzado
estos grupos criminales, obligan a implementar nuevas
medidas que hagan frente a esta problemática y que permitan
adaptarse al dinamismo y velocidad en que operan.

Algo que se ha detectado y que se presenta de manera


genérica en este grupo delictivo, tanto de la traficante, como de
sus cómplices y, en ocasiones, hasta el adquiriente final es que
generalmente son partes relacionadas, donde sus accionistas,
administradores u apoderados son las mismas personas.

Adicionalmente este grupo delictivo ofrece una gran variedad


de objetos sociales para poder adecuarse a las necesidades de
los adquirientes, con la emisión de comprobantes fiscales con
conceptos que ayuden a disfrazar mejor la operación.

Asimismo, se ha detectado que los traficantes o emisores


de facturas suelen tener una vida activa muy breve,
liquidando la “empresa” original o dejándola simplemente
inactiva.

El negocio de las personas que se dedican al tráfico de


comprobantes fiscales, se basa en la constante constitución de
sociedades, las cuales comienzan en apariencia cumpliendo
con sus obligaciones fiscales y, posteriormente comienzan a
incumplirlas, confiados en que para cuando la autoridad fiscal
pretenda fiscalizarlas, las mismas ya se encontrarán no
localizadas o han sido preparadas corporativamente para dejar
al frente de las mismas a testaferros, empleados, personal
doméstico o similares y generalmente sin activos ni
condiciones remotamente cercanas a las necesarias que
puedan garantizar la prestación del servicio o el transporte,
producción o comercialización de los bienes o servicios que
sus facturas amparan.

1.1. Patrones de conducta de los EFOS


En suma, derivado de la información procesada por el SAT se
han podido identificar una serie de patrones que generalmente

Artículo 69-B del CFF 15


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

están presentes en las sociedades que realizan el tráfico de


comprobantes fiscales, como son:

1. Tienen un objeto social muy amplio para poder ofrecer al


cliente un comprobante fiscal con un concepto que pueda
disfrazarse mejor dentro de las actividades preponderantes de
éste.

2. Emiten comprobantes fiscales correspondientes a


operaciones que no se realizaron.

3. Emiten comprobantes fiscales cuya contraprestación


realmente pagada por las operaciones consignadas en los
mismos es sólo un mínimo porcentaje y no tiene proporción con
dichas operaciones.

4. No tienen personal o éste no es idóneo o suficiente para


llevar a cabo las operaciones que se especifican en los
comprobantes fiscales.

5. No tienen activos o éstos no son idóneos o suficientes para


llevar a cabo las operaciones que se especifican en los
comprobantes fiscales.

6. Reciben ingresos que no tienen proporción a las


características de su establecimiento.

7. Tienen cuentas bancarias o de inversiones que se


encuentran activas durante un período determinado y después
son canceladas o las dejan con saldos ínfimos después de
haber manejado cantidades elevadas.

8. Tienen sus establecimientos en domicilios que no


corresponden al manifestado ante el RFC.

9. Sus sociedades se encuentran activas durante un período y


luego se vuelven no localizables.

10. Sus ingresos en el ejercicio de que se trate son casi


idénticos a sus deducciones o bien, éstas son mayores por
escaso margen.

11. Prestan servicios y a la vez reciben servicios por casi


exactamente los mismos montos.

16 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

12. Comparten domicilios con otros contribuyentes también


prestadores de servicios.

Nótese que en estas estrategias irregulares no sólo actúan de


mala fe quienes expiden y ofertan facturas por bienes o
servicios inexistentes, sino que también lo hacen aquellos
contribuyentes que pagan un precio o ―comisión‖ por una
factura que, reuniendo todos los requisitos formales, ampara un
servicio que no se prestó o un bien que no se adquirió con la
única finalidad de erosionar o suprimir la carga tributaria.

Es por todo lo anterior que se propuso la adición del


artículo 69-B mediante un procedimiento dirigido a
sancionar y neutralizar este esquema. La propuesta centra
atención en los contribuyentes que realizan fraudes
tributarios ─y no una elusión legal de la norma─ a través
del tráfico de comprobantes fiscales, esto es a quienes los
adquieren, venden o colocan y quienes de alguna manera
se benefician de este tipo de actividad ilegal que tanto
perjudica al fisco federal.

La Dictaminadora de la Cámara de Diputados coincidió con el


Ejecutivo Federal respecto a que se establezca un
procedimiento dirigido a sancionar y neutralizar el tráfico de
comprobantes fiscales.

Señala que con dicha propuesta se ataca la problemática de


fraudes tributarios, sancionándose a quienes los adquieran,
venden o colocan y de alguna manera se benefician de este
tipo de actividad ilegal, lo anterior habida cuenta de que tal y
como lo señala la propuesta, una de las causas más
perjudiciales y que más ha contribuido agravar la recaudación
fiscal, son los esquemas agresivos de evasión fiscal, por lo que
es necesario eliminar o corregir los motivos que los originan por
medio de mecanismos eficaces que permitan combatir
frontalmente dicha circunstancia.

En el contexto, la dictaminadora estimó adecuado que la


autoridad fiscal notifique a los contribuyentes que realicen este
tipo de prácticas a través del buzón tributario, así como en la
página de internet del SAT y mediante publicación en el DOF,
ofreciendo la garantía de audiencia a estas personas, para que
manifiesten lo que a su derecho convenga.

Artículo 69-B del CFF 17


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Luego entonces, consideró necesario establecer un texto que


respete sin duda alguna las garantías constitucionales de los
contribuyentes.

En ese sentido, propuso establecer una presunción que pueda


ser desvirtuada por los ciudadanos mediante el ejercicio de la
garantía de audiencia.

Igualmente señala que antes de la determinación legal de que


los comprobantes no deben producir efecto fiscal alguno, es
necesario respetar el plazo de 30 días para que, en su caso,
los afectados puedan interponer el medio de defensa a su
alcance. Por el lado de quienes utilizaron estos comprobantes,
al propuesta también deberá prever un plazo que les permita
acreditar la efectiva prestación del servicio o de la adquisición
de los bienes de que se trate, o si lo consideran pertinente
autocorregirse.

Este procedimiento permite no sancionar a aquellas personas


que disponen de las facturas que amparan servicios prestados
o adquisición de bienes reales, pero que lo realizaron de buena
fe, al tener expeditos sus derechos para comparecer y
demostrar la existencia de las operaciones realizadas y así
evitar los efectos de la declaratoria de nulidad respecto de las
mismas; además de que la autoridad en aquellos casos de
ejercicio de facultades, deberá garantizar, previo a cualquier
determinación, los derechos de los contribuyentes para
acreditar que las operaciones que se realizaron al amparo de
esas facturas son reales, dejando únicamente la vía penal
cuando hay un acto real de simulación, lo contrario sería tanto
como someter a un proceso penal a terceros de buena fe que
confiaron en los proveedores con quienes realizaron las
operaciones, por lo que para tal efectos se realizan
adecuaciones, como se ilustra a continuación:

Texto iniciativa Texto propuesto

Artículo 69-B. Cuando la Artículo 69-B.Cuando la


autoridad fiscal detecte que un autoridad fiscal detecte que un
contribuyente ha estado contribuyente ha estado
emitiendo comprobantes fiscales emitiendo comprobantes sin
por actos o actividades contar con los activos,
inexistentes sin contar con los personal, infraestructura o
activos, personal, infraestructura capacidad material para prestar
o capacidad material para prestar los servicios o producir,

18 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Texto iniciativa Texto propuesto

los servicios o producir, comercializar o entregar los


comercializar o entregar los bienes que amparan tales
bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que
comprobantes, o bien, que dichos dichos contribuyentes se
contribuyentes se encuentren no encuentren no localizados, se
localizados, procederá a notificar presumirá la inexistencia de las
a los contribuyentes que se operaciones amparadas en
encuentren en dicha situación a tales comprobantes.
través de su buzón tributario, en
la página de internet del Servicio
de Administración Tributaria, así
como mediante publicación en el
Diario Oficial de la Federación.

Las personas físicas o morales En este supuesto, procederá a


podrán manifestar ante la notificar a los contribuyentes
autoridad fiscal, en un plazo de que se encuentren en dicha
diez días hábiles contados a situación a través de su buzón
partir de la notificación en su tributario, de la página de
buzón tributario, lo que a su internet del Servicio de
derecho convenga y aportar la Administración Tributaria, así
documentación e información que como mediante publicación en
consideren pertinentes para el Diario Oficial de la
desvirtuar los motivos que Federación, con el objeto de
llevaron a la autoridad a que aquellos contribuyentes
notificarlos. puedan manifestar ante la
autoridad fiscal lo que a su
derecho convenga y aportar la
documentación e información
que consideren pertinentes
para desvirtuar los hechos que
llevaron a la autoridad a
notificarlos. Para ello, los
contribuyentes interesados
contarán con un plazo de
quince días contados a partir
de la última de las
notificaciones que se hayan
efectuado.

Transcurrido dicho plazo, la Transcurrido dicho plazo, la


autoridad, en un plazo que no autoridad, en un plazo que no
excederá de cinco días, valorará excederá de cinco días,
las pruebas y defensas que se valorará las pruebas y
hayan hecho valer, notificará su defensas que se hayan hecho
resolución a los contribuyentes valer; notificará su resolución a
respectivos a través del buzón los contribuyentes respectivos

Artículo 69-B del CFF 19


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Texto iniciativa Texto propuesto

tributario y publicará un listado en a través del buzón tributario y


el Diario Oficial de la Federación publicará un listado en el Diario
y en la página de internet del Oficial de la Federación y en la
Servicio de Administración página de internet del Servicio
Tributaria, de los contribuyentes de Administración Tributaria,
que se encuentran efectivamente únicamente de los
en la situación a que se refiere el contribuyentes que no hayan
primer párrafo de este artículo. desvirtuado los hechos que se
les imputan y, por tanto, se
encuentran definitivamente en
la situación a que se refiere el
primer párrafo de este artículo.
En ningún caso se publicará
este listado antes de los treinta
días posteriores a la
notificación de la resolución.

Los efectos de la publicación de Los efectos de la publicación


este listado serán considerar, con de este listado serán
efectos generales, que las considerar, con efectos
operaciones contenidas en los generales, que las operaciones
comprobantes fiscales expedidos contenidas en los
por el contribuyente en cuestión comprobantes fiscales
no producen ni produjeron efecto expedidos por el contribuyente
fiscal alguno. en cuestión no producen ni
produjeron efecto fiscal
alguno.

Las personas físicas o morales Las personas físicas o morales


que hayan dado cualquier efecto que hayan dado cualquier
fiscal a los comprobantes fiscales efecto fiscal a los
expedidos por un contribuyente comprobantes fiscales
incluido en el listado a que se expedidos por un
refiere el párrafo tercero de este contribuyente incluido en el
artículo, deberán proceder a listado a que se refiere el
corregir su situación fiscal, párrafo tercero de este artículo,
mediante la declaración o contarán con treinta días
declaraciones complementarias siguientes al de la citada
que correspondan, mismas que publicación para acreditar ante
deberán presentar en términos de la propia autoridad, que
este Código en el mes siguiente efectivamente adquirieron los
al de la citada publicación, bienes o recibieron los
calculando las contribuciones servicios que amparan los
actualizadas, recargos y multas citados comprobantes fiscales,
correspondientes o, de ser el o bien procederán en el mismo
caso, acreditar en el mismo plazo plazo a corregir su situación
ante la propia autoridad, que fiscal, mediante la declaración

20 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Texto iniciativa Texto propuesto

efectivamente adquirieron los o declaraciones


bienes o recibieron los servicios complementarias que
que amparan los citados correspondan, mismas que
comprobantes fiscales. deberán presentar en términos
de este Código.

En caso de que la autoridad En caso de que la autoridad


fiscal, en uso de sus facultades fiscal, en uso de sus facultades
de comprobación, detecte que de comprobación, detecte que
una persona física o moral no una persona física o moral no
corrigió su situación fiscal o no acreditó la efectiva prestación
acreditó la efectiva prestación de del servicio o adquisición de
servicio o adquisición de los los bienes, o no corrigió su
bienes, en los términos que prevé situación fiscal, en los
el párrafo anterior, determinará el términos que prevé el párrafo
o los créditos fiscales que anterior, determinará el o los
correspondan. Asimismo, las créditos fiscales que
operaciones amparadas en los correspondan. Asimismo, las
comprobantes fiscales antes operaciones amparadas en los
señalados se considerarán como comprobantes fiscales antes
actos o contratos simulados para señalados se considerarán
efectos de lo previsto en el como actos o contratos
artículo 109, fracción IV, de este simulados para efecto de los
Código. delitos previstos en este
Código.

Respecto a la propuesta de la Cámara de Diputados, la


Cámara de Senadores consideró adecuado el procedimiento
que se propuso mediante la adición del artículo 69-B, con las
adecuaciones realizadas para contrarrestar el uso indebido de
comprobantes fiscales, así como la posibilidad de aclaración
que se otorga, en respeto a la garantía de audiencia, a quienes
están en el supuesto de la irregularidad, y la oportunidad de
corrección a aquellos que por diferentes causas han dado
efectos fiscales a los comprobantes que se presumen
irregulares, ya que con ello se respetan las garantías
constitucionales de los contribuyentes.

La reforma en comento adiciona el artículo 69-B, el cual


establece un procedimiento dirigido a sancionar y neutralizar
este esquema. La propuesta centra atención en los
contribuyentes que realizan fraudes tributarios ─y no una
elusión legal de la norma─ a través del tráfico de comprobantes
fiscales, esto es a quienes los adquieren, venden o colocan y

Artículo 69-B del CFF 21


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

quienes de alguna manera se benefician de este tipo de


actividad ilegal que tanto perjudica al fisco federal.

Conforme a la propuesta, la autoridad fiscal procedería a


publicar en el DOF ─y a notificar en el buzón tributario del
emisor de facturas─ la lista de las empresas o sociedades que
presenten el padrón de comportamiento arriba indicado.

Se abre una ventana para que los contribuyentes que hayan


utilizado en su beneficio los comprobantes fiscales puedan
proceder a autocorregirse o, en su caso, acreditar que la
prestación del servicio o la adquisición de bienes en realidad
aconteció, destruyendo así la presunción de inexistencia.

Sin embargo, a efecto de otorgar a los contribuyentes, la


garantía de audiencia para que manifiesten lo que a su derecho
convenga se le otorgan 30 días –para desvirtuar las
aseveraciones de la autoridad fiscal-. Hecho lo anterior,
procedería una segunda publicación con la lista definitiva, cuyo
efecto sería la presunción de que las operaciones amparadas
por los comprobantes fiscales por ellos emitidos nunca
existieron y, por tanto, tales comprobantes no deben producir
efecto fiscal alguno.

También se establece que si la autoridad fiscal al ejercer sus


facultades de comprobación acredita que un contribuyente
persistió en la utilización de comprobantes fiscales que simulan
actos u operaciones, entonces procederá a recalcular el pago
de contribuciones, sin tomar en cuenta dichos comprobantes y,
en su caso, a liquidar las diferencias que procedan. Desde
luego, igualmente procedería por la vía penal correspondiente
en virtud de la simulación que las conductas actualizan.

procedimiento,
En este orden de ideas, la adición de este
va dirigido a sancionar y neutralizar el esquema
de la venta o tráfico de facturas.

Así pues, la propuesta centra atención en los contribuyentes


que realizan fraudes tributarios a través del tráfico de
comprobantes fiscales, esto es a quienes los adquieren,
venden o colocan y quienes de alguna manera se benefician de
este tipo de actividad.

22 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Conforme a la propuesta que nos entretiene, la autoridad fiscal


procedería a notificar en el buzón tributario del emisor de
facturas, y a través de la página de Internet del SAT, así como
mediante publicación el DOF a las empresas o sociedades que
se presuma que realizan fraudes tributarios, otorgándoles la
garantía de audiencia para que manifiesten lo que a su derecho
convenga; es decir, se otorgaría un plazo de 10 días hábiles
para manifestar lo que a derecho convenga y aportar la
documentación e información que consideren pertinentes para
desvirtuar los motivos que llevaron a la autoridad a notificarlos.

Hecho lo anterior, la autoridad fiscal, notificará su resolución a


los contribuyentes respectivos a través del buzón tributario y
procedería la publicación de una la lista, cuyo efecto sería la
presunción de que las operaciones amparadas por los
comprobantes fiscales por ellos emitidos nunca existieron y,
por tanto, tales comprobantes no deben producir efecto
fiscal alguno.

2.- Presunción de Inexistencia No aplica más que


a CFDI)
Sin embargo, se debe distinguir diametralmente que la reforma
en comento únicamente se refiere a la presunción de
inexistencia de las operaciones amparadas en los
comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI), es decir, en
ninguna parte de la reforma al artículo 69-B del CFF propuesta
por la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, se
habló de una inexistencia absoluta de las diversas formas
previstas en la ley para comprobar que se realizó una
operación que pueda conllevar a surgir efectos fiscales.

2.1. No es lo mismo CFDI, Comprobante Fiscal ó


simplemente Comprobante
Existe una impresión técnica en el CFF ya que solo reconoce el
CFD o Comprobante Fiscal, y no ―comprobante‖, de tal suerte
consideramos que el artículo no es aplicable a los CFDI.

Además, es de señalar que el artículo Segundo Transitorio del


CFF publicado en el DOF el día 09 de Diciembre de 2013, en
su fracción IV, establece solamente que cualquier referencia a
CFDI, que se señale en el CFF se entenderán comprendidos a
cualquier comprobante fiscal emitidos conforme a la legislación
vigente, respecto del ejercicio correspondiente a 2013 y
anteriores, además de que cualquier referencia a

Artículo 69-B del CFF 23


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comprobantes fiscales en leyes, reglamentos y demás


disposiciones fiscales aplicables, se entenderán hechos a los
CFDI, lo que nos da la pauta a lo señalado en párrafo anterior,
es decir, si el primer párrafo del artículo 69-B del CFF
establece ―…emitiendo comprobantes…‖, dichos documentos
no son CFDI ni comprobantes fiscales.

Por lo anterior, es de señalar también que técnicamente


cuando se refiere el numeral 69-B del CFF a comprobantes, no
son los comprobantes fiscales digitales por internet (CFDI)
o comprobantes fiscales que el SAT da a conocer como
obligación de emisión por operación (es) y que se deben
de presentar en tiempo y forma establecidos en la
legislación aplicable a cada caso en particular, y mucho
menos comprobantes simples; así, el dispositivo legal en
comento no tiene aplicación a contribuyentes que solo tienen
deducciones que no requieren comprobante fiscal, como
créditos incobrables, ajuste anual por inflación, reservas,
fluctuación cambiaria, depreciaciones, etc., y mucho menos a
la emisión de constancias, por no ser para prestar servicios,
producir o comercializar.

2.2. Constancias Fiscales


En ese sentido, la ―constancia‖ es la acción y efecto de hacer
evidente algo de forma fehaciente y auténtica, por
extensión, al documento en que se ha hecho constar
determinado acto o situación se le conoce como
CONSTANCIA, distinguiéndose –hasta el 31 de diciembre de
2013- una constancia fiscal de un comprobante fiscal en que
éste último debía reunir –forzosamente- los requisitos
establecidos en el Artículo 29-A del CFF.

En virtud de lo anterior un ―Formato‖ es el conjunto de


las características técnicas y de presentación de un texto,
objeto o documento en distintos ámbitos, tanto reales como
virtuales.

En la siguiente tabla encontrará la disposición legal


aplicable así como los formatos que la contemplan;
para consultarla de un clic en la liga o vínculo
correspondiente y a continuación se mostrarán los
formatos necesarios para sus trámites.

24 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Disposición
Formatos que contempla
Legal

10-A, 10-B, 32 y 41 con sus anexos


Código Fiscal de respectivos, 36, 39, 40, 96, Correctiva,
la Federación DPDIF, e5cinco, FCF, FE, FEF, GIF, RC,
RU, RX.

18, 19, 19-A, 20, 21, 30 o DIM, 34, 35, 37,


37-A, CRE, 42, 43, 43-A, 46, PROCAF 46,
Ley del
47, 52, 53, 86-A, 92, 93, 94, 97, 98, CF-1,
Impuesto sobre
CF-2, CGS1, CGS2, DECLARANOT,
la Renta (ISR)
DECLARASAT, HDA-1, HDA-2, IDE-A,
IDE-M y IEF.

Ley del Impuesto


Especial sobre 31, 31-A, MULTIEPS, GDEF, IEPS8 y RE-
Producción y 1.
Servicios (IEPS)

Ley del Impuesto


Federal sobre
11, 14
Automóviles
Nuevos (ISAN)

Ley del Impuesto


al Valor Agregado 75, A-29, DTE, EDITORES
(IVA)

Ley del Impuesto


sobre Tenencia o
ISTUV
Uso de Vehículos
(ISTUV)

Ley del Impuesto


a los Depósitos IDE-M, IDE-A, CIDE-M, CIDE-A, CIDE-CC
en Efectivo (IDE)

Hojas de ayuda A, B-F, B-EF, C-EF, D, E, F, G, H, I, J

En este mismo orden de ideas, es conveniente una vez más


tener en este punto presente la exposición de motivos respecto
del artículo 69-B del CFF, para verificar la finalidad de la norma
y así estar en condiciones de saber si resulta aplicable al caso
concreto.

Cabe señalar que para que las medidas emitidas por el


legislador ordinario, con el propósito de regular una restricción
prevista constitucionalmente a un derecho fundamental sean

Artículo 69-B del CFF 25


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

válidas, deben satisfacer en principio, los siguientes requisitos,


los cuáles deben ser analizados siempre que se trate de
restricciones a las garantías individuales (y no ante cualquier
regulación legislativa que incida en cualquier contenido
constitucional):

a) En primer lugar, la restricción reglamentada por el


legislador debe ser admisible en la Constitución. El
legislador ordinario sólo puede restringir o suspender el
ejercicio de las garantías individuales en los casos y en las
condiciones que la misma Constitución establece, como lo
prescribe su artículo 1°. Por tanto, es claro que el legislador
no tiene facultades para establecer limitaciones a derechos
fundamentales adicionales a los que derivan de la Norma
Fundamental establecidos, y sus facultades de producción
normativa sólo deben desplegarse para dar contenido
exacto a las mismas.

b) En segundo lugar, la medida legislativa debe ser


necesaria para asegurar la obtención de los fines que
fundamentan la restricción constitucional. Es decir, no
basta que la restricción sea en términos amplios útil para la
obtención de ese fin, sino que de hecho esa medida debe
ser la idónea para su realización. Por ende, el juez
constitucional DEBE ASEGURARSE DE QUE EL FIN
BUSCADO POR EL LEGISLADOR NO SE PUEDA
ALCANZAR RAZONABLEMENTE POR OTROS MEDIOS
MENOS RESTRICTIVOS DE DERECHOS
FUNDAMENTALES. Las restricciones constitucionalmente
previstas a las garantías individuales tienen un carácter
excepcional, lo cual implica que el legislador debe echar
mano de ellas sólo cuando sea estrictamente necesario.

c) Debe ser proporcional. La medida legislativa debe


respetar una correspondencia entre la importancia del fin
buscado por la Ley, y los efectos perjudiciales que produce
en otros derechos e intereses constitucionales.

Sirve de apoyo la siguiente Jurisprudencia 1a./J. 2/2012 (9a)


emitida por la H. Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, en la Décima Época, ´publicada en el Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta, Libro V, Febrero de
2012, Tomo 1, que a la literalidad refiere:

―Época: Décima Época


Registro: 160267
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
26 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Localización: Libro V, Febrero de 2012 Tomo 1


Materia(s): (Constitucional)
Tesis: 1a./J. 2/2012 (9a.)
Pág.: 533

RESTRICCIONES A LOS DERECHOS FUNDAMENTALES.


ELEMENTOS QUE EL JUEZ CONSTITUCIONAL DEBE
TOMAR EN CUENTA PARA CONSIDERARLAS VÁLIDAS.
Ningún derecho fundamental es absoluto y en esa medida
todos admiten restricciones. Sin embargo, la regulación de
dichas restricciones no puede ser arbitraria. Para que las
medidas emitidas por el legislador ordinario con el propósito de
restringir los derechos fundamentales sean válidas, deben
satisfacer al menos los siguientes requisitos: a) ser
admisibles dentro del ámbito constitucional, esto es, el
legislador ordinario sólo puede restringir o suspender el
ejercicio de las garantías individuales con objetivos que
puedan enmarcarse dentro de las previsiones de la Carta
Magna; b) ser necesarias para asegurar la obtención de los
fines que fundamentan la restricción constitucional, es
decir, no basta que la restricción sea en términos amplios útil
para la obtención de esos objetivos, sino que debe ser la
idónea para su realización, lo que significa que EL FIN
BUSCADO POR EL LEGISLADOR NO SE PUEDA
ALCANZAR RAZONABLEMENTE POR OTROS MEDIOS
MENOS RESTRICTIVOS DE DERECHOS
FUNDAMENTALES; y, c) ser proporcional, esto es, la
medida legislativa debe respetar una correspondencia entre la
importancia del fin buscado por la ley, y los efectos
perjudiciales que produce en otros derechos e intereses
constitucionales, en el entendido de que la persecución de un
objetivo constitucional no puede hacerse a costa de una
afectación innecesaria o desmedida a otros bienes y
derechos constitucionalmente protegidos. Así, el juzgador
debe determinar en cada caso si la restricción legislativa a un
derecho fundamental es, en primer lugar, admisible dadas las
previsiones constitucionales, en segundo lugar, si es el medio
necesario para proteger esos fines o intereses
constitucionalmente amparados, al no existir opciones menos
restrictivas que permitan alcanzarlos; y en tercer lugar, si la
distinción legislativa se encuentra dentro de las opciones de
tratamiento que pueden considerarse proporcionales. De igual
manera, las restricciones deberán estar en consonancia con
la ley, incluidas las normas internacionales de derechos
humanos, y ser compatibles con la naturaleza de los
derechos amparados por la Constitución, en aras de la
consecución de los objetivos legítimos perseguidos, y ser
estrictamente necesarias para promover el bienestar general
en una sociedad democrática.

Artículo 69-B del CFF 27


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Amparo en revisión 173/2008. YaritzaLissete Reséndiz


Estrada. 30 de abril de 2008. Cinco votos. Ponente: José
Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Dolores Rueda Aguilar.

Amparo en revisión 1215/2008. Jorge Armando Perales Trejo.


28 de enero de 2009. Unanimidad de cuatro votos. Ausente y
Ponente: José Ramón Cossío Díaz; en su ausencia hizo suyo
el asunto el Ministro José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria:
Dolores Rueda Aguilar.

Amparo en revisión 75/2009. Blanca Delia Rentería Torres y


otra. 18 de marzo de 2009. Mayoría de cuatro votos. Disidente:
José de Jesús Gudiño Pelayo. Ponente: José Ramón Cossío
Díaz. Secretaria: Francisca María Pou Giménez.

Amparo directo en revisión 1675/2009. Camionera del Golfo,


S.A. de C.V. 18 de noviembre de 2009. Unanimidad de cuatro
votos. Ausente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Ponente: José
Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Francisca María Pou
Giménez.

Amparo directo en revisión 1584/2011. 26 de octubre de 2011.


Cinco votos. Ponente: Jorge Mario Pardo Rebolledo.
Secretaria: Rosa María Rojas Vértiz Contreras.

Tesis de jurisprudencia 2/2012 (9a.). Aprobada por la Primera


Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada de ocho de
febrero de dos mil doce.‖

Ahora bien de la exposición de motivos del artículo 69-B


del CFF, se desprende con claridad que el objetivo buscado
por el legislador ordinario consiste –supuestamente- en tutelar
la obligación de contribuir al gasto público, en términos del
artículo 31, fracción IV de la CPEUM.

Así del simple análisis que se dé a la iniciativa de marras,


claramente podemos percatar que la base principal de la
adición del artículo 69-B del CFF, fue sancionar y neutralizar el
esquema de tráfico de facturas utilizadas deliberadamente
para deducir y acreditar las cantidades amparadas en las
mismas, sin haber pagado las cantidades que se reflejaban.

Es decir, la propuesta centró su atención en los contribuyentes


que realizan fraudes tributarios a través del tráfico de
comprobantes fiscales, esto es a quienes los adquieren,
venden o colocan y quienes de alguna manera se benefician de
este tipo de actividad ilegal.

28 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Empero, jamás habla el ejecutivo respecto del algún otro


documento que no sea el CFDI, como es el caso de
constancias, por tal situación a estas últimas no le es aplicable
la hipótesis establecida en el artículo 69-B del CFF.

Así, con independencia de que la empresa que expidió alguna


constancia se ubicara en algún o algunos de los supuestos a
que se refiere el párrafo primero del numeral de marras,
pudiendo ser uno o varios o todos de los siguientes:

 La emisión de comprobantes sin contar con los


ACTIVOS directos o indirectos para prestar los
servicios que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


PERSONAL directo o indirecto para prestar los
servicios que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


INFRAESTRUCTURA directa o indirecta para prestar
los servicios que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


CAPACIDAD MATERIAL directa o indirecta para
prestar los servicios que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con los


ACTIVOS directos o indirectos para producir los
bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


PERSONAL directo o indirecto para producirlos
bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


INFRAESTRUCTURA directa o indirecta para
producir los bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


CAPACIDAD MATERIAL directa o indirecta para
producir los bienes que amparan tales comprobantes;

Artículo 69-B del CFF 29


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 La emisión de comprobantes sin contar con los


ACTIVOS directos o indirectos para comercializar los
bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


PERSONAL directo o indirecto para comercializar
bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


INFRAESTRUCTURA directa o indirecta para
comercializar los bienes que amparan tales
comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


CAPACIDAD MATERIAL directa o indirecta para
comercializar los bienes que amparan tales
comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con los


ACTIVOS directos o indirectos para entregar los
bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


PERSONAL directo o indirecto para entregar bienes
que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


INFRAESTRUCTURA directa o indirecta para entregar
los bienes que amparan tales comprobantes;

 La emisión de comprobantes sin contar con


CAPACIDAD MATERIAL directa o indirecta para
entregar los bienes que amparan tales comprobantes;
o,

 La no localización de la empresa que emitió los


comprobantes.

JAMAS de conformidad con el artículo 69-B del CFF, se


quitaran efectos fiscales a “las constancias” que expidió, ya
que se insiste que el artículo 69-B del CFF habla de facturas
utilizadas deliberadamente para deducir y acreditar las
cantidades amparadas en las mismas, situación que no es
aplicable a las constancias expedidas.

30 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Continuando con el análisis de los CFDI, ahora bien, caso


contrario, las personas físicas o morales que hayan dado
cualquier efecto fiscal a los comprobantes fiscales expedidos
por un contribuyente incluido en el listado, deberán proceder a
corregir su situación fiscal, mediante la declaración o
declaraciones complementarias que correspondan.

Por último, en el caso de que la autoridad fiscal, en uso de sus


facultades de comprobación, detecte que una persona física o
moral no corrigió su situación fiscal o no acreditó la efectiva
prestación de servicio o adquisición de los bienes, en los
términos que prevé el párrafo anterior, determinará el o los
créditos fiscales que correspondan.

Asimismo, las operaciones amparadas en los comprobantes


fiscales antes señalados se considerarán como actos o
contratos simulados.

Ahora bien, en el artículo 69-B del CFF se establece el


siguiente procedimiento:

1.- Cuando la autoridad fiscal detecta que un contribuyente


emite comprobantes sin contar con los activos, personal,
infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente,
para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparen esos comprobantes, o bien, tal
causante se encuentre como no localizado, se presumirá la
inexistencia de las operaciones respaldadas en dichos
comprobantes.

2.- Ante tal supuesto, se notificará a los contribuyentes que se


encuentren en dicha situación, a través de los tres medios
siguientes: su buzón tributario, el sitio de internet del Servicio
de Administración Tributaria y mediante publicación en el Diario
Oficial de la Federación; lo anterior a fin de que en un plazo de
quince días, contado a partir de la última de cualquiera de las
notificaciones practicadas, manifiesten lo que a su interés
convenga y aporten información y documentación para
desvirtuar los hechos objeto de la presunción en comento.

3.- Transcurrido dicho plazo, la autoridad fiscal en un lapso de


cinco días, valorará las pruebas y defensas hechas valer por
los causantes y les notificará la resolución a través del buzón
tributario, publicando además un listado en el Diario Oficial de
Artículo 69-B del CFF 31
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

la Federación y en la página de internet del Servicio de


Administración Tributaria, únicamente respecto de los
contribuyentes que no hubieran desvirtuado los hechos
imputados. Los efectos de dicha publicación serán generales y
consistirán en considerar que las operaciones referidas en los
comprobantes fiscales emitidos por los contribuyentes
enlistados, no producen ni produjeron efectos fiscales.

4.- Para el caso de las personas físicas o morales que hayan


dado cualquier efecto fiscal a los comprobantes fiscales
expedidos por un contribuyente incluido en el listado, contarán
con treinta días siguientes a la referida publicación, para
acreditar que efectivamente adquirieron los bienes y servicios
amparados en aquellos comprobantes, o bien podrán corregir
su situación fiscal, mediante la presentación de declaraciones
complementarias.

5.- Finalmente, en caso de que la autoridad fiscal -en uso de


sus facultades de comprobación- detecte que una persona
física o moral no acreditó la efectiva prestación del servicio o la
adquisición de bienes, o no corrigió su situación fiscal,
determinará el crédito fiscal respectivo y, además, considerará
como actos o contratos simulados las operaciones amparadas
en los comprobantes de que se traten, para efectos de los
delitos previstos en el CFF.

Ahora bien, como se dijo en párrafos anteriores, esta adición


del artículo 69-B al CFF, enfrentó una serie de fuertes
críticas dadas las diversas interpretaciones que su
naturaleza generó, y por ello, fue materia de diversos medios
de defensa en donde se tachaba al numeral en comento como
ilegal e inconstitucional; así, se plantearon entre otros, los
siguientes conceptos de inconstitucionalidad e ilegalidad:

Concepto de Violación a:
Anulación
 Honor y Reputación.
 Libertad de Trabajo y Comercio.
 Garantía de Audiencia.
 Medios diversos para Fiscalizar.
Primero
 Plazo emisión y notificación resolución
fundada y motivada.
 Comprobantes no existe término.
 Indemnización.
 Infamia.
Segundo
 Derecho de Honor.

32 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Concepto de Violación a:
Anulación
Tercero  Presunción de Inocencia.
 No existe mandamiento de autoridad.
 Arbitrariedad.
Cuarto
 No existe Resolución.
 Subcontratación y/o Intermediación.
 No existe fundamento en CFF que
faculte a la autoridad a decretar actos
Quinto
simulados.
 Pruebas presuncionales solidez.
 No señala el dispositivo legal como se
Sexto
llevara a cabo la verificación.
Séptimo  Retroactividad.
Octavo  Declaraciones Definitivas.
Noveno  Secreto Fiscal.
Décimo  Oficio de Resolución Personal

3.- SCJN concluye que artículo 69-B del CFF es


CONSTITUCIONAL
No obstante lo anterior, la Segunda Sala de la SCJN analizó
dichos tópicos, concluyendo, estemos de acuerdo o no, que
el tantas veces referido artículo 69-B del CFF, no viola
ningún dispositivo legal de la CPEUM, generándose diversas
Tesis Jurisprudenciales, cuyos datos de localización, rubro y
texto son los siguientes:

Época: Décima Época


Registro: 2010621
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 25, Diciembre de 2015, Tomo I
Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a./J. 161/2015 (10a.)
Página: 277

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. LAS PUBLICACIONES
CON LOS DATOS DE LOS CONTRIBUYENTES A QUE
HACE REFERENCIA EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO
FISCAL DE LA FEDERACIÓN NO CONSTITUYEN UNA
PENA QUE DEBA RESPETAR LOS DERECHOS
RECONOCIDOS EN EL ARTÍCULO 22 DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS. El citado precepto legal prevé un procedimiento
para que las autoridades presuman la inexistencia de las
operaciones de los contribuyentes que hayan emitido

Artículo 69-B del CFF 33


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comprobantes fiscales sin contar con activos, personal,


infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente,
para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan dichos comprobantes o cuando no se
localice al contribuyente. Asimismo, establece que los terceros
que hayan utilizado estos documentos para soportar una
deducción o un acreditamiento, tendrán un plazo para
demostrar ante la autoridad que efectivamente adquirieron los
bienes o recibieron los servicios, o para corregir su situación
fiscal. En esos términos, se concluye que las publicaciones con
los datos de los contribuyentes a que hace referencia el
artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación,
únicamente tienen como finalidad que la autoridad dé a
conocer que existe aquella presunción, para que tengan
oportunidad de desvirtuarla y, posteriormente, declarar
una realidad jurídica (sobre la inexistencia de las
operaciones celebradas con esos contribuyentes) respecto
de lo cual, los terceros relacionados también pueden hacer
valer lo que a su derecho corresponda, sin que tales
publicaciones constituyan una pena que deba respetar los
derechos fundamentales reconocidos en el artículo 22 de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde

34 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica


Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Sí al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 174/2015. Enlace & Gestión R.H., S.A. de


C.V. 30 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ausente: José
Fernando Franco González Salas. Ponente: Alberto Pérez
Dayán. Secretaria: Lourdes Margarita García Galicia.

Tesis de jurisprudencia 161/2015 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
veinticinco de noviembre de dos mil quince.

Época: Décima Época


Registro: 2010274
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 23, Octubre de 2015, Tomo II
Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a./J. 133/2015 (10a.)
Página: 1738

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. EL ARTÍCULO 69-B DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE LO PREVÉ, NO
CONTRAVIENE EL DERECHO DE AUDIENCIA. El precepto
aludido prevé un procedimiento para que las autoridades
presuman la inexistencia de las operaciones de los
contribuyentes que hayan emitido comprobantes fiscales sin
contar con activos, personal, infraestructura o capacidad
material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o
producir, comercializar o entregar los bienes que amparan
dichos comprobantes o cuando no se localice al contribuyente.
Asimismo, establece que los terceros que hayan utilizado estos
documentos para soportar una deducción o un acreditamiento,
tendrán un plazo para demostrar ante la autoridad que
efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los servicios,

Artículo 69-B del CFF 35


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

o para corregir su situación fiscal. Ahora bien, la primera


publicación que se efectúa en dicho procedimiento constituye
un medio de comunicación entre la autoridad fiscal y el
contribuyente que se encuentra en el supuesto de presunción
de inexistencia de operaciones, siendo que la finalidad de esa
notificación es hacer del conocimiento del gobernado la
posibilidad que tiene de acudir ante la autoridad exactora, a
manifestar lo que a su interés legal convenga, inclusive a
ofrecer pruebas para desvirtuar el sustento de la referida
presunción, esto de manera previa a que se declare
definitivamente la inexistencia de sus operaciones; por lo que la
mencionada primera publicación resulta ser un acto de molestia
al que no le es exigible el derecho de audiencia previa; por otra
parte, en relación con la segunda publicación a que se refiere
el precepto citado, quedan expeditos los derechos de los
contribuyentes que dieron efectos fiscales a los comprobantes
que sustentan operaciones que se presumen inexistentes, para
que aquéllos acudan ante la autoridad hacendaria con el fin de
comprobar que efectivamente recibieron los bienes o servicios
que amparan, lo que constituye un periodo de prueba, y en
caso de no lograr desvirtuar esa presunción, pueden impugnar
la resolución definitiva a través de los medios de defensa que
estimen convenientes. En esas condiciones, el artículo 69-B
del Código Fiscal de la Federación que prevé el
procedimiento descrito, no viola el derecho de audiencia
contenido en el artículo 14 de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 354/2015. Alta Capacitación B y V, S.A. de


C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros

36 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando


Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde
Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica
Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Si al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Tesis de jurisprudencia 133/2015 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
nueve de septiembre de dos mil quince.

Época: Décima Época


Registro: 2010275
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 23, Octubre de 2015, Tomo II
Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a./J. 132/2015 (10a.)
Página: 1740

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. EL ARTÍCULO 69-B DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE LO PREVÉ, NO
CONTRAVIENE EL PRINCIPIO DE IRRETROACTIVIDAD DE
LA LEY. El precepto aludido prevé un procedimiento para que
las autoridades presuman la inexistencia de las operaciones de
los contribuyentes que hayan emitido comprobantes fiscales sin
contar con activos, personal, infraestructura o capacidad

Artículo 69-B del CFF 37


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o


producir, comercializar o entregar los bienes que amparan
dichos comprobantes o cuando no se localice al contribuyente.
Asimismo, establece que los terceros que hayan utilizado estos
documentos para soportar una deducción o un acreditamiento,
tendrán un plazo para demostrar ante la autoridad que
efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los servicios,
o para corregir su situación fiscal. Ahora bien, el efecto del
artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación sólo consiste
en permitir que se detecte a los contribuyentes que emitieron
una documentación sin que hubiera existido la operación o
actividad que las soporte, pero ello no significa que se le quite
validez a un comprobante, más bien evidencia una realidad
jurídica y es que las operaciones contenidas en esos
comprobantes, que en su caso hubieran sido utilizados, no
cuentan con aquel soporte, por lo que si bien pudieron
expedirse con anterioridad a la entrada en vigor del precepto
aludido, no por ese hecho gozaban de eficacia, pues para ello
necesitaban cumplir con los requisitos establecidos en los
artículos 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación. En esas
condiciones, si el comprobante no se encuentra soportado,
desde un principio, por una operación real, no puede
considerarse que con el procedimiento en cuestión se
modifique una situación previamente creada, cuando ésta
ni siquiera existió, ya que a través de este procedimiento
sólo se evidencia la inexistencia de la operación, por lo
que es claro que el artículo 69-B indicado no contraviene el
principio de irretroactividad de la ley contenido en el
artículo 14 de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

38 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Amparo en revisión 354/2015. Alta Capacitación B y V, S.A. de


C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde
Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica
Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Si al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Tesis de jurisprudencia 132/2015 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
nueve de septiembre de dos mil quince.

Época: Décima Época


Registro: 2010276
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 23, Octubre de 2015, Tomo II
Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a./J. 135/2015 (10a.)
Página: 1742

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. EL ARTÍCULO 69-B DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE LO PREVÉ, NO
CONTRAVIENE EL PRINCIPIO DE PRESUNCIÓN DE
INOCENCIA. El precepto aludido prevé un procedimiento para

Artículo 69-B del CFF 39


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

que las autoridades presuman la inexistencia de las


operaciones de los contribuyentes que hayan emitido
comprobantes fiscales sin contar con activos, personal,
infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente,
para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan dichos comprobantes o cuando no se
localice al contribuyente. Asimismo, establece que los terceros
que hayan utilizado estos documentos para soportar una
deducción o un acreditamiento, tendrán un plazo para
demostrar ante la autoridad que efectivamente adquirieron los
bienes o recibieron los servicios, o para corregir su situación
fiscal; es decir, a través del indicado procedimiento se hace del
conocimiento del contribuyente la presunción a la que ha
arribado la autoridad con base en la información que obra en
su poder, que encuadran en las hipótesis contenidas en aquel
artículo. Ante esta presunción, la autoridad debe notificar al
contribuyente en términos del párrafo segundo del propio
numeral, que señala que esa comunicación se hará a
través de tres medios: del buzón tributario, de la página de
Internet del Servicio de Administración Tributaria, así como
del Diario Oficial de la Federación. Esta primera publicación
origina la posibilidad de que el contribuyente afectado
comparezca ante la autoridad con los elementos probatorios a
su alcance para desvirtuar aquella determinación de la
autoridad, consecuentemente, al tratarse de una presunción
que admite prueba en contrario y que debe fundarse en
información objetiva que aluda a la falta de capacidad operativa
del contribuyente para llevar a cabo las operaciones a las que
se refieren los comprobantes fiscales, el artículo 69-B del
Código Fiscal de la Federación no contraviene el principio
de presunción de inocencia, en virtud de que no se
establecen ni fincan determinaciones definitivas ni se atribuye
responsabilidad al gobernado, sino que prevé un llamamiento
para que éste alegue lo que a su interés convenga y aporte la
documentación e información que considere pertinente para
desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a presumir la
inexistencia de las operaciones que avalan los comprobantes.
Advirtiéndose así, que dicho precepto tiene una finalidad
constitucionalmente legítima al buscar dar certeza a la
relación tributaria ante el probable indebido cumplimiento
del contribuyente de sus obligaciones formales y
materiales.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián

40 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y


Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde
Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica
Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Si al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 755/2015. ByL Seguridad Privada, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Tesis de jurisprudencia 135/2015 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
nueve de septiembre de dos mil quince.

Época: Décima Época


Registro: 2010277
Instancia: Segunda Sala

Artículo 69-B del CFF 41


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Tipo de Tesis: Jurisprudencia


Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 23, Octubre de 2015, Tomo II
Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a./J. 134/2015 (10a.)
Página: 1743

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. EL ARTÍCULO 69-B DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE LO PREVÉ, NO
VIOLA EL DERECHO A LA LIBERTAD DE TRABAJO. El
artículo 5o. de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos reconoce el derecho a la libertad de trabajo y
comercio señalando que no podrá ser vedada sino por
determinación judicial cuando se afecten los derechos de
terceros o por resolución gubernativa cuando se ofendan los
derechos de la sociedad. Ahora bien, el artículo 69-B,
segundo párrafo, del Código Fiscal de la Federación que
prevé la publicación del listado de contribuyentes que
hayan emitido comprobantes fiscales sin contar con
activos, personal, infraestructura o capacidad material,
directa o indirectamente, para prestar los servicios o
producir, comercializar o entregar los bienes que amparan
dichos comprobantes o cuando no se localice al
contribuyente, no viola el derecho referido, pues a través de
esa comunicación no se impide el ejercicio de sus actividades
comerciales, porque la facultad de la autoridad constituye una
presunción que admite prueba en contrario en relación con la
inexistencia de las operaciones que amparan los documentos
que emiten los contribuyentes que tienen las características
señaladas en el artículo del código citado, pero no limita o
restringe el normal desarrollo de las actividades de la
negociación, ya que puede desvirtuarse a través de los medios
de defensa a su alcance. Concluir lo contrario podría
menoscabar el interés de la colectividad en prevenir
actividades que puedan resultar ilícitas, las que no encuentran
protección constitucional, precisamente, por contravenir el
marco normativo a cuyo cumplimiento se encuentra obligado el
gobernado.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

42 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 354/2015. Alta Capacitación B y V, S.A. de


C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde
Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica
Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Si al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Tesis de jurisprudencia 134/2015 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
nueve de septiembre de dos mil quince.

Época: Décima Época


Registro: 2010278
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 23, Octubre de 2015, Tomo II

Artículo 69-B del CFF 43


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a./J. 140/2015 (10a.)
Página: 1745

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. LOS DATOS DE LOS
CONTRIBUYENTES A QUE HACE REFERENCIA EL
ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN
SON DE CARÁCTER PÚBLICO Y, POR ENDE, PUEDEN
DARSE A CONOCER A TERCEROS. El citado precepto prevé
un procedimiento para que las autoridades presuman la
inexistencia de las operaciones de los contribuyentes que
hayan emitido comprobantes fiscales sin contar con activos,
personal, infraestructura o capacidad material, directa o
indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan dichos
comprobantes, o bien, cuando esos contribuyentes se
encuentren no localizados. Asimismo, del propio artículo
deriva que una vez que la autoridad presume la
inexistencia de las operaciones o la falta de localización
del contribuyente, publicará en la página de Internet del
Servicio de Administración Tributaria, así como en el Diario
Oficial de la Federación, un listado que contiene el registro
federal de contribuyentes y el nombre del contribuyente
que se encuentra en el supuesto relativo, con el fin de que
los terceros que hayan celebrado operaciones con estos
causantes tengan la posibilidad de acreditar que
efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los
servicios, o para corregir su situación fiscal. Ahora bien, de
la obligación jurídica de las sociedades mercantiles de inscribir
sus escrituras constitutivas en el Registro Público de Comercio,
en cuyos testimonios se encuentra la razón o denominación
social, se sigue que la propia legislación nacional ha
determinado que esos datos son de carácter público, ya que
cualquier persona puede consultarlos y, por ende, la
publicación de esa información no se considera que viola lo
dispuesto en el artículo 6o, de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

44 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 354/2015. Alta Capacitación B y V, S.A. de


C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando
Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y
Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde
Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica
Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Si al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Tesis de jurisprudencia 140/2015 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
treinta de septiembre de dos mil quince.

Época: Décima Época


Registro: 2010160
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 23, Octubre de 2015, Tomo II

Artículo 69-B del CFF 45


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Materia(s): Constitucional
Tesis: 2a. XCVI/2015 (10a.)
Página: 2092

PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA PRESUNCIÓN DE


INEXISTENCIA DE OPERACIONES. LAS PUBLICACIONES
CON LOS DATOS DE LOS CONTRIBUYENTES A QUE
HACE REFERENCIA EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO
FISCAL DE LA FEDERACIÓN NO SE RIGEN POR EL
ARTÍCULO 22 DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS
ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. El citado precepto legal
prevé un procedimiento para que las autoridades presuman la
inexistencia de las operaciones de los contribuyentes que
hayan emitido comprobantes fiscales sin contar con activos,
personal, infraestructura o capacidad material, directa o
indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan dichos
comprobantes o cuando no se localice al contribuyente.
Asimismo, establece que los terceros que hayan utilizado estos
documentos para soportar una deducción o un acreditamiento,
tendrán un plazo para demostrar ante la autoridad que
efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los servicios,
o para corregir su situación fiscal. En esos términos, se
concluye que las publicaciones con los datos de los
contribuyentes a que hace referencia el artículo 69-B del
Código Fiscal de la Federación, únicamente tienen como
finalidad que la autoridad dé a conocer que existe aquella
presunción, para que tengan oportunidad de desvirtuarla y,
posteriormente, declarar una realidad jurídica (sobre la
inexistencia de las operaciones celebradas con esos
contribuyentes) respecto de lo cual, los terceros
relacionados también pueden hacer valer lo que a su
derecho corresponda, sin que tales publicaciones
constituyan una pena que deba respetar los derechos
fundamentales reconocidos en el artículo 22 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Amparo en revisión 51/2015. Multiservicios Empresariales de


Negocios B&V, S.A. de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos
de los Ministros Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza,
José Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita
Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I.
Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 302/2015. Corporativo Miler en R.H., S.A.


de C.V. 26 de agosto de 2015. Cinco votos de los Ministros
Eduardo Medina Mora I., Juan N. Silva Meza, José Fernando

46 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y


Alberto Pérez Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna
Ramos. Ponente: Eduardo Medina Mora I. Secretarios:
Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián González
Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y Paola Yaber
Coronado.

Amparo en revisión 361/2015. Grupo Empresarial de Desarrollo


y Formación de Recursos Humanos, S.A. de C.V. 26 de agosto
de 2015. Cinco votos de los Ministros Eduardo Medina Mora I.,
Juan N. Silva Meza, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez Dayán; votó con
salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos. Ponente: Eduardo
Medina Mora I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde
Escalante, Adrián González Utusástegui, Maura Angélica
Sanabria Martínez y Paola Yaber Coronado.

Amparo en revisión 424/2015. Si al Capital Humano, S.A. de


C.V. 2 de septiembre de 2015. Unanimidad de cuatro votos de
los Ministros Eduardo Medina Mora I., José Fernando Franco
González Salas, Margarita Beatriz Luna Ramos y Alberto Pérez
Dayán; votó con salvedad Margarita Beatriz Luna Ramos.
Ausente: Juan N. Silva Meza. Ponente: Eduardo Medina Mora
I. Secretarios: Miroslava de Fátima Alcayde Escalante, Adrián
González Utusástegui, Maura Angélica Sanabria Martínez y
Paola Yaber Coronado.

Nota: Este criterio ha integrado la jurisprudencia 2a./J.


161/2015 (10a.), publicada el viernes 4 de diciembre de 2015, a
las 10:30 horas en el Semanario Judicial de la Federación y en
la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima
Época, Libro 25, Tomo I, diciembre de 2015, página 277, de
título y subtítulo: "PROCEDIMIENTO RELATIVO A LA
PRESUNCIÓN DE INEXISTENCIA DE OPERACIONES. LAS
PUBLICACIONES CON LOS DATOS DE LOS
CONTRIBUYENTES A QUE HACE REFERENCIA EL
ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN
NO CONSTITUYEN UNA PENA QUE DEBA RESPETAR LOS
DERECHOS RECONOCIDOS EN EL ARTÍCULO 22 DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS."

Época: Décima Época


Registro: 2007347
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 10, Septiembre de 2014, Tomo I
Materia(s): Común
Tesis: 2a./J. 88/2014 (10a.)

Artículo 69-B del CFF 47


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Página: 858

SUSPENSIÓN EN EL JUICIO DE AMPARO. ES


IMPROCEDENTE CONCEDERLA RESPECTO DE LOS
EFECTOS Y CONSECUENCIAS DE LA APLICACIÓN DEL
ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN. Resulta improcedente otorgar la suspensión en
el juicio de amparo respecto de los efectos y las consecuencias
de la aplicación del citado numeral, consistentes en el eventual
dictado de una segunda resolución que establezca de manera
definitiva la inexistencia de las operaciones celebradas por el
contribuyente, para que no surtan efectos los comprobantes
que amparan las operaciones ahí reflejadas, en términos del
artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación; ello es así,
porque constituye un acto futuro de realización incierta ya
que, de acuerdo con el referido procedimiento, antes de
que se publique la resolución que defina la situación del
contribuyente respecto del cual -en un primer momento- se
presumió la inexistencia de las operaciones respaldadas
en los comprobantes fiscales (y obviamente, antes de que
la autoridad en ejercicio de sus facultades de
comprobación emita un crédito fiscal), se prevé un plazo
para que los interesados manifiesten lo que a su derecho
convenga y aporten información y documentación para
desvirtuar los hechos objeto de la presunción; lo cual
implica que no existe certidumbre de su realización,
porque ello dependerá de su conducta a fin de desvirtuar la
presunción de inexistencia de operaciones atribuida por la
autoridad fiscal. Además, arribar a una posición contraria
afectaría el interés social y contravendría disposiciones de
orden público, acorde con los artículos 128, fracción II y 129,
fracción III, de la Ley de Amparo, pues de concederse la
medida cautelar se generaría la falsa creencia de que el
contribuyente investigado ya desvirtuó la presunción de
inexistencia de las operaciones amparadas a través de los
comprobantes fiscales, lo cual podría acarrear un daño a la
colectividad, al desconocer la situación fiscal de los
contribuyentes a quienes se atribuye la realización de este
tipo de operaciones, aunado a que ocasionaría la
imposibilidad -por los terceros relacionados- de acreditar
la existencia de las operaciones amparadas en el
documento fiscal, o bien, de corregir su situación fiscal.
Por su parte, se permitiría la consumación o continuación de un
ilícito o sus efectos, ya que los comprobantes expedidos por
este tipo de contribuyentes aún estarían en el comercio, no
obstante que tal conducta podría actualizar el delito de
defraudación fiscal, conforme a los artículos 108 y 109 del
Código Fiscal de la Federación.

48 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Contradicción de tesis 77/2014. Entre las sustentadas por el


Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del
Segundo Circuito y el Décimo Octavo Tribunal Colegiado en
Materia Administrativa del Primer Circuito. 18 de junio de 2014.
Cinco votos de los Ministros Sergio A. Valls Hernández, Alberto
Pérez Dayán, José Fernando Franco González Salas,
Margarita Beatriz Luna Ramos y Luis María Aguilar Morales;
votó con salvedad José Fernando Franco González Salas.
Ponente: Alberto Pérez Dayán. Secretario: Oscar Vázquez
Moreno.

Tesis y/o criterios contendientes:

El sustentado por el Primer Tribunal Colegiado en Materia


Administrativa del Segundo Circuito, al resolver las quejas
18/2014 y 24/2014, y el diverso sustentado por el Décimo
Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer
Circuito, al resolver la queja 30/2014.

Tesis de jurisprudencia 88/2014 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
nueve de julio de dos mil catorce.

4.- Pronunciamientos de la PRODECON


Además, al respecto, la PRODECON también hizo lo propio y
se pronunció, señalando por su parte que efectivamente el
numeral en comento no es violatorio a los derechos
constitucionalidad, generándose los siguientes criterios:

2/2014/CTN/CS-SPDC (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


28/03/2014)

PUBLICACIÓN DE CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, POR PRESUNCIÓN DE OPERACIONES
INEXISTENTES. NO VIOLA LOS DERECHOS
FUNDAMENTALES DE AUDIENCIA Y DEBIDO PROCESO.
En términos del segundo párrafo del artículo 69-B del Código
Fiscal de la Federación vigente a partir de 2014, cuando la
autoridad fiscal publica en el Diario Oficial de la Federación y
en la página de internet del SAT, el listado de contribuyentes
que se ubicaron en la hipótesis de presunción de inexistencia
de sus operaciones, no viola los derechos fundamentales de
garantía de audiencia y debido proceso, en razón de que el
segundo párrafo del numeral citado es claro en disponer que
esta primera resolución emitida por las autoridades fiscales
contiene únicamente una presunción y es de carácter
provisional; es decir, que su único objeto es precisamente el
permitir a los contribuyentes afectados que ejerzan su derecho

Artículo 69-B del CFF 49


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de audiencia a efecto de desvirtuar los hechos


correspondientes que la autoridad les impute. Así el sujeto
pasivo en el procedimiento puede llegar a sufrir un acto
privativo, pero, según tesis reciente de la Primera Sala de la
SCJN, rubro: ―DERECHO HUMANO AL DEBIDO PROCESO.
ELEMENTOS QUE LO INTEGRAN”, las formalidades
esenciales al procedimiento que deben cumplirse en tal
supuesto, son: ―las referidas a la notificación del inicio de
procedimiento y de sus consecuencias, el derecho a alegar y a
ofrecer pruebas, así como la emisión de una resolución que
dirima las cuestiones debatidas”; extremos que, en opinión de
esta Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, se cumplen
plenamente en el caso de la publicación que se prevé en el
segundo párrafo del artículo 69-B, ya que ante la
actualización de las hipótesis que contempla (que la
autoridad detecte emisión de comprobantes por parte de
contribuyentes, sin contar con infraestructura u otros elementos
o estando éstos no localizados), el procedimiento inicia con la
notificación respectiva, para que los contribuyentes puedan
manifestar lo que a su derecho convenga y aportar la
documentación e información que consideren pertinente para
desvirtuar los hechos, en un plazo de quince días contado a
partir de la fecha de la última notificación. El propio precepto
dispone que la autoridad en un plazo de cinco días valorará las
pruebas y defensas hechas valer y notificará la resolución
correspondiente, lo que ocasionará la publicación del listado
definitivo en la página de internet del SAT y en el Diario Oficial
de la Federación; extremos, por lo tanto, que acreditan el
respeto a los derechos de audiencia y debido proceso.

Criterio sustentado en:


Acuerdo de No Responsabilidad 1020-1-QRI-158/2014-D.

Relacionado con:
Criterio Sustantivo 2/2016/CTN/CS-SASEN ―OPERACIONES
INEXISTENTES. NO PRECLUYE EL DERECHO DEL
RECEPTOR DE LOS COMPROBANTES FISCALES PARA
ACREDITAR LA REALIZACIÓN DE LAS MISMAS, UNA VEZ
QUE HAN TRANSCURRIDO LOS 30 DÍAS PREVISTOS EN
EL PÁRRAFO QUINTO DEL ARTÍCULO 69-B DEL CFF.‖

3/2014/CTN/CS-SPDC (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


28/03/2014)

PUBLICACIÓN DE CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, POR PRESUNCIÓN DE OPERACIONES
INEXISTENTES. NO VIOLA EL DERECHO FUNDAMENTAL
A LA PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES. El artículo
16, párrafo segundo, en correlación con el artículo 6°, apartado

50 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

A, fracción II, ambos de la Constitución Política de los Estados


Unidos Mexicanos, garantizan el derecho fundamental a la
protección de los datos personales en favor de los gobernados,
previendo dichos numerales que las leyes podrán establecer
supuestos de excepción, entre otros casos, tratándose de
disposiciones de orden público o para proteger los derechos de
terceros. De ahí que, si el propio legislador estableció en el
artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación, vigente a
partir del 1° de enero de 2014, la excepción al secreto en
materia fiscal en tratándose de aquellos contribuyentes
respecto de los cuales se presume se ubican en los supuestos
del primer párrafo del propio artículo 69-B del CFF, resulta
evidente, en opinión de este Ombudsman, que no se
produce violación al derecho fundamental mencionado,
porque es la propia Constitución la que establece que
serán las leyes, en este caso el código fiscal de la
federación, las que podrán prever excepciones a la
protección de los datos mencionados.

Criterio sustentado en:


Acuerdo de No Responsabilidad 1020-1-QRI-158/2014-D.

4/2014/CTN/CS-SPDC (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


28/03/2014)

PUBLICACIÓN DE CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, POR PRESUNCIÓN DE OPERACIONES
INEXISTENTES. NO VIOLA EL PRINCIPIO DE
IRRETROACTIVIDAD DE LAS LEYES. El artículo 14 de la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
contiene una importante restricción en materia de retroactividad
de la ley, según la cual las disposiciones contenidas en las
normas jurídicas no deben ser aplicadas, en perjuicio del
gobernado, a los hechos que se realizaron antes de la entrada
en vigor de éstas. Por su parte, el artículo 6° del Código Fiscal
de la Federación (CFF), establece que las contribuciones se
causan conforme se realizan las situaciones jurídicas o de
hecho, previstas en las leyes fiscales vigentes durante el lapso
en que ocurran, así como que tales contribuciones se
determinarán conforme a las disposiciones vigentes al
momento de su causación y que les serán aplicables las
normas sobre procedimiento que se expidan con posterioridad.
Por lo tanto, la publicación que realice la autoridad fiscal, con
fundamento en el nuevo texto del artículo 69-B del CFF que
entró en vigor el 1° de enero de 2014, del listado de
contribuyentes respecto de los que la propia autoridad
presuma que emitieron comprobantes fiscales que simulan
operaciones inexistentes, celebradas incluso antes de la
fecha mencionada, no viola, según lo aprecia la

Artículo 69-B del CFF 51


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Procuraduría, el principio de no retroactividad de las leyes


referido, toda vez que ese precepto legal, al establecer un
procedimiento que ha de llevar a cabo la autoridad fiscal
cuando se den los supuestos del primer párrafo del mismo,
tiene el carácter de una norma adjetiva que puede aplicarse a
situaciones jurídicas o hechos acontecidos con anterioridad a
su entrada en vigor.

Criterio sustentado en:


Acuerdo de No Responsabilidad 1020-1-QRI-158/2014-D.

Relacionado con:
Criterio Sustantivo 2/2016/CTN/CS-SASEN ―OPERACIONES
INEXISTENTES. NO PRECLUYE EL DERECHO DEL
RECEPTOR DE LOS COMPROBANTES FISCALES PARA
ACREDITAR LA REALIZACIÓN DE LAS MISMAS, UNA VEZ
QUE HAN TRANSCURRIDO LOS 30 DÍAS PREVISTOS EN EL
PÁRRAFO QUINTO DEL ARTÍCULO 69-B DEL CFF.‖

5/2014/CTN/CS-SPDC (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


28/03/2014)

PUBLICACIÓN DE CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, POR PRESUNCIÓN DE OPERACIONES
INEXISTENTES. LAS CAUSAS Y MOTIVOS ESPECÍFICOS
POR LOS QUE SE INCLUYE A UN CONTRIBUYENTE, SÓLO
DEBEN PORMENORIZARSE EN LA NOTIFICACIÓN
PERSONAL Y NO EN LAS NOTIFICACIONES PÚBLICAS. El
segundo párrafo del artículo 69-B del Código Fiscal de la
Federación, establece que se procederá a notificar a los
contribuyentes que se detecte emitieron comprobantes fiscales
por operaciones que se presumen inexistentes, a través de (i)
su buzón tributario, (ii) la página de internet del Servicio de
Administración Tributaria y (iii) mediante publicación en el
Diario Oficial de la Federación; es decir, que la ley está
previendo dos tipos de notificaciones, aquéllas que se pueden
denominar ―públicas‖, porque aparecen en medios que pueden
ser accesibles para cualquier miembro de la sociedad (Diario
Oficial de la Federación y portal de internet del SAT), y las
notificaciones ―personales o directas‖ (buzón tributario y
notificación personal mientras aquél entra en vigor), que
respetando la privacidad o reserva de la situación fiscal del
contribuyente, deben comunicar la resolución o acto particular
en el que la autoridad fiscal determinó los motivos específicos,
causas especiales o circunstancias concretas por las que
presume que el contribuyente ha emitido comprobantes que
amparan operaciones inexistentes. Ahora bien, la debida
interpretación de tal precepto debe hacerse conforme a los
derechos fundamentales de los gobernados, por lo que, según

52 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

lo advierte este Ombudsman fiscal, es correcto que la


autoridad no exprese, en las notificaciones “públicas”, la
motivación concreta respecto de las causas por las que
incorporó a cada contribuyente, y sí lo haga en la
resolución o acto que le notifica de manera personal o
directa.

Criterio sustentado en:


Acuerdo de No Responsabilidad 1020-1-QRI-158/2014-D.

Relacionado con:
Criterio Jurisdiccional 12/2017
―OPERACIONES INEXISTENTES. RESULTA ILEGAL EL
PROCEDIMIENTO PARA DETERMINARLAS, ESTABLECIDO
EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, SI LA AUTORIDAD NOTIFICA FUERA DEL
PLAZO DE CINCO DÍAS LA RESOLUCIÓN QUE
CONTEMPLA EL TERCER PÁRRAFO DE DICHO NUMERAL.‖

6/2014/CTN/CS-SPDC (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


28/03/2014)

PUBLICACIÓN DE CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, POR PRESUNCIÓN DE OPERACIONES
INEXISTENTES. NO VIOLA LOS PRINCIPIOS DE
PRESUNCIÓN DE INOCENCIA Y DE BUENA FE, Y
TAMPOCO ATENTA CONTRA LA HONRA Y EL NOMBRE
DE LOS CONTRIBUYENTES. El artículo 16, párrafo segundo,
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
regula el derecho fundamental a la protección de los datos
personales en favor de los gobernados, con los supuestos de
excepción, que las leyes establezcan, entre otros casos, por
atender a disposiciones de orden público. Ahora, si bien es
cierto que en materia fiscal existe la obligación general de
reserva para las autoridades fiscales, lo cierto es que el propio
Código Fiscal de la Federación, específicamente en su artículo
69-B, establece diversas excepciones a dicha obligación de
reserva. Por lo tanto, si el SAT, con fundamento en el citado
artículo 69-B, detectó que un contribuyente está emitiendo
comprobantes fiscales sin contar con los activos,
personal, infraestructura o capacidad material, directa o
indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan tales
comprobantes, puede válidamente, según lo aprecia la
Procuraduría, incluirlo en el listado de contribuyentes que
emitieron comprobantes fiscales por operaciones que se
presumen inexistentes, publicado en el Diario Oficial de la
Federación y en la página del SAT; sin violar por ello sus
derechos fundamentales de protección o reserva de datos

Artículo 69-B del CFF 53


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

y, por lo tanto, no puede hablarse de presunción de inocencia y


buena fe o afectación de la honra y el nombre, ya que el
legislador determinó, atendiendo al interés público, que la
reserva de datos no procede cuando se trate de contribuyentes
respecto de los cuales la autoridad fiscal presume que se
actualizan los supuestos del primer párrafo del artículo 69-B
citado; pues esa publicación tiene precisamente como objeto,
entre otros, permitir que los terceros que recibieron o puedan
recibir esos comprobantes, conozcan la presunción que la
autoridad les imputa, es decir, que se encuentra involucrado el
interés público. Al mismo tiempo, es evidente que se respeta la
presunción de inocencia, ya que la publicación que prevé el
segundo párrafo del artículo referido se realiza precisamente
con carácter presuntivo y provisional, la cual admite prueba en
contrario.

Criterio sustentado en:


Acuerdo de No Responsabilidad 1020-1-QRI-158/2014-D.

Relacionado con:
Criterio Jurisdiccional 12/2017
―OPERACIONES INEXISTENTES. RESULTA ILEGAL EL
PROCEDIMIENTO PARA DETERMINARLAS, ESTABLECIDO
EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, SI LA AUTORIDAD NOTIFICA FUERA DEL
PLAZO DE CINCO DÍAS LA RESOLUCIÓN QUE
CONTEMPLA EL TERCER PÁRRAFO DE DICHO NUMERAL.‖

Criterio Sustantivo 4/2015/CTN/CS-SASEN ―LISTADO DE


CONTRIBUYENTES PUBLICADOS CON BASE EN EL
ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN
QUE LOGRAN DEMOSTRAR QUE NO SIMULARON
OPERACIONES.‖

7/2014/CTN/CS-SPDC (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


28/03/2014)

PUBLICACIÓN DE CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, POR PRESUNCIÓN DE OPERACIONES
INEXISTENTES. NO VIOLA EL DERECHO HUMANO DE
PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. La presunción de inocencia es
un principio fundamental que otorga al inculpado el derecho a
recibir la consideración y el trato de no autor o de no partícipe
en hechos de carácter delictivo o análogos, cuando su
culpabilidad no ha sido verificada más allá de toda duda
razonable. Este principio, cabe señalar, es aplicable a cualquier
procedimiento administrativo sancionador llevado en forma de
juicio, según lo ha resuelto recientemente el Pleno de la
Suprema Corte de Justicia de la Nación. Ahora bien, uno de los

54 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

aspectos que definen la naturaleza y alcance de la citada


presunción, es la diferencia que para efectos de la misma se
produce entre los actos de privación y los actos de molestia,
pues lo que protege esta prerrogativa fundamental denominada
presunción de inocencia, es la pérdida definitiva de un derecho
ante la sola presunción de culpabilidad. Es decir, la presunción
de inocencia sí autoriza la realización de actos de molestia
sobre el procesado, pero no permite los de privación,
precisamente por las consecuencias definitivas que éstos
últimos tienen, a la luz del artículo 14 Constitucional. Bajo estas
premisas, en opinión de este Organismo Autónomo, la
publicación que lleva a cabo el
SAT con fundamento en el segundo párrafo del artículo 69-B
del Código Fiscal de la Federación, no viola el derecho
humano a la presunción de inocencia, ya que el hecho de
que se publiquen los datos de un contribuyente que
presumiblemente está reportando ante el fisco operaciones
inexistentes, no genera una situación definitiva en
perjuicio de éste, sino por el contrario, a partir de la citada
publicación –así como de las diversas notificaciones que la
norma prevé- se le da oportunidad al interesado para
aclarar su situación fiscal, ejerciendo su derecho a la
audiencia y debido proceso, atento al carácter de acto de
molestia que reviste la multicitada exhibición. Razonar al
contrario sería tanto como pretender que, en tratándose de
individuos sujetos a proceso penal –que es donde surge
primigeniamente la presunción de inocencia-, existiría
prohibición o impedimento para que se revelaran los nombres
de aquéllos; cuando es la propia sociedad la que está
interesada en identificar a los sujetos a proceso y el o los
delitos que, de manera estrictamente presuntiva, se les
atribuyen, lo que ordinariamente sucede en nuestra comunidad,
como es del dominio público.

Criterio sustentado en:


Acuerdo de No Responsabilidad 1020-1-QRI-158/2014-D.

Relacionado con:
Criterio Sustantivo 2/2016/CTN/CS-SASEN ―OPERACIONES
INEXISTENTES. NO PRECLUYE EL DERECHO DEL
RECEPTOR DE LOS COMPROBANTES FISCALES PARA
ACREDITAR LA REALIZACIÓN DE LAS MISMAS, UNA VEZ
QUE HAN TRANSCURRIDO LOS 30 DÍAS PREVISTOS EN EL
PÁRRAFO QUINTO DEL ARTÍCULO 69-B DEL CFF.‖

5.- Normatividad interna del SAT.


5.1. Violación al artículo 16 de la CPEUM
Ahora bien, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 69-
B, del CFF vigente a partir del 1° de Enero de 2014, las

Artículo 69-B del CFF 55


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Autoridades Fiscales tienen la FACULTAD DISCRECIONAL de


iniciar una investigación para presumir la inexistencia de
operaciones.

PRESUNCIÓN

Hecho conocido Hecho desconocido

―Instancia: Primera Sala Fuente: Semanario Judicial de la


Federación Parte: XXXIX, Segunda Parte Tesis: Página: 92

PRESUNCIONES. Por presunción debe entenderse la


consecuencia que el Juez deduce de un hecho conocido para
averiguar la verdad de otro desconocido.”

―Instancia: TCC Fuente: Semanario Judicial de la Federación


Parte: II Segunda Parte-1 Tesis: p. 336

MOTIVACION DEL ACTO. DEBE SER EXPRESA Y NO


INFERIRLA CON BASE EN PRESUNCIONES. La motivación
de los actos debe ser expresa y no es posible inferirla con
base en presunciones, pues nada libera a la autoridad de la
obligación de precisar los motivos de su acto, entre los que se
encuentra, aquellos que se refieren a la intencionalidad de la
infracción.‖

Con base en lo hasta aquí expuesto, puede observarse que


estamos ante la presencia de:

a). La aplicación de una disposición legal cuyo contenido es


sumamente vago, por lo que la autoridad administrativa en
cada caso les puede dar el alcance que mejor convenga a
sus intereses, y de ahí que el particular se encuentre impedido
para conocer de antemano cuáles son los términos,
condiciones y requisitos que deben satisfacerse para el efecto
de que la Autoridad Fiscal inicie una investigación y tache de
inexistentes las operaciones llevadas a cabo.

b). Actos concretos de aplicación del artículo 69-B, del CFF,


entre otros, por medio del cual la Autoridad Fiscal ha ejercido
las facultades a las que nos hemos referido con el propósito de
presumir la inexistencia de las operaciones amparadas con
diversos comprobantes sin indicar, cuál es el carácter con el
que participa en la misma, ante lo cual evidentemente se deja
en un total estado de indefensión e inseguridad, de donde

56 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

se desprende una clara y evidente violación a la garantía


de audiencia.

Ahora bien, el procedimiento que las fiscalizadoras deben de


seguir para presumir la inexistencia de las operaciones
amparadas con diversos comprobantes fiscales, se encuentra
establecido a través de normatividad interna del SAT, la
cual el particular se encuentra impedido para conocer, puesto
que jamás es hecha del conocimiento en forma general, es
decir, no es publicada en medio de difusión masivo alguno –
además de que dicha normatividad no pasa por un proceso
legislativo y por lo tanto no genera derechos u obligaciones
algunas-.

Así, al emitirse normatividad interna por parte del SAT que


prevé el procedimiento que las fiscalizadoras deben de seguir
para presumir la inexistencia de las operaciones amparadas
con diversos comprobantes fiscales en términos del artículo 69-
B del CFF vigente a partir del 1° de Enero de 2014, se violenta
el artículo 16 de la CPEUM.

5.2. Normatividad interna del SAT. Estrategias


relativas al ejercicio de facultades para detectar
operaciones simuladas emitidas por el SAT
No obstante lo anterior, para el conocimiento de todos los
lectores, se procede a continuación a señalar las estrategias
relativas al ejercicio de facultades para detectar operaciones
simuladas emitidas por el SAT, insistiéndose, todo el
procedimiento que a continuación se va a describir, no lo prevé
el artículo 69-B del CFF vigente a partir del 1° de Enero de
2014.

En primer término es de señalar que para el SAT, el numeral


en comento contempla dos tipos de Empresas, siendo:

 Empresas Facturadoras de Operaciones Simuladas


que sus siglas son EFOS; y
 Empresas que Deducen Operaciones Simuladas,
por sus siglas EDOS.

Así, señala que con la finalidad de intensificar acciones


dirigidas a identificar y erradicar “Esquemas Agresivos de
Evasión Fiscal”, así como a ―no autorizar solicitudes de
devoluciones‖ que los mismos deriven, entre otros esquemas,
los que actualmente se tienen identificados como lo son:
Artículo 69-B del CFF 57
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Esquema abusivo de sustitución laboral “OUTSOURCING” y el


de EFOS y EDOS, consideró pertinente normar los
procedimientos que las autoridades del SAT deben observar
para detectar y auditar a los contribuyentes que utilicen dichos
esquemas de evasión, a efecto de obtener el respaldo
documental que permita comprobar la simulación de las
operaciones de compra y/o venta, exportación y/o importación,
contratación de intangibles, tangibles o de personal y derivado
de ello integrar expedientes de casos penales, generando con
ello conciencia de riesgo en los contribuyentes para evitar que
ese tipo de conductas proliferen en detrimento del fisco.

Señala además que se han detectado características que


hacen presumir que se está en presencia de un EDOS o de un
EFOS, siendo ello cuando se da la combinación de las que a
continuación se señalan:

EFOS EDOS
Empresa de reciente creación (2
ó 3 años)
En el domicilio manifestado ante Presenta signos evidentes de
el RFC no se observa actividad actividad económica
económica o corresponde a
pequeños departamentos, casas
habitación o lotes baldíos.
No hay empleados, maquinaria, Cuenta con instalaciones,
equipo, inventarios, ni se observa empleados, maquinaria, equipo,
evidentemente ningún factor inventarios, como ejemplos
productivo real. podemos citar empresas con
giros de hoteles, restaurantes,
hospitales, fábricas, etc.
En el mismo domicilio existen
dos o más contribuyentes,
algunos de los cuales suelen ser
sus proveedores, quienes en
gran medida tienen la
característica de que no están
localizados y que tienen los
mismos socios y que se utilizan
como parte del flujo para
devolver el dinero de la
simulación.
Sus proveedores reúnen las
características de los EFOS.
No declaran o bien, declaran un Normalmente se encuentra al
margen de utilidad insignificante. corriente en el cumplimiento
formal de sus obligaciones
fiscales.

58 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

EFOS EDOS
No son localizados en su
domicilio o son localizados pero
en las verificaciones atienden por
única ocasión y se desaparecen,
además de que regularmente
atiende un tercero.
Comparte con varias empresas
un correo electrónico, socios y
representante legal, o bien son
varios correos pero comparten
un dominio.
Los representantes legales o los
socios o accionistas no declaran
o sus ingresos son poco
significativos
Los socios o accionistas son
personas jóvenes que no
demuestran el origen del capital
supuestamente invertido o,
tratándose de personas morales
son de reciente creación, las
cuales tienen un período de vida
mínimo.
El domicilio declarado por los
representantes legales es el de
la misma empresa.
La mayoría factura intangibles Deduce cantidades injustificadas
(asesoría, capacitación, o de intangibles (servicios
asistencia técnica, etc.) personales, nóminas, asesorías,
manuales, etc.) y compensa o
bien solicita devoluciones de IVA.
Realizan compras a empresa
que son de reciente creación.
Los depósitos que recibe de sus Reciben en cuentas bancarias no
clientes son retirados engranadas en la contabilidad o
prácticamente de forma en cuentas bancarias abiertas a
inmediata para realizar nombre de terceros relacionados
supuestos pagos a con el EDOS (socios,
contribuyentes intermedios accionistas, representantes
creados también para simular la legales, empleados, etc.) el
operación y para regresar el reintegro de lo que pago por
dinero a los clientes en efectivo o supuestos bienes y/o servicios
traspaso a cuentas no recibidos, en un importe menor a
engranadas a contabilidad a lo que erogo (entre un 5% y
nombre de accionistas o 16%), toda vez que el EFOS
terceros, la operación anterior reintegra lo recibido menos la
puede ser en varias capas. comisión por simular la
operación.

Artículo 69-B del CFF 59


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Además, algunas de las características que dice la Autoridad


Fiscal en su normatividad interna, para identificar que se trata
de un Esquema abusivo de sustitución laboral
“OUTSOURCING” es que la contribuyente teniendo
trabajadores, en su estructura de costos no se observa el pago
de salarios o este no corresponde a la actividad real del
contribuyente; asimismo, presentan supuestos pagos elevados
por concepto de prestación de servicios profesionales, asesoría
o algún concepto intangibles.

Asimismo dice, que en el domicilio se observan trabajadores,


pero en los registros contables no aparecen las partidas
correspondientes a sueldos o retenciones, ni hay pagos o
declaraciones de ISR por salarios o asimilados, ni tienen
registrada la obligación de retenciones de dichos conceptos y
además los prestadores de este servicio de acuerdo a Cuenta
Única, tampoco presentan pagos de impuestos ni tienen dada
de alta la obligación de retener (lo anterior generalmente se da
en varias capas, hasta que la última es una Cooperativa,
Sociedad en Nombre Colectivo, sindicatos, Integradoras,
Sociedades Civiles Universales, entre otras, para evitar el pago
del ISR).

Por todo lo anterior, el SAT, a través de normatividad interna,


misma que jamás es hecha del conocimiento de los
gobernados de manera legal, y que además no pasa por un
proceso legislativo para que tenga plena validez, da a conocer
los procedimientos no previstos en el artículos 69-B, del CFF,
vigente a partir del 1° de Enero de 2014, para que sus
Unidades Administrativas observen para identificar EFOS o
EDOS, así como los esquemas abusivos de sustitución laboral,
a fin de iniciar, continuar y concluir el ejercicio de facultades de
comprobación en la revisión de este tipo de contribuyentes.

5.3. Normatividad interna del SAT.


Reglas de actuación
Así pues, a continuación se procede a señalar las “REGLAS
DE ACTUACIÓN”.

Primera.- Las Autoridades Fiscales, derivado del análisis de


programas locales, padrones, insumos, propuestas, denuncias,
visitas oculares, retroalimentación de las áreas de auditoría,
gabinete, dictámenes, devoluciones, etc., identificarán
contribuyentes o grupos de ellos, que se ubiquen en los
Esquemas Agresivos de Evasión Fiscal antes referidos.
60 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Identificados los contribuyentes que forman parte del esquema


de evasión fiscal, las áreas de programación de las ALAFF
deberán obtener información de la DIOT, DIM (formulario 30),
pagos de retenciones de sueldos y salarios, CFDI, SICRE,
Query de domicilio y de la identificación del contribuyente
(datos generales), para conocer vínculos entre dichos
contribuyentes y los clientes y proveedores de los mismos.

Con la información anterior, las áreas proponentes elaborarán


el esquema de evasión y una nota informativa en la que
expliquen el esquema y señalen las fuentes de información,
documentos que enviarán a la autoridad competente a fin de
que ésta última determine su vinculación con otros esquemas a
nivel nacional y en su caso retroalimenten al área proponente
para que complemente su esquema.

Previo visto bueno del área competente, y en aquellos casos


cuya presuntiva de ingresos del EFOS que detona el esquema,
sea igual o mayor a $500’000,000.00 anuales o que por su
trascendencia o novedad impacten en los intereses del fisco
federal, el área proponente expondrá el asunto debidamente
integrado ante los mientras del ―Grupo Especial de Asuntos de
Evasión y Defraudación Fiscal y sus Equiparables con Impacto
Nacional‖ (en adelante Grupo Especial) en el que señalará el
método de revisión, las áreas fiscalizadoras que deben
participar y fechas de inicio.

En los casos que la presuntiva de ingresos del EFOS que


detona el esquema sea menor a $500’000,000.00 se remitirá a
otra área para su seguimiento correspondiente.

Segunda.- El método de revisión será Visita Domiciliaria y


tratándose de contribuyentes dictaminados se observará el
procedimiento establecido en el artículo 52-A del CFF, en el
caso de contribuyentes no localizados previa comprobación de
datos, el método de revisión será de gabinete.

Tratándose de solicitudes de devolución de saldos a favor, en


las que el área de conocimiento detecte que los solicitantes
deducen operaciones de EFOS deberán programar visitas
domiciliarias observando lo dispuesto en los párrafos noveno y
décimo del artículo 22 del citado Código.

Artículo 69-B del CFF 61


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Aquí vale la pena hacer un paréntesis para señalar que la


PRODECON a través del Boletín 050 / 2014 de fecha 08 de
octubre de 2014, refiere que logró que el SAT modificara su
normatividad interna respecto de las AUDITORÍAS INICIADAS
POR DEVOLUCIÓN DE IVA.

Así pues, en el Boletín señalado en párrafo anterior se señala


que la PRODECON y el SAT dieron a conocer los lineamientos
de la nueva estrategia interna del órgano recaudador para
auditar la procedencia de solicitudes de devolución de IVA, lo
que constituye un avance para los derechos de los
contribuyentes, ya que hasta hoy no se habían emitido reglas
para agilizar las auditorías que el SAT puede iniciar para
verificar la procedencia de los saldos a favor solicitados.

Es la primera vez que se difunde una versión pública de las


estrategias internas del SAT, las cuales son consideradas
como datos reservados por la Ley Federal de Transparencia y
Acceso a la Información Pública Gubernamental.

Los principales puntos de la nueva estrategia son los


siguientes:

o Cuando con motivo de la solicitud de devolución, el


SAT inicie una auditoría para verificar su procedencia,
deberá concluir su acto de fiscalización en 90, o
máximo 180 días, notificando dentro de esos mismos
plazos la resolución favorable o desfavorable al
contribuyente.

o En toda auditoría, y siempre dentro de los citados


plazos, se levantará acta final de visita para dar
oportunidad al contribuyente de refutar cualquier
observación efectuada por el SAT.

o La auditoría que, en su caso, el SAT realice para


revisar la procedencia de la devolución, se hará
preferentemente a través de visita domiciliaria, cuyo
objetivo será verificar la existencia material de las
operaciones que den origen al saldo a favor solicitado.

o Invariablemente se hará del conocimiento del


contribuyente auditado la solicitud de informes a
terceros (compulsas).

62 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

o Si el contribuyente tiene varias solicitudes de


devolución respecto de un mismo impuesto, el SAT
podrá efectuar un solo requerimiento de información y
documentación por todas las solicitudes y, en su caso,
practicar una sola auditoría.

Además, la PRODECON informó que estas nuevas reglas de


actuación del SAT garantizan el debido proceso y proporcionan
seguridad jurídica a los solicitantes de devoluciones, pues se
asegura que el plazo legal para concluir la auditoría (90 o 180
días) es el mismo dentro del cual el contribuyente gozará del
derecho de audiencia y será notificado de la respuesta que
recaiga a su solicitud, con lo que se logra mayor brevedad en
este tipo de actos.

La estrategia aplica para las facultades de comprobación que


inicien a partir del pasado 1 de octubre de 2014, con
fundamento en el artículo 22 del CFF.

Cerrado el paréntesis se continúa señalando los lineamentos


internos que las autoridades del SAT deben observar para
identificar EFOS o EDOS, así como los esquemas abusivos de
sustitución laboral, a fin de iniciar, continuar y concluir el
ejercicio de facultades de comprobación en la revisión de este
tipo de contribuyentes.

Tercera.- Para efectos únicamente del programa que se


comenta, se ha considerado necesario que, en el supuesto de
que los proveedores no se localicen en el domicilio fiscal
manifestado ante el RFC y no se tenga conocimiento de otro
domicilio en donde se pueda localizar al contribuyente, el
método de revisión será el de gabinete, para que al amparo de
dicha orden esas autoridades soliciten a la CNBV información
que se considere necesaria para efectos de dar seguimiento al
flujo de efectivo, así como el aseguramiento precautorio de
bienes.

Cuarta.- Deberá existir coordinación entre las Autoridades del


SAT y las autoridades fiscalizadoras de las entidades
federativas.

Quinta.- Se realizarán visitas oculares previas a la emisión de


un acto de fiscalización para confirmar la situación en que se
encuentra el domicilio fiscal (detectar si corresponden a
despachos, casas habitación, departamentos, etc.), para

Artículo 69-B del CFF 63


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

determinar si el contribuyente se encuentra ―localizado‖ y en su


caso, determinar si el domicilio reúne las características
señaladas en el artículo 10 del CFF.

En el supuesto de que se observe que el domicilio no reúne los


requisitos del artículos 10 del CFF, o bien si no existen
elementos para confirmar que en el mismo se realizan
actividades económicas las autoridades fiscalizadoras deberán
circunstanciar tales hechos en las actas que al efecto levanten;
elementos que en su momento formarán parte de la integración
de documentales para actualizar los supuestos que establece
el artículo 69-B del CFF vigente.

Sexta.- Se deberán solicitar oportunamente los estados de


cuenta, tarjetas de firma, contratos de apertura de cuentas,
anversos y reversos de cheques de los EDOS y de toda la
cadena de EFOS y personas físicas que hayan participado en
el esquema de evasión descrito al inicio de la presente
estrategia, con el objeto de demostrar que los flujos financieros
no se destinaron al pago de un factor real de la producción o al
pago de servicios de capital humano supuestamente
subcontratados, que permitan contar con elementos para
integrar el expediente para caso penal.

Asimismo, se deberá analizar la información a fin de conocer el


origen y destino de los recursos financieros e identificar si los
retiros, cheques expedidos o transferencias bancarias que
realizan los EFOS corresponden a las cantidades que éstas
recibieron menos el porcentaje cobrado (entre un parámetro del
5% y el 16%), con el objeto de conocer si el destino del retiro
es el EDOS o un tercero relacionado con él.

Séptima.- Desde las actividades de preinicio el grupo a cargo


de la revisión deberá tener claro el objetivo de la revisión, por lo
que el Subadministrador o el Directos de Fiscalización, deberá
asegurarse de que lo conozcan, para que los procedimientos
se enfoquen a identificar las simulaciones en dichos esquemas.

Iniciada la visita en el domicilio fiscal del contribuyente, se


deberá elaborar un informe de la situación del domicilio,
señalando además cuál es su actividad real, su régimen legal,
socios o accionistas, quienes son sus clientes y sus
proveedores, con cuántos de estos comparte el mismo
domicilio, etc., en el que además se establezca si dadas la
condiciones observadas se trata de un EFOS o de un EDOS.

64 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

En el supuesto de que se observe que el domicilio no reúne los


requisitos del artículo 10 del CFF, o bien si no existen
elementos para confirmar que en el mismo se realizan
actividades económicas y cuente con varias de las
características mencionadas, se considerará que el
contribuyente auditado es un EFOS, por lo que esas
autoridades deberán reportarlo a sus áreas de programación y
a la Administración Central de Planeación y Programación de
Auditoría Fiscal Federal (ACPPAFF) para que detecten
operaciones con otros EFOS, así como a las empresas que
utilicen éste tipo de facturas (EDOS) y actualice los padrones
revise antecedentes de fiscalización, seleccione los asuntos
más representativos.

Toda vez que en la mayoría de las ocasiones las operaciones


están soportadas con las facturas y la forma de pago
(transferencias o pago con cheque), desde el inicio se deberán
obtener la información necesaria para dar seguimiento al flujo
de efectivo (tanto depósitos como retiros).

Octava.- Esas autoridades deberán de identificar y analizar al


100% a los proveedores de servicios y solicitar los contratos de
prestación de servicios celebrados con el o los proveedores, a
efecto de iniciar Visitas domiciliarias a los prestados de
servicios, poniendo especial énfasis en los proveedores de
intangibles, ejemplo que hayan prestado servicios, asesorías,
capacitación, asistencia técnica, elaboración de manuales, etc.,
debiendo solicitar los contratos o documentos que amparen la
operación, a fin de detectar a los más importantes, a los cuales
aún cuando no reúnan las características de un EFOS deberán
practicarse visitas domiciliarias.

Novena.- Se realizarán visitas domiciliarias a los proveedores


de bienes y servicios que proporcionen los EDOS a efecto de
solicitar la documentación que acredite contundentemente los
bienes que se enajenaron o los servicios que se prestaron,
derivado de lo cual se puede desprenden la realización o no de
la operación. También se deberá asentar al inicio de la revisión
la descripción del domicilio que ocupan los proveedores, ello a
efecto de acreditar que el mismo ha estado emitiendo
comprobantes sin contar con los activos, personal,
infraestructura o capacidad material, directa o indirecta, para
prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los

Artículo 69-B del CFF 65


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

bienes que amparen tales comprobantes, o bien, que dichos


contribuyentes se encuentren no localizados.

Lo anterior, con la finalidad de contar con los elementos


suficientes para presumir la inexistencia de las operaciones
amparadas en tales comprobantes, así como detectar la forma
en que realizan sus operaciones y conocer si los recursos
financieros que retiran los EFOS tienen como destino ser
entregados a los EDOS o a tercero (s) relacionado (s) con él.

Asimismo, se analizará la cuenta de clientes para conocer otros


contribuyentes que utilizan los servicios de dichos proveedores
y que pudieran tener el carácter de EDOS, así como la cuenta
de bancos y estados de cuenta, anverso y reverso de cheques,
para conocer el origen y destino de los recursos financieros.

Décima.- Se deberá diseñar cuestionarios tendientes a


demostrar la inexistencia de las operaciones facturadas, lo cual
deberá quedar asentado en actas de auditoría o en el oficio de
observaciones, según se trate. De manera enunciativa más no
limitativa los cuestionarios deberán contener lo siguiente:

En el caso de operaciones de bienes tangibles:

 Lugar donde se almacena la mercancía.


 Nombre y RFC de los proveedores.
 Lugar en donde se recoge y en donde se entrega la
mercancía.
 Nombre del transportista, forma de pago del servicio y
documentación comprobatoria.
 Pago de seguros y documentación comprobatoria.
 Monto del pago de salarios, fletes, maniobras, etc.
 Procedimiento que se realiza para efectuar los pedidos
de compra, solicitando se especifique el medio utilizado
y la documentación comprobatoria.
 Procedimiento que se realiza para atender los pedidos
de los clientes, solicitando especifique el medio
utilizado y la documentación comprobatoria.
 Proporcione tarjetas de almacén.
 Documentación que demuestre la verificación física de
la mercancía.
 Solicitar la explicación del control de inventarios y la
documentación comprobatoria.
 Como se realizó el pago a sus proveedores y la
documentación comprobatoria.

66 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 Solicitar relación de activos, requiriendo se indique si


son propios o rentados y la documentación
comprobatoria.

En el caso de prestación de servicios o intangibles:

 Para que fin solicitó el servicio.


 Porque medio y razón contactó al o los proveedores.
 Especificar en qué consistió, cómo y cuando se
proporcionó el servicio.
 En cuanto tiempo se realizó.
 En donde se realizó.
 Nombre y RFC de las personas que prestaron el
servicio.
 Como se realizó el pago.
 De qué manera impacto el servicio adquirido en la
obtención de ingresos.
 A quienes benefició el servicio contratado.
 Que beneficios representó para su empresa.
 Perfil de los prestadores de servicio (grado académico,
preparación, capacitación, oficio, experiencia, etc.).

Cabe señalar que con la aplicación de dichos


cuestionamientos, la autoridad trata de aparentar que otorga a
los particulares la oportunidad de demostrar la existencia de las
operaciones, empero resulta prácticamente imposible para el
contribuyente cumplir con lo solicitado y la autoridad siempre
llega a las mismas conclusiones.

Se dice lo anterior, pues resulta que las cuestiones efectuadas


por la autoridad fiscal, con la intención de dilucidar las
operaciones realizadas por las contribuyentes, y así comprobar
la existencia de las mismas, no son las idóneas para demostrar
la inexistencia de las operaciones, pues como se ha venido
mencionando, es inalcanzable cumplir con las exigencias de la
autoridad fiscal, por lo que es preciso señalar que los entes a
los que se les realizan esta serie de preguntas no están
obligados a realizarlos, porque la autoridad no puede exigir
hechos imposibles de cumplir y menos aún, si los mismos no
están contemplados en la leyes fiscales, como es el caso de
las cuestiones señaladas previamente.

Décima Primera.- En los casos en que derivado del ejercicio


de facultades de comprobación esas autoridades hayan
obtenido elementos para comprobar fehacientemente que las

Artículo 69-B del CFF 67


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

operaciones amparadas con los comprobantes fiscales


emitidos por los EFOS son simuladas o inexistentes, los
efectos serán los siguientes:

Las ALAF y las autoridades fiscalizadoras de las entidades


federativas enviaran un informe a las autoridades competentes
con los resultados de los procedimientos desarrollados
conforme a la presente estrategia.

Para el EDOS: se rechazará la deducción y el acreditamiento


que haya realizado y se determinará el ISR, IVA e IETU (en su
caso) que corresponda, así como las multas y recargos
respectivos, conforme a las disposiciones fiscales y normativas
aplicables. Para lo cual se circunstanciará de manera detallada
en la Última Acta Parcial, en el Acta Final o en el Oficio de
Observaciones las irregularidades detectadas consistentes en
la simulación de las operaciones supuestamente efectuadas
con los EFOS, detallando los elementos, información,
documentación y datos mediante los cuales se arribó a dicha
conclusión, obtenidos a través del desahogo de procedimientos
de auditoría, con los que quede debidamente soportada la
simulación de las operaciones esto es, se levantará la Última
Acta Parcial, el Acta Final o se emitirá el Oficio de
Observaciones.

En la resolución determinativa del crédito fiscal que en su caso


se emita, se motivará y fundará debidamente el rechazo de las
deducciones y del acreditamiento, relacionando la información,
documentación y procedimientos con base en los cuales se
comprueba que las operaciones son inexistentes.

Para los EFOS: El declarar un acto como simulado y por ende


desestimar sus efectos, encuentra sustento jurídico en los
artículos 2180, 2181 y 2182 del CCF de aplicación supletoria
en términos de lo establecido en el artículo 5 del CFF, que
señalan medularmente que es simulado el acto en que las
partes declaran falsamente lo que en realidad no ha pasado o
no se ha convenido entre ellas. Dicha simulación es absoluta
cuando el acto simulado nada tiene de real y por ende, no
produce efectos jurídicos.

En este contexto y a fin de no proporcionar a los contribuyentes


(EDOS) elementos que puedan utilizar en los medios de
defensa que interpongan, en contra de la resolución
determinativa del crédito fiscal que se les llegue a emitir,

68 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

derivado, entre otros, del rechazo a las deducciones realizadas,


al amparo de las facturas expedidas por los EFOS, así como
para que la autoridad penal no considere que es la propia
autoridad fiscal la que convalida las operaciones de los EDOS
al determinarles a los EFOS una omisión de impuestos
derivado de los ingresos presuntamente recibidos de los EDOS
por las supuestas operaciones realizadas, esas Unidades
Administrativas asentarán en la Última Acta Parcial, en el Acta
Final o en el oficio de observaciones de manera
circunstanciada las irregularidades detectadas consistentes en
la simulación de las operaciones supuestamente efectuadas
con los EDOS, detallando los elementos, información,
documentación y datos mediante los cuales se arribó a dicha
conclusión, obtenidos a través del desahogo de procedimientos
de auditoría, con los que quede debidamente soportada la
simulación de las operaciones.

Lo anterior a efecto de que dichas actas y/o el oficio de


observaciones sea un elemento determinante para demostrar
ante las autoridades penales la realización de conductas
delictivas.

No obstante lo anterior, en caso de que se detecten otros


ingresos que no se vinculen con operaciones simuladas,
respecto de las cuales no se haya pagado el impuesto
respectivo, éste deberá determinarse.

Asimismo, se solicitará a la AGSC que deje sin efectos el


certificado otorgado al EFOS para el uso de sello digital en
términos de lo dispuesto en el artículo 17-H, fracción X, inciso
c), del CFF, y en las estratégicas aplicables para estos casos,
al haberse comprobado que los comprobantes fiscales
emitidos, se utilizaron para amparar operaciones inexistentes o
simuladas.

En todos los casos, cuando se trate de contribuyentes que


dictaminan sus estados financieros se deberá de integrar el
expediente para que la autoridad competente evalúe la
actuación profesional del Contador Público que dictaminó, a fin
de que se impongan las sanciones que resulten procedentes.

Décima Segunda.- Derivado de la relevancia que para


integrar un caso penal tienen las actas de auditoría, así como
el oficio de observaciones, esas autoridades deberán

Artículo 69-B del CFF 69


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

circunstanciar debidamente su determinación en el sentido de


que las operaciones facturadas son simuladas.

Décima Tercera.- Adicional a lo señalado, en la regla primera


de la presente estrategia, tratándose de contribuyentes
dictaminados las áreas de programación, deberán revisar,
entre otros renglones, los siguientes:

a) Renglón de deducciones por salarios y en caso de


identificar que no hay trabajadores revisar la deducción por
servicios personales.
b) Notas al dictamen para identificar a la empresa que
subcontrata.
c) Verificar que en el informe se señale si el contribuyente
dictaminado incurre en la aplicación de criterios no
vinculativos, que hubiera dado a conocer la autoridad fiscal.
d) Los contribuyentes que empezaron a utilizar estos
esquemas abusivos de sustitución laboral, de un ejercicio
fiscal para otro, dejan de informar a sus trabajadores; esta
situación se ve reflejada en la información que presentan en
el dictamen, en cuyo caso, debería quedar el registro de
transacciones como liquidaciones, finiquitos,
indemnizaciones, etc.

Décima Cuarta.- Los actos de fiscalización se centrarán en


los contribuyentes que utilicen los servicios de personal, con
el objetivo de demostrar que los actos simulados
beneficiaron a los contribuyentes (patrones o contribuyente
beneficiado), a sus socios, accionistas o personas físicas
relacionadas.

En este contexto y de conformidad con lo señalado en la


presente estrategia, si esas autoridades observan que en el
domicilio visitado no hay actividad económica y no existen
trabajadores, se considera que se trata de una empresa que
presta los servicios de subcontratación y deberá informarse
a su área de programación para que se identifiquen a los
contribuyentes que usan los servicios de éstas.

Décima Quinta.- Si en el domicilio se observa actividad


económica, así como la existencia de trabajadores, pero en
la contabilidad no se observan deducciones por pagos de
nómina o salarios o no se enteran retenciones por este
concepto, se considerará que se trata de un contribuyente
que subcontrata sus servicios, por lo que esas autoridades

70 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

deberán de identificar y analizar al 100% a los proveedores


de servicios y solicitar los contratos de prestación de
servicios celebrado con el o los proveedores, a efecto de
iniciar Visitas domiciliarias a los prestadores de servicios,
poniendo especial énfasis en los proveedores de
intangibles, ejemplo que hayan prestado servicios,
asesorías, capacitación, asistencia técnica, elaborado
manuales, etc., debiendo solicitar los contratos o
documentos que amparen la operación, a fin de detectar a
los más importantes y aplicar el procedimiento descrito en la
regla octava de ésta estrategia.

Décima Sexta.- Se iniciaran visitas domiciliarias a los


proveedores de capital humano (los cuales pueden revestir
la naturaleza de EFOS), para obtener la información del
personal que labora en la empresa que subcontrata los
servicios, pudiendo ser entre otra, constancias de
retenciones, pólizas de egresos por los pagos realizados al
personal, contratos con los trabajadores, pólizas de egresos
por los pagos realizados al personal, contratos con los
trabajadores, pólizas cheque o forma de pago, congruencia
del perfil del personal, con los servicios presuntamente
prestados, etc.

Cuando en el procedimiento de fiscalización se conozca que


el personal que labora en las instalaciones de la
contribuyente revisada (beneficiaria) fue contratado por otra
contribuyente (outsourcing) y que derivado de la celebración
de un contrato de prestación de servicios entre esta última y
la contribuyente revisada le suministra dicho personal; la
autoridad le solicitará que proporcione el contrato de
prestación de servicios a fin de conocer el nombre de la
outsourcing, así como el listado del personal que ésta última
envió a laborar en su beneficio; sin embargo No se deberá
requerir a la revisada las constancias de retención
expedidas por la outsourcing, toda vez que dicha
contribuyente revisada, al no ser el patrón de las personas
que le van a prestar un servicio en sus instalaciones, No
está obligada a tener documentación de dicho personal por
no existir una relación subordinada.

Décima Séptima.- En el caso de las empresas que


supuestamente subcontratan personal, se solicitaran listas
de asistencia, tarjetas para checar o aquel documento con
el que se acredite que el personal labora en ese domicilio,

Artículo 69-B del CFF 71


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

información que deberá hacerse constar en actas o en el


oficio de observaciones, lo cual tiene como finalidad
documentar la existencia de la subcontratación conforme a
la Legislación Laboral.

Asimismo, deberá aplicarse un cuestionario a los


trabajadores que se localicen en las empresas que
subcontratan personal, procurando que sea una muestra
representativa de la plantilla. De manera enunciativa más no
limitativa los cuestionarios deberán contener lo siguiente:

 Nombre o Razón Social y RFC del contribuyente


revisado.
 Datos generales de la persona a la que se le aplica
el cuestionario (nombre, Edad).
 Fecha en que se aplica el cuestionario.
 Explicación detallada de las actividades que usted
realiza en estas instalaciones.
 Horario en que permanece en estas instalaciones
haciendo la actividad señalada en el punto anterior.
 Periodos en que se realizaron las actividades dentro
de las instalaciones.
 Nombre de la o las personas que en esas
instalaciones le dan instrucciones para desarrollar
su labor.
 Señalar para quién trabaja esa (esas) persona (s).
 Indicar a quién le entrega cuentas del trabajo
realizado.
 Persona que supervisa dentro de esas
instalaciones.
 Nombre del jefe inmediato.
 Señalar si firmó alguna lista de asistencia o checa
alguna tarjeta.
 Fecha desde que ha firmado listas o checado con
tarjeta de asistencia.
 Solicitar si por la actividad que desarrolla dentro de
esas instalaciones recibe algún pago.
 Nombre o Razón social y RFC de quien la paga y
forma de pago.
 Nombre o Razón social y RFC del beneficiario del
trabajo realizado por el trabajador.
 Señalar los beneficios que recibe la empresa
ubicada en esas instalaciones por el producto del
trabajo realizado por el trabajador al que se le
aplique el cuestionario.

72 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Décima Octava.- si se comprueba que los empleados


tienen una relación de subordinación con la empresa
respecto de la cual recibe un salario, se considerará que
son sus trabajadores, en términos de lo dispuesto en los
artículos 8, 20, 21 y 134, fracción III de la Ley Federal
del Trabajo y, se les determinará el impuesto por la
omisión de retenciones con fundamento en lo
establecido en los artículos 10, 113, 118, fracción I de la
Ley del ISR y 6, quinto párrafo del CFF.

En el supuesto de que las citadas operaciones se hayan


efectuado con EFOS o se trate de contribuyentes que
dictaminan sus estados financieros, se aplicará lo
señalado en la regla décima primera.

Así mismo, se deberá solicitar información al IMSS a


efecto de contar con mayores elementos que permitan
conocer la relación laboral existente entre los
trabajadores y el contribuyente auditado.

Décima Novena.- En los esquemas cuya cuantía sea


igual o superior a $500’000,000.00 a que se refiere la
regla primera, las validaciones de últimas actas
parciales, finales, oficios de observaciones y
liquidaciones deberán efectuarse por el área legal de la
administración que tenga el asunto a su cargo, y quince
días previos a su vencimiento deberán remitirse vía
correo electrónico a la autoridad competente, a efecto
de que se realice su validación, cuidando no exceder los
plazos señalados en los artículos 46, fracción IV,
segundo párrafo, 48, fracción VI y 46-A del CFF.

Para el caso de las autoridades fiscalizadoras de las


entidades federativas, las validaciones a que se hace
referencia en el párrafo anterior deberán efectuarse por
el área legal o jurídica que corresponda en dichas
unidades, y posteriormente con oportunidad deberán
remitirse, vía correo electrónico a la autoridad
competente, para la validación por el área central,
debiendo observarse los plazos antes referidos.

Vigésima.- Cuando derivado de la revisión se detecte


que los contribuyentes se ubican en lo previsto en las
fracciones II y V del artículo 110 del CFF esas unidades

Artículo 69-B del CFF 73


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

administrativas deberán informar y coordinarse con la


ALJ que corresponda.

Tratándose de las hipótesis legales contenidas en los


artículos 108 y 109 del CFF, se deberá informar a área
central.

5.4. Situación del domicilio fiscal del


contribuyente
1. Ahora bien, no obstante todo lo anteriormente señalado, y
sobre todo lo referente a que el artículo 69-B del CFF
vigente a partir del 1° de Enero de 2014, no contempla en
ninguna de sus partes, el procedimiento que las
fiscalizadoras deben de seguir para presumir la inexistencia
de las operaciones amparadas con diversos comprobantes
fiscales, es de precisar que conforme a lineamientos
internos –mismos que quedaron detallados anteriormente-
la Autoridad Fiscal realizará visitas oculares para confirmar
la situación en que se encuentra el domicilio fiscal del
contribuyente, ello para lo siguiente:

 Detectar si corresponden a despachos, casas


habitación, departamentos, etc.;

 Determinar si el contribuyente se encuentra


LOCALIZADO y en su caso, si el domicilio reúne las
características señaladas en el artículo 10 del CFF.

2. Razón anterior por lo cual, en todo momento se debe de


estar LOCALIZADO, presentando los avisos
correspondientes si se llega a cambiar de domicilio fiscal –
artículos 29, fracción III y 30, fracción III, ambos del
Reglamento del Ordenamiento Legal antes invocado en
relación con el diverso 27 del CFF- y de manera conjunta a
la presentación del aviso correspondiente, pedir por escrito
a la autoridad competente, realice una verificación de
domicilio.

3. Así pues, no obstante siempre estar localizado, también


se debe de instrumentar que el domicilio registrado ante el
RFC, reúna los requisitos del artículo 10 del CFF, el cual
refiere:

Artículo 10.- Se considera domicilio fiscal:

74 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

I. Tratándose de personas físicas:

a) Cuando realizan actividades empresariales, el local en que


se encuentre el principal asiento de sus negocios.

b) Cuando no realicen las actividades señaladas en el inciso


anterior, el local que utilicen para el desempeño de sus
actividades.

c) Únicamente en los casos en que la persona física, que


realice actividades señaladas en los incisos anteriores no
cuente con un local, su casa habitación. Para estos efectos, las
autoridades fiscales harán del conocimiento del contribuyente
en su casa habitación, que cuenta con un plazo de cinco días
para acreditar que su domicilio corresponde a uno de los
supuestos previstos en los incisos a) o b) de esta fracción.

Siempre que los contribuyentes no hayan manifestado alguno


de los domicilios citados en los incisos anteriores o no hayan
sido localizados en los mismos, se considerará como domicilio
el que hayan manifestado a las entidades financieras o a las
sociedades cooperativas de ahorro y préstamo, cuando sean
usuarios de los servicios que presten éstas.

II. En el caso de personas morales:

a) Cuando sean residentes en el país, el local en donde se


encuentre la administración principal del negocio.

b) Si se trata de establecimientos de personas morales


residentes en el extranjero, dicho establecimiento; en el caso
de varios establecimientos, el local en donde se encuentre la
administración principal del negocio en el país, o en su defecto
el que designen.

Cuando los contribuyentes no hayan designado un domicilio


fiscal estando obligados a ello, o hubieran designado como
domicilio fiscal un lugar distinto al que les corresponda de
acuerdo con lo dispuesto en este mismo precepto o cuando
hayan manifestado un domicilio ficticio, las autoridades fiscales
podrán practicar diligencias en cualquier lugar en el que
realicen sus actividades o en el lugar que conforme a este
artículo se considere su domicilio, indistintamente.‖

De la transcripción anterior, se advierte que el legislador


ordinario define y clasifica el domicilio fiscal de los
contribuyentes, dependiendo si se trata de personas físicas o
morales, nacionales o extranjeras, pero destacando en todos
los casos como criterio prevaleciente de asignación, a aquel
lugar donde se encuentra el principal asiento de los
Artículo 69-B del CFF 75
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

negocios o aquel lugar en el que se encuentre la


administración principal del negocio.

Así, se considera domicilio fiscal, en el caso de las personas


morales residentes en el país o en el extranjero, el local en que
se encuentre la administración principal del negocio, y en el
caso de ser varios los locales, será aquel en el que tenga su
administración principal.

Así pues, dentro de las verificaciones a los domicilios fiscales


que lleve a cabo la Autoridad se deberá acreditar la existencia
de elementos que confirmen que en el mismo se realizan
actividades económicas -activos, personal, infraestructura, para
prestar los servicios o comercializar bienes- para que así, se
reporte que el multicitado domicilio reúne los requisitos del
numeral 10 del Código Tributario Federal.

Vale la pena señalar que durante la verificación señalada en


párrafo anterior, se debe de insistir que en el domicilio donde
se actúa se encuentra la ADMINISTRACIÓN PRINCIPAL del
negocio de la empresa, por ende es el domicilio fiscal de
conforme lo establece el artículo 10, fracción II, inciso a), del
CFF.

“CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN

V-TASR-XI-1651

AUTORIDAD FISCAL. PARA DEJAR SIN EFECTOS UN


AVISO DE CAMBIO DE DOMICILIO FISCAL PRESENTADO
POR UNA PERSONA MORAL RESIDENTE EN EL PAÍS,
DEBE COMPROBAR NECESARIAMENTE QUE EN DICHO
LUGAR NO SE ENCUENTRA LA ADMINISTRACIÓN
PRINCIPAL DEL NEGOCIO.- De conformidad con lo previsto
por el artículo 10, fracción II, inciso a) del Código Fiscal de
la Federación, el domicilio fiscal de las personas morales
residentes en el país es donde se encuentre la
administración principal del negocio, es decir, en donde se
tomen las decisiones sustanciales de la marcha del negocio,
sin que pueda exigirse que en tal lugar se lleven a cabo
efectivamente los actos o actividades a que se dedica el
negocio, por tanto, la autoridad no puede dejar sin efectos
un aviso de cambio de domicilio porque al asistir al
señalado como nuevo en el aviso, no se mostró contrato
de arrendamiento del inmueble, comprobante de domicilio
a nombre de la persona moral y que ese sitio aparece
como domicilio fiscal de otros contribuyentes; omitiendo

76 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

valorar que al acudir al nuevo domicilio, la diligencia se


entendió con el representante legal, que es la persona que
lleva a cabo la administración de la empresa, en él se ubica
la sede del consejo de administración de la contribuyente,
se localizaron libros y documentación contable a nombre
de ella, dentro de la que se encuentran facturas expedidas
por la contribuyente, incluso un recibo de luz relacionado
con el cambio de domicilio, lo cual al ser valorado en su
conjunto, denota que en el nuevo domicilio fiscal, es donde
se encuentra la administración principal del negocio. (26)

Juicio No. 2530/03-10-01-8.- Resuelto por la Sala Regional del


Centro III del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa, el 1 de julio de 2004, por unanimidad de votos.-
Magistrado Instructor: Javier Ramírez Jacintos.- Secretario: Lic.
José Santiago Ramírez Rocha.

R.T.F.J.F.A. Quinta Época. Año V. No. 55. Julio 2005. p. 213.‖

Resulta aplicable al caso la siguiente Jurisprudencia:

JURISPRUDENCIA NÚM. VII-J-1aS-102

CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN

DOMICILIO FISCAL DECLARADO AL REGISTRO FEDERAL


DE CONTRIBUYENTES.- SE PRESUME CIERTO.- El artículo
27 del Código Fiscal de la Federación establece que tratándose
de personas físicas o morales que deban presentar
declaraciones periódicas o expedir comprobantes fiscales,
tienen la obligación de inscribirse en el Registro Federal de
Contribuyentes, obtener el certificado de firma electrónica
avanzada y proporcionar mediante avisos, los datos de su
identidad, domicilio y situación fiscal. En ese tenor, el domicilio
fiscal declarado en los avisos respectivos, debidamente
verificados por la autoridad, se presumirá cierto,
presunción legal que quedará desvirtuada únicamente
cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos: 1.
Que la autoridad, al verificar la localización que le compete,
advierta que otro domicilio diverso al declarado por el
contribuyente es el que se ubica en los supuestos del artículo
10 del Código Fiscal de la Federación, 2. Que previa
verificación, la autoridad advierta que el domicilio declarado no
existe y 3. Que durante la verificación realizada por la autoridad
se certifique que el contribuyente no se localiza en el domicilio
indicado en el aviso correspondiente.

(Tesis de jurisprudencia aprobada por acuerdo G/S1-16/2014)

Robustece todo lo anterior, lo siguiente:


Artículo 69-B del CFF 77
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Época: Décima Época


Registro: 2001309
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Libro XI, Agosto de 2012, Tomo 2
Materia(s): Administrativa
Tesis: I.8o.A.21 A (10a.)
Página: 1760

DOMICILIO FISCAL. SE PRESUME LEGAL Y SURTE


TODOS SUS EFECTOS EL AVISO DE CAMBIO RELATIVO,
MIENTRAS NO SE DEMUESTRE SIMULACIÓN O
NATURALEZA FICTICIA DE LA INFORMACIÓN QUE
CONTIENE. De acuerdo con el artículo 27 del Código Fiscal de
la Federación, la autoridad puede considerar como domicilio
fiscal del contribuyente aquel en el que se verifique alguno de
los supuestos establecidos en el artículo 10 del propio
ordenamiento, sólo cuando el manifestado en el aviso
respectivo no corresponda a alguna de las hipótesis de este
último precepto, pues no debe soslayarse que las autoridades
tributarias están facultadas para verificar la existencia y
localización del domicilio manifestado por el contribuyente. Por
tanto, si la ley obliga a éste a formular avisos de cambio de
domicilio y le impone el deber de acompañar a éstos
elementos de convicción que demuestren la veracidad de
lo declarado, deben presumirse legales y surtir todos sus
efectos mientras no se demuestre simulación o naturaleza
ficticia de la información que contienen, de modo que en
estas condiciones, deberá ser la autoridad quien acredite
la existencia del vicio. Cabe señalar que no aplica una regla
diversa a la mencionada tratándose del cambio de domicilio
que ocurra cuando se haya iniciado el ejercicio de las
facultades de comprobación -supuesto en el cual el aviso, por
disposición de la ley, debe presentarse con cinco días de
anticipación a que ocurra el evento-, pues entonces se
presumirá realizado el cambio transcurrido el plazo previsto, sin
necesidad de que el contribuyente ofrezca prueba de que así
ocurrió, de modo que si la autoridad asevera que no sucedió
así, será ella quien deberá probarlo.

OCTAVO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Revisión fiscal 546/2011. Jefe del Servicio de Administración


Tributaria. 22 de febrero de 2012. Unanimidad de votos.
Ponente: Adriana Leticia Campuzano Gallegos. Secretario:
Jorge Alberto Ramírez Hernández.

78 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Además, cabe mencionar que de conformidad con lo previsto


por el citado artículo 10, fracción II, inciso a) del CFF, el
domicilio fiscal de las personas morales residentes en el país
es donde se encuentre la “administración principal del negocio”,
es decir, en donde se tomen las decisiones sustanciales de
la marcha del negocio, así como las decisiones de control,
dirección, operación o administración de la persona moral,
sin que pueda exigirse que en tal lugar se lleven a cabo
efectivamente los actos o actividades a que se dedica el
negocio, ya que se insiste, en el domicilio donde se está
realizando la verificación por parte de la autoridad se ubica la
sede del consejo de administración de la empresa, se localizan
libros y documentación contable a nombre de ella, dentro de la
que se encuentran facturas expedidas, contrato de
arrendamiento, recibos a su nombre, los cuales, sin lugar a
dudas, en su conjunto, denotan que efectivamente en el
referido domicilio fiscal, es donde se encuentra la
administración principal del negocio.

Así pues, la condicionante de que un domicilio sea considerado


como domicilio fiscal es que el mismo se lleve cabo la
administración y dirección del negocio, no así que en el mismo
se desarrolle la actividad económica del contribuyente, de tal
suerte que para considerar si un local u oficina reúnen los
requisitos para ser considerado como un domicilio fiscal no es
determinante la infraestructura pues este atiende básicamente
a la capacidad del contribuyente de desarrollar su actividad
económica la cual puede o no desarrollarse en el domicilio
fiscal, lo cual es repetitivamente confundido por la autoridad al
considerar que para que un domicilio reúna los requisitos
fiscales es necesario que cuente con infraestructura y personal
para desarrollar la actividad lo cual no es así.

4. Aunado a lo anterior, a partir del 1° de Enero de 2014 se


debe de llevar a cabo una revisión hacia el interior de todas
y cada una de las empresas que integran el Grupo
Empresarial, lo anterior para validar y tener la certeza de
cada una de ellas cumplan las nuevas reglas consistentes
en:

 Infraestructura, es decir, un domicilio plenamente


LOCALIZABLE e IDENTIFICABLE, así como también
el mismo reúne todos los requisitos previstos en el
artículo 10 del CFF, por ello NO podrá ser considerado
como NO FISCAL.

Artículo 69-B del CFF 79


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 Activos Fijos –Directos o Indirectos-.

 Personal Directo o Indirecto; y,

 Capacidad material Directa o Indirecta.

Lo anterior debe ser así, puesto que si no se cuenta con alguno


de dichos requisitos, o en su caso se está como no localizado o
el domicilio no reúne los requisitos exigidos por el artículo 10
del CFF para ser considerado por la Autoridad como el
domicilio Fiscal, a partir del 1° de Enero de 2014 se tiene un
grave problema, que puede detonar desde la cancelación del
certificado de sello digital para poder emitir sus CFDI –lo cual
quedo comentado ampliamente en párrafos que anteceden-,
hasta el que se les catalogue como Empresas que Facturan
Operaciones Simuladas (EFOS), lo que en un momento dado
generaría que los CFDI que se expidieron se tengan como no
válidos, es decir, que no producen ni produjeron efecto fiscal
alguno, generando un potencial problema para sus clientes –
quienes le dieron efectos fiscales a dichos comprobantes-.

Es de señalar en este punto que dependiendo cada


contribuyente, es decir, la actividad o actividades que lleven a
cabo, es con lo que tendrá que contar de activos, personal,
infraestructura o capacidad material, ya que no es lo mismo
una constructora que deberá contar con todos los elementos ya
sea de manera directa o indirecta, a una prestadora de
servicios que tendrá que contar con personal en mayor medida
de manera directa o indirecta, puesto que este es su fuerza de
trabajo.

5. De lo hasta aquí narrado, no cabe la menor duda que el


Decreto de reforma, adición y derogación de diversas
disposiciones del CFF, publicado en el DOF el día 09 de
Diciembre de 2013, mismo que entró en vigor a partir del 1°
de Enero de 2014, otorgó a las autoridades fiscales una
nueva facultad de comprobación y/o verificación, que
no está de más decirlo, para empresarios y juristas,
estas nuevas atribuciones agresivas y controversiales
vulneran derechos fundamentales de los
contribuyentes, dichas nuevas facultades con que
cuenta el SAT realmente significan grandes cambios
para las empresas y personas físicas, pues establecen
nuevas obligaciones tanto formales como materiales,
80 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

que inclusive sin temor a equivocaciones nos atrevemos a


decir que lo pretendido por las Autoridades Fiscales es darle
mayor fuerza a las referidas obligaciones FORMALES que a
las de fondo.

Se dice lo anterior, ya que las facultades otorgadas a las


autoridades fiscales, que como se señaló vulneran las
derechos de las contribuyentes, se da hincapié a que las
autoridades fiscales requieran a los contribuyentes
información y/o documentación, sin limitación alguna,
colocando en primer lugar sus objetivos, esto aún cunado
implique violentar los derechos fundamentales del
contribuyente.

6. Ahora bien, en el supuesto sin conceder que la Autoridad


Fiscal después de realizar su investigación, que se insiste,
el artículo 69-B del CFF vigente a partir del 1° de Enero de
2014, no contempla en ninguna de sus partes, el
procedimiento que las fiscalizadoras deben de seguir para
presumir la inexistencia de las operaciones amparadas con
diversos comprobantes fiscales, no obstante ello se prevé
conforme a normatividad interna –misma que quedó
detallada en su totalidad anteriormente-, concluyera que no
se localizó a la empresa en el domicilio manifestado en el
RFC como fiscal, o bien, que el domicilio de marras no
reúne los requisitos a que se refiere del multirreferido
artículo 10 del CFF, o bien que no existen elementos para
confirmar que en el mismo se realizan actividades
económicas, o peor aún que la empresa no cuenta con
infraestructura, activos fijos, personal o capacidad material
para prestar los servicios o producir, comercializar o
entregar los bienes que amparan los comprobantes fiscales
expedidos, procederá en primera instancia como sigue:

 Presumirá –es de señalar que esta presunción no es


absoluta, sino por el contrario, acorde con lo establecido
por el precepto legal 69-B del CFF, que dicho sea de
paso es de aplicación estricta en términos del artículo 5
del mismo Ordenamiento Legal, admite prueba en
contrario, por certeza jurídica, es decir, operan
excepciones- la inexistencia de las operaciones
amparadas con los comprobantes emitidos por el
contribuyente.

Artículo 69-B del CFF 81


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

6.- Artículo 69-B, primer párrafo, del CFF,


se trata de una presunción legal IURIS
TANTUM
A mayor abundamiento, es de señalar que lo referido en el
artículo 69-B, primer párrafo, del CFF vigente a partir del 1° de
Enero de 2014, se trata de una presunción legal IURIS
TANTUM, esto es, que admite prueba en contrario, ello
conforme a lo dispuesto en el artículo 191 del Código Federal
de Procedimientos Civiles, de aplicación supletoria a la materia
fiscal, que a continuación se trascribe:

ARTICULO 191.- Las presunciones, sean legales o humanas,


admiten prueba en contrario, salvo cuando, para las primeras,
exista prohibición expresa de la ley.

En ese orden de ideas, si lo que se presume en el artículo 69-


B, primer párrafo, del CFF vigente a partir del 1° de Enero de
2014, es que no se está localizado o que no se cuenta con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa
o indirecta, para prestar los servicios o producir, comercializar o
entregar los bienes amparados en los comprobantes fiscales
expedidos, dicha presunción deja de existir, acreditando
solamente lo contrario a lo anteriormente señalado.

Así, por excelencia la excepción que anula la acción ipso iure


[De pleno derecho o de pleno derecho, por poder, potestad o
ministerio de la ley], es acreditar que sí está localizada, que sí
contó con activos directos o indirectos, como con personal
directo o indirecto, para poder prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan los
comprobantes –conforme lo establece el mismo dispositivo
legal-, es decir, únicamente demostrar que se contó con
activos, personal, infraestructura o capacidad material,
DIRECTA o INDIRECTAMENTE.

Lo anterior es así, puesto que el propio precepto legal que nos


ocupa establece la posibilidad de probar en contra de la
presunción, al admitir la destrucción de la presunción, que el
emisor de los comprobantes fiscales sí está plenamente
localizable, así como que sí conto con activos directo o
indirectos, como con personal directo o indirecto.

Ahora bien, si el multicitado artículo 69-B, primer párrafo, del


CFF vigente a partir del 1° de Enero de 2014, se trata de una

82 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

presunción legal iuris tantum, esto es, que admite prueba en


contrario, si se proporcionan las documentales e información
para desvirtuar dicha presunción, el efecto es que se invierta la
carga de la prueba en perjuicio del que en primer término hizo
la presunción, ello conforme a lo dispuesto en el artículo 195
del Código Federal de Procedimientos Civiles, de aplicación
supletoria a la materia fiscal, mismo que a la letra dispone:

ARTÍCULO 195.- La prueba producida contra el contenido de


una presunción, obliga, al que la alegó, a rendir la prueba de
que estaba relevado en virtud de la presunción.

 Así, después de presumir la inexistencia de las


operaciones amparadas con los comprobantes emitidos
por el contribuyente, notificará a los contribuyentes que
se encuentren en dicha situación, tal presunción, a
través de:

- Su buzón tributario,
- De la página de internet del SAT.
- Así como mediante publicación en el Diario Oficial
de la Federación.

Ello para que los contribuyentes puedan manifestar ante la


propia autoridad lo que a su derecho convenga y aportar la
documentación e información que consideren pertinentes para
desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlos.

7.- Medios a través de los cuales realizará la


notificación
Es de señalar en este punto que el artículo 69-B, del CFF
refiere que será a través de los 3 (tres) medios de notificación
previstos en la ley para hacer de su conocimiento la presunción
en comento, es decir, tiene que realizarla la autoridad por las 3
(tres) vías, sin que sea legal que únicamente lo haga por una
de ellas.

En este orden de ideas se tiene que si operativamente se debe


de realizar la notificación mediante buzón tributario –así como
también por las otras 2 (dos) vías-, y considerando que la
obligación de contar con el mismo, para las personas morales
fue a partir del 30 de junio de 2014 y para las personas físicas
es a partir del 1 de enero de 2015, sería ilegal la notificación
por dicho medio que se realizara antes de las fechas en
comento, así como también sería ilegal que únicamente la H.
Artículo 69-B del CFF 83
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Fiscalizadora notificara a través de la página de internet del


SAT y en el DOF.

Razón anterior por lo cual la Regla II.2.8.7 de la RMF para


2014, publicada en el DOF el día 30 de Diciembre de 2013, la
cual dice:

“Notificación electrónica de documentos digitales

II.2.8.7. En tanto entre en vigor la notificación a través del


Buzón Tributario a que se refieren los artículos 17-K, fracción I
del CFF y segundo transitorio, fracción VII del Decreto por el
que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones
del Código Fiscal de la Federación publicado en el DOF el 9 de
diciembre de 2013, los contribuyentes, en términos de los
artículos 134, fracción I y 135 del CFF, podrán optar voluntaria
y expresamente por recibir notificaciones electrónicas por
documento digital a través del apartado ―Notificación
Electrónica‖, disponible en la página de Internet del SAT.

Previo a la realización de la notificación, se enviará al


contribuyente un aviso electrónico indicándole que tiene un
documento digital pendiente de notificación; dicho aviso será
enviado al correo electrónico que el contribuyente proporcionó
al SAT al momento de generar su Fiel, o bien, al que señale
cuando ingrese por primera vez al apartado ―Notificación
Electrónica‖.

Los contribuyentes contarán con 3 días hábiles para abrir los


documentos digitales pendientes de notificar, dicho plazo se
contará a partir del día siguiente a aquél en que el SAT le envíe
el aviso a que se refiere el párrafo anterior.

Las notificaciones electrónicas a que se refiere esta regla se


tendrán por realizadas cuando se genere acuse de recibo
electrónico en el que conste la fecha y hora en que el
contribuyente se autenticó para abrir el documento a notificar y
surtirán sus efectos al día siguiente a aquél en que fueron
hechas.

Cuando las notificaciones electrónicas se realicen en día u hora


inhábil, las mismas se tendrán por practicadas al día y hora
hábil siguientes en términos de los artículos 12, primer y
segundo párrafos y 13 del CFF, para lo cual, se considerará la
hora del Centro independientemente del uso horario de la
localidad en donde se haya llevado a cabo la notificación.

CFF 12, 13, 17-K, 134, 135, Decreto 09/12/13”

84 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Es clara en establecer que en tanto entre en vigor la


notificación a través del Buzón Tributario, los contribuyentes,
en términos de los artículos 134, fracción I y 135 del CFF,
podrán optar voluntaria y expresamente por recibir
notificaciones electrónicas por documento digital a través del
apartado ―Notificación Electrónica‖, disponible en la página de
Internet del SAT.

Vale la pena señalar en este punto, que una vez en vigor la


utilización del Buzón Tributario, es obligación de la autoridad
fiscal notificar a los contribuyentes que se encuentren en
algunos de los supuestos a que se refiere el primer párrafo del
artículo 69-B del CFF, a través de ese medio de comunicación,
pero:

7.1. Buzón Tributario


¿Qué sucede cuando el contribuyente no tenga asignado
dicho buzón tributario?, ¿Es obligación del contribuyente
hacer uso del buzón tributario?, estas son algunas de las
interrogantes que se desprenden de la obligación a la cual se
encuentran sujetas las autoridades cuando se encuentran
efectuando a los contribuyentes el procedimiento a que se
refiere el artículo 69-B del CFF.

Es necesario hacer referencia al artículo 17-K del CFF que


establece lo siguiente:

Art. 17-K.- Las personas físicas y morales inscritas en el


registro federal de contribuyentes tendrán asignado un
buzón tributario, consistente en un sistema de comunicación
electrónico ubicado en la página de Internet del Servicio de
Administración Tributaria,…

Las personas físicas y morales que tengan asignado un


buzón tributario deberán consultarlo dentro de los tres días
siguientes a aquél en que reciban un aviso electrónico enviado
por el Servicio de Administración Tributaria mediante los
mecanismos de comunicación que el contribuyente elija de
entre los que se den a conocer mediante reglas de carácter
general. La autoridad enviará por única ocasión, mediante
el mecanismo elegido, un aviso de confirmación que
servirá para corroborar la autenticidad y correcto
funcionamiento de éste.

Énfasis añadido.

Artículo 69-B del CFF 85


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Como se puede apreciar los contribuyentes tendrán asignado


un buzón tributario, que se habilitará una vez que el
contribuyente seleccione el mecanismo de comunicación como
medio de contacto que elija y que son dados a conocer
conforme a las reglas de carácter general emitidas por el SAT,
así mismo la autoridad deberá hacer la conformación del
correcto funcionamiento del mismo, lo cual quiere decir que al
no registrar un correo electrónico como medio de
comunicación como lo da a conocer específicamente el
“anexo 1-A de la Resolución Miscelánea Fiscal” , trae como
consecuencia la no activación del buzón tributario; lo que
significa que a un contribuyente sujeto al procedimiento a que
se refiere el artículo 69-B del CFF, sería imposible notificarle
conforme a lo establecido en el referido numeral del CFF.

Al respecto, la segunda sección de la Sala Superior del


Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), tiene el
siguiente criterio:

BUZÓN TRIBUTARIO. SI LA PARTE DEMANDANTE NO


CUENTA CON ESE MEDIO DE COMUNICACIÓN, ES LEGAL
QUE LA AUTORIDAD FISCAL REALICE LAS DILIGENCIAS
DE NOTIFICACIÓN EN TÉRMINOS DE LOS ARTÍCULOS 134
Y 137, DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN. De
conformidad con el artículo 42, párrafo quinto, del Código
Fiscal de la Federación (vigente en el año 2016), las
autoridades fiscales que estén ejerciendo alguna de las
facultades previstas en las fracciones II, III y IX del propio
artículo y detecten hechos u omisiones que puedan entrañar un
incumplimiento en el pago de contribuciones, deberán
informar por medio de buzón tributario al contribuyente, a su
representante legal, y en el caso de las personas morales a sus
órganos de dirección por conducto de aquel, en un plazo de al
menos 10 días hábiles previos al del levantamiento de la
última acta parcial, del oficio de observaciones o de la
resolución definitiva en el caso de revisiones electrónicas, el
derecho que tienen para acudir a las oficinas que estén
llevando a cabo el procedimiento de que se trate, para conocer
los hechos y omisiones que hayan detectado. Sin embargo,
para que tal obligación resulte exigible a la autoridad
fiscalizadora, es primordial que la demandante de muestre
que efectivamente cuenta con ese medio de comunicación
y en caso de que no acredite ese extremo, es válido que la
autoridad para no dejarla en estado de indefensión, realice
la notificación en los términos que al efecto señalan los
artículos 134 y 137, del Código Fiscal de la Federación.

Énfasis añadido.

86 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

El precedente del TFJA, considera legal la notificación personal


cuando el contribuyente demuestre que no cuenta con el buzón
tributario como medio de comunicación, dicho criterio lo justifica
con el hecho de no dejar en estado de indefensión al
contribuyente. Sin embargo, el segundo párrafo del artículo
69-B del CFF no establece otra forma de notificación para
que la autoridad informe al contribuyente el o los
supuestos por los cuales presume que está emitiendo
comprobantes fiscales que amparan operaciones
inexistentes, y así, tenga el derecho que tiene de asistir a
desvirtuar tal o tales supuestos.

Por lo tanto, atendiendo al principio de legalidad, las


autoridades fiscales solo pueden hacer lo que la ley les
permite, en ese sentido, se reitera la obligación de la
autoridad de notificar únicamente por buzón tributario, de
lo contrario se traduce en una clara violación por parte de la
autoridad al procedimiento establecido en el referido artículo.
Por lo que a efecto de dar la formalidad a este tipo de actos de
fiscalización, la autoridad tiene que asignar en primer
momento un buzón tributario para después proceder a la
debida notificación.

Aunado a lo anterior, es importante destacar que el CFF, no


establece como obligación del contribuyente el hecho de
demostrar que cuenta con el buzón tributario o que hace uso
del mismo.

Cabe señalar que dentro del mismo CFF, en algunos otros


artículos si se establece opciones de notificación para la
autoridad un ejemplo de ello, es el embargo precautorio, que
podrá hacerse mediante notificación personal o buzón
tributario.

En este orden de ideas, sin duda la notificación mediante el


buzón tributario representa cierta facilidad tanto para la
autoridad como para los contribuyentes, en virtud de que se
agilizan los trámites, además de que se sustituye el uso del
papel en la medida en que se incluyen los avances
tecnológicos.

Sin embargo el uso de este medio de comunicación ha sido


cuestionable, tanto para el envío de información así como para
las notificaciones por parte de la autoridad, toda vez que en

Artículo 69-B del CFF 87


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

ocasiones estas no atienden la seguridad de los


contribuyentes, ya que a no ser posible una notificación por
buzón se podría traducir en una oposición a la notificación,
situación que vulnera la seguridad jurídica de los mismos.

Por último, es fundamental recalcar que el buzón tributario


es un mecanismo de comunicación el cual es obligación de
la autoridad asignar, para hacer llegar la información que
pretendan dar a conocer a los contribuyentes y éstos al
recibirla estén en posibilidades de ejercer sus derechos.

Asimismo, la Regla 1.4. de la RMF para 2018, publicada en el


DOF el 22 de Diciembre de 2017, dice:

Presunción de operaciones inexistentes o simuladas y


procedimiento para desvirtuar los hechos que
determinaron dicha presunción.

1.4. Para los efectos del artículo 69-B, segundo párrafo del
CFF, respecto de la notificación por buzón tributario, cuando
las autoridades fiscales presuman la inexistencia o simulación
de operaciones amparadas en comprobantes fiscales emitidos
por los contribuyentes, notificarán un oficio individual mediante
el cual se informará a cada contribuyente que se encuentre en
dicha situación.

Asimismo, la autoridad fiscal emitirá los oficios que contengan


la relación de los contribuyentes que presuntamente se
ubicaron en los supuestos previstos en el artículo 69-B, primer
párrafo del CFF, a fin de que sean notificados a través del
Portal del SAT y en el DOF, de conformidad con lo dispuesto
en el segundo párrafo del citado artículo.

Los contribuyentes podrán manifestar a través del buzón


tributario dentro de los quince días contados a partir de la
última de las notificaciones a que se refiere el artículo 69-B,
segundo párrafo del CFF, lo que a su derecho convenga y
aporten la documentación e información que consideren
pertinente para desvirtuar los hechos notificados, observando
lo que para tal efecto dispone la ficha de trámite 156/CFF
―Informe y documentación que deberá contener la
manifestación con la cual se desvirtúe la presunción del artículo
69-B del Código Fiscal de la Federación‖, contenida en el
Anexo 1-A.

Los contribuyentes podrán solicitar a través del buzón


tributario, por única ocasión, una prórroga de diez días al plazo
previsto en el artículo 69-B, segundo párrafo del CFF, para
aportar la información y documentación a que se refiere el
88 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

citado párrafo, siempre y cuando la solicitud de prórroga se


efectúe dentro del plazo que dicho precepto legal establece.

Independientemente de la prórroga señalada en el párrafo


anterior, la autoridad fiscal podrá efectuar el requerimiento
previsto en el artículo 70 del Reglamento del CFF, por lo cual,
la información y documentación aportada será valorada por la
autoridad fiscal dentro del plazo de cinco días contados a partir
de que ésta se haya presentado, o bien de que se haya
atendido el requerimiento.

Una vez realizado lo anterior, la autoridad emitirá la resolución


a que hace referencia el artículo 69-B, tercer párrafo del CFF,
misma que se deberá notificar dentro de un plazo máximo de
treinta días siguientes a aquél en que se haya aportado la
información y documentación o bien se haya atendido el
requerimiento. Transcurridos treinta días posteriores a dicha
notificación, la autoridad publicará un listado en el DOF y en el
Portal del SAT, de los contribuyentes que:

a) Ejercieron el derecho previsto en el artículo 69-B, segundo


párrafo del CFF, sin embargo, una vez valorada la información,
documentación y argumentos aportados, no desvirtuaron la
presunción de operaciones inexistentes o simuladas a que se
refiere el primer párrafo del citado artículo y, por tanto, se
encuentran definitivamente en la situación a que se refiere el
primer párrafo del citado artículo.

b) No ejercieron el derecho previsto en el artículo 69-B,


segundo párrafo del CFF y, por tanto, se encuentran
definitivamente en la situación a que se refiere el primer párrafo
del citado artículo.

c) Ejercieron el derecho previsto en el artículo 69-B, segundo


párrafo del CFF, y una vez valorada la información,
documentación y argumentos aportados, si desvirtuaron la
presunción de operaciones inexistentes o simuladas a que se
refiere el primer párrafo del citado artículo.

d) Promovieron algún medio de defensa en contra del oficio de


presunción a que se refiere el artículo 69-B primer párrafo del
CFF o en contra de la resolución a que se refiere el tercer
párrafo del artículo en comento y una vez resuelto el mismo el
órgano jurisdiccional o administrativo dejó insubsistente el
referido acto.

CFF 69-B, RCFF 70

 Los contribuyentes interesados contarán con un plazo de


15 (quince) días contados a partir de la última de las
Artículo 69-B del CFF 89
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

notificaciones que se hayan efectuado, ello para


manifestar lo que a su derecho convenga y aportar la
documentación e información que se considere
pertinente para desvirtuar los hechos asentados en la
resolución individual mediante la cual se le informó el
motivo por el cual se presume que es una Empresa que
Factura Operaciones Simuladas (EFOS), observando
la ficha de trámite 156/CFF contenida en el Anexo 1-A
que a la letra dispone:

156/CFF Informe y documentación que deberá contener la


manifestación con la cual se desvirtúe la presunción del
artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación
¿Quiénes lo presentan?
Personas físicas y morales que se ubiquen en lo dispuesto por el primer
párrafo del artículo 69-B del CFF.
¿Dónde se presenta?
A través de buzón tributario.
Hasta en tanto este trámite no se publique en la relación de promociones,
solicitudes, avisos y demás información disponibles en el buzón tributario, el
mismo deberá presentarse mediante escrito libre ante las oficinas de la
autoridad que suscribió el oficio de presunción o a través del Portal del
SAT, de conformidad con lo establecido en la regla 1.6. en relación con la
regla 2.2.6. de la RMF.
¿Qué documentos se obtienen?
Acuse de recibo.
¿Cuándo se presenta?
Dentro del plazo de quince días contados a partir de la última de las
notificaciones que se haya efectuado, es decir, a partir de la publicación en
el Diario Oficial de la Federación.
Requisitos:
 Aviso digitalizado con:
Manifestación bajo protesta de decir verdad, que los hechos que conoció la
autoridad fiscal no son ciertos.
 Relación y respaldo de la documentación e información con la que
desvirtúe que emitió comprobantes sin contar con los activos,
personal, infraestructura o capacidad material, directa o
indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o
entregar los bienes.
Condiciones:

90 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 Contar con e.firma


Información adicional:
No aplica
Disposiciones jurídicas aplicables
Art. 69-B CFF, Regla 1.4. RMF.

7.2. Notificación al EFOS y sus Efectos


Lo anterior reafirma lo señalado en líneas anteriores, es decir,
que la notificación a que se refiere el artículo 69-B, del CFF
deberá ser a través de los 3 (tres) medios precisados
anteriormente.

 Ahora bien, como se dijo en párrafos anteriores,


conforme al artículo 69-B del CFF se deberá notificar a
los contribuyentes que se encuentren en dicha situación,
tal presunción, a través de:

- Su buzón tributario,
- De la página de internet del SAT.
- Así como mediante publicación en el Diario Oficial
de la Federación.

Ello para que los contribuyentes puedan manifestar ante la


propia autoridad lo que a su derecho convenga y aportar la
documentación e información que consideren pertinentes para
desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlos.

Insistiéndose, será a través de los 3 (tres) medios la


notificación en comento, es decir, tiene que realizarla la
autoridad por las 3 (tres) vías, sin que sea legal que
únicamente lo haga por una de ellas.

En este orden de ideas, del artículo 69-B, del CFF no se


desprende un orden secuencial respecto a las 3 (tres)
notificaciones a que hacemos referencia en párrafos anteriores,
es decir, no señala expresamente con cuál de las
notificaciones debe iniciar la autoridad fiscal y con cual
concluir; por ello, en el artículo 69, del nuevo RCFF vigente a
partir del 3 de Abril de 2014 se señaló a la letra:

―Artículo 69.- Para los efectos del artículo 69-B, segundo


párrafo del Código, la notificación se realizará en el siguiente
orden:

Artículo 69-B del CFF 91


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

I. A través del buzón tributario;

II. Publicación en la página de Internet del Servicio de


Administración Tributaria, y

III. Publicación en el Diario Oficial de la Federación.

La notificación mediante la publicación en la página de Internet


del Servicio de Administración Tributaria y en el Diario Oficial
de la Federación, se realizará hasta que conste la primera
gestión de notificación a que se refiere la fracción I de este
artículo.‖

Así, del dispositivo legal antes transcrito, se advierte que se


estableció que en relación con la presunción de inexistencia de
las operaciones amparadas en comprobantes emitidos por
contribuyentes sin contar con activos, personal, infraestructura
o capacidad material, o bien, se encuentren no localizados, un
ORDEN SECUENCIAL para que la autoridad realice la
notificación que manifieste la información
correspondiente, por ello, se deberá:

 Primero se procederá a notificar la resolución individual


a través de la cual se den a conocer los fundamentos y
motivos por los cuales se presume la inexistencia de
las operaciones amparadas en los comprobantes
fiscales expedidos, y con ello respetar la garantía de
audiencia;

 Segundo, se procederá a publicar en la página de


internet del SAT el listado de los contribuyentes que se
presume llevan a cabo operaciones inexistentes; y

 Tercero, se procederá a publicar en el DOF el mismo


listado a que hacemos referencia en el punto anterior.

Así, el artículo 69, del RCFF es claro en establecer que de


ninguna manera se procederá a notificar a través de la
página de Internet del SAT o en el DOF hasta en tanto no
conste la primera gestión de notificación, es decir, que ya
se hubiera realizado la notificación de la resolución
individual a través de la cual se den a conocer los
fundamentos y motivos por los cuales se presume la
inexistencia de las operaciones amparadas en los
comprobantes fiscales expedidos.

92 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

En relación con el numeral 69, fracción I, del RCFF que nos


ocupa, se deber tener presente que mediante
DISPOSICIONES TRANSITORIAS DEL RCFF se estableció
que estará condicionado a la entrada en vigor del citado buzón
tributario, lo anterior toda vez que señala lo siguiente:

“Tercero.- Lo dispuesto en los artículos 11, 61, segundo


párrafo y 69, fracción I de este Reglamento, relativo al buzón
tributario entrará en vigor en los mismos términos a que hace
referencia el Segundo Transitorio, fracción VII del Decreto por
el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones
del Código Fiscal de la Federación, publicado en el Diario
Oficial de la Federación el 9 de diciembre de 2013.‖

o Ahora bien, en el caso de que si fuera notificada algún


contribuyente de la presunción señalada en el punto
anterior, dentro del plazo de los (quince) días se
proporcionarán por parte de la Empresa que Factura
Operaciones Simuladas (EFOS), los argumentos y
fundamentos, tanto jurídicos como fiscales, y el soporte
documental correspondiente, para así desvirtuar de forma
clara y precisa lo manifestado por la H. Autoridad Fiscal.

8.- Obligación de EFOS dentro del Procedimiento


Es de señalar en este punto que la Empresa que
supuestamente Factura Operaciones Simuladas (EFOS),
únicamente tiene la obligación de acreditar que sí está
localizada, que sí contó con activos directos o indirectos,
como con personal directo o indirecto, para poder prestar los
servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que
amparan los comprobantes –conforme lo establece el mismo
dispositivo legal-, es decir, únicamente demostrar que se contó
con activos, personal, infraestructura o capacidad material,
DIRECTA o INDIRECTAMENTE.

8.1. Requerimiento adicional


Además, es de señalar en este punto que la Autoridad Fiscal
conforme al artículo 70 del nuevo RCFF vigente a partir del 3
de Abril de 2014, mismo que dice:

“Artículo 70.- Para los efectos del artículo 69-B, tercer párrafo
del Código, la Autoridad Fiscal podrá requerir información
adicional al contribuyente, a fin de que éste la proporcione

Artículo 69-B del CFF 93


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

dentro del plazo de diez días contado a partir de que surta


efectos la notificación del requerimiento, en cuyo caso, el plazo
para valorar las pruebas comenzará a computarse a partir de
que el requerimiento haya sido cumplido.‖

Del que se desprende que la Autoridad cuenta con la facultad


de que para resolver el procedimiento a que se refiere el
artículo 69-B, del CFF pueda requerir a información o
documentación adicional al contribuyente.

Para lo anterior, el contribuyente contará con un plazo de 10


días hábiles contados a partir del día hábil inmediato siguiente
a aquél en que haya surtido efectos la notificación del
requerimiento, para proporcionar la información y
documentación requerida.

8.2. Plazo para valorar pruebas y emitir


Resolución
o En este orden de ideas, después de presentados los
argumentos, fundamentos, tanto jurídicos como fiscales
administrativos, y el soporte documental correspondiente, la
autoridad contará con un plazo máximo de 5 (cinco días)
para valorarlos, procediendo después de ello a emitir y
notificar su resolución definitiva a los contribuyentes
respectivos a través de su Buzón Tributario.

Es de precisar que el artículo 69-B, del CFF si bien tiene


previsto un término máximo de 5 (cinco días) para valorar las
pruebas ofrecidas, no obstante no establece plazo para que
la autoridad emita la resolución correspondiente dentro del
procedimiento que nos ocupa, por ello fue materia de
diversos medios de defensa de parte de los contribuyentes
afectados, lográndose obtener que tanto el TFJA, como por el
Poder Judicial, decretaran de ilegal y nula la resolución que se
emitió dentro del referido procedimiento fuera del plazo de
cinco días de referencia; sin embargo, este tema fue materia de
impugnación ante la SCJN, a lo cual concluyó que el artículo
69-B del CFF no es violatorio del derecho a la seguridad
jurídica que prevé el numeral 16 de la Carta Magna, ya que
si bien es cierto que el mismo no prevé un plazo para la
emisión de la resolución correspondiente y su notificación, las
facultades de la autoridad fiscal se encuentran limitadas por el
plazo de la caducidad que establece el artículo 67 del CFF,
toda vez que el precepto en estudio no debe estudiarse de

94 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

forma aislada, sino de forma integral y en armonía con el resto


del ordenamiento jurídico.

Así, a raíz del razonamiento del más Alto Tribunal del País, el
contribuyente al que se le aplique el artículo 69-B del CFF, una
vez presentadas las pruebas y argumentos para desvirtuar el
supuesto por el que fue tachado como EFOS, deberá esperar
hasta 5 años para que se resuelva si desvirtuó o no.

8.3. Obligación de EFOS dentro del


procedimiento. No estamos en presencia de
facultades de comprobación
Es de señalar en este punto que la Segunda Sala de la SCJN
en los amparos en revisión 361/2015, 51/2015, 174/2015,
302/2015, 303/2015, 354/2015, 424/2015, 561/2015 y 755/2015
sostuvo que los párrafos primero, segundo y tercero, del
precepto tachado de inconstitucional constituyen una norma de
procedimiento que sí está limitada por el plazo de la caducidad,
prevista en el artículo 67 del CFF.

Así, como se ve, hay un claro interés de la SCJN de que el


artículo 69-B del CFF subsista, además de que ese mismo
interés los tienen las autoridades fiscalizadoras, puesto que
tienen en la gran mayoría de los casos por no desvirtuada la
presunción a que se refiere el primer párrafo del artículo 69-B
del CFF, tan es así que se tiene conocimiento que ha emitido
resoluciones teniendo por no desvirtuadas las presunciones y
por ende no acreditada la existencia de las operaciones que
amparan las facturas emitidas por las empresas enlistadas, al
supuestamente no aportar la documentación e información
idónea.

Así, las autoridades fiscales señalaron que el cumulo de


información y documentación proporcionada por las empresas
era insuficiente, argumentando que además debieron aportar
pruebas como lo son facturas, estados de cuenta bancarios,
cheques donde se aprecie el pago de los servicios contratados
o cualquier otra forma de pago, pólizas de registro, auxiliares
contables, libros de contabilidad, balanza de comprobación, así
como una relación de cada una de las personas que efectuaron
los servicios, horario, lugar en donde laboraron, nombre y qué
tipo de servicios prestaron; es decir, la TOTALIDAD LA
CONTABILIDAD de las contribuyentes.

Artículo 69-B del CFF 95


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Lo anterior claramente es ilegal, en virtud de que no nos


encontramos ante el ejercicio de facultades de comprobación
establecido en alguna de las fracciones del artículo 42 del CFF,
puesto que, si lo único que se señaló en el oficio de presunción
fue que la empresa no tenía activos ni personal, se tiene
entonces que lo único que se debió acreditar
documentalmente, era que sí se contó con activos así como
con personal, ya sea de forma directa o indirecta, para
poder prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan los comprobantes –conforme lo
establece el mismo dispositivo legal en su primer párrafo-.

Luego, al pretender las autoridades le fueran aportadas


facturas, estados de cuenta bancarios, cheques donde se
aprecie el pago de los servicios contratados o cualquier otra
forma de pago, pólizas de registro, auxiliares contables, libros
de contabilidad, balanza de comprobación, así como una
relación de cada una de las personas que efectuaron los
servicios, horario, lugar en donde laboraron, nombre y qué tipo
de servicios prestaron –prácticamente TODA LA
CONTABILIDAD-, ello para desvirtuar el o los supuestos por
los cuales presumió la inexistencia de las operaciones
amparadas en los comprobantes expedidos, pasando por alto
que si en el caso en particular únicamente señaló en los oficios
de presunción que las empresas no contaron con Activos ni
Trabajadores durante determinado ejercicio, se tiene entonces
que lo único que se debió acreditar –y que se hizo en tiempo y
forma, sin embargo para la autoridad no fue suficiente, lo que
reafirma la discrecionalidad de su actuar-, era que sí se contó
con activos directo o indirectos, como con personal directo
o indirecto, para poder prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan los
comprobantes –conforme lo establece el artículo 69-B, del
CFF-. Lo anterior implica que se practique una revisión en la
contabilidad de las empresas, misma que se encuentra prevista
en el artículo 42, fracción II, del CFF, sin estar facultadas para
ejercerla, aunado a que no existe una orden debidamente
fundada y motivada, en detrimento del artículo 16
Constitucional, no obstante que la SCJN ha señalado que en
esos casos (revisión de gabinete), la orden relativa tiene su
fundamento en dicha garantía constitucional.

Robustece lo anterior, la siguiente jurisprudencia:

‖Época: Décima Época

96 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Registro: 2005155
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 1, Diciembre de 2013, Tomo II
Materia(s): Constitucional, Común
Tesis: IV.1o.A. J/4 (10a.)
Página: 980

PRUEBA PERICIAL CONTABLE EN EL AMPARO. VULNERA


EL ARTÍCULO 16 DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL, SI SU
DESAHOGO IMPLICA QUE LA AUTORIDAD IRRUMPA EN
LA CONTABILIDAD DEL QUEJOSO, SIN QUE MEDIE EL
PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO PREVISTO EN LAS
LEYES FISCALES. Del citado precepto constitucional se
advierte que nadie podrá ser molestado en su domicilio,
papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito
de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal
del procedimiento; precisa, además, que la autoridad
administrativa podrá exigir la exhibición de los libros y papeles
indispensables para comprobar que se han acatado las
disposiciones fiscales, sujetándose en estos casos, a las leyes
respectivas. Así, el artículo 42, fracción II, del Código Fiscal de
la Federación faculta a las autoridades hacendarias para
realizar revisiones de gabinete o escritorio a fin de verificar si el
contribuyente cumple con las disposiciones fiscales, de tal
suerte que no es válido que con la justificación de practicar una
prueba pericial en materia contable, ofrecida por la autoridad
responsable, se pretenda cerciorar del cumplimiento de
obligaciones fiscales de su contraparte, pues ello implica una
facultad de comprobación ajena a las previstas en dicho
precepto y, por ende, un acto de molestia violatorio del artículo
16 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos. En efecto, de realizarse la revisión que envuelve la
prueba en cuestión, implicaría un daño no reparable en la
sentencia definitiva, pues si en su desahogo el perito encuentra
o descubre hechos que originen una posible responsabilidad y
los diera a conocer, ello, sin duda, se constituiría en un medio
diverso para acceder a su contabilidad, sin que el juzgador
pueda repararlo en la sentencia definitiva, al no estar facultado
para corregir o exculpar dicha situación, en tanto que su
sentencia debe constreñirse al examen de legalidad o
constitucionalidad que se le haya planteado en relación con los
actos reclamados. En consecuencia, permitir el desahogo de la
prueba pericial aludida, implicaría establecer que, ante la
promoción de una demanda de amparo, la autoridad pueda
revisar la contabilidad del quejoso como si estuviera
ejerciendo una facultad de comprobación, pero sin cumplir
con los requisitos legales ni constitucionales, sólo bajo el
sustento de que como parte en el juicio de amparo, tiene

Artículo 69-B del CFF 97


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

derecho a ofrecer las pruebas que estime conducentes, lo que,


como se dijo, no podría repararse en la sentencia definitiva, ni
siquiera ante una eventual concesión del amparo, ya que tal
revisión en sí no puede retrotraerse, peor aún, si se llegara a
sobreseer el juicio.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL CUARTO CIRCUITO.

Queja 75/2013. Sanitarios Lamosa, S.A. de C.V. y otras. 15 de


agosto de 2013. Unanimidad de votos. Ponente: Sergio
Eduardo Alvarado Puente. Secretaria: Blanca Patricia Pérez
Pérez.

Queja 73/2013. Comercializadora Nacional Key, S.A. y otras.


29 de agosto de 2013. Unanimidad de votos. Ponente: Luis
Alberto Mata Balderas, secretario de tribunal autorizado por la
Comisión de Receso del Consejo de la Judicatura Federal para
desempeñar las funciones de Magistrado. Secretario: Ricardo
Alejandro Bucio Méndez.

Queja 74/2013. HEMAQ, S.A. de C.V. 29 de agosto de 2013.


Unanimidad de votos. Ponente: Sergio Eduardo Alvarado
Puente. Secretaria: Elsa Patricia Espinoza Salas.

Queja 81/2013. Comercializadora Nacional Key, S.A. y otras.


29 de agosto de 2013. Unanimidad de votos. Ponente: Luis
Alberto Mata Balderas, secretario de tribunal autorizado por la
Comisión de Receso del Consejo de la Judicatura Federal para
desempeñar las funciones de Magistrado. Secretario: Ricardo
Alejandro Bucio Méndez.

Queja 88/2013. 29 de agosto de 2013. Unanimidad de votos.


Ponente: Sergio Eduardo Alvarado Puente. Secretaria: Elsa
Patricia Espinoza Salas.‖

Así pues, el pretender la autoridad que las empresas enlistadas


dentro del plazo de 15 días, a que se refiere el párrafo segundo
del numeral en comento, le fuera aportada toda su contabilidad
de diversos ejercicios, ello pues a su juicio es necesario para
poder desvirtuar el o los supuestos por los cuales presumió la
inexistencia de las operaciones amparadas en los
comprobantes expedidos, trastoca los principios regulados por
el artículo 16 de la CPEUM –consistente en que todo acto de
molestia debe estar debidamente fundado y motivado-.

Todo lo anteriormente precisado, ha sido explorado por la


PROCURADURÍA DE LA DEFENSA DEL CONTRIBUYENTE
(PRODECON) habiendo emitido la Recomendación 13/2014
98 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

contenida en oficio PRODECON/OP/277/14 EXPEDIENTE


05951-I-QRB-1103-2014 fechado en México, Distrito
Federal, a 26 de Septiembre de 2014.

Cabe señalar que en la citada Recomendación 13/2014, la


PRODECON determinó que el hecho de que un contribuyente
simplemente no cuente con personal, no demuestra por sí solo
que se simulen operaciones inexistentes, pues además de que
existe la subcontratación prevista en el artículo 15-A de la Ley
Federal del Trabajo, un negocio puede operar con personal que
no tenga una relación de trabajo subordinado. De este modo,
las autoridades tampoco pueden exigir a los
contribuyentes el cumulo de documentales, pues no
necesariamente los negocios tienen que contar con esos
elementos, ya que incluso podrían operar en un local dado en
comodato, cargar o trasladar el flete al cliente, sin que esto lo
prohíba la ley.

Pero sobre todo, los contribuyentes pueden operar, con más o


menos activos, con trabajadores propios o contratados por el
esquema de subcontratación, con equipo de transporte rentado
o trasladando el flete a sus clientes, por lo que la valoración
angular o parcial de estos elementos no puede, en ningún
caso, llevar a configurar la presunción a que se refiere el primer
párrafo del artículo 69-B del CFF, ya que no se trata de una
cuestión de criterio por parte de las autoridades acerca de si
los insumos y elementos con que cuenta la contribuyente son
los idóneos o necesarios para operar su actividad, sino que se
trata de una ausencia evidente de activos, personal o
infraestructura

Finalmente, la PRODECON recomienda a los TITULARES DE


LA ADMINISTRACIÓN CENTRAL DE ANÁLISIS TÉCNICO
FISCAL y de la ADMINISTRACIÓN CENTRAL DE
FISCALIZACIÓN ESTRATÉGICA, AMBOS DE LA
ADMINISTRACIÓN GENERAL DE AUDITORÍA FISCAL
FEDERAL, DEL SAT, adoptar de inmediato la medida
correctiva consistente en dejar sin efectos la resolución y
eliminar a la contribuyente quejoso del Listado de
contribuyentes que emitieron comprobantes fiscales y que
simulan operaciones inexistentes, publicado el 10 de enero
de 2014, en el DOF, así como en la página de Internet del SAT,
reconociendo la ausencia de elementos suficientes para probar
la presunción del supuesto previsto en el primer párrafo del
artículo 69-B del CFF, otorgando plena validez a las pruebas

Artículo 69-B del CFF 99


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

que fueron aportadas por la contribuyente durante el


procedimiento previsto en dicho precepto, las cuales
desvirtúan las presunciones hechas por la autoridad.-

8.4. Inconvencionalidad del Art. 69-B CFF


El artículo 69-B del CFF, ES INCONVENCIONAL, esto es,
incumple con la obligación contraída por el Estado Mexicano de
tutelar los derechos fundamentales mediante un debido
proceso legal que garantice un efectivo acceso a la justicia,
aun cuando no se esté en presencia de un proceso litigioso
propiamente dicho.

Se dice lo anterior, en razón de que es la misma autoridad que


emitió los oficios de presunción la que valoró las pruebas
aportadas para desvirtuar la presunción de operaciones
simuladas.

De igual forma, el artículo 69-B, quinto párrafo, del CFF, va en


contra de estándares internacionales y acuerdos
convencionales que protegen los derechos humanos, esto es
así, pues el procedimiento administrativo que prevé si bien es
cierto constituye un medio de defensa que se establece a favor
de los gobernados para acreditar la existencia de las
operaciones amparadas con los comprobantes que le fueron
expedidos, no menos cierto es que, al ser resuelto el mismo,
por la misma autoridad que instauró el procedimiento a que se
refiere el propio numeral en comento, las violaciones a los
ordenamientos aplicados o la falta de aplicación de
disposiciones debidas, NO son anuladas, es decir, NO son
reconocidas, sino por el contrario, las mismas son tachadas de
legales por la autoridad que resuelve el procedimiento, o
inclusive podrá actuar arbitrariamente al llevar a cabo la
valoración de las pruebas aportadas, ello con la finalidad de
respaldar el procedimiento que ella misma instauro –inicio-, es
decir, no puede ser posible que si ya señaló que la operación
es inexistente, no obstante el que expidió la factura se hubiera
defendido aportando diversas documentales para acreditar la
operación y/u operaciones, tachándolo en definitiva como
empresa que factura operaciones simuladas, publicándolo
inclusive en el Diario Oficial de la Federación, que ahora el que
recibió dicha factura al defenderse acredite a los ojos de la
autoridad que resuelve, que se insiste es la misma que inicio el
procedimiento de marras, ahora si diga que se acredita la
operación [con ello se acredita la no independencia o
imparcialidad], pasando por alto que los principales objetivos
100 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de los referidos recursos administrativos o procedimientos


administrativos los cuales son:

a) Autolimitar las atribuciones discrecionales de la autoridad


administrativa.
b) Controlar la actividad administrativa.
c) Proteger los derechos de los administrados.
d) Disminuir la carga de los tribunales administrativos.

Luego entonces, estamos ante una autoridad NO imparcial


cuya finalidad es acreditar la existencia de una operación
comercial; lo que se traduce, en trasgresión por inaplicación de
los artículos 1°, 17 y 133, de la CPEUM, en relación con el
artículo 8.1, de la Convención Americana de Derechos
Humanos.

LEY FEDERAL DE PROCEDIMIENTO


CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

VII-P-2aS-203

CONTROL DE CONVENCIONALIDAD. DERECHO HUMANO


A LA SEGURIDAD JURÍDICA EN LOS PROCEDIMIENTOS
ADMINISTRATIVOS EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 8.1 DE
LA CONVENCIÓN AMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
Y AL TEST DE PREVISIBILIDAD CONFORME A LOS
PRINCIPIOS ORIENTADORES DE LA JURISPRUDENCIA DE
LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
EN EL CASO LÓPEZ MENDOZA VS. VENEZUELA.-
Primeramente, los Magistrados de este Órgano Jurisdiccional
al examinar la convencionalidad de un texto normativo
aplicado en la resolución impugnada o en alguna de las fases
del procedimiento administrativo del cual deriva, podrán tomar
en cuenta los principios de referencia, ello conforme a la tesis
P. LXVI/2011 emitida por el Pleno de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Décima Época, libro III, tomo 1,
diciembre de 2011, página 550, registro ius 160 58, cuyo rubro
es: "CRITERIOS EMITIDOS POR LA CORTE
INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS CUANDO
EL ESTADO MEXICANO NO FUE PARTE. SON
ORIENTADORES PARA LOS JUECES MEXICANOS
SIEMPRE QUE SEAN MÁS FAVORABLES A LA PERSONA
EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 1o. DE LA CONSTITUCIÓN
FEDERAL". Ahora bien, considerando que la seguridad jurídica
implica que los textos normativos contengan los elementos
mínimos para que el particular haga valer sus derechos con el
objeto de que la autoridad no incurra en arbitrariedades.

Artículo 69-B del CFF 101


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Además, si en las leyes que establezcan actos de molestia en


contra de los particulares, en aras de seguridad jurídica, deberá
establecer el límite en el cual la autoridad administrativa podrá
afectar temporalmente la esfera jurídica del particular, pues esa
afectación no puede estar sujeta a la decisión de la autoridad
administrativa. En consecuencia, el referido Tribunal
Internacional al interpretar y aplicar el citado artículo 8.1 en el
Caso de referencia ha establecido el "test de
previsibilidad" para determinar si una norma jurídica es lo
suficientemente previsible con relación a esa afectación
temporal, para lo cual deberán tomarse en cuenta tres
criterios: 1) el contexto de la norma bajo análisis; 2) el
ámbito de aplicación para el que fue creada la norma, y 3)
el estatus de las personas a quien está dirigida la norma.
Por ende, dicho Tribunal Internacional ha establecido que el
test de previsibilidad implica constatar que la norma jurídica
delimite de manera clara el alcance de la discrecionalidad que
puede ejercer la autoridad y se definan las circunstancias en
las que puede ser ejercida con el fin de establecer las garantías
adecuadas para evitar abusos. Por tanto, una norma jurídica no
supera dicho test si prevé actos de molestia sin un plazo cierto,
previsible y razonable para la afectación de la esfera jurídica
del particular. Naturalmente, sostener lo contrario implicaría dar
margen a la autoridad administrativa a la arbitrariedad, porque
el particular no tendría seguridad jurídica respecto a la
previsibilidad de la duración de la afectación, lo cual hace
necesario que el tiempo de esa afectación esté previsto en la
norma jurídica y supere dicho test.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 40152/05-17-10-


1/716/08-S2-07-04.- Resuelto por la Segunda Sección de la
Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa, en sesión de 24 de mayo de 2012, por
unanimidad de 5 votos a favor.- Magistrada Ponente: Magda
Zulema Mosri Gutiérrez.- Secretario: Lic. Juan Carlos Perea
Rodríguez.
(Tesis aprobada en sesión de 5 de julio de 2012)

R.T.F.J.F.A. Séptima Época. Año II. No. 14. Septiembre 2012.


p. 85

Situación de no imparcialidad que es muy marcada, ya que la


actuación de la autoridad fiscal dentro del procedimiento
establecido en el artículo 69-B del CFF ha sido –desde su
entrada en vigor- la siguiente:

102 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Total de Contribuyentes publicado por el SAT que se


han ubicado en el supuesto previsto en el primer
5784
párrafo del artículo 69-B del Código Fiscal de la
Federación

Resultados:

Contribuyentes que “SI” han desvirtuado los


hechos que le fueron imputados por la autoridad 55 0.95%
Fiscal
Contribuyentes que NO han desvirtuado los
47.75
hechos que le fueron imputados por la autoridad 2762
%
Fiscal
Contribuyentes en proceso de desvirtuar los
51.30
hechos que le fueron imputados por la autoridad 2967
%
Fiscal
Total 5784 100%

Lo anterior violenta el Principio de Imparcialidad, ya que éste


último significa que el juzgador, encargado de dirimir una
controversia, emita una resolución apegada a derecho; de ahí
que constituye una condición esencial que deben satisfacer los
juzgadores, que se sustenta en la idea fundamental de
MANTENERSE AJENOS a los intereses de las partes y del
deber de resolver el juicio SIN INCLINACIONES O
PREFERENCIAS, lo cual, sin lugar a dudas, no acontece.

Tesis: 2a. XIV/2012 (10a.)


Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Décima Época
Segunda Sala
Libro VI, Marzo de 2012, Tomo 1
Pág. 776
Tesis Aislada(Constitucional)

PROCEDIMIENTO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. EL


ARTÍCULO 28, FRACCIÓN VI, DE LA LEY FEDERAL
RELATIVA, NO VIOLA EL PRINCIPIO DE IMPARCIALIDAD
(TEXTO ANTERIOR A LA REFORMA PUBLICADA EN EL
DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACIÓN EL 10 DE
DICIEMBRE DE 2010). El principio de imparcialidad previsto
en el artículo 17, párrafo segundo, de la Constitución Política
de los Estados Unidos Mexicanos, significa que el juzgador,
encargado de dirimir una controversia de índole
jurisdiccional, emita una resolución apegada a derecho; de
ahí que constituye una condición esencial que deben
satisfacer los juzgadores, que se sustenta en la idea
fundamental de mantenerse ajenos a los intereses de las

Artículo 69-B del CFF 103


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

partes y del deber de resolver el juicio sin inclinaciones o


preferencias. Derivado de lo anterior, se sigue que el artículo
28, fracción VI, de la Ley citada, en tanto prevé que en el juicio
de nulidad el actor puede solicitar la suspensión de la ejecución
respecto de la determinación, liquidación, ejecución o cobro de
contribuciones o créditos de naturaleza fiscal, la cual se
decretará y surtirá efectos si se ha constituido o constituye la
garantía del interés fiscal ante la autoridad ejecutora por
cualquier medio permitido por las leyes fiscales aplicables, no
contraviene el referido principio de imparcialidad, debido a que
no evidencia en el juzgador alguna condición personal que lo
motive a resolver en determinado sentido sobre la nulidad de la
resolución impugnada ni sobre la suspensión del procedimiento
de ejecución, sino que condiciona la efectividad de la medida
cautelar a que se constituya garantía del interés fiscal ante la
autoridad ejecutora, cuyo objetivo es paralizar el procedimiento
de ejecución; adicionalmente, con la norma citada la Sala
Regional del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa no cede parte de su jurisdicción a la autoridad
administrativa, porque la decisión de fondo del asunto, en
cuanto a la nulidad de la resolución combatida, no depende de
la suspensión, sino de los argumentos y pruebas que se
aporten en el juicio; tampoco otorga facultades a la autoridad
fiscal para decidir sobre la suspensión, ya que la Sala Regional
decide sobre ella, y el hecho de que condicione su efectividad a
que se garantice el interés fiscal ante aquélla, únicamente tiene
como fin que no se cause perjuicio al erario federal, en la
medida en que las resoluciones de las autoridades fiscales
gozan de la presunción de legalidad.

Amparo en revisión 58/2012. Servicios Integrales Universales,


S.C. de R.L. 22 de febrero de 2012. Cinco votos. Ponente:
Sergio A. Valls Hernández. Secretario: Luis Javier Guzmán
Ramos.

Por ello, los contribuyentes que acudieron a las instancias


jurisdiccionales ante el TFJA, debieron primeramente justificar
la obligación de la H. Sala a efecto de que lleve a cabo el
estudio relativo al control de convencionalidad planteado en
párrafos que anteceden, por lo que es de traer a colación los
antecedentes que originaron que el Estado Mexicano como
Parte de la Convención Americana de Derechos Humanos, se
obligara a tal proceder.

En principio, a través de la resolución emitida por la Corte


Interamericana de Derechos Humanos, el veintitrés de
noviembre de dos mil nueve (Excepciones Preliminares, Fondo,
Reparaciones y Costas), dictada en el caso Radilla Pacheco
vs. Estados Unidos Mexicanos, —desaparición forzada de
104 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

persona—, específicamente, en el párrafo 339, se estableció lo


siguiente:

339. En relación con las prácticas judiciales, este Tribunal ha


establecido en jurisprudencia que es consciente de que los
jueces y tribunales internos están sujetos al imperio de la ley y,
por ello, están obligados a aplicar las disposiciones vigentes en
el ordenamiento jurídico. Pero cuando un Estado ha ratificado
un tratado internacional como la Convención Americana, sus
jueces, como parte del aparato del Estado, también están
sometidos a ella, lo que les obliga a velar porque los efectos de
las disposiciones de la Convención no se vean mermados por
la aplicación de leyes contrarias a su objeto y fin, que desde un
inicio carecen de efectos jurídicos. En otras palabras, el Poder
Judicial debe ejercer un ―control de convencionalidad‖ ex officio
entre las normas internas y la Convención Americana,
evidentemente en el marco de sus respectivas competencias y
de las regulaciones procesales correspondientes. En esta
tarea, el Poder Judicial debe tener en cuenta no solamente el
tratado, sino también la interpretación que del mismo ha hecho
la Corte Interamericana, intérprete última de la Convención
Americana

A propósito de la resolución de la Corte Interamericana


antedicha, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, emitió la
resolución atinente, dentro del expediente de varios 912/2010,
engrosado el catorce de julio de dos mil once.

En principio, el Tribunal Pleno destacó la firmeza vinculante de


las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos
Humanos, la que deriva de lo dispuesto en los artículos 62.3,
67 y 68 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, que al efecto establecen:

Artículo 62.
...
3. La Corte tiene competencia' para conocer de cualquier caso
relativo a la interpretación y aplicación de las disposiciones de
esta Convención que le sea sometido, siempre que los Estados
Partes en el caso hayan reconocido o reconozcan dicha
competencia, ora por declaración especial, como se indica en
los incisos anteriores, ora por convención especial.

Artículo 67.

Artículo 69-B del CFF 105


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

El fallo de la Corte será definitivo e inapelable. En caso de


desacuerdo sobre el sentido o alcance del fallo, la Corte lo
interpretará a solicitud de cualquiera de las partes, siempre,
que dicha solicitud se presente dentro de los noventa días a
partir de la fecha de la notificación del fallo.

Artículo 68.
1. Los Estados Partes en la Convención se comprometen a
cumplir la decisión de la Corte en todo caso en que sean
partes.
2. La parte del fallo que disponga indemnización compensatoria
se podrá ejecutar en el respectivo país por el procedimiento
interno vigente para la ejecución de sentencias contra el
Estado.

En congruencia con lo anterior, el Máximo Tribunal consideró


que las resoluciones pronunciadas por aquella instancia
internacional cuya jurisdicción ha sido aceptada por el Estado
mexicano, son obligatorias para todos los órganos del mismo
en sus respectivas competencias, al haber figurado como
Estado parte en un litigio concreto, de modo tal que para el
Poder Judicial son vinculantes no solamente los puntos de
resolución concretos de la sentencia, sino la totalidad de los
criterios contenidos en ella.

Se señaló que, en lo que hace al resto de la jurisprudencia de


la Corte Interamericana que deriva de las sentencias en donde
el Estado mexicano no figura como parte, tendrá el carácter de
criterio orientador de todas las decisiones de los Jueces
mexicanos, pero siempre en aquello que le sea más
favorecedor a la persona, de conformidad con el artículo 1º
constitucional, cuya reforma se publicó en el Diario Oficial de la
Federación el diez de junio de dos mil once, en particular, su
párrafo segundo.

Se consideró que, derivado de la sentencia de la Corte


Interamericana de Derechos Humanos en el caso Rosendo
Radilla, resultan como obligaciones para el Poder Judicial
como parte del Estado mexicano, entre otras, que los Jueces
deberán llevar a cabo un control de convencionalidad ex offícío
en un modelo de control difuso de constitucionalidad, de
acuerdo al contenido del párrafo 339 de la sentencia emitida
por la instancia internacional aludida.

106 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Además, se estableció también que, de acuerdo a la reforma


acaecida al artículo 1º de la Constitución Federal, publicada en
el Diario Oficial de la Federación el diez de junio de dos mil
once, todas las autoridades del país, dentro del ámbito de
sus competencias, se encuentran obligadas a velar no sólo por
los derechos humanos contenidos en los instrumentos
internacionales firmados por el Estado mexicano, sino también
por los derechos humanos contenidos en la Constitución
Federal, adoptando la interpretación más favorable al derecho
humano de que se trate, lo que se entiende en la doctrina como
el principio pro persona.

De tal modo, puntualizó el Tribunal Pleno, dichos mandatos


contenidos en el nuevo artículo 1° constitucional, deben leerse
junto con lo establecido por el diverso artículo 133 de la
Constitución Federal, para determinar el marco dentro del que
debe realizarse este control de convencionalidad.

Por ende, se precisó, que en el caso de la función


jurisdiccional, como está indicado en la última parte del artículo
133 en relación con el artículo 1°, ambos de la Constitución
Federal, en donde los jueces están obligados a preferir los
derechos humanos contenidos en la Constitución y en los
Tratados Internacionales, aun a pesar de las disposiciones en
contrario establecidas en cualquier norma inferior; y si bien las
autoridades fiscales no pueden hacer una declaración general
sobre la invalidez o expulsar del orden jurídico las normas que
consideren contrarias a los derechos humanos contenidos en la
Constitución y en los tratados, sí están obligados a dejar de
aplicar estas normas inferiores dando preferencia a los
contenidos de la Constitución y de los tratados en esta materia.

De este modo, se señaló que el mecanismo para el control de


convencionalidad ex officio en materia de derechos humanos
debe ser acorde con el modelo general de control establecido
constitucionalmente.

Así, se estableció que el parámetro de análisis de este tipo de


control que deberán ejercer todas las autoridades del país,
dentro del ámbito de sus competencias, se integra de la
manera siguiente:

• Todos los derechos humanos contenidos en la Constitución


Federal (con fundamento en los artículos 1° y 133), así como la
jurisprudencia emitida por el Poder Judicial de la Federación;

Artículo 69-B del CFF 107


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

• Todos los derechos humanos contenidos en Tratados


Internacionales en los que el Estado mexicano sea parte.

• Criterios vinculantes de la Corte lnteramericana de Derechos


Humanos establecidos en las sentencias en las que el Estado
mexicano haya sido parte, y criterios orientadores de la
jurisprudencia y precedentes de la citada Corte, cuando el
Estado mexicano no haya sido parte.

Con base en esos postulados, se concluyó que todas las


autoridades del país, dentro del ámbito de sus
competencias, de conformidad con el artículo 1°
Constitucional, están facultados para inaplicar las normas
generales que, a su juicio, consideren transgresoras de los
derechos humanos contenidos en la propia Constitución
Federal y en los Tratados Internacionales de los que el
Estado mexicano es parte.

Lo hasta aquí expuesto, pone de manifiesto la obligatoriedad


para todos los operadores jurídicos en el sistema jurídico
mexicano, de efectuar, ex officio, un control de
convencionalidad en materia de derechos humanos, en los
términos apuntados en supralíneas.

Robustece lo anterior, la siguiente tesis, suyos datos de


localización, rubro y texto son los siguientes:

―[TA]; 10a. Época; T.C.C.; S.J.F. y su Gaceta; Libro VI, Marzo


de 2012, Tomo 2; Pág. 1100.

CONTROL DE CONVENCIONALIDAD EX OFFICIO. LOS


TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO, EN EL MARCO
DE SU COMPETENCIA, DEBEN EFECTUARLO RESPECTO
DE LOS PRECEPTOS DE LA LEY DE AMPARO. De acuerdo
con el artículo1o. de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, a partir de su reforma publicada en el Diario
Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011, todas las
autoridades del país, dentro del ámbito de sus competencias,
se encuentran obligadas a respetar, promover, proteger y
garantizar no sólo los derechos humanos contenidos en la
Constitución Federal, sino también los que se prevean en los
instrumentos internacionales firmados por el Estado Mexicano,
adoptando la interpretación más favorable al derecho humano
de que se trate, lo que se entiende en la doctrina como el
principio pro persona, y de conformidad con el párrafo 339 de
la resolución emitida por la Corte Interamericana de Derechos

108 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Humanos el 23 de noviembre de 2009 (excepciones


preliminares, fondo, reparaciones y costas) en el caso "Radilla
Pacheco vs. Estados Unidos Mexicanos", las autoridades
judiciales deben efectuar un control de convencionalidad ex
officio en el marco de sus atribuciones y, por ende, deberán
inaplicar las normas generales que, a su juicio, consideren
transgresoras de los derechos humanos contenidos en la
propia Constitución Federal y en los tratados internacionales en
que el Estado Mexicano sea parte. En este contexto, los
Tribunales Colegiados de Circuito, en el marco de su
competencia, deben efectuar dicho control respecto de los
preceptos de la Ley de Amparo, por ejemplo, al resolver el
recurso de revisión en amparo indirecto, máxime si deriva
de un planteamiento específico de las partes.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS


ADMINISTRATIVA Y DE TRABAJO DEL DÉCIMO SEXTO
CIRCUITO.

Amparo en revisión 443/2011. Marcos Adán Uribe Bañales. 28


de octubre de 2011. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús de
Ávila Huerta. Secretario: Rogelio Zamora Menchaca.

Amparo en revisión 526/2011. Juan Valencia Fernández. 4 de


noviembre de 2011. Unanimidad de votos. Ponente: Ariel
Alberto Rojas Caballero. Secretaria: Silvia Vidal Vidal.‖

Ahora, el problema de compatibilidad a estudio puede


presentarse cuando una norma interna se considera violatoria
de un derecho humano que no está reconocido en la
Constitución, pero sí en un tratado internacional, lo que implica
para el órgano jurisdiccional el análisis de la norma inferior a la
luz de los contenidos e interpretaciones de la norma
internacional en cuestión.

De no existir una acción judicial para llevar a cabo el control de


convencionalidad se llegaría a la violación del derecho a un
recurso efectivo.

El citado control aplica en el análisis de normas generales, lo


que implica el estudio de la norma impugnada en relación con
la Constitución, pero también a la luz de los tratados
internacionales aplicables y sus interpretaciones autorizadas.

De esta forma, el intérprete constitucional está obligado a


ampliar su base normativa para interpretar a la propia
Constitución y a las normas inferiores.

Artículo 69-B del CFF 109


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

En el ámbito regional, ha sido la Corte Interamericana de


Derechos Humanos (Corte IDH) el órgano que conceptualizó
esta figura a fin de impulsar la armonización entre los
ordenamientos jurídicos nacional e internacional.

En una primera etapa, el doctor Sergio García Ramírez, ex


presidente de la Corte, introdujo el concepto en sus votos
razonados al sostener que ante el Tribunal Interamericano, “el
Estado viene a cuentas en forma integral, como un todo, por lo
que, no es posible seccionar internacionalmente al Estado,”
para sustraer las actuaciones de algunos órganos fuera del
“control de convencionalidad”.

Insistió en el concepto, al explicar que “si los tribunales


constitucionales controlan la „constitucionalidad‟, el tribunal
internacional de derechos humanos resuelve acerca de la
„convencionalidad‟ de esos actos.”

Advierte que la función de la Corte Interamericana pretende


conformar la actividad del poder público al orden internacional
acogido por medio de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos (CADH).

En consecuencia, la H. Sala del TFJA del conocimiento, dentro


de su ámbito competencial, tiene la obligación de realizar ese
control, con mayor razón si deriva de un planteamiento
específico propuesto por las partes, ya que el tema que el
contribuyente afectado planteó corresponde a un control de
convencionalidad, esto es, a un examen de compatibilidad de
las normas nacionales con los tratados internacionales,
específicamente, con el numeral 8.1 de la Convención
Americana de Derechos Humanos.

Así estimados lectores una vez determinada la justificación


para que ese H. Tribunal Colegiado aborde el control de
convencionalidad, es menester reproducir el contenido del
artículo 8.1 de la Convención Americana de Derechos
Humanos, denominada Pacto San José de Costa Rica,
adoptada por el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos el
22 de noviembre de 1969, aprobada la adhesión por el Senado
de la República el 18 de diciembre de 1980 y publicada en el
Diario Oficial de la Federación el 9 de enero del siguiente año,
que es el siguiente:

110 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

“Artículo 8. Garantías Judiciales.


1. Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas
garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal
competente, INDEPENDIENTE e imparcial, establecido con
anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier
acusación penal formulada contra ella, o para la determinación
de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o
de cualquier otro carácter.‖

En ese orden de ideas, es que se insiste que el artículo 69-B,


quinto párrafo, del CFF, va en contra de estándares
internacionales y acuerdos convencionales que protegen los
derechos humanos, ya que el Legislador Federal del Estado
Mexicano, no cumplió el acuerdo convencional, ni los mínimos
estándares internacionales de protección a los derechos
humanos.

Se dice lo anterior, toda vez que como quedo detallado en


párrafos que anteceden, del contenido del artículo 1°
Constitucional se conoce que en la República Mexicana todas
las personas gozarán de los derechos humanos que la Carta
Magna reconoce, así como los tratados internacionales de
los que México sea parte, para lo cual corresponde a las
autoridades en el ámbito de sus respectivas competencias:

a) Interpretar las normas relativas a los derechos


humanos de conformidad con la Constitución y con los
tratados internacionales de la materia, debiendo
garantizar en todo momento la protección más amplia a
las personas.

b) Promover, respetar, proteger y garantizar los derechos


humanos de conformidad con los principios de:

 Universalidad.- Dicho principio consiste en que se


respeten los derechos humanos de todas las personas
por igual, sin discriminación alguna, esto sin importar la
edad, género, grupo étnico, discapacidad, religión,
preferencias sexuales etc.

 Interdependencia.- Se dice que son independientes,


por el motivo de que se encuentran entrelazados, por lo
que dependen unos de otros.

Artículo 69-B del CFF 111


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 Indivisibilidad.- Los derechos humanos son indivisibles


pues no pueden fragmentarse unos de otros.

 Progresividad.- Son progresivos ya que con el paso del


tiempo de van adquiriendo más derechos en la esfera
jurídica de las personas, por lo que se prohíbe el
retroceso de los mismos.

Asimismo, prevenir, investigar, sancionar y reparar las


violaciones a los derechos humanos, en los términos
que establezca la ley.

Pues bien, en atención a lo ordenado por el citado precepto,


partimos de que el derecho fundamental de acceso a la justicia
previsto por el artículo 17 Constitucional, básicamente, consiste
en que toda persona tiene derecho a que se le administre
justicia por tribunales, en los plazos y términos que fijen las
leyes, en forma pronta, completa, imparcial y gratuita.

Aquí vale la pena señalar, que las garantías consagradas en el


artículo 17 Constitucional, de acceso a la justicia y a ser oído
en su defensa dentro de un procedimiento, no deben
interpretarse de manera limitada y restringida a que
únicamente se administre justicia por tribunales que resuelvan
procedimientos jurisdiccionales, sino que, siguiendo el espíritu
del Constituyente y en un efectivo marco de protección a las
garantías del justiciable, debe entenderse que la aplicación del
derecho fundamental en cita, se extiende a la posibilidad de
combatir los actos de autoridad a través de procedimientos
administrativos, que si bien, se desarrollen en los plazos y
términos que fijen las leyes, la resolución que al efecto se emita
aunque no sea en ejercicio de una facultad jurisdiccional, por
no existir contienda ni atribuciones para ello, la autoridad sí se
pronuncia sobre la afectación que en sus derechos invoque el
gobernado, acatando el imperativo de hacerlo de manera
pronta, completa e imparcial.

Sobre los límites y alcances del artículo 17 Constitucional, se


ha pronunciado el Tribunal Pleno de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, en la tesis de Jurisprudencia que a
continuación se inserta:

“JUSTICIA, ACCESO A LA. LA POTESTAD QUE SE


OTORGA AL LEGISLADOR EN EL ARTÍCULO 17 DE LA
CONSTITUCIÓN GENERAL DE LA REPÚBLICA, PARA

112 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

FIJAR LOS PLAZOS Y TÉRMINOS CONFORME A LOS


CUALES AQUÉLLA SE ADMINISTRARÁ NO ES ILIMITADA,
POR LO QUE LOS PRESUPUESTOS O REQUISITOS
LEGALES QUE SE ESTABLEZCAN PARA OBTENER
ANTE UN TRIBUNAL UNA RESOLUCIÓN SOBRE EL
FONDO DE LO PEDIDO DEBEN ENCONTRAR
JUSTIFICACIÓN CONSTITUCIONAL. De la interpretación de
lo dispuesto en el artículo 17, párrafo segundo, de la
Constitución General de la República se advierte que en
ese numeral se garantiza a favor de los gobernados el
acceso efectivo a la justicia, derecho fundamental que
consiste en la posibilidad de ser parte dentro de un
proceso y a promover la actividad jurisdiccional que, una
vez cumplidos los respectivos requisitos procesales,
permita obtener una decisión en la que se resuelva sobre
las pretensiones deducidas, y si bien en ese precepto se deja
a la voluntad del legislador establecer los plazos y términos
conforme a los cuales se administrará la justicia, debe
estimarse que en la regulación respectiva puede limitarse esa
prerrogativa fundamental, con el fin de lograr que las instancias
de justicia constituyan el mecanismo expedito, eficaz y
confiable al que los gobernados acudan para dirimir cualquiera
de los conflictos que deriven de las relaciones jurídicas que
entablan, siempre y cuando las condiciones o presupuestos
procesales que se establezcan encuentren sustento en los
diversos principios o derechos consagrados en la propia
Constitución General de la República; por ende, para
determinar si en un caso concreto la condición o presupuesto
procesal establecidos por el legislador ordinario se apegan a lo
dispuesto en la Norma Fundamental deberá tomarse en
cuenta, entre otras circunstancias, la naturaleza de la relación
jurídica de la que derivan las prerrogativas cuya tutela se
solicita y el contexto constitucional en el que ésta se da.‖
(Novena Época. Pleno. Semanario Judicial de la Federación y
su Gaceta. Tomo XIV, septiembre de 2001. Tesis P./J.
113/2001. Página 5.)

Así pues, el referente internacional del acceso a la jurisdicción,


cuya aplicación complementa el contenido y alcance de la
norma constitucional señalada, se encuentra previsto en el
artículos 8°.1 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, también conocida como ―Pacto de San José‖, el cual
quedó transcrito anteriormente, de cuyo análisis armónico es
posible colegir que toda persona tiene derecho a ser oída por
un Juez o Tribunal INDEPENDIENTE e IMPARCIAL en la
determinación de sus derechos y obligaciones del orden penal,
civil, laboral, fiscal, o de cualquier otro carácter.

Artículo 69-B del CFF 113


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Lo que se intensifica en el caso de que se encuentren en riesgo


de vulneración los derechos fundamentales previstos en la
Constitución, las leyes o la propia Convención, pues en estos
casos las personas tienen derecho, además, a un recurso
sencillo y rápido ante los jueces o tribunales competentes, que
las amparen contra los referidos actos violatorios, es decir, que
los recursos o procedimiento administrativo sean efectivos para
reparar la violación cometida -la independencia e imparcialidad
de los jueces, la existencia de un plazo razonable y la
exigencia de una debida fundamentación y motivación son
algunos ejemplos de las garantías que se consideran al evaluar
la efectividad de los recursos internos-.

En el entendido de que esta circunstancia genera para los


Estados parte (entre ellos el Estado Mexicano), diversas
obligaciones específicas como son: a) garantizar que la
autoridad competente resuelva sobre los derechos de toda
persona que interponga el recurso, b) desarrollar las
posibilidades del recurso judicial, y c) garantizar el
cumplimiento de toda decisión en que se declare procedente el
recurso.

Sobre el acceso a la jurisdicción, específicamente en su


modalidad de protección judicial de derechos fundamentales,
establecida en el artículo 8°.1 de la Convención, la Corte
Interamericana de Derechos Humanos emitió jurisprudencia, en
el sentido de que el derecho ahí establecido constituye uno de
los pilares básicos, no sólo de la Convención Americana, sino
del propio Estado de Derecho en una sociedad democrática en
el sentido de la Convención; y que para cumplir con el mandato
relativo no basta que un recurso o procedimiento administrativo
exista formalmente, es decir, no basta que se prevea en la
legislación interna del Estado de que se trate o que sea
formalmente admisible, sino que se requiere que sea realmente
idóneo para establecer si se ha incurrido en una violación a los
derechos humanos y proveer lo necesario para remediarla –
alcanzar la protección judicial requerida-, por lo que no se
considerarán efectivos aquellos recursos o procedimientos
administrativos que, por las condiciones generales del país
o por las circunstancias particulares de un caso dado,
resulten ilusorios.

La Corte Interamericana ha estimado que los recursos o


procedimientos administrativos son ilusorios, verbigracia,
cuando se demuestra su inutilidad en la práctica, el Poder

114 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Judicial o autoridad carecen de la independencia necesaria


para decidir con imparcialidad o faltan los medios para ejecutar
las decisiones que se dictan en ellos; así como en casos de
denegación de justicia, de retardo injustificado en la decisión y
cuando hay impedimento del acceso del presunto lesionado al
recurso judicial.

Además, del criterio orientador antes trascrito, la Corte


Interamericana ha establecido que la inexistencia de un recurso
o procedimiento administrativo efectivo e idóneo contra las
violaciones a los derechos contenidos en la Convención,
constituye una trasgresión de la misma.

Por otra parte, en lo que se refiere a la sencillez y a la rapidez


que deben caracterizar a un recurso o procedimiento para
cumplir con lo dispuesto en los artículos 8.1 –―1. Toda persona
tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de
un plazo razonable, por un juez o tribunal competente,
independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la
ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada
contra ella, o para la determinación de sus derechos y
obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro
carácter”- y 25 -“Toda persona tiene derecho a un recurso
sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los
jueces o tribunales competentes, que la ampare contra actos
que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la
Constitución, la ley o la presente Convención, aun cuando tal
violación sea cometida por personas que actúen en ejercicio de
sus funciones oficiales.”- ambos de la Convención, la Corte
Interamericana de Derechos Humanos ha establecido, que los
Estados no deben imponer trabas a los justiciables, a
menos de que dichas trabas se encuentren justificadas por ―las
razonables necesidades de la propia administración de
justicia‖; y que tampoco deben impedir o dificultar hacer uso del
recurso de que se trata.

Así pues, debe tenerse en cuenta que, sobre el tema del


derecho a un recurso o procedimiento efectivo que proteja
contra la violación de los derechos consagrados en la
Constitución y en la Convención, la propia Corte
Interamericana ha establecido diversos lineamientos que,
según lo establecido en supralíneas, deben ser tenidos en
cuenta como obligatorios, si derivan de la resolución de un
asunto en el que el Estado Mexicano haya tenido la calidad de
parte; y como criterios orientadores, en los demás casos.

Artículo 69-B del CFF 115


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

La Corte Interamericana, en su última sentencia dictada sobre


el tema, correspondiente al caso Mejía Idrovo contra Ecuador,
de cinco de julio de dos mil once (Excepciones Preliminares,
Fondo, Reparaciones y Costas), estableció, en lo que interesa:

a) Efectividad del recurso de inconstitucionalidad (Artículo


25.1 de la Convención Americana)

91. El artículo 25.1 de la Convención garantiza la existencia de


un recurso sencillo, rápido y efectivo ante juez o tribunal
competente. La Corte recuerda su jurisprudencia constante en
relación con que dicho recurso debe ser adecuado y efectivo.

94. En cuanto a la efectividad del recurso, la Corte ha
establecido que para que tal recurso efectivo exista, no basta
con que esté previsto por la Constitución o la ley o con que sea
formalmente admisible, sino que se requiere que sea realmente
idóneo para establecer si se ha incurrido en una violación a los
derechos humanos y proveer lo necesario para remediarla. No
pueden considerarse efectivos aquellos recursos que, por las
condiciones generales del país o incluso por las circunstancias
particulares de un caso dado, resulten ilusorios.

95. El Tribunal ha señalado que ―el artículo 25.1 de la


Convención contempla la obligación de los Estados Partes de
garantizar, a todas las personas bajo su jurisdicción, un recurso
judicial efectivo contra actos violatorios de sus derechos
fundamentales. Dicha efectividad supone que, además de la
existencia formal de los recursos, éstos den resultados o
respuestas a las violaciones de derechos contemplados ya sea
en la Convención, en la Constitución o en las leyes. […] Así, el
proceso debe tender a la materialización de la protección del
derecho reconocido en el pronunciamiento judicial mediante la
aplicación idónea de dicho pronunciamiento.

Como se desprende del criterio orientador antes trascrito, de


nueva cuenta la Corte Interamericana ha establecido que la
inexistencia de un recurso o procedimiento efectivo e
idóneo contra las violaciones a los derechos contenidos en la
Convención, constituye una trasgresión de la misma y que,
para que tal recurso o procedimiento exista, no basta que se
prevea en la legislación interna del Estado de que se trate o
que sea formalmente admisible, sino que se requiere que sea
realmente idóneo para establecer si se ha incurrido en una

116 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

violación a los derechos humanos y proveer lo necesario para


remediarla, por lo que no se considerarán efectivos aquellos
recursos que, por las condiciones generales del país o por las
circunstancias particulares de un caso dado, resulten ilusorios -
cuando se demuestra su inutilidad en la práctica, etc.-.

Aunado a lo anterior, el referido Tribunal Internacional al


interpretar y aplicar el artículo 8.1 en el Caso de referencia ha
establecido el "test de previsibilidad" para determinar si una
norma jurídica es lo suficientemente previsible con relación a
esa afectación temporal, para lo cual deberán tomarse en
cuenta tres criterios:

1) el contexto de la norma bajo análisis;

2) el ámbito de aplicación para el que fue creada la norma, y

3) el estatus de las personas a quien está dirigida la norma.

Por ende, dicho Tribunal Internacional ha establecido que el


test de previsibilidad implica constatar que la norma jurídica
delimite de manera clara el alcance de la discrecionalidad
que puede ejercer la autoridad y se definan las circunstancias
en las que puede ser ejercida con el fin de establecer las
garantías adecuadas para evitar abusos.

Por tanto, una norma jurídica no supera dicho test si prevé


actos de molestia sin un plazo cierto, previsible y razonable
para la afectación de la esfera jurídica del particular, así como
también tampoco supera dicho test si el que resuelve el recurso
o procedimiento administrativo no es una autoridad
independiente e imparcial, ya que naturalmente, sostener lo
contrario implicaría dar margen a la autoridad administrativa a
la arbitrariedad, porque el particular primero no tendría
seguridad jurídica respecto a la previsibilidad de la duración de
la afectación, y segundo no tendría plena seguridad jurídica en
cuanto a si la autoridad a la que se va someter para una
adecuada valoración no va a dejarse influenciar por no tener
independencia e imparcialidad, es decir, si al resolver se va
apegar a derecho y no va actuar arbitrariamente, lo cual hace
necesario que el tiempo de esa afectación esté previsto en la
norma jurídica y sobre todo que sea un tercero independiente
el que resuelva el procedimiento, ello para superar dicho test.

Artículo 69-B del CFF 117


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

En este orden de ideas, el artículo 69-B, quinto párrafo, del


CFF, va en contra de estándares internacionales y acuerdos
convencionales que protegen los derechos humanos, esto es
así, pues el procedimiento administrativo que prevé si bien es
cierto constituye un medio de defensa que se establece a favor
de los gobernados para acreditar la existencia de las
operaciones amparadas con los comprobantes que le fueron
expedidos, no menos cierto es que, al ser resuelto el mismo,
por la misma autoridad que instauró el procedimiento a que se
refiere el propio numeral en comento, las violaciones a los
ordenamientos aplicados o la falta de aplicación de
disposiciones debidas, NO son anuladas, es decir, NO son
reconocidas, sino por el contrario, las mismas son tachadas de
legales por la autoridad que resuelve el procedimiento, o
inclusive podrá actuar arbitrariamente al llevar a cabo la
valoración de las pruebas aportadas, ello con la finalidad de
respaldar el procedimiento que ella misma instauro –inicio-, es
decir, no puede ser posible que si ya señalo que la operación
es inexistente, no obstante el que expidió la factura se hubiera
defendido aportando diversas documentales para acreditar la
operación y/u operaciones, tachándolo en definitiva como
empresa que factura operaciones simuladas, publicándolo
inclusive en el DOF, que ahora el que recibió dicha factura al
defenderse acredite a los ojos de la autoridad que
resuelve, que se insiste es la misma que inicio el
procedimiento de marras, ahora si diga que se acredita la
operación [con ello se acredita la no independencia o
imparcialidad], pasando por alto que los principales objeticos
de los referidos recursos administrativos o procedimientos
administrativos son:

a) Autolimitar las atribuciones discrecionales de la autoridad


administrativa.
b) Controlar la actividad administrativa.
c) Proteger los derechos de los administrados.
d) Disminuir la carga de los tribunales administrativos.

Así pues, es cierto que en el caso en particular existe un


procedimiento en la legislación interna del Estado, como lo es
el que prevé el quinto párrafo del artículo 69-B del CFF, sin
embargo, el mismo no es idóneo ni efectivo, ya que no brinda
la posibilidad real –de manera sencilla y rápida- de alcanzar, la
protección requerida, es decir, el referido procedimiento que
nos ocupa, no es idóneo para combatir las diversas violación
acontecidas dentro del procedimiento a que se refiere el

118 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

numeral señalado en líneas que anteceden, por la sencilla


razón de que la autoridad competente para resolver el tantas
veces referido procedimiento administrativo, no es
INDEPENDIENTE E IMPARCIAL, lo que violenta los artículos
8°.1 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, también conocida como ―Pacto de San José‖.

En este orden de ideas se tiene entonces que el medio de


defensa que se contempla el quinto párrafo del artículo 69-B
del CFF, es ilusorio, pues más que claro está demostrada en
la práctica su inutilidad, ya que la autoridad Resolutora
competente carece de la independencia necesaria para
decidir con imparcialidad el fondo del asunto.

Insistiéndose, el acceso a la jurisdicción, establecida en los


artículos 8.1 y 25 de la Convención, la Corte Interamericana de
Derechos Humanos, determino que constituye uno de los
pilares básicos, no sólo de la Convención Americana, sino del
propio Estado de Derecho en una sociedad democrática en el
sentido de la Convención.

Sin que sea obstáculo para concluir lo anterior, que el artículo


17 Constitucional, garantice a los gobernados el disfrute de
diversos derechos relacionados con la administración de
justicia, entre los que destaca el acceso efectivo a la
administración de justicia que se desarrolla tanto en los
órganos jurisdiccionales como ante las autoridades
administrativas, precisando los siguientes puntos:

1. Justicia pronta, que se traduce en la obligación de los


órganos y las autoridades encargadas de su impartición,
de resolver las controversias ante ellas planteadas,
dentro de los términos y plazos que para tal efecto se
establezcan en las leyes.

2. Justicia completa, esto es, que la autoridad que conoce


del asunto y va a resolver la controversia, emita
pronunciamiento respecto de todos y cada uno de los
aspectos debatidos, garantizando al gobernado la
obtención de una resolución en la que, mediante la
aplicación de la ley al caso concreto, se resuelva si le
asiste o no la razón sobre la totalidad de los derechos
cuya tutela jurisdiccional ha solicitado.

Artículo 69-B del CFF 119


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

3. Justicia imparcial, lo que implica que el juzgador emita


una resolución, no sólo apegada a derecho, sino,
fundamentalmente, que no se advierta favoritismo
respecto de alguna de las partes o arbitrariedad en el
sentido de la resolución.

4. Justicia gratuita, quiere decir que los órganos del


Estado encargados de la impartición de justicia, así
como los servidores públicos a quienes se encomienda
dicha función, no cobrarán a las partes en conflicto
emolumento alguno por la prestación de dicho
servicio público.

Lo anterior es así, puesto que el referido dispositivo


constitucional, si bien es cierto prevé diversos derechos para
los gobernados, también lo es que en el mismo no se reconoce
el derecho fundamental que se encuentra previsto en los
artículos 8°.1 y 25 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos, también conocida como ―Pacto de San
José‖, consistente en que la administración de justicia debe
llevarse a cabo por un juez o tribunal
competente, independiente e imparcial.

Por lo tanto, el Tribunal Colegiado, en apego a lo establecido


en la última parte del artículo 133 en relación con el artículo 1,
ambos de la Constitución Federal, debe interpretar las normas
relativas a los derechos humanos de conformidad con la
Constitución y con los tratados internacionales de la materia,
ello para garantizar en todo momento la protección más amplia
a las personas.

Así pues el Tribunal Colegiado, está obligada a promover,


respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de
conformidad con los derechos humanos contenidos tanto en la
CPEUM, como en los Tratados Internacionales, inclusive ello, a
pesar de las disposiciones en contrario establecidas en
cualquier norma inferior.

“ACCESO A LA IMPARTICIÓN DE JUSTICIA. LAS


GARANTÍAS Y MECANISMOS CONTENIDOS EN LOS
ARTÍCULOS 8, NUMERLA 1 Y 25 DE LA CONVENCIÓN
AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS, TENDENTES
A HACER EFECTIVA SU PROTECCIÓN, SUBYACEN EN EL
DERECHO FUNDAMENTAL PREVISTO EN EL ARTÍCULO 14
DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS
UNIDOS MEXICANOS.- El artículo 17 de la Constitución

120 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Política de los Estados Unidos Mexicanos, interpretando de


manera sistemática con el artículo 1o. de Ley Fundamental, en
su texto reformado mediante decreto publicado en el Diario
Oficial de la Federación el diez de junio de dos mil once, en
vigor al día siguiente, establece el derecho fundamental de
acceso a la impartición de justicia, que se integra a su vez por
los principios de justicia pronta, completa, imparcial y gratuita,
como lo ha sostenido jurisprudencialmente la Segunda Sala de
la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la jurisprudencia
2a./J.192/2007 de su índice, de rubro: ―ACCESO A LA
IMPARTICIÓN DE JUSTICIA. EL ARTÍCULO 17 DE LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS ESTABLECE DIVERSOS PRINCIPIOS QUE
INTEGRAN LA GARANTÍA INDIVIDUAL RELATIVA, A CUYA
OBSERVANCIA ESTÁN OBLIGADAS LAS AUTORIDADES
QUE REALIZAN ACTOS MATERIALMENTE
JURISDICCIONALES.”. Sin embargo, dicho derecho
fundamental previsto como el género de acceso a la impartición
de justicia, se encuentra detallado a su vez por diversas
especies de garantías o mecanismos tendentes a hacer
efectiva su protección, cuya fuente se encuentra en el derecho
internacional, y que consisten en las garantías judiciales y de
protección efectiva previstas respectivamente en los artículos
8, numeral 1 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, adoptada en la ciudad de San José de costa Rica el
veintidós de noviembre de mil novecientos sesenta y nueve,
cuyo decreto promulgatorio se publicó el siete de mayo de mil
novecientos ochenta y uno en el Diario Oficial de la Federación.
Las garantías mencionadas subyacen en el derecho
fundamental de acceso a la justicia previsto en el artículo 17
constitucional, y detallan sus alcances en cuanto establecen lo
siguiente: 1. El derecho a toda persona a ser oída con las
debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un Juez
o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido
con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier
acusación penal formulada contra ella o para la determinación
de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o
de cualquier otro carácter; 2. La existencia de un recurso
judicial efectivo contra actos que violen derechos
fundamentales; 3. El requisito de que sea la autoridad
competente prevista por el respectivo sistema legal quien
decida sobre los derechos de toda persona que lo interponga;
4. El desarrollo de las posibilidades de recurso judicial; y, 5. El
cumplimiento, por las autoridades competentes, de toda
decisión en que se haya estimado procedente el recurso. Por
tanto, atento al nuevo paradigma del orden jurídico nacional
surgido a virtud de las reformas que en materia de derechos
humanos se realizaron a la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, publicadas en el Diario Oficial de la
Federación el diez de junio de dos mil once, en vigor al día

Artículo 69-B del CFF 121


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

siguiente, se estima que el artículo 17 constitucional establece


como género el derecho fundamental a la justicia con los
principios que se derivan de ese propio precepto (justicia
pronta, completa, imparcial y gratuita), mientras que los
artículos 8, numeral 1 y 25 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos, prevén garantías o mecanismos que como
especies de aquél subyacen en el precepto constitucional
citado, de tal manera que no constituyen cuestiones distintas o
accesorias a esa prerrogativa fundamental, sino que tienden
más bien a especificar y hacer efectivo el derecho mencionado,
debiendo interpretarse la totalidad de dichos preceptos de
modo sistemático, a fin de hacer valer para los gobernados,
atento al principio pro homine o pro personae, la interpretación
más favorable que les permita el más amplio acceso a la
impartición de justicia.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL SEXTO CIRCUITO

VI.1o.A.15 K (10a.)

Amparo directo 31/2012.- Inmobiliaria Cinerest, S.A. de C.V.-


11 de abril de 2012.- Unanimidad de votos.- Ponente:
Francisco Javier Cárdenas Ramírez.- Secretario: Alejandro
Andraca Carrera.

Amparo directo 68/2012.- Jaime Carriles Medina.- 18 de abril


de 2012.- Unanimidad de votos.- Ponente: Francisco Javier
Cárdenas Ramírez.- Secretaría: Angélica Torres Fuentes.

Nota: La tesis de jurisprudencia 2a./J. 192/2007 citada, aparece


publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Novena Época, Tomo XXVI, octubre de 2007, página
209.‖

En este orden de ideas, para que el procedimiento que prevé el


artículo 69-B, quinto párrafo, del CFF no violentara los artículos
8°.1 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, también conocida como ―Pacto de San José‖, el
procedimiento que prevé el mismo debería ser resuelto por una
autoridad INDEPENDIENTE E IMPARCIAL de la que instauró
el procedimiento, es decir, para lograr un equilibrio más
efectivo y asertivo entre las finanzas públicas y los derechos
fundamentales de los contribuyentes, debería preverse un
esquema análogo a la figura del JUEZ DE CONTROL en
términos del artículo 16 de la Constitución Federal reformada el
día 18 de junio del 2008, mismo que establece a la letra:

122 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

―Los Poderes Judiciales contarán con jueces de control que


resolverán, en forma inmediata, y por cualquier medio, las
solicitudes de medidas cautelares, providencias precautorias y
técnicas de investigación de la autoridad, que requieran control
judicial, garantizando los derechos de los indiciados y de las
víctimas u ofendidos. Deberá existir un registro fehaciente
de todas las comunicaciones entre jueces y Ministerio
Público y demás autoridades competentes‖.

El esquema consistiría en un JUEZ DE CONTROL FISCAL, el


cual sea parte de la estructura orgánica del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa ahora Tribunal Federal de
Justicia Administrativa mediante una estructura técnica y
operativa independiente a las Salas Regionales, cuidando el
grado de imparcialidad de estas, cuyas funciones, al menos
para el caso que nos ocupa, sea la revisión de la Prudencia
1
Constitucional del ejercicio de la facultad anulatoria a cargo
del SAT.

Esto generaría (1) que se reintegre el principio de división de


poderes, (2) se armonice la protección de los derechos
fundamentales del contribuyente y (3) se legitime el ejercicio de
la facultad anulatoria a cargo de la autoridad hacendaria en
aras de una mayor asertividad, efectividad y productividad en el
combate y obtención de mayor recaudación, respetando el

1
―Prudencia Constitucional, todo servidor público hacendario debe
cumplir a cabalidad, con el objeto de ponderar el cumplimiento de la
obligación constitucional de contribuir a los gastos públicos de
manera proporcional y equitativa, frente y en oposición aparente a los
derechos fundamentales de certeza jurídica y presunción de
inocencia propios del contribuyente, en base a la violación de la
división de poderes, el artículo 69-B del CFF produce la presunción
de inexistencia de las operaciones amparadas en un comprobante
fiscal, si el contribuyente al emitirlo, no cuenta con activos, personal,
infraestructura, capacidad material o está ilocalizable; para arribar a
una conclusión-solución-reflexión final consistente en que la facultad
de referencia, por su propia naturaleza (per se) puede ser arbitraria,
pero aún más su ejercicio, al potencializarse su uso indebido, por ello
la necesidad de un control judicial; lo anterior por ser contrario a la
Prudencia Constitucional resultante de la aplicación de la siguiente
fórmula jurídica:
AΣ3C´s= Prudencia Constitucional, es decir: ―La Armonización de
la sumatoria de los factores Casuísticos-Constitucionales-
Convencionales da como resultado una Prudencia
Constitucional‖

Artículo 69-B del CFF 123


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

principio de pesos y contrapesos (checks and balances) que


deben existir para el fortalecimiento del Estado Constitucional
de Derecho.

A detalle esta idea implica que el Juez de Control Fiscal tome


el control y tutela judicial del derecho fundamental de audiencia
y debido proceso del contribuyente dentro y a partir del proceso
ad hoc contenido en el artículo 69-B del C.F.F., de esta
manera, se lleva a cabo y se califica a priori y por un tercero
imparcial, el proceso para desvirtuar la inexistencia de la
operación contenida en el comprobante fiscal a cargo del
contribuyente, a través de criterios jurisprudenciales aplicados
por el Juez, y así, se respetarían los artículos 8°.1 y 25 de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos, también
conocida como ―Pacto de San José‖.

En términos legislativos y haciendo efectiva la Prudencia


Constitucional, el artículo 69-B del CFF debería estar de la
siguiente manera:

―Artículo 69-B.- Cuando la autoridad fiscal detecte que un


contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar
con los activos, personal, infraestructura o capacidad material,
directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan tales
comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se
encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de las
operaciones amparadas en tales comprobantes.

En este supuesto, procederá a notificar a los contribuyentes


que se encuentren en dicha situación a través de su buzón
tributario, de la página de internet del Servicio de
Administración Tributaria, así como mediante publicación en el
Diario Oficial de la Federación, con el objeto de que aquellos
contribuyentes, puedan ejercitar optativamente, ante el Juez
de Control Fiscal o la propia autoridad fiscal, lo que a su
derecho convenga y aportar la documentación e información y
demás medios probatorios que consideren pertinentes para
desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad fiscal a
notificarlos.

Para ello, los contribuyentes interesados contarán con un plazo


de quince días contados a partir de la última de las
notificaciones que se hayan efectuado. Transcurrido dicho
plazo, el Juez de Control Fiscal o la propia autoridad fiscal, en
un plazo que no excederá de cinco días, valorará las pruebas y
defensas que se hayan hecho valer y emitirá la resolución, la
cual no admitirá medio de defensa legal ordinario, de haberse

124 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

pronunciado el Juez de Control Fiscal y notificará de la misma


a las partes; la autoridad fiscal notificará su resolución a los
contribuyentes respectivos a través del buzón tributario y
publicará un listado en el Diario Oficial de la Federación y en la
página de internet del Servicio de Administración Tributaria,
únicamente de los contribuyentes que no hayan desvirtuado los
hechos que se les imputan o bien haya sido desfavorable la
resolución del Juez de Control Fiscal y, por tanto, se
encuentran definitivamente en la situación a que se refiere el
primer párrafo de este artículo. En ningún caso se publicará
este listado antes de los treinta días posteriores a la
notificación de la resolución.

Los efectos de la publicación de este listado serán considerar,


con efectos generales, que las operaciones contenidas en los
comprobantes fiscales expedidos por el contribuyente en
cuestión no producen ni produjeron efecto fiscal alguno.

Las personas físicas o morales que hayan dado cualquier


efecto fiscal a los comprobantes fiscales expedidos por un
contribuyente incluido en el listado a que se refiere el párrafo
tercero de este artículo, contarán con treinta días siguientes al
de la citada publicación, para que, optativamente, acrediten
ante el Juez de Control Fiscal, que efectivamente adquirieron
los bienes o recibieron los servicios que amparan los citados
comprobantes fiscales, o bien procederán en el mismo plazo a
corregir su situación fiscal ante la autoridad fiscal, mediante la
declaración o declaraciones complementarias que
correspondan, mismas que deberán presentar en términos de
este Código.

En caso de que la autoridad fiscal, en uso de sus facultades de


comprobación, detecte que una persona física o moral no
acreditó la efectiva prestación del servicio o adquisición de los
bienes, o no corrigió su situación fiscal, en los términos que
prevé el párrafo anterior, determinará el o los créditos fiscales
que correspondan. Asimismo, las operaciones amparadas en
los comprobantes fiscales antes señalados se considerarán
como actos o contratos simulados para efecto de los delitos
previstos en este Código‖.

De lo anterior, no cabe la menor duda que entroncaría y


existiría un mejor ejercicio de justicia para todos los
involucrados, al armonizarse el ejercicio de la facultad
anulatoria contra el principio de Presunción de Inocencia del
contribuyente, en virtud de que el Juez de Control Fiscal
integrante del TFJA, aplicará lineamientos claros y
objetivos derivados de criterios jurisprudenciales al
momento de decidir, a saber:

Artículo 69-B del CFF 125


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

1) Como regla de trato procesal;


2) Como regla probatoria; y
3) Como estándar probatorio o regla de juicio.

Como se aprecia, al momento de valorar los elementos de


convicción en los que se sustenta el ejercicio de la facultad
anulatoria, un tercero imparcial [con lo que se respetarían los
artículos 8°.1 y 25 de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos, también conocida como ―Pacto de San
José‖] en este caso el Juez de Control Fiscal, verificará que los
elementos de prueba, reúnan las condiciones para ser
consideradas como tales, que produzcan indicios suficientes
para desvanecer la presunción de inocencia, asimismo se
cerciorará de que están desvirtuadas las hipótesis de inocencia
e igualmente descartará la existencia de contraindicios que den
lugar a una duda razonable sobre la que se atribuye al
2
contribuyente por parte del SAT.

Época: Décima Época


Registro: 2009369
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 19, Junio de 2015, Tomo III
Materia(s): Constitucional
Tesis: II.1o.T.29 L (10a.)
Página: 1933

ACCESO EFECTIVO A LA JUSTICIA Y DEBIDO PROCESO


LEGAL. SE DEBEN GARANTIZAR ESTOS DERECHOS AUN
CUANDO NO SE ESTÉ EN PRESENCIA DE UN PROCESO
CONTENCIOSO, COMO ES LA RATIFICACIÓN DE UN
CONVENIO DE TERMINACIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL
EN TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 33 DE LA LEY FEDERAL
DEL TRABAJO. La Corte Interamericana de Derechos
Humanos estableció, entre otros, en el "Caso Baena Ricardo y
otros vs. Panamá", que la aplicación de las garantías judiciales
no se limita a los recursos judiciales en sentido estricto, "sino al

2
―PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. AL SER UN PRINCIPIO
APLICABLE AL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO
SANCIONADOR, LAS SALAS DEL TRIBUNAL FEDERAL DE
JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA DEBEN UTILIZAR UN
MÉTODO DE VALORACIÓN PROBATORIO ACORDE CON ÉL”.
Tesis Aislada, Cuarto Tribunal Colegiado de Circuito del Centro
Auxiliar de la Tercera Región, Décima Época, Mayo 2014, Pág. 2096.‖

126 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

conjunto de requisitos que deben observarse en las instancias


procesales" a efecto de que las personas estén en condiciones
de defender adecuadamente sus derechos ante cualquier tipo
de acto del Estado que pueda afectarles, es decir, cualquier
actuación u omisión de los órganos estatales dentro de un
proceso, sea administrativo sancionatorio o jurisdiccional, debe
respetar el debido proceso legal. Ahora bien, el objetivo del
artículo 33 de la Ley Federal del Trabajo es que la autoridad
laboral vigile que no exista renuncia de derechos del trabajador
al celebrar un convenio, dado el principio de irrenunciabilidad
que impera en dicho artículo, el cual deriva de los principios
que tutela el artículo 123, apartado A, de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos, específicamente de
su fracción XXVII, conforme al cual se protege al trabajador
que se considera la parte débil del contrato o relación laboral;
luego, si el trabajador involucrado en la ratificación de un
convenio es de origen extranjero, esto es, se trata de un
trabajador migrante, con independencia de su situación
migratoria en el país, la autoridad laboral, de oficio, debe
cerciorarse si el trabajador extranjero entiende el idioma
español y, por ende, si comprende el alcance del acto jurídico
que está celebrando, dadas las diferencias culturales, idioma y
desconocimiento de la legislación mexicana, ello para
garantizar un efectivo acceso a la justicia, aun cuando no
se esté en presencia de un proceso contencioso
propiamente dicho, porque finalmente se trata de un
procedimiento ante una autoridad cuya finalidad es la
tutela de los derechos laborales, por lo que, en lo
conducente, debe observarse el debido proceso en lo que
atañe a las reglas que lo regulan.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO


DEL SEGUNDO CIRCUITO.

Amparo directo 407/2014. Dominique Francis Roger Le Marrec.


23 de marzo de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Arturo
García Torres. Secretaria: Maricruz García Enríquez.

Época: Novena Época


Registro: 200234
Instancia: Pleno
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo II, Diciembre de 1995
Materia(s): Constitucional, Común
Tesis: P./J. 47/95
Página: 133

FORMALIDADES ESENCIALES DEL PROCEDIMIENTO.


SON LAS QUE GARANTIZAN UNA ADECUADA Y

Artículo 69-B del CFF 127


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

OPORTUNA DEFENSA PREVIA AL ACTO PRIVATIVO. La


garantía de audiencia establecida por el artículo 14
constitucional consiste en otorgar al gobernado la oportunidad
de defensa previamente al acto privativo de la vida, libertad,
propiedad, posesiones o derechos, y su debido respeto impone
a las autoridades, entre otras obligaciones, la de que en el
juicio que se siga "se cumplan las formalidades esenciales del
procedimiento". Estas son las que resultan necesarias para
garantizar la defensa adecuada antes del acto de privación y
que, de manera genérica, se traducen en los siguientes
requisitos: 1) La notificación del inicio del procedimiento y
sus consecuencias; 2) La oportunidad de ofrecer y
desahogar las pruebas en que se finque la defensa; 3) La
oportunidad de alegar; y 4) El dictado de una resolución
que dirima las cuestiones debatidas. De no respetarse estos
requisitos, se dejaría de cumplir con el fin de la garantía de
audiencia, que es evitar la indefensión del afectado.

Amparo directo en revisión 2961/90. Opticas Devlyn del Norte,


S.A. 12 de marzo de 1992. Unanimidad de diecinueve votos.
Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretaria: Ma. Estela Ferrer
Mac Gregor Poisot.

Amparo directo en revisión 1080/91. Guillermo Cota López. 4


de marzo de 1993. Unanimidad de dieciséis votos. Ponente:
Juan Díaz Romero. Secretaria: Adriana Campuzano de Ortiz.

Amparo directo en revisión 5113/90. Héctor Salgado Aguilera. 8


de septiembre de 1994. Unanimidad de diecisiete votos.
Ponente: Juan Díaz Romero. Secretario: Raúl Alberto Pérez
Castillo.

Amparo directo en revisión 933/94. Blit, S.A. 20 de marzo de


1995. Mayoría de nueve votos. Ponente: Mariano Azuela
Güitrón. Secretaria: Ma. Estela Ferrer Mac Gregor Poisot.

Amparo directo en revisión 1694/94. María Eugenia Espinosa


Mora. 10 de abril de 1995. Unanimidad de nueve votos.
Ponente: Mariano Azuela Güitrón. Secretaria: Ma. Estela Ferrer
Mac Gregor Poisot.

El Tribunal Pleno en su sesión privada celebrada el veintitrés


de noviembre en curso, por unanimidad de once votos de los
ministros: presidente José Vicente Aguinaco Alemán, Sergio
Salvador Aguirre Anguiano, Mariano Azuela Güitrón, Juventino
V. Castro y Castro, Juan Díaz Romero, Genaro David Góngora
Pimentel, José de Jesús Gudiño Pelayo, Guillermo I. Ortiz
Mayagoitia, Humberto Román Palacios, Olga María Sánchez
Cordero y Juan N. Silva Meza; aprobó, con el número 47/1995
(9a.) la tesis de jurisprudencia que antecede; y determinó que

128 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

las votaciones de los precedentes son idóneas para integrarla.


México, Distrito Federal, a veintitrés de noviembre de mil
novecientos noventa y cinco.

Época: Décima Época


Registro: 2005716
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 3, Febrero de 2014, Tomo I
Materia(s): Constitucional
Tesis: 1a./J. 11/2014 (10a.)
Página: 396

DERECHO AL DEBIDO PROCESO. SU CONTENIDO. Dentro


de las garantías del debido proceso existe un "núcleo duro",
que debe observarse inexcusablemente en todo procedimiento
jurisdiccional, y otro de garantías que son aplicables en los
procesos que impliquen un ejercicio de la potestad punitiva del
Estado. Así, en cuanto al "núcleo duro", las garantías del
debido proceso que aplican a cualquier procedimiento de
naturaleza jurisdiccional son las que esta Suprema Corte de
Justicia de la Nación ha identificado como formalidades
esenciales del procedimiento, cuyo conjunto integra la "garantía
de audiencia", las cuales permiten que los gobernados ejerzan
sus defensas antes de que las autoridades modifiquen su
esfera jurídica definitivamente. Al respecto, el Tribunal en Pleno
de esta Suprema Corte de Justicia de la Nación, en la
jurisprudencia P./J. 47/95, publicada en el Semanario Judicial
de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo II,
diciembre de 1995, página 133, de rubro: "FORMALIDADES
ESENCIALES DEL PROCEDIMIENTO. SON LAS QUE
GARANTIZAN UNA ADECUADA Y OPORTUNA DEFENSA
PREVIA AL ACTO PRIVATIVO.", sostuvo que las
formalidades esenciales del procedimiento son: (i) la
notificación del inicio del procedimiento; (ii) la oportunidad de
ofrecer y desahogar las pruebas en que se finque la defensa;
(iii) la oportunidad de alegar; y, (iv) una resolución que dirima
las cuestiones debatidas y cuya impugnación ha sido
considerada por esta Primera Sala como parte de esta
formalidad. Ahora bien, el otro núcleo es identificado
comúnmente con el elenco de garantías mínimo que debe
tener toda persona cuya esfera jurídica pretenda
modificarse mediante la actividad punitiva del Estado,
como ocurre, por ejemplo, con el derecho penal,
migratorio, fiscal o administrativo, en donde se exigirá que
se hagan compatibles las garantías con la materia
específica del asunto. Por tanto, dentro de esta categoría de
garantías del debido proceso, se identifican dos especies: la
primera, que corresponde a todas las personas

Artículo 69-B del CFF 129


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

independientemente de su condición, nacionalidad, género,


edad, etcétera, dentro de las que están, por ejemplo, el
derecho a contar con un abogado, a no declarar contra sí
mismo o a conocer la causa del procedimiento sancionatorio; y
la segunda, que es la combinación del elenco mínimo de
garantías con el derecho de igualdad ante la ley, y que protege
a aquellas personas que pueden encontrarse en una situación
de desventaja frente al ordenamiento jurídico, por pertenecer a
algún grupo vulnerable, por ejemplo, el derecho a la
notificación y asistencia consular, el derecho a contar con un
traductor o intérprete, el derecho de las niñas y los niños a que
su detención sea notificada a quienes ejerzan su patria
potestad y tutela, entre otras de igual naturaleza.

Amparo en revisión 352/2012. 10 de octubre de 2012. Cinco


votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José
Ramón Cossío Díaz, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia, Olga
Sánchez Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo
Rebolledo. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario:
Mario Gerardo Avante Juárez.

Amparo directo en revisión 3758/2012. Maple Commercial


Finance Corp. 29 de mayo de 2013. Cinco votos de los
Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío
Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero de
García Villegas y Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente:
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Secretario: David García Sarubbi.

Amparo en revisión 121/2013. 12 de junio de 2013. Cinco votos


de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón
Cossío Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez
Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo Rebolledo.
Ponente: Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Secretaria: Cecilia
Armengol Alonso.

Amparo en revisión 150/2013. 10 de julio de 2013. Cinco votos


de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón
Cossío Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez
Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo Rebolledo.
Ponente: Jorge Mario Pardo Rebolledo. Secretaria: Mercedes
Verónica Sánchez Miguez.

Amparo directo en revisión 1009/2013. 16 de octubre de 2013.


Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea,
José Ramón Cossío Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga
Sánchez Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo
Rebolledo, quien reservó su derecho a formular voto
concurrente. Ponente: José Ramón Cossío Díaz. Secretario:
Julio Veredín Sena Velázquez.

130 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Tesis de jurisprudencia 11/2014 (10a.). Aprobada por la


Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha siete de
febrero de dos mil catorce.

Esta tesis se publicó el viernes 28 de febrero de 2014 a las


11:02 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por
ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 3
de marzo de 2014, para los efectos previstos en el punto
séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

Época: Décima Época


Registro: 2003017
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Libro XVIII, Marzo de 2013, Tomo 1
Materia(s): Constitucional
Tesis: 1a. LXXV/2013 (10a.)
Página: 881

DERECHO AL DEBIDO PROCESO. SU CONTENIDO. Dentro


de las garantías del debido proceso existe un "núcleo duro",
que debe observarse inexcusablemente en todo procedimiento
jurisdiccional, mientras que existe otro núcleo de garantías que
resultan aplicables en los procesos que impliquen un ejercicio
de la potestad punitiva del Estado. En cuanto al "núcleo duro",
las garantías del debido proceso que aplican a cualquier
procedimiento de naturaleza jurisdiccional son las que esta
Suprema Corte de Justicia de la Nación ha identificado como
formalidades esenciales del procedimiento, cuyo conjunto
integra la "garantía de audiencia"; las cuales permiten que los
gobernados ejerzan sus defensas antes de que las autoridades
modifiquen su esfera jurídica en forma definitiva. Al respecto, el
Tribunal en Pleno de esta Suprema Corte de Justicia de la
Nación en la jurisprudencia P./J. 47/95, de rubro:
"FORMALIDADES ESENCIALES DEL PROCEDIMIENTO.
SON LAS QUE GARANTIZAN UNA ADECUADA Y
OPORTUNA DEFENSA PREVIA AL ACTO PRIVATIVO.",
sostuvo que las formalidades esenciales del procedimiento son:
(i) la notificación del inicio del procedimiento; (ii) la
oportunidad de ofrecer y desahogar las pruebas en que se
finque la defensa; (iii) la oportunidad de alegar; y, (iv) una
resolución que dirima las cuestiones debatidas y cuya
impugnación ha sido considerada por esta Primera Sala
como parte de esta formalidad. Ahora bien, el otro núcleo es
comúnmente identificado con el elenco mínimo de garantías
que debe tener toda persona cuya esfera jurídica pretenda
modificarse mediante la actividad punitiva del Estado, como
ocurre, por ejemplo, con el derecho penal, migratorio, fiscal o
administrativo, en donde se exigirá que se hagan compatibles

Artículo 69-B del CFF 131


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

las garantías con la materia específica del asunto. Así, dentro


de esta categoría de garantías del debido proceso se
identifican dos especies: la primera, corresponde a todas las
personas independientemente de su condición, nacionalidad,
género, edad, etcétera, dentro de las que están, por ejemplo, el
derecho a contar con un abogado, a no declarar contra sí
mismo o a conocer la causa del procedimiento sancionatorio; la
segunda, resulta de la combinación del elenco mínimo de
garantías con el derecho de igualdad ante la ley, y protege a
aquellas personas que pueden encontrarse en una situación de
desventaja frente al ordenamiento jurídico, por pertenecer a
algún grupo vulnerable, por ejemplo, el derecho a la
notificación y asistencia consular, el derecho a contar con un
traductor o intérprete, el derecho de las niñas y niños a que su
detención sea notificada a quienes ejerzan su patria potestad y
tutela, entre otras de la misma naturaleza.

Amparo en revisión 352/2012. 10 de octubre de 2012. Cinco


votos. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario:
Mario Gerardo Avante Juárez.

Nota: La tesis de jurisprudencia P./J. 47/95 citada, aparece


publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Novena Época, Tomo II, diciembre de 1995, página
133.

Aunado a lo anterior, el artículo 69-B del CFF, es contrario a


la garantía de seguridad jurídica (la garantía de seguridad
jurídica implica que, en todo procedimiento que regule las
relaciones entre los gobernados y las autoridades, se
contengan los elementos mínimos para hacer valer los
derechos del gobernado, y evitar que las autoridades incurran
en arbitrariedades al ejercer sus facultades), prevista en el
artículo 16 de la CPEUM, por los siguientes motivos:

El décimo primer párrafo del artículo 16 Constitucional prevé


que la autoridad administrativa puede exigir la exhibición de
libros y papeles indispensables para comprobar que los
particulares han acatado las disposiciones fiscales. En este
sentido, las autoridades fiscales sólo pueden emitir los actos de
molestia que, en función de la obligación constitucional de los
gobernados de contribuir para los gastos públicos, tiendan a
verificar el cumplimiento de esa obligación.

Es decir, los actos de molestia de las autoridades fiscales, de


acuerdo con la Constitución Federal, deben guardar relación
con la comprobación del pago de los tributos a que están
obligados los particulares.
132 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Así pues, el precepto legal que nos ocupa contraviene la


garantía de seguridad jurídica prevista en el artículo 16 de la
CPEUM, pues faculta a la autoridad fiscal para en primer
término presumir la inexistencia de las operaciones
amparadas con comprobantes fiscales, y en segundo
término pretender que se le proporcione diversa
información y/o documentación propiedad de los
particulares, sin que ese acto de molestia guarde relación
alguna con su obligación de contribuir a los gastos
públicos.

Para robustecer lo anterior, citó por analogía la tesis del Pleno


CLV/2000, que es del tenor siguiente:

“FISCALIZACIÓN. LA SOLICITUD DE INFORMACIÓN O


DOCUMENTACIÓN PREVISTA POR EL ARTÍCULO 42-A
(VIGENTE A PARTIR DEL UNO DE ENERO DE MIL
NOVECIENTOS NOVENTA Y OCHO), DEL CÓDIGO FISCAL
DE LA FEDERACIÓN, PARA PLANEAR Y PROGRAMAR
LOS ACTOS RELATIVOS, VIOLA LA GARANTÍA DE
SEGURIDAD JURÍDICA CONSAGRADA EN EL ARTÍCULO
16 CONSTITUCIONAL. La garantía de seguridad jurídica que
se contiene en el artículo 16, párrafo primero, de la
Constitución Federal implica, en principio, que ningún
gobernado puede ser molestado sino a través de un
mandamiento escrito de autoridad competente, en el que se
funde y motive la causa legal del procedimiento. Sin embargo,
el legislador no puede facultar a cualquier autoridad para emitir
todo tipo de actos de molestia, sino que está obligado a hacerlo
dentro de las facultades y límites que impone el marco jurídico
al que debe sujetarse cada autoridad, en función de las
obligaciones que correlativamente tienen los gobernados; de
ahí que tratándose de las autoridades fiscales, el legislador
sólo puede facultar a éstas para emitir los actos de molestia
que, en función de la obligación constitucional de los
gobernados de contribuir para los gastos públicos, tiendan a
verificar su cumplimiento, pues sólo en relación con ésta se
justifican sus facultades e incluso su existencia. En
congruencia con lo anterior, es de estimarse que el referido
artículo 42-A del Código Fiscal de la Federación, al facultar a
las autoridades fiscales para solicitar a los contribuyentes,
responsables solidarios o terceros, datos, informes o
documentos, con el fin de planear y programar actos de
fiscalización, sin que se cumpla con lo dispuesto por las
fracciones IV a IX del artículo 48 del propio código y sin que tal
solicitud signifique que las citadas autoridades estén iniciando
el ejercicio de sus facultades de comprobación, viola la

Artículo 69-B del CFF 133


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

garantía constitucional de referencia. Ello es así, porque el


citado artículo 42-A permite que el contribuyente sea
molestado por las autoridades fiscales, sin que el acto de
molestia guarde relación alguna con su obligación de
contribuir a los gastos públicos. Esto es, si las facultades
de las autoridades fiscales sólo se justifican en función de
la obligación constitucional de los gobernados de
contribuir a los gastos públicos y si la solicitud de datos,
informes o documentos a los contribuyentes, responsables
solidarios o terceros no está encaminada a verificar el
cumplimiento de esa obligación, resulta inconcuso que el
aludido artículo 42-A del código tributario es violatorio de
3
la mencionada garantía de seguridad jurídica ‖.

Así las cosas, si las facultades de las autoridades fiscales sólo


se justifican en función de la obligación constitucional de los
gobernados de contribuir a los gastos públicos y si en el caso
en particular la pretensión de que se le proporcione diversa
información y/o documentación propiedad de los
particulares no está encaminada a verificar el cumplimiento de
esa obligación –se dice ello puesto que al contribuyente jamás
se le fincará crédito fiscal alguno en términos del numeral de
marras-, resulta inconcuso que el artículo 69-B del CFF es
violatorio de la garantía de seguridad jurídica consagrada en el
artículo 16 Constitucional, pues permite que el contribuyente
sea molestado por las autoridades fiscales, sin que el acto de
molestia guarde relación alguna con su obligación de
contribuir a los gastos públicos.

En otro orden, se reafirma la inconstitucionalidad del numeral


en estudio, el simple hecho de que el mismo no autoriza a la
autoridad fiscal a establecer crédito alguno, sino que para ello
éste tendría que determinarse en la resolución
correspondiente, una vez ejercida alguna de las facultades de
comprobación a las cuales se refiere el artículo 42 del
ordenamiento tributario en cita.

o Ahora bien, los contribuyentes que no hayan desvirtuado los


hechos que se les imputan, se publicarán en un listado en el
DOF y en la página de internet del SAT.

o No obstante lo anterior, el numeral 69-B, del CFF establece


de manera expresa que no se podrá publicar la lista

3
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, tomo XII,
septiembre de 2000, página 25.
134 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

señalada en el punto anterior, hasta que transcurran 30


(treinta) a la notificación de la resolución.

El plazo anterior es el plazo con que se contará en su momento


para presentar el Recurso de Revocación ante la
Administración Desconcentrada Jurídica competente,
señalando que a través del referido medio de defensa en su
caso, se volvería a plantear lo dicho en párrafos anteriores, es
decir, que sí está localizada, que sí contó con activos directos
o indirectos, como con personal directo o indirecto, para
poder prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan los comprobantes –conforme lo
establece el mismo dispositivo legal-, es decir, únicamente
demostrar que se contó con activos, personal, infraestructura o
capacidad material, DIRECTA o INDIRECTAMENTE.

En este orden ideas, el fondo del asunto, es decir, la real


existencia de los servicios prestados o la comercialización de
los bienes, quedará subjúdice.

8.5. ¿Todos los comprobantes fiscales que llegó


a emitir el contribuyente enlistado no producen
ni produjeron efecto fiscal alguno?
o Es de señalar que ya publicado el listado en el DOF y en la
página del SAT, tendrán efectos generales, que las
operaciones contenidas en los comprobantes fiscales
expedidos por el contribuyente en cuestión no producen ni
produjeron efecto fiscal alguno.

Vale la pena señalar en este punto que el Pleno de la Sala


Superior del entonces Tribunal Federal de Justicia Fiscal y
Administrativa ahora Tribunal Federal de Justicia Administrativa
concluyó al resolver el Juicio Contencioso Administrativo Núm.
1936/14-02-01-4/1054/15-PL-01-04, que para que una
resolución individual y/o definitiva emitida dentro del
procedimiento a que se refiere el artículo 69-B, del CFF cumpla
con los requisitos de fundamentación y motivación, de
conformidad con lo dispuesto por los artículos 16 de la CPEUM
y 38, fracción IV, del CFF, se debe de señalar por la H.
Autoridad Fiscal por qué ejercicio (período, mes, año, etc.)
presume o afirma que la empresa emitió comprobantes
fiscales por operaciones simuladas, además de precisar el
número de factura, su fecha, el concepto que amparan, el
monto y respecto de qué contribuyentes fueron emitidos,

Artículo 69-B del CFF 135


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

así como el Registro Federal de Contribuyentes de estos,


situación que en diversos casos no acontece.

Ahora bien, no obstante el párrafo cuarto del artículo 69-B del


CFF refiera que la publicación del listado en el DOF y en la
página del SAT, tendrá efectos generales, que las
operaciones contenidas en los comprobantes fiscales
expedidos por el contribuyente en cuestión no producen ni
produjeron efecto fiscal alguno, ello no quiere decir que
TODOS LOS COMPROBANTES FISCALES QUE LLEGÓ A
EMITIR EL CONTRIBUYENTE ENLISTADO no producen ni
produjeron efecto fiscal alguno, ya que tal situación únicamente
es respecto de las operaciones que fueron amparadas en los
comprobantes fiscales emitidos sin contar con los activos,
personal, infraestructura o capacidad material directa o
indirecta, para prestar los servicios o producir, comercializar o
entregar los bienes que amparan tales comprobantes,
realizadas con clientes específicos e identificados tanto en
la resolución individual y definitiva que se le notificó a las
citadas empresas, es decir fue exclusivamente por ciertas
operaciones y periodos.

Para aclarar lo señalado en párrafo que antecede, es de partir


señalando que el referido numeral 69-B del CFF se compone
de tres (3) partes:

La primera (dispuesta por los tres iniciales párrafos), regula el


procedimiento y consecuencia para los contribuyentes que hay
estado emitiendo comprobantes fiscales sin contar con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material, para
prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los
bienes que amparan tales comprobantes, sujetos a los que se
les conoce como Empresas que Facturan operaciones
Simuladas [EFOS].

La segunda, situada en el cuarto párrafo del mismo artículo, se


refiere al cese general de efectos fiscales de las operaciones
contenidas en los comprobantes expedidos por el contribuyente
EFOS en cuestión.

La tercera parte contenida en los dos últimos párrafos de este


artículo se dirige a las personas físicas y morales que hayan
dado cualquier efecto fiscal a los comprobantes expedidos por
un contribuyente EFOS incluido en una de las listas definitivas,

136 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

personas físicas o morales a las que se les conoce como


Empresas que Deducen Operaciones Simuladas [EDOS].

Ahora bien, si interpretamos de manera aislada y particular los


señalado en los párrafos cuarto al sexto, en el sentido de que
una vez publicado el EFOS en una de las listas definitivas, su
efecto general es que todas las operaciones contenidas en
cualquier comprobantes fiscal expedido en cualquier tiempo por
dichos EFOS, no producen ni produjeron efecto fiscal alguno;
es lógico suponer que, todas aquellas personas física o moral
que hayan dado, precisamente, cualquier efecto fiscal a
cualquiera de los comprobantes fiscales expedidos por el
EFOS, se convierte en automático en un EDOS, situación que
lo coloca en el deber jurídico de acreditar ante la propia
autoridad que adquirieron los bienes o recibieron los servicios
que amparan los citados comprobantes bajo el entendido de
que si no lo hicieran así o bien, no autocorrigieran su situación
fiscal, una vez ejercidas las facultades de comprobación, la
autoridad fiscal emitirá el crédito fiscal correspondiente.

En efecto, si analizamos de esta forma aislada los párrafos


citados, estaríamos afirmando que basta con la publicación del
nombre o la razón social de un contribuyente (EFOS) en una
lista definitiva, para que todos y cada uno de sus clientes
(EDOS) que le hayan dado efecto fiscal a cualquiera de los
comprobantes emitidos por el primero, tengan la obligación de
autocorregirse o bien acreditar la efectiva realización de las
operaciones amparadas con esos comprobantes.

Sin embargo, dicho análisis no debe de ser de manera


aislada, sino por el contrario, como se acreditara a
continuación, debe realizarse de forma sistemática, es decir, se
debe de analizar de los párrafos cuarto al sexto conjuntamente
con lo enunciado en los tres párrafos procedentes.

Vale la pena señalar en este punto que la interpretación


sistemática debe entenderse como aquella que busca extraer
del texto de la norma un enunciado cuyo sentido sea acorde
con el contenido general del ordenamiento al que pertenece,
procurando que el significado encontrado atienda al conjunto
de normas o sistema del que forma parte.

Época: Octava Época


Registro: 207014
Instancia: Tercera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Artículo 69-B del CFF 137
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Fuente: Semanario Judicial de la Federación


Tomo VII, Abril de 1991
Materia(s): Administrativa
Tesis: 3a./J. 18/91
Página: 24

LEYES FISCALES. LA INTERPRETACION SISTEMATICA DE


SUS NORMAS NO CONTRAVIENE LOS PRINCIPIOS DE
INTERPRETACION Y APLICACION ESTRICTA Y DE
LEGALIDAD QUE RIGEN EN DICHA MATERIA. Si bien es
cierto que la interpretación y aplicación de las normas
impositivas es estricta, también es cierto que resultaría
imposible interpretar cada precepto considerándolo fuera del
contexto normativo del que forma parte, ya que de ser así,
cualquier intento estricto de interpretación resultaría infructuoso
para determinar el sentido y alcance de las normas. Toda
norma requiere de una interpretación, aunque sea literal, sin
importar su rango, ya sea constitucional, legal, reglamentario,
contractual o de cualquier otra índole, y un principio de
hermenéutica obliga a interpretar los preceptos jurídicos en
función a los demás que integran el ordenamiento al que
pertenecen, y en función a los demás ordenamientos que
integran un determinado régimen jurídico; sin que ello implique
que en materia impositiva una interpretación estricta pero al fin
y al cabo interpretación, vaya a obligar al sujeto pasivo de la
norma tributaria al pago de contribuciones no establecidas en
las leyes fiscales. En consecuencia, interrelacionar las
normas de manera sistemática no viola el principio de
interpretación y aplicación estricta que rige la materia
fiscal, ni el principio de legalidad que prevalece en dicha
materia, de acuerdo con el artículo 31, fracción IV,
constitucional.

Amparo en revisión 2825/88. Sanko Industrial, S.A. de C.V. 8


de octubre de 1990. Unanimidad de cuatro votos. Ausente:
Mariano Azuela Güitrón. Ponente: Salvador Rocha Díaz.
Secretario: José Pastor Suárez Turnbull.

Amparo en revisión 1825/89. Rectificaciones Marina, S. A. de


C.V. 23 de noviembre de 1990. Cinco votos. Ponente: Salvador
Rocha Díaz. Secretario: José Pastor Suárez Turnbull.

Amparo en revisión 1720/90. Administraciones y


Coordinaciones, S.A. de C.V. 13 de diciembre de 1990. Cinco
votos. Ponente: Salvador Rocha Díaz. Secretario: José Pastor
Suárez Turnbull.

Amparo en revisión 2217/90. Proveedores de Servicios Equipo


y Materiales, S.A. 11 de marzo de 1991. Unanimidad de cuatro

138 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

votos. Ponente: Salvador Rocha Díaz. Secretario: Abraham


Calderón.

Amparo en revisión 873/89. Explosivos Mexicanos, S.A. de


C.V. 8 de abril de 1991. Unanimidad de cuatro votos. Ponente:
Salvador Rocha Díaz. Secretario: José Pastor Suárez Turnbull.

Tesis de Jurisprudencia 18/91 aprobada por la Tercera Sala de


este alto Tribunal en sesión privada celebrada el quince de abril
de mil novecientos noventa y uno. Unanimidad de cuatro votos
de los señores ministros: Presidente Salvador Rocha Díaz,
Mariano Azuela Güitrón, Sergio Hugo Chapital Gutiérrez y José
Antonio Llanos Duarte.

En este orden de ideas, los párrafos cuarto al sexto del artículo


69-B, del CFF, es decir, la declaratoria general de cese de
efectos de los comprobantes, así como el procedimiento del
EDOS, debe interpretarse NO DE MANERA AISLADA, sino
junto con los primeros tres párrafos que regulan el
procedimiento del EFOS, pues es de este primer procedimiento
(el del EFOS) del que se desprenden las consecuencias y
transcendencias de los otros dos, por lo que las mismas no
pueden ser comprendidas fuera del contexto general al que
pertenecen.

Esta vinculación a que nos referimos, es decir, entre las tres


partes de la norma jurídica (EFOS, EDOS y cese de efectos
generales), encuentra su explicación en que el procedimiento
dirigido al EFOS forma parte integrante de un todo (artículo 69-
B del CFF), por lo que no puede tener un significado o
consecuencia distinta de los otros dos procedimientos o partes
de la norma, y aún menos ser contradictorio; pues el conjunto
de preceptos y estipulaciones de dicho artículo no pueden
concebir como una simple acumulación de disposiciones o
procedimientos aislados, sino como un auténtico sistema.

Así, para que quede más claro lo que venimos diciendo en


párrafos anteriores, es decir, en cuando a que el numeral en
comento debe de interpretarse sistemáticamente, es de traer a
colación el primer párrafo del mismo, el cual literalmente señala
lo siguiente:

Artículo 69-B. Cuando la autoridad fiscal detecte que un


contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar
con los activos, personal, infraestructura o capacidad material,
directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan tales

Artículo 69-B del CFF 139


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se


encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de
las operaciones amparadas en tales comprobantes.

(Énfasis añadido).

A la luz de lo anterior, la norma jurídica le concede a la


autoridad hacendaria la facultad de presumir (de manera iuris
tantum) la inexistencia de ciertas operaciones amparadas en
comprobantes fiscales.

Como toda presunción legal, la prevista en este primer párrafo


del artículo 69-B, del CFF, no libera totalmente a la autoridad
de la necesidad de comprobar algún elemento o hecho base
previo a la aplicación de la presunción. Siendo en este caso
indispensable que la autoridad acredite plenamente que
detectó (en el ejercicio de sus facultades de comprobación, que
como se desprende de las resoluciones que la empresa
proveedora de mi mandante no aconteció en la especie), que
un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar
con los activos, personal, infraestructura o capacidad material,
para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan tales comprobantes, o bien que se
encuentra no localizado, para encontrarse en la posibilidad
legal de presumir la inexistencia de las operaciones amparadas
en tales comprobantes.

Hasta aquí cabe preguntarnos directamente:

¿Mediante la aplicación de la presunción prevista en el párrafo


primero del artículo 69-B del CFF, qué operaciones son las que
la ley presume como inexistentes?

a) Todas aquellas que a lo largo de su vida jurídica haya


efectuado el contribuyente al que se le detectó el hecho
base, sin importar con qué cliente se realizaron, ni en
que comprobantes fiscales se ampararon; o,

b) Solo aquellas operaciones que fueron amparadas en


los comprobantes fiscales emitidos sin contar con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material
directa o indirecta, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan tales
comprobantes, realizadas con clientes específicos e
identificados.

140 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Sin ninguna duda la respuesta correcta es “b)”, pues la norma


jurídica solo se refiere a hechos concretos y particulares como
son la emisión de tales o cuales comprobantes sin contar con
los activos, personal, infraestructura o capacidad material; sin
que en ninguna parte refiera que se trata de la totalidad de las
operaciones realizadas por dicho contribuyente (EFOS).

Robustece lo dicho hasta aquí, el hecho de que la Autoridad


Fiscal a la luz de lo dispuesto tanto por el segundo párrafo del
propio artículo 69-B en cuestión, como por la regla 1.4. de la
RMF para 2018, ha estado emitiendo oficios particulares a los
contribuyentes ubicados en este supuesto jurídico, indicándoles
con precisión y detalle, que operaciones fueron las detectadas,
que número de comprobantes fiscal es el que las contiene, con
que cliente o clientes realizó cada una de esas operaciones
detectadas, en qué fecha y porque montos las realizó, así
como los elementos materiales y de comprobación que le
llevaron a afirmar que los mismos fueron emitidos sin contar
con los activos, personal, infraestructura o capacidad material
para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan precisamente esos comprobantes.

Así, lo anterior nos lleva a concluir de primera instancia que la


autoridad sí se refiere en concreto a ciertas operaciones
detectadas y amparadas en ciertos comprobantes fiscales, por
lo que de inmediato rechaza la idea de que la presunción
prevista en el párrafo primero se refiera a la inexistencia de la
totalidad de las operaciones realizadas por el presunto EFOS
en cualquier época, momento o cliente.

En efecto, el segundo párrafo del artículo 69-B, del CFF precisa


lo siguiente:

En este supuesto, procederá a notificar a los contribuyentes


que se encuentren en dicha situación a través de su buzón
tributario, de la página de internet del Servicio de
Administración Tributaria, así como mediante publicación en el
Diario Oficial de la Federación, con el objeto de que aquellos
contribuyentes puedan manifestar ante la autoridad fiscal
lo que a su derecho convenga y aportar la documentación
e información que consideren pertinentes para desvirtuar
los hechos que llevaron a la autoridad a notificarlos. Para
ello, los contribuyentes interesados contarán con un plazo de
quince días contados a partir de la última de las notificaciones
que se hayan efectuado.

(Énfasis añadido)
Artículo 69-B del CFF 141
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

En el mismo tenor de ideas, la regla 1.3 de la RMF para 2015


regula:

―Para los efectos del artículo 69-B, segundo párrafo del CFF,
respecto de la notificación por buzón tributario, cuando las
autoridades fiscales presuman la inexistencia o simulación de
operaciones amparadas en comprobantes fiscales emitidos por
los contribuyentes, notificarán un oficio individual mediante el
cual se informará a cada contribuyente que se encuentre en
dicha situación.

Asimismo, la autoridad fiscal emitirá los oficios que contengan


la relación de los contribuyentes que presuntamente se
ubicaron en los supuestos previstos en el artículo 69-B, primer
párrafo del CFF, a fin de que sean notificados a través del
Portal del SAT y en el DOF, de conformidad con lo dispuesto
en el segundo párrafo del citado artículo.

Los contribuyentes podrán manifestar a través del buzón


tributario dentro de los quince días contados a partir de la
última de las notificaciones a que se refiere el artículo 69-B,
segundo párrafo del CFF, lo que a su derecho convenga y
aporten la documentación e información que consideren
pertinente para desvirtuar los hechos notificados, observando
lo que para tal efecto dispone la ficha de trámite 156/CFF
―Informe y documentación que deberá contener la
manifestación con la cual se desvirtúe la presunción del artículo
69-B del Código Fiscal de la Federación‖, contenida en el
Anexo 1-A.

…‖

Como claramente podrá advertirse, ambas normas le imponen


a la autoridad fiscal la obligación jurídica de notificarle al
presunto EFOS una resolución individual que cumpla con los
parámetros de fundamentación y motivación a que se refiere el
artículo 38, fracción IV, del CFF, dándole a conocer los
pormenores y los hechos que le llevaron a dicha autoridad a
considerar la presunta inexistencia de alguna de sus
operaciones celebradas con determinados clientes.

Por ello, si la empresa inmiscuida en el procedimiento realizó


un sin número de operaciones, más sin embargo la autoridad,
en cada una de las resoluciones que le notifico únicamente
hizo referencia a alguna de esas operaciones realizadas a lo
largo de su vida jurídico-fiscal, es decir, relaciono el número de
comprobante, fecha del mismo, nombre del cliente, cantidad de

142 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

la referida operación, se tiene que únicamente dichas


operaciones fueron las únicas que la autoridad consideró
presuntivamente como inexistentes, es decir, no fueron
todas las operaciones que a lo largo de su existencia llevaron a
cabo las empresas de marras las que están siendo
cuestionadas.

Así, como ya se señaló en líneas atrás, la presunción


contemplada en el primer párrafo del artículo 69-B del CFF,
consiste en estimar como inexistentes las operaciones
amparadas en los comprobantes emitidos por un contribuyente
en los que la autoridad haya detectado que fueron librados sin
contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad
material, para realizarlos. Luego entonces, la inexistencia de
las operaciones es un hecho presumido, siendo este último la
carencia detectada de activos, personal, infraestructura o
capacidad material para realizar dichas operaciones, por lo
tanto, para poder desvirtuar los hechos imputados por la
autoridad en el oficio individual, el presunto EFOS tendrá que
combatir tanto el hecho base, como el hecho presumido en
tanto que éste admite prueba en contrario. En este sentido el
EFOS se debe de avocar a demostrar que la afirmación de la
autoridad en el sentido de que carece de activos, personal o
infraestructura es falsa (hecho base); o bien, que pese a dicha
carencia realizó efectivamente el servicio que se presume
inexistente (hecho presunto), es decir, que si realizo las
operaciones amparadas con los comprobantes que emitido
respecto a los clientes enlistados en el referido oficio individual.

Lo anterior nos lleva a concluir que no es necesario que el


presunto EFOS demuestre una a una la materialización de
todas las operaciones que a lo largo de su vida jurídico-
fiscal haya realizado, sino que solo tiene que desvirtuar los
hechos que específicamente se le imputan dentro del oficio
particular.

Comparte lo señalado en párrafos anteriores, lo señalado por la


PRODECON, dentro de su recomendación 13/2014 derivada
del expediente 05951-I-QRB-1103-2014, del 26 de septiembre
de 2014; mismo que en la parte que nos interesa refiere:

―…es de explorado derecho que el que afirma está obligado a


probar y que para respetar la garantía de debido proceso legal,
resulta indispensable que si la autoridad parte de una
presunción prevista en la ley, ésta sólo deberá ser desvirtuada
por el contribuyente en cuanto a los datos, hechos y elementos
Artículo 69-B del CFF 143
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

que le hayan servido a la autoridad para configurar la


presunción en la resolución provisional con la que inicia el
procedimiento aludido y a la que se refiere el segundo párrafo
del artículo 69-B del CFF.

En otras palabras, cuando el contribuyente acuda, como lo


dispone el segundo párrafo del artículo en comento a
manifestar ante la autoridad fiscal lo que a su derecho
convenga y a aportar la documentación e información que
considere pertinente, sólo podrá argumentar y acreditar en
relación con los hechos específicos que, como lo dice el propio
texto legal ―llevaron a la autoridad a notificarlos‖. De este modo,
se insiste por esta Procuraduría, en que a lo único a que podrá
estar obligado el contribuyente sujeto a este procedimiento
extraordinario es a desvirtuar los hechos específicos en que se
hizo consistir la presunción.

Por otra parte, esta Procuraduría quiere dejar claro que, en su


opinión, el nuevo artículo 69-B del CFF no faculta EN NINGÚN
CASO a las autoridades para obligar al contribuyente a quien
se le inicia el procedimiento respectivo, a practicarse una
especie de auto-auditoría, a través de la cual, por una mera
presunción, en este caso, dependiente únicamente de la falta
de presentación de una declaración, se vea obligado el
contribuyente, fuera del ejercicio de facultades de
comprobación, a exhibir, como se pretende en la resolución
número 500-02-2014-8182, de fecha 3 de marzo de 2014, toda
su contabilidad y documentación comprobatoria.

…‖

Asimismo resultan ilustrativos a lo plasmado en el presente


trabajo de análisis los siguientes criterios emitidos por la
PRODECON:

2/2016/CTN/CS-SASEN (Aprobado 2da. Sesión Ordinaria


26/02/2016)

OPERACIONES INEXISTENTES. NO PRECLUYE EL


DERECHO DEL RECEPTOR DE LOS COMPROBANTES
FISCALES PARA ACREDITAR LA REALIZACIÓN DE LAS
MISMAS, UNA VEZ QUE HAN TRANSCURRIDO LOS 30
DÍAS PREVISTOS EN EL PÁRRAFO QUINTO DEL
ARTÍCULO 69-B DEL CFF. La carta invitación a través de la
cual la autoridad fiscal exhorta al contribuyente a regularizar su
situación fiscal, con el objeto de que elimine los efectos fiscales
que en su momento dio a los comprobantes que le fueron
expedidos por alguno de sus proveedores, cuyos datos fueron
144 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

publicados en el listado definitivo a que se refiere el cuarto


párrafo del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación
(CFF), por no haber acreditado ante dicha autoridad que sí
llevó a cabo las operaciones que se estimaron inexistentes con
su proveedor; en opinión de esta Procuraduría, no constituye el
medio idóneo para desestimar las operaciones que el
contribuyente receptor de los comprobantes afirma sí llevó a
cabo con el contribuyente publicado en el referido listado. Por
tanto, esta Procuraduría considera que el que un contribuyente
quede incluido en forma definitiva en el listado previsto en el
tercer párrafo del artículo 69-B del CFF como emisor de
comprobantes fiscales por operaciones inexistentes, no debe
ocasionar el efecto automático de que al tercero le sean
desconocidas sus operaciones y, por ende, la deducción de las
cantidades amparadas por los comprobantes respectivos; pues
constituye un derecho fundamental de cualquier gobernado, el
que los actos de autoridad destinados a privarle de algún
derecho sigan el debido proceso, que comprende ser llamado
al procedimiento respectivo a través de una notificación
personal y directa. En ese sentido, si la autoridad fiscal
pretende desconocer ciertas operaciones, debe ejercer las
facultades de comprobación en términos de lo previsto en el
último párrafo del 69-B del CFF de manera directa con el
tercero afectado, con el objeto de que éste ofrezca pruebas y
alegue lo que a su derecho convenga para acreditar la
existencia de las operaciones, garantizando con ello su
derecho de audiencia. Razonar lo contrario, conduciría a una
interpretación excesiva y desproporcionada de la norma legal,
pues los terceros para no perder la oportunidad de acudir ante
el llamado de la autoridad, tendrían que estar revisando
permanentemente que dentro de los listados definitivos que -en
términos del artículo 69-B- publique el Servicio de
Administración Tributaria, no se incluya alguno de sus
proveedores, no sólo respecto de sus operaciones realizadas
dentro del ejercicio fiscal en curso, sino incluso de aquellas
celebradas en ejercicios anteriores.

Criterio sustentado en:


Consulta 147/2015.

8/2018/CTN/CS-SASEN (Aprobado 3ra. Sesión Ordinaria


26/03/2018)

OPERACIONES INEXISTENTES. DEL ARTÍCULO 69-B DEL


CFF, NO SE DESPRENDE QUE PREVEA LA PÉRDIDA DEL
DERECHO DE LOS RECEPTORES DE LOS CFDI PARA
DEMOSTRAR LA EFECTIVA REALIZACIÓN DE AQUÉLLAS.
Del análisis del texto, hipótesis y consecuencias jurídicas del
referido precepto, así como del estudio sistemático del Código
Fiscal de la Federación (CFF), se puede apreciar que existen

Artículo 69-B del CFF 145


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

tres momentos para que los contribuyentes que deducen


operaciones simuladas (EDOS) al recibir comprobantes fiscales
digitales por Internet (CFDI) de los contribuyentes publicados
en el listado definitivo del artículo 69-B (EFOS-Empresas que
facturan operaciones simuladas), puedan desvirtuar la
presunción de inexistencia de las operaciones que se amparan
en los CFDI. El primer momento es el establecido,
precisamente, en el quinto párrafo del artículo 69-B del CFF,
que señala que los terceros que hayan dado cualquier efecto
fiscal a dichos comprobantes, tendrán un plazo de treinta días
siguientes a la publicación del listado definitivo para demostrar
ante la autoridad que efectivamente adquirieron los bienes o
recibieron los servicios, o bien, que corrigieron su situación
fiscal. Sin embargo, en opinión de Prodecon, el no ejercer ese
derecho dentro del plazo aludido no implica que precluya
la posibilidad de hacerlo con posterioridad, toda vez que lo
cierto es que el EDO no ha sido notificado personal y
directamente dentro de un proceso que lo vincule a
demostrar dicha materialidad, sin que obste la publicación
del contribuyente emisor de los comprobantes en el Diario
Oficial de la Federación y en la página de internet del
Servicio de Administración Tributaria, ya que dicha
publicación no puede surtir efectos de notificación frente a
los terceros que recibieron esos comprobantes. El segundo
momento puede producirse cuando concluido el mencionado
plazo de treinta días, alguna autoridad emite una carta
invitación para que los contribuyentes aclaren su situación o
bien se regularicen. En este supuesto pueden ejercer el
derecho para acreditar dicha materialidad de las operaciones o
autocorregirse; empero si no lo hacen, en opinión de esta
Procuraduría, tampoco precluiría el derecho para demostrar
con posterioridad la efectiva materialidad, ya que dichas
cartas no representan un acto de afectación, tan es así que
la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha declarado
que no resultan impugnables por no constituir,
precisamente, un acto de autoridad. Finalmente, se estima
que el tercer y definitivo momento para que el contribuyente
pueda demostrar la materialidad de las operaciones declaradas
inexistentes, es cuando la autoridad ejerce en su contra
alguno de los procedimientos de fiscalización previstos en
las fracciones II, III y IX del artículo 42 del CFF;
consecuentemente, en opinión de Prodecon, la última
oportunidad que tienen las personas físicas o morales para
acreditar la referida materialidad se actualiza hasta que se
les instaura el procedimiento de revisión fiscal respectivo.

Por su parte, el párrafo tercero del artículo 69-B del CFF nos
habla de las consecuencias jurídicas de no haber desvirtuado
los hechos que se les imputan al presunto EFOS, afirmando
que en este caso se le publicará a través de un listado que se
146 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

encuentra definitivamente en la situación a que se refiere el


primer párrafo del artículo.

Transcurrido dicho plazo, la autoridad, en un plazo que no


excederá de cinco días, valorará las pruebas y defensas que se
hayan hecho valer; notificará su resolución a los contribuyentes
respectivos a través del buzón tributario y publicará un listado
en el Diario Oficial de la Federación y en la página de
internet del Servicio de Administración Tributaria,
únicamente de los contribuyentes que no hayan
desvirtuado los hechos que se les imputan y, por tanto, se
encuentran definitivamente en la situación a que se refiere
el primer párrafo de este artículo. En ningún caso se
publicará este listado antes de los treinta días posteriores a la
notificación de la resolución.

(Énfasis añadido)

En el mismo rango de ideas, la RMF para 2018 dispone en la


regla 1.4. lo siguiente:

―… Independientemente de la prórroga señalada en el párrafo


anterior, la autoridad fiscal podrá efectuar el requerimiento
previsto en el artículo 70 del Reglamento del CFF, por lo cual,
la información y documentación aportada será valorada por la
autoridad fiscal dentro del plazo de cinco días contados a partir
de que ésta se haya presentado, o bien de que se haya
atendido el requerimiento.

Una vez realizado lo anterior, la autoridad emitirá la


resolución a que hace referencia el artículo 69-B, tercer
párrafo del CFF, misma que se deberá notificar dentro de
un plazo máximo de treinta días siguientes a aquél en que
se haya aportado la información y documentación o bien
se haya atendido el requerimiento. Transcurridos treinta días
posteriores a dicha notificación, la autoridad publicará un
listado en el DOF y en el Portal del SAT, de los contribuyentes
que:

…‖

(Énfasis añadido)

Esto significa que una vez analizados los argumentos y/


pruebas aportadas por el presunto EFOS para intentar
desvirtuar los hechos afirmados en el oficio individual presunto
o bien a falta de estos, la autoridad emitirá una resolución
definitiva, en la que le hará saber de manera personal al
contribuyente EFOS que se encuentra definitivamente en la
Artículo 69-B del CFF 147
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

situación a que se refiere el primer párrafo del artículo 69-B del


CFF, para posteriormente proceder a publicar tanto en el DOF,
así como en la página del SAT su nombre, razón o
denominación social.

Sobre este punto cabe preguntarnos ¿cuál es la situación a


que se refiere el párrafo primero del artículo de marras en
la que se encuentra ahora de manera definitiva el
contribuyente EFOS?

La contestación es única y sencilla, la situación es que las


operaciones que le fueron detectadas como amparadas en
comprobantes fiscales emitidos sin contar con activos,
personal, infraestructura, etc., son inexistentes.

Nuevamente, las operaciones que ahora la autoridad puede


considerar como inexistentes son: ¿todas las operaciones que
durante su vida jurídico-fiscal haya realizado o realizará en un
futuro el EFOS? o ¿Exclusivamente aquellas operaciones que
fueron detectadas, imputadas y no desvirtuadas dentro del
procedimiento contemplado en los párrafos primer y segundo
precedentes?, la respuesta sistemática es contundente, solo
puede considerarse como legalmente inexistente aquellas
operaciones que fueron materia del procedimiento.

Es decir, únicamente son inexistentes las operaciones que la


propia autoridad fiscal señaló en la resolución individual que le
giro a la empresa en cuestión, [y no todas las operaciones que
llevo a cabo la referida empresa, ello como lo pretende hacer
creer la autoridad fiscalizadora].

Robustece inclusive todo lo anteriormente señalado, lo que la


propia autoridad fiscal señalo en la nota final que aparece en la
“Lista de contribuyentes que desvirtuaron la presunción de
inexistencia de operaciones previstas en el primer párrafo
del artículo 69-B, del Código Fiscal de la Federación”,
publicada en el diario Oficial de la Federación del 15 de abril de
2015, que a la letra dice:

Nota: El que estos contribuyentes hayan desvirtuado


específicamente los hechos que se consignaron en los oficios
de presunción antes señalados, no les exime de la
responsabilidad que tengan respecto de otros comprobantes
fiscales que hayan emitido sin contar con los activos,
personal, infraestructura o capacidad material, directa o
indirectamente, para prestar los servicios o producir,
148 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comercializar o entregar los bienes que ampararon tales


comprobantes, por lo cual se dejan a salvo las facultades de
la autoridad fiscal.

(Énfasis añadido)

Confirma que es válido, vigente y conforme a derecho lo


argumentado anteriormente, el hecho de que la propia
autoridad fiscal vuelve a señalar en el último párrafo de los
oficios 500-05-2017-2532, 500-05-2017-2606, 500-05-2017-
16168, 500-05-2017-38533, 500-05-2017-38771, 500-05-2018-
5831 y 500-05-2018-8157 de fechas 06 y 27 de Marzo, 09 de
Junio, 13 de Octubre, 07 de diciembre, todos de 2017, así
como del 29 de Enero de 2018 y 09 de Marzo de 2018
respectivamente, cuyo asunto es: “Se comunica listado de
contribuyentes que DESVIRTUARON la presunción de
inexistencia de operaciones previstas en el primer párrafo
del artículo 69-B del CFF” publicados en la PÁGINA DEL SAT
(www.sat.gob.mx) lo días anteriormente citados y en el Diario
Oficial de la Federación los días 21 de Marzo de 2017, 10 de
Abril de 2017, 19 de Junio de 2017, 02 de Noviembre de 2017,
26 de Diciembre de 2017, 15 de Febrero de 2018 y 13 de Abril
de 2018, lo siguiente

“Finalmente se precisa que el hecho de que los contribuyentes


señalados hayan desvirtuado específicamente los hechos que
se consignaron en el oficio de presunción y de resolución
definitiva que motivó su publicación en el listado
correspondiente, ES ÚNICAMENTE en relación a los
comprobantes fiscales señalados en el oficio de
presunción que en su momento les fue notificado, estando
a salvo las facultades de la autoridad fiscal en términos del
artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación en relación a
los demás comprobantes fiscales que en su caso hayan
emitido.‖

(Énfasis añadido)

Lo anterior, es un claro indicativo de que el oficio individual


presuntivo (y por consecuencia el oficio individual definitivo) se
refieren a un número concreto de operaciones detectadas,
amparadas en comprobantes fiscales específicos e
identificados y realizados con ciertos contribuyentes (clientes),
más no respecto de la totalidad de operaciones del EFOS, de
lo que se sigue, que si solo fueron detectadas, imputadas y no
desvirtuadas –supuestamente- ciertas operaciones, la situación
de ser definitivamente inexistentes solo le es imputable a tales
Artículo 69-B del CFF 149
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

operaciones no a todas las realizadas por ese contribuyente


EFOS.

Si como dice el texto de la nota, el hecho de que el particular


EFOS haya desvirtuado específicamente los hechos que se le
consignaron en el oficio de presunción, esto no lo libera de la
responsabilidad que pudiera llegar a tener respecto de otros
comprobantes fiscales que haya emitido sin contar con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa
o indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan estos otros
comprobantes, lo que significa que las operaciones detectadas,
imputadas y SÍ DESVIRTUADAS se consideran como
existentes, situación que no le impide a la autoridad en el
futuro desplegar sus facultades de comprobación para
detectar OTRAS OPERACIONES en las que efectivamente
se hayan emitido comprobantes fiscales sin contar con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material,
sobre las cuales podrá volver a aplicar lo dispuesto por el
primer párrafo del artículo 69-B del CFF.

Entonces, si sobre las operaciones detectadas, imputadas y sí


desvirtuadas no puede haber una declaración legal de
inexistencia, pero sí sobre otras que en el futuro así
corresponda, es claro que durante todo el procedimiento
aplicable a EFOS tanto el texto de la norma como la propia
autoridad se han venido refiriendo siempre y de manera
particular a ciertas operaciones, pero no a todas, pues si su
imputación hubiera sido en términos absolutos, es decir,
hubiera hecho la imputación presunta de la inexistencia sobre
todas las operaciones realizadas por un contribuyente, al
quedar aclaradas no habría la necesidad de reservarse el
derecho de analizar otras, puesto que ya todas hubieran
quedado demostradas como existentes; a contrario sensu, si
las operaciones que específicamente fueron detectadas,
imputadas y no observadas pueden considerarse legalmente
como inexistentes, dicha situación no trasciende a las otras
diversas operaciones que el mismo contribuyente EFOS haya
realizado con otros clientes, por otros conceptos, en otras
épocas y en distintos comprobantes fiscales, si estas no fueron
detectadas, imputadas y por consecuencia no desvirtuadas.

Nótese lo sistemático del procedimiento previsto en el artículo


69-B, pues se traduce en una concatenación de disposiciones,
una consecuencia de la otra, engarzándose la primera parte del

150 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

artículo (procedimiento de EFOS) con la segunda (cese general


de efectos de los comprobantes fiscales revisados), a través de
la publicación del listado definitivo como puente entre ambos
supuestos jurídicos.

Es así que para la interpretación jurídica de lo dispuesto por el


cuarto párrafo de la norma, no puede sustraerse, lo
previamente normado en los primeros tres (3) párrafos dentro
de este todo, pues se insiste, la declaratoria general de cese de
efectos de los comprobantes, así como el procedimiento del
EFOS y posteriormente el del EDOS, deben de interpretarse
NO DE MANERA AISLADA, sino en conjunto pues es de éste
primer procedimiento (el del EFOS) del que se desprenden las
consecuencias y trascendencias de los otros dos, de ahí que si
el cuarto párrafo es leído en forma individual, estaríamos
ubicando su contexto fuera del marco general del
procedimiento al que pertenece, dándole un alcance
equivocado. La lógica sistemática interpretativa imperante en la
conexión de los primeros cuatro párrafos del artículo 69-B del
CFF (procedimiento del EFOS y declaratoria general de cese
de efectos de los comprobantes), se entiende como sigue:

―Si un contribuyente emitió ciertos comprobantes fiscales sin


contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad
material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o
producir, comercializar o entregar los bienes que ampararon
tales comprobantes, y no logra demostrar efectivamente su
realización, se considerará que esas operaciones contenidas
en esos comprobantes son legalmente inexistentes; por lo que
el efecto general consecuente es que, esas operaciones
contenidas en esos comprobantes expedidos por ese
contribuyente en cuestión, no producen ni produjeron efecto
fiscal alguno.‖

Resultaría una total incongruencia, intentar interpretar


aisladamente el citado cuarto párrafo para entender que el
efecto general de la publicación del listado es que TODAS las
operaciones contenidas en CUALQUIER comprobantes fiscal
expedido EN CUALQUIER TIEMPO por el contribuyente EFOS,
no producen, ni produjeron efecto fiscal alguno; con
independencia de si las operaciones contenidas en cada uno
de esos comprobantes han sido consideradas o no legalmente
inexistentes, en los términos de los tres primeros párrafos de la
norma.

Artículo 69-B del CFF 151


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Si como he venido sosteniendo, las únicas operaciones que en


su caso pueden considerarse definitivamente como
inexistentes, son exclusivamente aquellas que fueron
detectadas, sujetadas al procedimiento del EFOS y no
desvirtuadas, ¿Qué lógica impera en afirmar que el efecto
general de la publicación de la lista definitiva, trasciende más
allá de éstas únicas operaciones inexistentes?, bajo esta
ilógica y aislada forma interpretativa, ¿basta que la autoridad
fiscal haya considerado legalmente inexistente una de todas las
operaciones realizadas por un contribuyente, para que el resto
de sus operaciones, contenidas en todos sus comprobantes
fiscales, no produzcan efecto fiscal alguno? ¿Se aplica en este
caso la lógica del mata perros?

No existe un elemento adicional al de la interpretación aislada


del cuarto párrafo para concluir lo antes señalado, ni aun
realizando una interpretación literal o letrista de la norma se
llega a esa ilógica conclusión, pues a simple vista podrá
advertirse, que el dispositivo legal no habla de términos
absolutos, es decir, no refiere literalmente que los efectos de la
publicación del listado serán considerar, que TODAS las
operaciones contenidas en CUALQUIERA de los comprobantes
fiscales expedidos por el contribuyente en cuestión no
producen ni produjeron efecto fiscal alguno.

Sin que sea obstáculo para concluir lo anterior, el que se


señale “con efectos generales” dentro del cuarto párrafo del
artículo 69-B, del CFF, ya que no se debe confundir las
palabras ―efectos generales‖ con los vocablos ―generalidad o
totalidad de operaciones‖, pues al margen de que esta
confusión de términos no tiene una interpretación lógica y
sistemática, menos aún literal, lo cierto es que cuando el cuarto
párrafo inicia diciendo que el efecto de la publicación es
considerar con ―efectos generales…‖, se encamina a
determinar que bajo cualquier escenario, tanto las operaciones
declaradas legalmente como inexistentes bajo el tenor de los
tres párrafos precedentes, así como los comprobantes fiscales
expedidos por estos conceptos, no pueden, ni deben producir
efecto fiscal alguno, sea pasado, presente o futuro, ello por la
simple lógica de haber sido considerados inexistentes, ello sin
importar para qué contribución se le haya pretendido dar efecto
fiscal, siendo este el contexto de la generalidad de efectos y no
otro, si queremos considerar que el procedimiento respeta los
parámetros constitucionales de debido proceso y audiencia
previa.

152 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Asimismo, tampoco es obstáculo para concluir lo señalado en


párrafos anteriores, el que el numeral de marras señale que se
deberá publicar una lista definitiva, la cual podría pensarse qué
caso tiene la misma, si la autoridad sabe con precisión quien es
el contribuyente cliente EDOS que recibió el comprobante
señalado, así como los efectos fiscales que en su caso pudo
haberse dado éste, ya que no se puede pasar por alto que el
primer objetivo que se persigue con la publicación tanto de las
listas presuntas, como las definitivas es la difusión con fines
inhibitorios de las acciones tomadas por las autoridades para el
combate de prácticas defraudadoras y de tráfico de
comprobantes, ello tal y como se desprende de la exposición
de motivos hecha por el Presidente de la República al
presentar su propuesta de reformas al CFF para 2014.

Así, es claro que esta primera intención en cuanto a la


publicación y difusión de los nombres y/o razones sociales de
aquellos contribuyentes que la autoridad ha podido demostrar
que expiden comprobantes amparando operaciones
inexistentes, es con la intensión de inhibir estas prácticas y a
su vez combatir éste esquema de tráfico de comprobantes y
subsecuente aprovechamiento de efectos fiscales generados
por estas operaciones inexistentes. Es más, la Segunda Sala
de la SCJN, se pronunció en este sentido al considerar como
improcedente la suspensión en el juicio de amparo respecto de
los efectos y consecuencias de la aplicación del artículo 69-B,
del CFF, según se aprecia de la Jurisprudencia 2ª./J. 88/2014.

El segundo propósito de la publicación identificadora de los


EFOS en situación definitiva (más allá de que éstas últimas
sean el punto de partida para la declaratoria del cese de
efectos generales de las operaciones declaradas inexistentes),
es la vinculación al procedimiento del artículo 69-B, del CFF, de
los contribuyentes que intervinieron en la concertación y
realización de los actos o contratos que derivaron en las
operaciones declaradas legalmente inexistentes. En efecto, es
la publicación de la lista definitiva del EFOS el elemento o
puente vinculante, -ahora- entre el procedimiento del EFOS, el
cese general de efectos fiscales y el procedimiento del EDOS,
tal y como lo expresa el quinto párrafo del propio artículo 69-B
del CFF:

Las personas físicas o morales que hayan dado cualquier


efecto fiscal a los comprobantes fiscales expedidos por un

Artículo 69-B del CFF 153


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

contribuyente incluido en el listado a que se refiere el


párrafo tercero de este artículo, contarán con treinta días
siguientes al de la citada publicación para acreditar ante la
propia autoridad, que efectivamente adquirieron los bienes
o recibieron los servicios que amparan los citados
comprobantes fiscales, o bien procederán en el mismo plazo
a corregir su situación fiscal, mediante la declaración o
declaraciones complementarias que correspondan, mismas
que deberán presentar en términos de este Código.

(Énfasis añadido)

Si como se dijo al analizar el cuarto párrafo del artículo de


marras (cese general de efectos), el mismo es una
consecuencia de lo dispuesto por los primeros tres párrafos del
artículo, sobre la misma razón cabe sostener que el
procedimiento dirigido a EDOS establecido a partir del quinto
párrafo, es igualmente una consecución de las otras dos partes
del sistema que regula el artículo 69-B en análisis, por lo que
de igual forma no puede ser interpretado de manera aislada o
ajena a lo normado en este procedimiento especial de
tratamiento a operaciones declaradas inexistentes.

Es así que cuando el quinto párrafo señala que las personas


físicas o morales que hayan dado cualquier efecto fiscal a los
comprobantes fiscales expedidos por un contribuyente incluido
en el listado contarán con 30 días para acreditar que
efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los servicios
que amparan los citado comprobantes fiscales, no se puede
referir a otros contribuyentes que a los EDOS, es decir aquellas
empresas que dedujeron operaciones declaradas legalmente
simuladas, más no a cualquier tenedor de un comprobante
fiscal expedido por el EFOS, respecto de una operación que no
haya sido detectada, imputada y no desvirtuada, pues se
insiste en este último caso dicha operación no ha sido
legalmente declarada como inexistente bajo el procedimiento
contemplado en los anteriores cuatro párrafos del artículo.
Luego entonces, si la operación específica y concreta de un
contribuyente que haya sido cliente del EFOS no fue declarada
legalmente como inexistente, no resulta indispensable que éste
tuviera que ser sujetado a un procedimiento para acreditar
precisamente que de manera efectiva adquirieron los bines o
recibieron los servicios que amparan los citados comprobantes
fiscales no detectados, no imputados y, por consecuencia, no
declarados inexistentes.

154 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

9.- Obligación de EDOS dentro del


Procedimiento
o Así, las personas físicas o morales que hayan dado
cualquier efecto fiscal a los comprobantes fiscales
expedidos por un contribuyente incluido en el listado a que
se refiere el punto anterior (Empresas que Deducen
Operaciones Simuladas –EDOS-), claro está, que
señaladas como inexistentes en la resolución individual y
definitiva notificadas al EFOS, contarán con 30 (treinta) días
siguientes al de la citada publicación para:

 Acreditar ante la propia autoridad, que efectivamente


adquirieron los bienes o recibieron los servicios que
amparan los citados comprobantes fiscales; o,

 Corregir su situación fiscal, mediante la declaración o


declaraciones complementarias que correspondan.

Así pues, dentro del plazo de 30 (treinta) días, se procederá a


presentar por parte ahora de la empresa que contrató los
servicios, escrito mediante el cual se proporcionarán los
argumentos y fundamentos, tanto jurídicos como fiscales, y el
soporte documental correspondiente, para así desvirtuar de
forma clara y precisa lo manifestado por la H. Autoridad Fiscal,
es decir, hacerle ver que para acreditar la materialización de la
prestación de los servicios o la comercialización de los bienes,
únicamente se debe de contar con las siguientes
documentales:

 Comprobante Fiscal; y

 Contrato respectivo.

Lo anterior es así, puesto que la Primera Sala de la SCJN ha


establecido que los comprobantes fiscales (facturas) son los
medios de convicción a través de los cuales los contribuyentes
acreditan el tipo de actos o las actividades que realizan para
efectos fiscales, con los cuales dejan constancia de las
operaciones realizadas.

Tesis: 1a. CLXXX/2013 (10a.); 10a. Época; 1a. Sala; S.J.F. y


su Gaceta; Libro XX, Mayo de 2013, Tomo 1; Pág. 524

”COMPROBANTES FISCALES. CONCEPTO, REQUISITOS Y


FUNCIONES. Los comprobantes fiscales son los medios de

Artículo 69-B del CFF 155


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

convicción a través de los cuales los contribuyentes acreditan


el tipo de actos o las actividades que realizan para efectos
fiscales. Esto es, si un contribuyente desempeña alguna
actividad o interviene en un acontecimiento que actualiza el
hecho imponible por el que debe pagar una contribución,
entonces deberá emitir el comprobante fiscal correspondiente
para determinar su situación respecto del tributo que en
concreto tenga que pagar; de igual forma, quien solicite un
servicio o intervenga en un hecho por el que se genera un
tributo, tiene la obligación de solicitar el comprobante
respectivo. Ahora bien, los comprobantes fiscales sirven
para cumplir con la obligación legal que el artículo 29 del
CFF, en lo general, y las leyes tributarias, en lo particular,
establecen para dejar constancia fehaciente -
principalmente documental o por cualquier otro medio
verificable- de que existió un hecho o acto gravado por una
contribución y determinar cuál es la situación fiscal en
concreto de un contribuyente. Asimismo, en atención a la
mecánica impositiva de cada ley tributaria, los referidos
comprobantes también se utilizan para deducir o acreditar
determinados conceptos para efectos tributarios. Sin embargo,
no cualquier medio de convicción puede considerarse
comprobante fiscal, sino únicamente los que cumplan con
los requisitos previstos en el artículo 29-A del indicado
ordenamiento y, en su caso, con los establecidos en las leyes
tributarias especiales, en específico, los que deban
considerarse así en atención al diseño normativo de cada
tributo en lo particular.‖

Además, con la existencia del contrato se acreditan los actos


jurídicos llevados a cabo, y soportados documentalmente, ello
por la simple y sencilla razón de que la legislación civil regula
todo lo relativo a los actos jurídicos, lo que conlleva a la figura
de la prestación de servicios.

En este sentido, la garantía de libre contratación consagrada


en el numeral 5° de la CPEUM, la debemos entender como: la
manifestación de las autonomías personales de las partes que
permite consolidar la libertad de los individuos a tono con el
libre desarrollo de sus personalidades, así como la libertad
para determinar el contenido de los mismos. Por consiguiente,
las personas son libres para negociar la celebración de sus
contratos, las condiciones, limitaciones, modalidades,
formalidades, plazos y demás particularidades que rigen la
relación jurídica creada por el contrato. Visto así, se explica
plenamente que la libertad de contratación sea considerada
como un atributo del ser humano en su condición de ser digno,
es decir, como un derecho fundamental; sin embargo, no se
156 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

niega que las mismas se encuentran limitadas y reguladas por


los siguientes dispositivos legales, del CFC:

Artículo 1792.- Convenio es el acuerdo de dos o más


personas para crear, transferir, modificar o extinguir
obligaciones.

Artículo 1796.- Los contratos se perfeccionan por el mero


consentimiento, excepto aquellos que deben revestir una forma
establecida por la ley. Desde que se perfeccionan obligan a los
contratantes, no sólo al cumplimiento de lo expresamente
pactado, sino también a las consecuencias que, según su
naturaleza, son conforme a la buena fe, al uso o a la ley.

Artículo 1832.- En los contratos civiles cada uno se obliga en


la manera y términos que aparezca que quiso obligarse, sin
que para la validez del contrato se requieran formalidades
determinadas, fuera de los casos expresamente designados
por la ley.

Artículo 2606.- El que presta y el que recibe los servicios


profesionales; pueden fijar, de común acuerdo, retribución
debida por ellos….

De los dispositivos legales transcritos anteriormente, se


desprende que con el simple hecho de ponerse de acuerdo
entre las partes respecto de la retribución debida por ellos,
HABRÁ CONTRATO DE PRESTACIÓN DE SERVICIOS, esto
es, existe la prestación de servicios cuando se hace la
determinación de cuáles serán los servicios a prestar y el
precio que tendrán los mismos, y entre las partes existe común
acuerdo.

En tanto, los actos jurídicos se deben ajustar a la voluntad de


los contratantes, a lo que las partes convengan en un contrato,
es decir, todo depende del acuerdo de voluntades entre los
contratantes.

―No. Registro: 2,231


Aislada
Época: Segunda
Instancia: Sala
Fuente: R.T.F.F. Segunda Época. Nos. 16 y 17. Tomo II. Enero
- Mayo 1981.
Tesis: II-TASS-2438
Página: 539

RENTA

Artículo 69-B del CFF 157


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

PRESTACION DE SERVICIOS.- REQUISITOS PARA LA


DEDUCIBILIDAD DE LAS EROGACIONES POR ESE
CONCEPTO.- Se considera que los gastos erogados por
los causantes serán deducibles, si además de ser normales
y propios del negocio, consecuencia normal del mismo y estar
en proporción con las operaciones del causante, la
documentación que los acredite está suscrita por quien le
prestó el servicio en su carácter de mandatario, cuando exista
un contrato que así lo disponga.(299)

Revisión No. 1008/79.- Resuelta en sesión de 15 de mayo de


1981, por unanimidad de 7 votos.- Magistrado Ponente: Lic.
Mario Cordera Pastor.- Secretario: Lic. Germán Canseco de la
Fuente.‖

Aunado a lo anterior, tanto la ley del ISR, así como la ley del
IVA, únicamente refieren para la procedencia de la deducción y
acreditamiento, respectivamente, se reúnan los requisitos
aplicables que establecen las disposiciones fiscales, siendo
estos:

I. Ser estrictamente indispensables para los fines de


la actividad del contribuyente.

II. Estar amparadas con documentación que reúna los


requisitos de las disposiciones fiscales.

III. Estar debidamente registradas en contabilidad y


que sean restadas una sola vez.

IV. Que el IVA, se traslade en forma expresa y por


separado en los comprobantes correspondientes.

V. El IVA trasladado fue efectivamente pagado en el mes


correspondiente.

En este orden de ideas, cualquier otra documentación e


información que la H. Autoridad exija para demostrar los
servicios contratados, sería del todo ilegal y violatorio al artículo
16 de la CPEUM, ya que no existe disposición normativa que
establezca la obligación para una empresa de contar con
elementos diversos a los precisados en líneas anteriores para
acreditar que los servicios fueron efectivamente prestados.

Al respecto, resulta ilustrativo por analogía, el siguiente criterio


jurisprudencial sostenido por el Pleno de la SCJN:
158 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

[J]; 9a. Época; Pleno; S.J.F. y su Gaceta; Tomo XXVI,


Diciembre de 2007; Pág. 8

GARANTÍAS INDIVIDUALES. EL DESARROLLO DE SUS


LÍMITES Y LA REGULACIÓN DE SUS POSIBLES
CONFLICTOS POR PARTE DEL LEGISLADOR DEBE
RESPETAR LOS PRINCIPIOS DE RAZONABILIDAD Y
PROPORCIONALIDAD JURÍDICA. De los criterios emitidos
por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se advierte que
el cumplimiento de los principios de razonabilidad y
proporcionalidad implica que al fijar el alcance de una garantía
individual por parte del legislador debe: a) perseguir una
finalidad constitucionalmente legítima; b) ser adecuada, idónea,
apta y susceptible de alcanzar el fin perseguido; c) ser
necesaria, es decir, suficiente para lograr dicha finalidad, de tal
forma que no implique una carga desmedida, excesiva o
injustificada para el gobernado; y, d) estar justificada en
razones constitucionales. Lo anterior conforme al principio de
legalidad, de acuerdo con el cual el legislador no puede actuar
en exceso de poder ni arbitrariamente en perjuicio de los
gobernados.

Como puede verse, la SCJN ha establecido como un alcance


del principio de legalidad que la actuación de una autoridad, en
ese caso la legislativa, debe cumplir con los principios de
racionalidad y de proporcionalidad.

Trasportando los citados razonamientos a la actuación de las


autoridades fiscales, resulta que éstas también deben cumplir
con los citados principios de razonabilidad y de
proporcionalidad a fin de cumplir con el derecho fundamental
de legalidad y que su actuación, en exceso de poder, no resulte
arbitraria en perjuicio de los gobernados. Por tanto, si se
efectuara un requerimiento a través del cual se solicitada
diversa documentación a la que hacemos referencia en
párrafos anteriores, carecería de sustento legal.

En conclusión se tiene que no es requisito “sine qua non”


para que una deducción y acreditamiento sea procedente,
se deba contar con evidencia documental de la prestación
del servicio, diferente al propio comprobante fiscal y
contrato respectivo.

Además de lo anterior es de señalar:

Artículo 69-B del CFF 159


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 No existe disposición legal que establezca obligación de


llevar o tener diversa documentación a la que hacemos
referencia en párrafos anteriores, para poder establecer
como existente un ―acto de prestación de servicios‖, y en
materia fiscal solo se establece la obligación de ―llevar
contabilidad‖.

 Conforme al artículo 6° del CFF, las leyes califican actos


jurídicos, ya que las contribuciones se causan conforme
éstos se realizan, motivo por el cual jurídicamente se
realizó la contratación de los diversos servicios.

 Ni la ley del ISR, ni el CFC, ni el Código de Comercio en


su caso contienen disposición alguna en la cual se
requiera que los servicios prestados al amparo de un
contrato de prestación de servicios, quede constancia de
cualquier especie; por lo que, no podrá desconocerse
por la autoridad fiscalizadora, que la prestación de los
servicios están en todo momento plenamente
acreditados, puesto que existe contrato, respecto a los
servicios que ahí mismo se señalan, así como las
diversas facturas expedidas por el prestatario de los
servicios.

Aunado a lo anterior, cabe señalar que la Primera Sala de la


SCJN, al resolver el Amparo Directo en Revisión 2909/2012,
por una parte señaló que los documentos fiscales son válidos si
cumplen con los requisitos de forma inherentes a él, por lo que
no se puede cuestionar su validez como documento por
cuestiones ajenas al contribuyente y por otra parte si bien
es cierto refiere que la substancia económica de la operación,
no puede ser calificada por el documento de marras, sino que
debe tener un soporte real, no menos cierto es que señala que
es ese soporte real del que habla –que no es otra cosa que los
requisitos que la ley exige para que un gasto o erogación sea
deducible o acreditable-, es:

 QUE EL IMPUESTO CORRESPONDA A BIENES,


SERVICIOS O AL USO O GOCE TEMPORAL DE BIENES,
ESTRICTAMENTE INDISPENSABLES PARA LA
REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES DISTINTAS DE LA
IMPORTACIÓN;

 QUE SE HAYA TRASLADADO EXPRESAMENTE AL


CONTRIBUYENTE Y QUE CONSTE POR SEPARADO EN
LOS COMPROBANTES;

160 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 QUE HAYA SIDO EFECTIVAMENTE PAGADO EN EL MES


DE QUE SE TRATE;

 EN EL CASO DE RETENCIÓN EL IMPUESTO SEA


ENTERADO EN LOS TÉRMINOS Y PLAZOS
ESTABLECIDOS.

Requisitos anteriores que si se cumplen la Fiscalizadora no


puede tachar de inexistente una operación.

―Época: Décima Época


Registro: 2006235
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 5, Abril de 2014, Tomo I
Materia(s): Constitucional, Administrativa
Tesis: 1a. CLVI/2014 (10a.)
Página: 792

COMPROBANTES FISCALES. INTERPRETACIÓN


CONFORME DE LOS ARTÍCULOS 27, 29 Y 29-A DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE LOS
REGULAN, CON LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS
ESTADOS UNIDOS MEXICANOS. De los artículos 27, 29 y 29-
A del Código Fiscal de la Federación, vigentes en 2009, deriva
la obligación para quienes presentan declaraciones periódicas
o estén obligados a expedir los comprobantes fiscales por las
actividades que realicen, a solicitar su inscripción en el Registro
Federal de Contribuyentes y proporcionar información
relacionada con su identidad y, en general, sobre su situación
fiscal mediante los avisos correspondientes. En cuanto a la
posibilidad de utilizar comprobantes fiscales para deducir o
acreditar determinados conceptos, el citado artículo 29, párrafo
tercero, prescribe para tal efecto, que quien los utilice, está
obligado a cerciorarse de que el nombre, denominación o razón
social y clave del Registro Federal de Contribuyentes de quien
los expide y aparece en ellos, son los correctos, así como
verificar que contiene los datos previstos en el artículo 29-A
aludido. Este cercioramiento únicamente vincula al
contribuyente (a favor de quien se expide el comprobante) a
verificar que esos datos estén impresos en el documento, pero
no a comprobar el cumplimiento de los deberes fiscales a cargo
del emisor, pues su obligación se limita a la revisión de la
información comprendida en la factura, nota de remisión o
comprobante fiscal de caja registradora. Así, de una
interpretación conforme de los referidos numerales con la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se

Artículo 69-B del CFF 161


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

concluye que el documento fiscal se integra con una serie de


elementos que permiten comprobar su veracidad, por lo que no
es posible interpretar dichas normas con el fin de que el
documento fiscal pierda validez por un elemento ajeno a la
operación que pretende comprobar el contribuyente para
deducir o acreditar, como el hecho de que el contribuyente
que lo expidió esté como "no localizado" por parte del
Servicio de Administración Tributaria, pues dicha
interpretación no puede llegar a ese grado, porque sería
contraria a la norma constitucional que prohíbe la
actuación arbitraria de la autoridad (principio conocido como
interdicción de la arbitrariedad). Lo anterior es así, porque el
hecho de que quien expidió un documento fiscal cambie su
domicilio sin dar el aviso respectivo, no invalida la formalidad
de éste, ya que lo trascendente es la operación y
documentación que la ampara; sin que lo anterior implique que
por el solo hecho de que el documento cumpla con los
requisitos formales aludidos sea suficiente para que el
contribuyente pueda hacer deducible o acreditable el gasto que
quiere soportar, pues el documento simplemente es el
elemento que permitirá, posteriormente, que sean verificados
los demás elementos que requiere la ley para ello.

Amparo directo en revisión 2909/2012. Club Real Resort. S.A.


de C.V. 3 de abril de 2013. Mayoría de tres votos de los
Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío
Díaz y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidentes:
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Jorge Mario Pardo Rebolledo,
quienes reservaron su derecho a formular voto particular.
Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Carlos
Enrique Mendoza Ponce.‖

―Época: Décima Época


Registro: 2006234
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 5, Abril de 2014, Tomo I
Materia(s): Común
Tesis: 1a. CLVII/2014 (10a.)
Página: 791

COMPROBANTES FISCALES. EFECTOS DE LA


SENTENCIA QUE CONCEDE EL AMPARO POR UNA
INTERPRETACIÓN CONFORME DE LOS ARTÍCULOS 27, 29
Y 29-A DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN CON LA
CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS
MEXICANOS. Cuando se concede el amparo en virtud de una
interpretación conforme de los citados artículos, que regulan
los comprobantes fiscales, con la Constitución Federal, en

162 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

términos de la tesis de la Primera Sala de la Suprema Corte de


Justicia de la Nación T.A. CLVI/2014 (10a.), de rubro:
"COMPROBANTES FISCALES. INTERPRETACIÓN
CONFORME DE LOS ARTÍCULOS 27, 29 Y 29-A DEL
CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN QUE LOS REGULAN,
CON LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS
UNIDOS MEXICANOS.", el efecto de la sentencia deberá ser
para que se emita una nueva en la que se tome en
consideración que no puede cuestionarse la validez de un
documento fiscal (factura) por la presencia de un elemento
ajeno a la operación que pretende comprobar el
contribuyente para efectos de deducir o acreditar, como el
hecho de que quien lo expidió no presentó un aviso de
cambio de domicilio, pues a lo que deberá atenderse es que
el comprobante reúna todos los requisitos formales para ser
válido para efectos fiscales y, una vez que se determine que
cumple con las formalidades previstas en el Código Fiscal de la
Federación, verificarse que acata las exigencias de la ley
respectiva, para que el gasto pueda considerarse como
deducible o acreditable según corresponda.

Amparo directo en revisión 2909/2012. Club Real Resort. S.A.


de C.V. 3 de abril de 2013. Mayoría de tres votos de los
Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío
Díaz y Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidentes:
Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, y Jorge Mario Pardo Rebolledo,
quienes reservaron su derecho a formular voto particular.
Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Carlos
Enrique Mendoza Ponce.

Nota: La tesis aislada 1a. CLVI/2014 (10a.) citada, aparece


publicada en el Semanario Judicial de la Federación del viernes
25 de abril de 2014 a las 9:32 horas y en la Gaceta del
Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 5,
Tomo I, abril de 2014, página 792.‖

Cabe señalar en este punto, que la Procuraduría de la Defensa


del Contribuyente (PRODECON), mediante oficio número
PRODECON/OP/0582/2012, emitió la recomendación
016/2012, se pronunció exhortando a la Administración Local
de Auditoría Fiscal de Mazatlán, para que dejara sin efectos el
crédito fiscal por haber incurrido en violación del artículo 31 de
la Ley del ISR y por ende a los derechos fundamentales del
contribuyente en términos de los artículos 1º, 14 y 16 de la
CPEUM, pues rechazó deducciones de ISR e IETU, asimismo
rechazó el IVA acreditable, SUSTENTÁNDOSE EN LA
EXIGENCIA DE REQUISITOS NO PREVISTOS EN LA LEY.

Artículo 69-B del CFF 163


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Además, cumpliéndose los requisitos exigidos por la ley del


ISR, así como la ley del IVA, para la procedencia de la
deducción y acreditamiento, respectivamente, consistentes en:

I. Ser estrictamente indispensables para los fines de la


actividad del contribuyente.

II. Estar amparadas con documentación que reúna los


requisitos de las disposiciones fiscales.

III. Estar debidamente registradas en contabilidad y que


sean restadas una sola vez.

IV. Que el IVA, se traslade en forma expresa y por separado


en los comprobantes correspondientes.

V. El IVA trasladado fue efectivamente pagado en el mes


correspondiente.

Se llegaría a la conclusión de que efectivamente se realizaron


las operaciones con el o los proveedores
correspondientes.

―Época: Décima Época


Registro: 2006590
Instancia: Pleno
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Publicación: viernes 06 de junio de 2014 12:30 h
Materia(s): (Constitucional)
Tesis: P./J. 43/2014 (10a.)

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. ESTE PRINCIPIO ES


APLICABLE AL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO
SANCIONADOR, CON MATICES O MODULACIONES. El
Tribunal Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en
la tesis aislada P. XXXV/2002, sostuvo que, de la interpretación
armónica y sistemática de los artículos 14, párrafo segundo, 16,
párrafo primero, 19, párrafo primero, 21, párrafo primero y 102,
apartado A, párrafo segundo, de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos (en su texto anterior a la reforma
publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de
2008), deriva implícitamente el principio de presunción de
inocencia; el cual se contiene de modo expreso en los diversos
artículos 8, numeral 2, de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos y 14, numeral 2, del Pacto Internacional de
Derechos Civiles y Políticos; de ahí que, al ser acordes dichos
preceptos -porque tienden a especificar y a hacer efectiva la
presunción de inocencia-, deben interpretarse de modo

164 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

sistemático, a fin de hacer valer para los gobernados la


interpretación más favorable que permita una mejor impartición
de justicia de conformidad con el numeral 1o. constitucional.
Ahora bien, uno de los principios rectores del derecho, que debe
ser aplicable en todos los procedimientos de cuyo resultado
pudiera derivar alguna pena o sanción como resultado de la
facultad punitiva del Estado, es el de presunción de inocencia
como derecho fundamental de toda persona, aplicable y
reconocible a quienes pudiesen estar sometidos a un
procedimiento administrativo sancionador y, en consecuencia,
soportar el poder correctivo del Estado, a través de autoridad
competente. En ese sentido, el principio de presunción de
inocencia es aplicable al procedimiento administrativo
sancionador -con matices o modulaciones, según el caso-
debido a su naturaleza gravosa, por la calidad de inocente
de la persona que debe reconocérsele en todo
procedimiento de cuyo resultado pudiera surgir una pena o
sanción cuya consecuencia procesal, entre otras, es
desplazar la carga de la prueba a la autoridad, en atención al
derecho al debido proceso.

Contradicción de tesis 200/2013. Entre las sustentadas por la


Primera y la Segunda Salas de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación. Mayoría de nueve votos de los Ministros Alfredo
Gutiérrez Ortiz Mena, José Ramón Cossío Díaz, Margarita
Beatriz Luna Ramos, José Fernando Franco González Salas,
Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Jorge Mario Pardo Rebolledo,
Sergio A. Valls Hernández, Olga Sánchez Cordero de García
Villegas y Juan N. Silva Meza; votaron en contra: Luis María
Aguilar Morales y Alberto Pérez Dayán. Ponente: Olga Sánchez
Cordero de García Villegas. Secretario: Octavio Joel Flores Díaz.

Tesis y/o criterios contendientes:

Tesis 1a. XCIII/2013 (10a.), de rubro: "PRESUNCIÓN DE


INOCENCIA. LA APLICACIÓN DE ESTE DERECHO A LOS
PROCEDIMIENTOS ADMINISTRATIVOS SANCIONADORES
DEBE REALIZARSE CON LAS MODULACIONES
NECESARIAS PARA SER COMPATIBLE CON EL CONTEXTO
AL QUE SE PRETENDE APLICAR.", aprobada por la Primera
Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y publicada
en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Décima
Época, Libro XIX, Tomo 1, abril de 2013, página 968,

Tesis 1a. XCVII/2013 (10a.), de rubro: "PRESUNCIÓN DE


INOCENCIA. EL ARTÍCULO 61 DE LA LEY DE
FISCALIZACIÓN SUPERIOR DEL ESTADO DE MORELOS, NO
VULNERA ESTE DERECHO EN SUS VERTIENTES DE REGLA
DE TRATAMIENTO, REGLA PROBATORIA Y ESTÁNDAR DE
PRUEBA.", aprobada por la Primera Sala de la Suprema Corte

Artículo 69-B del CFF 165


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de Justicia de la Nación, y publicada en el Semanario Judicial de


la Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro XIX, Tomo 1,
abril de 2013, página 967,

Tesis 2a. XC/2012 (10a.), de rubro: "PRESUNCIÓN DE


INOCENCIA. CONSTITUYE UN PRINCIPIO CONSTITUCIONAL
APLICABLE EXCLUSIVAMENTE EN EL PROCEDIMIENTO
PENAL.", aprobada por la Segunda Sala de la Suprema Corte
de Justicia de la Nación, y publicada en el Semanario Judicial de
la Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro XVI, Tomo 2,
enero de 2013, página 1687, y

Tesis 2a. XCI/2012 (10a.), de rubro: "PRESUNCIÓN DE


INOCENCIA. NO ES UN PRINCIPIO APLICABLE EN EL
PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO SANCIONADOR.",
aprobada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, y publicada en el Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Décima Época, Libro XVI, Tomo 2,
enero de 2013, página 1688.

El Tribunal Pleno, el veintiséis de mayo en curso, aprobó, con el


número 43/2014 (10a.), la tesis jurisprudencial que antecede.
México, Distrito Federal, a veintiséis de mayo de dos mil catorce.

Nota: La tesis aislada P. XXXV/2002 citada, aparece publicada


en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena
Época, Tomo XVI, agosto de 2002, página 14, con el rubro:
"PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. EL PRINCIPIO RELATIVO SE
CONTIENE DE MANERA IMPLÍCITA EN LA CONSTITUCIÓN
FEDERAL."

―Época: Décima Época


Registro: 2006505
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 6, Mayo de 2014, Tomo III
Materia(s): Constitucional, Administrativa
Tesis: (III Región) 4o.37 A (10a.)
Página: 2096

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. AL SER UN PRINCIPIO


APLICABLE AL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO
SANCIONADOR, LAS SALAS DEL TRIBUNAL FEDERAL DE
JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA DEBEN UTILIZAR UN
MÉTODO DE VALORACIÓN PROBATORIO ACORDE CON ÉL.
De la tesis P. XXXV/2002, del Pleno de la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, publicada en el Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XVI, agosto de
2002, página 14, de rubro: "PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. EL

166 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

PRINCIPIO RELATIVO SE CONTIENE DE MANERA IMPLÍCITA


EN LA CONSTITUCIÓN FEDERAL.", se advierte que los
artículos 14, párrafo segundo, 16, párrafo primero, 19, párrafo
primero, 21, párrafo primero y 102, apartado A, párrafo segundo,
de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en
su texto anterior a la reforma publicada en el Diario Oficial de la
Federación el 18 de junio de 2008, consagran los principios del
debido proceso legal y acusatorio, los cuales resguardan en
forma implícita el diverso principio de presunción de inocencia,
que consiste en que el gobernado no está obligado a probar la
licitud de su conducta cuando se le imputa la comisión de un
delito, en tanto que el acusado no tiene la carga de probar su
inocencia. Si se parte de esa premisa, la presunción de inocencia
es un derecho que surge para disciplinar distintos aspectos del
proceso penal, empero, debe trasladarse al ámbito administrativo
sancionador, en tanto ambos son manifestaciones de la potestad
punitiva del Estado. De tal suerte que dicho principio es un
derecho que podría calificarse de "poliédrico", en el sentido de
que tiene múltiples manifestaciones o vertientes cuyo contenido
se encuentra asociado con derechos encaminados a disciplinar
distintos aspectos del proceso penal y administrativo
sancionador. Así, en la dimensión procesal de la presunción de
inocencia pueden identificarse al menos tres vertientes: 1. Como
regla de trato procesal; 2. Como regla probatoria; y, 3. Como
estándar probatorio o regla de juicio, lo que significa que el
procedimiento administrativo sancionador se define como
disciplinario al desahogarse en diversas fases con el objetivo de
obtener una resolución sancionatoria de una conducta
antijurídica que genera que se atribuya la carga de la prueba a la
parte que acusa. De esa forma, la sanción administrativa cumple
en la ley y en la práctica distintos fines preventivos o represivos,
correctivos o disciplinarios o de castigo. Así, el procedimiento
administrativo sancionador deriva de la competencia de las
autoridades administrativas para imponer sanciones a las
acciones y omisiones antijurídicas desplegadas por el sujeto
infractor, de modo que, la pena administrativa es una función
jurídica que tiene lugar como reacción frente a lo antijurídico,
frente a la lesión del derecho administrativo, por ello es dable
afirmar que la sanción administrativa guarda una similitud
fundamental con la penal, toda vez que, como parte de la
potestad punitiva del Estado, ambas tienen lugar como reacción
frente a lo antijurídico, ya que en uno y otro supuestos la
conducta humana es ordenada o prohibida bajo la sanción de
una pena, la cual se aplica dependiendo de la naturaleza del
caso tanto por el tribunal, como por la autoridad administrativa.
De tal suerte que, dadas las similitudes del procedimiento penal y
del administrativo sancionador, es que los principios que rigen al
primero, como el de presunción de inocencia, también aplican al
segundo. En esos términos, las Salas del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa deben utilizar un método al

Artículo 69-B del CFF 167


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

valorar los elementos de convicción que obran en autos, para


verificar que por sus características reúnen las condiciones para
considerarlos una prueba de cargo válida, además de que
arrojen indicios suficientes para desvanecer la presunción de
inocencia, así como cerciorarse de que estén desvirtuadas las
hipótesis de inocencia y, al mismo tiempo, descartar la existencia
de contraindicios que den lugar a una duda razonable sobre la
que se atribuye al infractor sustentada por la parte acusadora

CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO DE CIRCUITO DEL


CENTRO AUXILIAR DE LA TERCERA REGIÓN, CON
RESIDENCIA EN GUADALAJARA, JALISCO.

Amparo directo 37/2014 (cuaderno auxiliar 790/2013) del índice


del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del
Tercer Circuito, con apoyo del Cuarto Tribunal Colegiado de
Circuito del Centro Auxiliar de la Tercera Región, con residencia
en Guadalajara, Jalisco. Del Toro y Asociados, S.C. 19 de
febrero de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Jorge Humberto
Benítez Pimienta. Secretario: Abel Ascencio López.

Nota: La presente tesis aborda el mismo tema que las diversas


1a. XCIII/2013 (10a.), 1a. XCIV/2013 (10a.), 1a. XCV/2013
(10a.), 1a. XCVI/2013 (10a.) y 1a. XCVII/2013 (10a.), de rubros:
"PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. LA APLICACIÓN DE ESTE
DERECHO A LOS PROCEDIMIENTOS ADMINISTRATIVOS
SANCIONADORES DEBE REALIZARSE CON LAS
MODULACIONES NECESARIAS PARA SER COMPATIBLE
CON EL CONTEXTO AL QUE SE PRETENDE APLICAR.",
"PRESUNCIÓN DE INOCENCIA EN SU VERTIENTE DE
REGLA DE TRATO PROCESAL.", "PRESUNCIÓN DE
INOCENCIA COMO REGLA PROBATORIA.", "PRESUNCIÓN
DE INOCENCIA COMO ESTÁNDAR DE PRUEBA." y
"PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. EL ARTÍCULO 61 DE LA LEY
DE FISCALIZACIÓN SUPERIOR DEL ESTADO DE MORELOS,
NO VULNERA ESTE DERECHO EN SUS VERTIENTES DE
REGLA DE TRATAMIENTO, REGLA PROBATORIA Y
ESTÁNDAR DE PRUEBA.", que fueron objeto de la denuncia
relativa a la contradicción de tesis 200/2013, resuelta por el
Pleno el 28 de enero de 2014.‖

En este mismo sentido, de acuerdo a lo anterior expuesto es


claro que si la autoridad fiscal refiere aún, no obstante el
cumplimiento de todos y cada uno de los requisitos exigidos
por la ley del ISR, así como la ley del IVA, para la procedencia
de la deducción y acreditamiento, mismo que quedaron
detallados en párrafos que anteceden, que las operaciones son
simuladas e inexistentes, debe plasmar en su resolución que
en su momento emita cuales son los actos que realmente

168 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

fueron celebrados para efectos de que surta efectos la


respectiva determinación de simulación y así cumplir con la
carga de la prueba que por disposición expresa del artículo 82
del CFPC de aplicación supletoria a la materia fiscal de
conformidad con el diverso artículo 5 del CFF, le corresponde a
la autoridad fiscal.

A mayor abundamiento, es de señalar que la negación de la


autoridad envolvería la afirmación expresa de un hecho, por lo
que le correspondería a la Autoridad Fiscal la carga de la
prueba para acreditar tales extremos en términos del artículo
82, fracción I, del CFPC de aplicación supletoria, mismo que
refiere:

“Artículo 82.- El que niega sólo está obligado a probar:

I.- Cuando la negación envuelva la afirmación expresa de


un hecho;

II.- Cuando se desconozca la presunción legal que tenga a su


favor el colitigante, y

III.- Cuando se desconozca la capacidad.‖

Por ende, si la Autoridad Fiscal considera que no se acredita


haberse llevado a cabo los actos con sus proveedores y/o
clientes, le corresponde a ella –está obligada- a aportar los
elementos -pruebas bastantes e idóneas- para acreditar su
dicho -Identificar el acto realmente celebrado-, ya que la
negativa antes identificada, implica la afirmación de un hecho,
es por lo que estamos ciertos que la Fiscalizadora a la que le
corresponde la carga de la prueba de este hecho de
conformidad con la fracción I del artículo 82 del CFPC, de
aplicación supletoria a la materia fiscal.

Época: Novena Época


Registro: 203824
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo II, Noviembre de 1995
Materia(s): Común
Tesis: XX.51 K
Página: 575

PRESCRIPCION. CARGA DE LA PRUEBA DE LA. De


conformidad con lo dispuesto por el artículo 81, en relación con

Artículo 69-B del CFF 169


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

el diverso 82, aplicado a contrario sensu, ambos del Código


Federal de Procedimientos Civiles, aplicado supletoriamente a
la Ley Federal del Trabajo, por disposición expresa de su
propio artículo 17, la carga de la prueba, de que transcurrió
el término de la prescripción corresponde a quien opone
tal excepción, ya que constituye la afirmación de un hecho
y, por ende, opera el principio procesal de que, el que
afirma está obligado a probar, correspondiendo al actor
demostrar los hechos constitutivos de su acción y al
demandado los de sus excepciones.

Amparo directo 364/95. Noé Chanona Velázquez. 29 de junio


de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Francisco A. Velasco
Santiago. Secretario: José Gabriel Clemente Rodríguez.‖

Como corolario de lo anterior, es de señalar que la


Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON),
emitió la recomendación 11/2013, pronunciándose también en
el sentido de que no se le puede exigir al contribuyente para la
procedencia de la deducción y/o acreditamiento, requisitos no
previstos en la Ley, tal y como se transcribe a continuación:

I. RECHAZO DE DEDUCCIONES POR NO ACREDITAR LA


PRESTACIÓN DE SERVICIOS (PRECISADO EN EL INCISO
“b”).

Del análisis practicado por esta Procuraduría a las páginas 550


a 1015 de la resolución liquidatoria, se desprende que el
ADMINISTRADOR LOCAL DE AUDITORÍA FISCAL DE
XALAPA rechazó deducciones en cantidad de
$101’667,930.42 por servicios contratados con las empresas
(….) respecto de los cuales estimó que la contribuyente no
logró acreditar su efectiva prestación; ya que si bien aportó los
contratos celebrados con las referidas personas morales y las
facturas expedidas por las proveedoras, tales comprobantes
son documentos privados, por lo que de conformidad con lo
dispuesto en el artículo 203 del Código Federal de
Procedimientos Civiles, aplicable supletoriamente en materia
fiscal de conformidad con lo dispuesto en el artículo 5°,
segundo párrafo del CFF, únicamente acreditan su existencia,
más no la de las operaciones amparadas en las mismas.

Así entonces, a fin de que la empresa quejosa (…) acreditara la


realización de las operaciones, la autoridad fiscalizadora
responsable le efectuó una serie de requerimientos que esta
Procuraduría estima excesivos; ya que, según se advierte del
contenido de la liquidatoria, entre otras cosas, requirió lo
siguiente:

170 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

(…)
En opinión de esta Procuraduría los citados requerimientos
carecen de justificación jurídica pero, sobre todo, de
racionalidad. Por una parte, no existe disposición normativa
que establezca la obligación de los contribuyentes de contar
con los elementos exigidos por la responsable para acreditar
que los servicios fueron efectivamente prestados y, por otra
parte, al solicitar a la contribuyente que informara el nombre de
todas y cada una de las personas asignadas por las empresas
prestadoras de los servicios, características del personal
calificado, horarios de trabajo, periodos de actividades
individualizados, controles de asistencia, etc. asignó a la
contribuyente una carga que no le resultaba propia; ya que
dichas obligaciones corresponden a las empresas prestadoras
de los servicios contratadas por (…)

Al respecto, resulta ilustrativo por analogía, el siguiente criterio


jurisprudencial sostenido por el Pleno de la SCJN:
(…)
Como puede verse, la SCJN ha establecido como un alcance
del principio de legalidad que la actuación de una autoridad, en
ese caso la legislativa, debe cumplir con los principios de
racionalidad y de proporcionalidad.

Traspolando los citados razonamientos a la actuación de las


autoridades fiscales, resulta que éstas también deben cumplir
con los citados principios de razonabilidad y de
proporcionalidad a fin de cumplir con el derecho fundamental
de legalidad y que su actuación, en exceso de poder, no resulte
arbitraria en perjuicio de los gobernados. Por tanto, al efectuar
un requerimiento carente de sustento legal y que genera una
carga desmedida para el contribuyente, este defensor no
jurisdiccional de derechos advierte irracionalidad en la
actuación del ADMINISTRADOR LOCAL DE AUDITORÍA
FISCAL DE XALAPA al formular los aludidos requerimientos
de información durante el curso de la visita.
(…)
Sobre los últimos dos ―razonamientos‖ que elabora la
autoridad, debe decirse que es totalmente infundado e
improcedente que al prestatario de un servicio se le pidan las
documentales que soporten el pago de aportaciones de las
cuotas de seguridad social de sus proveedores de servicios, ya
que esa documentación no le es propia, y menos tenía por qué
llevar listas de raya con firma autógrafa, pues además de que
la contribuyente patrona de esos trabajadores, la Ley Federal
del Trabajo no exige tal requisito.

Ahora bien, esta Procuraduría no desconoce que existen


planeaciones elusivas a través de las cuales ciertos sujetos
pretenden eludir el cumplimiento de sus obligaciones fiscales;

Artículo 69-B del CFF 171


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

sin embargo, lo que no pude ser en ninguna forma admisible en


un Estado de Derecho es que por sí y ante sí, y sin fundamento
legal, la autoridad revisora llegue a conclusiones absurdas
como el que no haber presentado diversos elementos de la
relación laboral que la empresa prestadora de servicios tiene
con sus trabajadores, implica que la contribuyente: ―no llevó a
cabo la construcción de los bienes pactados‖ a través de las
prestadoras de servicios, pues lo cierto es que la empresa
quejosa, en el ejercicio revisado por la propia autoridad, que es
el de 2009, declaró ingresos por 300’413,841.00, según consta
a fojas 1204 de la liquidación, luego, si la quejosa, según la
revisora, no acredito que los prestadores de servicios hubieran
construido las casas habitación, de dónde podrían derivarlos
ingreso declarados por la propia contribuyente.
(…)
Es de destacar por esta Procuraduría el hecho de que la
autoridad fiscalizadora responsable al considerar indispensable
para la procedencia de una deducción el que la contribuyente
acredite el cumplimiento de requisitos que son propios de quien
le prestó el servicio y no de ella misma, la coloca en un
completo estado de indefensión y de imposibilidad material
para satisfacer las exigencias que, en caso de tener cualquier
duda respecto de la veracidad de su existencia, la
ADMINISTRACIÓN LOCAL DE AUDITORÍA FISCAL DE
XALAPA DEL SAT tiene expeditas facultades para fiscalizar a
las prestadoras de servicios y, en caso de encontrar cualquier
irregularidad, efectúe a aquéllas las determinaciones de
contribuciones omitidas, recargos y multas que conforme a
derecho correspondiera.
(…)
Así entonces, para este Organismo Público Autónomo como
defensor no jurisdiccional de los derechos de los
contribuyentes, resulta violatorio de los derechos
fundamentales de legalidad, certeza y seguridad jurídicas
previstos en los artículos 14 y 16 Constitucionales, que el
ADMINISTRADOR LOCAL DE AUDITORÍA FISCAL DE
XALAPA DEL SAT haya rechazado las deducciones en
cantidad de $101’667,930.42 porque supuestamente no logró
acreditar la prestación material de los servicios contratados, sin
que en ningún momento la propia autoridad pusiera en duda la
realización en la vida real de la obra, de donde derivaron
incluso los ingresos declarados por la propia contribuyente en
el ejercicio revisado.

Finalmente es importante señalar que la SCJN resolvió la


Contradicción de Tesis número 226/2014, misma que genero
Jurisprudencia que no es publicada aún, en la que señaló entre
otras cosas que el comprobante sí puede tener efectos fiscales,
aun si hay dudas sobre el emisor.

172 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

"La expedición de comprobantes fiscales por causas no


imputables al contribuyente no invalida por sí mismo el
comprobante fiscal, sino que una vez exhibido compete a
la autoridad hacendaria determinar la procedencia de la
transacción que se pretende y la eficacia del documento
comprobatorio, en el entendido de que éste podrá ser
rechazado si existiera motivo para ello", dice la
jurisprudencia.

Dicho lo anterior, las operaciones realizadas por las empresas


con sus diversos clientes, son totalmente existentes, puesto
que las referidas operaciones están amparadas con varios
comprobantes fiscales, los cuales jamás fueron objetados por
la autoridad, al contrario, reconoce la existencia de los
multicitados comprobantes fiscales –facturas-.

Como corolario de todo lo anterior, es de señalar en este punto


que el quinto párrafo del artículo 69-B del CFF, que refiere
que los EDOS deberán acreditar ante la autoridad dentro del
plazo de treinta (30) días, que efectivamente adquirieron los
bienes o recibieron los servicios que amparan los
comprobantes fiscales que les fueron expedidos por los EFOS,
observando la Regla 1.5 de la RMF para 2018, que establece
lo siguiente:

“Procedimiento para acreditar que efectivamente se


adquirieron los bienes o recibieron los servicios que
amparan los comprobantes fiscales

1.5. Para los efectos del artículo 69-B, penúltimo párrafo


del CFF, las personas físicas y morales que hayan dado
cualquier efecto fiscal a los comprobantes fiscales expedidos
por los contribuyentes incluidos en el listado definitivo a que se
refiere el tercer párrafo del referido artículo, podrán acreditar
que efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los
servicios que amparan dichos comprobantes, o bien, corregir
su situación fiscal dentro del plazo de 30 días siguientes al de
la publicación del Listado en el DOF y en la página de
Internet del SAT, ello conforme a la ficha de trámite 165/CFF
contenida en el Anexo 1-A.

La autoridad podrá requerir información o documentación


adicional, a efecto de resolver lo que en derecho proceda. El
contribuyente contará con un plazo de diez días contados
a partir del día hábil siguiente a aquél en que haya surtido

Artículo 69-B del CFF 173


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

efectos la notificación del requerimiento, para proporcionar


la información y documentación solicitada.

Transcurrido el plazo a que se refiere el párrafo anterior, en


caso de que el contribuyente no proporcione la información y
documentación requerida, se le tendrá por desistido de su
escrito.

El plazo máximo con el que contará la autoridad fiscal para


resolver si el contribuyente acreditó, que efectivamente
adquirió los bienes o recibió los servicios que amparan
dichos comprobantes, será de 30 días contados a partir del
día en que presente su solicitud de aclaración, o bien, de
que se tenga por cumplido el requerimiento de
información.

CFF 69-B”

Por su parte la ficha de trámite 165/CFF contenida en el Anexo


1-A, a que remite la regla señalada, establece lo siguiente:

165/CFF Solicitud de inscripción en el RFC de arrendadores de


espacios (colocación de anuncios publicitarios y/o
antenas de telefonía)
¿Quiénes lo presentan?
Las personas físicas y morales que requieran la renta temporal de
inmuebles para la colocación de anuncios publicitarios panorámicos y
promocionales, así como para la colocación de antenas utilizadas en la
transmisión de señales de telefonía, celebrados con personas físicas.
¿Dónde se presenta?
En el Portal del SAT.
¿Qué documento se obtiene?
1. Si la inscripción se realiza con CURP:
Acuse de Inscripción en el RFC con Cédula de Identificación Fiscal.
2. Si la inscripción se realiza de manera masiva:
Acuse de respuesta con el resultado claves de RFC o acuse de rechazo.
¿Cuándo se presenta?
Cuando las personas físicas y morales requieran la inscripción de otras
personas que les renten de manera temporal inmuebles para la colocación
de anuncios publicitarios panorámicos y promocionales, así como para la
colocación de antenas utilizadas en la transmisión de señales de telefonía.
Requisitos:
Para inscripción con CURP:
No se requiere presentar documentación
Para inscribir de manera masiva:
Archivo con información de tus arrendadores

174 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Condiciones:
Contar con Contraseña.
Para inscripción con CURP:
 Contar con CURP
 Contar con correo electrónico válido que cumpla con las
características a que se refiere el numeral 54 del apartado de
Definiciones de este Anexo.

Información adicional:
Para inscripción masiva genera el archivo con las siguientes
características:
1. Nombre del archivo RFC ddmmaaaa_consecutivo de dos dígitos (##).
Donde el RFC se refiere a la clave en el RFC del pagador persona
física o moral.
ddmmaaaa dd día mm mes aaaa año de la fecha de generación del
archivo.
consecutivo número consecutivo del archivo.
Por ejemplo XAXX010101AAA07072012_01
2. Sin tabuladores.
3. Únicamente mayúsculas.
4. El formato del archivo debe ser en Código Estándar Americano para
Intercambio de Información (ASCII).
5. La información del archivo deberá contener los siguientes seis
campos delimitados por pipes ―|‖:
Primera columna. - CLAVE CURP A 18 POSICIONES del
arrendador.
Segunda columna. - Apellido paterno del arrendador.
Tercera columna. - Apellido materno del arrendador (No
obligatorio).
Cuarta columna. - Nombre(s) del arrendador.
Quinta columna. - Fecha de inicio de operación del arrendador,
debe ser en formato DD/MM/AAAA.
Sexta columna. - Correo electrónico válido del arrendador que
cumpla con las características a que se refiere el numeral 54 del
apartado de Definiciones de este Anexo.
Las columnas no deberán contener títulos o estar vacías, excepto la
tercera columna (sólo si no tiene dato). La inscripción será con el
domicilio fiscal del pagador.
6. La información deberá enviarse en archivos de texto plano
comprimido en formato *.zip.
7. Adjuntar el archivo al caso de ―Servicio o Solicitud‖ y enviar al SAT a
través de ―Mi Portal‖
Disposiciones jurídicas aplicables
Arts. 27 CFF, Reglas 2.4.3., 2.4.6., 2.7.3.2. RMF.

Artículo 69-B del CFF 175


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Es contrario al derecho fundamental de seguridad jurídica


consagrado en el artículo 16 de la CPEUM, pues imponen una
obligación a cargo de los contribuyentes, sin que exista un
mandamiento escrito de la autoridad competente, donde funde
y motive la causa legal del procedimiento.

En otras palabras, se deja a disposición de las autoridades


fiscales la información necesaria para fiscalizar a los
contribuyentes sin contar para ello con un mandamiento escrito
debidamente fundado y motivado.

En efecto, las disposiciones reclamadas permiten que las


autoridades fiscales ejerzan sus facultades de comprobación
sin que los contribuyentes tengan conocimiento de esta
situación sino hasta que se produzca la pre liquidación sobre
su situación fiscal, lo que evidentemente implica una violación
al derecho humano de seguridad jurídica, ya que se habría
tenido acceso a la información y documentación del
contribuyente sin que mediara orden o acto de autoridad
competente por escrito debidamente fundado y motivado, lo
que implica una intromisión en sus papeles y posesiones sin
respetar las formalidades exigidas por el artículo 16 de la
Constitución.

Así, las disposiciones reclamadas llevan a que las autoridades


fiscales ocasionen actos de molestia a los contribuyentes sin
que medie un mandamiento escrito de autoridad competente,
en el que funden y motiven la causa legal del procedimiento en
relación con el ejercicio de sus facultades de comprobación,
situación que evidencia una violación al derecho fundamental
de seguridad jurídica tutelado por el artículo 16 de la
Constitución.

Al respecto, resulta conveniente traer a colación lo determinado


por el Pleno de la SCJN al emitir la tesis de jurisprudencia
P./J.40/96 a través del cual, al establecer la distinción de actos
privativos y actos de molestia, concluyó que estos últimos
constituyen una afectación jurídica del gobernado,
restringiendo de una manera provisional o preventiva un
derecho con el objeto de proteger determinados bienes
jurídicos. Dicha tesis de jurisprudencia es del tenor literal
siguiente:

“ACTOS PRIVATIVOS Y ACTOS DE MOLESTIA. ORIGEN Y


EFECTOS DE LA DISTINCION. El artículo 14 constitucional

176 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

establece, en su segundo párrafo, que nadie podrá ser privado


de la vida, de la libertad o de sus propiedades, posesiones o
derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales
previamente establecidos, en el que se cumplan las
formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las
leyes expedidas con anterioridad al hecho; en tanto, el artículo
16 de ese mismo Ordenamiento Supremo determina, en su
primer párrafo, que nadie puede ser molestado en su persona,
familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de
mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y
motive la causa legal del procedimiento. Por consiguiente, la
Constitución Federal distingue y regula de manera diferente los
actos privativos respecto de los actos de molestia, pues a los
primeros, que son aquellos que producen como efecto la
disminución, menoscabo o supresión definitiva de un derecho
del gobernado, los autoriza solamente a través del
cumplimiento de determinados requisitos precisados en el
artículo 14, como son, la existencia de un juicio seguido ante
un tribunal previamente establecido, que cumpla con las
formalidades esenciales del procedimiento y en el que se
apliquen las leyes expedidas con anterioridad al hecho
juzgado. En cambio, a los actos de molestia que, pese a
constituir afectación a la esfera jurídica del gobernado, no
producen los mismos efectos que los actos privativos,
pues sólo restringen de manera provisional o preventiva
un derecho con el objeto de proteger determinados bienes
jurídicos, los autoriza, según lo dispuesto por el artículo
16, siempre y cuando preceda mandamiento escrito girado
por una autoridad con competencia legal para ello, en
donde ésta funde y motive la causa legal del
procedimiento. Ahora bien, para dilucidar la constitucionalidad
o inconstitucionalidad de un acto de autoridad impugnado como
privativo, es necesario precisar si verdaderamente lo es y, por
ende, requiere del cumplimiento de las formalidades
establecidas por el primero de aquellos numerales, o si es un
acto de molestia y por ello es suficiente el cumplimiento de los
requisitos que el segundo de ellos exige. Para efectuar esa
distinción debe advertirse la finalidad que con el acto se
persigue, esto es, si la privación de un bien material o
inmaterial es la finalidad connatural perseguida por el acto de
autoridad, o bien, si por su propia índole tiende sólo a una
restricción provisional.‖(Énfasis añadido)

Amparo en revisión 1038/94. Construcciones Pesadas Toro,


S.A. de C.V. 24 de octubre de 1995. Mayoría de diez votos.
Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Susana
Alva Chimal.

Amparo en revisión 1074/94. Transportes de Carga Rahe, S.A.


de C.V. 24 de octubre de 1995. Mayoría de diez votos.

Artículo 69-B del CFF 177


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Felisa Díaz


Ordaz Vera.

Amparo en revisión 1150/94. Sergio Quintanilla Cobián. 24 de


octubre de 1995. Mayoría de diez votos. Ponente: José de
Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Susana Alva Chimal.

Amparo en revisión 1961/94. José Luis Reyes Carbajal. 24 de


octubre de 1995. Mayoría de diez votos. Ponente: José de
Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Felisa Díaz Ordaz Vera.

Amparo en revisión 576/95. Tomás Iruegas Buentello y otra. 30


de octubre de 1995. Mayoría de nueve votos. Ponente:
Juventino V. Castro y Castro. Secretario: Teódulo Angeles
Espino.

El Tribunal Pleno, en su sesión privada celebrada el


veinticuatro de junio en curso, aprobó, con el número 40/1996,
la tesis de jurisprudencia que antecede. México, Distrito
Federal, a veinticuatro de junio de mil novecientos noventa y
seis.

Es importante llamar la atención al hecho de que de dicha tesis


se desprende que la afectación a la esfera de derechos, sólo
deberá efectuarse a través de un acto de molestia
efectuado a través de un mandamiento escrito en términos
del artículo 16 Constitucional.

Lo anterior implica que para que las autoridades fiscales


puedan llevar a cabo actos de molestia con los contribuyentes,
deberán contar con un mandamiento escrito, no obstante lo
anterior, el quinto párrafo del artículo 69-B del CFF permite
llevar a cabo un acto de molestia sobre los gobernados sin
contar con mandamiento escrito, afectando de manera clara
sus derechos humanos.

En efecto, a fin de respetar el derecho fundamental de


seguridad jurídica previsto por el artículo 16 de nuestra
Constitución, resulta indispensable que las autoridades emitan
un mandamiento escrito y que en el mismo funde y motive la
causa legal del acto de molestia, lo que no acontece tratándose
del quinto párrafo del artículo 69-B del CFF.

Al respecto, la Primera Sala de nuestro Máximo Tribunal ha


establecido que la facultad de la autoridad fiscal para requerir a
los contribuyentes la documentación relativa al cumplimiento de
sus obligaciones fiscales, consiste en un acto de molestia que

178 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

afecta su esfera jurídica, por lo que está sujeto al cumplimiento


de los requisitos previstos en el numeral 16 de nuestra
Constitución, referentes a que tal mandato debe constar por
escrito, ser emitido por autoridad competente, y encontrarse
debidamente fundado y motivado. Dicho criterio puede
advertirse de la tesis que a continuación se transcribe:

―OBLIGACIONES FISCALES. LA FACULTAD DE LA


AUTORIDAD FISCAL PARA REQUERIR A LOS
CONTRIBUYENTES LA DOCUMENTACIÓN RELATIVA A SU
CUMPLIMIENTO Y SANCIONAR SU INCUMPLIMIENTO, EN
TÉRMINOS DEL ARTÍCULO 41, FRACCIÓN I, DEL CÓDIGO
FISCAL DE LA FEDERACIÓN VIGENTE EN 2010,
CONSTITUYE UN ACTO DE MOLESTIA. De acuerdo con los
criterios emitidos por el Tribunal en Pleno de esta Suprema
Corte de Justicia de la Nación, la facultad de la autoridad fiscal
para requerir a los contribuyentes la documentación relativa al
cumplimiento de sus obligaciones fiscales y la correlativa
atribución de sancionar su incumplimiento mediante la
imposición de una multa prevista en términos del artículo 41,
fracción I, del Código Fiscal de la Federación, consiste en un
acto de molestia que afecta su esfera jurídica restringiendo de
manera provisional o preventiva sus derechos con la finalidad
de verificar el efectivo cumplimiento de la obligación de
contribuir prevista en el artículo 31, fracción IV, de la Ley
Fundamental, por lo que el ejercicio de esas facultades está
sujeto al cumplimiento de los requisitos previstos en el
numeral 16 del mismo ordenamiento Supremo, referentes a
que tal mandato debe constar por escrito, emitido por la
autoridad competente, debidamente fundado y motivado,
sin que sea necesaria la existencia de un procedimiento previo
al ejercicio de tales facultades en el que se cumpla con las
formalidades esenciales del procedimiento, toda vez que no se
trata de un acto de privación de los derechos de los
contribuyentes.‖

Amparo directo en revisión 251/2012. Maquilas y Detallistas,


S.A. de C.V. 7 de marzo de 2012. Cinco votos. Ponente: José
Ramón Cossío Díaz. Secretario: Jorge Jiménez Jiménez.
Amparo directo en revisión 686/2012. Incomer, S.A. de C.V. 25
de abril de 2012. Cinco votos. Ponente: José Ramón Cossío
Díaz. Secretario: Jorge Jiménez Jiménez.

9.1. Inconstitucionalidad del quinto párrafo del


artículo 69-B CFF
En el caso del quinto párrafo del artículo 69-B del CFF,
podemos concluir que resulta violatorio del derecho
fundamental de seguridad jurídica consagrado en el artículo 16

Artículo 69-B del CFF 179


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de nuestra Constitución, al dejar al arbitrio de las autoridades


fiscales el llevar a cabo actos de molestia en contra de los
contribuyentes por medio de una constante e ilimitada
fiscalización, se insiste, sin que para ello medie un
mandamiento escrito emitido por autoridad competente que
funde y motive la causa legal del procedimiento.

Se afirma lo anterior, pues el quinto párrafo del artículo 69-B


del CFF obliga a los contribuyentes a acreditar que
efectivamente se adquirieron los bienes o recibieron los
servicios que amparan los comprobantes fiscales que le fueron
expedidos por diversos proveedores, aportando escrito libre en
original y copia firmada por el contribuyente o su representante
legal, relación de comprobantes fiscales y respaldo de la
documentación e información con la que compruebe la
realización de las operaciones que amparan dichos
comprobantes –en síntesis toda la contabilidad-, lo que
permite a las autoridades fiscales de hacerse de la misma, sin
la necesidad del referido mandamiento, lo que a su vez le
permite el ejercicio de la facultad de comprobación consistente
en la revisión electrónica prevista en el artículo 42, fracción IX
del CFF.

En efecto, a fin de llevar a cabo las facultades previstas en el


artículo 42, fracción IX del CFF, las autoridades fiscales no
requieren de un mandamiento escrito emitido por autoridad
competente, que funde y motive la causa legal del
procedimiento.

En este sentido, se insiste en el hecho de que las autoridades


fiscales buscaron facultarse para obtener información contable de
los contribuyentes de la forma estructurada que a sus intereses
conviniesen, sin que para ello sea necesario que se emita un
mandamiento escrito por autoridad competente, situación que se
insiste resulta violatorio del derecho fundamental de seguridad
jurídica consagrado en el artículo 16 de la CPEUM.

Confirma lo anterior, el hecho de que incluso, al amparo del


artículo 53-B del CFF, las autoridades fiscales pueden emitir una
pre-liquidación (que sin lugar a dudas constituye un acto de
molestia), sin siquiera haber iniciado un procedimiento precedido
de un mandamiento en términos del artículo 16 de nuestra
Constitución.

180 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Al respecto, es importante recordar que el artículo 53-B del CFF


regula el procedimiento para realizar las revisiones electrónicas,
dentro del cual destaca lo siguiente:

- Con base en la información y documentación que obre en su


poder, las autoridades fiscales darán a conocer los hechos que
deriven en la omisión de contribuciones y aprovechamientos, a
través de una resolución provisional que, en su caso, contenga la
pre liquidación respectiva.

- En caso de que el contribuyente no aporte pruebas, ni


manifieste a lo que su derecho convenga para desvirtuar los
hechos u omisiones contenidos en la resolución provisional, ésta
se volverá definitiva y las cantidades determinadas se harán
efectivas mediante el procedimiento administrativo de ejecución.

En este sentido, es claro que con la información y documentación


que el contribuyente aporte, “escrito libre en original y copia
firmada por el contribuyente o su representante legal, relación
de comprobantes fiscales y respaldo de la documentación e
información con la que compruebe la realización de las
operaciones que amparan dichos comprobantes‖ –
prácticamente toda la contabilidad- al SAT, las autoridades
fiscales se encontrarán en posibilidad de ejercer sus facultades
de comprobación e incluso emitir un crédito fiscal (pre
liquidación).

Resulta importante llamar la atención, al hecho de que


tratándose del ejercicio de otro tipo de facultades de
comprobación, como lo es la visita domiciliaria y la revisión de
gabinete, las autoridades fiscales se encuentran obligadas a
emitir una orden de visita o un requerimiento de información y
documentación, respectivamente, debidamente fundados y
motivados, ello a fin de observar el contenido del artículo 16 de
nuestra Constitución, situación que incluso ha sido reconocida
por nuestro México Tribunal en la tesis de jurisprudencia 2a./J.
61/2010, misma que se transcribe a continuación:

―REVISIÓN DE ESCRITORIO O VISITA DOMICILIARIA. LAS


ÓRDENES RELATIVAS DIRIGIDAS A LOS GOBERNADOS
COMO SUJETOS DIRECTOS Y COMO RETENEDORES,
CUMPLEN LOS REQUISITOS DE FUNDAMENTACIÓN Y
MOTIVACIÓN CUANDO SE FUNDAN EN EL ARTÍCULO 42,
FRACCIONES II Y III, RESPECTIVAMENTE, DEL CÓDIGO
FISCAL DE LA FEDERACIÓN. Las órdenes citadas,
previstas en las fracciones II y III del artículo 42 del Código

Artículo 69-B del CFF 181


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Fiscal de la Federación, que pueden dirigirse a los


contribuyentes, responsables solidarios o terceros con
ellos relacionados, satisfacen los requisitos de
fundamentación y motivación contenidos en los artículos
16 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos y 38, fracción IV, del mencionado Código,
cuando además de fundarse en aquellas fracciones, precisan
las contribuciones motivo de verificación en cada caso y
cumplen las condiciones formales inherentes. Lo anterior es
así, en primer lugar, porque tales fracciones prevén dichas
órdenes, y la circunstancia de que aludan a los retenedores y
no expresamente a los responsables solidarios no genera
incertidumbre en sus destinatarios respecto a la facultad de
comprobación que la autoridad fiscal haya decidido ejercer en
cada caso; y, en segundo lugar, porque no resultan genéricas
en su objeto ni provocan inseguridad jurídica, porque no crean
duda en sus destinatarios, pues si bien las citadas fracciones II
y III no contemplan específicamente la figura del retenedor,
como uno de los obligados a proporcionar información y
documentación a las autoridades fiscales para que ejerzan sus
facultades de comprobación, al hacerse referencia al retenedor
se entiende que se alude a un responsable solidario del
contribuyente, pues el retenedor constituye una especie del
género responsable solidario, según se desprende de la
fracción I del artículo 26 del invocado ordenamiento tributario.
Por el contrario, las órdenes así emitidas favorecen en mayor
entidad a sus destinatarios, pues si se ha considerado que la
autoridad administrativa no está obligada a señalar por qué les
atribuye el carácter de contribuyentes directos, responsables
solidarios o terceros relacionados, es evidente que genera
mayor seguridad jurídica la circunstancia de que a los
destinatarios se les otorgue el carácter de retenedores, cuyo
término resulta ser más específico que el de responsables
solidarios, porque dentro de éste se encuentran tanto los
retenedores como los enlistados en las demás fracciones del
citado artículo 26. En esa tesitura, es innecesario que en las
órdenes de que se trata se invoque la fracción I de ese último
numeral, en la medida en que no es en ella donde se prevé la
facultad de comprobación respectiva, sino únicamente se
precisa el alcance de la figura de la responsabilidad solidaria
referida en las multicitadas fracciones II y III, al establecerse,
en aquélla, que los retenedores son responsables solidarios
con los contribuyentes.‖ (Énfasis añadido)

Contradicción de Tesis 63/2010. Entre las sustentadas por los


Tribunales Colegiados Segundo en Materias Administrativa y
Civil del Décimo Noveno Circuito y Primero en Materia
Administrativa del Cuarto Circuito. 28 de abril de 2010.
Unanimidad de cuatro votos. Ausente: Margarita Beatriz Luna

182 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Ramos. Ponente: Sergio A. Valls Hernández. Secretario: José


Álvaro Vargas Ornelas.

Tesis de jurisprudencia 61/2010. Aprobada por la Segunda


Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del doce de mayo
de dos mil diez.

De la tesis de jurisprudencia transcrita, se desprende que las


facultades de comprobación consistente en requerir
contabilidad para su revisión, así como para practicar visitas
domiciliarias, cumplen con los requisitos del artículo 16 de la
CPEUM, cuando se emiten órdenes debidamente fundadas y
motivadas.

o Ahora bien, es de señalar que el artículo 69-B, quinto


párrafo del CFF al no referir plazo alguno con que contara
la Autoridad para valorar los argumentos, fundamentos,
tanto jurídicos como fiscales administrativos, y el soporte
documental correspondiente aportado, como tampoco
plazo para que proceda a emitir y notificar su resolución
definitiva, viola lo dispuesto por los artículos 14 y 16
Constitucionales.

A mayor abundamiento, es de señalar que con motivo de la


expedición del artículo 69-B quinto párrafo del CFF se violó de
manera directa los artículos 14 y 16 de la CPEUM, donde se
consagran, entre otras, las garantías de legalidad y seguridad
jurídica, puesto que el referido numeral no se motivó conforme
a derecho el ejercicio de la facultad discrecional que se
confiere a las autoridades fiscales.

En un ordenamiento legal se pueden otorgar a las autoridades


facultades reguladas, o bien, facultades discrecionales,
debiendo entenderse por las primeras, aquellas en las que la
ley, en sentido formal y material, otorga a la autoridad facultad
de llevar a cabo una determinada conducta, sin permitirle una
actuación diferente, es decir, en la ley se establece la forma
como la autoridad debe actuar, y ésta no puede eximirse del
cumplimiento de la ley; mientras que a diferencia de las
anteriores, en el caso de las facultades discrecionales, la ley se
deja a la prudente valoración de la autoridad el momento en
que debe actuar, o en su caso, la forma como debe hacerlo, sin
embargo, en ambos casos la actuación de la autoridad está
sujeta a las garantías de legalidad y seguridad jurídica que se
encuentran previstas en los artículos 14 y 16 de la CPEUM.

Artículo 69-B del CFF 183


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

El hecho de que en una ley se otorgue una facultad


discrecional no permite a la autoridad ejercerla sin límite
alguno, ya que esto sería tanto como una arbitrariedad, tal y
como se desprende de la siguiente cita:

―...Esta facultad debe distinguirse del poder arbitrario, pues


mientras éste representa la voluntad personal del titular de un
órgano administrativo que obra impulsado por sus pasiones,
sus caprichos o sus preferencias, aquélla, aunque constituye la
esfera libre de la actuación de una autoridad, tiene un origen
legítimo, como lo es la autorización legislativa y un límite que
en el caso extremo en que no esté señalado en la misma ley o
implícito en el sistema que ésta adopta, existe siempre en el
interés general que constituye la única finalidad que pueden
perseguir las autoridades administrativas. Por esta razón,
mientras una orden arbitraria carece en todo caso de
fundamento legal, la orden dictada en uso de la facultad
discrecional podrá satisfacer los requisitos del artículo 16
constitucional de fundar y motivar la causa legal del
procedimiento...‖

En el mismo sentido que el maestro Gabino Fraga se han


pronunciado nuestros Tribunales Federales, tal y como se
desprende de las tesis que a continuación se transcriben:

―Octava Época
Registro: 221682
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
VIII, Octubre de 1991
Materia(s): Administrativa
Tesis:
Página: 181

FACULTADES DISCRECIONALES, OBLIGACIONES QUE


DEBE CUMPLIR LA AUTORIDAD, CUANDO ACTUA EN
EJERCICIO DE. Cuando la autoridad administrativa actúa en
ejercicio de facultades discrecionales y tiene una libertad más
amplia de decisión, esto no le otorga una potestad ilimitada,
debiendo en todo caso la autoridad, dentro de una sana
administración, sujetarse en sus actos autoritarios a
determinados principios o límites como son, la razonabilidad
que sólo puede estar basada en una adecuada fundamentación
del derecho que la sustenta, así como en una motivación, aún
mayor que en el acto reglado, que tiene por objeto poner de
manifiesto su juridicidad; asimismo, debe estar apoyado o tener
en cuenta hechos ciertos, acreditados en el expediente relativo,

184 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

o públicos y notorios y, finalmente, ser proporcional entre el


medio empleado y el objeto a lograr.

CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo en revisión 1214/91. Justo Ortego Ezquerro. 13 de


junio de 1991. Unanimidad de votos. Ponente: Hilario Bárcenas
Chávez. Secretario: Fernando A. Ortiz Cruz.‖

―Sexta Época
Registro: 267114
Instancia: Segunda Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Tercera Parte, LV
Materia(s): Administrativa
Tesis:
Página: 17

FACULTAD DISCRECIONAL O DE ARBITRIO, DEBE


RESPETARSE LA DE LA AUTORIDAD ADMINISTRATIVA.
Debe respetarse por lo general, en el juicio de amparo, el uso
que la autoridad administrativa haga de su poder discrecional o
de la facultad de arbitrio que la ley le concede, a condición de
que se dé un ejercicio prudente de tal arbitrio, es decir, que la
autoridad parta de hechos objetivos y de datos comprobados y,
sobre la base de estos, elabore argumentaciones que no
pugnen con las reglas de la lógica ni con las máximas de la
experiencia.

Amparo en revisión 5975/61. The Coca-Cola Company. 24 de


enero de 1962. Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Felipe
Tena Ramírez.‖

Ahora bien, el artículo 69-B quinto párrafo del CFF vigente a


partir del 1° de Enero de 2014, deja al libre albedrio de las
autoridades fiscales el emitir o no una resolución en la que
declare que efectivamente fueron adquiridos los bienes o
recibidos los servicios que amparan los comprobantes fiscales
o bien lo contrario.

A mayor abundamiento, al establecer el artículo 69-B, quinto


párrafo del CFF que ―Las personas físicas o morales que hayan
dado cualquier efecto fiscal a los comprobantes fiscales
expedidos por un contribuyente incluido en el listado a que se
refiere el párrafo tercero de este artículo, contarán con treinta
días siguientes al de la citada publicación para acreditar ante
la propia autoridad, que efectivamente adquirieron los
Artículo 69-B del CFF 185
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

bienes o recibieron los servicios que amparan los citados


comprobantes fiscales, o bien procederán en el mismo plazo
a corregir su situación fiscal, mediante la declaración o
declaraciones complementarias que correspondan, mismas
que deberán presentar en términos de este Código‖, luego
entonces, no establece el dispositivo legal de marras que
documental es la que se deberá aportar para efectivamente
acreditar que fueron adquiridos los bienes o recibidos los
servicios que amparan los comprobantes fiscales, además de
que deja al libre albedrío de las autoridades fiscales la forma de
emitir su resolución –si es que se emitirá porque no establece,
además de que no establece un plazo para emitir-, es decir, si
con la documental que se consideró pertinente para acreditar lo
anterior, es suficiente o no para la autoridad fiscal, para
acreditar lo anterior.

Además de lo anterior, en el artículo 69-B quinto párrafo, del


CFF no se describen las etapas o plazos, procedimiento
que debe tener una investigación.

De esta manera, se deja al gobernado en total estado de


indefensión, en un procedimiento en el que no conoce cómo,
con qué carácter ni por qué se le está llamando al mismo –ni
periodo alguno-, ni mucho menos cuál es el bien jurídico
presuntamente afectado a juicio de la autoridad, ni los
elementos que tuvo y que provocaron la determinación de las
autoridades fiscales para abrir la investigación y llamar a ella al
contribuyente.

Así, tenemos que el artículo 69-B quinto párrafo del CFF


vigente a partir del 1° de Enero de 2014, si bien establece la
facultad aludida, no contempla en ninguna de sus partes, el
procedimiento que las fiscalizadoras deben de seguir –
mandamiento, plazos, resolución-, lo que implica que vulnere
la garantía de seguridad jurídica prevista en los numerales 14 y
16 de la Constitución Federal, en el sentido de que las
autoridades deben llevar a cabo sus actuaciones en base a lo
previsto en las normas jurídicas, situación que al no
encontrarse prevista en el referido artículo, que se tacha de
inconstitucional, resulta violatorio de dichas garantías, al dejar
al particular en estado de indefensión ante las actuaciones de
la autoridad fiscal federal.

En ese sentido, en aras de garantizar el respeto de los


derechos de los particulares, si bien no se puede exigir que las

186 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

leyes sean tan bastas que comprendan todos y cada uno de los
supuestos, no menos cierto es que una gran parte de su
finalidad es la previsibilidad del fenómeno jurídico, esto es, que
todos aquellos que por una conducta u otra, se encuentren
ubicados en una hipótesis legal determinada, sepan de manera
invariable cuál es el procedimiento que la autoridad
fiscalizadora deberá seguir, para que se tenga conocimiento de
ello.

Ahora bien, no puede ser óbice a lo anterior expuesto la Regla


1.5. de la RMF para 2018, publicada en el DOF el 22 de
Diciembre de 2017, misma que quedó transcrita anteriormente,
ya que la regla en cuestión, en primer término, no establece
que documental es la que se deberá aportar para
efectivamente acreditar que fueron adquiridos los bienes o
recibidos los servicios que amparan los comprobantes fiscales,
sin embargo se remite a la ficha de trámite 165/CFF contenida
en el Anexo 1-A que también quedó plasmada en párrafos
anteriores, en la que se establece que deberá presentarse
escrito libre en original y copia firmada por el contribuyente o su
representante legal, la relación de comprobantes fiscales y
respaldo de la documentación e información con la que se
compruebe la realización de las operaciones que amparan
dichos comprobantes, es decir, sigue sin establecer que
documental es la que se deberá aportar dejando al libre
albedrío de las autoridades fiscales la forma de emitir su
resolución.

Además, la Regla 1.5., de la RMF para 2018, establece que la


autoridad podrá requerir información o documentación
adicional, a efecto de resolver lo que en derecho proceda y que
el contribuyente contará con un plazo de diez (10) días
contados a partir del día hábil siguiente a aquél en que haya
surtido efectos la notificación del requerimiento, para
proporcionar la información y documentación solicitada.

Pues bien una vez más incurre en ilegalidad, en virtud de que


no establece de nueva cuenta que documental es la que
requerirá la autoridad –por lo menos si debe estar relacionada
con el trámite en sí- o qué tipo de documental es la que debe
proporcionarse. En ese sentido deja al libre albedrio de la
autoridad el requerir lo que se le antoje, como por ejemplo la
TOTALIDAD DE LA CONTABILIDAD de los contribuyentes, lo
que resultaría por completo ilegal, en virtud de que la autoridad

Artículo 69-B del CFF 187


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

no se encuentra dentro del ejercicio de facultades de


comprobación establecidas en el artículo 42 del CFF.

Luego entonces, la información que se proporcione le va a


servir a la autoridad fiscal para en su momento ejercer
facultades de comprobación en contra de las personas físicas o
morales que hayan dado cualquier efecto fiscal a los
comprobantes expedidos por el contribuyente enlistado
conforme al último párrafo del artículo 69-B, del CFF, vigente a
partir del 1° de Enero de 2014.

Así, el artículo en cuestión deja a la discrecionalidad de la


autoridad respecto de cuando es suficiente o no lo aportado por
el contribuyente para demostrar que efectivamente adquirió los
bienes o recibió los servicios que amparan los comprobantes
fiscales y deja en estado de indefensión a la contribuyente.

Por otra parte, si bien es cierto la Regla 1.5., de la RMF para


2018, establece que “el plazo máximo con el que contará la
autoridad fiscal para resolver si el contribuyente acreditó, que
efectivamente adquirió los bienes o recibió los servicios que
amparan dichos comprobantes, será de 30 días contados a
partir del día en que presente su solicitud de aclaración, o bien,
de que se tenga por cumplido el requerimiento de información”
de lo anterior se puede desprender que de igual forma no
establece si la autoridad fiscal emitirá resolución debidamente
fundada y motivada, únicamente establece plazo para la
valoración de lo expuesto por el contribuyente, dejando en
incertidumbre jurídica si la autoridad fiscal habrá de emitir o no
resolución previo al inicio de las facultades de comprobación.

No obstante, si bien se establece un procedimiento y plazos, y


en el supuesto de que se determinara que el último párrafo de
la regla citada si establece un plazo para emitir resolución –se
insiste que no es así- es decir, establece un procedimiento
para acreditar que efectivamente se adquirieron los bienes o
recibieron los servicios que amparan los comprobantes
fiscales, señalando los plazos respectivos, es de señalar en
este punto, que la misma no cumple con el principio de
primacía de ley.

Para acreditar lo señalado en párrafo anterior, es de traer a la


luz lo que refiere el artículo 33, inciso g), del CFF vigente:

188 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

―Artículo 33. Las autoridades fiscales para el mejor


cumplimiento de sus facultades, estarán a lo siguiente:

I. Proporcionarán asistencia gratuita a los contribuyentes y para


ello procurarán:

g) Publicar anualmente las resoluciones dictadas por las


autoridades fiscales que establezcan disposiciones de carácter
general agrupándolas de manera que faciliten su conocimiento
por parte de los contribuyentes; se podrán publicar
aisladamente aquellas disposiciones cuyos efectos se limitan a
períodos inferiores a un año.‖

De la anterior transcripción se aprecia que las autoridades


fiscales pueden emitir resoluciones anuales que contengan
disposiciones de carácter general tendentes a precisar o
detallar la regulación establecida en las leyes y reglamentos
fiscales. En relación con este tipo de resoluciones el Pleno de
la SCJN ha establecido que están sujetas a principios que
tutelan la seguridad jurídica de los gobernados, entre otros, los
de reserva y primacía de ley.

Esta afirmación tiene sustento en la tesis Plenaria visible en la


página 15, del Tomo XX, correspondiente al mes de septiembre
de dos mil cuatro, de la Novena Época del Semanario Judicial
de la Federación y su Gaceta que dice:

“RESOLUCIÓN MISCELÁNEA FISCAL. LAS REGLAS QUE


CONTIENE PUEDEN LLEGAR A ESTABLECER
OBLIGACIONES A LOS CONTRIBUYENTES, YA QUE NO
CONSTITUYEN CRITERIOS DE INTERPRETACIÓN SINO
DISPOSICIONES DE OBSERVANCIA GENERAL. De los
artículos 33, párrafo penúltimo y 35 del Código Fiscal de la
Federación se advierte que la atribución conferida a diversas
autoridades fiscales para dar a conocer los criterios internos
que deben seguirse en la aplicación de las normas tributarias,
se refiere a las interpretaciones que esas autoridades realicen
de cualquier disposición de observancia general que incida en
el ámbito fiscal, bien sea una ley, un reglamento o una regla
general administrativa, por lo que, por su propia naturaleza, no
pueden generar obligación alguna a los gobernados sino, en
todo caso, ser ilustrativas sobre el alcance de dichas normas y
en caso de publicarse en el Diario Oficial de la Federación,
otorgarán derechos a los contribuyentes. En cambio, las
disposiciones de observancia general cuya emisión y
publicación se rigen, respectivamente, por lo dispuesto en los
artículos 14, fracción III, de la Ley del Servicio de
Administración Tributaria y 33, fracción I, inciso g), del Código

Artículo 69-B del CFF 189


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Fiscal de la Federación, tienen como finalidad precisar la


regulación establecida en las leyes y reglamentos fiscales
expedidos por el Congreso de la Unión y el Presidente de la
República con el fin de lograr su eficaz aplicación y están
sujetas a principios que tutelan la seguridad jurídica de los
gobernados, entre otros, los de reserva y primacía de la ley,
por lo que deben ceñirse a lo previsto en el acto formal y
materialmente legislativo que habilita su emisión. En tal virtud,
al tratarse de actos de diversa naturaleza no existe razón
alguna para considerar que las reglas agrupadas en la
Resolución Miscelánea Fiscal se rigen por los mencionados
artículos 33, párrafo penúltimo y 35, ya que éstos se refieren
exclusivamente a criterios interpretativos que sostengan las
autoridades fiscales, los que en ningún momento serán
obligatorios para los gobernados, a diferencia de las
disposiciones de observancia general que emita el Presidente
del Servicio de Administración Tributaria, las cuales son de
cumplimiento obligatorio para los gobernados, sin menoscabo
de que alguna de ellas, con motivo de una sentencia dictada en
algún medio de defensa que prevé el orden jurídico nacional,
pueda perder sus efectos, total o parcialmente, al no ceñirse a
los referidos principios y, en su caso, a las condiciones que
establezca el legislador para su dictado.‖

Conforme a la citada tesis la miscelánea fiscal está sujeta a


los principios de reserva y primacía de la ley, esto es, a los
mismos principios a los que están sujetos los reglamentos
respecto de las leyes. El primero de los referidos principios
determina que aquélla no puede regular materias que deben
ser normadas en las leyes y, el segundo, consiste en que la
miscelánea fiscal debe estar precedida por un ordenamiento
legal en el que encuentra su justificación y medida toda vez
que se limita a detallar y precisar la regulación correspondiente.

Así pues, es cierto que el Estado, para el cometido de sus


finalidades específicas, se encuentra facultado para exigir a los
habitantes el cumplimiento de ciertas obligaciones de dar o
hacer, pero sus facultades no son absolutas, pues se
encuentran limitadas por los principios constitucionales que
norman su expedición de ley y jerarquía normativa, contenidos
en los artículos 16 y 133 de la Carta Magna. Además, como ya
se mencionó, las disposiciones generales que impongan al
sujeto pasivo una carga personal, rebasando los alcances
establecidos por el legislador federal, con el consiguiente
avasallamiento de los particulares instituidos con el deber de
cumplir con una carga pública cada vez más desproporcionada
e intrusiva de su actividad.

190 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

En esa virtud, debe estimarse que la Regla en comento


transgrede la garantía de legalidad y el principio de reserva de
ley que consagran los artículos 16 y 133 constitucionales.

En los artículos 133 y 89, fracción I, de la CPEUM se establece


claramente el principio de supremacía de la ley frente a las
disposiciones reglamentarias, tal y como se desprende de la
siguiente transcripción.

―Artículo 89. Las facultades y obligaciones del Presidente son


las siguientes:

I. Promulgar y ejecutar las leyes que expida el Congreso de la


Unión, proveyendo en la esfera administrativa a su exacta
observancia.‖

―Artículo 133. Esta Constitución, las leyes del Congreso que


emanen de ella y todos los tratados que estén de acuerdo con
la misma, celebrados y que se celebren por el Presidente de la
República, con aprobación del Senado, serán la Ley Suprema
de toda la Unión...‖.

Como se puede apreciar, en el artículo 133 de la CPEUM se


establece claramente que la Constitución, las leyes que de ella
emanen (Leyes en sentido formal y material) y los tratados
internacionales que se celebren de acuerdo con la
Constitución, constituyen la ley suprema del país; mientras que
en el artículo 89, fracción I, de nuestra Carta Magna se
encuentra prevista la facultad reglamentaria del Presidente de
la República, la cual tiene como propósito facilitar y simplificar
la aplicación de las leyes expedidas por el Poder Legislativo,
mediante disposiciones generales y obligatorias que en todo
momento deben apegarse a lo dispuesto por la ley expedida
por el Congreso de la Unión que les sirva de sustento.

Así pues, las disposiciones reglamentarias que sean expedidas


por el Presidente de la República en ejercicio de la facultad que
le confiere la fracción I del artículo 89 de la CPEUM en todo
momento deben encontrarse apegadas al contenido de las
leyes que le sirvan de sustento, puesto que las disposiciones
reglamentarias no pueden restringir o suspender el ejercicio del
derecho que la ley confiere a los particulares, así como
tampoco se puede modificar el contenido obligacional de una
norma legislativa, y mucho menos está permitido que se
otorgue una facultad a servidores públicos cuando conforme a

Artículo 69-B del CFF 191


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

la ley dichas facultades corresponden exclusivamente a otros


funcionarios.

La razón de lo anterior, obedece al hecho de que el contenido


de una disposición emanada del Poder Legislativo no puede
ser modificada en cuanto a su contenido y alcance por medio
de una disposición reglamentaria, ya que de ser el caso se
violaría el artículo 72, inciso F), de la CPEUM.

Insistiéndose, existe el principio de primicia de la ley, que opera


en favor de ésta.

Por primicia de la ley se entiende que las disposiciones


contenidas en una ley de carácter formal no pueden ser
modificadas por un reglamento. Esto es un principio basado en
la autoridad formal de las leyes, reconocido en el inciso ―F‖ del
artículo 72 de la Constitución, según el cual ―en la
interpretación, reforma o derogación de las leyes o decretos, se
observarán los mismos trámites establecidos para su
formación...‖.

Para corroborar que los reglamentos expedidos por el


Presidente de la República tienen como sustento y límite el
contenido de una disposición emanada del Poder Legislativo,
basta tomar en consideración la tesis jurisprudencial que a
continuación se transcribe:

―Quinta Época
Registro: 326948
Instancia: Segunda Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
LXXII
Materia(s): Constitucional
Tesis:
Página: 6716

LEYES Y REGLAMENTOS, DIFERENCIA ENTRE LOS. El


carácter propio de la ley, aunque no reside en su generalidad ni
en la impersonalidad de las órdenes que da, ya que ese
carácter puede tenerlo también los reglamentos, sí consiste en
el hecho de que la ley es una expresión de la voluntad
nacional, manifestada mediante los Congresos, lo que no
puede decirse de un reglamento, que es la expresión de la
voluntad de los administradores o de los órganos del poder
administrativo. Los reglamentos deben estar sujetos a una ley
cuyos preceptos no pueden modificar; así como las leyes

192 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

deben circunscribirse a la esfera que la Constitución les señala,


la misma relación debe guardar el reglamento en relación con
la ley respectiva, según nuestro régimen constitucional. Algún
tratadista dice: que la ley es una regla general escrita, a
consecuencia de una operación de procedimiento, que hace
intervenir a los representantes de la nación, que declara
obligatorias las relaciones sociales que derivan de la naturaleza
de las cosas, interpretándolas desde el punto de vista de la
libertad; el reglamento es una manifestación de voluntad, bajo
la forma de regla general, emitida por una autoridad que tiene
el poder reglamentario y que tiende a la organización y a la
policía del Estado, con un espíritu a la vez constructivo y
autoritario; (hasta aquí el tratadista). Cuando mucho, se podrá
admitir que el reglamento, desde el punto de vista material, es
un acto legislativo, pero nunca puede serlo bajo el aspecto
formal, ni contener materias que están reservadas a la ley, o
sea actos que puedan emanar de la facultad que corresponde
al poder legislativo, porque desaparecería el régimen
constitucional de separación de funciones. La ley tiene cierta
preferencia, que consiste en que sus disposiciones no pueden
ser modificadas por un reglamento. Este principio es
reconocido en el inciso "f" del artículo 72 de la Constitución,
que previene que en la interpretación, reforma o derogación de
las leyes o decretos, se observaran los mismos trámites
establecidos para su formación. Conforme a la misma
Constitución, hay materias que solo pueden ser reguladas por
una ley. La reglamentación de las garantías individuales sólo
puede hacerse, salvo casos excepcionales, por medio de una
ley, en sentido formal; del mismo modo que se necesita una ley
para imponer contribuciones y penas para organizar la guardia
nacional, etcétera. De modo que si bien existen algunas
relaciones entre el reglamento y la ley, no pueden tener ambos
el mismo alcance, ni por razón del órgano que los expide, ni
por razón de la materia que consignan, ni por la fuerza y
autonomía que en sí tienen, ya que el reglamento tiene que
estar necesariamente subordinado a la ley, de lo cual depende
su validez, no pudiendo derogar, modificar, ampliar y restringir
el contenido de la misma, ya que sólo tiene por objeto proveer
a la exacta observancia las leyes que expide el Congreso de la
Unión, de donde se deduce que si el artículo 4o. constitucional
exige una ley previa para que se restrinja la libertad de
comercio y trabajo y la ley que establece la restricción no es
mas que un reglamento, como los artículos constitucionales no
pueden ser reglamentados sino por una ley, está fuera de duda
que la reglamentación administrativa esta en pugna con la
Constitución, pues el artículo 89, fracción I, de la Constitución
vigente, sólo establece la facultad reglamentaria por lo que
hace a las leyes expedidas por el Congreso de la Unión, y el
mismo espíritu imperó en todas las Constituciones anteriores.

Artículo 69-B del CFF 193


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Amparo administrativo en revisión 58/33.

Revendedores de Boletos de Espectáculos Públicos", S. C. L. y


coags. 15 de noviembre de 1935. Mayoría de tres votos.
Disidentes: Jesús Garza Cabello y José María Truchuelo.
Relator: Agustín Gómez Campos.‖

En consecuencia, resulta evidente que la regla 1.5., de la RMF


para 2018 no se encuentra apegada a las disposiciones
constitucionales citadas, toda vez que a través del ejercicio de
la facultad del Jefe del SAT, ni siquiera reglamentaria se
pretende modificar los supuestos establecidos en el propio
artículo 69-B quinto párrafo del CFF y de ahí que válidamente
pueda afirmarse que la referida Regla va más allá de la ley que
le sirve de fundamento y límite.

En este orden de ideas, la regla 1.5., de la RMF para 2018, no


cumple con el principio de primacía de ley, ya que refiere el
procedimiento para acreditar que efectivamente se
adquirieron los bienes o recibieron los servicios que
amparan los comprobantes fiscales, mismo que no se
encuentra previsto en el artículo 69-B quinto párrafo del CFF.

Por otra parte, en el artículo 16 Constitucional se establece la


obligación de fundar y motivar la causa de todo procedimiento
legal, y que todo mandamiento de autoridad conste por escrito
y provenga de autoridad competente.

Toda vez que el contenido y alcance de la disposición


constitucional citada en el párrafo anterior se explica en
párrafos anteriores, en obvio de repeticiones damos por aquí
transcrito a la letra los argumentos expuestos en relación a los
mismos, y sólo aclaremos que a través de esta garantía se
armonizan las otras garantías que se comentan en este
concepto de violación, ya que la fundamentación tanto la
aplicación de la ley sustantiva, como el desarrollo del proceso
deberá darse con base en leyes generales, en oposición a
privativas, y en todo caso previamente expedidas al hecho que
se pretende juzgar.

Así pues, el artículo 69-B quinto párrafo del CFF, es omiso en


cuanto a que no establece cuáles van a ser las reglas de
procedimiento que la autoridad fiscal competente deberá seguir
para realizar emitir su resolución.

―Séptima Época
194 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Registro: 239419
Instancia: Tercera Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
217-228 Cuarta Parte
Materia(s): Común
Tesis:
Página: 35

AUDIENCIA, GARANTIA DE. REQUISITOS QUE DEBEN


CONTENER LAS LEYES PROCESALES PARA
RESPETARLA. De acuerdo con el espíritu que anima el
artículo 14 constitucional, a fin de que la ley que establece un
procedimiento administrativo, satisfaga la garantía de
audiencia, debe darse oportunidad a los afectados para que
sean oídos en defensa, antes de ser privados de sus
propiedades, posesiones o derechos, con la única condición de
que se respeten las formalidades esenciales de todo
procedimiento. Este debe contener "etapas procesales", las
que pueden reducirse a cuatro: una etapa primaria, en la
cual se entere al afectado sobre la materia que versará el
propio procedimiento, que se traduce siempre en un acto
de notificación, que tiene por finalidad que conozca de la
existencia del procedimiento mismo y dejarlo en aptitud de
preparar su defensa; una segunda, que es la relativa a la
dilación probatoria, en que pueda aportar los medios
convictivos que estime pertinentes; la subsecuente es la
relativa a los alegatos en que se dé oportunidad de
exponer las razones y consideraciones legales
correspondientes y, por último, debe dictarse resolución
que decida sobre el asunto.

Amparo en revisión 3074/87. María Guadalupe Cedeño de


García de León. 12 de junio de 1987. Cinco votos. Ponente:
Victoria Adato Green de Ibarra.

Véase: Semanario Judicial de la Federación, Séptima Epoca,


Volúmenes 115-120, Primera Parte, página 15, tesis de rubro
"AUDIENCIA, GARANTIA DE, REQUISITOS QUE DEBEN
CONTENER LAS LEYES PROCESALES EN RESPETO A
LA.".

Observaciones
Nota: En el Semanario Judicial de la Federación, Volúmenes
217-228, se señala que en los Volúmenes 115-120, página 15,
aparece un precedente de esta tesis; sin embargo de su
contenido se desprende que es un criterio relativo al mismo
tema, pero emitido por una instancia diferente, por lo que en
este registro dicha referencia se coloca bajo la leyenda
"Véase".

Artículo 69-B del CFF 195


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

―Séptima Época
Registro: 254197
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
82 Sexta Parte
Materia(s): Común
Tesis:
Página: 32

DEBIDO PROCESO LEGAL. El debido proceso legal, que


está consagrado como garantía individual en los artículos
14 y 16 constitucionales, consiste básicamente en que
para que una autoridad pueda afectar a un particular en su
persona o en sus derechos, tal acto de afectación en
principio debe estar precedido de un procedimiento en el
que se oiga previamente al afectado, en defensa de sus
derechos, dándole a conocer todos los elementos del caso
en forma completa, clara y abierta y dándole también una
oportunidad razonable, según las circunstancias del caso,
para probar y alegar lo que a su derecho convenga; y el
acto de afectación, en sí mismo, debe constar por escrito y
emanar de autoridad legalmente facultada para dictarlo, y en
dicho acto o mandamiento deben hacerse constar los
preceptos legales que funden materialmente la afectación al
individuo, así como los hechos que hagan que el caso actualice
las hipótesis normativas y den lugar a la aplicación de los
preceptos aplicados.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo en revisión 471/75. Mario J. Carrillo Vélez. 15 de


octubre de 1975. Unanimidad de votos. Ponente: Guillermo
Guzmán Orozco.‖

Así pues resulta violatorio de todas las disposiciones


constitucionales citadas en párrafos anteriores el hecho de que
en el artículo 69-B quinto párrafo del CFF, no se describen las
etapas que debe tener una investigación, de aquí que no pueda
establecer cuál es el estatus jurídico que tendrá en la misma, y
por tanto, no pueda ejercer sus derechos, y en su caso,
preparar y oponer las defensa que mejor convengan a sus
intereses.

196 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

9.2. Medios de Defensa


Ahora bien, en el supuesto de que la resolución a que hacemos
referencia en el punto que antecede fuera desfavorable, se
cuentan con los medios de defensa correspondientes para
controvertirla (Recurso de Revocación y/o Juicio de Nulidad),
en los cuales se haría valer las ilegalidades en que incurrió la
fiscalizadora al valorar tanto los argumentos como las
documentales aportadas, quedando subjúdice el fondo del
asunto –una vez más-.

o En este orden de ideas, lo más probable es que la


autoridad fiscal, al concluir que tampoco el contribuyente
en comento acreditó la efectiva prestación del servicio o
adquisición de los bienes, según sea el caso, o no corrigió
su situación fiscal, procederá a ejercer sus facultades de
comprobación, ello a través de cualquiera de las formas a
que se refiere el artículo 42 del CFF, y deberá cumplir con
todas y cada una de las formalidades que el propio
Ordenamiento Legal invocado refieren para dichas
facultades.

o Dentro del referido ejercicio de facultades de


comprobación, se cuenta con un plazo legal para una vez
más manifestar lo que a derecho convenga y proporcionar
la información y documentación para desvirtuar las
irregularidades o acreditar la corrección de las
contribuciones o aprovechamientos omitidos.

o Una vez recibidas y analizadas las pruebas aportadas –


dentro del ejercicio de facultades de comprobación-, la
autoridad fiscal tiene la innegable obligación de emitir y
notificar la resolución definitiva que culmina el ejercicio de
facultades de comprobación.

o En el supuesto de que la resolución a que hacemos


referencia fuera desfavorable, es decir, que se concluyera
por la H. Fiscalizadora una vez más que no se acreditó la
efectiva prestación del servicio o adquisición de los bienes,
según sea el caso, y por ello procediera a determinar el o
los créditos fiscales que correspondan, también se
contará con los medios de defensa correspondientes
para controvertirla (Recurso de Revocación y/o Juicio
de Nulidad).

Artículo 69-B del CFF 197


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

I. Sin embargo es de precisar que como se


dijo en párrafos anteriores, la fiscalizadora
para iniciar sus facultades de
comprobación se basó en información y
documentación que va estar controvertida
dentro de los plazos legales para ello,
medio de defensa que lo más probable va
ser que este al día de la emisión de la
resolución a que nos referimos en líneas
pasadas pendiente de resolución definitiva,
es decir, se encontrará SUBJÚDICE, por
ello NO podrá ser tomada en consideración
para tachar de improcedente la deducción
y/o acreditamiento.

CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN


V-TASR-XXI-1411

INDEBIDA MOTIVACIÓN DE UN ACTO DE AUTORIDAD,


SE PRESENTA CUANDO SE SUSTENTA EN ACTOS
QUE SE ENCUENTRAN SUBJÚDICE.- Se considera que
una resolución está indebidamente motivada, y por
tanto se torna ilegal, cuando los actos que la autoridad
tomó como base para su emisión, aún no son actos
firmes, que puedan ser sustento de otra resolución, es
decir, no pueden acreditar una verdad legal, como lo
pretenden las enjuiciadas, al basarse en ellos para señalar
que la actora no cumplió con los requisitos establecidos en
los determinados Decretos, y que por tanto, no cumplió con
la regularización administrativa requerida para gozar de los
beneficios otorgados mediante ellos, por lo que si la actora
ha demostrado en juicio su afirmación en el sentido de que
las resoluciones que soportan la decisión de la autoridad se
encuentran subjúdice, es evidente la indebida motivación
efectuada, actualizándose entonces la causal de nulidad
prevista por la fracción IV, del artículo 238 del Código Fiscal
de la Federación, siendo procedente declarar la nulidad lisa
y llana de la resolución traída a juicio. (7)

Juicio No. 31003/03-17-10-8.- Resuelto por la Décima Sala


Regional Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia
Fiscal y Administrativa, el 2 de agosto de 2004, por
unanimidad de votos.- Magistrada Instructora: Yolanda
Vergara Peralta.- Secretaria: Lic. Thelma Semíramis Calva
García.

R.T.F.J.F.A. Quinta Época. Año V. Tomo II. No. 49. Enero


2005. p. 576

198 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Así pues, la resolución de contribuciones omitidas que


llegara a emitir la H. Fiscalizadora como resultado del
ejercicio de facultades de comprobación, carecería de la
debida motivación y fundamentación exigida por el artículo
38, del CFF, toda vez que la Autoridad Fiscal se estaría
apoyando para tachar de improcedentes las deducciones
y/o acreditamiento en la determinación contenida en una
diversa, que va haber sido impugnada y que se encontrará
subjúdice, por no haberse resuelto en definitiva el medio
de defensa intentando en su contra; por ello la resolución
de marras sería ilegal, dado que la Administración Local
de Auditoría Fiscal competente se sustentaría en un acto
cuya legalidad no ha sido reconocida mediante resolución
firme y, en tales condiciones, no puede servir de sustento
para la emisión de otros actos de autoridad.

PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO.
(RESOLUCIONES)
II-TASR-VIII-274

RESOLUCION BASADA EN UN ACTO QUE SE


ENCUENTRA SUBJUDICE.- ES ILEGAL SU
REPOSICION.- Es ilegal que el Instituto Mexicano del
Seguro Social, por conducto de una Subdelegación
Administrativa, emita una resolución basándose para tal
efecto en un acuerdo que aunque fue nulo
parcialmente, en la actualidad se encuentra subjúdice,
ya que el mismo es susceptible de ser modificado, de
acuerdo a las defensas hechas valer por el actor en su
contra; al no entenderlo así, tal Subdelegación
Administrativa violó en perjuicio del actor la garantía
constitucional consagrada en el artículo 14 de nuestra
Constitución Política, debiéndose decretar la nulidad de la
nueva resolución, ahora impugnada.

Juicio No. 332/81.- Sentencia de 3 de febrero de 1982, por


unanimidad de votos.- Magistrado Instructor: Arturo de la
Rosa Santoscoy.- Secretario: Lic. Josaphat G. Acevedo
Ordorica.

R.T.F.F. Segunda Época. Año IV. No. 28. Abril 1982. p. 411

De todo lo anterior se puede concluir, que se cuentan con


diversas oportunidades tanto con la Fiscalizadora como con las
Autoridades Jurisdiccionales competentes de resolver los
medios de defensa, para hacerles ver que sí se prestaron los

Artículo 69-B del CFF 199


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

servicios o comercializaron los bienes, según proceda, que


amparan los comprobantes fiscales, así como también
acreditar que efectivamente se adquirieron los bienes o
recibieron los servicios referidos en los citados comprobantes
fiscales de marras.

El anterior procedimiento se plasma en el diagrama que en


líneas posteriores se señala.

Ahora bien, es de precisar que el procedimiento a que se


refiere el artículo 69-B del CFF en primera instancia pareciera
ser justo, sin embargo, existen dudas sobre la eficacia de la
norma a saber: la simulación que presume la autoridad deberá
edificarse en el acuerdo común de las partes contratantes con
fines de engaño, es decir en la demostración de que los
participantes en la operación tenían la intención concertada de
engañar.

Adicionalmente esta facultad es violatoria de derechos


humanos de los contribuyentes, en contra del principio pro
persona, porque (artículo 1 de la CPEUM):

 Obliga al adquiriente del bien o servicio a estar verificando


si su proveedor no se encuentra en esa lista;

 Transfiere la carga de fiscalización a los causantes y eso


no es permitido en nuestro sistema jurídico, en virtud de
que esa facultad es exclusiva e inherente de la autoridad
hacendaria;

 Transgrede el principio de certeza jurídica al castigar al


adquiriente del bien o servicio por la conducta ilegal de otro
individuo, al responsabilizarlo del incumplimiento de
obligaciones fiscales ajenas; y,

 Constriñe a una corrección por cuestiones ajenas a la


validez de los comprobantes fiscales (con el respectivo
pago de recargos y multas), dejando de lado que la única
manera para rechazarlos es si carecen de ciertos
requisitos.

El hecho de que el emisor de los comprobantes fiscales se


encuentre como no localizado no puede traer como
consecuencia que esos documentos sean nulos o carezcan de
valor probatorio para el adquiriente, pues es una sanción

200 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

excesiva y carente de justificación, aunado a que se considera


esa conducta como defraudación fiscal, en contravención de
principio pro persona, máxime si el comprobante contiene
todos los requisitos previstos en los artículos 29 y 29-A del
CFF.

JURISPRUDENCIA

2a./J. 87/2013 (10a.)

COMPROBANTES FISCALES. SU VALOR PROBATORIO


CUANDO EL CONTRIBUYENTE QUE LOS EXPIDIÓ NO SE
ENCUENTRA LOCALIZABLE [ABANDONO DE LA
JURISPRUDENCIA 2a./J. 161/2005 (*)]. Una nueva reflexión
lleva a esta Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de
la Nación a apartarse del criterio contenido en la tesis referida y
a considerar que el hecho de que el contribuyente que expide
comprobantes fiscales no haya dado aviso a la autoridad fiscal
respecto a su cambio de domicilio y, por ende, no se encuentre
localizable, no trae como consecuencia necesaria que éstos
sean nulos o carezcan de valor probatorio, pues dicha omisión,
aisladamente considerada, no da lugar a la referida sanción,
por no encontrarse prevista en esos términos en los artículos
27, 29 y 29-A del Código Fiscal de la Federación. Lo anterior es
así, en razón de que las normas de restricción o las que
imponen sanciones a los particulares deben estar
expresamente reguladas para cumplir con el derecho a la
seguridad jurídica. Cabe destacar que la conclusión anterior no
restringe las facultades de comprobación de las autoridades
fiscales, pues de considerar que los comprobantes exhibidos
por un contribuyente no amparan la transacción realizada,
pueden requerir la información necesaria y, en su caso, no
acceder a la pretensión del contribuyente de ejercer su derecho
de deducción o acreditamiento, sin perjuicio de que existan
otras razones por las que no se deba acceder a aquélla.

Contradicción de tesis 535/2012.- Entre las sustentadas por los


Tribunales Colegiados Primero en Materia Administrativa del
Séptimo Circuito y Segundo del Vigésimo Séptimo Circuito.- 17
de abril de 2013.- Unanimidad de cuatro votos.- Ponente:
Margarita Beatriz Luna Ramos; en su ausencia hizo suyo el
asunto Luis María Aguilar Morales.- Secretario: Juan Pablo
Rivera Juárez.

Nota:
(*) Publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, Novena Época, Tomo XXIII, enero de 2006, página
1121, con el rubro: “SALDOS A FAVOR. PROCEDENCIA DE
SU DEVOLUCIÓN.”

Artículo 69-B del CFF 201


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Tesis de jurisprudencia aprobada por la Segunda Sala de este


Alto Tribunal, en sesión privada del ocho de mayo del dos mil
trece

Por otro lado, no podemos dejar de comentar y sobre todo


aclarar lo que refiere el último párrafo del artículo 69-B del CFF
adicionado a partir del 1° de Enero de 2014, mediante Decreto
por el que se reforman, adicionan y derogan diversas
disposiciones del CFF, publicado en el DOF el día 09 de
Diciembre de 2013, mismo que dispone:

―Artículo 69-B.-…/…

En caso de que la autoridad fiscal, en uso de sus facultades de


comprobación, detecte que una persona física o moral no
acreditó la efectiva prestación del servicio o adquisición de los
bienes, o no corrigió su situación fiscal, en los términos que
prevé el párrafo anterior, determinará el o los créditos fiscales
que correspondan. Asimismo, las operaciones amparadas en
los comprobantes fiscales antes señalados se considerarán
como actos o contratos simulados para efecto de los delitos
previstos en este Código.‖

De lo transcrito anteriormente se deprende, que la autoridad


fiscal, dentro del ejercicio de sus facultades discrecionales
de comprobación, previstas en el artículo 42, del mismo CFF,
advierte que la empresa (EDOS) no acredito –por no haber
aportado elementos o habiendo aportado elementos la
autoridad considero que no fueron suficientes- dentro del plazo
de 30 días que tenía para ello, la efectiva prestación del
servicio o adquisición de los bienes, según sea el caso, o no
corrigió su situación fiscal, procederá a determinar el o los
créditos fiscales correspondientes, el cual claro esta podrá ser
controvertido vía los medios legales correspondientes.

Asimismo, el último párrafo del artículo 69-B del CFF


adicionado a partir del 1° de Enero de 2014, mediante Decreto
por el que se reforman, adicionan y derogan diversas
disposiciones del CFF, publicado en el DOF el día 09 de
Diciembre de 2013 antes transcrito, también establece que ya
estando dentro del ejercicio de sus facultades
discrecionales de comprobación, previstas en el artículo 42,
del mismo CFF, considerará como actos o contratos simulados
para efectos de los delitos previstos en el referido
Ordenamiento Legal, las operaciones amparadas en los

202 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comprobantes que no producen, ni produjeron efecto fiscal


alguno.

10.- La expedición, adquisición o enajenación de


comprobantes fiscales que amparen operaciones
inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados,
como Delito Fiscal
También mediante Decreto por el que se reforman, adicionan y
derogan diversas disposiciones del CFF, publicado en el DOF
el día 09 de Diciembre de 2013, se adiciono la fracción III, al
artículo 113, el cual al igual que el diverso 69-B, inician su
vigencia a partir del 1° de Enero de 2014.

Así, el artículo 113, fracción III del CFF adicionado a partir del
1° de Enero de 2014, mediante Decreto por el que se reforman,
adicionan y derogan diversas disposiciones del CFF, publicado
en el DOF el día 09 de Diciembre de 2013, establece:

―Artículo 113. Se impondrá sanción de tres meses a seis años


de prisión, al que:

…/…

III. Expida, adquiera o enajene comprobantes fiscales que


amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos
simulados.‖

En este orden de ideas, a partir del 1° de Enero de 2014 el


CFF prevé como delito fiscal la expedición, adquisición o
enajenación de comprobantes fiscales que amparen
operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos
simulados, es decir, para ubicarse en dicho supuesto la
conducta debe de llevarse a cabo con fecha posterior al 1°
de Enero de 2014, ya que si se pretendiera aplicar el numeral
en comento en hechos pasados, es decir, situaciones ocurridas
antes de su vigencia, se estaría violentando el artículo 14 de la
CPEUM.

Época: Quinta Época


Registro: 318914
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Tomo CXIII
Materia(s): Penal
Tesis:
Artículo 69-B del CFF 203
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Página: 473

RETROACTIVIDAD DE LA LEY. La retroactividad existe


cuando una disposición vuelve al pasado, cuando rige o
pretende regir situaciones ocurridas antes de su vigencia,
retroobrando en relación a las condiciones jurídicas que antes
no fueron comprendidas en la nueva disposición y respecto de
actos verificados bajo una disposición anterior. Ahora bien, la
Constitución General de la República consagra el principio de
la irretroactividad, cuando la aplicación de la ley causa perjuicio
a alguna persona, de donde es deducible la afirmación
contraria, de que puede darse efectos retroactivos a la ley, si
ésta no causa perjuicio, como sucede frecuentemente
tratándose de leyes procesales o de carácter penal, sea que
establezcan procedimientos o recursos benéficos, o que hagan
más favorable la condición de los indiciados o reos de algún
delito, ya por elevados fines sociales o por propósitos de
humanitarismo.

Amparo 1232/52. Líneas Unidas del Norte, S. C. L. 11 de


agosto de 1952. Unanimidad de cuatro votos. La publicación no
menciona el nombre del ponente.

Quinta Época:

Tomo LXXII, página: 2107. Amparo administrativo en revisión.


854/41. 23 de abril de 1942. Unanimidad de cinco votos.
Relator: Franco Carreño.

Tomo LXXI, página: 3496. Amparo administrativo en revisión.


6417/41. "La Compañía del Puente de Nuevo Laredo", S. A. 3
de marzo de 1942. Unanimidad de cinco votos. La publicación
no menciona el nombre del ponente.

Nota: Esta tesis también aparece en el Apéndice al Semanario


Judicial de la Federación 1917-1985, Octava Parte, página 424,
como relacionada con la jurisprudencia 248.

Ahora bien, para acreditar aún más lo referido en párrafos


anteriores, es decir, si se llegara a aplicar artículo 113, fracción
III del CFF en hechos pasados -anteriores al 1ero. de Enero de
2014-, ello resultaría violatorio del artículo 14 constitucional,
pues vulneraría el principio de irretroactividad de la ley, es de
señalar lo siguiente:

En principio se estima necesario indicar que el párrafo primero


del artículo 14 de la CPEUM, prevé:

204 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

―Artículo 14. A ninguna ley se le dará efecto retroactivo en


perjuicio de persona alguna…‖

De la lectura del precepto constitucional transcrito et supra, se


advierte que éste consagra la garantía de irretroactividad, en
perjuicio del gobernado y al respecto es conveniente establecer
previamente que el problema de la retroactividad se da
básicamente como un conflicto de leyes expedidas
4
sucesivamente y que tienden a normar un mismo acto; sin
embargo, también es dable considerar que existe
retroactividad cuando un hecho no ha estado regulado
legislativamente en forma alguna con anterioridad a la
vigencia de la ley que lo incluye en sus hipótesis y que se
estima retroactiva. Es decir, PARA QUE UNA LEY SEA
RETROACTIVA, ES INDISPENSABLE QUE SU IMPERIO
RIJA O PRETENDA REGIR HECHOS O ACTOS QUE HAYAN
SUCEDIDO ANTES DE SU VIGENCIA Y CON PERJUICIO
DEL GOBERNADO.

La garantía de irretroactividad de la ley en perjuicio del


gobernado, como ha sido sostenido por la Primera Sala de la
SCJN, en la tesis de Jurisprudencia 1ª./J. 50/2003, cuyos datos
de localización, rubro y texto son los siguientes:

“GARANTÍA DE IRRETROACTIVIDAD. CONSTRIÑE AL


ÓRGANO LEGISLATIVO A NO EXPEDIR LEYES QUE EN SÍ
MISMAS RESULTEN RETROACTIVAS, Y A LAS DEMÁS
AUTORIDADES A NO APLICARLAS RETROACTIVAMENTE.
Conforme al criterio actual adoptado por la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, sobre la interpretación del artículo 14 de
la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que
consagra la garantía de irretroactividad, ésta protege al
gobernado tanto de la propia ley, desde el inicio de su
vigencia, como de su aplicación, al constreñir al órgano
legislativo a no expedir leyes que en sí mismas resulten
retroactivas, y a las demás autoridades a que no las apliquen
retroactivamente, pues la intención del Constituyente en dicho
precepto, fue prever de manera absoluta, que a ninguna ley se
le diera efecto retroactivo, sin atender a si dicho efecto nace de
la aplicación de la ley por las autoridades, o a si la ley por sí
misma lo produce desde el momento de su promulgación, pues
resultaría incongruente admitir que el amparo proceda contra
las leyes y se niegue cuando se demuestre que sus preceptos,

4
La doctrina jurídica ha llamado a este problema conflicto de leyes en el
tiempo.
Artículo 69-B del CFF 205
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

automáticamente vuelven sobre el pasado, lesionando


derechos adquiridos‖.

No. Registro: 183,287. Jurisprudencia. Materia(s):


Constitucional. Novena Época. Instancia: Primera Sala. Fuente:
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo: XVIII,
septiembre de 2003. Tesis: 1a./J. 50/2003. Página: 126.

Protege al gobernado tanto de la propia ley, desde el inicio de


su vigencia, como de su aplicación, al constreñir al órgano
legislativo a no expedir leyes que en sí mismas resulten
retroactivas, y a las demás autoridades a que no las apliquen
retroactivamente, pues la intención del Constituyente en dicho
precepto, fue prever de manera absoluta, que a ninguna ley se
le diera efecto retroactivo, sin atender a si dicho efecto nace de
la aplicación de la ley por las autoridades, o a si la ley por sí
misma lo produce desde el momento de su promulgación, pues
resultaría incongruente admitir que el amparo proceda contra
las leyes y se niegue cuando se demuestre que sus preceptos,
automáticamente vuelven sobre el pasado, lesionando
derechos adquiridos.

Esto es, la prohibición de la retroactividad de la ley - tratándose


de la materia penal-, deriva de la exigencia de que la ley que
prevé la conducta delictiva como tal, así como sus
consecuencias, sean previas a la realización de los hechos
5
atribuidos (“lex praevia” ), lo que implica que la ley penal sólo
6
debe tener efectos “ex nuc” , esto es hacia el futuro y no ―ex
7
tunc‖ , es decir, retrotrayéndose al pasado, pues con dicha
garantía se impide que el legislador actúe arbitrariamente
8
expidiendo leyes “ad hoc” , para pretender sancionar conductas
previamente realizadas.

Una vez realizadas las anteriores precisiones, debe indicarse


que el artículo 113, fracción III del CFF no puede aplicarse

5
―Lex praevia―: los hechos deben ser juzgados bajo las leyes penales vigentes
en el momento de su comisión.
6
―Ex nunc es una locución latina, que literalmente en español significa "desde
ahora", utilizada para referirse a que una acción o norma jurídica produce
efectos desde que se origina o se dicta, y no antes, por lo que no existe
retroactividad.
7
―Ex tunc es una locución latina, que en español significa literalmente "desde
siempre", utilizada para referirse a una acción que produce efectos desde el
momento mismo en que el acto tuvo su origen, retrotrayendo la situación
jurídica a ese estado anterior.
8
―Ad hoc es una locación latina que significa literalmente «para esto».

206 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

retroactivamente, es decir, con anterioridad al 1° de Enero de


2014, pues de su lectura y de la esencia de la exposición de
motivos que le precedió, no se advierte que tenga efectos
sobre hechos anteriores a su vigencia; por el contrario, son
hacia el futuro, pues se refiere únicamente a los casos que
acontezcan ya dentro de su imperio.

En ese orden de ideas, se está en aptitud de concluir que es a


partir de la vigencia del artículo 113, fracción III del CFF (1° de
Enero de 2014), cuando el gobernado tiene conocimiento de
que la conducta de expedición, adquisición o enajenación de
comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes,
faltas o actos jurídicos simulados, está prohibida por el
derecho fiscal-penal, entonces, tal disposición de ninguna
forma puede aplicarse retroactiva, puesto que concluir lo
contrario sería pretender sancionar una conducta anterior a su
vigencia.

Asimismo, las operaciones amparadas en los comprobantes


fiscales antes señalados se considerarán como actos o
contratos simulados para efectos de lo previsto en el artículo
109, fracción IV, del CFF, por lo que se procedería por la vía
penal correspondiente.

Al respecto, el artículo 109, fracción IV, del CFF, establece lo


siguiente:

Artículo 109.- Será sancionado con las mismas penas del


delito de defraudación fiscal, quien:

(…)

IV. Simule uno o más actos o contratos obteniendo un


beneficio indebido con perjuicio del fisco federal.

(…)

Por su parte el artículo 108 del mismo ordenamiento legal


antes de la reforma en comento establece las siguientes penas:

Artículo 108.-

El delito de defraudación fiscal se sancionará con las penas


siguientes:

I. Con prisión de tres meses a dos años, cuando el monto de lo


defraudado no exceda de $1,369,930.00.
Artículo 69-B del CFF 207
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

II. Con prisión de dos años a cinco años cuando el monto de lo


defraudado exceda de $1,369,930.00 pero no de
$2,054,890.00.

III. Con prisión de tres años a nueve años cuando el monto de


lo defraudado fuere mayor de $2,054,890.00.

Cuando no se pueda determinar la cuantía de lo que se


defraudó, la pena será de tres meses a seis años de prisión.

Si el monto de lo defraudado es restituido de manera inmediata


en una sola exhibición, la pena aplicable podrá atenuarse hasta
en un cincuenta por ciento.

El delito de defraudación fiscal y los previstos en el artículo 109


de este Código, serán calificados cuando se originen por:

a) Usar documentos falsos.

b) Omitir reiteradamente la expedición de comprobantes por las


actividades que se realicen, siempre que las disposiciones
fiscales establezcan la obligación de expedirlos. Se entiende
que existe una conducta reiterada cuando durante un período
de cinco años el contribuyente haya sido sancionado por esa
conducta la segunda o posteriores veces.

c) Manifestar datos falsos para obtener de la autoridad fiscal la


devolución de contribuciones que no le correspondan.

d) No llevar los sistemas o registros contables a que se esté


obligado conforme a las disposiciones fiscales o asentar datos
falsos en dichos sistemas o registros.

e) Omitir contribuciones retenidas o recaudadas.

f) Manifestar datos falsos para realizar la compensación de


contribuciones que no le correspondan.

g) Utilizar datos falsos para acreditar o disminuir


contribuciones.

Cuando los delitos sean calificados, la pena que corresponda


se aumentará en una mitad.

No se formulará querella si quien hubiere omitido el pago total


o parcial de alguna contribución u obtenido el beneficio
indebido conforme a este artículo, lo entera espontáneamente
con sus recargos y actualización antes de que la autoridad
fiscal descubra la omisión o el perjuicio, o medie requerimiento,

208 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

orden de visita o cualquier otra gestión notificada por la misma,


tendiente a la comprobación del cumplimiento de las
disposiciones fiscales.

Para los fines de este artículo y del siguiente, se tomará en


cuenta el monto de las contribuciones defraudadas en un
mismo ejercicio fiscal, aun cuando se trate de contribuciones
diferentes y de diversas acciones u omisiones. Lo anterior no
será aplicable tratándose de pagos provisionales.

En este orden de ideas, si bien es cierto la autoridad podría en


su momento sancionar a los contribuyentes con las mismas
penas de delito de defraudación fiscal por el hecho de simular
uno o más actos o contratos obteniendo un beneficio indebido
con perjuicio del fisco federal, ello en términos del artículo 109,
fracción IV, del CFF, mismo que quedo transcrito
anteriormente, no menos cierto es que se deben tener en
cuenta diversos aspectos que a continuación se señalan:

1.- La fracción IV, del artículo 109 del CFF, fue adicionada
mediante el Decreto por el que se reforman, adicionan y
derogan diversas disposiciones del CFF, publicado en el DOF
el día 29 de Diciembre de 1997, y entró en vigor dicha
fracción el 1° de enero de 1998, es decir, NO ES UNA
NORMA NUEVA Y MUCHO MENOS NACIÓ POR LA
ADICIÓN DEL ARTÍCULO 69-B EN EL REFERIDO
ORDENAMIENTO LEGAL, CASO CONTRARIO COMO SÍ
FUE EL DIVERSO 113, FRACCIÓN III, DEL CFF, a que
haremos referencia en párrafos siguientes.

2.- Ahora bien, si bien es cierto del artículo 109, primer párrafo,
fracción IV del CFF vigente desde el 01 de enero de 1998 se
desprende que se podrá sancionar a los contribuyentes con las
mismas penas de delito de defraudación fiscal por el hecho de
simular uno o más actos o contratos obteniendo un beneficio
indebido con perjuicio del fisco federal, no menos cierto es que
para ello la Autoridad Fiscal tendría que:

a) Acreditar ante el Ministerio Público la referida


simulación.

Ahora bien, si bien es cierto la doctrina admite que respecto a


terceros ajenos a la supuesta simulación, la prueba no sufre
restricciones, también es cierto que, debe además apoyarse
en hechos PLENAMENTE DEMOSTRADOS, sean
concordantes, y cada una de ellas sólidas y graves de por

Artículo 69-B del CFF 209


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

sí -medios muy eficaces y seguros y no por presunciones, que


son peligrosos por falaces-. La única prueba que
verdaderamente se conceptúa útil es la de presunciones, que
es a la que normalmente acuden los terceros, al impugnar la
simulación, pero la verdadera naturaleza de esta prueba, de los
indicios y conjeturas en que se basa y el alcance que debe
dársele, son muy difíciles de precisar, así la prueba de
presunción debe ser solida y real no en base a conjeturas
agregar.

―Quinta Época
Registro: 804872
Instancia: Primera Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
CXIV
Materia(s): Civil
Tesis:
Página: 507

SIMULACION FRAUDULENTA, PRUEBA DE LA. La


simulación de un contrato, en la mayoría de las veces, sólo
puede comprobarse por medio de presunciones, pero éstas
tienen que ser racionales y estar fundadas en hechos de los
que lógicamente puede deducirse que el contrato no tienen
existencias real; debe asimismo establecerse que la simulación
ha de responder al deliberado propósito de perjudicar o de
obtener provecho indebido.

Amparo penal directo 768/51. Alonso de González Luz y


coagraviados. 5 de diciembre de 1952. Unanimidad de cuatro
votos. La publicación no menciona el nombre del ponente.‖

b) Haber obtenido previo a la Querella correspondiente,


SENTENCIA EJECUTORIADA POR PARTE DE
AUTORIDAD JURISDICCIONAL, en la que hubiera
determinado la simulación del acto o contrato.

Lo anterior es así, puesto que la Autoridad Fiscal no puede


pasar por alto las formalidades que deben seguirse para
determinar las simulaciones de actos jurídicos contenidas en el
Código Civil Federal, pues una simple declaración
administrativa no puede cambiar una obligación contractual de
naturaleza mercantil, en una ―supuesta‖ realización de una
simulación de actos jurídicos.

210 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Por tanto, a efecto de desaparecer tanto jurídica como


materialmente el acto o contrato nulo o inexistente y sus
consecuencias, en términos generales, es preciso –
indispensable- que exista una declaratoria en ese sentido
por parte de la autoridad jurisdiccional.

―Quinta Época
Registro: 365233
Instancia: Tercera Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
XXXIV
Materia(s): Civil
Tesis:
Página: 704

CONTRATOS, NULIDAD DE LOS. Mientras no exista una


sentencia pronunciada en juicio contradictorio, en la que se
haya reclamado la anulación de un contrato y en la que se
haya establecido la nulidad de éste, el mismo debe tenerse por
válido o, más bien dicho, su nulidad no puede tenerse en
consideración de oficio. Por otra parte, la nulidad del contrato
no puede reclamarse en cualquier tiempo y en cualquier forma;
los artículos 2890, 1657 y 1658 del Código Civil del Distrito,
expedido en 1884, autorizan la rescisión de la venta por causa
de lesión, y el 1660 fija cuatro años para deducir la acción.
Ahora bien, este plazo no es sino un término de prescripción
liberatoria, sin que pueda alegarse que la disposición del
artículo 1660 no se encuentra comprendida en el título del
código, que trata de la prescripción, porque el artículo 1078
claramente alude a otros casos de prescripción cuando dice:
"las disposiciones de este título, relativos a tiempo y demás
requisitos para la prescripción, sólo dejarán de observarse en
los casos que la ley prevenga expresamente otra cosa". Contra
lo anterior, no es argumento la teoría de algunos autores
franceses, sobre la distinción entre caducidad y prescripción.
La Suprema Corte cree que en los términos de nuestra ley, no
hay motivo para hacer esta distinción, porque, a su juicio, todo
plazo que se fija para deducir una acción derivada de un
contrato a su vencimiento, da lugar a la prescripción, la cual,
siendo una causa de extinción de las obligaciones, debe
hacerse valer como excepción perentoria, a menos que la ley
establezca expresamente que la demanda de rescisión, no
podrá admitirse después de determinado plazo.

Amparo civil directo 3579/29. Vargas de Rodríguez Trinidad. 26


de enero de 1932. Unanimidad de cuatro votos. Ausente:
Francisco H. Ruiz. La publicación no menciona el nombre del
ponente.‖

Artículo 69-B del CFF 211


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Así que toda nulidad, debe, por regla general, pronunciarse


por sentencia.

En ese sentido, no cabe la menor duda que se requiere “LA


INTERVENCIÓN DE LA JUSTICIA” para comprobar la
inexistencia ó simulación del acto, ello implica entonces una
sentencia. Asimismo, debido a que la nulidad debe ser
declarada también mediante una resolución judicial, se colige
entonces que tanto la inexistencia o simulación como la
nulidad deben ser determinadas judicialmente.

―Quinta Época
Registro: 343920
Instancia: Tercera Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
CIV
Materia(s): Civil
Tesis:
Página: 929

NULIDAD DE CONTRATOS. Mientras no exista una sentencia


pronunciada en juicio contradictorio, en la que se haya
establecido la nulidad de un contrato, este debe tenerse por
válido. Por tanto, aun cuando el contrato de compraventa
celebrado con el heredero en una sucesión y el tutor de unos
menores, hubiese estado viciado de nulidad, por no haberse
obtenido autorización judicial para celebrarlo, debe estimarse
que mientras esa nulidad no se haya declarado, el contrato
surte efectos legales, tal como aparece celebrado.

Amparo civil directo 9095/49. Garza Alfonso y coagraviados. 26


de abril de 1950. Mayoría de cuatro votos. Disidente: Hilario
Medina. Ponente: Carlos I. Meléndez.‖

c) Cuantificar el perjuicio que sufrió el Fisco Federal.

Recordemos que el multicitado artículo 109, fracción IV del


CFF, establece lo siguiente:

Artículo 109.- Será sancionado con las mismas penas del


delito de defraudación fiscal, quien:

(…)

IV. Simule uno o más actos o contratos obteniendo un


beneficio indebido con perjuicio del fisco federal.

212 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Luego entonces, de lo anterior podemos desprender que quien


simule uno o más actos o contratos obteniendo un beneficio
indebido con perjuicio del fisco federal, será sancionado con las
mismas penas del delito de defraudación fiscal establecidas en
el artículo 108 del CFF, esto es:

I. Con prisión de tres meses a dos años, cuando el


monto de lo defraudado no exceda de $1,369,930.00.

II. Con prisión de dos años a cinco años cuando el


monto de lo defraudado exceda de $1,369,930.00
pero no de $2,054,890.00.

III. Con prisión de tres años a nueve años cuando el


monto de lo defraudado fuere mayor de
$2,054,890.00.

De lo anterior tenemos para efectos de ser sancionados por el


delito de Defraudación Fiscal, necesariamente debe
determinarse la CUANTIFICACIÓN de lo defraudado por el
contribuyente, esto pues, existen tres tipos de pena
dependiendo del monto de lo defraudado.

Así pues, por lo que respecta al caso en particular –


contribuyentes que dieron efectos fiscales a comprobantes que
amparan operaciones simuladas o inexistentes- para efectos
de ser sancionados con las penas establecidas en las
fracciones I, II o III del artículo 108 del CFF, tendría que
emitirse obligatoriamente, una resolución por parte de las
autoridades fiscales, dentro del ejercicio de facultades de
comprobación (previstos en cualquiera de las fracciones del
artículo 42 del mismo ordenamiento legal), en la que se
determine la simulación de actos (por sentencia ejecutoriada
por parte de autoridad jurisdiccional) y en consecuencia el
monto correspondiente por la defraudación –ingresos y
deducciones declarados indebidamente-, tomando en
consideración el derecho previo de audiencia al particular para
efectos de aportar durante el procedimiento fiscalizador las
pruebas y alegatos que considere convenientes para desvirtuar
las aseveraciones de la autoridad.

Luego entonces, solo a través de dicha resolución


determinante, podríamos conocer el monto de lo defraudado al
fisco federal, por lo que en ese sentido, no podría determinarse
una pena de prisión al contribuyente sin primero estar dentro

Artículo 69-B del CFF 213


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de algún procedimiento fiscalizador –artículo 42, del CFF-,


además de que se hubiera cuantificado el perjuicio sufrido por
el fisco federal (y todo lo señalado en párrafos anteriores).

Ahora bien, no puede ser óbice a lo anterior, lo señalado en el


quinto párrafo del artículo 108 del CFF, en el sentido de que
―Cuando no se pueda determinar la cuantía de lo que se
defraudó, la pena será de tres meses a seis años de prisión”,
en virtud de que dicho supuesto como bien lo señala, se da
cuando no se puede determinar cuantía alguna de lo
defraudado y en el caso concreto, es decir, que la autoridad
pretendiera ubicar al contribuyente en el delito fiscal previsto en
la fracción IV, del artículo 109, del CFF, sí existe una cuantía,
en virtud de que se están quitando los efectos fiscales a ciertos
comprobante fiscales, sin embargo, tendría que determinarse a
través de una resolución debidamente fundada y motivada.

En conclusión de todo lo anteriormente señalado, la


recomendación es que lleven a cabo todas aquellas actividades
tendientes a verificar que las empresas que integran su
estructura o grupo empresarial cuenta con:

 Infraestructura.
 Activos Fijos -Directos o Indirectos-;
 Personal Directo o Indirecto; y,
 Capacidad material Directa o Indirecta.

Asimismo, se deberá realizar de forma periódica la verificación


del estatus que guarda en el SAT el domicilio fiscal registrado
en el RFC de su (s) empresa (s), es decir, si se tiene como
localizado o no, además de que se analice si el mismo reúne
las características señaladas en el artículo 10 del CFF.

De igual forma, se deberá implementar un programa de


supervisión constante para verificar el cumplimiento –
presentación- de las declaraciones periódicas, tanto de pago
como informativas, a que este obligada cada una de sus
empresas en virtud de su régimen de tributación.

Lo anterior debe ser así, puesto que si no se cuenta con alguno


de dichos requisitos, o en su caso se está como no localizado o
el domicilio no reúne los requisitos exigidos por el artículo 10
del CFF para ser considerado por la Autoridad como el
domicilio Fiscal, a partir del 1° de Enero de 2014 como se dijo
en párrafos anteriores se tiene un grave problema, que puede
214 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

detonar desde la cancelación del certificado de sello digital


para poder emitir sus CFDI –que se comentó en párrafos
anteriores-, hasta el que se les catalogue como Empresa que
Factura Operaciones Simuladas (EFOS), lo que en un
momento dado generaría que los CFDI que se expidieron se
tengan como no válidos, es decir, que no producen ni
produjeron efecto fiscal alguno, generando un potencial
problema para sus clientes –quienes le dieron efectos fiscales
a dichos comprobantes-.

Además, siendo catalogado como una Empresa que Factura


Operaciones Simuladas (EFOS), no se podrá presentar en
términos de los artículos 27 del CFF y 29, fracción V del
Reglamento del CFF, aviso de suspensión de actividades, tal y
como se desprende de la Regla I.2.5.26, de la QUINTA
Resolución de Modificaciones a la RMF para 2014, publicada
en el DOF el día 16 de Octubre de 2014, misma que a la letra
dispone:

“Opción para que las personas morales presenten aviso de


suspensión de actividades

I.2.5.26. Para los efectos del artículo 27 del CFF y 29,


fracción V del Reglamento del CFF, las personas morales
podrán presentar por única ocasión, el aviso de suspensión de
actividades cuando interrumpan todas sus actividades
económicas que den lugar a la presentación de declaraciones
periódicas de pago o informativas, siempre que no deban
cumplir con otras obligaciones fiscales periódicas de pago, por
sí mismos o por cuenta de terceros, y además cumplan lo
siguiente:

I. Que el domicilio fiscal se encuentre como localizado.


II. Se encuentren al corriente en el cumplimiento de sus
obligaciones fiscales, acreditándolo con la opinión de
cumplimiento en sentido positivo a que se refiere la regla
I.2.1.36.

III. Que la denominación o razón social y el RFC de la persona


moral, no se encuentre en la publicación que hace el SAT en
su portal de Internet, conforme a lo dispuesto por el artículo 69,
penúltimo párrafo del CFF.

IV. Que la persona moral no se encuentre en el listado de


contribuyentes que realizan operaciones inexistentes que da a
conocer el SAT, de conformidad con lo dispuesto en el artículo
69-B del CFF.

Artículo 69-B del CFF 215


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

V. Que el CSD de la persona moral se encuentre activo.

Las personas morales que opten por la facilidad establecida en


esta regla, deberán presentar un caso de ―servicio o solicitud‖
en la página de Internet del SAT, siguiendo el procedimiento de
la ficha de trámite 177/CFF denominada ―Aviso de suspensión
de actividades de personas morales‖, contenida en el Anexo 1-
A, debiendo además estar a lo dispuesto en el artículo 30,
fracción IV, inciso a), tercero y cuarto párrafos del Reglamento
del CFF.

La suspensión de actividades tendrá una duración de 2 años, la


cual podrá prorrogarse sólo hasta en 1 ocasión por un año,
siempre que antes del vencimiento respectivo se presente un
nuevo caso de ―servicio o solicitud‖ en los términos de la ficha
177/CFF.

Una vez concluido el plazo de la suspensión solicitada, el


contribuyente deberá presentar el aviso de reanudación de
actividades o el correspondiente a la cancelación ante el RFC.

En caso de incumplimiento de lo señalado en el párrafo


anterior, el SAT efectuará la reanudación de actividades
respectiva.

CFF 27, 69, 69-B, RCFF 29, RMF 2014 I.2.1.36.”

Así pues, como se ha venido diciendo a lo largo del presente


trabajo de análisis, la reforma Hacendaria, sobre todo la
referente al CFF, aprobada el año 2013 por el Congreso de la
Unión, vigente a partir del 1° de Enero de 2014, le dio nuevas
atribuciones al SAT y fortaleció sus facultades para vigilar de
cerca a TODOS los contribuyentes, sean personas físicas o
morales, es decir, se le faculta para intensificar las
inspecciones y procedimientos de fiscalización y además se les
otorgó armas para que detecten con mayor facilidad a los
contribuyentes incumplidos.

11.- Reforma Fiscal al artículo 69-B del CFF


No obstante todo lo anteriormente señalado, el día 10 de abril
de 2018, el Diputado Ricardo David García Portilla del Grupo
Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional y el
Diputado Carlos Alberto de la Fuente Flores del Grupo
Parlamentario del Partido Acción Nacional, presentaron la
“Iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el
Artículo 69-B del CFF”.

216 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Iniciativa que una vez agotado el procedimiento legislativo


correspondiente, reforma el artículo 69-B del CFF, la cual fue
publicada en el DOF el 25 de Junio de 2018, reforma que
permitió al legislativo una segunda oportunidad de fortalecer las
debilidades apuntas en el apartado anterior, debilidades que
recordemos fueron como declaradas como Constitucionales
por la SCJN.

Así, por cuestiones prácticas en el presente apartado


analizaremos los siguientes temas y subtemas:

11.1. COMPARATIVO ARTÍCULO 69-B, DEL CFF


11.2. INICIATIVA DE REFORMA DEL ARTÍCULO 69-
B, DEL CFF
11.3. DIVERSA INICIATIVA DE REFORMA ART. 69-
B CFF PENDIENTE DE APROBARSE
11.4. OFICIO DE PRESUNCIÓN, ¿ES
IMPUGNABLE?
11.5. PLAZOS ART. 69-B CFF

Así, previo al análisis de la reforma en comento, es de hacer


el comparativo del numeral que nos ocupa, ello para una mejor
compresión del lector:

11.1. Comparativo artículo 69-B, del CFF


Código Fiscal de la Federación Decreto por el que se reforma
el artículo 69-B del Código
Fiscal de la Federación,
publicado en el DOF el día 25
de Junio de 2018.
Artículo Único.- Se reforma el
artículo 69-B del Código Fiscal de
la Federación, para quedar como
sigue:
TITULO TERCERO
De las Facultades de las
Autoridades Fiscales
CAPITULO I
Se REFORMA el artículo 69-B.

Artículo 69-B.- Cuando la Artículo 69-B.- Cuando la


autoridad fiscal detecte que un autoridad fiscal detecte que un
contribuyente ha estado contribuyente ha estado
emitiendo comprobantes sin emitiendo comprobantes sin
contar con los activos, personal, contar con los activos, personal,
infraestructura o capacidad infraestructura o capacidad

Artículo 69-B del CFF 217


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

material, directa o material, directa o indirectamente,


indirectamente, para prestar los para prestar los servicios o
servicios o producir, producir, comercializar o entregar
comercializar o entregar los los bienes que amparan tales
bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que dichos
comprobantes, o bien, que contribuyentes se encuentren no
dichos contribuyentes se localizados, se presumirá la
encuentren no localizados, se inexistencia de las operaciones
presumirá la inexistencia de las amparadas en tales
operaciones amparadas en tales comprobantes.
comprobantes.

En este supuesto, procederá a En este supuesto, procederá a


notificar a los contribuyentes que notificar a los contribuyentes que
se encuentren en dicha situación se encuentren en dicha situación
a través de su buzón tributario, a través de su buzón tributario, de
de la página de internet del la página de internet del Servicio
Servicio de Administración de Administración Tributaria, así
Tributaria, así como mediante como mediante publicación en el
publicación en el Diario Oficial de Diario Oficial de la Federación,
la Federación, con el objeto de con el objeto de que aquellos
que aquellos contribuyentes contribuyentes puedan manifestar
puedan manifestar ante la ante la autoridad fiscal lo que a
autoridad fiscal lo que a su su derecho convenga y aportar la
derecho convenga y aportar la documentación e información que
documentación e información consideren pertinentes para
que consideren pertinentes para desvirtuar los hechos que
desvirtuar los hechos que llevaron a la autoridad a
llevaron a la autoridad a notificarlos. Para ello, los
notificarlos. Para ello, los contribuyentes interesados
contribuyentes interesados contarán con un plazo de quince
contarán con un plazo de quince días contados a partir de la última
días contados a partir de la de las notificaciones que se
última de las notificaciones que hayan efectuado.
se hayan efectuado.
Los contribuyentes podrán
solicitar a través del buzón
tributario, por única ocasión,
una prórroga de cinco días al
plazo previsto en el párrafo
anterior, para aportar la
documentación e información
respectiva, siempre y cuando la
solicitud de prórroga se
efectúe dentro de dicho plazo.
La prórroga solicitada en estos
términos se entenderá
concedida sin necesidad de
que exista pronunciamiento
por parte de la autoridad y se

218 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comenzará a computar a partir


del día siguiente al del
vencimiento del plazo previsto
en el párrafo anterior.

Transcurrido dicho plazo, la Transcurrido el plazo para


autoridad, en un plazo que no aportar la documentación e
excederá de cinco días, valorará información y, en su caso, el de
las pruebas y defensas que se la prórroga, la autoridad, en un
hayan hecho valer; notificará su plazo que no excederá de
resolución a los contribuyentes cincuenta días, valorará las
respectivos a través del buzón pruebas y defensas que se hayan
tributario y publicará un listado hecho valer y notificará su
en el Diario Oficial de la resolución a los contribuyentes
Federación y en la página de respectivos a través del buzón
internet del Servicio de tributario. Dentro de los
Administración Tributaria, primeros veinte días de este
únicamente de los plazo, la autoridad podrá
contribuyentes que no hayan requerir documentación e
desvirtuado los hechos que se información adicional al
les imputan y, por tanto, se contribuyente, misma que
encuentran definitivamente en la deberá proporcionarse dentro
situación a que se refiere el del plazo de diez días
primer párrafo de este artículo. posteriores al en que surta
En ningún caso se publicará este efectos la notificación del
listado antes de los treinta días requerimiento por buzón
posteriores a la notificación de la tributario. En este caso, el
resolución. referido plazo de cincuenta
días se suspenderá a partir de
que surta efectos la
notificación del requerimiento y
se reanudará el día siguiente al
en que venza el referido plazo
de diez días. Asimismo, se
publicará un listado en el Diario
Oficial de la Federación y en la
página de internet del Servicio de
Administración Tributaria, de los
contribuyentes que no hayan
desvirtuado los hechos que se les
imputan y, por tanto, se
encuentran definitivamente en la
situación a que se refiere el
primer párrafo de este artículo.
En ningún caso se publicará este
listado antes de los treinta días
posteriores a la notificación de la
resolución.

Los efectos de la publicación de Los efectos de la publicación de

Artículo 69-B del CFF 219


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

este listado serán considerar, con este listado serán considerar, con
efectos generales, que las efectos generales, que las
operaciones contenidas en los operaciones contenidas en los
comprobantes fiscales expedidos comprobantes fiscales expedidos
por el contribuyente en cuestión por el contribuyente en cuestión
no producen ni produjeron efecto no producen ni produjeron efecto
fiscal alguno. fiscal alguno.

La autoridad fiscal también


publicará en el Diario Oficial de
la Federación y en la página de
internet del Servicio de
Administración Tributaria,
trimestralmente, un listado de
aquellos contribuyentes que
logren desvirtuar los hechos
que se les imputan, así como
de aquellos que obtuvieron
resolución o sentencia firmes
que hayan dejado sin efectos la
resolución a que se refiere el
cuarto párrafo de este artículo,
derivado de los medios de
defensa presentados por el
contribuyente.

Si la autoridad no notifica la
resolución correspondiente,
dentro del plazo de cincuenta
días, quedará sin efectos la
presunción respecto de los
comprobantes fiscales
observados, que dio origen al
procedimiento.

Las personas físicas o morales Las personas físicas o morales


que hayan dado cualquier efecto que hayan dado cualquier efecto
fiscal a los comprobantes fiscales fiscal a los comprobantes fiscales
expedidos por un contribuyente expedidos por un contribuyente
incluido en el listado a que se incluido en el listado a que se
refiere el párrafo tercero de este refiere el párrafo cuarto de este
artículo, contarán con treinta días artículo, contarán con treinta días
siguientes al de la citada siguientes al de la citada
publicación para acreditar ante la publicación para acreditar ante la
propia autoridad, que propia autoridad, que
efectivamente adquirieron los efectivamente adquirieron los
bienes o recibieron los servicios bienes o recibieron los servicios
que amparan los citados que amparan los citados
comprobantes fiscales, o bien comprobantes fiscales, o bien
procederán en el mismo plazo a procederán en el mismo plazo a

220 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

corregir su situación fiscal, corregir su situación fiscal,


mediante la declaración o mediante la declaración o
declaraciones complementarias declaraciones complementarias
que correspondan, mismas que que correspondan, mismas que
deberán presentar en términos deberán presentar en términos de
de este Código. este Código.

En caso de que la autoridad En caso de que la autoridad


fiscal, en uso de sus facultades fiscal, en uso de sus facultades
de comprobación, detecte que de comprobación, detecte que
una persona física o moral no una persona física o moral no
acreditó la efectiva prestación del acreditó la efectiva prestación del
servicio o adquisición de los servicio o adquisición de los
bienes, o no corrigió su situación bienes, o no corrigió su situación
fiscal, en los términos que prevé fiscal, en los términos que prevé
el párrafo anterior, determinará el el párrafo anterior, determinará el
o los créditos fiscales que o los créditos fiscales que
correspondan. Asimismo, las correspondan. Asimismo, las
operaciones amparadas en los operaciones amparadas en los
comprobantes fiscales antes comprobantes fiscales antes
señalados se considerarán como señalados se considerarán como
actos o contratos simulados para actos o contratos simulados para
efecto de los delitos previstos en efecto de los delitos previstos en
este Código. este Código.
TRANSITORIOS
Primero.- El presente Decreto
entrará en vigor a los treinta días
siguientes al de su publicación en
el Diario Oficial de la Federación.
Segundo.- Los procedimientos
iniciados con anterioridad a la
entrada en vigor del presente
Decreto, se tramitarán y
resolverán conforme a las normas
jurídicas vigentes en el momento
de su inicio.

El artículo 69-B del CFF reformado y que se va comentar en


párrafos posteriores, en resumen quedaría de la siguiente
manera:

A. Entrada en vigor 30 días después de su publicación en


el DOF.

DOF = 26/06/2018
+ 30 días

Vigor: 25/07/2018

Artículo 69-B del CFF 221


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

B. Prorroga de 5 días para que el contribuyente aporte


información [artículo 69-B párrafo tercero CFF].

C. Plazo para que la autoridad valore la información de 5


a 50 días [Artículo 69-B párrafo cuarto CFF].

D. Requerimiento adicional de información por parte de la


autoridad dentro de los primeros 20 días del periodo de
50 días [Artículo 69-B párrafo cuarto CFF].

E. El contribuyente cuenta con un plazo de 10 días para


dar cumplimiento al requerimiento adicional de la
autoridad, mismos que suspenden el plazo de 50 días
[Artículo 69-B cuarto párrafo CFF].

F. Caducidad para emitir resolución definitiva de


operaciones inexistentes [Artículo 69-B séptimo párrafo
CFF].

G. Listado trimestral de contribuyentes que desvirtuaron la


presunción de inexistencia de actos [Artículo 69-B
párrafo sexto CFF].

11.2. Iniciativa de Reforma del artículo 69-B, del


CFF
Ahora bien, los Diputados señalados al principio del presente
apartado refieren para que se reforme el numeral 69-B del
CFF, que este dispositivo legal, adicionado mediante Decreto
publicado en el DOF el día 9 de diciembre de 2013, se hizo
con la finalidad de investigar, neutralizar y sancionar
esquemas que tienen como único fin erosionar la base
gravable, mediante el uso de comprobantes fiscales que
amparan operaciones sospechosas, irregulares e incluso
inexistentes.

Es de señalar en este punto que el artículo 69-B del CFF


decreta únicamente la inexistencia de los actos jurídicos,
exclusivamente para efectos fiscales, sin que ello implique
la anulación para efectos generales de dichos actos, es
decir, no le resta valor ni legal y económico, sino
únicamente la negación de su valor en el ámbito tributario.

CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN

222 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

VIII-P-SS-223

FACULTADES DE COMPROBACIÓN DE LA
AUTORIDAD FISCAL.- A TRAVÉS DE ESTAS PUEDE
DETERMINARSE LA INEXISTENCIA DE LAS
OPERACIONES, EXCLUSIVAMENTE PARA
EFECTOS FISCALES.- El artículo 42 del Código Fiscal de la
Federación, en sus fracciones II y III, establece que las
autoridades fiscales a fin de comprobar que los contribuyentes,
los responsables solidarios o los terceros con ellos
relacionados han cumplido con las disposiciones fiscales y, en
su caso, determinar las contribuciones omitidas o los
créditos fiscales, así como para comprobar la comisión de
delitos fiscales y para proporcionar información a otras
autoridades fiscales, tienen facultades: a) para efectuar una
revisión de gabinete, para lo cual pueden requerir a los
contribuyentes, responsables solidarios o terceros con ellos
relacionados, para que exhiban en su domicilio,
establecimientos, en las oficinas de las propias autoridades o
dentro del buzón tributario, dependiendo de la forma en que se
efectuó el requerimiento, la contabilidad, así como que
proporcionen los datos, otros documentos o informes que se
les requieran a efecto de llevar a cabo su revisión, b) para
practicar visitas a los contribuyentes, los responsables
solidarios o terceros relacionados con ellos y revisar su
contabilidad, bienes y mercancías. Al respecto cabe destacar
que el término "comprobar", significa "Confirmar la veracidad o
exactitud de algo"; por lo que es claro que las facultades
de fiscalización son la herramienta que permite verificar si el
contribuyente ha cumplido cabalmente con las
disposiciones fiscales. Por otra parte, de la relación
concatenada de los artículos 4° y 6° del código tributario federal
y su vínculo con las definiciones doctrinarias de crédito y
contribución, se concluye que los particulares están obligados
en principio a determinar por su cuenta las contribuciones a su
cargo, las que se causan conforme se realizan las situaciones
jurídicas o de hecho, previstas en las leyes fiscales vigentes
durante el lapso en que ocurran; no obstante ello, la autoridad
está provista de medios legales a través de los cuales puede
verificar si se han acatado debidamente las
disposiciones fiscales. En efecto, el ejercicio de las facultades
de fiscalización no se limita a detectar incumplimientos que
deriven en la determinación de un crédito fiscal al contribuyente
omiso, sino que lleva implícita la posibilidad de que la autoridad
verifique si efectivamente lo manifestado por el contribuyente
corresponde a la realidad, es decir, si se han realizado las
situaciones jurídicas o de hecho previstas en las disposiciones
legales y si el sujeto revisado les ha dado los efectos fiscales
correctos. En este tenor, es evidente que la
autoridad fiscal podrá restar eficacia probatoria a los

Artículo 69-B del CFF 223


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

comprobantes fiscales, contratos y demás documentos


relacionados, únicamente para la determinación,
devolución o acreditamiento de las contribuciones, a
través de la emisión de una resolución en la que de manera
fundada y motivada determine si existen las operaciones
que el contribuyente registró y documentó en su
contabilidad y de ser el caso que advierta que son
inexistentes, determinar la inexistencia de esos actos
jurídicos, exclusivamente para efectos fiscales, sin que
ello implique la anulación para efectos generales de dichos
actos, sino únicamente la negación de su valor en el
ámbito tributario.

Juicio Contencioso Administrativo Núm. 1560/16-25-01-5-


ST/3503/17-PL-04-04.- Resuelto por el Pleno Jurisdiccional de
la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa,
en sesión de 24 de enero de 2018, por unanimidad de 11 votos
a favor.- Magistrado Ponente: Rafael Anzures Uribe.-
Secretaria: Lic. Ana María Reyna Ángel.

(Tesis aprobada en sesión de 25 de abril de 2018)

R.T.F.J.A. Octava Época. Año III. No. 22. Mayo 2018 p. 38

Así, la observación de simulación de actos jurídicos para


efectos fiscales que en su caso lleve a cabo una autoridad
fiscal por operaciones celebradas entre residentes en
México, podría tacharse de ilegal puesto que no puede
pasarse por alto que en todo caso, una determinación en ese
sentido por la autoridad fiscal iría en contra de la Constitución
General de la República, pues atenta contra la garantía de
seguridad jurídica, máxime que por congruencia y lógica no es
posible sostener que un acto jurídico sea válido conforme
al Derecho común y contrario a Derecho para efectos
9
fiscales.

Así, la simulación jurídica es una institución del Derecho


Civil (ni siquiera es definida por el Código Civil Federal), por lo
que no puede ser declarada por una autoridad fiscal,
máxime que conforme al Derecho común es necesario que sea
10
solicitada y, por ende, calificada y declarada por un juez. Por

9
―Confirma lo anterior el criterio sustentado en el Semanario Judicial de la
Federación. Quinta Época. Tomo CXXXI. Segunda Sala de la Suprema Corte
de Justicia de la Nación. Tesis. Pág. 175. Rubro: LEGISLADOR ORDINARIO,
ALCANCE DE LAS FACULTADES DEL, PARA DICTAR NORMAS SOBRE
INSTITUCIONES JURÍDICAS ESTABLECIDAS”
10
―Cfr. Artículos 2182 y 2183 del CCF”
224 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

ello, la simulación jurídica que pretende realizar la autoridad


carece de una debida fundamentación y motivación legal y
constitucional, máxime que no se han reunido sus elementos,
ni se han seguido las formalidades legales para su
determinación.

Robustece lo anterior, la siguiente tesis cuyos datos de


localización, rubro y texto son los siguientes:

―Novena Época
Registro: 168113
Instancia: Segunda Sala
Tesis Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
XXIX, Enero de 2009
Materia(s): Civil
Tesis: 2a. CLXIII/2008
Página: 785

INEXISTENCIA Y NULIDAD DE LOS ACTOS JURÍDICOS.


DEBEN DETERMINARSE JURISDICCIONALMENTE. Si bien
es cierto que tanto el Código Civil Federal como la doctrina
establecen diferencias entre inexistencia y nulidad (absoluta y
relativa), también lo es que la Suprema Corte de Justicia de la
Nación ha considerado, en algunos precedentes, que esas
diferencias son meramente teóricas y, en otros, que sí existen,
lo que denota que las distintas integraciones del Máximo
Tribunal de la República no han escapado al debate doctrinal
suscitado al respecto. No obstante, la doctrina, la ley y la
jurisprudencia de este Alto Tribunal, en sus distintas
épocas, convergen en que es necesaria la intervención
jurisdiccional para comprobar la inexistencia del acto, o
bien, para declarar su nulidad, de donde deriva que tanto la
inexistencia como la nulidad de los actos jurídicos deben
determinarse jurisdiccionalmente.

Contradicción de tesis 146/2008-SS. Entre las sustentadas por


el Tercer Tribunal Colegiado en Materias Penal y de Trabajo
del Séptimo Circuito y el entonces Primer Tribunal Colegiado
del Décimo Séptimo Circuito (actualmente Primer Tribunal
Colegiado en Materias Civil y de Trabajo del propio circuito). 26
de noviembre de 2008. Unanimidad de cuatro votos. Ausente:
Genaro David Góngora Pimentel. Ponente: Mariano Azuela
Güitrón. Secretario: Francisco García Sandoval.

Artículo 69-B del CFF 225


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Así pues, se requiere “la intervención de la justicia” para


comprobar la inexistencia del acto, ello implica entonces una
sentencia. Asimismo, debido a que la nulidad debe ser
declarada también mediante una resolución judicial, se colige
entonces que tanto la inexistencia como la nulidad deben ser
determinadas judicialmente.

Por tal motivo, suponiendo sin conceder que la autoridad fiscal


estuviera facultada para determinar la simulación de actos
jurídicos para efectos fiscales, de cualquier modo no
podría variar los elementos de la simulación contenidos en
el Código Civil Federal, ni pasar por alto las formalidades
que para ello deben seguirse, pues una simple declaración
administrativa no puede cambiar una obligación contractual de
naturaleza mercantil, en una ―supuesta‖ realización de una
simulación de actos jurídicos.

No obstante lo anterior, se señala que los resultados


obtenidos por las autoridades tributarias indican que han
disminuido las malas prácticas por parte de los
contribuyentes, y que si bien, se ha ido cumpliendo el objetivo
para el cual fue diseñado, es necesario revestir la medida con
mayor certeza jurídica. En ese sentido, consideraron que lo
establecido en el artículo 69-B del CFF, es un mecanismo
eficaz para el Estado Mexicano, en la medida de que constituye
un procedimiento que coadyuva con las autoridades fiscales a
tener un mayor control sobre las operaciones en que se
sustentan los comprobantes fiscales de los contribuyentes.

Ahora, si bien es cierto dicho procedimiento ha sido eficaz y


relevante en el combate e inhibición de esquemas
indebidos de deducciones y acreditamiento de impuestos,
puesto que la autoridad al desconocer las operaciones de los
EFOS, procede en su contra de manera Penal, y con los
EDOS ejerce sus facultades de comprobación en cualquier
modalidad, ya sea visita domiciliaria, revisión de gabinete o
revisión electrónica, y le desconoce las deducciones y
acreditamientos de las operaciones tachadas inexistentes,
determinándoles créditos exorbitantes, los cuales hasta las
últimas instancias defiende con el fin de hacerlos efectivos vía
cobro coactivo, señalando que la autoridad fiscal en sus
procedimientos de fiscalización ha ido evolucionando, teniendo
lo siguiente:

226 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Primero: Se limitaba a señalar que como


el Proveedor o Prestador de
servicios (EFOS) estaba
publicado en definitiva en el
listado a que se refiere el
artículo 69-B del CFF, las
deducciones y acreditamientos
llevados a cabo por el
contribuyente fiscalizado
(EDOS) eran improcedentes, sin
tener obligación de valorar las
pruebas e información aportada
dentro de la revisión.
Segundo: A parte de señalar lo referido
anteriormente, señalaba que
como el contribuyente
fiscalizado (EDOS), no se había
acercado dentro del plazo de 30
días a que se refiere el párrafo
quinto del numeral 69-B del
CFF, consentía tal situación y
por ello, las deducciones y
acreditamientos llevados a cabo
eran improcedentes, sin tener
obligación de valorar las
pruebas e información aportada
dentro de la revisión.
Tercero: A parte de señalar los dos
puntos anteriores, aumento
precisando que dentro de la
revisión no se aportó
documentación e información
que acreditara la materialización
de las operaciones amparadas
con los CFDI’S.

Así, tácitamente si bien


reconoce que no obstante el
EDOS no se hubiera acercado a
la autoridad dentro del plazo de
30 días a que se refiere el
párrafo quinto del numeral 69-B
del CFF, ello no arrojaba de
manera inmediata
consentimiento, ya que dentro
de las facultades de
comprobación, regladas por
cierto, el contribuyente tiene
expedito su derecho de
acreditar documentalmente la

Artículo 69-B del CFF 227


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

materialización de las
operaciones amparadas con los
CFDI que le fueron expedidos
por un EFOS.
Cuarto: A parte de señalar los tres
puntos anteriores, la
fiscalizadora concluye que las
operaciones no son
estrictamente indispensables,
además de que están
amparadas con comprobantes
fiscales que no reúnen los
requisitos fiscales a que se
refieren los artículos 29 y 29-A
del CFF.

No obstante lo señalado en párrafos anteriores, también es


cierto que ha sido objeto de diversas interpretaciones por
parte de los contribuyentes con la finalidad de no ubicarse
en los supuestos que prevé o bien, alegar que el
procedimiento no se encuentra apegado a derecho,
cuestionando primordialmente la falta de un plazo cierto y,
en consecuencia, sustraerse del cumplimiento de sus
obligaciones fiscales. Por lo anterior, refieren que resulta
necesario dar mayor claridad al procedimiento, haciendo una
reestructura integral al texto de la ley, incorporando la facultad
de la autoridad de poder requerir información adicional al
contribuyente [esta posibilidad para la autoridad estaba prevista
hasta antes de la reforma en comento en el artículo 70, del
RCFF, ello como se dijo en párrafos anteriores], definiendo los
plazos para su entrega y para valoración de las pruebas,
así como para emitir y notificar la resolución definitiva, y
las consecuencias jurídicas en caso de incumplimiento,
fortaleciendo la seguridad jurídica del contribuyente y
privilegiándola sobre los procedimientos, plazos y
formalismos de la relación tributaria.

Así, se establece expresamente que la autoridad deberá


valorar la información y documentación proporcionada por
el contribuyente en un plazo de 50 días, además de que
dentro del referido plazo deberá emitir la resolución
correspondiente y notificarla legalmente [Artículo 69-B
párrafo cuarto CFF]; asimismo, se establece que la autoridad
podrá realizar un requerimiento adicional al contribuyente, ello
dentro de los primeros 20 días del periodo de 50 días [Artículo
69-B párrafo cuarto CFF].

228 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Es de señalar en este punto que, si la autoridad fiscal no


procede a requerir al contribuyente información adicional dentro
de los primeros 20 días del periodo de 50 a que refiere el
artículo 69-B párrafo cuarto del CFF, sin lugar a dudas se
tendría por precluido tal derecho, tendiendo aplicación por
analogía el siguiente criterio Jurisprudencial emitido por el más
Alto Tribunal del País, el cual lleva por rubro, texto y
localización el siguiente:

Época: Décima Época


Registro: 2015094
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 46, Septiembre de 2017, Tomo I
Materia(s): Administrativa
Tesis: 2a./J. 119/2017 (10a.)
Página: 556

DEVOLUCIÓN DE CONTRIBUCIONES. CONFORME AL


ARTÍCULO 22, PÁRRAFO SEXTO, DEL CÓDIGO FISCAL DE
LA FEDERACIÓN, SI LA AUTORIDAD FISCAL NO
REQUIERE AL CONTRIBUYENTE EN EL PLAZO DE 20 DÍAS
SIGUIENTES A LA PRESENTACIÓN DE LA SOLICITUD
RELATIVA, PRECLUYE SU FACULTAD PARA HACERLO. El
diseño normativo del precepto referido implica que cuando la
autoridad fiscal ejerce su facultad de requerir al contribuyente
datos, informes o documentos para verificar la procedencia de
la solicitud de devolución, ese proceder debe acotarse
conforme a los artículos 16 y 17 de la Constitución Política de
los Estados Unidos Mexicanos, ya que el contribuyente debe
tener plena certeza de que, por una parte, la autoridad tiene
un plazo de 20 días para requerirlo y, por otra, que en caso
de no hacerlo, precluye su facultad. Ello, porque el legislador
no sólo fijó un lapso temporal al efecto, sino también facultó a
la autoridad fiscal para que apercibiera al contribuyente que, de
no cumplir con lo solicitado, se le tendría por desistido de su
solicitud de devolución, siendo esta consecuencia en el
incumplimiento al requerimiento formulado fuera del plazo
indicado, lo que obliga a acotar la actuación de la autoridad
fiscal, posibilitando que el contribuyente tenga pleno
conocimiento sobre el cumplimiento de los plazos previstos en
la ley por parte de la autoridad fiscal, pues dicho apercibimiento
constituye un típico acto de autoridad, por su unilateralidad,
obligatoriedad y coercitividad. Así, el hecho de que la
mencionada porción normativa no contenga expresamente
alguna consecuencia por el incumplimiento de realizar el
requerimiento en el plazo aludido, no implica que se trate

Artículo 69-B del CFF 229


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

de una norma jurídica imperfecta que carezca de sanción,


por el contrario, dicho proceder configura la causa de
nulidad establecida en el artículo 51, fracción II, de la Ley
Federal de Procedimiento Contencioso Administrativo, al omitir
la formalidad consistente en que la autoridad fiscal no ejerció
su facultad en el plazo señalado, por lo que la consecuencia es
que, conforme al artículo 52, fracción IV, de la ley citada, el
efecto de la nulidad de la resolución por la que se hizo efectivo
el mencionado apercibimiento es que la autoridad fiscal deje
sin efectos su determinación y con los elementos con que
cuente proceda con plenitud de facultades a pronunciarse
respecto de la solicitud de devolución relativa.

Contradicción de tesis 59/2017. Entre las sustentadas por los


Tribunales Colegiados Segundo en Materia Administrativa del
Segundo Circuito, Primero de Circuito del Centro Auxiliar de la
Novena Región, con residencia en Zacatecas, Zacatecas,
Primero y Segundo del Trigésimo Circuito y Décimo Primero en
Materia Administrativa del Primer Circuito. 12 de julio de 2017.
Unanimidad de cuatro votos de los Ministros Alberto Pérez
Dayán, Javier Laynez Potisek, José Fernando Franco González
Salas y Eduardo Medina Mora I. Ausente: Margarita Beatriz
Luna Ramos. Ponente: Alberto Pérez Dayán. Secretario: Jorge
Jiménez Jiménez.

Criterios contendientes:

El sustentado por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia


Administrativa del Segundo Circuito, al resolver el amparo
directo 153/2016, el sustentado por el Primer Tribunal
Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Novena Región,
con residencia en Zacatecas, Zacatecas, al resolver los
amparos directos 857/2016 (cuaderno auxiliar 849/2016) y
172/2016 (cuaderno auxiliar 291/2016), el sustentado por el
Primer Tribunal Colegiado del Trigésimo Circuito, al resolver el
amparo directo 1152/2015, el sustentado por el Décimo Primer
Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer
Circuito, al resolver el amparo directo 187/2016, y el diverso
sustentado por el Segundo Tribunal Colegiado del Trigésimo
Circuito, al resolver el amparo directo 898/2015.

Tesis de jurisprudencia 119/2017 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del
nueve de agosto de dos mil diecisiete.

Nota: De la sentencia que recayó al amparo directo 172/2016


(cuaderno auxiliar 291/2016), resuelto por el Primer Tribunal
Colegiado de Circuito del Centro Auxiliar de la Novena Región,
con residencia en Zacatecas, Zacatecas, derivó la tesis aislada
(IX Región)1o.15 A (10a.), de título y subtítulo: "DEVOLUCIÓN

230 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

DE SALDOS A FAVOR. LA FACULTAD DE LA AUTORIDAD


HACENDARIA PARA REQUERIR AL CONTRIBUYENTE
INFORMACIÓN ADICIONAL, A EFECTO DE RESOLVER LA
SOLICITUD RELATIVA, PRECLUYE SI NO SE HACE
DENTRO DE LOS PLAZOS PREVISTOS EN EL ARTÍCULO
22, SEXTO PÁRRAFO, DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN (INAPLICABILIDAD DE LA
JURISPRUDENCIA 2a./J. 73/2010).", publicada en el
Semanario Judicial de la Federación del viernes 23 de
septiembre de 2016 a las 10:32 horas y en la Gaceta del
Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 34,
Tomo IV, septiembre de 2016, página 2662.

Además, si la autoridad no valora, emite y notifica la resolución


correspondiente, expresamente se establece la
consecuencia de ello, es decir, caduca la facultad para
emitir resolución definitiva de operaciones inexistentes
[Artículo 69-B séptimo párrafo CFF].

Es de referir en este punto, que si los Diputados en la reforma


que nos ocupa, señalan que se debe de definir los plazos para
la valoración de las pruebas aportadas por el contribuyente,
ello para su seguridad jurídica, es importante hacernos el
siguiente cuestionamiento:

 Sí el artículo 69-B del CFF si bien prevé un plazo de 5


días para valorar las pruebas aportadas por el
contribuyente, no obstante dicho plazo como dijo la
SCJN no es limitativo, ya que la autoridad cuenta con
los 5 años a que se refiere el diverso numeral 67 del
CFF para valorar y emitir la resolución correspondiente
que culmine el procedimiento en comento, concluyendo
que no violenta el principio de seguridad jurídica que
tutelan los artículos 1°, 14 y 16 de nuestra Constitución
Política ¿POR QUÉ REFORMARLO?

Con la pregunta anterior podemos darnos cuenta que uno de


los dos está mal, la SCJN o los Diputados del PRI y PAN, ya
que ambos se contradicen, por lo que la reforma al artículo 69-
B del CFF que nos ocupa, controvierte lo resuelto por el más
Alto Tribunal del País.

Es de referir en este punto, que conforme al tercer párrafo del


numeral 69-B del CFF previo a la reforma que nos ocupa, la
autoridad fiscal se encontraba constreñida, durante los
siguientes 5 días a:

Artículo 69-B del CFF 231


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

1. Valorar las pruebas y defensas que el contribuyente


haya hecho valer,
2. A notificar la resolución al contribuyente a través del
buzón tributario, y
3. A publicar un listado en la página del Servicio de
Administración Tributaria.

No obstante lo anterior, las autoridades fiscales cometieron


algunos errores en aplicación del procedimiento, toda vez que
valoraban y notificaban al gobernado el resultado de su
valoración fuera del plazo de 5 días que establece el tercer
párrafo del artículo 69-B del CFF, lo cual como se dijo en
párrafos anteriores, tornó en determinados casos, ilegal el
procedimiento de presunción de operaciones inexistentes.

Al respecto, la Procuraduría de la Defensa del Consumidor


(PRODECON) documentó en el criterio jurisdiccional 12/2017,
de rubro y texto

“OPERACIONES INEXISTENTES. RESULTA ILEGAL EL


PROCEDIMIENTO PARA DETERMINARLAS, ESTABLECIDO
EN EL ARTÍCULO 69- B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, SI LA AUTORIDAD NOTIFICA FUERA DEL
PLAZO DE CINCO DÍAS LA RESOLUCIÓN QUE
CONTEMPLA EL TERCER PÁRRAFO DE DICHO NUMERAL.
De conformidad con el tercer párrafo del artículo 69-B del
Código Fiscal de la Federación, la autoridad fiscal cuenta
con un plazo máximo de cinco días hábiles para valorar las
pruebas y defensas que los contribuyentes hayan hecho
valer con el fin desvirtuar los hechos que llevaron a la
autoridad a colocarlos en el supuesto de presunción de
expedir comprobantes fiscales que amparan operaciones
inexistentes. Así, el Órgano Jurisdiccional, en cumplimiento de
ejecutoria, consideró que en dicho plazo no sólo debe emitirse,
sino también notificarse la resolución que determina que los
contribuyentes no desvirtuaron los hechos que se les
imputaron, ya que la valoración de pruebas se encuentra
implícita en la emisión de la resolución referida. Por tanto, al
constatarse que en el caso concreto la autoridad incumplió
con la mencionada obligación y, por ende, se atentó en
contra de la seguridad jurídica del contribuyente, se
resolvió declarar la nulidad lisa y llana de la resolución
impugnada con fundamento en los artículos 51, fracción IV y
52, fracción II, de la Ley Federal de Procedimiento Contencioso
Administrativo, al actualizarse la caducidad especial del
procedimiento previsto por el tercer párrafo del artículo 69-B del
Código Fiscal de la Federación.

232 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Juicio de Amparo Directo. Segundo Tribunal Colegiado en


materias Penal y Administrativa del Vigésimo Primer Circuito.
2016. Sentencia firme.

Relacionado con:
Criterio Jurisdiccional 41/2016 ―OPERACIONES
INEXISTENTES. A JUICIO DEL ÓRGANO JURISDICCIONAL
NO PROCEDE RECHAZAR LA DEVOLUCIÓN RESPECTO DE
OPERACIONES DE CONTRIBUYENTES QUE DIERON
EFECTOS A LOS COMPROBANTES FISCALES, SI AÚN NO
HA TRANSCURRIDO EL PLAZO CON EL QUE CUENTAN
PARA DEMOSTRAR QUE EFECTIVAMENTE ADQUIRIERON
LOS BIENES O RECIBIERON LOS SERVICIOS‖.

Criterio Sustantivo 6/2014/CTN/CS-SPDC ―PUBLICACIÓN DE


CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO EN EL ARTÍCULO
69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN, POR
PRESUNCIÓN DE OPERACIONES INEXISTENTES. NO
VIOLA LOS PRINCIPIOS DE PRESUNCIÓN DE INOCENCIA Y
DE BUENA FE, Y TAMPOCO ATENTA CONTRA LA HONRA Y
EL NOMBRE DE LOS CONTRIBUYENTES‖.

Criterio Sustantivo 5/2014/CTN/CS-SPDC ―PUBLICACIÓN DE


CONTRIBUYENTES CON FUNDAMENTO EN EL ARTÍCULO
69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN, POR
PRESUNCIÓN DE OPERACIONES INEXISTENTES. LAS
CAUSAS Y MOTIVOS ESPECÍFICOS POR LOS QUE SE
INCLUYE A UN CONTRIBUYENTE, SÓLO DEBEN
PORMENORIZARSE EN LA NOTIFICACIÓN PERSONAL Y
NO EN LAS NOTIFICACIONES PÚBLICAS‖.

Criterio Sustantivo 2/2016/CTN/CS-SASEN ―OPERACIONES


INEXISTENTES. NO PRECLUYE EL DERECHO DEL
RECEPTOR DE LOS COMPROBANTES FISCALES PARA
ACREDITAR LA REALIZACIÓN DE LAS MISMAS, UNA VEZ
QUE HAN TRANSCURRIDO LOS 30 DÍAS PREVISTOS EN
EL PÁRRAFO QUINTO DEL ARTÍCULO 69-B DEL CFF‖.

Criterio Sustantivo 4/2015/CTN/CS-SASEN ―LISTADO DE


CONTRIBUYENTES PUBLICADOS CON BASE EN EL
ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN
QUE LOGRAN DEMOSTRAR QUE NO SIMULARON
OPERACIONES‖.

Así, del criterio de la PRODECON anterior se tiene que el


hecho de que la autoridad notifique la resolución que culmina el
procedimiento de referencia fuera del plazo de 5 días que
previene el tercer párrafo del artículo 69-B, del CFF la
respuesta a la valoración de las pruebas y alegaciones del
Artículo 69-B del CFF 233
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

contribuyente, atenta contra la seguridad jurídica del


contribuyente.

Ahora bien, actualmente, el artículo 69-B del CFF prevé que


cuando la autoridad fiscal notifique a los contribuyentes la
presunción de inexistencia de operaciones amparadas en
comprobantes fiscales emitidos por el mismo sin contar con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa
o indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan tales
comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se
encuentren no localizados; estos últimos contarán con un
plazo de 15 días para que manifiesten lo que a su derecho
convenga y aporten la documentación e información que
consideren pertinente para desvirtuar los hechos que
llevaron a la autoridad a notificarlos.

En este sentido, si bien el artículo 69-B del CFF, reconoce y


respeta el derecho de audiencia, se propuso otorgar a los
contribuyentes la posibilidad de solicitar una prórroga de 5
días a la autoridad fiscal para aportar la documentación e
información que consideren necesaria [esta posibilidad, tal y
como se dijo en párrafos anteriores, se previa en el cuarto
párrafo de la Regla 1.4 de la RMF para 2018, que establece:
Los contribuyentes podrán solicitar a través del buzón
tributario, por única ocasión, una prórroga de diez días al plazo
previsto en el artículo 69-B, segundo párrafo del CFF, para
aportar la información y documentación a que se refiere el
citado párrafo, siempre y cuando la solicitud de prórroga se
efectúe dentro del plazo que dicho precepto legal establece], lo
cual permite a los contribuyentes que cuenten con mayor
tiempo para ejercer de manera más efectiva su derecho de
audiencia.

Por otra parte, se propuso establecer la facultad de la autoridad


fiscal para requerir mayor información y documentación al
contribuyente durante el procedimiento y se le otorga al
contribuyente un plazo de 10 días para atender dicho
requerimiento [esta posibilidad para la autoridad estaba
prevista hasta antes de la reforma en comento en el artículo 70,
del RCFF, ello como se dijo en párrafos anteriores]. Lo anterior
permitirá a la autoridad fiscal allegarse de la documentación e
información que estime necesaria para emitir una resolución
exhaustiva y apegada a la realidad de los hechos,

234 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

salvaguardando los derechos fundamentales de audiencia,


legalidad y seguridad jurídica de los contribuyentes.

Ahora bien, considerando que dentro de los ajustes que se


propusieron en la iniciativa que nos ocupa al procedimiento
previsto en el artículo 69-B del CFF, se encuentran otorgar una
prórroga al contribuyente, así como la posibilidad de requerirle
mayor información y documentación, resulta necesario ampliar
y consolidar el plazo que tiene la autoridad para valorar las
pruebas aportadas por el contribuyente y notificar la resolución
correspondiente. Por lo anterior, se propuso establecer de
manera expresa un plazo cierto y suficiente de 50 días para
que la autoridad valore la información y documentación
que aporten los contribuyentes, emita y notifique la
resolución al particular, lo que redundará en seguridad
jurídica para el contribuyente, al establecerse un plazo cierto y
suficiente que permita a la autoridad emitir su resolución de
manera exhaustiva y apegada a derecho.

El referido plazo de 50 días encuentra justificación, en


principio, en que la autoridad fiscal debe llevar a cabo las
notificaciones derivadas de este procedimiento a través de
buzón tributario, y esta vía requiere de por lo menos 5 días
para su implementación, pues conforme a lo señalado en el
artículo 134 del CFF, previo a realizar la notificación se
debe enviar un aviso al contribuyente, lo que puede llevar
hasta un día; después de ello, el contribuyente tiene 3 días
para abrir el documento digital que se le envió a su buzón
tributario y darse por notificado, con lo que el plazo hasta
este punto requiere de 4 días, y si el contribuyente no se
notifica dentro de este plazo, la notificación se tiene por
hecha hasta el cuarto día posterior a aquél en que le fue
enviado el referido aviso; supuesto en el que a partir del
aviso hasta su notificación la autoridad invirtió un plazo de 5
días, que deberán descontarse de cualquier plazo que se le
otorgue a la autoridad para realizar una acción que deba
notificarse al contribuyente. Por otra parte, la autoridad fiscal
tiene la obligación de analizar y valorar adecuada y
suficientemente las pruebas y argumentos presentados
por los contribuyentes para acreditar la realización de la
actividad amparada en los comprobantes fiscales materia
del procedimiento, lo cual requiere de un plazo razonable,
a fin de que la resolución que se emita se encuentre
debidamente fundada y motivada.

Artículo 69-B del CFF 235


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Como se ha expuesto en la presente iniciativa, la redacción


actual del artículo en comento ha generado interpretaciones
incorrectas de las formalidades del procedimiento, lo que
motivó que los contribuyentes interpusieran medios de defensa
ante los diversos órganos jurisdiccionales, con la finalidad de
obtener seguridad y certeza jurídica en relación con el
procedimiento previsto en el referido artículo 69-B del CFF.

Por lo anterior, la modificación que se propone al plazo que


tiene la autoridad para valorar las pruebas y emitir y
notificar la resolución respectiva, atiende a la necesidad de
otorgar mayor certeza al contribuyente sujeto a dicho
procedimiento y mantener el respeto a sus derechos
fundamentales de legalidad y seguridad jurídica, es decir, que
la norma sea clara y precisa para los contribuyentes, con la
finalidad de que no se requiera la interpretación de un órgano
jurisdiccional. En esa tesitura se brinda a los contribuyentes
mayor beneficio en el procedimiento de marras, pues conocen
los plazos mediante el cual las autoridades fiscales tienen que
emitir las correspondientes resoluciones.

Así, no obstante que la referida atribución se encuentra


subsumida en el plazo de caducidad de las facultades de la
autoridad, el establecimiento de un plazo único consolidado
para que la autoridad fiscal valore la documentación e
información aportada por el contribuyente, emita y notifique la
resolución que ponga fin al procedimiento previsto en el artículo
69-B del CFF, en un plazo de 50 días, no solo acota la
actuación de la autoridad fiscal, sino también garantiza el
respeto al derecho fundamental de seguridad jurídica, al
otorgarle certeza al contribuyente para conocer en qué tiempo
la autoridad fiscal resolverá el procedimiento de presunción de
operaciones sospechosas, irregulares e incluso inexistentes.

Como se ve, la autoridad fiscal cuenta con un plazo de 50 días,


no solamente para valorar las pruebas y defensas que se
hayan hecho valer, sino también para emitir y notificar su
resolución a los contribuyentes respectivos a través del buzón
tributario, señalándose expresamente ahora sí la
consecuencia de su incumplimiento, siendo que quedará
sin efectos la presunción respecto de los comprobantes
fiscales observados, que dio origen al procedimiento.

Así, tiene aplicación por analogía las siguientes Tesis


Jurisprudenciales que a la letra señala:

236 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

“VISITA DOMICILIARIA O REVISIÓN DE GABINETE O DE


ESCRITORIO. SU CONCLUSIÓN CON INFRACCIÓN DE
LOS PÁRRAFOS PRIMERO Y ÚLTIMO DEL ARTÍCULO 46-
A DEL CÓDIGO FISCAL DE LA FEDERACIÓN, DA LUGAR
A QUE EL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y
ADMINISTRATIVA DECLARE LA NULIDAD LISA Y LLANA
DE LA RESOLUCIÓN IMPUGNADA, CONFORME A LA
FRACCIÓN IV DEL ARTÍCULO 238, EN RELACIÓN CON LA
FRACCIÓN II DEL ARTÍCULO 239 DE ESE CÓDIGO.
Cuando la autoridad fiscalizadora ha continuado la visita
domiciliaria o la revisión de gabinete o de escritorio hasta
dictar la resolución liquidatoria, no obstante haber concluido el
procedimiento fiscalizador con infracción del artículo 46-A,
primer y último párrafos, del Código Fiscal de la Federación,
se actualiza la hipótesis de nulidad lisa y llana prevista en la
fracción IV del artículo 238 de ese Código, en virtud de que los
hechos que motivaron la resolución no pueden tener valor
porque constan en actuaciones emitidas en contravención a la
disposición aplicada. Ello es así, en primer lugar, porque en
términos del párrafo final del citado artículo 46-A, la
conclusión extemporánea de la visita o revisión trae como
consecuencia que en esa fecha se entienda terminada y
que todo lo actuado quede insubsistente o sin valor legal
alguno, es decir, como si la actuación de la autoridad no
se hubiera realizado, y en segundo término, porque la
resolución administrativa se dictó con infracción de la facultad
reglada establecida en el primer párrafo del numeral
últimamente aludido; de ahí que lo procedente es que el
Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, en sus
funciones de tribunal de mera anulación y de plena
jurisdicción, atienda tanto al control del acto de autoridad y a la
tutela del derecho objetivo, como a la protección de los
derechos subjetivos del gobernado, conforme a lo cual
deberá declarar la nulidad lisa y llana de la resolución
administrativa con fundamento en la fracción II del artículo
239 del Código Fiscal de la Federación, lo cual implica que
la resolución administrativa quedará totalmente sin
efectos, y que la autoridad fiscalizadora no podrá
ocasionar nuevos actos de molestia al contribuyente
respecto del ejercicio o ejercicios revisados, sin que sea
óbice para lo anterior el que no se haya resuelto el problema
de fondo, que la resolución administrativa tenga su origen en
el ejercicio de facultades discrecionales y que la infracción
haya ocurrido dentro del procedimiento, habida cuenta que se
está en presencia de la violación de una facultad reglada que
provocó la afectación de los derechos sustantivos de
seguridad jurídica e inviolabilidad del domicilio y papeles
personales del particular, así como la insubsistencia de todo lo
actuado, incluida la orden de visita o revisión.

Artículo 69-B del CFF 237


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Contradicción de tesis 56/2003-SS. Entre las sustentadas por


el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del
Primer Circuito y los Tribunales Colegiados Primero y Tercero
en Materia Administrativa del Sexto Circuito y Segundo en la
misma materia del Segundo Circuito. 3 de diciembre de 2003.
Unanimidad de cuatro votos. Ponente: Genaro David Góngora
Pimentel. Secretario: Rolando Javier García Martínez.

Tesis de jurisprudencia 2/2004. Aprobada por la Segunda Sala


de este Alto Tribunal, en sesión privada del dieciséis de enero
de dos mil cuatro.‖

―No. Registro: 38,783


Precedente
Época: Quinta
Instancia: Primera Sección
Fuente: R.T.F.J.F.A. Quinta Época. Año IV. No. 41. Mayo
2004.
Tesis: V-P-1aS-201
Página: 290

VISITA DOMICILIARIA Y REVISIÓN DE GABINETE.- PLAZO


PARA SU CONCLUSIÓN (APLICACIÓN DE LA
JURISPRUDENCIA 2a./J. 65/2001 DE LA SEGUNDA SALA
DE LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN).-
La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación, ha sentado la Jurisprudencia 2a./J. 65/2001, cuyo
rubro es VISITAS DOMICILIARIAS. EL ARTÍCULO 46-A,
PÁRRAFO PRIMERO, DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, AL ESTABLECER QUE, RESPECTO DE
ALGUNAS CATEGORÍAS DE CONTRIBUYENTES, NO
EXISTE PLAZO PARA SU CONCLUSIÓN, TRANSGREDE
EL ARTÍCULO 16 CONSTITUCIONAL (LEGISLACIÓN
VIGENTE EN 1995). En tal virtud, cuando se trate de
contribuyentes que en el, o los ejercicios sujetos a revisión,
estén obligados a presentar pagos provisionales mensuales en
el impuesto sobre la renta; los que obtengan ingresos del
extranjero o efectúen pagos a residentes en el extranjero; así
como los integrantes del sistema financiero o los que en los
ejercicios mencionados estén obligados u opten por hacer
dictaminar sus estados financieros en los términos del artículo
32-A del Código citado, y estos contribuyentes en un juicio de
nulidad invoquen en su favor la citada Jurisprudencia, deberá
aplicarse la regla general de duración máxima de las visitas
domiciliarias o de las revisiones de la contabilidad, prevista por
la primera parte del primer párrafo del artículo 46-A del Código
Fiscal de la Federación, y en este sentido de excederse
dicho plazo, sin haberse levantado el acta final de visita o
notificado el oficio de observaciones correspondiente, y

238 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

sin que se haya notificado oficio de ampliación de dicho


plazo; la visita domiciliaria deberá entenderse concluida
una vez vencido el mismo, dejándose sin efectos las
actuaciones que de dicha visita domiciliaria o revisión de
gabinete derivaron, como lo es la resolución que se
impugna en juicio. (24)

Juicio No. 9289/98-11-09-2/99-S1-03-04.- Resuelto por la


Primera Sección de la Sala Superior del Tribunal Federal de
Justicia Fiscal y Administrativa, en sesión de 13 de agosto de
2002, por unanimidad de 5 votos.- Magistrada Ponente: Alma
Peralta Di Gregorio.- Secretario: Lic. Francisco Javier
MarínSarabia.

(Tesis aprobada en sesión de 13 de enero de 2004)‖

―No. Registro: 171,631 Tesis aislada Materia(s): Administrativa


Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
XXVI, Agosto de 2007 Tesis: I.7o.A.533 A Página: 1822.

REVISIÓN DE DICTÁMENES FORMULADOS POR


CONTADORES PÚBLICOS AUTORIZADOS. PARA SU
CONCLUSIÓN ES APLICABLE EL PLAZO PREVISTO EN
EL ARTÍCULO 46-A DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN. Si bien es cierto que el artículo 42 del Código
Fiscal de la Federación prevé diversas facultades de la
autoridad a fin de comprobar el cumplimiento de las
disposiciones hacendarias por parte de los contribuyentes,
tales como la revisión de escritorio o de gabinete (fracción II),
las visitas domiciliarias (fracción III), y la revisión de
dictámenes formulados por contadores públicos sobre los
estados financieros de aquéllas y sobre las operaciones de
enajenación de acciones que realicen, así como la declaratoria
por solicitudes de devolución de saldos a favor del impuesto al
valor agregado y cualquier otro dictamen que tenga
repercusión para efectos fiscales formulado por contador
público y su relación con el cumplimiento de disposiciones
fiscales (fracción IV), y que las dos primeras atribuciones
están acotadas por el artículo 46-A del Código Fiscal de la
Federación en cuanto al tiempo que deben durar; también
lo es que el plazo dentro del cual la autoridad debe
concluir las revisiones de escritorio o de gabinete o las
visitas domiciliarias no sólo es aplicable a éstas, sino
también a la revisión de dictámenes formulados por
contadores públicos autorizados, ya que, además de que
no hay disposición alguna en el citado código que contemple
su exclusión, los tres supuestos descritos participan de
una misma naturaleza, es decir, la facultad que se otorga a
la autoridad de revisar la contabilidad del contribuyente y

Artículo 69-B del CFF 239


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

la necesidad de que tal prerrogativa culmine en un tiempo


determinado por la ley; de ahí que ninguna razón pueda
justificar un trato desigual ante situaciones iguales.

SÉPTIMO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo directo 138/2007. Editorial Celular, S.A. de C.V. 30 de


mayo de 2007. Unanimidad de votos, con voto aclaratorio del
Magistrado F. Javier Mijangos Navarro. Ponente: Alberto
Pérez Dayán. Secretaria: Irma Gómez Rodríguez.‖

No hay duda entonces de que si la autoridad incumple con su


obligación prevista ahora sí expresamente en el artículo 69-B
del CFF, de valorar las pruebas y defensas que se hayan
hecho valer, así como emitir y notificar su resolución a los
contribuyentes respectivos a través del buzón tributario,
dentro del plazo de 50 días –suspendiéndose el mismo en
los supuestos a que se refiere el numeral señalado en líneas
anteriores-, quedará sin efectos la presunción respecto de
los comprobantes fiscales observados, que dio origen al
procedimiento.

Por otra parte, para dotar de mayor certeza y seguridad jurídica


a los contribuyentes, así como para dar mayor transparencia y
publicidad en los procedimientos incoados a empresas que
presuntamente facturan operaciones simuladas, y a efecto de
restablecer los derechos de éstos, se considera necesario
establecer la obligación para que la autoridad fiscal
publique trimestralmente en el DOF y en la página de
Internet del SAT, un listado de aquellos contribuyentes que
lograron desvirtuar los hechos que se les imputaron o que
mediante resolución o sentencia firmes, emitida por
autoridad competente, se haya dejado sin efectos la resolución
que dio fin al procedimiento previsto en el artículo 69-B del
CFF.

Vale la pena señalar en el tantas veces referido artículo 69-B


del CFF, no establece fechas ni plazos con que la autoridad
fiscal puede publicar en su página de internet –
www.sat.gob.mx-, ni en el DOF los listados presuntos y
definitivos, previéndose solamente con la reforma que nos
entretiene la obligación de publicar trimestralmente en el DOF y
página de internet, el listado de contribuyentes que
desvirtuaron los hechos que se les imputaron o que obtuvieron

240 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

una resolución o sentencia firme que decretaba la nulidad de la


resolución definitiva que los colocó como EFOS.

Con la reforma que se propuso se busca coadyuvar en el


combate a la evasión y elusión fiscales, dotando a la autoridad
de mejores herramientas sin menoscabo de la salvaguarda de
los derechos del contribuyente y, conforme a las experiencias
obtenidas, fortalecer la seguridad jurídica de la que se debe
dotar al contribuyente en todo procedimiento.

En sesión ordinaria de fecha 12 de Abril de 2018, con


fundamento en el artículo 23, numeral 1, inciso f) de la Ley
Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos
Mexicanos, la Mesa Directiva de la H. Cámara de Diputados
turnó la iniciativa antes señalada a la Comisión de Hacienda y
Crédito Público, para su estudio y dictamen mediante oficio
DGPL. 63-II-7-3440.

Los CC. Diputados integrantes de la Comisión de Hacienda y


Crédito Público realizaron diversos trabajos a efecto de contar
con mayores elementos que les permitieran analizar y valorar
el contenido de la citada iniciativa, expresar sus
consideraciones de orden general y específico sobre ella e
integrar Dictamen.

Al respecto, la Cámara de Diputados del H. Congreso de la


Unión, el día 24 de Abril de 2018 aprobó la reforma al artículo
69-B del CFF, propuesta por el Diputado Ricardo David García
Portilla del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario
Institucional y el Diputado Carlos Alberto de la Fuente Flores
del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, ello para
dar certeza jurídica a contribuyentes sobre
procedimientos, plazos y formalismos de la relación
tributaria, evitar interpretaciones incorrectas y fortalecer el
control de las operaciones.

El dictamen, aprobado en lo general con 325 votos a favor, 37


en contra y 6 abstenciones y remitido al Senado de la
República para sus efectos constitucionales, dota de mayor
transparencia y publicidad a procedimientos iniciados de
empresas que presuntamente facturan operaciones simuladas,
a efecto de establecer sus derechos.

La reforma en comento señala la Cámara de Diputados del H.


Congreso de la Unión, incorpora la facultad de la autoridad

Artículo 69-B del CFF 241


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

para requerir información adicional al contribuyente, definiendo


plazos para la entrega y valoración de pruebas, así como para
emitir y notificar la resolución definitiva y las consecuencias
jurídicas, en caso de incumplimiento.

Así, cuando la autoridad fiscal detecte que un contribuyente ha


emitido comprobantes sin contar con los activos, personal,
infraestructura o capacidad material, directa e indirectamente,
para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar
los bienes que amparan tales comprobantes, o que dichos
contribuyentes no se localizan, se presumirá la inexistencia de
las operaciones.

En este supuesto, notificará a los contribuyentes a través del


buzón tributario, de la página de Internet del Servicio de
Administración Tributaria (SAT), y la publicación en el Diario
Oficial de la Federación (DOF) para que aporten la
documentación e información pertinentes en un plazo no mayor
a 15 días. Podrán solicitar prórroga, por única ocasión, de
cinco días, en ejercicio de su derecho de audiencia, para
desvirtuar los hechos de la notificación.

Apunta además que la autoridad fiscal valorará los documentos


e información y emitirá su resolución en un plazo no mayor a
los 50 días, mediante el buzón tributario; de no hacerlo en ese
lapso, quedará sin efectos la presunción respecto a los
comprobantes fiscales observados, que originaron el
procedimiento.

Se establece su obligación para publicar trimestralmente en el


DOF y en la página de Internet del SAT un listado de
contribuyentes que lograron desvirtuar los hechos imputados, o
que una sentencia emitida por una autoridad competente haya
dejado sin efectos la resolución que dio fin al procedimiento.

Por su parte, el Pleno del Senado de la República el día 25 de


Abril de 2018 aprobó la minuta enviada por la Cámara de
Diputados que reforma el artículo 69-B del CFF, a fin de evitar
la evasión y elusión fiscal, dotando a la autoridad de mayores
herramientas.

Faculta a la autoridad fiscal para requerir información adicional


al contribuyente, definiendo plazos para su entrega y valoración
de pruebas, así como para emitir y notificar la resolución

242 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

definitiva, y las consecuencias jurídicas en caso de


incumplimiento.

Los contribuyentes podrán solicitar una prórroga de 5 días a la


autoridad para aportar la documentación e información
necesaria para modificar los hechos.

El dictamen aprobado con 71 votos a favor, 13 en contra y 2


abstenciones establece que la autoridad fiscal podrá solicitar
mayor información y documentación al contribuyente durante el
procedimiento y otorgarle un plazo de 10 días para atender
dicho requerimiento.

Se amplía de cinco a 50 días el plazo que tiene la autoridad


fiscal para valorar las pruebas aportadas por el
contribuyente y notificar la resolución correspondiente.

La autoridad deberá publicar trimestralmente, en el DOF y


en la página de Internet del SAT, una lista de
contribuyentes que desvirtuaron los hechos que se le
imputaron y de los que obtuvieron sentencias que hayan
dejado sin efectos la resolución del procedimiento.

Así, se turnó el Dictamen con Proyecto de Decreto por el


que se reforma el artículo 69-B del CFF al Ejecutivo Federal
para los efectos Constitucionales correspondientes.

Fue el caso que el día 25 de Junio de 2018 se publicó en el


DOF, el DECRETO por el que se reforma el artículo 69-B del
Código Fiscal de la Federación, señalándose en el en el
Artículo Primero Transitorio que el mismo entrará en vigor a
los 30 días siguientes al de su publicación.

Por lo tanto, se tiene lo siguiente:

 DOF 25 de Junio de 2018 + 30 días siguientes a la


publicación de la Ley en el DOF = 25 de Julio de 2018.

Lapso que se computa en días naturales, ello toda vez que el


ordenamiento en comento no señala de forma específica que
éstos deban ser hábiles.

ORDENAMIENTOS JURÍDICOS. EL PLAZO PARA EL INICIO


DE SU VIGENCIA DEBE COMPUTARSE POR DÍAS
NATURALES. En aquellos casos en los que algún artículo

Artículo 69-B del CFF 243


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

transitorio del propio ordenamiento jurídico, bien sea una ley,


un reglamento o un acuerdo, etcétera, que sea publicado en el
Diario Oficial de la Federación, señale un término específico
para su entrada en vigor, el plazo que medie entre la
publicación del citado ordenamiento jurídico en el referido
medio de publicidad, y la fecha del término fijado, deberá
computarse por días naturales y no hábiles, salvo que el
propio numeral transitorio señale específicamente que
deban ser hábiles. Esto obedece a que, siguiendo el aforismo
jurídico que indica que "si la ley no distingue no ha lugar a
distinguir", es posible arribar a la convicción de que cuando en
el propio ordenamiento jurídico no se expresa claramente que
el plazo determinado para su entrada en vigor deba ser
considerado por días hábiles, entonces deberá computarse por
días naturales por ser ésta la regla general y aquélla la
excepción.

NOVENO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA


ADMINISTRATIVA DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo en revisión (improcedencia) 4229/2000. María Cecilia


Gutiérrez Sansano Diego Fernández. 31 de enero de 2001.
Unanimidad de votos. Ponente: Óscar Germán Cendejas
Gleason. Secretario: Jorge C. Arredondo Gallegos.

189021. I.9o.A.2 K. Tribunales Colegiados de Circuito. Novena


Época. Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo
XIV, Agosto de 2001, Pág. 1379.

En resumen se tiene lo siguiente:

Es importante resaltar a continuación los siguientes puntos:

244 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 En primer momento se establece que con la finalidad


de que los contribuyentes cuenten con un plazo
suficiente para desvirtuar los hechos de la
autoridad, se establece la posibilidad de que los
contribuyentes soliciten una prórroga de cinco días;
dentro del plazo de 15 días que establece el artículo
69-B del CFF para manifestar lo que a su derecho
convenga y presentar las pruebas respectivas.

 Por otra parte, se propone establecer la facultad de la


autoridad fiscal para requerir mayor información y
documentación al contribuyente durante el
procedimiento, otorgándole un plazo de 10 días para
atender dicho requerimiento.

 En concordancia con lo anterior, se considera


necesario ampliar y consolidar el plazo que tiene la
autoridad para valorar las pruebas aportadas por el
contribuyente, por lo que se establece un plazo de 50
días para que la autoridad valore la información y
documentación que aporten los contribuyentes,
emita y notifique la resolución al particular.

 Como último punto, se señala que para dotar de mayor


certeza jurídica a los contribuyentes, así como para dar
mayor transparencia y publicidad en los procedimientos
incoados a empresas que presuntamente facturan
operaciones simuladas, y a efecto de restablecer los
derechos de estos, se considera necesario establecer
la obligación para que la autoridad fiscal publique
trimestralmente en el DOF y en la página de internet
del SAT, un listado de aquellos contribuyentes que
lograron desvirtuar los hechos que se les
imputaron o que mediante resolución o sentencia
firmes, emitida por autoridad competente, se haya
dejado sin efectos la resolución que dio fin al
procedimiento previsto en el artículo 69-B del CFF.

Es de señalar que lo referido en el punto último, el SAT ya lo


venía haciendo, puesto que aceptó el análisis sistémico
04/2015 emitido por la PRODECON referente a la vulneración
de los derechos fundamentales de los contribuyentes que
desvirtúan la presunción del artículo 69-B, primer párrafo del
CFF.

Artículo 69-B del CFF 245


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Así, la PRODECON acordó con el SAT publicar en su portal de


internet, www.sat.gob.mx, una nueva lista donde
exclusivamente aparezcan los contribuyentes que
presuntamente habían emitido comprobantes fiscales
amparando operaciones simuladas, pero lograron desvirtuar
esa presunción.

La Procuraduría consideró importante que esos contribuyentes


aparezcan una lista aparte, la cual fuera presentada a la
ciudadanía a fin de que sus operaciones comerciales con
terceros no se vean afectadas ni se dañe su esfera económica
y fama pública.

Destacó que a partir de la reforma fiscal que entró en vigor en


2014, los contribuyentes que son publicados por el SAT por
presumirles la inexistencia de operaciones simuladas
amparadas en comprobantes fiscales que emiten, cuando
logran desvirtuar plenamente la citada presunción,
simplemente eran excluidos.

Es decir, agregó en un comunicado, ya no aparecían en la


publicación definitiva que efectúa el SAT, lo que la
PRODECON estimó insuficiente para reparar su fama pública y
comercial.

Por último, es de señalar que en el dictamen que emitió las


Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y de
Estudios Legislativos, del Senado de la República, al analizar la
propuesta de modificación del plazo de 5 a 50 días para que
la autoridad valore las pruebas y notifique la resolución al
particular, mencionaron lo siguiente:

―…
Asimismo, estas Comisiones Dictaminadoras consideramos
adecuada la propuesta de la Colegisladora para establecer
de manera expresa un plazo cierto y suficiente de
cincuenta días a fin de que la autoridad valore la
información y documentación aportadas por los
contribuyentes, y emita y notifique la resolución al
particular que redundará en seguridad jurídica para el
contribuyente y acotará la actuación de la autoridad fiscal.

…‖

Énfasis añadido.

246 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Esto es, se considera precisamente que el aumento del plazo


de 5 a 50 días es cierto y suficiente para que la autoridad
valore la información y documentación aportadas por los
contribuyentes, y emita y notifique la resolución al
particular; sin embargo, lo que el Congreso de la Unión
soslaya, es que el aumento de 5 a 50 días, vulnera en perjuicio
del contribuyente el derecho a la seguridad jurídica, en relación
con el diverso principio de progresividad.

En efecto, conforme a la Jurisprudencia emitida por la Primera


Sala de la SCJN, el principio de progresividad impone
obligaciones positivas y negativas a los legisladores, siendo
que en sentido negativo, se prohibición de regresividad. Es
decir, “el legislador tiene prohibido, en principio, emitir actos
legislativos que limiten eliminen o desconozcan el alcance y la
tutela que en determinado momento ya se reconocía a los
derechos humanos.

Ahora bien, yuxtaponiendo lo anterior al plazo, tenemos que el


aumento del plazo de 5 a 50 días para que la autoridad valore
las pruebas que ofrece el contribuyente, protege en menor
medida el derecho a la seguridad jurídica que actualmente
tienen los contribuyentes para que las autoridades valoren la
documentación en un plazo de 5 días. De ahí que el
legislador, restringe el derecho a la seguridad jurídica de
los contribuyentes. Otro de los derecho humanos tutelados es
el de justicia pronta, ya que si bien es cierto se refiere a una
instancia ajena a la judicial –instancia administrativa- si se toma
como parámetro que mientras menos se tarden las instancias
en resolverse, mayor será la tutela del derecho a la justicia
pronta, tenemos que el aumento del plazo para que la
autoridad resuelva la aclaración presentada por el
contribuyente, vulnera en perjuicio de este el principio de
progresividad de los derechos humanos, en relación con los
derechos de seguridad jurídica y justicia pronta.

No es ajeno que los derechos humanos también admiten


restricciones, sin embargo, dichas restricciones deben observar
los siguientes requisitos, de acuerdo con la jurisprudencia de la
Primera Sala de la SCJN:

1. Ser admisibles dentro del ámbito constitucional,


esto es, el legislador ordinario sólo puede restringir
el ejercicio de las garantías individuales con

Artículo 69-B del CFF 247


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

objetivos que puedan enmarcarse dentro de las


previsiones de la Carta Magna;

2. Ser necesarias para asegurar la obtención de los


fines que fundamentan la restricción
constitucional, basta que la restricción sea en
términos amplios útil para la obtención de esos
objetivos, sino que debe ser la idónea para su
realización, lo que significa que el fin buscado por el
legislador no se pueda alcanzar razonablemente
por otros medios menos restrictivos de derechos
fundamentales; y,

3. Ser proporcional, esto es, la medida legislativa


debe respetar una correspondencia entre la
importancia del fin buscado por la ley, y los efectos
perjudiciales que produce en otros derechos e
intereses constitucionales, en el entendido de que la
persecución de un objetivo constitucional no puede
hacerse a costa de una afectación innecesaria o
desmedida a otros bienes y derechos
constitucionalmente protegidos.

Así, con el fin de confrontar dicha reforma –aumentar el plazo


de 5 a 50 días para que la autoridad fiscal proceda a valorar las
pruebas y defensas y a notificar la resolución al particular- con
la Jurisprudencia 1a./J. 2/2012 (9a.), sustentada por la Primera
Sala de la Corte, que dice:

Época: Décima Época


Registro: 160267
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Libro V, Febrero de 2012, Tomo 1
Materia(s): Constitucional
Tesis: 1a./J. 2/2012 (9a.)
Página: 533

RESTRICCIONES A LOS DERECHOS FUNDAMENTALES.


ELEMENTOS QUE EL JUEZ CONSTITUCIONAL DEBE
TOMAR EN CUENTA PARA CONSIDERARLAS VÁLIDAS.
Ningún derecho fundamental es absoluto y en esa medida
todos admiten restricciones. Sin embargo, la regulación de
dichas restricciones no puede ser arbitraria. Para que las
medidas emitidas por el legislador ordinario con el propósito de
restringir los derechos fundamentales sean válidas, deben

248 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

satisfacer al menos los siguientes requisitos: a) ser admisibles


dentro del ámbito constitucional, esto es, el legislador ordinario
sólo puede restringir o suspender el ejercicio de las garantías
individuales con objetivos que puedan enmarcarse dentro de
las previsiones de la Carta Magna; b) ser necesarias para
asegurar la obtención de los fines que fundamentan la
restricción constitucional, es decir, no basta que la restricción
sea en términos amplios útil para la obtención de esos
objetivos, sino que debe ser la idónea para su realización, lo
que significa que el fin buscado por el legislador no se pueda
alcanzar razonablemente por otros medios menos restrictivos
de derechos fundamentales; y, c) ser proporcional, esto es, la
medida legislativa debe respetar una correspondencia entre la
importancia del fin buscado por la ley, y los efectos
perjudiciales que produce en otros derechos e intereses
constitucionales, en el entendido de que la persecución de un
objetivo constitucional no puede hacerse a costa de una
afectación innecesaria o desmedida a otros bienes y derechos
constitucionalmente protegidos. Así, el juzgador debe
determinar en cada caso si la restricción legislativa a un
derecho fundamental es, en primer lugar, admisible dadas las
previsiones constitucionales, en segundo lugar, si es el medio
necesario para proteger esos fines o intereses
constitucionalmente amparados, al no existir opciones menos
restrictivas que permitan alcanzarlos; y en tercer lugar, si la
distinción legislativa se encuentra dentro de las opciones de
tratamiento que pueden considerarse proporcionales. De igual
manera, las restricciones deberán estar en consonancia
con la ley, incluidas las normas internacionales de
derechos humanos, y ser compatibles con la naturaleza de
los derechos amparados por la Constitución, en aras de la
consecución de los objetivos legítimos perseguidos, y ser
estrictamente necesarias para promover el bienestar
general en una sociedad democrática.

Amparo en revisión 173/2008. Yaritza Lissete Reséndiz


Estrada. 30 de abril de 2008. Cinco votos. Ponente: José
Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Dolores Rueda Aguilar.

Amparo en revisión 1215/2008. Jorge Armando Perales Trejo.


28 de enero de 2009. Unanimidad de cuatro votos. Ausente y
Ponente: José Ramón Cossío Díaz; en su ausencia hizo suyo
el asunto el Ministro José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria:
Dolores Rueda Aguilar.

Amparo en revisión 75/2009. Blanca Delia Rentería Torres y


otra. 18 de marzo de 2009. Mayoría de cuatro votos. Disidente:
José de Jesús Gudiño Pelayo. Ponente: José Ramón Cossío
Díaz. Secretaria: Francisca María Pou Giménez.

Artículo 69-B del CFF 249


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Amparo directo en revisión 1675/2009. Camionera del Golfo,


S.A. de C.V. 18 de noviembre de 2009. Unanimidad de cuatro
votos. Ausente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Ponente: José
Ramón Cossío Díaz. Secretaria: Francisca María Pou
Giménez.

Amparo directo en revisión 1584/2011. 26 de octubre de 2011.


Cinco votos. Ponente: Jorge Mario Pardo Rebolledo.
Secretaria: Rosa María Rojas Vértiz Contreras.

Tesis de jurisprudencia 2/2012 (9a.). Aprobada por la Primera


Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada de ocho de
febrero de dos mil doce.

Tenemos que la referida Sala consideró como requisitos para


la restricción de derechos humanos lo siguiente:

1. Ser admisibles dentro del ámbito constitucional,


esto es, el legislador ordinario sólo puede restringir o
suspender el ejercicio de las garantías individuales
con objetivos que puedan enmarcarse dentro de
las previsiones de la Carta Magna No obstante que
la constitución prevé la restricción, también lo es que
la redacción también lo es, que el plazo ya se
encuentra regulado en la legislación aplicable.

2. Ser necesarias para asegurar la obtención de los


fines que fundamentan la restricción
constitucional, basta que la restricción sea en
términos amplios útil para la obtención de esos
objetivos, sino que debe ser la idónea para su
realización, lo que significa que el fin buscado por
el legislador no se pueda alcanzar
razonablemente por otros medios menos
restrictivos de derechos fundamentales; Si bien
es cierto el mayor plazo para que la autoridad fiscal
valore las pruebas y defensas aportadas por los
contribuyentes, y posteriormente notifique la
resolución a estos, dota a la autoridad fiscal de más
tiempo, también lo es que el aumento en el plazo no
se encuentra completamente justificado. Por tanto, el
aumento del plazo no se justifica en modo alguno la
falta de resolución oportuna por la autoridad fiscal.

3. Ser proporcional, esto es, la medida legislativa


debe respetar una correspondencia entre la

250 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

importancia del fin buscado por la ley, y los


efectos perjudiciales que produce en otros derechos
e intereses constitucionales, en el entendido de que
la persecución de un objetivo constitucional no
puede hacerse a costa de una afectación
innecesaria o desmedida a otros bienes y
derechos constitucionalmente protegidos. Por
último, la referida reforma no es proporcional toda
vez que no se puede justificar una restricción de un
derecho humano (seguridad jurídica y justicia pronta)
en el hecho de que la autoridad fiscal cuente con un
plazo cierto y suficiente, toda vez que eso implicaría
que a través de una medida legislativa se subsane la
inactividad de la autoridad fiscal, en beneficio, no del
contribuyente, sino de la propia autoridad.

Por lo anteriormente señalado, se puede observar con


meridiana claridad que la reforma que nos ocupa, tiene un vicio
de inconstitucionalidad.

Ahora bien, para una mayor claridad del lector de la reforma al


artículo 69-B del CFF, se plasma a continuación el siguiente
cronograma:

Verificación

Autoridad Fiscal realizará visitas

E
oculares previas a la emisión de un
acto de fiscalización para confirmar
la situación en que se encuentra el
domicilio fiscal del contribuyente.

F
O
¿El domicilio reúne
las características
señaladas en el SI No se emite
artículo 10 del CFF? observación alguna
¿El contribuyente se

S
encuentra localizado?

NO

Artículo 69-B del CFF 251


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

NO

Se enviara reporte a la
ALAF competente en
razón de la
circunscripción territorial.

La ALAF presumirá la
inexistencia de las operaciones
amparadas con los
comprobantes emitidos por el
contribuyente. EFOS.

Se notificará a los que se


encuentren en dicha situación, a
través de:

 Su buzón tributario.
 De la página de internet del
SAT.
 Mediante publicación en el
DOF.

E Se contará con un plazo de 15


días para manifestar lo que a

F derecho convenga y aportar


documentación e información
que se considere pertinente.

O Se podrán solicitar a través del


buzón tributario, por única
ocasión, una prórroga de 5 días
al plazo previsto, para aportar

S
documentación e información
respectiva, siempre y cuando la
solicitud de prórroga se efectúe
dentro de dicho plazo

¿Se
solicitó la
prórroga?
NO

SI

La prórroga, se entenderá
concedida sin necesidad de que
exista pronunciamiento por parte
de la autoridad y se comenzará
a computar a partir del día
siguiente al del vencimiento del
plazo previsto en el segundo
párrafo del artículo 69-B CFF.
252 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Transcurrido el plazo para


aportar la documentación e
información y, en su caso, el NO
de la prórroga, la autoridad, en
un plazo que no excederá de 50
días, valorará las pruebas y
defensas que se hayan hecho
valer y notificará su resolución a

Dentro de los primeros 20 días


del plazo para emitir resolución,
la autoridad podrá requerir
documentación e información
adicional.

Si la autoridad requiere
información adicional, ésta
deberá proporcionarse dentro del
plazo de 10 posteriores al en que
surta efectos la notificación del
requerimiento por buzón
tributario.

Si la autoridad requiere
información adicional, el plazo de
50 días se suspenderá a partir
de que surta efectos la
notificación del requerimiento y
se reanudará el día siguiente.

¿Se emite Quedará sin efectos la


No presunción respecto de
resolución
en el plazo los comprobantes fiscales
de 50 días? observados, que dio
origen al procedimiento.

Si

Se concluye el
¿Se desvirtuaron los Si procedimiento sin
hechos que se consecuencias para el
imputan? contribuyente.

No

Se emite resolución
desfavorable que se notificará a
través del Buzón Tributario
(Subsiste la presunción de la
inexistencia de las operaciones
amparadas con los
comprobantes fiscales)

Artículo 69-B del CFF 253


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Se publicará un listado en el La autoridad publicará en el DOF


DOF y en la página de internet y en la página de internet del
Medios de defensa del SAT, los contribuyentes que SAT, un listado de aquellos
procedentes no hayan desvirtuado los hechos contribuyentes que lograron
que se les imputan. Los efectos desvirtuar los hechos que se les
de la publicación de este listado imputaron, así como de aquellos
serán que las operaciones que obtuvieron resolución o
contenidas en los comprobantes sentencia firmes que hayan
fiscales no producen ni dejado sin efectos la resolución
produjeron efecto fiscal alguno. respectiva.

Las personas físicas o morales –


EDOS- que hayan dado
cualquier efecto fiscal a los
comprobantes fiscales expedidos
por un contribuyente incluido en
el listado publicado en el DOF,
contarán con 30 (treinta) días
siguientes al de la citada
publicación para:

 Acreditar ante la propia


autoridad, que efectivamente
adquirieron los bienes o
recibieron los servicios que
amparan los citados
Si comprobantes fiscales; o, Si
 Corregir su situación fiscal,
mediante la declaración o
declaraciones
complementarias que
correspondan.

¿Desfavorable Se emite resolución que se ¿Favorable


para notificará a través del Buzón para
contribuyente? Tributario. contribuyente?

La autoridad fiscal, al concluir

E
que no se acredito la efectiva
prestación del servicio o
adquisición de los bienes, según
sea el caso, o no se corrigió la
situación fiscal del contribuyente,
procederá a ejercer sus

D
facultades de comprobación,
considerando que ello lo puede
hacer a través de la nueva
modalidad de revisión
electrónica que prevé la fracción
IX, del artículo 42 del CFF, en

O
relación con el diverso 53-B, del
mismo Ordenamiento Legal
antes invocado, dado que ya
cuenta con toda la
documentación necesaria para
poder emitir la resolución

S
provisional de contribuciones
omitidas.

254 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Dentro del ejercicio de


facultades de comprobación, se

E contará con un plazo de 15


(quince) días, para una vez más
manifestar lo que a derecho
convenga y proporcionar la
información y documentación
para desvirtuar las

D irregularidades o acreditar el
pago de las contribuciones o
aprovechamientos consignados
en la resolución provisional

O La autoridad fiscal, podrá:

a) Efectuar un segundo

S requerimiento al contribuyente,
dándose solamente en esta
ocasión 10 días para solventar el
mismo;
b) Solicitar información y
documentación de un tercero.

Una vez obtenida la información


solicitada, la autoridad fiscal
contará con un plazo máximo de
40 (cuarenta) días para la
emisión y notificación de la
resolución.

11.3. Diversa iniciativa de reforma Art. 69-B CFF


pendiente de aprobarse
Como corolario de lo anterior, es de precisar en este punto que
con fecha 07 de Febrero de 2017 el diputado priista José Luis
Orozco Sánchez Aldana presentó ante la Cámara de Diputados
una iniciativa que reforma el citado precepto legal, elaborada
por él y por los integrantes del grupo parlamentario del Partido
Revolucionario Institución (PRI), motivo por el cual la misma fue
turnada a la Comisión de Hacienda y Crédito Público para la
elaboración del dictamen de iniciativa de reforma
correspondiente.

Cabe señalar que el artículo 69-B del CFF sin lugar a dudas
resulta ser una norma imperfecta (y por ello ilegal) que si
bien ya fue declarada constitucional por la SCJN, no amerita

Artículo 69-B del CFF 255


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

que la misma venga a ser perfeccionada a modo y conforme a


los intereses del actual gobierno federal.

Ahora bien, en la iniciativa el grupo parlamentario del PRI


considera que el artículo 69-B del CFF, en el procedimiento
previsto para los EDO´S [Empresas que Deducen Operaciones
Simuladas], es decir, el procedimiento para comprobar y/o
soportar una deducción o un acreditamiento derivado de una
factura expedida por un EFOS, representa una clara
transgresión al principio de seguridad jurídica que tutelan
los artículos 1°, 14 y 16 de la CPEUM, pues dicha porción
normativa se limita a establecer que los terceros que hubieran
dado algún efecto a los comprobantes emitidos a su favor,
disponen de un plazo de 30 días para acreditar que
efectivamente recibieron los bienes o servicios respectivos, y
sin embargo, no prevé las condiciones mínimas para
cumplir con esa carga, teniendo en cuenta lo siguiente:

 No establece si, una vez aportadas las pruebas por


el EDOS dentro del plazo legal de 30 días, la
autoridad hacendaria podrá emitir uno o varios
requerimientos adicionales, y en su caso, en qué
plazos podrá hacerlo.

 Asimismo, no indica un plazo máximo para que la


autoridad fiscal emita al EDOS una resolución
definitiva, como sí ocurre -por cierto, a partir de la
reforma publicada en el DOF el día 25 de Junio de
2018- con el procedimiento que se entiende con el
emisor de los comprobantes cuestionados (50 días
solamente para valorar, emitir la resolución y
notificarla).

En virtud de lo anterior, se pretende reformar el artículo para:

 Que la autoridad fiscal pueda requerir información o


documentación adicional al EDOS, a efecto de resolver
lo que en derecho proceda, para lo cual el
contribuyente contará con un plazo de 10 días
contados a partir del día hábil siguiente a aquél en que
haya surtido efectos la notificación del requerimiento,
para proporcionar la información y documentación
solicitada, dicho plazo se podrá ampliar por 10 días
más, siempre que el contribuyente presente su solicitud
dentro del plazo inicial de 10 días.
256 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

 Transcurrido el plazo a que se refiere el párrafo


anterior, en caso de que el contribuyente no
proporcione la información y documentación requerida,
o bien se proporcione incompleta, la autoridad valorará
su situación únicamente con las pruebas aportadas y
resolverá lo que en derecho proceda.
 El plazo máximo con el que contará la autoridad para
resolver si el contribuyente EDOS acreditó que
efectivamente adquirió los bienes o recibió los servicios
que amparan dichos comprobantes, será de 30 días
contados a partir del día en que presente su solicitud
de aclaración, o bien, de que se tenga por cumplido el
requerimiento de información.

Consecuentemente, tenemos que el grupo parlamentario


agrega 2 nuevas condiciones a dicho artículo:

La primera: la autoridad fiscal podrá requerir información


adicional a la presentada en el escrito de aclaración del EDOS
previsto en el quinto párrafo del artículo 69-B del CFF, el cual
tendrá un plazo de 10 días contados a partir del día siguiente
aquél en que haya surtido efectos la notificación del
requerimiento para proporcionar la información y
documentación adicional, dicho plazo se podrá ampliar por 10
días más, siempre que el contribuyente presente su solicitud
dentro del plazo inicial de 10 días.

La segunda: el plazo con el cual la autoridad para resolver si


el contribuyente EDOS acreditó que efectivamente adquirió los
bienes o recibió los servicios que amparan dichos
comprobantes, será de 30 días contados a partir del día en que
presente su solicitud de aclaración, o bien, de que se tenga por
cumplido el requerimiento de información:

De ahí, que en días próximos, es decir, una vez aprobada la


reforma (la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la
Cámara de Diputados se encuentra integrada por una mayoría
priista, puesto que de los 41 Diputados que la integran 17 son
del PRI, 10 del PAN, 5 del PRD, 3 de Morena, 2 del Movimiento
Ciudadano, 2 del Partido Verde, 1 del Partido Acción Nacional
y 1 del Partido Encuentro Social, por lo tanto es 100% probable
que el dictamen sea emitido en sentido positivo, el cual sería
discutido ante la Cámara de Diputados del Congreso de la
Unión), se le agregarían 3 párrafos al artículo 69-B del CFF,

Artículo 69-B del CFF 257


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

por lo que quedaría ya con la reforma del día 25 de Junio de


2018 comentada en párrafos pasados de la siguiente forma:

―Artículo 69-B.- Cuando la autoridad fiscal detecte que un


contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar
con los activos, personal, infraestructura o capacidad material,
directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir,
comercializar o entregar los bienes que amparan tales
comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se
encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de las
operaciones amparadas en tales comprobantes.

En este supuesto, procederá a notificar a los contribuyentes


que se encuentren en dicha situación a través de su buzón
tributario, de la página de internet del Servicio de
Administración Tributaria, así como mediante publicación en el
Diario Oficial de la Federación, con el objeto de que aquellos
contribuyentes puedan manifestar ante la autoridad fiscal lo
que a su derecho convenga y aportar la documentación e
información que consideren pertinentes para desvirtuar los
hechos que llevaron a la autoridad a notificarlos. Para ello, los
contribuyentes interesados contarán con un plazo de quince
días contados a partir de la última de las notificaciones que se
hayan efectuado.

Los contribuyentes podrán solicitar a través del buzón


tributario, por única ocasión, una prórroga de cinco días al
plazo previsto en el párrafo anterior, para aportar la
documentación e información respectiva, siempre y cuando la
solicitud de prórroga se efectúe dentro de dicho plazo. La
prórroga solicitada en estos términos se entenderá concedida
sin necesidad de que exista pronunciamiento por parte de la
autoridad y se comenzará a computar a partir del día siguiente
al del vencimiento del plazo previsto en el párrafo anterior.

Transcurrido el plazo para aportar la documentación e


información y, en su caso, el de la prórroga, la autoridad, en un
plazo que no excederá de cincuenta días, valorará las pruebas
y defensas que se hayan hecho valer y notificará su resolución
a los contribuyentes respectivos a través del buzón tributario.
Dentro de los primeros veinte días de este plazo, la autoridad
podrá requerir documentación e información adicional al
contribuyente, misma que deberá proporcionarse dentro del
plazo de diez días posteriores al en que surta efectos la
notificación del requerimiento por buzón tributario. En este
caso, el referido plazo de cincuenta días se suspenderá a partir
de que surta efectos la notificación del requerimiento y se
reanudará el día siguiente al en que venza el referido plazo de
diez días. Asimismo, se publicará un listado en el Diario Oficial
de la Federación y en la página de internet del Servicio de
258 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Administración Tributaria, de los contribuyentes que no hayan


desvirtuado los hechos que se les imputan y, por tanto, se
encuentran definitivamente en la situación a que se refiere el
primer párrafo de este artículo. En ningún caso se publicará
este listado antes de los treinta días posteriores a la
notificación de la resolución.

Los efectos de la publicación de este listado serán considerar,


con efectos generales, que las operaciones contenidas en los
comprobantes fiscales expedidos por el contribuyente en
cuestión no producen ni produjeron efecto fiscal alguno.

La autoridad fiscal también publicará en el Diario Oficial de la


Federación y en la página de internet del Servicio de
Administración Tributaria, trimestralmente, un listado de
aquellos contribuyentes que logren desvirtuar los hechos que
se les imputan, así como de aquellos que obtuvieron resolución
o sentencia firmes que hayan dejado sin efectos la resolución a
que se refiere el cuarto párrafo de este artículo, derivado de los
medios de defensa presentados por el contribuyente.

Si la autoridad no notifica la resolución correspondiente, dentro


del plazo de cincuenta días, quedará sin efectos la presunción
respecto de los comprobantes fiscales observados, que dio
origen al procedimiento.

Las personas físicas o morales que hayan dado cualquier


efecto fiscal a los comprobantes fiscales expedidos por un
contribuyente incluido en el listado a que se refiere el párrafo
cuarto de este artículo, contarán con treinta días siguientes al
de la citada publicación para acreditar ante la propia autoridad,
que efectivamente adquirieron los bienes o recibieron los
servicios que amparan los citados comprobantes fiscales, o
bien procederán en el mismo plazo a corregir su situación
fiscal, mediante la declaración o declaraciones
complementarias que correspondan, mismas que deberán
presentar en términos de este Código.

SI SE OPTA POR ACREDITAR QUE EFECTIVAMENTE SE


HAN ADQUIRIDO LOS BIENES O SE HAN RECIBIDO
SERVICIOS QUE AMPARAN LOS COMPROBANTES
FISCALES EN LOS TÉRMINOS DEL PÁRRAFO ANTERIOR,
LA AUTORIDAD PODRÁ REQUERIR INFORMACIÓN O
DOCUMENTACIÓN ADICIONAL A EFECTO DE RESOLVER
LO QUE EN DERECHO PROCEDA. EL CONTRIBUYENTE
CONTARÁ CON UN PLAZO DE DIEZ DÍAS CONTADOS A
PARTIR DEL DÍA HÁBIL SIGUIENTE A AQUÉL EN QUE
HAYA SURTIDO EFECTOS LA NOTIFICACIÓN DEL
REQUERIMIENTO, PARA PROPORCIONAR LA
INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN SOLICITADA, DICHO

Artículo 69-B del CFF 259


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

PLAZO SE PODRÁ AMPLIAR POR DIEZ DÍAS MÁS,


SIEMPRE QUE EL CONTRIBUYENTE PRESENTE SU
SOLICITUD DENTRO DEL PLAZO INICIAL DE DIEZ DÍAS.

TRANSCURRIDO EL PLAZO A QUE SE REFIERE EL


PÁRRAFO ANTERIOR, EN CASO DE QUE EL
CONTRIBUYENTE NO PROPORCIONE LA INFORMACIÓN Y
DOCUMENTACIÓN REQUERIDA, O BIEN SE
PROPORCIONE INCOMPLETA, LA AUTORIDAD
VALORARÁ SU SITUACIÓN ÚNICAMENTE CON LAS
PRUEBAS APORTADAS Y RESOLVERÁ LO QUE EN
DERECHO PROCEDA.

EL PLAZO MÁXIMO CON EL QUE CONTARÁ LA


AUTORIDAD PARA RESOLVER SI EL CONTRIBUYENTE
ACREDITÓ QUE EFECTIVAMENTE ADQUIRIÓ LOS BIENES
O RECIBIÓ LOS SERVICIOS QUE AMPARAN DICHOS
COMPROBANTES, SERÁ DE TREINTA DÍAS CONTADOS A
PARTIR DEL DÍA EN QUE PRESENTE SU SOLICITUD DE
ACLARACIÓN, O BIEN, DE QUE SE TENGA POR
CUMPLIDO EL REQUERIMIENTO DE INFORMACIÓN.

En caso de que la autoridad fiscal, en uso de sus facultades de


comprobación, detecte que una persona física o moral no
acreditó la efectiva prestación del servicio o adquisición de los
bienes, o no corrigió su situación fiscal, en los términos que
prevé el párrafo anterior, determinará el o los créditos fiscales
que correspondan. Asimismo, las operaciones amparadas en
los comprobantes fiscales antes señalados se considerarán
como actos o contratos simulados para efecto de los delitos
previstos en este Código.

Ahora bien, con lo anterior lo que pretende el grupo


parlamentario del PRI con esta reforma, es validar el
procedimiento previsto en la regla 1.5. de la RMF 2018, el cual
dispone lo siguiente:

1.5. Procedimiento para acreditar que efectivamente se


adquirieron los bienes o recibieron los servicios que
amparan los comprobantes fiscales

Para los efectos del Artículo. 69-B, penúltimo párrafo del CFF,
las personas físicas y morales que hayan dado cualquier efecto
fiscal a los CFDI expedidos por los contribuyentes incluidos en
el listado definitivo a que se refiere el tercer párrafo del referido
artículo, podrán acreditar que efectivamente adquirieron los
bienes o recibieron los servicios que amparan dichos
comprobantes, o bien, corregir su situación fiscal dentro del
plazo de treinta días siguientes al de la publicación del listado
en el DOF y en el Portal del SAT, ello conforme a la ficha de
260 Artículo 69-B del CFF
ARTÍCULO 69-B DEL CFF

trámite 157/CFF ―Informe y documentación que deberán


presentar los contribuyentes a que se refiere la Regla 1.5, para
acreditar que efectivamente recibieron los servicios o
adquirieron los bienes que amparan los comprobantes fiscales
que les expidieron o que corrigieron su situación fiscal‖,
contenida en el Anexo 1-A.

La autoridad podrá requerir información o documentación


adicional, a efecto de resolver lo que en derecho proceda. El
contribuyente contará con un plazo de diez días contados
a partir del día hábil siguiente a aquél en que haya surtido
efectos la notificación del requerimiento, para proporcionar
la información y documentación solicitada, dicho plazo se
podrá ampliar por diez días más, siempre que el
contribuyente presente su solicitud dentro del plazo inicial
de diez días.

Transcurrido el plazo a que se refiere el párrafo anterior, en


caso de que el contribuyente no proporcione la información y
documentación requerida, o bien se proporcione incompleta, la
autoridad valorará su situación únicamente con las pruebas
aportadas y resolverá lo que en derecho proceda.

El plazo máximo con el que contará la autoridad para


resolver si el contribuyente acreditó que efectivamente
adquirió los bienes o recibió los servicios que amparan
dichos comprobantes, será de treinta días contados a
partir del día en que presente su solicitud de aclaración, o
bien, de que se tenga por cumplido el requerimiento de
información.

De lo anterior se tiene que los párrafos que el grupo


parlamentario del PRI pretende agregar al artículo 69-B del
CFF, ya estaban previstos en la regla 1.5. de la RMF 2018, y
en reglas de ejercicios anteriores, sin embargo dicha regla,
altera y modifica el artículo 69-B del CFF, porque a la fecha
dichos párrafos no se encuentran contemplados en el
referido artículo, de ahí que evidentemente la regla vulnera
los principios de reserva de ley y de subordinación
jerárquica, por lo que el grupo parlamentario del PRI pretende
validar todas las actuaciones hechas por la autoridad fiscal con
fundamento en la Regla 1.5. de la RMF 2018.

En esas consideraciones, al aplicarse los párrafos que el grupo


parlamentario del PRI pretende adicionar al artículo 69-B del
CFF y que se encuentran establecidos en la regla 1.5. de la
RMF 2018 y en reglas de ejercicios anteriores, el crédito fiscal
combatido es ilegal en virtud de que se aplicó un

Artículo 69-B del CFF 261


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

procedimiento que el artículo 69-B del CFF no prevé, no


obstante que la citada regla 1.5 si lo prevé puesto que la mismo
únicamente puede detallar el procedimiento previsto en el
mencionado artículo 69-B del CFF.

De igual forma, una vez más es importante hacernos los


siguientes cuestionamientos:

 Entonces sí el artículo 69-B del CFF transgrede el


principio de seguridad jurídica que tutelan los artículos
1°, 14 y 16 de nuestra Constitución Política como lo
señala el grupo parlamentario del PRI en la Reforma
¿POR QUÉ LA SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE
LA NACIÓN LO DECLARO CONSTITUCIONAL?
 Si el artículo 69-B del CFF fue declarado constitucional
por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Unión
¿POR QUÉ REFORMARLO?

Con las 2 preguntas anteriores podemos darnos cuenta que


uno de los 2 está mal, la SCJN o el grupo parlamentario del
PRI, ya que ambos se contradicen, por lo que de ser aprobada
la reforma al artículo, se contravendría a lo resuelto por el más
Alto Tribunal del País.

Cabe señalar que la reforma propuesta por el grupo


parlamentario del PRI puede ser consultada en la página del
Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de
Gobierno, o bien, en el siguiente link:
http://sil.gobernacion.gob.mx/Librerias/pp_ContenidoAsunt
os.php?SID=eb94c9ca98a3f78beaa67f2a57153faa&Clave.

11.4. Oficio de presunción, ¿es impugnable?


Aunado a lo anterior, es de traer a la luz el siguiente criterio:

NEGATIVA FICTA. NO LA ACTUALIZA EL SILENCIO DE LA


AUTORIDAD RESPECTO DEL ESCRITO CON EL QUE EL
CONTRIBUYENTE A FAVOR DE QUIEN SE EXPIDIERON
LOS COMPROBANTES QUE AMPARAN LAS
OPERACIONES DETERMINADAS INEXISTENTES CON
MOTIVO DEL PROCEDIMIENTO CONTENIDO EN EL
ARTÍCULO 69-B DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, PRETENDE DESVIRTUAR ESA
RESOLUCIÓN, SI NO PRECISA LOS EFECTOS FISCALES
QUE DIO A AQUÉLLOS. Conforme al artículo 37 del Código
Fiscal de la Federación, las autoridades administrativas deben
resolver las instancias o peticiones que se les formulen y hacer

262 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

del conocimiento del interesado la resolución correspondiente


en un plazo de tres meses. A su vez, en la jurisprudencia 2a./J.
26/95, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación determinó que la negativa ficta es el sentido de la
respuesta que la ley presume recayó a una petición, instancia o
recurso formulado por escrito por un particular, cuando la
autoridad competente omite resolverlo en el plazo legal
señalado, cuyo objeto es evitar que el peticionario se vea
afectado en su esfera jurídica ante el silencio de aquélla, a fin
de que se rompa la situación de indefinición derivada de la
abstención. Por su parte, el artículo 69-B del Código Fiscal de
la Federación prevé, en su primer párrafo, que las autoridades
presumirán inexistentes las operaciones de los contribuyentes
que hayan emitido comprobantes fiscales sin contar con los
activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa
o indirecta, para prestar los servicios o producir, comercializar o
entregar los bienes que amparan aquéllos, o bien, que dichos
causantes no se encuentren localizados y, en su quinto párrafo,
establece el derecho de quienes recibieron esos comprobantes
y les dieron algún efecto fiscal, de acreditar ante la autoridad
que emitió la declaración de inexistencia, que efectivamente
adquirieron los bienes o recibieron los servicios que dichos
documentos amparan. Por tanto, el silencio de la autoridad
respecto del escrito con el que el contribuyente a favor de
quien se expidieron los comprobantes que amparan las
operaciones determinadas inexistentes con motivo del
procedimiento contenido en este último precepto, pretende
desvirtuar esa resolución, no actualiza una negativa ficta,
si no precisa los efectos fiscales que dio a aquéllos, pues no se
trata de una solicitud sobre una situación real y concreta, que
es lo que realmente puede tener como resultado una respuesta
negativa ficta respecto del fondo de su pretensión, para evitar
que quede indefinida su situación ante el fisco.

Segundo Tribunal Colegiado en Materias Penal y


Administrativa del Vigésimo Primer Circuito.

Amparo directo 144/2017. Raúl Figueroa Cruz. 29 de junio de


2017. Unanimidad de votos. Ponente: Orlando Hernández
Torreblanca, secretario de tribunal autorizado por la Comisión
de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal para
desempeñar las funciones de Magistrado, en términos del
artículo 81, fracción XXII, de la Ley Orgánica del Poder Judicial
de la Federación. Secretario: César Alberto Santana Saldaña.

Amparo directo 145/2017. Ana Lilia Uribe Landa. 29 de junio de


2017. Unanimidad de votos. Ponente: Orlando Hernández
Torreblanca, secretario de tribunal autorizado por la Comisión
de Carrera Judicial del Consejo de la Judicatura Federal para
desempeñar las funciones de Magistrado, en términos del

Artículo 69-B del CFF 263


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

artículo 81, fracción XXII, de la Ley Orgánica del Poder Judicial


de la Federación. Secretario: César Alberto Santana Saldaña.

Amparo directo 143/2017. Maricela Tlatempa Sotelo. 13 de julio


de 2017. Unanimidad de votos. Ponente: Bernardino Carmona
León. Secretario: Vicente Iván Galeana Juárez.

Amparo directo 224/2017. Teresa Arteaga Mundo. 20 de julio


de 2017. Unanimidad de votos. Ponente: Bernardino Carmona
León. Secretario: Zeus Hernández Zamora.

Amparo directo 233/2017. 31 de agosto de 2017. Unanimidad


de votos. Ponente: Gustavo Roque Leyva. Secretario: J.
Ascención Goicochea Antúnez.

Nota: La tesis de jurisprudencia 2a./J. 26/95, de rubro:


“NEGATIVA FICTA Y NEGATIVA EXPRESA EN MATERIA
FISCAL, RECAÍDAS A LA MISMA PETICIÓN. SON
RESOLUCIONES DIVERSAS CON EXISTENCIA PROPIA E
INDEPENDIENTE PARA EFECTOS DEL SOBRESEIMIENTO
EN EL JUICIO DE NULIDAD.” citada, aparece publicada en el
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena
Época, Tomo II, julio de 1995, página 77.

Esta tesis se publicó el viernes 17 de noviembre de 2017 a las


10:28 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por
ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del martes
21 de noviembre de 2017, para los efectos previstos en el
punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

Fuente: Semanario Judicial de la Federación, Décima Época,


Materia Administrativa, Tesis XXI.2o.P.A. J/8 (10a.),
Jurisprudencia, Registro 2015562, noviembre de 2017.

Del anterior se desprende que tratándose del silencio de la


autoridad respecto del escrito con el que el contribuyente a
favor de quien se expidieron los comprobantes, que amparan
operaciones inexistentes con motivo de lo previsto en el
artículo 69-B del CFF, no se actualiza la negativa ficta.

Así, desde el punto de vista de que la naturaleza propia del


procedimiento a que se refiere en tantas veces referido artículo
69-B del CFF, tratándose de las empresas que deducen
operaciones inexistentes (EDOS), es una declaratoria de
nulidad de los efectos generales, la base esencial es lograr la
confirmación de que los efectos fiscales dados a los
comprobantes son válidos, porque se acreditó la realidad de
las transacciones en atención a la materialidad respectiva.

264 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Asimismo, es de precisar que el artículo 69-B del CFF, se


refiere a la posibilidad de continuar con ese procedimiento,
es decir, de que el contribuyente acuda ante la autoridad para
(1) subsanar las irregularidades advertidas, o bien, (2)
desvirtuar la causa que motivó la emisión del acto
primigenio.

Con base en lo anterior, dado que lo previsto en el artículo 69-


B del CFF no corresponde a un recurso administrativo (al no
permitir cuestionar la totalidad del oficio presunto, sino sólo
resultar viable para subsanar irregularidades o desvirtuar la
causa que motivó la emisión de ese oficio), sino que se trata de
un procedimiento, y toda vez que tal acto primigenio es parte
de ese procedimiento el cual concluye con una resolución,
entonces debe estimarse que ese oficio inicial no es
susceptible de impugnación (en forma autónoma),
mediante el juicio de nulidad ante el Tribunal Federal de
Justicia Administrativa, sino que para acudir a esa instancia
es necesario que, previamente, se haya substanciado y
resuelto el procedimiento previsto en ese precepto legal y, por
tanto, que sea tal resolución final (la cual constituye un acto
definitivo) la que se impugne en ese medio de control de la
legalidad de los actos administrativos.

Tiene aplicación por analogía la siguiente Jurisprudencia


emitida por el más Alto Tribunal del País, cuyos datos de
localización, rubro y texto son los siguientes:

Época: Décima Época


Registro: 2016355
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 52, Marzo de 2018, Tomo II
Materia(s): Administrativa
Tesis: 2a./J. 2/2018 (10a.)
Página: 1433

SELLO DIGITAL. EL OFICIO EMITIDO CON FUNDAMENTO


EN EL ARTÍCULO 17-H DEL CÓDIGO FISCAL DE LA
FEDERACIÓN, A TRAVÉS DEL CUAL LA AUTORIDAD
DEJA SIN EFECTOS EL CERTIFICADO
CORRESPONDIENTE, NO CONSTITUYE UN ACTO
DEFINITIVO PARA EFECTOS DEL JUICIO DE NULIDAD. Lo
previsto en el último párrafo del precepto citado y en las
disposiciones relacionadas con esa porción normativa de la
Resolución Miscelánea Fiscal, en el sentido de que los

Artículo 69-B del CFF 265


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

contribuyentes a quienes se les haya dejado sin efectos el


certificado de sello digital podrán llevar a cabo el procedimiento
para subsanar las irregularidades detectadas, a fin de obtener
un nuevo certificado, no corresponde a un recurso
administrativo, ya que a través de lo ahí fijado sólo pueden
subsanarse las irregularidades que motivaron la emisión del
oficio por el cual se dejó sin efectos el certificado relativo, o
bien, desvirtuar la causa que motivó su emisión, pero sin que
sea posible cuestionar la totalidad de ese acto por cualquier
vicio que pueda contener; por ende, lo ahí señalado en realidad
corresponde a un procedimiento administrativo que comienza
con ese oficio inicial -que no es la manifestación última de la
voluntad administrativa- y concluye con una resolución. En
este sentido, el oficio es un acto intraprocedimental y, por
tanto, no es susceptible de impugnación en forma
autónoma mediante el juicio de nulidad ante el Tribunal
Federal de Justicia Administrativa, pues para acudir a esa
instancia es necesario que previamente se haya
sustanciado y resuelto el procedimiento establecido en el
artículo 17-H del Código Fiscal de la Federación, y que esa
resolución final sea impugnada en dicho medio de control
de la legalidad de los actos administrativos, pues ese acto
es el que se estima definitivo, al tratarse de la última
resolución dictada en el procedimiento correspondiente.

Contradicción de tesis 325/2017. Entre las sustentadas por el


Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer
Circuito y el Sexto Tribunal Colegiado de Circuito del Centro
Auxiliar de la Tercera Región, con residencia en Morelia,
Michoacán. 6 de diciembre de 2017. Cinco votos de los
Ministros Alberto Pérez Dayán, Javier Laynez Potisek, José
Fernando Franco González Salas, Margarita Beatriz Luna
Ramos y Eduardo Medina Mora I. Ponente: Javier Laynez
Potisek. Secretario: Carlos Alberto Araiza Arreygue.

Tesis y criterio contendientes:

Tesis I.3o.A.33 A (10a.), de título y subtítulo: "JUICIO


CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL. PROCEDE
CONTRA LA RESOLUCIÓN QUE DEJA SIN EFECTOS EL
CERTIFICADO DE SELLO DIGITAL (CSD) PARA LA
GENERACIÓN DE COMPROBANTES FISCALES DIGITALES
POR INTERNET (CFDI), AL CONSTITUIR UNA
RESOLUCIÓN DEFINITIVA.", aprobada por el Tercer Tribunal
Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito y
publicada en el Semanario Judicial de la Federación del viernes
19 de mayo de 2017 a las 10:24 horas y en la Gaceta del
Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 42,
Tomo III, mayo de 2017, página 1996, y

266 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

El sustentado por el Sexto Tribunal Colegiado de Circuito del


Centro Auxiliar de la Tercera Región, con residencia en
Morelia, Michoacán, al resolver el amparo directo 514/2017
(cuaderno auxiliar 651/2017).

Tesis de jurisprudencia 2/2018 (10a.). Aprobada por la


Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del diez
de enero de dos mil dieciocho.

Así, el oficio por el que se informa al contribuyente que se


encuentra en el supuesto previsto en el primer párrafo del
artículo 69-B del CFF, relativo a la presunción de inexistencia
de operaciones, no constituye una resolución definitiva,
pues atiende al inicio de un procedimiento administrativo, por
ello, se insiste, no es impugnable vía Juicio Contencioso
Administrativo, ya que para que sea procedente este medio de
defensa, debe de ser una resolución definitiva, ello como lo
refiere la Ley Orgánica del TFJA.

No. Registro: 200,623


Jurisprudencia
Materia(s): Administrativa
Novena Época
Instancia: Segunda Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo: III, Abril de 1996
Tesis: 2a./J. 16/96
Página: 170

VISITA DOMICILIARIA, EL ACTA FINAL O EL DOCUMENTO


EN EL QUE LOS VISITADORES DETERMINAN LAS
PROBABLES CONSECUENCIAS LEGALES DE LOS
HECHOS U OMISIONES QUE HUBIEREN CONOCIDO
DURANTE EL TRANSCURSO DE AQUELLA, NO
CONSTITUYE UNA RESOLUCION FISCAL DEFINITIVA Y EN
SU CONTRA NO PROCEDE JUICIO DE NULIDAD ANTE EL
TRIBUNAL FISCAL DE LA FEDERACION. Si bien es cierto
que a partir de las reformas al artículo 46 del Código Fiscal de
la Federación que entraron en vigor el día primero de enero de
mil novecientos noventa, mediante las cuales se modificaron
sus fracciones I y IV, y se adicionó una fracción VII, los
visitadores se encuentran facultados para determinar en el acta
final de visita o en documento por separado, las consecuencias
legales de los hechos u omisiones que hubieren conocido
durante el transcurso de la visita; tal determinación es una
probabilidad y no un acto definitivo para efectos del juicio
de nulidad, en tanto que los asientos de los visitadores forman
parte de una etapa del procedimiento administrativo de
fiscalización y sólo pueden servir de motivación a la

Artículo 69-B del CFF 267


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

resolución que, en definitiva, emita la autoridad


competente expresamente facultada para ello por el
Reglamento Interior de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público, la cual no está obligada a realizar la determinación
correspondiente en los mismos términos en que lo hicieron los
visitadores.

Contradicción de tesis 34/92. Entre las sustentadas por el


Tercer y Quinto Tribunales Colegiados en Materia
Administrativa del Primer Circuito. 8 de marzo de 1996. Cinco
votos. Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Secretaria:
Adela Domínguez Salazar.

Tesis de jurisprudencia 16/96. Aprobada por la Segunda Sala


de este alto tribunal, en sesión pública de ocho de marzo de mil
novecientos noventa y seis, por unanimidad de cinco votos de
los Ministros: Juan Díaz Romero, Mariano Azuela Güitrón,
Sergio Salvador Aguirre Anguiano, Guillermo I. Ortiz Mayagoitia
y presidente Genaro David Góngora Pimentel.

Regto: 184,733
Tesis aislada
Materia(s): Administrativa
Novena Epoca
Instancia: Segunda Sala
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo: XVII, Febrero de 2003
Página: 336
Tesis: 2a. X/2003

TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y


ADMINISTRATIVA. "RESOLUCIONES ADMINISTRATIVAS
DEFINITIVAS". ALCANCE DEL CONCEPTO A QUE SE
REFIERE EL ARTÍCULO 11, PRIMER PÁRRAFO, DE LA LEY
ORGÁNICA DE DICHO TRIBUNAL. La acción contenciosa
administrativa promovida ante el Tribunal Federal de Justicia
Fiscal y Administrativa, aun cuando sólo requiere la afectación
de un interés, no constituye una potestad procesal contra todo
acto de la Administración Pública, pues se trata de un
mecanismo de jurisdicción restringida donde la procedencia de
la vía está condicionada a que los actos administrativos
constituyan "resoluciones definitivas", y que se encuentran
mencionadas dentro de las hipótesis de procedencia que prevé
el citado artículo 11; ahora bien, aunque este precepto
establece que tendrán carácter de "resoluciones
definitivas" las que no admitan recurso o admitiéndolo sea
optativo, es contrario a derecho determinar el alcance de la
definitividad para efectos del juicio contencioso
administrativo sólo por esa expresión, ya que también
debe considerarse la naturaleza jurídica de la resolución,

268 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

sea ésta expresa o ficta, la cual debe constituir el producto


final o la voluntad definitiva de la Administración Pública,
que suele ser de dos formas: a) como última resolución
dictada para poner fin a un procedimiento, y b) como
manifestación aislada que no requiere de un procedimiento
que le anteceda para poder reflejar la última voluntad
oficial. En ese tenor, cuando se trata de resoluciones
definitivas que culminan un procedimiento administrativo, las
fases de dicho procedimiento o actos de naturaleza
procedimental no podrán considerarse resoluciones definitivas,
pues ese carácter sólo lo tendrá la última decisión del
procedimiento, y cuando se impugne ésta podrán reclamarse
tanto los vicios de procedimiento como los cometidos en el
dictado de la resolución; mientras que, cuando se trate de
actos aislados expresos o fictos de la Administración Pública
serán definitivos en tanto contengan una determinación o
decisión cuyas características impidan reformas que ocasionen
agravios a los gobernados.

Contradicción de tesis 79/2002-SS. Entre las sustentadas por


los Tribunales Colegiados Primero del Sexto Circuito y Noveno
del Primer Circuito, ambos en Materia Administrativa. 17 de
enero de 2003. Cinco votos. Ponente: José Vicente Aguinaco
Alemán. Secretario: Emmanuel G. Rosales Guerrero.

Insistiéndose, sí el artículo 69-B del CFF, no viola el derecho


humano a la presunción de inocencia, ello como lo concluyó la
SCJN, ya que el hecho de que se publiquen los datos de un
contribuyente que presumiblemente está reportando ante el
fisco operaciones inexistentes, no genera una situación
definitiva en perjuicio de éste, sino por el contrario, a partir
de la citada publicación –así como de las diversas
notificaciones que la norma prevé- se le da oportunidad al
interesado para aclarar su situación fiscal, ejerciendo su
derecho a la audiencia y debido proceso, atento al carácter
de acto de molestia que reviste la multicitada exhibición.

11.5. Plazos Art. 69-B CFF


Es de recordar que con la reforma del artículo 69-B del CFF, se
otorga a los contribuyentes la posibilidad de solicitar una
prórroga de cinco días a la autoridad fiscal para aportar la
documentación e información que los contribuyentes
consideren necesaria.

La prórroga solicitada en estos términos se entenderá


concedida sin necesidad de que exista pronunciamiento
por parte de la autoridad y se comenzará a computar a

Artículo 69-B del CFF 269


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

partir del día siguiente al del vencimiento del plazo


previsto.

Se amplía el plazo que tiene la autoridad para valorar las


pruebas aportadas por el contribuyente y notificar la
resolución correspondiente, esto es, la autoridad fiscal
contara con un plazo de 50 días para valorar la información y
documentación que aporten los contribuyentes, y emitir y
notificar la resolución correspondiente.

De igual forma, se establece la facultad de la autoridad


fiscal para requerir mayor información y documentación al
contribuyente durante el procedimiento – Dentro de los
primeros veinte días de este plazo, la autoridad podrá requerir
documentación e información adicional al contribuyente- y se le
otorga un plazo de diez días para atender dicho requerimiento.

Por otra parte, se establece la obligación para que la


autoridad fiscal publique trimestralmente en el Diario
Oficial de la Federación y en la página de Internet del
Servicio de Administración Tributaria, un listado de
aquellos contribuyentes que lograron desvirtuar los
hechos que se les imputaron o que mediante resolución o
sentencia firmes, emitida por autoridad competente, se
haya dejado sin efectos la resolución que dio fin al
procedimiento previsto en el artículo 69-B del Código Fiscal de
la Federación

Finalmente, si la autoridad no notifica la resolución


correspondiente, dentro del plazo de cincuenta días,
quedará sin efectos la presunción respecto de los
comprobantes fiscales observados, que dio origen al
procedimiento.

A continuación se plasma la siguiente tabla con los plazos


correspondientes a que se refiere el numeral comentado, así
como ejemplos de su aplicación:

270 Artículo 69-B del CFF


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

*2
Autoridad notifica presunción de Autoridad valora
inexistencia de operaciones en documentación e
orden secuencial, a través de: información que el 30 días posteriores
Art. 69-B CFF contribuyente aportó se publica en el
1) Buzón Tributario dentro de los 15 días DOF y en la página
2) Página de Internet del SAT (+ 5 de prorroga en de internet del
3) DOF su caso) SAT, de los
15 días Suspende plazo de contribuyentes que
El contribuyente puede 50 días y se reanuda no hayan
DOF cuando venza el desvirtuado
Presunto aportar pruebas o bien
solicitar una prórroga para plazo de 10 días
tal efecto

Dentro de los 20 días 10 días para atender


*1 la autoridad podrá el requerimiento *3 y *4
requerir información contados a partir del Concluye DOF
adicional al día siguiente en que plazo de 50 Definitivos
contribuyente surta efectos la días
notificación del mismo
5 días de prorroga La prórroga se
contados a partir entenderá concedida
del día siguiente al = sin que exista
del vencimiento de pronunciamiento por
los 15 días parte de la autoridad

Notas:

1. Contados a partir del día siguiente de la última notificación (DOF)

2. Inicia plazo de 50 días para que la autoridad:


El plazo comprende ambas cosas puesto que el acto administrativo, como tal, es
aquel que realiza la autoridad administrativa con motivo de la creación de situaciones
a) Valore pruebas jurídicas individuales, el cual nace a la vida jurídica a través
b) Emita resolución del perfeccionamiento del acto de notificación.

c) Notifique resolución

3. El referido plazo de 50 días se suspenderá a partir de que surta efectos la notificación del
requerimiento y se reanudará el día siguiente al en que venza el referido plazo de diez días; es
decir, de la manera en que está redactado, es claro que el plazo se reanuda se cumpla o no con el
requerimiento.

4. Si no se notifica resolución definitiva dentro del plazo de 50 días queda sin efectos la presunción
respecto de los comprobantes fiscales observados, que dio origen al procedimiento.
Es menester señalar en este punto, que el párrafo 7mo del artículo 69-B CFF, al señalar “…quedará sin efectos la presunción respecto
de los comprobantes fiscales observados…”, viene a robustecer que el hecho de ser agregada al listado que se publique en la Página
de Internet del SAT y en el DOF, de contribuyentes que no desvirtuaron los hechos que se les imputaron, no trae como consecue ncia
que todos los comprobantes fiscales que llegó a emitir el contribuyente de marras no producen ni produjeron efecto fis cal alguno, pues
tal situación únicamente es respecto de las operaciones que fueron amparadas en los comprobantes fiscales emitidos sin contar con
los activos, personal, infraestructura o capacidad material directa o indirecta, para prestar los servicios o producir, comercializar o
entregar los bienes que amparan tales comprobantes, realizadas con clientes específicos e identificados tanto en la resolución
individual y definitiva que se le notifique a la contribuyente.

La autoridad trimestralmente publicará un listado de aquellos contribuyentes que logren desvirtuar los hechos que se les imputan, así
como de aquellos que obtuvieron resolución o sentencia firmes que hayan dejado sin efectos la resolución a que se refiere el cuarto
párrafo del dispositivo legal, derivado de los medios de defensa presentados por el contribuyente

Artículo 69-B del CFF 271


ARTÍCULO 69-B DEL CFF

Precisiones Respecto de las Notas

Respecto del plazo de 50 días para emitir la resolución correspondiente ¿se contará tomando en
consideración que surte efectos su notificación?

Si 49 días = 50 días
No 50 días completos

EJEMPLOS (NOTIFICACIONES):

A) Sin tomar en consideración que surta efectos la resolución:

15 días 5 días Último día para


Buzón: 01/07/2018 (prorroga) emitir resolución
Página SAT: 16/07/2018
DOF: 01/08/2018 02/08/2018 23/08/2018
Plazo para
aportar
22/08/2018 30/08/2018
Empieza a
08/11/2018
pruebas computar plazo
de 50 días

B) Tomando en consideración que surta efectos la resolución:

Último día para


Buzón: 01/07/2018 15 días 5 días emitir resolución
Página SAT: 16/07/2018 (prorroga)
DOF: 01/08/2018 02/08/2018 23/08/2018
Plazo para Empieza a 07/11/2018
aportar 22/08/2018 30/08/2018 computar plazo
pruebas tomando en
consideración que
las notificaciones
surten efectos al
día siguiente de
haber sido hechas
(art. 135 CFF)

C) Tomando en consideración que suspenda el plazo de 50 días para emitir resolución:

27/09/2018 12/10/2018 Último día


Requerimiento Se reanuda el plazo para emitir
15 días 5 días (Se aporte o no resolución
de autoridad documentación)
Buzón: 01/07/2018 (prorroga)
Página SAT: 16/07/2018
Suspende plazo
DOF: 01/08/2018 02/08/2018 23/08/2018 22/11/2018
Plazo para
aportar 22/08/2018 30/08/2018 Empieza a 10 días
computar plazo
pruebas
de 50 días
Primeros
20 días

Dentro de los primeros veinte días del plazo de 50 para emitir resolución, la autoridad podrá requerir documentación e información adicional al
contribuyente, misma que deberá proporcionarse dentro del plazo de diez días posteriores al en que surta efectos la notificación del requerimiento por
buzón tributario. En este caso, el referido plazo de cincuenta días se suspenderá a partir de que surta efectos la notificación del requerimiento y se
reanudará el día siguiente al en que venza el referido plazo de diez días.

De la manera en que está redactado el dispositivo legal, en todos los casos en que la autoridad requiera información adicional, el plazo para emitir
resolución se suspenderá 10 días, pues refiere que “… el referido plazo de cincuenta días se suspenderá a partir de que surta efectos la notificación
del requerimiento y se reanudará el día siguiente al en que venza el referido plazo de diez días…”, esto es, aun y cuando se cumpla antes de la fecha
de vencimiento de los 10 días, el plazo se reanuda el día siguiente al en que venza el referido plazo.

En el ejemplo citado, tomando en consideración los 15 días que se tienen para aportar pruebas, más 5 días de prórroga, el plazo de 50 días había
recurrido a partir del día 30 de agosto de 2018, suspendiéndose el 27 de septiembre de 2018, día en que la autoridad lleva a cabo requerimiento de
información adicional; luego entonces, entre la fecha en que inicia al plazo de referencia y la fecha en que suspende, habían transcurrido 20 días,
reanudándose el día 12 de octubre de 2018, día en que venció el plazo de diez días para dar respuesta al requerimiento de autoridad –se insiste que
la manera en que está redactado el dispositivo legal, es claro que el plazo se reanuda se cumpla o no con el requerimiento-, por lo que es claro que
el plazo de referencia suspendió 10 días -11 días tomando en consideración que es a partir de que surta efectos la notificación del requerimiento-,
teniendo la autoridad para emitir resolución al día 22 de noviembre de 2018.

272 Artículo 69-B del CFF


COMENTARIOS AL ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF
ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

274
ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

PRESUNCIÓN DE
“TRANSMISIÓN INDEBIDA
DE PÉRDIDAS
FISCALES”.
(Se ADICIONA el artículo 69-B Bis del CFF)

Ahora bien, una vez analizado y comentado el tan controversial


artículo 69-B del CFF [el cual obtuvo la palmadita de
Constitucional por parte del más Alto Tribunal del País],
ello desde su nacimiento con la reforma al CFF, la cual entro
en vigor a partir de 1º de Enero de 2014 hasta su reciente
reforma publicada en el DOF el día 25 de Junio de 2018, a
continuación se analizara la adición del diverso artículo 69-B
BIS al CFF, mismo que al igual que el primero señalado, parte
de una presunción, la cual no es respecto de operaciones
inexistentes, sino en cuanto a la transferencia o transmisión
de pérdidas fiscales, tachándolas de indebidas si se da
alguno de los supuestos que en el numeral que nos ocupa se
establecen; así, este nuevo procedimiento con que cuenta la
autoridad fiscal a partir del 02 de Junio de 2018, fue
adicionado mediante el Decreto que reforma, adiciona y deroga
diversas disposiciones legales, entre ellas el CFF, publicado en
el DOF el día 01 de Junio de 2018, que si bien es cierto en el
decreto de marras se reforman, adicionan y derogan diversos
numerales del CFF, por la transcendencia del nacimiento del
artículo 69-B Bis, se tomó la decisión de analizarlo por
separado, no obstante es de referir que los diversos numerales
reformados, adicionados o derogados del CFF se analizaran
posteriormente a este apartado.

Así pues, entrando al análisis del artículo 69-B Bis del CFF, es
de referir que el mismo se propuso adicionar al referido
Ordenamiento Legal, para contemplar un nuevo
procedimiento que tendrá como objetivo fundamental combatir
la transferencia o transmisión indebida de pérdidas fiscales.

Es de referir en este punto que previo a señalar cual fue el


razonamiento que el Ejecutivo Federal señalo en su iniciativa
para que se adicionara el numeral que nos ocupa, es de
establecer que el artículo Primero Transitorio del
Ordenamiento Legal en comento señala que el Decreto que

Artículo 69-B Bis del CFF 275


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones del CFF,


entrará en vigor al día siguiente de su publicación, por ello,
si el citado Decreto a través del cual se adiciono el referido
dispositivo legal 69-B Bis fue publicado el día 01 de Junio
de 2018, se tiene que el mismo entró en vigor el 2 del
mismo mes y año.

“LEYES, FECHA DE VIGENCIA DE LAS.- Es cierto que es


contraria a la razón la hipótesis de que una ley puede ser
conocida en toda la República el día de su publicación en el
Diario Oficial; pero única conclusión que puede derivarse es
que son notoriamente injustas las leyes que establecen tal
sistema, y no que sean inconstitucionales, pues la carta
fundamental no establece regla alguna sobre vigencia de
las leyes, ni de su articulado, que regula materias diversas
a la de que se trata, puede deducirse que el espíritu del
constituyente fue el de que las leyes sean obligatorias
cuando se satisfaga el requisito de su conocimiento
posible. Si pues, la Constitución no dispone nada sobre el
particular, es inconcuso que la materia puede ser regulada
libremente por el legislador ordinario y, por lo mismo, no
corresponde a los tribunales corregir las injusticias que
cometa en determinados casos concretos, pues su misión
es aplicar estrictamente la ley, salvo que contraríe algún
precepto constitucional. Por las razones anteriores, el
artículo transitorio de un decreto que ordene que éste entrara
en vigor el día de su publicación en el diario oficial, no es
inconstitucional y, por lo mismo; no violan garantías las
autoridades al aplicarlo en sus términos.

(Quinta Época. Instancia: Segunda Sala. Fuente: Semanario


Judicial de la Federación. Tomo: LXXXVIII. Página: 2273.).‖

Así, el artículo 69-B Bis del CFF está vigente desde el


pasado día 02 de Junio de 2018.

Es por ello, que se ha preparado el presente análisis, en el cual


se desarrollará los siguientes temas y subtemas:

1. INTRODUCCIÓN
2. PRINCIPIO GENERAL QUE RIGE A LAS PERDIDAS FISCALES
EN MATERIA DE ISR
3. PROBLEMÁTICA QUE DIO ORIGEN A LA NUEVA DISPOSICION
4. NORMA HETEROAPLICATIVA Y NO AUTOAPLICATIVA
5. FACULTAD QUE SE OTORGA A LA AUTORIDAD
6. PRESUNCIONES
276 Artículo 69-B Bis del CFF
ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

7. PREMISA PARA ESTABLECER LA PRESUNCION


8. CONCEPTO DE ―GRUPO‖
9. ACCIONES
10. TIPOS DE ASOCIACIONES O SOCIEDADES
11. TIPO DE ACCIONES EXISTENTES
12. OTROS TIPOS DE ACCIONES
13. REESTRUCTURACIÓN
14. FUSIÓN Y ESCISIÓN
13.1. FUSIÓN DE SOCIEDADES
13.2. ESCISIÓN DE SOCIEDADES
15. TRATAMIENTO FISCAL DE LAS PÉRDIDAS FISCALES EN
FUSIÓN Y ESCISIÓN
14.1. ESCENARIOS DE LA FUSIÓN
14.2. ESPECIFICACIONES DE LA ESCISIÓN
16. CAMBIO DE ACCIONISTAS
15.1. COMPRAVENTA
15.2. AUMENTO Y REDUCCIÓN DE CAPITAL
15.3. FUSIÓN DE SOCIEDADES
15.4. DONACIÓN DE ACCIONES
15.5. HERENCIA O LEGADO
15.6. DACIÓN EN PAGO
15.7. ADJUDICACIÓN
15.8. PERMUTA
17. USUFRUCTO DE ACCIONES
18. SUPUESTOS DE PRESUNCIÓN DE TRANSMISIÓN INDEBIDA
DE PÉRDIDAS FISCALES
19. EJEMPLOS DE SUPUESTOS DE TRANSMISIÓN INDEBIDA DE
PÉRDIDAS FISCALES
20. COMPARATIVO 69-B VS 69-B BIS
21. CONFIGURACIÓN DE CONDICIONES SINE QUA NON
22. RETROACTIVIDAD DEL ARTICULO 69-B BIS
23. PROCEDIMIENTOS 69-B VS 69-B BIS
24. MOMENTO EN QUE SURTEN EFECTOS JURIDICOS LOS
ACTOS CORPORATIVOS
Artículo 69-B Bis del CFF 277
ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

25. EJEMPLOS DE ―GRUPO‖


26. REQUISITO DE PERMANENCIA ACCIONARIA
27. PROCEDIMIENTO PARA LA PRESUNCIÓN
28. PUBLICACIÓN EN LISTADO DEFINITIVO Y SUS EFECTOS
FISCALES
29. CORRECCIÓN DE LA SITUACIÓN FISCAL
30. CONSIDERACIONES SOCIEDADES LIQUIDADAS
31. NOTIFICACION A TRAVES DEL BUZÓN TRIBUTARIO
32. SANCIONES Y RESPOSABILIDAD PENAL
33. RAZÓN DE NEGOCIOS
34. CONCLUSIONES

1.- INTRODUCCIÓN
Es de referir que el antecedente inmediato a esta propuesta
lo es el actual artículo 69-B del CFF, mismo que fue
analizado en párrafos anteriores, el cual estipula, en sentido
amplio, que la autoridad podrá declarar la inexistencia de las
operaciones respaldadas en comprobantes fiscales, cuando
quien los emite no cuente con infraestructura material y
humana para realizar aquellas operaciones, todo ello a criterio
exclusivo de la misma autoridad.

La sola existencia del dispositivo legal antes descrito, que


faculta al SAT a determinar por sí, que un acto jurídico civil o
mercantil, deberá ser declarado nulo y que en consecuencia no
producirá efecto fiscal, y además esta facultad podrá ser
aplicada de forma retroactiva sin ningún tipo de límite temporal,
así como que podrá ejercerla de forma indiscriminada e
intimidatoria, incluso como instrumento político de presión;
parecieran razones suficientes para considerar que esta
situación tan absurda como inconstitucional e inconvencional
tendría sus días contados, pero no es así. De hecho, está
sucediendo todo lo contrario, pues en México se arropa a la
arbitrariedad y se potencializa su permanencia: así tenemos
que se ha aprobado y se publicó en el DOF una adición para
ampliar este tipo de facultades.

278 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

2.- PRINCIPIO GENERAL QUE RIGE A LAS


PERDIDAS FISCALES EN MATERIA DE ISR
Previo a analizar el alcance legal del novísimo artículo 69-B
BIS del Código Fiscal de la Federación, así como los
elementos y supuestos contemplados en dicha disposición, es
importante comentar que el Principio General en materia fiscal,
específicamente en materia de “Pérdidas Fiscales” es la
prohibición de la transmisión del citado indicador fiscal, se dice
lo anterior en virtud de lo siguiente:

PERSONAS MORALES.

En cuanto al tratamiento de las ―Pérdidas Fiscales‖ los Títulos


II, III, V y VI de la LISR establecen lo siguiente:

Titulo de la LISR Tratamiento de la Fundamento


Pérdida Fiscal
 La pérdida fiscal se Art. 57,
obtendrá de la diferencia primer
entre los ingresos párrafo,
acumulables del ejercicio LISR.
y las deducciones
autorizadas por la LISR,
cuando el monto de estas
últimas sea mayor que los
ingresos. Art. 57,
segundo
 La pérdida fiscal ocurrida párrafo,
en un ejercicio podrá LISR.
Titulo II.- De las disminuirse de la
Personas Morales utilidad fiscal de los diez Art. 57, sexto
ejercicios siguientes párrafo,
hasta agotarla. LISR.

 El derecho a disminuir
las pérdidas fiscales es
personal del
contribuyente que las
sufra y no podrá ser
transmitido a otra
persona ni como
consecuencia de fusión.

 Coordinado PM. La Art. 72 y 57,


pérdida fiscal ocurrida en segundo
Titulo II, Capitulo VII.- -
un ejercicio podrá párrafo, LISR
De los Coordinados
disminuirse de la
utilidad fiscal de los diez Art. 72 y 109,

Artículo 69-B Bis del CFF 279


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Titulo de la LISR Tratamiento de la Fundamento


Pérdida Fiscal
ejercicios siguientes tercer
hasta agotarla. párrafo, LISR

 Personas Físicas que


cumplan sus
obligaciones por
conducto del
coordinado. Las pérdidas
fiscales que se obtengan
por la realización de las
Actividades
Empresariales, sólo
podrán ser disminuidas
de la utilidad fiscal
derivada de las propias
actividades.

 Persona Moral. La Art. 74 y 57,


pérdida fiscal ocurrida en segundo
un ejercicio podrá párrafo, LISR
disminuirse de la
utilidad fiscal de los diez Art. 74 y 109,
ejercicios siguientes tercer
hasta agotarla. párrafo, LISR
Titulo II, Capitulo VIII.-
 Persona Física. Las
Régimen de Actividades
pérdidas fiscales que se
Agrícolas, Ganaderas,
obtengan por la
Silvícolas y Pesqueras
realización de las
Actividades
Empresariales, sólo
podrán ser disminuidas
de la utilidad fiscal
derivada de las propias
actividades.

Título III.- Del Régimen  La LISR no contempla la


de las Personas Morales generación de Pérdida
con Fines no Lucrativos Fiscal
Título V.- De los  La LISR no contempla la -
Residentes en el generación de Pérdida
Extranjero con Ingresos Fiscal
provenientes de Fuentes
de Riqueza en Territorio
Nacional

280 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Titulo de la LISR Tratamiento de la Fundamento


Pérdida Fiscal
 En el caso en que resulte Art. 177,
Capítulo I.- pérdida fiscal, cuarto
Título VI.-
De los únicamente podrá párrafo, LISR
De los
Regímenes disminuirse de las
Regímene
Fiscales utilidades fiscales de
s Fiscales
Preferentes ejercicios posteriores
Preferente
Capítulo II.- que tenga la misma
s y de las
De las entidad o figura jurídica
Empresas
Empresas que la generó, en los
Multinacio
Multinacion términos del artículo 57 la
nales
ales LISR (10 ejercicios
siguientes hasta agotarla).

Del contenido del cuadro anterior, se desprende que el


principio general de la LISR, para el caso de contribuyentes
PERSONAS MORALES, es el prohibir o limitar la transmisión
y/o disminución de Pérdidas Fiscales, situación anterior que
esta plenamente establecida en el artículo 57, de la LISR,
mismo que señala:

“Artículo 57. La pérdida fiscal se obtendrá de la diferencia


entre los ingresos acumulables del ejercicio y las
deducciones autorizadas por esta Ley, cuando el monto de
estas últimas sea mayor que los ingresos. El resultado
obtenido se incrementará, en su caso, con la participación de
los trabajadores en las utilidades de las empresas pagada en el
ejercicio en los términos del artículo 123 de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio podrá disminuirse de


la utilidad fiscal de los diez ejercicios siguientes hasta
agotarla.

El derecho a disminuir las pérdidas fiscales es personal


del contribuyente que las sufra y no podrá ser transmitido
a otra persona ni como consecuencia de fusión.

…‖

De dicha transcripción se desprende, que 1) la pérdida fiscal


será la diferencia entre los ingresos acumulables del
ejercicio y las deducciones autorizadas por ley, cuando el

Artículo 69-B Bis del CFF 281


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

monto de estas últimas sea mayor que el de los ingresos,


2) la pérdida fiscal ocurrida en un ejercicio podrá
disminuirse de la utilidad fiscal de los diez ejercicios
siguientes hasta agotarla y, por último, que el derecho a
disminuir pérdidas es personal del contribuyente que las
sufra y no podrá ser transmitido a otra persona ni como
consecuencia de fusión.

Al respecto, es de mencionar que el plazo de 10 ejercicios


establecido para poder disminuir las pérdidas fiscales de la
utilidad fiscal, viene de la reforma –que entró en vigor el 1 de
Enero de 1996- al entonces articulo 55 de la LISR, ya que con
anterioridad a la misma dicho plazo era de 5 ejercicios,
señalándose dentro de la exposición de motivos de la referida
reforma únicamente lo siguiente: ― Actualmente, la Ley del
Impuesto Sobre la Renta establece que las pérdidas fiscales
pueden amortizarse en cinco ejercicios, periodo que puede
ampliarse hasta 10 años sólo cuando se hubieran generado
pérdidas contables. Esta situación puede provocar que se
dejen de amortizar pérdidas legítimas, por lo que se propone
ampliar de cinco a 10 años dicho periodo sin restricción
alguna.”

Época: Novena Época


Registro: 183213
Instancia: Segunda Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XVIII, Septiembre de 2003
Materia(s): Administrativa
Tesis: 2a./J. 51/2003
Página: 487

RENTA. LA LEY VIGENTE CUANDO SE PRODUJO LA


PÉRDIDA FISCAL ES LA QUE RIGE LOS PERIODOS EN
QUE PUEDE DISMINUIRSE DE LA UTILIDAD FISCAL, Y NO
LA VIGENTE CUANDO SE EFECTÚE LA DECLARACIÓN O
PAGO DEL IMPUESTO (ARTÍCULO 55 DE LA LEY DEL
IMPUESTO SOBRE LA RENTA, REFORMADO Y QUE
ENTRÓ EN VIGOR EL 1o. DE ENERO DE 1996). Antes de la
citada reforma el artículo 55 de la Ley del Impuesto sobre
la Renta establecía que la pérdida fiscal ocurrida en un
ejercicio podía disminuirse de la utilidad de los cinco
ejercicios siguientes; periodo que fue ampliado a diez
ejercicios en la reforma que entró en vigor el 1o. de enero
de 1996. Como la actualización para efectos de la amortización
de pérdidas en años subsecuentes prevista en ese precepto,
constituye una fórmula específica que incide directamente
282 Artículo 69-B Bis del CFF
ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

sobre la base gravable, que es uno de los elementos


esenciales del tributo, como se infiere del artículo 10, fracción
II, de la Ley citada, ha de considerarse que la aplicación de
dicha fórmula para actualizar las pérdidas que se encuentren
pendientes de amortizar de ejercicios anteriores se rige por el
citado artículo 55, vigente en la fecha en que se produjeron las
pérdidas, máxime que dicho precepto, como establece cargas
a los particulares, se aplica estrictamente y conforme se van
realizando las situaciones jurídicas o de hecho previstas en las
leyes fiscales. En consecuencia, el derecho a disminuir las
pérdidas sufridas en un ejercicio determinado y el periodo en
que dicho derecho puede hacerse efectivo quedan regidos por
la ley aplicable en el momento en que suceden los hechos
(ejercicio fiscal en que se produjeron las pérdidas), y no en los
ejercicios posteriores cuando se hace la declaración o pago del
impuesto, que están regidos por el artículo 55 reformado.
Ahora bien, no obstante que ésta es la regla general, debe
tomarse en consideración que en el artículo séptimo transitorio,
fracción IV, del Decreto por el que se expiden nuevas leyes
fiscales y se modifican otras, publicado en el Diario Oficial de la
Federación el quince de diciembre de mil novecientos noventa
y cinco, se establece que para los efectos de lo dispuesto en el
segundo párrafo del artículo 55, de la Ley del Impuesto sobre la
Renta vigente a partir del 1o. de enero de 1996, las pérdidas
fiscales que podrán disminuirse de la utilidad fiscal de los diez
ejercicios siguientes a aquel en que ocurrieron, en los términos
de las disposiciones fiscales señaladas, serán las ocurridas a
partir del ejercicio de 1991.

Aclaración de sentencia en la contradicción de tesis 6/2003-SS.


Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Primero y
Séptimo en Materia Administrativa del Primer Circuito en contra
de la sostenida por el Quinto Tribunal Colegiado de la misma
materia y circuito. 8 de agosto de 2003. Unanimidad de cuatro
votos. Ausente: José Vicente Aguinaco Alemán. Ponente: Juan
Díaz Romero. Secretaria: Silvia Elizabeth Morales Quezada.

Tesis de jurisprudencia 51/2003. Aprobada por la Segunda


Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del quince de
agosto de dos mil tres.

Ahora bien, por otro lado nuestros tribunales han establecido


que la disminución (amortización) de pérdidas fiscales, se trata
de una figura jurídica sustractiva que permite disminuir la
utilidad fiscal, con las pérdidas fiscales sufridas en anualidades
anteriores -lo cual tradicionalmente se limita a un período
determinado-.

Artículo 69-B Bis del CFF 283


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Igualmente han señalado que la justificación de la aplicación de


tal concepto en la mecánica del ISR tiene que ver con el
reconocimiento de la continuidad de la operación de la
empresa en el tiempo. Así, si bien puede resultar razonable
que el fisco requiera cortes anuales para la determinación de la
situación jurídica del causante del ISR, lo anterior tiene como
contraparte que se permita reconocer que el corte anual
aludido -el ejercicio fiscal- no agota el desarrollo ordinario de la
empresa, por lo que se permite conjuntar el impacto de las
utilidades fiscales presentes, con el de las pérdidas fiscales
pasadas.

Así mismo, precisan que resulta obvio que el concepto aditivo


equivalente a las pérdidas fiscales disminuibles o amortizables,
lo son las utilidades fiscales -aquéllas se restan de éstas, a fin
de calcular lo que la legislación nacional denomina ―resultado
fiscal‖-.

Por último, establecen en lo que se refiere a la contraposición


entre el valor nominal de una pérdida amortizable y el valor real
de tal concepto, que este caso reproduce, en lo conducente, la
situación imperante en el caso de las deducciones, por la
sencilla razón de que en ambos supuestos el impacto de la
figura sustractiva tiene lugar antes de la aplicación de la tasa
del impuesto.

RENTA. FUNCIÓN DE LA DISMINUCIÓN DE PÉRDIDAS


FISCALES AMORTIZABLES EN LA MECÁNICA DEL
CÁLCULO DEL IMPUESTO RELATIVO. La disminución
(también llamada "amortización") de pérdidas fiscales es una
figura jurídica sustractiva que permite disminuir la utilidad fiscal,
con las pérdidas fiscales sufridas en anualidades anteriores, lo
cual, tradicionalmente, se limita a un periodo determinado. La
aplicación de dicho concepto en la mecánica del impuesto
sobre la renta se justifica en el reconocimiento de la
continuidad de la operación de la empresa en el tiempo. Así, si
bien puede resultar razonable que el fisco requiera cortes
anuales para la determinación de la situación jurídica del
causante del impuesto sobre la renta, también se reconoce que
dicho corte anual -el ejercicio fiscal- no agota el desarrollo
ordinario de la empresa, por lo que se permite conjuntar el
impacto de las utilidades fiscales presentes con el de las
pérdidas fiscales pasadas. En efecto, conforme al artículo 10
de la Ley del Impuesto sobre la Renta, el concepto aditivo
equivalente a las pérdidas fiscales amortizables lo constituyen
las utilidades fiscales, y de la resta de aquéllas frente a éstas
se obtiene lo que la legislación nacional denomina "resultado

284 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

fiscal". Finalmente, en lo referente al impacto que tiene la


disminución de pérdidas fiscales en el mecanismo de
determinación del gravamen en cantidad líquida, se observa
que únicamente reducen la base del impuesto conforme a su
valor nominal, disminuyendo la deuda tributaria sólo en razón
de la tasa del gravamen, de manera análoga a lo que acontece
con las deducciones, pues en ambos supuestos el impacto de
la figura sustractiva tiene lugar antes de la aplicación de la tasa
del impuesto.

Amparo en revisión 316/2008. Geo Tamaulipas, S.A. de C.V. 9


de julio de 2008. Cinco votos. Ponente: José Ramón Cossío
Díaz. Secretario: Juan Carlos Roa Jacobo.

167191. 1a. LXX/2009. Primera Sala. Novena Época.


Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta. Tomo XXIX,
Mayo de 2009, Pág. 93.

Ahora bien, a fin de comprender los alcances de la prohibición


que establece el artículo 57 de la LISR para transmitir las
pérdidas a otra persona moral, se estima necesario, en primer
lugar, analizar la mecánica que prevé la LISR para el cálculo
de la utilidad o pérdida fiscal, según sea el caso.

El artículo 1, fracción I, de la Ley del Impuesto sobre la Renta,


establece que las PF y PM residentes en México, están
obligadas al pago del ISR respecto de todos sus ingresos
independientemente del lugar en que se encuentre ubicada la
fuente de riqueza de donde procedan, al señalar:

―Artículo 1.- Las personas físicas y las morales están


obligadas al pago del impuesto sobre la renta en los siguientes
casos:

I. Las residentes en México respecto de todos sus ingresos


cualquiera que sea la ubicación de la fuente de riqueza de
donde procedan.‖

Por su parte, el artículo 9 de la LISR establece que las PM


deberán calcular el ISR aplicando al resultado fiscal o base
gravable la tasa del 30%.

El resultado fiscal del ejercicio se determinará como sigue:

a) Se obtendrá la utilidad fiscal disminuyendo de la totalidad


de los ingresos acumulables en el ejercicio las
deducciones autorizadas y la PTU pagada en el ejercicio.

Artículo 69-B Bis del CFF 285


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

b) A la utilidad fiscal del ejercicio se le disminuirán, en su


caso, las pérdidas fiscales pendientes de aplicar de
ejercicios anteriores.

De lo anterior se desprende que el resultado fiscal o


base gravable para efectos de la LISR, será la diferencia
entre los ingresos acumulables obtenidos en el ejercicio
y las deducciones autorizadas -además de la PTU
pagada en el ejercicio- por ley, a fin de obtener la utilidad
o pérdida fiscal y, en caso de que a la PM le resulte una
utilidad fiscal derivado de dicha operación, podrá
disminuir las pérdidas fiscales pendientes de amortizar
de ejercicios anteriores.

Dicha situación puede ser representada de la siguiente forma:

Ingresos Acumulables
Menos: Deducciones Autorizadas
Menos: PTU pagada en el ejercicio
Igual: Utilidad Fiscal / Pérdida Fiscal
Menos: Pérdidas Fiscales pendientes de aplicar de
ejercicios anteriores
Igual: Resultado Fiscal
Por: Tasa de ISR (30%)
Igual: ISR a Cargo

Una vez precisado lo anterior, se estima necesario analizar los


principales preceptos jurídicos que regulan a los INGRESOS
ACUMULABLES y a las DEDUCCIONES AUTORIZADAS en
la LISR, en virtud de que dependiendo de esos elementos,
resultará una utilidad o pérdida fiscal para las Persona
Morales.

Por lo que se refiere a los INGRESOS ACUMULABLES, el


artículo 16 de la LISR establece que las Personas Morales
residentes en el país, acumularán la totalidad de los ingresos
en efectivo, en bienes, en servicios, en crédito o de cualquier
otro tipo que obtengan en el ejercicio, inclusive los
provenientes de sus establecimientos en el extranjero.

Por su parte, el artículo 17 de la LISR precisa el momento en


el cual se consideran obtenidos los ingresos para efectos del
pago del impuesto sobre la renta.

286 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Ahora bien, por lo que se refiere a las DEDUCCIONES


AUTORIZADAS, las mismas se prevén en el artículo 25 de la
LISR; y por su parte en el artículo 27 de la referida Ley se
señalan los requisitos que deben cumplir cada una las
deducciones.

Como ya se mencionó, dependiendo de los ingresos


acumulables del ejercicio y de las deducciones
autorizadas, a las Personas Morales les puede resultar una
utilidad o pérdida fiscal. Siendo la utilidad fiscal aquella que
se genera cuando los ingresos acumulables del ejercicio son
mayores a las deducciones autorizadas, mientras que las
pérdidas resultan en los casos en que las deducciones
son mayores que los ingresos gravados en ese periodo.

De lo anterior se desprende que conforme a la mecánica que


prevé la LISR para el cálculo del impuesto, al final del ejercicio
cada Persona Moral se encuentra obligada a determinar el ISR
a su cargo o las pérdidas fiscales sufridas en función de los
ingresos acumulables y de las deducciones autorizadas que
haya obtenido en el ejercicio fiscal de que se trate.

Lo anterior es así, en virtud de que de conformidad con lo


dispuesto por el artículo 11 del CFF, cuando las contribuciones
se calculen por ejercicios, como sucede con el ISR, el cálculo
del gravamen coincidirá con el año de calendario, salvo en
aquellos casos en que una sociedad entre en liquidación, sea
fusionada o sea escindida, siempre que la sociedad escindente
desaparezca, ya que en esos supuestos, el ejercicio terminará
anticipadamente en la fecha en que dicho evento ocurra.

En tal virtud, los contribuyentes del gravamen tendrán que


enterar el ISR del ejercicio, en los casos en que teniendo una
utilidad fiscal, no tengan pérdidas pendientes de amortizar de
ejercicios anteriores, o bien, cuando éstas sean menores al
monto de la utilidad fiscal resultante, debiendo en su caso,
aplicar a dichas cantidades la tasa del 30% que prevé el
artículo 9 de la LISR.

Ahora bien, en los casos en que los contribuyentes del


impuesto tengan pérdidas fiscales pendientes de amortizar,
superiores a la utilidad fiscal del ejercicio de que se trate, no
tendrán que pagar el ISR en ese ejercicio, ni en los
subsecuentes hasta que agoten las pérdidas sufridas con
anterioridad, sin que dicho periodo pueda exceder en ningún

Artículo 69-B Bis del CFF 287


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

caso de 10 ejercicios fiscales, en términos de lo dispuesto por


el artículo 57 del ordenamiento legal en comento.

Por tal motivo, se pone de manifiesto que la SCJN señalo que


la LISR respeta el principio de proporcionalidad que prevé la
fracción IV del artículo 31 de la CPEUM, en la medida en que
permite a los sujetos pasivos del impuesto tomar en
consideración los ingresos acumulables, las deducciones
autorizadas y la posibilidad de disminuir las pérdidas
fiscales de ejercicios anteriores a fin de obtener la base
gravable respecto a la cual se debe aplicar la tasa
corporativa que prevé el artículo 9 de la ley de la materia.

Lo anterior es así, puesto que así lo plasmo el Tribunal Pleno


de la SCJN en la tesis de jurisprudencia número P./J. 31/97,
novena época y que aparece publicado en el Semanario
Judicial de la Federación y su Gaceta, tomo V, mayo de mil
novecientos noventa y siete, página 59, que es del tenor literal
siguiente:

“RENTA. LA TASA FIJA DEL 35% QUE ESTABLECE EL


ARTÍCULO 10 DE LA LEY DEL IMPUESTO RELATIVO, NO
ES VIOLATORIA DEL PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD
TRIBUTARIA.- La fracción IV del artículo 31 constitucional
impone la obligación de contribuir al sostenimiento de los
gastos públicos de la manera proporcional y equitativa que
dispongan las leyes, pero sea cual fuere el criterio
interpretativo que se adopte, en la expresión "de la manera
proporcional y equitativa que dispongan las leyes" tiene
perfecta cabida no sólo la tasa progresiva, sino también la
proporcional, ya que el precepto constitucional en cita no
prohíbe la instauración de las tasas proporcionales, y menos
aún consigna que sólo mediante el establecimiento de tasas
progresivas se satisfagan los principios tributarios contenidos
en el mismo. Ello es así, en razón de que el pago de tributos
en proporción a la riqueza gravada, se puede conseguir
mediante la utilización de tasas progresivas, pero también con
tasas proporcionales, como sucede en el caso del impuesto
sobre la renta a cargo de las sociedades mercantiles, pues en
la composición legal de la base gravable se tiene en cuenta,
como ocurre en el impuesto de que se trata, la distinta aptitud
contributiva de la riqueza delimitada por medio de los
componentes que determinan el contenido económico del
hecho imponible. En tales condiciones, en el impuesto sobre
la renta de las sociedades, el respeto a la garantía de
proporcionalidad exigida por el artículo 31, fracción IV,
constitucional, se consigue en una primera fase, con la
determinación de la base gravable del impuesto, a lo cual

288 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

no conciernen los gastos indispensables de la


negociación; y después, con la aplicación de la cuota del 35%
sobre esa base gravable que, independientemente de su
monto, tendrá siempre la característica de ser producto del
capital y no del trabajo.‖

Una vez precisado lo anterior, debe señalarse que el hecho de


que el artículo 57 de la LISR establezca que el derecho a
disminuir pérdidas es personal del contribuyente que las sufre,
se debe a que dichas pérdidas, no son sino la consecuencia
misma de las actividades realizadas por esa empresa en uno o
varios ejercicios fiscales, ya que esas pérdidas,
invariablemente, se encuentran en función del total de los
ingresos acumulables y de las deducciones que haya tenido la
persona moral en uno o varios ejercicios fiscales.

De lo anterior se desprende que el hecho de que el numeral en


comento establezca que el derecho a disminuir pérdidas no
podrá ser transmitido a otra empresa ni como
consecuencia de FUSIÓN, obedece precisamente a esa
circunstancia.

Época: Novena Época


Registro: 183469
Instancia: Pleno
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XVIII, Agosto de 2003
Materia(s): Constitucional, Administrativa
Tesis: P./J. 49/2003
Página: 46

PÉRDIDAS FISCALES. EL ÚLTIMO PÁRRAFO DEL


ARTÍCULO 55 DE LA LEY DEL IMPUESTO SOBRE LA
RENTA, AL ESTABLECER QUE EL DERECHO A
DISMINUIRLAS ES PERSONAL DEL CONTRIBUYENTE
QUE LAS SUFRE Y QUE DICHO DERECHO NO PUEDE
TRANSMITIRSE A OTRA PERSONA NI COMO
CONSECUENCIA DE LA FUSIÓN, NO VIOLA EL PRINCIPIO
DE EQUIDAD TRIBUTARIA. El mencionado precepto
establece que el derecho a disminuir pérdidas es personal del
contribuyente que las sufre, lo cual se debe a que aquéllas no
son sino la consecuencia de las actividades realizadas por la
empresa en uno o varios ejercicios fiscales, toda vez que esas
pérdidas se encuentran en función del total de los ingresos
acumulables y de las deducciones que hubieren tenido en uno
o varios ejercicios fiscales; además prohíbe transmitir dichas
pérdidas a otra persona con motivo de la fusión, lo que

Artículo 69-B Bis del CFF 289


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

obedece a que con motivo de ésta, las sociedades fusionadas


desaparecen de la vida jurídica y, con ellas, las pérdidas
pendientes de amortizar, sin que pueda transmitirse ese
derecho a las nuevas sociedades que surjan o a la que
subsista, pues se trata de un derecho personal de las
sociedades que las sufren. Tal sistema no transgrede el
principio de equidad tributaria consagrado en la fracción IV del
artículo 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, toda vez que permite a las personas morales, sin
distinción alguna, disminuir las pérdidas fiscales que hubieran
sufrido hasta en diez ejercicios anteriores de la utilidad fiscal
resultante, con lo que no se otorga un trato desigual a las
sociedades que surgen con motivo de la fusión, respecto de
aquellas sociedades que no se han fusionado o que realizan
diversas actividades productivas, esto es, en todos los casos,
puede disminuir de la utilidad fiscal que les resulte en un
ejercicio posterior, las pérdidas que hubieran sufrido en
ejercicios anteriores, derivado de la diferencia entre sus
ingresos acumulables y las deducciones autorizadas que
hubieran tenido en uno o varios ejercicios fiscales, lo que pone
de manifiesto que se da el mismo tratamiento a empresas que
se encuentran en la misma situación jurídica.

Amparo en revisión 147/2002. Club de Golf Bosques, S.A. de


C.V. 12 de agosto de 2003. Mayoría de nueve votos. Ausente:
Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidente: Sergio
Salvador Aguirre Anguiano. Ponente: Guillermo I. Ortiz
Mayagoitia. Secretaria: María Dolores Omaña Ramírez.

Amparo en revisión 278/2002. Syngenta Agro, S.A. de C.V.


(antes Novartis Agro, S.A. de C.V.). 12 de agosto de 2003.
Mayoría de nueve votos. Ausente: Olga Sánchez Cordero de
García Villegas. Disidente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano.
Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Secretaria:
Rosalía Argumosa López.

Amparo directo en revisión 1057/2000. Aerovías de México,


S.A. de C.V. y otra. 12 de agosto de 2003. Mayoría de nueve
votos. Ausente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas.
Disidente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Ponente: Sergio
Salvador Aguirre Anguiano. Secretaria: Rosalía Argumosa
López.

Amparo directo en revisión 815/2002. Profuturo G.N.P., S.A.


de C.V., Afore. 12 de agosto de 2003. Mayoría de nueve votos.
Ausente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Disidente:
Sergio Salvador Aguirre Anguiano. Ponente: Juan Díaz
Romero. Secretaria: Silvia Elizabeth Morales Quezada.

290 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Amparo directo en revisión 1462/2002. Santander Mexicano,


S.A. de C.V., Administradora de Fondos para el Retiro. 12 de
agosto de 2003. Mayoría de nueve votos. Ausente: Olga
Sánchez Cordero de García Villegas. Disidente: Sergio
Salvador Aguirre Anguiano. Ponente: Genaro David Góngora
Pimentel. Secretario: Jorge Luis Revilla de la Torre.

El Tribunal Pleno, en su sesión pública celebrada hoy doce de


agosto en curso, aprobó, con el número 49/2003, la tesis
jurisprudencial que antecede. México, Distrito Federal, a doce
de agosto de dos mil tres.

En ese mismo sentido, debe señalarse que si bien es cierto


que conforme a lo establecido en los artículos 222 al 226 de la
LGSM, uno de los efectos primordiales de la fusión de
sociedades es precisamente la transmisión del patrimonio de la
sociedad que desaparece (fusionada) a la que subsiste
(fusionante); no menos cierto lo es que la pérdida fiscal
pendiente de amortizar por la fusionada no constituye uno
de los derechos u obligaciones que se transmiten por
fusión y por ello, no forma parte de los bienes
patrimoniales adquiridos.

Inclusive, la transmisión de patrimonio en el caso de fusión


produce los efectos de una enajenación.

Así, si la transmisión del haber patrimonial de la fusionada,


tiene lugar como consecuencia de un contrato mercantil, por el
que se realiza la enajenación de sus bienes, derechos y
obligaciones; es incuestionable que la pérdida fiscal pendiente
de amortizar no puede ser objeto de dicha operación de
compraventa. Lo anterior se robustece con lo expresado por el
tratadista Dino Jarach, quien expresa que: “nada impide que
en las relaciones económicas entre partes, éstas
convengan entre sí la asunción de obligaciones respecto
del pago del impuesto. La conclusión no puede ser otra
que la siguiente: Que la sustitución de sujetos por
acuerdos privados no es oponible al fisco como acreedor”.
Dicho principio se consignó en el artículo 6°, de la Ley del
Impuesto Sobre la Renta de 1964 que decía: ―Son sujetos del
impuesto sobre productos o rendimientos del capital, sin que
ningún acuerdo o convenio en contrario surta efectos fiscales,
quienes perciban ingresos de los indicados en el artículo
anterior‖.

Artículo 69-B Bis del CFF 291


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Ahora bien, en relación a la Fusión los artículos 14 y 14-A del


CFF, establecen de manera textual lo siguiente:

―Artículo 14.- Se entiende por enajenación de bienes:

I. Toda transmisión de propiedad, aun en la que el enajenante


se reserva el dominio del bien enajenado, con excepción de
los actos de fusión o escisión a que se refiere el artículo 14-A.

IX.- La que se realice mediante FUSIÓN ó escisión de


sociedades, excepto en los supuestos a qu se refiere el
artículo 14-B de este Código.
…‖

―Artículo 14-A.- Se entiende que no hay enajenación en los


siguientes casos:

II. En FUSIÓN, siempre que la sociedad que subsista o la


que surja con motivo de la fusión, presente las
declaraciones de impuestos del ejercicio y las
informativas que en los términos establecidos por las
leyes fiscales les correspondan a la sociedad o
sociedades fusionadas correspondientes al ejercicio que
terminó por fusión y se presente ante la autoridad fiscal el
aviso establecido en los términos del Reglamento de este
Código.

III. (...) En los casos de FUSIÓN o escisión de sociedades,


cuando la sociedad escindente desaparezca, la sociedad que
subsista, la que surja con motivo de la fusión o la escindida
que se designe, DEBERÁ presentar las declaraciones del
ejercicio y las demás declaraciones informativas de la
escindente o de las fusionadas que desaparezcan,
correspondientes al ejercicio que terminó por fusión o escisión,
y enterar los impuestos correspondientes o, en su caso,
solicitar por la empresa que desaparezca la devolución de los
saldos a favor de esta última que resulten, siempre que se
cumplan los requisitos que mediante reglas de carácter
general establezca la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público.

En las declaraciones del ejercicio a que se refieren la


fracción II y el párrafo anterior, correspondiente a la
FUSIONADA o a la escindente que desaparezcan, se
deberán considerar todos los ingresos acumulables y las
deducciones autorizadas, el importe total de los actos o

292 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

actividades gravados y exentos y de los acreditamientos,


el valor de todos sus activos o deudas, según
corresponda, que la misma tuvo desde el inicio del
ejercicio y hasta el día de su desaparición. En este caso, se
considerará como fecha de terminación del ejercicio aquélla
que corresponda a la fusión o escisión.

Lo dispuesto en las fracciones I y II de este artículo sólo se


aplicará tratándose de escisión o fusión de sociedades
constituidas de conformidad con las leyes mexicanas.

En el caso de incumplimiento de cualquiera de los


requisitos establecidos en este artículo, la enajenación se
entenderá realizada en el momento en que ocurrió la
escisión o la FUSIÓN o se realizaron las operaciones de
préstamo de títulos o valores, según se trate.‖

De la normas antes invocadas se advierte que para que la


enajenación de bienes, en caso de fusión, no produzca los
efectos que para los actos de enajenación señala la LISR, la
sociedad que subsista (fusionante) deberá presentar las
declaraciones de impuestos del ejercicio y las informativas que
en los términos establecidos por las leyes fiscales le
correspondan a la fusionada, correspondientes al ejercicio que
terminó por fusión y además, se presente ante la autoridad
fiscal el aviso establecido en los términos del RCFF, y enterar,
los impuestos correspondientes; entendida esta obligación,
como aquellas contribuciones a cargo de la fusionada y
generadas hasta el cierre del ejercicio por virtud de la fusión, o
en su caso, solicitar por la empresa que desaparezca la
devolución de los saldos a su favor.

Destacando que en las declaraciones mencionadas se deberán


considerar todos los ingresos acumulables y las deducciones
autorizadas, el importe total de los actos o actividades
gravadas y exentas, de los acreditamientos, el valor de todos
sus activos o deudas, según corresponda, que la empresa
fusionada tuvo desde el inicio del ejercicio y hasta el día de su
desaparición.

Por ello, si la empresa fusionada al desaparecer realiza el


cierre del ejercicio fiscal con la presentación de las
declaraciones correspondientes, teniendo la obligación de
enterar los impuestos que hasta ese momento se hayan
generado o bien, solicitar la devolución de los saldos a su favor
que resulten, aun cuando esto se haga a través de la sociedad
que subsiste, no implica que ésta tenga que acumular a los
Artículo 69-B Bis del CFF 293
ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

ingresos que obtenga a partir de la fusión, los que en su


momento percibió la persona moral que desapareció, pues
estos, se puntualiza, ya fueron objeto de las declaraciones de
impuestos con las que se cerró el ejercicio fiscal.

Más aún, si se parte del presupuesto de que la empresa


fusionada cerró su ejercicio con pérdida fiscal, es
incuestionable que no quedaron ingresos gravables que la
fusionante deba acumular pues como ya se señaló con
anterioridad, la denominada pérdida fiscal se traduce en la
inexistencia de utilidad fiscal, lo que implica que, no exista base
gravable para el cálculo del tributo y como consecuencia de
ello no se genera impuesto a cargo del contribuyente, aun
cuando éste haya percibido ingresos.

Tampoco se provoca desproporcionalidad por el hecho de que


la empresa fusionante incremente su patrimonio, pues el objeto
del tributo lo constituyen los ingresos acumulables que perciba
la Persona Moral al realizar las actividades inherentes a su
objeto social, a los cuales, disminuirá las deducciones
autorizadas en la ley, para obtener la utilidad fiscal y, a ésta se
le disminuirán, en su caso, las pérdidas fiscales pendientes de
aplicar de ejercicios anteriores; obteniendo así el resultado
fiscal del ejercicio, al que se le aplicará la tasa del 30%.

Aunado a lo anterior, el artículo 58 de la propia LISR señala


que:

Artículo 58. En los casos de fusión, la sociedad fusionante


sólo podrá disminuir su pérdida fiscal pendiente de
disminuir al momento de la fusión, con cargo a la utilidad
fiscal correspondiente a la explotación de los mismos
giros en los que se produjo la pérdida.

Cuando cambien los socios o accionistas que posean el control


de una sociedad que tenga pérdidas fiscales de ejercicios
anteriores pendientes de disminuir y la suma de sus ingresos
en los tres últimos ejercicios hayan sido menores al monto
actualizado de esas pérdidas al término del último ejercicio
antes del cambio de socios o accionistas, dicha sociedad
únicamente podrá disminuir las pérdidas contra las utilidades
fiscales correspondientes a la explotación de los mismos giros
en los que se produjeron las pérdidas. Para estos efectos, se
considerarán los ingresos mostrados en los estados financieros
correspondientes al periodo señalado, aprobados por la
asamblea de accionistas.

294 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Para los efectos del párrafo anterior, se considera que existe


cambio de socios o accionistas que posean el control de una
sociedad, cuando cambian los tenedores, directa o
indirectamente, de más del cincuenta por ciento de las
acciones o partes sociales con derecho a voto de la sociedad
de que se trate, en uno o más actos realizados dentro de un
periodo de tres años. Lo dispuesto en este párrafo no aplica en
los casos en que el cambio de socios o accionistas se presente
como consecuencia de herencia, donación, o con motivo de
una reestructura corporativa, fusión o escisión de sociedades
que no se consideren enajenación en los términos del Código
Fiscal de la Federación, siempre que en el caso de la
reestructura, fusión o escisión los socios o accionistas directos
o indirectos que mantenían el control previo a dichos actos, lo
mantengan con posteridad a los mismos. En el caso de fusión,
deberá estarse a lo dispuesto en el primer párrafo de este
artículo. Para estos efectos, no se incluirán las acciones
colocadas entre el gran público inversionista.

Las sociedades a que se refieren los párrafos anteriores


para disminuir las pérdidas fiscales pendientes de
disminuir, deberán llevar sus registros contables en tal
forma que el control de sus pérdidas fiscales en cada giro
se pueda ejercer individualmente respecto de cada
ejercicio, así como de cada nuevo giro que se incorpore al
negocio. Por lo que se refiere a los gastos no identificables,
éstos deberán aplicarse en la parte proporcional que
representen en función de los ingresos obtenidos propios de la
actividad. Esta aplicación deberá hacerse con los mismos
criterios para cada ejercicio.

No se disminuirá la pérdida fiscal o la parte de ella, que


provenga de fusión o de liquidación de sociedades, en las que
el contribuyente sea socio o accionista.

Disposición fiscal anterior que establece los requisitos o


condiciones que permiten a la empresa fusionante hacer uso
de la pérdida fiscal que presentó, previo a la fusión de
sociedades y que se encuentra pendiente de amortizar, lo que
hará en relación con los ingresos acumulables que obtenga.

En apoyo a las consideraciones ya expuestas, es de señalarse


que con motivo de la fusión la fusionante no adquiere de la
fusionada ―ingresos gravables‖, ya que en dicha operación sólo
se adquieren bienes (muebles, inmuebles, cartera o valores) y,
por otro lado, el resultado fiscal no se determina atendiendo
únicamente a los ingresos acumulables que se perciban, sino
que éste se obtiene en los términos que señala el artículo 9 de

Artículo 69-B Bis del CFF 295


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

la LISR, que contempla la deducción de los gastos realizados


para la generación de ingresos.

Como consecuencia de los razonamientos expuestos, se pone


de manifiesto que el artículo 57 de la LISR, tal y como lo
concluyo la SCJN no es violatorio de la garantía de
proporcionalidad que prevé la fracción IV del artículo 31 de la
CPEUM, toda vez que la sociedad fusionante se encuentra
en posibilidad de tomar en consideración los ingresos
acumulables y las deducciones autorizadas del ejercicio
de que se trate y, en caso de que le resulte una utilidad
fiscal, podrá disminuir las pérdidas fiscales que hubiere
sufrido en ejercicios anteriores con motivo de SUS
actividades, a fin de obtener la base gravable respecto a la
cual se debe aplicar la tasa corporativa, en estricto
respeto a su capacidad contributiva.

Lo anterior es así, en virtud de que si se permitiera a las


sociedades fusionantes disminuir las pérdidas fiscales sufridas
por las fusionadas antes de la fusión se desconocería su
auténtica capacidad contributiva, ya que se les estaría
otorgando un derecho que no les pertenece, afectando con ello
el pago del ISR a su cargo.

No es óbice a lo anterior, el que con motivo de la fusión, las


sociedades fusionadas transmitan a la sociedad que subsista o
a la que surja todos sus derechos, obligaciones y bienes, ya
que al momento de fusionarse esas sociedades desaparecen o
se extinguen, perdiéndose con ello, el derecho personal a
disminuir las pérdidas fiscales que hubieran quedado
pendientes de amortizar, ya que la persona moral que
subsista o la que surja de dicho acto jurídico, constituye
un nuevo ente distinto a las fusionadas y que no participó
en la generación de las pérdidas fiscales de las
fusionadas.

En este sentido, se estima importante señalar que el hecho de


que el artículo 57 de la LISR establezca que el derecho a
disminuir pérdidas es personal del contribuyente y que no
podrá ser transmitido a otro ente jurídico ni como
consecuencia de fusión, no es violatorio de la garantía de
proporcionalidad que prevé el artículo 31, fracción IV, de la
CPEUM, por el sólo hecho de que el artículo 224 de la LGSM
señale que la fusionante tomará a su cargo los bienes,
derechos y obligaciones de las sociedades fusionadas, ya que

296 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

para que ello suceda es necesario que el artículo


primeramente citado contravenga el texto constitucional y no el
de otra ley federal.

Es aplicable al respecto la tesis de jurisprudencia P./J. 25/2000


sustentada en la novena época por el Pleno de la Suprema
Corte de Justicia de la Nación y que aparece publicada en el
Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, tomo XI,
marzo de 2000, página 38, que es del tenor literal siguiente:

“LEYES, INCONSTITUCIONALIDAD DE LAS. La


inconstitucionalidad de una ley surge de su
contradicción con un precepto de la Constitución y
no de oposición entre leyes secundarias.”

En tal virtud, se pone de manifiesto que la capacidad


contributiva de la sociedad fusionante se respeta por el artículo
57 de la LISR, en la medida en que dicha sociedad puede
determinar su situación fiscal en función de sus ingresos,
deducciones y pérdidas fiscales de ejercicios anteriores, así
como de la aplicación de la tasa que prevé la LISR, sin que
sea violatorio de la garantía de proporcionalidad que prevé la
fracción IV del artículo 31 de la CPEUM el hecho de que no
pueda disminuir de su utilidad fiscal las pérdidas sufridas por
las fusionadas, toda vez que se trata de cantidades a las que
no tiene derecho la fusionante, ya que no participó en su
generación.

Corrobora lo anterior, el criterio sustentado en la novena época


por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación en la tesis número 1a. LVIII/2002 que aparece
publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, tomo XVI, septiembre de dos mil dos, página 256, que
es del tenor literal siguiente:

“FUSIÓN DE SOCIEDADES. EL ARTÍCULO 55, ÚLTIMO


PÁRRAFO, DE LA LEY DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA,
VIGENTE A PARTIR DEL PRIMERO DE ENERO DE MIL
NOVECIENTOS NOVENTA Y DOS, AL ESTABLECER QUE
EL DERECHO A DISMINUIR PÉRDIDAS FISCALES ES
PERSONAL DEL CONTRIBUYENTE Y NO PUEDE SER
TRANSMITIDO NI COMO CONSECUENCIA DE AQUÉLLA,
NO VIOLA EL PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD
TRIBUTARIA CONSAGRADO EN EL ARTÍCULO 31,
FRACCIÓN IV, DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL.- En virtud
de que la fusión de sociedades consiste en la celebración de

Artículo 69-B Bis del CFF 297


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

un contrato mercantil en donde la sociedad fusionada pierde


su personalidad y la sociedad fusionante subsiste con un solo
patrimonio, lo que la convierte en el sujeto pasivo de la
obligación tributaria, para los efectos del impuesto sobre la
renta, al constituir este único patrimonio la base imponible
frente a la ley, y toda vez que de conformidad con el artículo
55, último párrafo, de la Ley del Impuesto sobre la Renta, el
derecho a disminuir pérdidas es personal del contribuyente y
no puede ser transmitido ni como consecuencia de la fusión,
ya que no se pueden separar las pérdidas o ganancias, pues
al final del ejercicio fiscal la empresa fusionante, en su
declaración fiscal del impuesto sobre la renta que presenta,
determina el impuesto que le corresponde pagar conforme a
las deducciones permitidas por la ley, pero respecto de un
mismo patrimonio, se concluye que el hecho de que a través
de la fusión renuncien las sociedades fusionadas al
derecho individual de deducir pérdidas no viola el
principio de proporcionalidad tributaria, consagrado en la
fracción IV del artículo 31 de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, puesto que LA EMPRESA
FUSIONANTE, COMO PERSONA MORAL INDEPENDIENTE,
también podrá hacer las deducciones que le permita la ley
de manera personal, la cual deberá pagar el mismo
impuesto que le corresponda de manera proporcional.‖

PERSONAS FÍSICAS.

Por su parte, el Título IV de la Ley del ISR, que regula a las


Personas Físicas, se compone de once capítulos, dentro de los
cuales nueve de ellos contemplan los regímenes de tributación
atendiendo al tipo de ingresos que se obtengan, lo anterior
conforme a la siguiente estructura:

ARTÍCULOS
CAPÍTULO Y SECCIÓN
LISR RISR
Disposiciones Generales 90 - 93 142 – 161
CAPÍTULO I De los Ingresos 94 - 99 162 – 183
por Salarios y en General
por la Prestación de un
Servicio Subordinado
CAPÍTULO II De los Ingresos por
Actividades Empresariales
y Profesionales
SECCIÓN I De las Personas Físicas 100 - 110 185 – 193
con
Actividades Empresariales
y Profesionales

298 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

SECCIÓN II Régimen de Incorporación 111 - 113 -


Fiscal
CAPÍTULO III De los Ingresos por 114 - 118 194 – 199
Arrendamiento y en
General por Otorgar el
Uso o Goce Temporal de
Inmuebles
CAPÍTULO IV De los Ingresos por
Enajenación de Bienes
SECCIÓN I Del Régimen General 119 - 128 200 – 215

SECCIÓN II De la Enajenación de 129 -


Acciones en Bolsa de
Valores
CAPÍTULO V De los Ingresos por 130 - 132 216 – 219
Adquisición de Bienes
CAPÍTULO VI De los Ingresos por 133 - 136 220 – 233
Intereses
CAPÍTULO VII De los Ingresos por la 137 - 139 234 – 235
Obtención de Premios
CAPÍTULO VIII De los Ingresos por 140 -
Dividendos y en General
por las Ganancias
Distribuidas por Personas
Morales
CAPÍTULO IX De los Demás Ingresos 141 - 146 236 - 240
que Obtengan las
Personas Físicas
CAPÍTULO X De los Requisitos de las 147 - 149 241 – 259
Deducciones
CAPÍTULO XI De la Declaración Anual 150 - 152 260 - 269

Ahora bien, atendiendo al tipo actividad que lleve a cabo una


persona física, y en relación a la posibilidad de obtener
―Pérdidas Fiscales‖ por la realización de la misma, la Ley del
ISR contempla lo siguiente:

Tipo de Tratamiento de la Fundamento


Actividad Pérdida Fiscal
 La LISR no
contempla la
Salarios y en General por
generación de
la Prestación de un
Pérdida Fiscal en la
Servicio Subordinado
obtención de
Sueldos y Salarios.

Artículo 69-B Bis del CFF 299


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Tipo de Tratamiento de la Fundamento


Actividad Pérdida Fiscal
 El derecho de Art. 109,
disminuir pérdidas fracción II
fiscales es personal LISR
del contribuyente
que las sufre y no
podrá ser
transmitido por Art. 109,
acto entre vivos ni fracción II
como LISR
consecuencia de la
enajenación del
negocio.
 En el caso de
realizarse
actividades Art. 109,
empresariales, tercer
sólo por causa de párrafo, LISR
muerte podrá
transmitirse el
Actividades Empresariales derecho a los
herederos o
legatarios, que
continúen realizando
las actividades
empresariales de las
que derivó la
pérdida.
 Las pérdidas
fiscales que se
obtengan por la
realización de las
Actividades
Empresariales, sólo
podrán ser
disminuidas de la
utilidad fiscal
derivada de las
propias
actividades.
 El derecho de Art. 109,
disminuir pérdidas fracción II
fiscales es personal LISR
del contribuyente
Actividades Profesionales que las sufre y no
podrá ser
transmitido por
acto entre vivos ni Art. 109,
como tercer

300 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Tipo de Tratamiento de la Fundamento


Actividad Pérdida Fiscal
consecuencia de la párrafo, LISR
enajenación del
negocio.

 Las pérdidas
fiscales que se
obtengan por la
realización de las
Actividades
Profesionales, sólo
podrán ser
disminuidas de la
utilidad fiscal
derivada de las
propias
actividades.

 Cuando los ingresos Art. 11,


percibidos, sean séptimo
inferiores a las párrafo,
deducciones del LISR.
periodo que
corresponda Regla
(Bimestre), los 3.13.20 RMF
Régimen de Incorporación contribuyentes 2018
Fiscal deberán considerar
la diferencia que
resulte entre ambos
conceptos como
deducibles en los
periodos siguientes,
hasta agotarla.

 Cuando en el año Art. 195


de calendario las RLISR
deducciones sean
superiores a los
ingresos, la
diferencia podrá
Arrendamiento y en
deducirse de los
General por Otorgar el
demás ingresos
Uso o Goce Temporal de
que se deban
Inmuebles
acumular en la
Declaración Anual,
EXCEPTO de
aquellos a que se
refiere el Capítulo I
(Sueldos y Salarios)

Artículo 69-B Bis del CFF 301


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Tipo de Tratamiento de la Fundamento


Actividad Pérdida Fiscal
y Capítulo II
(Actividades
Empresariales y
Profesionales) de la
LISR.
 La LISR no
contempla la
generación de
Muebles
Pérdida Fiscal en la
enajenación de
Bienes Muebles.
 Cuando sufran Art. 121,
Pérdidas podrán cuarto
disminuirlas en el párrafo LISR
año de calendario
de que se trate o Art. 122,
en los tres fracción I,
siguientes. LISR
Enajenación Inmuebles,
de Bienes acciones,
 La Pérdida podrá
(Régimen certificados
deducirse de los
General) de
demás ingresos
aportación
que se deban
patrimonial
acumular en la
emitidos
Declaración Anual,
por SNC y
EXCEPTO de
partes
aquellos a que se
sociales
refiere el Capítulo I
(Sueldos y Salarios)
y Capítulo II
(Actividades
Empresariales y
Profesionales) de la
LISR.
 Cuando generen Art. 129,
Pérdida en el noveno
ejercicio podrán párrafo, LISR
disminuirlas
únicamente contra
ganancias -del
Enajenación de Acciones
mismo Capítulo IV,
en Bolsa de Valores
Sección II- que
obtenga el mismo
contribuyente en el
ejercicio o en los
10 ejercicios.

Adquisición de Bienes  Cuando en el año Art. 218

302 Artículo 69-B Bis del CFF


ARTÍCULO 69-B BIS DEL CFF

Tipo de Tratamiento de la Fundamento


Actividad Pérdida Fiscal
de c