Você está na página 1de 5

¿Qué es un método numérico?

Un método numérico es un procedimiento mediante el cual se obtiene, casi siempre de


manera aproximada, la solución de ciertos problemas realizando cálculos puramente
aritméticos y lógicos (operaciones aritméticas elementales, cálculo de funciones, consulta
de una tabla de valores, cálculo preposicional, etc.). Un tal procedimiento consiste de una
lista finita de instrucciones precisas que especifican una secuencia de operaciones
algebraicas y lógicas (algoritmo), que producen o bien una aproximación de la solución del
problema (solución numérica) o bien un mensaje. La eficiencia en el cálculo de dicha
aproximación depende, en parte, de la facilidad de implementación del algoritmo y de las
características especiales y limitaciones de los instrumentos de cálculo (los computadores).
En general, al emplear estos instrumentos de cálculo se introducen errores llamados de
redondeo.
En estos casos es necesario recurrir a métodos numéricos, denominados así porque,
usualmente, consisten en realizar una sucesión más o menos larga de operaciones
numéricas (normalmente mediante la ayuda de un ordenador), al cabo de las cuales
encontramos un valor numérico que, si bien no es la solución exacta del problema, se le
parece mucho, es decir, aproxima la solución buscada con una precisión razonablemente
buena.

Resolución numérica de ecuaciones


Uno de los problemas que más se presenta en matemáticas es el de calcular la solución de
una ecuación. En algunas (pocas) ocasiones, esto puede hacerse por métodos analíticos,
es decir, se puede “despejar” la incógnita para encontrar el o los valores que resuelven la
ecuación. En la gran mayoría de las ocasiones con algún interés práctico esto no es posible
y es necesario recurrir a un método numérico que, con la ayuda de un ordenador, nos
permita calcular un valor aproximado de la solución.

Método de bisección
Es el método más simple que se puede emplear para resolver ecuaciones. Sólo requiere
que la función sea continua y que hayamos localizado un cambio de signo de la misma en
los extremos de cierto intervalo en el que empezaremos a trabajar. Consiste, pues, en la
aplicación reiterada del conocido teorema de Bolzano, una vez asegurada la existencia de
al menos una solución de la ecuación (ecgen) en el intervalo . El único inconveniente
que surge es la posible existencia de más de una de estas raíces, ya que el teorema de
Bolzano no nos asegura la unicidad de la misma. Pero en todo caso el correspondiente
algoritmo siempre conducirá a la aproximación numérica de una de estas raíces. Nos
podemos ayudar de una representación gráfica previa de la función para seleccionar un
intervalo en el que sólo exista una de estas raíces.
Recordamos el teorema fundamental en el que se basa dicho algoritmo
Teorema
Sea una función continua en y tal que .
Entonces existe tal que .
En la figura c02g1 se presenta la interpretación geométrica. Se considera el
intervalo . En los extremos la función cambia de signo, y hay más de un cero.

Idea geométrica del teorema de Bolzano.

Descripción del algoritmo


 Supongamos que verifica las hipótesis del teorema de Bolzano en cierto
subintervalo del intervalo de partida . Entonces, también
podemos asegurar la existencia de al menos una raíz de la ecuación, .
 Sea ahora , que es el punto medio del
intervalo. En valor absoluto, el error cometido al tomar como aproximación
de (ver figura c02g2 con y ), es inferior a la mitad de la
longitud de dicho intervalo, es decir . Lo indicamos como sigue:

El cálculo del punto medio se efectúa mediante la


fórmula pues es más conveniente en términos de
implementación en un ordenador, cuya precisión será siempre limitada (ver la
justificación y estrategia general en Kincaid-Cheney).
 Como es conocida la podemos evaluar en y ver si este punto es una
raíz exacta de la ecuación, en cuyo caso ya habríamos finalizado la búsqueda; o
bien, en caso contrario, podemos determinar el signo de la función en el centro de
este intervalo, de tal forma que dicho signo será opuesto del que tiene en uno de
los dos extremos, ya que y Aquí hay que hacer notar
que, a no ser que trabajemos con un software que permita el cálculo simbólico,
debido a los inevitables errores de redondeo en la representación interna de los
números en coma flotante en la memoria del ordenador y los acumulados mediante
las sucesivas operaciones efectuadas, no conviene implementar una condición del
tipo ?` ? sino más bien ?` para cierto valor de ,
suficientemente pequeño?
 Así, eligiendo el extremo en el que tiene signo opuesto que en el centro,
tenemos un nuevo intervalo que denotaremos , de tamaño mitad que el
anterior, en el cual seguimos teniendo asegurado que tiene una raíz. La nueva
aproximación será el centro de este nuevo intervalo y el error máximo cometido es
la mitad de la longitud del mismo, es decir, la cuarta parte de la longitud del intervalo
anterior. En otros términos,

 En general, empezando para con el intervalo de partida, y mediante


un proceso de inducción, tras iteraciones, el valor absoluto del error cometido

satisface la desigualdad
Vemos pues cómo, si no se llega a encontrar la solución exacta para
algún , entonces se obtiene una sucesión de intervalos

encajados con , de manera que,


si para todo , entonces el error tiende a cero
cuando tiende a infinito, y, por la complitud del cuerpo de los números reales, el método
resulta convergente, es decir en . Como es lógico, en la práctica
computacional no se lleva a cabo dicho paso al límite, pues implicaría realizar un número
infinito de iteraciones (bucle infinito); además, superado un determinado número de éstas,
ya estaríamos llegando incluso a entrar en conflicto con el grado de precisión de la máquina
con que estemos trabajando (consultar capítulo anterior sobre los errores de
redondeo). Mathematica permite controlar esto mediante diferentes órdenes, como
son WorkingPrecision, SetPrecision, AccuracyGoal, etc. Así pues, lo que se suele hacer
es intentar asegurar una determinada precisión o tolerancia, que denominaremos , en la
aproximación; para ello debemos detener el proceso cuando la longitud del intervalo
correspondiente sea menor o igual que ; también podemos calcular de antemano el

número de iteraciones resolviendo la inecuación , lo que es inmediato tomando


logaritmos.
Describimos a continuación el algoritmo en forma de pseudocódigo. Aquí, con el afán
de simplificar y optimizar al máximo el código correspondiente y la cantidad de variables a
almacenar lo que se hace es mantener en todo momento las letras de las
variables y para los extremos del intervalo considerado y para el punto medio del
mismo.
En la figura c02g2 se ilustra.

Idea geométrica del método de bisección

ALGORITMO DE BISECCIÓN
Entrar , , ,
Mientras

Hacer
Si entonces es raíz. Fin
Si entonces .
Si entonces .