Você está na página 1de 3

https://cincodias.elpais.

com/cincodias/2002/06/29/mercados/102559352
8_850215.html
La teoría de opciones reales: Una opción real está presente en un proyecto
de inversión cuando existe alguna posibilidad futura de actuación para
solucionar una incertidumbre actual. El autor considera que la valoración
de las opciones reales utilizando fórmulas de opciones financieras tiene
sentido pocas veces, por lo que hay que buscar alternativas.
La valoración de una empresa o un proyecto que proporciona algún tipo de
flexibilidad futura -opciones reales- no puede realizarse correctamente con
las técnicas tradicionales (VAN o TIR)
Existen muchos tipos de opciones reales como, por ejemplo, opciones de
explotar concesiones mineras o petrolíferas, opciones de aplazar la
inversión, opciones de ampliar negocios, opciones de abandonar negocios u
opciones de cambio de utilización de unos activos.
La teoría de opciones parece que permite la valoración de las oportunidades
estratégicas de los proyectos: el análisis cuantitativo de las opciones junto
con el análisis cualitativo y estratégico de la política de empresa permiten
tomar decisiones más correctas y racionales sobre el futuro de la empresa.
La no consideración de las opciones que contiene un proyecto puede
llevarnos a infravalorarlo y, en general, a desechar proyectos que
deberíamos acometer. Al mismo tiempo, si los proyectos que consideramos
contienen opciones que podrán ejercer terceros (la flexibilidad futura juega
en contra nuestra), la no consideración de las opciones que contienen los
proyectos nos llevará a realizar inversiones en proyectos que deberíamos
rechazar.
Recordamos brevemente las definiciones de Call y Put. Una opción de
compra (call) es un contrato que proporciona a su poseedor (el comprador)
el derecho (no la obligación) a comprar un número determinado de
acciones, a un precio establecido, en cualquier momento antes de una fecha
determinada (opción americana) o bien únicamente en esa fecha (opción
europea). Una opción de venta (put) es un contrato que proporciona a su
poseedor (el comprador) el derecho (no la obligación) a vender un número
determinado de acciones, a un precio establecido, en cualquier momento
antes de una fecha determinada (opción americana), o bien únicamente en
esa fecha (opción europea).
Las seis variables fundamentales que influyen en el precio de la opción
son: el precio de la acción a que se refiere la opción, el precio de ejercicio
de la opción, la volatilidad de la acción, el tipo de interés sin riesgo, los
dividendos que recibirá la acción antes de la fecha de ejercicio y el tiempo
que resta hasta la última fecha de ejercicio.
EJEMPLO:
Para valorar una concesión petrolífera de la que tenemos incertidumbre
acerca del número de barriles, “Damodaran” propone calcular la volatilidad
(s) del siguiente modo: s2 = sp2 + sq2 + spq, donde sp es la volatilidad del
precio del petróleo; sq, la volatilidad de la cantidad de barriles de petróleo,
y spq, la covarianza entre precio y cantidad. Al margen de las dificultades
es evidente que mientras más sea la incertidumbre, mayor será la
volatilidad.
Evaluación de inversión (un enfoque privado social) Carlos león
pag.163
La teoría de opciones fue descubierta por Black y Scholes.
la teoría de opciones puede ser utilizada en la valoración de proyectos de
inversión.
La teoría de opciones tiene un origen puramente financiero, se usa
ampliamente como estrategia de cobertura de riesgos para inversiones en
valores o acciones e inclusive existen opciones sobre el movimiento de
precios de activos financieros diversos como monedas o el índice bursátil.
Las opciones en términos generales dan el derecho a comprar o vender un
bien o cualquier activo subyacente o de referencia
para ejercer los derechos, estos son contratos que se ejercen en determinada
fecha y a un precio establecido.
Para tener los derechos se debe pagar una prima o recibir la misma si
deseamos que otro ejercite el derecho.
Las opciones generalmente se clasifican en dos: call y put.
Una opción de compra (call) da a su dueño el derecho de comprar un activo
en una cierta fecha preestablecida (vencimiento o expiración). Una opción
de venta (put), en tanto, da a su dueño el derecho de vender un activo en
una cierta fecha preestablecida (vencimiento o expiración). Las opciones
más conocidas son las europeas y las americanas. Las opciones europeas
sólo pueden ser ejercidas en la fecha de expiración, mientras que las
americanas pueden ser ejercidas en cualquier minuto antes de la fecha de
expiración. En la actualidad, la mayoría de las opciones transadas en los
mercados financieros son americanas.