Você está na página 1de 8

INTRODUCCION

En esta práctica se pretende conocer el comportamiento de las propiedades de los aceros


al tratamiento térmico de recosido y normalizado. Se analiza en tres probetas (hierro liso,
acero corrugado y muelle), sus contenidos de carbono son importantes para el tratamiento
térmico, ya que de acuerdo a la cantidad de carbono cambia sus propiedades, para estas
pruebas el contenido de carbono es aproximadamente:
 Hierro liso tiene 0.2% C.
 Acero corrugado 0.35% C.
 Muelle 0.4% C.
Cada probeta pasa por un recosido a una temperatura de 900℃ y se enfría en el horno, y
luego las mismas probetas se calientan a 850℃ y se pretende recuperar sus propiedades
por normalizado.
RECOSIDO Y NORMALIZADO
1. OBJETIVO
 Conocer los fundamentos teóricos en el tratamiento térmico.
 Determinar las propiedades en cada prueba y comparar su resultado.
 Realizar un análisis de los cambios de sus propiedades.
 Fundamentar correctamente porque y como suceden estos cambios de
propiedades.
2. FUNDAMENTO TEORICO
2.1 TRATAMIENTOS TERMICOS
Es un proceso calentamiento y enfriamiento aplicado en los metales especialmente el
acero para obtener propiedades deseadas, El acero gracias a su alotropía posibilita obtener
variedad de propiedades al calentar hasta la fase autentica y enfriarlo a diferentes
velocidades según lo requerido; Este tratamiento básico de este proceso. En los
tratamientos se clasifican en:
a) Los recocidos
b) El normalizado
c) El temple o templado
d) El revenido
e) Tratamientos térmicos especiales
Es importante mencionar que el calentamiento de las piezas debe de ser de acuerdo a su
forma, tamaño y espesor principalmente.
2.2 RECOSIDO
Es un proceso primero de un calentamiento hasta aproximadamente 50℃ por encima de
la temperatura crítica superior y seguida de un enfriamiento muy lento, esto se realiza en
un enfriamiento junto con el horno.
El propósito principal es la afinación de los granos, proporcionar la suavidad, mejorar la
conductividad eléctrica, también las propiedades magnéticas, mejorar la maquinabilidad,
etc.
El recosido es más realizado en aceros hipoeutectoides que en los hipereutectoides, la
principal razón es que en los aceros con contenidos de carbono menores a 0.8% se
produce un cambio alotrópico, mientras en los aceros hipereutectoides la línea crítica
superior es de saturación de carbono; esta diferencia hace que los aceros con más de 0.8%
de carbono sea frágil.
En general, el recocido puede dividirse en tres etapas:

1) Recuperación. En esta primera etapa el material recupera sus propiedades físicas, como
son: Conductividad térmica, conductividad eléctrica, resistividad, etc. Las propiedades
mecánicas no cambian.
2) Recristalización.- En esta segunda etapa, los materiales trabajados en frio sufren una
recristalizacion, en la que aparece un nuevo juego de granos libres de deformación.
Desaparece la dureza y la resistencia adquirida por el trabajo en frio y se recupera la
ductilidad.
3) Crecimiento de grano.- En esta tercera etapa los granos grandes crecen a expensas de
los granos pequeños, teniendo como objetivo lograr un tamaño de grano homogéneo y no
que en realidad se desee que crezca el grano.

El recosido se realiza para ablandar el material después del trabajo en frio donde ocurrirán
los mecanismos mencionados, este proceso se realiza por debajo de la temperatura de
crítica inferior.

El recosido en los aceros hipereutectoide la afinación se realiza a temperaturas abajo de


50ºC por encima de la temperatura crítica, nunca se considera como tratamiento último
el recosido hipereutectoide, ya que el acero hipereutectoide está formado por perlita
rodeado de cementita, esto fragiliza el material.

Para reducir esta fragilidad se realiza la esfeoridización consiste en reducir la cementita


en esferas de cementita rodeado de ferrita, esto produce un acero hipereutectoide muy
dúctil como se ve en la figura siguiente:

Esto se consigue de la siguiente forma:


 Mantener durante un tiempo prolongado a una temperatura justamente por
debajo de la línea crítica inferior.
 Calentar y enfriar alternadamente entre las temperaturas que están justamente
por encima o por debajo de la línea crítica inferior.
 Calentar a una temperatura o por encima de la línea crítica inferior y luego
enfriar muy lentamente en el horno o mantener e una temperatura justo por
debajo de la línea critica inferior.
2.3 NORMALIZADO
La normalización del acero se lleva acabo al calentar hasta la face austenitica
completamente y luego enfriarlo a temperatura ambiental, se realiza con el fin de mejorar
las propiedades de dureza y fuerza, se puede usar como un tratamiento final. Tanto como
en los aceros hipo e hipereutectoides se debe de calentar por encima de la temperatura
crítica superior.
Los aceros normalizados son aceros más resistentes y la dureza también aumenta esto se
puede ver en la microestructura con una comparación con un recosido:

2.4 INTERVALOS DE RECOSIDO Y NORMALIZADO


3. PROCEDIMIENTO
Para realizar estas pruebas se preparan las probetas y se miden sus propiedades iniciales
de dureza y resiliencia en el durefractometro.
Posteriormente se pasa a la etapa de recosido hasta la temperatura de 900℃, esto llega a
ser una temperatura por encima de la temperatura crítica superior llegando a una fase
completamente austenítica, luego se procede a enfriar lentamente hasta la temperatura
ambiental, donde también se mide las propiedades mecánicas.
Finalmente las mismas probetas se emplean para el normalizado, esto con el fin de volver
a las propiedades iniciales, las probetas se introducen en el horno hasta las temperaturas
de 850℃ aproximadamente, luego se enfría a condiciones ambientales hasta la
temperatura ambiental, también procedemos medir sus propiedades.

PROBETAS SIN TT
Y MEDICIÓN DE
PROPIEDADES.

PROBETA
RECOSIDA A 900ºC
Y MEDICIÓN DE
PROPIEDADES.

PROBETAS
NORMALIZADAS A
850ºC Y MEDICIÓN
DE PROPIEDADES
4. RESULTADO
4.1 Cuadro de dureza.

4.2 Gráfico de dureza.


4.3 Cuadro de resiliencia.

4.4 Grafico de resiliencia.


5. CONCLUSIONES
 El hierro liso disminuye en su dureza en cada tratamiento como se ve en la
gráfica, esto porque el hierro liso tiene un contenido de carbono de 0,2% y
posiblemente la difusión del carbono hace que el normalizado no recupere su
dureza, sin embargo no disminuye su dureza como en el recosido.
 En comparación el acero corrugado se reduce su dureza en el recosido, y en el
normalizado aumenta su dureza ligeramente. Mientras el muelle tiene a aumentar
su dureza en el recosido y bajar su dureza ligeramente en el normalizado.
 En cuanto a la resiciliencia el muelle cumple con lo que se vería en un tratamiento
térmico de recosido y normalizado para acero hipoeutectoides, esto porque con
el recosido aumenta su tenacidad y luego reduce su tenacidad con el normalizado.
 Tanto como la resiliencia y la dureza en el recosido cambia en los aceros
hipoeutectoides, porque en el enfriamiento lento los aceros se afina y forma una
aproximación al diagrama de Fe-Fe3C, sin embargo en el normalizado la
cementita no tiene tiempo para difundirse y queda entre la ferrita y esto aumenta
su dureza y mejora su resistencia.
6. BIBLIOGRAFIA
 AVNER SYDNEY. (1995). Introducción a la metalurgia física. México. II edición.
 DÍAZ DEL CASTILLO RODRÍGUEZ FELIPE (2012). “aceros, estructuras y
tratamientos térmicos”.
 LANDAURO ABANTO. ALBERTO. (1989). “Mejora de las propiedades Mecánicas
del acero SAE 1040 mediante procesos de tratamiento térmico”. Lima, Perú.