Você está na página 1de 2

Fractura de Pilón

¿Qué es una fractura de pilón?

La tibia (hueso de la canilla) y el peroné son los huesos de la pantorilla. Las fracturas de pilón
son lesiones que ocurren en el extremo inferior de la tibia e implican la superficie de soporte de
peso corporal de la articulación del tobillo. El peroné también se puede quebrar. Estas lesiones
se describieron por primera vez hace más de 100 años y siguen siendo uno de los mayores
problemas que deben tratar los cirujanos ortopédicos.

La palabra pilón proviene del francés y significa “mano de mortero”. Una mano de mortero es una
herramienta que se utiliza para aplastar o machacar cosas. Este aplastamiento describe lo que
le sucede a los huesos de la tibia y peroné en la articulación del tobillo debido al impacto de alta
energía de la lesión.

Síntomas de la fractura de pilón

Las fracturas de pilón son lesiones muy dolorosas y debilitantes. Los síntomas incluyen dolor e
incapacidad para soportar peso sobre la pierna. Por lo general, producen una deformidad obvia
de la articulación del tobillo. La hinchazón aparece rápidamente y luego pueden aparecer
hematomas.

Factores

La articulación del tobillo comprende tres huesos. La tibia es el principal hueso de la pantorrilla
que soporta peso. El peroné es el hueso externo más delgado de la pantorrilla. El hueso del
tobillo en sí se denomina astrágalo. Los tres huesos trabajan juntos para brindar movimiento y
estabilidad en la articulación del tobillo.

Las fracturas de pilón tienen lugar cuando el astrágalo penetra la pierna con tanta fuerza que los
huesos de la pierna se quiebran en la articulación del tobillo. Estas lesiones generalmente son
causadas por caídas y accidentes automovilísticos.

Diagnóstico de la fractura de pilón

Se registran los antecedentes del paciente. El cirujano ortopédico de pies y tobillo luego realiza
un examen físico específico de la pierna y el tobillo. Los resultados del examen ayudan al cirujano
a determinar la mejor manera de tratar la fractura de pilón. El cirujano también prestará atención
a otras lesiones que puedan estar presentes.

Asimismo, el cirujano ortopédico de pies y tobillo obtendrá las radiografías de la pierna y el tobillo
del paciente para ver qué grado de daño hay en la tibia y peroné. Los huesos se pueden quebrar
en diversos lugares. El cirujano puede obtener una tomografía computarizada (TC) del tobillo del
paciente para ver todas las zonas quebradas de la tibia y peroné.

Opciones de tratamiento
Algunas fracturas de pilón no necesitan tratamiento quirúrgico. Estas son generalmente lesiones
de baja energía en la tibia y el peroné en la articulación del tobillo. Los huesos aún están
quebrados pero las lesiones son menos serias. Estas fracturas de pilón de baja energía se
pueden tratar con un yeso para la pierna.

La mayoría de las fracturas de pilón tienen varias quebraduras. A menudo hay una separación
grande entre los fragmentos fracturados e inestabilidad en la tibia y peroné en la articulación del
tobillo. Estos huesos fracturados deben alinearse de manera adecuada con la cirugía.

Los objetivos del tratamiento son restaurar la alineación y estabilidad y dejar que la tibia y el
peroné se consoliden en la articulación del tobillo. Una vez que estén cicatrizando o se consoliden
las fracturas, el cirujano ortopédico de pies y tobillo buscará restaurar el movimiento y la fuerza
en la articulación del tobillo del paciente.