Você está na página 1de 659

ALVAREZ


DL IN TULTIVA - SIN TE TI CA

': 3 4 9 52 3 TERCER GRADO


© Biblioteca Nacional de España
rr===== "
DL
1349523
"Sugerencias y Ejercicios"
LIBRO DEL MAESTRO.-TER.CER GRADO

CONTIENE:
L 0 El desarrollG completo de todas las lec-
ciones de esta Enciclopedia, con abundantísimos
comentarios morales y sugerencias· sumamente
prácticas.
2.0 ·tEl desarrollo de todos los ejercicios que
figuran en este libro.
3.0 Miles de problemas y ejercicios prácti-
cos que no figuran en la Enciclopedia por las
causas que alli se inqican.
4.0 El desarrollo completo -y extenso de to-
dos los puntos del cuestionario de Lenguaje,
con un plan original para poder llevar a la prác-
tica dichas enseñanzas con relativa facilidad.
5.o El programa desarrollado de Educación
f1Sica (niños y niñas), Canto, Dibujo y otras ma-
terias que, por su carácter exclusivamente práctico,
no figuran en el libro del alumno. l
1
1
"SUGERENCIAS Y EJERCICIOS"
-'
es el complemento indispensable de nuestras
Enciclopedias.
En su propio beneficio, recomendamos enca-
recidamente a los señores M.aestros su adqui-
sición.

© Biblioteca Nacional de España


.
l.
i

'
1
1
'

l
1
© Biblioteca Nacional de España
VJRCILIO

© Biblioteca Nacional de España


~ 71 ' 5 PO c¡r
'P l ~ · ·-)
e:
"rs.A..lo
' , N 8o N

ENC -I CLOP-EDIA
INTUITIVA, SINTÉTICA Y PRÁCTICA
(Ajustada al Cuestionario Oficial)

POR

ANTON I O ALVAREZ PÉREZ


Maestro Nacional de la Escuela Graduada
«Miguel de Cervantes», de Valladolid.

TERCER GRADó ·
(CorroopondJonto o.l térce :ro 1 cuarto CIJJ'80 de l pe.rlodo elemont).))

.:-.

Ilu straciones del Autor

1958
M 1 Ñ Ó N
S. A.
VALLADOLID

© Biblioteca Nacional de España


Zamora:, die 4 decembris 1954.
NIHIL OBSTAT:
DR. SBIW'IUS 0RDUjitA,
Can. Doctor.

IMPRIMATUR:
Zamora, 15 diciembre 1954·
t EDUARDUS, Ep. Zamorcmis.

ES PROPIP.DAD DEL AUTOR


QUEDA HECHO EL DEPÓSITO
QUE MARCA LA LEY

VIGilSIMO CUARTA EDIC I ÓN

ESTE LIBRO ESTÁ APROBADO POR EL MINISTER IO DE EDUCACIÓN


NACIONAL PARA SERVIR DB TEXTO EN LAS ESCUELAS DE ENSE-
NA~ZA PRIMARIA

(B. O. tls/ IJ. del 22 de o¡ouo de f95S)

Dep6slto Lcpl, M. l!o.j4.·Jf138

AlduJ, S. A. • ArEes Gri.ficu • Cuull6, 1ao.-Madrid.

© Biblioteca Nacional de España


PRÓLOG O

Tras utz curso completo de prueba, y después de haber contrastado las


sugermcias y opiniotzes de más de un cetztenar de competentes Maestros
e Inspectores repartidos por toda ia geografla de Espaiia, presentamos de
nueoo al Magisterio el Tercer Grado de mustra EnciclojJedia.
Las reformas en él i11troducidas hatl sido cuidadosanzente estudiadas y,
desde luego, todas están itzspiradas en /as necesidades reales q~~e los niflos
y /os Maestros sienten al potzerse frente a frente dentro de una sala
de clase. ·
No se lta11 despreciado en su confección los principios pedagógicos mo-
demos, pet·o en ningún monzento hemos perdido de vista lo q~~e por experien-
cia diaria sabemos q~~e las esC~telas precisan en esta clase de obras: nzenos
ieorta y más práctica.
A tal efecto, reducimos las lecciones a un mínimo indispensable y danws
a las lecturas y ejercicios mayor extensión y profundidad. Las lecturas se
refieren gerzeralmente a tm punto clave de la lección y sobre ellas p¡¡eden
hacerse, scgútz /os casos, ejercicios de redacción, recitación, narración y drama-
tización; sirvetz de base para hacer consultas en otros libros y contribuyen,
de manera decisiva, a despertar etz los nitios el afán investigador y se/eccio-
tzador, básico de toda sólida cu[ltua.
Es casi seguro q~~e la forma actual de este libro sea ya la defim'tiva.
No obstante, fieles a mustro firme propósito de facilitar hasta el máximo el
trabajo del maestro y el apretzdizaje de los niiios, cualquiera intiO'Oación
práctica qzte en el futuro se estimare como necesan'a seria introducida en él.
Completando a este Tercer Grado, hemos publicado un Libro del
Maestro, titulado «SUGERENCIAS Y EJERCICIOS». Rigurosanzente
ajustado al libro del alumno, .cada una de sus /ecciotzes cotzsta de las tres
partes siguientes : I."' Desarrollo de la /ecci611. 2.a Ejercicios q~~e figuran en
7
© Biblioteca Nacional de España
la Enciclopedia. (totalmente 1·esue1tos). 3.3 Otros ejercicios (más numerosos
e interesantes que los anteriores y también resueltos).
Aparte de lo dicho, en «SUGERENCIAS Y EJERCICIOS» figuran
desmTolla®s todos los ejercicios de LENGUAJE qu.e los Cuestionarios
seiialan, otras importa11tes materias que por su índole puramente práctica
no figumn en la Enciclopedia y /as interesantísimas Pruebas Objetivas,
que hasta ahora se habían publicado en un folletito aparte.
Esperamos que el abnegado y ejemplar Magisterio de Espaiia seguirá
honrándonos con su colaboración y ayuda. Por nuestra parte, proseguiremos
sin desmayo la tarea emprendida y no descansaremos hasta lograr para la
escuela el libro infantil, sencillo y eficaz, tantisimo tiempo esperado.

EL AUTOR

© Biblioteca Nacional de España


REL I GIÓN y MORAL

LECTURA 1.• NUESTRA RELIGIÓN ES LA VERDADERA

Es evidente que hay un solo Dios y también es evidente que una sola e idéntica
es la naturaleza humana.
Por lo tanto, no puede haber más que una religión verdadera: la que una al
género humano con el Dios verdadero y le tribute el culto debido. Las demás
son falsas.
Ahora bien, ¿podemos nosotros saber cuál es la verdadera religión, entre todas
las que se practican en el mundo?
SI; podemos saberlo, y _de hecho lo sabemos, porque el mismo Dios nos lo ba
revelado: la religión verdadera, la única verdadera, es la religión cristiana, católica,
apostólica y romana.
En efecto: en nuestra religión hay multitud de cosas reveladas por Dios: los
Mandamientos, el misterio de la Santísima Trinidad, el de la Encamación, etc., etc.,
y por si esto fuera poco, Jesucristo, que es el mismo Dios hecho hombre, nos pre-
dicó y enseñó su doctrina.
Pero ¿podemos estar seguros de que las revelaciones divinas de que habla nues-
tra religión no son alucinaciones de los hombres? ¿Podemos est~ seguros de que
Jesucristo era en verdad el Hijo de Dios y de que, como tal, nos enseñó su doctrina?
SI; podemos estar segurisimos de ello, porque tanto las revelaciones como la
vida de Jesús llevan el doble sello divino de las profeclas y de los milagros.
Las profecfns y los milagros son manifestaciones de poder, que están muy
por encima de las fuerzas humanas; sólo de Dios pueden proceder, y la religión
cuyas verdades y misterios estén avalados por este doble scllo divino tiene que
ser la verdadera.
Por eso podemos afirmar que nuestra religión es la verdadera.
9
© Biblioteca Nacional de España
L:iGCIÓN La

Religi6n.-Religión es la ciencia que nos enseña los deberes que


tenemos para con Dios y la flirtud que nos inclina a tributarle el culto
debido cumpliendo dichos deberes.
Religiones que hay en el mundo.- En el mundo hay muchas reli·
giones y cada una adora a un dios distinto; pero como solamente hay un
Dios, es evidente que sólo una puede ser la verdadera.
Religión verdadera.-Religión verdadera es la que adora al Dios
único y verdadero con las prácticas por Él enseñadas. Nuestra religión
cristiana es la verdadera.
Pruebas de que la r eligión cristiana es la verdadera.-La rcli·
gión cristiana es la verdadera, por dos razones principales:
t.a Porque Dios mismo nos lo ha revelado.
2.a Porque Jesucristo nos enseñó su divina doctrina y nos probó su
divinidad realizando profecías y milagros.

EJERCIC lO S
1.° Copiar calitrd[ICllmcnte tres veces:

2.• Rtdcui6n.-Despu!s de letr dos o tres veces la leetura de la lección, hoeer un breve ejer-
cicio de redacción probando en ti que auescn rcli¡i6a es lo verdadera.

LECTURA 2.• DIOS EXISTE


Cuando vemos unos cuantos medios ordenados y encaminados hacia la cons~
cución de un fin, no tenemos más remedio que reconocer que hao sido ordenados
por alguien.
¿Puede admitirse que las cosas estén ordenadas por casualidad?
Echad las piezas de un reloj sobre una mesa. ¿Se ordenarán y se colocarán ellas
solas hasta formar un magnifico reloj? ·
De ninguna manera. Es preciso que un hábil relojero las aju~te y las coloque
en su lugar adecuado.
Pues bien, mirad en una noche estrellada los miles y miles de puntos brillan·
tes que pueblan el firmamento. Son como delicadas piezas de un reloj gigantesco.
Parecen débiles lucecitas y son mundos muchJsimo mayores que la Tierra; par~
ceo inmóviles y llevan una velocidad vertiginosa; parecen colocados arbitraria-
mente y recorren un camino fijo sin desviarse jamás de él.
Alguien tiene que haber hecho las piezas de ese magnifico reloj unive.rsal; alguien
lo tiene que haber puesto en marcha; alguien lo conserva siglos y siglos, sin que se
note en ~1 la más mlnima averfa.
10
© Biblioteca Nacional de España
'l'ODRS LJIS COSAS CREADAS
f'ORMAN Ut<R INM&NS.A C.AOE'.W\ Y SOT,..O
se exPt.lC.AN 'PONle.Noo EN su ORIGEN R DIOS.

Y ese alguien, ¿quién será?


Ese alguien no puede ser otro que un ser dotado de un poder infinitamente
mayor que el de los hombres. Ese alguien es DIOS.
Luego, DIOS existe; necesariamente tiene que existir, porque si no existiera,
¿quién ha hecho el mundo? ¿Quién lo pone en marcha? ¿Quién lo dirige y quién
lo conserva?

LECCIÓN 2.~

Dios: pruebas de su existencia

Dios.-Dio s es un Señor infinitamente bueno, poderoso, sabio, justo,


principio y fin de todas las cosas, que premia a los buenos y castiga a
los malos.
Pruebas de la existencia de Dios.-Pru eban la existencia de Dios
los siguientes hechos:
l. o La existencia del mundo.
Que el mundo existe es indudable; nosotros no lo hemos hecho, ni I3S cosas que hay en ti pue-
den haberse hecho ellas por si sol3s. El huevo procede de In gallina y In gallina del huevo. Pero, en
su orjgco, ni el huevo oi la gallina pudieron hacerse a sf mismos. Hay que admitir, por lo tanto,
un ser que haya existido siempre, que no deba su Cltistcnda a nadie y que baya creado todas las cosas.
ll$c ser es Dios.
2. 0 Todas las cosas creadas guardan un orden admirable y no puede
haber orden sin ordenador. El ordenador del mundo es Dios.
3.0 La creencia general de todos los hombres.
Lo5 2.500 millones de seres humanos que hay en e.l mundo adoran n distintos dioses, petO todos
admiten la existencia de un ser superior a los hombres.
4. 0 La revelación hecha por el mismo Dios.
Hay muchos hombres (Abraham, Moisés, cte.) que han nfi.rmado h•bcr tenido eomunlcsclón
sobreno tur~l con Dios y han heclio erc.lble su afirronción, realizando mila¡ros.

11
© Biblioteca Nacional de España
EJER CICIO S
t.• R"itación.-Copiar, aprender y recitar:

A UN JOVEN ATBO
Alza la viste, y cl3vado,
ponln en millone¡ de c:sucllas
que de tojo esmalt8J'l, bellas,
la atta región azulada;
mira la Luna colgada
del Ylclo con gran peso,
y la Tierra en ~ exceso
sobre nada lOStcnida,
y dime nbora, por tu vida,
sino hay Dios, ¿quien ho hecho eso?
{DE AI.BORA DAS.)
2.• Copiar ca/igr4ficamtn!l tr.s tlccts:

3.• Rt4a<Ci6n.-Desput s de estudiar la lección, hacer un ejercicio de redacción


tencia de Dios. Una vez corregido, pasarlo ni cuaderno po11i6ldole como sobre la exis-
c:ncobezamiento el si·
GUiente ejercicio de rotul::tción: ·

10110§ lEXJIS1f1E
EL GRAN CONSU ELO
'jo tengo un 1Pndre allá en el alto cielo
Oue a los hijos de ltldán ve con tcmum,
Y si les da 111 copa de omargurn,
1Les da también su celestial consuelo.
1Iengo un lbcrmano que en el triste suelo
1Por el hombre vertió su Snngrc pura,
y aquel flronsolador que, en gran ventura,
~:11nbia las tíbins lágrimas y el duelo.
1i:lo¡;, que me hace llomr 1F1aturnle3n
Y me cerca de sombras y de horrores
J)De vuelvo a tu benévola gronde3a.
Y si a 1Ii no dirijo mis clnmorcs,
¿l13 quién he de acudir en mí tríste3a?
¿al quién he de acudir en mis dolores?
j'j)anuelll!orpio. (IIDéjico.)

12
© Biblioteca Nacional de España
Don Manuel Carpio nacid en Casamaloapán
(MijiC<J) en 1791. Fui midiC<J de profesión, pero
también s1 dedicó a la polftica y al culrivo de la
lireratura. Como polftiC<J llegd a ser dipuuulo, y
como liruato, sus profundos conocimientos de lite-
tttra, linlfttlsrica, histdria, filosofla, etc., le pemri-
tiiTOtt tratar as1111tos muy diversos. Stts poesfas
tietun 1111 marcado sello personal y COtltribuyeron a
sacar a la literatura mejicatUl de la postracidn en
que yacla. Emre sus obraS merecen mmcidn: la tra-
duccidn de los •Aforismon de Hipdcrates y las titu-
ladas «Pocslast, •La Tierra Sama• y •Medicina
doméstica•.

LECCIÓN 3.a
Atributos divinos

Atributos· divinos.-Se llaman atributos divinos las distintas per-


fecciones que nosotros consideramos en la perfección única e infinita
de Dios.
Los principales atributos divinos son: Unidad, Simplicidad, Eterni-
dad y Omnipotencia.
Unidad.-La unidad divina quiere decir que solamente hay un Dios.
Si hubiera dos, ninguno de ellos seda Dios, ya que uno no podría mandar
sobre el otro.
Simplicidad.-La simplicidad quiere decir que Dios es puro y sim-
plicísimo espiritu, no estando, por lo tanto, compuesto de partes ni unido
a materia alguna.

13
© Biblioteca Nacional de España
Etern idad.- La eternidad quiere decir que Dios ha existido y e.xis-
tirá siempre. Dios no ha tenido principio y tampoco tendrá fin.
Una circunferencia peñecta no tiene principio ni fin; Dios tampoco lo
tlene.
Omni poten cia.-L a omnipotencia divina significa que Dios puede
hacerlo todo, pues para Él nada es imposible.
Sin embargo, Dios no bace lo que es contradictorio, como, por ejemplo,
y tampoco hace n1nl, porque Dios es bondad infinita. un circulo cuadrado

Otros atribu tos divino s.-Otros atributos divinos son: la inmen-


sidad, o sea, que Dios está en todas partes; la sabiduría, es decir, que
Dios todo lo sabe, porque es inteligencia infinita, y la bondad, o sea, que
es infinitamente bueno.
EJER CICI OS
1.• Copiar, aprender 1 recitar la poesla que precede a la lección.
2.0 Rd=Wn .-Expre so por escrito y en prosa lo que a tu juicio quiere
ejercicio anterior.
decir In poesla del

LECTU RA 4.• LOS ANGE LES


Los ángeles son WIOS esplritus puros, es decir, que
alguno. No obstante, con frecuencia se han presentado anolosestáñ unidos a cuerpo
hombres bajo forma
corpórea, y nosotros, para ayudar a nuestra imaginación, en forma corpórea sole-
mos representarlos. ·
Su poder y sabidurla es muchfsimo mayor que el de los demás seres
y prueba de ello es que Ull ángel mató en una noche a todos creados,
los primogénitos de
los egipcios y otro mató, tambien en una noche, a 185.000 soldado
En cuanto a su niÍillero, se puede afirmar que es mayor que el sde
asirios.
los hombres
que han vivido y vivirán en la Tierra.
Están dotados de gran hermosura y majestad, y fueron creados en
gracia; pero sometidós a una JjíJ!eba pam que se estado de
de Dios, parte de ellos, acau · dos por Lucifer,hicieran merecedores de la visión
se rebelaron contra su Creador.

14
© Biblioteca Nacional de España
Las Sagradas Escrituras nos dicen que runa lucha se trabó en el cielo entre
Miguel y sus ángeles y Lucifer y los suyos, y LucifC(I' fué precipitado con sus ánge-
les y no apareció más en el cielot.
Los ángeles malos son ahora los demonios del infierno, y los ángeles buenos cielo,
cumplen la misión para que fueron creados: alabar y bendear a Dios en el
defender la Iglesia y custodiar a los hombres. custodio
Es doctrina de fe que cada hombre tenemos a nuestro lado un ángel
que por encargo de Dios vela constantemente por nosotros , defendiéndonos contra
ndo
los peligros materiales y espirirua!es, inclinándonos hacia el bien, presenta
nuestras súplicas a Dios y uniendo las suyas a las nuestras .
Por estos motivos debemos resp:tar su presencia, tenerle gran devoción y hon-
rarle todos los días.

LECCI ÓN 4.a

Los Ángele s

Los Ángele s.-Los Angeles son unos espiritus puros, creados por
Dios, que están dotados de una inteligencia y un poder superior a los
hombres. pruebo para q,;e a una
Los iingcles fueron oreados en estado· de gracia, pero Dios los sometió
se hicieran merecedores de su visión.
Rebelión de Lu-
cifer.- Un ángel lla-
mado Lucifer quiso ser
tan grande como Dios
y se rebeló contra Él
en unión de otros mu-
chos; pero el Arcán-
gel San Miguel, acom-
pañado de ángeles bue-
nos, después de pelear
con ellos, los arrojó a
los infiernos.
Los óngcles molos, arrojo-
dos dd ciclo con Lucifer, son
ahora los demonios del in-
fiemo.

Ángel es buenos :
su misíón .-Ange les
buenos son los que
fueron fieles a Dios.
Su misión es bendecir
a Dios, defender la
Iglesia y guardar a los hombres.
15
© Biblioteca Nacional de España
El ángel custodio.-Se llama ángel custo<lio, el ángel bueno que
por orden divina acompaña a cada hombre procurando su salvación
eterna.
Bl lingel custodio nos acompalla por todu putes y debemos tenerle muchJI reverencia y do-
voción, encomcndlindonos a ~1 cada dla con la si¡¡uiente oración: •Ángel de Dios que por la divina
piedad me fuisteis d>do para mi ¡¡uarda; Uumloame, protégeme y dirlgcme en este dla, amén.•

EJERC ICIOS
1.• Copiar cD/irr4fiavnm" tru tuus:

2.• Recitacidn.-copiar, aprender y recitar:

LOS CUATRO ANGELES OB LA GUARDA

Cuatro ángeles Cuatro lingcles


tiene mi cama. para cl trabaio.
Cuntro &ngelcs Cuatro 4ngcles
que me lo guardan. el corro que me lleva.
Cuotro lingcles Cuauo&ng<l es
mi mesa tiene. para mover 1\U ruedas.
Cuatro lingeles Pero un solo lingel
que 1• abanecen. tiene mi espl.ritu,
Cuotro llngclcs un solo ilngel:
tiene mi arado. el m4s antiguo.
B. O'ORS
LECTURA 5.• ¿Y DESPUl!S?

il:J un nt.lncebo un ondano prc!JIIIlloba,


Y al .1ncaano el mancebo rtspondio
1!o que ooy o contar, pues que posnbo
!El caso un oternes o In oero mia.
-¡,Y qué ptensas. rú ser? -Seré abo¡¡odo,
®uc es carrem de lustrr y de provecho.
-Y ¡,después? - !Pcriodtsra y dtpu!Ado.
lDucs IWIJO buena lob1J y mucbo pccbo.
- ¿'J después~? - 'iocaremos el re¡¡islro
®ut en las altas regtones tonto ayudo,
Y en hal1.1ndo oe.lstón stré J}Dinílllro.
-¿'J después? ·- _v!Díllonario, ¡,quién lo duda?
10accrme neo sm rardnn3o espero,
~:)( es muy Inste -otvir en aprerurils.

16
© Biblioteca Nacional de España
-¿y después? - 'IDaré suelta a mi dtncro
lfn palactos y coches y aventuras.
-¿Y después? -§eré conde, según pienso
® marqués y una gran cru3. lo que es muy grato.
- ¿y después? - 'IDisfrutando dtl incienso
J.Srilloré entre la pompa y el boato.
-¿Y después? - Sonriéndome la suerte,
1Luengos años veré go)«ndo en calmB.
-¿Y después? - Ya después, ¡ob 'liDios! la muerte.
-¿Y después? ¿Qilué hay después? - lPerder el alm11.
· lEs lo pena que aguarda el majadero.
@uc en esa J.811bilonia a que tu aspiras,
Se olvida de buscar a IDtos primero
i:ljustando a su ley todas sus miras.
¿IDe qué sirve lograr el mundo entero,
St el alma pierdes, si en pecado expiras?
- ¡i:ly! basta (el joven replicó al anciano);
lf.nticndo la lcwón; no será m vano.
€ . /crndndc;

Don Coyctono Fcrnándcz y Cabello nació ttl


Cddiz e11 r8;zo, y fué abogado, pero al morir su ~sposa
e hija se hizo sacerdorc. Isabel l l le encargó la educa-
ción de A/f mo XII, y llegó a ser académico de la Lm-
gua. Hombre de '114Srlsima culwra, debe pn'ncipalmcnte
su popularidad a .rns •Fábulas ascéticas«, las cuales so11
muy on"giMies y smcillas, :le lenguaje cascizo y mora-
kja oporllllla y 11arura/. Orras obras Sllyas son: tSolu-
cidn cardlica del misun'o de la pobrezcn, •El gran Cas-
taña• (nqt¡ela picaresca) y gran número de poeslas.

LECCIÓN 5.a

El hombre y su alma

Creación del hombre.- Las Sagradas Escrituras nos dicen que


Dios creó al hombre, haciendo a su imagen y semejanza una estatua
de barro y soplando luego sobre ella para darle vida.
I!Jta nOJTaci6o tan sencilla nos mseña uns ••erdad muy profundo: que d cueTPO prollime de
la tierra y a lo tiCTTa volveré cuando muera, y que el alm2 es un soplo divino, que proviene de Oiot
Y que a SI volverá c11411do muramos. •

17
2 .. TD.CIJ\ ORADO,
© Biblioteca Nacional de España
Cl E. LO

E l alma.-El alma es la parte espiritual del hombre. Gracias a ella


el hombre vive y entiende, gozando de libertad para conocer, amar y ser-
vir a Dios.
La existencia del alma puede probarse por sus actos. Cu:t.ndo nosotroS vemos una C0$8j no soc
los ojos los que la ven (los muertos tambi~ los ticnc:n y no ven), sino un principio interior que
llevamos: el alma.
Prueba de que el alma exist e.-El alma existe porque asl nos lo
enseñó Jesús cuando dijo: «¿De qué aprovecha al hombre ganar todo el
mundo si pierde su alma?&
P ruebas de que el alma es inmortal.- Prueban la inmortalidad
del alma:
l.0 Las palabras de Jesús: tNo temáis a los que matan el cuerpo
y no pueden matar el alma.&
2. 0 La aspiración del hombre a vivir después de la muerte.
3.0 La necesidad justa de que sean castigados o premiados, des-
pués de la muerte, los hombres que en la tierra no hayan recibido su
merecido.
EJERCICIO S
1.• Ruiuuimr.-Gopiu, aprender y recitar lo poesla que precede o la lección.
2.• Rtda<cWn.- Haeer un ejercicio de redacción explicando cl contenido de la poeslo anterior.

LECTURA 6.• EL JUICIO PARTICULAR Y EL UNIVERSAL


Se llama juicio particular el juicio que cada alma sufre inmediatamente después
de la muerte.
En el mismo instante de separarse del cuerpo, el alma se presenta ante Jesucris-
to, e iluminada por un destello divino ve con toda claridad lo bueno y Jo llllllo que
a Jo largo de su vida ha hecho y recibe una sentencia eterna, justa e inapelable.
18
© Biblioteca Nacional de España
JUlC.lO.

Después, al llegar el fin del mundo, el Hijo de Dios resucitará los cuerpos de
todos los muertos, los unirá a sus almas respectivas y se celebrará el juicio uni-
vcr al.
Jesucristo se presentará ante los resucitados; los ángeles separarán a los buenos
de los malos y una doble sentencia será pronunciada por el mismo Jesús: eVenid,
benditos de mi Padre, a tomar posesión de mi reino; id, malditos, al fuego eterno•.
Y es entonces cuando el cuerpo, que durante la vida acompañó al alma en sus
placeres pecaminosos o fué causa de ellos, marcha, unido con su compañera, a
sufrir el castigo eterno o a gozar de la eterna bienaventuranza que Dios tiene pre- .
parada para los q.ue en este mundo observen su Santa Ley.
Entre las vanas señales que la Sagrada Escritura nos da sobre la aproximación
del dJa del J uició Final, citaremos las siguientes:
1.• La predicación del Evangelio por todo el mundo. 2.• La aparición de un Anti-
cristo o personaje que se hará pasar P.Or Cristo y arrastrará tras de sl a muchas
gentes. 3.• La incredulidad y desviactón de la Iglesia de casi todos los hombres.
4. • La a¡¡>arición de EU , y Henoc para luchar con el Anticristo, predicar penitencia
y restitwr la fe a los hombres. 5.• La conversión de los judJos.

LECCIÓN 6.•

Los Novísimos

Los Novisimos. -Se llam.an' Novísimos las últimas cosas que le so-
brevendrán al hombre. Los Novísimos son cuatro: muerte, juicio, infierno
y gloria.
La muer te.-La muerte consiste en la separación temporal del alma
y el cuerpo.
La muerte es una consecuencia del pecado original, y es buena o mala según que se muera en
gracia. o en pecado.
El Juicio.-El juicio consiste en la presentación del alma ante Dios
19
© Biblioteca Nacional de España
para ser juzgada y recibir el premio o castigo eterno, según que su vida
haya sido buena o mala.
Además del juicio particUlar, que se celebra inmediatamente después de l3 muerte, al fin del
mundo habrá un Juicio universal, en el cual- seremos juzgados colectiva y públicame:ntc.
El cielo.-El cielo es el lugar donde van las almas fieles a Dios, para
ser eternamente felices.
Aunque al hablar del Cielo nos lo imaginamos arriba e instintivamente levantamos los ojos hacia
élJ nado. se sabe acerca de su verdadero lugar.
El infierno.-El infierno es el lugar adonde van las almas recha-
zadas por Dios. Las almas del infierno sufren dos penas: la de no poder
ver a Dios (pena de daño), y el tormento del fuego (pena de sentido).
Nada se sabe tampoco acerca del lugar del. infierno.

EJERCICIOS
1.o Copt'ar cali'gtáji&ament4 6 veces:


·~
1
de
1
tM,o 'Vl~h,;NYl.onLnJ'\
¡------.. ---···- tt ~
~~·'' .
2.0 Reciraci6u.-Copiar, aprender y recitar:

QUE MUERO PORQUE NO MUERO

¡Ay! ¡Qué lorga es esta vida,


qu~ duros estos destierros,
e sta cárce.l y estos hierros,
en que el alma está mctldal
Sólo esperar la salida
me causa dolor tao fiero
que muero porque no muero.

AquelJa vida de aniba


es la vida verdadera;
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva:
SANTATERESA
LECTURA 7.•

Don José M.• Gabriel y Galán nacid en Frades


de la Sierra (Salamanca) en el año r8¡o y murid
en 1905. Maestro Nacional, remmcid a los puestos
que en la Corte le ofrecieron y se entregd de lleno al
cuhivo de sus tres amores: familia, campo y poesia.
Quizá ningún poeta supere a este hombre sencillo en
impiració>¡ y en altura de pensamientos. Unas veces
en extremetio y otras en castellanc, canta como tw.dis
la paz que Dios ha desparramado por los campos, en las
almas y en el senc de las fat,:ilias honradas.
20
© Biblioteca Nacional de España
• 1
1Ley de ~rísto ~.

1[(y de ~risto: tú fecundos,


fortaleces, purificas,
acrisolas, ¡¡lorificos,
¡y de p03 el mundo inundas!
11Lc~ de ~risto: tú ennobleces,
sonne los entendimientos,
sublim.1s los sentimientos
y la patria robusteces!
'li>c tu h.13 divma en pos
seguro vn el que comino,
porque todo se íluminn
con el códi¡¡o de lDios.
lf.n ti por ~risto nncilnos
y o ~risto en tí confesamos.
¡1Lcy de ~risto: te amtamos!
¡1Lc~ de ~risto: te seguimos!
1Flucstro cristiano nacer
traiga el cristiano v1vir;
nu(stro cristiano morir
como el 'l'ivir bo de ser.
'mal serri nuestra uisrcncío,
¡divino ~ódigo viejo!:
tu tetra en In inteligencia;
tu sentido, rn la conciencia,
y en las obras tu reflejo.
J. JE).• c!iiJbritl t t5alán
( /tl¡m. chl''(rmcl•mo") '--------------~

LECCIÓN 7.a
La moral
La moral cristiana.-Moral cristiana es la que, siguiendo las doc-
trinas de Cristo, tiene por objeto dirigir los actos humanos hacia la sal-
vación eterna.
Actos buenos y malos.-Actos buenos son los que nos acercan a
Dios, y malos, los que nos separan de Él.
La Ley y la conciencia.-La Ley es la regla exterior que nos indica
si nuestros actos son buenos o malos. La conciencia es la norma interior
que nos dice cuAndo obramos bien y cuAndo obramos mal.
Clases de leyes.-En realidad no hay más que una ley: la voluntad
de Dios; pero suelen distinguirse tres: eterna, natural y positiva.
21
© Biblioteca Nacional de España
Ley eterna .- Ley eterna es la voluntad de Dios, que manda que el
orden establecido por Él en la Naturaleza sea respetado y prohibe que
sea perturbado.
Una piedra lanzada hacia arriba vuelve a caer: obedece a 1~ ley eterna de la gravedad.
Ley natural. -Ley natural es la ley eterna que, aplicada al hombre,
se manifiesta por·medio de la conciencia.
La ley natural dijo a Caín, por medio de su conciencia-> que e l mntar a su hermano eza un acto
malo; sintió remordimiento y huyó.

Ley positiva.-Ley positiva es la dictada por un legislador.


Cuando el legislador es Dios, la ley se llama divina, y cuando lo es el
hombre, humana.
La ley humana puede ser, a su vez, civil o eclesiástica, según que sea dicradn por la autorjdo:d
civil o por la Iglesia.

EJERCICIOS
1.• Ruira<i6rt.-Copiar, aprender y recitar la poesía que precede a la lección.
2. 0 Elocrui6n.- Aprendida la poesía, expresar en prosa y en In forma más corrreta posible su
contenido.

LECTURA 8.• LA CONCIENCIA Y SUS CLASES


La conciencia es una especie de juez que llevamos dentro y que en cada caso
nos dice si los actos que vamos a ejecutar son buenos o malos.
D ios ha dado· a cada hombre una conciencia recta, pero en muchos casos el
pecado, la ignorancia y las pasiones la han deformado, y d e abl las distintas clases
de conciencia: recta, errónea, cierta, dudosa, perpleja y escrupulosa.
Conciencia recta es la que siempre juzga bien, y conciencia errónea es la que
juzga equivocadámente. Tengamos una u otra, hemos de obrar siempre de acuerdo
con su dictado.
22
© Biblioteca Nacional de España
····· ...:· ··..·,..... ..
------ .· .... ·····.
···-::- ··..
(j~:;;;;?:......... . . ·········· ...oo:::.:··
~C<>1a<l
...
"
n.u&¡,_ \
. •. ·.

\. ·~' /L.h.J';. 1 \},?' /
: 1 e tí--:- · ··· · ·.·.. '}'··.:~:..-·-
\.. .:.:··. ···:
······· _../·········.. ......... .
~. ...,..·
..·· ........·· .·.··

Supongamos que dos personas van a realizar un acto. Una era cree que es pecado
y la otra que no lo es. Realizado el acto se enteran de que si, en pecado. La pri-
mera , de conciencia recta, y que juzgó bien, pecó; la segunda cambio, no pecó.
Tenia conciencia errónea, pero no pecó porque obedecla al dictado de su con-
ciencia y obró con arreglo a él. ·
Ahora bien, para obrar Ucitarilente es preciso tener conciencia cierta. ente, El que
y
tiene conciencia dudosa debe deshacer la duda informá ndose debidam
cuando esto no sea posible, básteles saber que la ley dudosa no obliga.
Ejemplo: Tengo duda sobre si puedo faltar a Misa ante tal ocupación;real, debo
si
informarme en primer lugar, pero, si esto no fuera posible, ante la duda
falto. no peco. no
Cuando uno tenga conciencia perplej a, es decir, que entre dos caminos malo.
sabemos cuál tomar para no pecar, debemos tomar el que parezca menos
Tal es el caso del que acompañando a un enfermo tema: faltar a la caridad,
si lo deja solo, y faltar al precepto de oir Misa si no lo deja. ¡: cosa ven
Conciencia escrupu losa es la propia de aquellos que en eualquie errónea y, en
peligro de pecado. Es esta concienc ia una variedad de la concienc ia
cuanto se conozca, debe ser rechazad a.
Para que la conciencia no se deforme es preciso cultivarla, protegerla, vigilarla
y, si prectso fuera, enderezarla.

LECCI ÓN 8.~
La concie ncia

La concie ncia.-L a conciencia es una especie de juez que llevamos


dentro de nosotros y que en cada caso nos dice si los actos que vamos
a ejecutar son buenos o malos.
La concie.nci3 es la norma intcma que juzga nuestras acciones.
Clases de concie ncia.- La conciencia puede ser: recta, errónea,
cierra, dudosa, perpleja y escrupulosa.
23
© Biblioteca Nacional de España
Concienc ia recta y err6nea.-Conciencia recta es la que juzga
bien, y errónea, la que juzga mal.
Hay que obrar litmpre según el dictamen de la conciencia, yo sea rec-ra, ya se3 euóne:a.

Concienc ia cierta y dudosa.- Concienc ia cierta es la que al juzgar


un acto no teme equivocarse, y dudosa es la que no está segura de si va
a obrar bien o mal.
Paro obrar lldumenre es preciso tener conciencia cierta; no obstrune, lo ley dudosn no obli¡r.~.

Concienc ia perpleja .-Concic ncia perpleja es la que puesta entre


dos preceptos, teme pecar, cualquiera que sea la decisión que tome.
Bn este caso se debe tomar el camino que pare-zca menos mnlo.
Concienc ia escrupu losa.-Conciencia escrupulosa es la que teme
pecar en todo.
Esta conciencia, W1a vez conocida, debe rccbo.z:use.

EJERC ICIOS
1,• Copiar, aprtudcr y rcc;,a,.:

EL LEf:IO, LA CARCOMA Y LA CONCIENC IA

-¿Por qu~ talmdras con tanto empeño


mi pobre cuerpo? -decfa ellcilo-.
¿;De mis entrañas no has de salirte?
-He de 1eguirtc.
-¿Y hacls duroblcs mis penas fie.ros1
- H uta que mueras.
-¿Dime quibl eres, hu~ped tirano,
que ningúo ruego ru snñ:t domo?
-Soy un gusnoo:
Soy lo carcoma.
-¿Porqu~ me roe tu agudo diente?
--clamaba a voces un delincuente -.
Deja mi alma, gus11no horrible.
-No, no es po~ iblc .
-Y esta tortura cruel, homicida,
~duro r4 mucho?
-Toda la vida.
-Qui~ eres, dime, que as! te plugo
ser el martirio de mi existencia?
- Soy tu verdugo:
Soy la coocie:ncin.
J. SALA.

2. • Problema de contimca'a,-Cootestar por escrito al siguiente problema: Una persono se dis-


pone a comer carne en un día de cuaresma, pero Ignora si en dicho dla se puede comer tal aUmento.
¿Qu~ debe h:U::i:r? 85cribi_
r todas las soluciones que se os cx:urrnn.
S.o Una persona muy cristiana entr-a w la icJcsia y se dispone a comulgar, pero de pronto se
<la cuenta de que, por dístraec!On, no tomO a¡ua bendita al entrar. ¿Puede eomulgor? Caso de no
hacerlo por temor a cometer un sacrilegio, ¿qué clii$C de conciencia crees que llene?

24
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 9·" A UN RICO
¿®uién te ba dado fu bacíenda o tu dinero?
® son el fruto del trabajo honrado,
o el haber que tu padre te ha legado,
o el botín de un lad rón o un usurero.
~í el dinero que das al pordiosero
te lo dio tu sudor, te has sublimado;
sí es herencia, ¡cuán bien Jo bBs empleado!;
sí es un robo, ¿qué das, mal caballero?
Yo be visto a un lobo que, de carne abíto,
dejó comer los restos de un cabrito
o un perro ruin que presenció su robo.
JiDeja, ¡oh rico!, comer Jo que te sobre,
porque algo más que un perro será el pobre
y tú no querrás ser menos que un lobo.
:¡¡. ~.• c5abriol t Ql;~lán

LECCIÓN 9.a
Las virtudes teologales
Las virtudes teologales.-
Las. virtud~s teologales son tres:
fe, esperanza y caridad.
Fe.-Fe es la virtud que nos
inclina a creer todo lo que Dios
nos ha revelado y lo que la
Iglesia nos propone para que lo
creamos.
El motivo de la fe es la auto-
ridad de Dios, que no puede en-
gañarse ni engañamos.
Las causas principales de la incredulidad
son: lns pasiones, los vjcios, la soberbia y la
ignorancia.
Esperanza.-Esperanza es la
virtud que nos inclina a esperar
de Dios las gt:acias necesarias
para alcanzar la vida eterna.
Contra la esperanza puede pe-
carse por presunción y por deses-
peración. ·
L,:1 presunción consiste en confiar excesi ..
V3mcntc en ln salvación, despreciando los
L J medios que Dios nos ha dado para conse-
------------------~
25
© Biblioteca Nacional de España
guirla. La desesperación consiste en desconfiar de la bondad de Dios al creer que nuestros pecados
no serán perdonados.
Caridad.-Caridad es la virtud que nos inclina a amar a Dios por
ser Él quien es, sobre todas las cosas, y al prójimo como a nosotros mis-
mos por amor a Dios. -
El amor a Dios debe ser pcrfecro, de predilección y prácrico. Es perfecto cuando lo am•mos
por ser e1
qufc~ es y no por los beneficios que nos haY.a conccdjdo o esperamos que nos conceda;
es de predilección, cuando preferimos su amor a todo lo demás, y es prúctico, cuando lo demostramos
con obras.

EJERCIC IO S
¡;¡-
1.o Reali.z.1r en vuestro cuaderno el siguiente ejercicio de rotulación y copiar debajo, cnligr:l-
ficamcnte, la poesía que sirve de lectura n la lección.

LECTURA xo. LA VIRTUD Y EL VICIO

l!i:on diabólico csfuer3o


·1Por su camino,
Jf.l 'llido 'llll corriendo
Ql:on desatino.
JlDíentr!ls despacio
1La 'llirtud va. siguiendo
.Su eterno espacio.
íllquél le grita: -'-¿íBdóndc
Ql:oms tan 'lliva?
Y la 'llírtud responde
'Qlambíin festí'lla:
- 1Repare el majo
®.uc yo VO"\! cuesta arriba
Y tú cuesta abaío.
€BytfQno fcrnánde3

LECCIÓN 10

Las virtudes cardinales

Virtud.-Se llama Virtud un hábito o costumbre que nos inclina a


practicar el bien.
Las virtudes cardinales.-Las virtudes cardinales son cuatro: pru-
26
© Biblioteca Nacional de España
<

dencia, justiéia, fortaleza y templanza. Se llaman cardinales porque


sirven de fundamento a las buenas acciones.
P rudencia.- Prudencia es la virtud que nos enseña a obrar bien.
El hombre prudente es diligente, discreto y previsor.
Justicia.- Justicia es la virtud que nos inclina a dar a cada uno lo
que en derecho le corresponde.
El hombre justo es loborioso, recto y veraz.
Fortaleza. -Fortaleza es la virtud que nos inclina a vencer los obs-
táculos que se oponen a la práctica del bien.
El hombre fuerte es constante, p3ciente y cumplidor de sus deberes.
Templanz a.-Templanza es la virtud que nos inclina a guardar
moderación en el uso de las cosas que halagan nuestros sentidos.
El hombre que tiene templ3ll%• es modesto, tiene buenos modales y es sobrio, mienrras que el
que no la tiene~ es iracundo, avaro y de: malas costumbres.

EJERCIC IOS
1. 0 RC!'citación.-Copiar, aprender y rec.itor l a poesía que sirve de lectura a lo. lección.
2. • B/ocuci6n.-Aprendida la poesla del ejercicio anterior, expresar en prosa y en la formo rruls
correcta posible su contenido.

LECTURA 11. LA BLASFEMI A


La blasfemia es un pecado gravbimo que consiste en pronunciar con desprecio
el nombre de Dios de la Virgen o de los santos, o en pronunciarlos añadiéndoles
una frase injuriosa.
A los ojos de la fe, la blasfemia es un delito que de ninguna manera puede ser
atenuado con las disculpas de la ira o del hábito, porque la ira es un vicio y los
hábitos malos hay que combatirlos.
Bl hombre blasfemo se pone por debajo de los animales irraciollales, ya que
el perro no muerde a su amo aunque éste le castigue. Puede decirse de él que es
peor que los mismos demonios, porque, si éstos blasfeman, lo hacen acuciados por
27
© Biblioteca Nacional de España
los tormentos del infierno, mientras que el hombre reniega de su Dios rodeado de
beneficios por todas panes.
A los o¡os de la razón, la blasfemia es un misterio. Misterio es, en efecto, que
se blasfeme de Dios, de Jesucristo, de la Virgen o de los Santos, y no se blasfeme
de Mahoma, de Buda o de Confucio. Y misterio es también que sean los cristianos
precisamente los que blasfemen, y entre los cristianos, preferentemente los católicos.
En la vida social la blasfemia es una groserla, puesto que con ella se viola el
derecho que las personas creyentes tienen a que sus sentimientos y creencias sean
respetados.
Porque la blasfemia es un pecado gravfsimo ante Dios y una groserfa en la
vida social, contribuyamos a desarroigarla de la sociedad, manifestando nuestro
desa~ado al oirla de labios de un superior; censurándosela a nuestros iguales y
prohibiéndosela a nuestros inferiores.

LECCIÓN 11
La blasfemia, el juram ento y el voto

La blasfemia .- La blasfemia consiste en decir palabras injuriosas


contra Dios, la Virgen o los Santos.
La blasfemia es un pecado gravisirno ante Dios y una grosería en la
vida social.
El juramento.- EI juramento consiste en poner a· Dios por testigo
de una cosa que afirmamos o prometemos.
El juramento ücito.~Para que el juramento sea lícito tiene que
reunir tres requisitos: verdad, justicia y necesidad.
Se jur1 coa verdad, cuando creemos que es cieno lo que se dice o lo que se promete; se juro
con justíeh:a, cu!llldO el juramento se refiere a uo:a cosa justn, licita y honesta y se- juro. con nccesidnd,
cuando hay causn grave o, por lo menos_, suficiente pllrO bttcer el juramento. El que juru sin vetdlld.
peca siempre mortalmente; el que ju.ra conua jusdcin, pecn morr:s.lme.ntc si la injunicia es gra.ve
y el que ju.ra con verdad y justicia, puo sin necesidad, comete:, generalmente, un pcc:ado vt:niat.
El voto.-EI voto es una promesa hecha a Dios de una cosa buena
o mejor que su contraria.
Para que el voto sea válido, la promesa ha de ser de posible cum-
plimiento y sobre cosa bue.na.
Si b.ccha la promesa, se hace imposible su cumplimiento, el voto cesa sin necesidad de dispenso.
El voto sobre una cosa mejor que su contraria oo tiene valor, como por ejemplo) el voto de t.eastrse•.
Bl voto, finalmente, púede ser anulado cuando ncarren alg1Íil pcrjwcio al prójimo.

EJ ERCIC I OS
1.• Redacci4n.-Después de leer tres o cuatro veces In lccruro de In lección, hacer un ejercicio
de redacción sobre su contenido. Una voz corregido, pasarlo al cuaderno pooitodolc como encobe·
zamiento el siguiente ejercicio de rotulación:

{a blasfemia 28
© Biblioteca Nacional de España
'
LECTURA 12. EL DESCANSO SEMANAL

El origen del descanso semnnal


lo encontra111os en el mismo diario
de la creación del mundo: el s6primo
d.la Dios descansó.
Posteriormente, el Decálogo seiia-
ló a los jud.los· el día del sábado para
que lo santificaran, pero la Iglesia,
desde los tiempos apostólicos, susti-
• tuyó el sábado por el domingo, pues
si el sábado recordaba a los judlos la
liberación de la esclavitud de Egipto,
el domingo recuerda a los cristianos
la Resurrección de Jesús y la Venida
del Esplriru Santo.
Por otra parte, el descanso se-
mena!, además de ser obligatorio, es
necesario para nuestro cuerpo y para
nuestra alma.
Es necesario para el cuerpo, por-
que proporciona a éste un respiro
que le permite reparar energlas, y es
necesario para el alma, entre otras
razones, por las siguientes:
1.• El hombre es un animal ra-
cional, y para no convertirse en sal-
vaje es necesario que dedique algún
tiempo al cultivo del esplriru, leyendo
libros, relacionándose con sus seme-
jantes e incluso divirti6ndose, y todas
estas cosas puede hacerlas el domingo.
2.• Si no fuera por el descanso semnnal, ocupado el hombre en continuos tra-
bajos, no tendrla tiempo para atendl;r los graves deberes de atender y regir a su
familia.
3.• Gracias al descanso semanal, el hombre puede dejar sus herramientas
y preocupaciones materiales para entregarse a meditar sobre Dios y su destino
eterno.
29
© Biblioteca Nacional de España
Los habitantes de China, que es una de las pocas naciones qu'e no observan este
descanso, son, fisiológica y espiritualmente, inferiores a los hombres de las demás
naciones. ·

LECCIÓN 12

La santificación de las fiestas

La santificación de las fiestas.-La santificación de las fiestas nos


impone dos obligaciones principales: no trabajar sin necesidad en ellas
y oír la Santa Misa.
Los trabajos en dias festivos.-En los dfas festivos están prohi-
bidos todos los trabajos corporales: cavar, hacer punto, etc.; pero no lo
están los espirituales, como leer, escribir, pintar, etc.
No obstante, en los trabajos C·orporales que duren menos de dos horas no se peca g:ravemc.otc,
y cuando haya una causa justa y grave la Iglesia puede autorizax el trabajo.

La obligación de oir Misa.-La obligación de oír Misa en dfas fes-


tivos comienza a los 7 años y cesa por imposibilidad física o moral.
Están dispensados de este precepto los enfermos, los que tienen que andar pnra olrlll más de
una hora de camino~ los que tienen que realizar un viaje inaplnzablc y ouos en circunstanCias pa-
recidas

Condiciones para que la asistencia a Misa sea válida.-Pa.ra


que la asistencia a Misa sea válida se requiere:
l. o Estar corporalmente en ella.
2. o Llegar antes de que se descubra el cáliz y estar hasta el final,
o bien llegar al principio y estar en ella hasta después de la Comunión.
3. o Asistir con la debida atención y devoción.
Pecan tambi~ contra el precepto de santificar las fiestas los que ob!igrul o otros o trabajar y los
que impiden olr Misa a personas sujetas a ellos.

EJERCICIOS
l.Q Copiar en vue.stros cuadernos el siguiCJJte cuadro siudptico y aprender de memoria sl1 co11e
unido.

Navidad: 25 de diciembre.
PilSUJ.S Circuncisión: l.o de ene.ro.
del Epifanla: 6 de enero.
Seiior Ascensión: 40 dlas después de !a Resurrección.
Corpus Christi: jueves siguiente a la octava de Pentecostés.
Fiestas Inmaculada Concepción: 8 de diciembre.
de la Asunción: 15 de agosto.
Vir¡¡en

30
© Biblioteca Nacional de España
.
P•estas
1 San
San José: 19 de marzo.
Pedro y San Pablo: 29 de junio.
de los Todos los Santos: 1.• de noviembre.
Santos Santiago Apóstol: 25 de julio. (En Espada.)
Además de estas fiestas de precepto, de carácter universal, hay otras que se llaman particulares
y que sólo rigen en determinados Jugares. Ejemplos: la Virgen del ·Pilar, en Zaragoza; San Ignacio
de Loyola, en Guipúzc:oa, etc., etc.

LECTURA 13. A MI PADRE


1Padre, en las recias luchas de la "l'ída,
4tuando mí pobre "I'Oiuntad flaquea,
¿(l[luíén sí no tú me alienf¡¡ en la caída?
¿®.uíén sí no tú me •lyuda en l¡¡ pelea?
'qtodo es mentíro 'l falsedad 'l dolo, .
'qtodo en la sombra por la espalda hiere;
.5ólo tu amor ¡oh padre! tu amor sólo,
1Ro tiene cn¡¡Giio, ni doble3, ni mucre.
lén mí conciencia tu palabra escucho,
4tonmí¡¡o siempre por doquier caminas
~o3as, si ¡¡030; y cuando sufro mucho,
Sin que 'lO te lo muestre, lo odil•ínas.
¡'iny! ¿®.ué fuera de lnÍ sin tu consuelo?
lén este mundo mí 11entura ¡oh podre!
4tonsíste sólo en aspirar al ciclo,
~0311r tu amor y el de mí santa madre.
f\D 45utíérrt¡ 1Rojm

D. Manuel Gutiérrez Nájcra naci6 m la capital


de Méjico 011 r86o. Sus padres lo dedicaron al comercio,
pero su irresistible vocaci611 de escritor le arrascr6 a escribir
y publicar versos, los cuales impresionaron grandememe
por su perfección. Casi todos fueron publicados e11 los peri6-
dicos, pero después de m muerte han sido coleccionados
y, de entre ellos, los mejores son; •Ondas muertast, cPara '
entOtiCes&, •Acuérdate de mlt, • Versos de albwm, •Maripo-
sas• y •Para un memí•.

LECCIÓN 13
Deberes de pad.r es e hljos
Deberes de los hljos para con sus padres.-Los hiíos deben a sus
padres: amor, respeto y obediencia.
31
© Biblioteca Nacional de España
El amor se lo debemos en reconocimiento a los sacrificios que cons~
tantemente hacen por nosotros.
Bste amor ha de mani!cstorsc compartiendo sus alegrlas y penas y ayudándoles en caso de po-
brez• o enfermedad.
El respeto a los padres se funda en la representación que ostentan
como representantes de Dios en la famlüa.
Este respeto exige no hacer nada importante sin consultor su opinión, habbrles eon humildad
y soportar sus defectos.
La obediencia se la debemos porque son los depositarios de la auto-
ridad del Señor.
La obediencia es perfcctn euondo, pensando en In representación que oSlcntan, Jea obedecemos
r4pid•meote y de buena gano. ·
Deberes de los padres para con los hijos.-Los deberes de los
padres para con sus hijos son tres: cariño, educación y ejemplo.
El caniW de los padres existe siempre; pero no siempre es perfecto.
Los padres deben amor • sus hijos mirando por su felicidad eteroa, no eoncediéldoles dema-
siados caprichos y no prefiriendo unos hijos a ouos.
La educación ha de ser corporal, intelectual y sobrenatural.
Corporal, procurnndo su desarrollo fisico; inteleetunl, instruyéndoles, corrigiéldoles y vigiblodo-
1cs, y sobrenarural, procurándoles la vida de la gracia y vlttudcs so~rcomurnles.
El ejemplo será bueno si Jos padres practican las buenas enseñanzas
que den a sus hijos.
No es oeeesario hablar mucho de la virtud; lo mejor es predicar con el ejemplo; pues sin ti los
buenos consejos no timen valor y hilsta pueden ser conuaproducentes..

32
© Biblioteca Nacional de España
EJERC ICIOS
t.• Ap=der y recitar la poesía que aírve de leaura a la lección.
2.• Copiar la poesla del ejercicio anterior en el cuaderno con letra eali¡rtllca y ponerle alrededor
la siguiente orla:

L ECTURA14. LOS BIENES AJENOS


Los bienes ajenos son de dos clases: internos y externos.
Los bienes mtemos están constituidos por el cue.rpo y el alma de cada uno,
y conua ellos nos prohibe atentar el quinto mandamiento.
Los bienes externos están constituidos por las cosas que nos pertene«n, y
pueden ser materiales y espiriruales. Son materiales las tierras, las casas, los mue-
bles, etc., y espirituales, la fama o concepto que los demás tienen de nosotros.
Contra los bienes materiales nos prohibe atentar el 7. 0 Mandamiento, y contra
los espiriruales, el 8.0
Rcftriéndonos ahora solamente a los bienes internos, digamos que contra el
5.o Mandamiento hay dos clases de pecados. Unos que se refieren a la vida del
cuerpo, como el suicidio, el homicidio, el
duelo, los golpes, las heridas y las muti-
laciones, y otros, que se refieren a la vida
del alma, como el escándalo.
El suicidio consiste en darse a sJ
mismo la muerte, y es pecado grave
por las siguientes razones: l.• Porque
privamos a Dios del derecho n dispo-
ner de nuestra vida. 2.• Porque pnva-
mos a la sociedad y a nuestra familia de
nuestros servicios; y 3.• Porque renun-
ciamos a la salvación eterna. Por otra
parte, el suicidio es una cobardia, ya que
el que lo comete demuestra no tener
valor para seguir afrontando los sinsabo-
res de la vida.
El homicidio consiste en dar muerte
al prójimo voluntaria e injustamente.
También es pecado gravfsimo, ya que
con él ofendemos a Dios, a la sociedad y
a la familia y privamos quizá al individuo
de la salvac1ón eterna.
No .obstante, cuando no hay otro remedio, es Ucito matar en legftima defensa,
Y tamb1én lo es el dar muerte al prójimo en la guerra y por orden de la aútoridad
competente.
33
3· .. 1'QCD GRADO.
© Biblioteca Nacional de España
El duelo es UD combate premeditado entre dos personas para cürimír en él una
cuestión de honor. El duelo es absurdo y salvaje, y la Iglesia niega, como al ho-
micida, los honores fúnebres y sufragios al que muere de esta manera sin haberse
arrepentido.
El escándalo consiste en atentar contra la vida sobrenatural del prójimo por
mecüo de palabms o acciones prohibidas. El escándalo es UD pecado tan grave,
que ya Jesús cüjo, refiriéndose a los escandalosos: t¡Ay del escandaloso! Menos
mal seria para él que le echasen al cuello una rueda de molino y le arrojasen ri
mar.•

LECCIÓ N 14

Pecado s contra los bienes interno s

Los bienes interno s.-Los bienes internos están constituídos por


el cuerpo y el ahna de cada uno, y contra ellos nos prohibe atentar el
s.o Mandamiento.
Los principale; pecados contra ellos son: el suicidio, el homicidio, el
duelo y el escándalo.
El suieidio.-El suicidio consiste en darse a sf mismo muerte.
Es un pecado gravísimo, porque, entre otras cosas, con él privamos
a Dios el derecho que tiene a disponer de nuestra vida.
El homicidio.-El homicidio consiste en dar muerte al prójimo
voluntaria e injustamente.
Es un pecado gravísimo, porque con él ofendemos a Dios, a la
so~iedad y a la familia, y quizá privamos al individuo de la salvación
eterna.
No obStante, puede ser licito matu en legitima defensa, en guerra o por orden de la autoridad.

----- 34
© Biblioteca Nacional de España
El duelo.-El duelo es un combate premeditado entre dos personas
para dirimir una cuestión de honor.
Es también un pecado gravlsimo, y la Iglesia se muestra muy severa
con los que en él intervienen.
El escándalo.-El escándalo consiste en atentar contra la vida so-
brenatural del prójimo, induciéndole a pecado por medio de palabras y
acciones prohibidas.
El escándalo es un pecado muy grave, porque coopera con el demonio
a la condenación de las almas que Jesús vino a salvar.

EJBRC ICI OS
1. o Copiar caligrdficamcnte tres vccu:

2.• Rdaui611.-Hacer un ejercicio de rcdocci6n sobre lo que es el suicidio y lo que ~ste re-
presenta ante Dios y para la sociedod, la familia e individuo, ilustrándolo despu~s con el dibujo de
la lección.
3.° Copiar, aprcndcr y rccirar:

Al'ITE LAS AMARGURAS DE LA VIDA

Procuro, c:ullndo carninas,


coger la flor de las cosas;
que es sabio ana.ncar-las rosa.s
sin ctav2rte las espinas.
De estas artes peregrinas
son n:Jnestrns primorosas
hormiga.s y mariposas,
abejas y golondrinas.
Alivia con rus cantares
el rigor de los pesares
y hallarás consolaciones.
Que es don humano y divino
el de ale¡ru el c:unino
con rius y con canciones.
R. LEÓN

LECTURA 15. PECADOS CONTRA LOS BIENES EXTERNOS


Como ya dijimos en la lección anterior, los bienes externos están constinúdos
por lus cosas que nos pertenecen, y pueden ser materiales y espirituales. Son ma-
teriales las tierras, las casas, los muebles, etc., y espirituales, la fama o concepto
que los demás tienen de nosotros.
Contra los bienes materiales nos prohibe atentar el séptimo y décimo manda-
miento de la Ley de Dios, y contra los bienes espirituales, el octavo.
35
© Biblioteca Nacional de España
Los pecados principales contra el séptimo mandamiento son: el hurto y el fraude
en los contratos.
El hurto consiste en apoderarse injustamente de una cosa ajena contra la vo-
luntad de su dueño, y es pecado grave cuando la cantidad hurtada es igual o su-
perior a la que la persona perjudicada suele gasJ;ar en un dia. Si el hurto se hace
a un banco, sociedad, etc., es siempre grave si pasa de 100 pesetas.
Cuando el hurto se hace ocultamente se llama robo; si se hace en presencia
del dueño, rapiña; cuando se trata de cosas sagradas, sacrilegio, y cuando es efec--
tuado por funcionarios, sobre los caudales que administran, se llama peculado.
Pero es de tener en cuenta que el séptimo mandamiento no prohibe solamente
el hurto, sino que también sanciona todos los actos que tengan las mismas o pare-
cidas consecuencias, como son la retención y damnificación injusta, la cooperación
en injusticias, etc.
Se llama fraude el hurto que se comete con engaño y astucia. Este pecado se
suele cometer principalmente en los contratos y tiene lugar cuando no hay la hon-
radez debida en la calidad de las mercanclas, en el precio o en otro cualquier re-
quisito.
Para que estos pecados sean perdonados no hay más que un camino: confesión
y restitución.
La difamación es un pecado contra el octavo Mandamiento, que consiste en
decir o en hacer algo que perjudique el honor del prójimo. La difamación reviste dos
formas: la detracción y la calumnia.
La detracción consiste en descubrir, sin necesidad, los defectos o culpas del
prójimo. Es injusto descubrir las faltas ajenas, aunque sean ciertas, porque mientras
estén ocultas no le hacen perder la fama de que disfruta, y también es pecado escu-
char y propagar lo malo que otros digan.
Pero si las falta~ que se descubren no son ciertas, entonces la difamación reviste
un carácter más grave llamado calumnia.
Los daños causados con la simple detracción pueden repararse hablando bien
de quien antes se habló mal, pero para reparar los daños ocasionados con la calumnia
es .preciso desmentir lo que se haya dicho.
86
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÓN 15

Pecados contra los bienes externos

Los bienes externos.- Los bienes externos pueden ser materiales


y espiriruales. Contra los bienes materiales nos prohibe atentar el sép-
timo Mandamiento, y contra los espirituales, el octavo.
Los pecados principales contra el a~ptlmo M:mdamiento son el hurto y el fraude, y contra el
octavo, la difamación.
El hurto.-El hurto consiste en apoderarse injustamente de cosas
ajenas contra la voluntad razonable de su dueño.
Son variedades del huno el robo, el fraude, la rapiña, el sacrilc¡io y la especulación.
El fraude.-Se llama fraude el hurto realizado con engaño y astucia.
El fraude se comete principalmente en los contratos.
La difamación.-La difamación consiste en decir o hacer algo que
perjudique al prójimo en su fama.
Se difama al prójimo de dos maneras: con la detracción (maledicencia)
y con la calumnia.
La detracción .-La detracción consiste en descubrir sin necesidad
los defectos y culpas del prójimo.
La calumnia.- La calumnia consiste en achacar maliciosamente al
prójimo defectos y culpas que no tiene.
El que calumnia tiene que reparar el daño causado desmintiendo lo
que ha dicho. ·
EJERCICIO S
t.• Copiar c.a/igráfieamtnto rru t>e<u:

2.• Copiar, aprtndtr y redutr:


BL LADRÓN

Por catar una colmtn2


cierto coloso ladrón
del venenoso aguijón
tuvo que sufrir la pena.
Lo miel (dice) est:l muy buena¡
es un bocado exquisito¡
por el nguljón maldito
no volver~ al colmenar.
¡ LD q111 1im• el encontTar
la p<na trtu ti dtlirol
SAMANIEGO

37
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 16. VALOR DE LA GRACIA DIVINA
¿Cuánto vale la gracia divina?
Un solo grado de ella vale más que todas las riquezas del mundo.
Para convencernos de esta verdad no tenemos más que recordar las palabras
de Jesús: •¿De qué sirve al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?•
Cuando vemos una persona llena de talento, de elocuencia, de riquezas y de
honores, la admiramos y la apl udimos, pero, a la hora de la muerte, ¿para qué
le sirve todo esto?
Con razón se lee en el libro titulado •Imitación de Cristo&: •Verdaderamente,
es mejor el rústico humilde que sirve a Dios, que el soberbio filósofo que, olvidándose
de sí mismo, contempla el curso de los astros•.
La gracia divina es un tesoro que debemos preferir a las riquezas, honores,
placeres y demás cosas que el mundo nos puede dar, porque, ·
•al final de la jornada,
el que se salva sabe,
y el que no, no sabe nada.•
Por esta razón, si alguna vez tenemos la desgracia de perderla, debemos ad-
. quirirla inmediatamente y a costa de lo que sea, pues Jesús ha dicho: •Si tu ojo
es para ti ocasión de escándalo, sácale y tJrale lejos de ti; si tu mano te es ocasión de
pecado, córtala. Mejor te es entrar en la vida con un solo ojo y una sola mano, que
tener los dos ojos y las dos manos y ser arrojado al fuego del infierno.•

LECCIÓN 16

La gracia divina

La gracia divina .-La gracia divina es un don que Dios otor-


ga a nuestra alma para santificarla y ayudarla a conseguir la salva-
ción eterna.
38
© Biblioteca Nacional de España
División de la gracia.-La gracia puede ser de dos clases: actual
y habitual.
Gracia actual.- Gracia actual es un auxilio momentáneo que Dios
nos da para evitar el mal y obrar el bien.
Por efecto de la gracia actual, San Pablo se convirtió, de fariseo, perseguidor de cristianos, en
Apóstol de la Iglesia.
Neeuidad ds la gracia actuai.-La gracia actual es absolutamente necesaria para los actos Je
orden sobrenatural . Jesús dijo: •Sin mi, nada podéis hacer.•

Gracia habituaL-Gracia habitual es un don de Dios inherente a


nuestra alma, que nos vivifica, haciéndonos santos, amigos e hijos adop-
tivos de Dios y herederos del cielo.
~

La gracia habitual la adquirimos con el Bautismo, la perdemos con el


pecado mortal y la volvemos a adquirir con la Penitencia.

EJE RCICIOS
1.o Copiar caUgrdficamcme :

2.• Dibujo.-Copinr el dibujo de la lección y escribir al lado de él la definición de gracia y


pecado.

LECTURA 17. EFECTOS DE LOS SACRAMENTOS


Tres son los efectos que producen en nosotros los Sacramentos: la gracia santi-
ficante, la ~racia sacramental y el carácter.
La grac1a santificante es la vida de Dios, que con el Sacramento se nos co-
munica.
La gracia sacramental es un efecto especial que cada Sacramento produce en
nosotros.
Para comprenderlo mejor, pongamos un ejemplo: cuando vamos a la farmacia
en busca de un medicamento, esperamos dos cosas de él. En primer lugar, un efecto
general, que es la recuperación de la salud; y en segundo lugar, un efecto par-
ticular y propio de aquel medicamento, que es la curación del dolor o mal que nos
aqueja.
Pues bien, el efecto general, la recuperación de la salud, la vida d el alma ,
nos la proporciona la gracia santificante, y el efecto especial, la curación de tal o
cual dolencia espiritual, es obra de la gracia sacramental.
El ~ácter es una señal espiritual proporcionada por tres Sacramentos y que
sirve para distinguirnos ante Dios de los que no la han recibido.
39
© Biblioteca Nacional de España
Los sacramentos que imprimen carácter son: el Bautismo, que nos hace hijos
de Dios y capaces de recibir los demás Sacramentos; la Con.finnación, que nos hace
soldados de Jesucristo, capacitándonos asl para Juchar y sufrir por él, y el Orden,
que nos hace Ministros del Señor y nos da poder para desempeñar determinadas
funciones sagradas.

LECCIÓN 17

Los Sacramentos

Los Sacramentos.-Los Sacramentos son una señales exteriores


instituidas por Jesucristo Nuestro Señor, para darnos por ellas su gracia
y sus virtudes.
Los Sacramentos son siete: Bautismo, Confirmación, Penitencia,
Comunión, Extremaunción, Orden y Matrimonio.
Clasificación de los Sacram entos.-Los Sacramentos, según su
necesidad, se dividen en necesarios y voluntarios.
Son voluntuios el Orden y el Matrimonio, y necesarios, todos los demás.
Según que tengamos o no que estar en gracia para recibirlos, se llaman
de vivos o de muertos.
Son de muertos el Bautismo y la Penitencia, y de vivos, todos los demás.
Efectos de los Sacramentos.-Los efectos de los Sacramentos son
tres: la gracia santificame, la gracia sacramental y el carácter.
Lo gracia s:wtificantc es la vida d~ Diol que n.o s comunican los Sacramentos; la gracia sncra-
mento..l e.s un tJjeac GSptet'al que produce cada Sacramento, y el canictcr es una señal espiritual que
imprimen los Sacrúnentos del Bautismo, de la Confirmación y del Orden. El Bautismo nos hace hijos
de Dios; la Confirmación, soldados de Jesucristo, y el Orden, Ministros del Señor.

40
© Biblioteca Nacional de España
Elementos de los Sacramentos.- Los Sacramentos tienen cinco
elementos: materia y forma; ministro, sujeto y efectos.
Materia ss la cosa y la acción de que se sirve la Iglesia para administrarlos; forma son las palabras
que se pronunci3Jl para que la materia tenga valor sacramentaJ; ministro es la per.sona con autoridad
para ad.J:o.inistrarlos; sujeto es la persona que válidamente los recibe, y efectos son las gracias que los
Sacramentos proporcionan.

EJERCICIOS

1.• Trabajo mamtai.-Im.itando el dibujo de la lección, construir con arciUa, madera o olambre,
el símbolo de los Sacramentos.

LECTURA 18. EL ARO LITÚRGICO

Se llama año litúrgico o eclesiástico la serie ordenacl? de fiestas religiosas a


través de todo el año civil.
El año litúrgico comienza el primer domingo de Adviento, que puede ser el
último de noviembre o el primero de diciembre, y se divide en tres ciclos: el de
Navidad, el de Pascua y el de Pentecostés.
Cada uno de estos ciclos tiene un objeto, una fiesta principal, un tiempo de
preparación y un tiempo posterior que sé llama de complemento. .
El ciclo de Navidad comienza con el año litúrgico y dura hasta la fiesta .de la
Purificación de Nuestra Señora, que se celebra el dfa 2 de febrero. Su objeto es ce-
lebrar los misterios de la infancia y vida privada de Jesús, y su fiesta principal es
la Natividad del Señor.
'El tiempo de preparación de este ciclo está constituido por las cuatro domí-
nicas de Adviento, con sus semanas respectivas, y el de complemento está formado
por las seis dominicas y semanas siguientes a la EpifanJa.
El ciclo Pascual dura desde la dominica de Septuagésima hasta la fiesta de la
Ascensión. Su objeto es celebrar los misterios principales de nuestra redención,
y su fiesta principal es la Resurrección del Señor.

41
© Biblioteca Nacional de España
El tiempo de preparación de este ciclo está formado por las dominicas de Sep-
tuagésima, Sexagésima y Quincuagésima y por las siete semanas de la Cuaresma;
estando constituido su complemento por los 40 d!as comprendidos entre la Resu-
rrección y la Ascensión.
El ciclo de Pentecostés comienza el ella después de la Ascensión y dura hasta
el sábado anterior a la primera dominica de Adviento. Su objeto es celebrar la obra
del Esplritu Santo, que santifica nuestras almas, y su fiesta principal es la venida
del Esplritu Santo, que se celebra en la dominica de Pentecostés.
El tiempo de preparación de este ciclo está formado por los diez dlas ante-
riores a la fiesta pnncipal, que nos recuerdan los diez d!as de espera de los Apóstoles
en el cenáculo, y el de complemento lo forman las 24 dominicas siguientes a dicha
fiesta.

LECCIÓN 18

El año litúrgico

El año litúrgico.-S e llama año litúrgico o eclesiástico la serie


ordenada de fiestas religiosas a través del· año civil.
El año litúrgico comienza el último domingo de noviembre o el pri-
mero de diciembre y se divide en tres ciclos: el de Navidad, el de Pascua
y el de Pentecostés.
Ciclo de Navidad.-El ciclo de Navidad comienza con el año li-
túrgico; su fiesta principal es el Nacimiento de Jesús y con él se con-
memora el infinito amor del Padre que nos dió a su Hijo para que nos
redimiera.
Otras dos fiestas muy importantes de este ciclo son la Circuncisión y la Epifonla.

Ciclo de Pascua.- Este ciclo suele comenzar el día 2 de febrero


(Purificación de Nuestra Señora); su fiesta principal es la Resurrec-
ción del Señor y en él se conmemora el infmito amor del Hijo que llevó
a cabo la obra redentora.
Ciclo d e Pentecostés. -Este ciclo comienza con la Ascensión del
Señor; su fiesta principal es la venida del Espiriru Santo y en él se con-
memora el infinito amor del Espíritu Santo, que nos santifica con sus do-
nes y frutos.
En este ciclo se conmemoran también los misterios de la vida públic:J de Juús, sus milagros,
sus predicaciones, etc.

EJERCICI OS
t.o Hacer tm tilrcicio de redae&idll tomando como base ti siguiemc cue.ttionario: ¿En qué ciclo
del Año Litúrgico nos encontramos? ¿Cudl es su objeto? ¿Cuól es su fiesta principal? ¿Cuól es su tiem-
po de preparación y de complemento? ¿Qu6 ciclo del Año Littlrgico te gusta mós? ¿I'or qué? Re-
fiere alguna anécdota o cosa importante que te baya ocurrido en el ciclo de tu preferencia.

42
© Biblioteca Nacional de España
2.• Dibujo y wmposi<Wn.-Bn un pliego de papel o en medio pliego de cartulina, dibujar (se:
leccionando los dibujos más bonitos y adecuados de los ttes grados de esta Enciclopedia} las escenas
del nacimiento, resurrección: de Jesús y venida del Esplritu Santo. Disponerlos arrlsticamente y
escribir en los espacios vacíos un resumen de lo que es el Año Litúrgico. (Quizá pueda servir para
este fin la lectura de la lección.}

LECTURA 19. TRABAJA

~rabaja, ío~en; sin cesar trabaja:


íi.e frente honrada que en sudor se moja,
·jle:.té~ "nte otra frente se sonroja,
1Hí l.'~ rinde servil a quien la ultraja.
'Qrarde 1G nieve de los año& cuaja
~obre quien iejos la índolenda arroja;
§u cuerpo al roble, por lo fuerte, enoja;
:Su c!m~ <Íf1 mnndo alloda;al no baja.
ltl pan que dá el trabajo es más sa~roso
4!tue la escondida miel que con empeño
liiba la abeje en el rosal frondoso.
!Si. comes ese pan, .serás tu dueño;
§!Des sí del ocío ruedas al'ebíomo,
'i!rodo serlo podrás, menos tu mísmo.
\t. jpcr,,pa

D. Elías Calhrto Pompa nació en Gaitire (Vene-


zuela) en 1834. Ocupó algunos cargos p1iblicos, pero m
ocupación más constamc fui el comercio. En 1860 se dió
a co11ocer como poeta, y por m estilo sencillo e ingenuo
adquirió promo tma gran popularidad. Sus poeslas más
famosas son las del célebre trlptico ;Estudia-Trabaja-Des-
cama», pero también son dignas de mención eLas campanas
de la catedral•, tLa uave de la vida•, t Violamet> y tLa dama
de la cartera verde&.

LECCIÓN 19

El trabajo

El deber del trabajo.-El deber de trabaj.u- se lo impuso Dios al


hombre cuando dijo a Adán: «Ganarás el pan con el sudór de tu frente.,>
Bl hombre que pudiendo no trabaja es un ser indigno del respeto y dei aprecio de sus seme-
jantes.

43
© Biblioteca Nacional de España
La ociosida d.-La ociosidad consiste en no hacer nada. Debemos
huir de ella, porque es madre de todos los vicios.
El hombre ocioso falta al mandato divino y es desgt11ciado, porque le sobreviene el aburrimiento
y vive en constante inqltietud. Con razón se ha dicho: o¡CWJ1to trabaja el que no aabajal•

Actos contra el trabajo. -Son actos contra el trabajo el no poner


la debida diligencia en la ejecución del mismo, el no cuidar debidamente
de las máquinas o utensilios que nos encomiendan, el participar en
huelgas, etc.
Los actos contra el trabajo son reprobables por su falta de nobleza y por ir contra la Ley
de Dios.

La satisfacci ón del t r abajo.-S olamente podemos alcanzar la fe-


licidad relativa que este mundo nos puede dar, cumpliendo fielmente
con nuestras obligaciones en el trabajo que cada cual hayamos ele-
gido.
Cada uno en nuestro oficio podemos S:llltificaroos con •ólo cwnplir fielmente las obligaciones
que el mjsmo nos imponga.

EJERC ICIOS

1.• Reciración.-Copiar, aprender y recitar el soneto que sirve de le«~~ra a la lección.


2.• 8/oau:imz.-Q ue vatios ll!l!os expresen oralmente y en prosa el signiftcsdo de dicho
soneto.
3.0 Rtda<ci611.-Hacer un ejercicio de redacción sigujendo el siguiente cuestionario:
El trabajo, imposic.ión divina. - El trabajo, necesidad humana. - Profesión que m4s te
gusta. ~Por qu.é? - Lo que haris si llegas a ejercerlo. - Actitud ante tus jefes, eompal!eros
y oubordínados. - Si CIUlaniS mucho dinero en tu profesión, ~en qut le invertirías?

44
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 20. MÁXIMAS DE BUENA EDUCACIÓ N

El aseo en la persona El que es fiel a su palabra


Muchos bienes proporciona. Su propio crédito labra.
Buen porte y buenos modales Pobres o ricos, iguales
Abren puertas priocipales. Son ante Dios los mortales.
El que de amigos carece Si salud y dicha quieres,
Prueba que no los merece. Pon Uroite a los placeres.
Dios, al humilde levanta Siempre que puedas, haz bien
Y al orgulloso quebranta. Y no repares a quién.
La calumnia y la menúra · El pudor es un esmalte
De Dios provoca la ira. Que preserva y da resalte.
Propio es del justo y del sabio No hay nada que a Dios resista
El perdonar un agravio. Ni que se esconda a su vista.
Da apoyo y tiende la man o La conciencia es a la vez
Al enfermo y al anciano. Testigo, fiscal y juez.
Nunca trates con desprecio Al juzgar un hecho ajeno,
Ni aun al que tengas por necio. Mete la mano en ru seno.
Quien se entrega n las pasiones Sigue a la sana razón
Labra 61 mismo sus prisiones. · Más que a la vana opinión.

D. Francisco Martinez de la Rosa ntU:ió en Gra-


nada en 1787. Desterrado varias veces por motivos poll-
ticos, llegó a ser presidente del Comejo de Mimstros, y
durante su gobicroo tuvo lugar la im'cua matat/Za de re-
ligiosos de 1834. Fué buen poeta y mejor prosista, pero sus
escritos oo s011 todos ruomCIIdables por las ideas extraviadas
que ellos vierte. Entre los mejores citaremos: el poema
etl

•Zaragoza•, el sairwte «Lo que puede un empleo• y la ro-


mdntica tragedia titulada •La conjurtU:ión de V meda•.

LECCIÓN 20

El nüio educado

El runo educado, en casa.-El niño que está bien educado es


obecliente y respetuoso para con sus padres; cariñoso con sus herma-
nos y amable y atento con los extraños.
En la escuela.-E l niño bien educado llega puntualmente a la es-
cuela, cuida sus libros, lleva con limpieza sus cuadernos y cumple y res-
peta fielmente lo que el señor Maestro manda.
45
© Biblioteca Nacional de España
En el templo.-El niño bien educado entra en el templo con calma,
hace sus oraciones con devoción y no habla.
En la calle.- El niño bien educado va por la calle sin precipitación
y por su derecha, deja la acera a las personas mayores y saluda cortés-
mente a sus superiores. .
Bl tirnr piedrAS, ir corriendo, jugar al fútbol en las cnlles, etc., son actos propios de niños que Llenen
mala educoei6n.
El niño bien educado y su porvenir.-Cuando un niño está bien
educado y se esmera en el cumplimiento de sus deberes, al llegar a hom-
bre será un ciudadano ejemplar, y cuando muera, Dios le premiará con
la gloria.

EJERCICIOS
L• Rtdt<JQ6n.-copw y aprender las múimu de buena educación que sirven de lc:crura a
la leccjón.
2.• Rtda«i6n.-Exponer por escrito las condiciones que debe posc:cr el niiio bien educado y
las ventojos de la buena educación.

46
© Biblioteca Nacional de España
HISTO RIA SAGR ADA
LECTURA 1.• LOS EVANGELIOS Y LOS EVANGELISTAS

La palabra Evangelio quiere decir buena


noticia, y llámanse asi a cuatro libros
canónicos que nos ref.eren la vida, milagros,
doctrina y principales palabras de J esu-
cristo.
En realidad, no debiera hablarse de cua-
trO Ev:mgelios, sino de uno solamente,
porque si bien los libros y los autores son -
distintos, en todos ellos, con pequeñas va-
riantes de forma y estilo, se dicen las mismas
cosas.
San Mateo, San Lucas, San Marcos y
San Juan son sus autores, y de ellos, San
Mareo y San Juan eran Apóstoles, mientras
que San Marcos fué disclpulo de San
Pedro y San Lucas, compañero de San
Pablo.
San Maceo, antes de ser llamado por
Jesucristo, se llamaba Levl, era publicano y
vivía en Cafarnaün.
Escribió su Evangelio a petición de los
judios convertidos, y pretende, como fin
principal, demostrar que J esús es el Mesías
prometido.
San Marcos era discípulo de San Pedro
y fu~ instruido y bautizado por éste. Escribió
su Evangelio para los cristianos de la Iglesia
de Roma, y en él nos refiere todo lo que oyó
narrar a San Pedro.
San Lucas era médico, y aunque habla
nacido y se babia educado en el paganismo,
posteriormente se hizo cristiano.
No llegó a conocer a Jesucristo, pero
para escribir su Evangelio no sólo se docu-
mentó oyendo a los Apóstoles, sino que de
labios de la Santlsirna Virgen escuchó las
maravillas de la Encarnación, nacimiento y
vida privada de Jesús. Fué compañero de
San Pablo y, como él, insiste en la idea de
que la Redención fué para todos.
San Juan era hermano de Santiago el
Mayor, y escribió su evangelio con el fin de
demostrar la divinidad de Jesús.
En el Evangelio de San Juan, que fué el último que se escribió, aparecen detalles
que los otros tres omiten, y por ello parece también que su misión es completar
los anteriores.
47
© Biblioteca Nacional de España
LEC CIÓN 1.8

Hist oria Sagr ada

La Bibl ia.-S e llama Biblia la colección de libros


sagrados. Estos
libros están inspirados por Dios y se dividen en dos
grup os: libros del
Antiguo T estamento y libros del Nuevo Testamento.
Los libros del Antiguo Tcstomento son 45¡ están escrito
s tuues de In venida de Jesucristo¡ con-
tienen In historia y condiciones del pacto que hizo
Dios con su pueblo y se dividen en hiSlóricos
morÍllcs y prof~ticos.
Los libros históricos nos refieren lo historia del pueblo
de Dios; los morolcs contienen abuodontes
má:cim ::ts untas_, y los prof~tico$ contien en lo
escrito por
Los libros del Nuevo Testam ento son 27¡ están escrito los profet3S.
s dcspu~ dd nacimiento de Jesós y con·
tienen la historia y condiciones del pacto que hizo
JesOs con nosotros:
Los Evan gelio s.-L os Evangelios son los libros más
importantel¡ del
Nuevo Testnmento y nos refieren la vida, milagros
y predicaciones de
Jesucristo.
Los Evaugelios son cuatro, y están escritos por San
Mateo, San Lu~
cas, San Marcos y San Juan .
H istor ia Sagr ada. -His toria Sagrada es la narración
de los suce-
sos ocurridos al pueblo de Dios tal y como son expu
estos en los Libros
Sagrados.
Historia de la Iglcsia .-His toria de la Iglesia
es la narración
de los hechos y vicisitudes de la Iglesia desde su funda
ción hasta nues-
tros dias.
EJE RCI CIO S
1.• Dibujo y r<dam'd n.-Rcp roduo c en <1 cuaderno
<1 dibujo de la lección, y dcspu~ de leer
vari:as veces la lectUra de: la mismn, haz junto n
él un resumen escrito de su conten ido.
2.° Copiar coUgrdjiGomtmte tres veces:

LECT URA 2.•


L A CIEN CIA Y MOIS :SS
Entre los desc.Jbrimientos que la ciencia ha hecho
y el relato de Moisés existe un-paralelismo que sobre el origen del mund o
que Moisés tuvo, pues solamente asl se puederevela claramente In inspiración divin::
explicar el que Moisés, con miles de
años de antelación, dijera y escribiera lo que más
tlficos. tarde han descubierto los cien-
Veamos en qué consiste este paralelismo o concordanc
ia:
48
© Biblioteca Nacional de España
La ciencia ha llegado a la conclusón de que, al principio, el mundo fué una
inmensa nebulosa, y Moisés cita igualmente al caos o matena informe como origen
de la creación.
La ciencia dice que la nebulosa se puso en movimiento. Dicho movimiento
ocasionó el calor y la luz, y esto último es justamente lo que Moisés refiere como
creado en el primer dla.
La ciencia opina que a consecuencia del movimiento se desprendieron enormes
trozos de materl3 del núcleo central, y en ellos podemos ver los astros del fuma-
mento, que, según el relato mosaico, fué creado en el segundo dla.
Posteriormente el movimiento fué cesando, parte de los vapores se conden-
saron y apareció: primero, una masa liquida, y después, otra sólida. Explicación de
la ciencia que coincide con los mares, tierras y plantas creadas en el tercer día.
A continuación, entre los vapores que aún floraban en la atmósfera, apareció
el Sol, la Luna y las estrellas, creadas, según Moisés, en el cuarro día.
El aire se pobló de aves y el mar de peces en el quinto día de Moisés; sobre la
tierra seca fueron apareciendo los animales terrestres, en el sexto día, y, finalmente,
fué creado el hombre.
El orden en que Moisés cita la creación de estos animales coincide casi exacta-
mente con los descubrimientos que la ciencia ha hecho sobre la época de su aparición
sobre la tierra, y tanta coincidencia nos indica claramente la inspiración divina del
autor del Génesis.

LECCIÓN 2.~

La creación del m undo

La creación del mundo.- La creación del mundo es un acto libre


del poder divino, en virtud del cual Dios lo sacó de la nada.
Crear no es lo mismo que formar. Crear es sacar una cosa de la Dada. Formar es hacer una cosa
de otra. Los hombres puedcu formar, pero sólo Dios puede crear.

49
4· "'TD:CD CRAOO.
© Biblioteca Nacional de España
Diario de la creación.- Moisés nos refie-
re en el Génesis que Dios creó el mundo en seis
días, con arreglo al siguiente orden: el t _or día
creó la luz; el 2. o, el firmamento o cielo; el
3.0 , el mar y las planus; el 4.o, el Sol, la Luna
y las estrellas; el 5. 0 , las aves y los peces; y el
6. 0 , los animales terrestres y el hombre.
l:.os dias de Moisés.-L os días de que nos
habla Moisés debemos interpretarlos como lar-
guisimos períodos de tiempo, pues si Moisés
empleó la palabra tdíaso fué solamente para
que lo entendieran mejor.
Hoy csul probado que cadn uno de los dlas de que nos habla
Moisés duró muchos miles- de anos.

La ciencia y Moisés.-L os sabios que investigan el origen del


mundo han coincidido con lo que Moisés dijo hace miles de años, y esto
nos demuestra claramente la inspiración divina que Moisés tuvo.
Nada so snbe sobre la fecha en que fué creado el mundo, pero su creación es antiqu!sima. El
hombre, en cnmbio, se supone que fué creado de •1.000 a 6.000 nños antes de Jesucristo.

EJERCIC IOS
1.• Dibu¡'o y caligrafla.-Dis poncr orústicamcore, sobre medio pliego de papel o en el cua-
derno el dibujo de la lección y copiar después cnlignlficamente, en los espacios vnc!os, el diario de
la creación.
2.0 Rcdacci41l.-Después de ser leida y explicada 13 lecturo de la lección, hacer un ejercicio de
red:a.cci6n sobre el tema de In misma.

LECTURA 3.• EL PRIMER MATRIMONIO


Comprendien do el Sciior que el único ser de la Tierra, creado a su imagen y
semejanza, estaba muy solo, aijo: •No es bueno que el hombre esté solo; hagá.-
mosle una compañera que sea semejante a él.t
Con· tal fin, le infundió a Adán un sueño misterioso, y durante él le arrancó una
costilla; form ) con ella el cuerpo de la primera mujer y después le dió un alma se-
mejante a la del hombre.

50
© Biblioteca Nacional de España
Cuando Adán despertó y vió a su mujer, dijo: t¡Esto es hueso de mis huesos y
carne de mi carne! Por cuya causa dejará el hombre a su padre, y a su madre, se
unirá con su mujer y serán dos en una misma carne.• Seguidamente púsole el nombre
de Eva, que quiere decir madre de todos los vivientes.
A continuación Dios se la enuegó a Adán por compañera, estableciendo asi el
primer matrimonio de la Humanidad; les dió su bendición y les dijo: tCrc;:ed y mul-
tiplicaos; llenad la tierra y dominad sobre ella.•
Adán y Eva vivieron al principio muy felices. Su alma obedecla y amaba a
Dios; su cuerpo estaba en todo sumiso a su alma; su entendimiento era claro y su
voluntad era dueña y señora.
Todo cuanto les rodeaba era complemento de su dicha y felicidad, y esta felicidad
hubiera pasado íntegramente a sus descendientes si no la hubieran perdi'do por el
pecado original.

LECCIÓN 3.a

Nuestros p rimeros padres

La cr eación de Adán.-Después de haber creado a todos los seres,


Dios creó al hombre, haciendo una estatua de barro y soplando sobre
ella para darle vida.
El soplo divino tl el alma que todos llevamos.
Creación de Eva.-Dios, con su poder infinito, creó la primera
mujer, sacándola de una costilla de Adán, mientras éste dormía.
E l Paraíso terrenal.-El Paraíso terrenal era un lugar hermosísi-
. mo, en el cual colosó Dios a nuestros primeros padres.
Para que fueran felices, Dios los libró del dolor, del trabajo y de
la muerte; pero les prohibió comer del árbol de la ciencia del bien y
del mal.
Se supone que el Paraíso estaba colocado entre los rlos Tigris y :aurntcs (Asia).

51
© Biblioteca Nacional de España
El pecado.-El demonio, en form;1 de serpiente, tentó a Eva, dicién-
dole que si conúa de la fruta prohibida serla tanto como Dios. Eva se
dejó engañar, comió de la fruta prohibida y dió de comer a Adán.
Castigo divino.- Inmediatamente después de cometido el pecado,
un ángel, con espada de fuego, los arrojó del Paraíso, y quedaron con-
denados al trabajo, a la enfermedad y a la muerte.

E J ERCICIOS
t.• Dibujo y <tJilrra/la.-Dispoo cr :lrtiStietlmentc, sobre medio pliego de papel, el dibujo de
la lección, y copiar en el espacio libre, eon mucho esmero, lo1 puntos 3 .•, 4.• y 5.• de: la lección.

LECTURA 4·" DIÁLOGO DE CAÍN CON EL SE~OR


No bien habla terminado Calo de consumar su horrible crimen, cuando oyó la
voz del Señor que desde lo alto le deda:
•¡Calnl ¡Caln!, ¿dónde está tu hermano Abel?
- No lo sé -contestó el fratricida- . ¿Tengo yo acaso que cuidar de él?
-¡Caln!, ¿qué has hecho? La sangre de·tu hermano clama venganza ante m!.
Cultivarás la tierra y ésta te negará sus frutos; serás maldito y andarás errante por
la tierra que has manchado con su sangre.
Desde este momento Caln vivió en constante desesperación. Un temblor terrible
se apoderó de él y sus ojos tomaron el aire azorado y fe.roz de los criminales.
No pudiendo resistir la visión del escenario de su crimen, se retiró hacia oriente
del Paralso y a!U fundó la ciudad más antigua del mundo, y a la cual le puso el
nombre de Henoquia, por llamarse Hcnoc su hijo primogénito.
Sus descendientes fueron muy nwuerosos, pero todos se distinguieron por sus
crlmenes y maldad.
52
© Biblioteca Nacional de España
.Uit ~
LECCIÓN 4.a

Cain y Abel

Los hijos de Adán y Eva.-Adá n y Eva tuvieron primeramente


dos hijos: uno malo, que se llamaba Caín, y otro bueno, que se llamaba
Abel.
Ocupaciones de Cain y Abel.- Cain cultivaba la tierra y Abcl
guardaba ganado. Dios premiaba la bondad de Abe! aumentando sus
ganado·s y castigaba la maldad de Caín haciendo que la tierra le nega-
ra sus frutos.
El crimen de Cain.-Env idioso Caín de la prosperidad de su her-
mano, un dia se arrojó furiosamente sobre él y lo mató.
La voz de Dios.-Dio s, que todo lo ve, echó en cara a Caín su
crimen y lo maldijo diciéndole: «La sangre de tu hermano clama ven-
ganza ante mí. Cultivarás la tierra y ésta te negará sus frutos; serás
maldito y andarás errante por la tierra que has manchado con su sangre.•
Desde entonces el remordimiento persiguió a Culn por todas partes. Sus descendientes fueron
muchos y todos fueron tan m:llos como él.

Seth.-Adá n y Eva tuvieron después varios hijos más, y uno de ellos,


llamado Seth, fué tan bueno como Abe!.
Enrxc los d<Sc<;ndientcs de Seth está Noé, que fué salvado por Dios del Diluvio, y Matusalén,
célebre por haber vivido 969 años.
53
© Biblioteca Nacional de España
EJERC ICIOS
1.• Copiar cal•lrdficamall• dos 11ecu:

2.• Reprodudr el dibujo d• la le.ci611 y copiar a su lad<> ti siguiente trozo, po11imdo ctJ l<>s puntos
las palabras adecuadas: ·
Ad<ln y Eva tuvieron primernmcnrc ..•... Wjos; uno roalo que se ll:unaba •..•.. y oteo bueno
lbmado ........ ... , que c.ra pastor y en pre-mio a su bond3d Dio' le aumentaba sus ..........
.
· •••.•• era labrodor, y por ser malo •••... lo nstig:>ba h•cicndo que eodn ella fueran peores
$US ••••••
Por este motivo •...•. comenzó a tener ...... envidia de A~l y UD ella lo invitó n dar UD ••••••
por el campo, y cuando csroba descuidado lo •.••..
Pero ...•.., que todo lo ve, le cebó en carasu horrible ...... y le maldijo dkiéndole: •La .....•
sangre de tu hermano cl:una ...•.• ante mJ. Cultivanls la •..... y fsta te uegnr:l sus • ..... ; sc-
nls •..... y mdarú ...... por lo •..... que b•s manchado con $U •• • • ••

LECTURA 5.• LOS PATRIAR CAS


En términos generales, la palabra pa-
triarca significa cabe?.a de familia, pero
suele darse este calificativo, de UDa manera
especial, a los que fueron jefes de ella desde
el origen de la Humanida d hasta Moisés,
inclusive.
Todos los patriarcas disfrutaron de larga
vida: Adán vivió 930 años; Henoc, primogénito de Caln, 365; Matusalén, 969, y
NoéJ 950. Gracias a ello se conservaron entre los hombres de la antigüedad las
veraades reveladas por Dios en el origen del mUDdo.
Los patriarcas se dedicaban al pastoreo, se cobijaban en tiendas de campaña
y cambiaban de residencia con mucha frecuencia; eran considerados como reyes
entre los suyos, ejerclan las funciones de juez y sacerdote y eran respetados y obede-
cidos por todos sus descendientes.
El primero de los patriarcas fué Adán; como ya hemos dicho, vivió 930 años,
y toda su vida la pasó lamentando el gran pecado que en el Para1so habla cometido.

54
© Biblioteca Nacional de España
Se cree que al morir fué enterrado en el monte Calvario, y precisamente en el mismos
sitio en que miles de años más tarde habla de dar Jesucristo su vida para redimirno
del pecado original.

LECCIÓ N 5.3

El diluvio unive1·s al

Pervers ión de los hotnbre s.- Los descendientes de Seth se mez-


claron con los de Caln, y se hicieron todos tan malos, que Dios decidió
castigarlos con .un diluvio.
Noé.-Noé era el único hombre bueno que había en la tierra, y para
salvarlo del diluvio, Dios le ordenó construir un arca y meterse dentro
con su familia y una pareja de animales de cada especie. para
No~ rardó cien :tños en consr:ruir el arca, y durante eUos no cesó de exhortar a los hombres
que hicieran penitencia, pero nadie le hizo caso.

El diluvio.-EI diluvio universal duró 40 días y 40 noches y en él


perecieron todos los seres vivos de la tierra. A los doce meses Noé salió
del arca y dió gracias al Señor, ofreciéndole un sacrificio.
de esto
El Señor prometió a N® que no habrla má> diluvios, y aporeeió el a."Co iris como señal
promesa.

Los hijos de Noé.-N oé tuvo


tres hijos: Sem, Can y Jafet. Sus
descendientes se multipli caron
tanto, que resolvieron dispersar-
se; pero Dios impidió sus propó-
sitos de hacer una torre que lle-
gara hasta el cielo y perpetua-
ra su nombre, confundiéndoles
las lenguas.
Los descendientes de Sem poblaron Asia
Menor, Extremo Oriente y Améri""; los de
Can, la India y Africa, y los de Jafct, Europa
y Asia.

E JERCI CIOS
dibujos
.1• Díóujo.-D isponer arústi=en te sobre medio pliego de papcl o en el cuaderno Jos
de lo lección.
puntos'
2.• Rcdauid11.- Haeer un ejercicio de redacción tomando como gula los siguientes Noé·
¿Cómo fueron los descendientes de Cnln? ¿Y los de Scth? tPor qu~ se hicieron malos?
Tiempo
Orden que Die» le di6. Tiempo que tard6 en construi.r el arca y lo que hizo mientras ranto.
Y rormo en que se desorroU6 d diluvio. Lo que ocurrió dcspu~ dd diluvio.

55
© Biblioteca Nacional de España
Realizado este ejercicio, el señor Maestro elegirá el mejor y scro copiado en los espacios libres
del ejercicio anterio·r, poniéndole como útu.l o el siguiente ejercicio de rotulación!

LECTURA 6.• DESTRUCCION DE SODOMA


Poco después de haber despedido a los ángeles que hablan ido a prometerle
un hijo, oyó Abrabam la voz del Señor, diciéndole: •Los pecados de Sodoma han
llegado a su colmo, y, en castigo, voy a destruir la ciudad.•
Conmovido por la noticia, atrevióse Abraham a pedir perdón para los culpables,
diciendo: •¿Perderéis, Señor, al inocente con el malvado? Si hay 50 justos en Sodoma,
¿perecerán con los demás?•
-Si' hubiera 50 justos, por ellos perdonada a toda la ciudad.
-Puesto que he comenzado - repuso Abraham-, hablaré aún a mi Señor. Si no
hubiera más que 40 justos, ¿perdonadas aún?
-Si, perdonarla -<:ootestó el Señor.
-Dispensadme, Señor, si me atrevo a insistir; quizá no haya más que 30.
-Si se encuentran 30 de aquéllos, haré gracia a todos.
-¿Y si no se encuentran más que 20 o sólo 10?
-Si se encuentran 10 justos en Sodoma, no destruiré la ciudad.
Pero, desgraciadamente, ni 10 justos se encontraron. Solamente Lot y su familia
se conservaban fieles a Dios, y sólo ellos se salvaron.
Dos ángeles avisaron a Lot el peligro, recomendándole que saliera rápidamente
de la ciudad y sin mirar hacia atrás.
A pesar de la advertencia, la mujer de Lot, picada de curiosidad al olr tantos gri-
tos y estrépito, volvió su cabeza para ver lo que ocurría, y al instante quedó convertida
en una estatua de sal.

56
© Biblioteca Nacional de España
En el Jugar ocupada por ésta y otras tres ciudades, destnúdas por igual motivo,
se encuentra ahora el Mar Muerto. En sus aguas apenas exísten seres vivientes y
constituyen un aviso permanente para Jos pueblos pecadores.

LECCIÓN fi.a

Abraham

Abraham.- Abraham era el único hombre justo que había en la


tierra poco después del diluvio, y, para evitar su perversión, Dios le
ordenó que se trasladara con su familia al país de Canaán.
Abraham curopU6la orden divina y llevó consigo a su mujer Sara y a su sobrino Lot; pero tanto
se multiplicaron sus ganados, que, para evitn.r coñ.ftictos, hubieron de separarse, yendo Lot a vivir
a una ciudad llamada Sodoma.

Promesa divina. -Dios prometió al obediente Abraham que le


haría cabeza de
un gran pueblo
y que de su des-
cendencia nace-
ría el Mesías.
Sacrificio
de Isaac.-Dios
quiso .probar la
obediencia de
Abrahan y le
ordenó que le
sacrificara a su
único hijo.
Abraham no va-
ciló en cumplir
la orden divina;
pero, cuando
iba a hacerlo, un
ángel detuvo su ,l!.r, 1N¿
brazo y le se-
ñaló un cordero para que lo sacrificara en su lugar.
El ángel dijo a Abraha.m: •¡Detente, Abroham; Dios se da ya por satisfecho, puesto que por
obedecerle no has vacilado ei1 sacrificar n tu hijo!•
Sodoma y Gomorra.-Sodoma y Gomarra eran dos ciudades que,
juntamente con otras dos, fueron destruidas con fuego divino, en cas-
tigo a sus pecados.
57
© Biblioteca Nacional de España
De la destrucción solamente se salvó Lot y su familia, porque fue-
ron avisados anticipadamente por un ángel.
La mujer de Lot, ccntrorinndo la orden recibida, volvió la cabeza para mirar el fuego y quedó
conve.rtidn en unn estarna dé sal.

ETERCICIOS
1.• Reproducir el dibujo de la Jc~ción y copiar junto a él el último punto de lo misma, iuclu!da
la letra pequeila. Al final, copiar caligcáficamente:

LECTURA 7.• HUÍDA Y SUEl\10 DE JACOB


Al verse privado Esaú de la primogenitura y ente rarse de que J acob habla lo-
grado recibir la bendición de su padre, surgió en él un odio tan fero:c: hacia su her-
mano, que llegó a amena:c:arle con la muerte.
Alarmada Rebeca por la cólera de Esaú, aconsejó a Jacob que huyese a casa de
su tlo Labán, que vivla en Harán, de Mesoporamia, y éste asilo hizo.
Pero el camino de Harán era largo (die<: jornadas), y en una ocasión, queriendo
descansar, tomó una piedra y, poniéndola de cabecera, se quedó profundamente
dormido.
Durante el sueño vió Jacob una escalera cuyos pies descansaban sobre la tierra
y su final tocaba en el cielo; también vió muchos ángeles que sublan y bajaban por
ella y al Padre Eterno, que, apoyado en su part~ más alta, le decla:
•Yo soy el Dios de Abraham y de Isaac; te daré la tierra en que descansas; tu
posteridad será numerosa como el polvo de la tierra, y todas las naciones serán
benditas en aquél que nacet·á .de ti.~

58
© Biblioteca Nacional de España
Al despertar, Jacob exclamó: .Verdaderamente el Señor está aqui y yo no lo
sabia. ¡Qué terrible es este lugar! No hay aqui otra cosa, sino la casa de Dios y la
puerta del cielo.»
Tomó despué.s la piedra que le habla servido de cabeceta, y ungiéndola con
aceite, la erigió en monumento que perpetuara su visión, poniendo a aquel lugar el
nombre de Bethel, que quiere decir casa de Dios.
Continuó después su viaje, y cuando llegó a Harán tomó a su cargo el cuidado
de los ganados de su tlo Lab án.

LECCIÓN 7.o.

Esaú y Jacob

Los hijos de Isaae.-Isaac, que estaba casado con Rebeca, tuvo


dos hijos: Esaú y Jacob.
Esaú vende la primogenitura.-Esaú, por ser el mayor de los her-
manos, era el heredero de las promesas hechas por Dios a Abraham.
Pero un día, al regresar hambriento del campo, cedió sus derechos de
primogenitura a Jacob a cambio de un plato de lentejas.
Huida de jacob.-Arrepentido de su acción, Esaú amenazó de
muerte a su hermano, y entonces Jacob huyó a casa de su tio Labán,
que vivía en Mesopotamia.
Allí vivió como pastor y se casó primero con Lía y' después con Ra-
quel, hijas de Labán.
Regreso de Jacob.-A los 25 años de su partida, Jacob regresó a
Canaán, acompañado de 12 hijos y de muchas riquezas. Esaú, al saberlo,
acudió a combatirle con 400 hombres armados; pero Jacob aplacó su
ira con su bondad y muchos regalos.
Ht'jos de Jacoh.-Los doce hijos dc Jncob fueron cabezas de las doce tribus de Istacl, y de la des-
cendencia de Jud:l nadó el Salvador del mundo.
Sus nombres fueron: Rubén, Simeón, Levl, Jud:l, Dan, NeftalJ, Gad, Aser, !sacar, Zabulón;
José y Bcnjamln. •

EJERCICIOS
1.° Copiar caligráficameute tres veces:

2.• Dibtifo.-Rcproducir en una cuartilla o en el cuaderno el dibujo de la lección.


3.0 Redaccidu.-Hacer un ·corto ejercicio de redacción sobre ln venta de la primogenitura y,
una vez corregido, copiarlo debajo del dibujo del ejercicio anterior.

59
© Biblioteca Nacional de España
~
- 1
.....

LECTURA 8.• JOSÉ Y SUS HERMANOS


Era José un hijo tan bondadoso y ejemplar, que su padre, en recompensa a sus
virtudes, en una ocasión le regaló una túnica de colores y con frecuencia solla distin-
guirlo con especiales muestras de cariiio.
Pero a causa de esta preferencia y por haber descubierto a su padre un delito
cometid por sus hermanos, José era odiado de tal manera por éstos que no le diri-
glan ni una palabra de afecto.
Y por si esto fuera poco, cierto ella les contó unos sueños que habla tenido, de
la siguiente manera: •Pareclame que hallándonos ocupados juntos c.n atar gavillas
en un campo, la mla se tenia derecha y las vuestras se inclinaban para adorarla.•
tY también vi, en otra ocasión, que el Sol, la Luna y las estrellas me adoraban.•
Sus hermanos, al escuchar tales sueños, le dijeron encolerizados: t¿Qué quieren
decir esos sueños? ¿Pensarás acaso ser nuestro rey y que nosotros estaremos some-
tidos a ti?•
Habla pasado ya mucho tiempo, y creyendo Jacob que el rencor de sus hijos
hacia José habrla desaparecido, mandó a éste que fuera al campo, donde estaban
sus hermanos guardando ganado, para que le trajera noticias sobre lo que hactao.
Pero apenas le vieron llegar, dijeron: «Alli viene el soñador; matémosle y veremos
para qué le hao servido sus sueños.•
•¡No! -dijo Rubén- . No manchéis vuestras manos con su sangre; echaclle en
buena hora en la cisterna seca del desierto.•
La intención de Rubén era sacarle de ella cuando los demás hertnaoos no se
dieran cuenta; pero antes de hacerlo pasaron por alli unos mercaderes camino de
Egipto y resolvieron vendérselo como esclavo por 20 monedas de plata.
Consumada la venta, mancharon la túnica con sangre de un cordero y se la
presentaron a J acob, djciéndole: •Mirad esta rúnica que hemos encontrado; ¿será
acaso la óe vuestro hijo y nuestro hermano?•
Y Jacob, que al instante la reconoció, exclamó sollozando: t¡Ay de mi! 'ésta es la
rúnica de mi querido. José. Alguna fiera del monte lo ha despedazado y de-
vorado.•
60 .
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÓN 8.a

José, ministro de Egipto.

José.-José, hijo de Jacob, era particularmente querido por éste, y


a causa de esta predilección y.. de unos sueños que tuvo, sus hermanos le
envidiaban grandemente.
José soñó que csraba scg3lldo en el campo y que su gavilla se mantenía derecha, mienttas que
las de sus hermanos se inclinaban para adorarla, y también soñó que el Sol, la Luna y once estrellas
le adoraban.
Después de haberlo vendido, presentaron a Jacob su túnica ensangrentada y le hicieron creer
que alguna fiera lo babia devorado.
Venta de José.-José fué vendido por sus hermanos a unos mer-
caderes que se dirigían a Egipto.
José en Egipto.-José, al llegar a Egipto, fué vendido a Putifar
como criado, y poco después, acusado injustamente, fué encarcelado.
En la cárcel conoció José al copero y al panadero del Faraón, y este último le condujo más tarde
o presencia del rey.
José ante el Faraón.-El Faraón soñó que siete vacas y siete espigas
gordas eran devoradas por otras siete flacas. Nadie en Egipto supo expli-
carle el significado de sus sueños, y entonces fué llamado José, y le dijo:
<<Las siete vacas y espigas gordas significan que van a venir siete años
de abundancia, y las siete flacas, que vendrán otros tantos de escasez.
Prudente será que escoja un buen ministro que haga las reservas nece-
sarias para los años de miseria.&
José, primer ministro.- El Faraón quedó tan satisfecho con la
explicación de José, que al instante le dijo: «Tú mismo serás ese ministro.>>
61
© Biblioteca Nacional de España
EJERCICIOS
1.• Dibujo.-Reproducir en uno cuortilla o en una hojo del cuadcn>o el dibujo de la lección
e iluminarlo después con colores. ·

LECTURA 9.• J OSÉ SE DA A CONOCER

. Hallada que fué la copa del primer ministro en el saco de Benjamín, los llljos
de Jacob fueron llevados ante José y éste les dijo con severidad:
•¡Ladrones! ¿Por qué correspondéis as! al bien que os he hecho?•
- •¡Señor! - respondió Judá-, estoy seguro que ninguno de nosotros ha hurtado
vuestra copa; pero las apariencias nos condenan, y si queréis, todos seremos vuestros
esclavos.t
•No todos -replicó José-; pero si aquel en cuyo saco ha sido encontrada; los
demás podéis marcharos cuando os plazca.•
Al olr tal sentencia, tomó Judá de nuevo la palabra y acertó a expresar con co-
lores tan vivos el intenso dolor que ocasionarla a su padre si regresaban sin Ben-
jamín, que José, totalmente emocionado, no pudo resistir más y exclamó:
t¡Yo soy José, vuestro hermano! ¿Vive todavla mi padre Jacob ...?t
Los sollozos ataron su lengua, y sus hermanos, mudos de terror, nada pudieron
responder.
Repuesto de tan fuerte emoción, José dijo cariñosamente: •Yo soy vuestro her-
mano José, a quien vendlsteis, pero no temáis; sin duda Dios lo dispuso as! para
bien de todos.•
Y dicho esto los abrazó con intenso cariño y añadiól
«Apresuraos; id a rili padre y decidle que su hijo José vive y manda en todo
Egipto. Venid con él y yo os daré la tierra de Gesén para que en ella viváis
felices.»

62
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÓN 9.a

La familia de José va a Egipto

Los hermano s de José, en Egipto.- Cuando llegó la escasez anun-


ciada, los hermanos de José fueron a buscar trigo a Egipto.
Pero faltando Benjamín y sospechando que pudieran haber hecho
algo malo con él, José no se di6 a conocer y se quedó con Sime6n en
rehenes hasta que le llevasen al hermano menor.
Los hijos de Jacob rogresaron entristecidos y contaron a éste lo ocurrido, pero su sorpresa fue!
grande cuondo al desotar los sacos encontraron en eUos el dinero que hablan entregado en pago
del trigo.

Segundo viaje.-Po co tiempo después los hermanos de José vol-


vieron a Egipto llevando consigo a Benjamín. José, muy contento, los in-
vitó a comer, y después de mandar colocar su copa en el saco de Bcnja-
min, para acusarlo de ladrón y asustarlos, llorando de alegría se dió a co-
nocer, los abrazó a todos y los perdonó.
Jacob, en Egipto.-C ontentisi mo Jacob al saber lo ocurrido, se
trasladó con sus hijos a Egipto, y José les dió, para que vivieran felices,
el fértil valle de Gesén.
Josi, jigtrra d<l Mesias.-Josc!, calumniado, encorcelndo, primer ministro y perdonador de sus
hcrtn.nos, es la mds exacto figura de Jesús, que como Él, también fue! calumniado y encarcelado
en el sepulcro durante tres dlas, para luego salir triunfante y perdonar a sus enemigos.

EJERC ICIOS
t.• Después de leer dos o tres veces lu lecciones S y 9, con sus lecturas, hacer un resumen
escrito en la Wstoria de José.
Una vez corregido, copiarlo en el cuaderno, poniéndole como tirulo el siguiente ejercicio de
roruloci6n:

JOS
LECTURA 10. NACIMIE NTO E INFANCI A DE MOISÉS
Cuando m6s viva y encarnizada era In persecución de los egipcios contra los
israelitas, vino al mundo Moisés.
Su madre, en lugar de arrojarlo al rlo, lo tuvo oculto durante tres meses en
su casa, pero temerosa de ser descubierta por los esplas del Faraón, puso al nino
en una cesta embetunada sobre las aguas del río y encargó a su hija Maria que vigi-
lase su paradero.
63
© Biblioteca Nacional de España
Poco después, Te.r mutis, hija del Faraón, fué a bañarse al rfo, y viendo la ces-
tita quiso saber lo que habla dentro y mandó a una de sus criadas que se la tra-
jese.
Al abrirla vió un hermoso niño que lloraba amargamente. Las lágrimas le hadan
más hermoso todavla, y llena de compasión y ternura elijo;
•¡Pobre niño! Seguramente es de los hebreos.•
Aprovechando la ocasión, Marta, que estaba espiando, se acercó y le elijo; •¿De.-
seá.is, noble señora, que vaya n buscar una nodriza?•
tSl, buscadlat, contestó In princesa.
Entonces Maria corrió en busca de su propia
madre, y la bija del Faraón le elijo;
---oToma, erfame este niño y yo recompen-
saré tu trabajo.•
De esta manera, Moisés fué criado y educado
hasta los catorce años por su propia madre.
Después pasó a la corte del rey, perfeccionó
su educac1ón y llegó a distinguirse por su sabi-
durla y virtudes.
Pero más torde, no pudiendo soportar los
castigos que sus hermanos de raza sufrlao y In
idolatrla que en la corte imperaba, huyó de
ella y Dios le encargó la misión de libertar a
su pueblo.

,
V

11

LECCIÓN 10
Moisés
Los egipcios y los israelitas.-Los israelitas se multiplicaron pro-
digiosamente en Egipto y, para evitar su aumento, el Faraón ordenó que
al nacer los niños varones fueran arrojados al do Nilo.
Moisés.-Por este tiempo nació Moisés, y su madre lo colocó sobre
las aguas del río, en una cesta embetunada.
64
© Biblioteca Nacional de España
Poco después fué la hija del Faraón a bañarse y, :compadeciéndose
de .él, lo mand0 sacar y lo llev.6 consigo a su palacio.
Cuando fué mayor, Moisés huyó de tla corte y se .dedicó a guwdar
ovejas hasta que en el monte Horeb Dios le dió la misión de libex::tar .a
su pueblo.
Con el fin de animarlo .en su dificil misión, Dios le concedió el poder de hacer milagros con una
varita gue le .enrn:gó.
Las plagas. -Por mandato de Dios, Moisés pidió .al .F.araón .que
dejara en libertad a su pueblo, y como el rey se negó a ello, el Señor
castig@ a los egipcios ..com diez plagas.
La plaga más ·ternole consistió en que un ángel dió muerte, en una
:misma noche, 'll 'todos los pri.megénitos de los egipcios.
Otras plagas fueron: las aguas s~ convirtieron en sangre; el aire se llenó de tábanos; grandes
!tormentas destrozaron las cosechas, etc .

.EJERCICIO S
.!1..• JP/bujD:;p .en:ricura 'th .copia.-Reproducir .en él •cuaderno el <llibujo de la lección y ·c opiar
ijUIIlo ·a l!l ·la lectura de l a misma. ·

EL MANÁ
Une .de los·.ma~.ores prodigios 'C¡ue Dios 'obró en i'avor del pueblo ~sraelita, mien-
tras ,permanecio .en .él desieno, fué el maná.
El 'lllaná era considerado como pan del cielo, y todas las noches cala sobre el
'campamento israelita en forma parecida al granizo. ·
&n 'Pl'ecise <Cogerlo muy temprano, po,¡;que al empezar a calentar el sol, .el qae
estaba en el campo se derretla. No obstante, el que habla sido recogido, aunque el
sol lo calentase, permanecía inalterable.
Para comerlo lo molían previamente, y cociéndolo después hadan con él unas
1
tonitas que al principio gustaban a .pan amasado con aceite y miel. Más tarde,
tan delicado gusto fué perdiéndose para lús malos y mejorándose para los buenos.

65
5 ... TERCER CRAOO. © Biblioteca Nacional de España
J, •.•

© Biblioteca Nacional de España


.'

© Biblioteca Nacional de España


l-ECCIÓ N 12

La tierra prometid a

Los explorad ores.- Moisés ordenó a 12 hombres que se adl:bro-


taran. para o.btener no~cias
d'e la· tiel'l'a' promet!ida; y
cuando regresaron dijeron:
Es un pais hermosísimo;
. pero sus habitantes, son tan
grandes que a su lado pa-
recemos langostas.
Protesta s israelita s.-
Los israelitas, al oir a los
exploradores, se amedren-
taron y comenzaron a pro-
testar, por lo cual Dios les
dijo: «De todos los que sa-
lieron d'e Egipto mayores
de 20 años, ninguno en-
trará err la tierra que os
tengo prometida.»
Muerte de Moisés.-
Moisés murió a los 120 años,
en el monte Nebo, a la
vista de la tierra prometida,
pera sirr entrar en ella, cum-
pliéndose asi el cas.tigo que
Dios le .babfa impuesto por haoe~: dudado· su poder.
de
En cierta ocasión, Dios dijo a Moisés: •Manda n lo roca y el agua brotanl.• Pero Mois&, dt:s·
confiado, no se conformó con· mandtttlo, sino que con su vara. di6 dos golpes+en ello, y enconccs
el Seflor le dijo: •Por babee dudado' de mi poder, no cn=rá• en l:v tiéml prometida.•
Josué.-M uerto Moisés, Josué tomó el mando del pueblo de Díos,
y con su ayuda entró en la tierra prometida y derro.tó.milag¡;osamente a
los pueblos que se le opusieron.
Para conquistar la ciudad de Jericó Dios dijo o Josué: oQue todos lbs guerreros di:n cadll dJa
una vueWI altededor de la ciudad; el séptimo dJu, tocando las eomew, darán siere vueltas; y 31 llnal,
todo el pw:bi.O dará un: gran góto y los murallas se desplbmarin .• Cumplida la ol(!cn divina, lo ciudoct
quedó destrUida y sus &obit"!'tcs fueron derrot:lldos.

E JBRCIC l'O S
1.• Dibujo.- Rcproducir en una cuortilla• el dibujo de la lección.
2.• Rocia«i6n.-Hoccr un breve ejercicio de redacción sobre lll duda de Moisés y copiorlo al
lado del dibujo del ejercicio anterior.

68
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 13. EL IMPRUDENTE VOTO DE JEF'r:e
Dieciocho años hacía que Israel se hallaba oprimido por los amonitas cuando
los ancianos del reino se presentaron ante J efté y le dijeron: «Ven con nosotros y
te haremos nuestro jefe para ir a la lucha contra los amonitas.•
Aceptó J efté la invitación, pero al tiempo de emprender la marclia en busca
de sus enemigos, hizo un imprudente voto al Padre Eterno, diciendo:
•S i pusierais en mis manos los hijos de Ammón, el primero, sea el qu~ fuere,
que saliere de mi casa a encontrarme cuando vuelva en paz, lo ofreceré al Señor en
holocausto.•
Consiguió Jefté vencer a los amonitas, y como la noticia de tan señalado triunfo
se propagara rápidamente, su hija única, Seila, llena de júbilo y acompañada i:le
varias amigas, corrió al ehcuentro de su padre, que regresaba victorioso.
Pero, al verla, los ojos de Jefté se arrasaron de lágrimas; su corazón de padre
se sintió taladrado de parte a parte, y rasgando sus vestiduras, exclamó: «¡Cuán
desgracia-do soy, hija mfa!~, y le manifestó el voto que al Señor habla hecho.
Entonces Seila, dando sublime testimonio de hija sumisa y amante de su pa-
dre y de su Dios, no sólo aceptó el sacrificio, sino que animó a su padre a que lo
cumpliera, pidiéndole, como único favor, que le permitiera vivir dos meses en la
soledad de los campos con objeto de prepararse para la muerte y llorar el oprobio
de no dejar descendencia.
Pasados los dos meses, volvió Sella del m.o nte y Jefté cumplió su imprudente
voto consagrándola al servicio del Señor.

LECCION 13

Los Jueces.

Los Jueces.-Los Jueces fueron los jefes que primeramente tuvie-


ron los israelitas en la tierra prometida.
Gtneralmcnte eran elegidos por Dios para que librasen a su pueblo del yugo ·extranjero.

69

© Biblioteca Nacional de España


© Biblioteca Nacional de España
..

© Biblioteca Nacional de España


elegido rey y gobernó con acierto los primeros años; pero luego pecó
gravemente y el profeta Natán lo reprendió por orden de Dios. David
se arrepintió de su pecado, y el resto de su reinado se distinguió por su
penitencia y piedad.
David escribió los Salmos, que son anos cantos en los que se ensalza a Dios y le pide miseri-
cordia y auxilio_, prediciendo, además, muchas circunstancias de la vida, pasión y muerte del
Meslas.

EJERCICIOS
t.• Dibujo y escritura d• copia.-Reproduclr d dibujo de la lección y copiar junto a él los dos
puntos últimos de la lección, incluida la letra pequeña.

LECTURA 15. EL TEMPLO DE SALOMÓN


Al ser consagrado rey por su padre, recibió Salomón el encargo de construir,
para honor de Dios, un templo de magnificencia sin igual.
Agradóle a Salomón el encargo, y a tal efecto cortó los cedros más bcillantes
del Llbano, reunió la plata más exquisita del reino, el oro más puro y refulgente
que pudo hallar y llamó a los arquitectos más célebres del mundo para construir
el monumento que habla de ser la primera maravilla del mundo.
Y sobre el monte Moria, siguiendo los planos dados por el mismo Dios y bajo
la dirección del extraordinario genio artlstico del arquitecto Hirám, se levantó en
siete años el más grande, suntuoso y rico de todos los templos: el templo de J e-
rusalén.
Su forma era la misma del Tabernáculo, pero con dobles dimensiones; las
paredes estaban revestidas de láminas de oro por dentro y de preciosos jaspes
por fuera; el pavimento era de mármol recubierto de oro; el templo entero estaba
lleno de artesonados de cedro, y por fuera, en su parte superior, estaba erizado
de puntas agudas para que las aves no pudieran posarse en él.
Terminado que fué, trasladaron a su interior el Arca de la Alianza con gran
pompa y solemnidad; las fiestas de su dedicación duraron catorce dlas, y las vlctimas
fueron sacrificadas por millares.

72
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÓN 15

Salomón: división de su reino

Salomón.-Salomón, hijo de David, se distinguió por su sabiduría


y riqueza. Mandó construir un gran templo, fortificó a Jerusalén y creó
una gran flota; pero al final de su reinado se olvidó de Dios y fué casti-
gado con la división del reino.
El juicio de Salom6n .-Dos mujeres que vivian y dormfan juntas
tuvieron dos hijos, y como uno de ellos apareció muerto durante la noche,
las dos pretend!an ser madres del niño vivo.
Acudieron a Salomón, y éste ordenó a uno de sus soldados: «Parte
el niño vivo por la mitad y entrégale un trozo a cada una.&
Pero antes de que se cumpliera la orden, una de ellas, transida de
dolor, exclamó: t¡No hagáis eso, Señor! Prefiero que se lo déis entero
a esa mujer.•
A lo cual Salomón repuso: 11Tú eres la verdadera madre. Entregadle
el niño.•
División del rcino.-Al morir Salomón, se cumplió el castigo divino
y su reino quedó dividido en dos: el de Judá, que siguió fiel a su hijo,
y el reino de Israel, que eligió por rey al general Jeroboán.
El reino do Judá es toba formado por las tribus de Judá y Benjrunl.n, y el de Israel, por las diez
reStanteS.

EJERCICIOS
1.• Dibujo y diaado.-Reproducir el dibujo de la leeei6n y copw al dictado el segundo punto
de la misma.

L;ECTURA 16. CONSEJOS DE TOBÍAS


Entre los cautivos que fueron llevados n la ciudad de Ninive se encontraba
un hombre extraordinariamente justo y fiel a su Dios, llama"do Tobías.
Era Tobías el paño de lágrimas de los israelitas cautivos: consolaba a los po-
bres, prestaba dinero sin interés alguno, enterraba a los muertos, ejerda la
caridad con todos y por sus grandes virtudes gozaba del aprecio del propio
rey de Asiria.
Pára probar su paciencia Dios le privó de la vista, y cuando creyó que se acer-
caba el fin de su vida, llamó a su hijo único, que tambi~n se llamaba Tablas, y le dió
estos sabios consejos:
•Hijo núo, escucha mis palabras, grábalas en el fondo de tu corazón y cuando
Dios haya recibido mi alma, darás sepultura a mi cuerpo.
Honra a ru madre mientras viva, teniendo presente lo mucho que por ti ha
padecido; y cuando termine su carrera dale sepultura a mi lad.o.
73
© Biblioteca Nacional de España
© Biblioteca Nacional de España
© Biblioteca Nacional de España
Consagró profeta a su d.isclpulo Eliseo y fué arrebatado hacia el cielo por un
carro de fuego.
Por consiguiente, el profeta Ellas no ha muerto: aegón profecla de M.alaqulas
volverá a la tierra antes del fin del mundo.

LECCIÓN 17

Los profetas

Los p rofetas.-Los profetas eran hombres sencillos que por man-


dato del Señor recorrían las tribus comunicando órdenes divinas y pre-
dicando penitencia.
Los pro(eras se dividen en m~yorea y menores. Los profet~a moyores fueron cuatro: !salas, Jero-
mlas, Ezequiel y Daniel.
lS;aías.-Isalas vivió en el reino de Judá y profetizó el nacimiento,
linaje, milagros, humillaciones y gloria del Meslas.
Man.as~s, r.:y de Judá, no pudiendo sorporta.r sus reprensiones, lo mmd6 asc::.mtr por la mitad.
j eremías.- Jeremlas predijo la destrucción de Jerusalén y la ruina
de Judá, escribiendo las célebres lamentaciones.
Jeremlas lloró amarpm<ntc sobre Jerus31tn dcstrulda y predijo tambitn la libertad de su pueblo
al eabo de setenta años.

Ezequiel.-Ezcqui cl profetizó entre los cautivos de Babilonia, ex-


presándose siempre en forma de visiones simbólicas.
U o :a vez vió un valle Lleno de huesos secos que, de pronto, se cubrieron de carne y tomaron vida,
asociondo esta idea a lo que era au pueblo y lo que seda c:n el futuro.
Dan.iel.-Daniel también vivió con los judíos cautivos en Babilo-
nia. Interpretó unos sueños del rey Nabucodonosor, defendió cons-
tantemente a sus hermanos y anunció la fecha exacta del nacimiento del
Mesías.
A pesar de su influencia acerca dcJ rey, Daniel fu~ castigado varias veces: una vez fu~ nrrojndo
o una cueva de leones y otra o. un horno encendido, ¡xro de ambos lugares salió milogros:unentc
uno.
E J E RCIC IOS
1.• Dihujo.-Reprodueir el dibujo de la lección.
2.• Bscrirura lk «>pia.-copiu ollado dcl dibujo dd ejercicio anterior la lectUra de la lección.

LECTURA 18. MARTIRIO DE LOS MACABEOS


Entre las víctimas del cruel Antloco, rey de Siria, destacan por su extraordinario
valor los siete hermanos Macabeos y su santa madre.
Sus cuerpos fueron mutilados, sus carnes rasgadas con terribles azotes y uno
a uno fueron sufriendo, en presencia de los demás, terribles tormentos que acabaron
con su vida; pero, a pesar de todo, Antloco no consiguió que renunciaran a la religión
de sus padres.
76
© Biblioteca Nacional de España
/

Poco antes de expirar, uno de ellos, dirigiéndose al rey, le dijo: e¡Prlncipe mal-
vado!, nos quitas esta vida terrena, pero morimos gustosos en defensa de la fe y el
Señor nos dar6. la vida eterna en recompensa.•
Ya hablan sido glodosamente sacrificados seis de Jos hermanos y quedaba pro-
aún el más pequeño. Era un tierno niño, y Antloco pretendio conquistarlo con
mesas y halagos, pero al no conseguirlo, llamó a su madre y le dijo:
tSi no quieres que tu hijo 'muera como los demás, aconséjale que renuncie a
su fe.t
Acercóse la madre al niño como si fuera a hacer lo que le mandaba, pero, al
tenerlo entre sus brazos, le estrechó tiernamente contra su corazón y le dijo:
•¡Hijo de mi alma!, pide fuerzas a Dios para soportar el martirio que ·ya tus
hermanos han sufrido, a fin de que dentro de poco volvamos a vernos todos en
el cielo.t
Apenas acabó su madre de hablar, cuando el niño dijo en alta voz: •Yo sólo obe-
dezco la ley del Señor y dispuesto estoy a morir ¡por El.t
Al olr estas palabms, fné tal la indignación de Antfoco, que, arrebatado de
furor, ordenó que madre y niño pereciesen en medio de atroces tormentos.

LECCIÓ N 18

Los judíos, bajo yugos extranje r.os

El edicto de Ciro.- Ciro, Iey de los persas, entró en Babilonia y,


a ruegos del profeta Daniel, publicó un edicto permitiendo a los judios
rQgresar a su país. De esta manera 'terminó su cautividad, que · había
durado 70 años.
Los judíos bajo Alejand ro Magno. -A:lejandro Magno, rey de Ma-
77
© Biblioteca Nacional de España
© Biblioteca Nacional de España
\
'

© Biblioteca Nacional de España


ETE!'R' e :re I O S
1.<~ Ejercicio de composicr'dtJ.-Haccr Wl ejercicio de composlción en torno a las siguientes ideas:
¿Quién era Mataúas? ¿Por qu~ Mat~tlas ~bnndonó su oficio divino? ¿Hizo bien? ¿Cómo le secun-
daron sus b.ijos y o! pueblo? ¿Qué resulrados cuvo la Jueba? ¿Los resultados obtenidos se conservaron
indelinidamenre? ¿Por qut?
2.0 Elegir el mejor ejercicio resultante· y- copiarlo al dictado debajo del dibujo de la lección,.
poniéndole como. tftu}Q; el siguiente ejercicio de rotulación:

MIIAllrAll]lAJ~ .
Y Jff'V1UJ8 ~ll<(JOJ~
LECTURA 20. LA VIRGEN MARÍA Y ESP~A
España es la nación mariana por excelencia, es decir, la nación que más ama y
venera a la Virgen. .
Pocos pueblos y ciudades habrá en el!a, grandes n pequeños, que no rindan culto
a- fa y,-mgen. l>ajo•alguna advocación• especial.

80
© Biblioteca Nacional de España
Baste citar, como muestra, la veneración de la Virgen del Pilar, en Zaragoza;
a de los Desamparado s, en Valencia; la de Begoña, en Vascongadas; la de Cova-
donga, en Asturias;. la de Montserrat, en Cataluña; la de Guadalupe, en Extre-
mactura¡ la de la Paloma, en Mach:id, y la del Tránsito, en Zamora.
Pero~ además de estas advocaciones, hay otras que son veneradas en toda Es-
pai'\a. Son ejemplos de ellas la del Carmen y la del Rosario. Nuestra Patria es la
nación que con mayor entusiasmo ha defendido el dogma de la Inmaculada Concep-
ción, y en la región andaluza es ral el amor que a la Virgen se profesa, que dicha tierra
ha sido llamada la Tierra de Maria Santísi ma.
Y por si esto fuera poco, podemos afinnar tambim que todas las grandes obras
que España ha realizado las ha hecho bajo la protección de la Virgen.
Cuando Santiago predicaba el cristianismo en España, la Virgen vino en carne
mortal para darle ánimos; la gran lucha de la Reconquista, bajo el amparo de la Vir-
gen de Covadanga se comenzó; San Fernando llevaba siempre en la silla de su
caballo una imagen de la Virgen, y a ella atribula sus victorias; la carabela con que
Colón descubrió el Nuevo Mundo Sanra Maria se llamaba; la Virgen del Pilar fué
Patrona de nuestros ejércitos en la guerra de la Independencia, y, por último, bajo la
protección de la Virgen de Africa, pasaron las tropas nacionates a España en la Gue.r ra
de Liberación, y con la especial protección de Maria se realizaron en esra misma
gucrrn multitud de hechos heroicos. ·

LECCIÓN 20

La Anunciaci ón

La Virgen María.- La Virgen Maria era una Señora llena de vir-


tudes, que vivía humildemente en Nazareth, con su esposo San José,
cuando los romanos dominaban en P.alestina.
La Anunciaci 6n.- Dios envió al Arcángel San Gabriel para anun-
ciar a Maria que había sido elegida para Madre del Mesías.
Palabras del Arcángel.- El Arcillgel San Gabriel se presentó ante
Maria y le dijo: «Dios te salve, María, llena eres de yacia; el Señor es
contigo y bendita tú eres entre t<Xias.las mujeres.•
La Virgen se turbó al oír tales palabras; pero el Arcángel la con-
fortó diciéndole con dulzura: •No temas, Maria, pues has hallado gracia
ante Dios ... y concebirás y tendrás m1 hijo, a quien pondrás por nombre
.
Jesús. Será grande y será llamado Hijo del Altísimo.»
Consentim iento de María.-Re puesta de la sorpresa que tal anun-
cio le causó, la Virgen contestó humildemente: cHe aquf la esclava del
Señor: Hágase en mi según tu palabra.»
Bn este> momento el Verbo dcDiostom6 carne cnl'as entraBas de la Virgen Mor!:> y se efectuó
el mistcrío de In Enc.nmadón.

EJERCIC IOS
1.• Reproducir el dibujo de la lección y copiar junto a ~1 el contenido de lo misma.

81
6. • TltRCIIR GRAl)(),

© Biblioteca Nacional de España


© Biblioteca Nacional de España
© Biblioteca Nacional de España
¡y cuántas, hermosura soberano,
"~añana le obrirtmos", rtspondin,
pnrn lo mismo responder mañana!
'IOJ!C dt ~tg&

LECCIÓN 22

Vida privada de Jesús

Jesús, niño.-Jesús, cuando era niño, vivía sometido a sus padres,


cumpliendo los deberes propios de su edad y distinguiéndose por su
obediencia y humildad.
Jesús, modelo de obediencia.-J esús fué modelo de obediencia.
Obedeció a sus padres en todo, y lo hizo, no por temor ni porque man-
daran bien, sino porque eran representantes de Dios.
.Más 12rde obedeció t:un&im a Pibto, pero le dijo: •Tienes WlO autoridad que te viene de Dios
y por eso te obed=o.• De esta monera nos eoscñ6 Jesús que hemos de obedecer a nuestros padres
y a las autoridodcs, como Tcprescnt.antcs que soo 4e lo autGridod de Dios.
Jesús, en el Templo.- Jesús fué llevado al Templo cuando tenia
12 años, con motivo de celebrarse la Pascua judla, y en él dialogó con los
Doctores de la Ley, dejándolos siempre asombrados con .su sabiduría.
J..W proclanl4 111 misi6n dioina.-Los padres de Jesús r~¡:resaroo o Naz.aretb despu~s de haber
celebrado la Pascua,. sin darse cuenta deJa ausencia dcl Niño; al advenir 'SU fatGJ. volvieron n Jcru-
salm y a los ttes dlas le encontraron en el templo. Cuando ru madre le amaocst6 duloemenlle, Jesús
repuso: ¿No sablais que debo ocuparme en lu cosas de mi Padre?, proclamando con ello, J)Or pri-
at:ta vez, su misión divina.

84
© Biblioteca Nacional de España
Jesús, hasta los 30 años.-Ha sta los 30 años, Jesús vivió con sus
padres. Ayudaba a San José en el oficio de carpintero y crecía en sabi-
duría y gracia ante Dios y los hombres.

EJERC ICIOS
1.• Redtaci6n.-<:opiar, aprender y recitar la poesla que sirve de lectura a la lección.
2.• Elocu&i4n. -Procunu cxptic:ar en prosa lo que, a vuettro juicio, quiere decir el poeta en
la poesla del ejercicio 011terior.

LECTURA 23. JESÚS ES TENTAD O EN EL DESIERT O

Después del bautismo, Jesús se retiró al desierto y en él ayunó durante 40 dlas


y 40 noches.
Y por estimarlo convenient e para su gloria y para enseñanza y ejemplo de los
hombres, permitió que el demonio le tentase tres veces seguidas.
En pómer lugar, aparecióse el demonio a Jesús y le dijo: •Si eres hijo de Dios,
manda que esas piedras se conviertan en pan.• A lo cual contestó Jesús: •Escrito está
ql!e el hombre v1ve no solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de
DIOU
Satanás lo trasladó después al punto más alto del templo de Jerusalén y le dijo:
•Si eres hijo de Dios, arrójate abajo, porque escrito está que el Señor ha mandado
a sus ángeles que te guarden y sostengan con sus manos para que tu pie no troj)iece
en pi_edra alguna.• Respondió!e 1esús: •Escrito está también: No tentarás al Seflor
tu D10s.•
Finalmente , el diablo llevó a Jesús a una montafia elevadlsima y mostrándo le
todos los reinos de la tierra con sus riquezas, le dijo: •Todo esto te ~é si, postrado,
me adorares.• c¡Redrate, Sotanas!, le respondió Jesús; pues escrito está: Adorarás al
Señor tu Dios y a él sólo servirás.•
Al olr esto el demonio huyó vencido y los ángeles del cielo se acercaron a Jesús
y le sirvieron de comer.

85
© Biblioteca Nacional de España
'

© Biblioteca Nacional de España


© Biblioteca Nacional de España
das; pero los envidiosos escribas y fariseos no esperaban más que una
ocasión para acusarlo y condenarlo.
El Scrm6n de la Montaña.- Se llama así un célebre sermón en
que Jesús pronunció las ocho bienaventuranzas y puso la caridad como
fundamento de la peñección cristiana.
Con ene sermón Jesús derrib6 los falsos principios del mundo: goces, riquezas y poder, y nos
cnsell6 • considerar el ciclo como nuestro dnico y verdadero tin.
01ra1 t-nse,;au:as de Jcnls.- Entre Las cnscñnnzns que se desprenden de la vida y predicJciones
de Jesús, podemos clrar: e l amor a los niños. In obligación de perdonar l.as injurias, e l no criticar
y la necesidod y conveniencia de la oración.

Las parábolas.-Las parábolas eran narraciones sencillas que Je-


sús bacía a las gentes para que lo entendieran mejor, pero que encerraban
una profunda enseñanza.
Principales parábolas.-Las principales parábolas expuestas por
Jesús son: la del Hijo Pródigo, ejemplo de la misericordia divina; la
del Grano de Mostaza, ejemplo de
la propagación de la Iglesia, y la
del Buen Samaritano, ejemplo de
la caridad.
Ottos pan!bolas de Jesús son: cl fariseo y el
publicano, el rico av:trle:nto, la oveja descarriado
y la dracmo perdido, ere.

EJERCICIOS
l.• Dibujo y 11cn'cura tk copia.-Reproducir cl dibujo de la lecci6n y escribir a su lado la pari-
bola c¡ue li;ura como lectura de la misma.

88
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 25. JESÚS ANDA SOBRE LAS AGUAS Y CALMA
UNA TEMPESTA D

En cierta ocasión, hablase levantado una gran tormenta en el lago de Tiberlades.


Los disdpulos de Jesús, que se encontraban pescando, luchaban denodadamente
para que su barca no zozobrase, pero sus esfuerzos para llegar a la costa eran vanos;
apenas si se movían del mismo sitio.
De pronto, una figura humana, caminando hacia ellos, apareció sobre las aguas.
Los Apóstoles creyeron que se trotaba de un fantasma y quedaron aterrorizados,
pero Jesús los tranquilizó, diciéndoles:
Soy yo; no temáis.
-¡Señor! -exclamó Pedro-; si sois vos, mandad que yo vaya adonde estáis,
andando sobre las aguas,
-Ven, Pedro -respondió Jesús.
Y bajándose de la barca, caminó Pedro por el agua hacia su Maestro; pero dán·
dose cuenta de que la tempestad arreciaba y de que comenzaba a hundirse, exclamó
gritando: •¡Señor, salvadme!t
Jesús le tendió su mano y le reconvino diciéndole: •Hombre de poca fe, ¿por qu~
has dudado?•
Después, ambos entraton en la barca; el viento cesó por mandato de Jesús y pu-
dieron llegar felizmen.te al punto de destino.
Tan profundamente impresionados quedaron los Apóstoles con el poder de su
Maestro que, echándose a sus pies, le adoraron diciéndole: cVerdaderamente sois el
Hijo de Dios.•

LECCIÓN 25

Divinidad de Jesús

Divinidad de Jesús.-Jes ús probó su divinidad haciendo profeclas


y r~lizando milagros.
89
© Biblioteca Nacional de España
© Biblioteca Nacional de España
© Biblioteca Nacional de España
libertad de Jesús o la de BarrabAs¡ pero los judlos prefirieron a Barrab6s, pese a que era un terrible
criminal.
Jesús, condenado a muerte.-Los judios no se conformaron con el
martirio que ya Jesús habla sufrido, y entonces Pilato, temiendo perder
su cargo, le condenó a muerte de cruz.
EJERCICIOS
1.• Dibujo :1 ucriblrtl d4 copiQ.-Disponer atdsticomcntc sobre medio plie¡o de pnpel o sobre
el cuademo,los dibujos de lalea:ióo y los quc, rcferen~>es al mismo tema,~ m los demás grndos.
Bseribir después, en los espa<:ios Ubres, la lectura de la feecióo y los puntos 2, S, 4 y 5 de dicha
lección.

LECTURA 27. A JESÚS CRUCIFICADO


1Fio me mueve,. mí.JDios, poro querer(.(
~~ cído que me tienes prometido,
1Ri me mue\lt el infierno tan temido
"!PAra dejar por eso de ofenderte.
'a!ú me mue\lts, Señor; mtté9eme 'el vute
qLJo\lado en una cru3 y escarnecido;
~uévcme m ,tu cuerpo tan herido;
J!Duévenme, tus afrentas y tu muerte.
j1Dué-9eme, al fin, tu 11mor, y en tsl millltra,
~ue aunque no ~~bíera cielo, yo te aman~,
Yaunque no hubiera ínfíerno, te temiera.
1Ro me tienes que dar porque te quiera;
"!Pues aunque lo que espero no esperara,
'lo mismo que te quiero te quisiera.

LECCIÓN 27

Crucüixi6n y muerte de Jesús


Jesús, camino del Calvario.-
Jesús recorrió los 1.600 metros que
separan el palacio de Pilato del
Calvario con la cruz a cuestas. En
el camino se cayó tres veces, y te-
miendo los judíos que muriese antes
de llegar, 1Jamar9n para ayudarle a
Simón Cirineo.
En t i camino, una piadosa mujer le límpió
el sudor y sangre dd rostro y milogrosamente
quedó estllmpada su cara en d lieruo.

92
© Biblioteca Nacional de España
Crucifi xión .-Jesús fué crucificado poco antes de mediodía. Desde
la cruz pidió perdón para sus enemigos, prometió la gloria al buen ladrón
y nos dió a Maria como Madre.
Muerte .-Jesús murió hacia las tres de Ia tarde. En el momento de
su muerte se rasgó el velo del templo, tembló la tierra, se nubló el sol,
resucitaron muchos muertos y el centurión que lo custodiaba exclamó:
.Verdaderamente era Éste el Hijo de Dios.»
Entierr o de Jesús. -José de Arimatea pidió a Pilato el cuerpo de
Jesús, y acompañado de Nicodemo y de las piadosas mujeres, lo bajó
de la cruz y le dió sepultura en un sepulcro nuevo abierto en piedra.
su
Sabedora los judlos que Jesós habla dicho: •Resucitar~ al cabo de tres dlas•, pusieron ante
sepulcro varios soldados de guardia paro impedirlo.

B JBR C ICIO S
1.• R•cita...,.,.--Copiar, aprender y tceitar la pocsla que sirve de lectura a la lección.
a.• J!xprui611 on>l.-EXprcS&r CD prOS Oel Significado de la pocsfa a que hace rcfetmcia el eJcr•
cicio anterior.

LECTUR A 28. RESURR ECCIÓN DE JESúS

Después de haber sido enterrado Jesús prcsentáronse ante Pilato varios jefes
jud1os y le dijeron: •El impostor que acaba de morir dijo quea ser resucitarla; con-
veniente será que pongá.is una guardia ante su sepulcro, no vaya que los disd-
pulos se neven el cuerpo y después hagan creer a las gentes que ha resucitado..•
A lo cuat Pilato contestó: «Tomad tos soldados que sean n ecesarios y vigilad el
sepulcro como deseá.is.t
y as1 se wzo; pero todas las precauciones fueron inútiles. En la madrugad a del
dfa rercero un gran temblor agitó la tierra; un ángel resplandeciendo bajó del ciclo,
y después de quitar la piedra que cerraba la entrada. del sepulcro, sentóse so-
bre ella.
· Ante tal visión, los soldados que estaban de guardia cayeron desmayados, y Jesús,
que habla resucitado por su propia virtud, salió del sepulcro sin ser visto por
nadie.
Cuando los centinelas volvieron en si huyeron despavoridos y fueron a contar
a los jefes judios lo que hablan visto. Éstos les encargaron que dijesen al pueblo
que se hablan quedado dormidos y que, mientras tanto, los disclpulos se hablan lle-
vado el cuerpo de su Maestro.
93
© Biblioteca Nacional de España
..

© Biblioteca Nacional de España


© Biblioteca Nacional de España


Venida del Espíritu Saoto.-Diez días -después <ie la Ascensión,
estando repnidos los Após-
toles y la Virgen en el Ce-
náculo, oyeron un ruido
parecido a viento que ba-
jara del cielo, -y el Espíritu
Santo_, en forma de lenguas
de fuego, se posó sobre sus
cabezas.
Efect-es del Espíritu
Santo.-Al recibir el Espí-
ritu Santo los Apóstoles se
convirtieron de ignorantes
en sabios y de cobardes en
valientes, Tecibiende ade-
más el don de lenguas.
Dispersión.delos Após•
toles.-Después de hacer
en Pa1estina las primeras
predicaciones y milagros,
les Apóst-oles, cumpliendo
el mandato de Jesús, se es-
par.cieron por todo el mun-
do_, deseosos de propagar su
divina doctrina y de sufrir
',..~...,....por él.
Son Pedro P"'dioo en 1'olestina,
Sir.ia y Roma; San P.ablo, en Antia-
quía, <\sia Menor, Siria, Roma y
Espaii<!ó San Juan, •en Asia Menor;
SIUl~O cl Menor, en Jerusalbl; Snn-
tiago cl Mayor, en J udca '1 Esp:ula;
San Ac.dtts, en Escitia; Snn Mateo,
en Persin; San Fcl.ipeJ en Asia; San
Bartolomf, en la India¡ Sonto Tomás,
en Italia¡ San Simón, en Mesopo-
tamis; San Tadco, en Arabia, y S:m
~iaúas, en Abisinia.

EJERCIC IOS

1.• Después de leer 3 6 4 ••·


ces la !cauro de lo l«ción, ·h1!«r un

96
© Biblioteca Nacional de España
resumen escrito de la mism:l y copiarlo en Jos cuadernos poni~ndole c<>mo título el
siguiente rótulo:

LECTURA 30. MARTIRIO DE SAN VICENTE


Entre los innumerables mártires que las persecuciones romanas ocasionaron
en España se encuentra un diácono de Zaragoza llam'ado Vicente.
Sometido a crueles castigos por parte del cruel Daciaoo, el joven diácono per-
maneció firme en su fe.
Para obligarlo a renunciar a ella lo tendieron en un potro y le dislocaron todos
sus huesos.
Posteriormente fué azotado con varas y su carne fué rasgada con uñas de hierro
hasta dejar a.l descubierto sus entrañas palpitantes. A pesar de todo, su cuerpo
irradiaba un gozo celestial y de su boca no salió ni una sola queja.
Recurrió entonces Daciano al halago con el fin de vencerlo, y el santo márti.r le
replicó: •Lengua de vlbora: menos temo a los tormentos_que :t tus pérfidas caricias¡

97
7· • Tutcn CAA.DO. © Biblioteca Nacional de España
descarga sobre mi cuerpo todo tu furor y yo te haré ver cómo la fe del cristianismo
le comUD.ica una fuerza invencible.•
Al olr esto Daciano enrojeció de cólera y mandó que le pusieran en una parrilla
sobre.el fuego, pero el santo diácono, tranquilo y en oración constante, sufrió sin la
menor queja el nuevo suplicio.
Mandó después que lo llevaran n la cárcel con objeto de someterlo a más tormen-
tos, y unos ángeles bajaron del cielo para consolarlo. Al saber esto Dnciano, lloró de
rabia y cambió brúscamente de táctica: ordenó que le pusieran en una blmda cama
y que los médicos más famosos le asistieran.
Pero ya era tarde; al héroe cristiano sólo le faltaba recibir la corona del triunfo,
y al ponerlo en la cama expiró dulcemente.

LECCIÓN 30

Las p ersecuciones

Persecuci6n de los primeros cristianos.-L os judíos persiguieron


a los Apóstoles y primeros cristianos como antes habían perseguido a
Jesús. Entre los mártires de los primeros tiempos está San Esteban, que
murió apedreado.
Hl manirio de San Esld>an fut•el punto de arranque de uao pc=cióo eooua los cristianos
de Jerusalln. •
Las persecucione s romanas.-Lo s emperadores dictaron diez per-
secuciones contra los cristianos. Estas persecuciones segaron infinidad de
vidas y abarcaron a todo el Imperio.
Las causas de lu persecuciones fueron: el profesor los eristinaos fe distinta R lo del Estado; el
confundirlos con los judlos (los CWllea eran odiados por Roma) y las calumnias de sus cotm.igos.
Las persecucione s en España.-T odas las persecuciones romanas
causaron víctimas en España; pero la más terrible fué la décima. A ella

98
© Biblioteca Nacional de España
pertenecen los siguientes mártires: Santa Justa y Rufina, en Sevilla;
Santa Leocadia, en Toledo; Santa Eulalia, en Barcelona, y los Santos
niños Justo y Pastor, en Alcalá.
El edicto de Milán.-El edicto de Milán fué publicado por el em-
perador Constantino, en el año 313. Gracias a él, los cristianos queda-
ron en libertad para practicar su religión y les fueron devueltos sus
bienes.
EJERCICIO S
1.0 Dibujo.-Rcproduc ir, omplíado, en medio plíego de papel o en el cuaderno, el dibujo de
la lectura.
2.• Rtdacci6n.-Haccr un ejercicio de redacción sobre d martirio de San Viceote y copiar
dtspu~s :o! dictado el mejor de todos eUos, junto al dlbujo del ejercicio anterior.

LECTURA 31. EL CONCILIO DE TRENTO


El más importante de los concilios convocados por la Iglesia Católica, a juzgar
por la trascendencia de los acuerdos que en él se tomaron, ha sido el de Trento.
Comenzó este concilio en el año 1545, y, suspendido dos veces a causa de cir-
cunstancias politicas, duró hasta el 1563, o sea, 18 años.
La finalidad de dicho concilio era triple: fiiar y definir la doctrina católica para
que los errores protestantes quedasen al descubierto; reformar la administración ecle-
siástica y reformar también las costumbres del clero y del pueblo cristiano.
Las docuinas protestantes sobre la gracia divina, el libre albedrlo, el purgatorio,
el número de Sacramentos, el sacrificio de la Misa, la presencia real de Jesucristo
en la Eucaristla, el valor de las indulgencias y la necesidad de las buenas obras
fueron ampliamente discutidas y definidas.
Se legisló además de una manera acercada sobre la formación del clero,
instiruyéndose los seminarios; sobre los deberes de los obisl>.Os y párrocos,
sobre la forma de hacer los nombramientos de dignidades eclesiásticas, etcé-
tera.
Después de este concilio es verdad que muchas de las ovejas descarriadas no
volvieron al redil, pero también es verdad que, a partir de él, las doctrinas protes-
tantes no volvieron a avanzar, quedándose limitadas a los pueblos que anteriom1ente
las hablan aceptado.

LECCIÓN 31

Herejías y cismas

Las her ejías.-Son errores de fe que surgieron entre los primeros


cristianos. Entre las principales están el gnosticismo y el arrianismo.
131 gnosticismo sostiene que lo materia es eterna; que Dios y el creador del muodo son dos seres
distintos; que Jesucristo pndc.-ei6 sólo en apariencia., etc. El arrianismo, por su parte, niega la divi·
nidad del Verbo.

99
© Biblioteca Nacional de España
Los cismas.-Los cismas son rebeliones disciplinarias y separacio-
nes del seno de la Iglesia. Los cismas han sido tres: el griego, el de Oc-
cidente y el anglicano.
El clsmo griego separó de la J¡:lesio ro-
mana a Grecia y poi= limltrofes: el de
Occidente quedó resucito en e.l concilio de
Cons111Jl%a y el ongliCilno ocasionó la sepon-
ci6n de Inglatern.
El protestantismo.-El pro-
testantismo fué una rebelión he-

~
rética que estalló en el seno
de la Iglesia, en el siglo XVI,
1 '
acaudillada por el fraile Martln
Lutero.
Los protestantes sosti~cn, entre ouos,
Jos 1iguientes crrottS: que, •p:ara salvark,
basta la fe en Cristo.t, que no existe el pur·
gotorio ni el libre albedrfo, que ls confesión
no tiene V11lor y que no se debe practicar <1
culto a las inúgenes.
El Concilio de Trento.-El
Concilio de Trento fué una gran
reunión de príncipes de la Iglesia
que fijó lo que habíamos de creer
y condenó al protestantismo.
Bn dicho Concilio participaron brillontememe m6s de 200 obispos y teólogos espalloles, y de é.l
se bn dicho que •fuf ton csp:úlol como ecuménico•.

EJERCICIOS

t .• R"itad6n.-copiar r recitar de nuevo cl siguiente soneto:

A LO Sl!GURO

Refieren de un sectorio de Lutero


que su madre, llorosn y afligido,
en las últimos horns de su vidn
le llomó y dijo nsl: - ¡Hijo, yo me muero!
Mas, antes de mi muerte, snber quiero)
si da lo mismo rerminor In vido •
muriendo proresttlntc o converúdo.
de 13 Iglesia Católico, ni sendero.
Melacüton, nunquc $ie.mprc fue embustero,
esta vez conrest6 la verdad pu.ra~
- En la protesto -respondió sincero-
se vive con baStante m4t solnara;
mas para bien morir, ¡pese a L utcrol,
la Católica, madre, es la segura.
F. A. DE VALENCIANA

100
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 32. NATURALEZA, NECESIDAD Y FIN DE LA ACCIÓN
• CATÓLICA
La naturaleza de la Acción Católica ha sido definida claramente por el Papa
PJo XI, 3) decir: cLa Acción C3tólica no es otra cosa sino la ayuda que prestan
Jos seglares a la jerarqula eclesiástica en el ejercicio
del apostolado.•
Es, pues, la Acción Católica un apostolado seglar
que no participa de la jerarqula eclesiástica, pero que
ayuda a ésta ejercitando la caridad, dando esplendor al
culto, difundiendo la cultura religiosa y derramando
su acción bienhechora sobre el pueblo entero.
La necesidad de la Acción Católica se pone de ma-
nifiesto teniendo en cuenta: 1.0 Que los ministros de
la Iglesia son insuficientes para atender las necesida-
des espirituales del mundo. 2.0 Que hay personas y
lugares que son inaccesibles a los ministros del Señor. r 00
S.• Que dichas personas y lugares pueden ser fácil- ~ J.e
mente alcanzados y conquistados por el buen ejemplo ~ '(g~a.
y enseñanzas del apostolado seglar. ~
Y, por último, el fin de la Acción Católica es conseguir la santificación de ·sus
miembros como medio necesario para procurar después la santificación de los que
no pertenecen a ella.

LECCIÓN 32
Las Órdenes religiosas y la Acción Católica

Las Órdenes reEgiosas .-Las Órdenes religiosas son congregacio-


nes de hombres o de mujeres que abandonan el mundo para dedicarse
al'servicio de D10s.
Las principales Ordenes religiosos son: Benedictinos, J erooimos, Dominicos, Agustinos ·Y FrllD-
ci.scanoJ.
La Compañía de Jesús.-La Compañía

- ~
/ \
...........
r de Jesús fué fundada en 1540 por el español
San Ignacio de Loyola
para defender a la Igle-
sia con las armas de la
ciencia, de la virtud y
de la piedad.
Los jesuitas se extendieron ri·
pidomente por todo el mundo y
son los mAs udientes defensores
de In Iglesia.

La Acción Católica.
La Acción Católica es
una organización de se-
glares• que aspira a la
101
© Biblioteca Nacional de España
santificación propia y ayuda a los sacerdotes en la salvación de las
almas.
La Acción C•t61ica es muy necesaria porque los rrnbajos de la Iglesia son mnyores cado dJa y
precisa por ello colaboradores activos que con sus palnbras y ejemplos lleguen a tOdas partCI.

España y el Cristiani smo.-Esp aña es la nación que con mayor


ardor ha defendido a la verdadera Iglesia. Peleó ocho siglos contra los
mahometanos, luchó contra los protestantes, llevó el Cristianismo a Amé-
rica y hoy envía sus misioneros por todo el mundo.
EJERC ICIOS
t.• Dibujo y <S&ritura de co,pia.-Rcpr oducir el emblema de Acción Católico y copiar junto a
él la lecturt de lo lecelón.

102
© Biblioteca Nacional de España
EVANGELIOS
NOTA PRELIMINAR
A continuación ofrecemos al Magisterio un resumen de los evangelios del
curso escol:tr, una consecuencia o aplicación práctica deducida de Jos mismos y la
ilustración correspondiente.
Todo esto, por su sencillez, lo pueden reflejar los niños en sus cuadernos. Ahora
bien: el texto Integro de cada Evangelio, la explicación del mismo y las consecuencias
morales que en cada caso se deducen - acopladas a los resúmenes de la Enciclo-
pedia-, figuran en nuestro librito titulado tEL BVANGEL! O EN LA ESCUELA&.

l DE ADVIENTO
El Evangelio de mañana nos recuerda
que, cuando llegue el fin del mundo,
habrá se.ñales prodigiosas en el Sol, la Luna
y las estrellas. Las gentes quedarán cons-
ternadas de espanto y el Hijo del Hombre,
con gran poder y tnl jestad, vendrá sobre
una nube a juzgamos.
Si v iv imos en gracia de Dios, al llegar
el juicio final seremos apartados para el
bando de los bienavemurados.
El ciclo y la tierra pasarán, pero las pa-
labras de Jesucristo no pasarán.

Il DE ADVIENTO

Encarcelado por Herodes, quiso SanJuan


Bautista que sus discípulos se convencie-
sen de que Jesús era el Mesías prometido,
y, para ello, les mandó a preguntárselo.
Mas Jesús, en vez de contestar con pa-
labras, prefirió mostrarles sus obras: Jos
ciegos ven, los cojos andan, los sordos
oyen, los muertos resucitan... Ante estos
hechos, los d iscíp ulos de San Juan que-
daron convencidos.
Tengamos siempre prese1lte que las obras
so11 más con·vl'ncmttes que las palabras .

.• 103
© Biblioteca Nacional de España
m D E ADVIENTO
Deseosos los judíos de saber qué dccla
San Juan Bautista de sí mismo, enviaron
wtn comisión para preguntarle: ¿Qwén
eres tú?
San Juan pudo aprovechar In ocasión
para ensalzarse, pero, humilde y sincera-
mente, les contestó que él no era el Cristo,
ni Ellas, ni profet~. •Yo soy la voz que
clama en el desierto; enderezad los caminos
del Señor.•
Admiremos la si11cer·idad y humildad de
Sa11 ]11a11 y preparemos los camiuos del
Sc1ior limpiar1do uuestra alma con una buc11a
coufcsióu.

IV DE ADVIENTO
El Evangelio de mañ:ma nos refiere que,
acercándose ya la venida del Meslas, el
Señor encargó o inspiró a San Juan que
preparase a las gentes para recibirle.
A tul efecto, el Bnutism predicó y ad-
ministró el b:lutismo de penitencia para
remisión de los pecados por toda la ribera
del rlo Jordán.
Dcmro de pocos dfas se collmcmora el
uacimicmo de Jesús. Preparemos 1111cstra
alma para recibirle dignamemc.

I D ESPUÉS DE LA EPI FANíA


Al cumplir los doce años, Jesús fué a
Jemsolén con sus padres para celebrar In
fiesta pascual. Mas, cuando llegó la hora
de volver a casa, sin que sus padres se die-
sen cuenta, se quedó en el Templo con el
fin de ocuparse de las cosas de su P:~drc
celestial, y asombró :1 los doctores de In
Ley con la sabidurla de sus pregwnas y
respuestas.
Vayamos nosotros también a tulestros tem-
plos~· como Jesús, ocupémonos Jc glorificar
a D1os.
104
© Biblioteca Nacional de España
11 DE EPIFANÍA
El Evangelio de mañana nos refiere el
primer milagro que hizo Jesus: Asistla con
su madre a unas bodas en Caná, y como se
acabara el vino, a ruego de la Virgen con-
virtió el agua de seis grandes vasijas en
un vino excelente.
Este h echo nos revela el poder de Je sus
y la grlln influencia de Maria ante Si.
Acudamos a la Virgen en nuestras tlece-
sidades, seguros de que, como en Caná, in-
tercederá ame m Hijo por nosotros.

III DE EPIFANÍA
En el Evangelio de mañana s~ nos refiere
la curación milagrosa por Jesus de un
leproso y d el criado de un centurión.
Al priiilcro le tocó y le curó; su fe le
había salvado. Para curar al segundo bastó
la sola palabra del Señor: la extraordinaria
fe del centurión fué digna de tal recom-
pensa.
El Se1ior escucha siempre las peticiotles
que se le haga11 co11 fe verdadera.

IV DE EPI FANÍA
Estando J e sus en una barca con sus dis-
clpulos, se quedó dormido. Estalló en el
mar w1a gran tempestad y los Apóstoles,
aterrorizados, le . despertaron, diciéndole:
¡Señor, sálvanos, que perecemos 1
Jesus les echó en cara su poca fe; mandó
a los vientos y al mar que se calmasen y
éstos obedecieron.
No temamos a nada ni a nadie si Jesús
está con uosotros.
105
© Biblioteca Nacional de España
V DE EPIFANíA
Bi Evangelio de mañana nos dice que
un hombre sembró buen trigo en su campo
y que mientras sus criados dom1lan un
enemigo suyo echó en él cizaña.
L os criados quisieron arrancurla, pero
el amo In dejó crecer hasta el momento
de la siega, y entonces el trigo le llevó a
su gmnero y la cizaiía In arrojó al fuego.
Dios Ira sembrado bwma semilla en11uesrras
almas. Vigilemos para que el demonio no
siembre cizat1a.

VI DE EPIFANÍA
En aquel tiempo, Jesús comparó el reino
de· los cielos con un grano de mostaza y
con la levadur:J.
El grano de mostaza es muy pequeño;
mas al sembr.tr!o, crece y se trnnsform3
en un gran árbol. La levadura también
es pequcñn; no obstante, es capaz de hacer
fermentar una gran masa.
Como la mostaza y la levadura, la Iglesia
fué pcqttC11ira en srl origm y lroy se extiemú
por todo el mundo.

DOMINGO DE SEPTUAGÉSIMA
·-
En el Evangelio de mañana, Jesús com·
para el reino de los ciclos con un padre
de familia que, :; diferentes borns del dla,
ajustó trabajadores par.l su villa.
Al final de la jornada a todos pagó lo
u1ismo, y como protestaran los que hablan
ido primero, les dijo: ¿No os njusté en
un denario? Tomad lo que es vuestro e iros.
Dios da siempre lo qtte promete a los que
escuclratJ m 'IIOZ y, tarde o temprano, tra·
bajan por El.
106
© Biblioteca Nacional de España
DOMINGO DE SEXAGÉSIMA

Por medio de la parábola del sembra-


dor, Jesús nos d~ce que la semilla o palabra
divina unas veces cae en malos Jugares
y no fructifica y otras veces cae en tierra
buena y da · fruto ciento por uno.
Prowremos por codos los medios que nues-
tra alma sea tierra bien dispuesta para recibir
las mseñallzas divinas; estemos siempre alerta
contra el diablo; evitemos las te~~taciones y
110 demos demasiada importallcia a las ri-
quezas y deleites de la vida.

DOMINGO DE QUINCUAGÉSIMA

El Evangelio de mtlñana nos refiere que


Jesús, al dirigirse a Jerusalén, anunció cla-
ramente a los Apóstoles su próxima pasión,
m1_1erte y resurrección, y que éstos no le
entendieron.
Al pasar por Jericó curó a un ciego
con sólo decirle: •Ve, tu fe te ba salvado.•
¡ Set1orl, haz que yo vea siempre el cami110
de la vír tud y de la vida etema y que,
como el ciego de Jericó, te bendiga por los
gmndes beneficios que me has concedido.

1 DE CUARESMA

El Evangelio de mañana nos refiere las


tres tentaciones que el diablo hizo a Jesús
en el d esierto.
Predicando con el ejemplo, Jesús nos
enseñó a vencer las tentaciones y a prepa-
rarnos seria y adecuadamente para las
grandes obras.
Siguielldo su ejemplo, preparemos tmestro
cuerpo y tluestra alma para cotzmentm·ar
dignamente la próxima pasiót•, muerte y re-
swrección del Setidr.
107
© Biblioteca Nacional de España
li DE C UARE SMA

El Evangelio de mañana nos dice que


Jesús, acompañado de Pedro, Santiago y
Juan, subió a un monte· muy alto y que
allí se transfiguró.
Durante la transfiguración .el Señor es-
tuvo hablando con Moisés y E!ías; una
nube resplandeciente los cubrió a todos y
resonó en ella una voz que decia: ~Éste es
nii Hijo muy amado, en quien tengo todas
mis complacencias; oídle.t
Cumplamos el mandato divúw escuchando
y siguitmdo siempre las tmse1ia1tzas de Jesrh.

lli DE CUARESMA

E l Evangelio de mañana nos refiere que


Jesús, en cierta ocasión, lanzó de un hom-
bre a un demonio que era mudo. Y cuando
le hubo lanzado o e:-qlU!sado, el mudo
habló y las gentes se admiraron.
Mas, como siempre suele ocurrir, Jos
espectadores de buena fe aplaudieron; Jos
de maJa fe criricaron su intención o ca-
llaron.
Aplaudamos si11 reserva las buenas obras
de los demás y estenws siempre vigilamcs
comra las tentadoncs del demo11io.

IV D E CUARESMA
El IV Evangelio·de Cuaresma nos refiere
el prodigioso milagro de la multiplicación
de los panes y los peces. Con cinco panes
y dos peces Jesús dió de comer a cerca
de cinco mil hombres, y con !.os pedazos
sobrantes se llenaron doce cestos.
Las gentes, entusiasmadas, quisieron ha-
cerle rey, pero Él huyó al monte para
evitarlo.
A imitación de Jesús procuremos remediar
en lo posible las 1zuesidades materiales de
11ucstros prójimos si11 perseguir c011 ello glorias
terrenas.
108
© Biblioteca Nacional de España
DOMINGO D E PASIÓN
El Evangelio de mañana nos refiere
córoo Jesús defiende públicamente su ino-
cencia y trata de convencer a los judíos
de que Él es el Mesías esperado.
Mas los judíos, no sólo no le creyeron,
sino que le injuriaron y quisieron ape-
drearle. Pero Jesús, dando nuevo ejemplo
de mansedumbre, se escondió y salió del
templo.
Creamos jirmementa en Jesucristo. ¡Pobre
de aquel que, como los fariseos, escuche sus
palabras y las desprecie/

DOMINGO DE RAMOS
El Evang-.:lio del Domingo de R •mos
nos refiere la tr iunfal entrada de J esus en
Jerusalén montado en una borrica.
Una enorme multirud le acom? añaba
llena de enrusiasmo y cubría su camino
con mo:tntos y ramas de árboles a la vez
que gritaba: ¡Hosanna al Hijo de David!
¡B -n-tito el que viene en nombre del
S·..:Ji '>r!
Imitando a las gmtes y nit1os de er1tonces,
confesemos 11uestra fe vitoreando sin miedo
al Serior.

I DESPUÉS DE PASCUA
El Evangelio de mañana nos refiere la
aparición de Jesús resucitado a los Apóstoles
y la instirución del Sacramento de la Pe-
nitencia.
Santo Tomás, que estaba ausente,. no
creyó en la aparición de Jesús, pero ocho
dlas después el Señor le convence de ello
y le dice: •Porque has visto, Tomás, has
creído; bienaventurados aquellos que no
vieron y creyeron.o
Pidamos al Setior que nos conserve la
gracia de creer sin net:l!sidad de !!er.
109
© Biblioteca Nacional de España
ll DE PASCUA

En aquel tiempo, dijo J esús a los fari-


seos: <Yo soy el buen pastor.t El buen
pastor sacrifica la vida por sus ovejas.
En cambio, el mercenario, cuando ve venir
el lobo, huye.
•Tengo otras ovejas que no son de este
rebaño y es preciso que Yo las traiga:
oirán mi voz y habrá un solo rebaño y un
solo pastor.•
Agradezcamos al Sctior la gracia de per-
tetzecer a su rebaño y pida11ws por los que
atín 110 está11 m él.

m DE PASCUA
Después de la última cena, Jesús dijo
a los Apóstoles: •Dentro de poco ya no
me veréis; mas poco después me veréis,
porque me voy al Padre.•
No le vedan, porque iba a morir o
porque iba a subir al cielo. Le vedan de
nuevo porque resucitarla o porque algún
dia se reunirían con Él en el cielo.
Poco debe~~ importarnos las pmas y con·
trariedades de esta vida si al jitlal podemos
jumamos con Jestís en el ci•lo.

IV DE PASCUA

Viendo Jesús que Jos Apóstoles estaban


tristes ante su marcha hacia Aquel que Jo
había enviado, les da ánimo prometién·
doles un Consolador.
Este Consolador (Espíritu Santo) con·
vencerla al mundo de pecado, de justicia
y de juicio y dada a los Apóstoles la sabi-
duría y fortaleza necesaria para comprender
y propagar las enscñaru:as de Jesús.
Pidamos cotz frecuencia y con fe al Es-
p!ritll Santo que nos conceda sus neos
dónes.
110
© Biblioteca Nacional de España
V DE PASCUA
En el Evangelio de mañana Jesús dice
a sus disclpulos: •Bn verdad, en verdad
os digo que cuanto pidierais al Padre en
mi nombre os lo concederá.•
Los Apóstoles hablan amado y creído
en Jesús y Éste, en recompensa, les pro-
mete rogar al Padre por ellos.
Si amamos a J esús y te11cmos ucrdatitra
fe m Él, también nuestras peticiones serán
escuchadas eri el ciclo.

1 DESPUÉS DE LA ASCENSIÓ N
En el Evangelio de mañana, Jesús anun-
cia a los Apóstoles que cuando venga el
Paráclito, Espiriru de Verdad (Espiriru
Santo), dará testimonio de Él y ellos tam-
bién lo dar:\n.
Al mismo tiempo les advierte sobre las
grandes persecuciones que sufrirán para
que, cuando éstas lleguen, se acuerden de
lo que les habla dicho.
Pidamos al Bspfrilll Santo que nos ilu-
mine con su gracia y que· nos dé fuerza
para confesar y propagar las docm·nas de
Jesucrisro.

DOMINGO DE PENTECOSTÉS

En el Evangelio de mañana, Jesús anun-


cia a los Apóstoles que el Espíritu Santo
Paráclito, que el Pudre les enviará en su
nombre, les enseñar{¡ todo y les recordará
todas las cosas que Él les ha dicho.
Las palabras de Jesús se cumplieron
diez dias después de su Ascensión. Los
Apóstoles recibieron el Espirita Santo, re-
cordaron todo lo que Jesús les había dicho
Y comenzaron n predicar con gran éxito
y valentb.
111
© Biblioteca Nacional de España
I DESPtmS DE PENT ECOSTÉS

Jesús dijo a sus discípulos: tSed mise:i·


cordiosos. No juzguéis y no ser~is juzga.
gados. N o condenéis y no seréis conde-
nados. Perdonad y seréis perdonados. Dad
y se os dará .•
Cumpliendo sus enseñanzas, seamos mi·
sericordiosos co11 mtescros prójimos. No juz-
guemos precipitadameme. Y, sobre todo, 110
~ veamos la mora en el ojo ajeno sin reparar
~ en la viga que tenemos en el nuestro.

li DE PENTECOSTÉS

El E vongelio de maiian:1 nos refiere la


parábola del hombre que habiendo prc·
parado una gran cena recibe excusas de
sus invitados y ninguno asiste a ella. En·
tonces, indignado, invito a otros y el ban-
quete se celebro.
El S otior ha preparado 1111 banquete en el
ciclo y por medio de su Iglesia nos invita
a él. No nos excusemos. Oigamos su llama-
miellto y, cumpliendo s1ts mandatos, haga-
monos dignos del cele.stial cottttitc.

lli DE PENTECOSTÉS

Por medio de los parábolas de lo oveja


y Jo dracma perdidas, Jesús nos pone de
manifiesto lo gran alegría que reino en el
cielo cuando un pecador se arrepiente y
vuelve ni buen camino.
No dcscotzficmos mmca de la misericordia
divina. Jcs!Ís estd siempre en bmca do ovejas
descarriadas y siempre cstd dispuesto a per·
donar. Si estamos en pecado, volvamos a
stt redil; si estamos etz gracia, ayudémoslc a
buscar otras almas.
112
© Biblioteca Nacional de España
IV DE PENTECOSTÉS
El ·Evangelio de mañana nos refiere la
predicación que Jesús ruzo a las gentes
desde la barca de Pedro y el prodigio de
la pesca milagrosa que ocurrió después.
La barca de Pedro es slmbolo de la
Iglesia: desde ella nos habla constante-
mente Jesucristo por boca de sus minis-
tros. Escuchemos sus enseñanzas.
Por otra parte, la pesca milagrosa nos
indica bien claramente que, corr la ayuda
d.•l Setior, todo es posible.

V DE PENTECOSTÉS
Jesús quiere que la santidad de sus dis-
cípulos se:l mayor y mejor que la de los
escribas y fariseos, los cuales observaban
muy bien los preceptos externos, pero su
corazón estaba lleno de odios, envidias y
maldades.
Por eso, ames de hacer oració11, debemos
ponemos c11 paz co11 nuestros prójimos, pues
sd/o as{ nuestras plegarias será11 escuchadas
y podremos entrar 1111 el reino de los cielos.

VI DE P ENTECOSTÉS
El Evangelio de mañana nos refiere la
gran compasión que Jesús sintió ante el
hambre dc- In muchedumbre que le se-
guia.
Para calmarla, repite de nuevo el mi-
lagro de la multiplicación de los panes
Y da de comer a todos con sólo siete panes
que sus disclpulos tenian.
Como Jesús, debemos selltir compasión por
los pobres, procurando remediar srts necesi-
dades materiales.
113
8. • TBl\CBl\ ORADO.
© Biblioteca Nacional de España
Vll DE PENTECOSTÉS
•Guardaos de los falsos profetas, qu.:
vienen a vosotros con pieles de ovejas,
pero por dentro son Jobos voraces. Por sus
frutos los conoceréis.•
Con estas palabras Jesús nos previene
contra aquellos que aparentan ser buenos
y por dentro están llenos de intenciones
perversas.
El verdadero cristiano debe disti11guirse
del falso por sus frutos, es decir, por Sil amor
al pr6jimo y bumas acciones. La oració11
y cotrducta farisaico jamás nos abrirá las
puertas del cielo.

VIll DE P ENTECOSTÉS
El Evangelio de mañana nos refiere l:t
parábola del administrador que antes de
ser despedido por su amo se apresuró a
perdonar parte de las deudas n sus deudo-
res. De esta manera se ganó su agradeci-
miento y aseguró su subsistencia en la
vida futura.
6 50 Los hombres somos administradores de
Barr't· unos bienes que pertenecen a Dios: inte-
Fes ligencia, tiempo, dinero, etcétera. Admi-
... nistrbnoslos de matrera que puedan sernas
útiles para la vida ererna.

XV DE P ENTECOSTÉS
El Evangelio de mañana nos refiere el
milagro que hizo J csús al resucitar al hijo
de la viuda de Naím. Pué suficiente la pa-
labra del Señor para que el difunto se in-
corporara y comenzase a hablar.
Si J csús sintió compasión ante un cuerpo
muerto, ¿qué pena no sentirá ante un alma
muerta por el pecado?
Pidamos al Setior que resucite tmcst•·a
alma, si está en pecado, y que se apiade
de todos los que estén muertos espiritttal-
me11te.
114
© Biblioteca Nacional de España
XVI DE PENTECO STÉS

Invitado a comer por un fariseo, y a


pesar de ser sábado, Jesús curó a un hi-
drópico para demostrar que las obras de
caridad podían hacerse en días de descanso.
Posteriormente, al ver que todos querían
sentarse en los puestos preferentes de la
mesa, les econscjó no hacerlo as! y les dió
una lección de humildad que terminó con
estas palabras: •Toda aquel que se ensalza
será humillado, y el que se humilla será en-
salzado.•

XVll DE PENT ECOSTÉS


Con objeto de poner en un aprieto a
Jesús, un doctor de la L ey le preguntó:
¿Cuál es el mayor mandamiento de la L ey?
\
-Amarás al Señor tu Dios con todo tu
corazón... -respondió Jesús-. Y el se-
gundo es semejante a éste: Amarás a tu
prójimo como a ti mismo.
---o'(, ----
/"" ' .
fr. ....__

Ante tan inesperada respuesta, los fa-


riseos se quedaron mudos· y no supieron
\
qué replicar.
Cumplamos estos dos grandes mandamien-
tos para poder ir al cielo.

XVIII D E PENTEC OSTÉS


El Evangelio de mañana nos refiere que,
como premio a su fe, Jesús perdonó los
pecados a un paralítico. Al ver esto, al-
gunos escribas dijeron para si: •Éste blas-
fema.•
Mas J esús, conociendo sus pensamien-
tos, les demostró su poder diciendo al
paralítico: •Levántate, toma tu camilla y
vete a tu casa.•
Agradezcamos al Setior el haber dado
a los hombres el poder tfe perdonar los pe-
cados.
115
© Biblioteca Nacional de España
XIX DE PENTECOSTÉS
El Evangelio de mañana nos dice que el
reino de los cielos es semejante a un rey
que celebró las bodas d e su hijo. Mas,
cuando el banq uete estaba preparado, los
invitados se excusaron y no asistieron
a él.
Entonces el rey llamó a otros, pero
observando que uno no tenía vestido de
boda, mandó arrojarlo a las tinieblas.
Oigamos los llamamict~tos del Setlor y
prcscmémonos ame Él co11 vestido de boda,
es dcúr, limpios de pecados.

XX DE P ENTECOSTÉS
El Evangelio de mañana nos refiere la
curación del hijo de iln cortesano de C::·
famaúm.
La extraordinaria fe del padre en el
poder de Jesús mereció que el Sa'ior le
concediese In salud de su hijo.
Si tellcmos verdadera fe ell Jesucristo y
co11jiamos c11 Él, podemos estar scg11ros dt
qzte, tarde o temprano, seremos csCIIchados
y recibiremos la recompema q11c más 1101
collvenga para nuestra vida euma.

XXI DE P ENTECOSTÉS
El reino de los cielos es semejante a un
rey que, después de perdonar una gnlll
deuda a uno de sus vasallos, se ve obligado
a castigarle porque el vasallo, a su vez,
no quiso perdonar a un compañero que le
debía una pequeña cantidad.
Al rezar el Padrenuestro decimos : •Per·
dónanos nuestras deudas asi como nosotros
perdonamos n nuestros deudores.• Pero
¿lo hacemos as!?
Si nosotros no perdonamos, Dios campo~
nos perdonará.
116
© Biblioteca Nacional de España
XXU D E P ENTECOSTÉS
Para comprometer a Jesús, los fariseos
le preguntaron: ¿Es licito pagar el tributo
al César o no?
Mas, conociendo su malicia, Jcsús les
contestó: «Dnd al César lo que es del
César y o Dios lo que es de Dios.»
De esto contestación se deduce que los
bttCIWS cristianos debemos cumplir tutestras
obligacimtes para con los gobcmames, sin
olvidamos de nuestros deberes para cmz
Dios.

XXIII D E PENTECOSTÉS

El Evangelio de mañana nos refiere dos


milagros de J csús: la resurrección de la
hija de J airo y lo curación de una mujer
que padecla fiujo de sangre.
En ambos casos el milagro se produjo
por la gran fe de Jairo y de la mujer en el
poder de Jesús.
¿Tenemos nosotros esa fe? Si truestra
· fe no u viva, pidamos al Se11or que nos la
aumellte.

:li:XIV DE PENTECOSTÉS
En el último Evangelio del año litúr-
gico Jesús nos previene contra los falsos
cristos y profetas que aparecerán al apro-
ximarse el fin del mundo y nos describe
los grandes acontecimientos que entonces
ocurrirán.
¿Viviremos nosotros en ese momento?
No lo sabemos. Pero, si estamos alerta y
permar~eccmos e11 gracia de Dios, uada tene-
mos que temer.
Para las almas buenas, el fin del mundo
Y la muerte so11 las llaves de la felictdad
,el~rtfg. •• 1• ... ,-
117
© Biblioteca Nacional de España
LENGU A ESPAÑOLA

Lecciones y temas que corresponden a cada curso y tri-


m estre, ajustándonos rigurosamente.a lo dispuesto por los
Cuestionarios:

PRIMER CURSO

t.cr TRIMESTRE.-Lecciones 31, 33, 34 (transitivas) y 1.",


con su lectura.-Temas 1, 2, 3, 4 y 5.

2.o TRIMESTRE.-Lecciones 2, 3, 4, 5, 20, 21, 22, 23, 24, 32,


33 (copulativas), 3<1 (transitivas e intran-
sitivas) y lectw·a 28.-Temas 6, 7, 8, 9
y 10.

3.er TRIMESTRE.-Lecciones 6, 7, 8, 9, 10, 11, 16, 34 (pasi-


vas), 35, 38 y lectuta 28.- Temas 11, 12,
13, 14 y 15.

SEGUNDO CURSO

t.•r TRIMESTRE.-Lecciones 17, 18, 39 y 40. Lecturas 8, 23


y 28.-Temas 16, 17, 18, 19 .y 20.

2.o TRIMESTRE.-Lecciones 12, 13, 14, 15, 19, 24, 26, 27 y


lectura 23.-Temas 21, 22, 23, 24 y 25.

3.0' TRIMESTRE.-Lecciones 19, 25, 28, 29, 30, 35, 36 y 37.


Temas 26, 27, 28, 29 y 30.

NOTA.-=-Los «temas>>, po1· su carácter ahsolutamente práctico, so-


lamente figlfran en el Libro del Maestro correspondiente a este grado.

118
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 1.• FORMAC IÓN DB LA LENGUA ESP~OLA
Y SU EXTENSI ÓN POR El. M UNDO

Cuando las legiones romanas llegaron a España se hablab•n en nuestro suelo


multitud de ictiomas ibéricos. Pero Roma impuso con su dominio la unidad lin-
¡¡üJstica a los naturales del pals, exigiendo a todos ellos el uso del latin para pedir
¡usticia o para asistir a la escuela.
Y fué tal el aprovechamiento de los españoles en el aprcnctizaje de la lengua de
sus dominadores, que algunos de ellos, como Séneca, Quintiliano y Marcial, llegaron
a ser verdaderas glorias de la literatura latina.
No obstante, el pueblo nunca aprenctió el latin con perfección, y esta circuns-
tancia, unida a la terminación de la dominación romana y comienzo de otras nue-.
vas, hizo que, en cada región, fueran surgiendo diversas variaciones lingüJsticas
Una de estas variaciones fué el castellano. El castellano tuvo su origen en la
antigua región de Castilla por los siglos 1 x y x, y el documento más antiguo que
de él conocemos es el Cantar del Mlo Cid, escrito en el año II40.
A mectida que avanzaban las armas de la Reconquista el castellano se fué exten-
diendo por toda España y, posteriorm ente, se impuso en ctiversos puntos del Norte
de Africa, América y Filiplll8s.
Actualmente es la lengua oficial de todos los españoles y se habla en toda Amé-
rica Central y del Sur, menos en el Brasil; en casi todas las islas Filipinas y en las
colonias españolas en Africa; en muchos puntos de las costas del Mectiterráneo,
llevado por los judJos expulsados de España, y en la parte Sur y Oeste de los Estados
Unidos.
Su base fundamental sigue siendo el latin, pero además nuestro ictioma está
constituido por vocablos de origen primitivo, como páramo, vega y guijarro; ger•
mánicos, como yelmo, guerra, Gonzalo y Elvira; gr¡egos, como púrpura, cima y
bodega; árabes, como albañil, alcázar y casi todos los que empiezan por a l, y por
voces incorporadas de otros paises con los cuales hemos tenido relación histórica,
como del francés, italiano, inglés, portugués, etc.

LECCIÚ N 1.8

Gramáti ca Castellan a

Palabra. -Palabra es la expresión de una idea.


La palabra puede ser hablada o escrita.
Hablar.- Hablar es expresar lo que pensamos por medio de pa-
labras.
ldioma.- Idioma es la manera de hablar de cada pueblo o na-
ción.
lln Bspalia babhunos el idioma espaliol o castellano; en Francia, el fran~s¡ en Inglaterra, el
inglés, cte.
119
© Biblioteca Nacional de España
Dialecto.-Se llama dialecto la manera particular de hablar y es-
cribir el idioma oficial de un país en determinadas regiones del mismo.
Los dialectos carecen de tradición literaria_, es decir, no poseen obns escritas c:n ellos. En E.sp#ñJ
podernos considerar como tales el bable asturiano, el <XlKI!'Idlo y el andnluz. El catollln, el ¡tll<r¡o
y el vasco tienen, en c:unbio, c:atc¡or{a de idiomas y el valenciano es una variedad dialc:ctaJ del catalán.

Gramática.-Gram ática Castellana o Española es la ciencia y el


arte de hablar correctamente nuestro idioma.
La Gramática se divide en cuatro partes: Analogía, Sintaxis, Prosodia
y Ortografía.
La Analogía considera las palabras aisladamente, y la Sintaxis las
considera en sus relaciones con las demás; la Prosodia nos da reglas para
la recta pronunciación de las letras, silabas y palabras, y la Ortografía
nos enseña a usar correctamente las letras y demás signos auxiliares de
la ese ritura.

EJERCICIOS
1.• Escribir 20 nombr<:s de idiomas diferentes.
2.0 L·enguaje y ptnJamit.ntt~.-Pormn.r diez frases en los que se csutblezcnn relaciones de comp3•
ración: manso como un cordero; de simultaneidad: cnntab:a micnuas rrnbajabR; de subord inación:
te dnr6 la recompenso 'i te snbes In lección; de sucesión: llegó después del acto.
S.• Ortografla.-Sc escribe B:
En las palabras que empiczo.n por BU, BUS, BUR, DUI, BILIDAD, DUNDO, DUNDA Y
despu~s de CU, NU y UR. Se exceptúan vudco vuestro y ¡r.\rvulo. Ejemplos: buscar, bwlo,
debilidad, etc.

120
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 2.•

J.copoldo Dfaz fué un político y poeta argenthw


que nació m Buetws Aires en r86z. Como político, ftté
embajador en el Paraguay y más tarde 111i11istro ¡:nterino.
Como poeta, tradujo obras de · Guerra Jtmqueiro y
Stechetti, y, emre otras, escribió dos colecciones de so-
liCIOs muy célebres timlados 4Fuegos fatuos» y tLos
ge11ioso. Veamos utza de stts composiciones:

lRucstro idioma
lltlaro 'l limpio raudal allá en su ltllbambra oriental.
es la lengua que yo adoro, lltomo clarines al viento
l11 lengua de versos de oro vibra su broncíneo acento
y de \libración marcígJ. en la ira o el dolor.
lEs dúctil como el metal Y son sus cláusulas ¡Jtl1"9fS
y rica como el tesoro amorosos trinos de aves
que dejó JBoabdíl el moro sobre las lilas en flor.-'](.. 1Día3

LECCIÓN 2.a

Sílabas y letras
De qué se componen las palabras.-Las palabras se componen de
silabas.

~~:
r ~ "
va.,- % - tcv.
l!~-..o
va,- ~ - to..,.
~:
G<A--·~ - ta-.

121
© Biblioteca Nacional de España
Qué es sílaba.-Se llama sílaba cada uno de los golpes de voz co
que pronunciamos las palabras.
Ejemplo: me-sa, tiene dos sflabas y tlif..te-ro, tiene trts sfl:~b3s.

De qué se componen las sílabas.-Las sílabas se componen d


letras.
Ejemplos: en la palabra drbol, la silaba dr, consto de dos letrns r la sUnbo bol, de tres.
Qué son letras.-Se llaman letras los signos que form:m las silaba
División de las letras.-Las letras se dividen en vocales y cons
nantes.
Letras vocales.- Letras vocales son las que por tener un soni
puro, pueden pronunciarse sin auxilio de las demás. Las letras vocal
son cinco: a, e, i, o, tt.
Letras conson antes.-Letras consonantes son las que para su pro
nunciación necesitan unirse con otras.
Son letras consonantes la b (be), la m (eme), la j Gota), cte.
Las letras vocales y consonantes juntas forman lo que se llama alfabeto
abecedario, el cual en nuestro idioma está formado por las 28letras sigui
tes: a, b, e, eh, d, e, f, g, h,- i, j, k, 1, 11, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, x, y,
EJERC I CIOS
Escribir 40 palabras indicnndo n continuación, con un numcrito, el número de silabas que ti en
2.• Ordenar alfabéticamente lns pnlnbras del ejercicio anterior.
3.• Escribir en un papel los nombres y apellidos de todos lo• niños de la clase y pasarlos desp
al cuaderno por orden oiCnbétieo del primer apellido.

LECTURA 3.•

D. Jacinto Benavente 11acw m Madn"d en 18


y murió en 1954. Es el mejor dramawrgo de Espa"
y quizá también el mejor de Er1ropa. Gra11 psicó/og
y satlrico fino, pinta y critica como 11adic los vici
de la sociedad. Su diálogo es excclemc, y entre 1
obras, que son mru:hlsimas, citaremos: •La fue
bruta•, cCampo de anniño•, •La comida de las fiero~
•Los intereses creados•, tLa ciudad alegre y
fiada> y •La malquerida•. Veamos una PCIJ!Ielia 11111
tra de su diálogo:

MARIO.-Y ¿qué sentimientos has tenido q


ocultar de m1 para no avergonzarme como
dices?
CLARA.-¡Tnntas y tantas veces!. .. Recuerdo (tú no te acordarás) un ella..
Íbamos por la calle. Pasábamos por delante de un café. A la vidriera habla un sctio
y una señora tomando un helado. Ante la vidriera, casi pegados a ella, estaban d
chiquillos desarrapados mirando, como miran los pobres el lujo de los ricos,
122
© Biblioteca Nacional de España
avidez que es ignorancia y es codicia y puede ser odio. Uno de los chiquillos le .
ilijo al ouo: tOye, tú: ¿qué será eso que están comiendo esos señóres?t Tú te reiste;
también me re! porque tú reJas. ¡Pero qué trabajo me costó contener las lágrimas!
Otro dfa, lbamos a los toros ..• A la puerta de la plaza se aglomeraba la gente,
ei!IPUÍ ándose para entrar. A la puerta habla unos golfillos. Miraban entrar a la
nte. En esto, un perro, tal vez sin amo, tal vez que habla seguido a su amo hasta
81Jl, con ese trotecillo menudo de los perros, se metió por entre la gente y se entraba
~ la plaza ... Y uno de los golfillos, al verlo, dijo a los otros: •¡Quién fuera ese perro
cwese va a colar!• Tú te reiste. También yo me rel. Pero toda la tarde estuve triste,
cpn el remordimiento de no haberte dicho que le hubieras pagado una entrada. Com-
Pfar a poca costa un poco de felicidad para que una pobre criatura humana no tu-
VIera que envidiar a un perro ...
Cuando est~ sucede en un mundo do~de por ~ros siglos .se ha predicad:o la re-
liltión de la candad y de amor que el Hi¡o de D10s fué el pnmero en predicar, no
biy duda de que no se ha oldo bien o se ha olvidado lo que se ha oldo. Son pe-
C!Jeñas tristezas. Pero cuando se pasa indiferente y desatendido ante esas pequeñas
tristezas, ¿cómo van a ~mprenders~ las grandes,. qu~ suelen estar más ocultas?
es que no sabemos v1V1r mb que nuestra prop1a v1da.
(De Su amante esposa.)

LECCION 3.a

Pala bras y sílabas

Las palabras según el número de sílabas.-Según el número de


svabras, las palabras pueden· ser: monosllabas, cuando tienen una sola
silaba; bisilabas, cuando tienen dos; trisílabas, cuando tienen tres, y
polisllabas, cuando tienen más de tres.
Ejemplo: sol, es una palabro monosflnba¡ li-bro, es bisUaba¡ <llll·la·llo, es trisUaba y <a·rre·le·ra,
ea polisflnbn.
División de las sílabas.-Las silabas se dividen en directas, inver-
sas y mixtas.

AR-BO-LE S ~
:n-w. 1M,. 'Yl'W:x..
123
© Biblioteca Nacional de España
Sílabas directas.-Silabas directas son las que llevan primero la
consonante y después la vocal.
Ejemplos: la, pe, su, tro, etc.
Sílabas inversas.-Silabas inversas son las que llevan primero la
vocal y después la consonante.
Ejemplos: al, es, ios, etc.
Sílabas mixtas.-Sílabas mixtas son las que llevan una vocal en
medio de dos consonantes.
Ejemplos: col, mar, sal, les, etc.
Diptongo.-Diptongo es la reunión de dos vocales que se pronun-
cian en un solo golpe de voz.
Los diptongos se producen cuando se juntan una vocal fuerte (acen-
tuada) con una débil, o dos débiles entre si.
Por consiguiente, los diptongos castellanos son: ai, au; ei, eu; oi, ou;
ia, ie, io; ua, ue, uo; iu, ui.
Ejempos: aire, tiempo.
Triptongo.- Triptongo es la reunión de tres vocales que se pronmt·
cian en un solo golpe de voz.
Para que haya triptongo es preciso que una vocal fuerte y acentuada
vaya en medio de dos débiles.
Los triptongos castellanos solamente son cuatro: iai, iei, uai, uei.
Ejemplo: avedguáis, apreciáis, Paroguay, y buey.

EJERCICIOS
1.• Escribir 10 p:!lnbras monos!Jnbas; 10 bis.llabas; 10 trisllabas, y 10 polisllobas.
2.o E.s.etibir en ues grupos l as sflabas directas, inversas }' m.Lxtas de l:ts p:tlabras del ejercicio
anterior y poner una rayita debajo de los diptongos c¡ue baya y dos debajo de los triptongos.
S.o Rtdacci6n de una carca.-La carra es una. conversación por escrito con una persona ausente.
T oda carta ciebe constar de las siguientes partes: fccbn, dirección, saludo, cuerpo o contenido de 13.
misma, despedida y firma.
1Ej<rcicio: Escribir una carta a un nmigo.-Sugcrencios: Cu~t:!le lo que hiciste el domingO,
lo q ue esois practicando en la escuela y alg\\<t detalle famili>r. •
4,o Invenci6n.-Buscar pnlobr-:JS de significado parecido o las siguientes: ocultar, prisionero,
plegaria, amar, orilla, asilo, canaUa.-EjempJo de acrtltar, esconder, cubrir, tapar, etc. Buscar en d
diccionario el matiz diferencial de las m.ismas.

LECTURA 4.•

D . Ramón de Campoamor y Camposorio


tzació en Navia de Luarca e11 r8 r7 y murió e11 r9or.
Pué diputado a Cortes, gobernador ds Valmcia, con·
sejero de Estado y Académico de la Lengua. Se dis·
tinguió como filósofo y como poeta, destacándose en
este tí/timo aspecto por st1 •Drama wtiversalt, «El
tre11 expreso>, •Las Hwnorada.n y oLas doloras•. Su
poesla no es sana por completo en el aspecto moral.
Satirico tmas veces, pesimista otras y humorista Y
agudo casi siempre. Veamos una de sus mejares com·
posiciones:
124
© Biblioteca Nacional de España
EL GAITERO DE GI]ÚN

I IV
Yn se está el baile nrreglnndo. La nilia ~s bailadora,
Y el gaitero ~dónde está? ¡Aprisal-le dice-¡aprisol
-Está o su m:~.drc enterrando, Y el gaitero sopla y llora,
Pero en se¡uida vendrd. I"onie:ndo cara de risa.
-Y ~vendri? -Pues, ~qu~ ha de hacer? Y •I mirar que de esta suene
CUmpliendo eon su debex Llor.o a un tiempo y los divierte,
VedJe con la gaita ... pero, Silban, como Zoilo a Homero,
¡Cómo traerá el corazón Algunos sin compasión
El gaitero, Al gaitero,
El gaitero de Gijón! Al gaitero de Gijón

JI V

1Pobrel¡al pensar que en su casa Dice el triste en su agonla,


Toda dicha se ha perdido, Entre soplar y soplar;
Un ll<lllto oculto le abraso -¡Madre JD.Í.a., madre mf:a,
Que u cual plomo derretido! Cómo nüvia el suspirar!
Mns como gnnan sus manos, Y es que en sus cnunños zumba
Bl pan para sus hermanos, La voz que apagó la tun1ba;
En gracia del panadero, ¡Voz que, pese nl mundo entero,
Toen con resignación Siempre In oirá d corazón
El gaitero, Del gaitero,
El gaitero de Gijón. Del gaitero de Gijón!

ni VI
¡No vló una madre más bella Dec-id, lectoras, conmi¡o:
Ln nación del sol poniente! ~Cuánto gaitero hay asl?
¡Pero ya una losa, de ella Preguntáis ¿por qui~n lo di¡o?
Le separo etcmamcntel Por vos lo digo, y por mi.
¡Gime y tocai¡Horror sublime! ¿No veis que al hacer, lectoras.,
Mas, c:uondo entre dientes gime, Doloras y más dolor.ls,
No balo eomo un cordero, 1»1i<ntras yo de peno muero,
Pues ruge como un león Vos las rcciuiis, al son
El gaitero, Del gaiteroJ
El gaitero de Gijón. Del gaitero de Gijón?...
R. DE CAMPOAMOR.

LECCIÓN 4."

El acento prosódico
Acento pros6dico.-S e llama acento prosódico la mayor fuerza de
voz con que pronunciamos una silaba en cada palabra.
Ejemplo: en 13 palabra mua, el acento prosódico está en la silaba me.
Silaba tónica o dominante.- Se llama sílaba tónica o dominante
la silaba que en cada palabra se pronuncia más fuerte que las demás.
lljcmplo: en la palabra árbol, In sUnba tónica es dr.
Las palabras según la silaba dominante.- Según cual sea su si-
laba dominante, las palabras se divide.n en agudas, llanas y esdrújulas.
125
© Biblioteca Nacional de España
~~-
W·vvá

P alabras agudas.-Una palabra es aguda cuando su sílaba domi-


nante es la última.
Son palabras agudas: balcón, pored, y reloj.
Palabr as llanas.- Una palabra es llana cuando su sflaba dominante
es la penúltima.
Son palabras llanas: l1'bro, tintero y bandera.
Palabras esdr újulas.-Una palabra es esdrújula cuando su silaba
dominante es la antepenúltima.
Son palabras esdrojulas: mtdico, ldmpara y cdntaro.

EJERCICIOS
1.• Escribir todas las silabas tónicas de la poesla de In lección.
2.• Escribir 10 palabras agudas¡ 10 Unnas y 10 esdrújulas.
3.o l ®tnti6n.-Buscar palabras que expresen ideas contrarias a las siguientes y cscr·ibirlas t11
el cuaderno: cerca, fucrz :~;J amor, vida, agradar, antes, delante, blaneo, humilde, c:tle:otn.r, preceder,
práctico, sabio, sosiego, ayer y pesado. Ejemplo: de cerca, ltjos ...
4. 0 Orto[J1'afla.- Sc escribe B en las formas dcl1)rctér ito imperfecto de indicativo de los verbOI
de la primera conjugación y las del mismo tiempo del verbo IR. Ejemplos: amaba, iba, etc.

LECTURA 5.• PALABRAS QUE SOLAMENTE SE ACENTúAN


EN ALGUNAS OCASIONES
En nuestra lengua hay palabras que, según el oficio que desempeñen en la oro·
ción, asl se acentúan o no. T ales son las siguientes:
Solo.-Esta palabra se acentúa cuando es adverbio, y no se acentúa cuando
es sustantivo o adjetivo. Ejemplos: Sólo quiero cien pesetas. El solo del violin.
El charlatán se quedó solo:
Mas.-Se acentúa cuando es adverbio, pero no cuando es conjunción. Ejem·
plos: Quiero m ás . Podla, mas no quiero.
De.-Se acentúa cuando es verbo, pero no, cuando es preposición. Ejemplos:
Dile que te lo dé. Vengo d e Madrid.
126
© Biblioteca Nacional de España
Se.-Se acentúa cuando es verbo, y no se acentúa cuando es pronombre. Ejem-
plos: Ya lo sé. Pedro se lo quitó.
Te.-Se acentúa cuando es sustantivo, y no se acentúa cuando es pronombre.
Eiemplos: Tomamo; el té. Ya te lo advertí.
El, m i, tu.-Se acentúan cuando son pronombres, y no se acentúan en los
demás casos. Ejemplos: T ú y él vinisteis bacía mí. Tu amigo no me dió mi libro.
Que, cual, quien, cuyo, cuanto, cuando, donde, como.-Se acentúan
cuando van.usados en sentido i tcrrogativo o admirativo (aunque no lleven el signo).
Ejemplos: ¿Qué te pasa? ¿Cu.á l es? ¿Quién llama? ¡Cuánto me duele! ¿Dónde está?
¿Cómo llegó?
Sl.-se acentúa cuando es adverbio o pronombre, y no se acentúa cuando
es conjunción o nota musical. Ejemplos: Le contestó que si. Vino por sí mismo.
Tú verás si te conviene.
Este, ese y aquel, con sus femeninos y plurnles, se acentúan cuando son pro'-
nombres, y no se acentúan cuando son adjetivos. Ejemplos: É ste, ése y aquH es-
taban prescotes. Este niño, esa niña y aquel señor vinieron juntos.

LECCIÓN 5."

El acento ortográfico

El a~ento ortográfico.-El acento ortográfico es una rayita que en


algunas ocasiones se coloca sobre la silaba dominante.
Lo palabro compds lleva acento ortogrdfico y la palabra C<Jndi 1 no lo lleva.

AcentuaCión de las palabras agudas.-Las palabras agudas se


acentúan ortográficamente cuando acaban en vocal, en N o en S.
La palabra C<J/4 es aguda y se acentúa porque termina en vocal, mientrAS que la palabra rosal,
c¡ue tambim u aguda, no se acentúa porque no termina ni en N, ni en S, ol en vocal.

127
© Biblioteca Nacional de España
Acentuación de las palabras llanas.-Las palabras llanas se acen-
túan ortográficamente cuando acaban en consonante que no sea ni N
ni S.
La pnln.bra árbol es llana y se nccnt\1a porque acaba en consonante que no es ni N ni S, mienttti
que la palabra mtsa, que también es llnnn, no se accntUa por acabar en vocaL

Acentuación de las palabr as esdrújulas.- Las palabras esdrú·


julas se acentúan todas.
.Médicó, lámpara y cántaro, son palabras csdnijulas y por eso se acentúan.

Acentuación de los diptongos.-Los diptongos se acentúan orto·


gráficamente cuando la mayor fuerza de voz cae sobre la vocal débil de
los mismos.
Ejemplos: Maria, ríe, aúlla, etc. En estos casos el diptongo queda deshecho y las dos vocal~
paSall a formar dos silabas diferentes.
Igualmente se acentúan y deshacen los triptongos, cuando el acento
prosódico cae sobre la primera vocal débil de los mismos.
Ejemplos: dccfnis y accrtarfnis.

EJ ER CI C I OS
1.• Esc.r ibir 6 palabras agudas y 6 llanas que se acentúen y otras tantas que no se acentúen.
Escribir también 10 palabras esdrújulas . .
2.• Escribir 10 palabras que tengan diptongo y otras 10 que no lo tengan por estar deshecbl
por cl acento.
3.o Copia ortográfoa.-Copiar 4!l siguiente trozo poniendo autuo donde corresponda: Solo quicr;
tomar el te contigo, pero ya se que te lo impide tu madre. Tu se lo ofreciste, mas el no Jo acepto.
¿Cuando llegar.>? ¿Quien sera? ¡Que penal Si se lo propones seguramente te dira que si. Dame~
libro para mi. Vino de Madrid para decirle que se lo de. Lo \>leron este, ese y aquel, pero aquell<J
niños no se enteraron de nada.

LECTURA 6.•
D. Vicen te Medina naci6 en Archena en r866.
Hijo de familia pobre, fué vendedor de peri6dicos ar
su uiñez, y en Madrid, adorzde habfa ido a est11di01,
tuvo que servir como criado. Estuvo en la guerra tú
Filipinas, y al regreso a Espatia se di6 a cotzocer com1
poeta por llllll famosa poesla titlllada cCanserat. Des·
pués public6 otras muchas, y etl ellas canr6 a su tierra
de llllll manera prefereme. Emigr6 después a Ami·
rica, y en Rosario de Sama Fe ejerci6 la profesi6n de
maestro. El dia/ec¡o murciano que emplea cm much/J1
de StJS poesías comribuye a dar mayor emoci611 a /01
mismas. Veamos llllll de ellas :
128
© Biblioteca Nacional de España
1Los pajarillos sueltos
/
1

111o mandes los nenes a la escuela,


1Porque no la han abierto,
Y está, sí es que el Señor no hace un milagro,
"~erraica" pa tiempo ...
fua caído en la cama
".iJDu malíco" el maestro,
Y es cosa de temer por lns señales,
(filue yA no se le"Pante d "probe" 'Piejo...
Clna jaula vacía
"lPoecc" la escuda con aquel silencio
Y a suo anchas, corriendo los 3agalcs,
Clna "bandd" de pajaritos sueltos
• o • • o •• o ••••• o ••• o •••• o ...... o ••••• ••• • o

Ya doblan las campanas...


Ya "arremató" d maestro...
"1)0uncba" .pena me da, porque era un hombre
'lDe los pocos que hay "güenos"...
"J)Duncho" pena me da por los Jllgalcs...
11Ro paro de pensar qué 'PO a 9er de ello&!

10' 3

¡'arraigo en d cora3ón una tríste3a!...


"ID'allá abajico" 'Pengo:
1La escuela "cerraicn", como siempre,
Y con aquel silencio...
~hfllando "olreorcíco" los JBgalts
Y a sus anchas corriendo...
¡1Ln jaulíca "Pacía
Y la "bandá" de pajaritos sueltos!
'1>. JK)tdfna

129
- - Tmcn CRADO,
© Biblioteca Nacional de España
ORRCJON GRRMATI GAL :
etJ ~.-
~ ~·


LECCIÓN 6."'
Oración gramatical
Oración gr amatical.-Se llama oración gramatical el conjunto de
palabras que expresan un pensamiento.
Ejemplo: El campo es hermoso.
Partes de la oración gramaticaL-Las palabras que forman la
oración gramatical pueden ser de las nueve clases siguientes: nombre,
articulo, adjetivo, pronombre, verbo, adverbio, preposición, conjunción
e interjección.
División de las partes de la oraeión.-Las partes de la oración se
dividen en variables e invariables. Las variables admiten variaciones en
su forma y significación, y las invariables, no.
Partes variables.-Las partes variables son: nombre, adjetivo,
articulo, pronombre y verbo.
La palabra pu"o es un nombre que admite las siguientes vuriadones: perra., perros y perras.
Estas variaciones son debidas a los occidentes ¡:ramaticoles.
'Partes invariables.- Las partes invariables son: adverbio, prepo·
sición, conjunción e interjección.
Las palabras aqui y lejos son adverbios y, como tales, no admiten variación nlguna ni c.a.su CoriJll
ni en su significación.
EJER-CICIOS
l.o Formar tres (r3ses con cada una de las palabras siguientes, iñdica.ndo la materia, utilidad
y autor de cada una: cas:t, mesa, pan y vestido.
2. 0 Rd'dacd&n,-H!lcer un ejercicio de redacción describiendo [(sica y moralmente a uno dC
los compañeros.
3 .0 Ortografía.-Se escriben con B los verbos acabados en BER y BlR, menos ver, mover,
precaver, hervir, servir y vivir. Ejemplo~: haber, subir, etc.

130
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 7.•

D, José María Gabriel y Galán naci6 en Fradu


tk la Sierra (Salamanca) en el año r8¡o y muri6
en I90 5. M lUStro nacional, retrunció a los puesu1s que
en la Corre le ofru:lan y se mtregd de lleno a sus amores:
familia, cultivo del campo y la poesla. Quizd llÍ"IÚil
poew. supere a este hombre seru:illo en itupiraciót1 y m
alrura de petiSaJtliemos. Unas veces en ca.stellaoo y otras
e11 extremeño, cama como tw.die la paz que Dios ha des-
parramado por los camj>os, en las almas y en el seoo de
las familias honradas. Como prueba de ello lee .•. , lee y
paladea la siguicme componcidn, que bien se lo me-
rece.

~.............._ JE.Iilma

J¡ Yo aprendí en d bo;ar en qué se fund11


111 d!cb.a más perfecta,
· y paro hacerlo mía
quise yo ser como mí padre era
y busqué una mujer como mí madre
entre las bijas de ·mi bídalsa tierra.
Y ru! como mi padre, y fue mí esposa
'l>i-oicnte imagen de la m11dre muerta.
¡Cln milagro de IDios, que 'l>er· me hí3o,
otra mujer como la santa aquella!

~
«omportían mis únicos amores
la amonte compañena,
la patria idolatrado,
lo cosa solariego,
con lo heredada historia,
con lo heredada hacienda.
¡l!llué buena era la esposa
ji
l
y qué fero3 mí tierra!
¡C!Ilué alegre era mí casa
y qué sana mi hacienda,
y con qué solide] estob11 unida '
la· tradición de la bonrade3 a ellas! ~
j
Clno sencilla labradora, humilde,
bija de oscuro coslellano aldea; J
~..3~
131
© Biblioteca Nacional de España
~~~-~"()~-~/~- ~

una mujer trabajadora, honrada, .


cristiana, amable, cariñosa y seria,
trocó mí casa en adorable idilio
que no pudo pensar ningún poeta.
¡®h, cómo se suaviJQ
el penoso trajín de las faenas
cuando bay amor en la casa
y con i1 mucho plln se amasa en tilla
para los pobres que a su sombra viven,
para los pobres que por ella bregan!
¡y c.uánto lo agradecen, sin decirlo,
y cuánto por la ca5a ~e mtcresan,
y cómo ellos la cuidan,
y cómo JDios la aumenta!
'atodo lo pudo la mujer cristiana.
logrólo todo la mujer dísmta.
'JLa vida en la alquería ' l
~l
giraba en torno de ella,
pacifica y amable,
mon'ótona y serena•..
¡y cómo la alegría y el trabajo
.donde está lB virtud se compenetran!
1Lavando en el regato cristalino
cantaban las mo3uelas,
l
\
y cantaba en los valles el 'l!aquero,
.y cantaban los 1n030s en las tierras,
· y el aguador camino de la fuente,
y el cabren11o en la pelada cuesta...,
¡)' yo también cantaba ¡
que ella :f el campo biciéronme poeta! J
c!Lantaba el equilibrio
de aquel alma serena j

~~~: :~: ~::;:se~:~~¡ amada tierra; ,l


1 y cantaba también aquellos campos,
los de las pardas, onduladas cuestas. /
los de los mBrts de enceradas mi(S(S,

. ~C'!~
·~:::::::::::::::
132
© Biblioteca Nacional de España
. ::;:;..;. . . ~ ()G'
los de lBs mudas perspectillBS seria&,
lo!l de lBs CBstas soledades bond95,
los de las grises lontananJas mucrtBs...
IEl BlmB se empBpabB
en la solemne clásice grandc;a
que llenil ba los ámbitos
del ciclo y de la tierra.
1®.ué plácido d ambiente,
qué tranquilo ti paisaje, qué serena
la allnósfcra a3ulada se atendía
por sobre el ba3 de la llanura inmtnM!
'J!a brisa de la tiJrdc
mmeaba, amorosa, la alamroa,
los JGrJalcs floridos dd cuCBdo,
los guindos de la vega,
las mítscs de lB boja,
la copa verde de. la CtlCÍIIB vitja...
¡.f!DonorritmiCB música dd llano,
qué grAto tu sonar, qué dulce eral
'J!a gaita del pastor en la colina
lloraba las tonadas de la tierra,
cargadas de dul3uras
cargadas de monótonas trístc;as,
y dentro del sentido
caían los cadencias
como doradBs gotas
de dulce miel que del panal flu yeran.
'J!a vida era solemne;
duro y sereno el pensamiento era;
sosegado el sentir, como las brisas;
mudo y fuerte el amor, mansas las penas,
austeros los placeres,
migadas las creencias,
sabroso el pan, reparador el.su~ño, ~
focil el bien y pura la ~ondencia. ~
¡®.ué deseos d Blma Í
tenia de str buena ~

-~~~..9e.~:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::-.~
133
© Biblioteca Nacional de España
~~~~
y cómo se llenaba de ternuro
cuando JDios le decía que lo erol
2

'!Pero bien se conoce


que ya no vive dio;
el cora3ón, la vídlJ de la CIJiJB
que a legraba el trajín de las tareas,
la mano bíwbccbo ro
que con las sales de enstiíon3as buenas
amasó tanto pan para los pobres
que regaban, sudando, nuestra bacicnda.
1 ¡
\

¡'lo vida en la nlqucría


ee tíñó para siempre de fríste}Ql
Ya no alegran lolJ mo3os lo besana
11' con las dulces tonadas de lo tierra

1~
que al poso perc3oso de las yuntas

~
ajustaban !lus lñnguidns cadwcillil.
.flDudos de casa salen,
mudos pasan el dio en sus faenas,

l
tristes y mudos vuelven
y sin decirse_una palabra cenan;
que está d aire de cosa
ca.rgodo de trist(}ll, ¡
y palabro& y ruidos importunBn '1
la rumio sosegada de 1115 ptnlls. '
Yrc3amos reunidos d rosorio ~
sín decírnos por quién ..., pero es por ello,
que aunque ya su 'IIOJ a orar no nos llama
su recuerdo querido nos congrega,
y nos pone el rosario cutre los dedos
1y las santas plegorillil en la lengua.
¡~ué días y qué noc[)(s!
¡q!on cuánta lentitud lBll boros ruedan ¡
por encima del alma que está sola
llorando en las tinieblllil! /
1!.as saks de mis lágrimas amargan 1

~~======~~~~~-~~~~
134
© Biblioteca Nacional de España
~---- -~G'

el pan que me alimenta;


me ronsa d movimiento,
me pesan las faenas,
la rosa me entristece
y be penJído d roriño de la hacienda.
¡~ut me importan los bienes
si be perdido mi dulce compañera!
¡~ué compasión me tienen mi& críados
que ayer me vieron con d alma llena
de alegrías sfn fin que rebosaban
y suyas también mm!
hsta d bosco pastor de mis ganados,
que b9 medido la hondura de mi pena.
si Iltgo a su majada
bofsa los ojos y ni hablar qUÍ9Ícrsa;
y dice sal despedirme: -"ilnimo, amo¡
"baíga" mud>o valor y "boiga paccnda•.•"
Yle tiembla la vo3 ruando lo dice
y 9C enjuga una lágrima sintcra.
que en la manga de la ásptra 39marra
temblando ne le queda...
1.ftle abogan estas cosas,
me m~ttan de dolor estas csccno.sl
¡~ue me anime, pretende, y t1 no sabe.
que de su cbo3a en la techumbre negra
le be visto yo escondida
la dulce gaita aquella
que cargaba el SUitido dt dul}Ura
y llenaba los aires de rodendas...!
¿'J)or qué ya no la toro?
¿i>or qué los campos su tañer no alegrll?
Y el atrevido vaqum11o sano
que omabo o una mo3utla
de aquellas que trajinan en la casa,
¿por qué no ba vuelto a verla?
~ ¿J>or qué no canta en los tranquilos valles?

~," : : :¿'J)
: : : : :o:r:: :q: :u:: :é:: :n:: :o:: : s: :ti:l:v::sa:: : :c:::o~
::;:.la~s=:n~::is:m:::a::.s::f:u:~cr:3:a::s::?: : : : : : : : : : : J,_.,.
1.35
© Biblioteca Nacional de España
J~~~
J ¿'(por qué está muda la babladoro lengua
que al amo le contaba sus sentires
t 1
cuando d amo le daba su licencia?
-"¡IEI ama era una santa!"... •
me dicen todos cuando me hablan de ella.
"¡Sia!lta, santa!", me ba dicho
d viejo señor cura de la a Idea,
aquel que le pedía
las limosnas secretas
que de tantos bogares ahuyentaban
las hambres y los fríos y las penas.
¡'fPor eso los mendigos
que llegan a mi puerta r

llorando se descubren
y un padrenuestro por el ·•ama" re3anl
tEI 'lldo dd dolor me ba oscurecido
la lu; de la belle-;a.
Ya no saben bundirsc mis pupilas
en la visión serena
de los espacios hondos,
puros y a311les, de utensfón inmensa.
Ya no sé traducir la poesía,
ni del alma en la médula me entra
la inmensa melodía del mlcndo
que en la llanura quieta
parece que descansa,
parece que se acuesta.
Será puf? el ambiente, como antt&,
y la atmósfera a3ul será serena,
y la brisa amorosa
moverá con sus alas la alameda,
los ;af3Qies floridos,
1. los GUindos de la vega,
1 las mieses de la boía,
la copa verde de la encina vieja... /
Ymugirán los triste~ bmrnllos,
~~
136
© Biblioteca Nacional de España
~w~~()~~
lamtntondo d destete; tn la pradeia, -
y la de ole!Jl't5 recenmles dulces,
tropo gentil escalará la cuesto 1
balando plañideros
Bl pie de las dulcísimas ovej~; ·
y cantará en el monte la abubilla
y en los aires la alondra mañanerB
seguirá derritiéndose en gorjeos,
mu¡¡ícal filigrana de su lengua...
Y la vida solemne de los mundos
11eguirá su carrem
monótona, inmutable.
magnífico, serena...
jlOós, ¿qué importo todo,
si el vivir de los mur:dos no me alegra,
ni el ambítnte me baña en bimestaru,
ni las brisas a música me suenan,
ni d contar de los pajaros dd monte
estimulo mi lengua,
ni me mueve a ambición la perspectiva
de lo Gbundante próxima cosecha,
ni d vigor de mis bueyes me en~nece,
ni d paso c'ld caballo me recr~
ni me embriaGa el olor de las mojados,
ni con vértigos dulces me dddtan
el perfume del btno que madum
y d perfume del trigo que se encem?
'!Resbala sobre mí sin agitarme
la dulce poesía en que se impregnan
la llanura sin fin, todo quietudes,
y el magnífico ddo, todo estrellas,
y ya mover no pueden
mi alma de poeta,
ni lo11 de mayo auroras nocorínas
con búmedos vapores en la11 vegas,
con cánticos de alondra y con dluvioo
de rodados frescas.

137
© Biblioteca Nacional de España

~
J~;c~~~
de manso resbalar, pura trístc3a
de la lu3 que se mucre
y ti paísl!Í( borroso que se queja...
ll
ni las noches románticas de julio,
magníficas, espléndidas,
!. ·
cargadas de sílendos rumorosos <¡

y de sanos perfumes de las eras;


nocbes paro el amor, para la rumia 1
de las grandes ideas, ~,
. que a la cumbre al llegar de las alturas ~
se hermanan y se besan... l
¡tll:ómo tendré yo el alma l
1 que resbala sobre ella
~
~
la dulce poesía de mis campos
como el agua resbala por la piedra!
Wucstra pa3, era imagen de mi 'l'ida
¡ob, campos de mí tierra!
1Pero la 11ida se me puso triste
y su imagen de abora ya no es esa:
en mí casa es el frío de mí alcoba,
es el llanto 'l'ertid·o en sus tinieblas;
en el campo, es el árido camino
de barbecho sin fin que amarillea.
····· ·· . . .. .. .......................... .
if>ero yo ya se bablar como mí madre
y digo como dla
cuando la 'I'Ída se le puso triste:
¡
~ "¡IDíos lo ba querido así! ¡J6endíto sea!" j
~~----" ~•bric~,J

LECCIÓN 7."'
El nombre sustantivo
El nombre sustantivo.-Se llama nombre sustantivo la palabra
que sirve para designar a personas, animales o cosas.
,
138 .
© Biblioteca Nacional de España
División del nombre.-P or su extensión, el nombre se divide en
común y propio; por su composición , en simple y compuesto, y por
su origen, en primitivo y derivado.
Nombre común.~Nombre común es el que sirve para designar
a todas las personas, animales o cosas de la misma especk. Ejem-
plo: rio.
Nombre propio.- Nombre propio es el que se refiere a una sola
persona, animal o cosa. Ejemplo: Ebro.
Nombre sim ple.-Nomb re sustantivo simple es el que está formado
por una sola palabra. Ejemplos: agua, pluma.
Nombre compuest o.-Nombre sustantivo compuesto es el que
está formado por más de una palabra. Ejemplos; paraguas, cortaplumas.

EJERCIC IOS
1.• A cada nombr4 cmmJn dt la siguiente r~/aci6n r~ ccrrupondt otro prop;'o de la misma. Agrrt..
par/i),s d11 dos en dos: monte, rfo, rojsionc.ro, golfo, escritor, Inventor, rcinn, filósofo, mar pintor,
abo, sobrc.nombrc.-J:avier, Isabel, S61ccn, N egro, Mu.rillo, Peral, Cervantes, Pc:ñu, Lepanto,
Gorbea, Bl Cid, Natón.
2..• Esc-ribir cinco nombres comunes y cinco propiot; cinco simples y cinco compuesto$.
3.• Orr"fTafla.-El pWitO y oparte se pone en los eseritos c:uando vamos a tratar de un asunto
diferente o del mismo bajo distinto aspecto.
(Leer un trozo literario y comprobar la vcrncidod de la regla.)
4. 0 Rtdocci6n de una irutancia.- L n instancio. es un-escrito por el que se solicita algo de las ou ..
toridadel. Sus partes son: Sneabezamient o, en el c:ual se bonl eonst:Gr el nombre, profesión y domi-
cilio del solicitante; c:uerpo o e.~posici6n de motivos; súplic• o petición de lo que se deseo; eonetus!6<1
• bose de W>a fórmula de eortcsfa; fecb• y firma. Debajo se pondrt la direeción de la persona a quien
V3 dirigida. Reintegro: 3 ptas. Margen: tercera pnrte de medio pliego de papel de barba
o simil:tr.
Eitrcicio : Hacer una instoncia solieíundo el ingreso en el Instituto N acional de Enseüon-
.. Medin.

139
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 8.• PALABRAS PRIMITIVAS Y DERIVADAS
Según que procedan o no de otras, las palabras pueden ser primitivas y
derivadas. Es primitiva la palabra libro, y derivadas de ellas librero y li-
hrerla.
Las palabras derivadas se forman por medio de sufijos y prefijos.
Los sufijos son unas partlculas que se añaden a la ralz o parte fundamental de
la palabra y que sirven para que ésta tome distintos s~ficados.
Los principales sufijos son: encia, ez y dad, que Significan cualidad; dot:, ción
y miento, que significan acción; on, azo y ote, que indican aumento; ito, ico,
illo, uelo, que indican disminución; aco, uca y astro, desprecio; ante, ario y ero,
profesión u oficio; al, eda y amen, colección, y ego, eño, ino, etc., que significan
Jugar de origen.
Ejemplos: de bueno, bondad; de jugar, jugador; de libro, librazo; de papel,
papelito; de mujer, mujeruca; de dibujo, dibujante ; de árbol, arboleda, y de
Bilbao, bilbaíno.
Por su origen, casi todos los sufijos son latinos. No obstante, los hay griegos,
como ismo, ía, isco; germanos, como engo, y árabes, como i. Ejemplos: alegría,
realengo y marroquí.
Si la palabra a la cual se unen acaba en vocal, dicha palabra pierde su última
letra, y si acaba en consonante no sufre alteración. Ejemplos: de casa, caserío,
y de reloj, relojero.
Los prefijos consisten en unas partlculas que se anteponen a las palabras para
modificar su significado. Los principales son: ante, que significa anterioridad;
anti, que significa oposición; bi, que significa dos; circUin, que significa alrededor;
contra, que significa lo contrario; ex, que significa hacia fuera o cesación en un cargo;
extra, que significa fuera de; in, que significa negación; intcr, que significa situa-
ción intermedia; r e, que significa repetición; sub, que significa debajo de, y sobre,
que significa superioridad o e.'tceso.
Ejemplos: Anteayer, anticomunista, bisUaba, circundar, contradecir, exportar,
exministro, extraordinario, incauto, sub marino y sobrecargar.

LECCIÓN 8.a

Nombres primitivos y derivados

El nombre sustantivo según s u origen.-Por su origen, el nom-


bre sustantivo puede ser primitivo y derivado.
Nombre primitivo.-Nombre primitivo es el que· no procede de
otra palabra. Ejemplo: flor.
Nombre derivado.-Nombre derivado es el que procede del pri-
mitivo. Ejemplo: florero.
Clases d e derivados.-Los nombres derivados pueden ser a su vez:
Nominales, si proceden de un nombre.
Ejemplo: tintero, que procede de tinta.

Adjetivales, si proceden de un adjetivo.


Ejemplo: h.trntOSIJra, que procede de hermoso.

140
© Biblioteca Nacional de España
Verbales, si proceden de un. verbo.
Ejemplo: corrtdm, que procede de correr.
Los derivados nominales se dividen a su vez en:
Atmzentativos, cuando aumentan la significación del primitivo.
Ejemplo: Jwmbrd,., que procede de hombre.
Los aumcntnivos se fon:n.m aaadiendo al primitivo las tenni.o.aciones, 6n, au, ou, y sua
femeoinos.
Diminutivos, cuando disminuyen el significado del primitivo.
Ejemplo: hombrl<itD, que procede de hombre.
Los diminutivos se forman con las tcrill.Úlaciones i1o, ic:o" illo, utlo, sus femeninos y otraS.
Despectivos, cuando indican mofa o desprecio.
Ejemplo: hombracho, que procede de hombre.
Los derivados despectivos se forman con las terminaciones, acoJ uco, acho, r.u:1ro, orro, wa, aro,
a"r'o y asrro.

Gentilicios, cuando provienen del nombre de una nación, pueblo o


comarca.
Ejemplos: upaflol, que procede de Bspalin; omtriea~zo, de América y riojano, de La Rioja.
Patro1úmicos, cuando proceden de nombres de personas.
Ejemplos: Sdndru, de Sancho; Pbu, de Podto, etc.

EJ,J:!RC ICIOS
1.• Familia de pa/abrcu.-Po rmar lo familia de palobros de TIERRA, varilllldo los su.6jos y
1 prefijos y sacando de dicho palabra todos los eompuesros y derivados posibles.
2. • Escribir 6 ejemplos de deri..dos nominales; 6 de derivados adjetivales y 6 de deri..dos
verbales,
3.• Escribir los d,-itJodos gentilicios y patronúnicos de los n"gulmtu nombra: Bspaiia, La Manc:ha,
Berlfn,, Gonzolo, Pemando, Pedro, Lc6o, Lopc, Rodrigo, Golicin y La Riojn,
4. 0 Orrografla.-Sc escribe V después de PRA, PRE, PRI, !'RO; en Jns polnbras que empiezllll
per LL, AD y DI y en las terminaciones AVE, AVO, IVA, IVO, menos probar, recibo, árabe y
Ott-as. Ejemplos: privilegio, nnve, ll.a\'e, adverso, etc.

141

© Biblioteca Nacional de España


LECTURA 9.•

Don M iguel de Cervantes Saavedra se uee


que nació en Alcalá de Henares e11 el aiío 1547.
Durame su vida desempeñó 11wnerosos cargos y
es"cribió muchas poesias y t~ovelas, destacándose cmre
éstas •El ingenioso hidalgo tUm Quijote de la Mm:.
cha•. El • Quijote• es una de las obras maestras de la
literawra universal y, desde luego, la mejor. de las
española.<. E,. él retrata Cervantes, de una manera
magistral, a los dos tipos de hombres que ha habido, hay
y habrá m el mundo: Quijares, es decir, perso11ar
enamoradas de altos ideales, y Sa1lChos, o personar
que sólo piensan en comer y vivir lo. mejor posible,
teniéndole sin cuidado todo lo demás. Gustemos 1111
trozo de su insuperable lenguaje, e11 la descripción que
hace de la Edad de Oro:

•Dichosa e.iad y siglos dichosos aquellos a quien los antiguos pusieron el nombrt
de aocados, y no porque en ellos el oro, que en nuestra edad de hierro tanto se es-
tima, se alcanzase en aquella venturosa sin fatiga alguna, sino porque entonces los
que en ella vivlan ignoraban estas dos palabras de TUYO y MÍO.
Eran, en aquella santa edad, todas las cosas comunes: a nadie le era necesario,
para alcanzar su diario sustento, tomar otro trabajo que alzar la mano y alcanzarle
de las robustas encinas que liberalmente les estaban convidando con su dulce y sazo-
nado fruto. Las claras fuentes y corrientes rlos, en magn1.6ca abundancia, sabrosas
y transparentes aguas les ofreclan. En las quiebras de las piedras y en Jos huecos
de los árboles formaban su república las solicitas y discrems abejas, ofreciendo n
cualquier mano, sin interés alguno, la fértil cosecha de su dulclsimo trabajo. Los
valientes alcornoques despedlan de si, sin otro artificio que el de su cortcsla, sus
anchas y livianas cortezas con que se comenzaron a cubrir las casas, sobre rús·
ticas estacas sustentadas, no más que para defensa de las inclemencias del ciclo.
Todo era paz entonces, todo amistad, todo concordia; aun no se habla atrevido
• a pesada reja del corvo arado a abrir ni visitar las entraña piadosas de nuestra
primera madre, que ella, sin ser forzada, ofrccla por todas partes, de su fértil y CS·
pacioso seno, Jo que pudiese bartar, sustent3r y deleitar a los hijos que entonces
la poselan.>

LECCIÓN 9.a

El género

• Género.-Género es el accidente gramatical que sirve para indi·


car el sexo de las personas, de los animales y el que se atribuye a las
o •

cosas.
Clases de géneros.-Los géneros son seis: masculino, femenino,
neutro, común, epiceno y ambiguo.
Nombres del género masculino.-Son del género masculino Jos
nombres de varones, de animales machos y de cosas que llevan delante
la palabra <(eh. Ejemplos: el niño, el bal6n.
142

© Biblioteca Nacional de España


-
. . ..,
'l"U/l'UA¡_
"l'Wnn.

·Nombres del género femenin o.-Son del género femenino los


nombres de mujeres, de animales hembras y de cosas que puedan llevar
delante la palabra tlat. Ejemplos: la niña, la comba.
Nombre s del género neutro .-Son del género neutro los adjetivos
que, tomados sustantivamente, pueden llevar delante la palabra dot.
Ejemplos: lo bueno, lo útil.
Nombre s del género común.-Son del género común los·nombres
de personas que tienen una sola terminación y diferente articulo. Ejem-
plos: el mártir y la m:irtir; el testigo y la testigo.
Nombre s del género epicen o.-Son del género epiceno los nom-
bres de animales que tienen la misma terminación y articulo para ambos
géneros. Ejemplos: el ratón y la perdiz.
Nombre s del género ambigu o.-Son del género ambiguo los nom-
bres de cosas que se pueden usar como masculinos o como femeninos.
Ejemplos: el mar y la mar; el puente y la puente.
EJERC ICIOS
1.• Indi«tr .:011 las lttras M, P, C, B, A, el gtnero de los siguientes nombres:
Pantera Mesa Jos~
Niilo
Reo Arbol Testigo Dote
P~rdiz Mor Mnnzana Reglo
pintor,
2.o Formar ll/tmlnino d~ los siguicntu nombres: perro, castellano, Jos~, pcqueñin,
in;Jb, abuelo, toro, ye.rno, caba.Uo, padre, hijo, primo.
doctora
3. • Formar ti masculino d• los tizuiemu nombru: m:.J:cstra, vecina, poetisa, gallina,
mujer, Antonia, Carmen y rota.
¡1. 0 Escribir tres ejemplos del género común; tres del género epiceno y otros tres del género
ambisuo.

143

© Biblioteca Nacional de España


S.• Im~ul<i<ln.-Buscar un bom6nimo (poi obra de igual pronuncioción y a
grafla, pero diferente signfficado) a cada una de l~s palabra.s siguientes:
vcceo igual ono-
bu, calle, mulleea, rlo,
plruun y gato.
6. • OrtOfrafla.- Lcer un trozo literario y observar el uso de la coma. Poner
ene<Orodo de fnscs que, cambiándole le coma, cambian de sentido. eíemplos en d

7.0 Rtdace~'dn de un of~eio.-El oficio sirve pnra comunicar oficialmen


te una cosa. Se hnce en
una cuartillo de papel, doblada • lo luego por In mirod y se cscxibe solamente
en la parte dere.:ho.
No lleva reintegro y consta de cuntro p:mes: 1.• Cuerpo o exposición del becbo:
comunica r...•; 2.• Coneluoión a base: de una fórmula: •Lo que me compluco •Tengo el honoro!<
en comwtiear a V. S.
cuya vida Dios guarde...•; 3.• Fecha y firma; 4.• Dirección.
Ejtrcicio. -Redactn r un oficio.-Temo: El alcalde comunica a un vecino la con~Jón
de permiso
para que sus ganados puedan panr por determina do punto del túmino mwticipal
.

LECTU RA 10.

El Poema del Cid, de autor an4nimo, fui compuesto por ti


at1o 1140 y es la más antigua comporiciQn ca.srellana t¡Ue se conseroa.
Consta de 3·7 35 fleTSOS divididos en tres cantos, y en ellos se refiul
la tJida y hazmias tkl Cid Campeador. Leed COtl mucha calma ti
siguiente /ragmenro y obseroad las grandes diferencias entre ti
ca.srellano primitivo y acrual.

jlDío lltíd lRuy '1Ha3 por J8urgos entrove ( m!ró).


~n sue campana sessaenta pendonu;
uien lo víer mugieres e varones,
burgueses e burguesas, por tiniestras (ventanas) sone,
plorando (llorando) de Jos ojos, tanto avíen de dolore,
de sus bocns todos di3ían una ra3onc:
"¡IDios, qué buen basallo, si ovícsse buen señortl"
€on\lidar le ien de grado más ninguno non osaba:
el rey ID. l:Sifonso tonto le avíe le !Jran saña.
l:Sntes de la noche en l8urgos dé! entró su carla,
con gran recabdo (secreto) e fuertemente scllada...
~1 4rampeador adclinó (se dirigió) a su post~da;
así como llegó a la puortola (puerta), fallola bien cerrada,
por miedo del rry l:Sifonso, que si lo pasaran:
que sí son las quebrantós, que non Gcla abriesen por nada.
'J!os dd mío €id o altas voces llaman
los de dentro no les quieren tomar palabra.
'ilJ{íuíjó mío 4ríd, a la puerta se llegara,
sacó el píe de la estribera, una ferida'l (golpe) daba,
non se abre la puerto, ca bien cm cerrada,

1<14

© Biblioteca Nacional de España


Clna níña de nuef años a ojo (al 9erlo) se pareba:
"¡Ya !ll:ampeador, en buena tínxíestes espada!
(¡®b !ll:ampeador, que en buena bora ceñistes espada!)
lf.l rey lo ba vedado, anoche del entró su carta,
con Gtan recabdo, e fuertemente sellada ..,"
'5/a lo vede el !ll:íd que del rey non ba9íe Grací~t.
1Partíós de la puerta, por 'l8urgos aguijara,
llegó a Santa jlDaría, luego descabalga;
fincó los hínojos, ~e cora~ón rogaba
'JLa omdón fecha, luego cabalgara.

LECCIÓN 10
· El número
Número.-Número es el accidente gramatical que sirve para indi-
car si nos referimos a· uno o varios animales, personas o ~osas.
Los números gramaticales.-Los números gramaticales son dos:
singular y plural:
Ntimero singular.-Número singular es el que se refiere a una sola
' persona, animal o cosa. Ejemplo: pájaro. ·
Número plural.-Número plural es el que se refiere a más de una
1
persona, animal o cosa. Ejemplo: pájaros.
Formación del pluraL-El plural de los ·nombres se forma: aña-
diendo al singular una qs,>, cuando acaban en <(él> (acentuada) o en vocal

145
10•• 'r'lltCQ ORADO.

© Biblioteca Nacional de España


sin acentuar, y añadiéndole la sílaba <(es», cuando acaban en consonante
o en vocal acentuada que xro sea «e». -
Ejemplos: mesa 1 mesas,· café, cafés; alheU, alheUds,• árbol, árboles.
Para la formación del plural de los nombres compuestos no hay reglas fijas, pues aunque e:n •
mayoría se forma modificando el segundo vocablo, como en ferrocarril (ferrocarriles), otros mod;
fican el primero, como hijodalgo (hijosdalgo) y otros modifican los dos, como mediacaña (media>
cañas).

Nombres que tienen igual ·forma en ambos números.- Ha¡


nombres que tienen igual forma en -singular y plural. Tales son los qu:
siendo llanos acaban en <(S>l y los patronímicos acabados en <<Zll-
Ejemplos: la crisis, las crisis; el lunes, los l u.oes; Pernández y los Fcmández.

EJERCICIOS
1.° Fonnar el plural d~ las siguiellt.s palabras: crisis, libro, reloj, cordcl, tintero, mar, d!~
vejez, rubí, humildad, nlhc.U, cutis, lápiz.
2.0 Pcmnar el singu/a·r de las palabras siguient4S: páj:tros, jab::üfes, dosis, lunes, tribus, actrica.:
tijeras, rlos, mesas, felices, árboles, leyes y cas2s.
3.• Orrografla.-Se escriben con V los verbos que <crmin31l en EVAR, IVAR, OVER, ERVA~
OLV.ER y otros. Se cxccpnian derribar y desherbar. Ejemplos: privar, volver, nevar, etc.

LECTURA 11.
Alfonso X el Sabio fui hijo de Femo.ndc 111
el Sama- Nació m Burgos en 122 r y murió m Se~,i·
I!a er1 1284. Como Rey, apenas favoreció la gr~1
empresa de la Reconquista, pero como hombre de cior
cia 11inguno de su tiempo le sttper6. Escribió obrt:~
de Derecho, Astronomla, Historia, científicas, /itere·
rias, poeslas, etcétera, y gracias a él •la leng•ij
castellana naci6 adulta, casi perfecta•. Ved la magttt·
fica descripci611 que de España hace y observad la grQJ\
diferencia emre Sil lwguaje y el empleado e11 d
poema del Cid.
•Pues esta España que decimos tal es como el pamlso de Dios, ca riega se coa
cinco rlos cabdales (caudalosos), que son: Ebro, Duero, Tajo, Guadalquivir, Gua·
ruana; e cada uno de ellos tiene entre si ell otro grandes montañas et tierras; e los
valles et los llanos son grandes, anchos et por la bondad de la tierra et el hum«
(liquido) de los rlos dan muchos frutos et son ahondados.
España es abondada en mieses, deleitosa de fructos, viciosa (abundante) de
pescados, sabrosa de leche et de todas las cosas que della facen, lena de venado~
e de caza, cubierta de ganados, lozana de caballos, provechosa de mulos, segura ei
bastida (abastecié!a) de castiellos; alegre por buenos vinos, folgada (holgada o rica)
de ahondamiento de pan; rica de metales, de plomo, de estaño, de argentvivo (mer·
curio), de fierro de arambre (cobre), de plata, de oro, de piedras preciosas, de toda
manera de piedra de mármol, de sales de mar, et de salinas de oerra, et de sal eo
peñas et dotros mineros muchos: azul, almagra, greda, alumbre, et otros muchos
de cuantos se fallan en otras tierras; brioso de sirgo (seda), et de cuanto se facen del,
dulce de miel et de azúcar, alumbrada de cera, cumplida de olio (aceite), alegre d:
azafrán.
146
© Biblioteca Nacional de España
España sobre todas es engeñosa (ingeniosa}, atrevuda et mucho esforzada en
tid, ligera en afán, leal al señor, afincada en estudio, palaciana (refinada} en palabra,
cumplida en todo bien; non ha tierra en el mundo que le semeje en aboodanza
nin se eguala ninguna a ella en fortaleza et pocas ha en el mundo tan grandes como
ella. España sobre todas es adelantada en graodez et más que todas preciada por
1ealtad. ¡Ay España! ¡Non ha lengua nio engeño que pueda contar tu bien!•

LECCIÓN 11

El artículo

Artículo.-Artícul o es la palabra que acompaña al nombre e in-


dica su género y número.
División del artículo.-El articulo puede ser de dos clases: deter-
minado e indeterminado.
Artículo determinado.-Ar ticulo determinado es el que se pone
delante de un nombre que conocemos de antemano. Sus formas son.:
el, la, lo, /os y /as.
Ejemplos: 11 reloj, lo• niños.
Artículo indeterminado.-A rticulo indeterminado es el que se
pone delante de un nombre que no conocemos de antemano. Sus formas
son: tm, una, tmos y 1111as.
Ejemplos: rm reloj, unos niños.
Articulo contractado.-Sc llama articulo contractado la unión del
articulo e/ con las preposiciones a y de.
Las formas del articulo contractado son: al en lugar de a el y del en
lugar de e/.
Ejemplos: lJam6 al paro del amo, en lu¡ar de; Uam6 a •l peno d• d amo.

ARTICUL O:

147
© Biblioteca Nacional de España
EJERC I CI OS
1.• S•d!rayar los arrlc11los de las siguien1es /rases: El do Tajo es el más largo de Espoña. 1.1
niña va ol colegio. Z:unora es una provinci:L del N oroc.stc de E~p oRa. El din~ro lo tiene ~1.
SOlo
«ngo unn. Me rc¡ul6 una pulsera.
2.• ll$cribir 10 !roses diferentes por completo y tllles que en codo llllll de ellas entre W1 aniculo
determiruldo y otro indetennina do.-Ejcmplo : El c4nto.r o tenla un a¡ujero.
3. 0 Escribir 5 frases en las que entre el arrleulo conuacto DEl.. y otras en que entre el articulo
contracto AL.-Ejempl o: Venta del huerto. Jugaban al corro.
4. 0 Vocabulario y dicc,.onario.-Buscar en d diccionario 1:1 difc:rc.nte signi6c:aci6o de las sigui(Co
tes pobbras p:uónimas (p:uccid• si¡;nilicación y ortogr:úh, pc:ro diferente significado): roúfictr J
~tific.ar; romano )' rumano; sccc:i6n y sesión; adoptor y adaptar, eminente
e innlinentc; impunt
e inmune; estalactita y estlllagm.ita; acierto y a54!rto; afecto y efecto; incuria e inju.rin; compreslóo
y comprensión.
5.0 Duscar otros 10 p>rónimos que no figuren en la listo anterior.
6.• RctltUc'.ó11 d• un carifo4dq.- EI cerúficado es un documento que las auroridodes onioda
p3rll baccr constar OFICIALM ENTE un• cosa. Pueden extenderse en cuartilla o en medio plic¡o
de pap<l, dejando un m3rgcn prudencinl y rcinregrdndolo con 3,15 pt:IS. Consm de cuatro p>rr<l:
1.• Bncabczn.m.icnto, con el nombre y cnrgo de la persono que certifica. 2.• Cuerpo o e.xposieíón dcl
hecho cerúficado. 3.• Pie del documento con la fórrnulo: •Y pua que ul conste ... expido el presam
certificado en. .. a... de... de 195... • 4.• Pirma, nlbrico y sello en tinta de la p<rsont u orgonismo qU<
certifica.
Ejcm'<io: Redactar W1 eerúficado.- Tcmo: Un alcolde cerúfica que W1 determinado vecino hl
votado en las elecciones municipales celebradas úldmnmcote.

LECTURA 12.
Olegario Víctor Andrade fué tm poeta argru·
rino, nacido etl r84r. Se distinguid etl ti gértero heroito
y sus mejores obras son: •El ,arpa perdida•, •El tu'JJ
de cóttdorest, •PromcttQt, •A San Martútt, tús
Anden, •La creación• y tLa Atlántidat. Est.a úllim~
le valió la flor nawral en los primeros iuegos flora/u
celebrados etl Buerws Aires. Poeta de altos fltulm,
su cr~addn c.s siempr• robusta y su lenguaje =r~
y apropiado. Fundó eres periódicos, colaboró en wos
muchos y ttcgd a ser diputado. Veamos wta de SUI
composiciones.

11:1 cotlstjo maternal


'IS>cn para acá, me dijo dulcemente
jl)i madre cierto día
{ilún parece que eecucbo en el ambiente
Jl>e su vo3 la dulce melodía.)

148
© Biblioteca Nacional de España
-~en y dime qué cau.sas t..Jn atrañu
'«e arrancan esa lágrima, bijo mío,
il!lue cudga de tus trémulas pestañas
«omo gota cuajada de rocío.
~ú tienes una pena y me la ocultas;
¿lRo sabes que la madre más scndlla
Sabe leer en d alma de sus bijos
~omo tú en la carlina?
¿<!lluíerts que te adivine lo que sientes?
ll>en acá pilluelo,
<!llue con un par de besos en la frtnte
:!Disiparé las nubes de tu cielo.
:5b prorrumpí a llorar. 'IRada le dije;
1La causa de mis lágrimas ignoro;
'JPero de ve3 en cuando se me oprime
!él cora;ón y lloro!...
IE.Ila inclinó la frtnte pcnsatí'Oil,
Se turbó su pupila,
Yenjugando sus ojos y los mios, ·
,SI:le dijo má& tranquila:
-'J!lama siempre a tu madre cuando sufru,
«<ue vendrá muerta o viva;
S í está m el mundo, a compartir tus penas;
Ysí no, a consolarte desde am'ba
Y lo bago uí cuando la suerte ruda.
4tomo boy, perturba de mi bogar l.a calma;
1nvoco d nombre de mí madre amada,
y entonces siento que se me rnsancba d alma!

LECCIÓN 12

El adjetivo

Adjetivo.-Se llama adjetivo la palabra que califica o determina al


nombre.
Bi<~np\os: Coche nerro; me coche: La pnlnbrn nerro es un adjetivo por<¡ue cililica al nombre
COChe diciéndonos cómo es; la palnbru u t• es tnmbién un adjetivo porque deternúna al nombre
COche diciéndonos qué cocbe cs.
División del adjetivo.-Hay dos clases de adjetivos: calificativos y
determinativos.
149
© Biblioteca Nacional de España
ADJE TIVO:
~:
~ ~.

Adjetivo calificativo.-Adj etivo calificativo es el que indica alguna


cualidad del nombre. Ejemplo: coche negro.
Clases de adjetivos calificativos.-Po r su origen, el adjetivo ca-
lificativo puede ser primitivo y derivado. El primitivo, azul, y derivado,
azulado.
A su vez, el adjetivo derivado puede •er nominal, gentilicio y verbal, según e¡u e se derive de un
nombre, de un nombre de gente o de un vefbo.
Por su u mposia'du, el adjetivo calificativo puede ser simple y compuestO.
Son simples blana> y a.:ul, y compuestos, blanqrn"cuuJ, Qlr'"dult.c, etc..
Por la manera de expresar la ctwlidad, el adjetivo calificativo pued~
ser positivo, comparativo y superlativo.
Ejemplos: Positivo: lxmito¡ comparativo: tan lxmito¡ superlativo: muy lxmito o bcmtlsimo.

Ad jetivo deter minativo.-Adjeti vo determinativo es el que precisa


el significado del nombre. Ejemplos: dos coches, estos coches.
- Clases de adjetivos deter minativos.- Los adjetivos determina·
tivos pueden ser: demostrativos, numerales, posesivos e indefinidos.
Ejemplos: determinativo: aquel árbol; numerales: ®s coches; posesivos: mis libros; indefinido<
altrm<ll nmos.

EJERCICIOS
1.• Lenguaje y pensami<nto.-Apliear rres sdjetivos calificativos y rres dctcnninativos • eads
uno de los nombres siguiente$: mnr, perro, tiempo, padre, sold3do.
2.o Jnvcnci6n.- Bscri bir cinco frases en las que enuc un adjetivo cttlificarivo y otras cinco Cb ltll
que cnu~ un adjetivo determinativo.
S.• Ortotrafla.-Se escriben con G las eombinociones GEN, GEO, GlO, AGJ, EGI, !Gl,
OGJ y GESIMO. Se CJ<CCptlllln dejen, conejito, bujla, ojival y orras.
Ejemplos: Aga1cia, geomcuía, dirigir~ cte.

150
© Biblioteca Nacional de España
1
LECTURA 13.

Don Pedro Calderón de la Barca nació


1
en Madrid m ~1 año 16oo y murió en 1681. Fué el
j mt!s célebre compositor de autos sacramenta/u en
J m tiempo, y C1ttrc sus numerosas obras de teatro
se destacan •.E l alcalde de Zalameat y •La vida es
! ~miot. En esta última nos demuestra que los pla-
J ceres y Tronras hwnanas son w1 puro mc1io y que la
wwd es la W.ica realidad. Ved a continuación
. .m fragmento de esta obra cumbre.
1
!
Es verdad; pues reprimamos Sueña el rico en su riquez;¡,
esta fiera condición, que más cuidados le ofrece;
esta furia, esta ambición, sueña el pobre que padece
por si alguna vez soñamos: su miseria y su pobreza;
y sr haremos, pues estamos sueña el que a medrar empieza;
en mundo tan singular, sueña el que afana y pretende;
que el vivir sólo es soñar; . sueña el que agravia y ofende,
y la experiencia me enseña y en el mundo, en conclusión,
que el hombre que vive, sueña todos sueñan lo que son,
lo que es hasta despertar. aunque ninguno lo entiende.
Sueña el rey que es rey, y vive Yo sueño que estoy aqul
con este engaño mandando, destas pristones cargado,
disponiendo y gobernando; y soñé que en otro estado
y este aplauso que recibe más lisonjero me vi.
prestado, en el viento escribe ¿Qué es la vida? -Un frénesl.
y en cenizas Jo convierte ¿Qué es la vida? -Una ilusión,
In muerte (¡desdicha fuerte!): una sombra, una ficción,
¿que hay quien intenta reinar y el mayor bien es pequeño:
viendo que ha de despenar que toda la vida es sueño,
en el sueño de la muerte? y los sueños, sueños son.

LECCIÓN 13

Adjetivos demostrativos

Adjetivos demostrativos.-A djetivos demostrativos son los que


determinan la significación del nombre expresando relación de lugar.
Ejemplos: Agutl tlrbol pcnenece a u• jardln.
Formas de los adjetivos demostrativos.-L as formas de los adje-
tivos demostrativos son:
Singular, masculino: este, ese y aquel.
Singular femenino: esta, esa y aquel/a.
Plural, masculino: estos, esos y aquellos.
Plural, femenino: estas, esas y aquel/as.
151
© Biblioteca Nacional de España
Este y sus derivados indican la persona, animal o cosa que está
xima al que habla. Ejemplo: este lápiz que tengo en la mano.
Ese y sus derivados indican la persona, animal o cosa que t:stá
xima a la persona con quien hablamos. Ejemplo: ese lápiz que
en el bolsillo.
Aqtu~l y sus derivados indican la persona, animal o cosa que
está
tante por igual de las personas que hablan. Ejemplo: aquel lápiz
vimos en la libreria.
E JER CICIO S
1. o Lenguaje y pmsamJ·e mo.-Aplicnr tres adjetivos dcmostrntivos a cado
una de las oalabr>JII
siguientes: rlo, escuela, libro, iirbol. Formar después otros tantas frases en Jos
que entren las
binaciones resulumtes.
2.• 11Wtnd6n.-Formar wriu frases diferentes por completo, y que empiecen
por
uno de las formas de Jos odjetivos demostrativos. Ejemplos: Este libro ... Aquellos
juguetes ...
3.• O•·topofl o.-Leer un trozo literario y explicar sobre él, coa ejemplos, el uso
coma y de Jos dos puntos. del punto

LECTU RA 14.

Don José Zorrilla nació en Valladolid C71


Es 11110 de los poetas mds populares de Espmla, dcb,iettli411
en gran parte su poPUlaridad a la obra dramdtica 1~
tulada .Von ]ua11 Ttmorio•. Pero, ademds, Zorril/a
escribió bcl/isimas poesias y romatrces, y cmre srn
obras rearralcs sobresalen: •El zapatero y el rey•,
•El puñal del godo• y •Traidor, irrconfeso y mdrtin
Veamos a comimtaciétt cómo habla Don Juan, el galár.
,:rresistible, por boca de Zorrilla:

152
© Biblioteca Nacional de España
DONJUAN
Pues sefior, yo desde aqul, ¿quién a cuenta redujera
buscando mayor espacio mis empresas amorosas?.
para mis hazañas, di Por donde quiera que fui
sobre Italia, porque nlli la razón atropellé,
tiene el placer un palacio. la virtud escamecl,
De la guerra y del amor a la justicia burl6
antigua y clásica tierra, y a las mujeres vendi.
y en ella el emperador, Yo a las cabañas bajé,
eon ella y eon Francia en guerra, yo a los palacios sub!,
dJjeme: t¿En dónde mejor?• yo Jos claustros escalé
Donde hay soldados hay juego, y en todas partes dejé
hay pendencias y amorfos. memoria amarga de ml.
Di pues sobre Italia luego Ni reeonoct sagrado,
buscando a sangre y a fuego ni hubo ocasión ni lugar
amores y desaflos. por mi audacia respetado;
En Roma, a mi apuesta fiel, nr en distinguir me he parado
fijé enue hostil y amatorio al clérigo del seglar.
en mi puerta este canel: A quien quise provoqué,
u\qul está don Juan Tenorio con quien quiso me bati,
para quien quiera algo de él.• y nunca consideré
De aquellos dJas la historia que pudo matarme a mJ
a relatares renuncio: aquel a quien yo maté.
remltome a la memoria A esto don Juan se arrojó
que dejé nlli, y de mi gloria y escrito en este papel
J)O(!éis juzgar por el anuncio. está cuanto C:OnSI~Ó:
l:...as romanas caprichosas, y lo que él escrib1ó,
las eosrumbres licenciosas, mantenido está por éL
yo gallardo y calavera,

LECCIÓN 14

Adjetivos n umerales e indefinidos

Adjetivos numerales.-Adjetivos numerales son los que determi-


an la significación del nombre mediante una idea de número.
Ejemplos: dic:r Arboles, medio litro.
Clases de adje~vos numerales.-Los adjetivos numerales pueden
r:
Carditzales, cuando indican número simplemente.
Ejemplos: S<Ú niños, lrtJ p:ljaros.
Orditza/es, cuando indican orden.
Ejemplos: Carlos primero, rcguudo érbol.
Proporciona/es, cuando indican las veces que una cantidad con-
Ejemplo: dobl• declmcr:ro.
Partitivos, cuando indican parte de un todo.
Ejemplos: media Casn, dtcima parte, 1
Adjetivos in definidos.-Adjeti vos indefinidos son los que deter·
la significación del nombre de un modo general e impreciso.
Ejemplos: varios conejos, alguna hicrbaj etc.

153
© Biblioteca Nacional de España
A. NUM ERA LES :

Princip ales a djetivos indcfin idos.-S on adjetivos indefinidos las


palabras siguientes: alguno, ninguno, demasiado, poco, mucho, cual-
quiera, ambos, varios, etc.
BJ BR C I ClO S
1.• Lmguaje y pmsamiento.-Aplic:ar ues adjetivos numenle t e inddinido
s a eada una dt 1
despufs uno Cnsc coa
las siguientes palabras: lapiceros, cnboUos, cstreUa, agua, dolores. Formar
cada una de las combinaciones resultantes. o in-
2..• Formar diez frases diferentes por completo que comiencen con un adjetivo numeral
ddinido. tejer y crulir.
3.• OrtCJfTafla.-Se escribe G en los verbos acabados en GBR y GIR, menos
Bjemplos: dlr-igir, exigir, etc.

A. INDE FINI DOS :


v~ ~­
~ -~Q,.

154
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 15.

Don Ven tur a R uiz de Aguilera nació m Sa/a-


mmrca etz r8zo. De ccstumbres e itkas algo extraviadas
en ti aspecto moral y religioso, murüi arrepentid() tk
sus errores. Periodista y poeta, tiene numerosas obras
m las que se muestra UtUlS veces patrüitico, como en
sus •Ecos nacionaleu ; otras, scmimencal, como tn sus
•EI(ffast, y otras gracioso y mordaz, como m sus
sátiras. En todos los casos, su poesía es delicada y
sencilla. Veamos una muestra:

RONCE SVALL ES

De entonces suena en los valles


I Y dicen los montañeses:
-¡Mala la hubisteis, franceses,
-Cuéntam e una historia, abuela. En esa de Roncesvallesl
-Siglos ha que con gran saña,
Por esa negra montaña
AlOmó un emperador . III
Era francés, y el vestido
Formaba un hermoso juego; - ¡Me place la historia, abuela!
Capa de color de fuego - ¡Con qué ejército, Dios mfo,
Y plumas de azul r olor. De tan grande poderlo
-¿Y qué pedJa? Llegó Cario Magno acá!
-La corona de León. ¡Cuántos soldados!. .. No tiene
Bernardo, el del Carpio, un dJa Más gotas un arroyuelo,
Con la gente que trnla, Ni más estrellas el cielo,
•¡Veo por ella!t, le gritó... Ni más arenas la mar.
De entonces suena en los valles - ¿Y qué, triunfaron?
Y dicen los montañeses: -Dios no los quiso ayudar.
-¡Mala la hubisteis, franceses, El alma les arrancaron,
En esa de Roocesvalles! A sus pies los derribaron
Como al roble el huracán.
De entonces suena en los valles
II Y dicen los montañeses:
-¡Mala la hubisteis, franceses,
-¿Se acabó la historia, abuela? En esa de Roncesvalles!
-AlU, con fiera arrogancia,
Los Doce Pares de Francia,
También estaban, también, IV
Eran altos como cedros,
Valientes como leones, - Sigue con la historia, abuela.
Cabalgaban en bridones, -Diz que dice un viejo archivo
Aguilas en el correr. Que no quedó francés vivo
-Sigue contando. Después de la horrenda liz.
-Salió el mozo leonés. Y as.l debió ser, pues vieron,
Bernardo salió, y luchando, El sol de estos horizontes,
a todos los fué matando, Muchos huesos en los montes
Y hubiera matado a cien. Y muchos buitres venir.
155

© Biblioteca Nacional de España


- ¡Qué gran batalla! Rota y sin plumaje azul.
-No fué menos el botln. Bernardo, el del Carpio, toma
·Banderas, cotas de malla, A Castilla, tras la guerra;
Y riquezas y vitualla Y al poner el pie en su tierra
Se recogieron sin fin. Lo aclama la multitud.
De entonces suena en los valles -¡Qué de alegrlas!
Y dicen los montañeses: -En verlas gozaras tú.
-¡Mala la hubisteis, franceses, Hubo fiestas muchos ellas,
En esa de Roncesvallesl Tamboriles, cbirimlas
Y canciones a Jesús.
V De entonces suena en los valles
-¿Y el emperador, abuela? Y dicen los montañeses:
- Huyó sin un hombre luego, -¡Mala la hubisteis, franceses,
La capa color de fuego En esa de RoncesvaUes!

LECCIÓN 15
Adjetivos posesivos
Adjetivos posesivos.- Adjetivos posesivos son los que determi·
nan la significación del nombre, dando a la vez la idea de posesión o per·
tenencia.
Ejemplos: mi balón, tu aro.
Formas de los adjetivos posesivos.-Las formas de los adjetivo;
posesivos son:
PARA UN SOLO POSEEDOR
Singular, masculino: mio: tuyo, suyo.
SinguÍar, femenino: mia, tuya, suya.
Plural, masculino: mios, tuyos, suyos.
Plural, femenino: mias, tuyas, suyas.
Plural, femenino: nuestras, vuestras, suyas.

156 .
© Biblioteca Nacional de España
PARA VARIOS POSEEDORES

Singular, masculino: nuestro, westro, suyo.


·Singular, femenino: nuestra, westra, suya.
!Plural, masculino: mtestros, westros, suyos.
Plural, femenino: nuestras, westras, suyas.
Apócope de los adjetivos posesivos.-Los adjetivos mio, tuyo,
s11yo, y mla, tuya, suya, con sus plurales, al anteponerse al nombre sufren
apócope y se convierten en mi, tu, su, en singular, y mis, tus, sus, en plu-
ral, para ambos géneros.
Ejemplos: mi cuaderno, tll libro, ru dinero, mis plumas, ttu libretas, sus pesetas.

BJERCI CI O S
t.• Subrayar los adjttÍfJOS f'<'S<siwr.-Mís juguetes son mejores que los cuyos. Nuesrros pap.ls
son vuestros protoctorcs. Di6 1• vuelta por salvar a sus hcriiWlOS. Primero huá mi ejercicio y dcs-
puts el tuyo. Su perrito revolvió nuestros juguetes.
2.• Lf116U•i• y pmsamimto.-Aplicar tre$ adjetivos poscsi•os a cada uno de las siguientes pala-
lbm: mesa, chaqueta, zapatos, corotón y reloj. Fotmar desp~ un• &ose con cado una de las c:om-
lbiDaciones rcsultontes.
3.• lmt<na6n.-Formar diez &oses, diferentes por completo, que comiencen con un adjetivo
posesivo.

LECTURA 16.

Rubén Dorio rwció en Metapa (Nicaragua)


m 186 7. Dedicado al periodismo y a la diplomacia,
~iajd por mtrchos paises y su vida nc fué precisamente
wrmodelodevirtudes. No obstante, m talenlo poético
extraordinario y Stl estilo, particularisimo, influyó
erandemollt en la pocsla lrispanoamericaoo. Entre sus
citaremos las rituladas tA RoosCfJeln, t Salu-
ación de un optim{lttn, •Marcha triwrfal• y el sonero

IE.spaña
'liDcjad que siga y bogue la galera
..
bajo la ffiJlpcstad sobre la ola,
va con rumbo a una !Btlrintida cspa•iola
en donde el porvenir calla y espera.
1Ro se apague el rencor, ni d odio muera
ante el pendón que ti bárbaro enarbola.
Si un día la justicia estuvo sola,
157

© Biblioteca Nacional de España


lo sentirá la lbumanídad entera. ·
Y bogue w tre las olas espumontes,
i bogue la galero, que yo be 11ísto
como son las tormentos de inconstantes;
que lo ro3o cstri en pie i el bro3o listo,
que 110 en el b~~rco d ~apítón qicf\lontts
tYarriba nota et pobdlón de qirístol
LECCI ÓN 16
Grado s del adjetiv o calific ativo
Grado s del adjetiv o calific ativo.- Por el modo de expresar la cua·
lidad del nombre, el adjetivo calificativo se divide en positivo, compan·
tivo y superlativo.
El grado positiv o.-El adjetivo está en grado positivo cuando in·
dica simplemente la cualidad del nombre.
Ejemplo: coche IHmiro.
El grado compa rativo.-Un adjetivo está en grado comparativo
cuando expresa la cualidad del nombre comparándole con otro.
El adjetivo grado comparativo puede expresar inferioridad, igual-
dad o superioridad.
El comparativo de inferioridad se forma anteponiendo al adjetivo la
palabra menos y posponiéndole la palabra que.
Ejemplo: el segundo coche es menos bonito gu• el primero.
El comparativo de igualdad se forma con las palabras tan, como.
Ejemplo: El segundo cocbe ea ran boniro "'"'" el primero.

© Biblioteca Nacional de España


El comparativo de superioridad se forma con las palabras más, que.
Ejemplo: Bl segundo ooche es no4. bonito f1U el primero.:~

El grado super lativo.-Un adjetivo está en grado superlativo cuan-


do expresa la cualidad del nombre con suma intensidad.
El grado superlativo se forma anteponiendo al adjetivo la palabra
!muy o añacliéndole la terminación fsimo.
Ejemplo: El segundo coche es muy bonito¡ el segundo coche es bonitirimo.

EJERCICIOS

t.• LnJKu•i• y pmsamim<o.-Completat las eiguicntes !ras<$ con un adjetivo caliJicaúvo en


erado positivo: el agua es ..•.•. El árbol es ...• . • El soldado es •.•.••
Completar las siguientes frases poniendo el adjetivo que va en ellas en sus tres formas eompa-
rati\•as: Mi cnrtcrn es ...... bonita ...... Ja tuya. Mi cartera es . ..... bonita. ...... la tuya. Mi
cartera es ...... bonita ...... la tuya.
Completar tu siguientes frases ponkndo el adJetivo BUENO en sus dos formas superlativas
Mi papi es ...... Mi papá es ~· ....
2.• Formar el comparativo y superlativo irregular de lu siguientes palabras: bueno, malo,
craade, pcqu<llo, alto, bajo.
3.• Ortcr-afla.-se daiben con J las polabru derivadas de otniS que acebcn en JA o JO y las
ronms verbolcs en cuyo ínfinitivo no hay ni G ni J.-Ejemplos: relojeria, conejito, etc.

LECTURA 17.
Don José Martinez Ruiz, conocido por el seú-
dónimo de «Azorim, tlllCió en Mcmóvar ( Alicarne)
m 1874. Emre sus obras más famosas mereeen men-
cióN: tAl margen de los clásicost, «Castilla•, ú.a ntta
de Don Quijote•, «La voluntad• y •Lo ilroisiblst. Su
tnilo se caracteriza por las frases cortas separadas
pur el punto o el punto y coma. Véase a continuación
una muestra de ü en la descripción que hacs de UtJ(l
pequetia ciudad de Castilla.
•... Vienen todos a la ciudad; bajan ahora de las
colinas y entran en la vega. Cruza la vega un do;
sus aguas son rojizas y lentas; ya sesga en suaves
meandros; yn se embarranca en hondas hoces. Cre-
cen los árboles tupidos en el llano. La arboleda se en-
sancha y asciende por las alturas inmediatas. Una ancha vereda - .parda entre la verdu-
ra- parte In ciudad y sube por la empinada montaña de allá lejos. Esa vereda lleva a los
rebaños del pueblo, cuando declina el otoño, hacia las cáHdas tierras de Exrremadura.
Ahora las mesetas vecinas, la llamada de la vega, los aleares que bordean el rlo,
estlm llenos de blancos carneros que sobre Jos prados forman como grandes copos
de nieve.
159
© Biblioteca Nacional de España
De la lana y el cuero vive la diminuta ciudad. En las márgenes del rfo hay lll
obraje de paño y unas tenerlas. A la salida del pueblo -por la Puerta Vieja- ~
desciende hasta el do; en esa cuesta están las tenerlas. Entre las tenerlas se ve l1!l!
casita medio calda, medio arruinada; vive en ese chamizo una buena vieja -llamad¡
Celestina- que todas las mafianas sale con un jarrillo desbocado y le trae lleno de
vino para la comida y luego se va de casa en casa, en la ciudad, llevando agujas,
gorgueras, garvines, ceñidores y otras bujedas para las mozas.
En el pueblo, los oficiales de mano se agrupan en distintas callejuelas; aqu! csrál!
los tundidores, percbadores, cardadores, arc:adores, perailes. Allá, en la otra, Jos co-
rrecheros, guarnicioneros, boteros, chicarreros.
Desde que quiebra el alba la ciudad entra en animación; cantan los perailes IC!
viejos romances de Blanca Flor y el Cid -como cantan los cardadores de Sego\'Ú
en la novela •El donado hablador1-; tunden los paños los tundidores; córtanlc ooo
sutiles tijeras el pelo los perchadores; cardan la blanca lana los cardadores; !01
cbiearreros trazan y cosen zap:~tiJJas y chapines; embrean y trabajan las botas y
cueros en que bao de encerrar Jos vinos y el aceite, los boteros.

LECCIÓN 17

Pronombres personales

El pronombre.- Pronombre es la palabra que sustituye al nom-


bre, expresando al mismo tiempo las personas gramaticales.
Clases de pronombres.- Los pronombres pueden ser: personales,
demostrativos, posesivos, relativos, interrogativos e indefinidos.
Pronombres personales.- Pronombres personales son Jos que sus·
tituyen a personas o cosas personificadas.

160
© Biblioteca Nacional de España
Formas de los pronombr es per sonales .-Las formas de los pro-
nombres personales son:
Para la 1.• persona, que es la que habla:
Yo, mi, me, ccnmigo, en singular.
Nos, nosotros, nosotras, en plural.
Para la 2.• persona, que es con quien se habla:
Tri, ti, te, co11tigo y usted, en singular.
Os, vos, vosotros, vosotras y ustedes, en plural.
Paia la 3.• persona, que es de quien se habla:
Él, ella, ello, le, la, lo, sí, se, co11Sigo, en singular.
El/os, ellas, les, las, /os, si, se, c011Sigo, en plural.
los
Nora.- No deben confundirse las formas ti, la, los y IGJ de los pronombres penonales con
a nombres,
anfculos de igual forma. Btlstar.\ saber, pan distinguirlo s, que los udeulos acomp:añan
mientras que los pronombres los sustituyen y acompaftan a verbos.

EJERC IC I OS
1.• Subrayar los prononolms p.,.sonalu d1 IGJ siguitnru frases . -Tl1 dijiste que Colón era español,
p<ro <!los ~ demostraron que era genov~s. Nosotros esrudiamos mientras vosouos cant:lis. Nuestros
entregas
tibros son mejores que Jos vuestros. El <"loj me lo regal6 ti. CUando est~ en ru poder me lo
• m.l.
u
2.• Irrumeü!n.-Formas cuatro frases tales que en cada una de ellas entren dos pronombt
p<rsonales.
3.• Larguaj• y pmurmirnr o.-Con las palabras niilo, juega, pelota y patio, formar una frase
y
dtrle sentido a.1irn.:l3tivo, neptivo, itnerro¡ath ·o e interrogativo-negativo.
a las
4.• PormtJ<i6n y tmf«<ionam imro del urilo.- Buscar comparaciones que d(ll colorido
rojo, listo,. manso,. puro,. fuerte,. !res«,. p3cientc, nesro, as...
si¡uicntcs paJobras: humilde,
tuto.
Ejemplo: humilde como una violeta; asruto como lo zorra.

LECTURA 18.

Don José María P emán naci4 1111 Cddiz y perte-


mce auualmtmte a la /Ual Academia Espa¡1ola. Su
obra comprende artículos en peri6dicos, cuentos, IIO'Vclas,
po&{as y obras teatrales. Emu sus poes(as citaremos:
tA la rueda rueda• y •La seiicrita del maro, y entre
n~t obras teatrales, tEl divinc Impacicme•, •Cimeros&
JI cRomeo y Julieta•. Pcmd11 es el vate del Alzamiento
Nacional, y, mtre otras cqmposicioms patri6ticas,
ha csmto el extenso y famoso poema titulado •Poema
de la bestia y el dngel•. Veamos una de sus composi-
ciones,
161
ll, .. 'riLIU:EJ\ C"P.ADO,
© Biblioteca Nacional de España
RESIGNA CIÓN

¡Bendito seas, Señor. Yo no me quejo, Señor;


por tu infinita bondad; yo sé que el goce es dolor
porque pones, con amor, si se sufre por amar,
sobre espinas de dolor y el padece; es gozar
rosas de conformidad! si se padece de amor. ~r;¡-:.1
¡Qué triste es nú c~minarl ..• Sé que para el peregrino
Llevo en mi pecho escondido que gusta el placer divino
un gemido de pesar, de padecer por amores,
y en mis labios un cantar las espinas del camino
para esconder mi gemido. se van convirtiendo en flores.
Mi poesfa soñadora Yo no me quejo, Señor;
es agua murmuradora yo quiero el alma tener
de corriente mansa y grave, lacerada de dolor,
que, al murmurar, no se sabe que el padecer por amor
si es que canta o es que llora. es muy dulce padecer.
Y es que temiendo, Señor, Yo quiero sufrir, Señor,
que este mundo burlador quiero, por amor, gozar
se burle de mis pesares, la dulzura del dolor;
voy aho~ando entre cantares quiero hacer mi vida airar
los ayes de mi dolor. de un sacrificio de amor.
No quiero que en nú cantar ••
mi pena se transparente; •
quiero sufrir y callar, Vivir sin penas de amores
no quiero dar a la gente es triste vivir sombrlo,
migajas de mi pesar. como el agua de un rlo
Tú solo, Dios y Señor, que sin árboles ni flores,
Tú que por amor me hieres, va por un campo baldlo.
Tú, que con inmenso amor Vida de falsa alegria,
pruebas con mayor dolor yo no te envidio: que el dla
a las almas que más quieres. que fuera mi vida asl,
Tú solo lo has de saber, temblando de horror dirla:
que sólo quiero contar ¡Dios se ha olvidado de mil
mi secreto padecer No huyáis penas y dolores
a quien lo ha de comprender con flaqueza de cobarde,
y lo puede consolar. ni busquéis falsos amores
•• que mueren, como las flores,
• en el morir de la rarde.
¡Bendito seas, Señor, Saber sufrir y tener
por tu infinita bondad, el alma recia y curtida
porque pones, con amor, es lo que importa saber;
sobre espinas de dolor la ciencia de padecer
rosas de conformidad! es la ciencia de la vida.
Será el dolor que viniere No hay como saber sufrir
en buena hora recibido. con enter za el dolor
Ve, ga, pues que Dios lo quiere..• para saber compartir,
¿qué me importa verme herido que el dolor es la mejor
si es mi Dios el que me hiere? enseñanza del vivir.
162
© Biblioteca Nacional de España
SJ ayuda con su mano freno de las tentaciones
las empresas duraderas
del vivir fecundo y saqo;
él sabe aventar del grano
....
y escuela de perfección.

Por eso, Dios y Señor,


la suciedad de las eras. porque por amor me hieres;
Él nos enseña a tener porque, con inmenso amor,
siempre el alma apercibida pruebas con nrayor dolor
y a e ;¡::erar y a no temer a las almas que más quieres;
y a dar su justo valer Porque sufrir es curar
a las cosas de la vida. las llagas del corazón
Nos enseña a caminar porque sé que me has de dar
por la vida, y a luchar consuelo y resignación
con ánimo bien templado, a medida del pesar.
para no desesperar Por tu bondad y tu amor,
ni esperar demasiado. porque lo mandas y quieres
Es saludable lección porque es tuyo tni dolor...
para las vanas pasiones; ¡bendita sea, Señor,
cauterio del corazón, la mano con que me hieres!

LECCIÓ N 18

Pronombres demostra tivos y posesivo s

Pronomb res demostr ativos.-P ronombr es demostrativos son los


que sustituyen al nombre indicando proximidad o lejanía con respecto
que habla.
Ejemplo: útt lo tiró, /se lo vió y aqu/1 lo recogió.
Formas de los pronomb res demostra tivos.-L as formas de los
renombres demostrativos son:

SINGUL AR:

asculino: éste, ése y aquél.


emcnino: ésta, ésa y aqtli/la.
eutro: esto, eso y aquello.

PLURAL:

Masculino: éstos, ésos, aqud//os.


Femenino: éstas, ésas, aquéllas.
Pronomb res posesivos.-Prono mbres posesivos son los que sus-
tituyen al nombre, indicando posesión o pertenencia.
Ejemplo: El mio es bueno, pero el "umro es mejor.
163
© Biblioteca Nacional de España
Form as de los pron ombre s posesi vos.-L os pronombres posesi-
vos pueden referirse a un solo poseector o a vanos y sus formas son:
PARA UN SOLO POSE EDOR :
Masculino, singular: wlo, tuyo, suyo.
Masculino, plural: mios, tuyos, suyos.
Femenino, singular: mla, tuya, mya.
Femenino, plural: mlas, tuyas, suyas.
PARA VARIOS POSEEDORES:
Masculino, singular: nuestro, vuestro, myo.
Masculino, plural: nuestros, vuestros, myos.

P. POS ESJ VO S :
~~(V) -mlo.

164
© Biblioteca Nacional de España
Femenino, singular: nuestra, vuestra, suya.
Femenino, plural: nuestras, vuestras, suyas.
Nota.-Los proMmbrcs demostrotivos y posesivos se diferencian de los adjetivos de igual deno•
minBción en que Jos pronombres van acentuados y sustituyen al nombre, micnttas que los adjetivos
no se acentúan y van a su lado para determinarlo.

BJBRCIC IOS
1.0 Subrayar los pronombrts demostratl'vos y posesivos de las slguienta freu,s.-Este niño es mds
nito que aqufl. f!sos me dijeron que los juguetes eran tuyos. Tu papil salí6 en compañia del mio.
Lo nuestro es mejor que lo suyo. Éste me dijo que el libro era tuyo.
2.• lnwndán.-Por mar tres frases en l os que entre un pronombre demostrativo; treS en la que
mtrt:n un pronombre posesivo y otras tres en que entre uno de cada clase.
3.• Rcda«idn d• una CQT/Q.-Tema: fucribir al director de una editorial pidiáldole el envio
a rc<mbolso de un determinado libro y pre¡untando al mismo tiempo si está ya publicado otro di•·
tinto. (Ver normas en el eJercicio 3.• de la lección 3.•}
4.• OrrogrGfla.-Se escribe H in.icial delante de los diptongos lE, UE, tA. Ejemplos: hierro
bue\'O, etc.

LECTURA 19.

Teresa de Cepeda y Ahumada, ahora Santa


Teresa de Jestls, naci4 en Avila en el atio 1)15.
De irresistible vocadón religiosa, ingresó m la
Ordm Carmelita y toda su vida la empleó m r~
formar la orden y fundar cOIItltlttos. EscribüJ
muchos libros y poeslas, mcrecimdo figurar por
ellos entre los mejores escritores espailo(ss. Su esrilo
es smcillo y más bien vulgar que eruditO, pero la
profundidad de sus pctlSamiemos en cuestion&
espiriwales. no Ita sido aún superada. Ell!Te sus
obras merecen mención: •Camino de pcrfeaiiin•,
•lAs Moradas•, •Las ftmdaciones•, «Avisos cspi-
ritualcn y •Vida•. E11 esta tiltima, la Santa nos
relata su vida, llena de simpáticas a11écdocas.
Veamos 1111 rrozo de ella.

•!!ramos tres hermanas y nueve hermanos; todos se parecieron a sus padres,


por la bondad de Dios, en ser vinuosos, si no fui yo, aunque era la m>is quenda de
mi padre. Tenia uno casi de mi edad; juntábamos entrambos 11 leer vidas de santos
-que era el que yo más queda-, aunque a todos tenia gran amor y ellos a mi.
Como vela los martirios que por Dios los santos pasaban, pareclame comprar
muy barato el ir n gozar de Dios, y deseaba yo mucho morir asl; no por amor que yo
entendiese tenerle, sino p r gozar tan en breve de los grandes bienes que lela haber
en cl ciclo; y juntábamc con este mi hermano a tratar qué medio habrla para esto.
Concenábamos irnos a tierra de moros, pidiendo por amor de Dios, para que
allá nos descabezasen; y paréceme que nos daba el Señor ánimos en tan tierna
edad, si viéramos algún medio, sino que el tener padres nos parecla el mayor em-
barazo.
Espantábanos mucho el decir que pena y gloria era para siempre en lo que
!ciamos. Acaeclanos estar muchos ratos tratando de esto: gustábamos decir muchas
veces: para siempre, siem pre, siempre...
De que vi que era imposible ir a donde matasen por Dios, ordenábamos ser
ermitaños, y en una huerta que habla en la casa procurábamos, como podlamos,
165
© Biblioteca Nacional de España
hacer ermitas, poniendo unas piedrecillas que luego se nos calan; y as!, no hallábamos
remedio en nada para nuestro deseo.
Hacln limosna como podla, y podla poco. Procuraba soledad para rezar mis de.
vocioncs, que eran hortas, en especial el Rosario, de que mi madre era muy dcvoUI
y asl nos hncla serlo. Gustaba mucho, cuando jugaba con otras niñas, hacer monas-
terios, como que éramos monjas; y yo me parece deseaba serlo, aunque no tanto
como las cosas que be dieho.t

P. RE.LA T !VOS E.
JNDE. r INfDO S.

LECCIÓN Hl

Pronombr es relativos, interrogat ivos e indefinldo s

Pronombr es r clativos.- Pronombres relativos son los que se re·


fieren a una persona o cosa ya citada, que se llama antecedente.
Ejemplo: El niilo de quitn me bablns. El pronombre quim tiene por antecedente In polabr> niM.
Los pronombres relativos son: que, =1, quien, cuyo y cr1a11to.
Pronombr es interrogat ivos.-Pron ombres interrogativos son los
que sirven para preguntar. Sus formas son las mismas que en los relati·
vos: qué, cuál, quién, ctíyo y cudnto, distinguiéndose de ellos por el acento
en la escritura y por la entonación en el habla.
Ejemplos: ¿Quiln viene? ¿Qul deseo? ¿Cudl prefieres?
Cuando las rormas de los pronombres intcrrosativos van seguidos de un nombre son adjerirM
inrerrogotitlcs. I!jemplo: ¿Qui dinero me das? ¿Cudl traje te pones? ¿Cuántas pesetas gonoste?
Pronombr es indefinido s.-Pronom bres indefinidos son los que de-
signan de una manera imprecisa las personas o cosas a que se refieren.
Ejemplos: A/gwu>s vendnln, tDJD llegó.
Los principales son: alguien, 11adie, cualquiera, algrma, todo, etc.
NDto.-Los pronombres indefinidos se diferencian de los adjetivos de iguol denomiru~cióo
en que los primeros sustituyen al nombre y tos segundos lo acomp:tñnn para deternliOru'IO.

166
© Biblioteca Nacional de España
EJE RCI CIO S
indefinidos d4 la1 nguiem ts /rDSII.- Dime
1.9 Subrayar los pronombreJ rtlativo s) imcrrogativos 1 Algunos llegaron larde, pero otros
y te diré qui~ eres. ¿Quién ho roto el líbro?
C41l qui~ nndas
. P.sre es el niño del euol re hnbla boblado . Unos tienen la fama y ouos c.>rdan
Ucgaron onres de tiempo • Quien siembr o odios recoge mal-
debe decir: •De este agua no bcbcrf.
1• lona. ¿Qu~ te paS3? Nodie
diciones.
pronombre relativo, otras rres en las
2.• lm~cnddn.-Forma.r tres frases en las que cn.trc un
:n.ivo y otras ues en las que entren pronom bres indcfuúdos.
que entre un pronombre intcrrog
pidiéndole permis o para dnr una ba-
3.• R<Jfa"i611.-De una inst:meia al Gobern ador Civil (Véase ejercicio 4.• de lección 7.•)
an por los alreded ores del pueblo.
tid• a los lobos que merode

LEC."TURA 20.

Don Manu el Mach ado 1uzci6 en Sevilla en el


año 1874, y canta a la región andafuza en stts obras
•Ab11at, •Fiesta nacion al• y •Cante ho1Jdo t. Otras
veces se inspim eu asuntos tradicio11ales, como etl
•Castilla• y •Alvar Fá1!ez t . Colaboró coJZ su lzer-
mallO Am011io en obras dramáticas 671 verso, de las
atales la más famos a c.s tLa Lola se va a los pucrto n.
En su libro titulado •Museo•, imerpreta magistral-
metlle djversos cuadros célebres. Veamo s WUl de las
composiciollu de dicho libro:

_¡figulinas
¡~ué bonito CG la princesa!
¡qué rra-oiesa¡
¡qué bon ila
la princesa pequ.cñira
de los cuodroG de Wotteau!
Yo la miro, ¡yo la admiro,
yo la adoro!
Sí suspira, yo suspiro;
ni ella llora, también lloro;
sí ella ríe, río yo.
~uando alegrt la contemplo,
Nmo abo;a, mt somie,
...y otra o -oeces su mirada
en los ofrcs se deslíe
pensati-od.
167
© Biblioteca Nacional de España
tSi parece que t!lfá viva
la princesa de taatteaul
íBI pasar la viota, biere,
dcsante,
y ba de amarla quien la vim.
..,Yo adivino en su semblante
que dla go3a, so3a .y quie re,
vive y ama, sufre y muert...
como yo!
Nora.-Dond e dice Watteau, léase uat6.

LECCIÓ N 20
El verbo
Verbo.- Se llama verbo la palabra que generalmente expresa lo qt
hacen o pueden hacer las personas, animales o cosas.
Los verbos, por su sigiüfica do.-Por su significado, los ver~
pueden ser copulativos y predicativos.
Verbos copulativos son los que se limitan a unir el sujeto con el pr
dicado. Estos verbos son solamente dos: ser y estar.
Ejemplos: Dios u bueno¡ la niiln wd <nfcrma.
Verbos predicativos son los que expresan estado, acción o pasión.
Ejemplos: Tó duermes; ti .swdio; yo amo.
Los verbos predicati vos, por el término de su acción.- Sc
donde recaiga el término de su acción, los verbos predicativos pueden
Transitivos, cuando la acción pasa a una persona o cosa distinta d!
que la ejecuta.
Ejemplo: Yo utudio lal«<i9o. L o acci6o de estudiar no recae sobre el que la ejecutll, sino....,
la lección que es estudiada.
Intransitivos, cuando la acción se completa en si misma sin pasar
otra persona o cosa.
Ejemplo: Yo >alto de viaje.
Reflexivos, cuando la acción recae sobre el mismo que la ejecuta.
Ejemplo: Yo me pci11o.
Reclprocos, cuando hay intercambio de acción entre dos person<
o cosas.
Ejemplo: Tó y yo nos faoorecemos.

EJERC ICIOS
t.• Subrayar los u<rbos d• las tiguo'•mcs fram.-Goll a, a fin de que aprendas o hablar. lll q<
dice lo que quiere, escucha lo que no quiere. El hombre propone, y Dios dispone. Donde las dap,ll
teman. Eo boca cerrada ao entran moscas. Quion mili anda, mili acaba. A caballo regalado no 1< 1<
res el djcrue. Quien a buen trbol te arrima, bueno aombra le cobija,

168
© Biblioteca Nacional de España
z.• Indü:ar con laJ lttra.s e, T, 1, R y , si les wrbos situienti.S l()tt cqpulat.·fJ()I, rrmrsitifJM, in·
sill'11oS, r~flexivos D rtclprous.-L iorar, escribir, ser, peinarse, ju¡ar, tutear, correr, leer, c:onso.
, vivir, cartear, estor, reir, salir y nmar.

E 3.• Escribir dos ejemplos de las siguientes claaes de verbos: copulativos, transitivos, intr:Lnti·
os, rt:flc:x.ivos y rcdprocos.
4.• OrtqgrDjiD.-S e estribe con H en las palabras que empieun por HEP, HIP, HIDR, HIST,
HON, HOM, HER y HOR. Se exeepman omoplato, ómnibus, onda, onomástica, ermita y órbita.-
Bjemplos: hipo, hidrógeno, etc.

Don José María P ereda nació en Po/mu;o ( S47l•


randcr) m 1833 y murió m 1906. Es, si11 duda, wza de
/4s mayores glorias de la notJela española, sobresalieruio
especialmmte m la pi11tura de ripos y costumbres mcm-
liJJicsas. Su lmguaje es el mismo que usan en la vida co-
rtiemc los personajes de sus obras, y entre é.stas merecm
111mción •La puchera•, .Sabor de la tierrucat, tDe tal
9tJ/o, tal astilla•, •Petias am·bat, t Sotilezat, etc. De esta
11/tima, admiremos la magnifica descnpció11 que, cotl un
knguajc enteramente popular, nos hace de cSot:ilezat,
a~ando dice:
tO!r, no se la oye palabra sí no es para responder a lo que se le pregunta, o pre-
guntar lo que ella buenamente no pueda saber... ¿De vestir? ¿Pues no da gloria
de Dios oómo le cae basta un trnpuco viejo que usté le ponga encima? Si vos digo
que, a no saber quién fué su madre, por hija <e la tomat-a d.: a\g ma ínfmta de
gt·•t·:rm..., cu·mdl' n" d• u ,a •ei\"'' de comerciante de muelle. .. Pos ¿y el
arte pa el deletreo del silabario, en primeramente, y para la lectura en libro dim-
RUés? ... Y ¿qué me dices tú de los rezos que ha prendlo en un periquete, que hasta
el pae Polinar se asombra de ello?... Na, hijos, que si la enseñan solfa, solfa aprende...
¡Uva l... Y a too y a esto, finuca ella; finuco el su andar; finuco el su vestir, aunque el
vestJo sen pobre; la mesma seda cuanto hacen sus manos y limpio como las platas,
el suelo por onde ella va y el rincón en que se meta ... Que es asina de natural, vamos.
Ylo que yo le digo a Sidorn cuando me empondera la finura del cuerposoliteza y la finura
de obra del angeluco de Dios: oEsto, Sidorn, no es mujer; es una pura •••»
¡Toma!, y que asl la llamamos ya en casa: Sotileza, arriba, y Sotileza, abajo, y por
Sotileza responde ella tan guapamente. Como que no hay agravio en ello y sl mucha
verdad ... ¡Uva!t

LECCIÓ N 21
Accident es del verbo

Accident es del verbo.-L os accidentes del verbo son: voces, mo-


dos, tiempos, números y personas.
Qué es voz.-Vo z es el accidente verbal que nos dice si la acción
que el verbo expresa es producida o recibida por el sujeto.
. 169
© Biblioteca Nacional de España
1\Ctffif.MTBS
DEL VIHlBO.

Si la acción es producida por el sujeto, se ll:uru~ voz activa, y si es


recibida por él, voz pasiva.
Ejemplo de voz activa: Yo oltl<>. Ejemplo de voz pash·a: Yo soy omado.

Qué es modo.- Modo es el accidente verbal que indica cómo se


realiza la acción del verbo. Los modos son cinco: infinitivo, indicativo,
potencial, subjuntivo e inlperativo.
El infinitivo expresa la acción simpiCDlcnte. Ejemplo: Amar a Dios.
El indicativo exprésa la acción como real y cierta. Ejemplo: Yo amo
a Dios.
El potencial expresa la acción como posible. EjCDlplo: Yo anl3rb
a Dios.
El subjuntivo expresa la acción en forma de deseo: Ejemplo: Yo ame
a Dios.
El imperativo expresa la acción del verbo en forma de ruego o man-
dato. Ejemplo: Amad a Dios.

EJERC ICIOS
1. 0 Jnvend6tt.- Escribir dos frases en Jas que los verbos amar y estudio.r en&l 01
voz ntCÍ\'l
y otral dos en que estén en voz pa.sh,a.
Escr-ibir cinco or:ciones tales que cada una lleve uo \"'ttbo en modo distinto.
2.• Ln¡zu:rjt y pmsamiatto.-Formo.r cinco fnlses en las que el \-etbo nya alificado r<''""
adverbio. Ejemplo: El nino lloro mucho.
de E•
3.• Rtdoccidtt .-Dc un oficio. Temn: Bl nlcolde comunica n la Dclegnd6n Provincial
8.' )
todiniea la r<misi6n dcl cento de habiranteS de la localidad. {Vtate ejercicio 5.• de lección
m>)01 r
·1.• Ort<>tT~.tz...-Ejempl o• prictic:os IObr< el uso del astttisco o llamada, del ¡r.ú6n
dol cuián menor.

170
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 22.
Fray Félix Lope de Vega Carplo tzacro
m Madrid m 1562y muri6 m 16]5. Poeta inspi-
radfsimo, por su extraorditzaria fecundidad fui
calificado con el sobrenombre de t MOIIStrtiO de la
Nawralezat . Se dice que compuso tltzaS r .8oo
obras teatrales, amén de tutmcl"osas poesias, roman-
ces y autos sacramcmales. E11 ms obras teatrales
gusta de pimar las costumbres, vicios y t~irwdes de
los ltombres de su tiempo y clllre ellas sobresalen:
tLa moza de cámaroo, •La dama boba•, tE/mejor
Alcalde, el Reyt, •Fuemeovejwza•, •Estrella de
Sevilla, etc., etc. He aqui !litas bellas muestras de
su inspirada poesia .
MAYO
En las mañanicas a las florecillas
del mes de mayo que están más cerca.
cantan los ruiseñores, Vistense las plantas
rerumba el campo. de varias sedas,
En las mañanicas, que sacar colores
como son frescas, poco les cuesta.
cubren los ruiseñores, Los campos alegran
las alamedas. tapetes varios,
Rleose las fuentes cantan los ruiseñores
tirando perlas rerumba el campo.
LA VIRGEN Y EL Nil'iO
Camina la Virgen pura -¡Ay, Señora, sf, Señora,
de Egipto para Belén, toma yo las que quisier.
en la mitad del camino La Virgen, como era Virgen,
el Niño tenla sed. no cogla más de tres;
Allá arriba en aquel alto el Nino, como era Niño,
hay un viejo naranjel; todas las quiere coger.
un ciego lo está guardando, Apenas se va la Virgen
¡qué diera el ciego por ver! el ciego comienza a ver.
-ciego mlo ciego mlo, - ¿Quién ha sido esa Señora
¡si una ·naranja me dier que me hizo tal merced? .
para la sed de este Niño -Ha sido la Virgen pura
un poquito entretener! que va de Egipto a Belén.
(Romane<:.)

LECCIÓN 22
Accident es del verbo
Qué es tiempo.- Tiempo es el accidente verbal que nos indi~a la
época o momento en que se verifica la acción del verbo. Los tiempos son
tre~ presente, pasado y futuro. ·
Yo tscribo estA eo tiempo prcseote; yo tscrihl, eo tiempo pasado, y ~·o tstribirl, eo tiempo
fu•ur~. : .

171
© Biblioteca Nacional de España
Qué es númer o.-Número es el accidente verbal que nos indica si
el sujeto del verbo es uno o más de uno. Los números son dos: singular
y plural.
Yo .studio está en número singulur, y nosotros awdiamot eslll en ntlmero plural.
Qué es persona.-Per sona es el accidente verbal que nos india
«quién» realiza la acción del verbo. Las personas son tres: 1.•, 2." y 3.•.
Un verbo está en primera persona cuando la acción del mismo la rea·
liza el que habla: yo como, nosotros comernos. Está en segunda persona,
si la acción la realiza el que escucha: tú comes, vosotros coméis, y está
en tercera persona, si la acción es realizada por aquél de quien se habla:
él come, ellos comen.

EJERCIC lOS
1.0 Invmcidt~.-Escdbir acs rrnsc.s en las que entre un vubo en tiempo presente; ídem, ('l:)
tiempo p:asado; fdcm, t.n tiempo futuro.
Escribir uno frnse en 13 que cm re un ver be en 1.• persona y modificarlo después poniendo el
vc.r bo en 2.• y 3.• persona.
Escribir uno frose en la que entre un ver be en singular y modificarla después poniendo d v<tbo
en plural. ·
2.• Lu!¡¡uaj• y p.r.sGllliu:to.-Realizor el siguiente ejercicio de fu¡a de vocales: C.m. p.c. y e,r,.
m.s p.c. p.rq., l. s.l.d d. t.d. .1 c .. rp. s. fr.g., .n l. .f.c.n. d.l .st.m.g.
3.• OrtofiTafla.-Sc escriben con H todas las formas verbales que la tienen en su infinith'"
Ejemplos: hilaba, hablaré, etc.

LECTURA 23. LOS VERBOS IRREGULARE S Y SUS CLASES


Los verbos irregulares pueden ser comunes y propios. Son comunes, los que
presentan un tipo efe irregularidad común a un grupo más o menos numeroso de
verbos, y propios los que presentan una irregularidad particular, propia de cada uno.
Los verbos de irregularidad común pueden reunirse en los cmco grupos si·
gujentes:
P rimer grupo.-Pertene cen a él muchos verbos que cambian la e de su pen·
última sllaba por ie. Ejemplos: de acertar, acierto; de perder, pierdo; de discer·
nir, discierno. Otros cambian la e en i. Ejemplo: de r edir, pido, y otros la c:am-
bian en le unas veces y en i otras. Ejemplo: de sentir, siento y sintió.
Se;und o grupo.-Pertene cen a él muchos verbos que cambian la o de su
penúl.t.ma silaba en u e. Ejemplo: de acordar, acuerde. .
Tcrcc.r grupo.-Pertene cen a este grupo los verbos que tenninados en acer,
ecer, ocer, ucir, admiten una z antes de la e en el presente de indicativo y sus deri·
vados, y también pertenecen a él los que terminados en ducir cambian la e ~ j
en el pretérito indefinido y sus derivados. Ejemplos: de nacer, nazco; de conduar,
conduzco y conduje.
Cuarto grupo.-Pertene cen a este grupo Jos verbos que acabados en uir,
admiten una y después de la u ante las vocales a, e, o. Ejemplos: de huir, huyo.
Quinto grupo.-Pertene cen a este grupo los verbos qu e terminados on añer,
uñir,.¡ iñir¡ ·euer y ullir; n\:1 teman la i de las tcnn!nacio'ne'S de ru mO'delb re'gular,
172
© Biblioteca Nacional de España
en las terceras personas del pretérito indefinido y sus derivados. Ejemplo: de bullir,
bulló, en vez de bullió.
Los verbos de irregularidad propia son los 24 siguientes: dar, andar, estar, caer,
caber, haber, bQcer, poder, poner, querer, saber, ser, tener, traer, valer, ver, yacer
asir, decir, ir, •ir, salir, venir y erguir.

LECCIÓ N 23

Los verbos, por su conjugac ión

C•m jugar un verbo. - Conjugar un verbo es decirlo ordenadamente


del mayor número de maneras posibles.
Para ello basta con ponerlo en sus diferentes modos, tiempos, nú-
meros y personas.
En nuestra 1• : gua hay tres clase • de conjugaciones. A la primera
pertenecen todos los verbos acabados en tan y su modelo es amar; a la
segunda, los tenninados en ~er» y su modelo es temer, y a la tercer¡¡, los
terminados en «ir» y su modelo es partir.
Raíz y terminac iones.-E n toda forma verbal hay que distinguir
dos partes: la ralz y las terminaciones.
La raíz está formada por las letras que expresan el significado
fundamental del verbo y permanece inalterable en toda conjugación
regular.
I!n d verbo amar la raJz es am; en el verbo temer es tem, y en el verbo partiz,la ralz es part.

3.<3:

~- ~.

113
© Biblioteca Nacional de España
Las terminaciones están formadas por el resto de las letras de las
formas verbales y sirven para indicar los accidentes gramaticales.
En el presente de indicativo del ve.rbo amar l as terminaciones son: am·o, &m·as, am..a> am-omo~
am-dis, am-an.

Los verbos, por su conjugación.-Por su coníugación, los verbos


pueden ser:
Regulares, cuando conservan la misma raíz y toman las terminaciones
, de la conjugación a que pertenecen.
Ejemplos: amar, temer y partir.

Irregulares, cuando en su conjugación alteran la raiz o no toman las


terminaciones de la conjugación a que pertenecen.
Ejemplos: ju¡;:u, perder, saber.

Unipersonales, cuando sólo se usan en infinitivo y en la tercera per·


sona del singular de cada tiempo.
Ejemplos: nevar, Uover, etc.

Defectivos, cuando carecen de algunos tiempos o personas.


Ejemplos: soler, abolir, etc.

EJERCICIOS
1.• Escribir la conjugación del presente de indicativo del vecbo CANTAR en forma afuroatin,
negativa e interrogativa.
2.• Escribir: El presente de indicativo del verbo COMER; el pretérito indefinido del verbo
DIBUJAR; el futuro imperfecto de indicativo del verbo LLORAR; el presente de subjuntivo d<l
verbo ARDER y el imperativo del verbo RECIBIR.
3.0 Poner una rayita debajo de las letras radicales del ejercicio anterior.
4.• ltrve~~ciót:.-Buscnr tres palabras de significado parecido (parónimas) a las siguicnt<!:
devolver, sabio> sitio, dirigir.
Formar después con ellas otras tnntas frases sinónimos.

LECTURA 24

Don Luis Cordero nació en Déleg (Ecuador)


en el mio 1833· H•}o tk un maestro de escuela, 11
doctoró en Filoso/fa y Derecho, y tkspués de ejerm
la profesión tk abogado, se dedicó al conwrcio. Er1 1892,
tras vertiginosa carrera polltica, Uegó a ser Presidentt
tk la República, y en 1895 reiUlnció voluntariamet!UO
su cargo y se retiró a sus fincas para dedicarse al cstll·
dio de las literaturas extranjeras. Entre sus obrtn se
destacar¡ dos tomos de •Poeslas serias•, otros dos de
ePoeslas jocosas&y otros varios de carácter cientlfoo·
··· · ·· -·v~iitds una de ius conipiJSic.'o¡us:
i74
© Biblioteca Nacional de España
- Jfl árbol y sus renuevos
:IJamás, al verle, carcomido tronco,
'1Lil vo3 olvido de mí caro padre,
®uc triste, en medio de sus fiemos bíjos,
IDíjo una farde:
"¿jlDi róstcí s, niños, lo lo3anB pompa
IDc aquel frondoso y elevado sauce,
lll cuya planta mullitud de tiernos
'18>ástagos nacen?
'ft)ucs bien: muy presto formarán un bosque,
'QJupidas rAmas desplegando al aire,
'JLos que ahora brotan en delgado mimbre,
'arrémulo y frágil.
.fiDás ¡ay! entonces notaréis que ti árbol,
íBdorno y Gll la del frondo so valle,
§us hojas pierde, su cobeJe inclina,
§écosc y cae.
®ueridas prendas: los endebles fallos
®ue a ser aspiran encumbrados sauces,
y d viejo tronco que la muerte aguarda,
§on nuestra imagen".

LECC IÓN 2t.1

Verb os irreg ulare s


s.- Para
Mane ra de x·econ ocer las irreg ulari dade s de los verbo
raíz y a sus ter-
averiguar si un verbo es irregular hay que atender a su
minaciones.
dolas
La irregularida d de las letras radicales se observará confrontán
con las de su infinitivo.
dolas
La irregularidad de las terminaciones se observará confrontán
con las del modelo regular a que perten ezcan .
gar bien los
Conj ugac ión de los verbo s irreg ulare s.- Para conju
verbos irregulares hay que tener presente:
1. 0 Que sólo hay irregularidad en los tiempos simples.
nte de in-
2. 0 Que hay tres tiempos llamados primitivos: el prese
de indica tivo.
dicativo, el pretérito indefinido y el futuro imperfecto
175

© Biblioteca Nacional de España


3. 0 Que hay otros tiempos que se derivan de los anteriores.
Del presente de indicativo se derivan el presente de subjuntivo y cl
imperativo.
Del pretérito itulefinido se derivan el pretérito imperfecto de subjuntivo,
el futuro imperfecto de subjuntivo y a veces el gerundio.
Del futuro impe1fecto de indicativo se deriva el potencial simple.
. 4. 0 Que de cualquier irregularidad en los tiempos primitivos st
transmite a sus derivados.
5. 0 Que si los tiempos primitivos son regulares, el verbo también
lo es.
EJERCICIO S
1.• Determinar en qu6 tiempo• son irregulares Jos siguientes verbos y efectuar su eonjup.
ción: nacer, conducir, divertir, andar y caber.
2.0 C..engrtaje y pc11samicmo.-Bsccibir In cualidad caractcrfnica o relación tógicn de los Strt1
situic:ntcs: e l hielo, e l limón, la m id, e l zorro, el cnbnllo, el cristal, d roble, lB nieve, el plomo, lt
hormiga, el perro, In veleta y c:l cordero. Ejemplo: el hielo es frfo. La veleta e$ inconsta.ntc.
3.0 Vocabulmio.-Esc:ribir el nombre d~l ser o quien pertenecen las voces onom:atopéyic3SSt·
guientcs: cacarear, c.hisporrotco, crujir, gram.ido, crepitar, rcbuz.n:ar, relinchar., zumbar, musir,¡».
tu, cuchichear, aullu, chasquido, trinos.
4.• Po~ y pnftai.,.,.micnto del csti/o.-Red•ctor Jos siguientes pensamientos cündoJ<1 b
mayor armonla, bcllcza y eolorido posibles: ·
Bra Nochebuena y nevab2; una mujer con un niño pcque.6ito en brazos pedfa limom:a: la contt~oo
tación e.ra invariable: •Dios la :un pare.• Mientras tanto, se prcparab:m c.n las casas grandes banquetes.
Por la noche ... todos rt-lan y gotab:m; todos menos dos seres que perecieron en un ruinoso edificio-,
vlctimas del hambre y del rrlo. )Dios mio! ¡Piedad para los muertos y piedad paro Jos vivos!
(i.•. Orro¡¡rafla.-En las sllubns invenus se escribe G nntes de M o N y Cantes de T o C. Ejcm·
plos: activo, pigmeo, etc.

LECTURA 25

Doña Cecilia Bohl de Fáber 1uu:ió CJJ Sui:a


en 1796, pero pasó la mayor parte de m v ida tiTI Se-
villa, y supo pimar m sw tiO'/Jelas, de forma admira·
ble, las costttmbres andaluzas. Todas sus obras estdn
caracterizadas por una gran tenderu:W moralizadora,
y entre ellas se destacan: •La gaviota•, tCiemmciat,
•La familia de Alvareda• y sus •Cartas• y cuadr~
de CQStwnbres. En todos sus escn'tos usó el seu~
de •Ferndn Caballero•. Veamos la magn!fica descrip-
ci4n que hace del

ENTIERRO DE UN Nlf'\'0 EN LA SIERRA


Velase una mañana descender por una cu-esta pedregosa a un grupo que c:uni·
naba a paso lento y compasado.
176
© Biblioteca Nacional de España
Componiase de tres hombres cubiertos con sus capas, las cuales, como en las
ocasiones solemnes, pendJan a ambos lados como ropas talares.
PrecedJales un mulo, sobre el que estaba colocado un pequeño féretro blanco
y celeste, cubierto de flores.
Los tres hombres callaban, y el silencio no era interrumpido sino por la suave
queja de un arroyo que con ellos bajaba de la cuesta, como si acompañase en la
última jornada a un hermanito suyo, cuya vida hubiese parado el hielo de un anti-
cipado invierno; por el melancólico suspiro que exhalaba la brisa al ver finada una
vida, que babia sido un soplo cual ella; por el divino trino que de cuando en cuando
lanzaba el ruiseñor, como un desahogo de su armonioso corazón; y por el ruido de la
acompasada y uniforme pisada del mulo, que parcela el de la péndola de un reloj,
que abreviase a la vez el tiempo y la distancia.
Llegado que hubieron al próximo pueblo, que era La Higuera, se encaminaron
al Campo Sagrado, bien denominado asi, pues en éste, como en los templos, la
Iglesia nos acoge, nos hace iguales y nos bendice.
Los hombres abrieron un hoyo en la tierra; en él depositaron el féretro blanco y
celeste, que conterúa el pequeño cadáver ángel dormido, al que Dios concedJa
el descanso sin cansancio, mientras que las campanas de la vecina iglesia repicaban
al favorecido de Dios la enhorabuena.
Cuando cayó la primera paletada de tierra sobre la caja se produjo un sonido
hueco y sordo, cual SI la rechazase, el que fué acompañado por un gemido que exhaló
aquel de los tres bom bres que babia quedado algo apartado, retOrciendo entre sus
manos el sombrero, que se babia quitado por respeto al lugar sagrado, donde dejaba
al hijo que babia sobrevivido a dos lujos mayores que habla perdido recientemente.
¡El adió es siempre una triste fórmula!, pero en el camposanto es donde se con-
vierte en una solemne verdad.

LECCIÓN 25

Más sobre los verbos

Verbos pronominales.-Se llaman verbos pronominales los que


para su conjugación necesitan el auxilio de dos pronombres.
Son ejemplos de eiJos: arrepentirse y refugiarse.
No se dice: Yo arrepiento, tú r<:fugi:~.s; sino: yo me arrcpicni~ y td te refugias.

Voz pasiva.-Se entiende. por voz pasiva aquella en que la ac.ción


del verbo recae sobre el mismo sujeto que la ejecuta.
La voz pasiva de los verbos se forma con el tiempo correspondiente
del verbo ser y el participio pasivo del verbo que se conjuga.
Bl presente de indicativo del verbo amar será: yo soy amado, tú eres amado, él es amodo, etc.

Conjugación perifrástica.-Se entiende por conjugación perifrás-


tica la que da a sus tiempos la idea de obligación o mandato.
La conjugación perifrástica de un verbo se compone:
l. 0 Del tiempo correspondiente del verbo haber en forma simple
seguido de la preposición de.
2. 0 De la forma simple de infinitivo del verbo conjugado para los

U. -T'll:RCIR CRADO,
177
© Biblioteca Nacional de España
tiempos simples y de la fot·ma compuesta de dicho infinitivo para los
tiempos compuestos.
Ejemplos: El presente de indicativo del verbo comtr en conjugación pc:rifrástica será: yo he dt
comer, rú has de comer, cte., y el pretérito perfecto de indicativo será: yo he de haber comido, ul h:1s
de haber comido, etc.

EJERCICIOS
1.• Escribir el pret~riro imperfecto de inwcntivo del verbo ARREPENTIRSE.
2.o Escribir el futuro imperfecto de indicativo del verbo QUERER en voz pasiva.
3.• Escribir el presente de subjuntivo del verbo ANDAR en conjugación pcrifr.lstica.
4 .o Lcr~guajc y pemamicmo.-Expresar con un verbo lo que hacen los siguientes seres: La bao-
lo ...... E l coche .. Los reptiles ...... Los caballos
oo . . El corazón .. .. E l barco ......
00 ... . 00

El p~dulo .. . .. .
[j• Escribir los nombres de los seres que ejecutan las siguientes acciones: rcbuznnr, tecle:tr, girarJ
reflejar, endulzar, escribir, arrullar, llover, n:umar, ncvnr~ chispear) nadar, picotcnr.
5.0 Reda.cci611 de u11 certificado.-Tema: El juez municipal de un pueblo certifica que un dc1er·
minado vecino del mismo ha observado y obsctva buena conducta moral, politica y rcligios:.l. {Vé:~e
ejercicio 4.• de lección 11.)
6.• Orto¡¡rafla.-Se escribe X en el sonido CS. Ejemplo: flexible, má.~imo, etc.

LECTURA 26.

Don Luis de Góngora y Argotc rwció tn


Córdoba en r561 . Sacerdote y poeta eminellle,
se hizo mrty pronto célebre por la rwwralidad,
gracia y fluidez de sus roma11ces y letrillas. Mas
tarde adoptó un estilo ampuloso, rebuscado Y
oscuro, y aunque logró teuer muchos imitadoreJ,
dando lugar al defecto e01zocido por culteranismo
o gongorismo, SJIS obras perdieron valor. Como
ejemplo de poesía sencilla y graciosa, véase la
siguiente:

LA VIDA DEL MUCHACHO

Hermana Maria, y a mí me ponqrán


mañana que es fiesta mi camisa nueva,
no irás tú a la amiga sayo de palmilla,
ni yo iré a la escuela. medias de estameña.
Pondráste el corpiño Y si hace bueno,
y la saya buena, traeré la montera,
cabezón labrado que me dió en la Pascua
toca y albanega; mi señora abuela.
178
© Biblioteca Nacional de España
Y el estada! rojo, teñida de moras
con lo que le cuelga, porque bien parezca.
que trajo el vecino Y una caperuza,
cuando fué a la feria. con muchas almenas;
Iremos a núsa; pondré por penacho
veremos la iglesia; las dos plumas negras
dnrános un cuarto del rabo del gallo,
nú úa la ollera; que allá en la huerta
compraremos con él, anaranjeamos
que nadie lo sepa, las carnestolendas;
chochos y garbanzos y en la caña larga
para la meri ~ da. pondré una bandera
Y en la tardecita, con dos borlas blancas
en nuestra plazuela, en las trenzaderas;
jugaré yo al toro, y en nú caballito
y tú a las muñecas pondré una cabeza
con las dos hermanas de guardemecl,
J uana y Magdalena, dos hilos por riendas;
y las dos prinúllas y entraré en la calle
Maria y la Tuerta; haciendo corvetas;
y si quiere madre y ' y otros del barrio,
dar las castañetaS, que son más de treinta,
podrás tanto de ello jugaremos caiias
bailar en la puerta; junto a )a plazuela,
y al son del adufe porque Bartolilla
cantará Andrcgüela: salga aCI\ y nos vea:
No m e aprovecharon, Bartola, la hija
mi madre las hierbas. de la panadera,
Y yo del papel la que suele darme
haré una librea, -tortas con manteca.

LECCIÓN 26

Los nombres verbales

Los nombres verbales.-Los nombres verbales son tres: el infini-


tivo, el gerundio y el participio.
El infinitivo.-El infinitivo expresa la idea del verbo, como si fuera
un nombre sustantivo verbal y puede hacer en la oración el oficio de
sujeto y de complemento.
Ejemplos: Hace de sujeto en •el saber no ocupa lugar>, y de complemento en •deseo m udiar>,
El gerundio.-El gerundio expresa la idea del verbo como si fuera
un adverbio, ya que indica modo, tiempo, causa y otras cirCWlstaUcias.
E~plo'S: "Cr!rricn®; Uegu~ a tiempo¡ /NJ]ando la m011talia me rompf una pierna. ·

r/9
© Biblioteca Nacional de España
Algunas veces el gerundio equivale a un adjetivo. Ejemplo: lo echa-
ron al horno ardieruU>. El gerundio ardiendo equivale al adjetivo ardientt.
El gerundio termina en -aruU>, en los verbos de la primera conjugt-
ción, y en -iendo, en los de la segunda y tercera.
Ejemplos: De amar, amando; de temer, temiendo, y de pnnir, p::uticndc.
El participio.-El participio expresa la idea del verbo como si
fuera un adjetivo.
Ejemplo: El padre amanr• de sus hijos. El participio aman ti sizve para cnlificar al nombre padr,
El participio se divide en activo y pasivo.
El activo termina en -ante, -ente o -ietlfe, según corresponda a verbos
de la primera, segunda o tercera conjugación.
Ejemplos: De amar, amant~,· de absorber, absorbente, y de escribir, c:scrib,.ttiU.
El participio pasivo, cuando es regular, termina en -adJJ en los verbos
de la primera conjugación, y en -ido en los de la 2.a y 3.a.
Ejemplos: De amnr, amado,· de [Cmct, temido, y de pardr, pnrtido.
Pa-rn'cr'pios irregularu.-Aigunos verbos tienen dos participios, uno regulnr y otro lrrtgul.11,
Ejemplos: de bendecir, bendecido y bendito; de confesar, confesado y confeso¡ de mold<eir, m3lil>
eido y maldito.
EJERCICIOS
1.• Escribir tres frases en has que entre un verbo en infinitivo.
2.• Bscrióir d guwula'o tÚ~~ si'guientu wrbos: correr, IJ'IlÚZ.Ilt, cantar, salir, recibir, valtr, w:;
haber, machacar, morir.
S.• Escribir ti portitipio aeriuo de los siguientes v~rbos: caminar, dormir, nacer, ayudu y rto
peler.
4.0 Escribir 1/ parc~¡p;o pasiuo de los siguicnt1s verbos: Uora..r, temer, reír., hablar, coma
y despedir.
5.0 Escrib' el partica'pio reg11/ar e irregular d4los sr'gw't.nus fJITbos: atender, freír, abstraer, ul~
teftir y juntar.
6.0 Vocabu/.ario.-Buscar palabras que expresen ideas contro.ria.s a tu siguíentes y escribirluc:.
el cuaderno: reunir, a¡rada.r, calma, sobio, siempre, brillante., diligente, humilde, mis, ens~
despertarse, preceder. Ejemplo: de reunir, dispe-rsar.
7.•. OrtDK>"Il/14.-se escribe C en CA, CO, CU antes de consonante y en las sllabú invcrtA
Se escribe K en las palabras de origen eznanjero y Q en QUE y QUI. Ejemplos: ki~
queso, etd:tcra.

LECTURA 27.
Don Wcnccslao Fernández Fl6rez nacid 1.1
La Corwia pqr el a1io r88o, y es uno de los h~
ristas más fill(}s y •xqr1isitos de nue.stra tpoc¡J. Bri-
llante cronista del plriódico •A B C•, u disti~P
por la facilidad e iron/a de sus artfculos. Como ~
lista, su producción es muy extensa, 110r lo ctJal cir~
remos de él solaJI!41lte las siguientes 11ovelas: •VDI-
'IJOretat, •Las gafas del diablo&, •Ha cmrado rm 111-
dróm, «Las siete colmtmas• y •El secreto de Bar~
Azult . . Veamos rm trozo de esta rlltima, en la ad
satiriza los p.sados proculimimros judi~alu:
180
© Biblioteca Nacional de España
•En todo el pafs no hay quien no conozca el proceso contra T eodoro Fuch por
el robo de una gallina. Me han visitado muchos periodisras para celebrar conmigo
lnterviews, he firmado más de quince mil tarjetas postales, álbumes y abanicos
:¡ se ha hablado de ml en el Parlamento. No soy vanidoso, y puedo asegurar que
cuando robé la gallina no presuml que intervenía gravemente en los destinos de la
pación. Pero ocurrió asf, y poco se lograría con ocultarlo. Si la vieja criada no se
hubiese asomado por la venrana de la cocina, nada de lo que pasó seria posible.
Se asomó y prorrumpió en gritos: 1AIIadrón, al la~ón! Entonces salté la empalizada
:¡ eché a correr sin abandonar la gallina. Volvfa la gente de presenciar una gran
parada a la que había asistido el Rey, y la Avenida era como un río humano ... Miles
de personas ... Atravesé entre ellas con la gallina en la mano. Me cogieron, lejos ya,
y comenzaron a incoar el proceso .
. El fiscal citó dos mil trescientos ciudadanos que ine hablan visto correr entre
ellos; mi abogado, cuatro mil ciento siete personas que no me hablan visto, aunque
también pasaban en aquel momento por la Avenida. Las declaraciones de unos y
,.otros consumieron todo el papel que pudieron producir tres fábricas del reine,
una legión de escribientes consignaron, cosieron y foliaron los pliegos. Tres veces
comenzó a celebrarse el juicio y otras tres hubo de ser suspendido, porque no hay
posibilidad de que acudan todos los que declararon en el sumario.
Las dietas a los jurados y a los testigos se elevaron a una cantidad tal, que el
presupuesto del Estado liquidará este año con déficit. Un periódico ha calculado que
con lo que se gastó en sustanciar el robo de la gallinl\ se podian haber adquirido un
millón de avestruces.
El partido liberal, que está en la oposición, agregó a su programa esta cláusula:
tSobreseer el ruinoso proceso de la gallina, que arrastra a la nación al desbarajuste
.fCOnómico. & Pero el partido conservador quiere a todo trance que continúen los
1Jroceclirnientos de la justicia histórica.
El preso acentuó su aire de importancia:
-Tan cierto como que me he de morir ~iguió-, es que ruve aqul, en esta
cárcel, delante de ml, al excelentisimo señor ministro de Hacienda. •Teodoro -me
!lijo-, las puertas de la prisión están abiertas para ti: huye.•
-~Gracias, excelencia -le contesté-; me encuentro perfectamente y no aban-
donaré mí celda si no se me indemniza con generosidad.•
Entonces el ministro me miró con lágrimas en los ojos. •¡Fuch -aseguró triste-
mente-, tendremos que hacer un nuevo empréstito por ru culpa; tú llevas el pals
a la miseria! &
Y se marchó sollozando.•

LECCIÓN 27

El adverbio

Adverbio.-Adverbio es la parte invariable de la oración que cali·


fica o determina al verbo, al adjetivo y a veces a otro adverbio.
Ejemplos: Luisito canta bien,· Lutero e's t ristcm111t' célebre; el jardio es muy hermoSOj nosotros
PU<amos mut;ho; hn llegado basttmll pronto:
Adverbios simples y compuestos.-Adverbios simples son los que
constan de Jllla sola palabra, y compuestos los que constan de dos
o más.
Ejempl~: Son sitl!p1es ayer, bien, más; etc., y compuestos, linteayer, tamliién y ademáS.
181
© Biblioteca Nacional de España
ADVERBIOS:

Expresion es adverbiales.-Liámanse asi a dos o más palab111


que hacen el oficio de adverbio. Ejemplo: Entre dos luces, a sabien-
das, sin más ni más, a pie juntillas, cara a cara, de vez en cuando, dt
balde, etc.
Los adverbios, por su signüicación.-Según las circunst:mciz
que expresen, Jos adverbios pueden ser:
De lugar: aquí, alli, cerca, lejos, dentro, fuera, etc.
De tiempo: hoy, ayer, mañana, tarde, pronto, ahora, etc.
De modo: bien, mal, despacio, acertadamente, etc.
De cantidad: más, menos, nada, poco, bastante, mucho, etc.
De ordin!: primeramente, finalmente, últimamente, etc.
De afirmación : sí, cierto, ciertamente, realmente, también, etc.
De negación: no, nunca, jamás, tampoco, etc.
De duda: acaso, quizá, tal vez, etc.
EJERCICIOS
t.o Subraya los adverbios que DIICfltntrcs: No por mucho madrugar nmanece más tc:mprnno.Nc
te rindas a los trab.:ljos: al conuario, procurn vencerlos. Quien mucho duerme, poco nprwde. Pt
rientes y trastos viejos, pocos y lejos. Muy mol me vn, señor, en este inst3ntt; muy bic.n, si seqllill
usted delante.
2.• Ew>ib• dos aducrbios d•las sig11i•mu clases: lugar, modo, aJiriiiJlei6n y tiempo y formo; dd
pués, otsu tantas frases en las que entsen dichos advesbios.
3.0 Rtda«i6n.-De una cana. Tema: Escribir ll un abuclo ausente ft:licitándole en el dia de l
santo y cündole cuenta de los progresos eocolnres. (Véase ejercicio 3.• de lección 3.•)
4.• Orto¡¡ra/íll.- Se escribe R sencillo, con sonido fUerte aJ principio de paJabro y dd~
de B, L, N o S y RR (doble) en el segundo elemento de las plllabras compuestas. EjeJIIplos: boO
rliU~¡ tlllfrle<l, pararrayo!, cté.

182
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 28. ESTUDIO DE ALGUNA S PREPOSICION'--
Una misma preposición puede indicar diversas relaciones al unir las palabras,
y es conveniente conocer dichas relaciones para usarlas de una manera acertada.
Veamos lo que pueden indicar las principales preposiciones:
La preposición A puede indicar:
El término indirecto y a veces el directo de la acción de los verbos transitivos.
Ejemplos: Doy caramelos a los niños; Amo a Dios. E l término circunstancial.
EJemplo: Voy a Zaragoza. El tiempo y lugar de un hecho. Ejemplo: Pagaréa mediocUa;
lo detuvieron a la salida.
La preposición CON puede indicar:
Compañia: Llegó con su hermano. El cómo se hace una cosa: Con la voluntad
se consigue todo; lo maté con un cuchillo.
La preposición CONTRA puede indicar:
Oposición: Lucha contra ti. Situación: Está contra el norte.
La preposición EN puede indicar:
Modo o manera: Llegó en un coche. Tiempo: Estamos en primavera. L ugar.
Se cayó en el rlo.
Lu preposición DE puede indicar:
Materia: Reloj de oro. Posesión: Libro d e José. Procedencia: Vino de SeviUa.
Cualidad: Hombre de ingenio. ·
La preposición ENTRE puede indicar:
Situación: Est:\ entre Pinto y Valdemoro. Cooperación: Entre todos lo ma-
mron.
Ln preposición HACIA puede indicar:
Dirección: Hacia a!U est:l Madrid. Aproximación: Hacia fin de año.
La preposición HASTA puede indicar:
Limite, espacio, tiempo o cantidad: Viajó hasta Madrid. Me ofrecieron hnsta
100 pesetas.
La preposición PARA puede indicar:
Movimiento: Voy para casa. Inminencia de un acontecimiento: Está para
estallar. Destino o fin de las cosas: Papel para dibujar. Tiempo en que se hará algo: '
Iremos para el mes de enero.
La preposición POR puede indicar:
Lugar: Corro por la carretera. Modo: Acertó p or casualidad. Precio: L o vendió
pot· cien pesetas. El sujeto agente de las oraciones pasivas: El niño fué herido por su
hermano. Favor: Hazlo por mJ.
La prcpos.ición SOBRE puede indicar:
Asunto: Escribo sobre Geogr:ú'Ja. Cantidad: Le dió sob re cien pesetas. Colo-
cación: Está sobre la mesa. Garanda: Estudio sobre seguro. Proximidad: Estaban
sobre el rlo.
Lo preposición TRAS puede indicar:
Orden: Tras el invierno viene la primavera. Seguimiento: Voy tras el ladrón.

LECCIÓN 28

La pr eposición

Preposic ión.-Preposición es la parte invariable de la oración que


sirve para enlazar dos palabras e indicar la relación que hay entre ellas.
Ejemplos: Si decimos casa ,,¡.. Luis, entre ''"" y Lui< esroblec:emos uno relac:i6n de propiedod.
Si d<ci•nos: Jtun va co11 Antonio, In prcposici6n CON sirve paro expresar una rclad6n de comp3111a.

183
© Biblioteca Nacional de España
Clase·s de preposiciones.- Las preposiciones pueden ser de dos da·
ses: propias e impropias.
Preposiciones propias.-Preposiciones propias son las que van se·
paradas de las palabras:
a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, basta,
para, por, según, sin, so, sobre, tras.
No obstante, algunas veces estas preposiciones también van unidas
a otros vocablos, como en atraer, entrevista, condisclpulo, etc.
Preposiciones impropias.-Preposiciones impropias son las que
teniendo forma y origen latino, van _unidas a otras palabras.
Las principales son: ad, des, ex, in, ínter, infra, sub, super, trans.
Ejemplos: adjunto, desvfo, exmin..istro, incapaz, intercalar, itifrabumano, sttbdiáoono, superclase
y rransponar.

EJERC I CIOS
1.o Subrayar laJ pr~posidonu de las siguienus frast.t: Llegamos a tan pintoresco paraje por
pintoresco camino. La verdad nada ~obre el error como el aceite sobre el agua. Contra avaricioJ lar-
gueo:a. Un hombre con pereza es lgual que un reloj sin cuerda. Entre col y col, lechuga. l r por llll>1
y snlír uasqul!ados.

184
© Biblioteca Nacional de España
2.• Escribe cuatro frases tales que c.n cada una entren dos preposiciones propias o sepUables.
Ej<mplo: Uegamos a Zar11goza en avión.
3.• Escribir JO palabras en las que entren JO prepOSiciones inseparables siguic.ntes: abs, ex,
e:nra, c:ircun, anti, ulrra, vice, in, d.is y uans, aplicando despu& el sianificado de las pala-
bra< formados .
.¡,o lm~c,ci6n.-Formar- sejs frases de distinto significado con 1:\s tres p:tl:tbras siguientes: Duqu~,
perro, cssm.-BicmpJo: el duque s.a.li6 de su casa con el perro.
5.• Ortograjla.-Se escribe D al final de palobrn cuando el plural de In misma termina en DI!S,
y Zcunodo termina en CES.- Ejemplos: pored, rofz, cte.

LECTURA 29.
Don T om ás de Iriarte 11ació en La OroUlfJa
(Canarias) en r7 so. Escribió sobre ast~ntos tm<y
diwrsos, pero la i11morcalidad se la dobc a sru famosas
fábulas literarias. Ésc.as no son profundas 11i 11uevas,
pero eietum la virtud de ser ammas, sencillas, rltiles
y muy claras. Algo afra•¡cesado, llega a ser cinico
y antirreligioso m algunos de stu escritos. Veamos
li1UI de s11s fdbulas :

EL BURRO FLAUTISTA
Esta fabulilla, y dió un resoplido
salga bien o mal, por casualidad.
se me ha ocurrido ahora En la flauta el aire
por casualidad. se hubo de colar,
Cerca de unos prados y sonó la flauta
que hay en mi lugar, por casualidad.
pasaba un borrico ¡Oh! -dijo el borrico-
por casualidad. ¡Qué bien sé tocar!
Una fiauta en ellos ¡Y dirll.n que es mala
halló, que un zagal la música asnal!
se dejó olvidada Sin reglas del arte
por casualidad. borriquitos hay,
Acercóse a olerla que una vez aciertan
el dicho animal, por casualidad.

LECCIÓN 29

La conjunción

La conjuncíón.-Conjunción es la parte invariable de la oración


rque sirve para unir dos oraciones entre sí o dos palabras de igual clase,
indicando la relación existente entre ellas.
Ejemplo: La conjunción y enlaza dos oraciones en: El sol sale y los pij•ros cant:in, La misma
conjunción tnla%4 dos pal3bras de igual clase en: Antonio y Pedro.

185
© Biblioteca Nacional de España
las con·
Clase s de conju ncion es.-S egún las ideas que expresen,
junciones pueden ser: '
Copulativa s : y, e, ni, que.
Disyuntivas: o, u, ya, bien, ora.
Adversativas: mas, pero, sin embargo, no obstante.
Cmzdiciona/es: si, como, ya que, siempre que.
Causales: porque, pues, puesto que.
Continuativas : asi que, además.
Comparativas : como, así, tal como.
Finales: para que, a fin de que, con objeto de.
Iiativ as: conque, por consiguiente, ahora bien, por lo
tanto.
Temporales : cuando, después que, antes que.
EJE R CIC IOS
y Lui! no boblnrdn aunque ki
t.o Subrayar las conjunciones d• las siguilmtes /roses: Antonio Sufre la pena, ya que comclin!
sé ai podr~ compla certe; no obsr:m tc, lo procuraré.
aborqum. No
fin de que te corrijas. Te d11ré el pr<mioi
el delito. Contamos mientros sufrimos. Te lo adviert o •
apruebas los exémenes.
de las siguientes conjunciones: co¡>Ul>
2.• Escribir seis frases tales que en cada una entre un•
compu ativas, cous:tlc s y tcmporaics.
tiva,s, adversativas, condicionales,
i6n.-Am pliar la frase: EL Nif;iO LLOR A hnsta darle la forma más completa posihk,
3.• /7Wcn<
pero sin que deje de cxprt$a r el mismo pensam iento.
siguien tes pensamientos, dándol6b
4.° Formacidn y per/tccionamiemo del 41'J'tito.-l tcdact nr los as en un huerto; nudie le"~
r
a, monia y colorid o posible:: Juanito robó unns manzan
m:t.yor belleza., dicibld olc ... Muchos dil
de comerl as, la concien cia le Gcusaba
le gustaron mucho; pero despu& se confesó y la pa~ volvió a su alzrJ.
ón, pero al fin se arrepin tió,
vivió torturado por tttn c-ruel acusaci
¡Bendito Sacram ento!
según el número de p41obras de <1"
5.• Rulacci6n.-De un telegrama: 1..03 telc¡¡:ramos cueston ibles.
con.steu, y do ahl la necesid ad ele emplea r las ímpros eind

186
© Biblioteca Nacional de España
Si queremos enterar a alguien ausente de que le harc.mos una visita y que deseamos que salga
0 recibirnos, podrJamos poner: •Llego tren 10 noche. Espérame estación. José.•
Ejcrdcio.-Poner un telegrama a un hermano diciéndole que se le han enviado por correo cer·
tificndo todos los libros que pedl3 menos lo Ge<¡grafía. ·

LECTURA 30.
Don Francisco Quevedo y Villegas 11ació en
Madrid en I sao. Estudió en la Utliversidad de
Alcalá y se doctoró en ambos ¡lerechos, teología,
timcias, lengua y medicina. Su carácter caballeresco,
auemurero y amoroso le costó varios desaflos y
destierros. Como poeta, aunque iniciador del concep-
tismo, ocupa 1111 puesto de horwr ctz tzllestro pantllSO,
y awU]ue tiene obras satirícas, como stts famosos
rSzwios>, oo es, tu· mucho merws, el autor de los chistes
y aru!cdotas ¡le mal gusto que el vulgo le atribuye
itgzmamcnte. Veamos la agz.uúza de su sátira en el
sqz¡eto titulado

lB una nari3
Jérase un hombre a una ncri3 pegado,
érese une nari3 superlatú,e,
érase una narí3 sayón y escribo,
érase un pe3 espada muy barbado.
' lEra un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era ®vídio lAasón mds norí3ado.
lf.rase un espolón de una galera,
base una pirdmide de !E13ipto;
las doce tribus de nnríccs era.
lf.rase un narícísímo infinito,
muchísimA narí3, nari3 tan fiera,
que en la cara de ffinds fuera delito.

LECCIÓN 30
La interjección
La interjección.-Se llama interjección la palabra que sirve para
expresar la alegría, dolor, sorpresa, etc., de nuestra alma.
Ejemplos: ¡nyl, ¡oh!, ¡olé!, etc.

187
© Biblioteca Nacional de España
Clases de interjecciones.-Las interjeccionl!s pueden ser propiase
impropias.
Interjeccioues propias .-Se llaman interjecciones propias las CI·
presiones que únicamente se emplean como tales.
Ejemplos:
¡ah!, ¡oh!, ¡ay!, ¡eh!, ¡ea!, ¡hola!, ¡ojalá!, ¡ja, ja!, ¡uf!, ¡pum!, ¡tate!,
¡zape!, etc.
Interjecciones impropias.-Se llaman interjecciones impropias la!
palabras que, sin ser interjecciones, las empleamos como tales.
Ejemplos:
¡anda!, ¡calla!, ¡arriba!, ¡diablo!, ¡bravo!, ¡bien!, ¡fuera!, etc.

EJERCICIOS

1.• Escribir 10 interjecciones propios y 10 impropios.


2.o Escribir seis frases diferentes con las c uatro palabras sigu.ientes: m3dre, niñoJ campo, caSL
Ejemplo: La madre y el niño salieron juntos de cosa y se dirigieron al campo.
3.o ReJaccl6n de una' t'nsrancla.- Tema: Solicitar del señor alcalde la venta de ciertos rcrf<l'
nos municipales con objeto de edificar en ellos una casa. (Véase ejercicio 4,o de lección 7.•)

188
© Biblioteca Nacional de España
LECI'URA 31.

Don Serafín y don J oaquín Ál varez Quintero


nacieron en Ucrera (Sevilla) en los años 1871 y r873,
resputivameme. Siempre escribieron en colaboraci6n,
y 811 .tUS comedias, llenas de gracia, honestidad y
humor, describen como nadie las cosltmtbres andaluzas.
Merecen ttletiCÍIÍII especial las tituladas tMalvalocat,
oEl genio ale¡¡re•, •Los galeotes•, •La reina mora•
y •Amores y amorioso. He aqul una pequeña muestra
de stl fácil y elegante poesla:

Era un jard1o sonriente; - Rosa, la más delicada


era una tranquila fuente que por mi amor cultivada
de cristal; nunca fué;
era, a su borde asomada, rosa, la más encendida,
una rosa inmaculada la más fragante y pulida
de un rosal. que cuidé;
Era un viejo jardinero
que cuidaba con esmero blanca estrella que del cielo,
del vergel. curiosa de ver el suelo,
Y era la rosa un tesoro resbaló;
de mlis quilates que el oro a la que una mariposa,
para él. de mancharla temerosa,
A la orilla de la fuente no llegó:
un caballero pasó, ¿Quién te quiere? ¿Quién te llama
y la rosa dulcemente por tu bien o por tu mal?
de su t:lllo separó. ¿Quién te llevó de la rama,
Y al notar el 1ardinero que no estás en tu rosal?
que faltaba del rosal,
cantaba asl, plañidero,
receloso de su mal. (De •Amores y Amorfos.•)

LECCIÓN 31

La oración gramatical

Oración gramaticaL-Se llama oración gramatical la expresi<~n de


un juicio o pensamiento completo.
La pane de la Gramática que se ocupa del estudio de las oraciones
recibe el nombre de sintaxis.
Elementos de la oración .- Los elementos indispensables de la ora-
ción son dos: el sujeto y el predicado.
Se llama sujeto la palabra que indica la persona, animal o cosa de la
cual afirmamos o negamos algo.
189
© Biblioteca Nacional de España
Se llama predicado la palabra que expresa lo que afirmamos o ncga·
mos del sujeto.
Bn la oración Luis <St".Jáia, el sujeto es Luis, porque de ~¡ afirmamos algo, y el predicado os
utudia, porque esto es lo que afirmamos del sujeto Luis.

Clases de predicados.-Los predicados pueden ser nominales y


verbales.
Son nominales cuando están constituidos por un nombre, un adjetivo
o una palabra sustantivada.
Ejemplos: José es médi<o; Luis está tritt•.
Son verbales, cuando el predicado es un verbo.
Ejemplos: El niño juega; los pájaros <nnran.

Los complementos.- Se llaman asi ciertas palabras que sirven para


determinar o completar lo expresado por el sujeto o el predicado.
Ejemplo: Si decimos Luis estudia:, tenemos un1 oración completa. Pero si decimos: J\11" P"-
Luis tstudia la /t«i6n, la oración es más completa todavla. Las palabras Mi primo son eomplemeo10
del sujeto, y las palabras la kcd6n lo son del pr<dieado.

EJERCICIOS
f 1.0 Añadir a la oración EL PAJARITO CANTA el ~ayor nli.'11ero de complementos po>i·
bies e indicar dcspu~ qué palabra es el sujeto y cudlcs son los complem.:ntos del sujeto y dtl prl·
dicodo.
i 1.2.• Ortcgrafla.-En las silabas inversas suele escribirse B en AB, OB y SUD, y P, en las,¡.
labns EP, !P. Se cxccptuan apto y óptico. Ejemplos: Absolver, séptimo, cte.

LECTURA 92.

Don fñlgo L6pez de Mendoza (Marqués tÚ


SamiUana), muió c11 Carrión de los Condes tll ti
año r398. ImcrvÍiw en las luchas pollticas y rtl;.
giosas de s11 tiempo; escribió primero Ílnmmerabln
camares, serranillas y sotzttos y después composicionn
mds largas, como •La comedieta de Pon::a• y •El
inficrtw de los cnamoradou. Todos S11S versos son
muy perfectos téCIIÍcameme, y algunos, muy se1uillos
y bellos. Veamos. si 1w, los de la siguiems

SERRANILLA
Moza tan fermosa Paciendo la vla
Non vi en la frontera Del Calatraveño
Como una vaquera A Sancta Maria
DE LA FINOJOSA. Vencido del sueño
190
© Biblioteca Nacional de España
Por tierra fragosa D'aquella vaquera
Perdf la carrera, DE LA FINOJOSA.
Do vi la vaquera Non tamo mirara
DE LA FINOJOSA. Su mucha beldar,
En un verde prado Porque me dexara
De rosas e flores, en mi libertad.
Guardando ganado Mas clixe: •Donosa
Con on:os pastores, (Por saber quién era),
La vi tan graciosa ¿Dónde es la vaquera
Que apenas creyera DE LA FINOJOSA?•
Que fuese vaquera Bien como riendo,
DE LA FINOJOSA. Dixo: •Bien vengades;
Non creo las rosas · Que ya bien entiendo
De la primavera Lo que demandades:
Sean tan fermosas Non es deseosa
Nin de tal manera, De amar, nin lo espera
Fablando sin glosa, Aquesa vaquera
Si antes sopiera DE LA FINOJOSA.•

LECCIÓN 32

Los complementos

Los complementos.-Se llaman complementos las palabras que


~compai1an al sujeto y al predicado para determinar o completar lo ex~
presado por ellos.
Si yo digo: Pedro escrib:"6, he expresado un pens:tmiento, pero este pensamiento es incompleto
porque no preciso oj el Pedro 3 que me refiero ni lo que escribió. Si dijera: Mi primo Pedro ucribi6
el sujeto ya quedaba determinado gracias al complemento Mi primo. Si dijera aún: Mi primo Pedro
tseribi6 una carta, con l 3S palabras una carta hnbía precisado el significado del verbo. Más aún lo pre-
cisada ni decir: Mi primo Pedro cscribi6tma carta a su padre, y mejor si dijera: Mi primo Pedro escribi6
Jma earta a Stl padre ameaycr. Pues bien, todas cscas palabras que hemos añadido al sujeto y al pre-
dicado rec-iben el nombre de complementos.

Los complementos del verbo.-Los complementos del verbo pue~


den ser directos, indirectos y circunstanciales.
Complemento directo.-Se llan1a complemento directo la palabra
o palabras que reciben la acción del verbo. ...
En el ejemplo anterior está formado por las palabras una carca, ya que en l a carta recae la acc.i6n
de escribir.

Para conocer el complemento directo basta preguntar al verbo: ¿Qué


cosa?, y la respuesta nos lo dirá.
¿Qué cosa escribió? Una cana.

Complemento indirecto.-Se llama complemento indirecto la per~


sona, animal o cosa en qui~ se cumple la acción del verbo, recibiendo el
daño o provecho de lo expresado por éL
En el ejemplo anterior c.l complemento indirecto es: a su padre.
Cuando significa daño o provecho el complemento indirecto respon~

191
© Biblioteca Nacional de España
de a las preguntas: ¿a quién? o ¿para quién?, y cuando indica fin, ¿a qué?
o ¿para qué?
¿A quitn escribió lo carro? A su padrt.

Complemento circunstancial.- Se llama complemento circuns-


tlmcial la palabra o palabras que modifican lo significado por el verbo,
denorando lugar, modo, tiempo, etc.
En el ejemplo nnter¡or es In palabrn anteayer.

El complemento circunstancial se conoce preguntando al verbo:


¿cuándo?, ¿cómo?, ¿dónde?, etc.
¿C\lllndo escribió? Antt4y<T.

EJERCICIOS
1.• Lcnguaj• y ¡wuam{mro.-completar las siguientes frases con un complemento dirett«
Murillo pimó . . . • . • Los Apóstoles predicnron ....••
Idcm, con un complemento indirecto:
Lo función de cinc gustó .•.. . • José ha dado unn bofetada 1 ••••••
Idcm con un complcmcnto eircunsta.ncial:
Te visitaremos .••••• (C. de úcmpo).-Marlo ha comprado un ~cstido •••••• (Complemrntt
de materia.)
2.• lm;rndbn.- Porm•r tres oraciones sinónimos con los palabras plegarla, oración 'f sOplia.
3.• Escricura orr<JilTd./ka.-copiar ues ve«$ los siguientes palobros, las cuales deben escnbil1<
siempre- juntas: anteanoche~ antesala, bic:nhccbor, conmigo, cumpleaílos, enhorabuena, cntmu&.
e.nuevisra, gu3:rdabosques, hoj11l:ua, malherido, pnrnrnyos, sacacorchos, sordomudo.
Redactor diez frases en las que entren estas palnbrns.

LECTURA 33.
Fray Luis de Granada nació m m a ciuda.l
en el tlllo r504. Ingrt.só en la Ordn1 tk los Domi-
nicos,y si como orador merecid el tinelo de •Prlneip¡
de la oratoria esptlliola•, como prosista tkbitt~
llevar otro paruido, pue.s codo lo que se diga de la
galanura, elegaru:ia de lmguaje y riqueza de im4-
ge71es de sus escri!os, es un pálido reflejo de lo q111
éscos son en realidad. Emre sus obras mcrtall
mmció11 especial: •Libro de la oración y de la
medicacidm, •lnrroduuión al simbo/o de la /t~
•Memoria de la vida crisriaru:u y •Gula tk ptlil'
doreu. Esta última e.s de tal importancia, qw
ningún trisriarw debiera mttrir sin leerla. Va
a comim1acidTJ un pequefw trozo de ella:

~cuérdate que, entre todas las cosas humanns1 ninguna hay que con mn¡or
acuerdo se deba tratar, ninguna sobre que más oempo convenga vclor, que ti
sobre la elección de la vida que debemos seguir. Porque si en este punto se aciC"!!•
todo Jo demás es acertado; y, por el contrario, si se yerra, casi todo lo demás 111
errado. De tal manera, que todos los otros acontecimiento. y yerros son paniculare~
mas éste sólo es general, que los comprende todos.
192
© Biblioteca Nacional de España
Si no, dime: «Qué se puede bien edificar sobre el mal cimiento?; ¿qué aprovechan
todos los buenos sucesos y acertamientos si la vida va desconcertada?; y ¿qué pueden
dañar todas las adversidades y yerros si la vida es bien regida? ¿Qu é aprovecha al
hombre -dice el Salvador- que sea señor del mundo, si después viene a
perderse o a padecer detrimento en sí mismo? De manera que debajo del cielo'
no se puede tratar negocio mayor que éste, ni más propio del hombre ni en que más
le vaya; pues aqul no va hacienda ni honra, sino la vida del alma y la gloria per-
durable.
No leas, pues, esto de corrida, como sueles otras cosas, pasando muchas hojas
y deseando ver el fin de la escritura, sino que asiéntate como juez en el tribunal de
ru corazón y oye callando y con sosiego estas palabras. No es este negocio de prisa,
sino despacio, pues en él se trata del gobierno de toda la vida y de lo que después
de ella depende. •
Miia cuán cernidos quieres que vayan los negocios del mundo, pues no te
contentas en ellos con una sola sentencia, sino que quieres que haya vista y revista
de muchas salas y jueces, porque por ventura no se yerren.
Y pues en este negocio no se trata de la tierra, sino del cielo, ni de tus cosas,
sino de ti mismo, mira que no se debe considerar esto durmiendo ni bostezando,
sino con mucha atención. Si hasta aquf has errado, haz cuenta que naces ahora de
nuevo y entremos aquf en juicio, y cortemos el hilo de nuestros yerros y comencemos
a devanar esta madeja por otro camino.
¡Quién me diese ahora que me creyeses, y que con oldos atentos me escuchases,
y que como buen juez, según Jo alegado y _probado, sentenciases! ¡Oh qué dichoso
acertamiento! ¡Oh qué bien empleado trabajo!
Bien sé que deseo mucho y no es bastante ninguna escritura para esto; mas por
eso, suplico yo ahora, en el principio désta, a Aquel que· es virtud y sabiduría del
Padre, el cual tiene las llaves de David para abrir y cerrar a quien Él quisiere,
que se halle aquf presente, y que se envuelva en estas palabras, y les dé espíritu y
vida para mover a quien las lcycre. o

LECCIÓN 33

La or ación simple

Oración simple.-Se llama oración simple la que tiene un solo su-


jeto y un solo predicado. ·
Ejemplo: Antonio trabaja.

Las oraciones sim ples, según la naturaleza del verbo.-Según


la clase de verbo que las forme, las oraciones simples pueden ser copu-
¡ativas o de predicado nominal y predicativas o de predicado verbal.
Son copulativos las formadas por los vcrbos ·ser y estar, y predicativas, todas lns demás.

Oraciones copulativas.-Se llaman oraciones copulativas aquellas


en que el verbo sirve para atribuir al sujeto un nombre (sustantivo,
adjetivo o palabra sustantivada) que encierra en sí la idea de pre-
dicado.
·Ejemplos: Dios es omnipotente. Séneca fué un sabio. El agua está templada.
En Jns f.rases anteriores los verbos es, fu4 y está no son por si mismos los predicados, ya que
no afirman ni niegan nndn de los sujetos. Los predicados son om11ipoteruc, sabio y templada, los cuales
50n ntribu1dos o los sujetos Dios, SCncca y el aguo_, por dichos verbos.

,193
l), •TYRCliR CR!!.OO.

© Biblioteca Nacional de España


Misiones del verbo copulativo.-El verbo copulativo tiene dos
misiones: l.• Enlazar el predicado con el sujeto. 2." Indicar el tiempo
en que el predicado es atribuído al sujeto.
Ejemplos: El tiempo esnl frlo; el tiempo estuvo frfo. En ambos casos, el verbo une ol sujeto""'
e l predicado, pero mientras que en el primer caso e l prcdicndo es atribuido al sujeto en tiempo ptl!·
sente, en el segundo lo es en tiempo pasado.

E JER CICIO S
l.• Combinar los siguientes pobbus y formar con cada dos de ellas una oración simpl<: Ao·
ronio, eaballo, roba, v~rdc, rclincha, estudia, ladrón y árbol.
2.• Escribir cinco ejemplos de oraciones copulativas, subrayando cl sujeto y poniendo llll.1 cnu
debojo dcl predicado.
3.• lnt1Cn.C'i6n.-Formar c\Utro oraciones a.or6nimns tomando como b2sc l::ts siguientes rlLt-
bras: humilde, orgulloso; calentar, enfr-iar; encima., dcbnjo; nmor, odio.
-¡o Redacci6n.-De un oficio. Tema: El Jefe de In Hermnndnd de Labradores comunico n b
Delegación Provincinl de Sindicatos haber cumplido sntisrnctoríamcntc los extremos de su circular
número 55. (Véase ejercicio 5.• de lección 9.•)
~5.o Escritura ortogtdjica.-CopiGr tre,s vec:es las siguientes palabras, Jos cuales deben cscribiru
siempre juntas.
Adrede, eontigo, eontnfuerte, entretela, guardapolvo, malgnsw, pu3cafdas, pasatiempO, qui1-1sol,
salvavidas, tiralín~s, vicepresidente, zamp!lbollos.
Redactar diez fr3SCS en las que entren esras palabras.

LECTURA 34.
Gustavo Atlolfo B écquer 11acid ~11 Se-vil/~
en t8J9 · Huérfalto tksdc tti1io, se trasfatld a Madrid
y tuvo guc soportar bastallles estruhcccs y ca/amida·
des. De ello priWÜme scgurameme el ti/U~ melauaílit4
de sus poesfas, las cuales, por ocra parte, so1t sc11úllos,
semimemales y muy i11spiradas. Tambié11 escritii
m prosa, y de tal ma11ua, que sus escritos partan
poesfa por m suavidad y música. De ellos merwn
mmcidn cS'pecia/ las famosas •Leyc11dast, y do JIU
versos, las 110 IIICIWS populares •Rimas.. Ved w~
de ellas :

JE.I llJrpa
JDd salón en d ñnnulo o,;curo,
IDe su dueño tal vc3 olvidada,
Sílencíosa y cubierta de polvo
Weíasc el arpa.
194
© Biblioteca Nacional de España
. ¡~uánta nota dormía en sus cuerdas,
~omo el pájaro duerme en las ramas,
~Esperando la mano de nie\?e
lliluc sepa arrancarlas!
¡í:By! - pensé- ¡~uánlas \?eccs d genio
í:Bsí duerme en el fondo del alma,
Y una \?03, como 1!.á39ro, espera
<!!lue le diga: "'JLevántate y anda!"

LECCIÓN 34

Las oraciones predicativas

Oraciones predicativas.-Se llaman oraciones predicativas aquellas


en que el verbo constituye por sí mismo el predicado.
Ejemplos: Elpto araña¡ el perro ladra. Los verbos ladra y araña son por si mismos predieodos,
;• que expresan lo que •e afirma del sujeto.
Clases de oraciones predicativas.-Las oracione s predicativas
pueden ser:
Transitivas, intransitivas, pasivas, reflexivas, recíprocas, uniperso-
nales e impersonales.
Oraciones transitivas.-Oraciones transitivas son aquellas en que
la acción pasa del sujeto que la ejecuta a un objeto que la recibe direc-
tamente.
Sus elementos esenciales son.: sujeto, verbo y complemento di-
recto.
Ejemplo: El nill.o estudia la lc:cci6n. Sujeto agente, el niño¡ verbo transitivo, estudia¡ objeto que
tteibe la aoción o complemento directo, la leoción.

Oraciones intransitivas.-Oraciones intransitivas so n aquellas en


que no sé expresa el objeto de la acción verbal.
Sus elementos esenciales son: el sujeto y el verbo.
!ljcmplo: Bl caballo relincha. Sujeto, el caballo¡ verbo, relincha. Estas oraciones pueden tener
algún complemento con tal que éste no denote el objeto de lo acción verbo l. El caballo relincha "" di
rumpo. El complemento m el campo no indica el objeto, sino el lugar de la acción, y, por tanto, la
oración sigue siendo intto.nsitiv3.

Oraciones pasivas.-Oraciones pasivas son las formadas por un


verbo en voz pasiva. ·
Estas oraciones pueden ser primeras o segundas, según que en ellas
se exprese o no el agente ejecutor de la acción del verbo.
195
© Biblioteca Nacional de España
pa-
Las primeras de pasiva constan de sujeto paciente, verbo en voz
siva y ablativo agente.
segunda de ppsíva: América (u¡
Es primera de pnsiva: América fué descubierta por Colón. Es
fué descubi ena; ablativo agente, en l3 primera ) PO!
descubierta. Sujeto p:.cieote, América; verbo,
Colón. La segunda, como hemos dicho, carece de ablntivo agente.

EJER CICI O S
pasivas, indieando debajo de cad1
1.0 Escribir tres oraciones ttMsitivos, ucs intrnnsitivns y rres
una el oficio que hacen las palabras que los forman~
verbos y tres ad\1ttbios y el coc-
2.• Jnwno0 1.-Escr ibir tre-s nombrc::s, tiU sdjctivos, tres
trario de cada uno de dios. de redacción empleando <1
3.0 Pormaci6r: y p4rje.uionamiento del uri/o.-H acer un ejercicio
as. (Se llama asl el empleo de palabras que, c:xpresondo una id..,
mayor número posible de met4for
se aplican a ideas distintas por compar ación.)
estaciones, ebrio de flores, menso·
Tema: LA PRIMAVERA. Ejemplo de metáforas: perln de las sJ ele.
jcro de 1:! primavera, campo luminoso, dl:a colorido, m.:1r de pcrfume

LECTURA 35.
D on Jaim e Balmc s ruu:ió etr Vich (Barcelona) lll
el mio 1810 y murúJ en 1~48. Sacerdote, grmr crútian;
y a la vez gran filósofo, le bastarou los ]8 m1os de stt vida
para hacerse inmortal con sttS obras: •El crittn'o•, oFil~
sofía fundamental• y •El Protesta11tist11o comparad~
con el catolicistno•, las cuales csrd11 traducidas a cllli
todos los idiomas. Srt estilo no es muy brillante, pm
es muy metódico y cotrvitu;ctuc. El •Criterio• es rm
rratado de filosofla popular, twr magistral y set:cilW,
que todos debiéramos leerlo tres o cuatro veces a lo larg¡
de nucsrra vida. He fUJIII wr trozo deJ mismo:

VARIEDAD DE INGE NIOS


•El buen pensad or procur a ver en los objetos ver todo lo que hay, pero no m6s dt
lo que hay. Ciertos hombr es tienen el talento de mucho en todo; pero les cnbt
la desgracia de ver todo lo que no hay y nada de lo que hay. Una noticia, una OOJ-
rrencia cualquiera, les sumini stra abunda nte materi a para descub rir con profusióo,
ser grandes proyec-
forman do, como suele decirse, castillos en el aire. :Bstos suelen
tistas y charlat anes. el objeto no se les
Otros adolecen del defecto contrario; ven bien, pero poco; Éstos se inclinan a stt
ofrece sino por un lado: si éste desapa rece, ya no ven nada.
sus temas. Se parece n a los que no han salido nunca ck
sentenciosos y aferrados en s se imagin an que no Jur
su pals; fuera del horizonte a que están acostu mbrado
más mundo . entero, le mirn por todos
El entend imient o claro, capaz y exacto abarca el objeto La conver sación y los escritos
sus lados, en todas sus relacio nes con lo que le rodea.
giados se disting uen por su clarida d, precisi ón y exactirud.
de estos hombr es privile veis que corresp onde a la realidild
En cada palabra encont ráis una idea, y esta idea
196
© Biblioteca Nacional de España
de las cosas. Os ilustran, os convencen, os dejan plenamente satisfechos; decls con
entero sentimiento: oS!, es verdad, tiene razón. &Para seguirlos en sus discursos no
e<esitáis esforzaros; parece que andáis por un camino llano, y que el que habla
sólo se ocupa de haceros notar con oportunidad los objetos que encontráis a vuestro
fpaso. Si explican una materia dificil y abstrusa, también os ahorran mucho tiempo y
~atiga. El sendero es tenebroso, porque está en las entrañas de la tierra; pero os
precede un guia muy práctico, llevando de la mano una antorcha que resplandece con
vivlsima luz. •

LECCIÓN 35

Más sobre oraciones predicativas

Oraciones r eflexivas.-Oraciones reflexivas son las formadas por


un verbo de esta clase o usado como tal.
Ejemplo: El crimmal se arrepintió: Yo me peino.
Las oraciones rcftexives pueden ser dircet'aS e indirectas. Son directas cuando el pronombre
Jtflcxivo hace de complemento directo. Ejemplo: la niña ss lafJa. Son indirectas cuando llevan com-
plemento directo y e l pronombre reflexivo pMa a ser complemento indirecto. Ejemplo: La niña
st ln\1B los manos.

Oraciones recíprocas.-Oraciones recíprocas son las formadas por


un verbo recíproco o usado como tal.
Ejemplo: Antonio y José se tutean.

1 Oraciones unipersonales.-Oraciones unipersonales son las for-


lmadas por un verbo de esta clase: llover, tronar, etc.
Hay verbos que aunque no son. unipersonales, se usan como tales
en tercera persona del singular.
Ejemplos: N ieve en la siena: hoy hace mucho frío.

Oraciones imper sonales.-Oraciones impersonales son las que lle-


van el verbo en tercera persona del plural, sin sujeto, o en tercera per-
sona del singular, precedido de la partícula se.
Ejemplos: Anuncian ¡¡<andes disturbios. Se persigue ~ los delincuentes .

EJERCICIOS
1.0 Esc-ribir u-es oraciones reOeXivas, ttes r«:íproc:as, tres unipe rsonnles y eres impersonales,
indicando debajo de coda una el oficio que hacen y las palabras que las forman.
2.o Invenci6n.!- F ormuoracioncs a base de los siguientes elementos: escribir,libro, canta, campo,
r!e, ocurrencia, Allton.io, mañana.
3.0 Vocabulario.-Buscar palabras que comiencen por los siguientes prefijos griegos y desentra-
il.ar su significado: Arqui, a.rci, arz, archi (prioridad); auto (por sf mismo); pseudo (fnlso); mono
(uno); tetra (cuatro); kilo (mil); tclc (lejos).
4.0 Rcdacci6n de una carra.-Tema: Escribir a un am_igo felicitándole por su triunfo en los exá-
mtnes. Contarle nlgo que hoya ocurrido desde vuestra última comunicación. (Véase ejercicio s.o
~. lección 3.•)

197
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 36.
Don Miguel de Unamuno nació m Bilbao Q
1864 y murió en 1938. Catedrático y rector de la Un>
vers;dad de Salamanca durame muchos atios, putJt
decirse que Unamutw fué cm salmantitw más. Gra
conocedor del idioma y poseedor de una fuerte P<r!#o
tliJiidad, m escilo es siempre correcto, enérgico algulli!S
veces y vehemc111e y apasiotliJdo siempre. Escribió nr•
mcrosas pocslas, pero también cietiC mue/zas sátiras 1
algmliJS novelas y obras dramáticas. E m re las t!Otlc/a¡ 11
destaca srl famosa •Niebla•, y cncre las obras drtuiiÓ·
ticas, tFedra» y •Todo un hombre•. V e.amos ltn frag.
ma~lto de wra de srtS poesías cirulada

Salamanca
ílflto soto d~ torr~s qu~. Bl ponerse
'arras las ~ndnas qu~ el ce!Bj~ ~smalttln,
lDora a lo& rayos de. su lumbre el padre
Sol de ~asttlla.
l3osque de piedra.s que arrancó la historia
~ las entrañas de la tierra madre,
Remanso de quietud, yo te bendigo,
j]Ci .SolBmanco,

ill píe de tus síllares, .Salamanca,


J>e las cosechas del pensar tranquílo
~ue año tras año maduró en tus aulas
IDuerme el recuerdo.
JDuerrnc d recuerdo, la tsperanJll duerme,
Yts el tranquilo curso de tu vida
«omo el crecer de las encinas, lento,
'lLento y seguro.
o • • .. • • • • • • • • • • • • • • • • • • • ... • • • • • • • •••• 1 •

JDd cora3ón en l11s hondurBS guardo


'Qfu alma rob~ota; cuando yo muera,
«iuarda, dorada Salamanca mía,
'iú mí recuerdo.
Ycuando el.sol al acostarse encienda
~1 oro secular que te recoma, .
«on ~ lenguaje, de lo eterno heraldo,
JDí tú qué be sido.

198
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÚN 36

La oración compuesta ·

Oración compuesta .-Oración compuesta es la que tiene más de


un sujeto o más de un predicado.
l!jemploi: Jos6 y Pedro escriben. El niilo juega y canta.

Clases de oraciones compuestas.-La s oraciones compuestas pue-


den ser de tres clases: yuxtapuestas, coordinadas y subordinadas.
Oraciones yuxtapuestas.-S e llaman yuxtapuestas las oraciones
que siendo independientes entre sf, no están unidas por conjunciones.
Ejemplos: Llegu6, vf, vencl. Contnndo su desgracia, llorando su desventura.

Oraciones coordinadas.-Se llaman coordinadas las oraciones que


están unidas por conjunciones, pero sin que ninguna de ellas desempeñe
el oficio de sujeto, predicado o complemento de las demás.
Ejemplo: El nülo lee y la niña escribe.

Clases de coordina das.-Las oraciones coordinadas pueden ser:


Copulativas, cuando la unión se ejecuta por medio de las conjunciones
copulativas y, e, ni, que,
Ejemplo: Bstudí:uon con tesón y aprobaron los oposiciones.
DisyuJltivas, cuando expresan elección entre dos proposiciones.
Ejemplo: Hoy que vencer o morir.

Adversativas, cuando una de ellas restringe o excluye el sentido de


la otra.
Ejemplo: Puedo boccrlo, ~ro no tengo tiempo.

Causales, cuando la segunda indica la causa o razón de lo que se


afirma en la primera.
Ejemplo: Seguid el consejo de los nneitulos, porque tienen mucho experiencia.

Cot~secutivas, cuando la segunda es una consecuencia de la primera.


Ejemplo: Ya se le oye, luego no cstori lejos.
N'ora.-Todas estas oracio.nts vllJl unidas por conjunciones de su mismo nombre.

BJERCI CI O S
1.0 Escribir un ejemplo de cadn unn de Jos siguientes or'3ciones: yuxtapuesta, coord.imlda copu-
lativa y coordinndo causal.
2.0 bJvt,cidt~.-Escribir tres oraciones coordinadas diferentes y tales, que en todas ellas entren
los sujetos Antonio y Jost y los verbos como y escribo.
3.G VOCt2ba1lario.-Buscar po.labras que comiencen por Jos siguientes prefijos griegos y desen ...
lrai\ar su significodo: Ami (contra), epi (sobre), hidr (aguo), geo (tierra), pcri (:úrcdedor), antropo
(bombre), biblio (libro), filos (amigo).

199
© Biblioteca Nacional de España
4.o Pcnnaci6n y t>af«ciDnamiento dd utilo.-La alegada consiste en da-r conocimíc.nto de 11n1
cosa por medio de otra. Estúdiese la poesla de 1~ lcctu<• 24 y el aiguieme ejemplo:
Hojn seca solitaria
Que te v i tan lozana oye.
¿Dónde de polvo cubierta
Vas o po.rar? -No los~;
Lejos del nativo ramo
Me arrasua cl cierzo cruc.t,
Desde el v-.Ue ala colina,
Del or<nol al vergel.
Voy por donde el viento me llevo,
Resignado por sabor
Que ni suspiros ni ruegos
Han de tcmplor su a!tive1.
Hijo de un pobr< lentisco,
Voy a donde van tombitn
La presunción de In rosa,
La soberbia del laurel.
JUAN NICASIO GALLEGO
LECTURA 37.

Don Amado Nervo es un céfcbre poe1a y


literato mejica11o qrro vivió entra Tos años 18¡o
;v 1919. Desempctió el cargo de embajador dt su
¡:als en España y se disti11guió por srt grmz amar
a la Madre Parria. Emre sus obras merCCDz mtr.·
cidn: •El baclrillcr• y •El domador de al111aJr,
emrc las tU!'Velas; 1111 volrtmen de CIICIItos titulado
•Almas de pasidnt y los versos •Perlas llt,DTaJ>,
•lAis jarditzes interiores•, •Mística• y •Un libro
para ella•. Véase 1010 muestra de su i11Spirada
pocsla.

'JLa balada del día


&El ollx!, con lu3 incierta,
en d espacio fulgura,
y pnrccc que murmura
besando mí fa3: "¡IDcspíertnl"
lRompe la nívCll mortaja
de la fuente el sol ufano,
y su fulgor soberano
me dice: "¡'lLucbal", "trabaja"
j]Duere el sol; quietud inmenso
se adueña de cuanto ai5tc. ••
~ntonces, una vo3 triste
11usurra en mí oído: "¡"!Piensa¡"
200
© Biblioteca Nacional de España

J!)or fin, la noche "Ocstida


de luto, llena de encanto,
me cobija con su manto,
suspirando: "¡))ucrmel", "¡ol"Oidal"

LECCIÓN 37

Oraciones subordina das

Oraciones subordina das.-Se llaman oraciones subordinadas las


que haciendo el oficio de sujeto, predicado y complemento de otras,
llamadas principales, completan y explican su sentido.
Ejemplos: Ruego a Dios que perdone mis peeados. En esta oración la principal Ru'l" " Dios
ft completado su sentido con la subordinada, pt pudtmt mrS pu4dl.ts, la cual, a su vez, hace el oficio
de complemento directo de la principal.
Clases de oraciones s ubordinad as.-Las oraciones subordinadas
pueden ser: sustantivas, adjetivas y adverbiales.
Oraciones s ubordinad as adjetivas .-Se llaman oraciones subordi-
nadas adjetivas o de relativo, las que en la oración compuesta desempe-
ñan el mismo oficio que un adjetivo en la oración simple.
Ejemplos: L<>S alumnos aplicados triunfarán. En esto oración simple el adjetivo aplicados po·
dc:mos sustituirlo por gu• se aplican, y tendremos la siguiente oración compuesta: Los nJumnos
f'" 11 apUcan triunfarán, En <113 la oración g111 •• aplic<>n es una subordinado adjetiva que determina
a la principal los alumnos m'tm/ardn.
Clases de oraciones adjetivas.- Las oraciones subordinadas adje-
tivas pueden ser determinativas y explicativas.
Las primeras determinan al antecedente a que se refieren, mientras
que las segundas sólo explican alguna circunstancia del mismo.
Las determinativas no pueden suprimirse sin alterar el sentido de la
oración, y las explicativas, que van entre comas, sí pueden suprimirse.
Ejemplo: Los soldados que huyeron pereeieron ahogados. En esta oración, la subordinada adjetiva
que JmyDron determina los soldados n que nos referimos (no o todos, sino solomcntc a los que hu..
yeron), y es, por consiguiente, adjetiva dctcrminBtiva.
lln la oración: Los soldndos, que huyeron, perecieron ahogndos, la subordinada adjetiva que hu-
,rttm nos cxpliea lo que bieicron TODOS los soldodos, y es, por consiguiente, adjetiva explicativa.

EJERCIC IOS
1.0 Escribir unA orrtcí6n subordlJlodo adjetivo determinativa )' otra explicAtivo; w ambos cosos,
'ubrn}'ar la oración principaL
2.• Ptmnaci6n y p<r/tceionamiento dtl uti/o.- Sustituir una frase sencilla por otra largo y bello,
Eianplo: Cervantes ftoreció en España. Ampliación: •En la hermosa y celebrada Espaila, p•tria
f«u.nd1 de muy prccluos ingenios, ftoreci6, hará ttts centuriu, el manco sano, d famoso todo,
ti rtgocíjo de las musas y principe de tos novelin-..s, Miguel de ~tes Saavedrv- C. Carttj6n.
Otros tcmns para amplificar: Vclázqucz es una glorin de la. pintura u.nivCr$01. En ,~crano se hoce
la recolección. El campo es hermoso.
201
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 38.
Don Fran cisco P etrarca 1zació en A re.::o de TO$o
cmza ( I talia) e11 rJJ4· Era hijos de padres flortmitiiJI
n'cos, estudió la carrera de Derecho y fué una de ltlj
primeras figuras del R crracimiento italiatro. Muy u·
tudioso y culto, stt fama es debida pritrcipalmcmc 4
sus poeslas, y cutre ellas a las RiiJ:laS dcdicadru a
Laura, dmtta real o imaginaria de la cual partdo
enamorado. Coronado públicameme, se convirtió co
el ldolo del pueblo y de los rt.)'es en aquellos titlltfl<>s m
que tamo se apreciaba a los sabios.

LOS AMIGOS DE PETRARCA


Cuéntase que Petrarca (celebérrimo poeta italiano del siglo XIV) renla tal aficióo
a los libros que, ensimismado en su lectura, solla olvidarse de los más elementalrs
deberes que la amistad y la conesia imponen.
Y como en cierta ocasión sus amigos le advirtieran que, de seguir por tal camino,
se iba a quedar sin amistades, él les contestó serenamente:
•Aunque viva alejado del mundo, siempre tendré amigos cuyo trato es mur
amable; amigos de todos los tiempos y palses que me ilustran en l:!s a.rtes de la
guerra, en los negocios públicos y en las ciencias. Con ellos no rengo que incomo-
darme para nada y están siempre a mi disposición, pues los mando venir y los despido
cuando me place.
Lejos de 1mporrun •rme, responden a mis preguntas. Unos me cuentan los succsoo
de siglos pasados; otros me revelan los secr ros de la Naturaleza; éste me cnseiia a
morir bien; aquél me distrae con ·¡a agudeza de su ingenio o calma mis enojos coa
su buen humor y jovialidad. Hay algunos que endurecen mi alma contra los sulri·
mientos; hay orros que me llevan por sendas de flores, halagado por risueñas es-
peranzas.
En cambio de tantos favores, no piden m :\s que un modesto cuarto, donde se
hallen al abrigo del polvo. Cuando salgo de casa me hago acompañar de algunos
de ellos por las sendas que recorro, pues la tranquilidad de los campos les gusta mh
que el bullicio ¡le las CIUdades...
-¿Y quiénes son esos amigos? .
-Esos amigos, que tan bien me sirven y tan poco exigen, son los libros de IDl
biblioteca. •
Los buenos libros son un tesoro. Procurad su comp ail.ia y aprended a gustar de
sus delicias.

LECCIÓN 38
Los géneros literarios
La belleza del lenguaje.-La belleza del lenguaje no sólo consiste
en decir las cosas con palabras exactas y precisas, sino en dar a las mismas
la mayor armonfa y elegancia posible.
Para ello, nada mejor que escuchar o leer a los buenos literatos, pues
ellos son modelos del bien decir, t:mto en prosa como en verso.
202
© Biblioteca Nacional de España
La poesía y s us variedades.- La poesía consiste en la expresión
de los pensamientos por medio de versos, llamándose así a una serie de
palabras sujetas a una medida y cadencia determinadas.
Las poesías pueden ser:
Líricas, cuando el autor nos expresa sus sentimientos intimes de amor,
alabanza o enemistad.
A este género pcncnc:ce la canción, el macúigal, la oda y la sátira.

Épicas, cuando en ellas se relatan hechos heroicos.


Pertenecen a este g:éncrC' los relatos de hechos de armas, aventuras y hazañas extraordinarias.

Dramáticas, cuando la acción se desarrolla por medio de diálogos.


Cuando se trata de un hecho solemne con un final trágico, tenemos la tragedia; cuando el argu-
mento es más ligero y el final es feliz, la comedia, y cuando se trata de un asunto jocoso y popular,
r1 sainete.

La pr osa y sus variedades.-La prosa consiste en la expresión


libre de los pensamientos, sujetándolos únicamente a las reglas grama-
ticales.
Dentro de la prosa, los géneros literarios más característicos son:
el oratorio, el didáctico, el dramático, el histórico, el novelesco y el
epistolar.
El género oratorio tiene como fin el persuadir por medio de la palabra; el didáctico, enseñar; el
drt~m.ático,representar episodios de la vida, reales o fantásticos; el histórico, referir hechos cienos;
c.l novelesco, narrar ncontecimie.nros, generalmente imaginarios, y e.l epistolar, es el que se emplea
m las cana ~ y demás documentos.

EJERCICIOS
t.o Lectura de trozos poéticos y de prosa, escritos en distintos estilos y vat'iedadcs, para resaltar
¡us diferencias y analizar sus co.ractcristicas.
2.,0 Rcdaui611.-Con estilo descriptivo, hacer un ejercicio de redacción sobre las bellezas del
lugor m:ls pintortsco de la localidad.
3.o Cop;a los sr'guicmes rt/rmres:
Quien mucho abarca, poco apricra.-Qujcn dice lo que quiere, oye lo que no quie.re.--cuando
b barba de tu vecino vieres pelar, echa la tuya a remojar.- Unos por otros, la casa por barre.r.-
Menca la cola el can, oo por ti, sino por el pan.-De dineros y bondad, l:a mirad de la mitad.-
Agua por San Jua.n , quita vino y no dn po.n.-Mas vaJe un toma que dos te daré.-cuando el río suc-
nt, agua lleva.-(Explicar el significado de los mismos.)

LECTURA39. LA COMPOSICIÓN POl?.TICA DE ARTE MENOR


Además de las estrofas consonantes que se citan en la lección siguiente, otras
combinaciones métricas de arte menor son:
Tercetillo.-Consta de tres versos octosfiabos que riman el 1.0 con el 3.0 y
queda libre el 2.o
Aqul yate un contador
Que jamás err6 una cttetlta
A no ser a su /atJor.

203
© Biblioteca Nacional de España
La cuarteta.-Consta de cuatro versos, casi siempre octosflabos, que rimt
el l.• con el 3.• y el 2.0 con el 4.0
Guarde. para su regalo
Bsta sentencia el amor:
Si el sabio no aplaude, malo,·
s; el necio aplaude, peor.
(Irlnrte.)

La r edondilla .-Consta también de cuatro versos, pero éstos riman as!: el l.•
con el 4.0 y el 2.• con el 3.• ·
Jura don Juan por su vida
Que ntmca cena 1n su uua,
Y u tJ1U sin &enar se p4sa
Cuando otro no ¡, UJilPiJ.o.
(Vill•medi3rul.)

La qumtilla.-Consta de cinco versos, cnsi siempre ocrosUabos, que se com.


binan a gusto del poeta con tal que no haya tres consonantes seguidos ni termine
en pareado.
Como u11 pJ.jaro Ugcra
Cru~o la mar tuta tlatJe
Que alguno cqn wuia upertJ:
tA d4nde wJ Dios lo wb•;
iArribar41 Dios lo quina.
(Bunillo.)

La sextilla.-Constan de seis versos que admiten muchas combinaciones.


Nuestras vidos so11 los rlos
q11e van a dar a la mar,
que u d mor;r;
a/11 van los Sl.tlorlos
derechos a se tuabar
y contrunir.
U. Manriqu<.)

La octavilla.-Consta de ocho versos ocrosUabos que riman: el 4.0 con el M


suelen ser pareados el2.• y 3.•, asl como el G.• y el 7.•, y quedan libres el l.• y e15.•
Con d1·ez cmionc.s por banda,
vr'ento en popa a toda vela,
no corta el mar~ sino vutla,
un vdcro bergalltlu.
Bajel pirata qz.u llaman
pqr su bravura El Ttmido,
d4 rtJdo d mttr CDnoddD~
dtl uno al otro confin.
(Bsprooc<da.)

La décima o espinela .-Consta de diez versos octosllabos que riman: 1.0, 4.•
y 5.0 ; 2.0 y 3.•; 6.•, 7.• y 10.•, y el 8.0 con el 9.0
AdmiróJe wz porwguJs
al ver que, en su tierna in/atuia,

204
© Biblioteca Nacional de España
todos los n{;ios m Francia
supiesen /tablar francls.
Aru diabólico es,
dijo, tarct"endo el mosrtuluJ,
que para luWU.r m tab<uho
un fiáa/go en Portugal
llega a IJiejo y lo habla mal,
y aqul lo parla un muchacha.
(Moratín.)

LECCIÓ N 39

El verso, medida y rima

Métriea .-Se llama así la ciencia que estudia los elementos del verso,
su estructura, sus clases y combinaciones.
Verso.- Se llama verso la palabra o serie de palabras sujetas por el
poeta a una medida y cadencia determinadas.
Medida de un verso.- Medir un verso es contar el número de síla-
bas del mismo y para ello hay que tener en cuenta:
1. o Que si la última palabra del mismo es aguda se cuenta una
silaba más, y si es esdrújula, una menos.
2. 0 Que si una palabra termina en vocal y la inicial de la siguiente
también es vocal, se unen y forman una sola sílaba. (Si hay vocal inter-
media también se unen con ellas.) .
Ejemplos:
1. 0 A-qui-ya-ce un-con-ta-dor. 7 + 1 = 8 sílabas.
2. 0 E-ran-a-bun-dan-tes-lágri-mas. 9 - 1 = 8 sílabas.
3. o Ju-ra-do n-Juan-por-su-vida.. = 8 sílabas.
1.0 Di-je a un-vie-jo-si-len-cio-so. = 8 sílabas.
el
Hasta ocho silabas inclu; ivo, los versos se Uaman de nrte menor, y pasando de ocho reciben
DW:Dbrc de versos de arre mayor.

Rima: sus clascs.- Sc llama rima la igualdad de dos o más versos


en su sonido fmal, a partir de la última vocal acentuada, inclusive.
Cuando la igualdad es de vocales y consonantes la rima se llama
perfecta o consonante, y cuando sólo son iguales las vocales, imperfecta
o asonante.
sujeto;
Riman en consorumte , ciclo y suelo; pdlido y c:scu.Mido. Riman en asonante, viejo y
l!!lOry perdón.

205
© Biblioteca Nacional de España
EJERCICIOS
1.• Explieoción y examen de los lecturas poéticas de lo lección. Pr:letica de medido de V<r101
y ejercicios de rima de palabr:as.
2.• Escribir 10 palabras que rimen en oonson:mte y ouas tantas que rimen en asonante.
3.• RtátJteión.-Con estilo narrativo, referir por e&erito algún acontecimiento import;Uu
de vuestra vida.

LECTURA 40. OTRAS COMPOSICIONES PO.bTICI\S


Además de las estrofas consonantes que se citan en la lección, otras combina·
clones métricas de arte mayor son:
El scrvcntesio.-Consta de cuatro versos cndecasllabos que riman: el 1.• too
el 3.• y el 2.• con el 4.0

E1J otros sz'glos de ombitr'ontJ l«as,


/utularan uta torre mis abuelos,.
diértmlc bt.ut ID.J gigamts rDCDs
y a su.s almenas, J>Gbd/dn, los cielos.
(Fray Luis de León.)

La octava rcal.-Consra de ocho versos endccasllabos que riman: le l. 0 , 3.•


y 5.0 ; el 2. 0 , 4. 0 y 6.0 , y forman pareado el 7.0 y 8.0
El murmullo del agua, el son del vitmo,
ti susu"o del bosguc. utrtJmecido
por sus inquietas rd/Qgas, d lfllllO
ami/lo dt la tdnola, el gJ'tll:,ido
dtl cuervo vagabundo, todo trctmo
por ave, fiera o eco producido,
ti nomtrrt. santo dt su Diot prommez'a,
m g!Dria caJita, su pod~r ammcia.
(Zorrillo.)

Entre las estrofas a onaotes merecen mención:


La copla.-Consiste en un canto popular formado por cuatro versos octos~
labos que riman en asonante los pares.
La guitarra qrr• yo toco
riou.e como una pl11'sona ,·
unas veces canta y r(e)
otT(lS veces gime y llora.
(R. Aguilcra.)

La seguldilla.-Consiste en cuatro versos, de los cuales son eprasllabos y libr<'1 1


el 1.• y S.o y peorasilabos y asonantes el 2.o y el 4.•
Un pajarito altgre
pi"~ m tu bo.<:a,
cr'ymdo que tus /ablos
uon dos roJ41.
(Popular.)

206
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÓN 40

Principales estrofas

Estrofa.-Se llama así a un grupo más o menos numeroso de versos


que se repite en igual fonna dentro de una composición poética.
Principales estrofas.- Las principales estrofas son: el pareado, el
ierceto, el cuarteto y el soneto, entre las consonantes, y el romance entre
las asonantes.
El par eado.-El pareado es una sencilla composición poética que
consta de dos versos rimados entre sí.
Yo oí sDbrc un t.omillo
quejarse a tm pajarUio
al vt~r su uido'amado
de rm labrador robado.
(ViUcgos.)

El terceto.-El terceto consta de tres versos de once silabas que


riman asl: elt.o, con cl3.o; el 2. 0 , con ell. 0 y 3. 0 del terceto siguiente,
y así sucesivamente.
Anu'gos, b1udecid la PNJVidt.ncr'a
si mandar~ a la vuestra cst roc!o.
Y m'cgu.:u los malva:Jos m clemencia.
¡Qut alccre :y qu4 cemil lleca el ttav/o
al prurto saluador, t:UD11do awz le at:ota
con fiera satla ti lmracdn brotJiol
(R. Aguilcra.)

El cuarteto.-El cu?rteto consta de cuatro versos de once silabas


que riman asl: el l. o, con el 4. o; y el 2. o con el 3.o.
Agul yacen de Carlos los despojos,·
la paree prr'trdpnt volui6se al ciclo;
<Ott ella fu4 cltJa/or¡ qued61e al suelo
mt'tdo tfl el cora=dn, llamo en los ojos.
(Froy Luis de León.)

El soneto.-El soneto es una composición que consta de dos cuar-


tetos y dos tercetos, rimando estos últimos a elección del poeta.
U11 s~;utto me manda hacer Violanu~
y m mi vida me he vlsto tll tal aprt'tto ¡
tataree versos dictn que es soneto,
bt"la burlattdo vn11 los trts de/ama. ·
Yo ptJ'IJ4 que no hallara consonante,
y estoy en la mirad d~ orro tUilrcetoJ.
mas si me veo en el primer tc.ruto,
no hay cosa ns los tttartttos que me esp.antc.

207
© Biblioteca Nacional de España
Por ti prr'mtr terc.t.tb ""Y entrando.
y atut par«• qtu t11tr4 con pie derecho.
puu fin con tJU fleNIJ lt voy dando.
Y a utoy nr d segundo, y aun sos¡ncho
que ;stoy los tttc8 tuTsos acabando :
, catrtad si son catorce y estd hecho.
(Lope de Vega.)

Romance.-El romance consiste en una serie ilimitada de versos de


ocho silabas, en los cuales los pares tienen todos el mismo asonante y los
impares quedan libres.
El hijo d< Arias Gonzalo,
ti manccbito Pedro Arias,
para Ttsponder a un reto
vtlcrrdo esraba wws armas.
l:;'ra su padre el padrúzo,
la madrina do;ia Urraca
y el Obispo de Zamora
ti que la misa c<rlltll.
(Del Romancero.)

EJ ERCICIO S
1.• El<plieación y exornen de las composiciones p~tie•s de lo lección. Conrinuor las pri<·
ticas sobre medida de versos y la búsqueda de palabrns de rima consonante y asonante.
2." Prácticas sobre compo.sici6n de pnrcados, tercetos, cunrtctosJ sonetos y romances. Los
temas serán f=tcilitndos por el maestro o libres.
3.o Redacci6n.-Dc uno carta.-Tema: Comunicar o un hermano, que se encuentrn cum-
pliendo el servicio militar. los hechos más impoS:L'lntcs ocurridos durtune su ausencia.: asuntos f:tmi·
liares, vida escolar, estado de los campos, etc. (Véase ejercicio 3.• de lección 3.•)

208
© Biblioteca Nacional de España
MODELO DE LA PRIMERA CONJUGACIÓN: AMAR
Modo infinitivo
FORMAS SIMPLES FORMAS COMPUESTAS

Io!wdvo .................... . . . . am·a.r Inflnltlvo. . . . . . . . • . . . . . . . haber am-ado


Gerundio ... . ................... . am-ando Gerundio.. . . . • . • . . • . • . • • habiendo am-ado
Participio...................... . am-ado

Modo indlentlvo Modo subjuntivo

Presente Pre10. perfecto Presente Pret. perfecto

IYo a.m -o he amado am-e haya amado


1Tú am-:ts bas amado am-es bayas amado
Él run-a ha amado am-e haya amado
Nos. am-amos hemos amado am-emos hayamos amado
Vos. am-áis bab~is amado am-éis hayáis amado "
Ellos am-an ban amado am-en hayan amado

Prer. Imperfecto Prct. plusc. P. hnp. (x.• t.•) p. plusc. (x.• r.•)
Yo am-aba babia amado am-ara hubiera amado
Tú am-abas hablas amado am-aras hubieras amado
Él am·abn hnbla amado am-ara hubiera amado
Not , am-:lbamos hablamos amado :lm-áramos hubíéramos amado
Vos. am-abais habíais amado am·atais hubierais amado
Ellos am-aban habían amado am-aran hubieran amado

Prct. lodeflnido Prct. tllltcrlor P. imp. (z.• f.•) P. plusc. (z.• f.•)

Yo nm-é hube amado am-ase hubiese amado


Tú am-aste hubiS[C amado am-ases hubieses amado
lll am-6 hubo amado am-ase hubiese amado
!Sos. am-amos hubimos amado am-.ásemos hubiésemos amado
\'o$. nm-asrei.s hubisteis amado am·aseis hubieseis - amado
Ellos am-aron hubieron amado am..asen hubiesen amado

Futuro lmpcrf. Futuro perfecto Futuro imper.t'. Futuro perfecto

Yo am~aré habré amado am-are hubiere amado


Tú nm-arás habrás amado am-ares hubieres amado
Él am-aro habr:l amado am-are hubiere amado
Nos. am-aremos habremos amado am-áremos hubiéremos amodo
Vos. am-aréis habréis amado am-areis hubiereis amado
Ellos am-anto babr:ln amado am-aren hubieren amado

Modo potcnclnl Modo Imperativo

Simple o Jmperf. Comp. o perf. Presente


Yo am-arfa habr!a amado am-a tú
Tú nm.-odas habrías amado am-e él
ru am-arla habría amado
am-e.mos nosotros
Nos. Rm .. adamos hnbrinmos amado
\'os. am-arlais babrlais amado am-ad vosotros
lillos am-:trlan habrlan amado am-en ellos

209
q, -fER~R GRADO.
© Biblioteca Nacional de España
MODELO DE LA SEGUNDA CONJUGACIÓN: TEMER
Modo ln!lnltlvo
FORMAS SIMPLES FORMAS COMPUESTAS

Infinitivo •.......... ......... . . m -cr


te_ Infinitivo................. haber temido
Gerundio ................. . ... . tem-iendo Gerundio................. habiendo temido
Participio..................... . tem-ido

Modo Indicativo Modo subjuntivo

Presente Pret. perfecto Presente Pret. perfecto

Yo tem-o he temido tcm .. n. baya temido


Tú tem-es b.as temido tem-as bayas temido
lll t t tn•C ha temido tem-a haya temidt
No o. tem~mos hemos temido tem-amos hayamos tcmidt
• Vos. tczn-~i s bab~s u~mido tcm·áis hayáis tcmidt
Ellos tem-en han temido tem-an hayan tcmidt

Pre:t. imperfecto Pret. pi use. P. lmp. (r.• f.•) P. plusc. (1.• (.')

Yo tem-!a habí.i temido tem-iera hubiera t(mido


Tú tem-ias babias temido tem-ieras hubieras tcmi.SO
lll ttm·ia bobia remido tem·iera hubiera temido
Nos. tcm-iumos hablamos temido tem-iéramos hubiéremos té mido
Vos. tc:.m-lai.s habíais temido LCJn-icrajs hubierais tcmjdo
Ellos tcm-lan boblan temido tc:m-iernll hubieran t~mido

Prot. !nd ofln.ido Pret. nnte•:lor P. Imp. (z.• f.>) P. plusc. (2.• r.•)
Yo tcm-1 hube temido tem-iese hubiese temido
'l'ú tem-iste hubiste temido tem-ieses hubieses ce: mido
a. tem·i6 hubo temido tcm-u:se hubiese
hubi~sernos
te: mido
tcm;&o
Nos. tem-imos bubimos temido tem-ié-semos
Vos. tem~isteis hubisteis temido tcm-ie,ds hubieseis tcmiJo
Elloo tem-ieron hubieron temido tem-ie-sen hubiesen tcmdt

Futuro lmperf. FutUro perfecto Futuro imperí. Fururo perfecto

Yo ttm-i:r~ hobr~ temido tem-iere hubiere te miJo


Tú tcm-crb habrás temido tem-ieres hubieres tcmiJt
lll tc.m-crá bobr.l temido tcm-ic.r c hubiere tcmiJ.l
Nos. tem-eremos habremos temido tem-iéremos bubi~ramos h:mid~
Vos. tem-eréis habréis temido tem-iereis hubiereis temido
l'!Uos tem-erán habrán temido tem-ieren hubícren c~mido

Modo potencinl Modo i mpertlrlvo

Simple o lmperf. Com, o pcrf. Prese.n tc

Yo te.m-c.da babda temido tem-e tú


Tú tcm..e_rfas habrías remido tem-a ~1
lll te·m-cria habría temido tcm ..amos nosotros
Noo. tcm-cdamos habríamos temido
Vos. tcm-c:rlais habríais temido tem-ed VOSOtrOS

Ellos tem-erlno habrían temido u:m-:an ellos

210
© Biblioteca Nacional de España
MODELO DE LA TERCERA CONJUGACIÓN: PARTIR

Modo infinitivo
FORMAS SIMPLES FORMAS COMPUESTAS
Infinitivo. . ....... .... ......... part-ir Infinitivo.... . ... ......... haber partido
Gerundio....... . ....... ... . ... part-iendo Gerundio. • . . . . . . . . . . . . . . habiendo partido
Participio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . part-ido

Modo indicativo Modo subjuntivo

Presente Pret. perfecto Presente Pret. perfecw

Yo part-o he partido part-a haya partido


Tú part•CS has partido parr- as hayas partido
~1 pttrt-c ha partido pan-a haya partido
Nos. pñrt-irnos hemos partido part-amos hayamos ·partido
Vos. part-ls habéis partido part-áis hayáis partido
Ellos p:trr-en hao partido part-an hayan partido

Pret. imper.f ecto Pret. plusc. P. lmp. (x.• f.•) P. plusc. (x.• f.•)

Yo port-Ia habla partido part-iera hubiera partido


Tú part-Jas hablas partido part-ieras hubieras partido
~1 part-ía había partido part-iera. hubiera partido
Nos. part-lnmos hnbirunos partido part- iéramos hubiéramos partido
Vos. part- fais habíais partido part-ierais hubierais partido
Ellos part-ían hablan partido part-ieran hubieran partido

Pret. indefinido Pret. antedor P. inap. (a.• c.•) P. plusc. (a.• f.•)

ro por t-I hube partido p3t't-iese hubiese partido


Tú part-iste hubiste partido part-ieses hubieses partido
El part-ió hubo partido part- iese hubiese partido
Nos. part-imos hubi mos partido part-i~semos hubiésemos partido
Vos. pnrt-iStCis hubisteis partido part-ieseis hubieseis partido
EUos part-ieron hubieron partido part-esen hubiesen partido

Futuro imperf. Futuro perfecto Futuro i mperf. Futuro perfecto


Yo pnrt-i.té habré partido part-iere hubiere partido
part-i.tás habrás parrido part-ieres hubieres partido
part-irá habrá partido part-iere hubiere partido
part-iremos babeemos partido parr-iéremos hubiéremos partido
part-iréis habréis partido pan-iereis hubie«is partido
part-i.tán habrán partido part-ieren hubieren partido

Modo potencial Modo imperativo


/

Simple o lmperf. Comp. o perf. P resente

part-irlo babrla partido part-e tú


part-i.tias hnbrlns partido part-a él
part-ida bnbrla partido
pnrt-irlamos pare-amos nosotros
bnbrlamos partido
part-lrfais babriais partido part-id vosotros
os part-i.tlnn habrlao partido parc..:m ellos

211
© Biblioteca Nacional de España
CONJUGACIÓN DEL VERBO HABER
Modo lotlnltlvo
FORMAS SIMPLES FORMAS COMPUESTAS

Infinitivo............. .. ........ haber I nfinitivo... ... . .......... haber habido


Gerundio............ ........... habiendo Geru.udlo............. .... habiendo habido
Pnrticipio........... ............ habido

Modo indicativo Modo subjuntivo



Presente Pret. perfecto Presente Pret. perfecto

Yo he he habido luya luya babit.o


Tú h•• has habido hayas hayos habido
Él Ju ha habido hoya boyo babi&>
Nos. hemos hemos habido hayrunos hayomos bobl<l>
Vos. hab~s habéis habido hayáis hayáis habido
Ellos han han habido hayM hayoo bobid(

Pret. imperfecto Pret. plusc. P. lmp. (r.• r.•) P. plUJc. (r.• (,•)

Yo habla habla habido hubiera hubiera habido


Tú hablas babias habido hubieras hubieras habido
él babia bobla habido hubiera hubiera habtdt
Nos. hablamos hablamos habido hubiéramos hubiéramos habido
Vos. ha,blais hablais habido hubierais hubierais h>bi<ll
Ellos hablan habla.n habido bubiera.n bubienu~ habl<fo

Pret. lndeCinldo Pret. anterior P. Imp. (a.• C.•) P . piUle. (a.• f.•)

Yo hube hube habido hubiese hubiese habido


Tú hubiste hu bine habido hubieses bubieSd habido
m hubo hubo
hubimos
habido
habido
hubiese
hubibcmos
hubiese
hubitsemos
babílo
habido
Nos. hubimos
Vos. hubisteis hubisteis habido hubieseis hubieseis habi.!o
Ellos hubieron hubieron habido hubiesen hubiesen htbilo

Futuro impere. Futuro perfecto Futuro impere. Futuro perfe<to

Yo habré habré habido hubiere hubiere hobido


Tú habr:ls habrds habido hubieres hubieres bnbido
él habrá habrá habido hubiere hubiere habido
Nos. habremos hsbrcmos habido hubitremos hubiéremos Jubido
Vos. habréis habrtis habido hubiereis hubiereis habido
Ellos hablin hablin habido hubic>rco hubiera~ habido

Modo pote,oc:lal h1odo impenotlvo

Simple o impere. Comp. o perC. Presente

Yo hobrin habrla habido He tú


'l'ú hobrlas hnbrlas hnbido Haya tl
él habrla habrlo habido lüyamos nosotros
Nos. habrlamos hobrfamos habido
Vos. habrf:lis habrlajs hobido Habed vosotros
Ellos habrlan habrflll habido Hayan ellos

212
© Biblioteca Nacional de España
CONJUGACIÓN DEL VERBO SER
Modo infinitivo
FORMAS SIMPLES FORMAS COMPUESTAS

(Júioitivo ...............•. . . .. ...• : ser Infinitivo...... ...... . .... .. haber sido


Gerundio... . .. . . . . . • • . . . . . • . . . . • • . siendo Geru.o.dio.. . .......... .. . ... habiendo sido
Participio. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . sido

Modo indicativo Modo subjuntivo

Presente Pret. perfecto Presente Pret. perfecto

Yo soy he sido sea haya sido


Tú eres hos sido seas hayas sido
Él es ha sido sea haya sido
Nos. somos hemos sido seamos hayamos sido
Vos. sois habéis sido seáis hayáis sido
Ellos son han sido sean hayan sido

Pret. imperfecto Prct. pluse. P. lmp. (x.• f.•) P. P1118c. ( x.• f.•)

Yo era habla sido fuera hubie.ca sido


Tú eras hablas sido fuer3.S hubieros sido
e¡ era habla sido fuera hubiera sido
Nos. éramos hobfamos sido fuéramos hubiéramos sido
Vos. erais hab!ais sido fuetais hubierais sido
Ellos er3ll hablall sido fueran hubieran sido

Prct. indefinido Pret. anterior P. lmp. (z.• t.•) P. pluac. (z.• t.•)

Yo fui hube sido fuese hubiese siGo


Tú fuiste hubiste sido fueses hubieses sido
Él fué hubo s.ldo fuese hubiese sido
Nos. fuimos hubimos sido fuésemos hubiésemos sido
Vos. fuisteis hubisteis sido fue.seis hubieseis sido
Ellos fueron hubieron sido fuesen hubiesen sido

Futuro lmperf. Futuro perfecto Futuro imperf. Futuro perfeeto

Yo seré bobré sido fuere hubiere sido


Tú setás habtás sido fueres hubieres sido
e¡ setá babtá sido f uere hubiere sido
Nos. seremos habremos sido fuéremos hubiéremos sido
Vos. seré:is habréis sido fuereis hubiereis sido
Ellos sctán habtán sido fueren hubieren sido

Modo potencio! Modo imperativo

Simple o lmpert. Comp. o perf. Presente


Yo seria habrla sido Sé tú
Tú sedas hobr!as sido Sea él
á seria habría sido
Nos. Seamos nosotros
sc.ríamos habrlamos sido
Vos. serlois habriais sido Sed vosotros
Ellos serían habrl:111 sido Sean ellos

213
© Biblioteca Nacional de España
CONJUGACIÓN DEL VERBO AMAR EN voz PASIVA
Modo inf initivo
FORMAS SIMPLES FORMAS COMPUESTAS

InCin.iti\'0 ........... ...... ser amado Infinitivo haber sido •nu&:


Gerundio ......••..• ...... sic:cdo amado Gerundio babi<11do sido amalo
Partlclp1o ............ . • ... sido amo do

Modo lodlcnúvo
Presl!ntc Pretérito perfecto

Yo soy amado Yo he sido nmado


Tú eres nmodo Tú has sido omaJo
~1 es amado 1'!1 ho sido amaJo
Nosotros somos amados Nos. hemos sido aml<lo!
Vo.sotros sois amados Vos. ha~is sido amado!
Ellos SOD am3dos Ellos ban sido am.Ja

Pret~rito Imperfecto Prct~rito pluseuampcrfccto

Yo era amado Yo hablo sido amad~


Tú eras amado Tú babias sido amado
1'!1 era :unado 1'!1 babia sido ;umtdt
Nosotros ér:unos amados Nos. habíamos sido nmad<l
Vosotros ~r:ús amados Vos. habío.is sido lln1:1d01
E llos eran amados Ello• hablan sido orn:ad01

Pretérito indefinido P retérito n.nterior

Yo fu! amado Yo hube aido nm:ado


Tú íui.ste amodo Tú hubiste sido amado
1'!1 fut 3.Dlado 1'!1 hubo sido a moJo
Nosotros fuimos amados Nos. hubimos sido am1il<l
Vosotros
Ellos
fulneis
fueron
amados
:unados
Vos.
Ello•
hubisteis
hubieron
sido
sido ......
om>Joo

Futuro imperfecto F uturo perfecto

Yo ser~ amado Yo babr~ sido anudo


Tú serás amado Tú habrás sido omWo
1'!1 será amado ÍÍI habrá sido atnnóo
Nosotros seremos amados Nos. habremos sido amodof
Vosotros sc r~is amados Vos. hobr~is sido AOJIIÓOI
Ellos serán amados Ellos habriln sido nmadol

Modo potenclnl
Simple o Imperfecto Compuesto o perfecto

Yo seda amodo Yo habrfa sido olllldo


Tú serias amado Tú habrlas sido am•do
1'!1 serta amado t• babrfa sido am•do
Nosotros seriamos amados Nos. bobrl:unos sido amodol
Vosotros strf:s.is amados Voa. bobrlais sido omadll
Ellos serian amados I!Uos habrlan sido amado!

214
© Biblioteca Nacional de España
Modo subJuntivo
Presente Pretérito perfecto

'o sea amado Yo haya sido amado


ú se-as amado T(¡ hayas sido amado
sea amado 111 haya sido amado
seamos amados Nos. hayamos sido amados
seáis amados Vos. hay:lis sido amados
sean amados BU os hayan sido amados

PrctErito imperfecto ( ••• f.•) Pret. pluscuamperfecto (x.• f.•)

fuera amado Yo hubiera sido amado


fueras nmado Tú bubier ~s sido amado
fuera amado 111 hubiera sido amado
fu~ramos am.ados Nos. hubi~ramos sido amados
fuerais amados Vos. hubierais sido amados
os fueran amados EUos hubieran sido amados

Pretérito imperfecto <~·· f.•) Pret. pluscuamperfecto (z.• f.•)

fuese amado Yo hubiese sido amado


fueses amado Tú hubieses sido amado
fuese amado ill hubiese sido amado
fu~os :IJXlados Nos. húbié.emos sido amados
fueseis amados Vos. hubieseis sido amados
os fuesen amados EUos bubiest":n sido ttmados

I'uturo imperfecto Futuro p erfecto

\'o fuere nmado Yo hubiere sido amado


Tú fueres amado Tú hubieres sido amado
ru fuere amado 111 hubiere sido amado
3mados
. 'osottos fuéremos amados Nos. hubiéremos sido
Vosotros futttb amados Vos . hubieuis sido amados
Ellos fueren amados EUos hubieren sido amados

Modo imperativo
Sé tú amado
Sea él amado
Seamos nosotros amados
Sed vosotros amados
Sean eUos omodos

Nota.-Para la formación del femenino se dice: Yo soy amada, tú eres amada,


ella es amada, nosotras somos amadas, vosotras sois amadas, ellas son amadas, etc.

215
© Biblioteca Nacional de España
A R 1 T M É T 1 e A
Distribución de lecciones y ejercicios teniendo en cuenta el lndiee
de conocimientos que los Cuestionarlos señ alan:

PRIMER CURSO

1,er TRIMESTRE.-Lecc iones 2, 3, 4, 5, 6, 7, 9, 10, 13, 14, 15, 16, 22 y 23


con sus lecruras y ejercicios.

2.0 TRIMESTRE.-Rep aso de las lecciones 13, 14, 15 y 16, referentes


al sistema métrico. Lecciones nuevas: 17, 18,21 y 2'1,
con sus lecturas.

3.tr TRIMESTRE.-Rep aso de las lecciones 2, 3 y 9, referentes a la nu-


meración entera y decimal. Idem, de las lecciones lí
y 18, sobre medidas de superficie y volumen. Idem,
de las lecciones 21, 22, 23 y 24, referentes a quebrados.
Lecciones nuevas: 25, 29 y 30, con sus lecruras.

SEGUNDO CURSO

l,er TRIMESTRE.-Rep aso de las lecciones 2, 3 y 9, referentes a la nu-


meración entera y decimal. ldem, de las lecciones 13,
H, 15, 16, 17 y 18, referentes al sistema métrico.
ldem, de la lección 25, sobre división de quebrados.
Lecciones nuevas: J, 8, 11, 12, 19, 27 y 31, con sus
lecturas y ejercicios.

2.o TRIMESTRE.-Ejer cicios referentes a las lecciones 13, 14, 15, 16,
17, 18 y 19 del sistema métrico. Idem, sobre las lec-
ciones 23, 24 y 25, referentes a quebrados. Lecciones
nuevas: 12 (divisibilidad por 2, 5 y 10), 20 y 26, con
sus lecturas y ejercicios.

3.cr T RIMESTRE.-Rcpas o de la lección 12 (divisibilidad por 3, 11, 9,


25 y 125). Lectura 27.-Lccciones nuevas: 28, 32,
33, 34, 35, 36 y 37.

216
© Biblioteca Nacional de España
~.

~-
LECTURA Y LECCIÓN La PRELIMINARES
Magnitud.- Magnitud es todo lo susceptible de aumento o dismi-
nución.
El peso, el dolor, el precio de un objeto, la alegrfa) etc., son Magnitudes.

Unidad.- Unidad es una cosa sola.


Ejemplo: un étlxll.
Cantidad .-Cantidad es todo lo que se puede pesar, medir o contar.
Ejemplo: los árboles de un bucrto.
Número.-Núrnero es el resultado de pesar, medir o contar la can-
tidad.
Ejemplo: 25 arboles.
Clases de números. -Los números pueden ser: enteros, cuando
están formados por unidades enteras; fraccionarios, cuando lo están
por partes de la unidad entera, y mixtos, cuando constan de parte entera
y parte fraccionaria. ·
Dos manzanas es un número entero; media manza11a es un número ftacc:ionn.rio y dos manzanas
j' m4dia
es un número mixto.
Números concretos son los que dicen la especie de sus unidades, y
abstractos los que no la dicen.
6 11iiiot es un número concreto y 45 es un número abstracto.
Números lwnwgbzeos son los de la misma clase, y heterogéneos los
de clase distinta.
6 11 mos y 4 núWs son dos números homogtncos y 6 nú1os y 4 nüias son heterogéneos.
Números dígitos son los que tienen una sola cifra, y po/idígitos los
que tienen varias.
S es uo número d!gito y 12 es poUdígito.

217
© Biblioteca Nacional de España
Números complejos son los que constan de unidades de distinta
especie, pero que todas ellas pertenecen a un mismo género de me-
dida.
2 a;los, O meses y •l dlas es un número complejo.
Números incomplejos son los que constan de una sola especie de
unidades.
8 dlas, 20 peseras, son dos numeros incomplejos.

EJER CIC I OS
y aes de númcrot,
1.o Escribir tres nombres de magnitud es, ucs de cnntidades, tres de unidades
cunuo ejemplos de cado uno de los siguientes números: enteros, fraccionarios,
2. Escribir
0

abstractos , bomogá'le os, hcterogtn cos, dígjtos, polidlgito s, complejos e incom-


m.ixtos, concretos,
plejos. eJ mismo
3.o Indica por qué las palabras r:uno, amor, mora, Omar y Roma ticnc.n
DÍUl:lcle

de le tras, to.
4.• Ordena :l!fabéticamcntc y cuenta los letras de la siguiente palabra: Bachillera
ocho cortes a un palo, ¿cu!ntos trozos resultan? Indica lo cantidad, unicbd 1
5.• Si damos
número resultantes.

LECTU RA Y LECCI ÓN 2.:. NUME RACIÓ N HABLADA


Y ESCRITA

Numer ación hablad a y escrita .-Nume rac'ión hablada es la qut


nos enseña a expresar los números por medio de palabras, y numeración
escrita es la que nos enseña a representarlos por medio de cifras.
Los órdene s de unidad es.- Los órdenes de unidades son: unidad,
decena y centena; unidad de millar, decena de millar y centena de mi-
llar; unidad de millón, decena de millón y centena de millón; unidad de

~.

218
© Biblioteca Nacional de España
millar de millón, decena de millar de millón y centena de millar de mi-
llón; unidad de billón, etc.
La unidad vale 1; la decena, ro; In centena, tOO; el millar, 1.000; la decena de millat, 10.000;
¡, ceatena de millar, 100.000; la unidad de millón, l.OOO.OOO;.la decena de millón, 10.000.000; etc.

Lugar que ocupan en la escritura.-Al escribir un número, las uni-


dades ocupan el primer lugar de la derecha; las decenas, el segundo;
las centenas, el tercero; los millares, el cuarto y así sucesivamente.
Principios f undamentales de la numeración.-Los principios
fundamentales de la numeración son dos:
1. 0 Diez unidades de orden cualquiera forman una unidad P.el or-
den inmediato superior.
Asl, 10 unidades forman una decena; 10 decenas, una centena, e tc.
2. 0 Toda cifra colocada a la izquierda de otra representa unidadeS
diez veces mayores que ella.
l!n el número 444, cl4 de la derecha representa a las unidades y vale 4; el que está a su izquierda
, rtpn:Seota a las decenas y vale 10 veces m.is, o sea, 40, y el último representa a las centenas y vale 10
r<e<S más que el anterior, o sea, 40 X 10 = 400.

EJERCICIO S
l.• Contar progresiva y regresivamente de 5 en 5 basta tOO.
2.• Idem de 50 en 50 haSta 1.000.
3.• Idem de 10.000 en 10.000 basta 100.000.
4.• Idcm de 100.000 en 100.000 haSta un millón.
5.0 Escribe !a cifra que repte$C.D.ta a los distintos órdenes de unidades en el sigulcnte número:
175-1.869.
El 9 representa a ·····) d 6 representa a ....., cte.
6.0 Descomponer el siguiente número en sus órdenes de unidades diciendo el valor de cada
uno: 4782463; 3 unidades valen .....; 6 decenas valen .....;etc.
7.° Contesta por escrito:
¿Cuámas decenas hay en una ocntenn? .... .
¿Y en un millar? ..... <Y en un millón? .... .
¿Cuántas centenos hay en una centeno de millar? ..... <Cuántos millones hay en un billón? .....

LECTURA Y LECCIÓN 3.a ESCRITURA Y LECTURA


DE NúMEROS

Valor absoluto de una cifra.-Valor absoluto de una cifra es el


que tiene por su figura.
Ejemplo: Sea el número 222.-EI valor absoluto de la cifta 2 es siempre 2, no importando e¡
que «té escrita en primeroJ segundo o lercer lugar.

Valor r elativo de una cifra.-Valor relativo de una cifra es el


que depende del lugar que ocupe.
En el ejemplo antcriorJ 222, l a cifra 2 escrita en primer lugar de la derec.ba, es unidad y vale dos;
P<ro escrita en segundo lugar, es dcccnn y vale 20, y escrita en tercer lugar, es centena y vale 200.

219
© Biblioteca Nacional de España
z1' 4
t t
5 8
1'

2.4 58
¡
2,.000
J
400
J
50
l
8

Cómo se escribe un número. -Para escribir un número se colocan


de izquierda a derecha las cifras que representan Jos distintos órdenes
de unidades; si falta algún orden en su lugar se pone cero.
Cómo se lee un número.-Par a leer un número se prepara primcro
dividiéndole en sus distintos órdenes de unidades y poniendo un pun·
to en les millares; un 1 pequeñito, en Jos millones; un 2, en los billo·
nes, etc.
A continuación se enuncia el valor absoluto y relativo de cada grupo,
empezando por la izquierda y diciendo: tbillonest en el 2; «millones• en
el 1 y mil en los puntos.
El nWilero 31638.7401231.008 se leen!: Tres billonrs seiscientos treinta y ocho mil set«i<moll
cuarenta millones doscientos treintn y un mil oc.bo unidad11.

EJERCICI OS
1.0 Decir por delito cuál es el valor obsoluto y rel:ttivo del 8 en los siguientes oúeltiot
486-8-28645-83 4602.
2.• Escribe con nWilcros la si¡uicnte cantidad: Mil ciento seis millon.es cuatrOcientos d
noventa.
3.0 Lee el siguknte número y expresa por escrito el resultodo: 92.3561200.024.
4.• Escribe el mayor y el menor numero posible de cinco cifras.
5.0 Escribe c:l mayor y el menor número pos.iblc rormndo por lai nueve clfrns signific:ni~
pero sin repetir ni_nguna.
G.o Esc:ribc todos los números que estén formados por cuatro cifras jgunlc:s.
7.• Escribe el ma)"Or nWilero posible de cnntldndes, combinando las cuntro cifras siguic&
tes: 4, 6, 8 )" S.-Ejemplo: 4865, 4856, etc.

LECTURA4.• ESCRITURA Y LECTURA DE NúMEROS ROMANOS


Teniendo en cuenta las reglas que en la lección se dnn, indispensables para poder
escribir y leer números romanos, daremos aqui una norma general pnru la escritu!l
y lecrura de los mismos.
220
© Biblioteca Nacional de España
Para~scribir números romanos la regla o norma general es ésta: Se escriben
~rimero los millares (si los hay) y después las centenas, decenas y unidades separa-
lamente.
Sea el número 4.678. Escribamos primero sus millares (4.000), después sus
:entcnas (600), después sus decenas (70) y por último sus unidades (8):
4.000 600 70 8 4.678
IV DC LXX VIII = IV DC LXX VIII
Para leer nrímeros romanos basta con enunciar los valores de sus cifras comenzando
~la izquierda y sumarulo cada una de ellas con la de su derecha, si es igual o de menor
/qr, y restárzdola cuarulo sea de mayor valor.
Ejemplo: El número VICDXXIV lo leeremos as!:
r A la primera cifta de la izquierda le sigue una de menor valor, y, por lo tanto,
iUJllaremos: 5 + 1 = 6, que como tiene una rayita encima, dicen 6.000; a la C le
ligue una de mayor valor, y, por lo tanto, restaremos: 500 -100 = 400; vienen
~spués dos letras del mismo valor y que, por lo tanto, hay que sumarlas: X +
~ X = 20; por último, tenemos una letra pequeña seguida de otra mayor; res-
taremos: 5 - 1 = 4.
1 En resumen, el número dice: 6.000 + 400 + 20 + 4, o sea, 6.424.

LECCIÓN 4.a

Nú.m eros romanos

Numeración romana.-Se llama numeración romana la que ex-


resa los números por medio de letras mayúsculas.
L E.st:t. numc.ración fué invcntad3 y usada por los romanos, y por eso lleva sil nombre. ActUal-
te sólo se emplea para nombrar reyes y papas; en eapitulos y lecciones de libros, en inscrip-
'occs y en algunos casos más.

La I V X L e D M
que vale 1 5 10 50 100 500 1.000

erv rv•
5 2
EN ESTA CRSR
• 1 ,
N.AC.lO VE1JlZQU6Z
s Vl-VI-MDXr.rX 2

221
© Biblioteca Nacional de España
Reglas de la numerac ión romana.-Al escribir y leer números
romanos hay que tener en cuenta:
l .0 T oda cifra igual o menor colocada ~ la derecha de otra suma
su valor con ella. Ejemplo: XX = 20; XV = 15.
2.o Toda cifra menor colocada a la izquierda de otra resta su valor
con ella. Ejemplo: IV = 4; XL = IJ.O.
3.0 Si entre dos cifras cualesquiera existe otra de menor valor, se
combina con la siguiente para disminuirla. Ejemplo: XIX = 19.
4. o Ninguna letra puede escribirse más de tres veces seguidas.
Lo I, la X, lo C y la M pueden escribirse basto <res veces SciJllidas; la V, In L y la D, es decir,
las c¡ue e:mp:ezan por 5, no pueden escribirse seguidas.
5.0 Las UJJidades simples se convierten en millares poniéndole 11n1
rayita horizontal encima. Ejemplo: IVDCCCXXV = 4.825.
EJER C ICI O S
t.• Escribir con números romanos: 12-21-149-1494-8735.
2.• Ucr y expresar por escrito el resultado:
CCLXV- ÑCDIX- MCMLXXI X
S.o Escribe con números romMoS cl dítaJ mes y año en que estamos.
4.o Escribe con números romanos la fecbll del dc,s cubrimiento de Américn, la de jniei:aci6a
de la Guena de la lndcpcndcnc io y lo del comienzo del Movimiento Nacional.

LEcnJRA 5.• PROPIED ADES DE LA SUMA

Las propiedades principales de la sumo son:


1.• El orden de sumandos rw altera d valor de la suma.
Lo mismo da: 4 + 3 + 8 ... 15, que 8 + 4 + 3 - 15, que 3 + 4 + 8 ~ li
2.• Utw o más swnandos pueden srl$lÍtuirse por otros que equivalgan a tilos.
Ejemplo: 8 + 12 = 20; el sumando 8 podemos sustituirlo por 5 + 3 = 8; r,
=
en lugar del sumando 12, podemos poner 2 + 4 + G 12. La sumo no variari
Veamos:
5+3 2+4+6
(8) ~ =20
3.• Etl una nmza dos o más swnmulos pueden susciruirse por orro que equiua/¡J
a m S1/ma efectuada.
Ejemplo: En la suma 2 + 4 + 3 + 5 + 8 = 22, podemos sustituir los sumllll-
dos 4, 3 y 5 (por ejemplo), por su suma efectuada, que es 12, y el valor de la sunu
no variará. Veamos:
2 + 12 + 8 = 22

LECCIÓ N 5.a
La s uma

Sumar.- Sumar es reunir varios números homogéneos en uno


solo.
Datos, resultado y signo.- Los números o datos que se hllll de
222
© Biblioteca Nacional de España
5

sumar se llaman S\lll1andos; el signo de sumar es una cruz +, que se


lte (QJ)ás», y Cl resultado de la suma se llama suma total.
Manera de sumar.-Para sumar, se colocan los sumandos unos de-
bajo de otros, de forma que se correspondan los distintos órdenes de uni-
dades y se empieza a sumar por la derecha.
Si al sumar una columna resulta un número mayor que 10, se es-
criben solamente las unidades, y las decenas se agregan a la columna
siguiente:
Propiedad fundamental de l a suma.-La propiedad fundamental
de la suma es que el orden de sumandos no altera la suma.
Prueba de la suma.-La prueba de la operación de sumar consiste
en sumar de abajo arriba los sumandos, si antes los habíamos sumado
de arriba abajo. Si el resultado es el mismo, la operación está bien hecha.
Ejemplo:

468 425
352 352
+ 425 + 468
1.245 1.245

EJERCICIOS
l.• Sumar de 3 en 3 hasta 60.
2.• Sumar de 7 en 7 basta 140.
3.• Sumar de 9 en 9 basta 180.

223

© Biblioteca Nacional de España


4.• R~ la siguiente suma:
•175 + 2.894 + 37.292 + 78 + 395 + 8.193 + 73.68<1

Continunr practicando Jos ejen::idos de e41culo mentol.


5.• Un comerciante tiene 4 esrablecimlenros: A, B, e y O, y en ellos ha efectuado durnmt
primer t:rimesue las siguientes ventas:

ENe RO F EBRERO M ARZO TOTALES

A 6.480 ................. 5.620 ................. 4.360 ................. ..................


B 8.725 ................. 7,246 ................. 6.843 .................
.................
.................
..................
e 8.645 ................. 6.372 ................. 7.294
D 7.963 .................. 5.956 ................. 8.395 ················· ..................
Sumnr el importe de las ventas por CUas y columnas, y comprobar despu~s que sumando
sumas parciales resultantes de runbas, el resultado finnl es el mismo. A esto se llnmn operación
cc:uodcar•.

6.0 Bl más pequeño de cinco herm•nos tiene 3 :tiios, y los otros cuatro tienen 2, 5, 7 y 10 '
más q ue ~1. teu.intos años tiene coda hermnno? ¿ewl.nros años tendri.n enuetodos dcntto de 15 a!o
7.• Averiguar la cnpacidad de ucs cubas sabiendo que In primera baco 472 litios; la se
68 Htros mb que In primera, y In tercera, 14 Jilros más que los dos primeras juntos.
8.• Una persona ha pogado 480 pcsctos de Wlll deuda, pero aun le queda por pagar otro l'
y 45 pesetas más. tCui!.nto debía?
9.• Un :libo! tiene 13,40 mettos de alrun y ouo 2,15 mis. tCuinto mide el segundo?

LECTURA 6.• PROPIEDAD ES DE LA REST

L as princi paJes propiedades de la resta son:


l. • El mitmtmdo de be ser mayor o igual que e/ sustraetuio.
Cuando el minuendo es mayor que el sustraendo, el resto es mayor que e
Ejemplo: 9 - 6- 3.
Si el minuendo es igual que el sustraendo, el resto es cero.
Ejemplo: 9 - 9 - O.
Y si el minuendo es menor que el sustraendo, In resta no tiene sentido.
Ejemplo: 9 -12 ... ? D e donde sólo hay 9 no se pueden qwtar 12.
2. • Si mmamos el mismo número al[minul!!uio y al suural!!zdo, el resto tzo
Ejemplo: 7 - 4 - 3. Sumando al minuendo y al sustraendo el número S

l
ejemplo), el minuendo se convertirla en 15 y el sustraendo en 12, pero el resto
variará. Veamos:
15-12 ... 3.

3. • El minuendo es igual al sustraendo más el resto.


Sea la resta 18- 6 = 12. Sumando el sustraendo 6 con el resto 12, obtend
el minuendo 18. Veamos:
6 12 = 18. +
:.!24

© Biblioteca Nacional de España


. r··~Q~--------------~----------------------------~
:iav ~. 17
-3
14

17-3 ~4.

LECCIÓN 6.a
La resta

Restar.-Restar es quitar de un número mayor otro menor.


Datos, r esultado y signo.-En la operación de restar, el número
rayor se llama minuendo; el menor, sustraendo, y el resultado, resto o
'fcrencia. .El signo es una rayita horizontal - que se lee «menos».
Manera de r estar.- Para restar se colocan los datos de manera que
correspondan sus órdenes de unidades y se empieza por la derecha. De
da cifra del minuendo iremos quitando la correspondiente del sustraendo.
Si la cifra del minuendo fuera menor, se le agregan diez unidades,
luego, a la siguiente del sustraendo, se le añade una.
Propiedades de la r esta.- Las principales propiedades de la resta
n: l,a Que el minuendo ha de ser siempre igual o mayor que el sus-
acodo. 2.a Que si sumamos el mismo número al minu~ndo y al sus-
aendo, el resto no varía. 3.a Que el minuendo es igual al sustraendo
ás el resto.
Prueba de la r esta.-La prueba de la resta consiste en sumar el resto
n el sustraendo. Si la operación está·bien hecha nos dará el minuendo.

Ejemplo: 4352
-1860
+ 2492
4352
225
·tu.cn GRADO.

© Biblioteca Nacional de España


EJERCICIOS
t.• Restar de 3 en 3 p:micndo de 60.
2.• Restar de 6 en G portiendo de 120.
3.• Rcsru: 7·131002395---0587·19689.
ContlJ:!uar pracr:iclllldo los ejercicios de c:1tculo mentol.

4. 0 Un:t mesa y una c:ama me cost3.l'on 1.893 pesetas. La mesa vaHa 458 pcsc i:JS, ¿Cu~1 tst
valor de la c31Da?
S.• He cambiado un cabollo valorado en 16A70 pesetas por WlO moto valorada en 12.~
pcscras. ¿Cuánto dinero me tcnddn que dar sün?
6.• Un señor que murió hoce 15 años tenia 68 ollos de edaJ. ~En qu~ ailo hablo nacido?
7.• Un trozo de thlmbrc: mide 42 mcuos; otro mide G metros, y un tercero •1 mc:uos maxa
que el segundo. (Cu:U es l~ di(~rcncia entre e l primero y el tercero?
8.• Hállese un núm·:ro que sumado con •1.785 dé 5.362.

9.• Un niño tiene 12 naos y su padre tiene 32 aftos m:ls que él. ~En qu~ ailo noeió su P'dt<i
10. En u~3 escu!la h2y tn.:.s e la \.es: b 1 .• tic;, e 40 ftlum to ..; la 2 .•, 7 m~nos que 1 1 pr.mc.J 1
a 3,•, 45 menos que las dos primeras juntas. ¿Ctaintos alumnos hA)' c.nuc las tres?
11. Para pagar uno deuda da 850 pesetas pido 475 pcsetos. Pagad• lo deudo me sobr.n 11!
p:seros. ~Cuántos tenia yo?
12. Un padre de familia gMa 36 pesetas diori., y un hijo •u yo 12 pcsctos menos que ~1. ~
los gastos diarios de la can a.5c:icnden a 43 pescr·a s, ¿culinto le sobra cad11 di3?
13. Iln un alm>cén hablo -17.280 manzanas; 275 se tlroron por esur podridas y 8.742 se v"'
dieron. ¿Cuántas: quedan? ~ '

LECTURA 7.• CASOS DE LA MULTIPLICACIÓN

Al hacer una multiplicación se pueden presentar rres casos:


1.• Multiplicar d os núm e ros de una sola cifra.-Para resolver este cw
basta saber de memoria la tabla de multiplicar.
2.0 Multiplicar un número de varias cifras por otro de una.-Pnra tt-
solvcr este caso se multiplica la cifra del multiplicador por cada una de las del mulú·
plicando, empezando por la derecha.. .
Si algún producto es superior a 10, se escribe sólo1 en el resulrado, la cifra de 111
unidades, y las decenas se agregan al producto sigwente.
Ejemplo:
728
X 3
2.184

3.o Multiplicar un n úmer o de varias cifras por otro de varlas.~Est.t


caso se resuelve multiplicando cada cifra del multiplicador por todas las del mulu·
plicando, en la forma que se indicó en el caso anterior, pero teniendo en cucnu,
además:
1.o Que en cada producto parcial hay que dejar un lugar vaclo a su dcrcclu.
2.o Que las cifras de los productos parciales han de quedar en colUIIIIl3..
226
© Biblioteca Nacional de España
3.• Que multiplicadas todas las cifras del multiplicador, hay que sumar los pro-
ductos parciales para obtener el producto total
Ejemplo:
3284
X 435
16420
98 52
1 313 6
1¡428.540

LECCIÓN 7.a
La multiplicación y sus abreviaciones
Multiplicar .-Multiplicar es hacer un número tantas veces mayor
como unidades tiene otro.
Datos, r esultado y signo.-Los datos de la multiplicación se llaman
multiplicando y .multiplicador, y el resultado, producto. El signo es una
cruz en forma de aspa X que se lec «multiplicado pon.
Propiedad fundamental de la multiplicación.- La propiedad
fundamental de la multiplicación es que el orden de factores no altera
el producto.
Lo mismo do decir 6 x 3 que 3 X 6, pues en ambos C3SOS <1 resul!lldo es. 18.
Cómo se r ealiza una multiplicación cuando uno o los dos
factores terminan en ceros.-Cuando uno o los dos factores terminan
en ceros, no se multiplican éstos, pero se añaden después a la derecha del
producto.
Ejemplo: 140
x20
2.800

2 ~.
X4 ~.
8 ~.
1
wno= 8~.

227
© Biblioteca Nacional de España
Cómo se multiplic a un número entero por la unidad seguida
de ceros.-P ara multiplicar un número entero por la unidad seguida de
ceros, basta con agregar a la derecha de dicho número los ceros que
acompañan a la unidad. Ejemplo:
45 X 100 = 4.500.
Prueba de la m ultipllca ción .- La prueba de la multiplicación con·
siste en invertir sus factores y volver a efectuar la operación. Si está bien
hecha, el resultado será el mismo en ambos casos.
Ejemplo:
32 45
X 45 X 32
160 90
128 135
14·l.O 1440

E JER CICIOS
t.• Bfc:ctUat las siguícntes multiplicaciones: 7210943 X 8691 y 3426 X 100.
2.• Continuor practicando ejercicios de ollculo mental.

3.• El piso de una lubitaci6n tiene 46 lilas de baldosas y cada lila tiene 39 baldo.u. ¡Qai:.
tas baldosas hay en total?
4.0 Jos~ tiene 3 duros, pero para comprar un balón necesita tres veces aub. ¿Cuántas l)d<m
vale el balón?
5.• 1Jn obrero gana 48 duros cada semana. ¡Cuántas pcsetu gan1U11 m un nilo?
6.• En una escuela hay tres ventanas y cada ventana tiene 12 cristales. Si cada cristal vald
pc1etu, ¿cuánto valen los cristales de cada ventana? ¿Y los de l>s tres?

7.• Un obr<l'O ¡ana 7 duros diario> y no trnbaja al año 54 dlu. ¿Cuántas pesetas gano ni o~ol
8.• Se han comprado 32 docenas de huevos a 17 pesetas la docena y dcspu~s se han vendido
a 2 pesetas cada uno. ¿Cuánto se lu ¡anado?
9.• Con el importe de la venta de 345 l<ilo¡ramos de prbanzos a 7 pesetas d kilogra!DO be
comprado un troje por 148 duros. ¡Ctclntas pesetas me han sobrado?
10. Comprt 527 litros de vino a 2 P.,e,tas d litro. Les ccM 74 litros de ogua y los vendlol
mismo precio. ¿Cuanto ¡an~?
11. Una fuente mana 1O litros de agua por minuto. ¿Culntos litros mnnari en un mesl
12. Un sastre tu sacado 9 cnjcs de cierta tela que le habla costado 8.400 peseta>. Si •·codil
cada traJe a 206 duros, ¿c\clnto ¡an6?

LECTURA 8.• CASOS DE LA DIVISIÓN

Al realizar In operación de dividir se nos pueden presentar tres casos:


1.• Dividir dos n úmeros d e una s ola clfra.-Es te caso se resuelve SI'

228
© Biblioteca Nacional de España
bien '·' de memoria la tabla de multiplicar y buscando con ella un número que, mul-
úplicado por el divisor, nos dé el dividendo o algo menos.
Ejemplos:
8 ~ 7 11.._
o 2 1 2
2.• Dividir un número de varias cifras por otro de una.-Para resolver
rstc caso, se toman una o dos cifras del dividendo, y dividiendo por la primera del
'divisor, se calcula la primera del cociente, en forma parecida al caso prunero.
Esta cifra se multiplica por el divisor y se resta de la cifra o cifras separadas en el
dividendo.
A la derecha del resto, se baja la cifra siguiente del dividendo, y el número
as! formado se divide como en .:. caso eoterior, continuando as! hasta terminar las
cifras del dividendo.
Ejemplo:
4,78 1_3__ 4,7,8 3_
¡_ 4,7,81_3_
1 1 17 15 1? 159
2 28
1
3.• Dividir un número de varias cifras por otr o d e varias.- Para divi-
dir un número de varias cifras por otro de varias, se separan de la izquierda del
dividendo tantas cifras como tenga el divisor o una más, si el número formado por
tllas fuera menor que el divisor.
Se calcula la cifra del cociente dividiendo la primera o dos primeras cifra~ del
dividendo por la primera del divisor, en forma parecida al caso segundo.
Después, se multiplica la cifra del cociente por todas las del divisor y los pro-
ductos se restan de las correspondientes del dividendo.
A la derecha del resto se baja la cifra siguiente del dividendo y se calcula la
oueva cifra del cociente, continuando asl hasta agotar las cifras del dividendo.
Ejemplo:
325,611~ 325,6,4 1~ 325,6,4 '¡~
013 6 013 6 62 013 6 626
03 2 0324
o 12

LECCIÓN 8.a
'
La división. y sus abreviaciones

Dividir.- Dividir es hacer un número tantas veces menor como uni-


dades tiene otro.
Datos, r esultado y s igno.- Los datos de la división se llaman di-
ridendo y divisor, y el resultado, cociente. El signo de dividir consiste
mdos puntos : o en un ángulo l__ que se lee <!dividido pon.
Propiedades de la divisi6n.-Las principales propiedades de la
división son dos:
1.• Si·multiplicamos el dividendo y el divisor por un mismo número,
el cociente no varia.
2.• El dividendo es igual al divisor por el cociente más el resto.
229
© Biblioteca Nacional de España
6~tw¡~
errvbu Z n.Vñm ~ o.. 3.

Cómo se divide cuando el dividendo y e l divisor te r minan ·


ce ros. -Cuando el dividendo y el divisor terminan en ceros, se rae ·
en ambos igual número de ellos y se efectúa la división con las cifll
restantes.
Ejemplo:
28(00) 7(00)
00 4

Cómo s e divide un número por la unidad seguida d e eeros.-


Para dividir un número por la unidad seguida de ceros, se separan con u::
coma, empezando por la derecha, tantas cifras co:no ceros acompañen!
la unidad.
Ejemplo:
34786: l OO = 347,86

Pl'ueba de la división.- La ·prueba de la división consiste en mul·


tiplicar el cociente por el divisor y al producto sumar el residuo, si k
hay.
Si la op~ración está bien hecha, el resultado será igual al dÍ11
den do.
IMPORTANTE.-Es intcrc3anúsimo aprender desde el primer momento a comprobar'
la cifra del cociente es buena, eua.ndo el divisor tiene varía.s eifra.s.
Pau ello, se multiplica dicha cifra por la prime ra del divisor y se resta de la primero o dos '
meras del dividendo; los un.idodes sobrantes se nilndcn como decenas a la cifra •igulenrc del d'
dcndo y se ve si del número as! formado puede o no restarse el producro de la cifra probodn po<
segunda del divisor.
La cifra krá buena si al hace:r mentalmente la resta sobra u.n número igual o mayor que

230
© Biblioteca Nacional de España
1, cuando se: puede reSta:, pero d resto resultante es menor que la cifra probada, y maJa,
si
!e puede n:st:tr.
Cuando la cifra es dudoso hay que continuar la comproboción. A la derecho del resto hallado
2ñndc mentalmente ln cifra siguiente del dividendo o dividendos parcia!cs y se ve de ouevos si
nómero asi.form:~do se puede restar el producto de la cifra probada por l a tercera del divisor.
Si el resto resuhante no fuese igual o mayor que la cifra probada, se. continóa la comprobación
conseguirlo o hasta agotar las cifras dd dividendo o djvidc:udos parciales, y, en último caso,
~fra sc.r.i bue.n:t solamente con que sea po1ible la resta.
Ejemplo:
12432 ~~
5892 19
0006
Comeru:oremos dividiendo 12 entre 6 y el cociente es 2; multiplicando 2 por 6 da 12, que res-
do de 12 queda O; el cero agre¡;.~do como decenas al 4 forman 4, y al 4 no se le puede restar el
ucco de 2 por 5, luego la cifra es mola.
Se prueba el Ullo, que, multiplicado por 6 y restado de 12, da 6 de resto, que con el 4 bacen
número ma}'Or que d producto de x por 5; luego el l es bueno.
En el segundo dividendo parcial, 58 entre 6 da 9 pau eociente; multipliciUldo 9 por 6 da 54,
hl ta 58 sobran 4; t'l 4. unido a la tercera cifra del dividendo parcial, da ~19. y de es-te número
puede rdta.r cJ producto de la cifra probada. 9 por 5; pe--ro el resto, 4, es inferior a la cifra pro-
'; continu:~mos por ello la comprobación; el res to, 4, con l:t cua.rta cifra, 2, forman 42, y de este
C"ro tgmbién se: puede res tnr el producto. 9 por 4 (tercero cifra dd divisor)1 y como el 2 es ya
!tima clrra, basta con que: la resta se hnyn podido efectuar, y, por lo tanto, l:a cifra es buena.

EJERCIC IOS
1.• Efcauu mentalmente las divisioneJ 72: 8, 46: 7, 95 : 9, 360: 10 y 2400 : 100, indicando
cocientes y los residuos. Háganse dMp ués m el encerado p:lra que los vean intuitivamente.
2.• Decir etml es In mitad de 68, 72, 96 y 600. Cu:ll es el teKio de 18, 36, 48 y 60. Cuál es el
into de 2-í, 50, 75, 200 y 500.
3.• Cfcctuo.r l:'ts siguientes djvisioncs:
48420935:279 3, 34i2S: 100 y 26: 1000

Colcular 13 sexto parte de 27.564.


$.• Un comcrcüsntc gana c.n cada metro de teJa 4 pe-Setas, ¿Cu:intos meuos tendrá que vende r
m gonor 732 pesetas?
6.• Por 45 metros de tela se pagaron 1.360 pesetas. ¿Cuómo vale el metro?
7.• Se quieren poner 46.636 kilogramos de tri¡;o en 524 soeos. ¿C::u:imos kilogramos pondre-
tn cada saco?
8.• ¿Cuintos dlas hoy en 4.8i2 hor as?
9.• Las ruedos de un carro midon 3 metros olrededor. ¿Cuilntas \'lleltas tcndr4n que du p•ra
orn:r 42.780 me.t ros?

PROBLEMAS DE RECAPITULA CION SOBRE LA$ CUATRO OPERACIONE S


FUNDA...,I.ENTALES

10. D.os piezas de tela llan cost•do 4.325 pesetas. lA primera tiene 82 metros y vale a 18 pes~
tu cada mc:uo. Si la segundn tlcnc 75 metros, ¿cuánto vale cada metro? ·
11. Una pieza de tcln de 140 metros costó 1.800 pesetas. Al lavarla se acortó, y ahora sale el
Jlttro :t IS pesetas. ¿Cudntos metros disminuyó la pieza?
12. Con 32.140 pesetat compré 17 ovejas y un caballo. Si los ovejas me eostaron a 93 pesetas,
tos duros valió el cabaUo?
13. Un tren que salió a las 8 horas llc¡ó • su destino a los 16 horas. Si paró por cl camino
minutos y anduvo 45 kilómetros por hora, ¿qué camino recorrió?
14. A una pieza de 135 metros de tela se le dan dos cortes a igual distancio. ¿Cu:lnto vale cada
0%0 • 16 pesetas el metro?

231
© Biblioteca Nacional de España
15. Una sCl\oro fut al mercado con 60 duro•. Compró 3 kilogramos de carne a 20 P<S<t•
kilogramo y 5 kilogramos de nzúcnr. Si regresó con 182 pc<etos, t• cómo compró el kilognmo
azúcnr?
16. Repartir 80.000 pesetas entre 3 personns de forma c¡ue la primero tenga 120 peSC!lls"
que la segunda y tsta 65 ouls que la tercera.
17. He comprado 6 kilogramos de caft y 3 de azúcu por 616 pese111s y deJputs be Wd:!
comprar 1 kilogramo de caft y 10 de azúcar por 200 pesetas. HaUu el precio del kilogramo de e(
y del kilogramo de núcnr.
18. Dos caminnntes se dirigen uno hacin el otro. La distnncin entre los puntos de pnrtidtt
de 300 kilómetros. Uno anda 8 kilómetros por hora y otro S. ¿Cuántas horas tnrda.r án en <n<l:
trarse ¡· a qut distancio de los puntOs de partida?
19. Un sei!or compró un cerdo por 1.250 pesetas. Para cebatlo gaStó 1•10 kilogramos de pe
tas • 2 pesetas el kilogr:uno y 90 kilogramos de trigo a 3 pesctos el kilogramo. Una vez ccbodo pe.
260 kilogramos y lo vcodió n 18 pcse~as el kilogramo. ¿Cu~nto ¡¡anó?
20. Tres obreros han trabajndo 22, 28 y 35 dllls respectivamente, y por todo su rrabajo b:;
cobrado 640 duros. ¿Cuántas pcsetos ha g:mado al dln cada uno?
21. Un reloj y una sortija me han costado 1.860 pesetos. Si el rdoj me ha costado trc• '""'
mis que la sonija, ¿cuinto me habr4 costado c1d1 cosa?
22. Si tuviera 40 pesetas ouls de las que tengo podrla comprar unos zapatoJ por x6o P<l<t-
Y me sobrnrian aun 8 peseras. ¿Cu~ntu pesetas tengo?
23. Un torero ho cobrado 20.600 duros por torear durante hora y medio. Si de cUos ha,...;,
que pagu ts:ooo pesetas a la cuadrillo, ¿cuintu pcJctas ba go~ado por segundo?
• 2-1. Un coche gasta 10 litros de gasolina por cada 100 kilómetros de recorrido. Si la g•• i·
vrde a 41 pesetas el litro, lcuánto habr4 ga.St:ado en cl \1icje de: id3 y ,•uc:lt2 a una ciudad sit'Ulob al
kilómetros de discancin?
2.5. Un tendero vende a 2 pesetas los huevos que a él le hon coStado a 18 pesetas la d<XC>
¿Cu~ntos tcndri que vender para g:•nor lOO pesetas?
26. Una señora llevó al mercado una ceSta con 7 docenos de huevos. Con el importe drt
vonta de ellos compró 5 mcuos de tela a 16 pesetas el metro y le sobru® aún 6 duros. ¿A C"lá:::
peseta• vendió la docena?
27, Una fuente m:tna tres litros por minuto y otra cuatro. Al cabo de un dta, ¿cuántos ht-.1.)
litros de aguo habrán manado las dos juntas?
28. Un señor quiere rodenr con tres vueltas de alambre espinoso un!l finca que: 1icne ~
metros alrededor. Si cada 10 metoOS de dicho olambre vale 7 pesetas, ¿euintos duros imporurH
operación?
29. En uoo cua los ingresos diarios son de 38 pesetas. ¿Cuinto pod:á ganar cada día <i • o
de mes quieren comprar con los ahorros un trnjecho de 250 pesetas para uno de: los b.ijos?
30. Un reloj se adelontn dos segundos cada hora. ¿Cu:lntos minutos se hot>r:l nd"lantndo c
una semma?

LECTURA 9.• UN PROBLEM A DE NÚMERO S DECIMALES

Se han vendido 4 sacos de café de 90,6 kg. cada uno a 4.150 ptas. los 100 ll
El dinero obtenido se ha empleado en comprar azúcar a 12,30 ptas. el kg. ¿Culln:.t
ki . ~,. m de azúcat' se habrl\n comprado? .
Leyendo el problema con detenimiento, vemos que en él hay dos cuesuoM
Una venta y una compra. Y como lo que tenemos que averiguar es el número de~~di
de la compra, es evidente que, en primer lugar, tenemos que saber el dinero
que disponemos para ello.
Este dinero, que es el importe de la venta del café, será:
P recio del kg. de café: 4.150 ptas. : 100 kg. - 41,5 ptas.
Nú m er o de kg .: 4 sacos a 90,6 kg. cadn uno = 362,4 kg.
I mporte de la venta: 362,4 Gg. x 41,5 ptas . .,. 15.039,6 ptas.
Distribuyendo ahora las 15.039,6 ptas. de que disponemos entre las 12,3,pt
que cuesta el kg. de aZúcar, tantaS veces contenga la primera cantidad a la se
tantos kg. que se babrl\n comprado:
15.039,6 : 12,3 = 1.222,73 kg. de azú car que se han comprado .
232
© Biblioteca Nacional de España
1"'

~~J.>:

'.
..

. .
. ..
.'
1· • •
1.:. .
.
......
'. ·.

.
',
• 1
1

.
.. .. 1· ~

.:
. .. .. .
' '
..
..
. ' ... '
..
''
' '
'.
.. 1·
;

' .'
'
. ..
1 ~. 1 ~. 1 wntbvnw...

i
LECCIÓN 9.a
'
Números decimales: escrit ura y lectura
Número decimaL-Nú mero decimal es el que resulta de dividir
la unidad entera en 10, 100, 1.000, etc., partes iguales.
Órdenes deci males.- Si la unidad entera la dividi..-nos en 10 partes,
!cada parte es una décima; s1 en 100, una centésima; si en 1.000, una
milésima, y asl sucesivamente.
Cada unidad tendrá, por lo tanto, 10 décimas, 100 ceutésimas,
~000 milésimas, etc.

~
. ::,: :~·;_~6:-{/; /~·;/3<~::;: ;\:-:/z<:-;::~
CI:NTE:SIMAS Mlt:f.SIMAS llJ&ZMil.t:SJMAS

fe€/.J~ : 5) 06 3 2
t. D. c. H. DM.

1e fwn : Wnco E'/r1Íe!lm con . . ~l}'l-

to.,;' tJuWntov tg-~ ~' ~ .


233
J' © Biblioteca Nacional de España
Los órdenes decimales aumentan y disminuyen de diez en diez, 1
por eso cada unidad tiene 10 déchnas; cada décima, 10 centésimas; cad!
centésima, 10 milésimas, y as! sucesivamente.
C6mo se escriben los decimales.-Los decimales se escriben col))
los enteros, a la derecha de éstos y separados de ellos por una co:m.
Si falta algún orden decimal, su lugar se cubre con ceros.
Las dkimas se escriben en primer lu¡;:t.r des pués deJa coma; las Caltésimas~ en se:undo¡ 1:t1m>
en tercero, cte.
!~ J imns,
Ejomplo: Do• enteros con ciento nueve diezmll~sim~s se escribirá: 2,0109.

Cómo se leen los deci males.- Los decimales se Icen como los en·
teros, pero dándole el nombre de la última cifra decimal.
Ejemplo: •1,035, se leen\: cuatro enteros con u eimn y cinco miltsimas.
Voriatidn d1 un Jccúnal ponilndole cnos a lo izquierda o a la dauha.-Si o. un número docü:ll
se. le ponen ceros a la izqu.ic-:d:~ disminuye y ti se le ponen a 13 derecha no varia. 1
S i a 0,5 te ponemos un cero a la iz.quierda. se convierte de cinco d~imas et cinco ccn1~ iu'
0,05, y, por lo tanto. híl disminuido; pero si le ponemos ah derecha k GOnvienc en cincurntuo
tbi.ma.s.: 0,50, y, como cinco d~cim:~s )• cincuent:l ccntbUnas v~en igu:ü, el nUmero no b;a ,.W!f
de volor.

EJERCICIOS
t.• Copiu y rellenar. C:1d:1 unidad tiene ..... decimos; cada dé<:in'líl, ..... ce:nt~lma s; ndJ((!lo
r~sima, ..... mit~s imas.
En 8 dteirn>s boy ..... cent~sirnls, en 4 centéslm•• b:1y ..... mil~s im>S y 1.000 mil~sim>\ fonn~
una .....
2.• Escribe con nümeros: mil CU:ltro cnt..:ros con t uauocieotos seis diezmilés imas, quluicnw
diezmHés imas, mil veinte cicnmiJé~imas.
3 .o Lec los siguientes númcrns y e:<prcsn J)Or escrito lo que dicen:
30 1,090; 4.008,00102; 0,0030
4.• De estos t:r(.$ número~ decitn:ales, escribe el de menor y el de mayo.r valor:
·1,00500; 4,050; 4,5
5.• Bscribe de nuevo los eultrO nümeros decltn::a.tes siguientes, pero de: formt que, co:l1Cf'
v:mdo todos el mismo val~r, tm¡pn cinco cifras decimales: 3,9; 0,25; 4,008; 0,0035.
6.• Convierte la sill'.ti<ntc ex¡>resion deeimol en millsima< y diczmiltsim.aJ: 4,05.

LECTURA Y LECCIÓN 10.-SUMA, RESTA Y MULTIPLICA·


CION DE DECIMALES

S um a y resta de decimales.-Para sumar y restar decimales sola·


mente hay que preocuparse de que las comas queden en columna y de
que se correspondan los diversos órdenes de unidades enteras y de.cimalcs.
Después se suman o restan como si fueran enteros, y en el resultado,
enfrente de las comas, se pone otra coma.
Multipllcaci6n de decimales.- Los decimales se-multiplican co:D3
si fueran enteros, pero en el resultado, y comenzando por la derecbt.
234
© Biblioteca Nacional de España
Z'4 +0'6 8 + 35'6 7-Z
~:
Z14 :
. 0'6 8 . 31 2,' o
+ .3 5'6 7 z 1 24 8
38 ?52
1
156
1
oo

se separan tantas cifras decimales como tenga el multiplicando y el mul-


tiplicador juntos.
Cómo se multiplic a un decimal por la unidad · seguida de
ceros.-Pa ra multiplica r un número decimal por la unidad seguida de
ceros, se corre la coma a la derecha tantos lugares como ceros acompañen
a la unidad. Si no hay bastantes cifras, se suplen con ceros.
Ejemplos:
4,68 X 10 = 46,8
4,68 X 1.000 = 4.680

EJERC ICIOS
1.• EfectUar la siguiente suma: 4,308 + 825 + 0,4308 + 5,32.
2,• Efectutr la si¡;uí<nte resta: 46,0821 - 2,963546.
3.• EfectUar la siguiente multiplicación: 7,308 X 0,0409.
4.• EfectUar las siguientes multiplicacjones: 68,463 X 100 y 3,4 X 1,100.

5.• He comprodo 80,5 litros de vino a 2,05 pesetas el litro y 25,4 Jiuos de 2,15 pesetas. Los
mezclo y los vendo a 2,25 pesetas el litro. ¿Cuánto gano?
6.• Quiero comprar un lnpioero de 2,50 pesetas y un líbro de cuentos con 25 pesetas, y c¡ue
me !Obren 10,40 pesetas. ¿CIWlto ha de valer c.l libro?
7.• Una fuente DWla 8,5 litros por hora y otra mana 12,4 littos. ¿Culintos littos milla mb
la St;Unda en una semana?
8.• Un ganndero vendió 7 cobros a 140,25 pesetas cada una y 12 ovejas. Si todo le valió S.425
J>eletos, ¿culnto le valió cada ovejo?
O.• Un obrero que gana al dla 54,6 pesetas, con c.l sueldo de un mes bo comprodo una bici·
d<U por 186 duros. ¿Culnto le ho sobrado?
10. Compro tela a 16,45 pesetas y la vendo a 4 duros. ¿CuAntas pescus gonart en 100 metroS?
11. Un coche sale • 40,5 kilómetros por hora, y 8 horos dcsputs sale rros Q otro coche a 45,30
2SS
© Biblioteca Nacional de España
kilómetros por hora. Al cabo de 6 horas de la salida del seJW>do, ¿qu~ distancia los separari? ¡eu¡,.
habrá recorrido cada uno?
12. En uno caso se gnstan al dla 20,35 pesetas en comer y 8,5 en otros costos. Si los in¡m,
mensuales son de 1.060 pesetos, ¿cuánto se ohorr>rá al oao?

L ECTURA Y LECCIÓN 11 CASOS DE LA DIVISIÓN


D E DECIMALES
.
División de deeimales. -En la división de decimales se nos pue-
den presentar tres casos: 1. o Dividir un decimal por un entero. 2. 0 Oil;.
dir un entero por un decimal. 3.0 Dividir dos decimales.
Primer caso.-Para dividir un decimal por un enter(l, se divide;
como si fueran enteros; pero al bajar la primera cifra decimal se pone
una coma en el cociente.
Segundo easo.-Para dividir un entero por un decimal, se le agre-
gan al dividendo tantos ceros como decimales tenga el divisor. Dcspub
se tacha la coma del divisor y se dividen como enteros.
Tercer caso.-Para dividir dos números decimales, se igual:c
previamente sus cifras decimales con ceros, se tachan las comas y se cfi.
video después corno enteros.
C6mo se divide un decimal por la unidad seguida de ccros.-
Para dividir un decimal por la unidad seguida de ceros, se corre la conu
hacia la izquierda tantos Jugares como ceros acompañen a la unidad.
Si no hay bastantes cifras, se suplen con ceros.
Ejemplos:
352: 100 = 3,52
43,57 : 1.000 = 0,04357

4''¿ ~13___ 4 1O' Z 5 ~-t'Z ¡o'Z5

~:
4'Z~ 40010..2 5 4-r?vO I O~Z 5
1 z
1 Lt 150 1 6 1 '7 o 1 6
o 00 20

236
© Biblioteca Nacional de España
EJER CICIO S
t.• Elcc:tuar las siguientes divisiones:
438,62: 25; 364: 0,89; 734,6: 0,282; 462,6: tOO; 6,25: 1.000

l'ROBLEMAS DE RECAPI TULACI ÓN Y SOBRE DECIMA LES

2.• He compr~do por 4?2,5 pesetas una.s botaS y u.n a camisa. Las botas valen 50,60 -
pesetas
mjs que la cnmisa. ¿Cuánto vale cadn cosa?
pesetas el dcealitr9?"
3.• Un u.bcmero vende a....2,5 pc3ctas el litro de vino que le cuesta a 19
¡()li11o g:umi en la vcnca de 75 hcctoliuo s?
triple que
4.• Reparlir 2. 400 pesct~s ent.r e dos personas de manera que una de ellas cenga
1• ocra y 60,3 pe secas m&s. ¿Cuánco co<responde a cada una?
mAs de lo
5.• Un tratante fué a un~ feria con 28.000 pcsecas. Si hubiese gastado tres veces
que plló le hubiesen quedado 50,45 pesetaS. ¿Cuinco gastó?
podrl gastar
6.• Si goSio 26,5 pesetas diarios me empello en 52,60 pesetas al mes. ¿Cuinco
codo dla p>:a r
altorra. al mes 75 pesetas?
1 peseta y 0,5
7,• En un cajón hay 1.950 pesetas en igual número de moJ!tdU de 5 pesetos,
pcscto<. ¿Cuántos monedu hay de cada clase? ¿Y en total?
metro. Si la mano
8.• Pau httce:r 4 c-amisas ne«Sitam o$13,5 metros dc,.tcle, a 17,25 pesetas el
·
de obro vale 82,G pesetllS, ¿a cómo sale cada Cllmisa?
10 kilogramo s de garbanzos y 5 de arroz por
9.• Unn señora compró un dla en el mercado
pesetas. ¿Cuinco
96,25 pesetas, y otro dla compró 1 kilogramo de garbanzos y 4 de 3frOZ por 24,5
nle el kilogramo de cada cosa?
armario le ha lle-
lO. Un carpintero calculo su jornal diario en 26,50 pesetas. Si el hacer un
n~o nueve dfAS y los matcrin!es le han costado 100,75 pesetas,
¿a cómo dcbcr4 vender dicho mueble
f"rl ganor aún 18 duros?
3frOZ; pero
11. Unn seilora llevaba GS pesetas al moteado paro comprar 10 ltilogramo s de
con que el arroz habla subido 0,25 pesetas en kilogramo . ¿Cuintos kilogramos
olllogor se encontró
podr6 comprar con el mísmo dinero?
Si quiere
1Z. Un padre de familia gana 27,50 pesetas al ciJa y uno de sus hijos 18,75 pesetas.
lu<er al año un ahorro de 3.000 pesetas, ¿cuánto podnl gastar cada mes?
¿cuAl será
13. La diCcrencia entre dos números es 680,75. Si el menor de ellos es 4.790,25,
el mayor?
aceite, a 12 pesetas
14. Se han combiado 80,5 kilogramos de pomas, o 2,25 el kilogramo , por
d litro. ¿Cuántos litros se habrin recibido?
s por hora,
15. Dos caminantes salen en unl.\ misma dirección. Uno de dios anda 6,5 kilómetro
9 de la mai\ana. Bl otro ando 8 kilómetro s por hora, y solió n las 11. ¿Al cabo de euilnras
y nlió alas
lloru alcanuri el segundo al primero? ¿A qu~ distancio del punto de p>rdda?
uabajodo 8 días
16. Por varios dlas de trobajo un jornalero recibió 740 pesetas. Si hubiera
mh hubiera cobrodo 888 pesetas. ¿Cuill es su jornal diario?
lo sum::t de ambos
17. H:llJar dos números talc:s que siendo uno 9 veces ntayor que: el otro
sea6SO.
oe ,·ondicron a
18. Un rcbailo de ovejas y cabras se vendió por 6.276 pesetas. SI las o\·ejas
pesetas y lns cabras eran 12 a razón de 230,5 pesetas cmd3 una, ¿cudntas. eran las ovejas?
l75,5
tercora parte de su
19. En una bodega hoy S cubas de 14 hectolitro s cada una. Si se vende la
i la venta?
contenido • 1,6 pesecas el litro y <1 resto o 1,45 pesetas, ¿cuAntos duros imporrar
los gastos al mes ascienden a 1.360
20. En una caso los ingresos diarios son de 80,5 pesccos y
P<ktas. ¿Al cnbo de cuántos dfas podrán comprar uni camo que vale 3.500
pesetas?
tiene tanlOS
21. Los njños de una cscuel:l se h3Uan divididos en tres secciones. La primera la segunda.
que
niAos como los OITIS dos juncas; la segunda tiene 14 niños, )' la tercera 6 menos
¡Cuántos nii\os asisten a dicha escuda?
cebó 12 litros d~
22. Un revendedor de leche compró 6 deculitros , a 2,75 pesetas el litro. Le
agua y la vendió.a 0,05 pescras mb barata. ¿Cuinto ganó?
237
© Biblioteca Nacional de España
23. Una señoro tiene 8 g>llinas, que le gastan ~1 mes 42 pesetas en comida. Si al cabo de.,
allo le ponen 76 docenos de huevos y vende la doceno a IG,5 pesetas, ¿qué beneficio obtiene ollilol
2.1. Un comct<:iantc compr6 un• piczo de p>ño de 40 metros por 6.000 pesetas. Le quit6l
metros para nn traje para él y quiere vender cl reno con uno pnlillcia toral de 500 pesetas. ¿A eóoot
debcri vender el metro?
25. Un dep6sito recibe ng-ua • roz6n de 1.480,5 litros por horo, y por un ag-ujero se le ·~ 1
rtz6n de 230,25 litros, tnmbién por hora. Sabiendo que su capaeid>d es de 18 metros Cllbicos, t•l
cnbo de cuántas horns se llenarA? (El metro cúbico tiene 1.000 litros.)

LECTURA 12. EJEMPLOS SOBRE DIVISIBILIDAD


El número 30 es divisible por 2 porque termina en cero: 30 : 2 = 15, y el ni).
mero 16 también lo es, porque termina en cifra par: 16: 2 = 8.
El número 1.425 es divisible por 3 porque la suma de los valores absolutos d!
sus cifras es múltiplo de 3. Veamos:
1 +' 4 + 2 + 5 = 12 y 12 : 3 ... 4; 1.425 : 3 = 475.
El m'u:nero 2.400 es divisible por 4 y por 25, porque termina en dos ceros.
2.400 : 4 - 600 y 2.400 : 25 - 96.
El número 316 es divisible por 4, porque sus dos últimas cifras (16) son mül·
tiplo de 4.
Veamos: 316 : 4 - 79. Y el número 275 lo es por 25, porque sus dos úhii!US
cifras (75) forman un múltiplo de 25. Comprobación: 275 : 25 = ll.
El número 20 es divisible por 5, porque termina en cero: 20: 5 = 4; y el mi·
mero 35 también lo es, porque termina en 5: 35: 5 ~ 7.
El número 18 es divisible por 6, porque lo es n la vez por 2 y por 3: 18 : 2 ~ 9
y 18:6 = 3. .
El número 26.000 es divisible por 8 y por 125, porque termina en 3 ceros:
26.000 : 8 = 3.250 y 26.000 : 125 = 208.
El número 31.240 es divisible por 8, porque lo son sus tres últimas cifrn:
240 : 8 = 30 y 31.240 : 8 =
3.905. Y el numero 486.250 lo es por 125, porque
sus tres últimas cifras (250) también' lo son: 250: 125 = 2; 486.250: 125 - 3.800.
El número 47.358 es divisible por 9, porque la suma de los valores absolutos dt
sus cifras es múltiplo de nueve. Veamos: 4 + 7 + 3 + 5 + 8 = 27; 27: 9 ~ 3;
47.358 : 9 = 5.262.
El número 47.000 es djvisible por 1.000, porque termina en tres ceros, y coo
mayor motivo lo es también por 100 y por 10.
47.000 : 1.000 = 47; 47.000 : 100 = 470; 47.000: 10-4.700.

LECCIÓN 12

Divisibilidad

Múltiplo de un n1Ímero.- Un número es múltiplo de otro cu:1odo


lo contiene un número exacto de veces.
Ejemplo: 72 es múltiplo de 8, porque contiene al 8 nueve veces =omente. 72 : 8 - 9.

238
© Biblioteca Nacional de España
Número submúlti plo, factor o divisor.- Se llama asf el número
que está contenido en otro un número exacto de veces.
Ejemplo: 8 es submUltiplo, factor o divisor de 72, porque está contenido 9 veces exactamente
en dicho 72.

Divisibill dad .-Se ll!L'lla asf la parte de la Aritmética que nos dice
uándo un número es divisible por otro.
Un número es divisible por otro cuando es múltiplo de él.
Reglas de divisi billdad.- Las principales reglas de divisibilidad
son:
J.fi Un número es divisible por 2 cuando termina en cero o en
cifra par.
2.• Un número es divisible por 3 cuando la suma de los valores
absolutos <le sus cifras es múltiplo de 3. •
3.• Un número es divisible por 4 o por 25 euMdo sus do1 últim3S cifras son ceros o forman
uo m~lllplo de 4 o de 25.
.l,a Un número es divisible por 5, cuando termina en cero o en 5.
5.• Un núme.ro es divisible por G cuando es por 2 y por 3 al mtsmo tiempo.
G.• Un número es divisible por 8 o por 125 cuando sus tres ultimas cifras son ceros o forman
Wl multiplo de 8 6 125.
?.a Un número es divisible por 9 cuando la suma de los valores
absolutos de sus crifras forman un múltiplo de 9.
S.a Un número es divisible por 10, 100, 1.000, etc., cuando ter-
mina, por lo menos, en tantos ceros como acompañen a la unidad.

EJERC I CIOS
L• Decir por qut números son divisibles 3.7<18.920, 5.8~6 y 43.084.
2.• Escribe 1 números divisibles por 9. Idem por 25. ldem por G.
3.• Escribir 3 nllmcros que sean divisibles por 2 y por 5 al mismo tie:npo. ldt!m por 4 y por 6.
ldtm por 3 y por 8.

LECTURA 13. TODAS LAS MEDIDAS DEL SISTEMA M~TRICO


SB DERIVAN DEL METRO

Como ya sabemos, el metro lineal es la diezmillonésima parte de la distancia que


hay entre el polo Norte y el Ecuador.
Ahora bien: el metro lineal sólo nos sirve para medir una de las dimensiones
de los cuerpos, es decir, su largo, su ancho o su alto; pero necesitamos también
medir superficies, volúmenes, capacidades y pesos, y de ahl la necesidad de inventar
Otras medidas que sirvan parn tales fines.
,Veamos, pues, cómo los hombres inventaron las unidades de medidas nece-
sanas tomando stcmpre como base el metro.
Para medir superficies se ideó el metro cuadrado, que es un cuadro que tiene
un metro de largo y otro de ancho.
Para medir volúmenes, el metro cúbico, que es un cubo o cajón que tiene un
metro de largo, otro de ancho y otro de alto.
2$9
© Biblioteca Nacional de España
.
r. .···;>-;· ~D
....
<//'
-)>o
·:·

-'('·:·:,':.:: ;. /
.. .. . ....
. ·. ·.
~

.. . . . :·:·
:::.: ;~{:': .·. 7:·;

• .
• ..:·:·.::·. . . ~~.: . · . ¡)'
Para medir capacidades se inventó el litro, que equivale a la capacidad de un
declmetro cúbico, es decir, de un cajoncito de un declmetro de largo, otro de ancho
y otro de alto.
Para medir pesos se usa el gramo, que equivale al peso del agua que cabe tll
un cenúmetro cúbico, y por último, también se acordó que las monedas tuvieran un
diámetro y un peso determinado.
El conjunto de pesas, medidas y monedas derivadas del metro, con sus múl·
tiplos y divisores, forman lo que se llama Sistema métrico decimal.

LECCIÓN 13

Sistema métrico decimal

El metro.-EJ metro es la diezmillonésima parte de la distancia


que hay entre el polo Norte y el Ecq,ador.
Sistema m 'é trico decimaL-Sistema métrico decimal es el conjunto
de pesas, medidas y monedas que tienen su origen en el metro.
Unidaaes principales.-Las unidades principales del Sistema mé·
trico son: el metro lineal, para las medidas d.e longitud; ·el metro cua·
drado, para las de superficie; el metro cúbico, para las de volumen; d
litro, para las de capacidad; el gramo, para las de peso, y la peseta, para
las monedas.
.l\1últiplos y divis ores.-Múltiplos son medidas mayores que la uni·
dad principal, y divisores son medidas menores que ella.
Formación de los múltiplos y divisores.-Los múltiplos se for·
240

© Biblioteca Nacional de España


1"g) e<;..a.., = 1o
'IIL ~ Pt;"" p ~ecto = 10 0
• • vvvvvvd v lm• ~ = 1_0OO
,~=10. 000
,. Je.vt., - o~ 1

9}i,'l.tvx>'teo , cemti, _ O' 01


,.~ - 0'001

roan anteponiendo al nombre de la unidad principal de que se trate las


palabras griegas:
DECA, que significa 10
HECTO, » ~ 100
KILO, 1> » 1.000
MIRIA, >> • 10.000

Los divisores se forman anteponiendo al nombre de la unidad prin-


cipal de·que se trate las palabras latinas:

DECI, que significa décima parte


CENTI, & » centésima parte
· MILI, & & milésima parte

EJERCICIOS
t.o Copiar y re llenar: hecto quiere decir .... ., centi quiere decir ... .., deca quiere decir ......,
ilo quiere decir ..... , miH quiere decir ..... y miria quiere decir .....
2.• Si un cuadrante del m eridiano terrestre mide 101000.000 de métros, ¿cuánto mcdinl la
Tierra nlrcdcdor? ¿Y cuántos centímetros?

LECTURA 14. CONVERSIÓN DE NúMEROS MÉTRICOS


EN SUS UNIDADES PRINCIPALES
. Para convertir Jos múltiplos y divisores del Sistema métrico en sus unidades
prmcipales, se multiplica el número que represente a cada múltiplo o divisor por su
valor en unidades principales y después se suman los productos obtenidos. Ejemplo:
Reducir a metros 4 Km., 6 Dm., 3 m. y 7 dm.
241

© Biblioteca Nacional de España


Solución:
4 Km. x 1.000 - 4.000 metros
6 Dm. X 10 = 60 •
3m. x 1 ~ 3
7 dm. X 0,7 = 0,7
Total . . . . . . 4.063,7 metros
Otro procedimiento.-Ot ro procedimiento de reducción es el siguienl
1.0 Se van colocando unos a continuación de otros tos números que rep:~
senten a cada múltiplo o divisor y ordenándolos de mayor a menor.
2.° Cada múltiplo o divisor ocupar:\ un soto lugar en las medidas de longiru¡
capacidad y peso; dos lugares en las de superficie y tres en las de volumen.
3.0 Si falta algún orden, hay que cubrir su Jugar con un cero, en las mcdk!!
de longitud, capacidad y peso, con dos ceros en las de superficie y con tres en las &
volumen.
4.• El primer orden se escribir:\ siempre como esté, tenga una cifra o teop
m:is de una.
5.• Después del número que represente a la unidad principal se pone um
coma.
Ejemplo: Reducir 3 Mm., 6 Hm., 4 dm. a metros = 30.600'4 metros.
Reducir 3 Mm•, 9 Hm•, 4 dm', a metros• .,. 31 000.0091 000.000,001 metro!
cúbicos.
Si hecha la reducción a unidades principales queremos convertirlas en un mi!·
tiplo o divisor de cUas, bastará correr la coma decimal hacia la izquierda o hacia b
derecha los lugares correspondientes.

LECCIÓN 14
Medidas de longitud
Medidas de longitud.-Medid as de longitud son las que sirvo
para medir una sola dimensión de los cuerpos: su largo, su ancho o su alt~
La unidad principal de las medidas de longitud es el metro lineal.

~._~0 ~
~:1.00 ''
~::::1.000 ,
~=10.000"
~ =O'~c&m.
~=0 ' 01""
~ ::::0'001 " "

242
© Biblioteca Nacional de España
Múltiplos del m ett·o.-Los múltiplos del metro son:
El decámetro, que vale 10 metros
El hectómetro, & & 100 metros
El kilómetro, & » 1.000 metros
El miriámetro, t ~ 10.000 metros

Divisores del m etro. Los divisores del metro son:


El decúnetro, que vale 0,1 de metro
El ccntúnetro, » ~ 0,01 de metro
El milúnetro, ~ & 0,001 de metro

Cómo aumentan y dis minuyen las medidas de l~ngitud .-Las


medidas de longitud y lo mismo las de capacidad y peso, aumentan y
disminuyen de 10 en 10; es decir, que cada medida es 10 veces mayor
que su inmediata inferior y 10 veces menor que su inmediata superior.
Medidas it inera rias.-Las medidas que se emplean para determi-
nar grandes •distancias reciben el nombre de itinerarias, y las principales
sen el kilómetro y el miriámetro.
En algunas naciones, como en Inglaterra, por ejemplo, que no han aceptado aún eJ Sistema
mflrieo, se us:tn como medidas itinerarias terrestres: l3 legua1 que equivale a 5.555 metros, y la
milla, que equivale a 1.852 metros, y como medida marin:t1 el nudo, que equivale a 15,42 metros.

EJERC I CIOS
PROBLE!MAS SOBRE MEDIDAS DE. LONGITUD

L.• La cañerla del agua de un edificio mide 1 hectómetro, 4 decámetros, 7 metros y 5 cend-
lii'UOS.SI cada metro vole 16,75 pesetas, ¿cu:lnto vale toda?
2.11 Un comerc-iante ha comprado 4 piezas de tela que cada una mide 7 decámetros, 5 metros
5 dccimctros. Si pagó el metro a 12,75 pesetas, ¿eu:lnto ha importado la compra? ,
3.• Para ir al trnbajo un obrero anda 3 kilómetros, 7 decámetros y 8 metros, pero paro volver
,_,, un otaio y sólo recorre 2 kilómetros, 5 hectómetros y 6 metros. Si va y viene dos veces al dJa,
truiotos meuos recorre?
' 4.• De un tendido eléctrico que ha de tener 8 miriámetros, 4 kilómetros, 6 hectómetros y 4
~euos de largo se han colocado 16 lr.ilómerros, 3 hectómetro$ y 5 dccámeti:OS, ¿eu:lntos metros
fílt1111 por colocar?
¡ 5.• Una carretera de 75 kilómetros, .& hectómetros, 4 decámetros y 6 metros de larga tiene
ambos lodO$ árbolés separados entre si 8,5 metros. ~tos ár boles ha)" en J"a c:irada "carreteril?

RBDUCCIÓN DE. COMPLEJOS A UNIDADES PRINCIPALES


6.• Reducir a "litros: 6 kil~litros, 4 decolitros, 7. decilitros y 4 cent;litros. .
7.• Idem a metros cuadrados: 4 hectómetros cuadrados, 60 decámetros cuadrados, 35 metros
01adrados y 7 cendmetros cuadrados.
S.• Roducir a metros cúbicos: 3 kilómetros cllbicos, 60 decámetros cúbicos, 352 metros cúbi-
O>s f '10 decimetros cúbicos.
9.• Reducir a metros: 28 mir:llmetros, 4 kilómetros, 6 decámetros y 38 ceotímctros.
10. Reducir a gramos: 36 kilogramos, S hccrograll\os1 3 <!o;ca¡¡ramos y 75 miligramos.

24~
... © Biblioteca Nacional de España
LECTURA 15. REDUCCIÓN DE UN INCOMPLEJO M e TRICO
COMPLBJ
Para reducir un incomplejo métrico a complejo se descompone en sus diveno
órdenes de unidades y se le da a cada uno la denominación que le corrcspoad¡
pero hay que tener muy en cuenta que, si se trata de medidas de superficie, C3C;
orden ocupa dos lugares en el incomplejo, y si se trata de medidas de volumQ
cada orden ocupa tres lugares.
Ejemplos: Reducir a complejo 3.78G,15 gramos.
Solución: 3 Kg., 7 Hg., 8 Dg., 6 g., 4 dg. y 5 cg.
Reducir a complejo 24. 786.439'645 metros cúbicos.
Solución: 24 Hm•, 786 om•, 439 ni•, 615 dm•.

LECCIÓN 15
Medidas de peso
Medidas de peso.-Me<lidas de peso son las que sirven para aprc·
ciar el peso de· las cosas. Su unidad principal es el gramo.
El gramo.-EI gramo es el peso de agua que cabe en un centimetrl
cúbico.
Múltiplos del gramo.-Los múltiplos del gramo son:
El decagramo, que vale 1O gramos •
El hectogramo, • • 100 gramos
El kilogramo, • o 1.000 gramos
El miriagramo, » >> 10.000 gramos
Divisores del gr a mo.-Los djvisores del gramo son:
El decigramo, que vale 0,1 de gramo
El centigramo, • o 0,01 de gramo
El miligramo, • • 0,001 de gramo


~
o

244
© Biblioteca Nacional de España
Múltiplos del kilogramo.-Para apreciar grandes pesos se emplean
dos múltiplos del kilogramo: el quintal métrico, que tiene 100 kilogra-
mos, y la tonelada métrica, que tiene 1.000 kilogramos.

EJERCICIOS

PROBLEMAS SOBRE MEDIDAS DE PESO

t.• En un almac~n de harin>' hay 20 tontladas mttticas, 6 mirlagnmos y 4 ltilognmos de harl-


J>I. Se hsn vendido 8 quinuücs m~uieos , 3 miríaparnos y 7 l;ilogramos. ¿CuAntos l;iloparnos de
blrin• quedon? ¿Cuinto valen los kilogramos vendidos a razón de 3,08 pesetas el kilogramo?
2.• Un labr2dor ha sa011do de una hucr1o 30 quintales m~tricos, '' mir:agnmos y 9 hllogl'3mos
de: p:atilti&S, y de otra 1 tonelada m~trica, 3 quintales mftricos y 5 miri:gramos. De ellas quiere vender
d numero de kilopamos suficientes a razón de 1,7~ pesetas el kilogramo, para comprar un traje
por 205 duros. ¿CuAntos kilogramos sacó? ¿CuAntos tuvo que vender?
3.o Hay que cargar 24 toneladas mfuicas, 6 quintales métric-os y 8 mlriagramos de rcmo-
hcho en (l '<tmiooes. Si dos de ellos sólo pueden cargar 3.000 kilopumos cada uno, ¿qut carga
bri que poner en los demás?
4.• Uno. sortija de oro pesa 2 gramos, 5 decigramos y 4 miligramos, y una medalla., 0,5 gramos,
3cenlignmos y 8 miligramos. V.endiendo ambas cosas a razón de 16 duros el gramo. ¿cuánto valen?

R EOUCCION A COMPLEJOS MÉTRICOS

5.• Reducir • complejo ;100.86 1.309 metros.


6.• Reducir o complejo 746.821 decilitros.
7.• Reducir a complejo 432.685 ccntlp•mos.
8.• Reducir o complejo 3.8(!9.400 metros cuadrados.
9.• Reducir a complejo 7.968.000 metros cúbicos.

LECTURA 16. REDUCCIÓN DE UN INCOMPLEJO A UNIDADES


INFERI ORES O SUPERIORES

Paro reducir un incomplejo métrico a unidades inferiores o superiores, se mul-


tiplica o divide respectivamente a dicho incomplejo por 10 (longitud, capacidad
y peso), por 100· (superficie) o por 1.000 (volumen) tantas veces como órdenes de
unidades métricas haya comprendidas entre ellos.
Ejemplo: Reducir 25 Kg. a gramos.
Como entre Kg. y gramo hay tres órdenes (Hg., Dg. y g.) y se trata de medidas
de peso, multiplicaremos a 25 por 10 x 10 x 10 = 1.000.
25 x 1.000 - 25.000 gramos
Otro ejemplo: Reducir 347864320 dm1 a Hm' .
Hay que reducir unidades inferiores o superiores, y por lo tanto, dividiremos·.
Como entre declmetro cuadrado y hectómetro cuad(ado hay tres órdenes (m•,
Dm• y Hm•) y se trata de medidas de superficie, dividiremos el número dado
por 100 X 100 x 100 = 1 1000.000.
347864320 : 1,000.000 = 347'864.320 Hm'
245
© Biblioteca Nacional de España
dewJ.iJM =~o t.tM?
~<>=100 "
W~.tJuJ =~.ooo "
~=~0.000 ,,
k~.o =0'4 rk e.
~~ =0'01 " ,
m.~E\.1/w =0'001 ,.
LECC IÚN 16
Medid as de capac idad
Medid as de capac idad.- Medid as de capacidad son las que sin"U.
para medir áridos y líqUidos. Su unidad principal es el litro.
El litro.- Es la capacidad de un dcclmetro cúbico.
Múltip los dellit ro.- Los múltiplos del litro son:
El decalitro, que vale 10 litros
El hectolitro, • • 100 litros
El kilolitro, • » 1.000 litros
El mirialitro, • • 10.000 litros
Diviso res del litro.- Los divisores det litro son:
El decilitro, que vale 0,1 de litro
El centilitro, » ·~· 0,01 de litro
El mililitro, • • 0,001 de litro
Relaci ón entre las medid as de ~olum cn, capac idad y peso.
Entre·estas medidas existe la relación que se indica en el siguiente cua¡j¡(

VOLUMEN ' CAPAC IDAD PESO


·
.

. 1 Tm.
1 m3 1 Kl.
~0,1 m
3 1 Hl. 1 Qm.
'1 dm 3 l litro 1 Kg.
1 cm3 '1 mi. 1 gtamo
246
© Biblioteca Nacional de España
EJERC ICIOS

PROBLEM AS DB MEDIDAS DE CAPACID AD


y5
1.• De una cuba que tenia 4 hcct6Htto• y G decalitros de vino se !un vendido S decat:uos
t,~S pesetas
ilros. ¿Culintos litr03 de vino quedan en la. cubn.? ¿Cuánto vale el v;no v~ndido a rozón d~
tllhro?
2. • Un camión tr.msporta 41) pe!!<jos de vino que cada uno hace 6 dccalittos y 5 litros. ¿Cut!
"ti valor de lo carga a 2,05 pesetas el litro?
de 4,5
3.• Se quieren poner 2í) kiblittos, 6 hect llittos, 4 dcc.Jitros y 51ittos de aceite en loras
harán falta? ¿Cu~ntos duros valdr:i el aceite a 8,60 pcsetns el litro?
litros cada una. ¿Cu:l.ntas
4.• Un cdntoro de agua pesa vacío 3 kihgramos , 5 hectogramos y 8 gramos. Lleno pesa 25
kilocramos, 6 hectogramo s y 5 dccaJ:rnmos. ¿Cuál es, en litros, 13 capacidad de dicho cá:uaro?

~E!>UCCIÓN Dl! NÚMERO S M!OTRICO S A UNIOAD::>S SUl'EIUO ;tES


O INFERIOR ES

5. • RcJudr • ldlo¡;ramos 7-*.386 gromos.


G.• Reducir a m<tros cu3drados 472,300625 bcct6:nctro • cuadrados.
7.• Reducir • kilolitros 7.2 10,43 litros.
S.• Reducir a kU6mcuos 39.680 decámetros.
9.• Reducir a mouos cúbicos 39il k:lómctros cúbicos.

LllCfURA 17.-SUM A Y RESTA DE N ÚMERO S COMPLE JOS M c TRICOS


Para sumar números complejos métricos se hace lo siguiente:
l.• Se colocan unos debajo de otros, de manera que se correspon dan las cifras
de cada orden.
2. 0 Si falta algún orden, se ponen ceros en su lugar.
3.• Se suman después igual que los enteros.
Ejemplo: En una bodega que tenia 7 K!., 6 DI., 4 l. y 7 di. de vino se han me-
tido íl K!., 8 DI. y 7 l. ¿Cuánto vino hay ahora en ella?
7 Kl. O Hl. 6 DI. 4 l. 7 di.
+ 9 Kl. O Hl. S DI. 7 l. O dl.
16 KJ. 1 Hl. 5 DI. 1 l. 7 di.

Para restar números · complejos métricos se hace lo siguiente:


1.• Se coloca el minuendo y debajo el sustraend o, de manera que se corres-
pondan las cifras de cada orden.
2.• Si falta algún orden se ponen ceros en su lugar.
3.• Cuando el minuendo sea menor que el sustraend o se le agrega una decena
(rn las medidas de longirud, capacidad y peso), una centena en las de superficie
Y, U!) niillar en las de volumen, pero cuidando de agregar una unidad en la
cifra
.sJgUJcote del sustraendo. •
4.• Por lo demás, se restan igÜal que los enteros.
Ejemplo: De un campo que teoJa 27 Hm', 4 Dm• y 28 m• se han vendido 37 Dm•
Y 16 m•. ¿Cuánto queda?
27 Hm' (10) 4 Dm• 28 m•
- (1) Hm' 3 7 Dm• 16 m•
26 Hni• 6 7 Dm• 12 m•
247
© Biblioteca Nacional de España
u~ cte. ~e .:1oo ~~. ?
~c. =="o.ooo· ,
~~~ U..hnclru> c. = 1.ooo.ooo ,
rrW1Aó.mwt.rw C.:100,ooo.ooo ,,


0€ -rnehto q¡~
CIN~.
~C. :: 0'01 dE m.!
~c.=o·oo01
nV~ c. = 0'000001
"
l)

LECCIÓN 17

Medidas de s uperficie

Medidas de superfíc~e.-Medidas de superficie son las que sima


para apreciar la extensión de las cosas teniendo en cuenta su largo y
su ancho. ·
El metro cuadrado.-El metro cuadrado es un cuadro que tiene
un metro de largo y otro de ancho.
Los múltiplos y divisores de las medidas de superficie aumentan y
disminuyen de cien en cien.
Múltiplos del m etro cuadrado.-Los múltiplos del metro cuadra·
do son:
El decámetro cuadrado, que vale 100 m2
El hectómetro » » ~ 10.000 m2
El kilómetro » » » 11000.000 m2
El miriámetro $ » » 100 1000.000 m2
Divisores del m etro cuadrado.-Los diyisores del metro cuadra·
do son:
El decímetro cuadrado, que vale 0,01 m2
El centímetro • » » 0,0001 m~
El milímetro » & • 0,000001 m2
Medidas agrarias.-Medidas agrarias son las que se emplean para
medir las huertas y los campos.
248
© Biblioteca Nacional de España
Su unidad principal equivale al decámetro cuadrado y recibe el
nombre de área.
El ~rca tiene un múltiplo llamado hect:ltea que equivale a 100 :lrcas, y un divisor llamado cen-
liirc:a, que es la centésima parte del árc:1.
Lll hectárea equivale al hectómetro cuadrado y la centié.rea al metro cuadrado.

Medidas topográficas.-Medidas topográficas son las que se em-


plean para medir el suelo de las provincias, naciones, mares, etc.
Su unidad principal es el kilómetro cuadrado.

EJERCICIOS

PROBLEMAS SOBRE MEDIDAS DE SUI'BRFICIE

1.• Para embaldosar un patio se han 'empleado 4.680 baldos3S de 4 declmrtros cuadrados So
etntímcuos cuadrados de superficie. ¿Cu&ntos metros cuadrados tiene el citado patio?
2.u He comprado 8 trozos de tela de 6 metros cuadrados_, 40 decfmettos cuadrados y 600 mi-
limttros cuadradOs cn.da uno, 3 rBz6n de 7 duros el metro cuadrado. ¿Cuánto importó la compra?
3.• Un señor q ue posela una h'!erto de-3 hect>lrcos y 16 :lrcas vendió 15 declmctros cuadrados,
razón de 12_,70 pesetas el metro cuadrado. ¿Cuintos metros cuadrados le quedaron? ¿Cu~to le
" lió lo vendido?
4.• Sobiendo que las tierns oeup:m 1251 000.000 de kilómetros cuadrados aprox.imodamentc
¡yque los m:ues ocupan tres veces más, ¿cw\.1 es la extensión de la paite HquJda? ~CuA l es la super-
'OOe de la Tierr-a expresado. en hectómetros cuadrados.

SUMA Y RESTA D S COMPLEJOS M~TRICOS

5.0 Sumar 4 kilogramos, 6 decagramos y 8 centigramos con 9 kilogramos, 3 hectogramos, 8


(icc•gramos y 6 'gramos. ·
6.• Restar 30 hectómetros cuadrados y 65 metros cuadrados de 4 kilómetros cuadrados, 63
i!eclmetros cuadrados y 50 metros cuad_
r ados.
7.0 Sumar 3 kilómetros, 4 dec:lrnetros y 8 metros con 48 hectómetros, 7 dcc:lrnctros y 40
etndmcrros.. ·
8.• Renar 9 kilolitros, 6 hectolitrOs, 3 decalitros y 5 litros de 30 kiloli~s, 6 decalitros y 8
'nos.

LECTURA 18. MULTIPLICACIÓN Y DIVISIÓN DE NúMEROS


illTRICOS
Para multiplicar y dividir números complejos métricos, lo mejor es reducirlos
previamente al orden de unidades que nos indique el problema, y después se efectúa
la operación como si fueran enteros o decimales.
Ejemplos: ·
. En una cuba hay 4 Hl. y 6 D l. de vino, y en otra, 7 Hl. y 4 litros. Vendido el
vmo a :>.,05 pesetas, ¿cuánto valdrá?

4 Hl. X100 = 400 1.164 litros


6 Dl. X 10 = 60 x 2,05 ptas.
7 HJ. X100 = 700
41. X 1= 4 5820
2328
1.164 litros
2.386,20 ptas.
249
© Biblioteca Nacional de España
Queremos repartir en 40 sacos 93 Mg., 4 Kg., p Hg. y · 8 gramos de azúcar.
¿Cuántos Kg. pondremos en cada uno?
93 x 10.000 = 930.000 gramos 934.608 gramos : 1.000 = 934,608 Kg.
4 X 1.000 = 4.000 t 934,608 ¡..iQ.__ .
6 X 100 = 600 t
8x 1= 8 • ~~~G 23,365 kg. en cada saco.
934.608 gramos 260
208
08

LECCIÓN 18
Medidas de vohtmen
Medidas de volumen.- Medidas de volumen son las que sirvCll
para medir la extensión teniendo en cuenta sus tres dimensiones: largo,
ancho y alto.
Con las medidas de volumen podemos medir el aire que cabe e
una habitación, el agua de un depósito, etc.
El m etro cúbico.-EI metro cúbico es la unidad principal de bs
medidas de volumen y equivale a un cajón de un metro de arista.
Los múltiplos y divisores del metro cúbico aumentan y disminuyen
de 1.000 en 1.000.
Múltiplos del metro cúbico.- Los mtlltiplos del metro cúbico all"
nas se usan, por ser muy grandes. Únicamente se suele emplear el kiló-
metro cúbico para medir el volumen de los astros.
Divisores del metro eúbico.- Los divisores del metro cúbico so~
El decímetro cúbico, que es 1.000 veces menor que el metro cúbico.

/
f~Í;~.D
~'tWba> • {ooo, ooo.ooo <le m'

.
~ c..:.1r = 0'001

~ <MJr = O'or.N.OOO,OOi 11

"
250
© Biblioteca Nacional de España
Ei centimetro cúbico, que es 11000.0QO de veces menor que el me-
tro cúbico. ·
El milimetro eúbico, que es 1.0001000.00Ó de veces menor que el
etro cúbico. _
l Cu:~ndo el metro cúbico se emplea para medir <:J despla2aroiento de los buques recibe el nombre
torulada de a rqueq, y cuando se aplica para medir leña recibe el nombre de em!rl!tJ, ·
El estéreo tic,n e un múltiplo llamado dccaestéreo, que vnlc lO cstéreost y· un divisor llamado
!!Kicstérco, q~e vale la décima parte de un c st~reo.

EJERCICIOS
1. 0 Un depósito de aceite hace 40 metros cúbicos y 600 decímetros cúbicos. Se han cebado
11111 15. kilolitros, 6 hectolitros y 4 decalitros. ¿Cuántos decímetros cúbicos quedan aún por llenar?
2.• Pagando el estéreo de leña a .!86,5 pesetas, ¿cuánto valdrán 6 decaeSté<COS, 5 estéreos y 8
icstéreos? .

t 3.0 La décima porte de In capacidad de un embalse es de 241186.400 metros cúbicos. ¿Cuántos


cámctros cúbicos de agua hace dicho embalse?
•1.• En una bodega hay 74 cubas, que cada una hace 1 metro cúbico y 300 dcclmetros cúbicos.
imos lirros de· vino habri que echar en c Uas para llenarla~?

MULTI:>LICACI'ÓN Y DIVISIÓN D E COMPLEJOS MÉTRICOS


5.0 Multiplicar 4 ht'ct · litro~, 6 dccrJ :uos y 9 Jiuos por 7,45.
6.0 Dividir 3 kilómet.ros cübi-:o -;, 475 decámetros cúbicos y 82 metros cúbicos en 25 panes
l¡u.tes.
7.0 MultipHcar 7 kibgrnmos, 6 hectogramos y 9 decigramos por 6,5.
8.• Dividir 18 mJ:.:I;ncuos, 2 kilómetros y 40 metros por 5.

tt CTURA 19. LOS BILLETES DE BANCO


Para evitar las molesuas que por su peso y volumen excesivo (al tratarse de
ndes cantidades) nos ocasionan las monedas de metal, se idearon los billetes
banco. .
Estos billetes son representativos de un fondo de oro y plata que está depositado
lugar seguro por el Gobierno de un pals o ·por el Banco que estli encargado de
emisión ·de los mismos.
Dicho depósito sirve de garanúa al valor de los billetes, pues, en realidl!d, en
gar de circular por el territorio nacional monedas de oro y plata circula una repre-
ntación de las mismas.
A veces ocurre que el depósito de oro supera en valor el. importe total do; los
illctes en circulación, y en este caso la moneda del pa!s alcanza un alto valor.
. Otras veces el depósito de oro es pequeño en comparación con el valor de los
illetes en circulación, y entonces la moneda pierde valor.
Y, por último, cuando el depósito de oro es insignificante en relación con el
lor de los billetes emitidos, la moneda del pals que se encuentre en tales circuns-
cias vale muy poco y se dice que hay inflación. ·

LECCIÓN 19
Medidas monetarias y de tiempo
Medidas monetarias.- Medídas monetarias son las que sirven
a apreciar el valor de las cosas. En España, su unidad principal es
peseta.
251
© Biblioteca Nacional de España
Monedas existente s en E sp a ña.-En la actualidad existen en Es·
paña monedas de metal y de papel.
La pc:st:ta tiene un múltiplo, que es el duro, y dos divisores: el real y el c~ntímo.

Las monedas de metal son.:


Las de 5 y 10 céntimos, hechas a base de aluminio; las de 50 cénti-
mos y de un duro, hechas a base de níquel, y las de una peseta y 2,50,
hechas a base de cobre.
Las monedas de papel están formadas por los billetes de 1, 5, 25, 50,
100, 500 y 1.000 pesetas. ·
Medidas de tiempo.- Para medir el tiempo, la unidad princin¡»J
es el día.
Los múltiplos del día son: la semana, que tiene 7 días; el mes, que tiene
30 días, por término medio, y el año, que tiene 365 6 366.
El día tiene un divisor, que es la hora. Cada día tiene 24 horas; cada
hora, 60 minutos, y cada minuto, 60 segundos.
Otras unitltJtltJ dt rinnpo.-Oua s unjdadcs de titmpO son: el bienio, que equivale a 2 a6>\l
d~cada, a 10 años, y el siglo, a 100 U
trienio, a 3 años; el quinquenio o lunro, a 5 años; el decenio o

EJERC ICIOS

PROBLEMA S SOBRE MONEDA Y TJB.\iPO

1.• Un seilor gana 43,5 p<S<:tas al dJa y gasta 195 a la •emana. ¿Cw!nto ahorro "" un oftol
2.• Ganando 36,40 pesetas al dJa y gastando 810 p<S<:1ts al mes, ¿cuántos dlas tardm <o •
rru 128 duros?
3.• Un obrero que cobró a ñn de semana 262,5 pesetas, gastó en la tab<rno lo doceavo P"''
y dcspu~s pagó unn deuda de 16 duros. ¿Cudntns pesetas le quedan?
4.• Compr~ 2 conejos a 16,3 pesetas cada uno y G perdices a 1~ ,75 pesetas. Bnrrcgu! pul
pagar 2 billetes de 10 duros y uno de 5. ¿Cuintas pesetas me devolverán?
5.• Un empleado que ingre$6 en una oficina Qon 6.500 pesetas al ailo tiene ahora cuatro trio
nios de 1.500 pesccos coda uno. ¿Cuinto cobra al dla en la actu•lidad?
G.• Un reloj que fu~ puesto en boro a los 12 de la mafiana de un domingo seilala las 13 JI
minutos a las 12 del domingo siguiente. ¿Cuántos segundos se adclant• cada dla?
7.• Sabiendo que la$ monedas antiguas de 5 pesetas se pagan a 6,75 pcseus, ¿cu2ntas bah.i
vendido un señor que ba ganado 875 pesetas?

LECTURA 20. PROBLEMAS SOBRB DENSIDA D, PE~'L,!


VOLUME N DB LOS CUEI\I""

Un trozo de metal pesa 6.472 gramos y su volumen es de 400 cm•. ¿Cuál ts su


densidad?
p 6.472
Solución: D ... - - ~ - - = 16,175
V 400
252
© Biblioteca Nacional de España
Una barra de hierro pesa 50 kg. Determinar su volumen, sabiendo que la den-
"dad del hierro es de 7'207.
p 50
Solución: V = - - = - - = 6,175
D 7,207
Sabiendo que la densidad de un dm3 de carbón vegetal es de 0,250 kg., ¿cuánto
sará un montón de carbón cuyo volumen es de 85 m3 ?
Solución: P = V X D = 85 X 0,25 = 21,25 Tm. = 21,250 kg.

LECCIÓN 20
Densidad, peso y volumen de los cuerpos
Densidad.-Densidad o peso específico de un cuerpo es el nú.:nero
ue expresa las veces que el peso de dicho cuerpo es mayor que el de
volumen igual de agua.
Cuando decimos que la densidad de un cuerpo es de 10,47 queremos decir que est~ cuerpo
a 10,47 veces más que un volumen de agua igual al suyo.
La fórmula para hallar la densidad de un cuerpo es la siguiente:
PESO
DENSIDAD = - - - -
VOLUMEN
Peso de un cuerpo.- El peso de un· cuerpo es igual al producto de
u volumen por su densidad.
La fórmula es: P =V x .D.
Cuando el volumen se exprc:a en m~tros cóbicos el peso se obtiene en toneladas; cuando se
presa en dccimctros ct.ibicos el peso se obtiene en kilogramos y cuando se expresa en centimetros
'bkO$ ti peso se obtiene en gramos.

Volumen de un cuerpo.-Para hallar el volumen de un cuerpo se


·vide su peso por su densidad.
. p
La fórmula es: V = - -
D
El volumen se obtiene en metros cúbicos cuando el peso va expresado en toneladas; se obtiene
d~dmeLros cúbicos cuaDdo e l peso va e~presado en kilogramos, y se obtiene en cend.mecros
bkos cuando va c..xpresado en gramos.
Densidad de algrmos cucrpos.-La densidad o peso en kilogramos de un decímetr-o cúbico de
IUnos cuerpos u: a.lcohol ~ 0,793; acero = 7,818; agua = 1; oire = 0,001299; hielo = 0,93;
.rrofundido =- 7,.20; mercurio = 13.59S;oro ;;a 191258; plata ;;;; 10,47; platino= 23; plomo - 11,35,;
trOieo = 0,847, y vino ~ 0,993. - ·

EJERCICIOS
.l.• Una máquina hecha comple'\:a_mcntc dC acero desplaza un volumen de 2.475 decímetros
>JCos. Sabiendo que la densidad del acero es 7 ,818, ¿cuál es el peso de dicha máquina?
2.• Un bidón de alcohol pesa vaclo 7,5 kil~gramos y lleno 43,6 kilogramos. Sabiendo que la
!idad del alcohol es de O,793, ¿cufultos decímetros cúbicos do cabido tiene el bidón?

253

© Biblioteca Nacional de España
3.• Una batTa de plnt• de 8 declmetros cúbicos pesa 83,76 kilogramos. ¿Cuál es lo d"" ·
de la plata?
4.0 Sabiendo que la dcnsidod del bjelo es 0,93, ¿qu~ volumen tendrl un bloque dtl ·
que pesa 30 quintales m~tricos y 52 kilogramos?
5.0 Sabiendo que el dccimetro cúbico de aire peso 0,001299 kilcgromos, ¿cu6Jito ¡>cSid
aire de un salón que dcnc un volumen de 1.460 metros cUbicos?
6.0 Una sortij3 de oro pesa 15,406·1 gramos y tiene: un volumen de 0,8 ccntfmctros cú ·
¿Cuál es 13 densidad del oro?
7.• Un tronco de árbol pesa 645 kilogrnmos. Subiendo que su deosidnd es de 0,950,¡
es su volumcr. en dccJmctros cúbicos?
8.• Una porsono pesa fuero del agua 67,5 kilogrnmos y dentrO de ciJa 14,25 kilo¡;romos.
es su volumen en dccimetros cúbicos?

LECTURA 21. COMPARACIÓN DE FRACCIO.


Al comparar fracciones pueden ocurrir tres casos:
1.0 Que las fracciones tengan el mismo denominador.
Ejemplo: 4 3 5
9 9 9
Eil las tres fracciones la unidad está dividida en 9 partes, y de ellas, en la
mera se toman 4, en la segunda se toman 3 y en la tercera se toman 5. Es cvidm
que esta última, por tomarse de ella mayor número de partes, es la fracción rm
Cua11do fJarias jraccio11es rengDJI el mismo de11omi11ador u mayor la que unga 11'-'J
numerador. •
2.• Que las fracciones tengan el mismo numerador.
Ejemplo: 4 4 4
8 9 G
En este caso el número de partes que se toman es siempre el mismo: 4. P01l
4
tanto, la fracción-, que es la que tiene las partes más grandes, es In mayor.
6 .
Cuando fJQrias fracciones tienetl igual numerador, es mayor la de mmor dmomi '
3.• Que las fracciones tengan distintos numeradores y denominadores.
Ejemplo: 3 2
4 5
En este caso, se reducen a un común denominador.
3 2 3 X 5 2 X 4 15 8
4 5 4 X 5 5 X 4 · 20 20
Ahora estamos en el caso primero, y, como se ve, es mayor la primera, po
tiene mayor numerador.
Cuando uarias Jraccio11es tienen disrimo IUimcrador y dtnominador se reáuas
común denomi11ador y se comparan como en tl primer caso.

LECCIÓN 21
Números quebrados: escritura y lectura

Núm.ero quebrado.-Nú.me ro quebrado es el que está formado


una o varias partes de la unidad entera.
254
© Biblioteca Nacional de España
-J;, & 6 r~ ~ z, ..... .

2~.
- .
6~.

...

Términos 'del quebrado.-Los términos del quebrado son do~:, se-


ados por una línea horizontal.
El de arriba, llamado n:umeratlor, nos dice las partes que hemos toma-
de la unidad, y el de abajo, llamado denominador, nos dice las partes
que se ha dividido la unidad.
Ejemplo:
3' Numer.~dor
-;e Denominador.
Este quebndo q uiere dedr, que la uni Jad se ha
Jido en cuatt<> partos y que se hon com odo tres.

Escritura d e un quebrado.-
ra escribir un quebrado se pone
· ero el numerador y debajo el de-
minador, separados por una línea
rizontal.
Lectura de ~ quebrado.-Para
r un quebrado se nombra primero
numerador y después el denomina-
r, diciendo: medios, si el denomi-
dor es un dos; tercios, si es un tres; cuartos, si es un cuatro, etc. Si el
ominador es mayor que 10, se nombra el número que lo represente
e le añade la terminación a vos.
Ejemplos:
2 . 2
- , dos terctos; - , dos catorceavos.
3 14
255
© Biblioteca Nacional de España
Quebra do propio e im propio .- Un quebrado se llama propi
cuando tiene el numerador menor que el denominador, e improp'
cuando lo tiene igual o mayor.
Ejemplos:
3 bd . 4 8-, son . .
tmprop1os.
- - e-s que. ra o prop10.1 - - y -
5 6 4
cosn en 4
Es propio que de 5 p 3rtcs bnyamos tomado 3; pero no lo es tonto t;} dividir una
2
- de otn).
para tomor las 4 o el tomar 8 partes de donde sólo hoy G(una unidad entcta y -
G

EJE R CICI OS
t.• To=do <1 año como unidad, indicar lo que r<prescnta 1/ 12, 6/ 12,
1/52 y 8/36:1
m ismo.
y lo horn.
2. 0 Tomando la semana por unid:ad, rcprcsentnr en forma fuccionar iA el dJa /12 y6:'
3.• Construir tres rcculngulo~ y marear con rayado la pan< rcpresentJida por 5/8,4
ia es el r~aJ ~on respecto a la peseu.? ¿Y con t6p<'CtO al du:W
4. • ¿Qué: un.id:ad fnccionar
con respeCto a un billete de 100 JX'>«as?
n en rorm• fr.
5.• De un camino de 350 kilómetros hemos andado 60 kilóm<rros. Rcproscot
cionaria el camino recorrido y el que (nlta por recorrer.
6.• De los siguientes quebrados, enciern. en un cfrculo los que se:m propios.
4 /G, 7 /5, 478/478, 64/92, 5/4, 9/6, 13 /9, 2 /8
lus sigui<=
7.0 Ordena de mayor a menor las siguientes fraccione..: 3 /6, 4/6 y 2/G. ldem
4 /9, 4 /8 y 4/12. I dem las siguientes: 3/5, 4 /6 y 2/9.

LECTU RA 22. UNA PROPIE DAD DE LOS QUEBRA

Los quebrados tienen ciertas propiedades que es ronveniente conocer. U


de cUas es la siguiente:
Si los dn.< ténninos de rm quebrado los multiplicamos o difJidimos por rm mimto ntim .
el valor del quebrado no varia.
4
Ejemplo: Sea el quebrado - . Su valor es: 4 : 8 = 0,5.
8
M ultiplicando sus dos téoninos por el número 6 (por ejemplo), se conri '
4 X 6 24 24 4
en - - - = - , pero el valor de - sigue siendo el mismo que el de -8.
8 X 6 48 48
Veamos: 24 : 48 = 0'5.
Dividiendo ahora los dos ténninos de dicho quebrado por el número 2 (l"
4 :2 2 2
ejemplo), se ronvicrt e en: - - = -; pero el valor de -
4
sigue siendo igual qut
4 8:2 4
de-. Veamos: 2: 4 = 0,5.
8

LECCIÓN 22
Mixtos y quebra dos. Su r educci ón
Númer o mlxto.- Número mixto es el que se compone de entero
quebrado. ·
256
© Biblioteca Nacional de España
2 .l__(Zx4)+
4 - 4
3_ 11
- 4

Ejemplos:
2 2
d un nU.mcro mixto, c¡ue quiere dccú que se han tomado 4 unidades enteras y - de oua.
6
Reducción de un mixto a quebrado.- Para reducir un número
· o a quebrado se pone por numerador el producto del entero por el
ominador más el mismo numerador, y por denominador, ei mismo
e tenia.
Ejemplo: s~ - sx 8 +s= ~
8 8 8
Reducción a común denominador.-Para reducir quebrados a
mún denominador, se multiplicm los dos términos de cada quebrado
los denominadores de los demás.
Ejemplos:
2
-,
3
--,--
~
6
10 8
2
S
X 10 X 8
X 10 X
'
8 10
4 X 3 X 8
X 3 X 8
6 X 3 X 10
8 X 3 X 10
--.--.--
100
240
96
240
180
240
Simplüicaci6n de quebrados.-Simplificar quebrados es conver-
los en otros del mismo valor, pero de términos más pequeños. Para ello,
divide el numerador y el denominador por un divisor común.
80 8 2
...o·¡emp1o: 1 o po r 10 -
- -, d'IVl'd'd - -; d'lVI'd'd
1 o por 4 - --
120 12 S
l!ste qucbrndo yn no se puede simplificor m~s. porque el 2 y el 3 yo no tienen común divisor.

~ y 2 tícnen el mismo valor: 0,66.


120 3
257

© Biblioteca Nacional de España


EJERCICIOS
5 8 15
1.• Reduce a quebrados: 3 - , 4 - - , 7 - -
G- 12 20
2.• Reduce a común dcoominador: 3/6, 4/8,5/9.
S.• Simpliticar: 14/8, 3/6, 15/20, 40/60.
4.• Transformar las siguientes fr:accione:s en otrU de igual valor:
1/2, co sextos; 4/5, en veinteavos; 20/48, en doeea•·.,.,
5.• Compleru las siguicotcs igu•ldadcs de quebrados:
5 40 3 12
--
4
- --
24
- ---; --
7
- -- = ----
49

LECTURA 23. OTRA PROPIEDAD DE LOS QUEBRAD


Si multiplicamos o dividimos el numerador de tm quebrado por un nrlmero,
valor del quebrado queda multiplicado o dividido por dicho nrímero.
30
Ejemplo: Sea el quebrado --Su valor es: 30 : 40 = 0,75.
40
Multiplicando el numerador por el número 5 (por ejemplo), tendremos:
30 X 5 150 150
- - = - - y el valor de - - es: 150 : 40 = 3,75.
40 40 40
Esto nos dice que al multiplicar el numerador por 5, el valor del quebr.tdo, qo;
antes era 0,75, _ha que~do multiplicado por 5, siendo ahora 3,75.
Comprobactón: 0,7;) X 5 = 3,75.
Divide ahora tú el numerador del mismo quebrado por el número 6 (por ejemp~
y con un razonamiento parecido al anterior comprueba que el valor del qucb
tambi~ queda dividido por 6.

LECCIÓN 23
Operaciones con números quebrados
Suma de quebrados.-Al sumar quebrados, se nos pueden pr
tar dos casos:
1. 0 Que los quebrados tengan el mismo denominador.
2. 0 Que los quebrados tengan distinto denominador.
Cuando los quebrados tienen el .mismo denominador, se suman
numeradores y a esta suma se le pone por denominador el que teo
Ejemplo:
4_ + _ 5_-+ _ 3_ _ 4 + 5 + s -_ _12
-
9 9 o 9 9
Cuando los quebrados tienen distinto denominador, se reducen
común denominador y después se opera como en el caso anterior.
4 3
Ejemplo: Sean los quebrados: -+-
9 6
4 X 6. 3 X 9 24 21
Reduciendo a comó.D denominador, resulta: - - +-- =-- ;--
9x6 f>l 6x9
,;¡

258

© Biblioteca Nacional de España


24
Opuando ahora igual que en el caso anterior, resulta: - - + 27 24 + 27
,.. -51-
54 54 54 54
Resta de quebrados. -Al resta,r quebrados se nos pueden presen-
r dos casos:
t.o Que los quebrados tengan el mismo denominador .
z.o Que los quebrados tengan distinto denominador.
Cuando los quebrados tienen el mismo denominador, se restan los
eradores y a la diferencia resultante se le pone por denominador
que tenia.
8 5 8- 5 S
Ejemplo:
12 12 12 12
Cuando los quebrados tienen distinto denominador, se reducen a
mún denominador y después se opera como en el caso anterior.
Ejemplo:
4 3
Sean los quebrados: --
5
---
6
Reduciendo o un común denominador, resulta:
4x6 3x5 24 15
--- - ---~
5 X 6 6 X 5
---
30
--
30
0p<Nllldo ahora igual que en el caso anterior, resulta:
24 15 24-15 9
--
30
- --=
30 30 so
E J ERCICIOS
1.6 Sumar: 12 24 32 13 18 9 5 8
-+ - +- ;- + -+-;3-+ 4-
45 45 45 16 25 14 6 9
18 7 25 15 4 5
2.• Restar: - - - - -; - - - - -; 7 - - - S --
20 2032 28 8 9
3.• Multiplica y divide por 3 los siguientes quebrados, operando solamente con su numerador:
6, 15/24, 27/39.
4.• Un obrero hizo en un dla 1/5 de cierta obra; otro, 3/10, y otro, 5/20. ¿Qué parte de la obra
h(cbo los tres juntos?
ó.• De una euba de vino se han sacado: primero, los 3/7 de su contenido, y después, los 4/9.
1 parte de vino se ha sacado en total? ¿Qué parte queda aún en la cuba?
6.• Una fuente llena un depósito en 12 horas y otra en 14 boros. Manando las dos fuentes
mil~o tiempo, ¿qué parte del depósito llenanln en Ulla hora?
7.• Una fuente llena un depósito en 6 horas y por un agujero se vacla en 10. Abriendo tos· dos·
1 '"'• ¿qué parte del depósito se llenará cu 1 hora?
S.• De una pieza de tela que mide 25 4/6 metros se bao eormdo 3 1/4 metros. ¿Qué trozo
<da queda aún?

CTURA 24. OTRA PROPIEDAD DE LOS QUEBRADOS


Si mulriplicamos o dividimos el denoxnin .ador de un quebrado por ttn número,
1'<1/or del quebrado queda dividido o multiplicado por dicho nzlmero.
259

© Biblioteca Nacional de España


20
Ejemplo: Sea el quebrado - -. Su valor es: 20 : 80 = 0,25.
80
Multiplicando el denominador por el número 4 (por ejemplo), tendremos
20 20 20
- - = - - y el valor de - - es: de 20 : 320 = 0,0625.
80 X 4 320 320
Esto nos dice que al multiplicar el denominador por el número 4,ahora el valor d
quebrado , que antes era de 0,25, ha quedado dividido por 4, siendo O, ·
Comprobación: 0,25 : 4 = 0,0625.
Divide ahora tú el denominador de dicho quebrado por el número del 5 (por ej
plo), y con un razonami ento parecido al anterior comprueb a que el valor quebrad
queda multiplicado por 5.

LECCIÓN 24

Multipl icación de quebrad os

Multipl icación de quebrad os.- Para multiplicar quebrados bas


con multiplicar los numeradores y los denominadores entre si.
Ejemplo:
6 3 18
8
6
-x 3
--
9
---
8X 9
---
72
X

Multipl icación de un entero por un quebrad o.-Para multipli


car un entero por un quebrado, se multiplica el entero por el numera
y por denominador se pone el mismo que tenia.
Ejemplo:
sx-3_ _ 5x3-~
4 4 4
Operac iones con número s mi.x tos.-Pa ra operar con números mil
tos, se reducen previamente a quebrados y después se opera con los qu
brados resultantes.
Ejemplo:
17 374
S _4_ X
5 _2_ ~ S
S
X 6+ 4
6
5x3+2
X - - - ' -- -
3
-
22
6
- X --3
--18
6
EJERC ICIO S
7 3
1.• Multiplicar: 16/20 X 15/32¡ 4 - X 8 -
9 5

2.• Operando con el deoominnd or multiplico y divide los si¡;uientcs quebrados por 5:

7/40; 14/65; 9/35.

de bol
3.• Unn botella tiene de cabida 8/4 de litro. ¿Cuál sertlln cabida de 20 docenas
l¡;u•lcs? •
4.• Si un metro de tela v:!le 15,5 pesetas, ¿cu&nto valdrin 3/4 de metro de dicha 1elol
5.• Si un obrero b•ce los 5/9 de una obra en 1 boro, ¿C\Wito bBJá m 3/4 de bora?
260
© Biblioteca Nacional de España
6.• Un reloj adduua 5 1/2 segundoa al dla. ¿Cuánto addantanl en 7 3/4 de día?
1.• Una fuente mODa 9/14 metros C1lbioos por hora. ¿Culinto manad en 5 3/4 de hora?
S.• ¿CuAnto habrá que pagar por 5 4/6 kilogramos de eame si el bectogromo vale 1 3/8 de
""""? .
LECTURA 25. QUEBRADO DE BNTBRO
En muchas ocasiones se nos presentad el caso de tener que hallar un quebrado
3
de un entero, como, por ejemplo, los - de 600 pesetas.
4
Para ello se hace lo siguient e: Se multiplica el emtro por el numerador y se divid1
f4T ti dmominador.
Veamos:
3 X 600 1.800
= 450.
4
3
Los - de 600 pesetas son 450.
4

LECCIÓN 25
División de quebrados
División de quebrados .-Para dividir quebrados basta con multi-
plicarlo en cruz, cuidando de poner por numerador el producto del pri-
mer numerador por el segundo denominador.
Ejemplo:
3
--
8
:-4
5
- 3 X 5
=--
8 X 4
15
---
32
División de un entero por un qaebrado.- Para dividir un entero
por un quebrado, se pone por numerador el producto del entero por el
denominador, y por denominador el que antes era numerador.
Ejemplo:

&: - "-- 6x8 - ~


8 4 4
División de un quebrado por un entero.- Para dividir un que-
brado por un entero, se pone por numerador el mismo, y por denomina-
dor el producto del entero por el denominador.
Ejemplo:

... - 93- :4 - ----


3 3
-
9 4 36 X

EJERC I CIOS
4 6
1.• Dividir. 4/6 : 9/25¡ 3 :- ; - :5
5 14
2.• Hallar los 3/4 de 70 y los 9/16 de 84.

261
© Biblioteca Nacional de España
metros. ¿Cu:lmos tro101
S.• Un uozo de tela de 6 3{4 meuos se quiere dividir en trozos de 2/8
r esultadn ?
botcllos se nccosS.
4. 0 Pan colocar 4.300 liaos de vino en botellas de 3/4 de litro, ¿cuántas
tanln?
5.• Hallnr la semisuma de las siguientes frncciones~S/8 y 5/16.
ser4 la longitud de cal!t
6.• Una cinta de 4 S/8 de metro se quiere dividir en 16 trozos. ¿Cu4l
tt~o?
tendri que du pan
7.• Una rueda que mide 3/5 de metrO a su alrededor, ¿cuántas >"'ll<ltas
recorrer 4.780 metros?
8.• Dividir 38/64 por 16/40 y simplificar cl cociente resulran tt.

LECTURA 26. QUEBR ADO DB QUEBR ADO CON RELAC IÓN A


UN ENTERO

En algunas ocasiones se nos present ará el caso de tener que hallar un quebrado
3 6
- de 50 peseus
de otro quebrado con relación n un entero, por ejemplo: los - de los 8
5
Veamos:
3 6 18
-X-= =--- .
5 8 40
3 6 18
Los - de - de 50 pesetas son los - - de SO pesetas.
5 8 ~
18
indicado
Para hallar el valor de los - de 50 pesetas , seguiremos el procedimiento
40
dor y dividir 11«
en la lecrura anterio r, es decir, multiplicar el entero por el numera
el denomi nador.
18 X 50 900
- - 22,5
40 40
3 6
Los - de los - de SO pesetas son 22,5 pesetas.
5 8

LECCIÓN 26

Conve rsión de fracci ones ordin arias en decim ales, y viceversa

Conver sión de una fracci ón ordin aria en decim al.-Pa ra con·


venir una fracción ordinaria o quebrado en decimal, se divide el numen·
dor por el denominador, pudiendo ocurrir dos casos:
1. o Que lleguemos a un resto que sea cero, y entonces el quebr.11lo
se convierte exactamente en un número decimal.
2. o Que alguno de los restos aparezca repetido, y entonces el que-
brado no puede convertirse exactamente en decimal.
cifras decimales espr<SII
No obstant<, en este último caso,la pone entera (si la hay) y dos o treS
el valor decimal aproximado del quebrado.
262
© Biblioteca Nacional de España
l!jomplo:
30 j_
4_ _
3
Sea el quebrado - - ; dividiendo tendremos: 020 0,75; 0,75 es la fracción de<:imal
4 00
3
oucta equ.ivalentc al quebrado - - .
4
8
8 ¡_s_
Sea el quebrado - -; dividiendo tendremos: 20 1,33
6 020
02
Bl resto, 2, se repite, y, por lo tJmto, podemos decir que 1,33 es el valor decimal aproximado
8
6
Conversión de decimales en fracciones ordinarias.-Para con-
vertir un número decimal en fracción ordinaria o quebrado, se pone por
umerador la parte entera (si la hay) seguida de la decimal, y por deno-
. ador la unidad seguida de tantos ceros como cifras decimales tenga
d número dado.
Ejemplo:
845
8,45 -
100
845
La fracción se Uama fracción generatriz del nómero decimal 8,45.
100
EJERCICIOS
t.• Convertir en decimales: 3/4, 16/SO y 5/9.
2.• Convenir en quebrados: 3,50, 0,862 y 46,3.
3.• Hallar: los 3/4 de 6/9, los 5/9 de 7/15 y los 4/10 de 7/16.

PROBLEMAS DE RECAPITULACI~N SOBRE QUEBRADOS


4.• Un lechero vende el litro de leche a 2 3/4 pesetas. Si vende 30 4/5 litros diarios; ¿cuánto
obrará al mes?
5.• Una cuba de vino se Uenó basta su mitad. Despu~ se sacaron los 3/5 de su contenido y
t<duon 36 litros. ¿Cu.U es la capacidad total de la cuba?
6.• De una pieza de tela efe 80 metros se cortaron primero los 3/4 y despu~s 1¡9. ¿Qué frac-
. de t<la queda? .
7.• Los 3/10 de un terreno cuestan 4.780 pesetas. ¿CuáDto costarán los 3/4 del m.iSJno?
8.• Un obrero puede hacer cierta obra en 3 dia.s y otro puede hacerla en 5 cUas. Trabajando
, tos~ ¿cuAntos dJas nccesite.nin?
9.• Una pieza de tela podrfa venderse por 312 pesetas si midiese 1/5 más de lo que en real!·
od mide. Sabiendo que el metro vale a 13 pesctos, ¿cu.U es la longitud real de la tela?
10. Un scílor que tenia un capital de 60.500 duros perdió en el juego: primero, los 2/8, y des-
;&, los 3/9 de Jo que le habla quedado. ¿Cuántas pesetas poseen\ ahora?
11. Con los 2/3 de los 3/4 de dinero que tengo puedo comprar una casa por 150.000 pesetas
,J to dinero tengo?
12. Los 2/5 de un solar de 340 metros cuadrados han sido vendidos a razón de 18 pesetas
""ro cuadrado y el resto n 16,5 pesetas. ¿Cuánto ba valido el solat?
13, Un padre dejó al morir las 2/3 partes de un prado para una bija y el resto a repartir en
·tes iguales entre dos hijos. Sabiendo que el pudo tenia 4 h~ctérens de extensión> ¿cuántos metros
ldr.dos le correspondieron a la hija y a cada hijo? (La hectárea equivale a 10.000 meuos cua-
"dos.}

263
© Biblioteca Nacional de España
14. Luis)' Antonio se repartieron 4.800 pesetss. Si el primero tomó loJ 5/8 del total mis 400
peu:ms, ¿culnl3S pcse:t~s correspondlc:ron a cada uno?
15. Un labrodor que recogió 6.800 kilogramos de patstas quiere vender los 3/15 poro eompn¡
un cerdo que vale 2..040 pesetas. ¿A cómo tendr:l que vender el kilogramo?
16. Con los 3/4 del importe de la vcn111 de 8 docenas de huevos be comprado una camila
por 120 pesetas. ¿A cómo vend[ la doccm1?
17. De w1a finca que tenía uno extensión de 27.000 metros cundmdos se separaron los 2/9
y el resto se divid.ió en 5 trozos. ¿Cuáni"JIS :!reos medir:! cada trozo? (El área equivale a 100 mtuos
cuadrados.)
18. Un empleado que gsst> los 3/4 de lo que gano bn ahorrado al aiio 2.400 pesetas. ¿QW.,.
ga= cada ella?
19. Un ternero fu~ comprado por 2.800 pesetas, y uno vez sacrificado pesó 148 ki!Ogrsmoo.
Si los 3/5 de su corne fueron vendidos a 26 pesetas y el resto por 965 pcsctos, ¿cuánto se ganó en la
operación?
20. Uno fuente que mana 930 litros por hora puede llcuor un depósito en 2.7 horas. ¿CIW>t•
tardará en Uen11tlo otra que sólo mono los 2/3 de la primern? ¿Cu:lnto t>rdar:ln en llenarlo las do!
a la Vt:'Z-?

LECTURA 27. EL CUADRADO DE LA SUMA INDICADA DE DOS


NúMEROS

El cuadrado de la suma indicada de dos núnwros es igual al cuadrado del prim11c,


rnds doble producto del primero por el segundo, más el cuadrada del segundo.
Sea la siguiente suma: (3 + 5)1 •
Teniendo en cuenta que elevar un número al cuadrado equivale a multipliarlo
por sl mismo, para elevar la suma anterior al cuadrado la multiplicaremos por ~
misma: (3 + 5) X (3 + 5).
Hecho esto, ahora resulta que tenemos que multiplicar un:1 suma indicad!
(3 + 5) por otra suma indicada (3 + 5).
Para eUo multiplicaremos cada uno de los sumandos de la segunda suma por
los dos de la primera y después sumaremos los resultados.
(3 X 3) + (3 X 5) + (5 X 3) + (5 X 5),
Y observando los resultados obtenidos, podemos apreciar que el primer su-
mando, 3 X 3 es igual a 32; el s~do y tercer sumando, 3 X 5 y 5 x 3, eqw.aleo
a 2 veces 3 X 5, ya que en Jo úruco que se diferencill es en que están invertidos los
factores, y el úlumo sumando, 5 x 5, es igual a 51 •
Luego, en lugar del resultado anterior, podemos poner:
3' + 2 X 3 X 5 + 52
Es decir, el cuadrado del primer sumando más doble producto del primero poi
el segundo más el cuadrado del segundo.

LECCIÓN 27

Potencia de un número

Poten cia de un número.- Potencia de un número es el resultado


de mulóplicarlo varias veces por sf mismo.
Ejemplo: 3 X 3 X 3 X 3 ~ 81.
Ochenta y uno es una potencia del nómero 3.

' 264

© Biblioteca Nacional de España


Base de una potencia.-Base ue una potencia es el numero que se
repite por factor.
l!n el ejemplo anterior, el 3 es la base.

Exponente de una potencia.-Exponente de una potencia es el


número que se coloca en la parte superior derecha de la base y que nos
indica las veces que hemos de tomar a ésta por factor.
Ejemplo: 3• quiere decir que la base S la bemos de repetir 4 veces.

Nombre de las potencias.-Cuando el exponente es un 2, la poten-


cia se llama cuadrada; cuando es un 3, cubo; cuando es un 4, cuarta;
cuando es un· 5, quinta, etc.
Eictnplo: 68 se lee: seis elevado al cubo; 6' se lee: seis elevado a la cuar-ta potencia.
Manera de hallar la potencia de un número.-Para hallar la po-
tencia de un número, se repite la base por factor tantas veces como in-
dique el exponente.
Ejemplo: 4 3 ~ 4 X 4 X 4 = 64 - Potencia.
Cuadrados y cubos de los diez primeros números.- Los cuadrados y cubos de los diez p.rimeros
nómero~son:
N.• 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Cuadrado 1 4 9 16 25 36 49 64 81 100
Cubo 1 8 27 64 125 216 343 512 729 1.000

EJERCICIOS
t.• HaUar las siguientes potencias: 4', 5', 6'.
PROBLEMAS SOBRE POTENCIAS

2.• El tnblero de ajedrez tiene 8 filas de 8 cuadros cada una, ¿Cuántos cuadios tiene?
3.• El tablero de domas tiene 12 casillas por cada lado. ¿Cuántas casillas tiene en total?
4.• En un colegio hay 6 cl ases y en cada 'una hoy 6 bancos. Si cada banc<> tiene 6 alumnos,
¿euintos alumnos tiene el colegio?
5.• Un cua&o tiene 32 metros de lado. ¿Cuál será su Arca?
6.• Una plantación de pinos de forma cuadro do tiene 600 pinos en cada fila. Vendidos a 7 duros
cadn uno, ¿cuántas pesetas valen todos?
7.• En uno biblio1eca hay 32 estante<; cada esrante tiene 32 dcpartnmentos y cada dcparta-
O>Cnto 32 libros. Si por término medio el valor de cada libro es ele 40 pesetas, ¿cuál es el valor total
dt los libros de dicha biblioteca?
8.0 Un cdHicio tiene 14 ventanas y cada ventana 14 cristales. Si cada uno vale 3,5 pesetas,
!<UAnto volcn todos?

LECTURA 28. MANERA DE HALLAR LA RAÍZ CUADRADA DE


UN NúMERO
Pata extraer la raiz cuadrada de un número hay que seguir las siguientes fases:
1.• P~:eparación.-La preparación consiste en divic:tir el número en grupos
de dos cifras comenzando por la derecha. El grupo de la izquierda podrá tener una
o dos cifras.
2.• Cálculo de la I . • cifra .-Para calcular la 1. • cifra se el>'trlle la ralz del
Primer grupo de la izquierda; el cuadrado de la cifra hallada se resta de dicho grupo,
Ya la derecha del resto se baja el grupo siguiente.
265
© Biblioteca Nacional de España
· 3.• Cálculo de la z.• cifra.-Para calcular la 2.• cifra se separa con un punto
la cifra de la derecha del primer resto radical; se forma el duplo de la ralz ballad1
y el número que quedó a la izquierda del punto se divide por dicho duplo, siendo c1
cociente la segunda cifra de la ral2: o c;ifra mayor.
4.• Com probación de la :>-.• cifra.-Para comprobar si la cifra hallada es
buena, se escribe a la derecha del duplo de la primera, y el número as! formado
se multiplica por dicha cifra; si el producto se puede restar del número que sirvió
de dividendo, junto con la cifra separada, la cifra es buena, y si no se puede restar, le
irá rebajando de unidad en unidad basta que se pueda efectuar dicha resta.
5.• Cálculo de las 1·estantes cifras.-Hallada la segunda cifra a la deredu
del resto radical se baja el grupo siguiente y se procede lo mismo que se hizo am~
riormentc, hasta a~otar los grupos del radicando.
Ejemplos:
11 40.07.56 633
-36
040.7 123 x 3 = 369 Operaciones
-369 40 1 12
1263 X 3 = 3789 04 -3--
o 3 8 5.6 385 1 126
-3789 007 - 3--
0067
NOTA.-Para aproKimar la ralz con decimales, se agregan al radicando tantos
grupos de dos ceros como cifras decimales queramos obtener.

LECCIÓN 28
Raiz de un número
Raiz de un número.-Raíz de un número es otro número que mul·
tiplicado varias veces por si mismo nos da el primero.
Ejemplo: La ralz de M es 8, porque 8 X 8 - 64.
Signo y datos de la raíz.-El signo de la ralz es una uve con rama
larga: y; el número que se coloca debajo se llama radicando; a su de-
recha se coloca la raíz y en la abertura de la uve se coloca un numerito
llamado índice.
Nombre de las raíces.-Cuando el signo radical no lleva indiceo
éste es 2, la raíz se llama cuadrada; si es un 3, se llama cúbica; si es un
cuatro, cuarta, etc.
Raíces cuadradas de los cien primeros números.- Las ralC\5
exactas de los 100 primeros números son:
Números: 1 4 9 16 25 36 49 64 81 100
Raíz: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
Los demás números (hasta 100) no tienen ralz cuadrada exacta Ysu
raíz será la del mayor cuadrado entero contenido en él.
Ejemplo: La r.V. de 42 es 6, porque el mayor cuadrado entero contenido en 42 e$ 36, cu¡t
raíz es 6.

266
© Biblioteca Nacional de España
EJERCICIOS
1.• Hollor las siguientes rafc.s:

y 6428093; 11'47200853

PROBLEMAS SOBRE RAteES

2.• Con 225 baldosas se quiere construir el mayor cuadrado (superficie) posible. ¿Cuántas
habr6 en cado lado?
3.• Sabiendo que lo extensión superficial de :E$paña es de 504.000 kilómetros cuadrados,
¡Mntos ltilómetros cuadrados tendr!a el lado de un cuadrado cuya supemcic fuese la de nuestra
pmio?
4.• Un labrador ha puesto pared alrededor de una fi.nca cuadrada cuya extensión es de 2 hec-
ti"''• 45 4rcas y 8 centi:lnas. ¿Cu:lnto mide la pared de e2da lado?
:..• Si aumentamos la raíz cuadrada de un número en 15, bta es 150. ¿Cut! es el número?
6.• Con 1.600 soldaéos se quiere hacer una formación en cuadro. ¿Cu:lntos babr:l que
pon<r en codo lila?
1.• Unn finca de formo cuadrado tiene 81 .000 metros cuadrados. ¿Cu:lnto mide por cada lado?
s.o Se quiere hacer una plantación de manzanos en un terreno que tiene forma cuadrada.
Sí disponemos de 2.860 plantas, ¿cu:lnus tcndremos que poner en coda filo? ¿CuAntas nos sobrarAn?

LECTURA Y LECCIÓN 29 RAZONES Y PROPORCIONES

Razón geométrica.-Razón geométrica es el cociente de dos


números.
Ejemplo: lo rozón de 18 y 6 es 3, porque 18 : 6 - 3.
·~-- ...~
Términos y escritura.-El primer término de la razón se~ llalli:a
antecedente, y el segundo consecuente, pudiéndose escribir de dos for-
mas: uno a continuación de otro, separados por dos puntos, o en forma
de quebrado.
18
Ejtmplo: 18 : 6 y - - . En ambos cuos se 1~: 18 es a 6.
6

Proporción. -Proporción es la igualdad de dos razones.


Ejemplo: 21 : 6 - 4 y 32 : S - 4 son dos rozones iguales que, si las juntnmos, forman una pro-
pon:i6n: 2•1 : G : : 32 : S.

Términos de una proporci6n.-Los términos de una proporción


son cuatro: el primero y el cuarto se llaman extremos, y el segundo y el
tercero, medios.
Escritura y lectura.-Entre el t. o y el 2.o término y entre el 3.o y
d 4. 0 en toda proporción se escriben dos puntqs o una rayita horizontal
que se Icen <<es~, y entre el 2.o y el 3.•r término se ponen cuatro puntos,
que se Icen «como».
La proporción del ejemplo anterior se letr6 a!\i: 24 es a 6 como 82 es • 8.
Propiedad fundamental de las proporciones.- La propiedad fun-
267
© Biblioteca Nacional de España
damental de las proporciones «que ·el prod!fcto de /os medios es igual al
producto de los extremos>>.
Ejemplo: 25 : 5 :: 30 : G; producto de medios: 5 X 30 ~ 150; pcoducto de cxtrcmoo;
25 X 5 = 150.

EJERCICIOS
t.• Decir,porescrito,cwll cs lorazón de los siguientes números: 24 y 6,15 y 5, 49 y 7,114 y 16'
2.o Escribir seis razones iguales a ésta: 24/8.
3.o Con las siguiente-s razones se pueden formar tres proporciones. Ha:zlo:
4/2 15/3 30/6 18/6 6/3 30/10.

__... .
4.o Completar las siguientes proporc-ione,s:

24
_6 ..
'
18
3

LECTURA Y LECCIÓN 30 PROPORCIONES

Manera de hallar un extremo en las proporciones.-Para hallar


el extremo de una proporción se multiplican los medios y se divide por el
extremo conocido.
6 X 16
Ejemplo: 24 : 6 :: 16 : x; x - --- ~ 4, que es el extremo buscado.
24
Manera de hallar un medio en las proporciones.-Para hallar
el término medio de una proporción se multiplican los extremos y se di·
vide por el medio conocido.
24 X 4
Ejemplo: 24 : 5 :: :x : 4; :x - --- - 16, que es el medio buseado.
6
Proporcionalidad directa.-Dos cantidades se dice que están en
proporcionalidad directa cuando al aumentar o disminuir una, aumenta
o disminuye la otra.
Ejemplo: El tiempo y el espacio rccorrido.estñ en pcoporcion:ilidad directa, porque si "" 2
horas ando 8 kilómetros, en 4 horas andar~ 16; es decir, que si aumento el tiempo awncnta t:ambi!D
el espacio.
Proporcionalidad inversa.-Dos cantidades son inversamente pro·
porcionales cuando al aumento o disminución de una corresponde una
disminución o aumento de la otra.
Ejemplo: Lo velocidad y el tiempo están en proporcionalidad inversa, porque si and•ndo
10 kilómetros por hora tardo en un viaje 6 horas, caminondo a 20 kilómetros por hora tardod
sólo 3 horas, es decir, que al aumentar la velocidad disminuye el tiempo.

EJERCICIOS
1, 0 Razonar por esc-rito, por qué son directa o inversamente proporcionales las slgukntd
magnirudes: la velocidad y el tiempo invertido; el peso de una cósa y su valor; los kilómetros rc<O'

268

© Biblioteca Nacional de España


1 el precio de los billetes de ferrocarril; los obreros empleados y el tiempo que invierten en
obn; el número de habitaotcs de uoa casa y la ración de pan a que tocan.
2.• Hall=a.r el término que fa.lta en las siguientes proporciones:
·1 15 15 G 6 X 25 160 X 42
-- ~:-- ; : : - - ; - - : : - - ; - - : : - - ; - - :: -
8 .< " 24 24 16 X 32 12 7

UN PROBLEMA DE REGLA DE TRES

Una fuente ha manado 3 .soo litros de agua en 40 horas. ¿Cuámos litros manará
24 horll$?
Eo primer lugar veamos si las cantidades que intei:"Vienen en el problema son
irccm o inversamente proporcionales, razonando asi: Si en 40 horas la fuente da
..500 litros de agua, en 24 horas (que son menos horas) dará menos litros. Al d.is-
. uir las horas disminuyen los litros, y por tanto estamos ante un caso de propor-
. oalidad directa.
Las cantidades principales son 40 y 24 (porque son las dos homogéneas cono-
'das), y ele ellas es primera principal40 (porque conocemos su relativa, 3.500 litros).
or último, la cantidad primera :dativa es 3.ii0(l (porque es la conocida homogénea
e In incógnitu).
Planteando y resolviendo su fórmula, tendremos:
1." pral.: 2.• : : 1.• relativa : x; o sea, 40: 24: : 3.500: x
24 X 3.500 84.000
De donde x = - 2.100 litros.
40 40

Método de reducción a la unidad


El método de reducción n la unidad consiste en hallar primero lo correspon-
·cote a una unidad para averiguar después lo que corresponde a la pregunta del
roblema. Si en 40 horas la fuente mana 3.500 litros, es evidente que en <U.Da horat
3.500
1rA 40 veces menos, o sea: - - - = 87,51itros, y en 24 horas manará 24 veces
40
ds, o sen, 2·1 x 87,5 ~ 2.100 litros.

LECCIÓN 31

Regla de tres

Regla de tres.-Regla de tres es la que nos enseña a resolver los


problemas que dependen de una o varias proporciones.
En el primer caso la regla de tres se Uoma simple y en el segundo, con>puesta.

División de la regla de tres simple.-La regla de tres simple pue-


de ser directa o inversa, según que las cantidades que la formen sean
directa o inversamente proporcionales.
Cantidades principales y relativas.-E u la regla de tres se llaman
269

© Biblioteca Nacional de España


cantidades principales las dos homogéneas conocidas, y relativas, la
cógnita y su homegénea.
Se llama primera principal, aquella de la cual se conoce su relati
primera relativa a la cantidad homogénea de la incógnita.
Ejemplo: Un coche recorre 150 kilómetros en 3 horas. ¿Cuánto recorrerll en 9 horas?
Principales: 3 y 9 ; relativas: 150 y Xj 1. • principal: 3, y 1.• rc:lativa: 150.

Resolución de la r egla de tres simple d.irecta.- Para resolve1


problemas de regla de tres sin1ple directa, se plantea la siguiente
porción:
1.• principal : 2.• principal :: 1.• relativa : x
Ejemplo: Si en 4 horas ando 20 kilómetros, en 12 horas, ¿cullnto and•rt?

12 X 20 .
4 : 12 : : 20 : x; " ~ = 60 kilómetros.
4

Resolución de la r egla de t res simple inversa.-Para resol


los problemas de regla de tres simple inversa, se plantea la sigui
· proporción.
1.• principal : 2.• principal :: x : 1.• relativa.
Ejcsnplo: Si caminando n G kilómtuos por horn trtrdo en un v iaje 4 horas, ¿cuánto
caminando o 8 kilómetros por horo?

6 : 8 : : " : 4; x =--- ~
6 X 4
-2 1- = 3 horas
8 8

EJERCICIOS
PROBLEMAS DE REGLA DE TRES SIMPLE DIRECTA E INVERSA

1.• Una fuente da 4.320 litros de agua en 5 horas. ¿Cuánta agua dar.\ en 48 horas?
2.• Un señor gana 216 pesetas cada 4 dios. ¿Cuánto ganar.\ al año?
3.0 Un reloj s.e adelanta 3 minutos en 48 horas. ¿Cuánto se adelantará en un.a se.maBll
4.• Cinco canos llen:m un depósiro en 8 horas. ¿En cu!lntas horas lo llenarán seis Cúit061
5.• En una fortaleza hoy 750 hombres que tienen vlveres para 35 dlns. Si en un ataque
ren 54 hombr<-', ¿par3 eu!lntos dlas tendrán vlveres los que quedan?
6.• Si 18 hombres acaban una obra en 34 dios, ¿en cuAntos dlas la ncab3rán 25 hombrdl
7 .• Una rueda da 368 vueltas en 5 minutos. ¿CuánttiS vueltas darll en un dio?
8.• Seis obreros han tardado en hacer un trabajo 12 horas. ¿Cuántas horas tardarlln 15 ob,,

LECTURA Y LEC<::IÓN 32 REGLA DE INTE

Regla de inter és.-Rcgla de interés es


los problemas relativos a dinero prestado.
Capital, inter és y t an to por ciento.-Se llama capital el d'
que se presta; interés, el beneficio que produce el capital prestad~
:no
© Biblioteca Nacional de España
·0por ciento, las pesetas que en cierto tiempo producen cada cien
mdas.
Interés simple y compuesto .- Cuando el interés se suma al capi-
para que siga produciendo con él nuevos intereses, se llama compues-
1}' cuando se retira se llama simple.
Resolución de los problemas de interés simple.-P ara resolver
problemas de interés simple, Cl,l3Ildo el tiempo de préstamo es un año,
Jantea la siguiente proporción:
100 : capital :: tanto por ciento : interés.
Ejemplo: ¿Qut inter& producen 48.000 pesetaS prestadu al 6 por 100 dwante un año?
48.000 X 6 288.000
100 : 48.000 :: G : x; " ~ =- -- ~ 2.880 puetos.
100 lOÓ
Otro ejemplo:
¡Qut capital producirá en un año 2.880 pesetas de interts, prcsW>dolo al 6 por 100?
. .. • . 100 X 2.880 288.000
loo • X .• 6 • 2 . 880~ X -== =- es 48.000 ])C'SttaS.
6 6
Otro ejemplo:
¡A qut tanto por 100 se habnln prenado 48.000 pesetos si en un año han producido 2.880 pesc.-
dc interts?
100 X 2.880 288.000
100 : 48.000 :: x : 2.880; :e = = - -- = 6 por 100.
•18.000 .f8.000

EJE RC IC IOS
PROBLEMAS DE INTERÉS
¿Qué interes producirán 280 pesetas prestadas durante un año al 5 S/4 por 100?
Vc:ndl un reboño de 472 ovejas a 145 pesetas csda una, y cl importe lo prestt al4 por 100.
t r<ato anual me producirt?
3.• ¿Qut capital habrá que imponer al 3,5 por 100 paro obtener unos intereses anuales de
91JOpcS<tas?
4.• Un señor cobro todos los meses 850 pesetas como intcrts de un capital impuesto al6 1/4
100 anual. ¿A cudnco asciende el capitnl?
5.0 ¿A qut tanto por ciento tcodrt que imponer 360.000 pesetas pan! que me produzcan anual-
< 10.500 pesetas?
G.• ¿A qut tanto por ciento 311Ual tendrt que imponer 180.000 pesetaS para que todos los
me produzcan un interts d< 532 pesetll?
1.• Un señor tiene en el Banco 265.000 pesetas ol 3 por 100. ¿Que renta dioria le producen?
8.• Un cmplcndo cobra ni mes 1.~90 pesetas y cietta cnntidnd de dinero que tiene prestado
6 por 100 n otras personas le produce 250 pesetas de interts mensual. ¿A cuánto RSciende el dinero
tdo? ¿Cu4!es son los ingresos diorios de diebo empleado?

CTURA Y LECCIÓN 33 REGLA DE DESCUENTO


A qué se llama descuento .-Se llama descuento la cantidad que se
aja de un capital, cuando se cobra antes de una fecha fijada de an-
o.
La r<glo de descuento nos enseña a hallar lo cantidad que se rebaja del citado capital, el cual va
ralmcnte expresado en letras de cambio, pogarts, etc,

271

© Biblioteca Nacional de España


Valor nominal y valor efectivo.- En las operaciones de descuento
se llama valor rzomirzal el que figura en el documento: letra, pagaré, etc., y
valor efectivo la cantidad que se percibe por cobrar el citado documento
antes de la fecha de vencimiento.
Descuen to.- Se llama descuento la diferencia entre el capital no-
minal y el efectivo.
Problem as que el descuent o plantea.- Los principales problemas
que el descuento plantea son:
1. 0 Ha/lar el valor efectivo.- Para hallar el valor efectivo se de-
termina en primer lugar el descuento por la fórmula del interés. Después
se resta del valor nominal el descuento hallado y lo que queda es el valor
efectivo.
Ejemplo: ¿Qué valor efoetivo tiene uno letra de 100.000 pesetas cuyo plazo es un olio, nego·
cíada al 4 por 100?
100.000 X 4
lOÓ : 100.000 : : 4 : x; x _, - 4.000, ínter" o descutDto.
100
V3lor efeerivo: 100.000 (nomino!) - ·1.000 (descuento) - 96.000 (efectivo). Cuando el tiempo
estd expresado en meses o dlas se nplicn la fórmula correspondiente.

2. 0 Hallar el valor wmina/.


Eje:nplo: Un documento de crédito cuyo plozo ero un año fut negociado al 3 por 100
y recibió el tenedor 10.500 pesetas. ¿Cu:ll ero el valor nominal?
Si el documento fuese de 100 pesetas, ni bneerlc el 3 ¡>or tOO de descuento quedarlan 97 cfcc·
dvas y, por lo tanto, podemos plante.ar Ja proporción:
97 efectivas ............. proceden de 100 nominales.
10.500 < X

Es decir: 97 : 100 :: 10.500 : x¡ tOO x 10.500


" ~ • 10.824 pesetas.
97
3. 0 Hallar el tanto por ciento.
Ejemplo: Negocit un pagar~ de 15.000 pes<tas por 14.600. Si su piiW> era de un ailo,¿a qué
tanto por ciento efccrué In operación?
Para hnUnr el tanto por ciento se rescn primc.ro del vnlor nominal el efectivo, paru determinar
el descuento.
15.000 (nominal)- 14.600 (efoetivo) • 400 pesetas de descuento.
D.-spués se plontea lo siguiente proporción:
Si 15.000 pesetas nominales producen.... 400 de descuento
100 producirán.. x

Es decir: 15.000 : 100 :: 400 : x¡ x 100 X 400 .


~ ~ 2,66, tonto por CICOto.
15.000
El descuent o en los comcrcio s.-Cuand o en un comercio nos re-
bajan una mercancía en un tanto por ciento, su valor efectivo se de-
termina asl:
Se multiplica el valor de la mercancía por la diferencia entre el úpo
de descuento y 100 y se divide por 100.
272
© Biblioteca Nacional de España
Ejemplo: ¿Cuánto tengo que abonar por una compra de 200 peseras si me hacen <130 por 100
de descuento?
Dife.rcncia entre 100 y 30 - 70.
200 X 70 14.000
Solución: - - - - 140 pesetas.
100 100

EJERCICIOS
1.• Unn letra de 50.000 pesetas cuyo pinzo es un año ha sido negociada al 6,5 por 100. ¿Cwll
es su valor efectivo?
2.• Una letra que vencía al cabo de un ailo fu~ negociada al 4 por 100, recibiéndo el tmedor
135.000 pesetas. ¿Cuál era el valor nominal de la letra?
3.• Un pa~ de 16.400 pesetas cuyo plazo era un ailo ha sido cedido por 14.675 pesetas.
¿A qué tamo por ciento se efecru6 la operación?
4.• Compn! en un comercio 12,5 metros de paiio a 164 pesetas <1 merro. Si me hicieron el
15 por 100 de descuento, ¿cuánto ruve que abonar?
5.• Quiero comprar unos zapatos de 225 pesetas con 200 pesetas que poscó. ¿Qué descuento
tendrán que baccrmt?
G.• He pagado 108,5 pesetas por una camisa después de hacerme cl12 por 100 de descuento.
¿Cuál era el precio de la camisa?
7. 0 Un traje vale 230 duros. Si me hacen e115 por 100 de descuento, ¿euánto tendré que pagar
por él?
8.• El sueldo de un funcion11rio es de 928 pesetas al mes¡ pero tiene los siguientes descuentos:
1 por 100 de bobilitación, S por 100 de utilidades, 5 por 100 de derechos para la jubilación, 2 por 100
para la Mutualidad del Cuerpo y 3 por 100 para un seguro médico particular. ¿CUánto cobra real-
mente al mes dicbo funcionario?

LECTURA Y LECCIÓN 3ti COMISIONES, CORRETAJES,


TARAS, TRANSPORTES Y SEGUROS

Gomisi6n.-Se llama comisión el tanto por ciento, por mil, por


gruesa o por docena, que ciertos individuos llamados comisionistas per-
ciben por ventas u operaciones que realizan.
Los problemas de comisiones pueden resolverse por regla de tres.
Ejemplo: Uo comisionista ba vendido vino por valor de 20.000 pesetas. Si su comisión es
del 3 por 100, ¿cuanto le corresponde?
20.000 X 3 60.000
100 : 3 :: 20.000 : x¡ x - - - - - - 600 pesetas.
100 100
Corretaje.-Corre tajes son ciertas gestiones que realizan agentes de
negocios a cambio de un tanto por ciento sobre su valor.
Estos problemas pueden resolverse por regla de tres.
Ejemplo: Un corredor que ho sido encargado de ,·ender una c:~u, ha cedido ~sta, por
80.000 pes.:w. SI por su trabajo ha de percibir un 2 por 100, ¿:u:lnto le corresponde?
so_.o_o_o_x_2 - 16o.ooo 1.600 pesetns,
100 : 2 :: 80.000 : x; ~ • - 100
-
100
Taras.-Se llama tara la envoltura, caja, saco, etc., que suele
acompañar a las mereanclas. Quitada la tara, lo que queda se llama
peso neto.
273
18. • TDCIR CRADO.
© Biblioteca Nacional de España
Ejemplo: ¿Cu~nro deberé pagar por 2.500 kilogramos de a.z úcsr, a r326n de 10 pesetas el
kilogramo, teniendo en cuenta que la rara ha sido fijada en un 4 por 100?
2.500 X 4 10.000
La tara será: 100 : 4 :: 2.500 : x; X - ~ - -- = 100.
100 100
El peso neto es: 2.500 - 100 = 2.400 kilogramos.
E l importe será: 2.400 X 10 = 24.000.
Transpor te.- Los problemas de transporte se reducen a averiguar
el coste de los mismos teniendo en cuenta el coste de la unidad.
Ejemplo: ¿C~nro eosrnrá el transporte en barco de 168.000 litros de aceite si el de cada hec-
tolitro se ha fijado en 2 pesetas?
Núme.ro de hectolitros: 168.000 : 100 = 1.680
1.680 X 2 pesetas = 3.360 pesetas
Seguros.- Se llaman seguros ciertos contratos destinados a indem-
nizar la pérdida de vida o bienes, mediante el pago de una cantidad anual
llamada <<prima».
Ejemplo: Un señor aseguró una casa en 150.000 pesetas mediante el pago de .Wa prima de
un <f,9 por 100. ¿CuMtO tiene que pagar?

150.000 X 0,9 135.000


100 : 0,9 :: 150.000 : x; X= ..:..:.=::..::... ~ 1.350 pesetas.
100 lOO

BJERC I C I O S
PROBLEMAS DE COMISIONES, CORRETAJES, ETC.
1. 0 Un comisionista ha vendido 40 cajas de botellas de coiiac. Si cada caja tiene 24 boteUas
y cada botella vale 19,6 pesetas, ¿a ~to asciende su 1,5 por 100 de comisión?
2.0 Un comisionista vendió 20 piezas de paño de 84 metros coda unn, a 115 pesetas el metro.
Si recibió por ello 1.350 pesetas, ¿cuAl es cl tanto por ciento de su comisión?
3.0 He entregado a un corredor 800 pektos en concepto de corrc[:sje por su intervención
en la venta de una huerta de mi propiedad. Si dicho corretaje se estipuló en un 0,8 por 100, ¿en
cuánto vendí la mcncionads buena?
4.• Por mediación de un corredor he vend.ido 48 docenas de calcetines. Si el P"'cio de ellos
es de 20 pesetas y el corredor recibió 342 pesetas, ¿culll fué el tanto por ciento de corretaje?
5.• ¿CuMtO deberé pagar por 6.400 kilogramos de arroz a razón de 435 pesetas el quintal
métrico, si me hacen una rebaja de 168 kilogramos en concepto de tara?
6.• Si por 36.000 kilogramos de una mercancla sólo se han abonado 31.500, ¿a qué tanto por
ciento resulta 13 tara?
7.0 Si el transporte de u.n hectolitro de vino cuesta 16,4 pese[as, ¿cuánto impon:trá. el uans-.
porre de 26.860 litros?
8.• Compré 750 quintales métricos de trigo a razón de 2,75 pesetas el kilogramo; pero des-
pués me pasaron facrura incluyéndome el transporte por valor de 2.500 pesetas. ¿En qué cantidad
aumentó e! precio de cada kilogramo?
9.o Un comerciante asegura 374 piezas de teto, val01'Rdns cada una en 1.472 pesetas. Si pttgn
por ello una prima de 1,75 pesetas, ¿cuánto !e cuesrn el seguro?
10. He hecho un seguro de vida por500.000 pesetas. Si pago una prima anual de un 2,5 por 100,
¿c~nto importo el seguro todos los meses?

LECTURA 35. REPARTIMIENTOS INVERSAMENTE


PROPORCIONALES
Para repartir un número en partes inversamente proporcionales a otros dados,
se convierten éstos en quebrados, poniéndoles por denominador la unidad; después
se reducen a común denominador y se reparte el número dado en partes proporcio-
nales a los numeradores resultantes.
274

© Biblioteca Nacional de España


Ejemplo: Un padre dejó al morir 100.000 peseras, y habla dispuesto que fueran
repartidas en panes inversamente proporcionales a las edades de sus tres hijos,
siendo éstos de 5, 10 y 15 años.
1 1 1 150 75 50
Los números inversos serán: - - - = - - - - - - ; o sea, 150 para el
5 10 15 750 750 750
de 5 años, 75 para el de 10 y 50 para el de 15.
150 + 75 + 50 = 275
100.000 X 150
275 : 100.000 :: 150 : x; x ... - - - - - = 54.545'45
275
Para el de 10 años será:
100.000 X 75
275 : 100.000 :: 75 : x; X = = 27.272'72
275
Para el de 15 años será:
100.000 X 50
275 : 100.000 :: 50 : x; x - = 18.181'81
275

LECCIÓN 35

Repar timientos prop orcionales

Repar timientos proporcionales.-Los repartimientos proporciona~


les consisten en dividir un número en partes que guarden proporción
con otros números que se dan.
Maner a de resolver los problemas de r epartos proporcionales.
Para resolver los problemas de repartimientos proporcionales, se plan~
tea la siguiente proporción:
Suma de números dados : número que se reparte :: uno de
los números : x
Ejemplo: Repartir 40.000 pesetas en pana pcoporcionales a los números 5 y 3.
Suma de los números dados 5 +
S - S.

8 : 40.000 :: 5 : %; ,_ 40.000 X 5 200.000


- 25.000 pesetas al 5.
8 8

8 : 40.000 : : 3 : x; ,_ 40.000 X 3 120.000


- 15.000 pesetas al 3.
8 8

EJE R C I C I OS
PROBLEMAS DE REPARTIMIENT OS PROPORCIONALES
1.• Tres niños quieren reportirse 68 bolas en panes proporcionales a sus edades de
6, 7 y 8 anos. ¿Cu~nrns tocarán a endn uno?
2.• Eo un billete de lotería juegan: unn penlona, 60 pesetas; otra, 50 pesetas, y otrO, 90 pesetas.
Resultó premiado con 150.000 peseta•. ¿Cullnto le corresponde n cada una?
3.• Dos obreros han recibido 4.800 pesetas por un trabajo. Uno de eUos bn hecho los S/4
Y el otro, el resto. ¿Qué cantidad debe percibir coda uno?

275
© Biblioteca Nacional de España
4.• Repartir 18.000 pesetas cnrre tres persQnns de modo que la primera reciba triple que la
segunda y ésra doble que la tercera. ¿Cuánto recibirá cada una?
ó.0 Repartir 3.000 pesetas entre dos personas de tal forma: que la segunda reciba los
4/5 de lo que corresponde a la primera.
6 .0 Repanir 1.500 pesetas en panes inversamente proporcionales 3 los nUmeras 3, 5 y 7 .
7. 0 Dos obreros recibieron 460 peset·as por realizar una obra. Si uno de ellos trabnjó 8 horas
y eJ otro 14, ¿cuánto le corresponde a cada uno?
8.• Un padre dejó al morir 300.000 pesetas, y dispuso que se distribuyeran en partes inver-
samente proporcionales a las edades de sus hijos de 12, 1.6 y 18 años. ¿Cuánto le corresponderá n
cada uno?

LECTURA Y LECCIÓN 36 REGLA DE COMPAÑÍA

_ Regla de compañía.-La regla de compañía tiene por objeto re-


partir proporcionalmente las pérdidas o ganancias de un negocio entre
los socios que en él hayan participado.
Casos de la regla de compañia.-En la regla de compañía se nos
pueden presentar tres casos:
l. o Que los capitales de los socios sean distintos, pero que hayan es-
tado impuestos igual tiempo.
2.o Que los capitales sean iguales y los tiempos diferentes.
3.o Que los capitales y los tiempos sean diferentes.
Resolución del primer caso.-Cuando los capitales son distintos y
los tiempos son iguales, las ganancias o pérdidas se reparten en partes
directamente proporcionales a los capitales.
Ejemplo:
Dos señores pusieron juntos un comercio; uno aportó 100.000 pesetas y otro 50.000. Al cabo
de dos años hicieron liquidación y encontraron 60.000 pesctns de ganancia. ¿Cll:lnto le corresponde
a cada uno?
Solución:
100.000 +
50.000 = 150.000
Para el 1 .0:

150.000 : 60.000. : : 100.000 : x; x -


6.000,000.000 o000 pesetas.
== 4 .
150.000
Para el2.•:
3.000,000.000 20 000
150.000 : 60.000 :: 50.000 : x¡ :t es = . pesetas.
150.000
Resolución del segundo caso.-Cuando los capitales son iguales y
los tiempos diferentes, las ganancias se reparten en partes proporcionales
a los tiempos.
Ejemplo:
Un señor puso un comercio con 75.000 pesetas. Al cabo de un aiio se le unió un socio aportando
también 75.000 pesetas. Al cumplirse el año de eompnBia liquidaron, encontrando un beuellcio
de 60.000 pesetas. ¿Qué ganancia le corresponde o cada uno?
Solución:
El primero tuvo su capital 2 años y el segundo sólo 1 año.
Suma de tiempos: 2 + 1 - 3.

276
© Biblioteca Nacional de España
Para el 1.":
60.000 X 2 120.000
3 : 60.000 : : 2 ; x; :e- - 40.000 pesetas.
3 3
Para el 2.•:
60.000 X 1 60.000
3 : 60.000 : : 1 :x; :e- - 20.000 ¡><:Setas.
3 3
Resoluci6n del tercer caso.-Cuando los capitales y los tiempos
son distintos, las ganancias o pérdidas se reparten en partes directamente·
proporcionales a los productos de los capitales por los tiempos.
Ejemplo:
Unseñorpusouneomerci oeon 100.000 pesetas. Al cabo de un allo se le unió u.a socio con
50.000 I)CS<'tal. Un año despu~ liquidaron y hall:uon 60.000 pesetas de beneficio. ¿Cuánto le
corrdponde a c..do uno?
Solución:
Para el 1.•: 100.000 X 2 ailos - 200.000
Para el 2.•: 50.000 X 1 = 50.000
Suma de los productos de los capitales por los tiempos.............. ...... 250.000
Para el 1.•:
60.000 X 200.000
250.000 : 60.000 : : 200.000 : x; :e = - 48.000 pesetas.
250.000
Poro el 2.•:
60.000 X 50.000
250.000 : 60.000 :: 50.000 : :e; :e - • 12.000 pesetas.
250.000

EJERCICIOS
PROBLEMAS DB COMP~!A

1.• Dos individuos se asociaron para un Jlegocio. Uno puso 50.000 pesetas y cl otro 72.000
Gannron 30.000 pesetas. ¿Cuánto corresponde a cada uno?
2.• Tres amigos reunieron 360.000 pesetas para poner un comercio. Al hacer liquidación
uno recibió 4.000 pesetas de beneficios; otro, 9.500, y el tercero, 12.800. ¿Qué capital puso cada uno?
3.• Un señor puso una industria con 180.000 pesetas. Al cabo de dos años se unió a él un
socio nporlt'lndo e.l mismo capital. A los diez nfios de iniciada ln industria hobJa una ganancia de
40.000 pesetns. ¿Qué parte corresponde o coda uno?
4.0 Tres señores emprendieron un negocio eon igual capjtal; pero u.to lo retiró a los dos meses
de comcn:zor¡ otrO siguió hasta los 11 meses y el tercero dió cima a la cmpr<sa al cabo de tres a6os.
Si ganaron 168.000 peseus, ¿qué p:ute eom:>ponde a cada uno?
5.• Dot comerciantes form:uon una sociedad; uno puso 40.000 pesetas por dos años y OtrO
35.000 por a<:s años. Perdieron 20.000 pesetas. ¿Qué pérdida eorr..sponde a cada uno?
6.• Un grupo de soldados se alojó en un pueblo de la siguiente forma: 4 en una casa, duran-
te 8 dlas¡ 6 en otra, dur:uue 5 dia~ y 3 en otra, durante 12 dlas. Pag:uon por todo 3.000 pesetas.
¿Cu:lnto hay que dar al dueño de codo cuo?
7.• Dos amigos emprendieron un negocio con 50.000 pe.setas cada uno. Al cabo de tres odos
se les unió un terceto con 75.000 pesetas. Hecha In liquidación correspondiente a los 8 ailos de inl·
ciado dicbo negocio, resultó un beneficio de 40.000 pesetas. ¿Cu:lnto le corresponde a cada uno?
8.• Una obro fué aju.smda a tres ob~ros por 60.000 pesetas. Uno de ellos trabajó 245 dias
a razón de 8 horas diarias¡ otro, 290 dlas a 10 horas c..da día, y el tercero, 360 dias a 10,5 horas:
¿Cuántas pesetas les corresponden a cada uno?

277
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA Y LECCIÓN 37 REGLA DE ALIGACIÓN

Regla de aligaci6n.-Regla de aligación es la que nos enseña a


resolver los problemas referentes a mezclas y aleaciones.
Mezcla.-Se llama mezcla la unión de dos o más sustancias dis-
tintas.
CuMdo las sustancias mczclodns son metal es, In mezcla recibe el nombre de aleación.
Precio de una sustancia. -Se llama precio de una sustancia el
valor de una unidad de dicha sustancia.
Precio m edio de una mezcla .-Se llama precio medio de una mez-
cla el precio de una unidad de las sustancias mezcladas.
Bl precio medio resulta de dil'idi.r la sumo delos valores de los cantidades m=lados por lo sumo
de estas co.ntidadc.s.
Problemas de aligación media.-Son problemas de aligación me-
dia aquellos en que se busca el precio medio de uoa mezcla.
Resolución de los problem as de aligación media .-Para resol-
ver los problemas de aligación media se multiplican las cantidades mez-
cladas por sus precios respectivos y la suma de Jos productos resultantes
se divide por la suma de las cantidades mezcladas. El cociente que se
obtenga es el precio medio.
Ejemplo:
Queremos mezclar 6 LitrOs de vino de 2 pese<as con 10 litros de 3 pesetas. ¿A qut precio medio
resulta la mezcla?

10 X 3 = 30
6 X 2 ~ 12 Precio medio: 42: 16 = 2,62.
Comprobación:
16 42 16 linos a 2,62 - 42 pesetas - al ''a.lor de la mezcla.

B J BRCIC I OS
PROBLEMAS DB ALIGACIÓN

t.• Se mezclaron 12 litros de vino de 2,15 pesetas con 8 de 8,05 pesetas. ¿A cómo resulto el
litro de mezcla?
2.• Un tabernero mezcló 60 litros de vino de 2,05 pesetas con 7 de 2,5 y con 8 de agua. ¿A
cómo resulto ln mczcl3? Si se vendiera el litro de mc..ozclo n 2,5 pcset3S1 ¿,cuinto gannrla?
3.• Se han mezcl:tdo 25 kilosnmos de arroz de 6,5 pesetas con 48 de 5,3 pesetas. Si se quiere
ganor en el kilogramo de mezcla 0,75 pesetas, ¿o cómo debe venderse el kilognmo de ella?
4.• Mezcl:mdo 20 kilogrvnos de llZllcar de 12,75 pesetas el kilogramo con 15 kilo¡ramos
de 14,20 pesetaS, ¿a cómo sale el kilogramo de mezcla? ¿Y a cómo hemos de venderlo p:tra gaoar
co todo 86 pesetas?
6.• He mezclado 18 kilogramos de café de 75 pesetas con triple contidad de 62 pesetas. Si
quiero ganar en todo 45 duros, ¿a cómo he de vender el kilogramo de mezcla?
6.• A 200 litros de vino de 2,4. pesetaS le be echado 25 litros de &gua. ¿A cómo sale el litro
de mezclo? Y si lo vendo a 0,35 pcseu1s más caro, tcu4nto g:mo en In operación?
7.• Un revendedor de leche compró 40 litros a 2,75 pesetns y le echó 61itros de agun.¿A cómo
sale el litro de mezcla? ¿A cómo deben\ venderlo poro ganar en todo 25 pesetas?
8.• Un comerciante mezcló 36 kilogramos de garba1tzos de G,SO pesetas el kilogramo con 20
kilogramos de 7,5 pesetas. ¿A cómo debe vender el kilogramo de mezclo para ganar en él 0,35 pesetas?

278
© Biblioteca Nacional de España
G E o M E T R I A

Distribu ción de leccione s y ejercici os teniend o en cuenta


el índice de Conocim ientos que los cuestio narios señalan :

PRIMER CURSO:

l.•r TRIMESTRE. -Lecciones 1, 2, 3, 4 y 5.

2. 0 TRIMESTRE.- Lecciones 10, 11 y 13.

3.er TRIME STRE.- Lecciooes 6, 7, 9, 14, 15 y 16.

SEGUNDO CURSO:

1.er TRIME STRE.- Repaso de lectura 10 y de la lección 16.


Lecciones nuevas: 17, 19, 20 y 21 (áreas).

2. 0 TRIME STRE.- Repaso de fas lecciones 6, 7 y 14.-Leccio-


oes nuevas: 3, 12, 18, 22, 23, 24 y 25
(áreas).

s.cr TRIME STRE.- Leccion es 21, 24, 25 (volúmenes) y 26.

279
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA L ELEMENTOS GEOMÉTRICOS

Reciben el nombre de ele-


mentos geométricos el punto,
la llllea, la superficie y el cuerpo,
Un granito insignificante de
arena, la punta afilada de cual-
quier objeto, la señal que deja la
tiza al tocar ligeramente con ella
en el encerado, o la que deja la
pluma o el lápiz al tocar con

~
ellas en el papel, nos dan idea
de lo que es el punto geométrico;
pero, en realidad, ninguna de
estas cosas es un punto geomé-
~ trico, porque cualquiera de ella
L ®
-z:::===:;:==Sl===é=::s;>~ tienetiene
tres dimensiones y el punto
no ninguna dimensión.
Un hilo muy delgado, el filo
de un cuchillo, la señal que deja
la tiza al deslizarse por el ence-
rado o la pluma o el lápiz al hacerlo sobre el papel, nos dan idea de la linea; pero,
en realidad, ninguna de estas cosas es exactamente una Unea, porque cualquiera
de ellas tiene, por lo menos, dos dimensiones y la Unea recta sólo tiene una: largo.
Un papel de fumar, la capa superior de la cubierta de un libro o la cáscara fuú-
sima de una manzana nos dan idea de la superficie, pero, en realidad, tampoco
ninguna de estas cosas es una superficie, porque, por delgadas que sean, tienen grueso,
y las superficies han de tener largo y ancho, pero no grueso.
, Y, por último, las_ cosas que tengan tres dimensiones se llaman cuerpos geomé-
tricos, pudiendo considerarse como tales el granito de arena, el hilo delgado, el
papel de fumar, cte.
Los elementos geométricos se consideran engendrados de la siguiente manera:
un punto que se mueve engendra una Unea: una linea, al moverse, engendra una
superficie, y una superficie que se mueve engendra un cuerpo.

LECCIÓN 1."

Cuerpos geométricos: sus elementos

Cuerpo.-Cuerpo es todo lo que ocupa un lugar en el espacio.


Cuerpo geométríco.-Suele llamarse cuerpo geométrico el que por
tener sus caras planas o curvas es estudiado por la Geometría.
Pero, en realidad, todos los cuerpos, considerados desde el punto de
vista de su extensión, son cuerpos geométricos.
En los cuerpos geomén·icos .se consideran tres dimensiones: largo,
ancho y alto.
Superficie.-Superficie es la extensión considerada en dos dimen-
siones: largo y ancho.
Las caras de los cuerpos nos dau idea de las supc.rticics.

280
© Biblioteca Nacional de España
· Línea.-Se llama~ linea el borde o límite de una superficie. La línea
tiene una sola dimensión: largo.
La seil~ que deja la riz> ~ deslizarte por d encerado o un hilo nos dan idea de la lln.ea.
Punto.-Se llama punto, el extremo de una linea. El punto no tiene
ninguna dimensión.
Dos lineas que se cruzan o 13 sel\al que dei• el lápiz 31 tocar el papel nos dan idea del punto.
Geometría.-Geom etria es la ciencia que estudia la extensión de los
cuerpos y sus elementos.
La Geometría se divide en plana y del espacio.
La Geometría plana estudia las figuras cuyos puntos están todos
en un mismo plano, y la Geometría del espacio estudia los cuerpos geo-
métricos.
EJERCICIOS
t.• B•erlbc seis nombres de figuro.s geométricas que sean estudiadas por la Geometría plana,
y otros s•is que sean esrudiadas por la Geo•netdo dd espacio.
2.• Mide las dimensiones de 1> Bnciclop.dia que usas y eserlbelas. Mi Enciclopedia tiene .....
metros de Jarra~ ..... mettos de ancha y ..... meuos de gruesa.

LECTURA 2.• PRÁCTICAS


Tr~Uado de una línea ondulada. (fig. 1.•).- Para trazar una Unea ondulada
se traza primero una Unea recta y se divide en partes iguales. Haciendo después
centro en cada segundo punto de división, y con una abertura de compás igual a
la distancia entre ellos, se van trazando semicircunferencias.

Trazado de una línea espiral. (fig. 2. •)- .Se traza una Unea recta y sobre ella
se señalan dos puntos. Después, haciendo centro en ellos alternativamente, se
van trazando semicircunferencias.

LECCIÓN 2.•
Clases de lineas
La linea.-Un punto que se mueve en el espacio engendra una
linea, y por ello la linea la podemos considerar formada por una sucesión
de puntos.
281
© Biblioteca Nacional de España
Clases de líneas.-Las lineas pueden ser: rectas, curvas, mixtas,
quebradas, onduladas y espirales.
Linea recta y línea curva. -Lfnea recta es la que tiene todos sus
puntos en una misma dirección, y linea curva, la que tiene sus puntos
en distinta dirección.
Un rulo tirante nos da idea de la Uneo recta y un hilo Oojo nos da ideo de la Unen curvo.
Línea mi.'rta.- Llnea mixta es la que está formada por una recta y
una curva unidas.
Una boz y una cayada nos dan idea de una linea mixto.

Linea quebrada y linea ondulada.- Lfnea quebrada es la que está


formada por varias rectas en distinta dirección, y linea ondulada, la for-
mada por varias curvas también en distinta dirección.
Bl perfil de una escalera nos da ideo de la Unea quebrado, y el borde frontal de los tejas de un
t~ado nos do ideo de la linea ondulad•.

Línea espiral.- Llnea espiral es la que saliendo de un punto da


vueltas sobre sí misma.
L3 cuerda de un reloj y la conebo de un caracol nos dan idea de lo Unea espiral.

EJERCICIOS
t.• V~anse las sugerencias de lo lccci6n 3.• del Segundo Grado. ExpUqucsc la diferencia
entre In Unc:l recta (sin limitar por ningún extremo), semirrecta (limitada por un extremo) y s.eg~
mento (trozo de llne3 rc<,-ta que es~-\ limitado por sus dos C'Xtrcmos}.
2.o Sumar scgm4mos.-Trnzar un segmento de dos ccnúmctrO$• otro de 3 y otro de 6, y sumor·
los. (Llévense unos a continuací6n de otros sobre unn semirrecto. Bl segmento determinado por e l
extremo origen del primero y el t)(trcmo final del Ultimo es e l segmento sum:~.)
3.• Resrar segmenros.-Trazor un segmento de 12 centlmctros y oao de 7, y restarlos. (Sobre
el mayor llevar el menor; la dist:mcitt entre sus longltudcs es el segmento resta.)

282

© Biblioteca Nacional de España


4.• Mulriplitar un segmmw.-Tru.ar un segmento de 12 ccndmeuos y multiplicarlo por 5.
(Se uaza una semirrecta y se lleva sobre ello cinco veces.)
5.• Dividir un stpunro.-Tru.ar un segmento de 15 ccndmeuos y diYidirto en cinco panes.
(Con la regla o con d compá$.)
6.• Bscribc las !cuas maydsculas del abecedario con ttu.os rectos y curvos, y despu& rdlcna
el siguiente ejercicio:
De las letras del abeceda.rio se pueden considerar como Uneas rectas la .....; como curvas, la .....;
como mixtas, la .....;como quebradas, la ..... ;como onduladas, l a .....,y como espirales, la .....
7.• Aprender o dibujar la siguiente orla y decorar después con ello otgúu trabajo escotar.

1'---'--1 ' l_ ~5
~ __.___l 2 5 ?....___[
~RACTICAS
LECTURA 3.• '":)

Trazado de perpendiculares a una recta con regla crua-. z<;


y escuadra. (fig. 1.•).-Se hace coincidir el borde de la
regla con la recta y se coloca después uno de los catetos
de la escuadra sobre dicho borde. Pasando el lápiz por el
otro cateto, quedan
trazadas las perpen-
CJ~
diculares.
Trazado de pa- ~
1
ralelas con regla '·
y escuadra. (figu-
ra 2.•).-Basta co- • . r _ J ;
locar la regla en po-
sición adecuada r deslizar sobre ella la escuadra. Las lineas que vayamos trazando,
por ser perpendiculares a la regla, serMI paralelas entre sl.

LECCIÓN 3.a

Las líneas según su posición

La línea recta según su posición en _el espacio.-La linea recta,


según su posición en el espacio, puede ser:
Vertical, cuando va de arriba abajo sin inclinarse ni hacia la izquierda
ni hacia la derecha.
Horizontal, cuando va de izquierda a derecha sin inclinarse ni hacia
arriba ni hacia abajo.
Inclinada, cuando va de arriba abajo pero cayéndose hacia un lado.
283
© Biblioteca Nacional de España
J
Lineas paralelas.- Líneas paralelas son las que, por mucho que se
prolonguen, nunca se encuentran.
Las lineas que no son paralelas se llaman convergentes por el lado
que se juntan y divergentes por el lado que se separan.
Lineas perpendic ulares.-Li neas perpendiculares son las que se
unen o se cortan, dejando a sus lados espacios iguales.
Líneas oblicuas.- Lineas oblicuas son las que se unen o se cortan
dejando a sus lados espacios desiguales.

EJERCI CIOS
1.• Con una regla y una eseuadra, trazar un11 perpendicular a una recta dc•de un punto fuera
de ella.
2.0 Con los mism<ñ instrumentos, trazar una. perpendicular a un punto situado m la ~.
3.• Trazar 6 paralelas con regla y escuadra, y después, con los mismos insuumentos, ttazot
6 perpendiculares a cUas.
4.0 Escribe 3 ejemplos de cosos reales que puedan cornideronc como lineas verticales; otros 3,
de horizontalu, y otros 3, de inclinodas.
5.• Escribe 6 ejemplos reales de llneos paralelas; otros 6, de perpendiculares, y otros 6, de
oblicuas.
6.• Apra~der a dibujar la siguiente orlo y decorar desputs con ella algún trabajo eseolar.

284
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 4.• PRACTICAS
Medida de ángulos con el transportador.-Para medir Angulos con el trans-
portador, véase la lectura SeA'ta del Segundo Grado.
Constt·ucción de ángulos iguales con el transportador.-Para construir
Angulas iguales con el transportador, se mide en primer 11.\gar el Angulo dado; se
traza después una semirrecta, y colocando sobre ella cOnvenientemente el trans-

R
portador se señala un punto enfrente del número de grados.que el ánJ!;ulo tuviera.
Uniendo este punto con el ememo de la semirrecta quedará trazaáo el Angulo
pedido.
Trazado de ángulos iguales con el compás.- Se comienza por trazar una se-
mirrecta, y después, con la misma abertura de compás, se trazan dos arcos: uno en
el Angulo y otro en la semirrecta; se mide el arco del Angulo y la medida se lleva sobre
el arco de la semirrecta; uniendo el punto de intersección con el eKtremo de la \se-
mirrecta, tendremos el ángulo pedido.

-.
LECCIÓN 4.a

Los ángulos y sus clases

Ángulo.-Angulo es el espacio comprendido entre dos lineas que


se cortan en un punto llamado vértice.
Las lineas que forman el ángulo se llaman lados.
Designación de ángulos.-Los ángulos se designan con tres letras,
colocadas una en el vértice y otra en cada uno de los lados. La letra del
vértice hay que leerla siempre en medio. ·
Magnitud de un ángulo.-La magnitud de un ángulo depende de
la mayor o menor abertura de sus lados.
285
© Biblioteca Nacional de España
a~ :

·.
;· .... .' . ,.
~{x~~:e: · ·
: •.

~. ~-

Clases de ángulos.- Según su abertur~, los ángulos pueden ser:


rectos, agudos y obtusos.
Ángulo recto.- Ángulo recto es la abertura determinada por dos
líneas perpendiculares.
Todos los ángulos rectos son iguales y valen 90 g:r-¡dos.
Ángulos agudos y obtusos.-Ángulo agudo es el que está más
cerrado que el recto, y ángulo obtuso es el que está más abierto que el
recto.
Los ángulos agudos y obtusos pueden ser desiguales.

Bisectriz.- Bisectriz de un ángulo es la recta que lo divide en dos


partés iguales.
EJERCICIOS
l.• Sumar dngtdos.-Sun111r un ángulo de 35• con otro de 60• y otto de 75•. (Ver insrrucciones
en 'ejercicios de lección 6.• de Segundo G rndo.)
z:• Rt!tar dng1dos.-Angulo de 125• menos ángulo de 60•.
3.• Mulriplicar d11gul<>s.-Multiplicar un ángulo de 50• por 3. (Equivale n sumnde tres veces.)
4.• Dividir d11gulos.-Dividii un ángulo de 14()o por 5 .. (Se hace In división 11ritmética y con
d transportador se van scñalondo divisiones iguales al número de grados que el cociente indique.
Se unen después los puntos de división con los vértices del ángulo y quedará dividido.)
5.o Hacer las operaciones anteriores empleando el compás en vez del transporrador. {Se
uazan orcos de igual radio en los ángulos y con el comp~s se aprecia In longitud de los mismos.
La djvisi6n se~ b3ce por tanteo.)
6.• Escribir 6 ejemplos reales de á.~gulos rectos, 6 de ~ngulos agudos y 6 de obtusos.

LECTURA 5.• PRÁCTICAS


Trazado de la bisectriz de u n ángulo. (fig. 1. •).-Para trazar la bisectriz
de un ángulo, se hace centro en su vértice, y con una abertura cualquiera de compás
se tra7.a un arco. A continuación, haciendo centro en los extremos del arco, y con
una abertura de compás mayor que la mitad del m.ismo, se trazan dos nuevos arcos
286

© Biblioteca Nacional de España


que se corten. Uniendo el punto.de intersección con el vértice del· ángulo tendremos
la bisectriz pedida.

Trazado de un ángulo recto o de una perpendicular al extremo de .u na


recta~Sea la recta AB de la fig. 2.• Comenzaremos por señalar un punto M, fuera
de ella, y con una aberrura de compás igual a la distancia que lo separa·del extremo
de la recta, se traza una circunferencia que cortará a dicha recta en el punto C.
Se une el punto C con el M y se prolonga la linea hasta que corte nuevamente a la
circunferencia en el punto P. Uniendo este punto con el extremo de la' recta ten-
dremos la perpendicular pedida y quedará construido el ángulo recto.

LECCIÓN 5."
Clases de ángulos
Ángulos complementarios y suplementarios.-Angulos comple-
mentarios son los que juntos valen un recto, y suplementarios, los que
juntos valen dos rectos.
Complemento y suplemento de un ángulo.-Se llama complemen-
to de un ángulo lo que le falta para valer un recto, y suplemento, lo que le
falta para valer dos rectos.

287

© Biblioteca Nacional de España


Ángulos adyacentes.-Á ngulos adyacentes son los que tienen un
lado común y los otros dos en linea recta.
Los ángulos adyacentes son todos suplemcnruios.
Ángulos opuestos p or el vét·tice . -Ángulos opuestos por el vértice
son los que están formados por la prolongación de los lados de otro.
Los éngulos opuestos por d v~rticc son iguales.

EJERC I C I OS
1.• Reilizo.t las prilctic:os que se indicon en la Jecrura de la lección.

PROBLE M AS

2.• Un ángulo mide 45•, 6' y 45". ¿Cuánto vale su complemento? ¿Y su suplemento?
3.• Un éngulo de 24• 112 sido multiplicado por 3. ¿Cuánto vale ahora? ¿Cuánto le falta para
valer Wl ángulo llano?
4.• Tr.uar un iln¡ulo de 86•. Dividirlo en dos con WlO biseetriz. Trazar las bisectrices de los
dos ángulos rcsulto.ntes. ¿Cuántos grados mide cada uno?
5.• Dos rectos que se eon:111 form:lll 4 ángulos. Si uno de ellos mide 75•, ¿cuinto medirán los
OUO$ U'C$?
6.o Una oblicuo cae sobre una recta horizontal con unn i.nclinnc:ión de 2Go. Determinar el
número de grados de los ángulos adyaccates que se forman.
7.• Un ángulo mide 64•, 30' y 50". ¿Cuánto mediri su complemcato?
8.• Tres 6ngulos consecutivos valen: 40• y 28'; 23•, 52' y 40", y 59•, 45' y 16". ¿Cuánto valdri
el 6ngulo suplementario de los mismos?

LECTURA 6.• PRÁCTICAS


Dados tres puntos, trazar una circunferen cia qu e pase por cUos.-Sean
los puntos A, B y C de la fig. 1. • Comenzaremos uruéndolos por medio de dos
rectas y trazando sus meruatrices. El punto O de intersección de las me<liatrices es
el centro de la circunferencia, y por lo tanto, con una abertura de comp{ls igual
a la rustancia que separa el centro de cualquiera de los otros tres puntos, puede
trazarse ésta.

S
R

Hallar el cen tro de Wl3 circunfcreneia .-Este caso es inverso del anterior,
y se resuelve asl: se señalan en In circunferencia tres puntos; se unen éstos coa
dos lineas rectas y se trazan las mediatrices de las mismas. E l punto donde se corten
es el centro de la circunferencia.
288

© Biblioteca Nacional de España


LECCIÓN 6.a

La circunferencia

Circunferencia.-C ircunferencia es una linea curva, cerrada y


plana, cuyos puntos están todos a la misma distancia de otro punto inte-
rior llamado centro.
División de la circunferencia.- La c.ircunferencia se considera
dividida en 360 partes iguales llamadas grados; cada grado, en 60 partes,
llamadas minutos, y cada minuto, en 60 segundos.
Los grados se representan poniendo un cerito en la parte superior
derecha del número de ellos; los minutos, poniendo una coma, y los
segundos, poniendo dos comas.
Bjemplo: 45°, 36' y 28", dice: 45 grados, 36 mínutos y 28 segundos.
Semicircunferen cia.-Sernicircunferencia es la mitad de la circun-
ferencia.
Arco.-Arco es un trozo de circunferencia.
Circulo.-Circulo es el espacio comprendido dentro de la circun-
ferencia.
Semiéirculo.-Sem icírculo es la mitad del círculo.
Sectot· circular.-Sector circular es el trozo de circulo comprendido
entre ~os radios y su arco.
Segm.ento circular.-Segmen to circular es la porción de círculo
comprendido entre una cuerda y su arco.

289
rg, • TDCTJt CltlDO.

© Biblioteca Nacional de España


E J ERCICI OS
1.• Dados S puntos, tta.z.ar unn circunferencia que pase por ellos.
2.• Onda u.na circunfcrc.nciR, buscar el centro.
3.• Poner 6 ejemplos reales de ci.rcunferenclns y 6 de clrculos.
4.• Dibuja una circunferencia y traza en cUn un arco de 145•, y en el circulo correspondient e
traza un sector de: 75° y u.n sc:pnento de 85•.
5.• &eribe el número de gr.>dos, minutos y squndos que la circunferencia tiene.
6.• Aprender a dibujarlo siguiente orla y deoorar despufs ooa cUa alg\m trabajo esc:olar.

LECTURA 7.• PRÁCTICAS


Trazado d e tangentes a la circunferen cia desde un punto exter ior
(fig. l.•) -Para resolver este caso, se une el punto dado con el centro de la circunfe--
rencia, y haciendo centro en el punto medio del segmento resultante se traza una
circunferencia de radio i¡JUal a la distancia que baya basta el extremo del segmento;
uniendo los puntos de mtersección de los dos circunferencias con el punto dado,
tendremos las tangentes pedidas.

T razado de un triángulo equillitero inscrito en una circunferen cia


(fig. 2.•).-Para resolver este caso, se traza en ella un dii!.metro, y haciendo centro
en uno de sus· extremos, con una abertunl de compás igual al radio, se traza un
arco c_¡ue In corte en dos puntos. Uniendo entre s! estos puntos con el otro extremo
del diámetro, tendremos el triángulo pedido.

LECCIÓN 7.a
Más sobr e la circ unferencia
Radio.-Ra dio es la recta que une el centro con un punto cualquiera
de la circunferencia.
290
© Biblioteca Nacional de España
Diámetro.-Diámetro es la recta que une dos puntos de la circun-
ferencia, pasando por el centro.
Cuerda.-Cuerda es la recta que une dos puntos de la circunferen-
cia, sin pasar por el centro.
Tangente.- Tangente es la recta que toca en un punto de la cir-
cunferencia.
Secante.-Secante es la recta que corta a la circunferencia.
Posiciones de dos circunferencias.- Dos circunferencias de dis-
t.iÍito tamaño pueden adoptar cinco posiciones distintas: exteriores, tan-
gentes exteriores, secantes, tangentes interiores, e interiores.

'
291
© Biblioteca Nacional de España
Cuando las. circunferenCias-interiores tienen el mismo centro se llaman
concéntricas, y en caso contrario, excéntricas.
En las circunferencias exteriores, la distanci:t de los centros es mayor que la suma de los radios;
en l as tangentes, es igual a l a suma de los radios; en las sccnmes, menor que la suma de los radios;
en las tangentes interiores, igual a la diferencia de los radios, y en las interiores, menor que la difc--
. rcncia de los radios.

EJERCICIOS
1.0 Trazar una circunferencia de 2 cenúmetros de radio, y desde un punto s ituado a 5 ce.nd..
metros del cenuo, trazar dos tangentes a ello.
2.0 Inscribir un trián,Sulo equilátero en una circunfc.re.ncia de 2 cenúmeuos de tndio .
3.0 Dos circunferencias iguales, ¿cuántas posiciones ¡·eJntivas pueden tener? Dibújalas. ¿Y si
fueran desígunlcs? D ibújnlas.
4.0 Los radios de dos circunferencias son 1 y 2 ccnúmcnos. Indicar s u posición rc.lativn cuando
la discancia de los centros sean: 0,5 centímetros, 1 centimetro, 3 centimc:ttos, 3,5 centímetros
y O cenrlmetros.
5.• Aprender n dibujar lo siguiente orla y deeorn< después con ella algún trabajo escolar.

LECTURA 8.• PRACTICAS


Manera de trazar una elip-
se. - Para trazar una elipse
se señalan dos puntos (A y
B), los cuales serán los focos
de la misma. A dichos puntos

se une un hilo o cuerda de longitud igual al eje


mayor, y con un lápiz o punzón que se meterá
en el espacio comprendido entre los dos focos y la
cuerda, se va marcando la elipse, procurando que
el citado hilo o cuerda esté siempre tirante.
Man era d e trazar un ovoide. - Para trazar
un ovoide se comienza por dibujar una circunfe-
rencia y sobre ella dos diámetros perpendiculares
(A By C D), prolongando uno de ellos (A B) hasta
292
© Biblioteca Nacional de España
un punto M. Se unen los puntos e y D con el M por medio de lineas rectas pro-
longadas y se rrazan después, tomando. como ccnrros los puntos e y D , los arcos
e E y D F. Finalmente, tomando como
ccnrro el punto M, se rraza el arco E F,
y quedará consrrwdo el ovoide.
Manera de trazar un óvalo.-Para
rrazar un óvalo, sobre una recta, én la
cual estarán los cenrros A y B, se dibujan
dos circunferenci~s tangentes y de igual
radio. Después, tomando como cenrro el
punto de tangencia M, se rraza una nueva
circunferencia con el mismo radio que las
anteriores. Se une el cenrro de las exte-
riores y el punto de intersección con la
cenrral, prolongando las lineas de unión
hasta que se corte. Finalmente, haciendo
centro en los puntos e y D, se rrazan dos
arcos que completan el óvalo.

LECCIÓN 8.a

O tr as líneas curvas

Otr as líneas curvas.-Además de la circunferencia y de la espiral,


son también lineas curvas fa elipse, el ovoide y el óvalo.
I:a elipse.- Se llam4 elipse una linea curva cerrada y plana, en la
cual la suma de las distancias de uno cualquiera de sus puntos a otros
dos interiores llamados focos es siempre la misma.
E je m ayor de la elips~.-Se llama eje mayor de la elipse la linea
recta que une los puntos más distantes de la misma.
E je m enor de la elipse.-Se llama eje menor de la elipse la linea
recta que determina la mayor anchura de la misma.
Centro de la elipse.-Se llama centro de la elipse el punto donde
se cortan los dos ejes de la misma.
Distancia ¡.;.ai.- Disrancia focal es la que media entre los dos focos de la elipse.
RaJ,·os tu:ctortJ,-Radios vectores son l as Uneas rectas que van desde los focos a un mismo punto
de la elipse.
El ovoide.- El ovoide es una curva cerrada y plana compuesta de
cuatro arcos de circunferencia, de los cuales los dos mayores son· iguales
y los dos menores son desiguales entre sí.
El óvalo.-El óvalo es una curva cerrada y plana compuesta por
cuatro arcos de circunferencia, iguales dos a dos.
El óvolo se diferencia de la elipse en que no es igual la suma de las distancias de cada dos de sus
puntos a los focos.

293
© Biblioteca Nacional de España
EJERC ICIO S
1.• T n = en el potio de la escuela una elipse, un óvalo y un ovoide siguiendo las imuuc-
cioncs que se dan en la I<CtUra de la lección.
(Para cl tr.12ado del óvolo y el ovoide, comtrUir un comp4s grande con dos ramas de modera.)
2.• Rea.lizal' los cjercJdos anteriores en eJ cuaderno. Para el trozado de la elipse, aprision:t.t
con dos dedos contta el papel los puntas de un hilo Cucrtc.

LECTURA 9.• PRACTICAS


División de un segmento en partes proporcionales a otros segmentos
dados.-Sea el segmento AB de la figura 1.• y a, b, e y d, los segmentos dados.
Sobre un extremo del mismo se traza una senurrecta y se Uevan sobre ello los seg-
mentos dados. Despu~s se une el enremo del último segmento con el extremo libre
del que queremos dividir, y por los puntos de enlace se van trazando paralelas a la
llnea que une los dos extremos. Los segmentos e, f, g y h résultantes son proporcio-
a b e d
nales a los primeros, pudiendo escribir: - = - = - == -
e f e h

LECCIÓN 9.1
Figuras geom étricas

Figuras geométricas.-Se llaman figuras geométricas las represen-


taciones de llneas, superficies o cuerpos.
Las figuras geométricas pueden ser: iguales, semejantes, equivalentes
y simétricas.
Figuras iguales.-Figuras iguales son las que superpuestas coin-
ciden.
Ejemplo: Dos circunferencias trazadas con el mismo radio.
Figuras semejantes.-Figu ras semejantes son las que tienen la
misma forma pero distinta extensión.
Ejemplo: Dos triángulos equiláteros de distinto tamaño.
Figuras equivalentes.-Figuras equivalentes son las que tienen la
misma extensión · pero distinta forma.
Ejemplo: Un triángulo y un cuadrilátero de igual extensión.
294
© Biblioteca Nacional de España
Figuras simétricas. -Figuras simétricas son las que tienen formas
iguales pero colocadas en distinto sentido.
Ejemplo: Las alas de una mariposa.

EJERCICIOS
t.• Escribir 3 ejemplos reales de figuras iguales, 3 de figuras semejantes y S de figuras simé-
uicas.
2.• Dividir un segmento de 6 centímetros en partes propOrcionales a 3 segmentos de 3, 2 y4
ce:ndruetros. Higase después para e:uda stgmcnto la siguiente proporción:
9 (suma de los segmentos) 2 (uno de los segmentos) 12
.. • ; " - -9 ~ 1,33
6 (segmento entero) •
Es decir, que aJ segmento de 2 centímetros le corresponde 1,83 centímetros en el segmento
dividido. Comprobarlo con la regla. Comprobar igualmente que la razón o cociente de 2 y 1,33 es
la misma que entre los otros segmentol> (3 y 4) y la parte que le corresponda.
3.• Dividir un segmento de 10 ceoti.metros en partes proporcionales a otros dos de 6 y 9 cen-
thnetros:. haciendo las comprobaciones que se indican en el ejercicio anterior.
4.o Realizar eJ siguiente ejercicio de simetría:

295
© Biblioteca Nacional de España
LECTURA 10. PRÁCTICAS

Sobre la manero de dividir la circunferencia en un número cualquiera de arcos


iguales y trazado de poligonos regulares, véanse las lecturas 14 y lti del Segundo
Grado.
Constr ucción de polígonos iguales. (fig. 1.•).-Para resolver este caso comen-
zaremos por trazar desde todos los vértices del poligono paralelas en un mismo
sentido. Después, con una aberrura fija de comp:1s y bactendo centro en dichos
vértices, iremos sciialando puntos en las paralelas. Uruendo estos puntos por medio
de rectas, quedará construJdo un poligono igual al propuesto.

•.

..
_...............· ·.·:-::::>
... ......-------a··
...... ::::::·...... :·.-.-.·:n.\~

Construcción de polígonos sem ejantes varias veces mayores. (fig. 2. •).-


Comenzaremos señalando un punto cualquiera, M, fuera del poligono, uniendo
dicho punto con los vértices de la figura y prolongando debidamente las Uneas
de unión. Tomando ahora, siempre partiendo del punto M, distancias dos, tres,
cuatro, etc. veces mayores que las que median entre el referido punto y los vértices
del poligono, y uniendo después los puntos resultantes, quedará construJdo un
poligono semejante, pero de doble, trtple, cuádruple, cte. tamaño.
La figura 2. • representa la oonstrucctón de un pentágono a triple tamafio. Com-
probar con el compás cómo sus lados son tres veces mayores que los del original.
Siguiendo un camino semejante, pero inverso, conseguiremos reducir poligonos
o figuras geométricas a la mitad, tercio, etc. de su tamaño.

LECCIÓN 10

Los polígonos

Superficie.-S e llama superficie la extensión considerada en dos


dimensiones: largo y ancho.
Las caras de los cuerpos nos dan ideo de lo superficie.

Las superficies pueden ser, principalmente, planas y curvas.


Son superficies planas las que contienen a todos los puntos de Una Unca recta, o dicho en t~r­
minos más pr.icticos, las que se ajustan ptrfc:c:tamcrtte a Jos bord<1 de una <egla bien consrrulda.
Son superficies curvas las que no coinciden mú que con un punto de la rc.:ta o regla. Bs ejemplo
de superficie plo.na el tablero de una mesa y de superficie curvo la caro n:tcrior de una pelota.

Polígono.-S e llama pollgono la superficie limitada por una linea


quebrada cerrada.
296
© Biblioteca Nacional de España
e .
.

Clases de polígonos.-S.egún el número de lados, los polígonos se


llaman: el de 3 lados, triángulo; el de 4, cuadrilátero; el de 5, pentágono;
el de 6, exágono; el de 7, eptágono; el de 8, octógono; el de 9, eneágono;
el de 10, decágono, etc.
Polígono regular e irregular.- Se llama polígono regular el que
tiene sus lados y ángulos iguales, e irregular, el que los tiene desiguales.
El pollgono irregular que tiene los lados iguales y los wgulos desiguales se llama equ.i!átero
y cl ·que tiene los ángulos iguales y los lados desiguales, equiwgulo.

Contorno y perímetro.- Se llama contorno el conjunto· de lados de


un polJgono, y perímetro, la medida de los mismos.
Apotema.-Apotema es la recta que va desde el centro al p~to
medio de los lados de un pol!gono.
Radio.- Radio es la recta que va desde el centro basta los vértices
de un polígono.
Diagonal.-Diagonal de un polígono es la recta que une dos vérti-
ces no consecutivos.
EJERCICIOS
t.o T rnzar un pentágono irregular y construir otro semejante a un tercio de su tamaño.
2 o Trnzar un cxá.gono regular y cons-truir otro semejante 3 doble tnmnño.
3.o Trazar un pentágono irregular y construir otro semejante a u.n terc:io de su tamaño.
4.• Siguiendo los procedimientos que se indicon en los lecturas 14 y 16 del Segundo Grado,
constrUir en cartulina los poligonos regulares de 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 12lados. Recorrarlos des-
pué-s, pooc.r en ellos su nombre y trozar su ~poterna y mcd;rla. Medir igualmente un lado,
hallar el perlmetro y escribir el resultado.

297
© Biblioteca Nacional de España
"' c.
, - ~ a. ------
~
a. ------

~
lf'-... &- - - - -

1
< CJ~.3-~ .

LECTURA 11. PRACTICAS

Véase la demostración del valor de los tres ángulos de un triangulo en In lec-


tura 12 del Segundo Grado.
Con struir un triángulo conociend o s us tres lados. (fig. 1.•).-Se traza un
segmento igual a uno de los lados, y haciendo centro después en sus extremos
y con una abertura de compás igual a los otros dos lados, se trazan dos orcos que
se corten. Uniendo el punto de intersección con los extremos del segmento, que-
dará con.s truldo el triángulo.
Construir un triángulo conociendo dos lados y el ángulo comprendido
(fig. 2. •) .-Se traza un segmento igual n uno de los lados y se lleva sobre uno de sus
extremos el ángulo conocido. Sobre el otro lado del ángulo se lleva el otro lado
conocido, y uniendo los dos extremos de estos lados quedará construido el triángulo.
Construir un triángulo conociendo un lado y los ángulns contiguos
a él. lfig. 3.•).-Sobre los extremos de un segmento igual al lado oon..x:ido se llevan
los dos ángulos, y prolongando sus lados hasta que se corten quedará construido el
triángulo.

LECCIÓN 11

Los triángulos

El triángulo.-El triángulo es un polígono limitado por tres lados.


Base y altura.-Base de un triángulo es el lado sobr.e el cual parece
que descansa, y altura, la perpendicular bajada desde el vértice opuesto
a la base.
298
© Biblioteca Nacional de España
....

~.

El triángulo, según sus lados.-Según sus lados, el triángulo puede


ser:
Equilátero, cuando tiene Jos tres lados iguales; isósceles, cuando tiene
dos lados iguales y uno desigual, y escaleno, cuando tiene los tres lados
desiguales.
El triángulo, según sus ángulos.-Según sus ángulos, el triángulo
puede ser:
Rectángulo, cuando tiene un ángulo recto; obtusángulo, euando
tiene un ángulo obtuso, y acutángulo, cuando tiene los tres ángulos
agudos.
Catetos e hipotenusa.-En el triángulo rectángulo Jos lados que
form:m el lado recto se llaman catetos, y el lado restante, hipotenusa.
Igualdad de triángulos.-Dos triángulos son iguales:
l. 0 Cuando tienen iguales los tres lados.
2. ° Cuando tienen dos lados iguales e igual el ángulo comprendido
entre ellos.
3.° Cuando tienen un lado igual e iguales también los dos ángulos
de sus extremos.
EJERCICIOS
PRO. BLEMAS
t.• Construir UD triángulo cuyos Indos midnn 2,5, S y 4 ccnúmctros.
2.• ConstrUir un triángulo sabiendo que dos de sus lados miden 4 y 3 cent!metros y el áDgulo
compreodi4o vale so-.

299
© Biblioteca Nacional de España
3.• ConstrUir un u itn¡ulo sabiendo que uno de sus lados mide 3,5 ccnt!mcuos y los ángulos
contiguos miden 65° y 500.
4 .• Escribir todos los ejemplos que sepáis de cosas que ten¡:= forma de uiángulo.
5,0 Aprender a dibujar la siguiente oda y decorar dcspu~s con cUo algún trabajo escolar.

LECTURA 12. PRACTICAS


Construir un triángulo rectángulo conociendo sus catetos. (fig. 1.•).-
Sobre un ángulo recto se lleva la longitud de Jos catetos, y uniendo los extremos
quedar~ construido.

Construir un triángulo rectángulo conociendo un cateto y u n ángulo


agudo. (fig. 2.•).-Sobre uno de los lados de un ángulo recto se lleva la medida del
cateto conocido, y sobre el extremo del mismo se traza el ángulo agudo. Prolongando
convenientemente el otro lado, quedará construJdo' el triángulo.
Construir un trlánl:Ulo rectángulo conociendo un cateto y la blpotcnusa
(fig. 3.•).-Se traza un é:Dgulo recto, y sobre uno de sus lados se lleva el cateto cono-
cido. Después, h cicndo centro en el cJ..'trcmo de este cateto, y con una abertura de
compás igual a la hipotenusa, se traza un arco que corte el otro lado del ángulo recto.
Uniendo el punto de corte con el extremo del cateto conocido, quedad coustruJdo
el triángulo.
Construir un triángulo r ectángulo conociendo un ángulo a gudo y la
hipotenusa. (fig. 4."-).Se traza un ángulo igual al conocido. Sobre uno de sus
lados se lleva la longitud de la hipotenusa, y desde el extremo de ella se traza una
perpendicular al otro lado.

... .. cJ~A~

300
© Biblioteca Nacional de España
T,ECCIÓN 12
Proporcionalidad: del triángulo
Triángulos proporcionales.- Dos triángulos son proporcionales
cuando dividiendo entre sl sus lados correspondientes obtenemos siem-
pre el mismo t:ociente, pudiendo formar con ellos una proporción.

Ejemplo:

Los triángulos anteriores son proporcionales porque


10 8 6
- - = 2; - - = 2, y -- =2
5 4 3'
Con cada dos pares de ellos podemos formar una proporción:
10 8 10 6 8 6
-- ·· --· ··-- ·
5 .. 4 ' 5 " 3 ' 4 .. 3-
-- - ·· -
Los triángulos proporcionales son semejantes.
Teorema fundamental de la semejanza de triángulos.-Si dos
de los lados de un triángulo se cortan con una paralela al tercero, el trián-
gulo resultante es semejante al primitivo y sus lados son proporcionales.

Ejemplo: .R

El triángulo A, B, C, es semejante al A' B' C', y sus lados correspon-


dientes son proporcionales:
21 ~o 18
-14= 1 5 -
, 20
=15 , ,
y -
12
= 15 ,
-
30 21 18
pudiendo, por lo tanto, escribir:
20
:: U 12 .
301
© Biblioteca Nacional de España
Aplicación de este teorema.-La proporcionalidad de los lados de
los triángulos semejantes nos permite hallar la longitud de uno de ellos
conociendo la de los otros.
Ejemplo: Supongamos que deseamos conocer la longitud del lado
B' C'. Conociendo la de Jos otros dos podemos plantear las propor-
ciones:

21 18 14 X 18 30 18 20 X 18
- :: - ; X = = 12; o también: - :: - ; x = = 12
14 X 21 20 X 30

BJBRCICI OS
J.• Realizar las pnicticas que figuran "" la lectura de la lección.
2.o Efectuar prácticamente varias medieione1 utilizando el gnomon y la escuadro. Aprove-
chnndo la eireun~tancio de algún paseo escolar, dividir n los nif\os en grupos, y que determinen
por sJ solos lo distancio a ciertos puntos inncccsib!es.
3.• Un palito de 0,30 merros colocado perpcndiculurmcnre sobre el suelo proyecto una sombra
¿e 0,18 metros. ¿Qué altura tendré uno torre que estd a su lado., sabiendo que su sombr• mide en
aquel mismo momento 12 metros?
4.• La sombro de un 6rbol mide 7 merros y la de un gnomon de 25 centimctros colocado a su
lado mide 20 cenrlmctros. ¿Cw\1 es la altura dc!llrbol?
5.• Aprender a dibujar la siguiente orla y decorar desputs con eUo algún rrabajo escolar.

LECTURA COMPLEMEN TARIA. EL GNOMON Y LA MEDIDA DE


DISTANCIAS O ALTURAS A PUNTOS INACCESIBLE S
Gnomon.~Procede de una palabra griega que quiere decir •el que conoce,
el que indica•, y consiste e., un estilo o aguia vertical que emple:!ll los asuónomos
pan conocer la altura del sol.
También se llama gnomon al indicador de las hor.'s de los relojc.s solares y a la
escuadra que usan los canteros.
E.! gnomon es el más entiguo de los instrumentos astronómicos, y consiste,
como y hemos indicado, en una aguja o varilla vertical clavada en el suelo o fija
en dicha dirección por cualquier otro medio.
Medida d e a lturas y distancias inaccesibles.~En las primeras horas de la
mañana y en las últimas de la tarde, la sombra proyectada por el gnomon es muy
larga. Al mediodfa, sin embargo, dicha sombra tiene su longitud mlnima.
302
© Biblioteca Nacional de España
Pero hay un momento antes y después del mediodla, en que dicha sombra tiene
exactamente la misma longitud que el gnomon, y en dicho momento las sombras
de todos los objetos situados en las proximidades del gnomon tienen la misma lon-
girud que la altura de dichos objetos.
Si el terreno es horizontal, el gnomon, su sombra y el rayo de sol que pasa por
los Cl!:tremos de uno y otra forman un triángulo rectángulo isósceles; rectángulo,
porque el gnomon es perpendicular al suelo, e isósceles porque los dos catetos
(gnomon y sombra) son iguales.
Y este mismo triángulo isósceles es formado por la altura, la sombra y el rayo
de sol en los demás objetos situados en análogas condiciones.
En estas circunstencias, la sombra
de cada obejto será igual a la al tura
del mismo, por lo que, para medir
dicha altura, bastará medir la longi-
tud de la sombra.
En la figura l.• tenemos un caso
práctico de la aplicación del gno-
mon a la medición de alturas inac-
cesibles. En el momento en que la
sombra A e del gnomon sea igual a
la altura A B, la altura A' B' del árbol , . ... .tí 8
será igual a In sombra A' e• proyeo- ~ · ,
tada por él. A

Esta propiedad que, utilizando


el gnomon, sirve para medir alturas
inac<:esibles, nos sirve también, utiliUilldo una escuadra de catetos iguales
(gnomon y sombra), para medir distancias o alturas igualmente inaccesibles.
Supongamos que queremos me-
dir la altura de una torre. (fig. 2. •). Co-
locando uno de los catetos de la escua-
dra sobre una mesa (u otro objeto pa-
ralelo al suelo), de tal manera que
la hipotenusa de dicha escuadra en.file
el extremo superior de la torre, se
formará un triángulo rectángulo isós-
celes A' B' e, semejante a la es-
e
cuadra A, B Y como los lados AB
y Be de la escuadra son iguales, los
lados A'B' y B'e del triángulo se-
mejante formado, tambitn son igua-
les. Por lo tanto, bastará medir la
distancia B'e para saber lo que mide
B'A'. Añadiendo al número obtenido
la distancia B'M, fácil de medir, tendremos la altura buscada.
Para medir la distancia entre dos puntos inaccesibles separados por un rfo,
303
© Biblioteca Nacional de España
lago, etc., se hace lo siguiente:
supongamos que deseamos medir
la distancia AB (inaccesible a
causa del rlo que se interpone).
Enfllese primero desde A a B por
un cateto de la escuadra y póngase
una señal en el punto A. Después,
----,.,..
siguiendo la dirección del otro ca-
teto, nos trasladaremos basta el
~~~=..:::::~-=----l!W~ punto C~ desde el cual es posible
enfilar de nuevo el punto B, pero
~·· : con la hipotenusa de la escuadra.
Habremos formado un triángulo
e .............. ~,:¡ isósceles, en el que el cateto AB
es igual al cateto AC. Bastará,
por lo tanto, medir la distancia AC para saber la distancia que hay desde A hasta B.

LECTURA 13. PRÁCTICAS

Construir un cuadrado conociendo el lado. (fig. 1.•).-En los extremos


del lado conocido se levantan dos perpendiculares y se lleva sobre ellas la medida
del lado. Uniéndo los extremos quedará construido el cuadrado.
Construir un rombo dados un lado y un ángulo. (fig. 2.•).-Para resolver
este caso se construye un ángulo igual al que nos dan y que tenga sus lados de
longitud igual al lado conocido. Después, haciendo centro en los extremos de los
lados y con un radio igual a ellos, ~e trazan dos arcos que se corten. Uniendo el
punto de intersección con dichos extremos quedará construido el rombo.

e
Cf~ 1~

·l·· .
...
...
.
.· .
~. ".
1!-
.. - --::-p- - - 4·..
"· ·· ......
··..··-.............

304
© Biblioteca Nacional de España
~~:
1

LECCIÓN 13

Los cuadriláte ros

El cuadrlláte ro.-Cuadri látero es un polígono limitado por cuatro


lados.
División de los cuadrilát eros.-Los cuadriláteros se dividen en pa-
ralelogramos y no paralelogramos.
Cuadriláte ros paralelogr amos.- Cuadriláteros paralelogramos son
los que tienen los lados paralelos dos a dos, y son cuatro:
El cuadrado, que tiene lados iguales y ángulos rectos.
El reclátlgulo, que tiene lados desiguales y ángulos rectos.
El rombo, que tiene lados iguales y ángulos desiguales dos a dos.
El romboide, que tiene lados y ángulos desiguales dos a dos.
Cuadriláte ros no paralelogr amos.- Cuadriláteros no paralelo-
gramos son los que no tienen todos sus lados paralelos, y son dos:
El trapecio, que tiene dos lados paralelos y otros dos que no lo son,
y trapezoide, que no tiene ningún lado paralelo a otro.
EJERCI CIOS
PROBLEM AS

1.° ConstrUir un cuadrado sabiendo que su lado mide S cenúmetros.


2.• Construir un cuadrilátero rect4Dgulo s•biendo que uno de sus lados mide 4 centlmcuos
Yel otro los 6/12 del anterior.

305
~. • Tt'RCI:R CR.ADO. © Biblioteca Nacional de España
3.• ConstrUir un rombo sabiendo e¡u e uno de sus lados mide 2,5 e~dmeuos y uno de S>~s
ángulos vale 45•.
4.• Uno de los ángulos de un rombo mide 65• 30'. ¿Cuánto medirán Jos uu restantes?
5.• Bseribir 20 ejemplos de <osas que tengan forma de cuadrilátero.
6.• Aprender n dibuju la siguiente orlo y decorar dcsp11es con ella algun trobnjo cscolnr.

LECTURA 14. PROBLEMAS DESARROLLADOS


1.0 Hallar el á rea de un sector e1'rcular de 700, sabiendo que su radio es de 2 metros.
La fórmula que resuelve este problema es:
A. del circulo
Área del sector = x número de grados del sector.
360
El área del circulo correspondiente será: 3,14 x 21 = 12,56 m•.
Aplicando ahora la fórmula anterior, tendremos:
12,56
Área del sector = - - - x 70 = 2,44 m•.
360
2.0 Hallar d á rea de un segmento circular, sabiendo que su arco mide 100°, que
la altura del rn·d,tgulo Cll1Tesfxmdimce es un merro, que la base del mismo mide 4 metros
y que pertenece a un circulo de 2 mee ros de radio.
La fórmula ·que resuelve este problema es:
Área del segmento = A. del sector - A. del triilnguJo correspondiente .
Hallaremos en primer lugar el área del circulo: 3,14 X 2• = 12,56 m•.
Hallemos ahora el área del sector correspondiente:
12,56 .
Área del sector = - - x 100 = 3,48 m•.
360

Vl_ .oevl:o'L
· ·
Q.. cil1.. X
36 o r···-- -36o Xt 0 =
n.' efe lllr~- n ,56

= 2'44-m.!
a. ~~ =a-.6uto-v-a,.~
3'48-2 = 1'1.¡8 m~
a,. J.e t;v ~ ~ =n x(r1._ r·,_
=3'1416x(2 -3~= 3'1416 x (4-lil) =
1

= 3'1416 x5 = 15'?0 m~

306
© Biblioteca Nacional de España
El área del triángulo, equivalente a la diferencia entre el sector y el segmento,
1
será: 4 x - = 2 m•.
2
Aplicando ahora la fórmula del segmento, tendremos:
Arca del segmento = 3,48 - 2 - 1,48 m•.
3.0 Hallar el área de una corona circular, sabiendo qtu Tos c!rculos que la fomum
miden 2 y 3 metros respecrivamence.
La fórmula que resuelve este problema es: Corona circular = r. X (r2 - r'').
Elevando los radios al cuadrado y restando, tendremos: 3'- 2' = 9 - 4 = 5 m.
Aplicando la fórmula resultad: Area de la corona - 3,14 x 5 = 15,70 m•.

LECCIÓN 14

Longitud de la circunferencia y área de las figuras circulares

Longitud de la circunfcrencia.- La longitud de la cicunferencia,


se halla multiplicando 3,1416 = 1t, por el doble del radío.
Luego la fórmula sen\ e = 2 r. r, y de ella se deduce, para I.»JJar el radio, esta
e
oua:r - -
2;-;:

Área del círculo.-EJ área del círculo se halla multiplicando


3,14.16 = 1t, por el cuadrado del radío.
Luego la fórmula del c[rculo será: C - ,.. r•, y de ella se deduce «ll' otra para hallar

el radio: t -V;
Área del sector.-Para hallar el área de un sector circular se dí-
. vide el área del círculo correspondiente por 360 (para hallar lo que co-

'B~=Zrrr
2 x·3'/41G X 5 =31'416 m.
31'446 - 5
z >< 3'1416 - m..

~:nr,_
1
3'/.4/6x5 =3'/4/6 ><Z5 =78 '54 rn. 1

10 n·
(fLa..(iU()
='vrc:nc
n= 18'5~ _ \ r;:;;--_-_
· 3'i7ii6 - v 5
_5 m
"'':J "' •

307
© Biblioteca Nacional de España
rresponde a un gn¡do), y se multiplica después el resultado por el número
de grados del sector.
Su fórmula es: Á<ca del sector = Arta del eh-culo X número de liTAdos del sector.
360
Área del segmento.-El área de un segmento se halla restando del
área del sector correspondiente el área del triángulo formado por la
cuerda y los radios.
Área de la corona circular.-El área de la corona circular se halla
multipliéando 3,1416 por la diferencia de los cuadrados de los radios.
La fórmula, por lo tanto, es: C - "' X (r2 - r' 1 )

EJERCICIOS
PROBLEMAS

1. El radio de la rueda de un carro mide. OJ65 metros. ¿Cuántas vuchns dnró porn recorrer
0

4 kilómetros, 6 hectómetros y 8 decámetros?


2.• Una rueda ha dado 3.460 vucltns p0J'11 recorrer 3.680 metros. ¿Cuánto mide su radio?
S.• Una cin:unferencia est4 ins..-riro CD un cuodrado de 8 metros de l•do. ¿Cuü seri lo Ion.
girud de dicha rucunfcrcncio?
4.• Un estonque circular mide 64 metros alrededor. ¿Cu:\1 es su superficie?
5.• Calcular en milhnettos cuadrados el 4rca de una moneda de 10 céntimos.
6.• Sobre uno plaza de toros de 16 metros de radio •e quier<:n echar 25 kilogramos de oren•
por metro cuadrado. ¿CuAntas toneladas métricas serin necesorios? ¿Cu:lntos carretillos de ~8 kilo-
gramos cado uno babri que cebar?
7 .° Calcular el área de un sector cuyo arco cquivnJc nlos 2}3 de: la scmicircunfcrenc.io y cuye
rndio mjde 4 metros.
8.• Co!cular ci.Uca de un segmento dc148• sabiendo que corresponde a un clrculo de 3 metros
de radio, que l3long.i tud de la. cuerda es de 5,6 metros y que lo nltuto del triángulo ts de 1,2 metros.
9.• Dos circulos concéntricos miden 8 y 5 metros de di:lmctro. ¿Cu:U sen\ cl :\tea de la corono
circulor comprCDdida entre eUos?
1O. La rueda delontero de una bicicleta mide 76 ccnttmcuos de diimetro y lo trasera 75 ccn-
úmetros. ¿Cuántas vueltas mb dat4 uno que otra en un recorrido de 20 kilómetrOS?
11. Un coche ha recorrido S6 kilómetros en una bora. Si sus ruedas úcnen un radio de 0,38
metros, ¿cu:lnr.as vueltas bGn dado por minulo?
12. Hallar el :\tea de un Sector de 86• que pertenece a un ch'Culo de 7 metros de radio.
13. Un circulo tiCDe 32 metros cuadrados de superflcie. ¿Cuánto medir:\ su radio?
14. Un segmento de 9G• pertenece a un circulo de 2,3 metros de radio. Su cuerda mide •1
metros y la alntra del tridnguJo correspondiente mide 1,25 metros. ¿Cuál es su á.rcu?
15. El radio mayor de una corona circular mide 8 mcuos y el menor 6,5 metros. ¿Cu61 sen\
el uen de dicha corona?

LECTURA 15. PROBLEMAS DESARROLLADOS


1.• Un triángulo tiene 6 m. de base y 8 de altura. ¿Cuál es su área?
bxa 6x8
Solución: A. t. - - - ~ - - 24 m•.
2 2
2.• Un triángulo tiene 24 m~ de área y 6 metros de base. ¿Cuál es su altura?
2A 2x24
Solución: Altura == - - = --- = 8 m.
b 6
308
© Biblioteca Nacional de España
. ... . . . .. .
. . : .· : .·.. : .·.·.:
. :. : ':. ... .. . ·. . . .
ti
. . .. .
• • ••.. .• •. •· : • •
.
t: ".': o ... ·' oo... ,'
lo
.. .:: :·. .. . .. ... :..
o o o ·. ." ... .

. ·:.·>... >··..·..:: .·
6 h'\.

= t.í a.. ::. z4 n')-,


CM..ea, Qn..ea, "' t t =5 X5"' 2.5' m.~
X

lB~ -= Z.xR =2 ·x 2.4= Gm. 'i.o.d.c =VH =VZ5 = s m..


~ 8
~=T"' 2.~2'+=&m.. .....
.o
'-

3.• Un triángulo tiene 24 m• de área y 8 de a!fu.ra. ¿Cuál es.su base?


2A 2x24
Solución: Base = - = - - = 6 m.
a 8
4.• El lado de un cuadrado mide 5 metros. ¿Cuál es su área?
Solución: Área del cuadrado = 1 x 1 = 1' = 52 = 25 m•.
5.• El ,área de un cuadrado es de 25 m•. ¿Cuánto mide su lado?
Solución: 1 = VA= lf25= 5 m.
6.• Un rectángulo mide 10 m. de base y 5 de altura. ¿Cuál es' su área?
Solución: Á. ret. = b x a = 10 X '5 = 50m2 •
7.• El área de un rectángulo es de 50 m• y su altura mide 5 m. ¿Cuánto mide
su base?
Área 50
Solución: Base = - - = - - = 10 m.
a 5

~=&-+&-xa..:: 6+l0x5::.40m.~
2. 2
'
gaa/.).(!.0::~ =-
a..
2.x}.¡o
5
=16 'Yn..

309
© Biblioteca Nacional de España
8. 0 El á.rea de un rect~ulo es de 50 m• y su base mide 10m. ¿Cuánto mide
su altura?
Área 50
Solución: Altura = - - = - - = 5 m..
b 10
9. 0 Las bases de un trapecio miden 6 y 10 m., y su altura 5 m. ¿Cuál es su
área?
b + b' 6 + 10
Solución: A. del trapecio = - - = - -- x 5 = 40 m•.
2 2
10. El á.rea de un trapecio es de 40 m.• y su altura 5 m. ¿Cuánto miden sus
bases?
2A 2x40
Solución: b + b' = - - = - = 16m.
a 5
11. El á.rea de un trapecio es de 40 m.• y sus bases miden 16 m. ¿Cuál es su
altura?
2A 2x40 80
Solución: Altura = - - = - - = - - = 5 m..
b + b' 16 16

LECCIÓN 15

Área de triángulos y cuadriláteros

Área de un triángulo.-Para aliar el área de un triángulo se mul-


tiplica la base por la alrura y se divide por dos.
bxa
Su fórmula, por lo tanto, es: A. t . = - --
2
2A 2A
y de ella se deduce: b = - - y a = - -
a b
Área del cuadra do.-Para hallar el área de un cuadrado se mul-
tiplica su lado por sf mismo. Su fórmula es:
A= 1 X 1 = 12; de donde se deduce que 1 =VA
Área de los paralelogram os.- El área de los paralelogramos se
halla multiplicando la base p~r la altura.
A A
Su fórmula, por lo tamo, es: A - b X a¡ de donde se deduce que b = - y a ~ -
• b

Área del trapecio.-El área del trapecio se baila multiplicando la


semisuma de las bases por la altura.
U
b + ~
Su fórmula es A - - -
2
X a¡ de aquJ se deduce: b + b' ~ -M• y la altura e<: a = --,
b + b
Bl área del trapezoide se hnUa como la de los poligonos irregulares.

310
© Biblioteca Nacional de España
EJE Re I e I OS

PROBLEMAS
t.• Un huerto de forma cuadrada tiene 28 metros de lado. Si cada 4 menos cuadrados que•
remos plonuar un árbol, ¿cuántos podremos plantar?
2.• Un prodo de forma cuadrada tiene 6.400 menos cuadrados de supelflcie y está rodeado
por rres hi los de alan>bre espinoso. Si cnda metro de hilo vale 0,85 pesetas, ¿cuántos duros vale el
olombrc? .
3.• De un solar de forma triangular que media 16 metros de base y 19 metros de altura, se
han vendido Jos 2/3 a 27,50 pesetas el metro. ¿Cuánto ba valido el trozo ven<lido?
4.• La superficie de una tinea triangular es de 40 úeas. Si la base mide SO metros, ¿cumto
medir.\ su altura?
5.• Uno habitación de forma rectangular mide 8 metros de Jar¡a, 5 de ancha y 3 de altura.
Si queremos empapelar sus paredes laterales y d techo, ¿cuAntos metros cuadrados de papel n..,..
si ~aremos? ¿De qué precio ba de ser el metro cuadrado de papel si disponao de 800 pesetas y quiero
que me sobren 150 pesctas.
6.• Una dehesa de forma rectnngulor tiene una superficie de 460 hectáreas. Si uno de los
lados mide 1.600 metros, ¿cuánto mcdinl el otro?
7.• Un huerto de forma de trapecio rectángulo mide 60 y 80 metros eo sus bases. Si el lodo
perpendieulnr a ellas mide 42 metros, ¿cuál es su área? Y si se vendiera la esquina triangular de él
a 8.,75 pesetas el metro cuadrado, ¿cu6.nto importarla la venta?
8.• Un solar de forma de trapoeio mide 250 metrOs cuadrados. Si lo distancia entre las bases
es de JO metros, ¿cuánto mide cada base sabiendo que 11m1 mide 10 metros m!s que la otra?
9.• Un triingulo tiene 420 metros cuadrados de área y su allura mide 34 metrOS. ¿CoA! ser6
su base?
10. Un cuadrado tiene una superficie de 680 metros eu•drados. ¿CuAl •er.l lo Jon¡:i<Ud de
codo uno de sus lados?
11. Uno finca de forma rectangular liene 1.800 metros cuadrados de superficie y uno de sus
lodos mide 48 metros. ¿Cuánto mediré el otro lado?
12. Bl órca de uo trapecio es de 2()0 metros cuadrados y sus boses miden 18 y 15 metros.
¿Cuánto n>ed irll su altura?

LECTURA 16. UN PROBLEMA DESARROLLADO

Una huerta de la siguiente fomUJ y dimensiones ha sido tJendida a razón de 17,50


ti m•. ¿Cudmos duros tJalió?

Como puede verse por la figura,


se trata de un poUgono irregular. 35m.
.••
Para bailar su área, tendremos que
dividirlo en otras figuras, tomar en
ellas las medidas necesarias, de- ú'l
.
.t-•
terminar la superficie de cada una 0
y sumarlas después. ~
~·•
.
3. :
El área del trapecio de la iz..
quierda será:
60 42
+ x 35 = 1.?85 m1 •
2
El área del rectángulo central será 64 x 42 = 2.688 m•.
42 X 20
El área del triángulo de la derecha será: - - - = 420 m•.
2
311
© Biblioteca Nacional de España
Sumando, tendremos: 1.785 m• + 2.688 m• + 420 m. = 4.893 m• que tiene
la huerta.
Multiplicando ahora el número de m• por el precio de cada uno, para hallar el
valor total, resulta: 4.893 x 17,50 = 85.627,5 pesetas, las cuales, reducidas a duros,
son: 85.627,5 : 5 = 17.125,5 duros.

LECCIÓN 16

Pollgonos: su área

Pollgono regular.-Se llama poligono regular el que tiene sus


lados y ángulos iguales.
Pollgono irregular.-S e llama poligono irregular el que tiene sus
lados o sus ángulos desiguales.
Área de los pollgonos regulares.-E l área de los poligonos regula-
res se halla multiplicando el perimetro por la mitad de la apotema.
a 2A
La fórmula, por lo tanto, es: A - P X - , de donde •• deduce que el ~rúnet:ro P - -
2 •
2A
l: la apotema, a - -
p

Área de los pollgonos irregulares.- El área de los polfgonos irre-


gulares se obtiene descomponiéndolos en otras figuras cuya área se-
pamos hallar, hallando el área de las mismas y sumando después los
resultados.

ARE. A: ZOO )(600 =- 1(20.000 1\nn.~


400 X Lf00 '= '160.000 "
Goo x.~.¡s.o = 135.000
t I/

2004300x80 _
2. - 20.0001>
3oo,.qo :
2 13, 50 0 JI
5 50" 150 = 43. 500 ,,
2
TOTAL= 4'12. 0 00 nm.~

312
© Biblioteca Nacional de España
EJERCICIOS
1.• Un octógono regalar tiene 3 metros de lado y 4,5 metros de apotema. ¿CuAl es su área?
2.• Se quiere embaldosar un palio exagonal con baldosas cuadradas de 0,25 metros de lado
Si cada lado del patio mide 4,30 metros y la apotema 3,75 metros, ¿cuántas baldosas se necesitarán
3.• (!n exágono tiene 60 metros cuadrados de área y 5 metros de apotema. ¿Cuál es la longitud
de cada i ndo?
4.• Un pentágono tiene 120 metros cuadrados de área y cada uno de sus lados mide 8 metros.
¿Cuánto medirá su npotema?
5.• Tomar en millmerros las medidas correspondientes y hallar el área del siguiente pollgono
y figura irregular:

6.• Aprender a dibujar la siguiente orla y decorar después con ella algún trabajo escolar.

LECTURA 17. CUERPOS GEOMÉTRICOS: SUS CLASES


Y ELEMENTOS

En general, todo Jo que ocupa un Jugar en el espacio, si se considera única·


mente desde el punto de vista de su extensión, recibe el nombre de cuerpo geo-
métrico.
Pero, a pesar de ello, solemos Ua.mar cuerPOS geométricos a los que, estando li-
mitados por caras perfectamente planas o curvas, son estudiados por la Geometrla
del espacio.
Abora bien: las caras de Jos cuerPOS geométricos Pl;leden ser todas planas o
tener alguna curva. Cu_ando todas son planas, el cuerpo rec1be el nombre de poliedro,
y cuando tiene alguna curva, se !Jama redondo
El espacio que unos y otros o~pan recibe ~¡ nombre de volumen; la abertuia
comprendida entre dos caras conuguas, que se ¡untan en una linea llamada arista,
se llama ángulo diedro, y la com~rendida entre tres o má~ caras, que concurren
en_. un punto común llamado vérucc, se llama . ángulo poliedro.
Por último, se llama ángulo· rectillneo de un ~edro el ángulo lineal formado
por dos lineas que, situadas una en cada cara del diedro, sean perPendiculares a la
arista en un mismo punto de ella.
Los ángulos diedros pueden ser rectos, agudos Y obtusos, y su medida es la del
rectillneo correspondiente.
313
© Biblioteca Nacional de España
LECCióN 17

Geometría del espacio

Idea del volumen.- Entendemos por volumen el espacio que los


cuerpos ocupan.
En el volumen se consideran tres dimensiones: longitud o largo,
latitud o ancho y grueso o altura.
Los volumen« se apresan generalmente en metros colbieos o en sus mdltiplos y divlsorc:s.
Cuerpos geométricos.-Solemos llamar cuerpos geométricos a los
que están limitados por caras perfectamente planas o curvas.
Pero, en realidad, todos los cuerpos son geométricos si los conside-
ramos desde el punto de vista de su extensión.
División de los cuerpos geométricos.-Los cuerpos geométricos
pueden ser de dos clases: poliedros, cuando están limitados totalmente
por caras planas, y cuerpos redondos cuando tienen alguna cara curva.
Ángulo diedro.-Ang ulo diedro es el espacio comprendido entre
dos caras planas que se cortan en una linea llamada arista.
Son ejemplos de 4ngulos diedros las paredes contiguns de una habitación y Wl libro abierto.

Ángulo poliedro.-An gulo poliedro es el espacio comprendido entre


tres o más planos que se unen en un punto llamado vértice.
Es ejemplo de :ingu!o poliedro lo esquina formada por dos paredes contiguas y el suelo de una
bobitación.
Geometría del espacio.- Geometrfa del espacio es la que se ocupa
del estudio de los cuerpos geométricos.

314
© Biblioteca Nacional de España
t.• Escribir 6 nombres de objetos que tengan forma potifdrico y otros 6 que sean cuerpo•
redondos.
2,° Copiar caligráficamente y reUenar, poniendo un número:
Las paredes, techo y piso de la sala de clase forman •.•.. ángulos diedros y ..•.• ·ángulos poliedros¡
tienen .. ... aristas y ..... vértices.

LECTURA l8. PRÁGriCAS

CONSTRUCCIÓN DE UN
OCTAEDRO

LECCIÓN 18

Los poliedros

Divisi6n de poliedros.-Los poliedros se dividen en regulares e


irregulares.
Los poliedros r.egulares tienen todas sus caras y ángulos iguales, y
los irregulares, no.

0~. ~-
·b Wu,
o~.

315
© Biblioteca Nacional de España
Poliedros regulares.-Los poliedros regulares son cinco: tetraedro,
exaedro o cubo, octaedro, dodecaedro e icosaedro.
· El tetraedro está limitado por 4 triángulos equiláteros iguales.
El octaedro está limitado por 8 triángulos equiláteros iguales.
El icosaedro está limitado por 20 triángulos equiláteros iguales.
El exaed1·o o cubo está limitado por 6 cuadrados iguales.
El dodecaedro está linlitado por 12 pentágonos iguales.
EJERCICIOS
,
t .o Renliz:l.r las prácticas correspondientes a In lectura de la lección.
2.o Modelar con arcilla los 5 poliedros regulares y escribir en un papelito que se colocará a1
lado de cada uno: el nombre del poliedro, el número de caras,la forma de éstas, número de 4ngulos
diedros y poliedros de que cons ta y número de véniccs y orisms dc:l mismo.
3 .0 Apreciar en mill.menos l as dimensiones de l as caras de los poliedros te"gulares construJ.
dos (o en otros de una caja de sólidos geométricos). Después, multiplicando por el número de ellas,
hallar el érea toral.
4.• Las caras de un octnedro miden 0,40 metros de base ' y 0,34 de altura. ¿Cuál será el área
total de dicho octaedro? .
S.o Las aristas de un cxaedro o cubo miden 0)80 metros. ¿Cuál es su área total?
6 .0 Las aristas de un dodecaedro miden 0,30 mcr.ros y lo apotema de sus caras 0,24 merrot.
¿Cuál será el área total de dicho dodecaedro?

( LECTURA 19. PRACTICAS

CONSTRUCCIÓN DE UNA CAJITA


DE FORMA PRISMATICA

Reproducir en cartulina, aumentada


cinco veces, la figura adjunta. Recórtese
después y péguese convenientemente.

~ . ( )
LECCIÓN 19
P(Jliedros irregulares: el prisma
Poliedros irregulares.-Poliedros irregulares son los que tienen sus
caras o sus ángulos desiguales. ·
Los poliedros irregulares son dos: el prisma y la pirámide.
El prisma.-El prisma es un poliedro irregular que tiene por base
dos polígonos y por caras laterales, paralelogramos.
316
© Biblioteca Nacional de España
r~:

oMM:.uc.
Clases de prismas.-Según el poligono que tengan por base, los
prismas pueden ser: triangulares, cuadrangulares, pentagonales, _etc.
P risma r egular e irregular.-Un prisma es regular cuando sus
bases son poligooos regulares, e irregular, en caso contrario.
Prisma r ecto y prisma oblicuo.-Prisma recto es el que tiene las
caras laterales perpendiculares a la base, y prisma oblicuo, el que no
las tiene.
Altura y aristas.-Altura de un prisma es la perpendicular entre
sus bases, y aristas son las lineas que forman sus caras al unirse.
EJ E RC I CIOS
1.• Real.i zu la p,.ctiea c¡ue ae indjca en la lecnua de la lecci6o.
2.• Esc:ribir los nombres de 10 objetos c¡uc tengan forma prismitica.
3.• Modelar 4 6 5 tipos de prismas di!er=tcs y realizar eoo ellos lo c¡ue se indjca para los
politdros reculares en los ejercicios 2.• y 3.• de la lecci6o anterior.

LECTURA 20. PRAcriCAS


CONSTRUCCIÓN DE UNA
PIRAMIDB

Reproducir en cartulina, aumen-


tada tres veces, la figura adjuntl\. Re-
cónese después y péguese convenien-
temente.

317
© Biblioteca Nacional de España
LECCIÓN 20

Poliedros irregulares: la pirámide

La pirámide.-La pirámide es un poliedro irregular que tiene por


base un polfgon9 cualquiera y por caras laterales triángulos que con-
curren en un punto llamado vértice. ·
Clases de pirámides.-Scgún el polígono que tenga por base, las
pirámides pueden ser: triangulares, cuadrangulares, pentagonales, etc.
Pirámide regular e irregular.-Una pirámide es regular cuando
tiene por base un pollgono regular, e irregular, en caso contrario.
Pirámide recta y oblicua.- Una pirámide es recta cuando la per-
pendicular bajada desde su vértice cae en el centro de la base, y es obli-
cua en caso contrario.
Altura de la pirámide y altura de sus caras.-Altura de una
pirámide es la perpendicular bajada desde su vértice a la base, y altura
de sus caras es la altura de los triángulos laterales.
Pirámide truncada.-Se llama pirámide truncada o tronco de pi-
rámide la porción de ella comprendida entre la base y un plano que
la corta.
La porción de pin\mide comprendida entre el plano y el vértice o cúspide de la misma se llam•
pirilnide deficiente.
PROBLEMAS
t.o Realizar la práctica que se indjca en la Jecturo de la lección.
2.• Modelar 4 6 5 tipas diferentes de prismas y realizar con eUos lo que se indica para los
poliedros regulares en los ejercicios 2 y 3 de la lección 18.

318
© Biblioteca Nacional de España
a. fat.=a?&xa.= 24xq :=216 m~
a. tctal=a.eat·+a.-. beo =216 +
+72 =288 m!.

.<····-t····)
4m.

LECTURA 21. AREA Y VOLUMEN DBL PRISMA Y DB LA PIRAMIDB

Área lateral de un prisma es la medida de la superficie de los cuadriláteros


que forman sus caras, y área total, el resultado de sumar al úea leteral el área
de sus bases.
Para hallar el área lateral de un prisma se multiplica el perlmetro de uno de
los pollgonos de su base por la altura.
En el ejemplo que ilustra la lección, el área lateral será:
Perfmetro de la base: 4 m. x 6 lados = 24 m.
Altura del prisma: 9 m.
Multiplicand o, tendremos: 24 x 9 = 216 m• de úea lateral.
El área de la base será:
24 m. de perlmetro X 1,5 (mitad de la apotema) = 36 m•.
Y el úea de las bases: 36 mi x 2 = 72 m'.
Sumando el área lateral con el área de las bases, para hallar el área total, ten-
dremos:
216 m• + 72 m• - 288 m• de área total.
Para haller el volumen del prisma se multiplica la superficie de la base por
la altura.
En el ejemplo que ilustra la lección, será:
Arca de la base (hallada anteriorment e) = 36 m'.
Altura= 9 m.
Multiplicanq o, tendremos:
36 m• x 9 m. = 324 m' de volumen.
Área lateral de la pirámide es la meclida de la superficie de los triángulos que
fom1ao sus caras, y área total el resultado de sumar al úea lateral el área del poU-
gono de In base.
Para hallar el área lateral de una pirámide se multiplica el perfmetro del poi!·
gono de la base por la mitad de la altura de los triángulos de sus caras. .
En el ejemplo que ilustra la lección, el área lateral será:
Perfmetro de la base: 5 m. x 6 lados = 30 m.
Mitad de la altura de los triángulos: 8 m. : 2 = 4 m.
Multiplicando, tendremos: 30 x 4 = 120 m• de área lateral.

319
© Biblioteca Nacional de España
út. Pd,.~(P.&. X~= 30 X 4 :o 4ZO 'm~
a ~=a.e.+Ov.&. =1ZO +60=~80m}:

Vk.=f.&x ~ = 60x 2 =1ZO m,J


'S.m..

El área de la base sctá: 30m. de perímetro X 2m. (millld de la apotema) ~ 60 m•.


Y ahora, sumando el é.rea lateml y el área de la base para hallar el área total,
tendremos:
120 m• + 69 m• ~ 180 m• de área total.
Para hallar el volumen de la pirámide se multiplica la superficie de la base por
el tercio de su altura.
En el ejemplo que ilustra la lección, será:
Area de la base (ya hallada) : 60 m•.
Tercio de la altura: 6 m. : 3 = 2 m.
Multiplicando, tendremos:
60 m• x 2 m. = 120 m• de volumen.

LECCIÓN 21

Área y volumen del prisma y de la pirámide

Área del prisma.-Para hallar el área lateral de un prisma se mul-


tiplica el perímetro de su base por la altura.
Para hallar el área total, se suma al área lateral el área de sus bases.
La fórmula, por lo ranro, es: A. 1. = (P. b. X a) + 2 S. b.
Volumen del prisma.-Para hallar el volumen de un prisma se
multiplica el área de su base por la altur:~.
La fórmuln, por lo ronro, es: Vol. - S. b. X nltutn.
Área de la pirámide.-El área lateral de una pirámide se halla
multiplicando el perímetro de la base por la mitad de la altura· de Jos
ttiángulos de sus caras.
320
© Biblioteca Nacional de España
El área total se halla sumando al área lateral el área de la base.
8
La fórmula, por lo tanto, senl: A. t. - (P. b. X 2> + S. b.

Volumep de la pirámide.- El volumen de una pirámide se halla


multiplicando la superficie de su base por el tercio de su altura.
La fórmula, por lo tant9, será: Vol. - S. b. X •
S

EJERCI CIOS

PROBLEM AS

1.• Un prisma pentagonal regular tiene: 0,60 metros de lado, 0,52 metros de apotema
1 4 metros de altura. Hallar su úea lateral y total y su volumen.
2.• Un depósito tiene forma de prisma cuadrangular, mide 8 metros de largo, 3,5 de anebo
y 1,6 de alto. ¿Cuántos littos de agua bacc?
S.• Un pozo que tiene forma de prisma ex'agonal mide 1,15 metros de lado y 1,8 metros de
un Indo a otro en su abertura. Si queremos que baga 64 metros cúbicos de agua, ¿qué profundidad
tendreDlOS que darle?
4.• Una pinlmide octoguoal regular mide 0,65 metros de lado, 0,82 metros de apotema,
3 metroS de altura, y la altura de los triAogulos que forman sus caras es de 3,45 metroS. ¿Cuál es
su 4rea y su volumen?
5.• Una tiendo de campaña de forma exagunal mide 1,5 metros de lado y 2,25 metros de altura
en sus caras. ¿Cuánto valdnlla tela empleada en eUa n razón de •15,5 pesetas el metro?
G.• Una de las pirtlmides de Egipto tiene 145 metros de altura. Si su base es un cuadrado
de 232 metros de Indo, ¿cuál es el volumen de la citada pinlm.ide?
7.• Una bana de plata tiene forma de prisma exagonal. Los lodos de la base miden S centí-
metros¡ su apotema, 2,6 centímetros, y su longitud es de 50 centimettOS. ¿Cutntos gramos pesan!
dicha barra sabiendo que la densidad de la plata es de 10,47?
8.• Se quiere construir un frontón de 15 metros de l:ugo, 0,60 de grueso y 12 metros de altu-
ra. Po.ra cUo se llan de emplear ladrillos cuyas dimensiones soo 0,30, 0,16 y 0,08 metros. ¿Cu4otos
ladrillos harán falta?
9.• En el almactn de una editorial hay uno pila de Enciclopedias que mlde12 metros de larga
3 de ancla y 4 de altura. Si el volumen de cada libro
es de 0,0007 metroS cúbioos, ¿cu4otoslibroa labrá en
1• citada pila?
10. Se quiere recubril' coa chapa de cinc un
tejadiUo de forma de pinlm.idc cxaguoal. Si el lado de
la base mide 2,60 metros y In altura de sus caras es
de 3,25 metros, ¿cuánto valcln\ el cinc ncc:esa.rio a rn ..
zón de 48,5 pesetas el mettO cuadrado?

LECTURA 22. PRÁCTICAS

CONSTRUCCIÓN DE UN CILINDRO

Reproducir en carrulina, ampliándola tres


veces, la figura ~djuntll. Recórtese después 'y
péguese conveme.ntem ente.
321 .
~r. ·TUco GJiAliO. © Biblioteca Nacional de España
'&m.o::>:

0~.

~.

LECCIÓN 22

El cilindro y el cono
¡¿
Cuerpos redondos.-Cuerpos~redondos son los que están limita·
dos por alguna cara curva. Los cuerpos redondos son tres: el cilindro,
el cono y la esfera.
El cilindro.-El cilindro es un cuerpo redondo limitado por dos
círculos que le sirven de base y por una superficie curva como cara
lateral.
Cilindro recto y oblicuo.-Un cilindro es recto cuando la perpen·
dicular bajada desde el centro de la base superior cae en el centro de la
base inferior, y es oblicuo en caso contrario.
Altura del cilindro.-Altura de un cilindro es la perpendicular entre
sus bases.
El cono.-El cono es un cuerpo redondo que está limitado por un
solo círculo, que le sirve de base, y por una superficie lateral curva aca-
bada en punta.
Cono recto y cono oblicuo.-Un cono es recto cuando la perpen·
dicular bajada desde su vértice cae en el centro de la base, y es oblicuo
en caso contrario.
Altura del cono.-Altura del cono es la perpendicular bajada desde
su yértice hasta la base.
Cono trwrcado.-Cono trUncado o tronco de cono es la parte de cono comprendido entre In
base y un plano paralelo n é&tn.

322
© Biblioteca Nacional de España
E JERCICIOS
1.• Escribir 10 nombres de objetos que tengan forma cilíndrica y 6 que tengan forma cónica .
2.• Realizar la práctica que se indica en la lectura de la lección.
S.o Modelar con arciUn distintos tipos de cilindros y conos rectos y oblicuos.
4.• Después de haber estudiado la lección 24, determinar en millmetros d área total de las
figuras modeladas, hallando separadamC!JtC la de sus elementos componentes y sumando después.
El cilindro cst:l formado por un rectángulo y dos clrcuios (véase desarrollado) y el cono por un circulo
y un sector circular.

LECTURA 23. PRÁCTICAS


CONSTRUCCIÓN DE UN CONO

Reproducir en cartulina, ampliada tres veces,


la figura adjunta. Recórtese después y péguese
convenientemente.

LECCIÓN 23
La esfera
La esfera.-La esfera es un cuerpo redondo que está limitado total-
mente por una superficie curva perfecta.
Todos los puntos de lo superficie esférica equjdjsta_n de otro punto intc.rior llamado centro.
Eje de la esfera.-Eje de la esfera es una linea imaginaria que la
atravies:t de arriba abajo y sobre el cual puede girar.

323
© Biblioteca Nacional de España
Diá metro de la esfera.-Diámetro de la esfera es toda recta que
une dos puntos de su superficie pasando por el centro.
La mitad d<l diimetto se llo.ma radio.

Circulo máximo.-Se llama circulo máximo el circulo determi-


nado por una circunferencia que rodea a la esfera por su parte más ancha.
Semiesfera, zona y casquete esférico.-Semiesfera es la mitad
de la esfera; zona esférica es la porción de superficie esférica comprendida
entre dos planos paralelos, y casquete esférico es la porción de super-
ficie esférica comprendida entre un plano y un extremo de ella.

EJERCICIOS
1.0 Bs<:ribir 12 nombres de objetos que tengan forma esférica.
2.• Realizar la práctica que se indica en la lectura de la Jec:ejón.
3.• Modelar con ucilla una esfera y dibujar sobre ella las principales llneu del a esfera terrestre.
-4.° Cuando se haya dado la lec:ejón correspondiente, determinar en millmcttos el úea y el
volumen de la esfera modelada.

LECTURA 24. ÁREA Y VOLUMEN DEL CILINDRO Y DEL CONO


El lirea lateral de un cilindro se haUa multiplicando la longitud de la circunfe-
rencia de la base por la altura.
En el ejemplo que ilustra la lectura, será:
Longitud de la circunferencia ~ 2 x 3,14 x 2 = 12,56 m.
Multiplicando, tendremos: 12,56 X 8 = 100,48 m 1•
El lirea total se halla sumando al área lateral el lirea de sus bases.
El úea de una de sus bases será: 3,14 x 21 = 12,56 m•, y el área de las dos
bases: 12,56 x 2 = 25,12.

p!!....

1/~i
:
:
GL. eat =V!Nv. ~ X a. =~2'56 X 8d00'48m.~
1
1
1
{
oo; 1 =125'6 'l'n~
:

V.of=a.lh a.::1~ 56 X 8=100'48 m~


.-.···
" 1

324
© Biblioteca Nacional de España
<ít.fat=~JI. boex i=IZ'56x5 :62'80-m.~
ct.~=ct.ea..t.+ct.B-::62'8 +12.'56 =
~. ··-
:::: 15'36 m.~ '~o/" .

'\?17f. :ct.t'rx a.3 =12.'56 X 3::3 7'68 m.~

Sumando el área lateral con el área de las bases, tendremos:


100,48 + 25,12 - 125,60 m• de área total.
Para hallar el volumen del cilindro se multiplica la superficie de la base por la
altura.
En el ejemplo que ilustra la lección, será.:
Area de la base (hallada anteriormente): 12,56.
Altura= 8 m.
Multiplicando, tendremos: 12,56 x 8 = 100,48 m' de volumen.
E l área lateral de un cono se halla multiplicando la longitud de la circunferencia
de la base por la mitad de la altura de su cara lateral.
En el e¡emplo que ilustra la lectura, será:
Longitud de la circunferencia: 2 x 3,14 X 2 = 12,56 m.
Multiplicando por la mitad de la altura de su cara later-1, tendremos:
12,56 x 5 = 62,80 m•.
El área total se halla sumando al área lateral1 el área de la base.
El érea de la base es: 3,14 X 2' = 12,56 m , que, sumados con 62,80 m' del
1\ren lateral, nos dan: 12,56 m• + 62,80' = 75,36 m' de área total.
Para hallar el volumen del cono se multiplica el área de la base por el ttrcio
de la altura.
En el ejemplo que ilustra la lección, será:
Arca de la base (hallada anteriormente): 12,56.
T ercio de la oltura: 9 : 3 = S m.
Multiplicando, tendremos: 12,56 x 3 = 37,68 m 8 de volumen.

LECCIÓN 24

Área y volumen del cilindro y del cono

Área lateral y total del cilindro.-E l área lateral de un cilindro


se halla multiplicando la longitud de la circunferencia de su base por
la altura.
325
© Biblioteca Nacional de España
m área total so halla sumando al érea lateral el área de los drculos
de sus bases.
La fórmula, por lo tonto, ••ti: A. t . - (C. b. X o.) + 3 b.
Volumen del cilindro.-El volumen del cilindro se halla multipli-
cando el área de una de sus bases por la altura.
La fórmula, por lo tanto, seré: Vol. = S. b. X o.

Área lateral y total del cono.-EI área lateral de un cono se halla


multiplicando la longitud de la circunferencia de la base por la mitad
de la altura de su cara lateral.
El área total se halla sumando al área lateral el área del circulo de
la base.
o. l.
Lo fórmula, por lo tonto, seré: A. t. ~ (C. b. X · - ) + b.
2

Volumen del cono.-El volumen del cono se halla multiplicandl)


el área de su base por el tercio de la altura.
Q

La fórmula, por lo tonto, seré: Vol. ~ S. b. X -


S

EJERCICIOS
PROBLBMAS

t.• Un cilindro tiene 0,85 metros de radio y 2,5 metros de ahu.r a. ¿Ctál es su drea y vol uro en?
2.• Un tronco de 6rbol de forma cillndrica tiene 0,60 metros de di6rncuo y S metros de altu-
ra. ¿Cw\1 es su superficie y ctál es su volumen?
3.• Un pozo de forma cillndrica hace 74.000 litros de agua. Si el dúimeuo de su boca es
2,5 metros, ¿cw\1 seré su profundidad?
4.• Un cono tiene lu si¡uicntcs dimensiones: 0,4 metros de ra.d.io, ll2 mcuos de altura y su
cara lateral mide 1,45 metros. ¿Cw\1 seré su éren y cu41 su volumen?
5.• Un montón de grnno de forma cónico mide 8,4 mct.ros de circunferenc-ia y 1,3 meuos de
altura. ¿Cuántos hectolitros de grano hay en dicho montón?
6.• Uno bombo al caer hn hecho un hoyo de formo cónico. Lo circunferencia de In bocn mide
32 metros y su profundidad ea de 4,5 metros. ¿Cuál es el volumen de la tic.rra desplo.zodn?
?.o Se quieren recubrir con terciopelo 6 columnas de un lemplo que tienen forma cillncl.rka.
Si miden alrededor 0,8 metros y su altura es de 9,5 metros, ¿cullnto valdré el terciopelo necesario
a ru6n de 60,25 pesetas el metro cuadrado?
8.• Un montón de paja de forma cónica tiene 16 metros de di4metro y 7 metros de altura.
¿Cuántos viajes tendré que echar para transportarlo a la estación del fenoconil un corro que cacb
vn Ueva 28 metros Cllbicos?

LECTURA 25. AREA Y VOLUMEN DE LA ESFERA


Una esfera tiene 2 metros de radio. ¿Cuál es su superficie? Y ¿cuál es su vo-
lumen?
Para hallar el área lateral de una esfera se multiplica por 4 la superficie de su
c:!rculo máximo.
326
© Biblioteca Nacional de España
~=citv.~x4=
=12'56x 4::. 50'241"!1.~ 'V~:::0'625xct.oP=
Vokrnem== a x ~ = =0'62.5 ¡( 4.000:6'2.5 ~. '"
=5o'24x0 '666 = 33'115 m~

En el ejemplo que ilustra la lección/ será: ·


Area del clrculo máximo: 3,14 x 2 = 12,56 mt.
Multiplicando por 4, tendremos: 12,56 x 4 ,.. 50,24 m de superficie.
1

Para hallar el volumen se multiplica el área por el tercio del radio.


En el ejemplo del dibujo, será:
Tercio del radio: 2 : 3 - 0,666 m.
Multiplicando, tendremos: 50,24 x 0,666 = 33,45 m• de volumen.

LECCIÓ N 25

Área y volumen de la esfera

Área de la esfera.- El área de la esfera se halla multiplicando la


superficie de su círculo máximo por cuatro.
La fórmula, por lo tanto, sen\: A. esf. - Clr. máx. x 4.

Volumen de la esfera.-El volumen de la esfera se halla multipli-


cando el área por el tercio del radio.
r
La fórmula, por lo tanto, ser4: Vol. esf. - A. csf. X -
3

Aforo de un tonel.- Para averiguar la capacidad de un tonel, se


eleva al cubo la distancia en decímetros que hay desde su ·boca hasta
el punto más distante de la misma y el resultado se multiplica por 0,625.
Bl producto resultante expresa en litros la capacidad del tonel.
327
© Biblioteca Nacional de España
EJERC I C I OS

PROBLEMAS
1.•
. .
Calcular la superficie y el volumen de una peloto que tiene 8 centimetros de diámetro.
2.• Calcular en kilómetros cúbicos la superficie y el volumen de la Tierra sabiendo que el
cuadrante de uno de sus meridianos mide 10.000.000 de metros.
3. 0 Sabiendo que una esfera mide alrededor, por su parte más ancba, 0,.60 metros, determinar
su área y su volumen. -
4.• Una cuba de vino mide desde su boca hasta el punto más distllllte de ella 1,25 metros.
¿Cuántos hectolitros hace?
5.• En una cuba que desde su boca hasta el punto más alejado de ella mide 1,2 metros se han
cebado 7 hectolitros de vino. ¿Cuántos litros caben más en cUa?
6.• Se quieren forrar con badana 380 balones de 0,24 metros de diámetro. Si lo badana vale
a 250 pesetos el metro cuadrado, ¿cuánto importará el forro de todos los balones? ¿Y el de cada balón?
7.• Una cuba que desde la boca hasta el punto más lejano mide 18 decimetros,.estA llena hasta
sus 3/4 partes. ¿Cuántos decilitros de vino bny en ella?
8.• Un globo de forma esf~rica tiene 38 metros de circunferencia máxima. ¿Cuál es su super-
ficie y cu:IJ es su volumen?

LECTURA 26. EL TEOREMA DE PITÁGORAS, GRÁFICAMENTE,


Y SUS APLICACIONES
El teorema de Pitágoras se demuestra gráficamente, construyendo sobre 13
hipotenusa y catetos de un triángulo
rectángulo tres cuadrados. Observando
la figura resultante se apreciará que
el cuadrado construido sobre la hipo-
tenusa equivale a la suma de los cua-
.¡ 2 3 l¡ drados de los catetos.
Aplicaciones del teorema de Pi-
5 6 7 8 tágoras.-El teorema de Pitágoras es
'1 lO H 12 4 quizá el más importante de la Geo-
metrla, y además de servir para calcu-
{3 .¡~ 15 iG ~ lar los catetos e hipotenusa de los
11 18 1'1 triángulos rectángulos, según las fór-
mulas que se exponen en la lección,
2.0 2.1 22 tienen, entre otras, las siguientes apli-
7.3 2.1; 25 caciones:
1.• Hallar la diagonal de un rec-
tángulo conociendo Jos lados. (fig. 1.•). Como la diagonal del rectángulo es igual
a la hipotenusa del triángulo A B C tendremos:

h 1 = 1' + !''; b = Y 1 + 1'' = V 5' + 12~ = V 169 =


1 13 m.

<f'1ffiZ<l-.
A;
E'. . :
evo ;
·' e B·
2. o ""-

37.8
© Biblioteca Nacional de España
A su vez, la longitud de un lado, conociendo la del otro lado y la hipOtenusa,
será:
1 = V b'- 1'' = v13• - s• = Ví44 12 m. =
2.• Hallar la altura de un tril\ngu)o equilátero conociendo la medida de su
lado. (fig. 2. 6 ). Al rra:zar la altura, el rrimgulo equilátero queda descompuesto en
dos trtángulos rectángulos, de los cuales conocemos la hipotenusa = 20 y el cateto
de abajo .. 10 (mitad del lado). Por Jo tanto, tendremos:
Altura (cateto) = lf 2oa -toa= Y300 = 17,32 m.

LECCIÓN 26

El teorema de Pitágoras

Teorema de Pitágoras.- Pitágoras, célebre matemático griego,


descubrió en el triángulo rectángulo la siguiente propiedad:
w/ cuadrado de la longitud de /a hipotenusa es igual a la suma de los
cuadrados de los catetos.o
Si medimos con una r~gla los e.'ltetos y la hipotenusa de un trif.ngulo rectángulo y elevamos al
cuadrado los números resultantes, podremos eomprobu 1• verdad del teoKma.

Fórmula del teorema de Pitágoras.-La fórmula del teorema de


Pitágoras nos pe.rmite resolver muchlsimos problemas de Geometría, y
se expresa as!:

En ella, H representa a la hipotenusa y C C' a los cntetos.


De la fórmula del teorema de Pitágoras se deduce
1 o. H = v
c2 + C'2; 2 o. e = Vw- C' 2
Lo cual nos dice: 1. 0 Que la hipotenusa es igual a la raíz cuadrada
de la suma de los cuadrados de los catetos.
2. 0 Un cateto es igual a la raíz cuadrada del cuadrado de la hipo-
tenusa menos el cuadrado de otro cateto.

BJBRCICIOS

PROBLEMAS

1.0 Los catetos de un triángulo rectángulo miden 6 y 4 Dletros respeetiv:unente. ¿Cuántc


medinl su bipotenusn?
2.• La bipotcnusn y un cateto de un tri~n¡¡ulo rectángulo miden respectivamente 4 y S metros
¿CuAnto medir6 el otro cateto?
S.• La diagonal de un rectángulo mide 8 mettcs y uno de sus lados 5 mettos. ¿CuAnto modir6
<1 otro lado? ¿Cuál será la superficie del KC!án¡¡ulo?
4.• Bllado de un triángulo equil4Lero mide 5 mettos. ¿Cu.U es su área?

329
© Biblioteca Nacional de España
S.o Uoa pin\mide exagonal, regular, rec[8, tiene 4 inctros de lodo, 3,5 de apotcmn y sus tfi4.n..
gulos laterales miden 10 merros de altura. ¿CuAl es su Arca total? ¿CU1!l es •u altura? (Teorema de
Pitll¡¡oras.) Determínoda lo altura, bnUar el volumen.
6.• El diAmetro de la base do un cono es de 0,80 metros y la altura de su cara lateral, 1,25
metros. ¿Cuál es su área total? ¿Culll es su altura? Determinar ésta, b3Uar su volumen.
7.• La base de un triángulo isósceles mide 16 metros y uno de sus lados iguales 24 metros.
¿Cll1!nto mide su altura y cu~l es su ~ca?
3.• Un cuadrado de 6 metros de lado está inscrito en una circunferencia. Hallar la longitud
de ésta y el ~ten del círculo comprendido.

330
© Biblioteca Nacional de España
G E .O G R A F Í A
Distrib ución d e lecciones t eniend o en cu enta el Úldice d e cono·
cimlentos que los Cuestiona rlos s eñalan:

PRIM ER CURSO:

1.u TRIMEST RE.-Lecci ones 1, S, 4, 36, 37, 38, 39 y 40.

2.o TRIMEST RE.-Lecci ones 2, 20, 21, 22, 25, 26, 27 y 28.

3.« TRIMEST RE.-Lecci ones 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 19, SO, 31, 32 y 33.

SEGUND O CURSO

l.cr TRIMEST RE.-Lecc iones 23, 24 y 29.-Leccio nes y lecturas 12 y 13.

2.o TRIMEST RE.-Lecci ones y lecturas 14, 15, 16, 17 y 18.

3.•r TRIMEST RE.-Lecci ones 34 y 35.- Repaso de las fuentes de pro-


ducción mundial deducidas del estudio de las leo-
cienes 30, 31, 32, 33, 34 y 35.-Lectu ras y comenta-
rios sobre las relaciones de España con el mundo
en el aspecto cultural, económico, religioso, po-
Utico, etc.

LECTURA 1.• EVOLUC IÓN DE LA GEOGRA FÍA

La palabra Geografía procede de geo = tierra, y grafo = descripción . Por con-


siguiente, atendiendo a su significado etimológico, podemos decir que tGeografia
es la ciencia que se ocupa de la descripción de la tJerra•.
Y éste fué, en efecto, el concepto que antiguamente se tenia de la Geografía;
se crela que su misión se rcduda a enumerar las cosas que habla sobre lasutierra, con-
pero un concepto tan limitado ha ido evolucionando paulatinamente y hoy
teuido es mucho más amP.lio.
De la simple enumeraetón de accidentes geográficos pasó la Geografía a estudiar
no sólo la tierra, sino la tierra y la vida animal y vegetal que en ella se desarrolla.
Posteriormente, la Geografía no se limitó a estudiar los factores de tierra y vida
sobrt ella, sino que. se ocu}16 de localizar dichos factores en un pais o en un l\183I de-
331
© Biblioteca Nacional de España
terminado, y por ello la Geografia poclia ya conside.rarse como c!a ciencia de la des-
cripción y localización de los fenómenos flsicos y biológicos sobre la superficie
terrestre•.
Pero la moderna ciencia geográfica amplia aun más el concepto de la Gcograffa,
añadiéndole la nota de •causalidad '• es decir, que modernamente la Geografia no
sólo se ocupa de estudiar los fenómenos fisicos y biológicos de la tierra, sino que
trata de descubrir las causas que los motivan.
De todo ello se deduce que, en la actualidad, «<a Geograjia es la ciencia ds la loca-
lización en la superficie terres&re de los fenómencs /{sicos y biológicos ,estudia11do las
causas que los motivan •· ·

LECCIÓN 1.8

La Geografía y su división

Geografía.-Geografía es la ciencia de la localización en la supet·


ficie terrestre de los fenómenos físicos y biológicos estudiando las causas
que los motivan. -
División de la Geografia.-La Geografía se divide en dos grandes
ramas: natural y humana.
Geografía natural.-Geograffa natural es la que estudia los hechos
geográficos debidos a la mano de Dios.
Ramas de la Geografía natural.-Cuando la Geografía natural
estudia los astros, se llama astronómica; cuando estudia la superficie
terrestre, se llama física, y cuando estudia los animales y las plantas, se
llama biológica.
Geografía humana. - Geografía humana es la que estudia los
hechos·geográficos en los que ha intervenido la mano del hombre.
332
© Biblioteca Nacional de España
Rama s de la Geogr afia buma na.-C uando la Geografía humana
esrudia los productos de la tierra se llama económica, y cuando esrudia
las razas, forma de gobierno, etc., se llama política.
a se Uama gene-
Gf4Vafla gmual y espocial.- Dentro de las divisiones antedorea, la Gcografl
determinado.
ral eu:mdo estudia al universo entero y especial cuando se refiere a UD pals

B J BRC ICIO S
n de Geografla y la de
1.• Reproducir el dibujo de la lección y copiar junto a 8 la dtllnició
coda una de las ramas en que se divide.
escrito sobre au
2.0 Después de leer varias veces la lectura de la lección, hacer UD resumen
contenido.

LECTURA 2.• LA ORIBN TACIÓN

La orientación consiste en buscar los puntos cardina les en el horizonte.


Pant orientamos basta conocer la situación de uno de loselpuntos cardinales, y
esto lo podemos conseguir por cuatro medios distintos: por Sol, por la brújula,
por In estrella Polar y por las casas y árbol~s. y Oeste, respectivamente,
La salida y puesta del Sol nos señalan el punto Este localiza r los demás.
y conocidos cualquiera de estos dos puntos, podemo s
sabe-
Otro medio para orientamos durante el ella es la,.brújula, la cual, como
hemos, consiste en una cajita con una aguja
imantada que señala constantemente la direc-
ción None-S ur.
Si es por la noche, y carecemos de la tirú-
jula, podemos guiamos por la estrella Polllf,
la cual nos indica, de una manera fija, el punto
None.
Y si, careciendo de brújula, nos encontramos
en medio de una noche nublada o en un ella
de niebla, aun hay otro recurso para orientar-
nos: las casas y los árboles.
La fachada que da al None en las casas o el
lado de los troncos de los árboles que está en
dicha dirección, suele estar cubieno de musgo
o más sombdo que el resto, siendo causa de
ello la poca luz solar que recibe.
ia quedar á
Localizando por este medio el punto None, en dirección contrar
el Sur; a la derecha , el Este, y a la izquierd a, el Oeste.

LECCIÓN 2.•

La orient ación

El horizo nte.-S e llama horizonte la línea que a nuestro alrededor


la
divisamos en la lejanla y en la que parece que el cielo se junta con
tierra. · ·
333
© Biblioteca Nacional de España
Los puntos cardinales.-Los puntos cardinales son cuatro puntos
que, situados en el horizonte, se llaman: Norte, Sur, Este y Oeste.
La rosa de vientos.-La rosa
N
de vientos es una especie de es-
trella con 32 puntas que señalan
otras tantas direcciones, rumbos
~.~~ o vientos diferentes.
'M~'?' Orientación por el Sol.-
0
....,;¡¡;¡:¡~i¡JD~~~~!!!.. E. Para orientarnos por el Sol pon-
dremos los brazos en cruz y de
tal manera que el brazo derecho
señale el Este, o punto por donde
sale el Sol; a la izquierda queda-
S 1/1 rá el Oeste; al frente, el Norte, y
"'.
11\
:1 la espalda, el Sur.

La brújula.-La brújula es un aparato con una aguja imantada que


señala constantemente la dirección Norte-Sur.
Para orientamos, si nos ponemos en dirección Norte, a la derecha
quedará el Este; a la izquierda, el Oeste, y a la espalda, el Sur.
La estrella Polar.-Situada constantemente en el punto Norte, la
estrella Polar nos permite conocer la situación de los demás puntos
cardinales.
EJERCICIOS
t.• Dibujar la rosa de los vientos en cl patio de la escuela o en un papel, y colocándola convc-
nientementeJ indicar los occidentes o lugares del pueblo que corresponden a cada WlO de sus puntas.
Repetir este ejercicio hasta familiarizaros bien con ella.
2.• Colocar la rosa de los vientos sobre la capital de vuestra provincia en un mapa, y ver dcs-
puts el punto cardinal que ocupan otras ciudades con respecto a ella.
3.• Colocar la rosa de los vientos sobre España en un mapamundi e indicar el punto cardinal
que ocupan otras naciones e islas con respecto a Espaila.

LECTURA 3.• MANERA DE HALLAR LA DISTANCIA ENTRE


DOS PUNTOS CON AUXILIO DE LA ESCALA
Casi todos los mapas suelen llevar dos clases de escalas: una reglilla graduada
y una razón o relación que nos indica las veces que el terreno representado es mayor
que dicho mapa.
El mapa que ilustra la lección lleva también ambas escalas. Veamos cómo se
utilizan.
Supongamos que queremos averiguar la distancia que hay de Zamora a Ma·
drid, valiéndonos de la reglilla graduada. Bastará para ello apreciar con un comp~s
la distancia que en el mapa separa a dichas ciudades y llevar dicha distancia sobre
334
© Biblioteca Nacional de España
BI'Q················••'
,,•:,,.•••'-, %AMOAA %"~:oozA
••: e •vA\.Iol\D01.11D
·~:
{ Mll4bi\1D

}oD"OAJOZ.
~: 22,000.000
i
~ ..
.$l VIL1..A

la reglilla graduada, poniendo una punta del compás en el el cero de la rt:glilla; la


otra punta del compás, al caer sobre In reglilla, nos indica número de kilómetros
que hay entre las poblac iones mencionadas: 242 kilóme tros.
onos de la otra
Para averiguar la distancia entre las mismas ciudades, valiénd
escala, se hace lo siguien te:
do se multiplica
Con una regla se aprecia en millmetros la distancia y el resulta real es mayor
por el número que en la escala nos indica las veces que el terreno
que el representado. .000 = 242.000.000 mm.
En el ejemplo que nos ocupa será: 11 mm. xlos22.000millme tros a metros, resulta:
Dividiendo ahora por 1.000 pata reducir
242.000.000 : 1.000 = 242.00 0 metros .
tros, obten-
Y volviendo a dividir por 1.000 para reducir Jos metros a :kilóme1.000 = 242 kiló-
dremos In distancia en kilómetros entre dichas ciudades: 242.000
metros. os, la distancia entre
Halla ahora tú, utilizando los dos procedimientos indicad
y la de éstas entre si.
Madrid y las demás ciudad es que figuran en el mapa

LECC IÓN S.a

P lanos y mapa s
de un
Plano .-Se llama plano la representación gráfica de un local o
trozo pequeño de terreno, como si lo viéramos desde arriba .
y el plano de un pueblo
el techo,
Bl plano de la sala de clase sml el dibujo de la misma, visra desde
.
el dibujo d<! mismo visto desde un avión o desde un punto elevado
exten-
Map a.-Se llama mapa la representación gráfica de grandes
siones de terreno.
di-
La escala .-Se llama escala la relación que existe entre las
335
© Biblioteca Nacional de España
E SC ALA~
v1 ; t ~r ~ 1 f 1"'
1: 300

mensiones de un plano o mapa y el terreno real que en ellos se repre-


senta.
R epresentaci6n de la escala.- La escala suele indicarse por medio
de una reglilla graduada o por medio de una relaci6n: 1 : 5.000, por
ejemplo.
Cuando entre dos puntos de la reglilla graduada hay la indicación
de 10 kms. (por ejemplo), se quiere con ello decir que una distancia
igual en el mapa equivale a 10 kms. en la realidad. Cuando en un mapa
leemos: 1 : 100.000, hemos de entender que la superficie terrestre repre-
sentada en dicho mapa es 100.000 veces mayor que él.
Los puntos cardinales en los planos y mapas.-En los planos y
mapas, el Norte está situado arriba; el Sur, abajo; el Este, a la derecha,
y el Oeste, a la izquierda.

BJBRClCIOS
1.• Copiar en el cuaderno el dibujo de la lección y, tomando lu medidu sobre el mismo
libro, determinu la distancia que hay entre Madrid y las eapitales que en el mapa figuran, ucri-
biendo despu~ ti resultado en ti mapa del euademo.
2.• Determinu, utiliundo ambas csealas, la distancia entre dos eapitales europeas¡ldem entre
Bspalla y Buenos Aires¡ldem entre Madrid y Nueva York.
S.• Cooseruir ti plano exacto de la escuela en la esenia 1 : 100, tomando para eUo las medida•
oportunas.
4.• Dibujar en una euartilla el plano de vuestra eau en la escala de 1 : 100.
5.• Dibujar, lo oás aproximodamente posible, ti plono del pueblo y sus alrededores.

336
© Biblioteca Nacional de España
LBCTURA 4.• MI PUEBLO, AYúNTA MIENTO Y PARTIDO JUDICIAL

Mi pueblo se llama ...... Tiene ...... habitantes y •..... Km•.


Se encuentra situado al • • . . . . de la provincia de . . . . . . y limita al Norte
con ...... , al Este con ...... , al Sur con . . . . . . y al Oeste con ..... .
El suelo de mi pueblo es ...... , y por él corre el tfo ...... , que va a desembo-
car ol . . . . . . L os aguas de dicho rlo son aprovechadas para .... .. , y Jos peces
que mó.s abundan en él son . .. .. .
Entre las colinas, montañas, etc., mó.s cercanas e importantes podemos ci-
tar •.... . La mayor alrura se eleva a ...... metros sobrC' el nivel del mar, aproxi-
IIIlldamente, y está en ..... .
Hay también nlgunos valles y feraces vegas, pudiendo contar entre ellos ..... .
El clima es ......
La riqueza principal de mi pueblo está formada por su ...... , destacándose
en tal sentido los siguientes productos .. ... .
Otras fuentes de riqueza son: ..... .
En el aspecto comercinl, el pueblo vende ....•. ; pero en cambio necesita
comprar ..... .
En cuanto a vlas de comunicación, nos comunicamos con , . . • • . por me-
dio de ......
Se celebran en el pueblo los mercados y ferias de ... ... , y su fiesta principal
es la de ...... , que se celebra el d1a ... ...
Entre los costumbres más curiosas y dpicas de la localidad se destaca ..... .
En el aspecto administrativo, el señor alcalde se llama ... . .. , y el señor juez
se llama .. ....
Otras autoridades o personas de importancia son: ..... .
Nota.-8iguj endo la pauta que anteriormente se indica para el pueblo, que bagan los llillos un
ejercicio de redacción rucrenre a su provincia, y que lo ilusuen con el mapa de la misma.
837
© Biblioteca Nacional de España
· LECCIÓN 4.a

Los pueblos.-La provincia

Los pueblos.-Los pueblos están formados por varias familias que


viven en un mismo lugar.
Los jefes del pueblo.-Los jefes del pueblo son el alcalde, que
preside el Ayuntamiento y cuida del buen gobierno del mismo, y el juez
municipal, que administra la justicia.
El término municipal.-Se llama término municipal las tierras
que hay alrededor del pueblo o pueblos pertenecientes a un mismo
Ayuntamiento.
P artidQ judicial.-Se llama partido judicial la reunión de varios
términos municipales.
Las provincias.-Las provincias están formadas por la reunión de
varios partidos judiciales.
Jefes de la pr ovincia.-Los jefes principales de la provincia son:
el gobernador civil, el presidente de la Diputación, el presidente de la
Audiencia, el gobernador militar y el señor obispo.
338
© Biblioteca Nacional de España
Las regiones.- Las regiones están formadas por la agrupación de
varias provincias de caracteristlcas parecidas.
La naci6n.- La nación está formada por la agrupación de varias re-
giones que obedecen a un mismo jefe.

EJERC ICIOS
1.• Dibujar, con la mayor aproximación posible, el plmo del término munlcipol donde radica
la escuda y, e.n momentos oportunos, ír estudiaDdo: 1. La parte fiska del mismo: rfos, montes,
0

clímo, etc. 2.• La parte económica: producciones, comercio e industria. 3.• La parte humana: pobla-
ción, costumbres, religión, etc, 4.• Lo parte administrativa: autoridades, funciones de: cada una de
ellas, etc. A medida que se vaya ilneiendo el estudio de cada pane, ir situando en el mapa el mayor
mlmero posible de datos.
2.• Hacer un ejercicio similar al anterior sobre la provincia respectiva.
S.• Hacer un ejercicio de composición sobre el siguiente guión: nombre y población de la
localidad. Caracterfsticas más salientes de sus habitantes: estatura, color, temperamento, etc. Con·
dicioncs que refinen sus viviendas. Ocupacionu , ferias, fiestas y costumbres dpicas. Copiatlo des-
pués junto al dibujo de la lectura.

LECTURA 5.• SITUACI ÓN GEOGRA FICA DE ESPAí'lA


España es una penlnsula situada al SO. de Europa, y sus caractcrlsticas geográ-
ficas no pueden ser más favorables.
En cuanto a su relieve, podemos considerarla como un verdadero castillo: las
cadenas montañosas de los Pirineos y de la Penibética son auténticas murallas
contra los ataques europeos y africanos; las depresiones del Ebro y del Guadalquivir,
son sus fosos defensivos, y la Meseta es "su gran plaza de armas.
Por su situación, España es tierra de transición entre Europa y África, expli-
cándonos esto la gran cantidad de invasiones que a través de la Historia ha sufndo,
procedentes de ambas panes del mundo.
Es también la última tierra europea camino de América, y esta circunstancia
le proporciona una posición de privilegio en las grandes rutas comerciales del
mundo.

, ,'
,'

339
© Biblioteca Nacional de España
La segunda de estas rutas, que va desde Europa hasta América del Sur, toca
en nuestras costas; igualmente lo hace la tércera,. que va desde el Norte y Noroeste
de Europa hasta las Indias, pasando por Gibraltar, y la cuana, que desde Europa
_se dirige· a Africa.
Solamente la primera ruta mundial, que saliendo de los puertos de Alemania,
Holanda, Bélgica, Francia, Inglaterra, se dirige a América del Norte, no ti~e escala
en nuestros puertos.
Y por último, teniendo en cuenta que en Europa podemos distinguir tres panes:
atlántica, mediterránea y continental, podemos decir que España participa de las
características de las tres: es atlántica y mediterránea, porque ambos mares bañan
sus costas, y es continental porque la Meseta, con su gran elevación y con su ais-
lamiento de la influencia de los mares, tiene todas las camcteristicas de las tierras
continentales.
No es por ello un tópico el decir que nuestra Patria reúne y compendia, en forma
admirable, todas las condiciones geográficas de Europa.

LECCIÓN 5.a

España: limites, extensión y población

Situación de España en el mundo.-España es una nación situada


al S. O. de Europa.
L a situación de EspaDa en el mundo es inmejorable: es el último pals de Europa camino de Amt-
rica; su suelo sirve de lazo de uruóo CDtr< Europa y Afrlca, y por el estre<:ho de G ibrahar, situado
al sur de ella, se unen dos mares do gran importancia: el Atlántico y el Mediterráneo.

Límites.-España Jlmita al Norte con el mar Cantábrico y los mon-


tes Pirineos; al Este, con el mar Mediterráneo; al Sur, con el mar Me-
diterráneo y el océano Atlántico, y al Oeste, con Portugal y el océano
Atlántico.

340
© Biblioteca Nacional de España
Exten si6n.- Españ a tiene una extensión de 504.000 Kma, de los
los cuales 492.000 son peninsulares y el resto islas.
P oblaci6n .- España cuenta actualmeÍlte con más de2 28 millones de
habitantes, correspondiendo, por lo tanto, a cada Km una población
relativa de 56 habitantes, aproximadamente.
Carac ter ísticas de la pobla ción de Españ a.-La población espa-
ñola está muy desigualmente repartida: por lo regular, es muy densa en
las costas y escasa en el interior. Asturias, Cataluña, Vizcaya, y las huer-
tas de Valencia y Murcia son los lugares más poblad
os.
La población relativa espallola oscila desde Vizcaya y Barcelon
a, que tienen mb de 250 habi·
tantes por kllómeu o cuadrado , basta Soria, que no llega a 20.

Pobla ciones mayo res de Españ a.- Las poblaciones mayores de


España son: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga. 376.627;
.Madrid tiene 1.618.435 habitantes¡ Barcelona, 1.280.179; Valenc:la,
509.075; Sevilla,
y Málaga, 27G.m.

EJER CICI OS
rojo !u que tengan una
1.0 Copiar un mapa de España dividido en provincias y pintar de
de població n superior a los 100 habitante s por kilómetr o cuadrado: Alicante, Barcelona,
densidad
La Coruña, Guipúzc oa, Madrid, Málaga, Pontevedra, Santa Cruz
de Tenerife , Valencia y Vizcaya.
de 50 y menos de 100: Baleares , Cádiz, Castellón, Gerona, Jaén,
De verde, las que tengan m.b a. Dejar en blanoo las
Lugo, Murcia, Orense, Oviedo, Las Palmas, Santande r, Sevilla y Tarragon
las dem4s.
que no lle¡nn a 50 habitantes por ki16meuo cuadrado , que son todas
nte; que se mue-
2.• Proó/D774.-Suponiendo que en Bsp:tiill nacen 3.120 habitantes diariame en el ailo 2.000
Wl 12.000 al mes, y que emigran 4.890 al año, ¿cu41
seri la poblaci611 espal!ola
suponiendo tambi~n que ahora somos 28 millones?

LECTURA 6.• ASPEC TO FÍSICO DE LA PENíN SULA mBRIC A


distin·
Si desde un avión pudiéramos observar la totalidad del suelo patrio,cadenas
guirlamos en él un gran macizo central, dos grandes depresiones y varias
montañosas. na.. Sus tierras son
El macizo central está constituido por la meseta castella océano Atlintico, deter-
generalmente llanaB, pero li,geramente inclinad as hacia el
minan la mayor de las veroentes español as: la vertient e atlintic a.
Y dentro de esta gran vertiente podrfamos distinguir tres grandes cuencas:
la del Duero, formada por las tierras comprendidas entre la cordillera Cantábrica,
ndidas entre
la Ibérica y· la Carpetana; la del Tojo, formada por las tierras compre na, formada por
la cordillera Carpeta na, la Ibérica y la Oretana , y la del Guadia
la cordille ra Oretana , la Ibérica y la Ma·
las tierras comprendidas entre
riánica. por las
Más al Sur distinguirlamos la gran depresión del Guadal~uivir, limitada el océano
cordilleras Mariánica, Ibérica y Penibéoca, y también inclinad a hacia
Atlántico. orientada hacia
Al Noroeste de la Meseta observaríamos la depresión del rEbro, cordille ra Ibérica.
el mar Mediterráneo y Limitada por los montes Pirineo s y po. la
Y, además de lo dicho, podríamos apreciar también otras vertientes secundarias
ica,. Qlm-
Y otras cuencas de menor imptlrtancla. T&es son: la vertiente Cantábr
341
© Biblioteca Nacional de España
prendida .:ntre la cordillera de mismo nombre y el mar; la vertiente Mediterránea
del Sur, comprendida entre la cordillera PcnibétJca y el Mediterráneo, y las cuencas
del Júcar y el Segura, inclinadas igualmente bacia dicbo mar.
Las cadenas montañosas ya las hemos ido citando. Cántabro-Pirenaica, Ibérica,
Carpetana, Orctana, Mariánica y Penibética. Si exceptuamos la Ibérica, que va de
Norte a Sur, todas las demás siguen la dirección Esto-Oeste.

LECCIÓN 6.8

Relieve de España

Relieve de España.-Bl suelo de España está formado por una


gran meseta central; dos depresiones a sus lados (Ebro y Gudalquivir)
y dos cadenas montañosas que la limitan (Pirineos y Penibética).
La M<Seta euá o su vez partida en dos por l~ cordiUcra C:lrpcWI3 y limitada por tros cad.eDU
mont:aaosu: b Cantábri<a, al Norte; la lb&lca, ol Ene, y la Mariánica, al Sur.
Vertiente.-Se llama vertiente la extensión de tierra que por su
incllnación natural manda las aguas a un mar.
3<12
© Biblioteca Nacional de España
derarlo di~
Verti entes espa ñola s.-El suelo español podemos consi
erráne a.
vidido en tres vertientes: la cantábrica, la atlántica y la medit
su incli~
Cuen ca.-S e llama cuenca la extensión de tierra que por
nación natural manda las aguas a un río.
río desem~
Rio.- Rfo es una corriente continua de agua. Cuando el
río se llama
boca en el mar se llama principal, y cuando lo hace en otro
afluente.
plano o li~
Uanu ra.-S e llama llanura una extensión de terreno
no excede de
geramente ondulado cuya altura sobre el nivel del mar
200 metros.
200 me~
Meseta.- Meseta es un terreno llano o casi llano a más de
tros sobre el nivel del mar.

EJE RCI CIO S


Espai!o en relieve y apreciar sobre ~1
1.0 1'rohajo 17Uimtal.-construír con arciUa un mapa de
lo que es vertiente, cuenco, río., UanuraJ mesero , cte.
, baeer un resumen escrito sobre eUa
2.• Despu ts de leer vuios veces la lecrura de la lección
y copiarlo en los cuadern os íunto al dibuío de lo misma.

CARACTERíSTICAS Y APROVECHAMIE NTO DE LOS


LECTURA 7.•
RíOS DE LA VERT IENT E ATLANTICA

El Mlño corre por una región d~ grandes lluvias,Su y esto, unido a Jos 48 afluentes
que recibe , le propo rciona n un caudal abund ante. cauce, que es generahnente
estrecho, discur re mucha s veces entre profun dos desfila deros, y ello hace que sola-
mente en algunas ocasio nes pueda ser utiliza do para el riego de los valles gallegos.
De sus afluentes, el principal es el Sil. Este rlo está es siendo aprovechado para la
impor tante el Mont efura do, lugar
obtención de energla, y su accidente máspasand o por un túnel de 460 metros
en que el rlo atrovie sa una monta ña
de longitud, constr Uido en el siglo II por los roman os.
El rio D uero corre en la provincia de Soria por terrenos escabrosos y pobres;
al llegar a Valladolid su curso se hace más lento, y en esta provincia y en Zamora
es muy aprovechado para el riego. Al pasar de Zamor a se desliza entre estrechos
aderos que, en alguna s ocasio nes, alcanz an los 200 metros de elevación, per·
despeñ las grande s centrales eléctricas de
mitiendo esta circun stanci a la constr ucción de
, en el río Duero , y del Esta, en el rlo de su nombre.
Villalcampo y del Castro
y el Esla, por la de-
Sus afluentes principales son: el Pisuerga, el Valderaduey
recha, y el Adaja y el Torm es, por la izquierda.
El rio Tajo corre entre profundos barrancos y como no hay manera de utilizar sus
de contad Jsimos lugare s, en Colmen.ar, Aranjuez y
ªguas para el riego fuera y es el más largo de España, pero a causa
Talavera. Su curso mide 1.008 kilóme trOs
su caudal es poco importante.
de la sequedad de la zona que atraviesa,
Jarama, el Guada rrama, el Alberche,
De sus afluentes merecen mención: elAlgód or y el Almon te por la izquierda.
el Tiétar y el Alagó n, por la derech a, y el
343
© Biblioteca Nacional de España
- ~
- -
El viaducto •Mart(rr Gil•, sobre el rlo EsTa (Zamora), es ~1 pU8Tite de hormigón
mayor del mu11do. Su arco central time I92 metros de luz y su al111ra es d~ 6o metros
sobr~ el llivel 110Tmal del rlo.

El do Gu adia na ofrece la particularidad de que, a poco de nacer, sus aguas


se filtran ·en el terreno y apaseccn varios kilómetros después en los Uamados Ojos
del Guadiana. Su curso lento y superficial es muy aprovechado para el riego, mere-
ciendo especial mención el embalse de Cljara, que con su capacidad de 1.000 mi-
Uooes de metros cúbicos fertiliza una gran zona de Extremadura.
Sus afluentes rrincipaÍcs son: el Záncaru y el Cigl!ela (que algunos consideran
como orlgenes de rlo), por la derecha, y el Jabalóo, él Zújar y el Matachel, por la
izquierda.
El do Guadalquivir tiene hasta Baeza un curso rápido, pero a panir de esta
ciudad se hace lento y reposado. Sus aguas son aprovechadas para el riego de mu-
chos lugares, y el canal consrruldo entre Córdoba y Sevilla pc:rmite la fertilización
de 68.000 hectáreas de terreno que antes eran casi estériles. Desde Sevilla hasta el
mas es navegable, y sus afluentes principales son: el Guadalimas, el Jándula y el
Guadiato, por la derecha, y el Guadiana Menor y el Genil, por la izquierdo.

LECCIÓN 7.a

Ríos de la vertiente atlántica

Ríos de la vertiente atlántica.- Los ríos de esta vertiente son lar-


gos y lentos; generalmente su cauce es profundo y su caudal disminuye
mucho en verano.
Estos ríos son:
W El Miño, que nace en F uente Miña, provincia de Lugo, pasa por
Lugo y Orense, y desemboca por La Guardia, entre España y Portugal.
Su afluente principal es el Sil.
344
© Biblioteca Nacional de España
1
i11Nño : 3 40 1\mv.;
~:'131
0~; 1.oos ,
..
<g~:801,
<g~'wNilv:680 "

El Duero nace en los Picos de Urbión, provincia de Soria; pasa por


Soria y Zamora y desemboca por Oporto (Portugal). Sus principales
afluentes son: el Pisuerga y el Esla, por la derecha, y el Tormes, por la
izquierda.
Bste rfo es muy aprovechado pnra la obtención de energla elt<:trica.
El Tajo nace en la sierra de Albarracín, provincia de Teruel; pasa
por Toledo y desemboca por Lisboa. Sus principales afluentes son: el Ja-
rama y el Albcrche.
Bl curso de este do es profundo; pero, no obstante, es aprovechado para regar las buenas de
Annjuez y Talovera. ·
El Guadiana nace en las lagunas de Ruidera, provincia de Ciudad
Reál, pasa por Badajoz y desemboca por Ayamonte, en la provincia de
Huelva. Sus principales afluentes son: el Jabalón y el Zújar.
El Guadalquivir nace en la sierra de Cazorla, provincia de Jaén; pasa
por Córdoba y Sevilla y desemboca por Sanlúcar de Barrameda, en la
provincia de Cádiz. Desde Sevilla es navegable, y su afluente principal
es el Genil.
B J BRCIC IOS

t .• Ampliar a triple tamano el map• que ilustra la lección y enriquecerlo con más dos y afluentes.
2.• Redacci611.-Hncer un ejercicio de redacción sobre las cnrnctcrfsticas y aprovecbruniento
de los rlos de la vertiente Atlántica, y, una vez corregido, copiarlo junto al dibuio.dc la lectura.
3.0 Problema.-Sabiendo que el rlo Amazonns (en Am6rlca del Sur) mide 6.270 ltilómetros,
¡cuAntos kilómetros les faltarán a los rlos Millo, Duero, Tajo, Guadiana y Guadalquivir juntos para
5er t:1.11largos como el Amazonas? (Para resolvez este problema, el n.ilio tendr' que saber de memoria
la lonsltud de los ríos españoles.)

345
© Biblioteca Nacional de España

LECTURA 8.• CARACTERíSTICAS Y APROVECHAMIENTO DE LOS
RÍOS CANTABRICOS Y MEDITERRANEOS

Los rlos de la vertiente Cantábrica, debido a la proximidad de la cordillera


al mar, son cortos, pero, al mismo tiempo, son de curso ím)J'eruoso y de gran caudal.
Estas caracter!;ticas hacen que sean muy aprovechados para construir en ellos
pequeñas centrales eléctricas, sin olvidar que algunos, como el Nalón, prestan
grandes servicios para el lavado de minerales.
Los rlos más importantes de la vertiente Cantábrica son: el Bidasoa, que sirve
de frontera con Francia; el N~rvión, que forma la ria de Bilbao; el Besaya
y el Deva, que en la provincia de Santander se abren paso hacia el mar a través
de imponentes sierras, y el Nalón, que corre por Asturias y que, además de ser
aprovechado para el lavado de minerales, forma, a partir de Pravia, una pint<r
resca rfa.
El rlo Ebro, que tiene basta Tudela un curso rápido, entra después en la gran
llanura aragonesa. Pasa por Zaragoza, describe una gran curva para abrirse paso
a través de la cadena montañosa del litoral catalán y desemboca por Amposta,
formando un delta de 400 Km2 de extensión.
Sus aguas riegan la famosa comarca de La Rioja y de La Ribera, y son apro-
vechadas en Aragón para el riego por medio de Jos canales Imperial y Tauste.
Los afluentes principales del Ebro son: el Ega, Arga, Aragón, Gállego y Segre,
por la izquierda, y el Jalón, Huerva, Martln y Guadalope, por la derecha. Casi
todos ellos son muy aprovechados para el riego, directamente o por medio de ca·
nales, y el Segre y sus afluentes, Cinca, Noguera Pallaresa y Noguera Ribagorzana,
poseen importantlsimas centrales eléctricas.
El rfo Llobregat es aprovechado por medio de varias centralillas eléctricas
para suministrar energla a las numerosas industrias barcelonesas, y los rlos Turia,
Júcar y Segura, que en algunos sitios tienen un curso muy superficial y propenso
a las inundaciones, riegan con sus aguas las famosas huertas de Valencia, Carcagente,
Alcira, Cullera, Orihuela y Murcia.
346
© Biblioteca Nacional de España
~:'1 Z, t Nrrv.,
d~: 4'18 ,
~~:340,
0wu.a..: 243 , .
?betv: 201,

LECCIÓN 8.a

Ríos cantábricos y mediterráneos

Ríos de la vertiente cantábt·ica.-Los ríos de esta vertiente tienen


un curso corto y torrencial y los principales son: el Bidasoa, en el limi-
te con Francia; el Nervión, en Bilbao; el Besaya, en Santander, y el Na-
Ión, en Asturias.
Ríos de la vertiente mediterránea.-L os ríos mediterráneos, salvo
el Ebro, son de corto curso, y los de Levante (Turia, Júcar y Segura),
son propensos a desbordarse, por correr muy superficiahnente.
En Cataluña, los ríos más importantes son: el Ter, en Gerona, y el
Llobregat, en Barcelona, siendo este último aprovechado para obtener
energla eléctrica.
En Valencia tenemos