Você está na página 1de 2

USTEDES SON LA LUZ DEL MUNDO

Propósito: Examinar lo que para el creyente significa ser luz del mundo y algunas razones que nos
llevan a evadir esta responsabilidad.

Texto: Mateo 5:13 - 16

INTRODUCCIÓN: ¿Que puede significar ser Luz del Mundo?

La palabra “Kadosh” (santo) significa “algo que es “otro” o está separado”, exactamente lo opuesto
de algo que es común. La palabra refleja el sentido de santidad y consagración. Cuando Moisés
pensó que palabra utilizar para describir el lugar más importante del Tabernáculo, donde moraba el
Dios de Israel, dijo: el Santo de los Santos.

Lamentablemente los creyentes no cumplimos con este mandato de ser Luz. Notamos 3 razones
por lo que no somos luz del mundo.

I. POR UN CONCEPTO ERRÓNEO DE LA SANTIDAD. “… La sal de la tierra,” Mat.5: 13

A. El concepto básico de Santidad, es SEPARACIÓN, “KADOSH”, Dios nos ha apartado de los


pueblos para ser de su pertenencia, para ser de su propiedad. Lev.20:26 “Habéis, pues, de
serme santos, porque yo Jehová soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis
míos.”

B. El propósito de la santidad nunca fue separarnos del resto de la sociedad, sino que
demostremos que somos de Dios en nuestra vida frente a todos y que no somos de este
mundo, si no de Dios. Es lo que Jesús pidió a sus discípulos en Jn.17:15-16, “No ruego que
los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, …”

C. Por nuestras tendencias elitistas hemos terminado en separarnos del resto de la sociedad y
más bien hemos olvidado que pertenecemos a Dios con nuestra conducta diaria hemos
tomado la santidad como la acción de no ir a cierto lugar, de no hacer ciertas cosas, de no
vestirnos de tal manera y hablar de una forma; olvidando que lo más importante es vivir
consciente que le pertenecemos. Ilustrar: Es el mismo pecado de los judíos

II. POR UN CONCEPTO ERRÓNEO DE ILUMINAR “… Vosotros sois la luz del mundo;” Mat.5: 14

A. una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder... Ser luz es entender que
tenemos la responsabilidad de iluminar a otros con la luz de Dios que hemos recibido.

1Juan 1: 5 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no
hay ningunas tinieblas en él.

B. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud…. Ser Luz exige de nosotros que
siempre vivamos en la luz de Dios en nuestra vida diaria,
1Juan 1:7 “…pero si andamos en luz, como él está en luz…”

C. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres…. Ser Luz es asumir el reto de iluminar a
otros con nuestra conducta y no solo juzgar a los otros. Dar ejemplo y testimonio, no
solamente criticar y cuestionar todas las cosas malas que existen en la sociedad

III. POR UN CONCEPTO ERRÓNEO DE MUNDANALIDAD “…la luz del mundo;” Mat.5: 14

A. Mundanalidad no es comportarse de una forma u otra, es principalmente poner nuestro


afecto y corazón en las cosas de este tiempo, de este mundo. La mundanalidad
primeramente está en nuestro corazón y luego en el resto de nuestras vidas. 1Juan 2: 15 -
17 “…No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo…”

B. Puedo tener la apariencia de cristiano, pero si mi corazón anhela las cosas de este mundo,
finalmente soy mundano y no espiritual. El problema está en el corazón principalmente,
“…no podemos amar a dos Señores”. Mateo 6: 24

C. Por Temor a una aparente mundanalidad, vivimos encerrados en las actividades de la


iglesia, pero nuestro corazón está lejos, deseando las cosas de esta tierra y no las de Dios.
Por tener un cristianismo frágil, débil y sin victoria dejamos de ser luz a la sociedad que
tanto necesita de Dios, que necesita ver una vida en victoria, que les agrade y atraiga.
“…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” Jn.10: 10

CONCLUSIÓN