Você está na página 1de 2

El sistema está diseñado para mejorar de manera sustancial la gestión

del riego en cultivos que requieren de una ingente cantidad de agua,


tales como la patata, los cítricos y el maíz. Esto se consigue aumentando
la productividad de los recursos hídricos y optimizando tanto el uso del
agua de riego como el consumo de energía. La novedosa plataforma
desarrollada por FIGARO se presentó de manera oficial en un encuentro
de los socios del proyecto en Kavala (Grecia) durante los días 1 y 2 de
junio de 2016.

Esta plataforma recopila datos sobre el clima, el suelo y los cultivos a


través de sensores que determinan la cantidad de agua presente en los
campos, mediante satélite y estaciones meteorológicas. Posteriormente,
al sistema se incorporan previsiones meteorológicas y modelos
hidráulicos y de cultivo en los que se emplean información recogida en
tiempo real y datos relativos a previsiones. De este modo, la plataforma
permite elaborar recomendaciones precisas sobre la cantidad de agua
que los agricultores deberían emplear para regar cada campo y cuándo
hacerlo. La mayoría de los datos se recogen de forma automática, por lo
que el tiempo que los agricultores deben emplear para configurar el
sistema se minimiza. Esto representa una gran diferencia con respecto a
muchos de los sistema de ayuda a la toma de decisiones actualmente
disponibles en el mercado, dado que estos requieren que los agricultores
introduzcan una ingente cantidad de datos, lo que supone una tarea
lenta y exigente en el plano técnico.

Tras poner a punto el sistema, la plataforma proporciona al agricultor un


plan personalizado de riego e «irrigación fertilizante» —esto es, aplicar
fertilizantes a través del sistema de riego— que abarca los siete días
siguientes. El sistema se actualiza a diario y, para lograr una mayor
precisión, los agricultores pueden instalar en sus campos sensores
inalámbricos existentes en el mercado para incluir datos relativos al
suelo y las plantas en los cálculos del sistema.

Además, de cara a fomentar el uso de la plataforma FIGARO entre los


agricultores, el sistema se ha diseñado para que resulte modular y
flexible, de forma que se puedan integrar en el mismo nuevas
tecnologías y modelos agronómicos y que los usuarios puedan adaptarlo
a sus propias necesidades. Desde el punto de vista práctico, cabe
destacar que se puede acceder al sistema fácilmente mediante un
ordenador o una tableta electrónica. Asimismo, los socios del proyecto
están considerando la opción de desarrollar una aplicación para iPhone
y/o Android, con lo que también resultaría posible el acceso al sistema
sirviéndose de un smartphone.
Se trata de un sistema rentable y preciso con el que optimizar las
labores de riego de los agricultores. Los socios del proyecto calculan que
puede propiciar una reducción de entre un 20 y un 60 % del agua
empleada para regar cada cultivo con una inversión inicial de entre 5 y
20 euros por hectárea. Además, la plataforma FIGARO podría facilitar
que los productores contribuyan a la consecución de objetivos más
amplios de la Unión Europa, como pueda ser incrementar la
productividad de los recursos hídricos.

«Tras más de tres años de duro trabajo, la plataforma FIGARO está


finalmente lista para que los productores la utilicen para llevar a cabo
sus tareas cotidianas», explicó Lior Doron, coordinador del proyecto.
«Gracias a FIGARO, los agricultores y todo el sector pueden beneficiarse
de unos avances vanguardistas en las tecnologías destinadas al riego,
optimizando así tanto el uso de agua como el consumo de energía e
incrementando la productividad de los recursos hídricos».

Una vez presentada la plataforma FIGARO, los socios del proyecto


pretenden iniciar una serie de demostraciones en directo. En concreto,
los beneficios y la capacidad del sistema se expondrán en seis
emplazamientos de Dinamarca, Grecia, Israel, Italia, Portugal y España.

El proyecto FIGARO comenzó su andadura en octubre de 2012 y


concluirá en septiembre de 2016. El proyecto recibió casi 6 millones de
euros de financiación europea.

Para más información, consulte:


Página web del proyecto