Você está na página 1de 6

LA ADOPCIÓN: NO ES UN JUEGO CON LOS NIÑOS

Juan José Chacón Daza

051-2750

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER

FACULTAD DE INGENIERIA

CURSO PREUNIVERSITARIO

CÚCUTA, COLOMBIA

2015
LA ADOPCIÓN: NO ES UN JUEGO CON LOS NIÑOS

Cuando usted o yo miramos el pasado, el presente y el futuro vemos algo. La humanidad


siempre toma decisiones. Algunas de esas decisiones que tomamos nos enorgullecen, nos hacen
sentir realizados, mientras que otras… lamentablemente nos damos cuenta demasiado tarde de
que fueron un gran error y terminamos lamentándolo en gran manera. Así pasan los días y
cargamos con un sentimiento frustrante al saber que esa decisión fue la que daño algo valioso que
teníamos, de lo cual disfrutábamos y por más que intentamos arreglarlo puede ser muy difícil o
imposible corregir tal situación. Por esa razón el poeta escritor Johann Wolfgang von Goethe
dijo:

“Antes pensarlo, después hacerlo” (Goethe, año desconocido).

Muchas de esas decisiones solamente nos afectan a nosotros, pero hay decisiones que
pueden afectar a muchas más personas, susceptibles, delicadas o indefensas, tales como los niños
que se dan en adopción. Y recientemente ha surgido un debate sumamente polémico, referente a
la adopción de niños por parte de parejas de un mismo sexo. Las opiniones son muy diversas, de
hecho mi opinión puede diferir en gran manera de la que usted tiene, pero de la manera más
respetuosa se la hare saber.

¿Apoyo la adopción por parte de parejas de un mismo sexo? No. No la apoyo. No es que
yo sea una persona homofóbica, pues los respeto como personas y seres humanos que, iguales a
mí. De hecho tengo conocidos que son homosexuales y manifiestas cualidades humanas muy
buenas. Pero al hablar de adopción ya son palabras mayores, porque no estaríamos hablando de la
vida personal, de esto me afecta a mi solamente y si se da bien y si no me da igual. Aquí se está
tratando de la vida de una tercera persona, un niño o una niña, seres humanos que están en pleno
crecimiento y desarrollo, por lo tanto es algo sumamente importante.

Como ya menciones anteriormente no apoyo la adopción por parte de parejas de un


mismo sexo. Y tengo razones fundamentadas en tres (3) aspectos o ámbitos: bíblico, psicológico
y social.

La Biblia nos cuenta como se hizo el mundo y nos narra la historia de Adán y Eva:
“Y Dios procedió a crear al hombre (…) macho y hembra los creo. Además, los bendijo Dios y
les dijo Dios: “Sean fructíferos y háganse muchos y llenen la tierra” ”. (Génesis 1:27, 28
Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras).

¿Cómo se lograría esto? Mediante el acto sexual con el fin de procrear. ¿Acaso dos (2)
hombres o dos (2) mujeres pueden lograr esto? Bajo ninguna circunstancia lo pueden lograr, así
que no es algo natural que una pareja de hombres o de mujeres pueda concebir un hijo. Y si esto
no es posible ¿Por qué deberíamos ir en contra de las leyes naturales que se han establecido desde
el principio? ¿Acaso puedes lanzar una moneda al cielo y hacer que esta se quede flotando y
nunca caiga al suelo? Claramente no podemos. Además, los niños son como esponjas. Absorben
todo lo que hay a sus alrededor, por lo tanto siempre va a querer imitar la actitud o las cualidades
de sus padres, por lo tanto lo que el niño vea va a fijar patrones en su vida, tal como lo expresa el
Psicólogo y también Director del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas Enrique
Rojas Montes:

“Los padres son los primeros modelos de identidad. Las uniones homosexuales no son
matrimonio. No puede ser por derecho lo que no es por naturaleza. Pueden unirse, pero esa
relación es pareja de hecho y nada más. Los psicólogos y los psiquiatras mantenemos que la
educación en los primeros años de la vida descansa sobre los procesos de imitación, ya que el
niño calca la conducta de sus padres, la copia, la reproduce. Si los dos son del mismo sexo, eso
va a dejar una impronta en su psicología muy fuerte”. (Rojas, 2004)

Y en la mayoría de los casos esto termina siendo una mala influencia para el niño que está
creciendo.

También debemos tener en cuenta que un niño que es dado en adopción ya presenta un
trauma psicológico, por más que el niño o las personas que lo rodean lo nieguen, pues él siempre
se preguntara ¿Por qué mis padres biológicos no me criaron y me dieron en adopción? Y este es
un interrogante que influye mucho en la vida del pequeño, hasta el punto de que muchos al
cumplir la mayoría de edad sin importar en que parte del mundo estén deciden entablar una
búsqueda de sus padres biológicos, con el único objetivo de poder responder ese interrogante.
Entonces esa es una cuestión que tienen en su mente desde temprana edad y en la mayoría de los
casos dicha inquietud tiende a desarrollar en ellos actitudes de baja autoestima o sentimientos de
rechazo, y eso claramente es dañino para el niño pues en medio de una crisis emocional se puede
exponer a una situación peligrosa. Sabiendo ya que el pequeño presenta un trauma referente a la
ausencia de sus padres biológicos con el cual luchan constantemente ¿valdría la pena sumarle una
inquietud más a el pequeño? Ver que las demás familias están compuestas por un padre y una
madre. ¿Qué creen que piense el niño al notar tal situación? Se preguntara ¿Por qué tengo dos (2)
papas o dos (2) mamás y no un (1) padre y una (1) madre como las demás familia? Eso va a crear
en él más confusiones en su mente y por lo tanto el niño se verá afectado.

Y en este momento entra en juego la parte social, porque el niño se verá expuesto a más
situaciones de Bullying en sus relaciones con los demás niños. Todos recordamos nuestra época
en la escuela y sabemos que los niños siempre sufren burlas de parte de sus compañeros, por
situaciones tan cotidianas como: si saca buenas notas es un nerd y si no las saca es un perezoso, si
es muy gordo o muy flaco, si es demasiado blanco o muy moreno, si usa gafas o si no. En fin
cualquier estereotipo o carácter que noten diferente en el a los demás será un motivo u objeto de
burla por lo tanto esa situación va a afectarle directamente, pues comenzara a desarrollar
resentimiento o rencor hacia los niños que se le burlan, también puede comenzar a alejarse para
evitar las burlas o lo que es peor cambiar aspectos de su personalidad para poder ser aceptado por
sus compañeros. Como vemos un niño tiene mucha presión sobre sus hombros y si le agregamos
los comentarios ofensivos o burlas que recibirán por la orientación sexual de sus padres, se
terminara estableciendo sobre ellos una carga más. Y por si fuera poco La Universidad de la
Sabana dice al respecto:

Los hogares de parejas homosexuales “pueden ser seriamente riesgosos para la salud e
integridad de los niños desamparados. Investigaciones empíricas y experiencias clínicas
demuestran que los hogares con adultos que tienen relaciones sexuales de tipo homosexual
introducen inherentemente factores más estresantes a los niños y niñas adoptados, porque estos
adultos presentan más problemas sicológicos, como la ansiedad, la depresión ideas e intentos de
suicidio, suicidio y desordenes de la conducta, y de HIV (…) En hogares en los que habita un
adulto homosexual, los niños tienen más probabilidades de experimentar estrés y perjuicios
asociados al abuso sexual por parte de un adulto homosexual” (Universidad de la Sabana, 2015)

Por lo tanto, analizando todo lo dicho si se apoyara la adopción de niños por parejas del
mismo sexo ¿Se estaría buscando el bienestar total del niño? La respuesta es bastante clara. NO.
Le estaríamos dando prioridad a los intereses personales o a las ganas de suplir una supuesta
necesidad que naturalmente una pareja homosexual no puede lograr. Recodemos el objetivo de la
adopción es darle a los niños el mejor futuro posible en una familia que le brinde todo lo
necesario, desde un patrón masculino y femenino hasta las cosas materiales. Lo cual incluye la
firmeza y autoridad de un Padre y la ternura y amabilidad de una madre, factores claves que solo
se pueden obtener en un matrimonio heterosexual.

Ahora si no está convencido con los argumentos presentados hágase estas tres (3)
preguntas muy sencillas y medite en ellas detenidamente. Si le dieran la oportunidad de escoger a
sus padres ¿Cambiaría a su padre y a su madres por una pareja de padres o madres
homosexuales? Si tuviera que dar a su hijo o hija en adopción ¿Escogería a un Padre y una
Madres o a dos Padres o dos Madres? Pero más importante aún ¿el niño dado en adopción querrá
dos padres, dos madres o más bien una padre y una madre?
Jiménez Herrera, J. S. (10 de Mayo de 2015) El Espectador. Obtenido de
http://www.elespectador.com/noticias/judicial/universidad-de-sabana-contra-adopcion-gay-
articulo-540558

(10 de Mayo de 2015) Interrogantes.net Obtenido de http://www.interrogantes.net/Enrique-


Rojas-No-a-la-adopcion-por-homosexuales-ABC-280XI004/menu-id-29.html